Tras rumores de ciudad... (libre)

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Dom Sep 22 2013, 11:58

Cuando Sebastian y yo entramos en aquel lugar, encontramos a todos dormidos, hasta la última persona, o al menos a punto de dormirse. Nos adentramos un poco más en la sala y me detuve observando el panorama. "Tantas presas tiradas por los suelos, eso sí sería una fiesta divertida para los vampiros." Me reí silenciosamente. Pero aunque fuese tentador ser la única vampiresa en un mar de humanos dormidos por el suelo, no iba a hacer lo que cualquiera de los de mi familia haría. Pues yo tenía a Sebastian.

Lo miré y vi como su postura se iba encorvando por momentos. Algo alarmada me acerqué a él y lo agarré por los hombros, desplomándome junto a él en el suelo. Sujeté su cara entre mis manos exaltada. - Lady Alexandra... huya... Por favor... - dijo en un susurro hasta quedar dormido...

Me quedé así un momento, acariciando su cabello. Fue en ese momento que otro ser entró por la puerta... No era humano... Pero no perdí el tiempo en olfatear para identificar su raza, pues el fuerte olor del bar tapaba casi por completo el resto. Pero lo que sí pude observar, fue su sonrisa sádica mientras examinaba a los dormidos desde la puerta. Esa misma sonrisa que desapareció poco después de verme a mí, pues al ser un vampiresa, no iba a dormirme como estos patéticos humanos. Volvió a cerrar la puerta, dejando el salón en completo silencio.

Miré a pocos pasos de mí, donde recostada contra la barra se encontraba la elfa, bombardeándome con su mirada verde hoja. Suspiré. ¿Que tenía que hacerlo todo yo? ¡Ya tenía bastante con que Sebastian cayese dormido! Tenía que sacarle de ahí...

Le di unas palmaditas en la cara hasta que abrió perezosamente los ojos. Le alcé con cuidado uno de sus párpados y acerqué mi frente a la suya, cuanto más cerca, mayor efecto. Le miré directamente a los ojos... A él no le habría gustado para nada, lo sabía, pero era lo mejor en ese momento, así que tendría que perdonarme. Mis ojos se enrojecieron por un fugaz segundo. - ¡Levanta, es una orden! - Y así lo hizo al instante, aunque algo torpemente.

Me levanté con intención de irme de ahí, pero me quedé quieta en el lugar. Suspiré una vez más y le eché un vistazo a la elfa, que con dificultad, se mantenía medio despierta, tirada en el suelo. Hice un sonido de reproche y me acerqué a ella. Aún estaba lo suficientemente consciente como para que funcionase la hipnosis, y así lo hice. Acerqué mi rostro al suyo, aunque más bruscamente que cuando lo hice con Sebastian. La obsequié con una sonrisa burlona y mis ojos se fusionaron con los de ella, en un brillo carmesí. - Levanta y sal por la puerta, ahora, es una orden. - dije en un medio susurro. Así lo hizo, pero no antes de mirar de reojo a la mujer que tenía a su lado. ¡Que molesto! Mis fuerzas se agotaban, y esta humana dormía ya por completo. Me levante y ordené enfadada a Sebastian que cargara a la humana hasta el exterior, para después apresurarme y salir por la puerta, pues no quería ver la escena.

Al notar como mi vestido y cabello ondulaban por la brisa, supe que ya estaba afuera, y caí de rodillas. Estaba cansada... No por la sustancia del aire en aquel lugar, sino por mi propia magia. Había realizado una fuerte hipnosis, y no una, sino 2 veces. estaba agotada...

La elfa, delante de mí, empezaba a recuperar la consciencia poco a poco, y al rato, Sebasian salió por la misma puerta, cargando a la humana en brazos. La dejó en el suelo y cuando dejó de afectarle mi hipnosis también se desplomó, pero estaba segura de que no tardaría mucho en despertar. Despueés de todo era un drgón, y no solo eso, si no mi dragón...
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Dom Sep 22 2013, 21:39

- ¿Se te ocurre..? - dije en un tono sarcástico mientras intentaba arrastrarla fuera. Escuché el chirrido de una puerta al abrir y al mirar en dirección del sonido sólo percibí una sombra ocultarse tras la misma puerta que ahora comenzaba a cerrarse, la vista se me nublaba pero intentaba luchar contra la sensación con poco éxito. Continuaba forcejeando con el cuerpo de Ishira pero caí de rodillas, esta vez otra figura apareció frente a mí, una mujer extraña con un vestido de época. "La vampira..." pensé "¿Todo esto sería su idea? ...Les dije que se cuidaran de ella...¡Maldición!".. los ojos se me cerraban y sólo lograba verla como imágenes desencajadas de la realidad, se acercaba a mí, pero aparecía y desaparecía, producto de mis extensos parpadeos. Cerré finalmente los ojos cuando ya estaba prácticamente delante mío y me dejé vencer por el sueño. Sin embargo sentí la presión de sus manos sobre mi rostro, la sentía moverme pero por algún motivo no podía simplemente abrir los ojos... De eso se encargo ella, abrió mis párpados que no me obedecían y un brillo carmesí inundó mi visión completa. Escuché su voz, no podía decir cuáles fueron sus palabras pero mi cuerpo se levantó sin que yo lo ordene. Sentía un nudo en la garganta que dificultaba mi respiración, mi cuerpo avanzaba pero no mi mente, luchaba contra la extraña sensación que se apoderaba de mí y recordé a Ishira. No importara a dónde mi cuerpo se dirigía pero no se iría de allí sin ella, giré mi cabeza hacia ella usando más fuerza de la que en cualquier situación hubiese necesitado, unas manos invisibles me obligaban a mirar al frente, al exterior, pero algo dentro mío, muy dentro me ayudó a mirar a mi derecha, a mi amiga. Alguien más vino por ella y recién allí, al relajarme volví a perder el conocimiento pues por algún motivo que no comprendía la siguiente imagen que ante mis ojos apareció era de la noche.

No era la primera vez que un vampiro encontraba mis ojos para de alguna forma encantarme, aunque la primera no habría sido para salvarme justamente. No me gustaba la sensación y el dolor de cabeza posterior no se lo deseaba a nadie, sin embargo, me guste o no ella nos había salvado, me guste o no, le debía un favor a un vampiro.El frío y salado aire llenó mis pulmones y el vaivén del barco me obligaron a agarrarme de algo al levantarme. Ella estaba frente a mí, sonriente, el mismo hombre que antes la acompañaba había dejado a Ishira recostada en el suelo, quien agarrándose la cabeza comenzaba a incorporarse.

- Agradezco tu ayuda... - respondí haciendo una leve reverencia con la cabeza, la misma que momentos antes habría realizado para saludarla. - ¿Qué sucede? ... ¿El capitán? - pregunté mientras me ponía de pie ya con firmeza mirando a mi alrededor en busca de señales de alguien en que confiar. Levanté mi vestido de repente y saqué de mi pierna la daga que llevaba oculta, algo me decía que debía tenerla a mano, la menos hasta que pudiera obtener mis armas que erróneamente habría dejado en el camarote.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Lun Sep 23 2013, 07:15

Sentí que alguien me levantaba y apenas abrí los ojos para ver un rostro masculino, que tenia una cicatriz, afortunadamente no me miraba, pero el sueño seguía presente. ¿Un pirata? Le veía el rostro demasiado serio como para serlo, dejé de pensar en ello porque la mente me jugaba a varias cosas en la media inconsciencia.

Oí las voz lejana de Lys cuando se incorporaba, lo que me parecieron horas después, pero me sentia capaz de abrir los ojos y pude ver a una mujer con un vestido color dorado, muy lindo.El hombre me dejó en el suelo, y al momento que me incorporaba torpemente, visualicé a lo lejos unas manchas oscuras que se acercaban rápidamente. Pero mi atencion se centró al joven que desplomó cayendo de rodillas, y lo agarré justo antes de que pudiera hacerse daño, y llevé con cuidado al suelo, porque mis fuerzas eran escasas y no podria levantarle. Pero que manera de dar vueltas todo! Me llevé las manos a la cara tratando de quitar en vano esa sensación y resoplé.
Miré borrosamente hacia adelante, que unas manchas venian a toda rapidez hacia nosotras, por lo que voltee a alertar a Lys, quien tenia el filo en su mano.
-Quietas mujeres, no se atrevan a nada porque tenemos arcos, dardos y bombas de humo-amenazó un tipo. Era demasiado para nosotras. Otra voz.
-Quedaos quietas y nada os ocurrirá, no están en condiciones de pelear, esta batalla no es vuestra...-De atrás nos apuntaron también y empezaron a a conducirnos al camarote del capitán, escaleras abajo, allí al cuarto de él, donde habian tres piratas haciendo guardia. A Sebastian lo traian a rastras y dejaron junto a la cama donde dormía el capitán, pero no tenia un descanso normal, seguramente estaba adormecido bajo la sustancia que nos habia afectado a nosotras tambien.
La voz de quien parecia un niño de 14 años mas o menos dijo entre los hombres.
-Estan en buenas manos, nada les ocurrirá, pronto las llevaran a tierra, pero no intentéis nada...por favor-rogó el muchacho cerrando la puerta y se nos acercó, mientras los tres que hacian guardia nos sujetaban. Uno tenia una fuerza extraordinaria, que fue el que sujetó a la vampira. Allí habia una pequeña rendija en el techo que daba vista a la posada, donde aun reinaba un silencio muerto.
El niño aprovechando que no estábamos totalmente conscientes aún, humedeció en lo que parecía agua un paño, y creyendo que iba a usarlo para buenos fines, no me resistí, y en cuanto me lo pasó por el rostro pronto me volvió el sueño y mi cuerpo cayó en los brazos del pirata que me sujetaba. Mi ultima mirada fue hacia el muchacho, de una profunda decepción a su persona. El niño la sintió y pareció entristecer. Se acercó a Lys e insistió.
-Por favor..no quiero que les hagan daño... déjame hacerlo....-el niño tenia el rostro pálido como el de la vampira. Alexandra podria reconocer que era uno de ellos.
Al ver a la vampira, decidió no hacerle nada, sabia que era inútil esa sustancia con ella.

