La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Dom Jul 20 2014, 13:58

Morcar ya estaba subido a su carroza y dispuesto a mandar a Dorado que avanzase. La espalda le pesaba un poco con el exoesqueleto, pero la musculatura le ayudaba a estar recto mirando al caballo. Morcar echó un vistazo último a su huerta ya vacía, todo lo recolectado estaba en la carroza. Mirar a su casa le hizo recordar los buenos tiempos con sus padres, sentía una extraña nostalgia... Morcar negó con la cabeza quitando aquellos pensamientos de su cabeza-¿Pero qué digo? ¡Desprecio este lugar!. Allí le habían amartillado un aparato en el cuerpo mientras el replicaba para que le dejaran morir a causa del dolor, allí había oído gritos de algún viajero errante que era capturado por un vampiro, allí había tenido que esconderse cuando un vampiro entro en su casa y por suerte Doc le clavó un hacha de talar madera en la cabeza y lo ahorcó a un árbol por si revivía, allí se enfrentó a un lobo que intento comerse a Dorado, allí... -¿Qué coño hago aún aquí?-. Morcar arreó a Dorado y este tiró de la carroza.

Cuando ya estaban algo lejos se oyeron unos gritos -¡Mr. Morcar! ¡Mr.Morcar! ¡Se ha olvidado de mí!- Morcar se giró para descubrir a Doc corriendo con una maleta en mano -¿Será posible? ¿Cómo cojones se puede tardar tanto? Morcar paró la carroza y esperó a que Doc se pusiera a su nivel -Mr.Morcar, estaba cargando su maleta, al menos podría haberme esperado--Pfff, vale, error mío, sube la maleta y síguenos desde atrás--¿Yo no puedo subir a la carroza con usted Mr.Morcar?--Te lo he dicho mil veces Doc, pesas demasiado, romperías la carroza con subir un solo pie, ahora sube la maleta y síguenos desde cerca, que tu no te cansas--Sí, mi amo-. Doc subió la maleta y Morcar arreó al caballo.

El resto del viaje lo hicieron como Morcar había dicho, mientras atravesaban las calles del poblado abandonado, Morcar recordaba algunas experiencias vividas en aquellas plazas y caminos. Cuando llegó a la mismísima entrada, se encontró con una escena no muy llamativa, mas bien asquerosa: Era un vampiro que estaba clavando sus colmillos en un científico (a juzgar por sus gafas y sus botes con insectos). Morcar sacó su ballesta -Asco de bichos- Morcar disparó una flecha de su ballesta y dio de lleno en la cabeza del vampiro. Después arreó fuertemente al caballo y este pasó por encima del vampiro, con el peso de su carroza incluido. Doc después se encargaría de cortarle la cabeza por si las moscas.

Morcar se giró para ver un momento como Doc sacaba el hacha que llevaba a la espalda y se disponía a acabar con aquella abominación. Morcar miró un momento como su caballo relinchaba y cuando volvió a mirar, ya no estaba ni Doc ni el cadáver-¿Pero dónde cojones se ha metido...?- La carroza tembló un segundo y frente a Morcar apareció un vampiro con una barba y un largo pelo -¿Quién diantres eres tú? ¿Y quién te ha dado permiso a subir a mi carroza?--Buenas, soy Vladimir, y soy un vampiro de una familia que lleva desde antaño expandiendo su poder, pero al parecer, tú, pequeño engendro, has matado a dos de mis primos, ahora tenemos a tu estúpido robot, podría matarte aquí, pero eso le quitaría la gracia, si quieres a tu robot, vas a tener que luchar conmigo, en la mansión del poblado. Allí te espero... Y toda mi familia te esperará conmigo, deseosos de ver como te saco hasta la última gota de sangre-. Morcar se quedó un rato dubitativo-¿Así que no me piensas dar una nota de invitación?--No estoy de bromas, nos vemos-. Vladimir pegó un salto y agarrándose de una rama de un árbol empezó a trepar -¡Al menos dime de quién es el cumpleaños!-. Vladimir desapareció mientras saltaba por la copa de los árboles.

Morcar giró a su caballo y arreó con él de vuelta al poblado -¿Será posible? Me voy a ir y no tienen otra que joderme nada mas salir-. En realidad Morcar temía por su vida, dado que hasta ahora, Doc había sido su protección ¿Él solo contra toda una familia de vampiros? ¿Incluyendo el hecho de su exoesqueleto? Iba a ser imposible, pero no le quedaba otra, en aquél momento necesitaba ayuda, a alguien, todo esto lo pensaba mientras se dirigía a la mansión.


Última edición por Morcar el Dom Jul 27 2014, 12:31, editado 1 vez
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Mar Jul 22 2014, 12:46

Tras el desagradable encuentro con el montón de cucarachas y la huida a toda prisa con Silas, Alfie seguía caminando por aquella zona, suspiró la ropa le venía muy grande y holgada, al fin y al cabo era lo que le había robado a los cadáveres de la cueva donde había estado con Gendry y Daracan, cuando llegase al pueblo se compraría ropa nueva.

En teoría Silas iba a acompañarla hasta Dundarak, donde podría orientarse un poco y pensar que era lo que quería hacer con su “nueva vida”, al fin y al cabo sobre amnesia no sabía mucho (o eso creía), pero lo que sí sabía es que pocos recuperaban su memoria. Así que la dragona había decidido que en tal caso, en vez de amargarse o entristecerse por sus recuerdos perdidos, quería empezar de cero y aunque no tenía ni idea de quien fue, le daba igual. Pues ahora tenía algo así como una segunda oportunidad, una segunda oportunidad para ser quien quisiera ser en un mundo por explorar al completo, sonrió ilusionada ¿Qué emocionantes aventuras la esperaban? Se moría de ganas de explorar hasta el último rincón de Aerandir, de vivir mil experiencias y de conocer a gente nueva ¿Y quién sabe? Quizás encontraba alguien que la conociese, de momento ya tenía tres buenos amigos: Gendry, aquel humano tan bondadoso que la ayudó cuando estaba perdida y sola, Daracan el vampiro gruñón y Silas, alguien de su propia especie al que había visto de forma fugaz pero que sin embargo parecía agradable.

En ese momento escuchó el sonido de las ruedas de un carruaje junto a los cascos de un caballo, alguien se acercaba y Alfhild vio a lo lejos como una nube de polvo se acercaba.

<< Genial, viene alguien >>sonrió para sí, le encantaba conocer a gente nueva, porque los desconocidos normalmente solían traer interesantes historias consigo sobre lugares remotos y Alfie quería conocerlos todos. Cada vez veía más cerca el carro << Mola… >>pensó al ver el carro-. ¡Hola! –empezó a saludar alegremente, agitando una mano de un lado a otro cuando empezó a estar a una distancia prudencial-. ¡¿Qué tal?! –preguntó con alegría sin embargo el carro no hacía ademán de parar y empezaba a estar demasiado cerca, tanto que Alfie tuvo que dar un salto hacia atrás y caer rodando para no ser atropellada. Cuando el carro pasó de largo, la dragona se levantó-¡He! –Se quejó limpiándose el polvo de la ropa-. ¡Serás maleducado! ¡Hijo de la gran…! –no terminó el insulto, pues esas palabras estaban muy feas decirlas y quizás era solo que el propietario del carruaje tenía prisa. Lo que sí hizo Alfie fue adoptar su forma de dragón y perseguir el carromato por el aire, al menos sí que le diría lo mal educado que era.

Cuando estuvo sobre el vehículo volvió a adoptar forma humana y cayó ligera y sigilosa por detrás del propietario del carruaje

-¡He tú, pedo de mofeta!¡¿Es que no te han dicho que es de mala educación atropellar a la…?! –No terminó la frase pues se fijó en la pieza de metal que recorría la espalda del sujeto, nunca había visto una igual o eso creía recordar-. ¡Que guay! ¡¿Qué es eso?! ¡¿Quién eres?! –Comenzó a bombardearlo de preguntas llena de curiosidad,, al mismo tiempo que se sentaba y se acomodaba en el carruaje sin que realmente nadie la hubiese invitado-. ¿Quieres uno? –le ofreció mostrándole un caramelo, con una amplia sonrisa en respuesta a la cara de circunstancia que el sujeto le estaba dedicando.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Mar Jul 22 2014, 13:26

Morcar iba arreando su caballo a toda velocidad, subiendo una cuesta del poblado. Atravesó dos calles y al girar en una vio una figura que parecía saludarle -¿Será posible? No han tenido bastante con llevarse mi bio favorito sino que ahora intentan confundirme mandando a una fulana-. Morcar arreó más fuertemente a su caballo, pensando que así podría pasarla por encima como a la otra vampira, pero la joven se quitó del camino y Morcar temió por su vida. Mientras iba avanzando expiró al notar que no le seguía, pero volvió a mirar por si acaso -Nadie...- pero entonces Alfie bajó y se transformó en humana ante sus ojos, parándose tras él en el carruaje.

