Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Replica el Miér Ene 29 2014, 23:00

Continuación de Retazos de un incendio



Mientras Elsa se maravilla con el verde, yo me acerco a un árbol y lo acaricio con suavidad. Miro mi mano sobre el tronco, cubierto de musgo. Vida y muerte. Contraste. Blanco, palidez mortal, contra un verde vivo y la madera.
Pero no me diferencio mucho del musgo. En realidad soy algo acoplado a otra forma de vida, sin la cual me sería imposible existir. Soy un parásito, un extraño en mi propio cuerpo, un ente que no debiera estar ahí.
No es justo. Noto la textura, la humedad, el frío y el calor, veo el mundo, escucho su respiración, capto sus olores, degusto en mis labios el sabor de la vida. Pero soy un error en el mundo, algo que nunca debió existir. Un ser maldito y corrupto.
¿Y qué puede hacer alguien así en el mundo? ¿Qué puedo entregar? ¿Que tengo para dar? Nada, salvo oscuridad y desolación; corrupción y destrucción; vacío y dolor. Y una maldición que puedo transmitir, una inmortalidad con un alto precio a pagar. Soy un monstruo que solo puede destruir.
Cierro los ojos y me concentro en un punto fijo de mi mente, un recuerdo borroso y muy específico, algo que no puedo asegurar que ocurriese de verdad... 


-¡RIKU!¡RIKU!¡NO!¡ESPERA! - escucho en la lejanía, mientras me debato con el dolor. Apenas puedo abrir los ojos, y todo es borroso. Pero sé quién me llama.
-¿Vamos a por él, mi señor? - Pregunta un hombre a mi izquierda, lo que hace que me intente debatir en los brazos de mi captor.
-Nos sigue un hombre lobo. - Dice otro antes de que el jefe pueda responder.
-Pues que se encargue el chucho del chico. Nosotros ya tenemos bastante.


Como respondiendo a sus palabras, un aullido desgarra el silencio y, segundos después, un alarido humano. Un grito que reconozco. Un grito que se me clava como dagas mientras me desvanezco de puro dolor.


-Sora...




Suspiro y vuelvo a abrir los ojos. He repasado esa escena en mi cabeza cientos de veces, y sigo sin saber si es un recuerdo o parte de un sueño. Quito mi mano del árbol, y miro a Elsa, que está parada mirando al suelo. Me acerco a ella y despacio le pongo una mano en el hombro.

-¿Ocurre algo? - Pregunto, preocupado por ella. Parece que algo le ronda la cabeza.

Los pájaros y el susurro del viento se imponen en el bosque mientras el silencio se instala entre los dos, esperando una respuesta por parte de la vampiresa.
Replica
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Elsa el Jue Ene 30 2014, 02:39

La vampiresa no supo cuánto tiempo permaneció perdida en sus pensamientos y en su auto conmiseración. Sólo la sacó de su ensueño Réplica, que puso una mano en su hombro al notar que sus ojos se habían quedado anclados al suelo.

Elsa se estremeció ante el contacto. No estaba acostumbrada al contacto con otros seres, ni mucho menos con los de su propia especie. En el castillo Dorado jamás la tocaba. La mantenía siempre en un altar, lejana a ella, aislada de otra cosa que no fuera su adoración. El resto de las criaturas nunca se le acercaban, y cuando lo hacían, Elsa mantenía una prudente distancia, consciente de la eterna sed que le quemaba la garganta desde que podía recordar.

Se apartó ligeramente de la mano de Réplica y alzó los ojos del suelo, para clavarlos en él y dedicarle una sonrisa. Nerviosa, se pasó una mano por el cabello, acomodándolo sobre su hombro derecho, trenzándolo solamente por hacer algo.

No es nada—lo tranquilizó ella, sonriéndole afable—. Sólo me quedé pensando. Por eso no me gusta pensar ni en mis raíces ni en mi pasado. Me ancla, ¿sabes? Me detiene. Ojalá pudiera…

La joven se dio cuenta de pronto de lo que estaba a punto de decir. “…perder la memoria completamente y comenzar de cero”. Pero no, no podía. Tenía responsabilidades con Stella y Dorado, con su territorio, con Urd, con aquellos que creían en su idea de la paz. Tenía que seguir con ese legado que todavía no alcanzaba a entender completamente.

