Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Kalec el Jue Mayo 22 2014, 17:15

Pasa al menos un día en cama sin despertar, durmiendo todo lo que su agotado cuerpo necesitaba. Pasarían varias semanas o meses hasta que su cuerpo se recuperase por completo de la experiencia vivida. Por suerte todo parecía que había salido bien, y a la mañana siguiente, recupera la consciencia lo justo para beber agua y tomar unos bocados de alimento. Bien administrados por la hija del tabernero la cual había “contratado” para que lo ayudara o bien porque algunas de las mujeres que lo habían librado de la maldición estaban para ayudarlo. De hecho recuerda cosas vagas y confusas, quizás eran solo delirios de la fiebre. Pero creía recordar que le debía una buena comida o cena a alguien y responder a unas preguntas a otra persona…

Al medio día, se sentía algo más fuerte y recuperado, al menos su mente estaba completamente despejada, aunque su cuerpo seguía agarrotado y dolorido. Podía oler, que necesitaba un baño urgentemente, los sudores que había tenido durante la enfermedad, no eran nada agradables.  Logra incorporarse un poco en la cama, pero el esfuerzo lo deja adolorido y siente punzadas por todo el cuerpo, tras unos segundos, en los que recupera el aliento, ve que junto a la cama, en una mesita, hay un tazón de sopa, esta fría, pero aun así se lo bebe gustoso.  Mira alrededor, por si había alguien más en la habitación, necesitaba aliviar la vejiga y no se veía capaz de hacerlo solo, levantarse de la cama he ir hasta el baño.

El lugar estaba más o menos limpio y ordenado, como él siempre lo había tenido, había un fuego en la pequeña chimenea dela habitación, algo se estaba haciendo a fuego lento en una pequeña hoya, quizás más de aquella sopa que era lo único que había tomado en sus dos o tres últimas comida, pues los recuerdos de los últimos días, eran recuerdos vagos  y confusos, como un sueño, o mejor dicho, una pesadilla, pues lo poco que recordaba no eran recuerdos agradables. Apenas recuerda nada de un ataque, aunque está seguro que fue atacado, luego un hospital… y luego ya son solo flases. Voces de mujeres, imágenes de mujeres, aunque no estaba seguro de cuantas, a veces pensaba que eran dos, otras que cinco, y otras tres. Sólo esperaba que ahora que parecía que su mente estaba por completo despejada poder agradecer  a las personas que lo habían ayudado.


Última edición por Kalec el Sáb Jun 21 2014, 12:07, editado 1 vez
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Laschel el Jue Mayo 22 2014, 18:09

Confiaba en que la hija del posadero se ocupase bien del muchacho dragón durante mis largas horas de ausencia. Aún no se había recuperado del todo y permanecía dormido la mayor parte del tiempo, aunque de vez en cuando le obligábamos a despertar para llenar un poco su estómago de alimento y preparados vitamínicos. Mis mañanas eran invertidas en el trabajo a tiempo parcial en la herboristería ayudando a Zengen y a su hijo tanto a recolectar como a preparar y vender hierbas y otras cosas, y justo al terminar la jornada me pasaba por la taberna para revisar el estado de Kalec. Apenas me cruzaba con Darcy o Fiura, aunque tenía constancia de que le visitaban de vez en cuando, o eso era lo que la hija del tabernero decía.

Y así, tras acabar mi turno y cobrar mi sueldo, abandoné la herboristería y encaminé mis pasos hacia la posada donde descansaba el muchacho, subiendo las escaleras y me plantándome frente a la puerta de su habitación. La abrí sin molestarme siquiera en tocar, pues creía que seguiría dormido aunque por lo visto me equivocaba.

- Buenos días, bello durmiente -sonreí al verle con los ojos abiertos y sentado en la cama- ¿Qué tal te encuentras? -me acerqué al chico para ponerle una mano sobre la frente y comprobar su temperatura, y asentí para mis adentros al notar que la fiebre había desaparecido. Ahora lo único que quedaba eran las secuelas de un profundo agotamiento corporal- Hm, tendría que haberle dicho a la posadera que te diera un baño. No te ofendas, pero mi olfato tolera ciertos grados de olor, y el tuyo está empezando a alcanzar mi límite -bromeé arrugando la nariz, aunque tampoco decía ninguna mentira.

Por lo poco que conocía a Darcy sabía que la chica no estaba especialmente dispuesta a lidiar voluntariamente con el hedor del muchacho, ni aunque se lo pidiera por favor. Decidí abrir la ventana completamente para airear un poco la habitación y luego avancé hasta el baño.

- ¿Cómo te gusta el agua, fría o caliente? -exclamé desde el otro lado de la habitación, abriendo el grifo y empezando a llenar la pequeña tina de madera.


Última edición por Laschel el Vie Mayo 23 2014, 17:19, editado 1 vez
Laschel
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 237
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Kalec el Vie Mayo 23 2014, 12:20

Justo cuando se estaba haciendo a la idea de llamar a alguien a gritos o arrastrarse como buenamente pudiera hacia el baño, d aun respingo al ver que la puerta se abre sin más, sin que hubiera una llamada previa o algo, por suerte sentía que bajo las sabanas y mantas, tenía puesto los pantalones o al menos la ropa interior. Se queda durante unos segundos desconcertado, mirando a la hermosa mujer que había entrado y lo saludaba con tanta familiaridad. Poco a poco los recuerdos se van abriendo paso en su mente y empieza a recordar algunas escenas.

-La elfa…-Murmura con voz algo quebrada, pues seguía ronco por los gritos que había dado al ser cortado para extraer el mal de su cuerpo.- Yo… me encuentro mejor, muchas gracias…-Ladea la cabeza y frunce el ceño pensativo.- Disculpadme, mi mente era una maraña confusa cuando creo que nos conocimos… porque vos me ayudasteis, ¿verdad?.- Pregunta aún con un poco de inseguridad.- Y no estoy seguro de recordar vuestro nombre… -Piensa un poco.- Me vienen a la mente nombres como Firua, Lasbel y María… aunque puede que no sea así…-dice mientras se frota con el pulgar y el índice entre los ojos, como si aún le doliera la cabeza y le costara poner en orden los confusos recuerdo de su mente.

Abre los ojos con un pequeño respingo al notar que ella le pone una mano en la frente, la mira con cierta sorpresa, con unos ojos azules, cuyos iris cambiaban de tonalidad de azul constantemente. Se pone un poco rojo al escuchar el comentario de haberse dado un baño, o más bien de que se lo dieran.

-Yo… si… ya he notado de que necesito un aseo a fondo y urgente.- dice mientras permanece sentado en la cama, con la espalda apoyada en el cabecero.