-¡Hija del diablo! Quién eres... no mejor ¡Qué eres! ¡Y qué haces en mi carruaje...! ¿Pedo de mofeta? ¡Tus insultos están más anticuados que la prótesis de mi espalda!-. Mocar comenzó a oír las interminables preguntas de Alfie , deseó no haberle hablado de su exoesqueleto. Morcar palpó su ballesta con la mano, no podía confiar en una chica dragón, y menos cuando un hombre dragón había matado a su madre y le había provocado la herida que llevaba en el hombro. Estaba dispuesto a matarla allí, cuando recordó que necesitaba ayuda, suavemente quitó la mano de la ballesta y tomó la decisión de darle una oportunidad, total, parecía amigable -Me llamo Morcar, y esto es un exoesqueleto, me hice una herida que pudo dejarme paralítico, pero esto me deja moverme. Morcar volvió a las riendas de su caballo y lo arreó de nuevo, Alfie le ofreció un caramelo y él sin decir nada lo cogió y se lo metió en la boca.

-Escucha ojos púrpura, me pareces de confianza, sin embargo eres una desconocida, he visto que te puedes transformar en Dragón, pues bien ¿Ves esa mansión de allí?-. Mocar le señaló la mansión que tenían a tan solo unos metros -pues bien, está repletita de vampiros que quieren mi sangre, y yo quiero mi robot que lo tienen cautivo, así que, si buscar amistad, vas a tener que ganártela y ayudarme, mi espalda es un poco mierda con este peso, y solo tengo una ballesta y mucha puntería ¿Te apuntas a un suicidio en la casa del los Cullens?
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Mar Jul 22 2014, 14:01

-¿En casa de los que…? –preguntó ladeando un poco la cabeza, pues no entendía ni una sola palabra de lo que aquel, al parecer humano farfullaba-. Eres raro –observó sin maldad alguna con una amplia e infantil sonrisa de dientes blancos, luego asintió ignorando por completo lo que le decía el desconocido y llevándose ella misma un caramelo a la boca-. ¡Me caes bien! –aseguró, luego lo miró de arriba abajo-. Yo soy Alfhild –se presentó, luego se cruzó de brazos con aire fanfarrón pero desenfadado-. Y me parece que tienes mucho morro, Morcar… -Comenzó a decir y a enumerar cosas con los dedos según decía;

-Primero intentas atropellarme, luego intentas echar mano a esa ballesta para matarme y ahora me pides ayuda –comentó dejando claro que aunque su carácter era muy desenfadado no era ciega ni tonta.

Luego se encogió de hombros y miró a los lados con una alegre sonrisa

-Pero estas de suerte, porque no tengo nada que hacer y no me gusta la gente que roba, así que te acompañare –prometió, luego se acomodó y se echó un poco para adelante, quedando un poco cerca de Morcar y ladeó la cabeza con expresión curiosa-. A parte de a dar una lección a los ladrones, ¿A dónde te diriges? –luego lo señaló-. ¿Y qué hiciste para hacerte tanto daño? –se llevó otro caramelo a la boca y le ofreció uno al humano. Alfie lo saboreó, era de fresa, sonrió para sí al notar como se deshacía suavemente en su lengua y bailando en sus papilas gustativas-¿De dónde vienes? ¿Por qué te vas? ¿Y qué has hecho para que te roben? –continuó interrogando pues estaba cargada de curiosidad y en busca de temas de conversación, pues no sabía que pensar de aquel extraño humano. Luego miró a su alrededor distraída

-¿Sabes? No me parece buena idea ir solo y menos con esa herida tan gorda que dices tener –se encogió de hombros con ingenuidad-. No sé por qué tanto lio por un bio ciborg, seguro que en su base encuentras alguno por buen precio y capacitado para ayudarte. Así solo conseguirás que te maten y no aseguro poderte defender –respondió con una sinceridad aplastante, después se desperezó-. Pero, he, es solo mi opinión, nada más –finalizó con otra sonrisa antes de meterse otro caramelo en la boca.


Off-rol: Hoy ya no puedo responder mas, yo lo dejaría ya para que entre Sakun.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Mar Jul 22 2014, 14:29

Morcar intentó ignorar el hecho de que aquella dragona le sacaba de quicio, su robot Doc ya le trató como un enfermo al que cuidar, y no iba a consentir que aquella cualquiera le tratase así Me dirijo a Lunargenta, ojos púrpura, y lo que le pasó a mi hombro no te incumbe, no confío tanto en tí-. Mocar lo cogió, aún estaba con el otro, pero mientras más mejor, caramelos gratis, no quería gastar la comida de la carroza -Vengo de aquí cerca, se suponía que ta debía estar cerca de un lago a estas horas, pero esos vampiros han preferido joderme-, Morcar prefirió no decirle la verdad a la siguiente pregunta, o haría otras peores y ñoñas que no quería responder, así que mintió - me voy porque odio el olor a mierda de vampiro, estas tierras solo me han dado problemas ¿Que qué he hecho? Nada en especial, solo maté un par de primos suyos, uno intentó matarme y el otro me daba asco.

Morcar por fin estaba satisfecho con su silencio, paró el carruaje delante de la casa y bajó de él. Luego cogió su ballesta y oyó las nuevas palabras de Alfhild, estas sí que le sacaron de sus casillas -¡¿Cómo?! ¡¿Cómo que por qué tanto lío?! ¡Ese bio estúpido me ha acompañado casi toda mi vida desde niño! Por lo que lo considero de mi familia, y nadie se mete con mi familia, así que no vuelvas a llamarle "un" ciborg, sino "el" ciborg, ademas tiene nombre, se llama Doc-.

Morcar se calmó lentamente, luego de dar un respiro, se giró hacia la puerta de la mansión -En cuanto a la herida, ya cicatrizó, esto me ayuda a moverme, y no necesito que me protejas, yo se defenderme muy bien solo con mi puntería. Morcar estaba mintiendo, pero solo un poquito -No me veas como a un indefenso, tengo más habilidad de la que tu crees. Al decir esto disparó su ballesta y atravesó un ojo de un vampiro que había intentado sorprender a Alfhild.

-Por cierto, mucha pregunta, pero aún no me has dicho tu nombre-. Morcar decía esto mientras llamaba a las puertas de la mansión.
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Mar Jul 22 2014, 23:30

Presumía de ser una persona tolerante y no en vano, pero según iba hablando cada vez le quedaba más claro que aquel humano era un cretino, un cretino arrogante. Por no mencionar el racismo que estaba demostrando a cada palabra que salía de su boca y a Alfie no le gustaba la gente racista, pero le gustaba aun menos el hecho de que aquel sujeto la estaba tratando como a una retrasada mental.

La dragona frunció el ceño con desaprobación, cada vez la disgustaban más las palabras de aquel necio, no solo era un racista si no que además estaba siendo desagradable con una persona que intentaba ayudarle de manera desinteresada. Desde que había despertado en el lago helado había descubierto algunas cosas que le gustaban y otras que no y se estaba dando cuenta de que las personas desagradables eran una de las cosas que hasta el momento mas la irritaban. Soltó un gruñido enfurruñada y perpleja al escuchar el motivo por el que los vampiros lo buscaban

-Eres un poco idiota ¿No? –Soltó tal cual lo pensó con una sinceridad aplastante, alzando las cejas y mirándolo con cierta soberbia-. Matas a los familiares de unos vampiros sin motivo alguno ¿Y aun te preguntas porque te persiguen? ¿En serio? – Negó con la cabeza y soltó aire intentando mantener la paciencia-. Mira… -hizo un gesto magnanime con las manos-. Que matases al alguien para defenderte lo entiendo, pero… -gesticuló unas comillas-. “Al otro lo maté porque me daba asco” –dejó de hacer comillas y se cruzó de brazos-. Sobraba, ¿No te parece? –medio regaño, pues Alfie no aprobaba la violencia innecesaria. Se puso la mano en el pecho-. Tengo amigos vampiros y puedo asegurarte que no son bestias sin corazón como tú puedes creer. –volvió a mirarlo con arrogancia, haciéndose cruces de que por primera vez mostrase la soberbia de los dragones y no le gustaba, sin embargo estaba molesta y le daba igual-. Buenas y malas personas las hay en todas las razas, pedazo de ignorante –aseguró de nuevo reafirmando su superioridad moral, pues a ojos de la dragona todos merecían una oportunidad

En ese momento el carruaje se detuvo delante de una gran mansión, de aspecto muy antiguo y con un amplio jardín mal cuidado que le daba un aire oscuro y siniestro, Alfie bajó del carruaje tras aquel cretino, e hizo un gesto de dejadez con la mano

-Por no mencionar que has de ser estúpido para hablarle así a alguien que pensaba prestarte tu ayuda de manera desinteresada, para salvar a una MAQUINA –remarcó aquella palabra a propósito cruzándose de brazos, luego señaló al humano-. Por qué te guste o no, eso es lo que es un bio ciborg. –Gesticulo con las manos-. Un trozo de metal y cables incapaz de sentir afecto o cariño alguno, ¡Pero claro! Eso a ti no te importa –volvió a señalarlo acusadoramente-. Solo ha cuidado de ti gracias a un programa que puede estropearse en cualquier momento, esa cosa no siente nada por ti y no lo hará nunca. Un gran error de las personas es amar a objetos más que a los seres vivos, así va el mundo –luego se cruzó de brazos y lo miró de arriba abajo levantando una ceja con expresión altiva-. ¿No serás uno de esos que hacen “cosas raras” con máquinas, verdad? –preguntó sin querer saber realmente la respuesta. El humano avanzó hasta la puerta suavizando su tono, sin embargo ya era tarde por que Alfie ya estaba molesta y que aquel sujeto siguiese hablando con aquel irritante tono altivo no ayudaba en absoluto a tranquilizar a la dragona, que con un simple “siento mucho haberte disgustado” encantada le habría ayudado.

