Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Vie Jun 27 2014, 23:27

Se había quedado en Lunargenta más tiempo del pensado. Supo que allí no encontraría nada, al menos por el momento. Así que un día compró provisiones, un mapa y salió de allí.

Durante el camino a su siguiente destino no se encontró con nadie. La joven no sabía si eso era normal, puesto que era la primera vez que pasaba por allí, pero tenía pinta de ser un camino transitado. Decidió no hacer conjeturas sobre el motivo de que no hubiera nadie.

Había pasado largas jornadas andando, y ya tenía los pies algo doloridos, por lo que, al llegar al bosque de Sandorai buscó agua. No tardó en encontrar un riachuelo, así que lo primero que hizo fue calmar su sed. Después se quitó las botas y metió los pies en él. Sintió un leve escalofrío, pero que el agua estuviese tan fresca le vino bien para relajarse y que el leve dolor remitiera. Se había soltado el cinturón con la espada y la había posado a un lado.

Mientras pensaba su próximo destino, jugaba moviendo inconscientemente con los pies en el agua, sin llegar a salpicarse. Se fijó en que el bosque era frondoso, pero eso no le restaba belleza. Al contrario, parecía un lugar pacífico.

Cuando ya tuvo los pies fríos, los sacó del agua y se tumbó, agarrando la espada. Poco a poco, se fue quedando medio dormida.


Última edición por Wondie el Lun Ago 11 2014, 11:29, editado 3 veces
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Sáb Jun 28 2014, 10:14

En aquel humilde pero cómodo chalet al pie de la montaña, la luz aún no se apagaba. Aquel inmueble en medio de la nada había sido encontrado por Vilem y se había apropiado de el como base temporal de operaciones. Aquel era un sitio solitario propicio para los pensantes y ermitaños

Llevaba ya cinco días en aquella cabaña salía por las noches y regresaba al clarear la mañana.

Pocas veces se le veía cazar algún animal o cortar leña en los alrededores.,, esa noche estaba dando filo a su hacha a la orilla de la chimenea encendida,el tenue susurro de la leña al arder parecía como si le estuviese hablando, recriminado por su decidido auto exilio

Escucho el ruido de unas pisadas cerca del arroyo, Vilem ceso su tarea para escuchar mejor, el ruido de aquellas pisadas ceso de pronto, se encogió de hombros y siguió con su tarea, pronto le dio sed y se dio cuenta que ya no tenia agua.

Vilem tomo uno de los cantaros de barro y salio tranquilamente de la cabaña en busca del preciado liquido.

Vilem Jan avanzo sin prisa por el sendero hacia el cauce, abstraído en sus pensamientos, dialogando con la luna en muda conferencia. Cuando llego a este noto unas pisadas, sus pasos escandalosos se escucharon. El sonido del metal al impactar sobre el crecido follaje, pronto no tardo encontrar el cuerpo de una hermosa joven echada cerca del río intentado conciliar el suelo

¿Quien se supone que es esta joven?
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Sáb Jun 28 2014, 18:04

Un frío más fuerte en los pies hizo que Wondie despertase. Se frotó los ojos y se fijó en que ya era de noche. "¿Cuánto tiempo habré dormido?", pensaba. Frotó cada pie con las manos para hacerlos entrar en calor y se calzó. Había sacado la daga de la bota y la había dejado desenvainada, guardando la funda en su pierna. Fue al río para lavarse la cara y manos, cuando sintió que alguien la observaba.

Siguió a lo suyo, rellenando la bota que llevaba consigo. Terminó poniéndose el cinturón y recogiendo el pequeño zurrón que llevaba con ella. Para esos momentos, se había acostumbrado a la escasa luz que daba la luna, la cual era tapada por algunas nubes. Comenzó a andar, con la sensación de que la seguían vigilando. Llevaba la daga en la mano mientras atravesaba el riachuelo pisando algunas piedras, resbalando en algunas pero aguantando bien el equilibro.

Después, pasó despacio a través de los árboles, sintiendo cómo ese par de ojos le taladraban en la nuca. Resopló y se giró, ya harta.
- Vamos, sé que estás ahí. Sal de tu escondite de una vez.
No obtuvo respuesta, lo cual la comenzó a irritar.
- No me gustan los mirones, así que sal de una vez.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Sáb Jun 28 2014, 20:47

El lupíno contemplo a aquella muchacha que dormía placidamente,a la luz de la luna, parecía como una muñeca de porcelana bañada en plata, hermosa como una escultura y lejana como una estrella.

Decidió alejarse y no hacerle ruido, era demasiado bonita como para perturbar su sueño, demasiado bonita incluso, como para tener un nombre, le llamaría perfume de luna.

Bajo entonces al arroyo y comenzó a llenar el cántaro, luego comenzó a beber del mismo cauce haciendo que sus prendas se empaparan levemente, cuando escucho la musical voz de la chica hablar consigo misma. ya se había despertado al parecer, a menos que estuviese hablando dormida. Termino de beber y tomo su cántaro ya lleno de agua y regreso hacia donde estaba aquella joven.

Al salir de las sombras del bosque y llegar a su encuentro, vio a la joven con una inmortalizable cara de curiosidad, poso su vista en su larga y espesa cabellera derramada sobre sus hombros y en sus delicadas y finas facciones. La apariencia de aquella joven, más allá de sus encantos revueltos, resultaba imposible, se quedo mirándola sus hermosos ojos, ojos que sabían convencer, que pedían tan elocuentemente ser mirados, que tenían el brillo de una niña inocente de quince años.

Aunque la muchacha era bonita como princesa, A Vilem le pareció que solo era una pueblerina mas, la  de la clásica historia de la cortesana que nace en la aldea y que se cría al aire libre, entre brisas y flores; ignorante y casta dedicada al cuidado de la tierra, a los quehaceres del hogar.

Mi nombre es Vilem, vivo a unas leguas de aquí, baje por agua
— Dijo mientras le enseñaba el cántaro de barro— te he visto dormida desde hace rato sobre la hierba, este lugar no es muy seguro para dormir al aire libre pues hay muchos depredadores, si necesitas un lugar donde pasar la noche yo te puedo ofrecer posada en mi cabaña, no es precisamente un palacio, pero es todo lo que puedo ofrecerte...  
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Dom Jun 29 2014, 12:37

Tras ver quién se ocultaba, la joven suspiró aliviada. Advirtió que estaba solo y bajó el arma.
- Mi nombre es Vilem, vivo a unas leguas de aquí, baje por agua, te he visto dormida desde hace rato sobre la hierba, este lugar no es muy seguro para dormir al aire libre pues hay muchos depredadores, si necesitas un lugar donde pasar la noche yo te puedo ofrecer posada en mi cabaña, no es precisamente un palacio, pero es todo lo que puedo ofrecerte...
- Yo soy Wondie- iba a rechazar su ofrecimiento, pero se lo pensó mejor-. Agradezco tu hospitalidad, y no te preocupes por la comodidad, es mejor eso que dormir al raso.

Siguió a Vilem hasta su cabaña. La espesura del bosque impedía que pudiera ver mucho a su alrededor, y ello fue motivo de que aceptara el ofrecimiento de Vilem. Parecía que el joven llevase un tiempo viviendo allí por lo seguro que caminaba por el bosque, así que aprovechó la ocasión para tratar de obtener la información que necesitaba.
- El motivo de mi viaje es por un encargo que me han hecho. ¿Conoces el nombre de John Forest?