Observa como la elfa camina hacia una de las ventana y la abre, dejando entrar el frio y el fresco, purificando el aire enrarecido y empalagoso de la habitación.

-Oh…ah…-Parpadea desconcertado ante la siguiente pregunta de la mujer y siente que sus mejillas vuelven a sonrojarse, tenía el corto pelo azul revuelto, dándole un aspecto un tanto desgarbado.-La prefiero caliente… creo que me reconfortaran los músculos doloridos…- Una sospecha empezaba a abrirse paso en su mente, mientras escucha a la mujer llenar la bañera del cuarto de aseo.- Podré bañarme yo solo… solo necesito un poco de ayuda para llegar a la bañera, aun noto un poco débiles las piernas…-dice precavido, dándole a entender a la elfa que no quería que lo viera desnudo y menos aún que lo bañara como si fuera un bebe.

Ya se sentía vulnerable y débil, como para que la elfa lo bañara y lo viera desnudo, por alguna razón siempre se había sentido incómodo mostrándose desnudo en su forma humana, en su forma de dragón siempre se había sentido protegido y seguro y aunque no llevaba ropa, sus escamas hacían la función de las más hermosas de las vestiduras y la más increíble armadura.

-¿Podéis refrescarme un poco la memoria de lo que ha sucedido en los últimos días u horas? Mi sentido del tiempo está un poco distorsionado… no sé cuánto tiempo he estado enfermo.- Dice el joven mientras aparta las manitas y las sabanas, viendo que llevaba unos finos pantalones de cama, o lo que es lo mismo, un pantalón de pijama.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Laschel el Vie Mayo 23 2014, 17:10

- ¿María?... Oh, te refieres a Marian, es la hija del posadero. Ella no estaba cuando te tratamos, pero viene a cuidarte de vez en cuando -sonreí para mis adentros al comprobar el cacao mental que tenía el muchacho. Ciertamente parecía no recordar nada- La pelirroja era Fiura, la rubia era Darcy... aunque creo que Darcy nunca llegó a presentarse, pero escuché al alquimista decir su nombre -y ahora que recordaba, la chica tenía un asunto pendiente que hablar con el dragón, algo en lo referente al "modo de pago", o eso había mencionado. ¿Dónde se habría metido?- ...y la castaña de aquí -durante dos segundos asomé la cabeza por la puerta del baño con expresión divertida- es Laschel.

Tras la respuesta de Kalec encendí la pequeña caldera del baño para que el agua se fuera atemperando. Mientras tanto fui reuniendo varios útiles como el jabón, la esponja y las toallas para que el chico las tuviera bien a mano, si es que realmente quería bañarse sin ayuda. Tampoco es que me importase verle desnudo, ya que cuando se me encendía el chip enfermera el aspecto físico pasaba a ser algo bastante secundario, preocupándome más por su estado de salud. Es algo que no podía remediar ya que me venía de familia.

- ¿De verdad que no recuerdas nada? Hmm... -cuando el baño estuvo listo regresé a la habitación y me aproximé de nuevo a él para refrescarle un poco la memoria- Te desplomaste en el mercado y vomitaste hasta la primera leche materna, estabas a un paso del funeral -sonreí con cierta condolencia pensando en lo mal que lo habría tenido que pasar- Te trajimos aquí, te extraímos la punta de flecha que tenías en la espalda -señalé a la susodicha que aún permanecía sobre la mesilla de noche- y luego te tratamos con una especie de... poción, conjuro, ritual, no sé, una cosa muy rara pero necesaria. Llevas dos días y medio en cama.

Pasé su brazo por encima de mi cuello y le ayudé a levantarse de la cama. Luego, lentamente, le conduje hasta la puerta del baño y cuando estuve segura de que no iba a caerse, le solté y retrocedí hasta el marco de la puerta, cerrándola lo justo para darle la privacidad que había pedido. No confiaba demasiado en que pudiese bañarse por sí solo sin esfuerzo, y aunque su piel y su rostro ya tenía mejor color, aún le veía demasiado débil. Puede que me equivocase después de todo, era un dragón y por lo general tenía más resistencia que otras razas, pero... en fin, tenía que dejar de preocuparme.

- No te vayas a resbalar y hacerme otra faena, ¿eh? -advertí en tono de broma- Estaré aquí atrás por si necesitas algo -le exclamé desde detrás de la puerta y me crucé de brazos para estar más cómoda, apoyándome en la pared- Y bueno, Kalec... ¿vas a decirme qué demonios te sucedió? ¿Estabas en una batalla?
Laschel
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 237
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Marah el Vie Mayo 23 2014, 22:19

No había nadie a la vista por lo que golpee la madera de la mesa de entrada de la posada esperando que alguien saliera. Así fue a los pocos segundos en que la misma joven que el día anterior me dijo que aun dormía, salía de atrás secándose las manos. Le dediqué una amable sonrisa y me respondió de igual manera. No dije palabra pues ya sabía a que venía, por lo que señalando con el dedo índice hacia arriba agregó - Esta despierto.. tu amiga elfa esta con él -

"Amiga.."  - Gracias..- respondí mientras me daba la vuelta. Si supiera que no tenía idea quien era la elfa y que para mí de conocida a amiga había un largo trecho que cruzar  no le hubiese agregado el  detalle. Pero ella claro no lo sabía y yo obviamente no pensaba perder tiempo para decirle tal tontería, por lo que ya me encontraba subiendo las escaleras que daban hacia el cuarto del tal Kalec. Los dos días anteriores me había acercado para saber si había recuperado el conocimiento y nada, pero antes de irme me encargué de decirle a la chica que si preguntaban asegurara había subido a ayudar al pobre joven, molestia que obviamente no me pensaba tomar. Ya bastante que le debía un favor a ese viejo extraño y adivino al pedir prestado el libro. Se lo llevé a Alec con la excusa para verlo y porque a decir verdad no quería volver a toparme con el viejo, pero la tienda estaba cerrada y no estaba segura de su conservarlo por mucho tiempo era buena idea, por lo que me dirigí hacia el otro local - Funcionó... gracias - fue todo lo que le dije ese día y casi huí de allí. Alguien que supiera tanto no me daba confianza y lo quería lejos y en el mejor de los casos, que  pronto me olvidara.