-En cuanto a la herida, ya cicatrizó, esto me ayuda a moverme, y no necesito que me protejas, yo se defenderme muy bien solo con mi puntería – y la cosa no mejoró cuando con la ballesta disparó a un vampiro que la propia dragona sabia que hacía rato que les observaba, incluso antes de llegar a la mansión. De nuevo algo que Alfie desaprobaba por completo, la violencia innecesaria

-¡¿Se puede saber que demonios haces subnormal?! –exclamó furibunda señalando al humano-. ¡Ese vampiro hacía mucho rato que nos seguía y no nos ha atacado a pesar de poder hacerlo! ¡No era necesario matarlo! –exclamó y la respuesta del humano no ayudó en absoluto, pues insistía en que podía valerse por si solo, la dragona levantó una de sus cejas en expresión desafiante-. ¿Sí? Pues bien por ti –aseguró dándose la vuelta con la elegancia de una reina-. Iba a ayudarte, pero en vista de que durante todo el viaje me has estado tratando como si fuese tonta... –se dio la vuelta y avanzó hasta Morcar hasta estar incómodamente cerca, sus ojos purpúreos irradiaban furia-. Y escúchame bien humanito por que solo te lo diré una vez. Soy una dragona, así que no me provoques... –advirtió pues una de las cosas que más aborrecía Alfhild era que la tratasen de necia únicamente por poseer un carácter mas desenfadado que la mayoría de dragones, se separó de él recuperando de nuevo su espacio personal-. Por no mencionar que eres de flechazo fácil. Cosa que posiblemente es para “compensar algo”. ¡Pues que te den!–luego soltó una risa sarcástica-. Y ademas de invalido, también sordo por lo que veo, pues te he dicho mi nombre antes, capullo –después recordó la observación que Morcar había hecho antes sobre sus insultos -. ¿Estos insultos son más de vuestro agrado hombre de hojalata? –preguntó con ironía haciendo una insultante reverencia, luego se aclaró la voz carraspeando y dio un fuerte grito para alertar a los habitantes de la mansión con toda la malicia del mundo. Estaba cansada de ser amable con alguien que la había tratado de una forma tan despreciable.

Alfie nunca fue una persona que se enfadase fácilmente o que pudiese desear algún mal a nadie, y en caso de hacerlo bastaba con que la persona en cuestión se disculpase y ella lo olvidaría todo, sin rencores, de hecho posteriormente ella sería la primera en reírse de "un enfado tan tonto".

Pero ese humano le había tocado la moral, no solo la había tratado como a una tonta y faltado al respeto reiteradamente, por no mencionar que e había pasado por el forro el mandamiento más sagrado de la dragona “No a la violencia innecesaria” y lo que era peor alardeaba de ello

-A ver como sales ahora de esta “guapo” –se despidió internándose en el bosque ella sola, hasta perderse en la espesura lejos de la vista de Morcar, con la consciencia total y absolutamente tranquila, pues si la molestaban de algún modo, ella podía llegar a ser muy cruel. Algo irónico pues con una simple y sincera disculpa bastaría para que la dragona le perdonase, pues ella creía en las segundas oportunidades.

Off-rol: No te tomes a mal el comportamiento de mi personaje te he dicho que era muy inestable y sensible, sobretodo en temas de racismos y violencia, y por cierto, ahora sí, no respondas hasta que lo haga Sakun, por que los roles tienen un orden de turnos y él no podrá postear si tu te le adelantas.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Sakun el Miér Jul 23 2014, 01:59

El viento era fuerte, tanto así que podía mover los arboles y algunos eran derribados gracias a ello. El sudor apenas volaba por allí mientras se escuchaba el filo de una espada por aquel lugar y aunque la brisa seguía siendo aún mas fuerte, el joven que estaba entrenando con su arma, no se movía por ningún motivo de allí. -D...Debo mejorar mas...-Cortó rápidamente un árbol y se lleno de valor para seguir haciendo ruidos con sus armas.

Ese muchacho no llevaba camisa ni nada, solo tenía unos pantalones y con eso le bastaba, aunque hiciera demasiado frío. De alguna forma se sentía que algo siniestro o preocupante estaba a punto de ocurrir gracias a que un presentimiento invadía el abdomen de Sakun, que entrenaba como si no hubiera un mañana, recordando a cada momento a su padre que le decía: "-Eres débil...-". La fuerza cada vez se incrementaba, dejándose llevar por el odio de su corazón y aunque quería parar gracias a que sus condiciones ya no le dejaban porque tenía varias horas practicando sin descanso.

-¡MÁS FUERZA!.-Literalmente cortó el aire con su espada y su fornido cuerpo, se marcó mas, teniendo unos brazos junto con un abdomen tonificado. Al terminar de usar esa arma filosa, decidió guardarla y comenzó a practicar artes marciales... Era obvio, sus ganas de ser alguien mejor, se incrementaban... Es mas, se sentían las ganas de ser mas fuerte en todos los sentidos. Sakun, ha sido un gran peleador que algunas veces se ha llevado varios títulos por el mundo como "Hombre Hierro" o algo parecido.

La sangre Fairsteur recorría sus venas donde recordaba que esa familia siempre fue de grandes guerreros que viajaron por muchos lugares, tratando de buscar dinero, a cambio de vencer clanes o incluso pueblos.

Después de practicar horas y horas, al fin decidió colocarse su camisa puesto que el frío era fuerte y era peligroso seguir en un bosque tan tarde. -Ufff... Gracias dragón de fuego por el día...-Habló mirando al cielo, para luego colocarse su maleta hecha en madera y arreglarse un poco su cabello. Mientras caminaba, se encontró con una chica, a lo que le sorprendió de que estuviese tan tarde deambulando por la zona, sabiendo los peligros.

-Oye... Es un poco tarde para estar por aquí...-Respondió para luego quedarse parado un momento...

-No te dejaré sola... Si quieres, acompáñame.-Dijo tratando de hacer una sonrisa y de alguna forma, por fin se mostró amable...
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Miér Jul 23 2014, 12:08

Morcar comenzó a escuchar los gritos de Alfhild, parecía estúpida, para Morcar, todo vampiro no era más que una bestia inmunda. No los consideraba personas. Ella volvió a insultar a Doc, y nuevamente se dedicó a decirle que era un racista. Lo que ella no entendía es que el no haberla matado era un acto de "fe", del cuál se estaba arrepintiendo ¿Cómo podía decirle que no fuese racista a alguien que había visto morir a tantos viajeros a manos de esos bichos? Además, el asco tenía su explicación, Mocar había matado a esa vampiro porque la vio sacando sangre a un pobre científico. Aunque eso lo había visto millones de veces, en las que no reaccionó por miedo a que le buscaran en su casa, aquella mañana no temió matar a la vampiro porque al fin se iba.

Ahora era su momento de vengar todas aquellas almas caída, junto con la de su robot, SU robot. Nadie debería osar quitarle a Doc ¿Cosas raras con él? Ninguna, Doc le había salvado la vida miles de veces, ahora era Mocar el que por una vez le tocaba defenderle a él, dejarlo solo no estaba en su diccionario.

Cuando Alfhild gritó y se fue. Morcar recordó algo que le dijo su padre: "Las mejores amistades se conocen en una pelea". Morcar no le gritó, ni si quiera la siguió, tenía que hacer lo correcto, y lo correcto era salvar a su amigo en apuros, aunque fuera un robot. Mocar regresó a la carroza y se puso el resto de su traje de exoesqueleto, incluyendo el casco, y se colocó donde mejor vio para que no lo vieran. Las puertas de la mansión se abrieron, cuatro vampiros muy sedientos de sangre salieron, esto le recordó al vampiro que iba a atacar a Alfhild ¿Era estúpida? El sabía perfectamente cuando le seguía un vampiro, pero también sabía cuando estaban a punto de atacar, aquel vampiro ya estaba tomando posición para embestirla.