Esperaba obtener alguna pista, aunque lo dudaba. Sólo había conseguido negativas, y se le hacía cuesta arriba encontrar algún tipo de información, por pequeña que fuese.  En cuanto llegaron y al poder verle mejor, se dio cuenta de que tenía algo extraño, aunque no lograba averiguar el qué.

Se descolgó el zurrón y después se quitó la capa.
- Déjame que te pague. No tengo mucho dinero, pero sí algo de comida.
Abrió el zurrón y sacó algo de pan y queso, posándolo sobre la mesa.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Dom Jun 29 2014, 22:41

Complacido por haber aceptado su ofrecimiento Vilem guió a la hermosa cortesana, hacia la cabaña. Wondie le había dicho que se llamaba, aunque para el siempre seria perfume de luna.

Se internaron en el camino con los guturales y druídicos sonidos de los árboles... los pinos delgados silbaban detrás de ellos las botas de metal sobre el follaje y el frufrú del viento era lo único que se escuchaba hasta que comento el motivo de su viaje. Vilem la escucho atentamente y, como ella misma ya presuponía nunca había escuchado hablar del mentado John Forest, el cazador negó con la cabeza, casi a modo de disculpa

No, nunca lo he escuchado, la verdad, pero si gustas mañana podemos bajar al pueblo a pregunta
r — musito Vilem con una alegría tranquila, desde que se había auto exiliado en aquella cabaña, hacia muchos días que no cruzaba palabra con nadie, y el que su interlocutora fuera una preciosa y amable cortesana le causaba una alegría difícil de disimular

Llegaron a la cabaña, la cual era bonita y acogedora aunque bastante descuidada, limpia pero a la vez desordenada. los muebles agraviados por la falta de cuidado, las sillas algunas desfondadas y algunas cojas, y en la pared suspendida  a guisa de icono apropiado al dios de la basura, una invariable bandeja de peltre con abolladuras y costras que ningún ácido sería capaz de extirpar. Cuando ella dejo las hogazas de pan y el queso sobre la mesa Vilem asintió gustoso

Esta es mi casa, disculpa el desorden, te agradezco mucho el queso y el pan, preparare estofado para acompañarlos ponte cómoda, estas en tu casa...


Llevo el cántaro de agua a la cocina. Tomó una lámpara de vidrio cuadrada, encendió la vela de su interior en uno de los fuegos de la cocina, saco zanahorias calabazas y lo que quedaba del conejo que había cazado en la mañana y unos manojos de especia de entre los cajones, y dejo cociendo el caldo

Regresó a la cuarto de la sala donde estaba la preciosa Wondie, deteniéndose en el umbral de la puerta dubitativo. Su sombra descorrida hacia el techo, larga, desdoblada. Y las vigas del techo la devolvían en pedazos, despedazada.

La miro nuevamente, la despeinada melena negra cayéndole sobre sus esbeltos hombros, sus labios gruesos formaban un arco perfecto.El inferior algo más relleno que el superior, era como si pidiera a gritos que lo mordieran y lo succionaran hasta decir basta...

Por fin se decidió a acercarse

Regrese... el caldo estará en unos minutos
— Dijo después de colocar la lampara sobre la mesa. La lánguida luz del quinque besaba ambos cuerpos dándoles un resplandor dorado.— y cuéntame ¿Porque estas buscando a ese tal Jonh forest? Debe ser un hombre muy afortunado para que tu lo estés buscando...
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Lun Jun 30 2014, 12:24

La joven se sentó en una silla cercana.
- Muchas gracias por acogerme esta noche.
Mientras Vilem se movía por la cabaña, Wondie sacó el mapa y buscó la aldea que le había dicho. Trató de encontrar el lugar en el que se encontraba ahora, pero fue en vano, así que lo hizo por suposición. Tras trazar la ruta mentalmente, lo volvió a guardar.

Puso las manos encima de la mesa, apoyó la cabeza en una de ellas y se quedó sumida en sus pensamientos. Tan sólo volvió en sí cuando el anfitrión le habló.
- ¿Porque estas buscando a ese tal Jonh forest? Debe ser un hombre muy afortunado para que tu lo estés buscando...
Wondie no pudo contener la risa. Cuando se le pasó, le respondió:
- ¡Ni siquiera lo conozco! Es cuestión de trabajo- se quitó el cinturón y puso la espada sobre la mesa-. Me encargaron devolverle su espada. Lo único que sé de él es que fue un general, y que se retiró por una herida de guerra.

Había contado la misma mentira tantas veces que casi se la creía, aunque en esa mentira residía parte de verdad: su padre había sido herido, lo que hizo que le retiraran con honores. Pero no podía revelar toda verdad, o los asesinos de su padre podrían encontrarla y matarla antes de cumplir su venganza.
- Pero es una búsqueda difícil. No sé dónde estará ahora. Vengo desde Lunargenta, donde no tuve mucho éxito. Así que voy de población en población por todo Aerandir buscándolo. De cuando en cuando, acepto algún otro cargo ocasional para poder sobrevivir.

Dejó el cinturón colgado en el respaldo de la silla.
- Vigila ese estofado, no se vaya a quemar.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Mar Jul 01 2014, 02:34

Vilem tomo la espada luego de que Wondie la dejara sobre la mesa examinándola con ojo critico, tenia buen balance y buen peso, se notaba a leguas  que había sido forjada en un castillo y no por un guerrero común, luego de echarle un vistazo, cavilo las palabras de la joven una abnegada heroína con un propósito.

Parecía una encomienda de naturaleza personal pues le habían encargado un trabajo por el cual no le habian pagado y  tenía que viajar de poblado en poblado haciendo diversas tareas para subsistir posiblemente lavando ropa, o haciendo argamasas en las moliendas o sirviendo tragos en las tabernas.  Vilem no soporto la idea de que aquella sirena del bosque tuviese que vivir haciendo las mas denigrantes tareas, arriesgando con ello en su vida, pues aunque anduviera sin mucho dinero consigo, en los caminos estaba plagados de bandoleros, a mucho los cuales les valía mas una hermosa joven que una bolsa llena de peniques de cobre.

Vilem contemplo la idea de acompañarla por una temporada después de todo desde que se había auto exiliado, vagaba de aquí y allá sin rumbo, sin un objetivo  definido, en esos pensamientos estaba cuando ella misma le hizo la advertencia de que el agua del estofado ya estaba hirviendo, se levanto y  puso en la mesa el mantel mas limpio que encontró fue hacia la cocina para servir el estofado en dos platos y cortar las hogazas de pan y el queso en rebanadas luego regreso a la estancia para servir la mesa.

Esta caliente... cuidado


Le sirvió a la bella oji verde una jarra de ese hidromiel con canela y clavo que tenia en la cava desde hace tiempo, cuyos años de añejamiento le conferían la particularidad de subirse rápidamente a la cabeza luego de servirle a ella se sirvió el también


Llevando una vida ahorrando dinero, en realidad, estoy acostumbrado a cazar mi propia comida y prestar mis servicios a las haciendas y molinos, como llevo un modo de vida muy austero, me he procurado juntar una buena cantidad de monedas de oro y plata para mi mismo.  Hace tiempo tenia pensado en compra un carromato, un par de caballos y viajar comerciando productos por todo Aerandir. Si me dejas acompañarte en tu búsqueda podría serte de ayuda ¿Tienes idea de como es ese sujeto físicamente? ¿La edad que tiene o que podría estar haciendo en estos momentos?
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Mar Jul 01 2014, 13:53

Wondie le observó con la mirada como iba hacia el fuego y traía la olla, a lo cual se levantó para ayudarle.
- Esta caliente... cuidado
- Ya veo, ya.
Dejó que el anfitrión ejerciese como tal, y bebió un sorbo del hidromiel.
- ¡Qué bien sienta! Pero seguro que esa comida está aún mejor.