Cerraron la puerta y dejaron a Lys y Ishira dormidas de nuevo en el suelo, contra la cama, y a Sebastian junto a Alexandra. La puerta era vigilada del otro lado.

El capitán abrió los ojos y observó la situación, se levantó despacio, mirando a la vampira y le sonrió..
-Espero que no tengas deseos de sangre ahora... quiero ayudarles a estar a salvo... -acomodó a las jóvenes dormidas en la cama, pero tardó un rato. Su aire paternal invitaba a la calma, y daba la confianza que todo saldría bien. Habia mucho en este hombre. Le dijo mirando a la jovne vampira de nuevo.
-No se si te agrade la idea de recostar en la cama..-señaló la cama de doble plaza con un gesto de la mano-pero podria ofrecerte una almohada al menos hasta que despierte... tendrá un fuerte dolor de cuello sino...- el capitán suspiró y se sentó en un sillón, apoyando su mentón en una mano. Miró a la nada tristemente, como sabiendo que pronto ocurria algo, pero eso se descubriría cuando las jóvenes despertaran al amanecer siguiente. Para entonces, lo encontrarian a él dormitando como un anciano en el sillón, con el cuerpo inclinado hacia un costado, y su cabeza hacia el hombro.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Lun Sep 23 2013, 13:51

Sebastian seguía aún dormido mientras unos humanos se acercaban a nosotros. Yo seguía de rodillas y no me molesté en levantarme. Miré a la elfa de reojo y después a los infelices que llegaban apuntándonos con diferentes armas. La otra humana, amiga de la orejuda, también empezaba a recuperar la consciencia.

Los recién llegados decidieron cargranos, literalmente, hacia la cabina exterior que se encontraba en la proa de la nave. Ya no tuve fuerzas para resistirme, pues la hipnosis que había realizado fue agotadora. Pero no iba a quedarme sin hacer nada tampoco, así pues, mientras uno de los gigantescos y ridículos mortales me cargaba por encima de su hombro, lo aproveché para ofrecerle un agradable saludo. - Si vuelvo a encontrarte después de esto, ten por seguro que que te mataré de la forma más lenta y dolorosa que puedas imaginar. No eres más que un despreciable humano sin voz ni voto. Te buscaré y cuando te encuentre, nos divertiremos juntos. - le susurré al oído con voz tranquila. No hacía falta siquiera usar mi magia, y un escalofrío recorrió su espalda. Mi voz seguiría resonándole en la cabeza, horas después de lanzarme a una habitación como si no fuese más que un saco barato.

Ahí, otro humano forzudo me agarró por los brazos, impidiéndome cualquier movimiento.Vi como dejaban el cuerpo inmóvil de Sebastian sobre la cama, y fue entonces cuando un crío se nos acercó. "Un vampiro..."

Durmió a las dos mujeres y se paró ante mí, con cara entristecida. - Siento que esto tenga que ser así. -

Lo miré a los ojos y con dificultad aparté al musculitos que me apresaba, y cayó de culo al suelo. Le sonreí y le hablé mientras sacudía mi vestido del polvo que se había quedado en él.- Realmente me gustaría saber, qué es lo que hacéis con esta banda de humanos patéticos. Vos mismo sabéis, que al cometer lo que estáis cometiendo contra mí, no se quedará así como así, ¿verdad? - Lo miré a los ojos, sonriendo con toda naturalidad. - A mí no me engañáis con esa voz fingida, hermano. Puedo ver con toda claridad vuestra podrida personalidad. - Me quedé de pie, en el mismo lugar, mientras él me lanzaba una sonrisa tenebrosa pero divertida. Se veía que lo estaba disfrutando. Y así fue como se marchó, sin decir palabra alguna.

Me acerqué a la cama, donde se encontraba recostado Sebastian. Me senté al borde de esta y le acaricié suavemente su cabello corto. -Espero que no tengas deseos de sangre ahora... quiero ayudarles a estar a salvo... - Por supuesto que había notado que se había reincorporado. Sin apartar mi mirada del rostro de Sebastian bromeé, pero con cara inexpresiva. - Pues ahora que lo decís, no me vendría nada mal para recuperar fuerzas. - Miré al capitán molesta, que me ofrecía un cojín. - No os ofendáis, pero no tengo por qué hablar con alguien inferior como vos si no es de mi gusto. No vuelva a molestar mi descanso, pues pronto saldré de aquí y si no quiere que beba vuestra sangre, he de relajarme. Más adelante me diréis lo que sabéis, pues no pienso dejar pasar esta ofensa hacia mi persona, y sé que sabéis más de lo que aparentáis.

Dejé de prestarle atención y volví a hundirme en el tranquilizador rostro de Sebastian. No iba a dormir, no lo necesitaba para recuperar fuerzas. Solo permanecí en esa postura, acariciando el cabello del dragón...
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Jue Sep 26 2013, 01:43

Nos escoltaron hasta un camarote del cual sale un niño vampiro, fue muy evidente notar lo que era, y entristecí un poco al verlo tan joven, no habría a mi parecer peor futuro para un niño que nunca poder vivir, amar o experimentar la vida con el corazón latiendo, con la sensación del amor puro que solo puede sentir un ser vivo,llegar a la juventud o adultez antes de que el ultimo soplo de vitalidad lo abandone para ser vampiro. Sin embargo y contrariamente a la imagen de inocencia que mostraba, siempre me dijeron que mientras más joven el vampiro más sangriento y asesino, pues su mirada infantil les era el mejor camuflaje.

Pidió amablemente cediéramos a que nos durmiera y no entendí el porqué de ello, pues si era fuerte no necesitaba ningún elemento externo para ello, sobre todo siendo vampiro, y que pidiera permiso para quitarle la conciencia a otro me pareció más extraño aún, sin embargo la situación no era propicia para oponerse por mucho que lo prefiera, sabía que iba a dolerme la cabeza al despertar. No respiré aunque aún así me venció el sueño, el efecto sería por menos tiempo al haberme resistido, desperté escuchando la voz de la vampira en el cuarto, mi ritmo respiratorio llevaba el compás de estar durmiendo, pues era diferente y podía manejarlo para parecer dormida. Cuando todo se calmó abrí los ojos y sin moverme permanecí mirando el techo de madera. El capitán dormitaba en una silla, Ishira recostada y la vampira acariciaba el cabello del hombre quien también dormía.

- Esto no me gusta nada – dije en un susurro sin moverme para nada y sin girarme, sabía que la única persona despierta me oía claramente. No pretendía respuesta alguna pero eso no hacía que la situación me fuera más cómoda de lo que era. Me senté en la cama. – ¿Tienes intención de intervenir de alguna forma? – pregunté esta vez mirando a la vampira seria – Cuando llegue el día estarás también en desventaja y ellos seguirán siendo mayoría… Disculpa pero solo quiero saber si cuento con tu ayuda, no puedo rebelarme yo sola por más que quisiera… - La realidad es que éramos minoría y al salir el sol ya no contaríamos con la ventaja de la vampira, y ella correría tanto peligro como nosotras. Viendo la estima evidente que tenía por el que parecía humano aun dormido, pues el olor era inconfundible, humano no era, aunque no podía saber qué, aun así no poder ayudarlo o defenderlo en la luz del día no le gustaría tampoco.


Última edición por Lys el Jue Sep 26 2013, 20:46, editado 1 vez
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Jue Sep 26 2013, 04:17

Sentía que despertaba por algunos ruidos, pero no tuve conciencia del lugar, creyendo que era alguna habitación de posada en Lunargenta, completamente olvidada de la situación. Me volvía a dormir. Pero la ultima vez que escuché la voz de Lys, allí recobré la realidad, y abrí los ojos, incorporándome alarmada.
- ¿Todavia... uff...seguimos acá? ¿Lys, que tal te encuentras?-al levantarme deprisa todo me dió vueltas un rato, pero al parpadear y quedarme quieta se pasó esa sensación. Froté mis ojos, que ardían un poco, pero era algo de siempre, normal de mi vida.

