En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Vie Ago 22, 2014 7:05 pm

En la tenue oscuridad de la noche, Mellanie corría entre los pasajes estrechos de la parte más pobre y peligrosa de Lunargenta, buscando una manera de salir de aquel lugar. No veía casi nada y lo único que podía observar eran las pequeñas luces que había en algunas casas. Se quedó de pie un momento, viendo que estaba debajo de una casa vieja, alta de aproximadamente 6 pisos y que en el último estaba iluminado.  Curiosa y dispuesta a encontrar a alguien que pudiera ayudarla, trepo entre algunas salientes de la casa y llegó hasta el techo. Una vez ahí miro por una abertura dentro de aquel lugar. Un anciano estaba sentado en una vieja silla de madera, mientras acariciaba a su gato gris. El pequeño animal estaba medio dormido y tenía los bigotes caídos.  El anciano con ropas muy degastadas se puso en pie y camino lentamente hasta donde la vieja chimenea tenía unas pocas maderas. Se froto las manos frente al fuego y luego volvió a sentarse. Mellanie lo observo durante un buen momento sin hacer ningún tipo de ruido y a ver que era alguien indefenso, decidió entrar en la casa.  Se escabullo por la ventana y una vez dentro camino lentamente hasta donde estaba el anciano. El gato salto a un lado lanzando un fuerte gruñido para luego perderse en la oscuridad de las escaleras que se encontraban fuera. La puerta de aquella habitación tenía un agujero en la parte de abajo y estaba entre abierta.  El anciano se meció en su silla y luego su voz tenue y desgastada dijo:

-Quien anda ahí? – Dijo mientras movía la cabeza de un lado a otro – vienes a robarle a un pobre ciego?

Mellanie vio la figura desgastada de aquel hombre y dijo:

-No anciano, soy una viajera que estaba perdida y como te vi solo decidí entrar para ver si podías ayudarme

El anciano se tranquilizó y se quedó quieto por un segundo. Su barba gris había crecido hasta la mitad de su pecho y pasó sus dedos por ella.

-Siéntate entonces niña, no tengas miedo, soy Month, la gente me dice el viejo Month o “el viejo gris” soy un pobre anciano que se quedó solo en este lugar sin más que hacer que mendigar y ofrecer mi ayuda a quien lo necesite

-Conoces la ciudad ?– pregunto la elfa en tono angustiado

-Si pequeña, pero no te angusties, puedes dormir aquí, mi casa es tu casa, salir a estas horas de la noche es muy peligroso

-Eso ya lo he escuchado pero….


La elfa quiso negarse pero pensó mejor las cosas. Al menos no tenía alguien con quien establecer ninguna relación o verse involucrada en algo


-Me quedare esta noche entonces anciano y le pagare por la hospitalidad

-No es necesario niña, me gusta ayudar a los viajeros por las mañanas, voy a la puerta de la ciudad y doy la bienvenida a algunos como tú y los ayudo a recorrer toda la ciudad. Algunos me dan comida, otros ropa y otros dineros pero nunca lo exijo, amo esta ciudad y merece ser conocida a pleno por todos aquellos que quieren visitarla


Aquel anciano parecía inspirar confianza. Mellanie lo escuchaba algo interesada en ello.

-Debe ser un trabajo arduo? – dijo mientras miraba a su alrededor para buscar algún rincón donde dormir


-No para nada – dijo el anciano sonriendo  - para nada niña

Mellanie recordó que había dejado atrás a dos personas que la habían conocido en una situación muy extraña y se preguntó si le guardarían rencor por haberlos abandonado.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Vie Ago 22, 2014 11:58 pm

Seguía cauta a que pudiese suceder, observando la puerta de madera que chirriaba abierta, y que permitía la entrada de mas viento frío de plena noche. Un escalofrío le recorrió la espalda al percibir la clara baja de temperatura, por lo que se removió levemente en su lugar, quitando su mano del hombro de Risk, para, junto con la otra, abrazarse a si misma en busca de calor. - Ella ya tomó su decisión, si quiere irse que lo haga, yo solo he tratado de guiarlas a ustedes para que se eviten problemas. - Alba observó un punto fijo en el suelo, asintiendo. La desición de irse de la elfa no era la mejor, en realidad, era muy arriesgado. Ella misma no lo haría, no podía permitir que le ocurriera nada a si misma, tenía que estar entera si quería seguir velando por sus hijos, y bueno, ayudar en el objetivo de su familia que era terminar con aquella especie de chupasangres lujuriosos. - Si le sucediese algo no me lo perdonaría. - Susurró la trigueña, mordiéndose el labio por la preocupación, observando de reojo a Risk, que se había levantado a cerrar la puerta y ahora volvía. Tragó una gran bocanada de aire para luego exhalar acompañado por lo que parecía un susurro. Vio el vapor que salía de su boca y se preocupó aun mas por la elfa, pero ya nada podía hacer, ni tampoco lo haría, no se expondría, además, estaba cansada. Ya sentía el cansancio, por el dolor de ojos leve que comenzaba a mostrarse.

Cuando el cazarecompensas volvió a su lugar, pudo notar que se había acercado a ella. Alba, sintiendo el calor cerca inconsciente se acercó también, ahora percatándose de cuanto era el frío que sentía. Siempre en la calidez de su hogar, junto con dos "chimeneas" en su cama, la viuda no había sentido el frío característico del invierno en Lunargenta... Ahora lo conocía en el peor momento. - Su carácter le traerá problemas. Le advertí de los peligros que habían halla afuera y no me quiso escuchar. - La trigueña tardó unos segundos en notar que se refería a la elfa. - No soy desconsiderado y no es que no me importe pero no me arriesgare a ponerte en peligro dejándote sola. - Lo último dicho por el hombre le provocó mirarle, volver a analizar sus ojos. Era muy preocupado respecto a ella, algo que le provocaba un sentimiento en el pecho: ¿Agradecimiento?. El par de ojos azules de ambos se encontraron por unos instantes, como si quisieran descubrir que escondían o que deseaban. Por alguna razón no le pudo sostener la mirada, por lo que Alba rompió el contacto visual para luego cerrar levemente sus ojos, volviendo a suspirar.

- A veces hay cosas que uno no puede soportar, cosas que están en tu mente y que te hacen actuar de cierta manera. - La viuda asintió ante lo que le contaba, removiéndose por un nuevo escalofrío, mientras se cubría hasta el cuello con la prenda prestada. - Esa mujer es bastante impulsiva supongo que por todo lo que dijo debe haber pasado una vida muy dura. - Sintió un leve cargo de conciencia mientras recordaba la corta discusión que habían tenido luego de aquella carrera para huir  de la guardia. No debió decirle cosas así, porque era como reprochárselas a si misma. - Entiendo. - Dijo cortante, a pesar de eso, volvió la vista a Risk. - Quizás cuando era mas joven, fui igual de impulsiva que ella. - Comentó, soltando una amarga y corta carcajada. - Creo que no soy nadie como para haberle dicho lo que le reproché por la tarde. -

Con lo que parecía ensoñamiento, la mujer observó por la ventana tapizada por tablas de madera, por un pequeño espacio vacío, lo poco de luna que alcanzaba a aparecer. El recuerdo de otros cuatro ojos azules le hizo sonreír levemente, para, con la misma expresión, observar a su acompañante. - ¿Le gustaría tener hijos, Risk? -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Sáb Ago 23, 2014 10:07 am

Risk miro a la mujer fijamente a los ojos y luego sonrió. En ese momento una fría sensación recorrió toda su espalda. La pregunta que Alba le hizo fue como si le hubiera arrojador un cubo de agua helada. Se quedó en silencio un momento pensó en lo que iba a responder. Risk  jamás había pensado ello, nunca había tenido a nadie más que a él y sin duda algún nunca había necesito a nadie más. Algunas veces se preguntaba por qué no trataba de buscar amigos e incluso una mujer la cual espere su regreso después de días duros de trabajo pero para Risk eso era casi imposible.  Nunca nadie le había preguntado sobre ello, sobre el hecho de formar una familia, de ponerse a trabajar honradamente o de criar niños. Risk se llevaba muy bien con los niños, siempre había tenido una buena relación con los pequeños de la calle, a los que ayudaba cuando podía. Aun asi nunca se había puesto a pensar en cómo sería en el con unos niños propios, salidos de las entrañas de una mujer que amara demasiado. Y fue en ese momento en que pensó “El amor de una mujer, jamás lo he sentido o jamás lo he tenido, nunca nadie me mostro ese camino”. Risk miro a la mujer que tenía a su lado y sintió la necesidad de decirle lo que pensaba, aun a pesar de lo poco que la conocía, quiso decirle que si alguna vez tenía hijos, si alguna vez quisiera un hogar, lo querría con ella.

