[Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Lun Ago 18 2014, 00:57

No se escuchaba nada, absolutamente todo estaba en silencio. Aún estaba oscuro, a pesar de que el sol ya empezaba a bañar con sus primeros rayos las lejanas montañas, perfilando su silueta de un amarillo rojizo. Las aguas del lago estaban tranquilas, sin movimiento alguno. Las hojas de los arboles se mecían suavemente, acariciadas por la leve brisa. Hacia frio, y este se calaba en los huesos como si de una daga se  tratase.
De entre los arboles, apareció una sombra. Se movía de manera muy rápida y ágil, aunque hizo gemir algunos troncos y ramas a su paso. No se podía distinguir si era negro o simplemente estaba bañado por la penumbra. El sol se iba haciendo paso poco a poco, y con él aparecían los primeros cantos de algunos pájaros.
Y de pronto un chillido, alto y agudo. Todo quedo en silencio de nuevo. La enorme criatura se acerco a la orilla del algo, entrando pausadamente, el agua apenas le cubría la mirad de las patas. Subió las alas y alzo la cabeza, como mirando al cielo estrellado. Los extremos de las alas empezaron a encogerse, a medida que se ramificaban. Su largo y ancho cuello empezó a menguar, de el empezó a brotar un pelo largo, del mismo color que la criatura. La cola desapareció. Ya no había una gran bestia en el lago, en su lugar había una joven, de piel clara, con un largo cabello que el tapaba la desnudez hasta la mitad de la espalda. Entro un poco más en el lago, ayudándose con una de sus manos se mojó el pecho, los brazos la cara... De las cicatrices  su cuerpo emanaban ligeros hilos oscuros, turbando el agua.
Después de limpiar sus heridas se sumergió en el agua, ya que eso siempre la calmaba. Al cabo de un rato, nado hacia un lado, se apoyó con los brazos en una roca, observo un extremo del bosque, ahí estaba su ropa, como siempre que se transformaba estaba echa jirones -estúpida ropa...- murmuro entre dientes. El sol ya estaba sobre el cielo imponiendo su claridad. Levia suspiro un tanto enojada y cerro los ojos, necesitaba descansar.


Última edición por Levia el Miér Sep 03 2014, 01:32, editado 1 vez
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Lun Ago 18 2014, 12:39

El dragón llevaba horas sumergido en aquellas aguas cristalinas, en las orillas pero que se iban oscureciendo cuanto más se adentrara uno hacia el centro, donde las aguas se oscurecían por las profundidades que alcanzaba aquel lago, formado por el derrumbamiento del techo de una cueva, que posterior mente se llenó de agua y formo el profundo lago. Había ido a pescar una presa sabrosa y codiciada, pero muy peligrosa, pues era un pez enorme, de duras escamas aceradas de más de tres metros de largo y con unos afilados dientes capaces de herir a un dragón como él. Y la cosa no le iba demasiado bien, en ese momento el dragón azul nadaba hacia la superficie, perseguido por uno de esos gigantescos peces que lo habían pillado por sorpresa y hecho una herida en una de las patas traseras, por suerte no era grave. El pez estaba mal herido, y quizás furioso por la idea de que iba a morir, se había lanzado contra el dragón en un inesperado y feroz ataque que había pillado desprevenido al joven dragón azul, con el hocico apuntando hacia arriba, e iluminada la oscuridad con la luz de sus tatuajes, el dragón ya percibe la claridad de la superficie del lago, usando su potente cola para impulsarse. Lanza un potentísimo chorro de agua hacia la superficie, teniendo un plan en mente, el dragón hace un último esfuerzo para atraer a su presa hasta la superficie, donde acabar con la vida del pez.

En el exterior, dónde el dragón desconocía que había una hermosa mujer dándose un baño, el lago parece agitarse, una gigantesca esfera, o más bien medio esfera, se eleva en la superficie del lago, combando el agua de este, se eleva varios metros antes de estallar en un gigantesco geiser que se eleva más de cien metros en el aire, provocando una corriente de aire, que provoca unas pequeñas olas y que las ramas de los arboles cercanos se agitasen con violencia. Rugiendo, el dragón nada a través del geiser y extiende las alas de entre 14 y 16 metros de una a otra, para deshacer el geiser, quedando en el aire flotando millones de gotas de agua que forman un arco iris con los primeros rayos del sol. El pez, que había seguido nadando a través del geiser de agua, se ve de repente en el aire, sacudiendo su cuerpo marcado por un par de zarpazos y un mordisco del dragón, que con una precisión increíble, abre las fauces y lanza un finísimo pero potente chorro de agua que atraviesa limpiamente el cráneo del pez, que cae inerte en el agua. El dragón ruge victorioso, ajeno a que alguien podría estar presente en el lago.

El dragón era joven pero estaba bien formado y musculado, tenía el pecho amplio, la cola musculosa, el hocico corto y redondeado, tenía una cara expresiva. El pecho, vientre y membranas de las alas eran de un color azul claro o celeste, el resto de escamas eran de un azul normal. Por la columna tenía una hilera de placas azul oscuro, las garras, cuernos y un apéndice en la punta de la cola en forma de lagrima, eran como de cristal azul oscuro o zafiro. El sol se reflejaba ahora en las gotas de agua de las escamas del dragón, mientras que el agua elevada por el geiser, se iba asentando y el arco iris se iba disipando. El dragón aterriza en una de las orillas del lago, quizás a pocos metros de la mujer que se tomaba un baño unos minutos antes. Medía unos 2 o 3 metros de alto, unos 8 u 10 metros de largo y la envergadura de las alas había podido quizás admirarlas antes.

Se disponía a ir a por su presa para arrastrarla a la orilla y dar cuenta de ella, cuando percibe un olor en el aire, alza su hocico y se le escucha inspirara, buscando el origen de aquel olor, le era un aroma familiar, estaba casi seguro de que se trataba de un miembro femenino de su especie. Puesto algo en tensión pues la última experiencia con un dragón no fue agradable, busca con la mirada el origen de aquel olor. Del muslo derecho del dragón, manaba sangre de la marca de un mordisco, no era una herida grave, y no tendría problemas en sanar, pero quizás le resultara molesta al dragón, que temía que pudiera ser un problema si el olor a dragón que había percibido iba buscando problemas.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Lun Ago 18 2014, 20:23

Levia estaba con los ojos cerrados, sus brazos estaban apoyados sobre la piedra y su cabeza sobre estos. Movía las piernas, creando ondulaciones en las frías aguas.  El sol acariciaba su espalda con delicadeza, haciendo que se le empezara a secar el cabello, haciendo que se rizaran aún más. Tendré que coser de nuevo las ropas, y puede que comprar algunas de nuevas...debería de buscar a algún...ropa que no se desgarre... Estaba absorta en sus pensamientos. Frunció el ceño, abrió los ojos y se incorporo levemente, colocándose de manera mas vertical -Si, debería de buscar algún tipo de ropa que no rompa al transformarme...quizás algún dra...- negó con la cabeza. Todos aquellos años que había pasado viajando había pasado inadvertida. Nadie había notado que era un dragón, quizás eran las pieles de otros animales lo que la habían camuflado. Se encogió de hombros. No, pensó, mejor que siga siendo así... Se llevo una mano a la cicatriz que tenia en el ojo derecho, de nuevo un suspiro salio de sus pulmones como si de un gemido se tratase.

La joven apoyo de nuevo la cabeza sobre sus brazos, alzo la mirada. Frente a ella había un conejo, olisqueando unas hojas, no estaba cazando, y tampoco se sentía hambrienta, así que no quiso asustar al animal moviéndose de manera brusca. Sonrió levemente mientras lo observaba. Entonces, el animal miro hacia el lago, y segundos después salio corriendo. Levia frunció el ceño nuevamente. Fue en ese momento cuando empezó a notar el movimiento del agua. Era leve, pero se movía, y cada vez mas rápida y fuerte. Se volvió rápidamente, miro a un lado, después a otro, no veía nada, pero el agua se agitaba cada vez con mas fuerza bajo sus pies. De pronto, salio un gran chorro de agua, del lago hacia el cielo. Levia estaba perpleja, jamas había visto algo parecido, no al menos en aquel lago. Al ver que una silueta se movía por el geiser, se apresuro a ponerse tras la roca. Miro a la orilla - Donde esta mi arco...- murmuro apretando los dientes. Sus ojos volaron de un lado a otro en busca de sus armas. No tardo mucho en localizarlas, aunque a ella le había parecido una eternidad. Entonces escucho un rugido, alto, fuerte.... La piel se le erizó, las pernas y los brazos se le tensaron. Lentamente, coloco las manos en la roca y se asomo por encima. Era un dragón, un dragón azul. Pocas veces había visto dragones, ya que cuando pasaba por Dundarak intentaba hacerlo de la manera mas rápida posible. Levia, vendes, compras y te vas... siempre se recordaba a ella misma a las puertas de la ciudad. Pero aquel era grande y azul...azul... Se quedo observando al dragón sin apenas moverse un centímetro, vio como cazaba su presa. Porque se para...al verle olfatear hacia su dirección se escondió de nuevo tras la piedra. Mi arco...de nuevo lo localizo con la mirada, pero seguía estando lejos, a unos  cinco pasos de su ropa. No sabia que debía hacer, se deslizo un poco mas hacia abajo, de manera que el agua le llegaba a la barbilla.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Lun Ago 18 2014, 23:26

El dragón no lograba ver a nadie en el lugar, algo que lo hace ponerse algo más inquieto, pues olor era muy reciente, casi podría decirse que fresco. No muy lejos ve señales de zarpas en la orilla del lago, pero el olor más intenso no provenía de aquel lugar, con cuidado, escrutando con la mirada la zona, el dragón azul empieza a moverse, escuchándose el sonido del agua al desplazar el cuerpo al moverse hacia el lugar de donde provenía el olor. El agua le llegaba casi al pecho, rozándole el vientre, para tener una mejor vista, el dragón se alza sobre las patas traseras y apoya una de sus patas delanteras sobre la misma roca sobre la que se escondía la mujer dragón.