Cuando me encontré en la puerta escuché sus voces que finalizaba con una pregunta de ella sobre lo que le había pasado y, como a decir verdad me interesaba la respuesta, entré sin hacer mucho ruido saludando con la mano a la elfa mientras ingresaba al cuarto. El joven dragon se daba un bien merecido baño y no tenía intención de ir a verlo hasta que se vistiera, aunque no podía negar que en mi retorcida mente pasó durante un segundo un "¿Todos los dragones serán iguales?" que deseché al instante que recordé el porqué estaba aquí y ahora. Guardé silencio esperando la respuesta del dragón a la elfa mientras dejaba mi abrigo en el respaldo de una silla al costado.
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Kalec el Sáb Mayo 24 2014, 11:55

El dragón consigue pasar las piernas de la cama al suelo, apoyando las plantas de los pies sobre las frías planchas de madera que formaban el suelo de la habitación. Apoya los codos en las rodillas y el rostro en las palmas de las manos, sintiendo un ligero mareo a causa del cansancio y el no haber comido nada durante un par de días. Se notaba que había perdido peso, los músculos estaban débiles y la piel tenía un tono pálido. Escucha la voz de la elfa desde el baño, recordándole el nombre de los rostros y el color de los cabellos que recordaba vagamente.

-Encantado de conoceros Laschel, no sé si lo hice en su momento, pero agradezco mucho vuestra ayuda.
–Dice el chico mientras alza la mirada hacia ella y le dedica una cansada sonrisa de agradecimiento. - ¿Os debo algo por vuestra ayuda?. Aparte de mi vida, por supuesto.- Le pregunta al verla salir del baño y dirigirse hacia él.- Bueno, no recuerdo mucho, apenas unos fogonazos en imágenes borrosas…-Escucha a la mujer y mira hacia la mesilla de noche, más que una punta, era un fragmento, no demasiado grande, pero resultaba evidente que era de una flecha.

Frunce el ceño pensativo y se rasca la barbilla con aire ausente, luego se deja ayudar por la mujer, intentando no cargar mucho peso sobre ella y camina arrastrando un poco los pies hasta el baño, en el cual, está a punto de venirse abajo cuando las rodillas le fallan, por suerte se agarra al borde de la bañera. Se agarra con ambas manos al borde y recupera un poco el aliento.

-Vaya, suena todo realmente complicado… creo que si recuerdo algo… sobre todo mucho dolor…
-Dice con una mueca mientras fija la mirada en el vapor de agua que se elevaba de la bañera.

Luego, de espaldas a ella o bien cuando la elfa dejara el baño, se quita el fino pantalón del pijama quedando desnudo y… se da cuenta de que no tiene ni fuerzas de levantar la pierna por encima del borde para entrar al agua, lanza un gruñido de fastidio y murmura para sí mientras se le sonrojan las mejillas.

- Quizás sí que necesite algo de ayuda para entrar al agua…¿Podéis ayudarme? –Pide el chico, pues por suerte la elfa se había ofrecido a ayudarlo.

El cuerpo del chico estaba libre de bello, estaba bien desarrollado, quizás fuera una característica de su raza, pues parecía totalmente desarrollado, aparentando unos 18 o 19 años. Con unos días de buen alimento y descanso, seguramente volviera a restablecer las fuerzas en el dragón, quizás no al cien por cien, pero ya al menos podría valerse por sí mismo. Una vez dentro de la bañera, lanza un largo y placentero suspiro, recostándose y sumergiéndose en el agua, para volver a salir echándose el corto pelo azul hacia atrás. Empezando a frotarse los brazos con los productos de aseo que le había dejado Laschel. No escucha la puerta cuando “Darcy” entra en la estancia, por lo que sigue hablando con la elfa como si estuvieran solos, pues estaba en la bañera de espaldas a la puerta del baño.


-Bueno…-alza la mirada el techo del baño mientras se frotaba los brazos intentando hacer memoria, incluso la “batalla” le resultaba confusa y lejana.- No fue una batalla, más bien una emboscada, me encontré con un tipo que iba persiguiendo a otro, me pidió que lo siguiera y capturase.- Encoge los hombros.- Siempre he ayudado a aquellos que lo necesitaban, y bueno, pensé que aquello también valdría para demostrarme algo a mí mismo… y a cierta persona.-dice con un gruñido molesto al recordar a cierto viejo.- Pero resulto ser una trampa, puede que sea un dragón, pero no soy estúpido ni un loco que se lanza ciegamente a una batalla, se cuándo soy superado en poder y aquellos tipos parecían contar con poderes y ciertas ventajas que me hicieron desconfiar y huir… En busca de ayuda, pues mi camino se cruzó con el de un bio que también estaba cumpliendo la misma “misión” que yo.-Seguía aseándose y cada vez se lo veía mejor, como si el agua fuera un reconstituyente para el dragón.- Supongo que debo informar sobre ello, pero me temo que ya será muy tarde para el bio…- Hace un cuenco con las manos y se echa agua en la cara y se frota.- Cuando me retiraba para buscar ayuda, fui alcanzado por una flecha… creo que hechizada pues tuvo una gran precisión o quizás solo fue suerte por parte del arquero… Luego recuerdo un poco el hospital que me atendieron y luego ya todo es bastante confuso…-dice enjabonándose el pelo y luego enjuagándolo usando un cuenco o un apalangana.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Laschel el Sáb Mayo 24 2014, 17:11

No habían pasado ni diez segundos cuando escuché al dragón desde detrás de la puerta pedirme ayuda para entrar en la bañera. Me separé de la pared sonriendo para mis adentros y puse los ojos en blanco, si ya lo sabía yo... Entré en el baño y me lo encontré ya totalmente desnudo y con serios problemas para alzar siquiera una pierna, así que volví a sujetarlo por la cintura y lo aupé lo suficiente para que pudiera entrar sin problemas. No estaba segura de si era por el vapor del agua o porque realmente era muy tímido, pero sus mejillas enrojecidas delataban cierto nerviosismo e incomodidad. Aunque le entendía; mostrarse desnudo ante un completo desconocido era cuanto menos extraño, pero no tenía nada de qué avergonzarse; más bien todo lo contrario, pues con el cuerpo que tenía ya podía estar bien orgulloso. No estaba flacucho pero tampoco demasiado inflado, era un término medio que quedaba muy bien a la vista.

- ¿Si me debes algo? Hmm, bueno... quizás te pediría... -quiso saber si mi ayuda requería un precio, pero antes de seguir hablando corté mi propia frase y negué con la cabeza- Nada, déjalo, es una tontería -reí por lo bajo y cambié el curso de mis palabras- Aunque... puede que algún día necesite que hagas algo por mi -le revolví el cabello y me separé un poco. Nunca estaba de más guardarse una carta aliada bajo la manga, y quién sabe las vueltas que puede dar la vida... después de todo si teníamos en cuenta que los encargos del gremio no eran nada fáciles, y tener a un dragón que te echase una mano era una ventaja a tener en cuenta.

