De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Mar Abr 15 2014, 22:40

Se disponía a atar al elfo cuando oyó a su espalda  - Quítale la ropa... – se giró para mirarle y ella le guiñó un ojo, como respuesta obtuvo un ceño fruncido. – Apúrate... que quiero ver un elfo desnudo – dijo ella-  Algun dia pediré ver a una elfa desnuda y no podrás negarte – Un intento de respuesta a su broma que por culpa de la desagradable escena de tener que desvestir a un hombre… pudo sonar… ¿Extraño?

Ignoró lo que sucedia a su espalda asumiendo que si alguien se acercaba, si habían problemas, Marah le avisaría… y no, no fue así. Mientras Darroc desnudaba al primer elfo, ella se las vio con un segundo elfo. Oyó un “hola” a su espalda y al girarse otro elfo se encontraba en el suelo. - Tu vístete como uno de ellos... y quizás puedas entregarme directamente a Oberyn – Pasó su mirada de la bruja, a la armadura y de esta al elfo desnudo. No le hacia ni pizca de gracia tener que vestirse con aquella ropa, pero lo hizo… si quierian el libro tenían que trabajar en equipo, al menos hasta que tuviera el libro entre manos y le dijese que seria él, y solo él, quien cumpliría con su misión. Pero ya habría tiempo para aquello.

- Golpearte… creeme, ganas no me faltan – Dijo – Pero ya me las cobraré de otra manera – Dijo mientras se acomodaba el casco – Esto es incomodo – Se quejó, no solo del casco sino de todo aquel atiendo elfico, y cuando quiso darse cuenta ella se habia hecho un corte y habia manchado su rostro con su propia sangre. Interiormente tuvo que reconocer que él, por desgracia, jamás se le hubiera pasado por la cabeza.

- Las manos a la espalda, como si estuvieses atada – Le dijo y cuando ella colocó sus abrazos hacia atrás él la cogió de un brazo. Y así entraron en aquel lugar, ella como prisionera y él como elfo, por suerte aquella horrorosa armadura ocultaba sus orejas.

Avanzaron por el pasillo – Y ahora llegó lo difícil… - susurró – Quien sabe donde demonios estará el maldito libro…
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Miér Abr 16 2014, 00:44

Levanté una ceja en respuesta a su comentario sobre una elfa, y si bien sonreí no era una sonrisa muy sincera que digamos. Me di cuenta de que algo dentro mío no podía confiar en él.. lo cual era más lógico que el lado que se lo reprochaba, sin embargo, tenía una pelea dentro mío con la que no pensaba lidiar en este momento. Me estaba centrando demasiado en él y ese era mi principal error.

- Si por algo no esperé respondieras.. pero básicamente aquí estoy.. casi como me encontraste... -le guiñé un ojo, pensaba recordarle hasta el cansancio que finalmente mi primer idea no era tan mala como quiso hacerme ver en un principio.  - Es incómodo.. pero te sienta bien – agregué acomodando un poco su traje.

- Las manos a la espalda, como si estuvieses atada – pidió y antes de darme vuelta me quedé mirándolo un instante quizás demasiado largo. Bajé mi mirada hacia la nada misma en el suelo a mi derecha, quería hablar, directa y sinceramente pero no era buena idea... Me giré sin decir nada y puse mis manos en la espalda como pidió y como era lógico que entráramos.

- No.. lo difícil será que te mantengas en el papel de elfo... quizás.. - miré nuevamente al suelo – Oberyn sabe donde está y debemos ir con él.. Quizás debas entregarme a alguien más... - Me giré de repente quedando frente a él. - Hay algo.. - comencé a decir despacio. Tenía ambas manos sueltas por lo que apoyé una de ellas en su pecho, me puse de puntas de pie y le di un suave beso en la curva de su mandíbula.. podía optar por los labios pero me gustaba ese lugar, tenía cierta intimidad por la cercanía a su cuello. Apoyé mi cabeza apenas un segundo y la quité y sin mirarlo agregué – Sólo no creas nada de lo que veas allí dentro – Me giré de repente y volviendo las manos a la espalda comencé a caminar.

Cuando terminamos de transitar por el largo pasillo ingresamos a una especie de sala con varias puertas distribuidas en círculo. En dos de ellas había guardias cuidando su acceso. “Donde hay guardias hay algo que cuidar..” pensé y cuando nos vieron comenzaron a casi correr en nuestra dirección. Se dirigieron a él con algo que no entendí y antes de dar tiempo de nada, intenté arremeter contra uno de ellos sin separarme de él y fingiendo me apresaba con fuerza mientras yo vociferaba maldiciones a gritos intentando tapar cualquier otro tipo de sonido. Dos de ellos hablaron entre sí y dijeron algo más esta vez al dragón. Se dieron al vuelta y comenzaron a caminar en dirección de una de las puertas.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Vie Abr 18 2014, 17:18

- No... lo difícil será que te mantengas en el papel de elfo... quizás.. – No tuvo mas remedio que asentir a aquellas palabras. Maldita sea, tenia razón… seria difícil mantenerse en el papel de elfo. Porque ellos siempre le habían parecido tan, tan, tan… como decirlo… ¿Femeninos? Bueno, quizás femeninos no era la palabra exacta pero era lo mas… lo mas… bueno si, ¿Para que mentirnos? Los elfos siempre le habían parecido bastante femeninos. ¡Por los dioses si ni siquiera tenían barba! Todos tenían la cara tan suave como la de un bebé.

Ella dejó de caminar, la miró extrañado y después volvió la vista al pasillo… para comprobar que aún seguían solos.  Hay algo… - dijo ella poniendo una de sus manos sobre su pecho, o mas bien sobre aquella horrorosa e incomoda armadura elfica. Aquel beso y aquel gesto por parte de ella le cogió desprevenido… pero mas imprevistas fueron sus palabras – Sólo no creas nada de lo que veas allí dentro – ¿Qué tenia en mente?¿que estaría maquinando aquella inquieta  cabecilla? Él no agregó nada, ambos debían ceñirse a interpretar sus papeles, claro que a ella le seria más fácil pues tenia que hacerse pasar por una bruja capturada… y en cierto modo lo era, porque cuando cando todo aquello terminase no la dejaría marchar tan fácilmente.

Aquel largo e interminable pasillo terminó y finalmente dieron con una sala que tenia varias puertas ¿Por qué todo era tan difícil? ¿A que tantas puertas?

De todas las puertas, dos de ellas estaban custodiadas por un par de guardas. Al menos aquello reducia las opciones, solo dos puertas custodiadas asi que seguramente el libro se estuviese en alguna de aquellas dos puertas… Los guardas corrieron hacia ellos y él dejó de caminar en aparente tranquilidad. Los guardas se dirigieron a Darroc en elfico, quizás debería aprender aquel maldito idioma para futuras ocasiones… si es que salían de aquello ilesos. Por suerte, Marah fingió atacarles y fingió que él la agarraba con fuerza. Y al momento la agarró – Callate maldita bruja, estate quieta o yo mismo te arrancaré el corazón – Dijo mientras los otros hablaban entre ellos y luego volvían a dirigirse a él y dos de ellos empezaron a caminar hacia una de las puertas.

dudó unos segundos y después empezó a caminar siguiendo a los elfos... esperando estar actuando bien, pues no tenia ni idea de que era lo que aquellos elfos le habian dicho.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Lun Abr 21 2014, 16:33

- Callate maldita bruja, estate quieta o yo mismo te arrancaré el corazón – Dijo él y yo intentando no pararme derecha ni nada puse los ojos en blanco. “No pasan dos segundos y ya habla la lengua común..” pensé reprochándoselo. Aquí, entre ellos no hablarían en otro idioma que no fuere elfin, por lo que a casi nada y venía dándome la razón de que no sabría mantenerse en el papel de guardia. No le dije nada pues reprocharle lo delataba y porque si había algo que sabía desde el principio era que aquí la actriz era yo... él era demasiado frontal como para tomarse demasiadas molestias.

