Últimos temas
» Para romper el hielo [Privado][Amaranth-Sabael]
Hoy a las 23:08 por Sabael Bleak

» Amarga ingenuidad, buena voluntad. [Libre 3/3]
Hoy a las 23:05 por Bardo

» Habilidades de Cryz
Hoy a las 21:34 por Sigel

» _•*•_ Lista de Cryz _•*•_
Hoy a las 20:26 por Cryz

» ¿Quieres apostar? [Privado-Seth]
Hoy a las 19:45 por Matthew Owens

» Gabhar
Hoy a las 19:07 por Sigel

» Hoja de Rey
Hoy a las 19:03 por Sigel

» Rapónchigo nocturno iridiscente
Hoy a las 19:02 por Sigel

» La flor de la maldad [Libre] [4/4]
Hoy a las 19:01 por Cryz

» Nymphaea
Hoy a las 19:00 por Sigel


Aireando (Interpretativo - Libre)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Eona el Mar Mayo 06 2014, 16:59

Cogí el trozo de carne ilusionada cual niño pequeño con un juguete nuevo y lo administré de la mejor forma que supe; lo metí entero en mi boca y cuanto antes llegase a mi estómago mejor. - Dije que me gustaría recuperar mis cosas, no que pudiese... Y no creo que os gustase acompañarme a buscarlas. - comenté risueña. Claro que sabía dónde estaban, y no me vendría mal recuperarlas, pero todo era reemplazable y no tenía muchas ganas de volver ahí, a no ser que no fuese con un ejército de licántropos dispuestos a despedazarlos a todos. Seamos sinceros, hasta yo sabía cuando algo sería una misión suicida. - Así que lo único que me queda es conseguirlo todo de nuevo. Pan comido. - empecé a salivar con la idea del pan, y más aún al pensar en cual sería su acompañamiento; carne. Pero antes de seguir me detuve, mirando fijamente al elfo con toda la seriedad que pude reunir en aquel instante, con rostro curioso. - ¿Enserio masticáis hojas? Quiero decir... Se que algunas son comestibles, pero venga ya, ¡no puede ser suficiente! - Lo decía totalmente en serio, aunque no dudaba en que aquella extravagante conversación terminaría en carcajadas.

Hacía un buen rato ya que nos movíamos por las calles de la ciudad, y habíamos llegado al fin a una parte algo más concurrida del mercado matutino. Miré en todas direcciones y la nariz me llevó hasta un puesto de hierbas secas de todos tipos. Mejor tapadera que la de las pieles de animales, o al menos más discreta, desde luego. - Buenas. - saludé al hombre detrás de la improvisada mesa, echa de cubos de paja bien comprimidos. El hombre me devolvió la mirada y después de una rápida expresión de sorpresa me preguntó qué deseaba, mirando de reojo a mis dos acompañantes. - Estoy buscando a mis "amigos". Ah, y también me gustaría un manojo de dientes de león. - Con aquellas palabras bastaba. Sabía quién era yo, o al menos quién creía que era, igual que sabía a quién estaba buscando. Las palabras clave eran el toque final perfecto. Solo faltaba que contestase correctamente.

- Claro claro... ¿Dientes de león verdad? Ahora mismo se los traigo. - Se dio media vuelta para rebuscar algo entre las bolsas que tenía detrás y fue entonces cuando mi entrecejo se hundió hasta casi la punta de mi nariz. "Algo no va bien..." pensé. Esa no era la respuesta que tenía que dar, pero sí conocía la primera parte de la "contraseña". De inmediato me giré hacia mis amigos y los agarré de los brazos cual pareja enamorada, solo que nosotros eramos un trío. Ignoré sus quejas y en cuanto nos hubiésemos alejado lo suficiente les susurré. - Las cosas no salieron como debían, así que, bueno... - Esbocé una sonrisa de oreja a oreja. - Tenemos que salir pitando. -
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Marah el Vie Mayo 09 2014, 03:05

- Chico... aquí los únicos comunachos somos los humanos - acoté incluyéndome en un grupo al que no pertenecía - Hay elfos, lobos y dragones además de brujos.. todos tienen algo de magia en si mismos... Una vez conocí un hombre con orejas de burro.. no era muy mágico que digamos pero no es común ver algo así...- me encogí de hombros.. -

- Ahora me estás tomando el pelo, ¿verdad? - respondió al tema de las hojas. Le codee risueña.