Los cuatro vampiros miraron de un lado a otro y procedieron a esconderse, uno fue tras la carroza, pero al instante una flecha atravesó la carroza y por consiguiente su cráneo. El segundo fue a trepar un edificio, demasiado estúpido, tres flechar le atravesaron en mano, pierna y, finalmente, cabeza. El tercero creía que quedándose donde estaba estaría a salvo, otra flecha le dio en la cabeza. El último gritó por su vida corriendo en círculos, Morcar quería tener piedad, pero entonces recordó como vio de joven como mataban a una niña y le sacaban la sangre, mientras él se escondía -Ahora sois vosotros los que os vais a esconder ¡Hijos de puta!-. Mocar disparó la flecha y mató al último. Entonces salió de la mansión Vladimir y habló en dirección contraria a Morcar -¡Estés donde estés, te espero dentro con tu robot!--¡Se llama Doc!-. Una flecha voló, pero Vladimir se dio la vuelta, la cogió al vuelo y la partió en dos. Luego volvió al interior de la mansión.

Morcar se puso en pie y bajó por las escaleras del edificio que había subido. Luego atravesó la puerta de entrada al edificio y al instante estaba en la plaza junto a su carroza. Morcar se acercó a la mansión, tomó un respiro y entró. Fue caminando   por un largo pasillo con una alfombra roja, todas las habitaciones que tenía a los lados estaban cerradas. Llegó al fina, y se encontró en un gran salón, con una escalera imperial, y en lo alto estaba Doc atado a un trono rodeado de vampiras que lo acariciaban, alrededor había vampiros mirándole. Entonces Morcar se percató de que al lado de Doc había una niña también atada y amordazada -¡Que empiece el juego!-. Gritó Vladimir, y todos lo vampiros comenzaron a vitorear -Bien, tenemos a una niña, que resulta ser la hija del científico que nuestra prima mató esta mañana, y también tenemos al robot del degenerado que mató a nuestra prima, otro primo nuestro, mas el resto de primos que acaba de matar--Vosotros no habéis jugado limpio--Ni tú, trayendo a la dragona--Esa no venía conmigo--¡Da igual! ¡Como decía! ¡Empecemos! Vamos a ver, tienes que ganarme en un duelo, por cada vez que te atraviese con mi espada- Vladimir sacó su hoja muy bien tallada -Uno de ellos morirá, empezando por la niña-. Una vampira que se reía endiabladamente le entregó a Morcar una espada, luego Vladimir siguió hablando -Si me matas, ganas, y esto es una prueba de que vamos muy en serio-. Vladimir señaló a unos vampiros que estaban en lo alto, y estos lanzaron el cadáver sin sangre de una mujer -Esta es la madre, de la niña, intentó resistirse, qué se le va a hacer-. La niña comenzó a sollozar, la cara de la mujer era de espanto. Vladimir se puso en guardia y Morcar le intentó imitar... Le iban a matar, el no sobrevivía a un duelo cuerpo a cuerpo ni muerto, necesitaba apoyo, y ¡YA!


Última edición por Morcar el Miér Jul 23 2014, 18:52, editado 1 vez
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Miér Jul 23 2014, 16:18

Alfhild llevaba un rato caminando por el bosque, no se arrepentía de haber dejado a aquel cretino a su suerte, desde luego que no. Lo único que le pesaba un poco era no haber preguntado más por ese pedazo de hojalata que llevaba pegado al cuerpo

<< Si es que los hay bien raritos… >>pensó con ingenuidad, tampoco estaba enfadada, solo estaba irritada.

No le parecía bien, si te portabas de forma amable con alguien, ese alguien debía de responder de la misma forma, pero… ¿Qué esperar de un ignorante racista que mataba a otras razas por qué sí?

<< Bah, que le den por donde amargan los pepinos… >>finalizó desperezándose mientras seguía caminando a paso tranquilo pero firme.

Corría un viento fuerte, que soplaba furioso moviendo matorrales y el follaje de los arboles haciéndolos estremecerse a su paso, algunas hojas caídas formaban pequeños remolinos a ras de suelo. Ese mismo viento le trajo a los oídos de la dragona el sonido de alguien que estaba cerca de la zona. La dragona parpadeó con curiosidad y decidió acercarse sigilosa para ver el propietario de aquel sonido.

Apartó unos matorrales y se topó con un hombre que tan solo vestía únicamente unos pantalones, luciendo más piel que tela y dejando a la vista un envidiable cuerpo masculino ejercitado, tonificado y sudoroso por el ejercicio capaz de dejar sin aliento a muchas mujeres y algunos hombres. Sin embargo en lo único que se fijó Alfie fue:

<< Pobre… Quizás a perdido su ropa, debe de estar pasando un frio… >>pensó para sí mientras seguía curioseando el entrenamiento del joven y abriendo mucho los ojos cada vez que el muchacho derribaba un árbol con aquella tremenda fuerza << ¡Que fuerte! ¡Es muy guay! >> pensó admirada, dio un vote y correteó emocionada a su lado como una colegiala al escucharle decir:

-Oye… Es un poco tarde para estar por aquí… -con un tono suave y sereno, tras el rápido acercamiento semejante al de una fan que hizo Alfie, más por curiosidad que por otra cosa, el joven pareció quedarse parado unos momentos

-¡Qué va! ¡Qué va! –aseguró la dragona con una sonrisa simpática en el rostro y suavizando su entusiasmo ante alguien tan fuerte, pues se había dado cuenta de que una vez más sentía demasiado entusiasmo por la gente y eso solía intimidar un poco, aunque por supuesto Alfie desconocía el motivo de que lo hiciera. Ella se encogió de hombros-. Oh, eres muy amable –observó con una amplia sonrisa cuando el joven se ofreció a acompañarla-. Pero no estoy exactamente sola –comenzó a decir, luego arrugó un poco la nariz e hizo un gesto de dejadez con la mano-. Pero eso no importa, porque ese tipo es un borde –siguió explicando con ingenuidad sin que realmente le hubiesen preguntado, se llevó las manos a la cintura-. Fui muy amable con él ¡Si hasta compartí mis caramelos con él! –Prosiguió con indignación, acto seguido se cruzó de brazos-. Y me ha tratado muy mal –comenzó a enumerar con los dedos cada una de las faltas que el humano le había hecho mientras decía-.Ha intentado atropellarme con un carro, luego ha querido dispararme con una ballesta, me ha tratado como a una idiota y no para de recurrir a la violencia sin motivo alguno ¡Y se enorgullece de ello! –Frunció los labios y miró de reojo a un lado-. Es vergonzoso… -afirmó refunfuñando, luego bufó mirando de nuevo al joven y se llevó una mano al pecho molesta-. Todo eso teniendo en cuenta de que iba a ayudarle a recuperar a su robot, a pesar que no me extraña que se lo hayan robado –hizo un gesto con la mano-. Creo que no lo abrazaron suficiente de niño –se llevó un dedo a los labios con la mirada distraída-. ¿O quizás le atornillaron algo mal en el cerebro? –se preguntó para después asentir-. Sí, será eso y así se ha quedado –solucionó ella sola.

Al ver la mirada perpleja del joven que parecía ser amable, Alfie se retorció un mechón de pelo con ingenuidad

-Sí, me debe una disculpa. Si es que sobrevive… -comenzó a decir, acto seguido dejó de retorcerse el mechón de pelo y mostró una amplia y blanca sonrisa que solo podría hacer una niña traviesa-. Por qué ya que insiste tanto en que puede defenderse "taaaaaan" bien solo –alargó aquella palabra a propósito para hacerle un poco de burla de manera pueril-. Y como ha sido muy malo conmigo lo he dejado con un montón de vampiros a los que ha cabreado sin motivo alguno –finalizó sin maldad alguna ni ningún otro motivo que contar la anécdota, luego miró de arriba abajo al joven, del cual la dragona no supo descifrar muy bien la expresión-. ¿Quieres un caramelo? –Preguntó con simpatía mostrándole uno de sus preciados caramelos de frutas-. Están muy ricos –terminó su amable ofrecimiento, cargada de curiosidad y ya de buen humor al haberse encontrado a alguien interesante.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Sakun el Miér Jul 23 2014, 17:31

Esa chica era demasiado rápida, tanto así que logró quedarse al lado de nuestro héroe en tan solo unos pequeños segundos, casi milisegundos se diría. El rostro quedó aún mas perplejo al escuchar las cosas que ella decía, es mas, era muy rápida en hablar que ni siquiera alcanzaba a responder el joven que le acompañaba, haciendo que una pequeña gota de sudor, pasara por su rostro... -Ehmmm...-Alcanzó a pronunciar pero ella seguía hablando sin importar absolutamente nada, quedando el muchacho con la mirada perdida mientras oía con los brazos cruzados todo lo que decía.

Pero después de todo lo que dijo, algo le interesó... Ella comenzó hablando de un tipo que casi la atropella y era un maleducado. Aquel ser estaba buscando a su robot que fue capturado y esa chica se lo iba a ayudar a recuperar pero su actitud irrespetuosa, hizo que no lo hiciera. Sakun tornó un rostro mas serio y solo esperó a que dijera mas de ello para saber si podría ayudar en algo dado que todos merecen ser apoyados aunque se hayan portado muy mal.

