Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Lun Ene 06 2014, 00:36

Ishira dijo no haber encontrado información útil y al decir verdad yo tampoco. No fui capaz me hablarle a mi hermana y comenzaba a arrepentirme de eso pensando que quizás no tenga otra oportunidad así. Velkam por su lado andaba desaparecido como era típico de él pero estaba seguro que se las arreglaría para conseguir información, siempre lo hacía.

- " No pude encontrar nada útil tampoco a decir verdad... " - Mire nuevamente al camarín donde se encontraba Valeera. - " Pero allí esta ella... " - Incline mi cabeza y al poco tiempo volví a tomar mi postura y a dirigirme a ella. - " Bien...solo esperemos que Velkam y Lys consigan algo. " - Terminamos de hablar e inmediatamente se escucho la puerta del camarín abrirse, corrí a un lado para poder ver y se trataba de Valeera saliendo del mismo para dirigirse a las habitaciones. - " Sigámosla..." - Susurre a Ishira. Tal vez nos dirigiría hacia el Drow, pero esperaba encontrar a Lys pronto también.

Ishira caminaba sin problemas debido a su disfraz no tenía problemas en recorrer el barco, pero por mi parte era distinto. Este traje de guardia no me ayudaba aquí arriba. No dejaban pasar a la guardia hasta aquí así que si me veían tenía muchos problemas. Mire a mí al rededor y no podía ver a nadie más por el lugar, solo a lo lejos aquel sujeto que me impidió el paso al principio y por suerte no estaba pendiente de nosotros.

Entramos a la habitaciones sin perder de vista a Valeera hasta que finalmente entro a una al fondo. Nos acercamos a la puerta con Ishira y esperamos unos segundos, estaba a punto de golpear aunque no sabía que decir pero unas voces desde la habitación continua llamaron nuestra atención. Nos acercamos a la puerta notamos que se trataba de Lys.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Lun Ene 06 2014, 20:49

"Eso espero.."pensé aún frutrada. No me sentía útil. La puerta de un camarote se abrió y salió una joven, que Devan mirócon atención. Ella debía ser Valera, tenían cierto parecido, además por la expresión de él. Indicó que la siguiéramos.

Dejé que él fuera delante mió mientras avanzábamos, tratando de no perder de vista a esa muchacha. De vez en cuando echaba una mirada hacia atrás para ver qe nadie nos seguía o nos miraba con sospechas, en todo caso, tenía un plan para eso.

Llegamos a la parte de habitaciones, donde Vaalera entró a una del fondo y nos acercamos a la puerta momento despues de que entró. Me pequé a la madera y presté atención a los ruidos que había dentro, y vi el puño de Devan para llamar a la puerta. Lo miré con gesto de advertencia y la voz de Lys se escuchó.

Miré hacia atrás, al pasillo que se extendía detrás nuestro. Estaba vacio y muy tranquilo. Volví a mirar a Devan y pregunté.
-¿Ahora qué? ¿Entramos?-

Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Sáb Ene 11 2014, 00:01

Cerré un segundo los ojos con el estruendo que hicieron las cosas al caer, si no fuera porque ya era tarde para pasar desapercibida ese sería justamente un detalle que me lo impediría.  Decidí optar por otra forma de decir las cosas.

- Devuélveme mi espada y hablaremos. No confío en que me la devuelvas y significa mucho para mí – Levantó una ceja intentando aparentar incredulidad ante mis palabras.

- Dije que se la devolvería, debería confiar en mí y si tanto significado tiene no debería sacarla así como así ante personas mejores capacitadas que usted para su manejo.

- Eso no es asunto suyo. Sigo pidiendo me la devuelva, si es tan hábil que la guarde en mi cintura no le será tan diferente a tenerla allí a la vista considerando sus increíbles capacidades– respondí cargando de exagerado sarcasmo la palabra increíbles  a lo cual respondió con una mueca que pareció una sonrisa. Dejó la copa de la que poco había bebido junto a mi espada y  tomándola entre las manos comenzó acercarse. Tendí mi mano para que me la diera pero no lo hizo, se acercó a mí y retrocedí medio paso como reflejo a pesar de querer mantener mi postura. Se acercó me miró a los ojos que tenía yo entrecerrados mirándolo con desconfianza y guardó él mismo mi propia espada en su funda.

- Intente que esta vez se quede en su sitio – dijo mirándome fijamente.

- Si no tiene motivos para salir no creo que vaya a ninguna parte. ¿Y cómo puedo estar segura de que no me dañarás?

- No puedes… ¿Pero que otras opciones tienes?  - odiaba saber que el otro tenía razón, me alejé de él pues él no parecía querer hacerlo y me apoyé contra la pared.

- Quiero saber que pasó... con mi padre. ¿Lo odiabas caso? – mi pregunta llevaba implícita cosas que él también supo leer entre líneas y me miró seriamente un momento antes de continuar.

- No. Como ya mencioné cada uno hacía su trabajo, no vi al instante de quien se trataba pero eso no cambiaría tampoco mis actitudes – escuché ruido de pasos afuera y unas voces conocidas llegaron a mis oídos así como a los de él porque se volteó hacia la puerta.

- ¿Puedo irme? – tenté a la suerte.

- No pensará que la conservaré en mis aposentos y estamos en altamar… muy lejos no irá tampoco. – me miró con una sonrisa insinuante - ¿O acaso quiere quedarse…?

- Si así fuera no preguntaría por irme... pero prefiero que quede claro que no – caminé hacia la puerta despacio y con un sonrisa en los labios apoyó su mano en la puerta deteniéndome el paso.

- No irá a donde usted quiera tampoco – aclaró y abrió la puerta. Ante sus ojos aparecieron un guardia y una de las sirvientas. – Usted – dijo señalándole a ella – encárguese de darle la habitación de enfrente a la señorita aquí presente y usted- dijo dirigiéndose a Devan, - encárguese de vigilarla y deme la llave después.- Me miró mientras permanecía quieta intentando no mirar a Devan e Ishira, no quería que supiera que estábamos juntos, sino estaríamos todos en problemas, y que creyera que estaba sola sería lo mejor. - Luego me encargaré de visitarla... -
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Sáb Ene 11 2014, 22:37

Quede en silencio observando la puerta nervioso, no era capaz de contestarle a Ishira. Quería entrar, para saber si Lys estaba bien pero entrar podría ser un problema aun mayor para todos. Di unos pasos hacia atrás haciendo un gesto hacia ella diciendo que no, lo mejor seria esperar. Realmente me preocupaba la situación pero no entendía como había llegado ambos a la misma habitación. Ambos ya estábamos perdiendo la paciencia a punto de hacer algo por mas tonto que fuera. Pero de repente la puerta se abre y Neylar salió de la habitación.

- " Usted , encárguese de darle una habitación en frente de la señorita aquí presente y usted encárguese de vigilarla y deme las llaves después. " - Dijo le Drow dándonos orden a Ishira y luego a mí. Me ponía muy molesto que me ordenes de esa manera, pero otra vez mas tuve que contenerme para no echar todo a perder. Hice un gesto firme de afirmación y se empezó a retirar. - " Luego me encargare de visitarla..." -  Me quede pensando en estas últimas palabras. Al parecer tenía una interés muy especial en Lys para atraparla y dejarla así sin más.

- " Vamos..." - Dije entrando a la habitación. Ishira por su parte se empezó a mover, la suerte parecía estar de nuestro favor. Neylar no se había percatado que estábamos todos juntos y debería seguir de esa forma. - " Tranquila, soy yo..." - Le dije a Lys tomándola del brazo suavemente. - " Si no cooperas tendré que golpearte para hacerlo real  " -  Sonreí y nos empezamos a mover hasta la habitación del frente, donde Ishira nos esperaba.

- " ¿ Estás bien ? " - Pregunte a Lys una vez adentro. Nos encontrábamos todos reunidos a excepción de Velkam que andaba en la suya. - " las cosas están complicadas, pero al menos estábamos bien por ahora..." - Nuestro plan principal había sido fracaso, no encontramos mucha información al respecto de la mercadería, dependíamos de Velkam. - " Bien quédate aquí, yo me quedare en la puerta y no me moveré por nada " - Dije a Lys para que se quedara tranquila. - " Ishira puede moverse por todo el barco sin problemas, pero trata de no ir muy lejos, debemos estar juntos si algo malo pasa. " -

- " Señorita, podría pedirle algo... " - una voz suave se escucho apenas cerramos la puerta de la habitación. Se trataba de Valeera llamando a Ishira para algún servicio.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Dom Ene 12 2014, 15:48

Seguí sin decir nada a Lys y a Devan, hasta la puerta de la habitación de enfrente y reí con lo que dijo él sobre golpearla si no cooperaba. Escuché lo que hablaban e iba a preguntar algo pero me di cuenta que la pregunta no tendría sentido.
- " Ishira puede moverse por todo el barco sin problemas, pero trata de no ir muy lejos, debemos estar juntos si algo malo pasa. " -me dijo él.
-Sabré cuidarme..-guiñé el ojo imitando a Velkam, pero andaba un poco nerviosa tambien- Cuídense, iré a ver si Velkam anda por ahí, y ver el tema del cargamento...-me volteé cuando cerramos la puerta de la habitación, cuando una voz suave dijo.
- " Señorita, podría pedirle algo... " -la miré con cierta sorpresa y respondí.
-Por supuesto. ¿Qué se le ofrece?-pregunté sacudiéndome el delantal para hacer algo con las manos.