Miré a la vampira, al hombre al que me habia llevado en brazos, y al capitán. Iba a decir algo más pero los ruidos en el piso superior donde la posada se volvieron una tortura moral para los que estábamos allí y no podiamos hacer nada. Gritos desgarradores, golpes de mesas, botellas caidas de cuerpos, choques de armas, forcejeos... comenzaron a oirse. Era una gran lucha, y quiza habia sido buena idea que estuvieramos allí porque despues de un un buen largo rato de batalla, los ruidos acallaron, y un leve olor a humo llegó a nosotros.
El capitán tambien despertó, por los ruidos. No dijo mucho, pero yo pregunté para romper el silencio de muerte que allí habia.
- ¿Usted sabía que ocurría esto? ¿Porqué lo dejo pasar?....-no lo pregunté enojada, sino con toda la calma que pude, porque ya nada se podía hacer.

No tenia idea que poodría haber ocurrido con Danle evité pensar en eso. En cuanto a la vampira, me hubiera gustado preguntarle cómo se encontraba el muchacho, pero aparté la mirada, no sabía cómo podria ser su reacción al mirar a quien tanto acariciaba.

-Lys puede contarte todo Ishira-dijo mencionando su nombre, pero agregó-Lo sé..soy brujo, sé mirar los secretos más profundos de la mente, incluso los que no saben las mismas personas.... Pero descuiden, no revelaré nada que sea de suma importancia, nada sin permiso... Sé que elfos y brujos siempre han sido enemigos... pero no me cuentes como uno de ellos... Ya soy muy viejo para usar mis poderes... podría acabar conmigo en poco tiempo si hubiese intentado luchar... Por ello me contento que estén acá... Cuando acaben los conflictos, os llevaré de regreso a tierra... Pero deberéis ayudarme a acabar con los tres corruptos, incluso matar al joven vampiro, al hombre lobo, y al hechicero. Son muy fuertes y tienen una fuerza extraordinaria, no dudo que nos tomen prisioneros para llevarnos a islas de Sirenas, pero antes que eso ocurra, debemos planear algo-
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Jue Sep 26 2013, 19:09

La elfa despertó, pero siguió haciéndose la dormida, aunque no me importó en absoluto, es más, me pareció perfecto. Pero no duró mucho en ese engaño y al tranquilizarse la situación, habló dirigiéndose a mí descaradamente. ¿Realmente se atrevió a preguntarme si estaba de su parte?

La miré con ojos fríos, doblé las piernas y puse mis manos sobre las rodillas, mirándola desde arriba. - ¿Por qué debería ayudaros? Yo no os necesito para salir de aquí, pero si me dais una buena razón tal vez me lo piense. - Terminé con una dulce sonrisa. Solo porque la había sacado del bar ¿ya se creía que voy a ser su hada madrina? Esa fue una ocasión especial, después de todo, ni yo misma sabía el por qué lo había hecho. "Un capricho, seguro que es eso..."

El ruido de arriba interrumpió nuestra conversación sin sentido y tanto la humana como el capitán se despertaron. Junto a ellos también lo hizo Sebastian, y fue entonces cuando mi rostro se suavizó. No estaba realmente preocupada por él, pero, no me gustaba que durmiera contra su voluntad. Muchas veces lo observaba mientras dormía, era algo normal, pero esta era una situación algo diferente.

Abrió poco a poco los ojos, parpadeando, y cuando al fin su mirada se centró en mí, se levantó de golpe, sujetando mi rostro con delicadeza. Cerró los ojos con fuerza, por los efectos de la hipnosis, y después me examinó para ver que estaba bien. Seguramente no le agradó mucho el que haya estado sin su protección por culpa del somnífero que lo venció. Pero por otra parte, no era nada malo, así pudo descansar apropiadamente, pues no solía dormir lo suficiente por mí.

Lo obsequié con una una sonrisa chistosa. Por parte, porque soy una vampiresa. Aunque lo pareciese, no era ni mucho menos una niña indefensa. Y por otra parte, me reí de él porque seguro se sentiría culpable por haberse dormido. Más adelante le fastidiaría recordándoselo. Sería divertido.

Se recostó contra la pared, volviendo a adoptar su postura seria y obediente de mayordomo. - Bien. - le felicité.

Entonces la humana y el capitán empezaron a conversar, otra vez nada más que sandeces. - Repito, ¿por qué debería de ayudaros? - dije mirando al capitán esta vez. - A mí poco me incumbe lo que esté pasando ahí arriba, y la verdad, no parece muy interesante, si no mencionamos la graciosa combinación racial. - Me reí un poco tapándome la boca.

Me recosté en el pecho de Sebastian. Descansaríamos un poco más, escucharía a estos individuos y luego nos iríamos de ahí. No sería nada complicado.
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Vie Sep 27 2013, 02:42

La vampiresa respondió con gesto austero y arrogante, costumbre común en la especie, con cierto toque aburrido a mi parecer, pasan su existencia tan centrados en ellos mismos, que da lo mismo estén o no estén. Tenía, es cierto, un resentimiento pasado contra la especie, pero si bien no era algo que pudiera evitar, nunca juzgaba a todos por igual, aunque ella hasta ahora no demostrara ser muy diferente tampoco.

- Tu no… ¿pero él? Cuando llegue el día estarás en desventaja… y ambas sabemos que tu eres quien lo protege, y tienes un igual en el barco… – dije sentándome en mi lugar, ella se encontraba totalmente ligada al hombre y era evidente, no sabía si los vampiros eran capaces de sentir amor, siempre creí que eran más posesivos que amorosos, pero a simple vista se notaba que si él sufría, ella también lo haría. Que ella hiciera como quisiera, contar con ella sería obviamente mejor, pero que no esté de nuestro lado no me detendría en mi objetivo de salir de allí, si no respondía con cortesía mi pregunta no era problema mío.  Me levanté del catre en que me hallaba ahora sentada y me acerqué a la puerta para oir que pasaba detrás del pasillo, cuando el sonido de una gran pelea en la parte superior del barco llegó a nosotros. Me arrimé cuanto más pude a la puerta y no escuchaba nada, al parecer estaban todos arriba, necesitaba ir a mi camarote por mis armas. “¿Combinación racial?” pensé “¿Ella ser ríe de combinación racial?” miré al hombre que la acompañaba quien parecía muy entregado a ella… demasiado. Fruncí el ceño y me giré hacia Ishira cambiando a un gesto de preocupación - ¿Cómo te sientes? ¿Estás mejor? Debemos salir de aquí…. Señor, no tengo nada contra usted, sea cual fuere el pasado entre nuestros pueblos, juzgo a cada persona por sus propios actos, no por lo de los demás. Por mi parte al menos, lo ayudaré siempre que eso signifique salgamos de aquí, y ayudaré a acabar con aquellos que ha nombrado si lo merecen, vampiro, licántropo, lo que sea.. – dije mirando esta vez al capitán – necesito ir por mis armas a mi camarote, no podemos quedarnos simplemente aquí esperando.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Vie Sep 27 2013, 08:20

-Me encuentro bien... con un poco de frio nomás, pero bien-al decir esto, el capitan me señaló un abrigo con la mirada y le agradecí con una sonrisa.
El capitán contestó.
-Bien... esperemos el momento...-dijo- ahora descansen...confien en mi-

Mas tarde, en medio del silencio, la puerta se abrió y entró el pequeño vampiro, dejado la puerta abierta. Vió cómo estábamos y salió sin más. Parecía peligroso atacarlo, si nso daban oportunidad de salir libremente, no me daba la confianza de que podriamos vencerles facilmente.

Las armas de Lys, la tenia el hechicero malvado de la nave, que estaba en la parte delantera, observado todo el barco desde allí, gozando de la lluvia, apoyado contra un mastil. Habian rastros se sangre por doquier. el vampiro y el hombre lobo, tranformado, estaban cerca. El vampiro tenia en medio del lugar, a Danle, escasos de fuerza, y su piel pálida. El joven satisfacia su sed de sangre con mucho placer aparentemente. La victima luchaba por mantenerse conciente, y todo su cuerpo temblaba del esfuerzo, además del frio y debilidad. Era el unico sobreviente además de nosotros. Tal vez Alexandra pudiera ayudarle, pero su forma se pensar excluía a ese joven desafortunado...

La noche estaba oscura, tanto que no se veía mas que agua, un océanos infinito en una oscuridad interminable.

Salí dudando del camarote, el capitán parecia sorprendido tambien, no se esperaba que dejaran abierta la puerta. Me olía a peligro y mucho...
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Sáb Sep 28 2013, 12:40

La elfa volvió a hablarme descaradamente... ¿Que yo protegía a Sebastian? No pude evitar reírme de sus palabras. Era cierto que lo protegía, pero sabía que a él no le gustaría en absoluto ese pensamiento. Él estaba a mi servicio, él velaba por mi seguridad con sus poderes de dragón. Estaba claro que lo estaba subestimando. Tal vez ni si quiera supiese de su verdadera identidad, cosa que era razonable, pero me pareció realmente gracioso. Hacía mucho que no me había divertido así.

La elfa ignoró mi risa y se puso a conversar con la humana y el mago. Yo les escuchaba en silencio, pero sobre todo recuperaba fuerzas. Ya no faltaba mucho para que estuviese en forma de nuevo, y Sebastian también parecía estar más descansado después de dormir tranquilamente.