-Los niños son agradable e inocentes, me agradan, mejor dicho son lo que más me ha gustado hasta ahora de lo poco que he conocido pero en mi condición pensar en formar una familia está muy lejos de mi mente, no solo porque soy lo que soy, sino porque no tengo con que mantener a una familia, si alguna vez los tengo jamás dejare que pasen por lo que pase yo – dijo mientras miraba la tenue luz de la luna que caía sobre el rostro de Alba y la hacía aún más hermosa – Nunca conocí a ninguna mujer que pudiera ofrecerme algo de interés o que me interesara de por sí, así que nunca he pensado en que alguien realmente se interese por mí, en mi oficio no se me permite establecer mucha relación con las personas y siempre he estado solo

Tal vez Risk había hablado demás, no quería ser imprudente con aquella mujer y ni que sintiera lastima de él. No quería que aquella mujer descubriera su lado más débil, el lado que incluso en sueños abrumaba la mente de Risk, la soledad.
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Sáb Ago 23, 2014 10:39 am

El anciano le había comenzado a hablar de cosas que ella jamás habría pensado que alguien hubiera vivido. Aquel hombre anciano y decrepito había sido en sus años de  juventud un valiente soldado de la ciudad, había combatido contra algunas duras bestias en los bosques y tierras que Mellanie aún no había recorrido.  Mellanie sabía que en los bosques donde ella había estado, habitaban algunas criaturas singulares, extrañas en incluso peligrosas. El viejo le había enseñado a la elfa algunas cicatrices de las duras batallas que libro y que le habían marcado el cuerpo y la mente.

-Soy una elfa – le dijo al anciano – soy una de las criaturas con las que tal vez haya luchado
El anciano llevo su cuerpo hacia atrás por el asombro y luego con una respiración algo agitada dijo:

- Una elfa, he, si ya me lo imaginaba, recuerdo el olor que tiene tu gente, el olor a naturaleza fresca –dijo mientras sonreía

Mellanie abrió los ojos sorprendida. Ella no se imaginaba que alguien hubiera podido conocer a su gente.

-Has visto a algún elfo, anciano

-No solo eso niña, no solo eso, mucho más, me case con una elfa y tuve un hijo, Johann es su nombre pero solo lo vi hasta que tuvo 5 años, luego lo perdí y no lo he vuelto a ver más – dijo mientras su rostro tomaba una expresión triste y lúgubre

El anciano tal vez había perdido a su familia pero su vida aún seguía. Mellanie conmocionada por aquella información comenzó a pensar en la idea de un medio elfo. Las preguntas comenzaron a llenar su mente y las ganas de conocerlo comenzaron a fijarse en ella.

-Recuerda como era?, tal vez si algún día lo veo podría decirle que usted sigue vivo  

-Cabello castaño, supongo que tendrá una estatura alta, ya que yo la tuve. Mi padre y su padre tuvieron una marca en la espalda, una marca de nacimiento que yo también la tengo, él también la tendrá estoy casi seguro, es algo en forma de X. Si lo encuentras dile que su padre siempre lo amo, si aún sigo vivo para verle entonces tráelo a mi

La elfa se estremeció y recordó a su padre. Aquel hombre le recordaba a su padre y entonces fue cuando por primera vez en mucho tiempo su corazón dejo de ser frio.

-Lo promesa, lo hare Month, lo traeré a su hijo hare, es una

El anciano estaba llorando y las lágrimas caían por su rostro. Mellanie se contuvo porque ella también quiso llorar pero debía ser fuerte.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Sáb Ago 23, 2014 5:19 pm

Alba observaba a su compañero con un aire algo dormido, pero aun así luego se percató que su pregunta le había incomodado, por el silencio que vino luego de que la formulara. Su rostro quitó la sonrisa para darle paso a la intranquilidad por haber sacado esas palabras. Pero pensó en la pregunta, pero respecto de si misma: ¿Le habría gustado tener hijos? Quizás si, pero no tan joven. Su primer hijo debería haber llegado a sus doce años de edad, era una niña, o mas bien, una mujer joven. Luego sus otros hijos llegaron después de los veinte años, una edad mas correcta y mas madura en donde  traer seres humanos al mundo. No se arrepentía para nada el haber tenido hijos, ellos eran el recuerdo de un pasado tanto doloroso como memorable. Además, eran su compañía. Si no fuera por ellos, estaría sola, completamente sola, sabía que sin sus nietos, su honorable madre no seguiría acompañándole en este mundo tan frío y cambiante.

Al escuchar lo que Risk le confesaba, la trigueña no pudo menos que sonreír con ternura, se veía que podría llegar a ser un gran padre, dedicado y que amaría con un fervor inexistente a sus hijos. Sería una buena figura paterna. La humana volvió a observar hacia un punto fijo, pensando que ella en realidad tampoco tenía como mantener a sus hijos, si no fuese por que sus abuelos paternos velaban por ellos, y su honorable madre le ayudaba especialmente a ella. Algún día tendría que trabajar, y tendría que esforzarse porque en realidad nunca lo había echo antes, al no necesitarlo. Tragó con fuerza, volviendo a verle, componiendo una sonrisa leve, pero con la ternura que sentía hacia el. - Espero que en algún momento de su vida pueda tener una familia. - Le deseó de corazón. - Y que no sufra tanto por ello. - Eso último lo dijo en voz aun mas baja, pensando en el camino que había tenido ella. No se lo deseaba a nadie. - Sería un gran padre, por lo que me dice. -

Un golpeteo de lo que debían ser cajas, fuera de la casa pero demasiado audible, hizo que la mujer se alertase, viendo hacia la puerta como si alguien quisiese entrar, pero nada pasó. Alba dejó salir un suspiro, preguntándose como estaría la mujer elfa. - Me pregunto si estará bien... -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Sáb Ago 23, 2014 8:51 pm

Risk escucho lo que le dijo Alba. Se ruborizo un poco y sonrió.  El hombre no estaba muy seguro de aquello ya que en su vida poco cariño se le había entregado pero de lo que estaba seguro era que se esforzaría al máximo porque su familia no sufra. Risk escucho el golpeteo de las cajas y se puso de pie y se acercara a ventana. Ninguna figura se veía en la oscuridad y la luz de la luna no mostraba a nadie que quisiese entrar.   Sintió un cierto alivio pero a la vez pensó que era mejor estar alerta. Se sentó al lado Alba. La había escuchado y eso le hizo pensar en la elfa.

-Ella debe estar bien, no se preocupe – dijo tratando de calmarla – será mejor que descanse, mañana la acompañare a su casa para tener la seguridad de que nada le pase

Risk sabía que tal vez sus palabras sean en vano. Alba estaba preocupada por sus hijos, lo extrañaba y su mente no estaría tranquila hasta que no los volviera a ver.

-No se angustie por esta situación pronto estará con sus hijos nuevamente y podrá olvidar todo

Risk sabía que tal vez estuviesen buscando al hombre que genero el caos en la cerca de la plaza y era el ese hombre. Lo mejor que podía hacer era entregarse y ganarse unos meses en la prisión de la ciudad. No quería que implicaran a Alba ello ni a la elfa, aunque para ello tuviese que arriesgar su propia vida en las celdas de la ciudad. Eran lugares oscuros y llenos de criminales, Risk sabía que no la pasaría muy bien y debía estar preparado para todo.


Última edición por Risk Meinz el Sáb Ago 23, 2014 10:17 pm, editado 3 veces
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Sáb Ago 23, 2014 9:33 pm

El anciano se había quedado dormido. Las palabras habían penetrado en el interior de Mellanie y le habían conmovido el corazón. Le abrigo con una vieja manta que estaba cerca a la chimenea, mientras el gato regresaba y saltaba encima dela anciano acurrucándose en las piernas de él y cerrando sus ojos. Mellanie se recostó en un lugar cerca a la chimenea, donde podía estar caliente y descansar bien. La elfa recordaba las palabras del anciano y la idea de que su hijo ya estuviera muerto le inquietaba. Sabía muy bien que era bastante probable que nunca más lo viese pero el aun albergaba esa esperanza en su corazón.

-No es un humano normal, no como el resto, a él si vale la pena ayudarlo, además conoce a los de mi raza, no veo malicia en él, solo espero que el día de mañana pueda sacarme de esta ciudad lo más rápido posible - pensaba mientras miraba el techo de la habitación.

Mellanie no quería quedarse más en la ciudad, sabía que solo le traería problemas y ya había saciado su sed de venganza con aquellos bandidos. Ahora había que viajar a otro lugar, en busca de nuevas cosas e incluso tal vez, buscar al hijo del anciano.

El sueño no llegaba y Mellanie comenzó a moverse para buscar una posición cómoda para dormir. Había dormido en todos los lugares posibles y el frio suelo de madera no le era ajeno. Recordó que en unos tantos viajes que realizo, fue uno interesante en particular. Se había embarcado como huésped en un barco de mercaderes y cruzaba el mar para llegar a otras tierras. El barco fue atacado por un grupo de piratas y se llevaron casi todo. A Mellanie no la encontraron dentro del barco por que se lanzó al mar antes de que pudieran verla.

Mellanie cerró los ojos y quedo profundamente dormida.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Sáb Ago 23, 2014 10:24 pm

Dando otro suspiro más, la viuda seguía viendo a la gran tabla de madera fabricada que hacia de puerta a la esperanza de que nadie entrase por ella. No quería problemas a tan altas horas de la noche. Aunque estaba a gusto con Risk y sabía que el estaba protegiéndole, el hecho de estar preocupada por sus hijos y el no haber pegado ojo aún le estaba pasando factura, y sus ojos lo iban demostrando. Vio al cazarecompensas levantarse para ir a ver que sucedía, y Alba le observó, ahora, mas detenidamente. Era atractivo, el porte que tenía le provocaba admiración y respeto, su voz le infundía seguridad y madurez, a pesar de que podría deducir que era mas joven que el, pero lo que realmente le provocaban algo en su estómago, una sensación extraña que no creía sentir hace muchos años, en su juventud. Por alguna razón le gustaría estar viendo aquellos ojos por el resto de la noche, aunque sus ojos ardieran de dolor, igual lo haría.