******************************************************************


Velkam caminaba por la cubierta del barco, dando algunas órdenes de vez en cuando al personal, como si fuera uno de los jefes. Tenía actitud, solo hasta que vio al que imitaba. El hombre, barbudo, le tocó el hombro con los dedos detrás de él y se oyó un golpe seco y un salpicar de agua bajo sus pies. Se volteó y observó al hombre de brazos cruzados, mirándolo con furia. Había dejado un fregona y un balde de agua en el piso, en medio de ambos.
-¡¿Quién es el jefe acá?!.-gritó con tanta fuerza que lo hizo estremecer y se le volaron hacia atrás unos pelos que tenía en la frente.
Nuestro amigo levantó un dedo, dibujando una sonrisa absurda en sus labios y señaló en pecho hinchado del hombre y presionó.
-Tú...-contestó apenas con un hilo de voz. Y el otro, sin esperar que dijera más, se inclinó y tomó el balde y el fregona y los tiró a la mano, que debió tomar rápidamente.
-¡Entonces ponte a limpiar de una vez y deja de hacer el tonto ahí parado!-gritó salpicándole saliva y se marchó hacia la taberna. Un hombre corpulento, con una sonrisa irónica, se acercó a él con actitud burlona y le dijo.
-Yo vigilaré que hagas tu trabajo-dijo con voz gruesa-¡así que ponte a fregar el piso!-gritó y Velkam soltó un bufido, llevando los elementos de limpieza a un lado, cerca del borde. Mojó en el agua la fregona, rebalsando un poco el agua que había y empezó a pasarla por el suelo.
-¡Con mas fuerza y más rápido!-gritó el otro de brazos cruzados. Él soltó unas murmuraciones para sí mismo, molesto por el trabajo que tenía que hacer. Lo único bueno, era que había conseguido información útil sobre Vaalera y el cargamento.

Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Lun Ene 13 2014, 01:23

Nelyar se había ido  confiando en lo que creía era uno de los hombres bajo su mando y una de las empleadas del barco y ninguno de los tres hizo nada para que pensara lo contrario. Una vez se hubo alejado Dev bromeó sobre tener que golpearme para aparentar.

- Claro… como si pudieras – respondí  dándole un suave codazo pues si lo hacía más fuerte me dolería pues llevaba armadura. – Si estoy bien – continué – no quiso decirme mucho… bah… nada de la mercancía, solo hablamos de lo que pasó con mi padre… y ahora que lo pienso bien no fue muy informativo que digamos… me confirmó haber sido quien acabó con él  – me giré y miré a al resto de la habitación esquivando las miradas de ambos y como anillo al dedo una voz habló a mis espaldas. Ishira se dirigió a ella y mientras salía de la habitación y se cerraba la puerta, Valeera y yo intercambiamos una mirada fugaz. Fue apenas un instante pero estaba casi segura que me había reconocido, pero la puerta se cerró y miré a Devan a mi lado. – Tu hermana… - dije intentando cambiar de tema - ¿Has hablado con ella? Creo que me reconoció y si tiene buena memoria, la primera vez que me vio, estaba contigo.  – pregunté mientras me apoyaba en una mesa que se hallaba junto  una pequeña ventana que daba afuera donde sólo se veían pequeñas olas acompañar el viento. Suspiré y volví a mirarlo esperando su respuesta.

______________________
La joven levantó apenas la vista para hablar con la muchacha y detrás de ella, antes de que la puerta se cerrara, se encontró con unos ojos ya conocía. Los ojos verdes de la elfa de la habitación enfrentada a la suya se fijaron en los suyos y la imagen de una noche de lluvia y esos mismos ojos vinieron a su mente, pero fue un detalle mucho más importante el que llamó su atención, su hermano corría junto a ella esa misma noche.

-Por supuesto. ¿Qué se le ofrece?- preguntó la muchacha y la quitó del trance, la miró un segundo y cuando regresó a donde miraba la puerta que ya estaba cerrada, no estaba segura si había sido cierto o su mente le había jugado una mala pasada, sacudió la cabeza confundida y miró a Ishira.

- En una hora traiga a mi habitación dos té, uno de jazmín para mí y el otro de menta y romero y además un café extrafuerte para mi jefe… Si, ambos para él… quiere mantenerse despierto y tuvo un largo día. Entréguelos en mi habitación que se los llevaré yo misma. – miró hacia la puerta contigua a la suya pero no se acercó ni nada, creí estaría en sus aposentos pero escuchó que se alejaba momentos atrás. Miró de nuevo a Ishira y apoyando sus manos en las piernas se inclinó levemente a modo de saludo – muchas gracias señorita – fue un gesto muy dulce de parte de ella y aunque casi no la miró a los ojos pues tenía su mente en otras cosas, siempre era muy amable con los demás. Miró a la puerta de enfrente preguntándose si golpear o no, no estaba segura que hacer.

______________________

Trapeaba bufando cada dos segundos mientras soltaba insultos por lo bajo a todo lo que se le ocurría insultar en ese momento. Se sacudió molesto mientras se secaba una gota de sudor que le cosquilleaba en su sien izquierda. Era muy incómodo hacer ese trabajo con el peso de tal armadura y no quería quitarse nada ante la posibilidad de que descubran que no formaba parte de la guardia. Cuando aquél que lo vigilaba se alejó de allí se enderezó al instante cuando un marinero jovencito pasó junto a él.

- Eh! Tú! ¿Qué crees que estás haciendo parado allí como monigote? Trabaja!– el joven se paró en seco sorprendido y Velkam apretó la fregona contra su pecho y se alejó con aire de superioridad de allí antes de que el muchacho dijera palabra. Traspasó la puerta y se pegó contra la pared para asomarse hacia afuera disimuladamente. “Tengo que encontrar a Dev, este maldito me dejaría limpiando toda la noche si por él fuera…” Pronto anochecería y por la mañana arribarían en las islas, tenía que decirle que Valeera nada tenía que ver con todo esto, que era inocente.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Lun Ene 13 2014, 04:29

Apenas dejamos a Lys en su habitación como había ordenado Velkam ella pregunto por Valeera. Respondí agachando mi cabeza y cambie de tema rápidamente. Los tres arreglamos seguir con nuestro plan, aunque no quería alejarme mucho de aquí porque no estaba seguro que haría el drow cuando vuelva. Ishira dijo que buscaría a Velkam, afirme con la cabeza ya que era el era nuestra única esperanza de saber algo al respecto de todo esto, finalmente ya estábamos listos para continuar.

- " No pude hablar con ella, no quise en realidad...no sabría que decirle en esta situación " - Respondí a la pregunta de que Lys me había hecho y había ignorado. Salimos con Ishira cerrando al puerta lentamente y luego apareció Valeera. Llamo a Ishira debido que estaba vestida con ropa de personal del barco, le pidió varias cosas para ella y Neylar  con un tono amable y se retiro. - " Valeera..."- suspire al verla entrar nuevamente en su habitación. - " Bien...ve para allí y de paso busca a Velk, dependemos de el. Yo me encargare de que a Lys no le pasa nada" - Dije a Ishira con voz baja y ella se retiro del lugar.

Me encontraba ahí parado solo en al puerta, delante mio tenia la habitación de Valeera. La observaba en vano tratando de ver algo pero nada pasaba. Detrás mio tenia la habitación donde estaba Lys, recordé sus palabras que había pasado por alto y volví a entrar.

- " Lo siento mucho...por tu padre...y perdón por no mencionarlo antes estaba con la cabeza en otras cosas, como veras " - Dije entrando a la habitación y acercándome a ella. Me senté a un lado de la cama donde se encontraba sentada tambien ella y agarre una de sus manos. - " Lamento también haberte dado falsas esperanzas desconfiando de aquel viejo loco pero ahora todo es muy disitnto ya, no solo son palabras es un hecho. "- No estaba seguro que decirle en estos momentos. Nunca habia sentido lo que era perder a alguien de esa manera y no podía imaginarlo, - " En fin, quería que sepas que estoy contigo y lo vengaremos si es necesario. " - Me encotnraba sentado junto a ella, quería quedarme ahí pero tendría que salir en cualquier momento.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Lun Ene 13 2014, 17:58

Aun faltaba mucho para la hora, por lo que fui a buscar a Velkam. Me sentía insegura con el grupo separado. Recorrí el barco por la parte superior, en busca de ese joven rubio y divertido. Estaba por la cubierta superior de la nave, cerca de la entrada al lugar de las habitaciones, cuando un marinero se me acerca. Parecía que había venido de la taberna por el fuerte olro a alcohol que llevaba. De pronto lo tuve cerca mia.
-¿Se le ofrece algo?-pregunté algo asqueada y mirándolo con cierto desagrado. Él llevó una mano a mi mentón y lo levantó.-Mire, si no me respeta, se lo informaré al capitán...-dije apartando mi rostro a un lado. No podía retroceder porque estaba entre una esquina y un poste.
-Tranquila, sólo quiero decirte que me me sentía algo solo y una charla con alguien no me vendría muy mal...-lo miré con frialdad y respondí.
-Yo no puedo por dos motivos, uno-avancé empujándolo un poco-que estoy trabajando para el capitán, y dos...-señalé mi panza-estoy embarazada y felizmente comprometida-dije y sonrojándome un poco.
Una voz se sumó al a conversación.
-Sí, comprometida conmigo, con este apuesto hombre que está detrás tuyo y está preparando su puño por si no te vas a la cuenta de tres...-dijo Velkam detrás del sujeto, que se volteó y lo miró con odio-Uno... dos...-el hombre soltó un gruñido y se alejó lanzando maldiciones.