- Sip ... ¿Ves qué es una pregunta totalmente legítima? Ella tampoco sabe - respondí mientras señalaba a Eona con el dedo. La rubia una vez más volvió a esquivar el tema del famoso grupo de asesinos que ella misma había traído a colación y que por lo visto había captado la atención del elfo también. -  No tienes para comprarte comida pero aseguras fácilmente conseguir lo que perdiste... ¿Planeas robarlo chica?  - pregunté. -  Yo creo que escondes algo.. quizás lo de los asesinos se te escapó sin querer o quizás les tengas mucho más miedo del que quieres demostrar  - Para cuando termine de hablar nos habíamos detenido en un puesto de hierbas a cuyo tendero la rubia saludó y pidió dientes de león  -  ¿Dientes de León? .. ¿Vienes a comprarle comida a nuestro elfo?  - pregunté para molestarlo un poco.El hombre contestó lo que me pareció obvio pero al parecer a la chica no le gustó tanto hasta el punto en que se giró, nos tomó por los brazos y  nos hizo casi salir corriendo de allí, disimuladamente pero huyendo al fin.

-  Al parecer no vamos a tener un día muy tranquilo .. chica además de mentirosa eres un imán de problemas.. ¿Se puede saber de que huimos ahora? ¿Acaso son dientes de león asesinos o algo así? - Un grupo de muchachos pasó cerca nuestro y varios nos dedicaron varias miradas lascivas a nosotras dos. -   ¡Hey no me lo discriminen!  - grité -  él no tiene la culpa de nacer orejón - dije medio a los muchachos medio al elfo. -  Por cierto.. ¿sabes qué otras cosas dicen de los elfos por allí? - la sonrisa en mis ojos decían claramente que me refería al hecho de que eran afeminados y eso, al girar la esquina nuevamente pude ver que los jóvenes entraban a una especie de taberna. Un hombre alto cuidaba la puerta de la que al abrirse escapaban voces y melodías. Arriba un cartel rezaba "Eolio". - Que les parece... ¿Entramos? - sugerí a los demás.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Rihoran el Sáb Mayo 10 2014, 00:23

La única que de verdad parecía saber a dónde nos dirigíamos era Eona, tanto Jez como yo nos movíamos detrás de ella sin saber muy bien qué más hacer. Al final del paseo llegamos a una especie de mercado que ya desde aquella hora de la mañana se encontraba bastante concurrido, y una vez más la rubia se movió en una dirección que solo ella conocía. Por el camino me limitaba a poner los ojos en blanco o a suspirar cada vez que la otra me lanzaba una de sus puyas relacionada con mi raza; desconocía sus motivos o si es que realmente pensaba así, pero me hizo preguntarme si esa era la clase de estereotipos que la gente tenía sobre los elfos. Mi visión de Aerandir era todavía demasiado pequeña como para preocuparme...

Antes de que nos quisiéramos dar cuenta nuestra guía se había parado frente a un puesto del mercado, haciendo una petición un tanto extraña, ni siquiera me dio tiempo a preguntarle directamente pues apenas recibió respuesta por parte del tendero se giró hacia nosotros dos, nos cogió de los brazos y nos urgió a salir corriendo. Genial, era la segunda vez que tenía que huir de algo o alguien en apenas una hora, y lo mejor de todo era que realmente no había hecho nada para ser perseguido. Seguimos corriendo hasta dar con una calle donde nos cruzamos a un grupo de jóvenes, aprovechando lo cual, Jez volvió a dedicarme otra de sus bromas que esta vez no entendí. ¿Quizás eso resultase en una decepción para ella?

- No, no sé qué otras cosas dicen de los elfos por aquí. - contesté divertido. "No se ofende quien puede sino quien quiere".

De todas maneras ésta sugirió que siguiéramos a aquel grupo y nos metiéramos en una especie de taberna, lo cual no me pareció una mala idea si es que realmente nos estaban persiguiendo. Por lo menos pasaríamos un rato desapercibidos. No dejaba de ser curioso, sin embargo, que una taberna estuviera abierta a aquellas horas de la mañana, más aún que hubiera un hombre con complejo de armario empotrado guardando su entrada. 
Rihoran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Eona el Sáb Mayo 10 2014, 01:26

Hasta el momento me había limitado a sonreír en silencio ante las provocaciones de la chica "humana", pues eso decía ser ella y como yo lo hacía, ella también podía estar tomándonos el pelo. Pero no siempre iba a estar mordiéndome la lengua. Ahora lo hacía porque, bueno, porque cuanto más me lo preguntasen más divertido me parecía ocultarlo, pero igual de gracioso sería contárselos todo y recoger los frutos sembrados, los cuales serían sus sorprendidas caras de idiotas. Pero más interesante aún me pareció la propuesta de entrar en aquel lugar; aquella taberna de buen ver bajo el nombre de "Eolio". Sonreí.

- Claro, esperad. - solté y salí corriendo en dirección a la entrada, donde alcancé a los chicos de hace un segundo justo antes de que se perdiesen en su interior. La enorme mano del "guardián" de la entrada me detuvo, pero de inmediato uno de los más ligones del grupito de antes vino en mi ayuda. Bastó con poner morritos y ojos de cachorro, y todas las puertas se abrieron ante mí. Me giré hacia esos dos, dudando de si seguirían ahí o se habrían dado a la fuga, y les hice señas para que se acercasen. - ¡Vamos! ¡Venid de una vez! - les grité, y rodeé al hombre que guardaba la puerta, uniéndome a mis "anfitriones".