Comenzamos a caminar detrás de ellos que cada tanto cruzaban alguna que otra palabra que obviamente no llegaba a comprender. Era un largo pasillo y si bien era más alto que ancho, podían pasar los dos guardias delante nuestro escoltándonos con una separación de medio metro casi entre sí. Doblamos un par de veces pero el acceso no se ensanchó o cambió en ningún momento. “Es un maldito laberinto” pensé.  No estaba segura de si ya era el momento adecuado pues aún no estaba segura si habíamos llegado o si delante nuestro estaría el mismo Oberyn, que era justamente al que buscaba... Pero considerando que nadie podía vernos por lo estrecho del lugar no creía que tuviera una mejor oportunidad. Moví una de las manos que sujetaba Darroc sin apretarme demasiado, abrí la palma un par de veces para llamar su atención y tiré un poco de ella para que la soltara, cuando lo hizo la llevé hacia la parte trasera de mi cintura y busqué en mi chaleco. Saqué de allí un pequeño objeto y llevé a la boca su contenido, cuidando no vaciarlo por completo. Lo volví a guardar y estiré la mano derecha para que volviera a tomarla en el mismo instante en que salíamos a una sala iluminada por velas cuya lumbre era de colores y antorchas a lo lejos que denotaban la inmensidad real del lugar.

“¿Estaremos bajo tierra?” me pregunté por lo enorme del lugar sin que desde fuera se notara. Había varias personas sentadas en el suelo, algunos leyendo otros conversando, y otro tanto probando algo de las mesas repletas de comida organizadas de un modo tan elegante que parecía la realeza. “Engreído...” Critiqué al notar los lujos innecesarios de los que se rodeaba el elfo. Y tal como creí en el centro del lugar había un enorme sillón a modo de trono tallado en madera que si no fuera por el elfo que lo ocupaba, era realmente hermoso.  Oberyn se encontraba allí sentado de costado, con ambos pies colgando por uno de los brazos de su propio trono mientras comía uvas  como si fuera un dios en tierra. Sonrió apenas cuando los guardias se dirigieron a él y bajó las piernas de un salto y se puso de pie con una alegría arrogante. Caminó un par de pasos mientras hablaba con los demás a los cuales miró apenas, miró a Darroc quien me sujetaba y ladeó al cabeza dudando pero me volvió a mirar a mi con una sonrisa en los labios. Me dejé caer en el suelo con una rodilla apoyada en el lustrado suelo de la sala.

- Con que han cazado una bruja por los bosques...- se dirigió a mi y pude entenderlo pues habló en nuestra lengua. Bajaba dando saltitos la pequeña escalera hacia su “trono” y se acercó despacio sin dejar de sonreir. - Una brujilla sorda o ya domesticada parece -  Lo veía acercarse pero llevaba mi rostro hacia el suelo mientras mi cabello caía frente a mí. Si quería que lo mirara a los ojos como él seguramente creía merecer, tenía que acercarse mucho más que eso. Miraba a los costados buscando sonrisas cómplices en los demás en la sala los cuales le devolvieron al instante.. no sabía si por obligación o eran realmente sinceros, pero lo hicieron de todos modos. - ¿Eres sorda o estúpida? - preguntó y la molestia se notó en su voz por mi ausente respuesta. - Quizás seas muda o quizás te corte la lengua para que termines por serlo – volvió a reír pero sólo con los labios, sus ojos denotaban molestia. Se paró frente a mí y me pateó apenas con el pie para que reaccionara. Como no lo hice hincó su propia rodilla en el suelo y me tomó del mentón para que lo mirara al fin y lo hice. Cerré el puño de mis manos en la espalda dos veces y procuré dar una leve descarga con ellas para que mi dragón fingiera lo atacaba. Cuando me hubo soltado tomé el rostro de Oberyn entre mis manos y con una leve descarga para desastibilizarlo lo besé.

Mientras lo besaba me encargué de que bebiera lo que llevaba en la boca. Me separé de él con duda mientras varios elfos se tiraban hacia mí para pegarme, patearme o vaya saber qué querían hacerme, pero Oberyn sin dejar de mirarme, levantó una mano para detenerlos. Me tomó del rostro y me besó esta vez él. Fue un largo, profundo y asquerosamente húmedo beso. Era realmente incómodo para mí considerando que al que realmente quería besar se encontraba mirando aquella escena, pero era el elfo el que me aseguraría el libro y la poción de amor la que aseguraría que no me matara por un tiempo.

_______________________
Off: la poción de recompensa por la quest de Dundarak xD
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Jue Abr 24 2014, 11:44

Caminaron por un largo pasillo, detrás de los elfos, de vez en cuando decían alguna palabra que no alcanzaba a comprender… malditos elfos. Entrar por la fuerza hubiese estado mucho mejor. Aquel estrecho pasillo parecía no tener fin, y él, él empezaba a impacientarse. No le gustaba nada aquella situación, no dominaba el idioma, ni la situación, ni el entorno… malditos elfos, maldito libro y maldita bruja que le habia trastocado todos sus planes.

Con señas, Marah, le indicó que le soltase y, extrañado, así lo hizo. Sin dejar de caminar la observó de reojo, sin entender qué demonios estaba haciendo. No le preguntó, no era el momento, no debía delatarse… bastante extraño podría parecer el no contestar a los elfos cada vez que estos se dirigían hacia él. Ella volvió a colocarse en posición para que le agarrase de nuevo casi al mismo momento en el que entraban en una inmensa sala.

Aquel lugar era enorme y lujoso, algo extraño porque desde fuera no daba tal impresión. Darroc se quedó de pie, sin soltar a Marah, y con el rostro completamente inexpresivo. Maldiciendo para sus adentros pues como aquel orejudo arrogante le dijese una sola palabra en su idioma no tenia ni idea de como salir airoso de allí. El elfo le miró y pareció dudar pero después se centró en la bruja, algo que tampoco le relajó pues sabia que eran razas enemigas y le habían contado de la mala fama de aquel bastardo. Ella se dejó caer al suelo.

El tal Oberyn empezó a reírse y amenazar a la bruja, en el idioma común mientras bajaba de su “altar”. Todo un detalle, que alguien en aquel maldito lugar, se dignase a utilizar el idioma común. Apretó la mandíbula cuando Oberyn pateó a Marah, maldito bastardo. Por primera vez, y esperaba que fuese la única, a su mente le costaba reaccionar… no hallaba la forma de salir de allí sin poner en peligro la vida de Marah, mas de lo que ya estaba.

Observó el lugar y a los presentes, examinando cada lujoso rincón. Buscando un salida y, de paso, el libro que no debería estar muy lejos de allí. Y Para cuando quiso darse cuenta Marah besaba al elfo. SU BRUJA BESANDO A AQUEL BASTARDO AFEMINADO DE OREJAS PUNTEAGUDAS. Todo, absolutamente, todo su cuerpo entró en tensión mientras observaba la escena con gran impotencia. No sabia si sentía mas ganas de matarlo a él o a ella ¡Porque era ella quien estaba besándole!

A su espalda los elfos dijeron algo, una vez mas en elfico y para no variar… no tenia ni idea de lo que habían dicho, pero estaba seguro que era algo acerca de la escena que Marah estaba montando. Cuando ella se separó, los elfos se movieron para, seguramente, atacarla pero Oberyn les indicó que parasen. Él reaccionó al movimiento de los aguardas con intención de interponerse pero cuando el elfo dio la orden muda, Darroc también obdeció.

Se quedó allí, de pie, absolutamente inmóvil, como cualquiera de los otros guardas a esperas de acontecimientos.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Sáb Abr 26 2014, 17:01

En el momento en que había pensado todo esto, el cual rememorando parecía haber sido hacía meses atrás y no días,  el factor dragón no formaba parte del plan. Sin embargo allí estaba él, a mis espaldas, seguramente mirando lo que sucedía y a decir verdad eso me preocupaba un poco, entendiéndose por poco a “me está comiendo la maldita cabeza saber qué está pensando” o algo por el estilo. Y estando en la situación que estaba, lamentable e fastidiosamente,  todo lo que me importaba era lo que pensaba él... Maldije por dentro pues tal y como creí desde un principio, su presencia ahí desequilibraba por completo el plan y por sobre todo y lo que más me molestaba, a mí.

No estaba segura de si el beso de Oberyn fue de amor puro o qué, si estaba confirmando algo o si simplemente no le tenía tanta bronca a las brujas como decía. Pero cuando se separó de mí, alejó mi rostro un poco, me miró con duda en los ojos y sostuvo mi rostro entre sus manos un momento. Parecía embelesado y confundido al mismo tiempo, lo cual evidentemente tenía sentido pues al parecer la poción había funcionado y estaba haciéndolo ir completamente contra sus principios y lo que era peor, contra la de todos en la sala. Se puso de pie y me extendió la mano para que hiciera lo mismo. La tomé con delicadeza y me paré frente a él, no tenía el valor para mirarlo a Darroc, además tenía la sensación de que podría empeorarlo y me costara mantenerme en el papel que tenía pensado.