Velkam estaba con la ropa algo mojada, aparentemente había tenido rabieta con la limpieza. Ates de que preguntara algo, dije con una sonrisa de oreja a oreja.
-Veo que tomaste un buen papel...-reí y él tomó mi hombro, conduciéndome hacia dentro de los camarotes.
-Veo que estas bien, asi que no te hace falta que te pregunte, ¿Dónde están Devan y Lys? Tengo que decirles que Vaalera no está implicada-comentó mientras íbamos por el pasillo de regreso al cuarto.

Antes de llegar, detuve el paso, haciendo detener a Velkam tambien y lo miré algo apenada.
-Tengo que ir a llevarle té y café a Vaalera y a ese Drow...-lamentaba tener que dejar su compañía. Él hizo una mueca y contestó despues de estar en silencio unos momentos.
-Ve entonces, seguro puedas hablar algo acerca del contrabando-comentó y asentí con un suspiro, y me retiré sin decir mas nada hacia la cocina.

Mas tarde estaba con la bandeja con lo pedido por la hermana de Devan, golpeando la puerta de su habitación.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Mar Ene 14 2014, 01:35

- Pues yo si le había creído…- respondí tranquilamente  – y en realidad que Nelyar me lo confirme por raro que suene me quita un enorme peso de los hombros…- apreté fuerte su mano con las mías y sonriendo me solté para ponerme de pie, abrí la pequeña ventanilla por donde una suave brisa marina entraba y acariciando mi rostro. Apoyé la cabeza un segundo en el marco  y me volví para mirarlo – En realidad – continué – fueron muchos años de no saber... de buscar y  nunca llegar a nada, la idea de… su muerte... ya había ocupado un lugar en mi mente… Intenté sacar una flecha.. ¿Sabías? Y antes de que lograra traerla al frente me detuvo con una de sus cuchillas… es más hábil de lo que parece y no es que parezca no serlo… pero es bueno.. no debemos subestimarlo.

Caminé por la habitación sin saber qué hacer y me giré hacia Devan que me miraba algo afligido.

- Creo que debes hablar con tu hermana, bríndale la oportunidad de que te explique… ella no se fue de tu lado por gusto… quizás no esté aquí tampoco de ese modo. Yo no tengo muchas opciones la verdad – abrí mis manos con las palmas hacia arriba – he aquí mi nuevo hogar por el momento.. es mejor que una celda ¿No? – sonreí algo más por obligación que otra cosa pero lo que decía era cierto – Ese elfo estuvo enamorado de mi madre alguna vez… y yo lo sabía.. el anciano me lo dijo, por lo que estoy casi segura de que eso me mantendrá a salvo, pero a ustedes no los conoce y no debería hacerlo tampoco… cualquier guardia puede cuidar mi puerta, pero sólo tú puedes  averiguar porque descuartizan gente y la llevan a las islas… creo que deberías irte.. pero…- suspiré – no… no te alejes tanto… regresa de a ratos… hazme saber que están a salvo…

________________


Ya casi se acercaba la hora y el sol comenzaba a caer lentamente en la lejanía. Valeera se encontraba mirando a la lejanía como el océano y el firmamento se hacían uno. La brisa oceánica que de a poco comenzaba a aumentar con la llegada de la noche le revolvía los cabellos que escapaban de su peinado. No prestó atención a la voz del guardia que a ella se dirigía.

- Señorita! – dijo el guardia en un tono de voz un poco más alta de lo que venía repitiendo. Llevaba el casco bajo el brazo y el aire despeinaba aún más sus cortos rizos dorados. – Señorita la llama el señor Nelyar, dice que vaya urgentemente- se paró en seco al entender sus palabras y se la notó nerviosa.

- Si.. si.. voy.. al instante - dijo y salió casi corriendo, antes de desaparecer se giró hacia el joven – muchas gracias!- sonrió y desapareció por una de las puertas que conducían al interior del barco. Sus apenas pronunciados tacones resonaban en la madera del suelo mientras se acomodaba con las manos el vestido y un poco el cabello alborotado. Cuando llegó a la puerta del drow apenas alcanzó a golpear que su voz la llamó desde adentro.

- Desde que bajaste las escaleras logré oírte, debes ser más cuidadosa… pasa – abrió la puerta  que no tenía llave y permaneció en la puerta esperando le indicara que podía pasar. El estaba mirando hacia afuera pues el sol caía y la luz ya no le era tan molesta a los ojos, sin girarse continúo hablando con ella. – En la habitación de enfrente hay una mujer que es un poco más alta que tú… busca … - pensó un momento – tu vestido blanco… el que te regalé y llévaselo para que lo use… - sabía que no tenía sentido protestar a una orden de su jefe, aun a pesar del cariño que le tenía a ese vestido, se  limitó a asentir con la cabeza y antes de que contestara  el continuó – y traeme mi café … ya se está tardando.

- Si señor - concluyó ella para salir de allí cerrando suavemente del camarote. Antes de entrar al propio se quedó mirando la puerta de enfrente escoltada por un guardia y entró a su cuarto, al parecer, no se lo había imaginado. Buscó entre sus cosas y sacó el vestido que tan bien guardaba, lo dobló  sobre su brazo y salió de la habitación. Se paró frente al guardia y con tono neutro aclaró – Traigo algo para la señorita de aquí. Órdenes de Nelyar – el sonido de cerámica golpearse la hizo mirar a la derecha y vio como la joven camarera con la que antes había hablado se cercaba por el pasillo. – Déjelo en la habitación y espéreme allí… Vuelvo enseguida. – Volvió a mirar el guardia levantando levemente las cejas a la espera le cediera el paso.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Mar Ene 14 2014, 22:09

Lys parecía estar aceptando bastante bien la situación, como si se librara de un gran peso de encima al enterarse la verdad lo cual me sentí un poco mal al molestarla al respecto. Se puso de pie y  empezó a contar la historia pasada de Neylar y su madre y ahora entendí un poco mas la obsesión de el por ella. Saque mi casco mientras escuchaba sus palabras porque la verdad ya me estaba cansando de llevarlo puesto todo el día y me levante para apoyarme a la pared cerca de ella, mirando por la ventanilla.

- " Deberíamos tener cuidado con el, un hombre obsesionado puede llegar a hacer cualquier cosa. " - Dije mirando la ventana, me preocupaba y molestaba la situación entre ellos pero Lys sabia lo que hacia. - " Y no importa que tal hábil es, podremos con el..."- Sonreí mirándola fijo. Ella empezó a alejarse y caminar, menciono que buscara algo de información pero la verdad no quería alejarme del jugar. Hice un gesto diciéndole que no - " No cualquier puede entrar hasta aquí y estoy seguro que Neylar me recordara...aparte no pienso dejarte sola con el...digas lo que digas" -

Sonreí y volví a ponerme el casco, salí de la habitación como habíamos arreglado. Me quede caminando por los pasillos sin alejarme de las habitaciones de Lys y Valeera, miraba a cada rato hacia ambos lados esperando que Ishira aparecía con alguna novedad.Hasta que finalmente escuche unos pasos acercarse. Doy media vuelta para mirar y se trataba de Valeera, traía una especia de vestido en la mano tapado con algo para protegerlo. Atrás de ella Ishira venia con la bandeja con todo lo que le había pedido, intercambiaron una palabras y luego mi hermana se acerco hasta donde estaba. Me sorprendí al verla parar sobre la habitación de Lys.

- " Traigo algo para la señorita de aquí. Ordenes de Neylar.  "- No entendía bien, pero no me agradaba la idea de que el drow le diera un vestido a Lys. Permanecí en silencio, y abrí la puerta dejándola pasar. No podía cuestionar una orden. Espere un poco tiempo afuera hasta que finalmente salio cerrando la puerta con suavidad.

- " Valeera..." dije sin saber con que continuar. Ella dio media Vuelta para verme.

- " Si,¿en que puedo ayudarlo?" - Respondió con una sonrisa tímida. Al parecer muchos de los hombres de Neylar la conocían por eso no se sorprendió al escuchar su nombre.