--------------------------------------------
Una vez dentro seguí a los "caballeros" con entusiasmo, asegurándome de que Darcy y Rih no se perdiesen por el camino. En cuanto llegamos a la mesa, la cual parecía que iba a ser nuestro escondite por el momento, me entretuve en obsequiarles con una rápida explicación. - Al parecer el precio de entrada a este lugar no es algo que nos pudiésemos permitir, pero aquí mis nuevos amigos, estos caballeros, lo han arreglado todo por nosotros. - comenté presentándolos con una mano, mientras que ellos saludaban de lo más excitados a mi compañera. - Y lo que no saben aún es que también nos invitarán a desayunar. - terminé con voz más suave, guiñándoles un ojo a los dos.

- Sentaos y disfrutad. - dijo uno de los cuatro. - Incluso el elfo será bienvenido si viene en compañía de damas de vuestro nivel. - Era evidente que trató de ser galante, pero no se le daba demasiado bien.

- Sí, la música de ese lugar es una leyenda viviente, pero mejor aún será en compañía de tan bellas señoritas. -

Viéndolos más de cerca, por sus ropas no parecían ser aldeanos corrientes, sino más bien señoritos de la clase alta; de aquellos a los cuales más despreciaba, y de los cuales menos me arrepentiría de aprovecharme de ellos. Es más, eramos nosotros los que más desencajábamos en aquel ambiente de riqueza, ¿pero y qué? Me senté. - Ya dejaremos de lo que hablábamos para luego, ¿eh Dar? - me reí. Había ganado la batalla.

oFF: Usad a los cuatro como queráis, y si queréis ponerles cara, adelante ;)))
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Marah el Sáb Mayo 10 2014, 18:03

- Ah no vale elfo.. si no te enojas no es divertido molestarte- aclaré sonriendo - aunque para iluminarte ...dicen que son todos como chicas.. ya sabes.. afeminados - No creía que realmente eso fuera cierto pero... - Venga.. es lo que se dice.. no se te ofendas con la tierna mensajera - terminé pero para ese momento ya me encontraba caminando hacia la entrada. Saludé al hombre de la entrada con una sonrisa y él me devolvió el saludo con una gesto de la cabeza. - Venimos juntos - dije mirando al elfo y tomándolo del brazo entramos juntos. - Vengo aquí seguido - le susurré y una vez dentro lo solté y me alejé unos pasos viendo como la rubia iba divertida con los muchachos que cruzamos en la calle. - De seguro era todo mentira.. mírala, tiene más pinta de aprovechada que de asesina - dije al elfo poco antes de acercarnos a ella.-- "No es tan caro si tienes los contactos" dije para mis adentros pero no pensaba revelar quién ni cómo por lo que me senté junto a ellos.

Levanté una ceja cuando el hombre terminó de decir "de nuestro nivel" pues no sabía a que nivel ser refería no que tenía en cuenta para ello, pero me senté de todas formas. - Lo es- fue todo lo que respondí clavando la mirada en el escenario. La realidad es que tenía una fascinación en constante crecimiento por la música que no había revelado jamás a nadie, así como mi gusto por los libros, aunque esto último era fácil de suponer si me encontraban bajo un árbol leyendo como solía pasar algunas tardes... pero nunca había aprendido a tocar instrumento alguno y quedaba fascinada por los que sí.

- Oh, si.. lo retomaremos.. no te preocupes - respondí sonriendo - tengo buena memoria - agregué y le guiñé un ojo a la chica pero volví mi mirada al escenario una vez más. Alrededor mío los jóvenes hablan pero no prestaba atención a nada de lo que dijeran intentando escuchar a la joven que cantaba debajo pero apenas lograba oir algo por las voces de los muchachos. Nos habíamos sentado arriba en los lugares de privilegio de quienes tienen toda la vista pero pueden conversar o tener intimidad si quieren, por mi parte preferí siempre la planta baja cerca del escenario para no perderme en los sonidos del ambiente cuando alguien subiera a tocar o cantar alguna melodía. El tacto de una mano sobre mi pierna me hizo volver de esos minutos perdidos y clavé la mirada en la mano para clavarla luego en los ojos divertidos de uno de los muchachos. - Quita esa mano en este momento si no quieres perderla - dije con el rostro tan serio que supo que no había ni una pizca de exageración en mis palabras. No perdí el contacto visual hasta que la hubo retirado.

- Lo siento.. lo siento - dijo con las palmas hacia arriba con una sonrisa nerviosa - Sólo quería preguntarte algo.

