Últimos temas
» Dando señales de vida (?)
Ayer a las 01:33 por Woodpecker

» Recordatorio para la osa [TAREAS]
Ayer a las 00:36 por Bruna

» SISTEMA DE COMBATE
Jue Dic 14 2017, 16:16 por Sigel

» {Tareas} Tablón de encargos de Khariz
Miér Dic 13 2017, 19:57 por Khariz

» Auckland {Af. Normal}
Miér Dic 13 2017, 19:03 por Invitado

» MERCADO de Aerandir
Miér Dic 13 2017, 17:46 por Ansur

» Solicitud de Trabajo
Miér Dic 13 2017, 17:26 por Ansur

» Atributos
Miér Dic 13 2017, 09:52 por Elen Calhoun

» ¿Qué estas escuchando?
Miér Dic 13 2017, 06:08 por Aliena

» Ser joven nunca fue sencillo [Privado]
Miér Dic 13 2017, 04:57 por Fredericksen


[QUEST][Tantrum Teatrum]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Lun Ago 18 2014, 01:30

El flaco Todd, ah… ese era un hombre al que realmente le apasionaba la pesca tanto o más como su trabajo de reemplazo en el teatro. Todd, si, el flaco Todd. Era tan delgado que parecía una escoba rajada. También era alto, alto como un álamo y tenía un ojo de vidrio que siempre miraba para algún lugar que no correspondía. Sus mechas amarillas le caían en cascada por su frente, mal cortadas y sin peinar desde… ¿toda la vida? Si había algo que caracterizaba al flaco era que caminaba como una paloma. Sí, como uno de esos pichones que van de aquí para allá con los brazos que no sabes si van desde detrás de su espalda o a los lados; moviendo el cuello al compás del paso. Pero lo más más raro de todo eso, era que Todd siempre iba rodeado de zancudos, o esas pequeñas cosas que hacen “tiiiii-iii-iiiiiiiiiiii…….” en tu oído en las noches de verano. Algunos les llaman mosquitos. Todd siempre iba con mosquitos. Eran cientos, o miles, casi parecía una nube la que le seguía, era como el escuadrón de la muerte en versión reducida. Atacaban todo a su paso menos a Todd.

Rezongando siempre al flaco estaba Margot. Margot era una gorda que abusaba del maquillaje y siempre fumaba su pipa. Usaba un peluquín colorado de esos que están llenos de rulos y que juntan polvo. Amaba a los gatos, por lo que no solamente tenía olor a tabaco, sino de esos pelos que cuando quieres quitarlos se pegan vaya a saber uno cómo y no salen hasta que la muerte los separe, o bueno… hasta que la gracia de alguna providencia te permite sacarlos. Bueno, Margot. Margot también olía a maquillaje, y como su tina era de doble ancho y el agua muchas veces escaseaba tenía que usar perfumes. Era una mezcla extravagante toda ella con ese vozarrón que intimidaba y te obligaba a escuchar sus canciones de ambientación para las funciones. Demonios, tendrían que haberla visto en su juventud. Todo eso, multiplicado por dos.

Todd y Margot eran como los polos opuestos y como todos saben, éstos se atraen. Lo que aún ellos no sabían era que probablemente en el futuro dejarían esa fase de pelea-negación-repudio-insultos para llegar a la del amor-meloso-asqueroso-bizarro. Pero bueno, esa es otra historia. Como el flaco y la gorda no solían hacer demasiado, el maestro de ceremonias generalmente les hacía deambular por ahí y por allá para ver y escuchar  todo acerca de la ciudad en la que se encontraban para dar sus funciones. Claro que siempre preferían hacerlo por separado y esta vez no fue la excepción. Aunque por mínima que fuera la diferencia, esta vez Todd decidió encaramarse en una mesa dentro de una taberna, escuchando los comentarios de algunos locales.

-Claro que tiene que aparecer, aquella pequeña era un ángel

-No hables en pasado, no hay cuerpo, ¡aún hay esperanzas!

-Sacrilegio, todo esto es un sacrilegio –diría una voz femenina-

-Tienen que haber sido esos locos que llegaron al pueblo en estos días

-¡Si tienen que haber sido!- gritaron a coro los presentes-

Parecía que se estaba armando una revuelta en contra del Tantrum Teatrum.
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Alessa el Lun Ago 18 2014, 04:48

La vida como vampiresa era un poco monótona, desde que se convirtió su sed de sangre no había parado y había matado a un par de personas, en su mayoría mujeres. No sabía la razón pero las mujeres tenían un sabor más dulce en la sangre.  Hacía un poco de frío aquella noche, debido a que estaba nublado. De vez en cuando caían unas pocas gotas y aquello la molestaba un poco porque su capa, aquella capa que le robó a su primera víctima después de matarla, no era tan resistente como deseaba. Aunque si lo pensaba bien, eso terminaría de quitarle el olor a ella y tal vez así dejaría de pensar en sus gritos o en los niños a los que había dejado huérfanos si lo que había dicho aquella mujer era verdad.