- " Valeera Roelhor...¿ Cierto ? " - Su cara cambio completamente dando un paso para atras sacando un pequeño cuchillo de su vestido.

- " ¿Quien eres? ¿ Como sabes mi verdadero apellido ?  "- Me asuste de la manera en que reacciono y no entendía bien a que se refería con eso del apellido.

- " Porque yo también lo llevo..." -   Me saque mi casco mostrando mi rostro.

- " Devan..." - Dijo sorprendida, parecía emocionada y asustada a al vez. Entendía muy bien todo eso porque la situación del reencuentro no era muy agradable. Se acerco a mi apoyando su mano en mi rostro para luego de un rato retirarla y mirarme de pies a cabeza - " Te daba por muerto....pero... ¿qué haces aquí? " -

- " Vine por ti...pero la pregunta importante es  ¿ qué estas haciendo tu aquí? " - Dije esta ultima pregunta poniéndome serio y preocupado al respecto de lo que respondería.

- " Es una larga historia...Dev...yo...no puedo hablar ahora, hay mucho en riesgo. Asegúrate de llegar a salvo a las Islas te veré alli y contare todo. Me tengo que ir ahora...Neylar vendrá..." - Dijo todo muy apurada y asustada, no sabia si temía o respetaba tanto al drow pero decidí confiar en ella como lo hacia ya varios años atrás. Empezó a retirarse lentamente hacia su habitación temblando, mirándome siempre de reojo  - " Dev...que lindo verte..."- Volví a ponerme el casco y mirar como se alejaba a su habitación donde Ishira la esperaba.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Miér Ene 15 2014, 00:10

Ingresé al cuarto de la muchacha Valeera, y dejé rápido la bandeja sobre la mesa de luz que era espaciosa. Sacudí el delantal un poco más y pensé rápidamente algo que pudiera decir o hacer, pero no quería cometer errores, por lo que sin querer me quedé viéndola un momento, delatando que quería decirle o preguntarle algo, Apenas me di cuenta sonreí nerviosa y dije.
-Disculpe.. ¿Desea algo más?...- pregunté, quedándome en el lugar, y agaché la mirada. Quería ayudarle en algo a Lys o Devan, pero no tenía idea cómo y pensaba que ellos dos hubieran podido solos, con Velkam también. Pero tenía que intentarlo...

Volví a levantar la mirada hacia ella y dije despacio.
- ¿Espero que me perdone el atrevimiento.... es usted pareja del... elfo?... Los he visto juntos y pienso.. que hacen linda pareja...-dije sonrojándome un poco, pero tratando de mostrar una sonrisa de simpatía.

*******************************************************************************************************

-¡Devan!-llamó Velkam, pero la puerta se cerró casi sobre su nariz y se apartó bufando.

La puerta de la habitación de enfrente se había cerrado también. Se preguntó si sería buena idea ingresar, ahora que estaba la elfa y él solo. Pero tenía información y quería dársela. Suspiró y se quedó frente a la puerta, pesando si entrar o no o esperar un poco.

-¡¿Qué haces que no estás limpiando pedazo de inútil?!-gritó la voz del corpulento gruñón que antes había ordenado a Velkam, pero éste resopló fastidiado, pensando si armas un motín el solito, pero deicidio que era muy pronto, por lo que respondió a duras penas.
-Vine a limpiar el pasillo de acá por orden de... mi señor....-respondió. El corpulento lo miró incrédulo y le tiró el fregón y el balde, comentando:
-¡Te olvidaste esto!¡Te estaré vigilando!-gritó.
-¡Sí señor!...¡Sí!, ¡sí! , ¡sí! ¡Si señor ogro idiota...!-gruñó Velkam cuando estuvo seguro que el otro no lo oiría, pero tuvo mala suerte y el otro optó por no hacerle ni decirle nada, sólo le pateó la cubeta de agua y ésta se derramó por todo el suelo, y soltando una escupida después, se marchó por el pasillo al ver a dos marineros caminando tan tranquilos sin cumplir órdenes.

Velkam tomó el fregón y empezó a correr el agua, muy molesto y lanzando miradas asesinas a las puertas donde estaban el Drow, Ishira y Devan.



Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Miér Ene 15 2014, 02:56

- No te preocupes… no me fío de él tampoco…  pero no creo que quiera lastimarme .. tuvo oportunidad de hacerlo y no lo hizo… - miré hacia afuera y volví mi vista hacia él, estaba en la misma posición que yo del otro lado de la pequeña ventana que tenía en mi camarote, ambos apoyados de costado sobre brazos opuestos, apoyé mi cabeza un segundo en la pared, quería recuperar la vivacidad en la mirada que indicaba que todo estaba bien pero no me era tan sencillo.

- No cualquier puede entrar hasta aquí y estoy seguro que Neylar me recordara...aparte no pienso dejarte sola con el...digas lo que digas -  dijo de repente y le sonreí me acerqué a él y le abracé fuerte, el me devolvió el abrazo y apoyando mi cabeza en su hombro guardé silencio un momento, no quería decir nada pero su apoyo y protección me hicieron sentir un poco mejor. Me corrí apenas y le di un suave beso en la mejilla.

- Gracias por preocuparte - - me moví y aun apoyando mi mano en su hombro continué – me mantendré a salvo… no te preocupes por mí… él comete el error de subestimarme -– caminé unos pasos -... confía en mí -- dije dándome vuelta para mirarlo con una sonrisa en los labios.  Hizo un gesto como que me entendía pero no pronunció palabra y colocándose el casco salió a cumplir su papel de guardia.  Pocos minutos después la puerta volvió a abrirse y me sorprendí pues creí sería uno de mis amigos en el barco, pero no, era Valeera, la hermana de Dev.

Ella ingresó en silencio y llevaba en los brazos un largo vestido que acomodó sobre una silla con sumo cuidado.

- Buenas tardes… esto le envía mi jefe Nelyar para que use esta noche en la cena – rehuía con la mirada y antes de salir, justo cuando iba a detenerla se dio vuelta y me miró entrecerrando los ojos un poco – Eres… Nos vimos antes...  ¿No? - – bajé la mano que había levantado para detenerla y me paré un poco más derecha.

- Así es… en una noche de tormenta… -- no estaba segura de qué tanto podía decir sin invadir la intimidad de Devan – Llévalo -– dije y señalé el vestido y ella frunció el ceño pues estaba rechazando una orden del elfo – Dile que no necesito que me vista, si quiere cenar conmigo tendrá que verme con lo que llevo puesto… No puede darme órdenes a mí -– ella abrió la boca para protestar pero la cerró al instante.

- No lo use… pero debo dejarlo aquí… no quiero tener problemas… -- miró hacia atrás con gesto nervioso – debo irme… hablaremos más tarde  - salió por la puerta algo apurada y con una triste sonrisa en el rostro.

___________________

Algo conmocionada por aquella duda que tantos años la había perseguido entró en su habitación en silencio, con la mirada perdida por no saber qué hacer ahora, su hermano estaba no solo vivo sino que a escasos metros de ella. La idea de dejar todo atrás y huir de una vez por todas le cruzó la mente pero la realidad cayó de repente cuando vio a la joven camarera que tenía el pedido para ella y su jefe. Le sonrió amablemente pero puso cara de confusión ante la pregunta de ella.

- ¿Pareja? … No.. no, él es mi jefe… en realidad me conoció trabajando para una familia adinerada y pidió mis servicios… - - miró hacia la derecha intentando pasar por alto lo vivido en aquella casa – Me hizo un favor en realidad…  aunque no lo creas - – no sabía porque contaba todo esto a una extraña pero el reciente encuentro con su hermano había logrado bajar sus defensas y hablaba con la joven lo que hubiese querido contarle a él. Suspiró y se dejó caer sentada en la cama – Me dijo alguien que me parezco a alguien y que por eso me contrató pero siempre fue un caballero en realidad… --  los recuerdos de los guardias que la apresaron y cómo uno de mayor cargo impidió que terminaran por abusar de ella. Se levantó de golpe – Perdona… hablé demasiado.. -– miró hacia la puerta detrás de la cual asumió estaría su hermano y sonrió a la nada. – Pero creo que lo peor ya paso… -- finalizó y le dio una sonrisa a Ishira frente a ella.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Miér Ene 15 2014, 19:23

Miraba a Valeera alejarse hacia su habitación, no sabia un si podía confiar en ella pero no tenia ya otra opción. Me preocupaba mas por Lys deberíamos buscar la forma de liberarla de ese drow, diga lo que ella diga, la situación no me tenia contento. Luego de un rato empece a caminar por los pasillos esperando a que Neylar aparecía en cualquier momento pero para sorpresa mía Velkam apareció. Estaba con un ropa sucia y un trapo y otras objetos de limpieza, ademas que parecía bastante malhumorado.