Cuando ya estuvo todo listo, comenzaron a cenar. La joven tuvo que hacer acopio de fuerza para no devorarlo todo en un santiamén, como estaba acostumbrada.
- Llevando una vida ahorrando dinero, en realidad, estoy acostumbrado a cazar mi propia comida y prestar mis servicios a las haciendas y molinos, como llevo un modo de vida muy austero, me he procurado juntar una buena cantidad de monedas de oro y plata para mi mismo.  Hace tiempo tenia pensado en compra un carromato, un par de caballos y viajar comerciando productos por todo Aerandir. Si me dejas acompañarte en tu búsqueda podría serte de ayuda ¿Tienes idea de como es ese sujeto físicamente? ¿La edad que tiene o que podría estar haciendo en estos momentos?
- Llevas una vida tranquila, como una vez fue la mía...- se quedó ensimismada por unos instantes, y sacudió la cabeza-. A tu pregunta de cómo es Forest, creo que debe ser un hombre que esté pasando la cuarentena, tal vez sea ya esté en los cincuenta años. Me supongo que sería fácil reconocerlo por la causa de su retiro, a lo mejor porque le falte alguna extremidad, o sea cojo. Quien me contrató me aseguró una buena recompensa en función del tiempo que tarde. Me dio un adelanto, pero ya me lo gasté en sobrevivir.

Tomó un poco más de comida y bebió un trago de hidromiel para que pasara mejor por su garganta.
- En cuanto a lo de acompañarme, no lo veo tan claro. Es un viaje peligroso- tomó otra cucharada, acompañándolo con un trozo de pan-. Piénsalo, un hombre que está oculto, alguna razón debe haber. Se está escondiendo de alguien, pero eso a mi no me importa. Sólo quiero darle la espada, cobrar mi dinero y retirarme.

Siguió comiendo hasta dejar el plato vacío, y lo mismo con su jarra.
- Gracias por la comida, lo mejor que he probado en mucho tiempo.
Debido al alcohol y a sentir el estómago lleno, le comenzó a entrar sueño. Se frotó los ojos, sintiéndose cansada.
- Disculpa. Me gustaría seguir hablando, pero el sueño ya me vence. ¿Dónde podría dormir? Cualquier sitio estará bien, no quiero causar más molestias.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Mar Jul 01 2014, 21:41

Vilem escucho atento las palabras de la joven Wondie, quizás mas embelesado con el timbre de su voz que por el contenido de las mismas, aquella mujer parecía cargar con el peso de una minios imposible sobre su espalda, no disponía casi de información, solo estaba segura de dos cosas, su nombre y que pasaba de los cuarenta años, lo demás eran meras suposiciones. Vilem no atinaba a adivinar que le había impulsado a aceptar aquella encomienda, salvo que quizás tuviese un valor personal para ella, pero a pesar de la poca información que la hermosa perfume de luna había querido otorgar él estaba cada vez mas deseoso de acompañarla

En estos tiempo que corren, tender la mano para hacer nuevos amigos se ha vuelto casi necesidad. Tender la mano a una amiga tan amable como tu, es más que una necesidad... prefiero llevar una vida de peligros que una existencia vacía...


Comento mientras apaciguaba su ansiedad con un trago de hidromiel vio como Wondie rebaño el plato con meticulosidad, cada vez apreciaba mas su grata compañía  estaba apunto de acercarle el odre para servirle mas y preguntar si quería mas estofado cuando anuncio que estaba cansada, posiblemente el haber viajado todo el día y el efecto embriagador del hidromiel habían hecho efecto en ella, Vilem tenia muchas mas preguntas, pero quedarían en el aire por le momento.

Comenzó a llover, afuera se escuchaba el borbotar del agua, Vilem tomo el quinque y condujo a la bella Wondie a la que seria su habitación, acompañados por el ruido de la llovizna callada, siguieron el camino escaleras a bajo, rumbo al sótano donde una puerta corrediza los estaba esperando. Vilem usaba ese sótano como bodega. El lugar si bien era bastante espacioso olía a encerrado, como si no lo hubiesen ventilado hacia tiempo, estaba limpio pero muy desordenado,  había cestas de mimbre, libros viejos tirados, un montón de cajas apiladas y empolvadas y un colchón circular con varias mantas.  Los vidrios de la única ventana que daba al exterior estaba opaco, y del otro lado las gotas resbalaban en hilos gruesos como de lágrimas. A  Vilem le hubiese gustado ofrecerle su propia habitación o quizás la buhardilla  pero estas estaban mas desordenadas todavía, así que el sótano era la mejor opción, pues era el sito mas ordenado en toda la cabaña.

La escena por supuesto  se prestaba a muchas cosas; un colmilludo cazador, una bella mujer y una cama, una peligrosa combinación sin duda, mas sin embargo Vilem no pronunciaría esas palabras con las que es de ley que comienzan los amores, ni las quemantes que vienen luego y apenas se murmuran. Tampoco empezaría el eterno combate primitivo de la hembra que se rehúsa y el macho que persigue entre ahogados y roncos "¡No!", "¡Déjame!" seguidos de los dos clásicos gritos: El de pavor de ella y el de victoria de él, luego espera de la furiosa embestida, con la silenciosa conformidad de su sexo, para aquellas derrotas fisiológicamente fabricado, seguido del eterno odio por la virginidad recién asesinada.

Nada de eso ocurriría, pues Vilem era un caballero, y era tal la belleza de Wondie que su virginal presencia le imponía mucho respeto y cortesía, sin mostrar ningún atisbo de intentar nada, solo le dijo en tono apenado

Espero me disculpes por el tiradero, no estoy acostumbrado a recibir visitas, la cama tiene cuatro cobijas, pero puedo conseguirte algunas mas si lo necesitas
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Miér Jul 02 2014, 01:22

Con la charla y el cansancio, no fue sino hasta que fue a coger su capa que se dio cuenta de que llovía. "De la que me he librado", pensó. Llevó la capa en la mano y siguió a Vilem. Se podía escuchar perfectamente cómo el agua golpeteaba contra el techo.

Comenzaron a descender hacia lo que parecía un sótano. Sólo al llegar se dio cuenta de lo que podría salir de allí. El alcohol, el cansancio y el estómago lleno habían hecho que reaccionara tan despacio. Llevaba la capa en la mano derecha, justo en la misma zona donde tenía oculta la otra daga. "Maldición, si intentara algo me lleva ventaja". Hizo un movimiento disimulado con la mano para que la daga pudiera deslizarse de su manga con facilidad en caso de ser necesario.

El hombre se quedó unos instantes mirándola en silencio, momentos que fueron tensos para ella.
- Espero me disculpes por el tiradero, no estoy acostumbrado a recibir visitas, la cama tiene cuatro cobijas, pero puedo conseguirte algunas mas si lo necesitas.
- Así está bien, gracias- dijo Wondie relajándose un poco-. Buenas noches.