Los elfos de la sala comenzaron a hablar entre ellos, se podía ver la tensión en el aire. - Tengo miedo.. - dije en un susurro y hundí mi cabeza en su pecho – Ellos son los que me golpearon..- llevé mi mano a mi supuesta herida fingiendo me dolía bastante.

- Ya no debes preocuparte por eso... - me respondió en voz baja levantando mi rostro suavemente por el mentón en lo que pareció un intento de llegar a mis labios, lo cual quería evitar a toda costa, por lo que bajé mi mirada suavemente hacia un lado apoyando suavemente mi frente en su pecho pues era bastante más alto que yo.

- Me miran raro.. yo sólo quiero estar contigo.. - miré hacia el resto con recelo – hablan de mí pero no los entiendo.. eso... duele – hice temblar mi mandíbula muy sutilmente y fingí secar unas lágrimas que obviamente nunca salieron, mientras ocultaba mi rostro en su ropa. Noté como titubeó antes de hablar.

- Desde ahora usarán la lengua común mientras mi amada se encuentre cerca...-

- Pero señor.. - pronunció el primero que se animó a hablar aunque todos murmuraban por lo extraña de la situación – La bruja...

Noté como el cuerpo de Oberyn se tensionaba y pareció hacerse más alto de lo que ya era, había tomado una postura de firme ante la disyuntiva -¿Acaso osas contradecirme? -

- No señor, pero... -

- Llévenselo... - dijo a otros dos que se encontraban cerca que lo miraron dudando a su jefe y luego a su compañero – Nadie me contradice... nunca – agregó Oberyn. Y los dos que hasta ahora dudaban se acercaron al otro guardia tocándolo apenas para llevarlo. Yo miraba la situación de reojo, intentando no perder contacto físico alguno con el elfo, no sabía realmente como funcionaban esas cosas de las pociones. El guardia se sacudió enojado las manos de sus compañeros y salió con ellos de la habitación. “Genial.. menos guardias y ya no hablan en élfico... de nada Darroc” pensé y lo miré de reojo.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Miér Abr 30 2014, 12:52

No tuvo más remedio que aguantar toda aquella escena, mientras sentía como el tiempo se ralentizaba.  Ver a aquel maldito elfo con sus labios y sus manos sobre Marah… la bruja a la que únicamente él debería tocar.  

Evitó contacto visual con Marah en todo momento, era mejor así, cualquier minimo gesto por parte de alguno de los dos podría echarlo todo a perder. Aunque, siendo sinceros, tenia dudas acerca de lo que estaba presenciando. Era inevitable dudar, el elfo habia cambiado de actitud y aún no alcanzaba a entender cual era la razón. ¿Podria estar cegado por lo celos y por eso no entendia lo que sucedia?. Ella habló de miedo y se acurrucó contra Oberyn. No habia duda, era buena actriz, pero ¿Fingía cuando él le besaba o estaba fingiendo con el elfo?

- Desde ahora usarán la lengua común mientras mi amada se encuentre cerca...-“Amada”, al oir aqella palabra, su cuerpo se tensó, aún más, si es que aquello era posible. Uno de los guardas contradijo a Oberyn y este terminó ordenando que se lo llevasen. “Tres guardas menos” pensó” A ver como me deshago del resto”

– Nadie me contradice... nunca – dijo Oberyn y Darroc miró al resto de guardas que quedaban. Se acercó a ellos mientras el elfo volvia a prestar sus atenciones a la bruja.Lo mejor era entretener a los guardas porque si seguía pretando atención a Marah y todo cuanto o curria a su alrededor, mejor dicho… a cuanto le tocaban o besaban, la cosa acabaría mal, muy mal.

- La bruja le ha hechizado, estoy seguro – Susurró en lenguaje común al llegar al resto. El manda más no quería que se le contradijera y habia exigido que hablasen en idioma común, por eso a los elfos no se les hizo extraño que “el guarda nuevo” utilizase aquella lengua al dirigirse a ellos.

- No podemos contradecirle – Dijo otro – Pero algo tenemos que hacer, la bruja trama algo – Y la mayoría de los elfos asintieron – Mirarles – Dijo irritado señalando con la cabeza a Oberyn y Marah quienes volvían a estar entre arrumacos – Me dan ganas de romperle el hechizo a golpes – Les dijo sin ocultar su irritación que fácilmente los elfos confundieron al pensar que la irritación era por que la bruja tocaba a Oberyn y no al revés.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Miér Mayo 07 2014, 20:54

Él no me miró y sabía en el fondo que era lo mejor. No iba a salir de mi papel pues eran nuestros cuellos los que se arriesgaban allí y no pensaba pensaba comprometer el de ninguno de los dos. Oberyn se ponía cada vez más pesado y yo pensando en cualquier cosa menos en lo que realmente había venido a hacer aquí. Cuando Oberyn me tomó con fuerza contra su cuerpo casi lo ataco por estar pensando en el dragón y con una enorme sonrisa apoyé mis manos en sus hombros y lo hice retroceder un poco. Lo miré a los ojos y sonreí para desviar mi mirada hacia el suelo y a los costados.

- Creo que deberíamos tener un poco más de intimidad... ¿No te parece? - largué. Mi concepción de intimidad incluía a un lugar donde estuvieren sus pertenencias personales, aunque creo que él pensaba en otra cosa pues comenzó a bajar lentamente las manos que hasta ahora aferraba a mi cintura. Me dedicó una sonrisa tan arrogante como depravada, que me dieron ganas de abofetearlo en ese instante pero me dediqué a sonreir y a tomar sus manos que comenzaban a descender peligrosamente y me alejé un paso.

- No temo ocultar nada de mis hombres.. pueden envidiarme cuanto quieran amada mía, no les privaré de tal deleite.- Apreté los dientes cuando acarició mi trasero y haciendo un giro e intentando reír me alejé un poco de él.

“Pobre la novia de este idiota si cree que esto es amor o algo parecido” - Pues que desaire es este que me compartes con los ojos de cualquiera – Intente lucir tan afligida como perturbada por tal acción. - Sólo tengo ojos para tí – dije desviando la mirada hacia el dragón por un segundo y volví al elfo – Permite que sean sólo tus ojos los que me conozcan – sonreí de lado intentando sugerir algo atrevido - ¿Tienes alcoba aquí dentro? Creo que merezco un lugar especial... ¿O acaso no soy especial para tí? - terminé haciendo puchero y rozando con mi dedo sus labios. Quería que lleve a algún lugar donde pudiera revisar luego de noquearlo de alguna manera. Pero allí a la vista de todos no podía hacer mucho más.

Vi la duda en sus ojos. “Maldición” pensé “¿Tan poco tiempo dura esta poción de porquería?” temí. - Debo.. debo encargarme de unas cosas antes... - fue lo que respondió.

- Pues al parecer no me equivocaba.. no soy lo suficientemente importante para tí... creí que me amabas como yo a tí... pero veo que no – dije mientras ofendida me cruzaba de brazos y le daba la espalda. “Estúpido... ¿No tienes como setecientos años o algo así? Acaso...” - ¿Acaso no puedes hacerlo en otro momento?.

No sabía que planeaba hacer Darroc pero lo veía conversar con los demás guardias. Separarnos no me parecía buena idea pues el lugar era un maldito laberinto y temía que la tener que salir no pudiera encontrarlo. "Por eso quería venir sola" protesté y era cierto, encontrarlo me había gustado, a pesar de lo complicado e incómodo del encuentro claro está, pero encontrarlo para perderle de nuevo no me resultaba atractivo.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Jue Mayo 08 2014, 11:41

No era fácil verles como estaban, tan acurrucaditos el uno al otro, y aparentar normalidad, era por aquella misma razón por la que se habia visto obligado a intentar deshacerse del resto de elfos, al menos de la mayoría de ellos y en la mayor brevedad posible.