Quizás esta podía mirar hacia arriba y ver la parte inferior de la mandíbula del dragón, que miraba a los lados buscándola y olfateándola. Bajo la mandíbula tenía una serie de pelillos cortos y flexibles, de los que goteaban gotas de agua. La roca había crujido al apoyar la pata, y al clavar un poco las garras, algunos pequeños trocitos de piedra caen al agua. El dragón no presta atención a este sonido. Entonces ve algo que llama su atención, allí en la orilla, había ropas desgarradas y algo más. Sin mirar abajo, el dragón pasa por encima de la roca y la mujer, que puede ver al dragón deslizarse por encima de la cabeza. Unas gotas de sangre del muslo de la pata herida, caen sobre la roca y quizás sobre ella misma, mientras que el dragón camina por la orilla hasta dónde estaban las ropas desgarradas y no muy lejos un arco y quizás otras pertenencias. Curioso, y de espaldas, o mejor dicho de culo, a ella, empieza a curiosear la ropa y los objetos, rozándolos con el hocico y olfateándolos atentamente.

Sí, era una hembra de su especie, piensa el dragón mientras curiosea las ropas y luego se vuelve hacia el arco, era un olor intenso y agradable, al menos bajo su punto de vista. El de él también sería fácil mente de reconocer por un miembro de su especie, con un olor más intenso, era sencillo identificarlo como un macho, aunque la mujer como dragona ya sabría eso nada más ver al dragón sin tener que percibir su olor. Alzando la cabeza de nuevo, el dragón bate las alas un par de veces para eliminar el exceso de agua y luego las recoge a los costados. Se notaba que era un macho joven, ya fuera por la forma de comportarse o por algún detalle morfológico en que la dragona pudiera reparar.

-¿Hola? ¿Hay alguien? Puedo olerte… no temas, soy amigo…-dice el dragón con una voz joven y masculina. –No es mi intención causarte daño, siempre y cuando sea en defensa propia…-El dragón sacude la cola, entre inquieto y nervioso, pues no estaba seguro que pensar de todo aquello, empieza a girarse para buscar en torno al lugar, si no se escondía, vería a la mujer dragón. – Puedes salir en cualquier forma que desees, si te sientes incómoda, puedo adoptar otra de mis formas…-el dragón parecía hablar con sinceridad, y no parecía que fuera a apartarse del sitio donde estaban el arco y las ropas desgarradas.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Mar Ago 19 2014, 01:13

Levia se quedo muy quieta, incluso ralentizó su respiración. Escuchaba como el gran dragón la buscaba por el lago...se estaba acercando. Al notar que el gran animal se había puesto sobre la piedra donde ella estaba escondida, la joven tubo el impulso de salir corriendo hacia donde estaban sus armas: el arco, la daga y su hacha de guerra. Pero algo la paró. Sangre. Un líquido caliente empezó a caer por las mejillas de la chica, se llevo la mano a la cara para limpiarse. Sabia que esa sangre no era suya, sino del dragón azul. A su lado empezaban a caer pequeñas piedras, ya que el animal estaba clavando sus garras en la roca. Empezaba a temer que desquebrajase la roca cuando el animal paso por encima de su cabeza. Vio como se acercaba a sus ropas... Levia se sonrojo al ver que las estaba olisqueando, aquello la cabreo un poco. Entrecerró los ojos e inspiro... el olor del gran dragón azul era nuevo para ella, así que se tomo un tiempo a analizarlo.

Alzo ambas manos y se limpio la cara y la cabeza, retirándose la sangre del joven dragón. Sigilosamente empezó a acercarse a él, intentando no hacer ruido al mover el agua. Todo estaba en silencio, quizás por su presencia, así que debía de ir con cuidado. Justo le dio tiempo a salir del agua cuando el animal empezó a hablar. Levia, dando un respingo, se coloco tras un árbol, esquivando la gran cola. Le quedaba tan poco para llegar a alcanzar sus cosas... pero estaba tan absorta escuchándole que  no vio una rama que había en el suelo. Esta crujió bajo el peso de su pie. Apretó los dientes, maldiciendo por dentro. Parecía que el tiempo se había detenido, sabia que el dragón lo había escuchado... Para no hacerlo, un herrero haciendo una espada hace menos ruido, pensó ella suspirando de manera audible. Antes de que el dragón se volviera de manera brusca, o cualquier otra cosa que pudiera diñarla ya que el no sabia exactamente su posición, Levia decidió salir. Sin importarle su desnudez, la joven salio de su escondite, mirando al dragón, a la espera de poder ver sus ojos de cerca.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Mar Ago 19 2014, 11:31

El dragón gruñe entre desconfiado e inquieto, se le hace escuchar algo en el agua, pero cuando dirige hacia allí su mirada, ya no había nada que mirar, mueve la cola musculosa y escamosa tras él, mientras tuerce el gesto, tenía la sensación de que alguien se reía de él, que lo estaban observando, o quizás fuera imaginación suya, producida por la paranoia de que los dragones “iban tras él.” Una vez más baja el hocico hacia los restos de ropa desgarrada, ahora al olfatearla por segunda vez, detecta un poco de olor a sangre, no era un olor muy intenso, así que el dragón suponía que eran de heridas superficiales. Con la cabeza gacha, mira hacia los lados, como para asegurarse de que nadie lo viera y lentamente saca la lengua, rosada y húmeda para rozar uno de los girones de ropa, como si quisiera asegurarse de identificar a dueño de aquello como una dragona.

Estaba tan absorto en inspeccionar las ropas y pertenencias de la dragona, que cuando escucha el sonido de una rama al partirse, da un salto en el aire, sobresaltado, rápidamente se vuelve hacia la procedencia del sonido, sentándose sobre el trasero y haciéndose el disimulado, aunque sigue con la lengua fuera un par de segundos antes de darse cuenta y guardarla en su sitio, con el puente del hocico sonrojado. Cuando ve salir a alguien tras uno de los árboles, se pone de nuevo en pie y se dispone a dar un paso hacia esta cuando se da cuenta de que no solo era la mujer dragón cuyo olor había detectado, si no, de que estaba completamente desnuda. Trata de frenar en seco, pero el paso ya estaba dado y su cuerpo sigue el impulso cogido hacia delante, la mujer puede ver como el cuerpo del dragón se inclina primero muy despacio hacia delante, y que en ese lapso de tiempo, los ojos del dragón cuyos iris eran un remolino continuo de tonalidades azules, van de su rostro, a sus pechos, de estos a la zona de su sexo, de este, de nuevo a sus pechos, de nuevo a su sexo, y luego de nuevo a la cara de la mujer, volviendo a pasar antes, claro está, por los pechos de esta.

Los ojos del dragón se habían abierto como platos, o más bien como grandes escudos redondos por la sorpresa de encontrarse con la mujer en aquel estado y miraban fijamente los de ella mientras su cuerpo sigue su caída, hasta golpear el suelo con el pecho y la parte inferior de la mandíbula. Veloz como el rayo, como si no acabara de caerse de bruces, el dragón se pone en pie como un resorte y empieza a retroceder unos pasos, sin saber dónde poner la mirada. Termina por chocar con el trasero contra un enorme roble, que se sacude soldando hojas, el dragón se lleva una sorpresa por el choque, alza la cabeza y se le queda encajada por los cuernos, sacude la testa pero la rama se resiste a soltarlo, de modo que tras un par de intentos, vuelve a mirar a la mujer, o al menos a los pies de esta. Puede que como dragones siempre fueran “desnudos” pero era una desnudez “velada” por las escamas, sí, un dragón podía distinguir las sensuales curvas y formas del cuerpo de una hembra de dragón, pero como humana, esta desnudez quedaba totalmente a la vista y la repentina aparición de la mujer en aquel estado, lo había pillado totalmente desprevenido.