Se aclaró la garganta y dejó tranquilo su pelo, anudado ahora en una larga y gruesa trenza de color azabache sobre su hombro. Unos cuantos cabellos le caían sobre la pálida cara, como un marco, y sus ojos rojos se fijaron en las lejanías. Todo verde, ruidos y vida. Inhaló profundo por la nariz antes de volver a hablarle a Réplica.

Jamás he pasado más de un par de días en este territorio—comentó ella, olisqueando el aire. Le llegaba el cálido aroma de la sangre de los animales que correteaban por entre las ramas y la hierba, el olor del pronto invierno. Las noches comenzaban a helarse, lo notaba por la fría capa de escarcha que se veía encima del verde de las hojas perennes, las agujas de pinos congeladas en sus puntas—. Es bonito, pero peligroso. Aunque ahora en invierno…

Se encogió de hombros. Estaba segura que él comprendía exactamente a lo que ella se refería. Con la falta de sol y la constante presencia de niebla por los cambios de temperatura, ahora todo Aerandir era apto para la proliferación de los vampiros. Durante el verano y la primavera, además de buena parte del otoño, el sol salpica toda la extensión del mundo, provocando serios problemas en su especie.

La joven le hizo un movimiento con la cabeza al vampiro para que siguieran caminando. Podía ser muy bonito y todo, pero podía ser muy fácilmente peligroso quedarse allí. No era peligroso para ella: tenía armas suficientes para defenderse. Sus manos, sus dientes. Pero no quería hacerle daño a nadie de manera innecesaria, y suponía, tampoco Réplica. Él lucía como la clase de gente que Elsa solía frecuentar muchos años atrás. Pacíficos, preocupados de cultivar más su cerebro que su físico y los conflictos sin razón. Quizás por eso se sentía más cómoda con él que con el resto del mundo.

La vampiresa miró hacia el cielo mientras caminaban, internándose en el bosque. La luz de la luna quedaba suavemente eclipsada por las densas nubes que se movían en el cielo, augurando fríos y tormentas próximas. Un viento helado se movía como fantasma entre los árboles, llevando retazos de niebla que se arremolinaba alrededor de los tobillos y le enredaba la capa. Agradeció haberse trenzado el cabello o sería ahora algo muy incómodo.


Última edición por Elsa el Mar Mayo 20 2014, 08:48, editado 1 vez
Elsa
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 396
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Replica el Vie Ene 31 2014, 17:41

Elsa parece estremecerse ante el repentino contacto. Se aleja un poco, y yo mantengo la mano en el aire un instante, antes de bajarla y dejarla en el costado. Ella me mira con una sonrisa, pero parece nerviosa mientras se trenza el cabello.

-No es nada. Sólo me quedé pensando. Por eso no me gusta pensar ni en mis raíces ni en mi pasado. Me ancla, ¿sabes? Me detiene. Ojalá pudiera… - Pero no llega a terminar la frase, aunque sé lo que piensa.

Elsa se aclara la garganta y continúa antes de que pueda contestar.

-Jamás he pasado más de un par de días en este territorio - Parece mirar a lo lejos, más allá de los árboles. -Es bonito, pero peligroso. Aunque ahora en invierno… - Se encoge de hombros y después me hace un gesto para que sigamos caminando. 

Me pongo a su altura y pienso en silencio todo lo que ha dicho. Es cierto que en invierno nos es más fácil pasar desapercibidos al poder salir de día.

-¿Sabes? - Comienzo a decir. - A mí a veces también me gustaría... olvidar. Pero también olvidaría lo bueno, olvidaría quién soy y el propósito que me he marcado - Le digo, sonriendo. -. Normalmente los mantengo a raya para concentrarme en el presente y en mi misión autoimpuesta... - Lo último es más un pensamiento para mí, pero no sienta mal  decirlo en voz alta.

Seguimos caminando en absoluto silencio, haciendo crujir las pequeñas ramas del suelo. El viento me trae un olor a vida que casi me hace querer llorar, lo que me recuerda que tras salir de aquel cementerio natural no me he puesto la venda en los ojos.
Me resulta raro que no necesite últimamente cegar mis ojos.
¿Pero qué está cambiando? ¿El mundo es menos corrupto? 
¿O acaso soy yo?
Replica
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Elsa el Vie Ene 31 2014, 19:46

¿Sabes? A mí a veces también me gustaría… olvidar—Elsa apretó los labios. Réplica no sabía, no podía saber claro, que ella no tenía casi ningún recuerdo completo de lo que era antes de ser ahora. Y esos trozos de memorias, como retratos de carbón difuminados con la mano, solían atormentarla constantemente. Pero no dijo nada y siguió escuchándolo—. Pero también olvidaría lo bueno, olvidaría quién soy y el propósito que me he marcado.