Esperó a que Vilem la dejara sola. Extendió las mantas, pero no se metió debajo de ellas. No quería malacostumbrarse a la comodidad del calor de las mantas, bastante era con tener una cama. Se sentó en el borde de la cama y dejó la capa a un lado para quitarse las botas. Puso la espada al lado de la cama. Después se tumbó y extendió la capa sobre ella a modo de manta, encongió los pies para que los tapara y, antes de dejaer que el sueño se apoderase de ella, sacó la daga de la manga y la metió bajo la almohada.

Horas después, se despertó. Al principio estaba desorientada y sorprendida de no ver árboles, hasta que recordó lo sucedido la noche anterior. Se peinó rápidamente con los dedos, tratando de adecentar sus rizos, se puso la capa, guardó sus armas y cogió las botas con una mano. Subió despacio las escaleras, procurando no hacer ruido. En cuanto llegó al comedor, dejó las botas a la entrada, recogió el zurrón y recordó las palabras de su anfitrión: tenía mucho dinero. Rebuscó por varios lugares, aunque no le fue difícil hallar su oro.

Estuvo a punto de meterlo en el zurrón, pero no pudo. Como si una fuerza invisible la detuviera, trató de luchar contra ella, esfuerzo inútil porque no lo logró. Por vez primera, la educación que recibió de su padre pesaba más que su instinto de supervivencia. Dejó la bolsa encima de la mesa y un cuarto de un pan grande como compensación. Recogió sus botas y se calzó en la calle, cerrando la puerta con mucho cuidado para no hacer ruido.

Aún estaba oscuro, y el cielo apenas empezaba a ponerse rojo. Debido a la lluvia, había algo de barro, así que por algunas zonas debía andar con cuidado para no resbalarse. Empezó a tiritar al sentir el frío de la temprana mañana, lo que hizo que terminara de despertarse. Para distraerse de ello, miró la comida que llevaba encima. Sólo le quedaba otro cuarto de pan.
- Maldita mi suerte- dijo frustrada.

Se paró para partir ese trozo en dos mitades y guardar una de ellas. Fue comiendo su ración mientras andaba, sin poder quitarse las palabras del chico de la cabeza: "Tender la mano a una amiga tan amable como tu, es más que una necesidad... prefiero llevar una vida de peligros que una existencia vacía..."

No podía cargarle con una venganza que era suya. Tampoco podía hacerse responsable de lo que le pudiera suceder, no quería tener su vida sobre su conciencia. Mientras cavilaba sobre estas cosas, llegó a la aldea. Apenas le quedaban unas monedas, las cuales usó para abastecerse para unos cuatro días, si racionaba bien la comida. Se entretuvo preguntando a algunos aldeanos dónde quedaba el poblado elfo más próximo. Aunque algunos rehusaban hablar, tal vez por miedo, al fin consiguió la información que quería.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Jue Jul 03 2014, 04:48

¿Que no hubiese dado Vilem  aquella noche por saberse las palabras mas inspiradas y románticas del mundo para poderselas decir a esa bella joven aquella noche? hubiese amenazado  a todos los bardos para que le compusiesen canciones y a todos los poetas para que le escribiesen los mejores versos, pero estaban solos en aquellos parajes y las erineas de los versos no suelen dignarse en mirar a cazadores y ermitaños, por lo que solo atino a decir

Buenas noches, descansa


Mantuvo sus ojos clavados en ella unos segundos mas, sin atreverse a cerrarse siquiera quizá por miedo a que aquella imagen se desvaneciese y tras una reverencia cerro la puerta tras de si  
Esa noche se le fue peleándose con la almohada esperando que amaneciera, entre sueños escucho que alguien deambulaba en la cocina, supuso que se trataba de Zitara, la ardilla a la que le dejaba nueces sobre la mesa cada noche.

Salio de la cabaña, en cuanto clareo la mañana, el milagro de la naturaleza recién lavada lo recibió. Corrió en dirección a la casa mas próxima, caminado en el mutismo de la madrugada
pensado en la hermosa perfume de luna.

Atravesó al vereda entre arroyos clarísimos, de ignorados orígenes, que serpeaban y se ocultaban y reaparecían a distancia, para acudir a su vecina, la vieja Dulwen una mujer grande de metro cincuenta y cinco, que cocinaba muy bien y poseía una habilidad única para irritar a casi todos sus conocidos, la cual a regañadientes, le preparo un desayuno para ella y ordeño su única cabra. Tras pagarle, Vilem regreso a la cabaña,  ahora con un humeante tazón de sopa de guisantes con trocitos de carne,  pan, leche y una cuchara de madera con la intención de llevarle el desayuno hasta su puerta.

Llamo varias veces a su puerta, y como no le contestaba decidió entrar solo para toparse con que ella ya no estaba...

Busco en el resto de la cabaña, encontró todo desordenado, alguien había estado esculcando,  encima de la mesa encontró con una de sus bolsas con monedas de oro y una hogaza de pan a la mitad, conto todas las monedas no faltaba ninguna

Esa mañana dejo la puerta de su cabaña abierta pero si acaso ella regresaba, patrullo los alrededores como si fuese un gato en celo pero ni rastro de ella

Esa noche, a la hora mas silente de todas, sentado a la orilla de la chimenea, supo que no la olvidaría


Ahoga tus penas, son solo fracasos.
¿Quién eres para mí? ¿Lo sabes acaso?
A la luz de la luna mil ideas se encaraman
Ilusiones quemantes sobre ella se derraman
Y asi por la noche desierta, agoniza.
Vagando errante por ella se desliza.
Gran luna, cerraste los ojos y ahora tu luz me cauteriza
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Jue Jul 03 2014, 12:56

Ya en camino, consiguió entrar en pleno bosque por donde le habían dicho los lugareños. Miró hacía arriba y se fijó en que las ramas y hojas tapaban el cielo. Los troncos eran muy gruesos y altos, dando a entender que esos árboles llevaban cientos de años ahí.

Siguió andando hasta que se encontró en un pantano. Tuvo que hacer un rodeo, retroceder por unos lugares y avanzar por otros. Debido a la lluvia de la noche anterior, había mucha humedad, lo que hacía que Wondie tuviera bastante calor. No podía quitarse la capa por miedo a perderla, además de que estaba segura de que a la noche haría mucho frío.

Tras horas y horas andando, se sentó en una piedra a descansar. En ese momento sintió sed, así que bebió con ansia de la bota, y comió apenas una de las raciones. No tardó mucho en seguir su camino. Por la escasa comida, le iba entrando más sed, pero debía moderarse o se quedaría sin agua pronto.

Después varias horas más andando, se paró. Se había perdido, pero no le importó. Aún podría sobrevivir varios días. Cansada, continuó con lo único que podía hacer: caminar. Hasta que al fondo vio el final del bosque. Sonriendo, aceleró el paso, casi corriendo, hacia la salida. En cuanto llegó, miró alrededor. Ese lugar le sonaba.
- No puede ser...

Se llevó las manos a la cabeza. Había salido por el mismo lado del bosque por el que había entrado esa mañana, sólo que se encontraba kilómetros más arriba. La rabia se apoderó de ella y comenzó a gritar y a pegar patadas a un tronco más cercano, echando mil y una maldiciones. Cuando se descargó se sentó rápidamente, aún enfurruñada.

Apoyó la espalda contra el tronco que había pateado y ahí se dio cuenta del frío que había previsto que haría. Tomó los extremos de la capa y se tapó bien. Tenía hambre, y tenía sueño, pero el segundo se apoderaba más de ella. Temió quedarse dormida mientras comía, así que adoptó una de las posturas que usaba cuando se unió a una banda de ladrones.