-Oh…ah…yo…yo…-tartamudea y traga saliva nervioso.- Mi nombre es Kalecxhian… Kalec si le resulta más sencillo… ¡No he visto nada! Bueno sí, si os he visto… pero no era mi intención… -Trata de mirarla a los ojos sin que su vista se vaya a otra parte.- No… es que no quiera miraros… es decir quiero pero no puedo… no es que no tengáis buen cuerpo… aunque no lo he visto… es decir, sí pero no demasiado…- suspira con el puente del hocico completamente rojo, cierra un segundo los ojos para intentar calmarse.- He olido sangre… si estáis herida puedo ofreceros mi ayuda…- dice con la mirada de nuevo apartada de la mujer, mirándola de reojo.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Miér Ago 20 2014, 00:43

Levia observaba cada movimiento, mirada, palabra...estaba atenta a todo lo que hacia el dragón. En un par de ocasiones tubo el impulso de echarse a reír, ya que el gran dragón le había resultado un poco patoso, pero se aguanto, aparentando indiferencia. Observo el rubor de su morro, una leve sonrisa ladeada voló en los labio de la chica, aunque no tardo mucho en desaparecer, bastaba con pestañear para habérselo perdido.
-Kalec...- susurro mirándole de arriba a abajo, la verdad es que no le parecía ya tan imponente, aunque debía de admitir que físicamente era mayor que ella. Le hizo gracia su tartamudez...estaba nervioso?...era por su desnudez? Levia alzo una ceja, pensando. Bajo la mirada para mirarse a ella misma...No tenia nada que no tuviese otra mujer con apariencia humana. Se encogió de hombros y lo miro de nuevo. Primero comenzó por la cola, las patas traseras, el vientre, el pecho...finalmente llego de nuevo a los ojos. Se quedo mirándolos, realmente eran hermosos. -No...- habló al fin, negando levemente con la cabeza -no es nada.- suspiro. El olor del macho de nuevo inundo su mente...su olor...Mi olor! pensó Levia. Ya debe de saber que soy...no....si, como no lo va a saber...se agacho lentamente, alargando el brazo hacia su  ropa. La cogió y la aplasto contra su pecho, mirándole de nuevo... Su mirada fue rápida, del dragón a sus armas, y después de nuevo al dragón. Realmente podía confiar en Kalecxhian?

El sol ya jugaba sobre las aguas, dibujando diferentes tonalidades de azul sobre las leves ondulaciones del agua creadas por el aire. Los rayos de luz también habían llegado a la zona de al arboleda, creando un juego de sombras en el suelo, sobre el dragón y sobre la chica. Se volvía a escuchar el cantar de los pájaros y el gruñido de algún pequeño animal a lo lejos, aunque alrededor de ellos no se veían ninguno de aquellos animales. La zona de detrás de la joven estaba un tanto destartalada: arboles arañados, ramas rotas y por el suelo, plantas pisoteadas...No hacía ni una hora que la joven dragona había pasado por allí. Siempre que se transformaba procuraba hacerlo en los lugares donde no hubiese nadie mas, ya que prácticamente lo único que dominaba a la perfección era el vuelo. Sabia que su elemento era el fuego, al igual que lo había sido el de su madre, lo había comprobado en mas de una ocasión, pero ningunas de ellas acabo bien. Así que prefería no utilizarlo si no era esencial.

Levia estaba frente a Kalec, sin decir nada, sin apenas moverse. No sabia si debía de coger sus cosas y salir corriendo o quedarse a enfrentarse a lo que pudiera suceder: una conversación o una pelea. A decir verdad ella prefería...la primera?...Si ya no me dan miedo los dragones...se dijo a ella misma una vez mas, frente al gran dragón azul. Ya no...la conversación, prefiero la conversación... De nuevo sus ojos conectaron de nuevo, esperando que él hubiese escogido la misma opción...
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Miér Ago 20 2014, 12:35

Inmovilizado por los cuernos, enganchados en las fuertes ramas del roble, el dragón se siente indefenso ante la intensidad de la mirada de la mujer que recorre palmo a palmo su cuerpo. Tenía un cuerpo bien formado, y aunque no era excesivamente musculoso, se le notaba ejercitado, un dragón que no se echaría atrás en un enfrentamiento garra a garra y por lo que pudo ver antes la dragona, también contaba, con un potente arma como aliento. La media sonrisa ladeada de la mujer, no pasa inadvertida al dragón, le recuerda a una hembra que conoció hacía ya unos años. Pero la sonrisa es muy breve y enseguida recupera la seriedad, al decir su nombre de aquella forma, el dragón se siente aún más indefenso y traga saliva, nervioso. Los pelillos, bajo la mandíbula inferior, cortos y flexibles, eran uno de los lugares de donde se desprendía el olor que quizás estaba percibiendo la mujer.

-Sí… así es…-dice asintiendo al nombre que ella dice, carraspea algo inquieto.- ¿Cómo debería llamaros, mi señora?.- pregunta el macho, que había sido educado en una sociedad donde las dragonas eran las que normalmente mandaban y controlaban todo.

Los remolinos del iris del dragón, se agitaban y removían continuamente, mostrando todas las tonalidades posibles de azul. El dragón da de nuevo un tirón de la rama, para intentar soltar sus cuernos, que parecían de cristal azul oscuro y lanzaban destellos con la luz del sol. Sigue enganchado y trata de disimular su situación. El dragón frunce el ceño al ver la mirada que la mujer lanza a las armas que había cerca de él.

-No os serán necesarias, mi señora, no os voy a atacar, siempre y cuando no amenacéis mi seguridad…-advierte el dragón, haciéndola saber que no buscaba un conflicto, pero que si ese “conflicto” atacaba, pensaba defenderse. –Si me lo permitís, ahora voy a cambiar de forma, empieza a dolerme el cuello…-dice con el puente del hocico sonrojado de nuevo, reconociendo que estaba atascado.- No os asustéis, no os dañaré…- dice el dragón que por cuyo cuerpo empieza a aparecer una serie de hermoso y complicado tatuaje de runas y espirales.

Parecía que todo el cuerpo del dragón estaba cubierto por aquel complejo dibujo que se iluminaba con una luz azulada, quizás si el dragón se lo mostrara más detenidamente, ella podría ver alguna zona que no estuviera marcada con aquel tatuaje, pero en ese momento no, pues apenas el tatuaje se ilumina, en el cuerpo, hay un suave flash de luz y cuando desaparece en lugar del dragón había otro ser. El dragón había optado por una de sus formas, la de semidragón, seguía teniendo sus rasgos de dragón, pero era bípedo y de la estatura aproximada de un hombre, entre 1,75 y 1,85 metros de alto, era de hombros anchos y bien formados, al igual que en su forma de dragón anterior, estaba bien musculado pero no excesivamente, más bien tenía un cuerpo atlético. No parecía que fuera desnudo, pues sus escamas lo cubrían igual que en su forma de dragón, incluso la zona de su entre pierna, era sólo un ligero abultamiento como en su forma anterior.

-He decidido que así estaríamos mejor…- dice el joven semidragón, que en realidad lo había hecho por él, pues le daba vergüenza que lo vieran “desnudo” en su forma humana.

Había visto como ella recogía los harapos que debían haber sido su ropa anterior mente, de modo que alza las manos para que viera que no tramaba nada malo.

-Aquí cerca tengo mis cosas… no os preocupéis…-dice señalando un árbol no muy lejos de allí. Camina hacia el lugar, aparta un arbusto y saca una mochila de cuero grande, se acerca de nuevo manteniendo una distancia prudencial.- Tomad, yo aún puedo permanecer así un rato y no tendré frío ni nada …-dice tendiéndole un hatillo de ropa.

El hatillo estaba echo con un jersey suave de lana gris, dentro había unos pantalones de cuero suave y una camisa de lino blanca. Se acerca un poco más, hasta un punto dónde ella debía dar unos cuantos pasos y acercarse también, pues no quería importunarla más de lo necesario.

-También estaría encantado de invitaros a compartir mi captura…-dice señalando el pez, que aún estaba en el agua, con medio cuerpo dentro de esta y el otro medio en la orilla. –Por supuesto yo lo prepararé todo…-dice mientras espera a ver si ella aceptaba su ropa y su hospitalidad.