- " tengo información..."- Dijo al pasar sin mirarme y sin dejar de limpiar. - " Valeera es rehén y el cargamento se entregara mañana al medio en el puerto..."- Dijo sin dejar de hacer que miraba las cosas. -" Y ademas esto es un trabajo muy malo tendrás que pagarme el doble por esto. Dev " - Siguió su camino pasando el trapo por los pasillos y alejándose de a poco.

- " Ey tu...ven...necesito que limpies algo aquí . " - Dije a Velkam mientras me acercaba hacia una habitación vacía, nuestra actuación estaba un poco demás ya que no había nadie cerca mas que Valeera Ishira y Lys que se encontraban en sus respectivas habitación. - " El Drow tiene a Lys en unas de las habitación, yo se supone que la estoy vigilando para que se escape...pero tenemos que hacer algo para irnos a salvo." - Dije una vez cerrada la puerta, Velkam tiro el trapo al suelo y se puso a pensar. - " Quizás creando una especie de distracción..."- Hizo un gesto de exclamación y empezó a dar vueltas.

- " Si si...ese cargamento es muy valioso para ellos por alguna razón y nosotros ya lo arruinamos un poco...no pasara nada si arruinamos un poco mas" - Quedo en silencio un rato mientras miraba al rededor de la habitación como analizando el barco - " Este es el plan...Esperamos bien entrada la noche y arrojamos algunas cajas al agua...Le informamos al Drow...le molestara y decidirá encargarse personalmente...y después no se tomamos a Lys y a Ishira y...¿huimos en bote?" - EL plan sonaba un poco improvisado, pero era lo mejor que teníamos al menos poder crear la distracción para que Lys se escondiera.- " Pero como dije me tendrás que pagar el triple " -

- " Me parece bien, lo de la distracción al menos...lo otro no estoy seguro, ni tu lo estas...por lo menos para poder hacer que Lys se libere y procurar que lleguemos los cuatro a salvo a las islas" - Respondí tratando de ser mas consciente, pero quizás no teníamos otra opción a lo que el dijo. - " Ahm...y no estoy pagando nada recuerdas...me lo debes de aquella vez" - Puso una cara pensativa y luego movía su cabeza afirmando. - " Bien, entonces te veré mas tarde abajo...tratare de hablar con Lys e Ishira...tu no se..limpia " - Me reí y miro con cara desagradable y salimos de la habitación a nuestros deberes.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Jue Ene 16 2014, 02:44

-Yo me encargo del bote...-dijo Velkam mirando de reojo a su amigo y sonrió con maldad, recordando sus palabras "no se, limpia..." agarró el trapo mojado y se lo lanzó a la nuca y cuando el otro se volteara le guiñaría el ojo y diría-¡Había una mancha voladora!-


******************************************


-No te preocupes, puedes confiar en mi, entiendo cómo ha debido ser tu situación...-
dije sonriéndole y dije mirando el entorno, sin saber bien porqué-Si no deseas algo más, me retiro...-tenía ansias de encontrar a alguno de mis amigos para hablarle.

Sonreí en modo de saludo a Vaalera y me dirigí a la puerta, abriendo y cerrándola después detrás mío con suavidad. Era de estas puertas pesadas que al cerrarse, se escuchaba como un fuerte portazo. Allí estaba Velkam, y levantó la mirada cuando me vio salir, me acerqué a él luego de asegurarme que nadie nos vería y le comente rápido todo en voz baja.

-Entonces ambos complementamos la información de esta manera-y procedió a contarme lo que él averiguó-Trata de mantenerte cerca ¿sí?-dijo algo preocupado y le sonreí.
-Claro... Iré a buscar algo para tomar, veo que estás trabajando mucho... ¿quieres?-pregunté mirando sus manos y su aspecto de marinero.
-Lo que haya si puedes, pero no se si deberías....-dijo mirando hacia ambos lados del pasillo. Me acerqué a él con una mirada peligrosa.
-Si no debería, no me interesa, traeré algo porque además tengo sed también... y traeré algo para ellos-le guié el ojo y me alejé en busca de algunas bebidas para la prisionera del Drow y el guardia que la vigilaba. De paso les diría la info que yo tenía.


Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Vie Ene 17 2014, 01:54

Daba vueltas en mi habitación sin saber qué hacer, quería intentar escapar, ese era siempre mi primer reacción ante una situación como esta, pero en este caso no era tan sencillo. Pues si el guardia de la puerta seguía siendo Devan, para simular un escape, debía herirlo de alguna forma para conservar las apariencias y no estaba del todo segura si quería hacerlo. Sonreí. Bien, no quería herirlo en realidad, por lo que no me quedaba mucho más que esperar a que el drow viniera ofendido por lo del vestido si se enteraba o a lo que fuera que viniera. Di un par de paso y me recosté sobre la cama que se encontraba bastante desarmada de todas las veces que me senté sobre ella y me paré al instante en mis arranques de nerviosismo.

- Una celda elegante, pero celda al fin- protesté por lo bajo y me quedé recostada un rato. Escuchaba las voces afuera de los demás, logré escuchar la voz de Devan y Velkam también. No siempre lograba entender lo que decían pues el sonido de las olas golpear el barco más las voces que dispersas se sumaban a las de ellos se superponían de a ratos. Más tarde escuché a Ishira y en algún momento creo me quedé dormida. Me levanté sobresaltada  con mi daga en la mano cuando golpearon a la puerta.

__________

La joven acomodó la bandeja con dos té y un café y antes de levantarla golpeó despacio una puerta de madera en la pared derecha de la habitación.  Una voz grave del otro lado respondió.

- Pasa – obediente ella tomó la bandeja e ingresó en la habitación. Acomodó la bandeja con las cosas sobre una mesa y sacando las tazas las sacó de allí acomodando la propia frente  a la que sería su silla y la de su jefe aparte. El no la miró, estaba observando hacia la ventana un cielo que con el color del fuego se reflejaba sobre las aguas intranquilas. – Odio los barcos – dijo el elfo sin mirarla tampoco- este movimiento me pone nervioso – se refería claramente al vaivén que las cada vez más fuertes olas hacían del suelo.

- A mí me gusta – respondió la joven – el océano… me gusta- finalizó con timidez mientras con elegancia se sentaba y bebía de su té.

- A algunos nos gusta tener los pies en la tierra – lo dijo con el mismo tono seco de siempre y si bien podía ser un comentario hiriente, él siempre hablaba así, por lo que ella simplemente siguió bebiendo su té mientras miraba a su derecha el atardecer. Nelyar se acercó a la mesa, tomó la taza de té y la bebió de un sorbo, el café en cambio lo tomó con más cuidado, disfrutándolo. – ¿Has llevado lo que te he pedido? – ella se removió en su asiento algo nerviosa.

- Si, pero no lo quiso aceptar. Dijo… - comenzó a decir pero se detuvo. Él la miró levantando ambas cejas a la espera de que continuara el comentario. – dijo que… que si quiere cenar con ella tendrá que verla con lo que lleva puesto.. – omitió la parte de que no podía darle órdenes a ella porque no estaba segura de cómo reaccionaría a todo esto su jefe. Pero para su sorpresa mientras bebía con cautela otro sorbo de su té vio como sonreía, cosa rara en él.

- Obstinada – fue todo lo que mencionó -  Bien encárgate de que preparen todo para la cena. – pensó un momento – Cordero... que preparen cordero y armen todo en mi despacho, no cenaremos con el resto. – ella atinó a levantarse y él volvía a tener la mirada perdida en las olas – Termina tu té Valeera. Luego prepara todo.

- Gracias señor – respondió la joven extrañada de que aceptara sin mas la respuesta de la elfa. El continuó callado sin decir nada y sin mirarla.

- Te gustará Beltrexus  …-

- Seguramente señor – respondió la joven. Acabó su té y se levantó. Hizo un saludo con la cabeza – Ya mismo me encargaré de todo – llevó la bandeja y volvió a traspasar hacia su habitación a través de la puerta intermedia. El elfo no dijo nada sólo miraba a lo lejos concentrado en sus ideas lo único que se pudo ver en su rostro fue cuando frunció un poco el ceño para volver a relajarse enseguida.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Vie Ene 17 2014, 19:07

Apenas termine la conversación con Velkam salí a caminar por el pasillo pensativo. Seguía preocupado por el plan pero más me preocupaba que aquel drow desquiciado hiriera a Lys. No estaba muy seguro cuando, pero vendría el tema que le haya traído ese vestido significaba que pensaba cenar con ella, así que no tardaría en venir, podía suponer. Mire a los alrededores y nadie se acercaba, arriesgándome entre de nuevo al cuarto donde estaba Lys. Y allí estaba dando vueltas en círculos en el mismo.