Elsa se giró ligeramente, para ver que él le sonreía. ¿Propósitos? Eso era algo desconocido para la nueva Elsa. Esta vampira que poco y nada recordaba de su pasado, que vivía por simple inercia de moverse y generar energía. Que consumía sin saber muy bien por qué, preguntándose constantemente cuál era la razón de una existencia tan larga y tan vacía.

La última vez que había recordado sentir algo, ese algo simplemente se había esfumado, como lo hacían todas las cosas buen que aparecían en su camino. Se mordió la parte interna de la mejilla, encajando sus muelas en la carne relativamente suave y tersa del interior de su boca, hasta que pudo paladear el sabor amargo y metálico de su sangre sobre su lengua. Se la tragó, componiendo una mueca.

Réplica dijo algo más, algo que Elsa, perdida en sus pensamientos como estaba, no había alcanzado a escuchar. Lo miró como si lo viera por primera vez y parpadeó, abriendo la boca para decir algo, pero sin que ningún sonido saliera de su boca. Mala jugada, en todo caso, puesto que al momento de entreabrir los labios, un pequeño hilillo de sangre resbaló por la comisura de su boca, manchando de carmín su pálida piel de alabastro, haciendo el recorrido hasta su mentón y goteando sobre su capa con un suave sonido de golpeteo.

Elsa se detuvo, molesta consigo misma, y se pasó el dorso de la mano por el mentón, difuminando la línea escarlata que recorría su cara. Gruñó por lo bajo, más pereciendo una niña caprichosa que una vampiresa de más de cien años, y se limpió en el pantalón, murmurando para sí. No había pensado que esa herida en la mejilla interna fuera tan grave. Ni siquiera había sentido el dolor.

Poniendo los ojos en blanco, se pasó la lengua con cuidado sobre la herida, para descubrir pequeñas hendiduras que ya comenzaban a cerrarse. Bufó. ¿De verdad era tan descuidada? Y ahora debía tener un desastre en la cara, por supuesto, si ella era Elsa Lambert, la vampiresa con más mala suerte de todos los tiempos. Era patosa. ¿Cómo podía un vampiro centenario ser patoso? Ah, claro, ella lo era.

Levantó los ojos del suelo y los clavó en Réplica, sonriendo avergonzada.

Lo siento—se disculpó—. Debo ser un desastre ahora mismo. Es solo que… ehm… me mordí—se encogió de hombros, aunque se sentía ardiendo en carmín. Por supuesto, su sonrojo no era más que un leve tinte rosa pálido en el ángulo de sus pómulos, producto de la reciente cacería. No sabía siquiera si los vampiros podían morderse a sí mismos sin querer, como les pasaba a los humanos de vez en cuando—. Y debo tener manchada la cara—murmuró muy rápido, las palabras atropellándose al salir de su boca. Frunció el ceño y se pasó los dedos por dónde supuso tenía la mancha, para retirarlos rojizos. Claro que estaba manchada de sangre. Debía parecer un vampiro inexperto saliendo de las primeras cacerías en donde no hacía un desastre.

Suspiró. Vaya papelón.

De todas formas—continuó ella, volviendo al tema anterior—. Hay muy pocas cosas buenas que podría olvidar de mí misma. Supongo que si pierdo la memoria del todo, no será un gran desperdicio.  


Última edición por Elsa el Mar Mayo 20 2014, 08:48, editado 1 vez
Elsa
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 396
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Replica el Lun Feb 03 2014, 19:21

Seguimos caminando, en silencio, y de pronto noto olor a sangre. Miro a Elsa, que al parecer se ha mordido a sí misma. Contengo la respiración para no pensar en la sangre. Sin el sentido del olfato, me siento raro.

-Lo siento - Dice ella, disculpándose -. Debo ser un desastre ahora mismo. Es solo que… ehm… me mordí -Sonrío ante su encogimiento de hombros. -.Y debo tener manchada la cara. - Se sonroja, y yo me río mientras asiento con la cabeza.
-Un poco sí, la verdad. - Le confirmo.
-De todas formas hay muy pocas cosas buenas que podría olvidar de mí misma. Supongo que si pierdo la memoria del todo, no será un gran desperdicio. - Dice ella con una convicción que me asusta. 
-Yo no lo veo así. Me ayudaste aunque soy un completo desconocido, camino ante ti sin las vendas que suelen cubrir mis ojos - Sonrío y la invito a seguir caminando. -. Eso es que eres una persona buena, alguien en quien confiar. Y mi instinto no suele fallarme, créeme.