Le vio voltearse para volver a donde estaba, por lo que la madre dejó de verle con la intensidad que lo hacía y se acomodó nuevamente en su lugar, notando que ya no sentía tanto frío como antes, pero de igual forma seguían presentes las bajas temperaturas. - Ella debe estar bien, no se preocupe. – Comentó el, respecto de la elfa. El comentario le calmó un poco, pero no completamente. – Será mejor que descanse, mañana la acompañare a su casa para tener la seguridad de que nada le pase. - La mujer asintió al ver que era tan amable al decir que le acompañaría a casa. La sola idea de deambular por las zonas bajas de Lunargenta, cansada y quizás con la guardia buscándole no le gustaba para nada. Cerró los ojos intentando despejar su mente, para volver a intentar dormir. - No se angustie por esta situación pronto estará con sus hijos nuevamente y podrá olvidar todo. - La mujer rió aun con los ojos cerrados. - Hay situaciones que uno no puede olvidar. Además, si le seguiré viendo, recordaré como fue que se preocupó por dos almas desconocidas y les ayudo a salir de una situación de peligro. - Comentó con agradecimiento, volviendo a mostrar sus ojos y dirigiendo estos a su compañero de habitación. - Le agradezco por lo de hoy. -

Habiendo dicho lo que quería, la humana volvió a esconder sus orbes, inhalando profundamente para luego concentrarse en una de las cuantas oraciones que se le habían enseñado cuando pequeña para sus dioses, haber si con eso caía rendida a los brazos del sueño.

-------------------------  o -------------------------

Los rayos del sol que recién comenzaba a asomarse por la capital de la península le hicieron picar los ojos, por los que con un movimiento rápido los abrió. Vio una pared de condiciones horrorosas y recordó lo sucedido el día anterior, por qué había sucedido, en donde estaba y claro, con quien estaba. Había caído por fin en los brazos del sueño, y había descansado por lo menos unas horas, sus ojos le dijeron que lo había merecido. Poco a poco fue sintiendo su cuerpo, el cual estaba relativamente cómodo entre las condiciones que habían y que no estaba completamente frío. Sintió que su mejilla izquierda reposaba en algo, y moviendo levemente los ojos pudo reconocer el brazo de Risk, su acompañante, el que quizás hubiese velado su sueño. Aunque estaba muy avergonzada, no se quiso mover, y así lo haría, hasta que quizás el le dijese algo. Volvió a cerrar los ojos, para luego susurrar casi inaudible. - El alba te busca fortuna... -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Sáb Ago 23, 2014 11:59 pm

Los rayos del sol comenzaron a aparecer de a pocos. Risk estaba a medio dormitar y cuando algunas ráfagas de luz cayeron sobre sus ojos, se despertó por completo.  No había dormido casi nada pero aun así se sentía con fuerza.  Miro a su alrededor y recordó que estaba en la vieja casa donde los caza recompensas se reunían.  Sintió algo suave en el brazo y miro a su izquierda. Estaba Alba recostada sobre su brazo. Sintió algo extraño, como una sensación de querer huir pero no lo hizo. Risk se quedó quieto, inmóvil, viendo la dulce figura de la mujer que lo había acompañado toda la noche.  Era tan frágil tan dulce y cálida. Risk sentía el calor de su piel suave en su brazo, aunque no era mucho, el sentía que estaba junto a ella. Miro hacia la ventana y busco no mirarla de frente, ya que estaba tentado a acercársele más.  Parecía dormida a un, así que Risk creyendo que aún estaba dormida dijo algo que no podría atreverse a decirle si le miraba despierta.
 
-No se si el destino es caprichoso o injusto, ya que al ponerte frente a mi e incluso, darme la oportunidad de sentir el calor de tu piel, el destino me dice que la felicidad puede llegar en un momento inesperado. Aquí y ahora soy feliz, por haberte conocido, sé que tal vez la situación no fue la mejor pero de alguna manera nuestros caminos se cruzaron. Solo espero que no te olvides de mí, porque juro a mí mismo jamás olvidarme de ti, de lo que eres y de lo que tu sola presencia genera
 
Risk algo temeroso y con cierta sensación de inquietud, llevo su mano al rostro de Alba.  Con la mirada fija en ella, Risk la acaricio suavemente pero no se atrevió a acercarse.  No quería que aquella mujer le reprochara alguna acción que hiciera en ese momento, así que lo único que hizo fue seguir acariciando su rostro.
 
-Perdona por no tener el valor de decírtelo cuando estuvieras despierta pero no suelo hacer esto con nadie…
 
Aquel hombre comenzó a darse cuenta que para hacer cosas como las que hacía en ese momento, necesitaba mucho más valor que para enfrentarse a la guardia misma. Risk quito la mano y miro la puerta. Había llegado la hora de partir, así que con sumo cuidado dejo a Alba, se puso en pie y acomodo las espadas de su cintura. 
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Dom Ago 24, 2014 5:03 pm

Mellanie sintió una fría húmeda en el rostro. Abrió los ojos y vio que el gato del anciano le estaba lamiendo la cara. Sonrió y susurro:


-Me gustaría ser una pequeña gata sin problemas

Había amanecido y los rayos de luz caían sobre su rostro casi directamente. Miro a lado donde había dejado al anciano la noche anterior  vio que este estaba profundamente dormido. Se puso de pie y camino hacia la vieja ventana por donde había entrado. La vista no era tan agradable, había calles oscuras a las que no llegaba el sol y las paredes de las casas eran grises o estaban muy sucias. La madera en algunos se comenzaba a desgastar y otras tenían agujeros por todos lados. Un hombre ebrio caminaba por la calle que estaba frente a la casa donde había dormido Mellanie. El hombre cantaba alegre una canción con su botella de vino en la mano, se tambaleaba de un lado a otro. Siguió caminando y desapareció por la esquina.

-Debería despertar al anciano – dijo mientras se volvía y caminaba hacia el

Mellanie con mucho cuidado le hablo suavemente.

-Despierte, despierte – le dijo mientras le agarraba el brazo y le daba pequeñas sacudidas.

El anciano no abrió los ojos ya que hace muchos años estaba ciego. Se movió un poco y dijo:


-Ya amaneció niña, vaya que he dormido muy bien a noche

El anciano tanteo con su mano derecha la silla y se puso de pie. Cogió un trozo de madera que lo utilizaba como bastón y camino un poco para terminar de despertarse.  Luego de ello dijo:

-Bien, niña creo que debemos irnos

-Si – dijo sonriendo – anciano, me podrías mostrar la salida de la ciudad?


-Claro, claro, pero antes te pediría que me acompañaras a buscar algo de comer

-Por supuesto – dijo la elfa sin dudarlo

El anciano le ayudaría a salir de la ciudad y lo menos que podía hacer ella era regresarle el favor. Ayudo a bajar al anciano de la gran casa. Las escaleras crujían cada vez ambos descendían del último piso. Una vez en la puerta principal, el viejo saco una llave, ambos salieron de la casa y el anciano cerró la puerta.  Debía conocer muy bien lo que hacía por que no necesito ayuda. Ambos comenzaron a caminar por la calle, siendo Mellanie la más aliviada debido a que pronto ya no tendría más preocupaciones.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Dom Ago 24, 2014 6:46 pm

Mantenía una respiración estable, intentando no delatar su estado de consciencia, la verdad no quería moverse antes de tiempo, cuando aún no era necesario. De un momento a otro, sintió la respiración de Risk, que era lo que mayormente se escuchaba en la habitación, cambiar, lo que le indicó que debía estar despierto. Y luego, el se sinceró.

La confesión hecha por el hombre le dejó un sentimiento cálido en su corazón. Hace años que no había recibido palabras tan amables y de buena manera, por lo que sus dichos calaron en lo profundo de su alma. No estaba preparada para escuchar algo así, la verdad, no se esperaba jamás volver a oír algo parecido. Pero ahí estaba. Un desconocido, ya no tan desconocido, agradecía el haberle conocido, y ella también lo agradecía, le había salvado, le había resguardado y le provocaba ciertos sentimientos que la humana no podía entender aún. El impulso de mirarle se hizo de su sentimientos, pero no así de su mente, la que impidió aquello. No se movió, intentó mantener su respiración a un compás normal, a pesar de que su órgano mas importante latía con mas rapidez de la usual. - No podría olvidarme de usted... - Respondió para el, pero de forma cobarde en su mente. Por alguna razón, no quería arruinar el momento. Al sentir su mano acariciar el rostro propio, Alba no pudo evitar sentir como el calor invadía sus mejillas. No recordaba la sensación de ser acariciada así, como si fuese alguien importante. Pero el tacto le agradó, porque era diferente al que su honorable madre pocas veces le dedicaba, o bien sus hijos, que la amaban cada día. - Perdona por no tener el valor de decírtelo cuando estuvieras despierta pero no suelo hacer esto con nadie… - La mujer dejó escapar un suspiro con algo de tristeza, por alguna razón se sintió cohibida ante sus palabras, pero no se lo diría. El no podría percatarse de que ella estaba despierta. Se removió levemente, como si estuviese cambiando su posición para dormir, para pasar desapercibida. Aun así, su rostro podría delatarle, pero no le importo demasiado. Aún estaba ocupada con las palabras de Risk dándole vueltas por la mente.