Aproveché mientras ellos conversaban para recuperar más energías aún, obteniéndolas de la dulce sangre de Sebastian. Me acerqué a su oído y le susurré alegremente que tenía hambre. Posó con suavidad sus manos en mi espalda y bajó un poco la cabeza, de tal forma que tuviese buen acceso a su cuello. Sin importarme las personas que podrían estar observando me acerqué con lentitud e hinqué mis colmillos en la piel de Sebastian, disfrutando el momento. No bebí mucho, pues él también necesitaría fuerzas para lo que se aproximaba, pero lo suficiente para estar satisfecha.

Cuando terminé, rocé con delicadeza un dedo por encima de la reciente herida del dragón, aún acogida entre sus brazos. Lo miré a los ojos y le mostré una sonrisa plácida, la cual me devolvió discretamente, pues siempre se mostraba serio y sombrío ante todo aquél que no fuese yo, y desgraciadamente no estábamos a solas en ese momento... Fue entonces cuando el, aparentemente, pequeño vampiro se acercó, abrió la puerta y volvió a irse. Me reí un poco ante la situación cómica y me levanté.

- Ya que me habéis hecho reír, elfa, me quedaré un poco más para observar. Pero no prometo mover un solo dedo si no me apetece hacerlo. - Dije sonriendo alegremente. - Mi nombre es Alexandra Adelia Taryn Raziel. - Sebastian se colocó en pie y le cogí por el brazo. Tranquilamente rodeé a la humana que se asomaba al exterior e inspiré el agradable olor nocturno, que contenía un toque salado marítimo. Me detuve a un par de pasos, esperando a ver qué harían los que aún permanecían en el interior, y me dispuse a observar la escena como si fuese el acto de una obra de teatro.

Registré desde mi posición al vampiro apagando su hambre y me pregunté quién sería ese ser osado, que se atrevió a encerrar a un miembro de la Hermandad de Sangre... Como predije por el olor, otro humano extraño y un lobo cooperaban con él.
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Sáb Sep 28 2013, 16:15

- No quiero descansar... ya descansé bastante - me moví para el centro de la habitación buscando qué cosas podrían servirnos como arma pero no había nada que fuera realmente útil como eso. Noté una pluma en un tintero y un abrecartas, tomé la pluma, la limpié quitándole también la barbilla para dejarla pelada, al menos como elemento punzante al igual que el abrecartas serviría, no era lo mejor pero era algo al menos. Guardé ambas en el bolsillo cuando oí el susurro de la vampiresa al oído del hombre junto a ella de que tenía hambre a lo que él cedió gustoso. Me pareció tan repulsiva como insulsa aquella situación, creí que era su compañero pero parecía más su esclavo, aunque fuera algo común en vampiros, no por eso me agradaba.

Preferí ignorar el espectáculo y me giré hacia el capitán para decirle algo cuando la puerta se abrió asomándose el muchacho vampiro quien miro la escena y se retiró tan silencioso como llego. Lo miré seria sin musitar palabra.. "¿Viene a vigilarnos?.." lo que sí oí sin embargo fue que dejó la puerta abierta. Comencé a dirigirme a ella cuando la vampiresa respondió y se presentó a continuación.

- Haga como usted prefiera señorita Raziel... - dije con tono amable en la voz, no me interesaba discutir con ella ni convencerla de nada, su actitud era a mi parecer una pérdida de tiempo, sin embargo me recordó que no había cumplido con la etiqueta correcta de presentarme - Lamento no haberme presentado antes... - dije mirándola a ella y luego al hombre que la acompañaba - Mi nombre es Lys Caelum, un placer conoceros. Sin embargo la situación nos guste o no, nos supera - dije esta vez mirando al resto, que ella se incluyera si quería o no. - Debemos irnos - Ishira salió y la siguió la vampiresa asomándose ambas al exterior. Yo me encontraba en la otra punta de habitación y las seguí, dejando salir al hombre que caminó detrás de Alexandra como si fuera un cyborg sin iniciativa propia tras su creador, el capitán en cambio fue caballeroso y me hizo señal de que saliera primero.

- Yo cuidaré sus espaldas - me dijo por lo bajo. - Debemos tener cuidado. - El ruido de la pelea arriba había terminado hacía rato, caminaba detrás de los otros mirando alrededor en busca de potenciales armas y encontré un arpón apoyado sobre unas redes en un costado. "Eso servirá... " me dije inmediatamente y tomé el objeto. No era gran cosa pero todo sumaba.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Lun Sep 30 2013, 06:46

Tome a Lys por el antebrazo cuando salió del lugar y la conduje conmigo, detrás iba el capitán.
-Es Danle... lo va a matar...-dije horrorizada a la elfa, mirandolo tendido en el suelo a cierta distancia, donde estaban el Hombre lobo, el bujo y el vampiro. Parecía que el sujeto estaba gonizando. Aparentemente habia tratado de atacaralos sujetos y no había tenido exito.

El niño absorvía (o absorbía"? x.x) su sangre de la yugular como si estuviese muerto de sed. Danle tenía la piel pálida, y agonizaba ante ese suceso.
-No se acerquen si no quieren morir señoritas...agradecemos que se hayan mantenido al margen de esto... Adentro estan todos muertos... nuestros secueces.. los que estamos acá, somos los unicos que estan vivos. Agradezcan que son mujeres... aunque el capitán debe agradecer que sabe sobre las cartas de navegación, sino hubiese sucumbido en manos de alguno de nosotros...- El brujo sonrió, llevaba una capucha, pero nunca logramos verle la márcara. Quien nos había hablado, habia sido el licántropo.
El brujo, con una voz divertida dijo.
-Bien... pero ahora uno menos.. ya hice lo que debía hacer.. ahora debo irme, tengo que visitar a una jovencilla en los bosques y terminar un asunto pendiente, seguid rumbo a la isla. Hasta la vista...- unos cuervos salieron de debajo de la capucha y volaron hasta perderse en la oscuridad. La capucha del brujo cayó donde estaba momentos antes.

- ¿Que harán con nosotras...?-
mi voz salió con cierto miedo,pero no dudé en acercarme al hombre lobo quien se me acercó y tomó de los antebrazos bruscamente haciendome alarmar de lo que pudiera hacerme. Yo dije con la voz ahogada del susto-No te enseñaron a tratar suave a las mujeres?....-lo miraba fíjamente a los ojos verdes. Podía notar que era musculoso y demasiado fuerte.
El hombre acercó su rostro al mio, y yo tuve que inclinar mi cabeza hacia atrás hasta que ya no pude más. Mi cuerpo habia quedado encorvado por la manera que habia tratado de evitarlo.
-Si se portan bien, las dejaremos ir en cuanto lleguemos a la isla... así que aprovechen a tomar sus tecitos, y hablar de vestidos...De lo contrario...-miró amenazante y me soltó empujando hacia donde estaba Lys. Susurré "Hombre idiota..."

-Se aprovechan a lo que somos mujeres...-
El capitán mantuvo atento ante cualquier movimiento, parecía temer a los suejetos que estaban delante.
El hombro lobo sacó su arco y flecha y dijo.
-El que está con la hermosa vampira, no parece sernos muy util... él puede morir-tensó su arco y apuntó al hombre.

El vampiró dejó de beber la sangre de Danle y se levantó del suelo, dejando el cuerpo muerto tendido allí.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Mar Oct 01 2013, 16:58

El hombre que apestaba a perro mojado apuntó a Sebastian con el arco. El vampiro terminó su cena. Y por último el, aparentemente mago, desapareció en el aire de una forma muy interesante... No hacía falta ser un genio para darse cuenta... Lobo, mago y vampiro.

Me reí, agarrándome del estómago con una mano y tapándome la boca con la otra. - Ya veo, ahora lo entiendo... Es verdaderamente un honor, pero es inusual encontrarme con los Mortis Domini en un lugar como este, y en persona, nada menos. -

Terminé de reírme y el licántropo me miró entre sorprendente y divertido. - Vaya vaya... Parece que somos famosos. - Dijo con una risa irónica. Bajó el arco, pero sin soltar la flecha. El vampiro se acercó a mí a una velocidad impresionante incluso para mi entrenada vista, pero para los demás habría sido como si hubiese desaparecido y volviese a aparecer a mi lado.

- ¿Quién eres tu exactamente? - Dijo sonriendo, imitando la voz de un niño inocente... Sin apartar la mirada de sus ojos, contemplando cada uno de sus movimientos, hice una pequeña reverencia sujetando mi vestido con suavidad. - Alexandra Adelia Taryn Raziel, es un placer conoceros en persona, Walter Arthur, si no me equivoco. -

De repente dejó de comportarse como un niño, pues ante mí ya no surgiría efecto. Apropió un semblante más maduro y se colocó recto, con orgullo y superioridad. - Sí, estáis en lo cierto. - Alargó la mano y le di la mía. Se la acercó galante a la boca y la besó suavemente. - Los Raziel, hmm... ¿Cómo se encuentra Edward? - - Muy bien, le mandaré vuestros saludos. - Como ya era tradición en la comunidad vampírica, nuestra conversación superficial, que a la vista se veía amigable, no era más que una mera hipocresía, debida a las supuestas amistades entre familias. En verdad, el engaño es una de nuestras mejores armas, incluso entre nosotros mismos.