Primero, se metió el pelo dentro de la capucha. Luego, dobló la pierna izquierda, haciendo que la rodilla estuviera en alto, y enroscó las asas del zurrón en el mismo lado. La otra pierna la dejó doblada en el suelo, haciendo que el pie izquierdo fuera el tope del derecho y acomodó el zurrón en el hueco que había entre ambas. Apoyó el codo sobre la rodilla y la cabeza sobre la palma de la mano izquierda. Si alguien trataba de robarla, lo tendría algo más complicado, puesto que el lado derecho estaba libre y podría usar la daga que guardaba en el brazo. También en esa pose evitaba que le doliera el cuello más de lo debido.

Cerró los ojos y dejó que su cuerpo descansara.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Jue Jul 03 2014, 23:26

Si así, un poco mas.

Vilem se repetía, esas palabras mentalmente para si mismo, como si fueran una especie de mantra. Un movimiento a destiempo, un mínimo error de calculo, y todo su trabajo y su tiempo se irían a la basura.- La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.-se decía así mismo mientras se aproximaba lentamente, le había tomado su tiempo de observación y aproximación y se encontraba ya muy cerca. Inspiraba por lo bajo, intentando hacer los intervalos de respiración los más apartados posibles, incluso lo que él mismo no era capaz de oír le jugaba en contra, el sigilo era su mejor aliado. Tenía la vista clavada en el objetivo, podía notar como las largas orejas iban y venían en distintas direcciones como respuesta a cualquier sonido del entorno. Un paso mas, solo un paso mas,la luna camina despacio, pero atraviesa el mundo.

Se lanzo sobre su presa, pero esta, medio segundo antes salio disparada, la liebre corrió entre la maleza escapándose. Lentamente bajo la mirada, encontrando la razón de su falla, una pequeña rama seca bajo su pie derecho se había quebrado produciendo aquél sonido característico -chatch...-

Maldición
.- mascullo dándole una patada a la rama. No era que estuviera hambriento, o que no hubiera podido cazarla haciendo uso de su ballesta y flechas, o corrido detrás de ella, simplemente a Vilem le gustaba perfeccionar sus dotes de cazador en su forma humana y aquel era un pequeño juego que tenía ideado para dicho propósito. Un ejercicio de auto superación que requería sigilo, control y concentración , debía de transformarse en un verdadero predador para alcanzar a su objetivo. Algunas veces lo lograba, y otras veces como esta, no. Sin embargo, la experiencia siempre queda grabada en esa parte interna de las personas que se asemeja más al instinto animal, y Vilem en particular sabía muy bien cómo sacarle provecho. Iba descalzo, con ropas holgadas que le permitían movilidad, pero ni ello fue suficiente para dar con la liebre entre sus manos. Cruzó los brazos tras su cabeza, dando pasos despreocupados ante la derrota, volviendo en dirección al corazón del bosque.

Su andar era ligero, casi insonoro.miraba a su alrededor, aunque no había un centímetro de ese bosque, que le no hubiese explorado ya unas matas de juncos crecían entre las rocas negras, en las zonas poco profundas. Un poco más allá, bordeando toda la orilla, los delicados helechos se abrían paso a través de guijarros negros y lisos dispersados. Una de las formas oscuras ovales se movió, perezosa y lenta, hacia la superficie. Se trataba de una tortuga, a la que una corriente arremolinada alcanzó y arrastró hacia la orilla. La tortuga chapoteaba con sus patitas palmeadas para alejarse de la corriente que la transportaba hacia uno de los bordes, donde el agua se derramaba del tranquilo estanque y continuaba su apresurado descenso ladera abajo de la montaña.

De pronto escucho una saeta cruzar por los aires y un segundo después un lastimoso chillido, Vilem enarco la ceja y sin perder tiempo se escondió tras el árbol que tenía más cercano para trepar por este y caminar por las ramas más gruesas, cuando se encontró en la posición deseada miro hacia abajo. En la ladera  alguien iba caminando en su dirección.

Se trataba de la hermosa perfume de luna ¿que hacia ahí de nuevo? no era que estaba buscando al tipo ese, supuso que había sido una mentira mas.

La escucho maldecir y hacer rabietas al aire, Vilem no comprendió porque, solo la vio ponerse en una posición extraña mientras cerraba los ojos, quedándose en esa postura extraña inmóvil, supuso que se trataba de alguna especie de rito, al ver que la joven no se movió mas, decidió irse de ahí, no tenia caso acercarse de nuevo,  la joven había tenido la tentación de robarlo antes pero se había tentado al corazón, se había marchado sin decirle adiós y rechazado su oferta de acompañarla, no podía confiar en ella, y ella no quería su compañía, así que se movió entre las ramas hacia otro árbol y luego al otro y luego bajando llego nuevamente a la vereda camino a su casa...
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Vie Jul 04 2014, 15:49

A pesar de estar descansando, la joven realmente estaba semidespierta, atenta a los sonidos de su alrededor. Unas pisadas procedentes de un lado la advirtió de que no se encontraba sola. Movió muy despacio su cuerpo, ya que se le había dormido. Escuchó como esas pisadas se alejaban, así que sintió cierto alivio.

Pero para su sorpresa, oyó otras pisadas en otro lugar, como acercándose desde el bosque. Decidió levantarse y andar recorriendo la linde, apretando el paso cada vez más. Más adelante, el bosque hacía una curva y justo ahí había una bifurcación, la cual tomó. No era que le asustase un enfrentamiento, pero tampoco era una suicida. Se notaba cansada, y sólo con que sus perseguidores fueran mínimo dos la podrían vencer.

Continuó su camino hasta que vio una choza cercana y fue casi corriendo allí. Llamó repetidamente hasta que la abrió una anciana. Las pisadas cesaron, y pudo respirar tranquila. No sabía que decirle a la señora, así que preguntó cuáles eran los caminos para encontrar a los elfos y cruzar al otro lado del bosque, ya que lo había intentado y había vuelto al principio. La señora le dijo el truco para no perderse, dándole algunas referencias. Invitó a la joven a pasar lo que quedaba de noche. Viendo que no tenía opción debido a que era lo más sensato y que la anciana insistía mucho, Wondie aceptó con la condición de que la despertara al amanecer.

Tal y como habían pactado, la anciana la zarandeó hasta que abrió los ojos. A pesar de ser una extraña, había sido considerada y le había hecho un desayuno, aparte de hacerle algo para el camino. La joven se sintió inmensamente agradecida y se lo dijo, después de devorar su comida y recoger todo. Se despidió cortésmente y emprendió su camino.

Por el camino se dio cuenta de que se le había agotado el agua, así que tomó un desvío para ir al riachuelo de hacía un par de noches. Pasó al lado de la casa de Vilem, y sintió una punzada de culpabilidad, la cual tuvo que acallar mirando hacia los árboles hacia los que tenía que ir y contando, tal y cómo le había dicho. Paró unos instantes para rellenar la bota, cruzó el riachuelo pisando algunas piedras hasta que llegó a la otra orilla. Contó un par de árboles más alejados y se metió entre ellos. Esta vez sí: seguía su viaje. Con el ánimo levantado, anduvo a paso rápido, sonriendo.