Igual aquel olor era mejor que  el que intentaba evitar encontrar en Sacrestic Ville. El olor de aquel vampiro maldito con el que había compartido noches geniales. Quería matarlo por arruinarle la vida, por engañarla y mentirle, pero no estaba lista, no aún. Había muchas cosas que debía aprender, aunque al menos ya podía controlarse un poco más, sería cuestión de práctica el lograr un dominio completo.

Deambuló por las calles, no tenía hambre, al menos no en ese momento. Buscó alguna taberna en la que pasar el rato, no le gustaría que el aguacero comenzara sin estar en un lugar seco y cómodo en el cual poder charlar con la gente.  Encontró un lugar y decidió entrar allí, al abrir la puerta cayo un rayo que mostró su reflejo en la oscuridad en un tono misterioso y lúgubre, algo de brisa al lugar lo cual hizo que la capa le tapase más la cara. Cerró la puerta tras sí y pidió una jarra de cerveza en la barra, no pensaba bebérsela pero siempre fingía que si lo hacía para que la gente no comenzara a sospechar.

Tomó la cerveza y se dirigió a una mesa en el fondo, le gustaba mas allí porque así podía observar a la gente tranquilamente, se quitó la capa y la colocó en el respaldo de la silla, sus cabellos estaban un poco revueltos así que pasó un poco sus dedos por su pelo, se sentó y observó a las personas.  La gente comentaba y cuchicheaba mucho aquella noche, más de lo común , pero a Alessa no le importaban los chismes de taberna, y más porque la gente inventaba cualquier cosa cuando no tenía que hacer.

-¿No eres muy joven para estar aquí?- le preguntó un hombre que se había parado a su lado. Instintivamente le mostró los colmillos diciéndole –Vete- El hombre se fue pero Alessa cayó en cuenta que no debió hacer aquello. Ella no llevaba ninguna arma encima y dejar así a la vista que era una vampiresa no era muy buena idea.
Alessa
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 99

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Lun Ago 18 2014, 15:06

Era una noche cualquiera.

Bueno, una noche cualquiera para Sacrestic Ville. Como siempre, como las contadas ocasiones en que Ébano había estado allí más de dos noches en estancia prolongada, el cielo estaba cubierto de nubes, casi completamente oscuro, apenas dejando hacer aparición de estrellas ni de la tan querida Luna.

Chispeaba, y era el comienzo de la noche cuando entró en una taberna. Buscaba pasarselo bien, como de costumbre, alcohol, diversión... Tal vez alguien a quien molestar. Aunque internamente, buscaba algún trabajo. Algo con lo que tener alguna recompensa, pues hacía tiempo que necesitaba uno.

Y eso había sido hacía unas horas. Había entrado efectivamente a una taberna, con gente, para su sorpresa, pues las tabernas de allí raramente eran tan frecuentadas. Generalmente vampiros, viajeros de la raza que estaban de paso, los dueños, algún habitante aburrido, y a veces, alguna víctima. Y como de costumbre, con el avance de la noche, aquello se vaciaba, lo cual no significaba ambiente calmado.

Una chica en un rincón se derretía en sonrisas, con cara de atontada y mirada perdida junto a un muchacho moreno, al cual sólo le veía el pelo. Probablemente, alguien cenaría esta noche, pensó Ébano. En una mesa oscura, medio oculta, podía ver las delgadas manos de alguien, muy alto y pálido, allí sentado. Otras dos mesas ocupadas por hombres y mujeres, todos juntos, hablando sin parar sobre lo que parecía la comidilla de la ciudad aquellos días: la desaparición de una joven.

Poco sabía Ébano y poco le importaba, aunque fue esa noche cuando empezó a dar vueltas al asunto, ya que tal vez aquello podría reportarle recompensa... Sacudió la cabeza. Un molesto zumbido, como de insectos, revoloteaba en la sala cercana al hombre de manos huesudas. Cogió su copa y se trasladó a otra mesa para alearse de los insectos, junto a una muchacha que acababa de entrar, joven, mirada perdida, morena. Ébano sonrió para sí y ladeó la silla junto a la de la chica, pensando que acababa de conocer a la víctima de sus importunios.

-He visto lo que le has dicho a ese, querida... ¿No es un poco maleducado por tu parte? -dijo sonriendo abiertamente, mostrando sus colmillos. Dio un trago largo a su copa y se apoyó sobre la silla.
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Mar Ago 19 2014, 21:54

Otro día de vida más que se agregaba en la aventura del vampiro. La niebla apenas aparecía cerca de allí y todo era bastante normal como cualquier día, no importase la hora ni absolutamente nada de ello. La inseguridad era la misma y aunque las calles estuviesen desoladas, se sabía perfectamente que no había tranquilidad a causa de tantos "accidentes" que sucedían en cualquier circunstancia o lugar. Así como habían chupasangres que tenían una forma de atrapar a sus presas, mordiéndoles a sangre fría, habían otros que preferían recurrir a la seducción como nuestro héroe que por el momento, estaba recostado en el techo de una casa, mirando la luna y tomando una jarra de vino de forma despreocupaba.