Se alejó de mí y habló hacia el lobo. - Baja el arma, sería una descortesía apuntar siquiera a la joven miembro de la Hermandad de Sangre y su propiedad. - El lobo olfateó el aire y sonrió irónicamente a Sebastian, que seguía en posición de leve defensa. Supo entonces de su identidad, como no.

El lobo se acercó mirando hacia mí y Sebastian y se colocó en frente mío. Sin dejar de mirarme a los ojos hizo un movimiento brusco hacia mi mayordomo y sin exaltarme siquiera coloqué mi mano frente a la suya, sin esfuerzo alguna y a gran velocidad, tal que no pudo ver el movimiento, pero lo predijo, pues entonces la tomó y la besó como había hecho el vampiro hacía poco. - Es un placer conoceros, joven doncella. - Saludé con la cabeza al que debería de ser Dhario, si mal no recordaba. Se giró hacia las otras dos mujeres y prosiguió galantemente. - Y a ustedes también. - Se dirigió ahora a la humana. - Siento lo de tu brazo, pero sé muy bien que las mujeres bellas prefieren a los hombres malos. - Echó un vistazo coqueto a la elfa también y se alejó de nuevo, apoyándose contra la barandilla al lado de Arthur.

- ¿Os apetece observar el océano, Alexandra? - El vampiro me invitó a unirme a ellos dos, para observar el paisaje nocturno, y no me parecía adecuado negarme. - Por supuesto, sir Arthur. - Dije alimentando su ego.

Me dirigí a ellos, pero antes les eché una mirada a las dos mujeres y al hombre que las acompañaba asustado. Si querían sobrevivir a esta noche, lo mejor que podían hacer era mantenerse apartados del asunto. Los Morti Domini no eran un grupo con el que les gustaría jugar... Le indiqué a Sebastian que se quedase a una distancia prudente y que descansara, mientras yo iba a conversar con los dos lideres del grupo.


avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Mar Oct 01 2013, 21:11

Mire de costado a la pequeña comitiva que se había armado entre lobos y vampiros, no me gustaba ninguno de ellos, y considerando las actitudes recientes de la vampira, ella entraba dentro del montón.

Observé esta vez al niño vampiro, era un adulto en cuerpo de niño, sus actitudes, gestos y mirada lo demostraban. Intenté comprender lo que pasaría por la mente de un ser así cuando la sensación de otra mirada fija en mí me dio un escalofrío. Mire al costado y era el lobo quien miraba en mi dirección, solo un segundo crucé la mirada con él, pues prefería evitarlo, me recordaba a alguien a grandes rasgos pero no irradiaba la misma sensación que aquel. Miré al frente pero podía notar que se acercaba a Ishira y a mí con una sonrisa de suficiencia en el rostro. La miré a ella sin decir nada pero indicándole con la mirada de que tuviera cuidado con él. Lamentablemente su inoportuna llegada no dejó que continuara escuchando la charla que mantenían a lo lejos. Me encontraba mirando hacia el oscuro horizonte marítimo apoyada en la baranda del barco e Ishira en la misma posición pero mirando en la dirección opuesta, hacia el barco pero giró la mirada hacia la derecha al ver que se acercaba. El hombre pasó de nosotras y saltó a un barril de madera flexionando una pierna y la otra medio en el aire, hacía equilibrio tomándose de una soga que colgaba de arriba.

- Señoritas…-saludó en tono burlesco – Lamento las contrariedades y tener que conocernos de este modo. – Tanto Ishira como yo mantuvimos silencio, al parecer quería divertirse a costa nuestra. Tiró el cuerpo hacia adelante aproximándose a Ishira la cual se movió incómoda, él rió – No pretendía incomodarte - dijo riendo y me miró – No se ven muchos elfos en altamar, prefieren esconderse en los árboles… aunque veo que no es tu caso…  - Yo continuaba en silencio, mirando a lo lejos, ignorándolo. Al parecer le gustaba escuchar el sonido de su propia voz creyendo burlarse. Al notar que no le respondía nada a su intento de molestarme, se bajó del barril y se colocó en la posición que momentos antes tenía Ishira apoyando los codos en la baranda, ella lo miró algo ofendida por haberle quitado el lugar pero no estábamos en posición de quejarnos de mucho – ¿No eres muy habladora verdad? –me preguntó acercándose a mí y agarrar mi cabello para levantarlo y dejarlo caer de a poco-

- Depende…- respondí sacudiendo la cabeza para que me soltara y por primera vez lo miré a los ojos, pude ver mi reflejo en sus pupilas.

- Lindos ojos – me dijo acercándose a una distancia incómoda pero no me moví, buscaba desafiarme y yo no cedería tan fácilmente. - ¿Quieres ver los míos? – preguntó mientras sus pupilas se convertían a color oro, continué sin moverme y suspiré, quizás si demostraba que no podía impresionarme simplemente se retiraría. Ishira se movió algo incómoda en donde estaba ante la tensa situación y él dejó de mirarme para mirarla a ella, pero sin moverse para nada y aun con ese color de ojos y una sonrisa en el rostro - ¿A ti te gustan? – le preguntó a ella y ante el gesto de indiferencia de ella rió. – Oh ustedes no son  divertidas – rió nuevamente.

- El problema es qué es con lo que tú te diviertes – dije para que dejara de molestar a la joven. Se acercó y me olfateó de cerca.

- Hueles a vainilla… ¿Sabías?... ¿Y de qué depende? – preguntó siguiendo el hilo de la conversación que creía olvidada.

- Eso dicen… - respondí  y continué – Depende que lo que puedas decirme, eso claro si tienes su permiso – dije mirando hacia donde los dos vampiros se encontraban conversando un poco más lejos, el ruido de las olas al romper y la distancia no dejaba que oyera lo que se decían, por lo que sabía que ellos no nos oían tampoco, pues el oído de los elfos y los vampiros es el mismo.

- No necesito su permiso para decir nada – dijo un poco más serio volviendo al gris de su mirada humana. Tal y como esperaba había tocado su orgullo.

- Bien  ¿Entonces qué hacemos aquí en el medio de la nada? – pregunté directamente. El me miró y sonrió, con su dedo índice y pulgar pellizco mi mentón levantándolo suavemente y me moví despacio pero seria para que me soltara, sonrió nuevamente.

- Cualquier cosa menos eso
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Miér Oct 02 2013, 18:44

La vampira fue a hablar tranquilamente con el vampiro y el lobo como si fueran amigos, dejando a su acompañante algo apartado, y pareciera que así lo era. Poco depues el lobo se nos acercó y se me disculpó por lo del brazo y habló con Lys tratando de coquetear.
Me acerqué al lobo y le dije.
-Te han preguntado qué hacemos en medio de la nada... ¿Eres sordo?-especté molesta encarándolo. El lobo me miró sonriente y se acercó, pero el gesto que me sorprendió fue de lelvar la mano a mi vientre y dijo.
-¿Sabes que tengo buen olfato? No deberias ponerte en riesgo...-empezó diciendo y yo aparté su mano de un manotazo diciendo.
-Y pensar que los más "atractivos" son los más asquerosos.... y miserables...-

Tomé la empuñadura de la katana y hablé interponiendome entre ambos grupos de una manera brusca, el de donde estaba Lys y el otro, la vampira.

-Así que tu estabas con ellos.... Nunca tuviste intensión de ayudarnos, me parece que tienes otros planes para nosotras... ¿Acaso la isla de las Sirenas esas para sacrificarnos?-exclamé a la vampira en un tono cortante y acusador. Sentía que estaba distinta, como si mi molestia me guiara cada palabra que debía decir, como alguna especie de instinto.

Miré al hombre que la acompañaba, asi que aproveché a lo que se había apartado para ir por el avanzando grandes zancadas hasta estar lo suficiente cerca como para desenvainar mi espada y apuntarle al pecho presionando hasta hacerlo retroceder a cubierta, y dejar que se encorvara hacia el lado del agua sobre el borde.
- ¡Mejor diles que nos lleven a tierra y si no llegamos al amanecer... tu hombre de pocas palabras morirá!-exclamé mirando al grupo donde estaba la vampira, sin fijarme mucho en lo que hacía el lobo y Lys. Queria regresar a tierra, ya teníamos toda la información que necesitábamos. No quería regresar a esa isla ahora. El capitán había tomado una espada de algún lado y la desenvainó tambien llendo a donde yo para apoyarme.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Miér Oct 02 2013, 21:56

Mientras que Walter Arthur y yo conversábamos, el lobo se cansó de escuchar, pues permanecía en segundo plano, y se alejó de nosotros.

- Espero que esta situación no sea un inconveniente para con mi relación hacia la familia Raziel, Alexandra. - Dijo el joven con voz de niño, pero hablando y comportándose como todo un duque cualificado.

- Bien, para serle franca, sir Walter, no fue de mi agrado el trato de vuestros subordinados hacia mi persona, sin embargo soy consciente de que no tenían conocimiento de mi posición. No obstante aún así eso no me satisface, debe de entender. -
No dejaba de sonreir dulcemente, para compensar mis palabras ofensivas hacia él, pues aunque sabía que me estaba sobrepasando, considerando el poder del que disponía él, decidí no mostrarme del todo indefensa.