El buen humor no le duró mucho. Al cabo de una hora, unos hombres le cortaron el paso.
- Chica, si quieres seguir, debes pagar peaje. Ayer ya estuviste aquí y no pagaste, así que debes doble pago.
- No tengo dinero.
Dedujo que ellos fueron los que la siguieron la noche anterior, pero no le dio importancia.
- Bueno, no tiene por qué ser dinero- dijo tocando uno de los rizos de Wondie.
La joven le dio un manotazo.
- No voy a pagarte de ninguna forma.

Dio un par de paso, pero los hombres seguían quietos. Wondie no dudó en dejar que la daga se deslizara hasta su mano.
- Bien, ya que no queréis moveros, bailemos.
Sin darles tiempo a reaccionar, le clavó a uno la daga directamente en el corazón. La sacó lo más rápido que pudo y liquidó también al que estaba al lado. Mientras caían, dejó el zurrón en el suelo y se giró para enfrentarse al resto.

Se movió veloz pudiendo matar a un tercero, pero no pudo evitar que la rodearan.
- Malnacida, vas a pagar por matarlos.
Trazó un plan rápidamente, y consistía en acercarse a unos pocos y eliminarlos. Después, lo dejaba todo al azar. Tomó aire, y lo llevó a cabo.

Sorprendentemente le salió bien porque algunos se quedaron paralizados ante su rapidez, y eso ayudó a que el cerco tuviese un hueco. Salió por el y mató a otro por la espalda. Les miró a todos con cara de odio.
- ¿Alguno más no quiere ver el día de mañana?
Uno se lanzó a atacarle usando una espada y consiguió herirla. No se movió lo suficientemente rápida, por lo que la sangré comenzó a brotar de su muslo. Esto no hizo nada más que enfurecerla y con un movimiento rápido le quitó la vida.

Se le escapó una risa enfermiza mientras los hombres retrocedían asustados.
- ¡Sólo sois idiotas con pinchos! Esto con los Ratas no pasaba.
- ¿Eres una de ellos?- el hombre se asustó aún más.
- Lo fui. Para la próxima reunión de maleantes, decidle a Marcus que Wondie le manda sus saludos. ¡Ahora, largo!

Todos los que quedaban vivos corrieron despavoridos. Sólo en ese momento fue cuando comenzó a quejarse. Miró su herida y puso mala cara. Era pequeña, pero profunda. Fue cojeando un trecho, recogiendo su carga por el camino. Cuando no pudo más, se sentó. Echó un vistazo a su alrededor y vio ramas y hojas secas, así que podría hacer un fuego. Sacó del zurrón la camisa rota que traía de Lunargenta, cuando ayudó a un cliente a que no se desangrara del cuello. Partió un trozo de tela y se la puso alrededor de la herida, apretándola.

Aprovechó el momento en que el dolor remitía para tirarse a un lado y alcanzar lo necesario para hacer el fuego. Antes de comenzar a hacerlo se desabrochó la capa y la dejó a un lado. Cuando tuvo el fuego listo, sacó la daga de la bota y dejó que las llamas lamieran la hoja.
- Y otra cicatriz más, como si no tuviera pocas ya...- dijo en alto mientras se sentaba, fastidiada, y suspiró-. No va a ser nada agradable cauterizarla.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Dom Jul 06 2014, 14:08

Quedó absorta mirando las llamas, recordando el momento en que quemó su casa dando paso así a su nueva vida. Se frotó los ojos debido al calor, volviendo a la realidad.

La hoja ya estaba al rojo vivo, por lo que para cogerla hizo una pelota de los restos de la vieja camisa y lo tomó por el mango. Fue arrastrándose hasta el árbol más cercano y, antes de hacer nada, cogió un palo y se la puso en la boca, sujetándola con los dientes. Con la mano libre, se quitó la tela que cubría la herida, rodeó con un brazo el tronco y apoyó la cabeza en él.

Miró donde estaba la herida y acercó la hoja a ella, pero sin tocar su piel. No se lo pensó mucho y cambió la vista a otro lado. Rápidamente pegó la hoja candente a la herida. Chilló y aulló agarrándose más fuerte al árbol, apretando con fuerza los dientes y luchó consigo misma por no moverse.

El olor a carne quemada la mareó y tuvo que hacer acopio de todas sus fuerzas para no desmayarse. Mantuvo la hoja pegada a su muslo hasta que pasó el tiempo conveniente, tiempo que se le hizo eterno. Soltó la hoja cuando ya acabó todo y agradeció internamente el haberse olvidado de quitarse la bota de agua, la cual destapó y escupió el palo antes de dar un trago como si hiciera días que no hubiera bebido nada. Dejó algo para echarse por la herida y volvió a gritar al sentir el escozor.

Con manos temblorosas y entre sudores, tapó la bota y la tiró al lado de la capa. Partió dos cachos de tela con la daga: uno para doblarlo y que presionase la herida, y otro para enroscársela alrededor de la pierna. Hizo un nudo bien apretado y se relajó. Lo peor ya había pasado. Decidió descansar como mínimo hasta la noche, así que usó la tela sobrante de almohada en la base del árbol y dormir con la daga en la mano, la cual estaba todavía caliente pero ya se podía tocar con la mano desnuda. Cerró los ojos y trató de descansar.

La despertó los sonidos nocturnos del bosque. Aún se sentía agotada, pero notaba podía seguir su camino, así que recogió sus cosas y prosiguió su camino, asegurándose antes de que el fuego estuviera apagado. Andaba algo más despacio y con una leve cojera, sintiendo un ligero dolor en la herida. "He tenido heridas peores. Lo podré sobrellevar. Una lástima que la herida no fuese en el brazo, esta me retrasará", pensaba mientras seguía las referencias dadas por la anciana.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Liam van Gould el Dom Jul 06 2014, 23:49

Anocheció pronto aquel día. Salí del refugio a la par que lady Cassandra, la cual partió a la ruta principal en busca de presas para la libación de aquella noche, pero me separé de ella porque las presas que atravesaban los caminos no ofrecían el menor reto por lo general. Mi paladar añoraba en ese momento una esencia vital algo más exótica y menos lúgubre que la de la tierra que me rodeaba. Así que partí hacia el sur, y lo hice a pie, bajo el amparo de la maleza y el manto de la tiniebla. Debía mantenerme siempre alerta y tener siempre cerca algún refugio para el amanecer, suerte que era invierno y las horas de sol no eran demasiadas. Fui sin más equipo que mi espada, algún que otro extracto de adormidera y una cuerda con un arnés, por si tenía que escalar o bajar por un precipicio. No esperaba volver a la hacienda Van Gould durante, al menos, tres días.

En mi camino a la espesura Sandorai no hubo apenas percances, de hecho, en tres horas tras mi partida ya di con el linde del bosque. Había que tener los ojos bien abiertos y poder asegurarse en todo momento una ruta de escape simple que no requiriera saltos ni maniobras complejas, por lo que evité la maraña incontrolada y me abrí camino con la espada, la cual usaba de machete. Los árboles tenían ojos y las hojas oídos, y ni que decir tiene que llevaba siempre la capucha puesta. Si algo caracteriza a los elfos es que jamás van a olvidarse del rostro una presencia no bienvenida, dada su gran longevidad y sus sentidos aguzados. Mi sed se acrecentaba y con ella se afinaba mi oído: en la distancia pude sentir una débil pero continua respiración. Me intenté acercar entre la maleza hacia lo que parecía un claro, y un olor a carne quemada impregnaba la zona. Observé intentando camuflarme en la enramada, pero no me di cuenta de que al acercarme ya hacía ruido. Pero después no moví ni un dedo.
avatar
Cantidad de envíos : : 17
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Lun Jul 07 2014, 15:50

La joven iba concentrada pensando en cuál sería su siguiente movimiento, ya que a oscuras era mucho más fácil perderse. "Por lo menos no he vuelto a la entrada, ya es un comienzo", se alegró internamente.