Da gracias de haber estado unos días en la ciudad, descansando y trabajando en su forma humana, con lo que había recuperado todas sus energías, y podría aguantar aun unas cuantas horas en aquella forma. Esperaba que lo suficiente para volver a la ciudad bajo su forma de dragón chibi o tamaño reducido, para pasar inadvertido y llegar a su habitación de la posada y allí recuperar su forma humana de nuevo. Los ojos del semidragón, ya se mantenían fijos en los de ella, esperando que no se notara demasiado su “lucha” por no mirarla a otras partes del cuerpo.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Jue Ago 21 2014, 00:11

Se quedo mirándole, asombrada. De dragón a semi-dragón y humano, almeno que ella hubiese visto, Kalec podía transformarse en tres seres distintos. Tres. Realmente quería echarse a reír, ya que el dragón se había quedado atascado entre las ramas, pero aquello la dejo anonadada. Sus ojos examinaron el nuevo cuerpo del joven, acabando de nuevo en sus ojos. Con la boca ligeramente entreabierta vio como se acercaba un par de pasos hacia ella, ofreciéndole unas ropas. Estaba tan absorta con lo que había visto que apenas le había escuchado. Asintió con la cabeza, dando un paso hacia él. Parecía de confianza y sus palabras sinceras. Se acerco un poco mas, aceptado las ropas. Hubo un solo segundo, uno solo, en que sus manos se rozaron, Levia lo miro a los ojos y de nuevo dio un paso hacia atrás, rompiendo el repentino contacto.
-Gracias, ahora me las pondré. Entiendo que mi desnudez te moleste, lo siento- se disculpo ladeando ligeramente la cabeza hacia un lado. Se volvió, dándole la espalda al semi-dragón, una espalda blanca que contrastaba que los rizos negros que caían desde su cabeza. Se fue poniendo las ropas que el había dejado, una a una: los pantalones, la camisa y por ultimo el jersey. Las ropas le quedaban algunas tallas grandes, aunque sus curvas se seguían entreviendo bajo ellas.
Sin decir nada, paso por su lado, colocándose un mechón de pelo rebelde, que le había caído hacia la cara, detrás de la oreja. Cuando su mirada colisiono con la de él los labios de ella se curvaron suavemente hacia arriba, era una sonrisa de agradecimiento. Siguió andando, se aproximo a la zona donde se encontraban sus armas. Se colgó el arco en la espalda,coloco  la daga en su cintura, metiendo la vaina por dentro del pantalón de cuero y el hacha en las manos, apoyando mayormente el peso en su hombro. Haciendo un movimiento de cabeza se coloco los cabellos hacia atrás, ya que al estar aun mojados le molestaban un poco. Camino lentamente hacia la orilla, donde se sentó y dejos lo que había quedado de sus ropas. También dejo el hacha, ya que era un poco pesada para llevarla todo el tiempo encima, y mas siendo innecesario. Volvió la cabeza, dirigiéndose al chico - No vienes, Kalec?- pregunto alzando ambas cejas. Sus manos se movieron delicadamente sobre su pelo, peinandolo con los dedos. Hábilmente se hizo una trenza, que le caía por unos de sus hombros, lo ato con una pela que saco de entre los harapos.
El lago se veía hermoso, incluso mas que otros días, o eso pensó Levia. Antes de que el dragón llegara a ella, Levia hablo alto y claro, sin dejar de mirar los colores del agua -Si me traicionas, o me intentas atacar, acabaras muerto, Kalecxhian-
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Jue Ago 21 2014, 11:54

El dragón seguía en su forma de semidragón cuando es objeto del escrutinio de la mujer. Era evidente que tendría forma humana, pero de momento no se la había mostrado a la mujer. Se deja examinar pues entiende que para otros dragones que nunca hubieran visto la peculiar forma de semidragón, esta pudiera resultar extraña y desconcertante. La musculosa cola del dragón permanecía alzada por encima del suelo y sus grandes alas reposaban en su espalda, su hermosa cornamenta parecía emitir luz cuando el sol se reflejaba en ellas y cuando los ojos de la mujer vuelven a los de él, el dragón sonríe un poco nervioso, esperando que cogiera la ropa que le ofrecía. Cuando ella se acerca a tomar la ropa y se rozan sus manos, el dragón se estremece un poco, poniéndose un poco tenso. Ella puede percibir el olor del dragón mucho más fuerte, pues una de las zonas donde más fuerte parecía provenir era de los “pelillos” que tenía bajo la mandíbula. No era un olor desagradable o empalagoso, sólo ligeramente almizclado, como un perfume o colonia. Cuando escucha las palabras de ella da un respingo y el puente del hocico se le pone muy rojo.

-Oh… no…no yo… es… bueno…- Cuando ella había dicho que le podía molestar su desnudez, eran como si lo hubieran atravesado un una docena de espadas y un yunque le herrero le hubiera caído en la cabeza.- No es eso, me encanta veros desnuda.- Ahora en vez de rojo parece ponerse pálido.- Es decir, no es que quiera que estéis todo el rato desnuda, hace frío y la piel de los humanos no es muy buen aislante del frio…-poco a poco iba sonrojándose de nuevo, suspira y cierra los ojos, frotándose los parpados con el dedo índice y pulgar de una mano, como si empezara a dolerle la cabeza.- Yo sólo intentaba ser amable, se lo que es pasar frío bajo nuestra forma huamana…- El semidragón la ve volverse para ponerse la ropa que le había dado.

Sin darse cuenta, el dragón empieza a ladear a un lado la cabeza, dándole un buen repaso al cuerpo de la mujer por su parte trasera, cuando se da cuenta, tiene la cabeza echada a un lado totalmente y contempla el trasero de ella mientras se inclina para ponerse los pantalones. Cuando ella se pone los pantalones se da cuenta de lo que había estado haciendo, y poniéndose rojo y sofocado, se vuelve de espaldas también, mientras se frota el hocico y la cara con las manos, mientras murmuraba para sí algo de dejar las ideas “impuras” para otro momento, sobre todo porque no llevaba pantalones y no podría ocultar de ninguna forma si se excitaba delante de ella.

Cuando pasa junto a él, da un pequeño respingo, sobresaltado, pues estaba tan ocupado intentando borrar la imagen del trasero y el cuerpo desnudo de ella, que no la había escuchado moverse. Cuando sus ojos vuelven a cruzarse y ella sonríe, el dragón piensa que ella sabe lo que él estaba pensando sobre ella, de modo que justo cuando ya había conseguido calmarse un poco, siente que el puente de su hocico se vuelve a poner rabiosamente rojo. El dragón frunce un poco el ceño y sacude la musculosa cola escamosa tras él, empezaba a sospechar que la hembra sabía perfectamente lo que hacía y que lo provocaba a posta… o quizás no, no sabía qué diablos pensar, era la primera dragona con la que se encontraba desde hacía mucho tiempo y las hembras siempre lo habían desconcertado un poco. Observa como la mujer recoge sus pertenencias y se las acomoda en el cuerpo, aunque él no lo ve necesario, tampoco dice nada al respecto, entonces se da cuenta de algo, cola mujer aun NO le había dicho como se llamaba. Pero la idea se le nubla cuando la observa sentarse con elegancia en una roca cercana a la orilla, observa embobado como la mujer se colocaba el pelo mojado, peinándoselo con los dedos y luego se lo empezaba a trenzar.

-Oh…ah, sí, claro, claro, ya voy…- Dice saliendo de su ensimismamiento y caminando hacia la orilla del lago donde aún reposaba el enorme pez que había capturado antes. Cuando escucha la amenaza de la mujer, el dragón frunce el ceño y sacude la cola enfadado.- Mi señora, no me amenacéis, es un insulto muy grave. Si os quisiera atacar ya lo habría hecho, y no os ofrecería mis ropas ni compartir mi captura. – Con actitud ofendida y molesta, sigue su camino.

Camina hacia la orilla del lago, quedando de espaldas a ella, moviendo la cola de lado a lado con suavidad, para mantener el equilibro al caminar. Ahora quizás era el momento de ella de darle un “repaso” al semidragón, del cual se podían ver los fuertes músculos de su espalda para poder mover las alas, la elegante cola, y por qué no decirlo, un buen trasero, firme y durito de un semidragón joven y bien cuidado. Se inclina hacia el enorme pez, alzando la cola para darse impulso e irlo arrastrando sin mucha dificultad hacia la orilla, lo arrastra fuera del agua, sin apenas acelerársele la respiración. Después de aquello, el dragón se vuelve de nuevo, camina hasta un lugar cercano dónde se había sentado ella y coge un haz de leña que había reunido antes de ponerse a pescar. Cogiendo un yesquero de la mochila de cuero de donde había sacado la ropa, reúne la leña seca y tras unos cuantos intentos prense un trozo de tela empapada en aceite con el que prende algo de pasto seco y pequeñas ramitas. En pocos minutos un buen fuego ardía cerca de la roca donde ella se había sentado, el semidragón toma unas botas de la mochila y se las tiende, dentro había calcetines de lana.

-Poneros esto, secaros antes los pies al fuego si queréis, prepararé la comida. –Dice mientras coge un afilado cuchillo de la mochila y se dirige hacia el pez, aun molesto por las palabras anteriores de la mujer, entonces recuerda algo. – Yo al menos me he presentado como es debido, vos aun no me habéis dado ni vuestro nombre. –Dice con un gruñido y dirigiendo hacia el enorme pez.