Tras su pequeña aportación en idioma común, los elfos empezaron a susurrar entre ellos en su propio idioma. Una vez mas, no tenia ni idea de lo que empezaba formarse a su alrededor. Primero la bruja, dejándose manosear por aquel afeminado de orejas puntiagudas y después aquellos inútiles que habían decidido volver a hablar en su idioma…

Entre los guardas el ambiente empezó a caldearse y las voces se elevaron un poco, algo mas allá Marah parecía disgustada, o al menos esa era la impresión que le habia dado al pasar fugazmente la vista sobre los “tortolitos”.

La bruja le dio la espalda al elfo y este dio un paso hacia ella, pero se vio interrumpido por la discusión que se habia formado no demasiado lejos de ellos. Darroc se encontraba cerca de los guardas pero con los brazos cruzados y la mirada, aparentemente perdida, sobre algún punto de aquella sala.

Oberyn volvió a prestar atención a Marah, con una mano le apartó el cabello dejando su cuello desnudo para poder besarlo, la otra mano se deslizó por la espalda de la bruja hasta terminar agarrando su trasero de forma posesiva – Esta bien, lo dejaré para otro momento… ¿Por donde íbamos mi dulce bruja?- susurró Oberyn a su espalda, sin quitarle las manos de encima y volviendo a besar su cuello al terminar de hablar.

Demasiadas libertades se estaba tomándose aquel elfo y demasiada paciencia estaba teniendo él ante todo aquello. Así pues, decidió actuar… no pensaba permitir que aquel malnacido fuese a mas con su bruja, SU bruja. Dio un codazo al elfo mas cercado y señaló con la cabeza en dirección a los dos tortolos.

Los guardas se indignaron, que su superior estuviese en aquellas condiciones con un enemigo les parecía un insulto, y por supuesto para adivinar aquello no hacia falta entender elfico ya que sus expresiones eran todo un poema. Uno de ellos hizo un comentario en alto y Oberyn dejó de prestar atención a la bruja para girarse hacia ellos, obviamente, disgustado por lo que acababa de oir.

Con paso firme, se acercó dejando atrás a Marah. Hizo un comentario en elfico, el cual por su tono autoritario debió de ser una orden, y entre los presentes se oyeron protestas – ¡Todos fuera! – Ordenó – Menos tú – Señaló a uno de sus hombres – Y… tu, el nuevo – se acercó a él y le observó, quizás, con cierta desconfianza. Por suerte alguien volvió a murmurar algo - ¡He dicho que todos fuera! – Y los guardas, aunque indignados, acabaron cediendo y abandonando aquella amplia y lujosa sala.

El elfo se giró volvió a centrar toda su atención en la bruja, sonriendole mientras se acercaba a ella. La situación debería empezar a mejorar… estaban solos con Oberyn y un guarda.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Sáb Mayo 10 2014, 16:16

“¡AHGGGGG! ¡Te despellejaría vivo maldito elfo!” grité por dentro cuando posó sus labios en mi cuello. No pude evitar que un escalofrío me recorriera ni que todo mi cuerpo se tensara a continuación. Cerré los puños intentando contener la ira y las ganas de matarlo en ese momento, a él y todo el que me cruzara en el camino.  – Esta bien, lo dejaré para otro momento… ¿Por donde íbamos mi dulce bruja?- preguntó para luego volver a posar sus sucios y élficos labios en mí. “Si al menos fuera lindo” pensé mientras entornaba los ojos por lo que tenía que aguantar.

- Estábamos en que nos íbamos a otro lado...- mentí. Varias murmuraciones se hicieron quejas a nuestras espaldas y el elfo se giró hacia ellos cuando uno acusó de traidor en voz alta. No sabía si era bueno que se armara tanta revuelta estando nosotros dos aún dentro pero al menos el elfo me soltó y eso me dejaba más tranquila. Notaba como últimamente tenía mayor control sobre mi propio carácter. Era algo para enorgullecerse en mi casi, pues esto fue útil y vital en los últimos minutos con la cercanía del elfo, pues varios meses atrás le hubiese electrocutado al mero contacto. “¿Qué será lo que cambio?”* me pregunté mientras me giraba hacia los demás deteniendo mis ojos particularmente en alguien. Entrecerré los ojos y miré hacia al resto mientras Oberyn discutía con los suyos echándolos fuera. El alivio llegó cuando Darroc fue uno de los “elfos” que quedaron en la sala.

Cuando Oberyn giró hacia mi encuentro me hallaba sentada en su “trono” y comencé a bajar la pequeña escalinata con el mismo gesto triunfal con que lo había echo él mismo momentos antes. Vamos.. era la oportunidad perfecta para hacer ese tipo de tonterías, y para cuando se le pasara el efecto me odiaría por ello también y esperaba estar muy lejos para ese entonces. Antes de que dijera nada  o quisiera tocar nada lo abracé y despacio en su oído pregunté - ¿Y ahora? ¿Vamos a algún lugar más intimo? - “Y con más cosas...” pensé pues la sale se hallaba atiborrada de lujos, comida y bebida pero no veía ningún objeto valioso a la vista.

Miré a Darroc por encima del hombro de Oberyn mientras jugaba con su cabello, no sabía si entendería lo que estaba haciendo por lo que agregué para terminar de convencer al elfo. - He escuchado algo en las ciudades.. sobre brujos dispuestos a encontrarte... te contaré cada detalle, pero no aquí amor mío..- enfaticé el “no aquí” hacia el dragón mientras acariciaba su cabello –  Sólo quiero protegerte no podría vivir sin tí- "Já" -... ¿vamos? - Tomé una de sus manos y caminé llevándolo hacia alguno de los accesos mientras jugaba con sus dedos, pero no tenía idea cual era el camino y no sabía que tan lejos podían estar los demás elfos. - Vamos.. no perdamos más tiempo... ellos pueden cuidarnos de .. de los otros...- dije bajando la mirada y levantándola con ojos tristes hacia donde habían salido el resto de los guardias segundos atrás.


*:
¿Que será lo que cambio? Ah si.. subi de nivel! xDD

Matando el romance desde tiempos inmemoriales.. xD
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Vie Mayo 16 2014, 10:41

- Ellos… - Dijo Oberyn pensativo mientras miraba hacia “sus guardas” por encima del hombro – ellos custodiaran la puerta mientras tu y yo  -El elfo puso énfasis en aquella ultima palabra – Nos conocemos mejor en un lugar mas… intimo – Y se humedeció los labios. Mientras caminaban colocó su mano en el trasero de la bruja, de manera posesiva… demostrándoles a todos que aquella bruja le pertenecia. La hizo cambiar de dirección pues hacia donde ella se dirigía no era el lugar correcto. A la ultima puerta de aquella estancia, allí… allí es donde tendrían completa privacidad.

Tras ellos y junto a otro elfo idiota – que no se habia enterado que aquel que habia a su lado no era un maldito elfo si no un dragón - caminaba Darroc. Furioso por la sitiacion, aunque era evidente que procuraba disimularlo… y hasta el momento lo habia conseguido. Cada vez le era mas difícil guardar la compostura, fingir que nada ocurria mientras veía que aquel maldito afeminado de orjas puntiagudas seguía manuseando y besuqueando a la bruja cada vez que se le antojaba.

Finalmente, y tras lo que pareció ser una larga caminata, llegaron a la puerta de los aposentos privados de Oberyn. Al llegar el elfo abrió las puertas e indicó a Marah, con una sonrisa lasciva, que pasara al interior del lugar. La bruja, seguida del elfo, se adentró en aquel lugar… él se giró hacia sus guardas y, sin apartar la sonrisa de sus labios, cerró dejándolos en el exterior.

Ambos se miraron y, durante un par de minutos, hubo un intenso silencio. Durante dicho silencio, Darroc, esperó pacientemente el sonido de un golpe sordo… esperaba que Marah le electrocutase, cuanto menos. Mientras que el elfo que se encontraba a su derecha esperaba otra clase de sonidos…

Y el guarda habló, en elfico – Ya has le has oído, quiere que hablemos el idioma común – El elfo suspiró – Pero es por su putita, y ahora no están – Entrecerró los ojos mientras observaba a Darroc – No te he escuchado hablar mi idioma en ningún momento - Dijo con desconfianza – Cumplo ordenes de Oberyn, hablaré este idioma hasta que él diga lo contrario – El elfo negó con la cabeza – nunca te habia visto, quítate el casco – Exigió y Darroc se avalanzó sobre él.