- Eso no te da derecho a tocarme - había levantado la barbilla y cuadrado los hombros sin darme cuenta y volví a una posición  relajada al notarlo. - Voy a buscar algo para beber - dije y me puse de pie al instante para hacerlo. Pocos minutos después regresé con las manos vacías y volví a sentarme con el grupo. Necesitaba tranquilizarme para no clavar ningún objeto punzante al próximo que se me acercara, había ciertos lugares que tenían cierto efecto en mí.. y este era justamente uno de ellos.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Rihoran el Dom Mayo 11 2014, 15:04

La encargada de darnos paso a aquel bar, o lo que quiera que fuese, fue Eona. Aquel grupo de jóvenes que nos habíamos cruzado parecía haber cogido fijación con mis dos compañeras en aquella... ¿tarea? ¿misión? ¿paseo? Ya ni siquiera sabía lo que estaba haciendo allí. Por supuesto, bastaron un par de insinuaciones de la rubia para que todos los allí presentes cayeran rendidos a sus pies como si de un hechizo se tratase, abriéndonos las puertas de aquel local, y seguramente todas las que cualquiera de las dos chicas hubiera querido atravesar por su cara bonita.

Me quedé pensando en las palabras de Darcy sobre la impresión que tenía la gente de allí acerca de los de mi raza. No negaré que me sorprendió descubrirlo, pero... ¿acaso yo presentaba un aspecto menos varonil que, sin ir más lejos, cualquiera de los "donjuanes" esos, embutidos en ropas de seda de vivos colores? En fin, tampoco importaba, hacía tiempo que había superado el molestarme por cosas como aquella. Dibujé una extraña sonrisa cuando la chica me tomó del brazo y me susurró algo sobre Eona; parecía estar empeñada en que nos perseguía una especie de teoría conspiracionista y estaba tratando por todos los medios que la rubia soltara prenda, pero no había manera. En cierto modo resultaba hasta cómico.

Apenas nos hubimos sentado en una de las mesas más apartadas de aquel lugar, el grupo de "caballeros" empezaron con su ritual de apareamiento. Negaré rotundamente siempre que alguien me pregunte si aquello me pareció divertido o no, pero el caso es que resultaba interesante ver como las chicas se quitaban de encima a los moscardones. Sin embargo, a sabiendas de que ellas podían cuidarse solas, yo me sentía completamente fuera de lugar en aquel antro, así que me levanté y me dispuse a salir a tomar un poco el aire cuando apenas habían pasado unos minutos...

- Mejor os esperaré fuera, chicas. - musité entonces, antes de sentir como un brazo me rodeaba el cuello y me obligaba a sentarme de nuevo.
- Venga, elfo... Aquí hay chicas para todos. - me dijo uno de ellos. - ¿O es que acaso no te van las mujeres, eh?
- Me remito a lo dicho por mi compañera hace un momento. - murmuré refiriéndome a lo de cortarle la mano (o el brazo entero) a aquel capullo.

No sé qué clase de cualidad permitía a aquellos hombres comportarse así, pero también era cierto que el comportamiento de los humanos aún me resultaba bastante extraño. El caso es que el hombre no pareció amedrentarse ante mi amenaza -si es que realmente había entendido que era una amenaza, claro- y afianzó su agarre sobre mis hombros, comportándose como si fuéramos amigos de toda la vida.

- No sabes la suerte que tienes de ir acompañado por estas pedazo de mujeres. - me dijo al oído, como queriendo insinuarme algo.

No sé si es que me estaba cansando de ser el elfo divertido y risueño, o que realmente pasaba de seguir soportando aquella situación, pero:

- ... y tú no sabes la suerte que tienes de seguir conservando la cabeza sobre tus hombros. - completé su frase. Esta vez SÍ que reconocería la amenaza.
Rihoran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Eona el Miér Mayo 14 2014, 01:09

Se oía una dulce melodía de fondo, proveniente del escenario, pero esta se veía interrumpida por los constantes intentos de los "caballeros" de iniciar una conversación con la finalidad de, como era evidente, llevarnos a la cama. Miré al elfo perezosamente. Él no tenía dicho problema, lo cual, en cierto modo, me irritaba un poco. Aunque sería gracioso verlo en nuestro lugar, teniendo que apartar a patadas a babosos indeseosos. Tal ve la próxima parada debería de ser un burdel o algo por el estilo para comprobar su reacción. "Sería divertido" pensé.

- Debes de estar maravillada, bella dama. Este es un lugar completamente exclusivo para la clase alta. Aunque es una pena que el piso bajo se llene de pueblerinos, cual establo lleno de ovejas. - Me extrañaba el simple echo de que supiese lo que era una oveja. O un establo. "Tal vez lo fue en otra vida, y ese es un vago recuerdo de ello..." - Pero no hablemos de ellos. Hablemos... De nosotros mejor. -

Observé altanera como intentaba acercar, no muy disimuladamente, su mano a mi cintura, pero su intento se vio fallido por la bella amenaza de Dar, antes de excusarse unos minutos. Sonreí ante la escena casi de forma instintiva. Me alegraba saber que no era ninguna doncella incapaz de defenderse, pues eso podría suponer más diversión para mí. Además, ello cortó los deseos de mi admirador, aunque no por mucho tiempo. Para cuando volvió a regresar mi amiga ya intentaba volver a pegarse a mí. Hasta que, esta vez, fue Rih el que inició una escenita.