Al haber el cazarecompensa retirado su mano, Alba supo que algo pasaba. Quizás era hora de partir, por lo que ya debería mostrarse despierta. Frunciendo levemente el ceño, se removió entre el abrigo de su compañero, comenzando a abrir los ojos, con lentitud para no llamar la atención. Armándose de valor y esperando a que su expresión no fuera muy obvia, le observó arreglarse. Con la delicadeza que le caracterizaba, comenzó a levantarse, sacudiendo tanto su abrigo como el de el. Decidió mirar hacia otro lado, intentando neutralizar sus pensamientos respecto a el, pero sin dejar de ser descortés. - Buenos días, Risk. - Le saludó, como si no hubiese pasado nada, o por lo menos intentando que fuese así. - ¿Es ya hora de irnos? - Preguntó Alba con una pizca de tristeza en su voz.


Última edición por Alba el Lun Ago 25, 2014 3:46 pm, editado 1 vez
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Dom Ago 24, 2014 10:35 pm

Risk se giró y miro a la mujer que había pasado la noche con él. Con una mirada algo triste le respondió:

-Si ya es hora, será mejor que salgamos de aquí lo más rápido posible

Risk sentía una pequeña opresión en el pecho, era extraño pero hubiera querido que aquella noche no se acabara y que pudiera quedarse toda la vida al lado Alba. La realidad era otra muy diferente, debía llevarla a su hogar con sus hijos pero debía hacerlo con discreción ya que si alguien la veía con él era muy probable que la juzgara mal.  Alba le alcanzo la túnica con la que ocultaba su rostro y Risk se volvió a colocar. El olor y la calidez de su cuerpo estaban impregnados en su ropa.

“Al menos esto me quedara de ella” – pensó mientras miraba al suelo. Luego de eso miro a Alba fijamente a los ojos y se giró nuevamente en dirección a la puerta. La abrió y salió por un momento para verificar que no había nadie.  Ya afuera la luz del sol iluminado la calle. Era una calle vieja y sucia. Risk no vio a nadie y le hizo una señal a Alba para que saliera. Justo cuando la mujer estaba saliendo él le dijo:

-Mantente junto a mí, no te alejes

Comenzaron a caminar rápidamente por la calle. Doblaron la esquina y siguieron por otra calle más. Escuchaban algunos gritos de personas discutiendo no muy lejos de donde estaban.  Algunos sonidos de botellas rompiéndose y perros ladrando.  Risk sabía que eso solo significaba que el día en los suburbios había comenzado.  No permitiría que nadie se le acercara a Alba. Miraba a la mujer cada cierto tiempo para asegurarse que estaba detrás de él y que estaba bien.  Los sentidos de Risk estaba alertas esperando cualquier cosa que sea peligrosa. Siguieron caminando por un buen momento hasta que se detuvieron en una zona un poco más arreglada. Las casas parecían tener mejores acabados y no se escuchaba mucho ruido.  Risk había conseguido sacarla de ahí a salvo pero ahora debían ir con cuidado para que nadie notara su presencia, ya que si llamaban la atención, todos recordarían lo que había pasado el día anterior.

-Tu ve delante de mi, guíame a tu casa, yo estaré detrás tuyo - dijo mientras se colocaba la capucha en la cabeza
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Dom Ago 24, 2014 11:17 pm

Mellanie caminaba junto al anciano. Mientras estaba con él, le iba relatando cosas de la ciudad, secretos e historias que no había escuchado hasta ese momento.  Lunargenta parecía ser un lugar bastante interesante a pesar de la primera impresión que había tenido. El anciano le describió algunas calles importantes y algunos lugares que debía conocer para guiarse si es que en algún momento se perdía.  A Mellanie le comenzó a agradarle la idea de recorrer la ciudad comprobando cada cosa que el anciano le decía. Poco a poco sus ganas de irse de la ciudad se fueron disipando y se reemplazaron con otras como las de quedarse un tiempo ahí. La elfa tenía un par de monedas, así que compró un poco de pan para ambos. El anciano le agradeció y siguieron caminando.

-Recuerdo alguna de estas calles – le dijo mientras mordisqueaba el pan con la poca dentadura que tenía – por aquí, en una de estas calles, fuimos emboscados unos compañeros y yo mientras hacíamos nuestro turno de patrullaje, fueron algunos criminales que querían vengarse de nosotros por haber apresado a uno de los suyos. Los contuvimos pero lamentablemente perdimos a uno, mientras ellos perdieron a 4.

Sonrió de alguna manera cómica, ya que recordaba la celebración en la taberna ese mismo día por su compañero caído. No solía entristecerse cuando moría alguien, todo lo contario, sabía que cumplía con su deber y por ello lo honraban sin lágrimas. La elfa lo escuchaba atentamente. Llegaron a la plaza y miro a su alrededor, vio la avenida donde el día anterior habían sucedido cosas que la habían llevado a conocer a dos personas que había dejado atrás.

-Ayer hubo un incidente aquí – dijo el anciano mirando también en la misma dirección que la elfa - según lo que escuche, un hombre le corto el brazo a otro y salvo a un mujer. Capturaron a algunos con flechas en las piernas y todos ellos fueron encarcelados por fomentar los disturbios. La guardia no le tomo importancia al resto, ya que al menos tenían a quienes castigar

La elfa suspiro de alivio y su rostro se llenó de vida. El anciano la miro y le sonrió.

-Iré a la puerta niña, me acompañaras o prefieres quedarte aquí?

-Me quedare aquí anciano, te doy la gracias por ayudarme con mi problema, ahora se algo de esta ciudad y se a qué lugares no acércame

-Bien, si tienes algún problema más sabes dónde encontrarme – dijo sonriendo

Ambos se despidieron. Mellanie se sentía tranquila, ya que no tendría problemas en quedarse en aquel lugar. Vio como el anciano se alejaba por la avenida y cuando desapareció se giró sobre sí misma y miro el suelo. Comenzó a caminar algo distraída pero mientras se dirigía al centro de la plaza, algo le llamo la atención. Un hombre encapuchado, con una túnica totalmente negra y un arco en la mano y un carcaj de color gris, estaba hablando con otro hombre de mediana estatura cabello negro y ropa un tanto sucia. Cuando terminaron de hablar, el hombre encapuchado comenzó a correr cruzando toda la plaza. Miro a su alrededor y notó que nadie más estaba en la plaza, así que ella era la única que lo estaba viendo. No le vio el rostro pero su túnica le recordó mucho al hombre que la había salvado antes. El hombre desapareció tras una calle del lado este de la ciudad. Curiosa, quiso saber por qué alguien corría tan presuroso en la mañana.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Lun Ago 25, 2014 4:34 pm

- Si ya es hora, será mejor que salgamos de aquí lo más rápido posible. - Las palabras de Risk le hicieron asentir con una leve sonrisa triste, resignándose al hecho de que pronto se separarían y quizás no le volviese a ver mas, pero tenía la esperanza de que el cumpliese lo que había dicho la noche anterior, y la escusa de verle sirviera para volver a juntarse. Le vio vestirse con la capa que le había entregado hace unos momentos, mientras Alba se desperezaba, ya que no quería parecer lenta o bien molestar con su actitud cansada, tampoco lucir un rostro que mostrara huellas de haber pasado una mala noche. Pero lo hacía apropósito, ella sabía que en el fondo se tardaba apropósito. Cuando ya se vistió con el propio abrigo de piel, se acercó al cazarecompensas para quedarse a una cercanía aceptable de el, aunque en realidad extrañaba ya el calor que le había brindado su compañía por la noche. Le vio fijamente a los ojos, sin darse cuenta que sus ojos reflejaban ya la tristeza que ya no solo mostraban sus labios.

Al ver la señal, la trigueña salió con siguilo del lugar, estirando su vestido que volvía a moverse y parecía bastante arrugado. El frío matutino abrazó su cuerpo, pero el sol que percibía en el rostro compensaba la falta de altas temperaturas en su cuerpo. - Mantente junto a mí, no te alejes. - Dejo de hacer lo que hacía, para asentir. - Esta bien. - Se puso seria ante la indicación, pensando que estaba en un lugar que no conocía y la verdad, le daba cierto recelo el lugar, ahora que observaba bien. Le siguió con un paso rápido al verle comenzar a caminar. No recordaba el recorrido, pero ahora pudo darse cuenta que no conocía las calles, y que jamás había pasado por lugares así. Los gritos que llegaban de lugares cercanos le causaban curiosidad, habían ebrios y personas con vestimentas poco llamativas llenando las calles poco a poco. Poco a poco se fue acercando mas a Risk, intentando acortar distancia entre ellos, porque sentía un leve temor. Su rostro se mostraba neutral, pero era una mascara para no mostrar el miedo que le inundaba de a poco.