Antes de abandonar el baño aproveché la ocasión para colocarme tras su espalda y arrodillarme lo justo para examinar la herida en su omóplato. Mi magia élfica había cerrado por completo el corte, aunque el músculo parecía seguir algo resentido. Palpé suavemente con las yemas de los dedos para asegurarme que todo volvía a estar en su sitio, y mientras el chico se frotaba las extremidades con jabón empezó a contarme el porqué de su problema.

- Te entiendo -asentí tras escuchar sus palabras- La línea que separa la valentía de la estupidez a veces es muy delgada, y pocas personas son capaces de diferenciarla. La verdadera habilidad de un guerrero está en su cabeza, no en sus brazos... y de nada sirve una vez que has muerto -luego hice un gesto pensativo- Espero que ese pobre bio haya encontrado la forma de escabullirse.

Justo en ese instante me pareció escuchar ruidos en la habitación principal, así que me levanté y regresé para comprobar quién era el visitante.

- Oh, hola -sonreí alegremente a modo de saludo, pues no la veía desde que habíamos intervenido a Kalec- Ya está mejor. Creo que tendré que empezar a preparar tu regalo -bromeé.
Laschel
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 237
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Marah el Sáb Mayo 24 2014, 23:24

Me quedé escuchando los detalles de lo que había sucedido con el joven y cómo había ido a parar esa molesta flecha a su espalda. - Vale.. luego te paso mi dirección para que me lo alcances - respondí a la elfa siguiendo con su broma. - Aunque es una granja bastante pobretona por lo que no sé si mi regalo no se termina escapando. - me senté en la silla y si bien mi primer intención fue hacerlo en la orilla de la cama, recordé que seguramente estaría repleta de los fluidos del chico y automáticamente la idea ya no me sedujo tanto.

- A veces chico.. la inteligencia reside en no meternos donde no nos llaman... mira lo que has conseguido con todo esto.. casi mueres y si no hubiera buenos alquimistas en la ciudad lo hubieses hecho - me encogí de hombros – El problema existe cuando de alguna forma nos obligan... pero me quedó una duda. ¿Es cierto que existen los bios? Nunca vi uno.. - Había cambiado de tema pero siempre me pregunté cómo funcionaban esas cosas, era en sí un pedazo de metal con vida o algo parecido... pero en fin, había venido a otra cosa y por muy simpáticos que se vieran la elfa y el dragón, tenía un interés muy distinto y poco tiempo qu dedicarle. Tenía que ir a ver si la vieja estaba viva y si las endemoniadas gemelas no la habían vendido a cambio de caramelos para avisarle a la peliblanco y merecer mi sueldo de niñera que según ella me daría a cambio.

- Verás.. como dije vivo en las afueras con mi abuela y mis dos primas gemelas... hace unos meses atrás llegó un hombre de norte.. era por los dioses muy apuesto pero había perdido el conocimiento y cuando se transformaba.. le dolía.. - dije. Y apreté los dientes por el recuerdo de la última vez que le habría sucedido... odiaba verlo sentir dolor alguno - Tu eres más joven creo.. pero aquí en la ciudad no sabemos mucho de otras especies a excepción de nosotros los humanos.. y mucho menos en la granja en que vivo claro... Pero necesito saber sobre los tuyos..¿A tí también te pasan esas cosas? ¿Que puedes decirme de tu raza como para que pueda... no sé.. ayudarlo?
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Kalec el Dom Mayo 25 2014, 20:50

Editado por transgredir las normas de ambientación

Post original con informacion erronea:
Una vez dentro de la bañera, el chico dragón se había olvidado de su desnudez y timidez, además de que Laschel se mantenía respetuosamente a su espalda, mientras el se aseaba y escuchaba a la mujer.

-Bueno, un favor me parece una recompensa muy pobre en comparación con a ver salvado mi vida, pero si es lo que queréis, con gusto podéis contar con migo, una vez me recupere, ahora sería más inútil que un bebe.- En pocos minutos se había frotado el cuerpo, ahora disfrutaba simplemente del agua, recostado en la bañera.

El agua era como un reconstituyente para el dragón, el cual había cogido un color de piel mucho más sano y casi parecía algo más fortalecido físicamente.

-Supongo que tardare unas semanas en estar por completo recuperado… como mínimo una semana para poder cambiar a mi forma de dragón sin que me resulte un esfuerzo supremo, y otras tantas semanas para recuperarme físicamente por completo…- Murmura el muchacho preocupado, con el ceño fruncido mientras miraba hacia el techo de la taberna.- A no ser que consiga alguna poción que me ayude a recuperar antes mis fuerzas y energías.

Se deja examinar la herida, aún quedaba para que la cicatriz y los músculos de la zona, volvieran a la normalidad y terminaran de “soldarse” correctamente, pero al menos tenía mucho mejor aspecto que días atrás. Asiente a las palabras de la elfa sobre la línea que separaba la valentía de la estupidez y sobre que la habilidad de un guerrero no solo estaba en los músculos. Iba a responder a todo aquello cuando escucha una voz tras él, el de otra mujer y da un respingo, de haber estado bien, habría dado tal salto, que habría salido de la bañera. Pero en ese momento apenas es un respingo, y gira la cabeza para mirar a la otra mujer. “Vaya, si hubiera sabido que iba a tener tantas espectadoras habría intentado no estar desnudo…”, piensa para sí. Escucha a las mujeres a hablar algo sobre un regalo, pero su mente seguía un poco espesa y no adivina que se referían a él mismo.

-Ah… hola… vos debéis ser Darcy, es un placer, agradezco mucho vuestra ayuda…- Dice el muchacho con una inclinación de la cabeza.-  Si, tenéis razón, ya he tenido un par de malas experiencias, no volveré a caer en una tercera.- Le asegura el joven dragón a la mujer rubia, antes las palabras de pasarlo mal por haber intentado ayudar a un desconocido.- Bueno, por las descripciones que he escuchado sobre esas criaturas, creo que sí, que se trataba de un bio.- Encoge los hombros.- No hay mucho que decir, era un montón de metal con forma humanoide, lento y muy pesado, creo…-dice un poco dudoso pues al intentar recordar lo sucedido aquellos últimos días, todo aparecía envuelto en una nebulosa.

El dragón escucha la historia de la mujer sobre su familia y un hombre que llego mal herido o al menos inconsciente, por lo que ele cuenta de dolerle a transformarse y hacerle aquellas preguntas a él, da por hecho que se refería a un dragón. No estaba muy seguro de como Darcy sabía que él era dragón, quizás lo dijera en algún momento del delirio producido por la fiebre o que simplemente lo hubiera deducido por el color de su cabello y de sus iris que parecían cambiar constantemente de tonalidades azules.