Me levanté apoyando las manos en la mesa. - Chicos chicos... ¿Acaso es esa una forma nueva de cortejo? No sabía que tenía esa clase de intereses, señor. - comenté risueña al hombre que de inmediato se apartó de Rihoran. Al parecer lo habíamos humillado de lo lindo. - ¿Por qué no tratamos de disfrutar un poco de la música en "silencio"? - enfaticé la última palabra, mientras me dirigía hasta la barandilla, lo suficiéntemente ancha para sentarme en ella. Me acomodé y le lancé una mirada al elfo para que no se marchara. - Tengo un buen presentimiento con ese tipo. -

Mis ojos se posaron en el joven que acababa de subir al escenario. Cabello rojo como el fuego, ojos verdes como el bosque. Con él portaba un laud gastado, pero se veía que lo trataba con cariño. Lo cierto es que la música era uno de mis fuertes, después de todo yo misma era una gran cantante, por lo que algo me hacía esperar maravillas de ese novato andrajoso, y no me había equivocado. En cuanto empezó a tocar la sala entera quedó en silencio. Solo se escuchaban las emotivas notas de su canción. Pareciese que la armoniosa lluvia hubiese inundado el pequeño anfiteatro y se hubiese fusionado con los sonidos del bosque cuando... - Vaya vaya... - Era una pena, pero se le había roto una cuerda. El muchacho observaba su instrumento sorprendido, pero después de unos segundos cogió aire y empezó a tocar de nuevo. Era como si el escenario antes representado en su música hubiese regresado incluso más vivo que antes. Otra cuerda se rompió y ya solo le quedaban tres para maravillarnos, pero desde luego lo había conseguido. El público saltó de sus asientos en un mar de aplausos.

- Nada mal... - lo elogié, pero hablando hacia el grupo que formábamos. El tipo que antes intentaba sobarme se me acercó viendo una oportunidad imaginaria y empezó a adularlo sin espíritu alguno, solo palabras vacías. Y entonces... - Caballero... No sea tan atrevido por favor. - pronuncié con una sonrisa falsa en cuanto con su mano me rodeó depositándola en mi trasero. Con él aún encima mío me acerqué a la mesa y agarré algo que brillaba en su superficie. - No es bueno tener... - dije aún con una sonrisa, pero entonces mi rostro cambió a enfado. - Las manos tan largas. - Y le clavé el tenedor en sus pezuñas.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Marah el Jue Mayo 15 2014, 23:43

Puse lo ojos en blanco pues uno de los que "nos acompañaban" no dejaba de parlotear y parlotear de vaya a saber qué estupideces a mi oído. - Hombre.. que parece que no te han desanimado mis palabras.. ¿Quizás debí ser un poco más explícita?... - señalé hacia el escenario - deja escuchar no seas pesado.. vamos ve con mi amiga que estará contenta de escuchar tus aventuras.. ve .. ve- terminé diciendo mientras con la mano hacia como si espantara algo. El joven rió pues al parecer por alguna extraña razón creía que bromeaba o algo por el estilo pero al menos no insistió por unos minutos. Pero para cuando finalmente cerró la boca, la canción había terminado y todo lo que recordaba de ella era una tonta historia del joven y su caballo por el bosque.

Miré por sobre mi hombro al escuchar al elfo medio discutir con el otro y sonreí al ver que este le le agarraba por el cuello y lo sentaba de repente. Sonreí y esperé sin decir nada su reacción mientras el que se sentaba junto a mí me contaba no sé qué historia sobre como alteró el ron de un amigo en no sé que fiesta que poco me importaba. El elfo respondió de una forma bastante cortante al otro que me hizo sentir orgullosa de nuestro elfillo de los bosques. No conocía muchos elfos en realidad y si bien bromeaba con él por sus costumbres, lo que hacía era en cierta forma evaluarlo. La rubia se dirigió a ellos y pidió silencio pues un joven había subido al escenario y al parecer quería escucharlo o al menos eso dijo y los demás, aunque sea por un momento, cerraron la boca.