Los sonidos más fuertes hacían que se sobresaltase y mirara la dirección de su procedencia. Al ver que no era nada, se relajaba y proseguía su camino. Pero no todo iba a ser tan calmado. Llevaba un rato escuchando algunas pisadas, haciendo que se parasen para asegurarse de que no eran de ella. "Wondie, estás perdiendo la cordura".

Como algunas noches atrás, cuando conoció a Vilem, sintió unos ojos observándola. Anduvo más rápido, apretando los dientes al sentir que la herida le tiraba. De nada servía, puesto que aquella sensación no desapareció. Deseó que no fueran muchos los que la espiaban, tal vez fueran bandidos.

Cuando ya no pudo mantener el ritmo, se paró. Esta vez fue más cauta y decidió no sacar las armas, por ahora. No quería dar diversión a aquellos que la observaban cual presa. Escuchó como una ramita se partía y se giró hacia el ruido.
- ¡Sal de ahí, cobarde!
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Mar Jul 08 2014, 00:37

Vilem reposaba contra el árbol admirando su ultima obra. En algún momento el trozo de carne que se encontraba delante de el había sido un humano. Un feo, gordo y seboso humano. Al parecer el hombre había asesinado a alguien, pues llevaba la ropa manchada de sangre antes de que el Vilem le encontrara. En un principio Vilem había pensado en dejarlo pasar, pero cuando vio que aquel sujeto llevaba en su mano la cabeza cortada de una mujer llena de sangre todavía  sobre su mano, Vilem se sintió ultrajado.

Así pues Vilem se había acercado al hombre por la espalda y le había clavado su espada bastarda en las axilas, levantándolo en vilo durante un momento que había aprovechado para darle una potente patada en la columna que sonó con un crujido casi lastimero. El hombre sorprendido tan solo habia dejado escapar un sonoro quejido y un potente chorro de orín. Vilem ultrajado por la crueldad manifiesta de aquel ser, lo postro en el suelo y poco a poco empezó su trabajo. Le arranco la camisa con fuerza dejando al descubierto un rosado pecho orondo y tetudo. Si hubiera sido una mujer se hubiera planteado que quizás estuviera encinta, pero no había duda, aquella barriga era de haberse tomado unas cuantas cervezas de mas. Al principio el hombre lo miraba con ojos de cerdo pero cuando comenzó a sentir las punzadas del afilado cuchillo de obsidiana sobre su carne desnuda comenzó a gritar cual gorrino. Al principio mientras Vilem rasgaba las superficiales capas de la piel, para liberar la presión de la sangre, el hombre amenazaba.

Cuando Vilem se levanto sus amenazas aumentaron en potencia, pero cayeron en saco roto, pues el cazador solamente había ido a rebuscar en su saco. Volvió con unos verdes tallos de adormidera que empezó a frotar por la piel herida del hombre provocandole un bello salpullido. Luego sin demasiada delicadeza le metió unos tallos en la boca. El hombre los escupió, pero Vilem siguió con su trabajo, si no deseaba el calmante pronto lo desearia.

Hundió profundamente el cuchillo en el torso del hombre y realizo un corte vertical. Pronto las amenazas se convirtieron en sobornos y promesas. Pero Vilem no sentía ningún deseo por el oro sucio de aquel hombre, a el le gustaba enormemente su trabajo. Se hizo el silencio en el bosque, como si todos los arboles trasplantados esperaran a ver que le ocurriría a su nuevo hermano. Incluso el balbuceante hombre callo, y acepto el calmante con sumisión. Cuando el acelerado pulso disminuyo Vilem siguió con su trabajo. Con precisión quirúrgica comenzó a separar las vísceras de aquel hombre.

Hacia tiempo que sabia que no todos los hombres eran iguales por dentro, pero aquel tenia el hígado especialmente negro. Cuando supo que en segundos el corazón del hombre dejaría de latir miro al hombre a los ojos y mágicamente contuvo sus pulmones. Suspendiéndolo durante unos segundos antes del cenit de su muerte. Luego con agilidad hizo un corte en el centro del corazón e injerto con suma presteza un roble de hojas doradas que había traído desde lejanas tierras. Las raíces del roble se alargaron y estiraron envolviendo el órgano, haciéndolo bombear con fuerza. Cuando el conjuro de asfixia ceso el hombre pudo contemplar aterrado como poco a poco el arbol crecía en su interior.

Vilem se levanto, había trabajo que hacer. Tomo las vísceras que había extraído del hombre, y las fue colocando ritualmente a su alrededor mientras entonaba los cantos para que el bello roble tomara la esencia del feo humano y la sublimara. La cancion fue tomando intensidad y pronto las bestias del bosque se acercaron y con respeto y cuidado fueron devorando los órganos ofrecidos ritualmente. Ellos guardarían aquel árbol como guardarían también a todos sus hermanos. Cuando el alma del humano dejo su cuerpo y fue atrapada por las raíces del árbol Vilem pudo descansar.

Se sentó junto a otro roble, contemplando su obra. El alma de aquella pobre joven había sido vengada, se levanto y se dirigió al lago. Allí se despojaría de sus ropas y limpiaría y purificaría su cuerpo del contacto mal sano de aquel humano.
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Liam van Gould el Vie Jul 11 2014, 00:10

-¡Sal de ahí, cobarde!

Apenas me había agachado para observar cuando el crujido de una rama al pisarla me delató. Se trataba de una voz femenina que procedía de una joven que se abría camino en la espesura, la cual iba a paso rápido hasta que se detuvo para exclamar lo que tomé como una provocación. En el momento que lo dijo, salí de mi escondrijo con la mano en la empuñadura de la espada, me bajé la capucha y traté de atraer la atención de la chica, ya que parecía de armas tomar. Todas las oportunidades para batirse en duelo son pocas, sea con quien sea.

-¿Cobarde? ¿A quién llamas cobarde? ¡Muéstrate, seas quien seas! -exclamé mientras me acercaba a la mujer.

Conforme pude verla, me fijé en que se trataba de una chica alta, con un vestido ceñido de viaje y una capucha roja que realzaba su cabellera morena. En todo momento me centré en lo que sería combatir con ella, ya que pese a que su constitución era más bien ligera, el arma que llevaba al cinto y su expresión indomable le convertían en una oponente probablemente bastante formidable. No le quité los ojos de encima, y procuraba tener siempre a mano la espada por si tenía algún escolta que pudiese lanzarme un ataque sorpresa.
avatar
Cantidad de envíos : : 17
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Vie Jul 11 2014, 22:28

Offrol: debido a que el orden de los últimos post ha sido un poco caótico, pongo uno que es por orden de aparición: Wondie, Vilem y Liam. Si alguien quiere aparecer que sea después de este último.

**************************************************************************************

De entre los matorrales salió una figura, la cual se quitó la capucha. La joven pudo dislumbrar a un chico con el pelo plateado, quien agarraba la empuñadura de su espada con fuerza. "Nunca vi un color de pelo semejante", pensó.
- ¿Cobarde? ¿A quién llamas cobarde? ¡Muéstrate, seas quien seas!

Wondie se adelantó y se descubrió echando la capucha atrás. Le devolvió a mirada, desafiante.
- Oh, un mirón- se burló-. ¿O tal vez seas un ladrón?