Sin decir nada, miró a la chica con una sonrisa y tomó el caramelo que le ofreció para luego comerlo rápidamente y decir "Gracias" por ello. Sin dudas, la textura y el sabor del dulce era majestuoso, tanto así que daban ganas de comer otro, el contenido de azúcar era grande, apenas se saboreaba.

-Hmmm vamos a ayudarle.-Le dijo para luego tomarla de la mano con delicadeza, sin ejercer nada de fuerza y comenzar a llevarla hacia allí. Sakun no la quería dejar en medio del bosque y además tenía ganas de entrenar sus puños, sus patadas e incluso su espada para ver cuánto daño podía ejercer.

Mientras caminaban, el joven dragón decidió preguntarle algo. -Oye... ¿Cómo te llamas?...-[/color]
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Miér Jul 23 2014, 19:33

Morcar dejó una gota de sudor caer por su nariz. El calor allí era insoportable, Vladimir ya estaba acercándose para embestirle, y Morcar no había pensado ninguna estrategia aún. Recordó entonces algo de sus padres, su padre era el que le había enseñado todo sobre el arco, pero su madre era la que sabía de espadas. Todo aquello lo habían aprendido de jóvenes en Lunargenta, y se lo pasarían a él. Así casi ocurre, su padre lo hizo, pero su madre murió antes de enseñarle a usar la espada.

Morcar recordó el día que murió su madre, él estaba solo ante el feroz dragón y su madre le empujó, saco su espada y se enfrentó a él. La batalla fue corta, pues el dragón era terriblemente grande, pero su madre luchó de una manera que hasta el mismo dragón tuvo que usar sus mejores trucos. Su madre solo le enseñó dos cosas sobre la espada, que Morcar nunca tuvo el valor de poner en práctica (ni la oportunidad), ella le dijo de chico: "La única manera de usar una espada es creyéndote imbatible en combate y, la regla más importante, tú eres la espada, tú recibes golpes, tú puedes poner fin al sufrimiento".

Morcar respiró ondo, tomó aire, y volvió al presente mentalmente. Los vitoreos de los vampiros se escuchaban con fuerza. Vladimir hizo su primer ataque de frente, y Morcar cerró los ojos, recordó a su madre contra el dragón, y sus movimientos. Mocar se echó a un lado imitando lo que hizo su madre en un pasado. La espada voló sin dar al blanco. Luego el vampiro lo volvió a intentar, y Morcar seguía recordando los movimientos de su madre, y aplicando la primera regla. Finalmente tuvo la oportunidad de darle, y cortó un mechón de pelo de Vladimir. Vladimir enfadado le dio un codazo, y Morcar perdió la concentración, al instante Vladimir le dio varios golpes con la empuñadura de la espada -Esperaré un poco para atravesarte, prefiero verte sufrir viendo como pierdes la oportunidad de salvar a la inocente niña-

Vladimir le dio un puñetazo en el estómago a Morcar, y después le propinó una patada que dejó a Morcar en el suelo dolido. Vladimir cogió su espada y se la clavó en la mano izquierda a Morcar -¡Ahhhh!--Señor, sus posibilidades de sobrevivir son nulas--¡Cállate Doc joder!- La niña seguía sollozando -Bien, primera vez que te atravieso- Vladimir señaló a una vampira, luego a la niña y luego hizo un gesto de cortar el cuello -¡Noooo!-. Morcar se intentó levantar con la espada, pero Vladimir pisó la espada y Morcar se quedó sin nada con lo que ayudar a la niña...

La vampira sacó una espada, la colocó en el cuello de la niña a cierta distancia, echó la espada hacia atrás para asestar el golpe más certero que esperaba. La espada voló y se detuvo. La niña seguía viva, Morcar había parado la espada con su mano izquierda, la herida comenzó a chorrear sangre yo soy la espada, yo recibo los golpes, yo puedo poner fin al sufrimiento-. Morcar se puso de rodillas, y escupió sangre...
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Jue Jul 24 2014, 12:14

-Me llamo Alfhild Rush –se presentó para acto seguido llevarse distraída un dedo sobre delos labios-. O eso creo, no me acuerdo muy bien… -admitió con ingenuidad mientras se dejaba llevar por aquel joven al que miraba con curiosidad-. ¿Y tú? –preguntó con simpatía.

En aquel momento llegaron hasta la mansión

<< Vaya, al final ha entrado el muy necio… >>pensó con cierta malicia, observando a su alrededor.

El jardín de la mansión estaba sembrado con algunos cadáveres de vampiros mal esparcidos. Medio sonrió complacida pensando en lo mucho que aquellos vampiros le habrían pateado, sonrió con sagacidad<< Así aprenderá a no ser tan maleducado >>asintió satisfecha, sin embargo tampoco era su intención dejarlo morir, tan solo había querido darle una lección y supuso que ya la habría aprendido, de lo contrario ya habrían más ocasiones en las que ponerlo en un aprieto para castigarlo por su mala aptitud y enseñarle algo de humildad, aunque pudiese aparentar algo excesivo ese castigo a la dragona no se lo parecía, creía en las segundas oportunidades pero también en los castigos por obrar mal y si el aleccionado moría en el castigo, pues oye, tal vez se merecía morir.

La humildad era algo que para Alfie resultaba vital para la convivencia con los demás y más para alguien que a duras penas podía moverse con aquella cosa clavada en la espalda.

No se lo pensó demasiado, hay que remarcar que tampoco es que pensar antes de actuar fuese algo que Alfhild soliese hacer… Se transformó en su forma de dragón y embistió contra una de las paredes de la vieja mansión que cedió bajo su peso.
Mientras la pared caía derrumbada Alfie cerró sus negras alas en torno de su cabeza para que ningún escombro la dañase, luego las abrió de golpe, los escombros volaron por doquier; Algunos aplastaron a varios vampiros, el joven que la acompañaba de hecho tuvo que esquivar un trozo de pared y otro pedazo cayó justo al lado de Morcar. La dragona rugió mientras algunos rayos eléctricos recorrían sus negras y relucientes escamas, más para presumir que otra cosa, luego fijó sus enormes ojos violetas en el humano con el exoesqueleto, le produjo un extraño placer verlo apaleado y derrotado.

<< Esto debe ser lo que llaman venganza >>pensó ella con ingenuidad, pues para ella Morcar había obtenido lo que se merecía, sin embargo se alegraba de haber llegado a tiempo para ayudarlo-. “Llega la caballería”canturreó con recochineo comunicándose mentalmente con todos los presentes al mismo tiempo que unos rayos azules recorrían su cuerpo de manera llamativa, Alfie de haber estado en aspecto humano habría sonreído al ver que el joven que la había estado acompañando también era un dragón como ella.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Sakun el Jue Jul 24 2014, 12:58

-Sakun Fairsteur... El "último" Fairsteur del mundo...-Habló mientras hacía algo parecido a un minuto de silencio pero no dejaba de correr hacia la mansión junto con su compañera. Era verdad, el joven lleva gran cuerpo pero eso le ayudaría muy poco para un combate. Llevar 120 años entrenando el arte de la espada junto con todos los tipos de arte marcial le trajo bastantes conocimientos a la hora de dar puñetazos y además que no entrena por querer reconocimiento, entrena para cada día ser el mejor y alguna vez vencer a su padre, el asesino de su madre que le decapitó la cabeza y la pateó como si fuera una fruta...

Al fin llegaron a la mansión donde apenas se escuchaban alaridos y de repente al ver el lujo, supo rápidamente que era de unos vampiros. -Hmmm, Qué recuerdos me trae esto...-De repente comenzó a rememorar las veces que lo metían en las mansiones como preso para robarle la sangre pero Sakun siempre se les escapaba convirtiéndose en dragón.

Es decir, él no se ha llevado bastante bien con esos seres pero aún así los respeta porque entiende que no todos son así aunque parezca. De repente la chica se convirtió en un gigante dragón, haciendo que el muchacho quede absolutamente perplejo, sin decir una palabra y aunque alcanzaba a abrir su boca, solo alcanzaba a tartamudear. -*V...Vaya... Ahora todos son dragones y ni me doy cuenta...*-Dijo mientras sacudía su rostro y la contemplaba mientras daba una pequeña sonrisa y se sonrojaba. Es verdad, le sorprendió encontrarse con una de su raza pero se ruborizaba gracias a que ha conocido muy pocas dragonas.

En ese momento que ella embistió la mansión, el morocho empuñó sus manos y comenzó a transformarse sintiendo que comenzaban a salir cuernos de su cabeza. Su piel comenzó a tornarse negra y escamosa y sus ojos cambiaron el color a gris mientras que pegaba un grito de alarido al sentir que su espalda se abría para dejar salir sus alas negras. Su cola apareció rápidamente, estirándose hasta muy lejos.