Usando el apéndice afilado de la punta de su cola, empieza a descamar el pez con gran habilidad, luego le raja el vientre y le saca todas las tripas. Usando el cuchillo más pequeño, corta ciertas partes del pez, como el hígado. Hecha todas las escamas y las tripas a un agujero y las rapa con tierra y piedras. Con el cuchillo y las manos ensangrentadas, empieza a cortar unos buenos filetes de la carne del pez, tenían el color de la carne del salmón. Tras cortar unos diez filetes, no demasiado gruesos para que pudieran hacerse por dentro, el dragón camina hacia el fuego. Clava unas varas limpias y afiladas cerca de las llamas, clava los trozos de pez en los palos sin que los alcancen las llamas para que no se quemaran. De la mochila saca unos condimentos, sal y algo de aceite de oliva. Pronto la carne empieza a chisporrotear y el lugar se llena del aroma del pez asado que olía delicioso. El dragón no había vuelto a mirar a la mujer y seguía con el ceño fruncido, quizás aún mosqueado con ella, por haberlo amenazado sin motivo.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Sáb Ago 23 2014, 23:20

Ella sonrió levemente, su sonrisa era un  tanto picara, con una comisura un tanto mas elevada que la otra. Se había enfadado, se notaba, y eso le gustaba, aunque no sabia porque. Le observo mientras preparaba el pescado para después cocinarlo en la hoguera. En ese tiempo le basto para acabar de repasar el cuerpo del joven semi-dragón. La verdad es que Levia tubo que admitir que era fascinante, nunca había visto a un dragón en esa forma...habría mas como el? se encogió de hombros ente aquella pregunta.
Coloco bien las botas del chico con los calcetines dentro, ya que le gustaba ir descalza. Le gustaba sentir en los pies el tacto de la hierba, su suavidad, la humedad y el frió que dejaba en ella el roció de la mañana. Con los brazos se rodeo sus piernas, quedando abrazada, su cabeza reposo suavemente en sus rodillas. Se quedo mirando como le agua caía por la cascada, chocando sobre las rocas que habían al pie, para después serenarse en el lago.

- Levia...- susurro cuando el dragón acabo de colocar los filetes de pescado en los palos junto al fuego - Me llamo Levia.- Suspiro, moviendo los dedos de los pies sobre la verde hierba.

Quería preguntarle que qué hacia allí, en aquella parte del lago, pero no quería parecer pretenciosa, ya que entendería que no le respondiera. Había podido ver que era un dragón elemental de agua, así como que dominaba bien sus habilidades con esta. ¿Habría ido a entrenar junto a otros dragones o había aprendido solo? Eso le dio que pensar a Levia. Ella era elemental de fuego, eso no crearía rivalidad entre ellos...no? Aquello le hizo recordar que hacia mucho tiempo lo clanes de distintos elementos eran rivales, pero esperaba que aquello fuera cosa del pasado, ya que siempre prefería evitar peleas.
Lo miro esperando que dijera algo, ya que parecía que tenia mucho que hablar, aunque quizás se equivocaba, cosa que no le sorprendería ya que no solía estar tanto tiempo con las personas como para conocerlas tanto, y como para ella adquirir esa perspicacia de saber que quiere el otro sin tener la necesidad de decirlo.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Dom Ago 24 2014, 13:53

El dragón permanecía acuclillado frente al fuego, vigilando que la carne del pescado se fuera haciendo igual por todos lados y no acabara quemado por un lado y crudo por otro. Mantenía el ceño fruncido mientras miraba el fuego y el pescado que se asaba y liberaba un delicioso aroma.  Observa como la mujer se acomodaba, abrazándose las rodillas, sonriéndole de aquella forma sesgada y que recordaba a una mujer que conoció hacía muchos años. Una excelente guerrera y señora del dragón. No se había percatado del repaso que le dio ella con la mirada, ahora acuclillado de cara a ella, el dragón intentaba evitar mirarla, quizás porque siguiera molesto o intimidado por la mujer.

-Encantado de conoceros Levia, espero que vuestro siguiente paso, no sea amenazarme con mutilar alguna parte de mi cuerpo si os ofrezco esto…-dice mientras toma una de las brochetas y se la ofrece, con el pescado humeante y dorado.

Luego de eso, el dragón se vuelve para coger otra brocheta de pescado y sentarse en el suelo, apoyando una mano tras la espalda y despatarrándose a gusto, dejando la cola apoyada en el suelo en torno a él, y dando un buen mordisco al pescado, gruñendo satisfecho.

-Bueno, si no es meterme en donde no me llaman, me gustaría saber que os ha traído a estas tierras, parecéis una dragona de mundo.- pregunta el dragón, mientras come con más tranquilidad el pescado asado. –Si venís por negocios, hay una gran ciudad llamada Lunargenta donde podréis hacer buenos tratos,  pero si venís por asuntos más personales, como venganza o buscando pareja  ya lo vais a tener más complicado…-dice con un gruñido, como si se callara algo más que fuera a decir, pues el dragón piensa que si era por aquello último,  lo tendría difícil con su actitud.

Sabía que algunos dragones y dragones solitarios, que vivían lejos de las comunidades de dragones, iban buscando a un miembro del sexo opuesto en ciertas épocas del año, al menos así ocurría con la especie a la que pertenecía él. La hembra era muy atractiva, pero su carácter dejaba  que desear, o al menos era la primera impresión que se había llevado el dragón, pues no podía juzgar a una persona de forma definitiva, y más una que acababa de conocer.

-Pero me estoy precipitando con mis preguntas, siento si os parezco un cotilla, pero sois la primera dragona con la que me cruzo desde que abandone mi hogar.- dice el semidragón mientras saca una botella de cerámica de la mochila, quita el corcho y da un trago, ofreciéndole la botella a la mujer.- Tiene algo de alcohol, bebed con moderación…- La botella era bastante grande, para contener unos 2 litros y medio o 3 de bebida, la cual si aceptaba, comprobaría que era hidromiel.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Lun Ago 25 2014, 01:34

Levia frunció el ceño por el reproche que el joven dragón le había hecho por su amenaza. Solo quería dejar las cosas claras...aquellas palabras solo sonaron en su cabeza, ya que en ese momento le paso la brocheta de comida, haciendo que se acallaran. La chica la acepto en silencio. Le llego inmediatamente el delicioso aroma del pescado. La lengua de la chica paso lentamente por su labio inferior, que acabo mordiéndose a la par que alzaba la mirada para escuchar de nuevo a Kalec.

Los labios de Levia se apretaron, frunció el ceño y entrecerró los ojos. Sabia perfectamente que no era la típica joven casadera que vestía ropas bonitas y delicadas, de piel fina, a la espera de ser desposada con un hombre de buena familia... Claro que tenia ambiciones, o al menos deseos personales, en ese campo, pero era consciente de sus limitaciones...y de sus gustos. No pretendía dejar a un lado sus viajes y aventuras, sus armas y su libertad. Sabia que algún día encontraría la persona por la que dudaría de todo aquello, pero también pensaba que si realmente la encontraba, esta no le obligaría a cambiar. Suspiro sorprendía, el carraspeo de Kalec le había molestado, y mas por hacerle pensar en todo aquello, cuando realmente lo que quería era comer.

Le dio un mordisco a la comida mientras el joven hablaba de nuevo. Cerro los ojos, estaba buenísimo, eso y que tenia tanta hambre que se hubiese comido una pierda en aquel momento.

- No...yo soy quien te pide disculpas...quizás no debería de haber sido tan...- le costaba buscar palabras para lo que ella no creía que estaba mal, simplemente exponía unas condiciones -...seria?- le estaba mirando a los ojos, mientras su mano se deslizaba hacia la botella. Se la acerco a la nariz. Olio. Era un olor fuerte y penetrante, pero no le desagrado. Le dio un trago y se lo devolvió a su dueño. Asintió a modo de agradecimiento.

Clavo de nuevo el palo en el que había el pescado en el suelo. Acerco sus pertenencias, y de entre ellas saco una bolsita de cuero. Mientras le iba dando  bocado al pescado, Levia empezó a coser sus ropas, era mas hábil de lo que parecía a primera vista, ya que estaba acostumbrada a ello.  
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Lun Ago 25 2014, 18:16

El dragón coge su segundo trozo de pez asado pinchando otro trozo crudo en la brocheta que había dejado limpia. El dragón no pensaba en pareja como algo a largo plazo, si no, a machos y hembras que sólo buscaban pareja por una temporada y luego seguían su camino. Cuando ella le devuelve la botella, da otro largo trago y luego vierte un pequeño chorro en el trozo que él comía, lo deja que las llamas lo laman unos segundos y luego da un mordisco, dejando la botella entre la mujer y él por si la dragona quería beber más.