Debido al forcejeo entre el dragón y el elfo, en el interior de la sala donde Marah y Oberyn se encontraban, se oyeron ruidos. Golpes sordos contra la puerta, contra la pared, mesas volvadas, sillas… finalmente, sacó una de sus dagas y se la clavó en el corazón – Un puto elfo menos – Susurró mientras volvia a colocarse el casco, el cual habia caído en mitad de la pelea,y poco después la puerta se abrió.  

- ¿Qué ha ocurrido?
- Mi señor, habia enloquecido… quería entrar y terminar con vuestra vida y la de vuestra amada.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Mar Mayo 20 2014, 05:55

- Si.. claro.. más.. íntimo – dije en respuesta y aunque ir a otro lado era lo que quería el tono con que dijo esa última palabra hizo que un escalofrío me recorriera el cuerpo. Sé que la idea de engatusarlo era mía, pero que manía la del orejón con mi trasero. Sonreí nerviosa mientras medio corría unos pasos hacia adelante para librarme de él simulando un juego. Caminamos por uno de los tantos pasillos que tenia ese maldito lugar riendo como idiotas y mientras fingía que jugaba al gato y el ratón evitaba de toda forma posible que me tocara.

Cuando llegamos a la puerta Oberyn me indicó como si fuera un caballero que pasara, titulo que le quedaba demasiado grande y aunque a decir verdad no había visto muchos caballeros en mi vida, si sabía de seguro que él no era uno de ellos. Apenas pasé comencé a mirar a mi alrededor  buscando algún indicio de cosas importantes, o algún lugar donde podría guardarlas pero apenas había visto nada que me toma con fuerza por la muñeca y me atrae hacia su cuerpo presionándome contra él. Podía decir que tenía un cuerpo entrenado por el poco pretendido contacto que estábamos teniendo y que para mi desgracia no era lo único que se denotaba firme en ese momento. Intenté alejarme pero me sostuvo con fuerza. No creía que los elfos tuvieran fuerza alguna... siempre los tuve como debiluchos pero el elfo tenía entrenamiento y sea como fuere, era hombre y podía mantenerme presa entre sus brazos por la fuerza si lo quería. Sonreí de nuevo mientras acomodaba uno de los mechones de mi cabello detrás de ella oreja y esquivaba sus ojos. No estaba del todo segura si desvanecerlo tan pronto, pues no había tenido tiempo de ver si estaba allí el famoso libro, ya que si no estaba en la misma habitación que nosotros, dar con su ubicación sería casi, por no decir imposible, para nosotros con el elfo inconsciente.

- Amor mío.. debo.. debo decirte algo... - comencé a hablar mientras el me apretujaba desde la cintura contra él . Lo empujé un poco para hacer algo de espacio entre nosotros porque lo que estaba sintiendo no me gustaba nada y por “sentir” no me refiero a emociones sino a algo un bastante más... sólido. - Afuera, en el bosque... me han golpeado – llevé la mano a la cabeza fingiendo estar adolorida y él levantó con cuidado mi cabello para observar la herida. Corrí la cabeza fingiendo que su tacto me producía algún tipo de dolor y frunció el ceño. No supe si era porque me habían herido o por rehusarme a que me revise pero preferí continuar – Mi propia... gente... me odia por estar contigo.. dicen que trabajo contigo, que tienen unas páginas de un libro.. o un diario.. no recuerdo bien.. pero sí que las tienen y que allí habla de cómo quieren atacarlos... Al parecer alguien de aquí te ha delatado.. no sé... ¿Acaso te faltan páginas de algo? - pregunté con cuidado. Él acarició mi mejilla con sus dedos pero no dijo nada, cuando el cariño se le pasó un poco comenzó a intentar quitarme la ropa retomando sus iniciales intenciones. Pero los dioses fueron misericordiosos porque del otro lado de la puerta comenzaron a hacer tanto ruido que captaron su atención. Me dio un suave beso en los labios y se apartó de mí para dirigirse a la puerta. Entrecerré los ojos mientras miraba su nuca. “Maldito elfo no larga una palabra”. Al abrir al puerta preguntó que pasaba y fue la voz de mi querido dragón la que respondió:

- Mi señor, habia enloquecido… quería entrar y terminar con vuestra vida y la de vuestra amada.

Darroc me miró mientras me ataba nuevamente aquello que el elfo intentó desatar en su intento por desvestirme y negué con la cabeza para aclararle que no había pasado nada, no sabía si le preocupaba realmente o qué y esa duda hizo que me reprochara a mi misma al instante. ¿Y si daba explicaciones innecesarias a quien realmente sólo piensa en su trabajo? ¿Acaso seré solo yo la interesada? Terminé de anudar mi chaleco con un pequeño moño mientras me preguntaba si todas las insinuaciones del dragón eran comunes en su persona y era yo la única de los dos que le miraba con otros ojos.

- Ves lo que digo vida mía.. Quieren matarme... Me odian por estar contigo.. Es culpa de esas páginas que te han robado... Tienes un traidor entre tu gente... quién sabe qué más pudieron haber sacado de ese libro – Agregué a modo de pregunta con un tono de exagerada preocupación, Oberyn no se giró pero prestó atención a mis palabras pues me miraba por sobre su hombro pensativo.  Aproveché a acercarme despacio hacia él y lo abracé tiernamente por detrás – Me protegerás...¿Verdad amor? - Dije a su oído mientras en realidad miraba a Darroc. Oberyn volvió la vista al dragón vestido de elfo.

- ¿Tú sabes algo? ¿Alguien ha profanado mis pertenencias? ¿Acaso alguien ha masacrado mi libro de estrategias? -
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Mar Mayo 27 2014, 14:59

Con total inexpresión observó como la bruja se abrochaba y hacia un gesto de negación. Maldición, con la fácil que le habia resultado planear todo aquello y lo difícil que se habia vuelto todo al “rescatarla” de sus raptores elficos. Maldita la noche en la que sus pies le guiaron hasta el estrella azul, maldita la hora en la que decidió sacarla de aquel lugar, maldito el momento en el que puso sus ojos sobre aquel cuerpo tan, tan, tan… Maldita bruja que habia trastocado su perfecto y egocéntrico mundo.  Decidió no volver a mirarla directamente hasta terminar con aquella situación. Contra mas tiempo pasaba allí le resultaba mas complicado mantener su postura inexpresiva.

- ¿Tú sabes algo? ¿Alguien ha profanado mis pertenencias? ¿Acaso alguien ha masacrado mi libro de estrategias? – Piensa rápido, piensa rápido” se decía a si mismo mientras buscaba alguna respuesta creible – No llevo demasiado tiempo aquí, pero se oyen rumores – Guardó silencio mientras mantenía la vista fija sobre un punto muerto de aquel lugar- Hay un grupo de traidores que codician vuestra posición, cada dia son mas los que están en vuestra contra contra.  

- ¿Qué planean?¿Cuando?- Preguntó el elfo – Planean matar a vuestra amada, a vos y quedarse con vuestro libro… y lo están haciendo en este mismo instante – Oberyn miró  unos segundos hacia un rincón de aquella sala, Antes de volver a tomar la palabra, alternó su mirada de Marah a Darroc – Protegela – Le ordenó al falso elfo – Con tu propia vida si es necesario – Dijo antes de empezar a caminar hacia la puerta y antes de salir se giró y añadió – No permitas que nadie, excepto yo, entre en esta sala – Darroc asintió a cuanto dijo el elfo y cuando hubo desaparecido se giró hacia la bruja.

- Ya habrán tiempos para explicaciones y reclamos – Advirtió – No hay tiempo, al mencionar el libro ha mirado hacia allí… ahí es donde tenemos que empezar a buscar antes de que vuelva.

Y en vez de ir hacia el rincón caminó hacia la puerta para evitar que nadie los cogiera infraganti.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Vie Mayo 30 2014, 22:25

Darroc le vendió su versión de los hechos y elfo pareció comprarla. Luego de la palabra mágica “libro” el rostro de Oberyn se desvió a su izquierda unos segundos, seguí el hilo de su mirada para descubrir una especie de pequeño armario en el extremo de la habitación. No llamaba mucho la atención así como el resto del mobiliario que daba la sensación de cuarto vacío, quizás yo esperaba lujo tratándose de ellos, pero justamente en lo sencillo radicaba el detalle de mantener algo oculto a la vista de todos. Me miró y le devolví la mirada levantando ambas cejas intentando poner “cara de nada” y cuando pidió al falso guardia me protegiera, una leve sonrisa se dibujó en mis labios.