- Por supuesto, comprendo a lo que os referís... Bien, en ese caso pues... - Respondió más educadamente de lo que habría esperado, cuando el grupo que se había formado a unos metros de nosotros llamó nuestra atención, dejando su frase a medias.

La humana se puso a gritar histérica, acusándome de traición hacia ella y su compañera. ¿Cómo podía decir tales barbaridades? Como si hubiese sido en algún momento su aliada. Eso era completamente cómico e ilógico... Entonces, con su espada, hizo retroceder a Sebastian hacia la barandilla, amenazando con matarle si no la liberaba. Fue ahí cuando se pasó de la raya, y Sebastian notó mis intenciones. Normalmente no habría atacado a la mujer, pues sabía que no suponía peligro alguno, pero sabía de lo que yo era capaz, por lo que fue entonces cuando quiso reaccionar para que no lo hiciese yo, pero ya era demasiado tarde.

Opté por forzar una sonrisa, antes de aparecer a su lado a gran velocidad, como si no me hubiese movido en el trayecto, y eso hubiese parecido si mi cabello y vestido no ondulasen al encontrarme pegada a su cuerpo con un semblante asesino. Agarré su espada con la mano, con tanta fuerza que no era capaz de moverla, creando un riego de sangre en mi la palma. Mis ojos cambiaron a un rojo carmesí brillante y cuando el mago trató de defenderla, bastó con una mirada y retrocedió atemorizado, lanzando la espada y cayendo de rodillas al suelo. Había sido mi poder hipnótico...

Miré entonces a la humana a los ojos con los míos propios abiertos de par en par, desafiantes. ¿Ahora decidió callar? - No eres muy inteligente, ¿verdad? - Por eso odiaba a los humanos. Eran demasiado impulsivos... Su corta edad y experiéncia los hacía estúpidos. No solo que había osado enfrentarse a mí, sino que trataba de enfrentarse a los Mortis Domini. Tuve la impresión de que esta muchacha moriría joven.

La muchacha parecía estar petrificada por el poder de mi mirada, podía hacer lo que quisiese con su vida... - Lady Alexandra... - Con su leve susurro me indicó que me detuviese, pues me conocía demasiado bien... Miré detrás de mí y vi al lobo, que a la vez que impedía a la elfa hacer cualquier movimiento, parecía estar disfrutando mucho de la escena.

El vampiro suspiró y se acercó un par de pasos. - Dhario, lo has echo a propósito, y en cualquier otra situación disfrutaría como tu lo haces, pero la Hermandad de Sangre no son nuestros enemigos. -

- Bueno, solo quería alegrar un poco esto, que empezaba a ser aburrido. - Dijo el lobo entre risas, a lo que el niño vampiro suspiró sonriente. También estaba disfrutándolo.

Cavilé un poco y decidí aprovechar la situación, aunque el comportamiento de la humana no me alentaba mucho a ello. - Bueno, ya que nos encontramos en esta situación, ¿que os parece si me entregáis las vidas de estos tres, sir Walter? - Mis ojos permanecían con su color sangre, pero sonreí dulcemente. - Sería un agradable obsequio, y mi padre estará al corriente de su amabilidad. - Ensanché aún más mi sonrisa, tal como lo hacía con mis hermanos y hermanas. No usaba magia alguna, simplemente mi encanto personal.

El vampiro me miró entretenido, pues yo misma sabía que mi comportamiento era inadecuadamente caprichoso, pero al parecer no le disgustó en lo más mínimo. - Por supuesto. Faltaría más. -
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Jue Oct 03 2013, 00:09

Cuando Ishira decidió actuar y abrir la boca ya era demasiado tarde para explicarle que se detuviera, cada palabra era una avalancha, que tapaba las anteriores hundiendo todo cada vez más, arrasando todo a su paso. Cuando amenazó al hombre que acompañaba la vampira tal y como creí en un principio, esta última se abalanzó sobre ella para defender su propiedad. Podía ver claramente la furia en su mirada que tiñó de rojo, debía aprender a controlar su ira pues evidenciaba muy fácilmente que el hombre era su punto débil en varios sentidos.

El lobo se adelantó un paso poniéndose entre la situación y yo para mantenerme al margen, cavilé por un momento el porqué de tal reacción, era claro que no iba a abalanzarme frente a un vampiro enojado de repente, ya que la misma tensión del momento lo haría incontrolable. Miré la nuca del lobo que sabía que reía, fue sin embargo el pequeño vampiro el que me sorprendió, pues tan calmado me daba desconfianza. A causa de la reacción de Ishira tuve que cambiar de táctica de repente, di un paso al frente y apoyé mi mano suavemente en la espalda del lobo, hablé despacio mientras deslizaba mi mano apenas y lentamente, que resultara una especie de caricia pero sin resultar impertinente.

- Lamento la actitud de mi amiga – dije de repente, en tono pausado intentando calmar un poco el ambiente. Ishira me miró aun con los nervios de punta, y le devolví una mirada seria llena de advertencia. El lobo sin girar el cuerpo miró de costado a donde yo estaba con una sonrisa en el rostro, sus ojos fueron desde mi mano a mi rostro con el mismo gesto de suficiencia que tenía momentos atrás. Lo miré rápidamente a los ojos, durante un escaso segundo con cierta seducción sutil en la mirada, me sonrió y se hizo a un lado haciendo un gesto de reverencia exagerada con la cabeza, un poco en burla y otro poco intentando ser galante. Me adelanté un paso despacio, la vampiresa me miró y aún conservaba el matiz rojo en sus ojos, evité mirarla directamente a los ojos, pues era así que hipnotizaban, en cambio miré al otro vampiro quien me miró una calma inquietante. Un vampiro arrogante cometía errores, en cambio él no parecía así, pues esa era una actitud normal en los más jóvenes. Yo sin embargo tenía muchos años en estas tierras, no cometía los errores comunes de los demás. Hice una reverencia leve con la cabeza en dirección a él mientras oía a la vampiresa pedir nuestras vidas para sí misma. “¿Quién se cree esta para decidir sobre mi vida?” pensé pero mi rostro no reflejó gesto alguno, que ellos llenaran los espacios de silencio con las estupideces que quisieran. Parada en mi lugar me dirigí respetuosamente al niño vampiro, como si hablara amablemente con cualquier persona.

- ¿Tenemos el agrado de conocernos? – Su mirada relajada y su apenas marcada sonrisa me daban la sensación de que miraba a alguien que conocía.

- No lo sé… pero tus ojos… me recuerdan a los de alguien – me miraba de lado, pues su cuerpo apuntaba a otro lado, pero no me quitaba los ojos de encima.

- ¿A que son bonitos verdad? – dijo Dhario apareciendo por mi derecha, había agarrado mi cabello y volvía a soltarlo, tenía cierta mirada desquiciada en los ojos y se acercó a mi casi pegando su nariz a la mía y sonrió, pues yo seguía con la mirada fija en el niño vampiro quien tampoco me quitaba los ojos de encima, como si intentara buscar algo en su banco de recuerdos. Miré al lobo frente a mí y sonreí de lado antes de moverme levemente hacia la izquierda para quitármelo de encima.

- Lys Caelum –me presenté –dicen que tengo los ojos de mi padre. – dije esta vez un poco más seria pero él acrecentó su sonrisa. Tal y como pensaba, me conocía.

- Oh si… pertenecía a ese clan... uno de elfos, no recuerdo el nombre… - dijo intentando restarle importancia pero sabía que había algo que ocultaban sus palabras. Me adelanté un paso y abrí apenas los labios para hablar nuevamente pero el vampiro sonrió y se dio la media vuelta caminando hacia dentro, en ese preciso momento el lobo se puso frente mío.

- Señorita… - dijo con una sonrisa galante pero desagradable para mí, podía ser muy bien parecido pero eso para mí no era suficiente. Había visto muchos bellos rostros para caer tan fácilmente a su falsa galantería. Sin embargo apoyé mi mano en el brazo que me extendía para guiarme. – Les recomiendo que descansen – nos dijo y nos guió hacia el lado opuesto por donde había desaparecido el niño vampiro. – Pronto volveré con ustedes – le dio un beso al dorso de mi mano y nos señaló la puerta para que entremos. – Pero primero debo arreglar unas cosas.

- Vas a hacer que nos maten – le reclamé a Ishira cuando estuvimos lejos de ellos. - Lo cortés no quita lo valiente, pero lo opuesto puede quitarte cualquier oportunidad de serlo.-
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Jue Oct 03 2013, 04:59

Todo pasó muy deprisa, y me volteé sintiedno un nudo en la garganta. ¿Qué me ocurría? De repente estaba tranquila, luego echa una furia, y ahora al borde de las lágrimas. Me aparté un poco de todo sin prestar demasaida atención a lo que acontecía y pensé en lo que me podría estar afectando.

-Lo siento Lys...-sentía que una palabra más haría desbordar esta angustia, y opté por seguir a la habitación.