- " Hable con Velkam...haremos una distracción para llamar la atención del drow y poder escapar...si estás de acuerdo claro" - Dije todo rápido siempre observando si alguien se acercaba desde afuera. Luego mire el vestido que Valeera había traído. - " Hable con ella tambien..." - Guarde silencio y mire hacia abajo. - " No dijo mucho en si...quedamos en hablar una vez lleguemos a las islas..." - Unos pasos se empezaron a  escuchar desde el pasillo. Así que me moví rápidamente hacia la puerta y vi que se trataba de Valeera. - "Estaba haciendo mucho escándalo, tuve que entrar a calmarla..." - Dije nervioso, esto de actuar y fingir así frente a ella no me agradaba. Ella en un principio miro con cara extraña y luego hice un gesto afirmando entender lo que pasaba, siempre había sido una mujer inteligente desde pequeña así que no me sorprendería que se diera cuenta que estábamos involucrados con Lys.

- " EL señor invita a cenar a la señorita y dice que es algo que no se puede rechazar " - Ambos miramos a Lys. Sentía rabia hacia al drow al tratarla de esta manera, pero más me molestaba ver como se aprovechaba de la situación, el vestido y la cena. - " Usted deberá escoltarla hacia el comedor privado, allí lo esperara " - Miro a Lys y luego a mi sonrió y se retiro del lugar, dio unos pasos y volvió hacia nosotros - " Saliendo es la tercera puerta hacia la derecha ..." - Dijo en voz baja y  volvió a retirarse.  

- " Vamos..." - Dije una vez que Valeera estaba lejos. - " No se cuales sean las intensiones del drow contigo, pero estaré cerca y ante cualquier cosa llámame...si quieres " - No estaba muy seguro de mis palabras pero quería que se sintiera más segura conmigo cerca a pesar de que no haya funcionado mucho. Finalmente salimos y nos dirigimos hacia donde nos había dicho Valeera. - " Aquí es..."- Dije en tono bajo. - " Y mucho cuidado"- Ella entro al lugar cerrando la puerta lentamente.

Me quede en la puerta como custodia otra vez, aunque esta vez nadie me lo había ordenado me venía bien como excusa. Al poco tiempo la misma puerta por la que Lys entro se abre, mi hermana sale de ella y me mira fijo otra vez.

- " Todo está listo, Neylar autoriza solo entrar a una de las sirvientas, yo misma la elegiré y la mandare. Nadie más debe entrar. " - Se retiro del lugar, después de darme esas órdenes con un tono medio raro que no entendí. Al tiempo Ishira cae en la puerta. Al parecer Valeera la había elegido a ella de casualidad, o por miedo eso quería pensar.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Sáb Ene 18 2014, 01:22

Regresaba de la posada no muy contenta, no me había atrevido a pedir nada, porque varios marineros estaban allí y no tenía muchos deseos de discutir, por lo que regresé sobre mis pasos algo decepcionada. Preo ver a Velkam limpiando y rezongando me hizo reír. Pero cuando me vio tiró el trapo al balde y lo llevo a un rincón, regresando después para decirme.
-Ahora me iré a ver los botes, les avisaré cuando esté todo listo, no se separen...-dijo y me sorprendió que se alejara sin despedirse siquiera.

Pero resulta que había visto a Vaalera venir hacia mi para indicarme que tenía que ir al despacho del Drow. "Solo espero que no me recuerde de ese día en el barco..."pensé yendo detrás de la hermana de Devan. Volvía a sentirme algo insegura, pero me disponía a hacer lo mejor posible para afrontar la situación.

Caminé en silencio, pensando qué vendría después de esto, y a la mañana siguiente cuando llegáramos. Esperaba que Velkam se encargara de nuestros bolsos en los botes. Aunque viendo como era con su trabajo, lo daba por hecho. Llegamos hasta la puerta del despacho de Nelyar y dejé que Vaalera ingresara primero, y luego entraría yo.

***


Velkam, en su camino para poner en marcha el plan que decidió con Devan, volvió a cruzarse con el jefe corpulento y gruñón, que lo tomó de atrás por un hombro tirándolo hacia sí hasta enfrentarlo. Allí colocó sus manos sobre la cintura, demostrando aire de superioridad y le gritó.
-¿A dónde te crees que vas? ¡Vé a servir las cervezas para el capitán!-ordenó y Velkam respondió.
-Sí señor, ahora mismo...-y se retiró rápidamente dirigiéndose a la bodega, cuando estuvo fuera de la vista del marinero. Decidió encargarse de los bolsos de sus amigos y después iría por los botes.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Sáb Ene 18 2014, 14:50

Hablando con Devan de un plan de escape podemos oir que llaman a la puerta, era Valeera avisando que  me “invitaban” a la cena. Sonreí cuando ambos me miraban, no estaba segura pero parecía que esperaban que protestara o me enojara al respecto, pero yo no era así, si mis emociones fueran tan evidentes no hubiese sobrevivido tanto tiempo.

- Pues si no puede ser rechazada ..- dije levantando las cejas sonriendo. Devan me miraba serio, estaba más preocupado que yo por el asunto.  – No te preocupes… como ya dije…confía en mí… -

Me acomodé para acudir al encuentro y entre esos detalles incluía armarme como correspondía, no dejaría mi espada en el cuarto, no me despegaba nunca de ella y siempre podía acceder a dejarla  a un lado si lo pedía. Entré en el lugar y Devan permaneció en la puerta custodiando, aunque no justamente lo que el resto de la guardia estaría custodiando en su lugar. Entré y estaba todo preparado, había cuatro lugares acomodados alrededor de una mesa cuadrada equipada con toda la elegancia en que la clase alta estaba acostumbrada a cenar. Valeera me indicó cual sería mi sitio, enfrentado al de ella que estaba de espaldas a la puerta, el del drow sería de seguro una esquina pues la silla corrida indicaba que se había sentado y el cuarto sitio, impecable esperaba vacío. No sabía quién lo ocuparía pero lamenté que no estuviéramos solos como había planeado. Valeera me sonrió y salió de la habitación, la seguí con la mirada y al abrir la puerta pude ver de pasada a Devan firme en la entrada, pero esta se cerró y quedamos solos. Nelyar se encontraba sentado en el sillón de un escritorio que se veía había sido movido a causa de los preparativos, no me miró hasta que la joven se hubo ido.

- Veo que al menos no rechaza todos mis ofrecimientos. – dijo con el tono de voz formal y desprovisto de emociones que lo caracterizaba.

- Pues tenía hambre… - dije intentando no darle importancia al asunto - ¿Y a que se debe todo esto? ¿Acaso cena con todos sus prisioneros o tengo ventaja por la sangre de mi madre que corre por mis venas? – me miró de costado con cierta advertencia en los ojos pero no la reflejó en sus palabras, sonrió de lado y continuó.

- ¿Qué le hace pensar que es mi prisionera?... Ah.. si… el encierro y todo eso… Puedo arreglar un lugar menos cómodo si así lo prefiere – respondió a su propia pregunta terminando con una leve advertencia al finalizar. – Siéntese – dijo mostrándome mi lugar con la mano extendida, miré en esa dirección pero permanecí de pie – O no.. – terminó al ver mi postura y se puso de pie. - ¿Siempre es tan obstinada? – preguntó mientras caminaba despacio hacia la ventana tras la cual no se veía nada por la oscura noche. Me pregunté si sus ojos veían en la oscuridad por su característica de elfo nocturno pero no musité palabra. – Debe aprender modales… mi profesión no impide que sepa comportarme y aceptar educadamente un ofrecimiento

- Pues si mi situación actual no me permite rechazarlos es porque evidentemente no tengo la libertad de obrar como quisiera y si es así no puede pretender acepte cada idea se le pase por la cabeza…  y no he sido maleducada en ningún momento.  – le di la espalda y caminé hacia una pequeña biblioteca en el otro extremo de la habitación. El elfo me miró serio pero no dijo nada al respecto. Tomé algunos libros y comencé a hacer que los ojeaba mientras escuchaba cómo se acercaba caminando despacio, nadie oiría sus pasos pues eran prácticamente imperceptibles, pero mi oído era tan bueno como el suyo y además, estaba atenta.

- ¿Algo que le interese? – dijo parándose a mi lado mirando el libro que ojeaba, apoyó su mano derecha sobre la mena y vi mi oportunidad.

- En realidad si…- dije tranquila. Me concentré e hice que en mi mano izquierda resplandeciera lumínicamente mientras cerraba el  libro, la luz aumento al instante y tal como  esperaba le cegó lo suficiente como para permitirme saca la daga que llevaba en el costado oculta, la clavé en su mano aprisionándola contra la mesa. La solté y tomé rápidamente mi espada de la cintura para llevar el filo hacia su cuello – Podría matarte - dije en un susurro.

- Creí que se tardaría un poco más en intentarlo – dijo sin perder la serenidad en sus palabras. – Y no… no puede. -  no sé en qué momento ni cómo pero veloz  llevó la cabeza hacia atrás mientras me empujaba con su pierna. Todo en un gran silencio que nadie se percataría y que estuve a punto de romper al casi tirar la silla contra la que choqué.  – Si fuera tan sencillo matarme señorita no estaría aquí ahora. – yo estaba semi arrodillada en el suelo intentando mantenerme en equilibrio, llevé una mano al vientre por el duro golpe que me había propinado quitándome el aire. El quitaba mi cuchilla de su mano y mientras la levantaba para inspeccionarla continuó. – No pretendía golpearla de ese modo… no acostumbro… - se detuvo – digamos que no quería golpearla, pero verá… usted quería matarme. Mejor tome asiento y compórtese de una vez por favor.