-Cuídate amor mío – le dije al partir exagerando el tono dramático. Miré a Darroc de reojo. - ¿Reclamos? - pregunté mientras me dirigía hacia donde al parecer ambos habíamos notado que Oberyn había clavado la vista unos segundos antes. - Yo no tengo que reclamarte nada.. - Tomé las manijas y me giré hacia él para guiñarle un ojo- ¿Tú si? - Abrí el mueble que se encontraba abarrotado de cosas. En realidad me distraje un poco mirando todo y me olvidé del famoso libro. Había pequeñas botellas de  colores con cosas escritas en el idioma de los elfos y sin saber porqué decidí tomar algunas y que eran pequeñas y dos o tres cabrían en uno de los bolsillos de mi chaqueta. Arriba un no tan pequeño cofre metálico llamó mi atención y poniéndome en puntillas de pie me estiré para agarrarlo, tenía cosas dentro pero no podía abrirlo, pero el diseño exterior me indicaban que valía la pena intentarlo más tarde. Antes de que el dragón proteste, me dispuse a buscar aquello por lo que habíamos venido. Había varias hojas sueltas, varias de ellas atadas algo rústica pero elegantemente también. Revisé en uno de los estantes de abajo y aunque a simple vista no había nada que llamara mi atención, si pude notar que el fondo del armario se veía claramente reducido en esa parte. Empujé y tenía como supuse un falso fondo.

Cofre y brújula:

       


- Aquí está.. creo – dije mientras sacaba de allí dos libros y una especie de brújula. ¿Porqué estaría allí esa brújula? Me pregunté y la guardé en el bolsillo por las dudas. Uno de los libros era más pesado que otro por lo que para asegurar me ojee el más chico primero. Di en el clavo y no fue porque me pusiera a leer su contenido, sino porque encontré al pasar las páginas, mientras buscaba algo familiar, vi un dibujo de una especie de animal de latón que tiempo atrás un viejo por el bosque me había obsequiado. Debajo de él decía “Claus Bilius” y aunque ya con su primer nombre reconocido, me di cuenta de quién era uno de los objetivos de los elfos. - Lo encontré . - Dije despacio hacia él. Fruncí el ceño - Y habla de mi padre... -


Símbolo:

Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Mar Jun 03 2014, 13:41

Apretó la mandíbula y entrecerró los ojos mientras en su cabeza aun sonaba aquel “¿Tu si?” como si de un eco se tratase “¿Y tú sí?¿Y tú sí?¿Y tú sí?” ¡Pues claro que sí!¿Acaso creía que aquello iba a quedar asi?¡Por supuesto que no! No iba a olvidarse de la tortura que suponía verla en los brazos de aquel afeminado de orejas puntiagudas… Claro que no, de algún modo le devolvería aquella jugada. No sabía cuando, ni donde, ni como, pero devolvérselo se lo devolvería. Se cruzó de brazos y la observó rebuscar, fijándose en sus curvas cada vez que se movia y soltando algún que otro bufido impaciente cada vez que ella se entretenía más de la cuenta con algo que no era aquello que debía buscar.

“Lo encontré” y “Habla de mi padre” fueron sus palabras. Por alguna razón él habia dado por hecho que no tendría familia, que estaba tan sola como él en el mundo… por lo visto no era así – Ya tendrás tiempo de hacer alguna reunión familiar y aviarle… ahora salgamos de aquí de una maldita vez – Le dijo justo antes de entre abrir la puerta para ver si oia o veía algo – Tenemos el camino libre, hay que aprovechar- Volvió acerrar la puerta y le miró esperando una confirmación para poder salir de allí de una vez por todas.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Miér Jun 04 2014, 05:44

- ¿Reunión familiar? ... Quizás debería dejar esa hoja para ahorrarme la molestia de tener que matarlo yo misma - respondí completamente seria mientras cerraba el libro de un golpe. En realidad lo había considerado y mucho el dejar la hoja clavada con algo en la puerta de aquél armario, si ellos lo mataban me quitaban un peso de encima. - ....Pero la información que hay de él me puede ser útil - agregué despacio mientras colocaba las cosas en una especie de bolso de piel que colgaba  de un gancho, no era muy elegante ni tan bonito como hubiese querido, pero serviría para llevar las cosas.

Mientras me acercaba a Darroc acababa de darme cuenta que él nada sabía de mí y lamentablemente era recíproco. Quería saber de él y nuestros encuentros no eran muy propicios como para sentarnos a contarnos nada, sin embargo tenía pensado hacerme el espacio y en algún momento no muy lejano, hablar con él seriamente... Aunque otras cosas que me venían a la mente en el momento. Él me miraba esperando para salir y simplemente no pude evitarlo. Acuné su rostro en mi mano derecha y poniéndome en puntillas, me acerqué, le miré a los ojos un segundo y sin sonreir ni nada, dulcemente le besé. No fue uno de esos besos apasionados en que a los pocos segundos necesitas el contacto del cuerpo del otro, y no porque no lo quisiera, necesitara o algo por el estilo, sino que fue uno de esos besos suaves cargados de una intimidad mayor a la pasión que también sentía hacia el dragón. Fueron apenas cinco largos y extremadamente cortos segundos al mismo tiempo lo que duró, pues aún con todo mi cuerpo protestando, me alejé de él para abrir la puerta.

- Ahora sí vamos - dije mientras traspasaba el umbral, no había nadie a la vista y no teníamos tanto tiempo para andar perdiéndonos por lo que con la mano abierta señalando el pasillo por el que vinimos agregué - Lo sigo señor elfo... que si yo guío en cuestión de segundos nos encontramos girando en círculos.- esperé a que se adelante y comenzamos a buscar la salida. Al parecer la mayoría  de los guardias estaban con Oberyn o recluidos por la primera vez que los había echado. Casi pego un salto cuando veo dos figuras acercarse por mi costado izquierdo que murmuraban entre sí. Al girarme tratando de mantener la compostura típica de "novia del dueño" noté que eran dos mujeres de las que apenas llegué se encontraban bebiendo y comiendo de la mesa de la sala principal. Se detuvieron en seco y me miraron como quien mira a un perro muerto. Levanté una ceja con gesto ofendido - No crean que no diré a mi amado Oberyn de cómo acaban de mirarme imbéciles - largué dando especial énfasis en "amado Oberyn" para que quedaran en claro mis intenciones. Ambas levantaron el mentón ante mi amenaza y sin dejar de lado el gesto arrogante, callaron sus palabras y se fueron caminando. No sabía que tan lejos de la entrada estábamos y lo que más me preocupaba por el momento, no tenía idea de cuanto tiempo duraba esa poción, por lo que continué siguiendo a Darroc, cuando noté unos pasos se acercaban por otro lado.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Jue Jun 05 2014, 09:52

Frunció el ceño ¿Matar a su padre? Bueno, tampoco es que él fuese un experto en familias – básicamente porque se habia criado sin familia y no recodaba nada acerca de ellos – Ya indagaría sobre aquel tema mas tarde, en aquel instante tenían que centrarse en salir de allí. Tras guardar el libro, con el rostro completamente inexpresivo, le observó acercarse. No se movió ni un milímetro cuando ella hizo aquel gesto tan cercano e imprudente de besarle… Se mantuvo en su papel de “guarda elfico”.

Sonrió ante el comentario de caminar en círculos y le adelantó. Recorrieron los pasillos, poco transitados, en busca de la salida. Aquel maldito lugar parecía un laberinto y, de pronto, se encontró maldiciendo interiormente a los elfos, sus dioses y a cualquier cosa que tuviera que ver con aquellos orejudos afeminados. Cuando la bruja habló a su espalda para dirigirse a las dos elfas con aires altivos, él no tuvo mas remedio que apretar la mandíbula y seguir caminando. De haberse girado hacia ella con alguna advertencia acerca de no llamar la atención… les hubiesen descubierto. Lo mas prudente era seguir fingiendo que seguía ordenes del “jefe” custodiando a la amada de este. Los recuerdos del elfo baboso sobre la bruja aún le provocaban arcadas.