Más tarde,sentada contra la cama del camarote del capitán, me senté en la cama apoyando mi espalda contra la almohada doblada en dos para estar más comoda, pensando... Quizá el hecho de estar asi se debía al temor de que volviera a ocurrir lo de la isla, o que nos quedáramos en medio de la nada.
Supiré y me dije "Ya está bien, busca la manera de relajarte" aunque de mucho no me servía. Tal vez dormir un poco me ayudara y me recosté acomodando la almohada normalmente.

El capitán, que siguió a Lys, le dijo apoyándose contra la pared cerca de la puerta de su camarote, alejados de la tal orden de sangre.
-Es facil perder la cabeza en la situación que están... Trata de descansar tambien, será una noche larga...-le dijo y dibujó una sonrisa amistosa, aunque sus ojos revelaban tristeza, como sabiendo que algo ocurriría pronto.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Sáb Oct 05 2013, 23:10

Dejé marchar al mago junto a las mujeres, que obedientemente entraron al camarote en el que habíamos estado antes, poco después de la sorprendentemente amistosa charla entre la elfa y Walter.

- Lo lamento, lady Alexandra. - Miré a Sebastian que parecía algo culpable. Hice una mueca de reproche. - La próxima vez no te contengas solo por que sea una mujer. Eres demasiado blando. - Asentió, esta vez algo más alegre y miré en dirección al lobo, que se dirigía a mí.

- Señorita, lamento haberme burlado un poco de usted. - Dijo sonriendo alegremente. No parecía nada arrepentido, pero aún así opté por la opción más segura y le devolví el gesto. - Seguro habrá alguna forma de que pueda compensármelo. - Se rió tras mi comentario y me indicó con una mano y una leve reverencia pícara que lo siguiese a donde se había marchado el vampiro hacía poco. Sonreí e indiqué unas palabras a Sebastian antes de seguirle. - Ve a comprobar que mis nuevos juguetes no hagan ninguna tontería. Después regresa, Sebastian. - Asintió y observó como me marchaba con el lobo, antes de dirigirse al camarote del capitán.


--------------------

Sebastian llamó a la puerta por costumbre y entró decidido, con cara inexpresiva. Miró a cada uno de los presentes e hizo una leve inclinación de cabeza. - Os agradecería que no volvieseis a crear una situación como la anterior, señorita. Sería peligroso para ustedes. - Dijo dirigiéndose la humana y volvió a hacer un movimiento de cabeza hacia la elfa, mostrando afirmación por su comportamiento. Después se dirigió hacia el hombre que estaba al lado de la puerta, sentado en el suelo, apoyado contra la pared. Se agachó y le preguntó mirándole a los ojos. - Dígame lo que sepa, pues mady Alexandra decidió ayudaros, sería más fácil si conociese los detalles. Para eso estoy aquí ahora. - Como siempre, Sebastian mantenía su comportamiento educado, como buen mayordomo, pero su expresión, movimientos y carisma eran dignos de un fuerte guerrero, pues eso fuese en su vida pasada...

--------------------


Entré en una habitación de aspecto lujoso junto al lobo, pero el vampiro no se encontraba ahí. Lo supe antes de entrar, por el olor, pero decidí seguirle el juego a mi guía, pues quería averiguar que pretendía lograr con ese juego suyo.

- Y bien, ¿para qué me habéis traido aquí, señor lobo? -
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Dom Oct 06 2013, 05:40

Dhario le indicó se sentara y caminó alrededor de su silla despacio, descansó su mano en el respaldo de la misma encargándose de rozar suavemente su hombro con los dedos. La habitación se hallaba prácticamente a oscuras, y el vaivén del barco en altamar mecía el suelo acompañado del chasquido de las olas al romper al costado.

- Señorita Raziel… ¿Verdad? – preguntó nuevamente el licántropo sonriendo de lado mientras continuaba caminando cerca de ella, como si fuera una presa en el bosque, la rodeaba, analizaba cada uno de sus movimientos, midiéndola, estudiándola. Cuando ella confirmó orgullosa su proveniencia, Dhario se acercó y acarició con su mano izquierda la mejilla de la vampiresa. – Una pena… - terminó y se giró para caminar hacia el otro lado de la habitación que permanecía en las penumbras. – Como verás… no te hemos mentido – continuó mientras se sentaba sobre un escritorio mirándola de frente, apoyándose sobre las palmas de sus manos, el vaivén del barco lo movían de lado a lado, como si estuviera bailando. Ella en cambio permanecía rígida y elegante ante todo movimiento externo, pero él no, él se encontraba totalmente relajado y se dejaba llevar. – Ahí la tienes – finalizó.

Una mano asomó de las penumbras y apoyó un libro antiguo sobre el escritorio en que acababa de sentarse Dhario mientras lo iba cerrando, se podía ver un lazo que marcaba alguna página del mismo, pero lo que más le llamó la atención a ella fue el completo silencio que emanaba de ese ser, no lo oía respirar, no escuchaba siquiera el latido de su corazón, como si fuera una sombra que se desprendía de la oscuridad de la que formaba parte. Pudo ver la piel de su mano derecha, de un extraño y oscuro gris violáceo. Asombrada aun por la sorpresa de encontrar otro ser en esa habitación cuya presencia no se había percatado, puede ver que otra figura ingresa a la habitación, era el vampiro que momentos antes hablaba con ella con extrema naturalidad y cortesía, ingresó con la misma elegancia con que se había presentado antes y se sentó en un banco cerca de la única y pequeña ventana que comunicaba al exterior completamente oscuro.

- Aquí tienes una Raziel – dijo el niño vampiro con gesto tranquilo.

- Eso veo – dijo una voz masculina desde las sombras, un par de ojos brillaron azules desde la penumbra mientras el ser se acercó a la luz y el reflejo de la lámpara de aceite quitó un haz de luz del filo de ambas espadas que cargaba en la espalda. Su piel totalmente oscura resultaba totalmente fuera de lugar junto a sus orejas en punta que lo caracterizaban como elfo. – La más pequeña de la camada por lo que veo – continuó el hombre de voz ronca. – Su padre querida niña, me debe una hermana. Considerando esto dígame, ¿Porqué debería dejarla salir a usted de aquí con vida?

La muchacha miró alrededor, el joven y ancestral vampiro se encontraba apoyado sobre una biblioteca mirándola de costado con gesto vacío, ella espero respuesta de él pero nada dijo, miró a Dhario aun sentado sobre la mesa, moviéndose al compás del barco en que se hallaban, la miraba sonriente, como si disfrutara de un espectáculo, el nuevo hombre la miraba esperando un buen motivo para no matarla de parte de ella, pero fue el vampiro quien habló aunque no sirvió de mucho.

- Lo siento señorita, pero las deudas entre hermanos son primero a las de cualquier clan al que usted pertenezca – Ella creía estar a salvo, pero ya no era así, y no por algo que hubiese hecho, sino por una deuda, una deuda de muerte y venganza que le habrían legado.

_____

Lejos, en la otra punta del barco, el hombre dragón nos aseguraba a los demás que la vampiresa intentaba en realidad ayudarnos. Tanta actuación habría sido al parecer para resguardarnos del grupo que habría atacado el barco.

- ¿Tú aseguras que nos ayudará? – pregunté con tanta intriga como desconfianza.

- Así es – respondió el elegante caballero – Pero necesito saber lo que sabe este hombre, ocultándonos cosas no sólo no llegaremos lejos, sino que no podremos hacer nada que valga la pena.- Su cristalina mirada fue de mi persona de nuevo al capitán del barco, esperando que respondiera. El capitán se revolvió algo incómodo, pues no sabía que esperar de todo esto, lo miré e hice un gesto con la cabeza para que hablara. Ishira se adelantó hacia él con ojos suplicantes, se veía en todo su cuerpo que estaba agotada, que quería de una vez terminar con todo esto.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Dom Oct 06 2013, 16:55

-Capitán, parece buen hombre, díganos lo que sabe, y si podemos ayudarle en algo... -pregunté acercándome y sentándome a lado de él, quien estaba en el suelo, dejando que los demás ocuparan sillas o su cama.
Éste me sonrió y luego dirigió una mano llena de arrugas de edad, sobre mi rostro levemente, concentrado. Me sentí enrojecer un poco, incómoda, pero al poco rato dijo, bajando la mano hacia mi hombro, y que preferí no apartarla p'ara no quedar mal.
-Interesante pasado.... pero veo que las sirenas y los piratas no son una amistad ideal para tí Ishira...-luego sonrió a Lys y a Sebastian y les dijo-Las dejarán en la Isla, pero las dormirán antes de llegar, incluso creo que hasta ellas... las sirenas vendrán a buscarlas. Allí, Audra, la Grande, ha dado orden de que las lleven con vida. A la elfa la necesita para que cure a su hijo, pero a tí Ishira, quieren entregarse a sus Dioses... creo que ya lo has pasado eso una vez. En cuanto a Sebastian... a tí, te harán esposo de la madre sirena-
Pensó un momento antes de continuar, pero siguió hablando.
-A Alexandra la quieren para vengarse por temas de sangre.... por un legado... Sería inútil salir de este barco, pero... yo soy el capitán... y soy brujo. Podría intentar sacaros de acá, pero necesito hacer un poderoso hechizo de ilusión... y estoy demasiado viejo.. Pero si me ayudas, es posible que sobreviva-dijo a Lys su idea-Piensen que una vez allí, no habrá escapatoria posible, más, considerando la última batalla con ustedes- me miró a mí, y quitó su mano de mi hombro, no sin antes dar una palmada suave.
A través de su barba, podía notarse una sonrisa. Se quitó una chaqueta, dejando ver tres collares de diversas joyas preciosas. y a un costado.
-¿Entregáste mi obsequio Lys?-preguntó el capitán recordando las cajitas de los collares con rubí rojo. Se puso de pié para escuchar la opinión sobre su idea y si la elfa estaría dispuesta a ayudarla.