Me quedé encantada con el color rojo fuego de sus cabellos y porque no sus facciones pues al menos de lejos se veía algo atractivo, sin embargo lo más llamativo de su persona no venia por su aspecto sino por la magia que lograba con sus dedos. Me dejé llevar por la melodía y cerré los ojos para perderme en todo aquello que transmitía con ella. Suspiré. Realmente tenía que aprender a tocar un instrumento o venir más seguido aquí pues no quería perderme otra función del chico. Miré de repente al notar que una de sus cuerdas se rompió y aunque suene exagerado me invadió la tristeza ante la posibilidad de arruinar tan bella melodía, pero no fue así el joven continuó con las cuerdas restantes brindando otro tipo de espectáculo al no menguar ni por un instante la calidad de su interpretación en el escenario. Todos los ojos estaban atentos y aún más cuando la segunda cuerda decidió abandonarlo pero no por eso bajó los brazos. Sonreí de lado asombrada por el talento que tenía y estaba claramente demostrando. Cuando terminó si bien permanecí sentada me sumé a los aplausos y las ganas de desaparecerme del trío para ir a hablar con el joven de vaya a saber que pavada me invadieron. Dudé por un momento pero la voz de Eona captó mi atención hacia ellos.

No pude controlar la risa cuando ví que clavó un tenedor en la mano de uno por intentar tocarla y tapé mi boca para no continuar riendo muy fuerte. Sus amigos me miraron con cara de reproche por reírme de tal actitud. - Es que.. bueno.. se lo hemos advertido.. - me encogí de hombros sin dejar de sonreir. - Sin embargo chica si esto me cuesta la entrada al lugar estaremos en problemas.- dije susurrando a ella. - Veamos muchachos - dije mientras quitaba el tenedor de su mano. - Aquí tenemos el curador mágico que hace sus lucesitas y lo que sea que haga y puede curarlos si quiere.. ya ya .. no llores .- dije al que se agarraba la mano herida - vamos sé hombre... y no hagas ruido que todos aquí sabrán que eres un  llorón... -

-Esto no puede quedar así - dijo el que se sentaba junto al elfo - Nos la pagarán - soltó amenazante.

- Guo guo guo... - le detuve mientras levantaba ambas palmas hacia él en señal de defensa- Vamos.. no sean quejosos.. He dicho que él puede curarlos.. pero no han sido muy amables con nosotros ¿Porqué deberíamos ayudarlos? - Sonaba bastante caradura estar planteando aquello considerando que ellos nos habían invitado las bebidas y eramos nosotros los que aún aprovechándonos terminabamos por de alguna u otra forma atacándolos, además estaba el detalle de que no sabía si el elfo quería curar al libidinoso.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Rihoran el Miér Mayo 21 2014, 14:39

La escena pareció pararse durante un momento cuando un joven subió al pequeño escenario del local y se puso a interpretar una canción con su violín. Como si hubiera encantado a toda la gente que se encontraba en aquel bareto de gente ricachona, tan solo el silencio acompañó su actuación. Ni siquiera una cuerda rota en su instrumento le hizo detenerse de terminar su pieza, y cuando terminó fue como si el tiempo volviera a encauzarse y todos los murmullos y conversaciones pendientes volvieron a fluir, devolviendo a nuestro peculiar grupo a la realidad...

El tipo al que yo mismo había amenazado antes se apartó de mí un tanto, sopesando la seriedad de mis palabras. Sin embargo, antes de que pudiera cumplir mi amenaza, fue Eona quien se deshizo de uno de los pulpos... clavándole un tenedor en la mano. El grito de éste, por supuesto, no se hizo esperar, y podría jurar que casi se acercaba a la perfección de la interpretación que habíamos escuchado. Yo, por mi parte, permanecí sentado en mi sitio, en parte satisfecho porque la rubia hubiera aplicado parte de lo que esos tipos malcriados se merecían, y observé como la otra chica -a pesar de haberse reído como una condenada- actuaba como una especie de mediadora, me imagino que para intentar evitarnos problemas.

- ¿Por qué habría de hacerlo? - comenté refiriéndome al hecho de tener que curarle la mano. - Debería dar gracias que fue un tenedor y no mi espada.

Si bien era cierto que todos los elfos poseíamos la capacidad de sanar nuestras heridas, yo no era un experto ni mucho menos. Siempre me había dedicado a mi entrenamiento como guerrero y no a potenciar mis dotes curativas, así que, a pesar de que podía cerrar heridas sencillas como aquella, generalmente aquello requería de gran parte de mi energía, y no estaba dispuesto a malgastarla en tiparracos como ese. Qué va. Ni de coña.

- ¿Cómo exactamente piensas hacernos pagar esto, hombretón? - inquirí a continuación, mirando al hombre al que previamente había amenazado.

OFFROL - Pobre Kvothe, suficientemente mal lo pasó la primera vez que tocó en el Eolio para conseguir su camarillo que ahora va y se le rompen de nuevo las cuerdas...
Rihoran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Eona el Miér Mayo 28 2014, 01:28

Al parecer los "hombres grandes" se habían ofendido porque le haya clavado un tenedor a uno de ellos y, mientras que Dar trataba de calmar el ambiente y el elfo optaba por el opuesto, yo no sabía qué hacer... Era cierto que, después de un día de lo más extraño, estuvo bien liberar algo de tensión y hasta había sido divertido, pero empezaba a cansarme. No solo el tema de los asesinos sino que ahora un par de moscas molestas iban a arruinarme aquella pizca de felicidad montando una escena. No, eso no iba a pasar. Yo iba a ser su creadora.