-Doy por echo que te refieres a los dragones…-dice el muchacho que se rasca la mejilla, en actitud pensativa y algo preocupado, pues no sabía que contarle sobre aquello a la rubia, pues había muchas especies dentro de la raza de los dragones. -Bueno, hay muchas especies de dragones dentro de nuestra raza.- Empieza a explicar.- Yo soy un Dragón Azul Elemental del Agua, yo no siento dolor al transformarme si es a lo que te refiere con si me pasan esas cosas. Tengo unos tatuajes en el cuerpo que entre otras cosas, según me conto mi madre, me permite cambiar de forma, entre otras cosas. Pero yo he nacido con esos tatuajes, forman parte de mi como el azul de mis escamas o mi afinidad con el agua. Esos tatuajes se pueden hacer de forma artificial, no serían iguales que los míos, siempre hay alguna variación en los tatuajes dependiendo de cada dragón. –Fija la mirada en el agua de la bañera, frunce el ceño como si se concentrara en algo pero tras unos segundos chasquea la lengua con decepción, como si no hubiera conseguido algo.- Yo podría hacerle los tatuajes, pues mi madre me enseño desde que descubrió, según ella, que mis tatuajes eran “únicos” y que podrían ocultar algo “especial”. Pero nunca me dijo el que, yo no se lo que significan, pero si se dónde va cada tatuaje y cómo hacerlo a la perfección, una vez echo los tatuajes “básicos”, estos se extenderán, cambiando su significado por todo el cuerpo del dragón que haya sido tatuado, y como dije, en cada dragón son diferentes, aunque los básicos significan lo mismo. Salud, fuerza, sabiduría, fertilidad, suerte, y otros muchos…-Piensa un momento.- Son  21 tatuajes básicos, es un proceso lento tatuarlos todos, hay que tener el equipo adecuado, se debe estar en forma dragón y ante todo, es un proceso muy largo.- Se gira para mirar a la mujer.- Es la única forma que se me ocurre que a un dragón no le duela el transformarse, además de que los tatuajes le proporcionaran un aumento de las cualidades antes mencionadas. Los tatuajes no son visibles a simple vista, ni en forma humana, dragón o semidragón. Pero se iluminan a voluntad…-Alza un brazo y se lo mira.- Yo estoy  débil incluso para eso, pero si vuelves a visitarme te los mostrare.Si quieres preguntar algo más… - Dice con una sonrisa mientras sale de la bañera de espaldas a ellas, si es que estaban de modo que pudieran verlo.

Se seca con una gran toalla que Laschel le había preparado a un lado, al ver que no tenía una muda limpia, tras secarse se coloca una toalla en torno a la cintura. Había podido salir de la bañera sin ayuda, aunque sus pasos aun eran algo inseguros. Sale del baño, se dirige al pequeño armario y saca una muda limpia, deja caer la toalla de espaldas a ella y se pone los calzoncillos blanco de algodón y encima unos finos pantalones de pijama limpios.

-Me siento mucho mejor…-dice a ambas mujeres, volviéndose hacia ellas con una gran sonrisa de agradecimiento.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Laschel el Jue Mayo 29 2014, 19:13

A Kalec parecía inquietarle bastante el hecho de que su transformación a dragón le resultase un esfuerzo mucho mayor, era comprensible, aunque yo personalmente no estaba preocupada. Le veía recuperado y tenía muchísimo mejor aspecto, especialmente luego de entrar en la bañera. Supuse que quizás al ser un dragón de agua el contacto con ésta ya era un bálsamo más efectivo de lo normal, así que dudaba seriamente que las secuelas le durasen semanas.

- Oh, pociones y remedios para recuperar las fuerzas los hay a patadas, por eso no te preocupes -le aseguré antes de salir del baño.

Darcy parecía querer hablar con Kalec de un tema delicado, así que decidí darles espacio para hablar -el baño no es que fuera muy grande- y regresé a la habitación principal. Me senté sobre la mesa y dejé las piernas colgando cómodamente, balanceándolas de forma distraída mientras escuchaba la historia de rubia. Al parecer cierto conocido suyo sufría de dolores a la hora de transformarse, y buscaba la opinión del dragón sobre ese aspecto. Kalec entonces empezó a contarle cierta historia sobre unos tatuajes, una tradición entre dragones según llegué a entender, y no pude hacer más que escuchar atentamente y dejarme absorber por sus palabras. No es que conociese por completo a los dragones, si bien había hablado con dos o tres, eran seres bastante reservados con su raza y no pude evitar emocionarme al conocer más información sobre ellos. Sonreí para mis adentros; haber dejado atrás los bosques de Sandorai era sin duda la mejor decisión que había tomado. El mundo más allá de los bosques era fascinante.

Kalec salió del baño tras acabar su explicación y fue a buscar una muda de ropa al armario -¡auch, se me había olvidado!-, caminando por su propio pie y al parecer sin esfuerzo alguno. Es como si el agua hubiese renovado la fuerza de sus piernas, y ya no necesitaba la ayuda de nadie para avanzar. Mientras Darcy se pensaba la respuesta, inspeccioné al chico de abajo a arriba antes de volver a tomar la palabra.

- Entonces creo que ya estás listo para comer algo en condiciones. A menos que desees seguir tragando sopas... -sonreí de oreja a oreja al decir esto último.
Laschel
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 237
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Marah el Mar Jun 03 2014, 02:12

Asentí con la cabeza a modo de saludo con una leve sonrisa en los labios ante su agradecimiento - Si.. me alegro que estés bien después de todo - dije mientras dando un paso pasaba el dedo suavemente por el borde de la pequeña mesita del lugar. Pero si bien un poco de amabilidad no mata a nadie, para ser sincera tenía interés en otra cosa y el joven comenzó a relatar detalles de su historia y habilidades. - Él es fuego ...- dije despacio luego de que él se ubicara entre los acuáticos "Por donde lo mires es fuego.." agregué mentalmente y resoplé por mi actitud. Él aseguró que no dolía su trasformación, confirmando las sospechas que tenía al respecto. ¿Porqué Darroc sufría ese proceso de transformación? Quizás fuera como pensé en su momento.. quizás él no se entregaba por completo a su propia naturaleza de dragón. "¿Cuál será su historia?" me pregunté.