La salida no debía estar lejos. Casi, casi podía sentirse libre. Pero solo casi, pues la sensación de libertad se esfumó en cuanto unos pasos empezaron a anunciar la llegada de alguien mas – Ya casi estamos, ve mas rápido- Susurró a la bruja y al doblar la esquina ahí estaba la salida, la libertad, una misión finalizada con éxito. Lo primero que haría al cruzar aquella puerta seria quitarse el casco y lanzarlo bien lejos, no recordaba nada mas incomodo que llevar aquello sobre la cabeza.

Justo en el mismo instante en el que ambos cruzaban el umbral saliendo al exterior, una orden elfica sonó a su espalda. Miró a Marah y se giró, un elfo, solo habia uno… al menos por el momento – Las ordenes de Oberyn son que utilicemos el lenguaje común en presencia de su amada.

El elfo se acercó a ellos - ¿Enserio? – Dijo en idioma común - ¿A ti también te ha hechizado?- Miró a la bruja con repugnancia – Esta maldita zorra ha hechizado a Oberyn… pero el efecto se ha pasado – Informó - Tenemos que llevarla de regreso, será castigada, juzgada y sentenciada.

- ¡Maldita bruja!- Exclamó el dragón girándose hacia Marah – Yo me encargo de ella – Le guiñó un ojo a la bruja y volvió a girarse hacia el elfo. Todo ocurrió deprisa, de manera que cuando el elfo quiso darse cuenta ya era demasiado tarde, se encontraba empotrado contra la pared y con una daga atravesando su corazón – Nadie tocará a la bruja… excepto yo – susurró a su oído al tiempo que extraía la daga.

Agarró a Marah de la mano y corrió, casi habia amanecido, pronto todo Sandorai se llenaría de guardas buscando a una bruja y un “elfo” traidor. Correrian hasta encontrar un claro y ahí se transformaría y saldrían. Aquella era la opción mas rápida, aquella era la única opción de escape que tenían.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Lun Jun 09 2014, 21:53

Cuando el elfo contó que el efecto había pasado, contuve la respiración varios segundos. Por mi mente pasó la idea de electrocutarlo si era necesario pero corría el riesgo de que la distancia que me encontraba de él, me jugara en contra y diera facil el grito de alerta por rápidamente estaríamos rodeados. Darroc se le acercó y contuve el reflejo de dar un paso hacia él para ayudarlo. No fue necesario. antes de seguir hablando o llamar a nadie, una daga en el pecho mantuvo el silencio de la sala. -Nadie tocará a la bruja… excepto yo – dijo mientras tanto. Algo me oprimió el pecho al escuchar esas palabras, pero no era ni el lugar ni el momento como para demostrar mi agradecimiento.

Nos dirigíamos a la salida cuando varios gritos y órdenes comenzaron a resonar a lo lejos, peor contábamos con la ventaja, o desde mi punto de vista al menos, de que Darroc no tenía el mismo sentido de la orientación que yo, pues pronto dimos con el camino. Tomó mi mano para salir corriendo  y atravesábamos la entrada cuando sentí las paredes retumbar por todos aquellos que adentro se habían puesto ya en movimiento.

Salimos al bosque pero aún eramos presa fácil para esos elfos. Él corría llevándome casi a rastras. Sus piernas eran claramente más largas que las mías, por lo que no llegaba a seguirle bien el paso. - ¿Dónde? .... ¿Dónde vamos? - pregunté agitada mientras por momentos  me giraba buscando a aquellos que nos seguían. Comprendí que lo que él buscaba era un lugar lo suficientemente amplio para transformarse para huir de allí definitivamente, aunque yo no podía irme demasiado lejos: tenía que entregar el libro a otro elfo. "¡Maldición! Eso no le va a gustar nada" pensé y sabía que con "no gustar" estaba siendo demasiado generosa para la reacción que seguramente el dragón tendría. No es que fuera a besarme con el otro elfo ni nada por el estilo, pero después de lo que pasó esa noche, no le agradaría ni una pizca mi encuentro. Sin embargo tenía todo el día para convencerlo pues apenas estaba amaneciendo y no era hasta al anochecer que debía encontrar a un tal Hyur en los baldíos. La descripción que Gabret había hecho de él no era tan agraciada como la que Ámber había agregado y, considerando que ella era mujer, de seguro que este elfo sería al parecer bastante guapo.... Lo cual no creía que le gustara mucho a Darroc,  luego de ver mi escena con otro elfo, dejar que me reúna a solas con otro elfo que además era lindo, sabía que era, por lo que sabía de él, imposible.

- Tengo... que... decirte algo... - comencé entre jadeos de las corridas. De a ratos nos deteníamos para observar qué tan cerca estaban o para decidir si derecha, izquierda o al frente era un mejor camino. Decisión totalmente suya ya que si por mí fuera, terminaríamos corriendo derechito y de frente a los mismos elfos. - El libro... ¿Quién te lo pidió? - Si teníamos el mismo comprador podíamos dividir el pago si él quería, pero tenía que llevárselo y no sólo por mi pago, sino que considerando que mi propio padre estaba en la lista, todo cobraba un nuevo y personal significado. Pero.. ¿Y si pretendía llevarse sólo para él el libro? ¿Sería capaz de sólo arrebatarlo? Suspiré. Sí, lo era. necesitaba encontrar un momento para de alguna manera persuadirlo y además de todo esto, quería hablar de una buena vez con él y en serio.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Miér Jun 11 2014, 00:56

- ¿Dónde? .... ¿Dónde vamos? –Preguntaba la bruja mientras él la arrastraba por aquel maldito e interminable bosque, esquivando arboles, saltando raices, en busca de un claro con el suficiente espacio como para transformarse y poder salir de allí – Corre y calla – Le respondió sin mas, sin dejar de correr y sin perder el tiempo en mirar hacia atrás. ¿Por qué malgastaba saliva preguntando lo evidente?¿Acaso pensaba que saldrían de allí caminando tranquilamente? - Tengo... que... decirte algo... –Y Darroc soltó una mezcla entre bufido y gruñido. Pero que mania tenia con hablar a todas horas y en todo momento, si fuese por el peligro del momento frenaría para besarle y borrar toda huella que aquel afeminado de puntiagudas orejas hubiera dejado en ella.

- Pues ya me lo diras cuando estemos a salvo – Contestó a lo anterior mientras paraba a recuperar el aire y decidir que camino tomar, una parada corta, que duró lo mismo que un suspiro y otra vez a correr. Poco faltaría para que los guardas recorrieran Sandorai en busca de ellos. Menuda panda de inútiles… tanto que se las daban de eficientes y les habían engañado casi sin problemas. CASI, tardaría tiempo en borrar de su mente la imagen de la bruja besándose con el elfo. - El libro... ¿Quién te lo pidió? –Pues al parecer le era imposible esperar a estar a salvo para empezar con las preguntas de quien se quedaba el libro.

¿Acaso pensaba discutir allí en medio quien iba a llevarse el libro?¿ALLI? Dejó de correr y la soltó, miró a los alrededores y después centró su mirada celeste sobre ella – Este no es lugar para sentarse a tomar el té mientras debatimos sobre quien se queda el libro- Guardó silencio sin apartar su mirada de ella. En el fondo, algo le decía que ella tenia unas intenciones muy distintas a las de él. Esperaba estar equivocado – Dime… que es lo que estás pensando y por qué estoy seguro de que, sea lo que sea, no me va a gustar.- Se cruzó de brazos y la escrutó con la mirada – Rapido, no tenemos todo el dia – Maldita sea…
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Miér Jun 11 2014, 23:27

Seguíamos corriendo y él cada tanto contestaba pero sin detenerse. Ya estaba comenzando a enfadarse pero a decir verdad lo raro en Darroc sería verlo feliz y contento, pero no así: apurado, con ceño fruncido y casi enojado. Y me encantaba de ese modo hasta el punto de querer hacerlo enojar cada tanto  – Rapido, no tenemos todo el dia – apuró mientras se cruzaba de brazos.  Tomé mis manos por detrás de mi espalda y mientras me mecía en mis pies con una sonrisa encantadora le decía:

- Holap – Antes de que grite o algo por el estilo continué – verás... el encargue del libro lo hizo alguien que debo encontrar mañana en los baldíos... un... elfo – terminé alargando cada palabra mientras cerraba de a poco los ojos como si esperara que me cayera el mundo encima luego de la última palabra – Es que.. mis jefes arreglaron el encuentro.. - comencé a hablar rápidamente intentando llenar los espacios – No me interesa el pago, pero con o sin libro debo reunirme con él.. porqueeee... tiene algo mío y además... es queeee.. Bueno. El tal Claus que aparece resulta ser mi padre y si él también lo quiere muerto quiero de algún modo ayudarlo. - Eso era cierto y a decir verdad se me había ocurrido en el momento... - No sé nada de él.. sólo que se llama Hyur y lleva cabello oscuro y corto - “ Y ojos azules como el cielo y si vieras chica qué músculos....” habría dicho Ámber detalle que, como quería continuar con vida en los próximos minutos, obviamente omití ante Darroc, de todas formas los únicos ojos azules como el cielo que quería era los que miraba en este momento, cosa que claro, tampoco pensaba decirle.