La puerta se abrió e ingresaron Valeera e Ishira que al verme en el suelo abrieron los ojos como platos, Valeera no dijo nada pero miró a Nelyar quien comenzaba a cubrir la herida con una de las servilletas puestas para la cena y comprendió lo que había sucedido. Sacudió la cabeza con gesto reprobatorio y cerró la puerta tras ella. Me puse de pie y me senté como si nada hubiere pasado. "Bien... no creí que lo lograra al primer intento tampoco.." pensé observando todo atenta a la próxima oportunidad que inventaría par atacarlo.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Dom Ene 26 2014, 00:29

Me quede observando la puerta mientras Ishira entraba a la habitación, no tenía idea de que estaba pasando adentro, solo había escuchado unos ruidos fuertes pero nada más. Me mantuve quieto aunque no lo quería, tenía que confiar en Lys a pesar de mi preocupación. Espere unos segundos hasta que pude ver a Velkam a lo lejos moviéndose por el barco, iba y venía de allá para acá parece que no lo tenían tranquilo, suspire y me acerque hacia el pero a decir verdad no me quería alejar mucho.

- " Veo que al fin te pusieron a trabajar..."- Dije a Velk cuando estaba cerca de él. - " Empecemos con el plan ¿te parece? "- Continué diciendo en voz baja.

- " Yo ya empecé amigo mío, pero en el camino tuve que encargarme de un problema personal. " - Señalo hacia un lado y al mirar hacia allí pude ver a uno de los hombres del capitán completamente dormido con una jarra en la mano. - " Estaba medio histérico, así que le di algo para que se tranquilizara. "- Sonrió y empezó a moverse.

Volvimos a la habitación donde se encontraban las cajas, un guardia custodiaba completamente dormido. Este se despertó repentinamente mirándonos con sospechas a Velk y a mí. Se levanto asustado y a punto de hacer algo. Velk le dio rápidamente un golpe en su cabeza dejándolo inconsciente.

- " Bien...aunque pude haberle dicho que venía a reemplazarlo " -   Hizo un gesto como que no tenía importancia y tomo al hombre desmayado de los pies y lo metió dentro de una puerta. Tomamos las cajas vacías donde habíamos infiltrado a Ishira y Lys, ya que eran las más livianas. Tome mis cosas que aun estaban ahí dentro y se las di entre a Velk para que me las cuidara por el momento y finalmente salimos observando nuestro alrededor y las tiramos al agua rápidamente. Nos escondimos detrás de la escalera por si alguien había escuchado algo. - " La distracción está hecha...en el momento adecuado iré a avisarle al Drow." - Algunos  guardias y marineros empezaban a venir al lugar nos escabullimos y fuimos.

- " Si, ya tengo dos botes listos para el escape si es necesario...el resto están... inutilizables digamos " - Señalo hacia unos botes de emergencia. Afirme con la cabeza y sin mirar a nadie volví a donde se encontraban Lys, Ishira y el drow. No estaba seguro si llamar o no, pero estaba preocupado por lo que podía estar pasando dentro.

- " Señor...hay un problema con el cargamento..." - Dije después de tomar aire y golpear dos veces, esperando la respuesta.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Dom Ene 26 2014, 01:46

Ingresé al cuarto acompañando a Valera, y entramos al despacho. Lys estaba incorporándose y llevaba una mano a su estómago, mi vista pasó de ella hasta el elfo que terminaba de sacarse una daga de la mano. Supe lo que habría ocurrido y sonreí cuando estuve segura que el Drow no me miraba.
No me preocupó lo de Lys, sabía que era fuerte y el golpe que hubiera recibido no le habría hecho daño. Mientras esperé que la situación se acomodara, me acerqué a la elfa y la ayudé a levantarse, y en un breve susurro le dije apenas moviendo los labios.

-Bien hecho...-y me aparté para dirigirme a un estante y tomar un pañuelo, para llevárselo al Drow-Si necesita algo... ya sabe a quién acudir... -comenté mirando unas copas y una bebía. Habían sustancias en el mueble de donde tomé el pañuelo, que podrían servirme para hacerme la que preparaba unas bebidas y tratar de dormir al Drow.

Pero parecía que de momento no era lo correcto, así que volví a donde estaba la hermana de Devan, acomodando el delantal una vez más.

-¿Quiere que le prepare algo para beber señor?... ¿Ya se encargó de la comida?-pregunté con la voz firme, señalando con la mirada el estante de bebidas y volví a observar levemente donde habían diversos frascos. Con las proporciones adecuadas, podría dormirlo en cuanto bebiera unos pocos tragos.

Velkam, en tanto, se escabulló por el lado de la cocina, antes de llegar a la bodega, donde de su chaqueta sacó un frasquito con polvo y echó todo a un barril de cerveza. Entonces tomó varios jarrones y los fue llenando de cerveza y dijo a dos muchachas que lo descubrieron.
-Chicas han ordenado ronda para todos, sean buenitas y ayúdenme a repartir y nos divertiremos un rato luego ¿Les parece?-dijo él guiñándoles el ojo a ambas que accedieron y empezaron a llevar bandejas y repartir las bebidas a todos.

Como aun había tiempo, entonces tomó unas cuantas jarras él también colocándola sobre una bandeja en la palma de su mano y llevó con cuidado. Se estaba armando un lindo festín en la posada y sonrió satisfecho. La alegría de la bebida gratis les llegó a todos.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Fehu el Miér Ene 29 2014, 21:28


El mar acompañaba los nervios del final de la tarde, demasiados sucesos hacían que el océano se removiese. Cada vez era más bravo y fiero y el barco comenzó a tambalearse un poco, sin embargo era una fuerte estructura y resistía. El mar, conforme pasaban las horas se agitaba cada vez más y por la noche comenzó a revolverse. Después de la cena de Lys con Neylar el drow llegó a su cénit, las olas comenzaron a subir a bordo, el agua subía a la madera, y la gente resbalaba y caía. Las nubes de tormenta se aglutinaban en el cielo sobre ellos. No estaba claro qué iba a pasar, si era un buen presagio o no, sin embargo todo indicaba que se acercaba algo malo, algo terrible. Una tormenta nunca traía cosas buenas.

Velkam se encontraba en proa dando vueltas, pensando en los botes y asegurándose de que todo estaba bien. Se alejó de todos los demás pero se mantenía firme ante el ataque del agua. El mar embravecido iba a entorpecerlos, sin duda, ¿sería buena idea ejecutar cualquier plan en esas condiciones? Podían acabar muertos si bajaban en botes, pero ya no había otra opción, después de todo estaba empezado.
La lluvia comenzó instantes después y los truenos se escuchaban a una distancia relativa a la visión de los relámpagos. No era una buena noche. Mala idea.

Se escuchó un golpe en popa, un golpe ensordecedor. ¿Se habría roto el barco? era muy improbable pero tenía que ir a mirar. Parecía que nadie más lo escuchó pues quizá el sonido de los truenos lo había tapado, quizá había escuchado el sonido de un trueno, pero no, aquello había sido distinto, aquél golpe había acompañado un pequeño temblor. No había sido muy fuerte, pero se había notado. Debía revisarlo.
Se acercó a la popa y no vio nada más que el negro mar, pero segundos más tarde, tras fijarse un poco vio un par de destellos bajo el negro océano, parecían brillar dentro de la oscuridad. ¿Eran la salvación dentro de la tormenta? Era difícil que eso fuese cierto pero... después Velkam intentó gritar.
- ¡Un Kra...! - Fue lo que alcanzó a decir antes de que un tentáculo monstruosamente grande lo rodease, agarrase y lo lanzase al mar.
La gente escuchó el grito de advertencia, tentáculos comenzaban a colocarse por los laterales del barco, había aparecido una bestia casi mitológica, que hacía mucho tiempo que no se veía, que se creía extinguida. El Kraken. Y éste mismo lo que había hecho en su aparición no fue otra cosa que acabar con la vida de Velkam sumergiéndolo en la fría agua marítima y quién sabe si comiéndoselo o no, pues nunca se encontraron sus restos.

Los tentáculos comenzaron a agarrar a la gente y los echaba de fuera del barco a las bravas aguas, pero no lo hacía rápido, sino de una forma tranquila, pues parecía que quería jugar un buen rato con la nueva chuchería que había encontrado perdida en alta mar.


Fehu vældr frænda róge
Fehu
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 416
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Vie Ene 31 2014, 22:27

Permanecí en silencio el resto de la cena, por más que quisiera nada podía intentar allí donde pudieran de alguna forma salir heridas Ishira y la hermana de Devan, Valeera. El drow no era muy hablador tampoco por lo que la mayoría del tiempo transcurrió con el sonido de la vajilla y miradas cruzadas cada tanto. El golpe  me dolía más de lo que mi orgullo estaba dispuesto a admitir, por lo que estar sentada era una buena opción.