Cuando llegó a la parte de tatuarlo no pude evitar sonreir, levanté mis palmas hacia él para que no mal entendiera - Perdona.. es que .. - sonreí una vez más - gracias.. pero si de algo estoy segura es que como el aire que respiro, mi dragón no se dejará tocar por nadie... - Que maldita costumbre de decir ese maldito "mi" cuando hablaba de él.. ¿Qué demonios estaba pensando? - Me refiero a que es bastante... reacio a esas cosas - Agregué rápidamente. La realidad es que estaba segura de que tatuaje o no, jamás se dejaría tocar por otro hombre, antes muerto y mucho menos si eso significaba reconocer algo así como una "debilidad" en su persona, de la cual muy buen concepto se tenía.

El chico se levantó mostrando su retaguardia hacia nosotras, no aparté la vista pues la desnudez no me resultaba incomoda ni en mí y por consecuencia, tampoco en los demás. Sin embargo todas mis dudas no habían sido resueltas, otro comentario acerca de cómo se comunicaban me había quedado dando vueltas. La elfa le habló sobre comida pero yo tenía en otra cosa todavía - Una cosa más...- dije mientras daba por reflejo un paso al frente para que no creyeran que ya pensaba abandonar el tema - dicen que en forma de dragón pueden comunicarse.. ¿Mentalmente? Me refiero ¿Es cierto? ¿Pueden hablar a los demás sin usar su propia voz? -

____________________
off: No son tan dificiles las preguntas de Marah, es que Darroc es re mala onda y no le cuenta nada xDDD
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Kalec el Mar Jun 03 2014, 13:31

Editado por transgredir las normas de ambientación


Editado por información erronea:
Tras sentirse más limpio de lo que se había sentido en días aunque aún agotado, camina hasta un butacón forrado, junto esta había una pequeña mesa con un par de libros encima, había una alfombra para mantener los pies aislados del suelo y una pequeña estantería llena de libros en la esquina cercana. Había una butaca más y unas sillas, el dragón las invita a tomar asiento para poder hablar más cómodamente.

-Sería fantástico conseguir una poción que me ayude a recuperar antes mis fuerzas y mis energías mágicas… -Mira hacia Laschel. – Decidme cuánto vale una de esas pociones y os daré el dinero… persona que abuse de tu amabilidad, pero te agradecería mucho si me pudieras traer una si me vuelves a visitar pronto.- Dice el joven con una sonrisa algo cansada.

Se había recostado en la butaca, con la parte superior del torso desnuda, y es que se seguía sintiendo incómodo usando ropa humana, le picaba y le rozaba, o al menos eso es lo que él se imaginaba.

-Bueno, lo cierto es que me gustaría saborear algo de carne o pescado.- dice riendo suave al ofrecimiento de Laschel de comer algo más sólido que sopas, que aunque nutritivas, al dragón se le hacía poco pues no sentía que se le terminara de llenar el estómago.

El muchacho se había recostado en la cómoda butaca y cierra los ojos algo cansado, mueve los dedos, tamborileando en los apoya brazos de madera de la butaca, para dar a entender a sus invitadas y salvadoras, que no estaba dormido, cuando Darcy le habla abre los ojos para mirarla, los iris del muchacho, iban cambiando de tonalidad de azul, como si encerraran un remolino de azules, el flequillo del pelo, un poco largo, le caía sobre la frente de manera despreocupada, no parecía que fuera muy dado a usar el peine, de hecho no había ninguno por el baño o en la habitación.

-Bueno,  yo sólo he intentado ayudarte de la manera que yo creo que podría beneficiarle y ayudarle a no sentir dolor durante la transformación…-alza un momento la vista pensativo.- Quizás haya otros métodos, pero hay que tener en cuenta que yo soy un dragón joven, al menos soy considerado como tal en mi raza…-dice rascándose con aire distraído una mejilla. – Supongo que siempre podría probar con pociones o usar algún tipo de objeto que canalice ese dolor o canalice la magia para transformarse, de modo que la magia venga de fuera y no de su interior, quizás eso le alivie o elimine el dolor, a mí me enseñaron a hacer amuletos con mis escamas, se les puede hacer que tengas distintos efectos, pero no son demasiado poderosos, pues la magia encerrada en una escama es escasa, aunque con el tiempo la magia se recarga sola.- Se sirve un vaso de agua de  una jarra que había en la mesita y da un sorbo.

Estaba encantado de tener compañía, y más de dos mujeres, que no solo eran atractivas, si no, que parecían amables he inteligentes, personas con las que podría conversar sin problemas de cualquier tema, eran personas de mente abierta. No como otros humanos y humanas, que no solo eran de mente cerradas, si no, que su corto intelecto no les permitía tener conversaciones amenas.

-Bueno, los dragones podemos comunicarnos mentalmente, eso es cierto. Pero es algo complicado, yo cogí la mala costumbre de hablar en mi forma de dragón tal como lo estoy haciendo ahora con vosotras. Tened en cuenta de que os hablo de mi especie, los Dragones Elementales, no sé cómo es en otras razas. – Da un sorbo de agua y trata de organizar un poco sus pensamientos. –Hablar mentalmente es complicado, al menos a mí me resulta más difícil que hablar  de forma normal como ahora, pero un dragón que se haya entrenado bien, puede no solo hablar mentalmente con otro dragón, si no, con todos los animales en general, desde los humanos, a un pájaro, por ejemplo, en esencia las mentes son lo mismo, o eso me enseñaron.- El muchacho estira un poco las piernas, con una mueca dolorida, pues aun sentía los músculos un poco agarrotados.- Yo puedo hablar mentalmente con una persona, pero si esta tiene protegida su mente de alguna forma, me resultará imposible comunicarme con ella… me resulta más fácil meterme en mentes algo más sencillas, como la de los animales, a veces uso ese truco para cazar a mis presas.- Señala los libros de la pequeña estantería.- Algunos de esos libros hablan sobre los Dragones Elementales,  técnicas de caza,  morfología, reproducción, el funcionamiento de los órganos internos y otros muchos temas.- Les dice por si ellas deseaban echarles un vistazo. -  Yo hago una pequeña “trampa”, y es que si deseo comunicarme mentalmente con una persona y esa persona desea comunicarse conmigo, le doy una de mis escamas con algo de magia, eso me permite comunicarme mentalmente con ella hasta una cierta distancia, mientras más distancia, más difícil resulta la comunicación y la magia de la escama se agota antes, y si se está muy lejos, la comunicación resulta imposible. Podéis preguntar mas, me resulta agradable disfrutar de tan buena compañía. - Dice el joven realmente agradecido.


Última edición por Kalec el Sáb Jun 07 2014, 11:22, editado 1 vez
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Laschel el Jue Jun 05 2014, 19:42

Dirigí mis pasos hacia una de las butacas que amablemente había señalado Kalec para iniciar lo que parecía ser una conversación entre tres. Me senté de forma bastante informal, recogiendo ambas piernas y dándome cuenta de lo mucho que necesitaba reposar la espalda después de haber estado toda la mañana yendo de un lado para otro en la herboristería. Y ahora que lo mencionaba, tampoco yo había comido nada en todo el día.