Sin avisar, embistió gran parte de la mansión para luego lanzar un puñetazo y destruir otra parte de la mansión, dejando a los presentes un poco perplejos.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Jue Jul 24 2014, 16:58

A Morcar le temblaron las piernas y cayó de rodillas, sus ojos lo veían todo borroso y estaba perdiendo el conocimiento -Ha sido muy valiente por tu parte, escoria humana- dijo Vladimir. -Ahora es tu final, por desobedecer las reglas os mataremos a todos-. Morcar vio como le levantaban la cabeza por los pelos, pudo ver la barbuda cara de Vladimir sacar sus colmillos y sonreír, abrió la boca y...

Un fuerte golpe hizo que un trozo de lo que le pareció a Morcar una pared se llevó a Vladimir por delante. Morcar, al no tener fuerzas, cayó al suelo. No conseguía ver lo que pasaba, solo oía a los vampiros gritar, y trozos de pared y mansión volando de aquí a allá. Sea lo que fuese lo que atacaba a la mansión le estaba dando la oportunidad de salir de allí. Morcar se arrastró con su mano, hasta el trono de la niña, pulsó un botón que estaba detrás del trono y las cadenas se abrieron. Morcar no vio lo que hacía la niña, solo se limitó a seguir arrastrándose, llegó al trono donde estaba Doc. Pulsó el botón y finalmente se paró. Al poco rato, Doc cogió a Morcar y lo levantó. Pudo ver entonces, como los vampiros corrían hacia algo, lo que fuese que les atacaba, también veía como la vampiro de la espada tenía a la niña cogida de una mano, y tiraba de ella pese a que se resistía.

Doc hizo algún tipo de ruido -Hacha de guerra encontrada-. Doc entró en una habitación que no tenía techo, culpa de lo que fuese que estaba destrozando la mansión, cogió su hacha de al lado de una litera, salió a fuera y la lanzó sin sentir ningún riesgo por dar a la niña... Dio en toda la cabeza de la vampira, que se desplomó. Doc cogió a la niña y la subió a su hombro, y a Morcar lo colgó del otro. Arrancó el hacha de la cabeza de la vampira y, antes de desmayarse, Morcar vio como Doc rebanaba algunas cabezas más de vampiros, según se le acercaban.

Doc siguió luchando, el sí veía a los dragones, pero al contrario que Morcar, él no los consideraba hostiles. Fue matando vampiros con su hacha, como si fuese un cosechador de cabezas vampíricas. Todos los vampiros iban hacia él, puesto que tenía una niña y un joven que no paraba de echar sangre a los hombros. Entonces un vampiro en especial se le subió a la cabeza e intentaba quitársela a Doc, era Vladimir -¡Quiero la sangre del humano! ¡Quiero la sangre de la niña! ¡Muerete maldita chatarra!--Negativo, maldita chatarra solo lo puede pronunciar el amo Morcar, además, usted está en condiciones de perder-. Doc lanzó su hacha hacia arriba y Vladimir la esquivó.

Doc cogió a ambos cuerpos de sus hombros y los puso cerca de los dragones. Dio un bocinazo con estas palabras para que le escuchasen -Robot de guerra hablando, les comunico que tienen dos cuerpos en el suelo, mi amo Morcar y una humana de edad reducida. Amo Morcar necesita asistencia médica en su mano-. Doc agarró su hacha y se acercó a Vladimir, que ya había desenvainado su espada y le estaba apuntando -¿Quieres un duelo chatarra? ¡Tendrás un duelo!-. Vladimir lanzó un ataque de frente con su espada, Doc usó el palo de su hacha para retener el golpe, después le propinó una patada entre las piernas, y cuando el vampiro estaba de rodillas, Doc le propinó otra en la cara que lo dejó en el suelo -Estoy más avanzado en el arte de la guerra que usted, se lo he dicho-. Doc levantó su hacha para asesar el golpe final, pero Vladimir se escurrió y corrió por la espala de Doc hasta llegar a la niña. La cogió en el cuello y la puso entre Doc y él -Le voy a sacar lentamente la sangre- dijo Vladimir -y como intentes algo para evitarlo, aplastaré la cabeza de tu amiguito con mi pie-. Vladimir puso un pie sobre Morcar, tenía la suficiente fuerza para cumplir lo que decía. Doc no podía hacer nada y los colmillos se acercaban cada vez más a la sollozante niña.

Off rol: Uno de los dos se tiene que cargar a Vladimir, pero estaría bien una batalla bien currada
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Vie Jul 25 2014, 18:35

Observó lo que aquellos vampiros habían hecho y como amenazaban a aquella pobre niña, realmente aquellas personas eran malvadas y para la dragona solo había una sentencia contra la gente mala; La muerte.

-¡A tomar por culo! –exclamó la dragona dando un fuerte manotazo con su pata a Vladimir al mismo tiempo que se convertía en humana, haciendo que aquel ser despreciable volase por los aires hasta chocar contra una de las pocas paredes que seguían en pie a la que se quedó enganchado boca abajo y resbalo lentamente hacía el suelo como si se tratase de un insecto, al mismo tiempo que la electricidad de la furibunda joven le recorría el cuerpo produciéndole pequeños espasmos.
Alfhild se volteó a mirar a la pequeña, se agachó a su altura y le puso las manos sobre los hombros

-¿Estas bien tesoro? –Preguntó con dulzura y una sonrisa reconfortante, la niña asintió entre sollozos, sin embargo la sonrisa de Alfie pareció calmarla un poco pues lentamente iba dejando de llorar, la dragona le acarició el pelo con ternura-. Bien… -aseguró con la misma actitud amorosa y confortante-. Ahora ve con “tío Sakun…” –pidió señalándole con un movimiento de cabeza al joven que la había acompañado, la niña volvió a asentir y fue corriendo, al mismo tiempo que Alfie se levantaba dándose la vuelta al mismo tiempo que desenvainaba a Memoria y Recuerdos, sus dos espadas de plata-. …Mientras aplasto a este gusano –sentenció con un intenso fulgor de odio en sus ojos purpuras.

Vladimir se levantó recuperándose un poco de la corriente eléctrica de la dragona, mientras no dejaba de propiciar maldiciones y lanzar todo tipo de palabras groseras definiendo de su peculiar y tosca manera a Alfie que, se mantuvo quieta en su sitio esperando pacientemente. Aunque estuviese decidida su sentencia no pensaba hacerlo en desigualdad de condiciones.

El vampiro recogió su espada en el suelo y blandiéndola en el aire se abalanzó sobre la dragona que no dio señal alguna de esquivar el ataque hasta el último segundo, momento en el que frenó el tajo con Memoria, la espada que usaba con la mano derecha al mismo tiempo que con Recuerdos en la izquierda daba un tajo perpendicular que Vladimir a duras penas pudo esquivar, haciéndole así ella un profundo corte en el costado. Su enemigo aguantó el dolor e intentó darle una estocada dirigida al estómago de la joven, por suerte, Alfie era rápida con sus espadas y consiguió detener la estocada esta vez con Recuerdos, al tiempo que con Memoria lanzaba otro ataque, ataque que no llego a su destino, pues Vladimir aprovechó la baja guardia para darle un rodillazo a Alfie en el vientre, por suerte para la dragona sus reflejos permitieron que diese un ágil salto hacia atrás a tiempo de esquivar un golpe que la habría hecho caer de bruces y dejado indefensa durante un breve espacio de tiempo que podría haber sido fatal.

Alfhild se lanzó de nuevo al ataque haciendo un tajo transversal de derecha a izquierda con sus dos sables, que sin duda habría sido letal para el vampiro, de no ser porque ella descuidó su guardia, cosa que Vladimir aprovechó para echarse un lado no solo esquivando el ataque si no también creando la oportunidad de propinarle un fuerte puñetazo en la mejilla derecha a la joven que quedó aturdida unas décimas de segundo, mientras la mejilla le escocía y se enrojecía dejando paso a la marca del puño del vampiro, al mismo tiempo que unos largos mechones de pelo oscuros resbalaban por delante de su rostro.

El vampiro no dudo en aprovechar estas decimas de confusión por parte de ella, para intentar asestarle un corte mortal con su espada, con lo que no contó era en que la dragona reaccionaría al último segundo dando un fuerte grito de furia y haciendo un rápido movimiento con sus espadas en el que le cortó la mano derecha a su enemigo, desarmándolo de manera inevitable al mismo tiempo que su sangre se derramaba a borbotones por el suelo de la mansión, acto seguido la dragona le propinó una patada espartana en el pecho, provocando que cayese estrepitosamente al mismo tiempo que daba alaridos de dolor agarrándose al muñón que una vez fue su mano. En ese preciso instante los cimientos de la mansión comenzaron a ceder y a derrumbarse, al parecer ella y Sakun como dragones habían echado abajo alguna pared maestra y el edificio no aguantaba más.

La dragona con la mirada ardiente de odio se preparó a asestar el golpe final antes de que su enemigo se levantase, sin embargo cuando alzó un de sus espadas para ejecutar la sentencia que su juicio interno había decidido, la voz de Sakun la distrajo.