Pronto llegaron a una zona que ya conocía, pertenecía al núcleo de Lunargenta, allí pudo dejar salir un suspiro, mostrando un poco mas de color en su rostro y sus ojos leve esperanza. La paz de la zona residencial en la que estaba fue un aspecto relajante, como un recuerdo cálido, y los recordó a ellos, a sus niños, que siempre jugaban en las calles cuando el sol estaba en toda su majestad en el cielo y las temperaturas invitaban a divertirse, ahora en invierno. Alba notó que Risk detenía su caminar y se dirigía a hablarle. -Tu ve delante de mi, guíame a tu casa, yo estaré detrás tuyo - No estamos lejos.- Susurró la mujer, mientras le dedicaba una leve sonrisa, aprovechando de ver a sus ojos antes de que la capucha le cubriera mayormente, dando entender que había entendido. Ahora, mas tranquila y mas suelta, decidió tomar su aire de señora y caminó erguida, por si alguien pasaba no hacerse notar como si hubiese hecho algo no aceptable.

Era solo una mujer mas de aquel pueblo.

Atravesaron unas calles mas, las que con un ambiente tranquilo le daban la bienvenida. Al pasar por una pequeña plazoleta vio a una anciana que vendía flores, la cual le saludó con una humilde sonrisa que ella correspondió solo con una mirada. Solía ver a la señora de edad siempre que pasaba con sus hijos para asistir al culto de su hermano, todos los viernes. Tomando un atajo pasó por unos jardines escondidos entre pino, que frondosos ocultaban el sol, y que daban un olor característico al lugar. Apareció otra plazoleta, pero que se encontraba con unos niños jugando. Su corazón se apretó. Lukas y Gvidas solían salir a jugar con la nieve, si hubiese nevado, se podría imaginar que los vería riendo. Se volteó con una leve sonrisa impregnada en su rostro a ver a Risk, solo para cerciorarse que venía detrás siguiéndole. Las palabras de la noche anterior resonaron en su mente y volteó su rostro con rapidez, sintiendo como el calor volvía a inundar su rostro. Se sentía como una joven enamorada. - Que cosas estoy pensando... -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Lun Ago 25, 2014 5:22 pm

Risk seguía a Alba con sumo cuidado.  Vio como algunas personas ya de la ciudad ya se habían despertado temprano. Observo a una anciana que ofrecía sus flores a quienes gustasen de los detalles de la naturaleza.  Siguieron por unos jardines frondosos y luego por otra plazoleta. Hay encontraron a niños jugando alegremente. Alba los miro tiernamente. Risk la miro y entendió que estaba recordando a sus hijos.  Vio con la mujer a la que acompañaba y protegía con tanto esmero se daba la vuelta y le sonreía. Risk la miro fijamente a los ojos y le sonrió también.  

“Su mirada es tan hermosa”, pensó mientras ambos cruzaban miradas.  Siguieron caminando un buen tramo hasta llegar a una calle despejada, había casas a la derecha e izquierda y algunas tiendas que aún no abrían.  Risk miraba cada cierto tiempo a ambos lados de la calle, verificando que nada inusual pasé.

“Que le diré, que le diré cuando nos despidamos, vamos Risk hazle una promesa con el corazón, aunque ella no lo acepte, me sentiré mejor, ahora ellas es un motivo para que busque algo más que mi propio destino, sí, tengo que decirle que...”, su pensamiento se detuvo junto con su cuerpo por una sensación extraña  que tuvo. Se quedó de pie quieto sin moverse. Alba seguía caminando delante y era eso lo único que le importaba, ella estaba a salvo. En un segundo paso de sentir algo extraño a sentir un dolor intenso, punzante en la espalda. Llevo su mano hacia atrás y sintió una delgada vara de madera, pulida para que el viento no la detuviera, era una flecha. La sangre que llego a tocar cerca de su espalda era suya, y ya caía por dentro de su ropa. Se giró y miro hacia adelante buscando a quien le había lanzado aquella flecha. Una figura se acercaba a lo lejos de la calle. Risk no reconocía aun quien era pero cuando llevo sus manos a las empuñaduras de sus katanas, otra flecha le llego al hombro derecho. Se tambaleo por un momento y volvió a mirar al frente. A quien vio lo desconcertó.

Un ex – compañero, un caza recompensas igual que él, vestido de túnica negra. Con una calavera como símbolo en el pecho y con una bufanda roja cubriéndole parte de la cara. En los extremos de su arco había dos cráneos hechos de madera y pintados con blanco. Risk lo había reconocido y a su arma. Le llamaban “Cráneo oscuro” pero su verdadero nombre era Will, aficionado por los huesos y sobre todo coleccionaba cráneos de toda clase. Era un arquero excelente y uno de los pocos con los que Risk siempre se había llevado bien.

La sangre recorría y manchaba su ropa. En el suelo comenzó a verse algunas manchas de sangre. Risk estaba con una rodilla en el suelo, respiraba agitado, débil, y frustrado por haber bajado la guardia. Will ya estaba junto a él cuándo intento ponerse de pie.

-Hola viejo amigo, como has estado

-Las he tenido peores, bonita manera de empezar nuestro reencuentro Will

-Oh lo siento, lamento esto compañero, pero veras, negocios son negocios, tu cabeza tiene un precio después de lo ayer. Oh, sí te vi salvando a esa mujer de esa bola de grasa, pero debiste haber pensado que ese hombre no era cualquiera.

-Tú no hubieras hecho lo mismo?

El hombre lanzo una carcajada y luego dijo:

-Claro que no, no quiero ser un héroe, bueno se acabó la charla, sabes que es lo que sigue

-Supongo, que no debes creer que será tan fácil – dijo Risk. Le sonrió y se levantó de rápidamente, golpeando con la cabeza la nariz del hombre. Retrocedió y  se llevó la mano a la nariz, la sangre caía y manchaba el suelo debajo de Will.  

-Ah vaya, esto hubiera sido más fácil si me hubieras dejado arrastrarte

Risk se volvió a tambalear y cayó de rodillas. Ya no podía moverse, había usado su fuerza en aquel golpe y ahora estaba a merced de su ex - compañero.
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Lun Ago 25, 2014 6:10 pm

Mellanie quiso seguir a aquel hombre por la misma ruta por donde lo había visto irse. Sin embargo, aquel hombre encapuchado fue más rápido que ella y lo perdió de vista. Ahora ella estaba perdida en medio de una calle que no reconocía. Había corrido bastante y se sentía agitada, cerca de donde estaba había una plazoleta con agua saliendo de ella. Se acercó y bebió un poco.  Dos niños pasaron frente a ella y la miraron curiosos. Uno de ellos se le acerco y con un dedo le toco el hombro. Mellanie había cerrado los ojos tratando de recobrar el aliento y descansar pero cuando el niño le toco, los abrió inmediatamente.

-Eres su amiga – dijo el niño de ojos marrones a la elfa

-He a que te refieres

La elfa se puso de pie y miro a ambos niños.

-Hace unos momentos un hombre encapuchado paso corriendo por aquí, y nos dio una moneda por que le dijimos que un hombre y una mujer pasaron por aquí.

Una extraña sensación de incertidumbre lleno el corazón de la elfa. Un hombre y una mujer eran justamente los que había dejado atrás la noche anterior.

-Un hombre y una mujer, como eran ellos, dime niño, como eran ellos

-Ah pues el hombre iba encapuchado, su túnica era muy parecida a la del otro y la mujer era delgada y muy bonita, con cabello castaño.

La elfa casi cae de espaldas de asombro.  Eran los mismos a quienes había dejado atrás, el mismo hombre que la había salvado y la misma mujer con la que había discutido. Lo que comenzó a preguntarse fue que hacia otro hombre encapuchado tras ellos.

-Por donde se fue el que te dio la moneda pregunto Mellanie

-Por ahí – dijo el niño señalando un pasaje algo oscuro que daba a otra calle

Mellanie le entregó al niño una moneda y sin esperar otra cosa, corrió hacia aquel callejón oscuro. Se detuvo unos metros antes de salir a la calle y se pegó a la pared de la izquierda. Miro frente a ella y no había nadie. Lentamente comenzó a acercase más y más a la salida y cuando pudo girar la cabeza, vio lo que le preocupaba. El hombre que le había ayudado estaba de casi de rodillas, con una flecha en el hombro  derecho.  El otro estaba a su lado y parecía que hablaban entre ellos. Llego a escuchar un poco de lo que decían ya que, la audición de la elfa era bastante buena al igual que su visión. A pesar de esta a no menos de 30 metros, a la elfa le pareció que se conocían.

- Es hora de devolver el favor – se dijo para ella misma, mientras llevaba el arco a sus manos y sacaba una flecha. De pronto vio que el hombre herido golpeo con la cabeza a su agresor al levantarse rápidamente para luego caer totalmente de rodillas.

-Tonto, por que gasta sus energías así, va a morir si sigue así, y yo que ya no quería meterme en problemas, pensó mientras tensaba la flecha en su arco.