Puso el zurrón en el suelo con cuidado.
- Has de saber que sólo tengo comida, nada de dinero. Aunque seguro que, como vulgar ladronzuelo que eres, quieres llevarte mis cosas de todas maneras.
Se quitó el cinto y dejó la espada apoyada junto al zurrón. Seguido se agachó con cuidado para no delatar que estaba herida y sacó la daga de su bota.

En cuanto la tuvo en su mano se incorporó y, con la mano libre desabrochó la capa y dejó que cayera. Estiró el brazo derecho, dejando que la daga se deslizase hasta tocar el mango, el cual agarró con fuerza.
- Pero no dejaré que toques nada.
Su orgullo y ser impulsiva le hizo ponerse a la defensiva, aunque sabía que tenía las de perder. No sólo iba a tener lucha con el desconocido, sino que la herida también quería guerra.
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Vilem Jan el Sáb Jul 12 2014, 05:28

Durante su estadía en el lago Vilem pudo percatarse de que había otros seres irrumpiendo la paz del bosque, Los árboles recién convertidos acercaban levemente sus ramas, le hablaban. Vilem no se inmuto prosiguió en la limpieza ritual de su cuerpo. Debía purificarse, eliminando toda traza de sangre humana de su piel. Aquella sangre tan sucia y desagradable...  


Mientras lo hacia, cisnes y albatros también estaban alborotados emprendían difícilmente el vuelo, corriendo y patinando sobre el agua. Levantando con dificultad sus grandes alas, ellos al igual que los arboles estaban inquietos. Mas inquietos de lo que estarían normalmente. Vilem entendió que debía ver que era lo que sucedía con aquellos profanadores del bosque


Salio de la laguna, empapado completamente, el agua escurriéndose entre sus torneados músculos y reluciendo como plata liquida a la luz de la luna.las diáfanas gotas de agua le escurrían por el cuerpo como diamantes recién nacidos de las entrañas de la tierra 


Se dispuso a secarse con las hojas de los arboles y luego fue hacia su cabaña para prepararse como es debido, si había intrusos profanando la paz debía estar listo para cualquier eventualidad 


Ya en su cabaña se dirigió al rincón de la habitación donde descansaban latentes sus pertenencias. Tomó las protecciones de sus brazos y se las colocó lentamente, lo mismo hizo con la pechera y los hombros de la armadura. Así, en un ritual casi sagrado hubo de revestir su ropa de cuero con grueso metal. Colocó su espada en su lugar, su casco bajo el brazo derecho y salio de aquel cuarto. Sus pisadas resonaban pues el frágil piso de duela apenas podía mantenerse unido soportando todo aquel peso.


Spoiler:



 



Salio pues de la cabaña, perfectamente armado, Vilem no gustaba de usar su transformación en licantropo a menos que fuese totalmente necesario, prefería confiar en sus habilidades de cazador y en sus armas, al acercarse  por entre la arbolada, diviso dos figuras discutiendo entre si, la chica de la noche anterior y un sujeto de cabellera plateada

Parecían no haberse percatado de su presencia, seguían charlando

- No entiendo porque tanto alboroto si solo son dos personas.- Pensó para si mismo


La escena trascurría, Vilem se mantuvo a distancia, espiándolos desde lo lejos si las cosas se ponían muy densas, iría a inspeccionar la escena.
Vilem Jan
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 72
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Liam van Gould el Sáb Jul 12 2014, 22:21

La chica devolvió su mirada de forma chulesca y desafiante, y mientras tanto yo luchaba por no sonreír confiado: seguía manteniendo una mirada seria y el ceño fruncido. Fue soltando sus pertenencias y, entre ellas, la espada que tenía al cinturón.

-Has de saber que sólo tengo comida, nada de dinero. Aunque seguro que, como vulgar ladronzuelo que eres, quieres llevarte mis cosas de todas maneras -dijo burlona y hastiada, mientras se desprendía también de su larga capa roja y empuñaba una daga que tenía oculta en una de sus botas-. Pero no dejaré que toques nada.


Mientras me fue diciendo esto fui disimuladamente aflojando la cincha del brazal de mi mano derecha y se me fue desprendiendo el guante de cuero que llevaba. Recuperé el estoicismo y dije:

-¿Qué pretendes, felona, al pronunciar tal osadía? Dirigirte a mí de tal manera es una ofensa para mi honor. ¡Exijo una satisfacción!

En ese momento, hice un juego de manos para que el guante que llevaba en la mano derecha saliera hacia arriba, lo cogí en el aire y lo arrojé sobre sus pies. Acto seguido empuñé la espada con mi ya desnuda mano y la desenvainé, apuntando en su dirección, en pose desafiante, para exclamar la frase:

-¡Te desafío a un duelo a la primera sangre!
avatar
Cantidad de envíos : : 17
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Andrey Ivanov el Dom Jul 13 2014, 15:48

Dentro de aquel laberinto de origen natural, me adentraba a lo mas profundo del bosque. Caminaba mirando a mi alrededor y podía ver que era cierto lo que me habían comentado, habían arboles más grandes y en mayor cantidad cuanto más me alejaba de la ciudad. Llevaba mi hacha a cuestas mientras las hojas me golpeaban en la cara pero no me inmutaban ni lo mas mínimo.

Me detenía cada 5 minutos para tocar las hojas extrañas y mirarlas, me gustaba examinar las cosas que tenia ante mi radio de visión. Mis pisadas hacían que se me escuchara desde lejos y los animales me evitaran al pensar que podía ser una amenaza. Media mas de dos metros y mi imagen inspiraba miedo o respeto, eso evitaba que se me acercaran extraños a molestar o robarme lo que tenia que es más bien poco.

En un rango de 500 metros empece a oír susurros, me senté y empece a escuchar lo que hablaban. Había podido reconocer a tres personas en total, una mujer y dos hombres. Camine hacia ellos y se me escuchaba mis pisadas estruendosas, cuando por unos segundos se paro y de repente se escucha.
- Árbol va! .- Cae un árbol cerca de ellos pero que no daña a nadie.

[ Perdón si mi rol no es bueno, soy muy pero que muy novato.]
avatar
Cantidad de envíos : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Wondie el Dom Jul 13 2014, 17:10

El hombre, enfadado, desenvainó la espada.
- ¡Te desafío a un duelo a la primera sangre!
Se le escapó una sonrisa semiburlona ante sus palabras.
- ¡Acepto!

Tanteó calcando su peso en la pierna. Dolía, pero era soportable. Sin previo avisó, corrió hacia su oponente para atacarle de frente. En el último momento, giró y atacó en un lado. No supo hasta unos instantes después que sólo le había hecho un corte a la ropa. Maldijo internamente, puesto que se había hecho daño al calcar de más en la pierna herida para nada.

Decidió repetir la estratagema, sólo que ahora cargó contra el lado izquierdo. Se aseguró esta vez de cortar carne y alejarse unos pasos antes de girarse. Le temblaba la pierna, así que la afianzó en el suelo para que no se notara y apretó los dientes. Estaba en posición de ataque, y esperó a que su rival se acercase.

A lo lejos escuchó un grito.
- ¡Árbol va!
Eso la distrajo, haciendo que girara la cabeza hacia el lugar del ruido.
- ¿Pero qué...?
Wondie
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 149
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastreando en nuevas tierras [Interpretativo/Libre] (Cerrado)

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.