Dije a Sebastían sentándome sobre la cama.
-Lo siento, creí que tu ama era una traidora.... y no soporté esa idea. Igual...em... no tenía intesión de hacerte daño-sonreí a modo de disculpa, mirando sus ojos claros-Pero parece que ahora tendremos que darle una mano... -agregué.

Abrieron la puerta y tiraron las armas de Lys, diciendo con una voz.
-Aunque lo intenten, las armas serán inútiles... Mejor quietos porque ya sabemos los puntos débiles de ustedes....-cerraron de un portazo sin poner llave y los pasos se alejaron.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Alexandra Adelia el Miér Oct 09 2013, 00:27

Desde luego, la presencia de un tercero en la habitación fue una desagradable sorpresa, pues no estaba acostumbrada a no "oir", pero más desagradables fueron sus palabras, por no mencionar su apariencia... Miré hacia Walter, que hacía poco había llegado y también al lobo, Dhario. Me habían tendido una trampa, una emboscada, pero no pretendía dejarme vencer, no se trataba de un jaque mate, no aún...

Miré en dirección al extraño elfo y contesté con tranquilidad. - Si tuviese que morir a manos de algún ser, por cada venganza hacia mi padre, créame que hasta la mismísima Muerte se cansaría de mi presencia. - Dije con una dulce sonrisa. Después miré hacia el vampiro, ignorando la cara alegre del lobo. - Como dije, mi padre sabrá de esto, sir Walter. Y la Hermandad también. - Continué sonriendo despreocupadamente....

El vampiro me dedicó una leve carcajada y respondió fingiendo pena. - De veras lo lamento, pero me temo que Edward nunca sabrá del día de hoy, Alexandra. - El lobo soltó una risa descontrolada y la situación se volvió pesada hasta para mi gusto. Realmente parecía salirse de mi control, y eso no me gustaba en absoluto... Solo esperaba que Sebastian no tardase demasiado...

- ¿Son esas tus últimas palabras? - Dijo el extraño ser, blandiendo una de sus espadas...


--------------------


Sebastian escuchó con atención las palabras del mago, y con cada frase, su rostro se iba oscureciendo más y más. Sobretodo la parte en la que el hombre habló sobre el futuro de Alexandra le pareció realmente alarmante... No prestó atención alguna a las palabras de la mujer humana, ni siquiera a la llegada del hombre, pues tenía sus pensamientos puestos en la seguridad de Alexandra.

No tardó mucho en atar cabos en su mente y darse cuenta de que su ama estaba en peligro. - Una trampa... - Cerró el puño con fuerza, furioso, y se dirigió bruscamente hacia la puerta. - Hay un bote a estribor del barco, - miró al mago - tu debes saber donde. Haced el hechizo que creáis necesario, pero apresuraos en salir de aquí y no regreséis a por nosotros. Yo me ocuparé del resto. - Sus palabras eran firmes y claras, llenas de poder, y después de eso salió del camerino a gran velocidad, dirigiéndose hacia su señora.

En medio de la carrera, sus ropas se destriparon y adoptó la forma de un enorme y hermoso dragón blanco, destruyendo la pared, tras la cual, se encontraba Alexandra. - Llegas tarde. -  Lo recibió ella con una sonrisa. La escena se había convertido en una nube de polvo, con trozos de madera esparcidos por todas partes... Pero los demás presentes no tardaron en recuperarse del, no tan inesperado, ataque del dragón.
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Lys el Sáb Oct 12 2013, 05:32

El pequeño vampiro apareció de la nada delante de los ojos de Alexandra con un brillo carmesí en los ojos pero con una mirada seria e indiferente. La carcajada de Dhario resonó aún por sobre el estruendo que había hecho el joven dragón al llegar, terminando en un rugido al transformarse.

- Señorita, se encuentra ante un vampiro de cientos de años, un drow asesino casi tan viejo y un lobo con un escalofriante gusto por la sangre. – Un aullido cortó el aire ante el comentario y el vampiro sonrió de lado pero sin quitar los ojos de encima de la vampiresa- Le recomiendo diga a su esclavo recupere su forma humana o nos veremos obligados a tirar un enorme cadáver de dragón por la borda, considere este aviso como un favor por pertenecer a la Hermandad

El lobo sin esperar más se lanzó contra el largo y blanco cuello el dragón, semi-abrazado con sus extremidades hincó sus fauces en el dragón, un coletazo del mismo destrozó parte de la pared donde antes se encontraba la puerta y un rugido de dolor retumbó ante la vampiresa. El drow, se acercó a ella, rozó sus espadas entre sí produciendo un sonido estremecedor, caminó hacia ella despacio con sus armas cruzadas por delante.

- Con que con guardaespaldas – dijo riendo – He matado muchos dragones como para asustarme tan fácilmente… Si quieren dragón blanco para la cena, déjalo así, en caso contrario, ordénale por las buenas que recupere su forma… No creas que tendrás oportunidad de huir… Menos si tiene un ala menos -  Volvió a chocar el filo de sus armas entre sí produciendo un chillido escalofriante y miró al dragón a la espera. Dhario había bajado de su cuerpo evitando los coletazos de defensa del dragón, saltó hacia atrás como lobo pero aterrizo con su cuerpo humano, completamente desnudo y .sin dejar de sonreir, limpió con su brazo los hilos de sangre del herido dragón.

__________


En otro lugar del barco, buscaba en mis bolsillos las joyas que momentos antes el capitán me había dado, con todo el problema del desmayo nunca llegué a dárselo a Ishira y se lo extendí, miré al capitán.

- No permitiré que me lleven a ningún lado… Necesito algo que negociar con estos hombres- de repente alguien tiró mi arco y flecha por la puerta, no entendía porque lo harían “¿Armarme? ¿Qué sentido tiene? ” Sin embargo las tomé con gusto.

El joven que acompañaba a la vampiresa dijo ocuparse él de ella y salió rápido. Luego de un rato, el estruendo de cosas rotas más una terrible sacudida del barco casi nos hace caer a todos. Resbalé un poco pero logré aferrarme, parecía como si algo enorme hubiese caído sobre nosotros perdiendo el control del barco, poco a poco se estabilizaba pero de a ratos se sacudía feroz.

- No sé qué está pasando pero me parece que es el momento de actuar aprovechando esto. – dije y salí al exterior de la habitación, esta vez armada y más confiada, los demás eran poderosos y lo sabía pero si nos uníamos quizás alguna solución encontraríamos. Comenzamos a correr hacia afuera donde aún era de noche, busqué algún indicio de bote o algo pero no llegaba a encontrar nada que sirviera de ayuda, al menos no por donde estábamos en ese momento. De todas formas sea como sea, no iba a dejar a la vampiresa y al hombre solos, no importaba lo que dijera él de que escapemos, debíamos  trabajar juntos para salir de allí.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Ishira el Sáb Oct 12 2013, 16:05

¿Cómo seria el hechizo de ilusión? Pensé, pero no tuve tiempo a preguntarle porque Sebastian salió rápidamente, y poco despues se escuchó un gran estruendo que estremeció la nave.

-Espero que no naufraguemos...-dije y me salí de los brazos del capitán que me habia sujetado. Aunque no hubiera hecho falta, porque yo sabía matnener el equilibrio-Gracias- dije sonrojada.

-Por desgracia no hay botes, y lo sé yo más que nadie, puesto que el barco es mio-habló el capitán detrás mio mientras seguimos a Lys, observando como grandes trozos de madera y techo de camarote se hallaban esparcidos por todos lados.

-No se si era mejor estar en movimiento...atrapada en las manos de u ngolem, o esto-dije para nadie en particular, abriendome paso.

Tenia mi katana en mano ahora. No eran sujetos fáciles de vencer, y menos con nuestras armas, ya que nos las habían devuelto tranquilamente.

El amanecer estaba cerca.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Sigel el Sáb Oct 12 2013, 16:48

Con las primeras luces del día una nave vería en la lejanía al barco, sobre él un grupo de piratas buscaría apoderarse de ellos. No eran muy numerosos ni su navío muy imponente, sin embargo, para descontento del grupo Mortis Domini, se trataba de una nueva cuadrilla que, separándose de Audra La Grande, buscaba reiniciar un nuevo  terror en los mares, terror del cual ellos no formarían parte.

Al llegar a ellos con el amanecer tanto el drow asesino como el joven vampiro se hallarían en desventaja, Alexandra sin embargo podría contar con la ayuda de los demás miembros, si ella estaba dispuesta a aceptarla. Pronto tanto opresores como cautivos debían ceder  a sus intenciones y tomar decisiones para lograr salir de allí en una pieza.
Sigel
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1114
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras rumores de ciudad... (libre)

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.