El hombre ensangrentado en la nariz pareció enojarse y cargo una flecha en su arco y le apunto a la cara al que estaba de rodillas. La elfa preparó su flecha y se dispuso a disparar.  Estaba a una gran distancia pero gracias a su gran adiestramiento podría darle desde ahí.  Soltó la flecha esperando que esta alcanzara su destino y la deuda quedase pagada.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Lun Ago 25, 2014 11:06 pm

Pasado la plazoleta, Alba podía ver el inicio del pasaje en donde se encontraba su casa. Su sonrisa se ensanchó al máximo al verse tan cerca de su residencia, parecía una niña pequeña. Se lo comentaría a Risk, por lo que volteando entusiasta le iba a hablar, pero lo que vio le heló la sangre, y tuvo que reprimir un gemido aterrado que amenazaba con salir de sus labios. El verlo voltearse en busca del atacante hizo que Alba se debatiese en ir a su lado a socorrerlo o de quedarse en donde estaba para no ser un estorbo. Vio allí la flecha, que en su espalda había quedado y se destacaba entre todo el negro que había. No pudo alejar sus ojos de su cuerpo, menos cuando otra flecha llegó a el, haciendo que la viuda ahora si dejara salir un gemido lastimero. Quiso correr a el, verle, atenderle, protegerlo, pero sabía que era inútil, no traía armas, tampoco sería bueno que le pasara algo, después de todo ella tendría que llevarle al hospital o bien a casa, para cuidar sus heridas, y a el.

Un hombre con vestimentas similares a Risk apareció, con un arco. La humana pudo deducir que el fue quien le disparó, por lo que le miró con furia, dejando atrás aquellas sonrisas llenas de alegría, y un sentimiento mas que se encontraba oculto. Lo más característico del hombre era una bufanda roja que le cubría el rostro, y que a ojos de la mujer le hacía ver misterioso, pero sobre todo, le daba miedo y desconfianza. Risk parecía estar mal con las heridas, por lo que la mujer miró hacia todos lados intentando buscar algo con que defender al cazarecompensas que le había protegido como si fuese alguien importante para el. Pero nada, no podía estar sin mirarle por tanto tiempo, aunque fuese aún mas doloroso el verle herido, aguantando. Pudo ver que intercambiaban palabras, pero no podía oírles. Lo único que pasó por su mente fueron las palabras confesadas por la noche, no podría responder a ellas. Lo iba a matar, ese hombre quería matar a Risk.

- ¡No....! - Exclamó, dando un grito que se fue ahogando de a poco, viendo que nada podía hacer. Pero un movimiento de Risk, un golpe hacia atrás que llegaba directamente al rostro del otro hombre le hizo sudar en frío. El no se rendiría, y ella tampoco se quedaría cruzada de brazos. Con valentía que no sabía de donde había adquirido, Alba corrió hacia su guardián, al momento que el desconocido se lanzaba nuevamente a atacar, pero otra flecha llegaba hacia el de la bufanda roja, en pleno cuello, lo que le hizo caer con un brusco golpe. Escuchó un gruñido, que había salido de los labios de el, que se debilitaba lentamente, y la mujer ya había llegado donde el cazarecompensas que apenas se podía de rodillas. Alba le tomó del rostro, haciendo que se estirara y quedara sobre sus piernas, le movió levemente la capa, viendo mayormente su herida en la espalda. Volvió a gemir. Levantó la mirada para ver al otro hombre, el debía estar muriendo mas rápidamente. Pero una silueta a lo lejos le sorprendió. Era un silueta que podría decir que ya había visto antes. Volvió su vista hacia Risk, viéndole con temor, acariciando su rostro con los dedos temblorosos. - Tranquilo... - Le susurró con la voz un poco quebrada. - Tengo que sacarte de este lugar... -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Mar Ago 26, 2014 11:42 pm

El dolor que Risk sentía era muy intenso. Will había intentado matarlo pero alguien le salvo en el instante de su ejecución. Una flecha le atravesó el cuello al caza recompensas y callo tendido al suelo para que un charco de sangre apareciera rápidamente. Estaba muerto y Risk vivo. El hombre con sus heridas y la poca energía que le quedaba jadeaba. Alba se acercó a el, le ayudo a que se estirara pero cuando lo hizo el dolor se intensifico. Risk no mostraba ningún signo de dolor, no por que no lo sintiera, sino que por que había estado acostumbrado ha hacer gesto de dolor. Alba lo miraba desconcertado y escucho su voz diciéndole:

 Tranquilo... Tengo que sacarte de este lugar...

Risk estaba muy débil no podía caminar. No quería que Alba lo viese así, no en ese estado, Risk era algo orgulloso. El hombre estaba pensando en que Alba debía dejarlo ahí y abandonarlo pero justo en el momento en que le iba a decir esas triste palabras, otras fluyeron de su corazón.

-Alba, no me dejes.... - le dijo susurrándole mientras le tomaba la mano con su ultima gota de fuerza. Luego de ello todo se volvió oscuro para Risk. 

Risk se había quedado inconsciente pero estaba feliz después de todo y si moría ahí, estaba muy feliz de que Alba estuviera a su lado. Aunque, no quería que su vida llegara a su fin por que aquella mujer le había dado una razón más importante que su egoísta camino para seguir con vida. Quería conocer a su familia, quería saber mas de ella y compartir tiempo con ella pero no lo haría si moría desangrado en ese lugar.
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Miér Ago 27, 2014 4:32 pm

La flecha de Mellanie dio en el blanco. El hombre a quien había disparado había caído a suelo bruscamente. No sabía si estaba muerto o no pero lo que sabía era que su deuda con el caza recompensas estaba pagada, le había salvado. Aun así vio como la mujer intentaba ayudarle pero lo que realmente necesitaba era que le sacaran las flechas y le curaran las heridas antes de que pierda más sangre.  Mellanie sabía que aquella mujer estaba alterada y que no tendría lo suficiente para ayudar al caza recompensas, así que tomo la decisión más difícil que pudo haber tomado. Fue corriendo hasta donde estaban ambos pero justo cuando llegó el hombre perdió la conciencia. El otro hombre estaba en el suelo con la flecha en el cuello. Mellanie comprobó si la vida había abandonado ya su cuerpo y así fue.  


-Rápido, no hay que perder tiempo – dijo Mellanie mientras se ponían detrás del caza recompensas herido y trataba de levantarlo.

El hombre pesaba bastante pero entre la elfa y la mujer llegaron a levantarlo. Habían pasado sus hombro por debajo de los de hombre una a cada lado.

-Llevémoslo a un lugar seguro para poder ver sus heridas y ayudarlo, sus heridas son algo graves y si no las cerramos lo más rápido posible, morirá -  dijo la elfa con tonó decidido, esperando que a la mujer se le ocurriera algo.  

Mellanie no quería relacionarse más con los humanos pero sabía que el ahora necesitaba de su ayuda y que por algún motivo tenía que dársela. La elfa tenía conocimientos de sanación para ayudar al hombre pero debían sacarlo lo más pronto posible de la calle, antes de que alguien los viera y se horrorizara por lo que había pasado.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Vie Ago 29, 2014 12:52 pm

- Alba, no me dejes.... - Su último llamado antes de caer en la inconsciencia provocó que la aludida tuviese que pensar rápido. No podía dejarlo allí, moriría sin recibir atención médica y sin antes haberle quitado las flechas que tenía tanto en su espalda como en su hombro. Se debatió entre las posibilidades. Tomo su mano, que podía sentir helada, intentando no alejarla de ella y retenerla lo mas que pudiese. - Tranquilo, estaré con usted. - Le murmuró, acariciando su cabello por última vez antes de alzar el rostro, viendo como el atacante se acercaba a ella. Era la elfa.

La mujer que el día antes habría estado muerta si no hubiese sido por el ataque del ahora hombre que estaba herido en sus piernas había disparado la flecha, por lo que supuso fue el pago de la deuda de vida. La humana solo le veía, no podía hablar, no sabría que decirle. Se reprimió mentalmente, estaba demasiado nerviosa, pero debía controlarse, era una mujer ya, no podía perder los estribos. -Rápido, no hay que perder tiempo – Su indicación escondida le hizo ponerse seria, ayudándole con rapidez a levantar a Risk, el que estaba grave. Tuvo que emplear fuerza que no tenía, pero que de algún lado tendría que aparecer, tenían que ayudar a ese hombre. Le tomó con seguridad, esperando que no le pasase nada, pero aun así la delicadeza estaba presente, después de todo no quería incomodarle. -Llevémoslo a un lugar seguro para poder ver sus heridas y ayudarlo, sus heridas son algo graves y si no las cerramos lo más rápido posible, morirá - Alba asintió y pensó de inmediato en su casa, pero no podía, temía a que su honorable madre junto con su hermano, el soldado de la guardia, estuviesen allí. Se mordió el labio pensativa, no podía perder tiempo. - Alec. - Susurró, abriendo algo mas sus ojos, iluminándose. - Lo llevaremos a casa de mi hermano, el es religioso, y su sierva es sabedora de medicina. Por el pasillo a la derecha, ¡Ya! - indicó, señalando con su mano libre a un callejón rodeado de musgo, que luego desencadenaría en múltiples escalerillas. Ahora agradecía que su madre le hubiese dado una casa tan cercana a la del sacerdote draconiano.