- Comprende que está desaprovechando una buena oportunidad – pronunció dejando su tercera copa sobre la mesa.

- Pues. ¿Qué pretende con el contenido de esas cajas en las islas? ¿Qué tienen que ver sus amiguitos con esto? – el elfo sonrió de lado y simplemente me ignoró – No me dirá lo que quiero saber por lo que no encuentro necesidad de entablar conversación de ningún tipo – continué luego de un momento de silencio sin mirarlo siquiera. – Cuando el carcelero lo vea adecuado preferiría retirarme – me puse de pie con elegancia junto a mi silla, pero antes de que nadie pudiera responder a nada, seguí el rastro que una copa realizaba sobre la mesa justo antes de las demás cosas comenzaran a desplazarse de igual modo.

Un movimiento brusco me obligó a sostenerme y cuando otro fuerte sacudón del barco casi nos tiró al piso mientras Nelyar intentaba acercarse a la ventanilla para el  ese estado. Me interpuse entre un sillón que rodaba hacia ella e impactó directamente continuaba en movimiento, la cubrí con mi cuerpo  de varias cosas  y una lagrima involuntaria  recorrió por mi mejilla…  mi cuerpo no estaba preparado para esos golpes pero debía protegerla a ella y su bebé a toda costa. El suelo se inclinó hacia el otro lado y sentí una fuerte mano que me tomó del brazo levantándome un poco. Miré y era el drow que me intentaba ponerme en pie, me miró con el ceño fruncido cuando vio que no me era tan sencillo, cai sobre una rodilla, ayudó a levantar a Ishira arrinconada entre la pared y yo. Me levantó del brazo de nuevo y con voz grave habló de nuevo.

- Salgan de aquí… pónganse a salvo. Valeera.. acompáñalas – finalizó no tan convencido de esto último, miré hacia mi izquierda, para ver a Valeera que se sostenía de lo que podía pero estaba entera – No hay nada que hacer aquí...Hay ...un kraken …- terminó en un susurro, entendí la preocupación implícita en sus palabras… si era así no estaríamos a salvo en ningún lado. El elfo abrió la puerta y con ambas espadas en la mano desapareció por el pasillo.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Devan el Dom Feb 02 2014, 19:18

Me quede parado en la puerta esperando una respuesta del Drow y continuar con el plan. Solo esperaba que tanto Ishira como Lys estén bien y además Valeera que no sabía si se encontraba  con ellos o no. No paso mucho tiempo desde que golpee la puerta avisándole a Neylar nuestra trampa que un grito corto se escucho desde la proa. Se trataba de Velkam y se notaba asustando, grito una palabra que no llego a terminar debido a que algo golpeo fuerte contra el barco haciendo temblar todo nuestro alrededor.

La sacudida me hizo caer al suelo y resbalarme hacia las escaleras, me sujete fuerte de las mismas y levante la cabeza para ver que ocurría ahí afuera. Quede sorprendido al ver tentáculos levantarse desde el agua que rodeaba el barco y lo agarran con fuerza, cada golpe hacía temblar el barco y aunque se trataba de una navío bastante resistente, no sabía cuánto más podría aguantar. Los marinos empezaron a refugiarse como podían, mientras gritaban repetidamente " Un kraken."

- " ¿Kraken? Maldición..." - No lo podía creer pero realmente estaba pasando y en el momento menos inoportuno. Me moví sujetando para no caerme y pude ver Velkam a arrastrándose por el suelo desde la proa, no se podía mover muy rápido y en una mala posición cayó al agua después de otro temblor justo con la antigua bestia. - " ¡Velkam!" - Grite preocupado al verlo caer, no podía hacer mas y eso me dejaba impotente ante la situación, pero tenía algo que mas de que preocuparme como mi vida y la de la lys e Ishira.
Devan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 83
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Ishira el Lun Feb 03 2014, 01:27

Agradecí estar cerca de unos estantes bien firmes cuando algo grande embistió el barco momentos después de que Lys se pusiera de pié. Ya me parecía haber visto que las cosas se tambaleaban de manera anormal para una marea calma. Me sujeté con una mano de esos estantes que estaban cerca mío, y con la mano la apoyé contra la pared.

No supe que hizo Vaalera, pero de pronto me encontré que la elfa se interpuso entre mi y un sillón, y unas cuantas cosas que rodaron para este lado. Me solté y tomé su antebrazo para evitar que cayera pero el barco tendió a moverse al otro lado sacudiéndose, y vi sorprendida que el Drow la ayudó a incorporarse y recobrar el equilibrio.
"¿Kraken? ¡Eso no estaba en el contrato elfo!"Pensé mientras me apoyaba en el rincón. Seguramente cualquiera notaria cierto temor en ellos. Vaya suerte que tenía con los barcos.
- Salgan de aquí… pónganse a salvo. Valeera... acompáñalas – dijo con una voz grave y salió por la puerta desenvainando sus espadas.

En tanto yo sujeté por reflejo el estante que casi se vino encima de la elfa y con la otra mano tironeé de ella hacia mi para que se apartara, dejando caer el mueble al suelo.
No me atrevía a moverme de allí, todo me aparecía bastante peligroso y la nave se movía cada vez mas brusca. Podía oir fuertes crujidos y temía que en cualquier momento se partiera.
Vaalera nos tendió las manos para que saliéramos del rincón.

-Vamos Lys...-dije mirándola preocupada para ver si estaba bien.
Velkam y Devan habían desaparecido, y no los veía en ningún lado. "Seguramente están donde los botes o el almacén"me dije.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Lys el Mar Feb 04 2014, 22:37

La puerta quedó abierta y nos apresuramos a salir, el movimiento del barco por momentos se detenía para continuar por otro lado o con una inclinación diferente a su vez. Nos sostuvimos, como pudimos aparecimos por la puerta y vimos a Devan en el pasillo. Otro guardia llegó del fondo corriendo y se detuvo frente a Valeera.

- Señorita Valeera - gritó formal a pesar de la situación - El señor Nelyar me envía en su búsqueda y de su invitada -me miró de costado, hasta el momento el hombre no sabía de mi presencia en el barco, se detuvo un segundo en las orejas tan características de mi raza y un sacudón del navío lo volvió en la realidad y sosteniéndose continuó - Deben seguirme las dos, ha designado un bote para ambas... -

- Iremos los cuatro - interrumpió ella.

- ¿Cuatro? Él habló de dos y además con la tormenta ... -

- Pues he dicho cuatro y no le estaba preguntando.. llévenos a donde corresponda - el hombre nos miró dudando, era claro que nada entendía de lo que estaba pasando, pero hasta donde sabía, la joven frente a él solía dar órdenes de parte del mercenario, por lo que contradecirla podría traerle problemas con él y no era buena idea. Lo que él no sabía era que Valeera no abandonaría a su hermano y yo no dejaría atrás a mi amiga, por lo tanto, a donde fuéramos, iríamos juntos.

Tuvimos que aferrarnos a lo que podíamos a lo largo del todo el camino, cada tanto la bestia de afuera descansaba por lo que nos daba cierto respiro que acababa con golpearnos contra alguna pared cuando volvía a reaccionar. Salimos a cubierta y nuestros ojos se cruzaron con los del elfo que si bien estaba alejado parecía de alguna forma esperarnos. El guardia nos guió hacia un bote, pude ver que no era el único que había quedado en pie, por lo que seguro, si el barco se perdía alguna ruta de escape tendrían. La tormenta por momentos menguaba y pude divisar a lo lejos varias personas que o cayeron o se tiraron del barco que hasta momento compartíamos. El bote cayó y bajamos con dificultad pero sosteniéndonos de unas cuerdas que nos guiaban abajo. Éramos siete en total en ese barco, uno de los otros era un hombre con calvicie incipiente que abrazaba unos papeles con tanto fervor que parecían valer más que su propia vida. El barco se elevó del agua y alguien debió cortar la cuerda que nos sujetaba porque caímos al agua. Una especie de alarido o gritó resonó a través del caos y la tormenta, fue el kraken... no sabía que estaba pasando pero vi el reflejo de una melena blanca posarse sobre el borde del navío en el mismo instante en que este volvía a tocar el agua, provocando una ola que terminó por alejarnos. "¿Habrá cortado un tentáculo de tal monstruo?" pensé.

- ¿A donde vamos? - preguntó alguien pero no pude identificar quien.

- A Lunargenta - respondió el guardia que nos guiaba antes y ahora nos acompañaba.

- ¿A Lunargenta? - repetí pero esta vez preguntando.

- Estamos más cerca - respondió y miré a mis amigos y nuevamente hacia el barco, buscando algún indicio del drow.  La tormenta nos mecía lentamente y a lo lejos se divisaban de a ratos las luces de la ciudad hacia la cual regresábamos de a poco, miré alrededor buscando otros botes o algún indicio de Velkam por allí pero no llegaba a distinguir nada por la oscura noche.
Lys
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viejas heridas que el mar no supo ahogar en la marea. (Libre)

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.