Me acerqué a él y apoyé ambas manos suavemente en su pecho y mientras dibujaba despacio círculos imaginarios con un  tono de voz suave continué  - Debo ir...esta noche.. con el elfo... - Omitía el “¿Vendrás conmigo?.. pero se encontraba claro como el agua reflejado en mi rostro.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Jue Jun 12 2014, 16:53

La observó en silencio mientras ella sonreía y empezaba a hablar, como si no tuviesen a todo un ejercito de elfos siguiéndoles los talones. ¿Acaso no era consciente del peligro que corrían allí? Continuó mirándola con el gesto inalterable hasta llegar a la parte del elfo. Sus labios se curvaron en un mohín de disgusto y su mirada… podría haberla matado con la mirada que le lanzó. Suerte para la bruja que las miradas no matan.

Ella continuó hablando sobre el tal Hyur, el libro, su padre y algo que el elfo tenia pero le pertenecia a ella. Mientras tanto el continuaba sin tan si quiera gesticular, aunque lo que escuchaba no le agradaba en lo mas minimo. Sobre todo por el pequeño detalle de volver a encontrarse con un elfo.

- Debo ir...esta noche.. con el elfo... – terminó de añadir ella y él enarcó las cejas - ¿También lo besarás a él?- preguntó girándose y retomando el camino. Esta vez sin cogerla de la mano, sin correr y sin tirar de ella. Un poco más allá, un pequeño claro se abría paso entre la espesura del bosque. Sin añadir ni media palabra mas salió al claro, esperando que la bruja le siguiera ya que no tenia otra alternativa de huida, y empezó a desnudarse. Empezando por el chaleco, la camisa, cinturón… las prendas fueron cayendo al suelo mientras el hombre iba quedando cada vez con menos ropa. Si Marah dijo algo, él simplemente lo ignoró. Cuando se hubo quedado completamente desnudo le indicó que se acercase a él.

Le rodeó por la cintura y la atrajo hacia él en un gesto completamente posesivo. Sus labios, suaves y firmes, se deslizaron sobre los de ella. Separó sus labios unos centímetros de los de ella- Pagarás por todo esto – Fue una clara y evidente amenaza ¿Cuál seria su castigo? Aun estaba por determinar – Terminemos de una maldita vez … - Añadió antes de soltarla y alejarse.

No, no había cabida para ninguna clase de discusión. Si tenían que ir a los Baldios irían por el aire. Sandorai se habia vuelto demasiado peligroso para ellos y no era seguro ir por tierra.

Aquella vez no hubieron gritos de dolor, pero aquello no significaba que no lo sintiese de igual manera, simplemente era consciente del peligro que correrían si alertaban a los elfos de su posición en plena transformación. Entre convulsiones cayó arrodillado al suelo permitiendo que su perfecto y musculoso cuerpo empezase a deformarse para dar paso al dragón. Bajo su piel, huesos y músculos crujían y se reubicaban en otra posición cambiando notablemente de tamaño. La piel humana quedó completamente anulada por las escamas. Brazos y piernas convertidos en robustas garras escamosas. Alas y cola emergiendo de la nada… el hombre habia desaparecido y en su lugar se encontraba una enorme bestia alada.

Se inclinó hacia abajo y esperó a que la bruja montase sobre él…
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Marah el Vie Jun 13 2014, 22:54

Bien.. tal y cómo pensé lo de "elfo" no le resultó muy agradable pero yo no tenía la culpa de que el principal interesado en el libro fuera otro de la misma especie. Me pregunté si debía ser de un bando enemigo o algo por el estilo como para querer robarles a los supuestamente suyos. "Será verdad que los elfos están divididos después de todo..." pensé en el momento en que Ámber me explicaba los detalles de la entrega.

- ¿También lo besarás a él?- replicó en tono cortante mientras se daba la vuelta claramente ofendido.

-¿Celoso? - pregunté con más ganas de que respondiera que sí que cualquier otra cosa pero obviamente no dijo nada y comenzó a caminar a paso rápido - Vamos no seas tonto.. - dije mientras corría para alcanzarlo con una sonrisa en los labios - Sabes de sobra que estaba actuando... - "Además funcionó.." pensé mientras llegado junto a él a un pequeño hueco sin tantos árboles en el bosque, que le darían espacio para transformar su cuerpo. Mi filosofía era bastante sencilla, si al fin y al cabo funcionaba, ¿Importa el cómo? "Bueno, si hubiese sido al revés lo muelo a golpes." Tampoco iba a mentirme, si hubiese sido él hubiese comenzado a matar a todos en vez de permitir todo eso...Comenzó a sacarse la ropa sin decir nada, puse lo ojos en blanco ante su actitud y me crucé de brazos. "Para colmo voy a tener que juntarle la ropa.." pensé mientras resoplaba... Era arrogante, cerrado, terco, posesivo y maldición... extremadamente guapo... y todo eso, por loca que estuviere, me encantaba. Se giró y creí que gruñiría o algo pero en cambio extendió una mano para que me acercara a él. Contuve la sonrisa mirándolo a los ojos, en cuanto apoyé mi mano en la suya, de un tirón me llevó hacia él y aferrándome fuertemente contra su desnudo cuerpo, me besó. - Será un placer..- respondí con una leve sonrisa en los labios ante su amenaza. Acaricié su rostro hundiendo suavemente mis dedos en su corto cabello que terminaron su caricia bajando por su espalda.

Terminemos de una maldita vez … - agregó para alejarse y asentí despacio. Su comenzó a sacudirse de repente y prefiriendo no mirar opté por juntar sus cosas en el suelo pues las necesitaría luego. Odiaba verlo transformarse y se me hacía un nudo en la garganta al no poder hacer nada por evitar que sufriera de algún modo. Cuando había terminado yo llevaba en brazos sus cosas además del pequeño saco con las cosas de los elfos. Me invitó a subir a su lomo inclinándose levemente y caminando despacio acaricie su cabeza de dragón y le di un dulce beso antes de subirme. Estando en lo alto pude ver cómo a lo lejos varios árboles se movían y asumí sería por los elfos que se desplazaban por ellos. Y claro, de repente un enorme dragón sobresalía entre los árboles revelando nuestra exacta posición.

- Ahi vienen - dije despacio aunque seguramente ya los hubiese visto. Cuando el aire cedió ante sus alas, varias flechas surcaron el aire, pero no lo apuntaban a él, sino al blanco más sencillo para salir herido: La bruja. En sus escamas las flechas que lanzaban rebotaban sin daño alguno, y si no fuera porque el movimiento de sus alas enturbiaba el aire alrededor nuestro, la flecha que lanzaron a mi pierna, en vez de herir el músculo se hubiese incrustado en el hueso.

Ahogué el grito de dolor que me recorría el cuerpo y recostándome sobre él para que no cayera ninguna de las cosas, me quité de un tirón la flecha que había quedado en mi pantorrilla y la tiré al suelo. - Malditos elfos ...- maldije entre dientes y extendiendo mi mano abierta hacia el suelo del que nos estábamos alejando lancé una poderosa descarga que sosteniendo un momento dió de lleno en pecho de uno y rebotó en su compañero. El acero de sus armaduras facilitó mi ataque y sin decir nada, cerré los ojos y apoyando mi rostro en su lomo ahogaba el ardor punzante de mi pierna derecha.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Invitado el Dom Jun 15 2014, 21:43

Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: De intereses cruzados... Reencuentro [Privado: Marah y Darroc][Cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.