Comenzó a transitar por laberintos de musgo, conformado por cortas escalerillas y un cielo de madera que cubría de la nieve y el sol. El recorrido no fue muy largo, y por suerte solo se encontraron con dos hombres, uno que preguntó si podría auxiliar, a lo que la humana respondió tajante que no, y otro que llevaba telas, y que lo mas probable es que estuviese comerciando. Las frías temperaturas no impedían que las mujeres avanzasen por los callejones, hasta que llegaron a una plaza similar a la anterior, solo que esta estaba con mayor gente, de largas túnicas negras y cafes, otros simplemente con capas. Era un sector residencial, pero de aspecto mas sobrio que la anterior. Escuchó murmullos de los hombres, pero no le importo demasiado. Tenía a un hombre herido, y era importante que Risk no muriera, ella no quería que muriera. - ¡Mi señora! - Escuchó una voz familiar, por lo que volteó el rostro y pudo ver a Alethea, su cocinera correr hacia ella, desde un de las fuentes de agua, parecía angustiada. - Mi señora, que dichosa me hace el verle a salvo y... - Cállate y escúchame. - Le cortó la mujer, lo bastante seria como para que la criada que debía rondar su misma edad notara que era algo importante. - Quiero te acerques a la casa de mi hermano y nos hagas paso para entrar, ahora. - Era una orden, pero la angustia era notable en su voz, que intentaba permanecer neutral, sin mucho éxito ya. - Hay que llevar a este hombre a la habitación de visitas. -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Sáb Ago 30, 2014 12:43 pm

Risk estaba inconsciente. No sentía nada, no podía darse cuenta de donde estaba. Solo sabía que estaba muriendo o que ya estaba muerto. En su mente solo había imágenes de recuerdos, recuerdos de tiempos pasados.  Una imagen en particular llego a su mente, la imagen de él, cansado, a la edad de 13 años.  Estaba en medio de un patio de tierra con dos piedras de buen tamaño atadas en ambos brazos. Las sostenía con los brazos levantados y si intentaba bajar los brazos para descansar, un duro golpe le llegaba a la espalda. Era su maestro, el cruel hombre que lo había educado en el arte de las dos espadas. Recordaba sus días de entrenamiento y todas las noches que no durmió por ello.

“-No sientas dolor, no sientas cansancio….”- le decía su maestro, mientras lo golpeaba con un bastón de madera – “el dolor es para los débiles, el cansancio es para los muertos, la piedad para los enfermos y los sentimientos para las mujeres y niños…”- volvía a decir mientras  otro golpe le iba directo a la pierna izquierda. Risk se tambaleo pero no bajo los brazos – “… tu eres un par de afiladas armas, dispuestas a matar a cualquiera que se te interponga en su camino, no lo olvides, eres una herramienta que yo utilizare algún día, ese es tu objetivo de vida, ese es tu camino..”

Risk recordaba esas palabras. Esas palabras que moldearon su carácter y lo volvieron frio y reservado para con todas las personas. No sabía muy bien como había llegado a cambiar pero con el tiempo, a ojos de su maestro, se había vuelto más débil. Él no lo sentía así, no se había vuelto más débil, todo lo contrario, tenía razones más fuertes por las que seguir con vida. Desde que su maestro desapareció de su vida, Risk había buscado la compañía de otras personas, incluso entre los caza recompensas veía una cierta calidez de familia pero jamás confió en ellos a pesar de eso.

“Uno de mis hermanos intento matarme” - se dijo a sí mismo. Las palabras en su mente resonaban como ecos tenues y suaves – “No puedo juzgarlos pero yo jamás hubiera cazado a uno de los nuestros a menos de que estuviera muy necesitado”

Risk en ese instante recordó como había llegado a todo, la elfa, la mujer, el hombre al que le cerceno el brazo, Will.

“Alba…” – su voz, la llamaba en su mente y en su corazón – “Alba, la mujer más hermosa de este mundo, quiero quedarme a su lado, quiero que sea mi esperanza y mi premio después de mis viajes, quiero una familia con ella, no soy nadie para pedirlo, pero si los dioses me dieran a elegir entre todo el oro del mundo y pasar un día a su lado, no lo dudaría por un segundo, quiero seguir viviendo, quiero seguir viviendo para verla, ver a su hijos y criarlos como míos, proteger a su familia, aunque no sepa mucho de cómo llevar una, aprenderé a su lado”

Sus pensamientos se centraron en la última imagen que tuvo antes caer inconsciente, el rostro de la mujer que se había quedado en su mente y su corazón.
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Sáb Ago 30, 2014 4:07 pm

Mellanie y la otra mujer, llevaron al caza recompensas por casa bastante arregladas y bien pintadas. Había visto las casas de los suburbios de Lunargenta  y las comparo rápidamente en su mente. Existía mucha diferencia en el aspecto y tal vez en las personas también. La mujer se encontró con otra cerca de algunas fuentes de agua.

-Me señora – escucho la elfa.

La mujer iba a seguir hablando cuando su señora le interrumpió para darle la orden de que nos guiaran hacia la casa de su hermano y que le consiguiera al hombre herido una habitación. El rostro de la mujer empalideció al ver al hombre con heridas en la espalda y el hombro. Asintió con la cabeza y salió corriendo hacia una puerta no muy lejana. Mellanie la vio desaparecer al entrar en la casa. Salió luego de unos minutos y les hizo un gesto para que ambas se acercaran. Mellanie y la mujer hicieron un último esfuerzo y cuando llegaron a la puerta, la mujer dijo:

-Su hermano no se encuentra en la casa, mi señora

El rostro de la mujer pareció recobrar un poco el color pero cuando vio al caza recompensas volvió a su estado anterior. Ambas entraron a la casa. Una vez ahí, la mujer que les había hecho entrar cerró la puerta detrás de ellas. Luego de ello, la siguieron al segundo nivel de la casa y luego hasta una habitación que se encontraba al final de un pasillo. La mujer introdujo una llave y abrió la puerta. La habitación estaba limpia y con algunas cosas.

-En la cama – dijo Mellanie mirando la cama que tenía en frente

Sentaron al hombre en la cama.

-Necesito agua caliente, unos paños secos, nuevas sabanas y unas tijeras – dijo Mellanie mientras observaba superficialmente las heridas del hombre.

Ambas mujeres salieron rápidamente la habitación para ir en busca de las cosas que había pedido. Mientras estaba sola Mellanie saco de su estuche que siempre llevaba detrás de la cintura, un pequeño paquete. Lo desato y en él había lo que parecía un material extraño. Era de color café y no poseía olor alguno. La elfa había aprendido a preparar algunos ungüentos para la curación de heridas, conocimiento que adquirió con su gente. Lo dejo encima de la cama, mientras que con la otra mano sostenía al  hombre herido. Las mujeres llegaron con todo lo que la elfa había solicitado. Ella les hizo unas señas para que dejaran toda cerca de donde estaba.

-La tijera

La mujer castaña le alcanzo la tijera a la elfa. Mellanie se quitó la túnica, dejo su arco y su carcaj aun lado. Se ató el cabello con una cinta que tenía el brazo derecho y con las tijeras comenzó a cortar la ropa del caza recompensas. No recordaba su nombre ni el de la mujer así que estar ayudando a unos desconocidos era algo nuevo para ella. Cuando el hombre estuvo con el torso descubierto Mellanie le paso una mirada. Aunque no era la situación indicada para pensar en ellos, aquel hombre no tenía un cuerpo maltratado y era agradable a la vista. Rápidamente vio la herida del hombro. La punta de la flecha no había entrado tan profunda, así que sería fácil sacarla. Las manos de Mellanie eran las mejores para el trabajo o ella lo consideraba así, cogió la base de la punta y la tiro hacia atrás. La flecha salió y dio gracias a los dioses por que la punta no se había roto. Miro la herida, toco un poco alrededor y noto que huesos y articulaciones estaban bien. Con uno de los paños limpios limpio la herida, cogió otro y con el agua ya tibia, siguió limpiando. Saco un cuchillo que guardaba en la bota izquierda y lo limpio. Cogió un poco el material café que tenía y se lo coloco en la herida. El hombre lanzo un quejido de dolor y luego volvió estar silencio. Rasgo una de las sabanas limpias que había traído la sierva de la mujer. Envolvió el hombro e hizo un buen nudo.

-Listo, esto ya está, ahora veamos la herida de la espalda

La sangre había manchado un poco la cama pero eso no importaba. Recostaron al hombre boca abajo y Mellanie le miro la herida. La flecha estaba algo profunda. Rápidamente la cogió de la base y tiro de ella. El sonido de un “Crick” hizo que Mellanie gruñera de enfado.

-La punta de la flecha se rompió – dijo tirando solo la madera de la flecha. La punta estaba un poco profunda y alguien tendría que sacarla

Con una rápida mirado Mellanie observo las manos de ambas mujeres. La mujer que la había ayudado a traer al hombre tenía manos delgadas y pequeñas.

-Tu – le dijo a la mujer castaña – tendrás que sacarle la punta de la flecha , si no lo haces bien el morirá, si lo haces bien vivirá, su vida está en tus manos – dijo tratando de presionarla para que utilizara cualquier habilidad que pudiera tener – introduce tus dedos en su herida y saca la punta lentamente. Tienes que hacerlo en línea recta o puedes empeorar su estado.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Alba el Sáb Ago 30, 2014 5:09 pm

- Su hermano no se encuentra en la casa, mi señora. - Era una señal de los dioses, los dragones querían a ese hombre vivo si no habían interferencias en el proceso para salvar al humano que ahora inconsciente era llevado por las mujeres. Con torpeza y volviendo a sacar fuerzas para entrar a Risk a la casa, en donde podrían dejarle hasta que encontrasen a alguien quien le atendiese, ya que ella no sabía nada de heridas graves, y Alethea menos, la que sabía era Marianne, pero al parecer no estaba, ni ella ni su hermano, no le resultó una novedad. Con una urgencia notable las mujeres atravesaron la casa, la que se encontraba en lo posible ordenada, a excepción de la entrada a una habitación, que con todo esparcido, mostraba que era la zona predilecta del soltero dueño de casa. Al llegar a la escalerilla se arrepintió, no recordaba que había que subir, debían dejarlo en una cama ya. Respiraba cortamente, algo inútil para intentar calmarse, pero podía escuchar claramente algunos quejidos inaudibles que hacia Risk, aun inconsciente. De verdad estaba preocupada por el.