Continuamos caminando, en silencio. Sigo sin respirar, sin mirarla, hasta que se limpie la sangre. 

-Toda vida que se desvanece es una lástima, una pérdida irreparable para el mundo. Cada persona es importante, y la gente lo olvida con una facilidad insultante - La miro a los ojos, parando la caminata. -. Tú pareces alguien inteligente: no olvides que la vida es importante, que tu presencia en el mundo es tan importante como la de cualquier rey.

Sonrío, sin apartar la vista de sus ojos, esperando que entienda la verdad que quiero transmitirle.
Replica
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Elsa el Lun Feb 03 2014, 19:57

Elsa se sintió un poco menos avergonzada, el notar que Réplica no la miraba con esa cara de desprecio que la gran mayoría de los vampiros usan cuando ven a algún congénere perdiendo la “elegancia natural de los vampiros”. Qué montón de imbéciles, se dijo a sí misma, volviendo a palpar con su lengua el lugar donde había encajado las muelas. Ya estaba curado, pero aún tenía el sabor amargo y metálico de su propia sangre en la boca.

Y se tranquilizó aún más por las siguientes palabras de él; y ante la mención de la venda en los ojos,  Elsa lo miró con curiosidad, aunque sin comentar nada. Mientras él le expresaba que cada vida tenía valor, incluso hablando de una muerte hipotética como la que ella sugería (e incluso si él no lo veía así), Elsa se planteaba a sí misma cuánta razón tenía.

La pareja sigue caminando por el bosque, hasta que él se detiene para mirarla. Elsa notó entonces que Réplica no estaba respirando; ¿era eso por el poco de sangre que aún tenía en el mentón? Quizás. Tomó uno de los extremos de la capa y se frotó la piel, hasta estar segura que no quedaba rastro alguno del carmín del líquido vital.

Supongo que tienes razón—se encogió de hombros, con una sonrisa—. Pero ayudo a todo el mundo. Tengo un corazón muy blando, ¿sabes? No puedo ver a nadie sufriendo. Se me parte el alma—ante esa última palabra, Elsa compuso una mueca imperceptible. ¿Alma? ¿Seguía teniendo una después de comenzar a ser inmortal?

De entre los árboles vino el ruido de alguien al agitar las ramas, y los ojos rojos de Elsa volaron hacia la fuente del sonido. Un pequeño arbusto se movía de aquí para allá. Sus músculos se tensaron. Quizás era un animal indefenso, o quizás era alguna clase de criatura mortífera. O quizás era…

De la maraña de hojas y ramas, salió un pequeño zorro, rojo como el fuego, con el suave y esponjoso pelaje del pecho amarillo como el oro, y las puntas de las patas y las orejas negras como el propio cabello de la vampiresa. Elsa soltó el aire que contenía, y clavó su mirada en él. Lucía como cualquier zorro de fuego que podías encontrar por ese territorio, pero la vampiresa lo reconocería en cualquier parte, solamente por el aroma que manaba de su pelaje.

Antes que digas nada—la atajó el zorro, clavándole sus ojos dorados. Tenía una expresión de suma inteligencia que incluso tras todos estos años, seguía sorprendiendo a Elsa—. Tengo que decirte que un par de kilómetros más allá hay una manada de ciervos, y que si todavía tienen sed, sería una buena idea conseguirse suministro fresco.

Loki—comenzó Elsa con seriedad, luciendo tan solemne que podría haber ido a un funeral con esa cara—. Podría besarte.

Ni lo intentes.

Elsa rió suavemente y se giró hacia Réplica. Si todavía tenía sed (o tanta como ella), podían ir a cazar juntos y solucionar de una vez ese tremendo problema que siempre rondaba a los vampiros. La eterna sed era algo que muy poca gente podía imaginar, pero Elsa tenía una práctica impresionante con ello. Y una práctica soberbia en controlarse.

Vamos—lo instó, sonriéndole ampliamente—. Si aún tienes sed, podemos cazar algo y descansar. Ya es de noche y debemos descansar. Yo al menos he viajado todo el día. ¿Qué dices?
Elsa
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 396
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Limpiando las cenizas [Noche/ Interpretativo Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.