-Bueno, no sé por qué experiencias has pasado, quizás tu forma de ser esté justificada…- dice el semidragón, mientras se echa un poco hacia atrás, arrecostándose contra una roca.- De modo que supongo que tenéis el derecho de ser de eso modo, aunque si sentís el impulso de seguir, os agradecería una breve explicación. –dice guiñándole un ojo, una actitud un poco más relajada, demostrando que ya no estaba tan molesto como antes. – Yo debo disculparme quizás por meterme también donde no me llaman, por eso de asuntos personales, venganza o buscar pareja…-encoge las alas.- … es sólo que hacía mucho que no trataba con uno de mi especie, y menos con una hembra tan hermosa.- dice alzando la botella y dando un sorbo, tendiéndosela para que bebiera. – Pensé que quizás habíais detectado mi olor y buscabais algo…-carraspea sonrojándose.- Algo temporal…-encoge las alas.- Muchos de los nuestros lo hacen. Buscan a alguien con quien compartir un tiempo, unas aventuras aquí y allí, cazar en pareja, patear y chamuscar traeros enemigos en equipo. –dice con un brillo divertido en los ojos.

El dragón ve como Levia coge los girones de ropa que habían sido ropa y empieza a coserlos, suspira con pesar.

-¿Vas a coser eso? No merece la pena…
-dice el semidragón rascándose bajo la mandíbula, pensando que quizás la hembra no tenía más ropa que aquella.- Puedes quedarte la ropa que te di… y si necesitas algún sitio donde alojarte en la ciudad yo tengo una habitación muy amplia… se lo complicado que es llegar a un lugar desconocido y no conocer a nadie ni tener nada...- le dice con cortesía, como invitación y no como algo que ella tuviera que aceptar obligatoria mente, pues no quería presionarla.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Mar Ago 26 2014, 02:01

Levia lo iba escuchando mientras cosía sus ropas.  Un poco de hilo por aquí, un poco mas de piel por allá, un mordisco al pescado... Mientras la chica iba escuchando a Kalec, cambiando el gesto de la cara según lo que pensaba.

-Yo también hace...- callo. Sus manos se habían quedado inmóviles con un trozo de pela en ellas, sus pies ya no se movían, acariciando la suave hierba que cubría todo el suelo hasta donde llegaba la vista. Las siguientes palabras el joven dragón hicieron acallar sus propias palabras, las palabras del joven dragón habían hecho incluso que Levia se pusiera roja.

No, no había olido con anterioridad al macho, ya que con su forma humana no tenia los sentidos tan agudizados como cuando estaba con su forma de dragón. Ella no se había quedado tanto tiempo en la ciudad como para saber como se comportaban los  de su especie, pero se lo imaginaba, ya que en otros lugares donde había estado era igual, o eso pensaba ella.
Aventuras, cazar en pareja, grupo... La verdad es que la ultima vez que formo equipo con un joven acabo la cosa bastante mal, ya que los dos eran igual de cabezotas, y ninguno daba su brazo a torcer. Ella llevaba una cicatriz en el costado de la pierna derecha que le recordaba que no era buena haciendo las cosas en equipo, y el llevaba la cara marcada, solo que eso ella aun no lo sabia. O quizás era que solo no congeniaba con ese hombre en concreto, la verdad es que nunca lo había intentado de nuevo, los encuentros que tenia con otras personas no solían superar la semana o semana y media.

-Aja...- susurro leve reanudando su tarea - Aguantaran un par de cambios mas...- odiaba olvidarse de despojarse de sus ropas antes de transformarse. -No hace falta, pero gracias, Kalec- levantó la vista un momento de sus manos para mirar los ojos del chico y sonreirle. Sus sonrisas parecían sinceras, pero siempre parecía que se quedaban en sus labios, como si sus ojos no llegaran a sentir la calidez de sus labios al  curvarse.

-Oh tranquilo...yo...bueno tengo...ya tengo una casa- se rasco levemente la nuca. No tenia realmente una casa, sino que se había construido una especie de refugio. Suspiró, dejando caer sus hombros, parecía que la presencia del dragón azul cada vez le intimidaba menos. El que no mirara sus armas de manera repetida era una buena señal.  

-Bueno..a veces resulta útil no conocer a la gente que te rodea...- frunció levemente los labios. Al menos conocía a la perfección la zona, y eso le reconfortaba, eso le gustaba.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Miér Ago 27 2014, 00:13

Para el dragón hablar de temas tan naturales como la caza, la derrota de un enemigo o el apareamiento, eran lo más normal del mundo, de modo que ladea un poco la cabeza curioso y alza una ceja al ver como las manos de la mujer, que se movían veloces por los trozos de tela, cosiéndolos, se detienen y sus mejillas empiezan a ponerse rojas. El dragón se come un segundo trozo de pescado en pocos bocados y los ayuda abajar por la garganta con otro trago de hidromiel, la bebida empezaba a afectarlo un poco, dándole un ligero rubor en el puente del hocico.

-Perdona si está muy picante… solo le eche sal y alguna especia… no pensé que picara tanto… -dice mientras toma un tercer troco y pincha otro trozo crudo en la brocheta recién limpia.

El dragón se pone en pie y se estira, los músculos poderosos y bien formados se mueven bajo las escamas del dragón, dejando ver su buen aspecto, aunque en la espalda, cerca del hombro derecho, parecía tener una cicatriz, por suerte esta parecía curada por completo, pero quizás la marca siempre permanecería en su piel, notándose incluso bajo las escamas que crecieran sobre la cicatriz.

-Bueno, como quieras…- dice volviéndose de nuevo hacia ella, sonriendo por que la mujer se empeñara en coser las ropas desgarradas.- La verdad es que es un fastidio… yo normalmente me puedo quitar la ropa antes de transformarse, pero hay veces que simplemente no hay tiempo…-hace una mueca y se rasca bajo la mandíbula.- Lo que más me fastidia perder son las botas.- dice con una sonrisa mientras pone una mueca divertida.- Más de una vez he tenido que entrar descalzo a la ciudad, llevando poco más que harapos encima… la gente es muy curiosa cuando ven a alguien menos desnudo por las calles, sobre todo algunas damas.- dice guiñando un ojo a Levia y dando otro trago de la hidromiel, pasándole a ella la botella.

Se siente en el suelo de nuevo, abriendo las piernas y recostándose hacia atrás, mientras que el sol y las sombras bañaban el lugar.

-Vaya, entonces es genial, yo aún no he conseguido un cubil por este lugar. Debéis ser una dragona muy…-la mira sonriente.- … habilidosa. Si necesitáis un guía para la ciudad, no dudéis en buscarme. Estaré en la posada, el dragón y la doncella, preguntad por mí al posadero, me conoce de sobras.- dice mientras mira al cielo y suspira gustoso. -Se siente genial tener el estómago lleno y poder disfrutar de una conversación agradable en un día como este. Oh, sí, muy útil, debéis rodearos de amigos, sobre todo en un lugar tan bullicioso como Lunargenta. O si no de amigos, al menos de conocidos o contactos… Es complicado abrirse camino en esa ciudad, yo prefiero esto…-dice abriendo los brazos, señalando el entorno que lo rodeaba.- Pero si quiero ser algo, ser alguien, y cumplir con mi…”objetivo”, necesito saber moverme por la ciudad y sus círculos.- El dragón mira hacia el pescado que había sobrado.- Podéis llevaros lo que queráis, el resto lo venderé en la ciudad, los humanos o elfos rara vez pueden pescarlo y su carne se vende cara, me dará para pagarme la vida en la ciudad un par de semanas. –Se pone en pie y coge el cuchillo afilado de antes, para trocear el pez y que Levia se llevara lo que quisiera, el alcohol había afectado un poco al dragón, pero no lo suficiente como para ser demasiado descarado con la dragona, pero era indudable que ella le hacía “tilín”, aunque hubiera sido a primera vista.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Jue Ago 28 2014, 00:54

Levia se rió de manera fugaz por el comentario de él, dejando ver sus blancos dientes por solo un instante. Sin dejar de hacer su tarea, escuchaba al joven, llenando su cabeza de muchas preguntas, pero no creía que fueran convenientes pronunciar si quiera la mitad de ellas...Quizás si le preguntaba por lo de su "objetivo" se molestaba...

Cuando acabo de arreglar las ropas se acerco un poco más al lago, hasta la orilla, se agachó y las sumergió, limpiándoles los restos de sangre que había en los bajos. Llevo la ropa empapada de agua hasta la roca donde anteriormente había estado sentada ella. Metió nuevamente las telas que le habían sobrado y la pequeña aguja de madera, que había utilizado para coser, dentro del viejo saco de cuero. Se sentó de nuevo frente a Kalec. Alzo los brazos hacia el cielo, estirando los músculos, su silueta de dejo entrever en la blanca camisa, dibujando curvas ahí donde debían estar. Se remango el pantalón que le había dado el joven, subiéndoselo hasta la altura de las rodillas. Metió los pies en el agua. Estaba fría. Un suspiro salio de su boca, acompañado de una leve sonrisa.