Al subir y al llegar a la habitación escuchó atentamente las instrucciones dadas por la elfa. Alba asintió y con Alethea siguiéndole mas nerviosa que ella misma fueron a buscar lo pedido. La criada fue en busca de agua, la que tendría que calentar sin tanto apuro, ya que el fogón ante los fríos que hacían fuera estaba encendido furiosamente. Alba fue en busca de telas a la habitación que solían ocupar Gvidas y Lukas en la casa. Sacó las que mas pudo y entrando al baño principal se encontró con una tijera y también una navaja. Llegó unos minutos antes que Alethea, la cual se había quemado en la carrera a la habitación. Al haber dejado las cosas cerca de la elfa, la trigueña comenzó a dar vueltas por la habitación, mientras que la sierva se encontraba en la puerta, sosteniendo un medallón con forma de dragón, rogando a los dioses que todo pasara pronto. La viuda no quería que el hombre muriera, y a pesar de estar nerviosa pensaba y analizaba lo que la mujer que le había salvado la vida al hombre hacia para el. Se acercó a ella al escucharle pedir la tijera, y decidió quedarse a su lado para servir de ayuda. Evitó hacer contacto visual con el hombre, mas con su abdomen y espalda, las que se hallaban desnudas, a pesar de los años y el de haber ya conocido la piel de un hombre, estas situaciones le incomodaban, no tanto como hubiese sido si Risk no hubiese estado herido. Ahora su situación de salud era lo primordial. La rubia elfa parecía ser una sanadora con habilidad, como si hiciese eso como un trabajo. No le extrañó, ya que la señorita Alestasia le había curado en Midgar, mostrando que los de su raza eran sanadores por excelencia.

El escuchar un quejido semi inconsciente del cazarecompensas le hizo voltear a mirar, ya que no lo estaba haciendo. Notaba como la mujer le ponía algo en la zona del hombro, no sabría decir que era, pero no le importaba. Le tenía confianza a lo que hacia. El falló al intentar sacar la flecha hizo que Alba tragara asustada, pudo deducir que aquella flecha iba a ser mas difícil de sacar. - La punta de la flecha se rompió. – Y ese fue el mensaje, lo que indicó que habían problemas. Ella sabía a lo que se refería, ella ocupaba ballestas, y sabía lo complicado que era cuando una punta se rompía, cuando los trozos se esparcían. Se quedó mirando a la mujer por unos segundos, sin saber que hacer. - Tu – Alba era la aludida, y se despertó al sentirse observada. – Tendrás que sacarle la punta de la flecha , si no lo haces bien el morirá, si lo haces bien vivirá, su vida está en tus manos. – Tragó con fuerza, pero no diría nada, no se excusaría. Tenía que ayudar en algo. Su rostro se puso serio. – Introduce tus dedos en su herida y saca la punta lentamente. Tienes que hacerlo en línea recta o puedes empeorar su estado. -

Se volteó por el otro lado de la cama, para quedar frente a la elfa y al costado del hombre inconsciente. Por manía o nerviosismo, abrió levemente la boca para morder la lengua propia, intentando hacer algo para no caer en la desesperación. Comenzó a mover sus manos con algo de frenética, hasta que sintió que sería capaz de moverlos con mayor facilidad. - Aquí vamos... - Murmuró, acomodándose en su ubicación y acercando sus manos a la herida en la espalda. Se veía fea, y no sabía si en realidad era grave o no. Entre mas miraba mas su ceño se fruncía. Con la punta de los dedos comenzó a tocar la zona, y con la mayor delicadeza posible que le permitían sus dígitos se hizo espacio entre la piel, pudiendo percibir como los músculos de Risk se tensaban. El rostro duro de la mujer reflejaba con la concentración que se dedicaba a juntar los trozos de flecha, a la espera de poder juntar la mayoría y sacarlos. - Ya casi... - Volvió a decirse, mientras una parte de su alma se oprimía al escuchar los quejidos del hombre, pero debía soportarlo. Con movimientos casi invisibles dentro de la pequeña herida se concentró en tomar lo poco visible de la flecha, y con la mayor sutileza lo sacó hacia atrás, con lo que parecía crueldad pero era lo mas eficaz. Con sus dedos ensangrentados, la humana dejó la flecha y los restos sobre la cama, y solo se quedó viendo a la elfa con un rostro bastante confuso, sin saber si estuvo bien o mal lo que hizo. - Yo... -
Alba
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 79
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Risk Meinz el Dom Ago 31, 2014 1:37 pm

Risk sintió las curaciones que le hacían. El dolor le despertó por unos momentos pero luego volvió a quedarse inconsciente. Apenas y su cuerpo le respondía, debido a que había perdido bastante sangre. Una sensación extraña apareció en su espalda, unas manos tibias y suaves le tocaba par luego aparecer un intenso dolor, quiso gritar pero no pudo. Luego todo ceso, como si ya hubiera muerto. Ya no le dolía nada y su mente ahora estaba más clara. Su cuerpo estaba muy cansado, así que siguió divagando en sus recuerdos.

Risk recodo sus días en las calles, cuando era niño, cuando no tenía nada, cuando sus padres murieron y él se quedó solo. Recordó a un niño correr por las calles con él, aún más pequeño. Tenía una cicatriz en la mano izquierda hecha como castigo por robarle a un ciudadano en la plaza. Jugaban con figuras hechas de madera vieja de árboles. Risk había conseguido tallar con una piedra lo que parecía ser un águila y sus otros compañeros tenían otros animales. Corriendo por las calles, recordó como un hombre algo ebrio los amenazo con una botella rota y les quito las figuras para venderlas. Risk le mordió la pierna y sus compañeros le siguieron. Mientras atacaban al hombre, este respondió con un duro golpe en la cabeza del niño con la cicatriz. El hombre huyo y el niño herido quedo tirado en el suelo, inconsciente y minutos después muertos. Risk y sus compañeros tuvieron que salir corriendo por que la gente aviso rápidamente a la guardia de lo sucedido. Risk no lloraba mientras que los otros lo hacían desconsoladamente. Él nunca había llorado, ya que en vez de sentir tristeza, sentía ira.

Recordó que su maestro le enseño a centrar su ira y sus emociones solo cuando luchara y nunca a dejarse llevar por sus impulso sin sus armas, ya que la imprudencia solo le llevaría a una muerta rápida. De las pocas cosas buenas que aprendió, esa era una de las que se le habían quedado en la mente. Comenzó a sentir una especia calor en el cuerpo, no sabía que era solo quería despertar y ver a Alba a su lado.
Risk Meinz
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 80
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Mellanie el Dom Ago 31, 2014 1:56 pm

La mujer de cabello castaño logro sacar los trozos de la flecha que faltaban. La elfa sabía que por el tipo flecha, que no habría más que hacer que esperar a que el hombre se recuperara.

-Los has hecho bien mujer – le dijo Mellanie – creo que ahora depende más de la fuerza de voluntad y de las ganas que él tenga para seguir viviendo.

Se acercó y limpio la herida del caza recompensas. Le coloco la mezcla café que ella preparaba para sus heridas y le vendo la espalda con otro trozo de tela que le habían conseguido. Hizo una señal para que le ayudara a darle la vuelta la hombre y entre las tres mujeres lo hicieron.

-La herida sanara, esa mezcla es un ungüento que los elfos usamos para curar lesiones en la carne y piel, a medida que pase el tiempo la mezcla ira desapareciendo y la herida se cerrara. Procuren que no se quite las vendas, ya que si lo hacen las heridas volverán a abrirse.

Las indicaciones de elfa eran escuchadas atentamente por la mujer castaña.

-Tendrá un poco de fiebre pero nada grave, recobrara la conciencia en unos días por el momento que descanse aquí – hizo una pausa y con un tono calmo y ligeramente dulce agregó – lamento haberme comportado de una manera tan hiriente y negligente antes, es mi actitud frente a los desconocidos, te pido perdón. Mi nombre es Mellanie y soy hija de los bosques, una elfa que recorre el mundo en busca de nuevos caminos…

No había término de hablar cuando la elfa se sintió mareada por unos segundos. Se tambaleo y apenas pudo mantener el equilibrio. Se sentía cansada y agitada después de todo lo que había hecho.

-Yo te pido con respeto y si no represento una molestia quedarme aquí unos días, no tengo a donde ir y necesito recuperar mis fuerzas antes de emprender mi viaje.

Mellanie había cambiado su actitud. No sabía por qué estaba diciendo lo que estaba diciendo y solo tenía en claro una cosa, aquella mujer tenía una mirada fuerte.  Aunque no confía en las personas, todo por lo que ya había vivido en solo día le había hecho pensar que nunca antes había estado tan cerca de los humanos.
Mellanie
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En los inicios de una vida [Interpretativo][Libre] [Cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.