Alfhild se volteó, tenía la mejilla derecha inflamada y enrojecida, varios pequeños cortes cruzaban la fina piel de su cuello y manos. Era evidente que era el momento de marcharse, pero al parecer la niña no quería huir si no iba con ella, la dragona cabeceó y sonrió divertida, se apartó un mechón de pelo de la cara, en ese momento Vladimir que estaba detrás de ella logró levantarse y empuñar con su mano izquierda la espada, soltó un tajo de lo más impreciso en el mismo momento en que por suerte la dragona comenzó a caminar hacia Sakun.

-Ocúpate tú de este ¿Quieres? –pidió con una sonrisa amable señalando con el dedo al vampiro que estaba de nuevo preparado para pelear. La joven levantó en brazos a la niña y salió corriendo para ponerla a salvo, dejando atrás al inconsciente Morcar y a Doc. Si fue algo hecho adrede o un simple descuido, nunca lo sabremos.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Sakun el Vie Jul 25 2014, 20:20

Con rapidez se convirtió de nuevo a humano. Sus alas rápidamente se volvieron a esconder en su espalda junto con todo lo que le caracterizaba. En ese momento, se vistió rápido dado que aunque no lo noten, siempre se desnuda antes de convertirse en dragón puesto que siempre se le rompe la ropa pero esta vez lo hizo más fácil. Con bastante decisión miró con furia al vampiro Vladimir, casi matándolo con la mirada aunque aguantaba las ganas de vencerlo, apretando sus puños con fuerza incomparable.

En ese momento Alfhild también se convirtió en humana y habló con la niña que estaba bastante asustada, apunto de llorar. De repente la niña fue corriendo rápidamente hacia el joven dragón, para luego abrazarle con decisión y amor, como si fuera un pariente que hace mucho no le viese. -*¿Eh?... ¿Por qué me abraza?...-Se preguntó pero aún no le importó mucho y le correspondió con ternura, no soltándola.

Ese estrujón hacía que Sakun recordara a su madre cuando le reconfortaba con cariño esas veces que se estaba triste y se sentía solo... -Hijo no te preocupes... Sigue entrenado y serás mas fuerte...-Decía la mamá con cariño, acomodándole el cabello junto con besos suaves en la frente.

El joven sacudió su cabeza y dejó de rememorar ello para luego ver el combate que se estaba dando entre la chica y Vladimir. Con perplejidad veía la maestría de la chica usando armas e incluso puños, casi aplaudía ante ello pero su orgullo le ganaba y no quería hacerlo. -No me sueltes ¿vale?...-Le habló de forma cariñosa, como si supiera tratar con niños.

Pero de repente cayó un muro grande, haciendo que no lo puedan esquivar. El morocho se sacrificó y colocó su espalda, haciendo que salve a la chica que no le dejaba de mimar. El dolor fue grande por el momento pero pasó rápidamente, de alguna forma. De repente Alfhild se acercó a Sakun diciéndole que acabe con el tipo ese, a lo que asintió sin decir nada y dejó que ella se llevara a la niña que corría peligro pero quedó desconcertado porque no se llevó a ninguno de los dos que estaban en el suelo.

El guerrero dragón se levantó sacudiendo el polvo de su ropa y caminó hacia el vampiro con lentitud, pensando cada paso pero mirándole con odio. Él tomó a Doc y a Morcar, dejándolos en un lugar seguro. -He de decir que esto terminará ahora... Mejor escenario no se pudo haber pedido... Perdoné que hayas lesionado a ese pobre hombre y al robot pero... ¡Ese manotazo a la dragona no te lo perdonaré!.-Desenvainó su espada con rapidez, haciendo que el filo resuene como eco por el lugar que se derrumbaba.

-Pero te prometo algo... Si me ganas, dejaré que escapes. Pero si pierdes... No te preocupes, no te mataré aunque te lesionaré fuerte.-Habló con decisión.

Sakun Vs Vladimir

El colmilludo se lanzó alocadamente a atacar al joven pero fue contrarrestado con la espada, con tranquilidad. En ese momento, el héroe le zampó un rodillazo en todo el abdomen para luego pegarle con la empuñadura de la espada, dejándolo confundido y mareado. Acto seguido corrió hacia Vladimir y le impactó un puñetazo con fuerza, haciendo que suene un golpe seco pero fue tan fuerte que le rompió el tabique y casi le deforma el rostro.

Con furia el vampiro alcanzó a cortar un pedazo de tela de la camisa del joven haciendo que sangre un poco. En ese momento comenzó a reír a carcajadas pero otra vez fue impactado por un tortazo en la quijada, haciéndolo volar literalmente por los aires para luego caer al suelo con brusquedad. -Bueno, creo que es hora de usar el filo...-Todo quedó en silencio cuando el muchacho le clavó la espada en toda la costilla, haciendo que bote un coágulo exagerado de sangre por la boca, quedando adolorido. -Argh...-Se escuchó del colmilludo ese cuando desenterró la arma y dejó que se levantara.

Con furia volvió a levantarse y le comenzó a lanzar una ráfaga de puños al joven que eran bloqueadas con maestría pero fue tan suertudo que le metió uno de todos esos en la frente. -Serás cabrón...-Con el codo le pegó en el pómulo dejándolo en el suelo y luego agarró la espada con fuerza para cortar el brazo izquierdo desde el hombro, haciendo que chorros de sangre comiencen a salir. En ese momento Vladimir cayó al suelo boca abajo en shock y con los labios separados.

La lucha no duró demasiado pero aún fue un poco sangrienta. En ese momento, Sakun pegó un giro y tomó el cuerpo de Morcar y Doc para irse de una buena vez de allí, dejando vivo al vampiro ese. -¿Sabes?, no me gusta matar a las personas... Y no lo haré... Así que no pienses que te di compasión.Comenzó a caminar con lentitud fuera de la destruida mansión pero de repente sintió que cayó un líquido en la espalda de él, era sangre obviamente.

Al voltear vio que la cabeza de Vladimir fue aplastada brutalmente por un gran pedazo de muro que cayó con fuerza por la nuca. Apenas los sesos salieron a volar y partes del cerebro quedaron intactas aunque un montón de sangre quedó esparcida por todo el lugar. -¡UUUUH MIERDA!, parece que estabas destinado a morir. Qué asco joder...-Habló casi a punto de vomitar pero al fin salió de la mansión sano y salvo.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Sáb Jul 26 2014, 12:30

Morcar abrió los ojos lentamente. Lo primero que vio fue la cara de Doc -¿Qué ha pasado?-. Preguntó Morcar -Lucho como un héroe mi amo, pero estos dos gentiles dragones le han salvado-. Morcar se levantó y vio a Alfhild y a Sakun -Muy gentiles, sí, teniendo en cuenta que una señorita fue la que me metió en el problema pegando un grito-. Dijo Morcar mirando a Alfhild -¿Qué fue de del conde barbavlir?--Era Vladimir, mi amo, y el dragón llamado Sakun acabó indirectamente con él-. Morcar miró a Sakun y le levantó el pulgar, al ver su cara de asco, pensó que estaría recordando el vampiro -No te preocupes por haberle dejado morir, preocúpate por contar a cuantas personas habrá matado ese cabrón y su familia de murciélagos, una duda ¿La señorita bipolar hizo algo?--Se enfrentó al Vladimir mucho antes, pero cuando dejó a Sakun con él, cogió a la niña y nos dejó solos con los escombros-.

Morcar miró a Alfhild -Que típico de ti ojos púrpura, odiarme por señalarte hechos reales, te duele tanto la verdad que se te ha planteado ahí dentro ¿A qué puede llegar un vampiro por sangre?--Señor, remito a cuidar el temperamento con la señora, pese a todo ha venido a salvarlo--Sí, pero seguro que vino por petición de Sakun, y seguro que mucho antes le dijo que yo era un maleducado, racista, etc.-. Morcar miró a Sakun -No sé si habrá visto lo que yo, Sakun, pero he luchado como un guerrero ahí dentro, y soy alguien honrado, solo que no le guardo aprecio a las otras razas, estas tierras están pobladas de lo más malo de cada una- Morcar recordó al dragón que acabó con su madre -A mí me han atravesado la mano con una espada por esa niña--Herida que se le ha cerrado con éxito, mi amo--A todo esto ¿Y la niña? Morcar la vio pegada a Alfhild -Vamos a tener que encontrarle unos padres, los suyos.... Morcar estaba cerca de sentir lo que la niña en aquél momento -Niña ¿Qué piensas de los vampiros? ¿Y como te llamas?- Ella estaba en penumbra por las dos recientes muertes, y hablaba en bajo -Me llamo Luna, y ahora mismo pienso que todos son bestias inmundas, me quitaron a mis padres, se hicieron pasar por amigos-. Morcar se levantó del suelo y pudo fijarse en que su carroza estaba aún detrás, se acercó a Luna, y se arrodilló ante ella -No debes odiarlos, porque no todos son monstruos, solo aquellos que están perdidos, en este poblado lo están todos, yo mismo he cruzado sus calles viendo llorar a vampiros, lobos y hombres dragón-. Morcar se bajó el cuello de la camisa para enseñarle una enorme cicatriz -Un hombre dragón me hizo esto cuando tenía más o menos tu edad, justo después de matar a mi madre, sin piedad, ante mis ojos, por culpa de aquél dragón, debo portar una armadura metálica sobre mi espalda, que cada día me recuerda a la muerte de mi madre. Aquél día me prometí matar a todos los hombre dragón que encontrase, sin embargo, aquí estoy, dos de ellos me han salvado la vida, cosa que nunca creería en el pasado. Por eso no debes odiarlos, solo aprende a no confiar en ellos, a menos que te lo demuestren. Morcar se levantó y miró a los hombre dragón -Me habéis salvado la vida, y os estoy tremendamente agradecidos, pero tenemos que...