- Hey, tu. - me acerqué amenazante al que me había tocado el culo. - No será tu oficio, pero vas a escuchar mis penas. Estas de acuerdo, ¿verdad? - Lo agarré del cuello de la camisa y lo senté de golpe en su silla, mientras que los demás miraban enfurecidos. Por mi parte, sin dejar de sujetarlo me senté en la mesa, colocando un pie en su punto más débil; la entrepierna, y digamos que no fui lo que se dice delicada. - Hoy a sido un día de lo más divertido. Te cuento... - le pegué un trago a lo primero que pillé encima de la mesa, y resultó ser algo de aguardiente. Lo agradecí. - Además de ser atacada esta mañana por una banda de asquerosos hombres descerebrados, he tenido que pasear mi cuerpo desnudo entre las hambrientas miradas de los ciudadanos de esta apestosa ciudad. Hasta ahí nada mal, ¿eh? Pero entonces viene la parte divertida, y es que a pesar de el buen comienzo del día de hoy, me divertí bastante a costa de idiotas como tu, y hasta haciendo nuevas y entretenidas amistades. - hice una pausa dramática, mirándole a los ojos ignorando su lloriqueo, a la vez que ignoraba las miradas de los demás clientes del piso de arriba. - Pero entonces aparecen un par de capullos y en vez de dejarse ser manipulados arman un escándalo porque son tan débiles que no pueden conseguir a una mujer menos por métodos deshonrosos. ¿Y sabes qué? Me cansé. -

Apreté con mayor fuerza al señorito y levantándolo por encima de mi cabeza con un rápido movimiento lo lancé a volar por la barandilla. Entonces sí que inició el haos, pues cayó encima de la mesa de unos hombretones grandes y peludos que, claramente, no parecieron muy entusiasmados de que les derramasen sus cervezas. Al parecer, a pesar de sobrevivir a la caída, tendría su propio jueguecito con "las ovejas del establo".

El resto de sus amigotes se me quedaron mirando furiosos, pero incapaces de mover un solo dedo. Di un paso hacia ellos, en broma más que nada, y no dudaron en salir corriendo. Después de la tensión que había creado, no pude evitar soltar un gracioso bufido. "Ni que fuese un monstruo del espacio." Ahora era la hora de dirigirse a los míos. - Bueeeno... Me parece que la fiesta aquí se acabó. - me justifiqué mostrándo mi deslumbrante sonrisa de niña buena, de esas que nunca han roto un plato en su vida. - Será mejor que nos larguemos antes de que vengan los guardias. -

Off: Dejo lo de cerrar o no en vuestras manos ;)) Y sí, ese era el propósito xDD Fuimos espectadores del momento cuando Kvothe gana su caramillo!! xDDD ^^
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Marah el Miér Mayo 28 2014, 23:05

"Chica estúpida" pensé mientras daba un paso hacia atrás de todos ellos. "Pasar desapercibida al parecer no es una de sus facultades.." cando todo el mundo comenzó a mirar la escena que estos montaban dí otro paso alejándome de ellos. Creía que el elfo sería más inteligente.. no sé porque pero creía que los elfos eran algo así como sabios y no que se sumaría tan fácilmente a la escena. - Chica... no me importas lo suficiente como para arriesgar mi entrada al Eolio - dije en voz baja pero perfectamente audible si prestaba un poco más de atención a su alrededor.

Puse los ojos en blanco, si fuera en otro lugar lo pasaría por alto, pero Lunargenta era ahora mi ciudad y el Eolio uno de mis lugares favoritos, no iba a arriesgar mi desapercibido acceso a ambos por dos personas que ni siquiera conocía. Mientras ella contaba su historia a la entrepierna del tipo, dí otro paso atrás mientras soltaba mi cabello, tomé el pañuelo blanco que usaba de coleta y lo usé para envolver mi cabeza cubriendo el rostro. Dí otro paso atrás mientras me sacaba el chaleco y aflojaba la camisa. Me giré del grupo - Ahí se ven... - dije por lo bajo mientras me alejaba de ellos. Tomé una chaqueta elegante de una silla y me la coloqué sobre los hombros. Listo... ya no salía la misma que entró con ellos.