- Mm, no te molestes, la primera corre por mi cuenta. Luego voy a buscarte una -hice un ademán desinteresado con la mano cuando preguntó por la poción revitalizadora- Pero si te funciona y quieres más tendré que cobrarte, ya sabes, tengo que ganarme el sueldo -me encogí de hombros y le sonreí.

Darcy continuó ofreciendo datos sobre su dragón -esa pequeña puntualización posesiva me hizo pensar que eran algo más que conocidos-, mientras el chico continuaba su historia sobre los tatuajes, conjeturas y remedios para solucionar el posible problema, e incluso información sobre el método de comunicación a larga distancia que sin duda me llamó la atención. Los elfos siempre habíamos tenido una gran conexión con la naturaleza y muchos de nosotros éramos capaces de leer los deseos de ciertos animales -especialmente aquellos con los que compartíamos un lazo mucho más profundo-, pero jamás hasta el punto de poder hablar con ellos directamente.

- Me gustaría poder ayudar, pero no conozco a muchos dragones -mencioné sin poder evitar acordarme de Sharai y Abdou- Los únicos con los que tengo contacto son dos hermanos, pero siguen cierto código de honor y no les gusta transformarse. Mantienen su forma humana incluso al pelear, supongo que pertenecen a una raza distinta a la tuya -y en cualquier caso tampoco eran demasiado habladores cuando el tema involucraba sus orígenes, así que pronto dejé de hacerles preguntas incómodas. Pero ahora estaba Kalec, y puede que al chico no le molestase satisfacer mi inagotable curiosidad. Después de dudar por unos instantes, le miré- ¿Y cómo os reproducís? ¿Ponéis huevos? -siempre me lo había preguntado, y ya que entrábamos en materia...
Laschel
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 237
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Marah el Vie Jun 06 2014, 21:31

-Lo se.. lo sé.. es sólo que él no permitiría que lo toquen...es sólo eso - aclaré con un gesto de la mano para que le quitara importancia al asunto. Él continuaba hablando y yo meditaba en sus palabras las cuales sonaban cada vez más extrañas. No me imaginaba a Darroc tomándose tantas molestias para todo y seguramente preferiría un momento de dolor antes de andar cargando con pociones.

-¿ Magia en escamas?- * repetí en voz alta. Nunca había escuchado algo por el estilo. - ¿Magia los dragones? - pregunte pues estaba casi segura que no tenían esas habilidades.. es decir transformarse tenía cierta magia pero a tal punto me resultó extraño - Es que desde pequeña me contaron que magia hacían los brujos y los elfos - dije desplazando la mirada a Laschel y el rasgo más característico de su cuerpo, sus largas orejas en punta.

- ¡Lo sabía! - dije como quien acierta algo cuando mencionó lo de la comunicación telepática,** era lo que me habían contado pero al hablarlo con Darroc terminé por confundirme. Sabía que  en forma dragón pueden hablar con otro reproduciendo sus pensamientos en su mente, sólo necesitaba confirmarlo y acababa de hacerlo. Luego a decir verdad él retomó lo de las escamas y fruncí un poco el ceño pues me estaba confundiendo. Pero sin reparar esos detalles ya tenía lo que quería... Ellos no tienen que sentir dolor si no quieren y pueden hablar en la mente de otro."Listo... mi trabajo aquí ha terminado" pensé pues así era,,, esas dos cosas quería saber y debí esperar a que dejara de hacerse el muerto para poder averiguarlo. Me puse de pie repentinamente cuando la elfa comenzaba a hacer sus propias preguntas y esta vez sobre cómo aparecen los dragoncitos. Cuando dijo huevos llevé un mano al vientre y con la otra tapé mi boca - Dioses no...- dije ante la sorpresa. Alejé mi mano de repente pues podían creer que estaba embarazada y definitivamente no lo estaba, pero la imagen me fue suficiente traumática como para averiguar su respuesta.

Sin embargo,ya era hora de irme, por lo que luego de unos segundos agregué - Bueno muchas gracias por tu tiempo y compartir aquello que sabes conmigo, pero el tiempo apremia y como  dije debo volver a mi casa en las afueras -  Tomé mi abrigo que consistía en una prenda tejia que colocaba en la cabeza a modo de capucha improvisada, no recordaba en donde la había robado pero me había sido bastante útil en esta época del año - Adios dragón y elfa. - Me despedí al tiempo que me ponía la capucha y con paso rápido salía del cuarto.


off:
Spoiler:
Kalec xD lamento comentarte que más allá de que Marah no sabe nada de dragones y no puede on rol decirte nada al respecto, te estás alejando mucho de la descripción de la raza. De los tatuajes no dije nada pues podía ser considerado como un ritual familiar o tradición entre los tuyos, pero no son necesarios en realidad.
* Los de las escamas... la magia de los dragones consiste en su transformación (como en los licantropos) y en expulsar fuego, rayo, agua, aire etc segun el elemento, pero magia de caracter ritualistico o como para usar una especie de walkie talkie mágico no existe en ellos sino que podría ser disciplina de los brujos (recalco el "podria" pues tampoco está entre ellos)
** Los dragones se comunican telepáticamente pues su cuerdas vocales no reproducen los mismos sonidos en ese estado, por ellos siembran sus pensamientos en otros, aunque no pueden tomarlos... o sea... ellos pueden dar su mensaje pero no leer el pensamiento. En tu forma semidragon si la usas se puede justificar pues tienes una forma justamente humanoide. pero en dragon completo sólo hablan telepáticamente.
Lamento las aclaraciones pero como moderadora no puedo participar en un rol donde se cambian o saltean ciertas reglas y pasar por alto estos detalles y más que nada para que de aquí en más lo tengas en cuenta. Si hubieses puesto que tu dragon cree es una cosa porque on rol puede ser tomado como las concepciones propias del personaje pero al decir hace es que él lo vio e hizo posible y ya no se puede.
Ahm y además me dijiste Marah y aquí soy Darcy xD Es mi salida del rol. Hasta pronto y gracias
Marah
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 203
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Kalec el Miér Jun 11 2014, 12:16

Editado por transgredir las normas de ambientación

Editado por información erronea:
El muchacho espera a que las mujeres se acomoden para poder charlar, se le notaba un poco ojeroso y sus movimientos eran lánguidos y lentos, como si le costara esfuerzo esta levantar una mano. Sonríe un poco cunado la elfa le ofrece una de las pociones gratuitamente al menos la primera.