Un fuerte golpe en la tierra hizo a Morcar parar lo que iba diciendo, se escuchó una muy grave voz, y entonces Morcar sintió un conjunto de odio, y miedo, mucho miedo -Bonita historia ¿Quieres oír el final niña? ¡Su padre me sacó un ojo para llevarse a su hijo! ¡Y yo prometí encontrarles, y matarles! A todo esto ¿Dónde está Robert?-. El dragón vio que no contestaba -¿Murió de viejo tu padre Robert? Entonces disfrutaré friéndote como a un animalillo, a ti y a tus amigos. Morcar se dignó a girarse, y ver al inmenso dragón verde, era realmente grande, tanto que podía aplastarlos a todos de un pisotón, tenía un ojos cerrado, pero el otro era rojo como la sangre, y su voz era muy grave y se oía doblegada. Morcar no podía reaccionar, no podía moverse, sentía todo aquél miedo que sintió cuando era niño -Ahora, haré pagar por lo de mi ojo, decidles en el más allá que Feroz os mató, os encontraréis con más escoria humana-. Feroz abrió la boca y comenzó a aparecer llamas en ella -Señor, tenemos que correr, salir de aquí-. A Morcar le temblaban las piernas, no las sentía, era la mayor bocanada de recuerdos, parecía que su pasado había venido a golpearle en la cara.
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Alfhild Rush el Sáb Jul 26 2014, 14:06

Al poco de escapar con la niña en brazos, escuchó un enorme estruendo, se dio l vuelta y vio una nube de polvo, no le hizo falta demasiado para saber que la mansión se había derrumbado

<< Espero que Sakun esté bien, es muy simpático… >>pensó preocupada, pero sonrió al ver que entre la nube de polvo salía el joven con el humano y el bio a cuestas. Se acercó y se arrodillo, delante del inconsciente cuando Sakun los dejó en el suelo-. Vaya, al final lo has sacado… -comentó sin ninguna intención en verdad, luego miró a Doc y sonrió divertida-. Y al montón de chatarra también – comentó examinando el cacharro y toqueteando sus botones y circuitos, por mera curiosidad hasta que Morcar despertó-. Buenos días bello durmiente –bromeó Alfie como si nada.

Doc explicó lo que había sucedido, sin embargo aquel humano maleducado volvió a referirse a ella como a bipolar

-¡He! –se quejó de manera infantil-. Yo no soy bipolar, humano antipático, soy complicada –refunfuñó con expresión de fastidio de lo más aniñada, luego se encogió de hombros y se metió un caramelo en la boca-. Además, no te flipes tanto. Nunca dije que todos los vampiros fuesen señores de la caridad, dije que tengo amigos vampiro y que gente buena y mala hay en todas partes, así que deja el victimismo que me aburres. –Siguió diciendo meneando la mano y con semblante despreocupado, acto seguido negó con la cabeza-. Y sí, si te he ayudado es porque Sakun me lo pidió y efectivamente le dije cada una de tus “virtudes” -comentó haciendo unas comillas con los dedos, para luego encogerse de hombros-. Pero no te odio, solo me eres indiferente –concluyó desenfadada pero con una sinceridad aplastante, esa era su gran virtud y al mismo tiempo defecto, decir las cosas tal y como le pasaban por la mente sin pararse a pensar.

En ese momento Morcar siguió con el sermón, pero contradiciendo todo lo que había dicho anteriormente, ahora decía que no todo el mundo era malvado y que tenía que saber en quien confiar y quien no, al escucharlo Alfie lo señalo exclamando con entusiasmo
-¡Ja! ¡Así que ahora me das la razón! ¡¿He!? –con una risa contenta y haciendo un bailecito extraño, dando pasos a los lados y moviendo los brazos medio encogidos delante suyo canturreando-. Yo tenía razón, y tú no, yo tenía razón y tú no… -de manera juguetona, ignorando al explicación que estaba dando el humano y es que cuando Alfhild se iba por las ramas lo hacía de verdad. Sin embargo su bailecito de la alegría se vio interrumpido por un fuerte temblor de tierra-. Uooo… -soltó al perder el equilibrio y casi caer de culo en el suelo, por suerte aguantó el equilibrio en el último momento, al mismo tiempo que algo inmenso tapaba el sol, cubriéndolos a todos con su colosal sombra de tal manera que parecía que había oscurecido de golpe. Se escuchó una grabe y profunda vos que parecía surgida de la oscuridad más profunda, se reía del humano con maldad, la dragón alzó la mirada para ver a aquel ser-. ¡UALAAAAA! –exclamó impresionada, acto seguido lo señaló-. ¡¿Pero qué es eso?! –gritó pasmada y con los ojos abiertos como platos ante aquel dragón verde tan grande.
avatar
Cantidad de envíos : : 131
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Sakun el Sáb Jul 26 2014, 19:50

Al dejar los cuerpos aún con vida en el suelo, decidió cruzarse de brazos y mirar hacia el cielo con una seriedad casi incomparable. Mientras ellos hablaban, el joven seguía mirando el cielo con decisión pero al escuchar que nombraron "Vladimir", decidió mirar a Morcar para ver su pulgar levantado, como si lo que hubiese hecho, estaba bien. Ese humano le hablaba sobre que el vampiro había matado varias personas para que no se preocupara, aunque el de repente lo vio con seriedad exagerada.

-No me preocupa la muerte de ese hombre... Solo que el presentimiento que tuve anteriormente, no se compara al que comienzo a tener ahora... ¿Acaso sucederá algo?.-Habló con seriedad mientras escuchaba a Morcar y Alfhild pelear con palabras, haciendo que su mirada siga aún mas perdida en el cielo. Pero en ese recuerdo, de alguna forma veía el rostro de su madre pintado en las nubes y eso le hacía tranquilizarse un poco.

Sakun intervino en la pelea de ellos. -Vale... Ya no mas, recordemos que debemos trabajar juntos.-Habló con seriedad, aunque con suma tranquilidad y una voz que salía desde lo mas profundo de su cuerpo. En ese entonces cuando estaba dispuesto a ayudar a levantar al humano y al robot para escapar de allí, apareció un gigantesco dragón verde, haciendo que un gran tornado de aire, inunde todo, absolutamente todo el lugar, haciendo que también se mezcle con la arena.

-Huh vaya... Si que eres grande...-Dijo sorprendido mientras se hacía en frente de todos y miraba con seriedad el dragón que hablaba como un trueno. En ese momento, vio que el humano estaba bastante asustado y además, comenzó a pensar. -*Vaya... Ni transformándome en dragón puedo igualarlo... No tenemos oportunidad...*-Pensó para luego subir al Doc y a Morcar en la espalda, subir a la niña con un brazo y tomar de la mano a Alfhield para escapar de una buena vez. -¡VAMOS!..

Off: Lo sé, lo sé, Sakun es muy genial por llevarse a todo el grupo xD.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Morcar el Dom Jul 27 2014, 12:29

Morcar miró al Feroz dragón -Tu mataste a mi madre cabrón, y ahora vas a pagarlo-. Justo en ese instante, Morcar se vio agarrado por Sakun y este comenzó a ascender. Feroz miró a Sakun e intentó retenerlo con su bola de fuego, pero el fuego no llegó a dañarlos. Morcar sacó su ballesta de la espalda, y desde lo alto, disparó dos flechas al dragón, que se clavaron dentro de sus escamas. Apenas era como dos agujitas para el dragón, pero este se enfadó -Volveré Feroz, pero con flechas más grandes, y entonces vengaré a mi madre-.

Feroz enfadado intentó retener al grupo a base de lanzarles bolas de fuego, pero como se escapaban por el lado de su ojo malo, no los vio y ninguna acertó. Se alejaron de allí, camino de la laguna helada, justo como Morcar había planeado hacer el viaje. Por alguna extraña razón, supuso que aquél era solo el principio de su viaje -¡Dorado!-. Morcar recordó a su caballo, pero él lo había entrenado astutamente, y el caballo les seguía con la carroza muy de cerca, por el camino.

Off rol: Cuando vuelva del mes de Agosto, hago la siguiente parte, me voy de vacaciones.
Morcar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La caravana de los viajeros perdidos. Parte 1 [CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.