- Por eso yo ya hace tiempo que no llevo...- dijo mirando sus propios pies, que se movían el en agua haciendo que esta se moviese nos minutos, para acabar de nuevo serena. - Tengo unos para cuando voy a las ciudades...pero para ir por el bosque me molestan.- Miro fugazmente las botas del chico, parecían caras, al manos mas de lo que ella gastaría en calzado, una pena si se rompían, la verdad. Volvió su torso para alcanzar el trozo de comida que se había dejado a medias. Poco a poco de lo acabo, quedándose llena a pesar de haber comido poco.

- Gracias...- susurro mirando como troceaba los restos. Alargo el brazo para coger la botella y darle un lago trago, se limpio la boca con el antebrazo, de manera un tanto tímida. Era una de las pequeñas manías que tenia, la odiaba. Recordaba que de pequeña su madre siempre la reñía tras hacer aquello. - Aunque no hace falta...yo... bueno como quieras, no quisiera molestar...- dijo seria, sus ojos miraron a la derecha, en el lago el agua tranquila brillaba por los rayos del sol, después miro a la izquierda, la gran cascada caía con fuerza, creando  un pequeño arco-iris en la base. Pero Levia no vio nada en concreto, ya que sus ojos volaron por el paisaje sin fijarse en nada.

- Tu...- suspiro. Ya había tanteado un poco el terreno, así que quizás Kalec respondería a sus preguntas - ...sabes de algún tipo de ropa que no se desgarre..o algo?- la pregunta no le había quedado tan clara como le había sonado en la cabeza. Estaba quedando como una estúpida. Se llevo la mano a la frente - Y cual es tu "objetivo", Kalec, si no es desconsiderado preguntar...- pregunto intentando olvidar su tonta pregunta, aunque  también sentía curiosidad por el tema. Claro que no lo sabe...sino ya te lo habría dicho... o no...en todo caso no estaba de mas preguntar.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Vie Ago 29 2014, 21:33

El dragón sonríe al ver que había echo reír a la mujer, sacude un poco la cola indeciso, no sabía que pensar de aquella extraña mujer dragón. Traja en trocear y preparar el pez, poniendo los filetes en trozos de hule impermeable para intentar conservar mejor la carne del pescado. Observa como tras un rato, la mujer guarda los trozos de tela que le habían sobrado y el material de costura en un saco. Mientras tanto él había terminado su trabajo y caminaba hacia ella cuando la ve estirarse, se queda parado y ladea curioso la cabeza, observando cómo se marcaba el cuerpo de la mujer bajo las telas, el puente del hocico se le empieza a sonrojar. Termina carraspeando y apartando la mirada, intentando centrar sus pensamientos que no fuera el recuerdo de la mujer desnuda. Camina cerca de la mujer, que se dirige al lago como él, ella mete las piernas y el dragón no puede evitar mirarle las piernas mientras se lava manos y brazos de la sangre del pez, a una distancia prudente donde la sangre del pez no pudiera manchar el agua cerca de las piernas de Levia.


-Sí, el calzado es de los más incómodo que hay, a mí me gusta más sentir la tierra bajo mis garras… en forma humana no estoy muy acostumbrado, la piel de los pies humanos, así como la del todo el cuerpo, es débil, sufre cortes o quemaduras con suma facilidad.- Dice dirigiendo su atención a la sangre de sus manos, frotándose para eliminarla toda. – No hay por qué darlas, es un placer ayudar, y más si es uno de los míos.- dice el dragón levantándose y sacudiendo las manos para secarlas, pues se había acuclillado en la orilla.

Acercándose a ella, toma la botella tras que bebiera la mujer, y también da un largo trago, escurriendo un poco del líquido dorado por la parte inferior de la mandíbula y el cuello. Sonríe por el gesto de Levia de limpiarse los labios.

-No me molestarías en absoluto, sería un placer.-dice con gesto teatral, le toma una mano y le da un beso en los nudillos.- Seguro que sería la envidia de todos si me vieran caminar al lado de una dama tan distinguida.- dice guiñándole un ojo divertido, haciéndole saber que solo estaba actuando.

El dragón ve que la mujer parecía algo inquieta, mirando alrededor aunque no parecía reparar en lo que miraba, el dragón hace una mueca extrañado, temiendo que sería lo que preocupara o inquietaba a la mujer.

-¿Yo?- pregunta para animarla a seguir con la pregunta.- Ah…-dice algo desconcertado por la pregunta y se rasca tras la nuca con una mano.- He oído que la hay, pero no sé dónde conseguirla…-encoge los hombros.- Supongo que algún brujo puede lanzar algún tipo de hechizo sobre las prendas, o que la fabriquen los elfos, yo me encontré con un viejo dragón rojo que tenía prendas de ropa que aparecían y desaparecían con sus transformaciones, pero no tuve mucha oportunidad de preguntar.- dice con una media sonrisa.

La siguiente pregunta hace que el dragón de un respingo, pone una mueca como si la pregunta le hubiera causado algún dolor, cree que esa era la verdadera pregunta que quería hacerle desde el principio.

-Bueno… Estoy buscando información sobre la muerte de mi padre, fue asesinado por vampiros, supongo que un grupo lo mató, interrogo a todos los vampiros con los que me cruzo para recopilar información, pero de momento no he tenido mucho éxito…-dice con disgusto, sentándose sobre una roca, apoyando los antebrazos en las rodillas y dejando caer la cabeza con aire decepcionado. –Sé que no es un objetivo muy noble… la venganza nunca lo es… pero es lo que pretendo, vengarme de quienes mataron a mi padre.- dice mientras junta las yemas de los dedos, haciéndolas tamborilear entre ellas. – También le tengo cierto rencor a un viejo y achacoso dragón, pero no tendría ninguna posibilidades de parear su huesudo y escamoso trasero, de modo que me tragaré el orgullo y me centraré solo en mi objetivo de encontrar a los asesinos de mi padre.- Dice mientras mantenía la mirada gacha, en actitud tensa y con el hocico algo arruga, mostrando los colmillos.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Sáb Ago 30 2014, 23:47

Levia miraba hacia el agua, ya que sabia que le comentario del joven dragón le había hecho que se ruborizara ligeramente, dando un tono rosado a sus blancas mejillas. No estaba acostumbrada que le alagaran, por lo que no era difícil hacer que se pusiera roja, aunque ella siempre lo negaba.  Al ver que le guiñaba un ojo suspiro, controlando su respiración y sus pulsaciones, sabia que eso, aparte de tranquilizarla, haría que el sonrojo de sus mejillas desapareciera más deprisa.

La joven asentía repetidamente con la cabeza, escuchando atentamente como Kalec le respondía a su pregunta de las ropas. Realmente era un tema que le inquietaba. No le importaba que la vieran desnuda, como había podido comprobar el chico unos minutos antes, ya que para la dragona eso era algo natural, pero una solución le facilitaría muchas cosas.

-Un brujo...- susurro para sí, entrecerrando los ojos, haciendo memoria de los brujos a los que conocía, que no eran muchos la verdad. Para ser sincera, Levia no había entablado conversación con ninguno, ya que solo había visto a dos: El primero había sido en las montañas, se había cruzado con él mientras ella cazaba, supuso que él estaba recogiendo ingredientes para pociones. Simplemente se miraron desde lejos, se saludaron con un leve gesto con la cabeza y cada uno siguió su camino. El segundo fue en la ciudad, en el mercado. Levia le había observado curiosa, ya que los brujos causaban esa sensación en ella, le parecían fríos y distantes, pero también inteligentes y misteriosos.

Quizás debería buscar a uno y pre... sus pensamientos se cortaron de golpe, como si una espada las hubiese atravesado de manera rápida y limpia. Su cuerpo se enderezo, poniéndose algo tensa. Escucho como Kalec le contaba su objetivo. Trago saliva, alzando lentamente la miraba para ver los ojos azules del chico.  Sentía que había hecho mal en preguntar.

- No tienes...- fue a interrumpirle pero las palabras apenas salieron de su boca. Lo escucho hasta el final. - Lo siento.... no tenias que contestar a esa pregunta...yo...quizás me tome demasiada libertad, perdóname.- se disculpo aun mirándole, no le gustaba el aspecto que había adoptado el semi-dragón, y menos le gustaba saber que había sido por su culpa. Nadie mas que ella debería de saber que aveces es mejor dejar las cosas del pasado enterradas, debería de pensar mejor las cosas antes de hablar.  