Cuando la rubia volvió a hablar yo los estaba mirando desde abajo. Me dirigí a la puerta - No tengo nada que ver con ellos - le dije a Deoch en la entrada mientras salía al exterior, era mejor irme en este momento antes que poner en riesgo mi identidad o mi futuro ingreso al local. Afuera la tarde ya estaba avanzada y en poco anochecería, lo cual era ideal según mi buena costumbre de desaparecer.
____________________

Off: Aguante Kvothe!! Sé que apenas puse Eolio leyeron mis intenciones de presenciar ese momento xDDD Por mi parte como verán me retiro.. ha sido un placer ^^
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Rihoran el Sáb Mayo 31 2014, 14:32

No obtuve respuesta alguna por parte de aquel chiquillo malcriado, aunque pude ver como temblaba de pura rabia, y si no hubiera sido un ricachón incapaz de hacer nada por sí mismo quizás habría tenido las narices de lanzarse sobre mí. Pero no, esa clase de gente no se ensuciaba las manos, dejaban que otros lo hicieran por ellos, y en aquel bar estaban ellos solos, así que... ¿qué podían hacer ante tres personas como nosotros?

De hecho, Eona no se quedó de brazos cruzados y provocó que la situación se desmadrara lanzando a uno de ellos por los aires. En apenas unos segundos el Eoilio dejó de ser aquel local de ambiente tranquilo y parcialmente cautivador para convertirse en un escenario que alojaba una batalla campal. No me pasó desapercibido el hecho de que Darcy se alejaba del lugar, seguramente no queriendo involucrarse en toda aquella escena. No la culpaba, a mí tampoco me gustaban los problemas, pero estaba seguro que no había no una sola persona en aquel sitio que fuera capaz de plantarme cara en combate, así que no estaba preocupado en absoluto. Además, yo no había hecho absolutamente nada.

- Sí, vámonos de aquí antes de que se ocurra torturar a otro, anda... - murmuré cansado, levantándome y dirigiendo mis pasos hacia la entrada del local.

Una vez fuera, anduvimos hacia uno de los callejones cercanos y dejamos pasar los segundos, aunque estaba claro que había llegado el momento de la despedida. En demasiadas broncas nos habíamos metido ya -y todavía era la hora de desayunar- para que siguiéramos merodeando por las calles de Lunargenta juntos. Cada uno tendría que seguir su camino por separado. Suficiente aventura por una mañana.
Rihoran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Eona el Dom Jun 01 2014, 19:47

- Bueeeno... Me parece que la fiesta aquí se acabó. - proclamé girándome hacia mis dos amigos, los cuales... Los... Los cuales ya no estaban ahí... ... ...

Parpadeé... Miré a la derecha; nadie. Miré a la izquierda; tampoco. Hasta miré debajo de la mesa, por si las moscas, pero nada... - ¿Qu-qué, ya no eres tan valiente eh, chica rubia? - dijo uno de los señoritos, con voz tartamudeante. A él se le unieron otros dos, y yo seguía incapaz de comprender que después de ver a su compañero volar hasta el piso de abajo no hubiesen aprendido la lección. O, sino, podrían ir a ayudarle al menos, que parecía tener problemillas de ovejas. Pero nada, seguían ahí plantados como estatuas. Lo curioso es que hasta estaban blancos como estatuas... Lo hiciese como lo hiciese, era imposible para mí comprender la mente humana.

- ¿Qué, queréis más? - empecé acercándome a ellos, pero dos fuertes brazos me detuvieron, uno en cada uno de mis hombros. Por lo poco que pude ver, se trataba de dos hombres con uniforme de guardias al servicio de su majestad.

- Señorita, será mejor que nos acompañe. Ya ha echo bastantes destrozos. - comentó uno de ellos en tono serio, muy serio, cuidado. - Y más le vale no oponerse, o tendremos que usar la fuerza. - continuó el segundo con tono más entretenido.

evanté las manos con arrogancia, pero obedecí. Al parecer a los niños de mamá les gustó la idea de verme bajo arresto, y noté que algunos de los clientes restantes del piso superior se puso a aplaudir. "Seguid, seguid. Me quedaré con vuestros olores..." Después de eso, salir no fue un problema.
--------------------------------------------------
Después de llegar a la seguridad de un callejón finalmente los guardias me quitaron los grilletes. Retorcí mis dolorosas muñecas, pues "el guardia" serio me las puso a consciencia, y escuché la risita del segundo de ellos. - Buen momento para aparecer, Risitas, Bigotitos. - me giré hacia mis subordinados con una sonrisa despiadada. - Aunque podríais haberme dado un poco más de tiempo. Así esos críos habrían aprendido algo muy valioso... -

- Eona... No debería meterse en peleas sin sentido... - comentó Risitas con seriedad, como siempre. - Cierto Capita... Digo, Eona. ¡Podrían haberle dañado su hermoso rostro! - Levanté una ceja y Bigotitos apartó la mirada, ocultando una sonrisa traviesa. Estos eran los pura sangre que me fueron asignados... Dos polos opuestos en un mismo equipo. Una combinación perfecta. - Pero pensaba que había dos personas más... -

Sonreí con malicia. - Se perdieron. Pero tranquilo, algún día les haremos una visita. Después de todo, nunca olvido un aroma. -

FIN
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aireando (Interpretativo - Libre)

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.