-Vaya, ¿sois una mujer o sois un ángel? He de decir que sois la primera persona que es tan amable conmigo, os estoy muy agradecido y con gusto aceptaré vuestras condiciones.- dice sonriendo un poco mientras da un sorbo de agua. – Oh bueno, si no sabéis sobre dragones podéis preguntarme todo lo que queráis, pero al igual que a su amiga Darcy, os aviso de que os podré hablar de las costumbres , rituales y forma de vida de los dragones de mi especie… Sí, he oído de dragones que hacen ese tipo de promesas, yo personalmente siempre me he sentido más a gusto en mi forma de dragón es cuando me siento yo mismo realmente… -Estaba dando un sorbo de agua cuando la elfa le hace aquella pregunta, lo pilla totalmente desprevenido, atragantándose con el agua que estaba bebiendo empieza a toser, dándose palmaditas en el pecho y dejando sobre la mesa el vaso de agua para no terminar de derramarlo todo en el suelo.

Le cuesta unos minutos reponerse, con las mejillas encendidas mira a la mujer, carraspeando un poco para aclarar la voz.



-Yo… bueno…-se rasca una mejilla pensando en cómo responder a aquellas dos preguntas.- Sobre la primera nos reproducimos como la mayoría de especies que tienen a miembros de dos sexos. Nos apareamos, unos deciden hacerlo en forma de dragón y otros en forma humana. Yo personalmente prefiero le primera, ya sea en forma de dragón o semidragón…-de con cuidado un sorbo de agua y hace una mueca pensativo, alzando la vista al techo.- En cuanto a la segunda pregunta, los dragones ponen y nacen de huevos, y los humanos nacen como los humanos…-dice encogiéndose de hombros, esperando que esa fuera suficiente explicación, aunque quizás lo que sucedía era que el joven dragón no estuviera muy puesto en el tema de nacimientos y demás, pues si le preguntaran él diría que nació de un huevo, pues se sentía más dragón que humano, pero eso, eran sus pensamientos.

Se vuelve hacia Darcy que parecía sorprendida por lo que le explico sobre las escamas.

-Sí, así es, los dragones no solo usamos las alas para volar, en su mayor parte sí, pero según me explicaron cuando era un cachorro, la magia tiene algo que ver y nuestros alientos, ya sean de fuego, agua, o rayo, por ejemplo, son magia materializada en forma de elemento. –Busca una postura más cómoda en la butaca.- La magia está en la sangre de los dragones, algunos dragones, los más ancianos y sabios, pueden hacer uso de la magia, lo que os he explicado de las escamas, no es algo muy difícil de hacer pues las mismas escamas de los dragones contienen algo de esa magia aunque sean a niveles mínimos, darle sentido a esa magia para que haga algo  como una unión mental entre la persona que tiene la escama y el dragón propietario de la escama, es bastante complicado, pero se puede hacer…- El asiente.- Si bueno, brujos y elfos tienen un gran talento para dar forma y materializar la magia aparte de un aliento elemental como los dragones, pueden hacer todo lo que su imaginación e instrucción se lo permite o eso me han contado desde pequeño… - Da un respingo sobresaltado por la exclamación que da la mujer de ¡Lo sabía!, la mira con una ceja alzada pero no comenta nada al respecto, pero cuando hace aquel gesto de llevarse la mano al vientre alza ambas cejas, pues pensaba que ella estaba embarazada de un dragón.- Según tengo entendido, aunque no estoy seguro totalmente, es que si un dragón se aparea en su forma humana con una humana, el niño nacerá humano…aunque sea dragón-se rasca una mejilla. - También dice que si un dragón se aparea con una humana en una forma como la semidragón o en un tamaño reducido de dragón, él bebe nacerá semidragón, peso eso solo es un mito a mi entender…-dice encogiendo los hombros. –Claro, muchas gracias por salvarme la vida dama Darcy, estaré en deuda con vos, si necesitáis  ayuda, no dudéis en acudir a mí, gustoso os ofreceré mis garras, mis alas y mi fuerza para ayudaros.- le dice el muchacho con una inclinación de cabeza respetuosa, como despedida a la hermosa mujer.

Dirige su atención a Laschel cuando Darcy se marcha.

-Bien, si os apetece comer algo, podéis encargarlo en la cocina de la posada, con gusto os invitaré a comer algo y así podemos charlar si tenéis más preguntas que hacer…-dice el joven que se le encienden un poco las mejillas al recordar la última pregunta que le había hecho la elfa.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Sigel el Miér Jun 11 2014, 15:56

Kalec estás infringiendo las normas al cambiar la descripción de la raza de dragones, inventar aparentemente la propia y continuar con ello aún luego del aviso por parte de una moderadora.

os aviso de que os podré hablar de las costumbres , rituales y forma de vida de los dragones de mi especie…
Puedo leer entre líneas y comprendo que aquí intentaste salvar el detalle de dar tan errónea información como verídica pero algo que debes comprender es que eres dragón, sólo eso, que tu elemento sea agua no da pie a que inventes cualquier cosa y lo declares como "tu especie". La descripción de los dragones es una, no cambia.
La magia está en la sangre de los dragones, algunos dragones, los más ancianos y sabios, pueden hacer uso de la magia
Los dragones no hacen magia
Que la puedan transformarse o exteriorizar de algún modo el elemento al que pertenecen, no es considerado como la magia que tu expones. Luego de una llamada de atención por parte de la moderadora, la cual has ignorado por completo, me atrevo a decir directamente que "escamas mágicas" es totalmente ridículo y aquí ese tipo de cosas no existen.

Respecto a como nacen algo que desde un principio te ha costado comprender es que la forma principal de la raza hombres-dragón es justamente la primera.
Son hombres que se transforman a dragón, no al revés.
La transformación no puede durar demasiado tiempo pues es totalmente agotadora mantenerla también al menos claro que seas un dragón de más de 250 años, siendo eso tema de una llamada de atención a tu persona en el pasado, por intentar mantener una transformación o semi trasnformación constante. La reproducción es como la humana y el nacimiento es humano también, en la raza no nacen teniendo la habilidad de transformarse sino que es algo que se da con el tiempo y más cercano a la adolescencia. POR FAVOR y soy generoso al pedirlo de ese modo, que la palabra "huevos" sólo se asocie a los dragones a modo de chiste, jamás en serio. Y no paso alto detalles como "tengo entendido" y "mito" entre otros. Por lo tanto, edita lo demás.
Sigel
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1035
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una lenta recuperación. (Priv. Laschel y Marah) Cerrado.

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.