Frunció ligeramente el ceño. Dudaba, no sabia si debía hacerlo...Decidió que si. Se movió un poco hacia él y coloco su mano sobre la de Kalec -Eh...estas bien? fue lo único que se le ocurrió decir... No era muy buena consolando.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Lun Sep 01 2014, 17:23

El dragón sigue con la mirada a la mujer, se sentía a gusto con ella y por alguna razón hacerla sonrojarse le provocaba un gran placer que lo hace sonreír. Se asegura de que la carne del pescado estuviera bien cerrada en sus bolsas de hule, las ata bien y luego se cruza de brazos, apoyándose contra una de las bolsas que tenía casi su misma altura.

-Sí, un brujo.- confirma el dragón mientras sacude la cola manteniendo una sonrisa socarrona y divertida, alzando el hocico altivo, mientras se aparta de la bolsa del pescado y camina hacia ella. –Yo no conozco a ninguno… bueno, a una bruja en una ocasión, aunque no fue un encuentro muy civilizado…-dice con una mueca rascándose los pelillos de debajo de la mandíbula, los cuales desprendían un olor más intenso cuando los rascaba.

Cuando había contado la razón de su estancia y búsqueda en la ciudad, se había puesto algo sombrío al recordar lo de su padre. Se había sentado y había agachado la cabeza y aunque parecía que estaba mirando al suelo, en realidad estaba mirando al vacío, recordando como cuando tuvo cierta edad, su madre le contó cómo murió su padre, pues cuando ocurrió hacía poco que había nacido. Tarda un par de segundos en reaccionar a la voz de la mujer, alzando la mirada un poco sorprendido y sacudiendo una mano para quitarle importancia.

-Oh, no, no te preocupes- hace una mueca entre de disgusto y vergüenza.- supongo que soy un poco sensiblero con estas cosas y permito que el pasado me siga afectando… Sé que dándole muerte a los vampiros responsables de la muerte de mi padre él no regresara de entre los muertos. Pero creo que al menos su espíritu descansará en paz.- Dice con una media sonrisa, rascándose tras la nuca. – No hay nada que perdonar… pero si te hace sentir mejor, puedes aceptar mi invitación para cenar mañana… en la ciudad de Lunargenta, conozco un sitio genial… -Dice mientras suavemente aparta la mano de ella, como si el contacto de la mujer le hubiera dado energías, se pone en pie y se estira, arqueando la espalda. –Podemos quedar en la entrada sur de la ciudad, iré bajo mi apariencia humana, aunque la gente de la ciudad está acostumbrada a ver hombres bestias, licántropos y criaturas similares, prefiero no atraer demasiado la atención sobre mí, prefiero que la atención se centre sobre la belleza que llevaré al lado.- dice mientras le toma con galantería de nuevo la mano y roza con el hocico los nudillos de ella. –Estaré bien si aceptáis mi invitación. –Dice un tanto pícaro guiñándole un ojo, mientras se mantiene inclinado sobre su mano, manteniéndola aun en la suya.

Se mantiene un par de segundos así, luego la suelta y se aparta de ella dirigiéndose hacia el saco de comida, echa encima la mochila anudándola y luego su cuerpo se cubre de los tatuajes brillantes, justo antes de que un flash de luz lo envolviera y apareciera él en su forma de dragón. Tomando el gran saco de comida con las patas delanteras, extiende las alas y esperaría un poco más si la mujer aun no le había respondido afirmativa o negativamente a su invitación de cenar la noche siguiente en la ciudad de Lunargenta.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Lun Sep 01 2014, 23:59

Levia miraba los azules ojos del semi-dragón, escuchando lo que le decía. Cuando este la elogió, la chica pudo notar como sus orejas ardían, bajo la cabeza, mirando hacia el suelo, sabia que sus mejillas se habían ruborizado. Maldijo en su interior, no soportaba sonrojarse, ya que destacaba mucho en su blanca piel, y eso, desde su punto de vista, le daba un aspecto mas frágil e indefenso. Entonces el chico se levanto, tomó su mano y la besó. La joven se puso muy roja, empezó a rezarle a los dioses, en los cuales no creía mucho, para que apareciera un agujero en el suelo y la tragase.

Su boca se movió, parecía que quería hablar, pero de sus labios no salio palabra alguna, por lo que parecía que estos le temblaban ligeramente. No estaba acostumbrada a tales actos de caballerosidad, por lo que no sabia como debía de comportarse. Se levanto de golpe, pasando la manos por el pantalón, aplanandolo como si de una falda se tratase - Yo...- tartamudeo un poco. Levia que estas haciendo, pareces idiota... se riño a si misma, sacudiendo ligeramente la cabeza.

Dio instintivamente un paso atrás, cuando el semi-dragón empezó a transformarse. Fue entonces cuando ella empezó a razonar todo lo que le acababa de decir... una cena?... en la ciudad?... con gente?... no parecía una mala idea, pero aquello le dio un poco de miedo, ya que no solía estar rodeada de mucha gente. Alzo las manos para ponerse su capucha, y así ocultar su rostro, pero entonces recordó que llevaba la ropa de él. Suspiro.

- ¿En Lunargenta?- pregunto ella un tanto insegura. Sus pies se movían inquietos sobre la verde y húmeda hierba, su respiración se había acelerado un poco. - De acuerdo...- susurro tras un par de segundos, después de pensarlo un poco mejor - A-allí estaré...- carraspeo para que no se notase que había vacilado un poco. Noto como el olor del animal se hacia más intenso ahora que era un dragón. Esperaría a que el dragón se fuera para, después de recoger sus cosas, transformarse en dragón y dirigirse de nuevo a su "hogar".
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Kalec el Mar Sep 02 2014, 23:24

El dragón se había percatado de como la joven se ruborizaba de forma rabiosa, aquello lo había hecho sonreír, pero lo había disimulado cuando le dio la espalda para alejarse hacia la bolsa de pescado que había preparado. Por alguna razón, la visión de las mejillas arreboladas y las orejas rojas de la mujer, le provocaba cierta satisfacción que procuraría recordar. Escucha a la mujer moverse y murmurar algo, ya en su forma de dragón se vuelve a mirarla, proyectando una sombra sobre ella. Los hermosos cuernos del dragón, que eran como de cristal azul oscuro, parecían absorber la luz del sol para luego reflejarla a su alrededor.

-¿Sí? .- pregunta alzando una ceja, que estaba formada por una serie de pequeños “cuernecitos” o protuberancias del mismo material que los cuernos y las garras.- Sí, es la ciudad donde me he instalado, cuenta con un floreciente mercado, con un gran puerto donde llegan barcos de todas partes del mundo, es el mejor lugar donde conseguir información.-dice el dragón, sacudiendo la cola y agitando un poco las alas, como si las ejercitara un poco antes de decidirse a alzar el vuelo.

-¡Genial! .- dice el dragón contento cuando ella acepta su invitación.- Estoy deseando verte de nuevo…-entonces cree que ella puede mal interpretar lo que decía.- Es decir como hoy… con ropa… aunque no es que me moleste haberte visto sin ella… pero es posible que la gente de la ciudad se escandalizara un poco…- empieza a fingir que le había dado tos, pues mientras más hablaba más sentía que la estaba liando.- ¡Recuerda, nos veremos a las 9, en la posada el dragón y la doncella! .- dice flexionando las patas traseras, cogiendo la bolsa con las patas delanteras y se impulsa hacia el cielo con las alas, provocando una corriente de aire que agitaría el pelo y las ropas de ella, haciéndole llegar su olor.-¡ Nos vemos mañana por la noche!.- se despide el dragón mientras pone rumbo a Lunargenta.
Kalec
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Levia el Miér Sep 03 2014, 01:20

Frente al gran dragón, Levia dio un par de pasos hacia atrás,quedando apoyada en la piedra. Sonrió al ver que el chico se estaba trabando con sus propias palabras - Entiendo...- susurro ella, asintiendo con la cabeza, con un a sonrisa ladeada. - Mañana... a las 9... en Lunargenta...- dijo ella para si misma, como anotándolo para no olvidarle.

Cuando el dragón alzo el vuelo, el pelo de Levia empezó a moverse de manera violenta, causado por el viento que este estaba provocando. Se sujeto el flequillo con una mano mientras veía como se alejaba. De nuevo el sol de la mañana se posaba sobre ella, dando ligeros brillos a su cabello, y aclarando sus ojos. Cuando Kalec se perdió en el cielo, la chica se quedo aun un tiempo con el trasero apoyado en la roca. De nuevo escucho el canto de los pájaros, a un par de lobos aullar  a lo lejos, el aire meciendo las hojas... Mañana, Lunargenta, a las nueve...
Entonces le entro una especie de cosquilleo por todo el cuerpo. Como se supone que asiste una a una cena... se encogió de hombros, quizás había sido mala idea aceptar.. aunque siempre había una primera vez para todo.

Recogió sus cosas y sonriendo por el buen día que parecía que iba a hacer, empezando su camino a pie, para acabar haciéndolo por el cielo.
Levia
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 244
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Tema Cerrado] Los restos del pasado [Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.