La luna lo enamoraba y le hacía recordar grandes momento en los que sonreía más se dejaba llevar... Esas veces cuando se acostaba con las chicas... Esos recuerdos le atormentaban y tenía ganas de volver a hacerlo. Días atrás había encontrado a la mujer de sus sueños a la que persiguió durante varios años pero no pudo conseguirla hasta hace poco, logrando conquistarla y luego de un esfuerzo incomparable, llevarla a la cama donde pasó los mejores minutos de su vida, viendo la luna y dejándose llevar de la calor y la pasión. Él sabía que ella le odiaba ahora pero eso era lo que menos le importaba, porque según él, no la encontraría nunca más en su vida.

Mientras bebía un sorbo y tenía sus manos en la nuca mirando al cielo, trataba de seguir despierto ante la tormentosa calor y el cansancio que lo llevaba azotado literalmente durante unos días. Al terminar la jarra, decidió ir a una taberna para buscar más de el exquisito sabor que lo alegraba cada día. Sin rechistar, se levantó de golpe, sacudiendo su ropa y calentando sus músculos para ir hacia allí sin preocuparse mucho.

Con un salto, cayó en la puerta de un establecimiento o tienda... Pero... Algo no le sentó bien cuando estaba a punto de entrar. Había un olor que reconocía y esta vez sabía perfectamente de quién era. La incertidumbre lo acorraló y pensaba arduamente en entrar o quedarse fuera pero las ganas de beber alcohol no le dejaba, haciendo que al final entre allí y se encuentre con lo que menos quería...

Allí estaba... Alessa, la primera chica que le tiene tanto odio desde el nacimiento. Con una sonrisa, se limpió la capa que llevaba de las gotas de lluvia puesto que había un diluvio sorprendente. -¡Cuánto tiempo!.-Se dirigió a la recién vampira, hablando de forma sarcástica , extendiendo sus manos como si le fuera a abrazar.

-¿Ya eres una buena vampira?... Creo que desde esas noches... Quizá si... ¿Verdad?...-Habló de forma pausaba, alegre pero tranquila. Sin más preámbulo se hizo cerca de la muchacha.
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Miér Ago 20 2014, 17:28

La lluvia arreciaba y el viento cargado de afilados diamantes acuosos les impedía a los revoltosos salir en busca del teatro andante. Algunos recordaron la presencia de el flaco pero para cuando hicieron alusión a su persona dentro de la taberna, no quedaba ni medio zancudo. Entonces, como era de esperarse, todas las miradas furibundas se concentraron en aquella mesa de atrás, en donde pálidos rostros desconocidos en el lugar mantenían una sutil conversación.

-Seguro ellos le escondieron, no pudo haberse desvanecido en el aire

-Yo doy fe que no pasó por esta puerta

-¡Eh, mesero! ¿Hay alguna otra puerta por aquí?

El hombre con un ojo de vidrio y el delantal bien puesto negó con la cabeza mientras lentamente se escabullía hasta la mesa en cuestión para dejar tres copas de vino.

-Cortesía del Tantrum Teatrum damas y caballero. –Les guiñó el ojo bueno y se desvaneció entre la multitud acosadora que ahora tenía toda su atención en el tercio. Al parecer Todd era mejor escapista de lo que nadie pudiera darle crédito.

-¡Sacrílegos, sacrílegos! –gritaría la mujer apuntando con algún objeto religioso a Paul, sus ojos llenos de dureza.

-Ustedes saben donde está

-Sí, lo saben ¡lo saben!-responderían a coro- la multitud parecía enardecer y aumentar-

-Si sois inocentes, ¡Encontrad a Paloma!

Un poster sería prácticamente clavado sobre la mesa debido a la violencia de los movimientos. Una vez entregado, todo el mundo se disipó rápidamente, como el agua perdiéndose por una alcantarilla. El papel tenía un dibujo de una joven de no más de catorce, ojos inteligentes y frente amplia, cabello crespo y sonrisa astuta.

* * *


-¡Porcia! Te he dicho más de una vez que como eres una mujer real debes intentar imitar a un hombre tratando de ser mujer

El maestre de ceremonias “lord” Albert no era ni gordo ni flaco. Tenía un bigote tupido y con pelos blancos y negros distribuidos al azar, como en su cabeza. Sus ojos marrones eran expresivos y vivos como los de un chiquillo, aunque se le vieran fáciles unos cincuenta años. Siempre iba de galera y era uno de esos hombres a los que propiamente se les puede llamar “detodólogos”. Albert era uno de esos hombres que no dejan caos sueltos y que les gusta disfrutar de lo que hacen mientras otros también la pasan bien. Como su barriga había estado creciendo últimamente, los botones de su camisa blanca pulcra se desprendían, por lo que lo compensaba manteniendo siempre cerrada la prenda de encima.

-Ya le he dicho que no me llame por el nombre del papel que interpreto. ¡Sabe de sobra que mi nombre es Josephine, Jo-se-phi-ne. Y que no me importa que me llame Josy, pero no Porcia, por favor… ¡Porcia! ¿A quién se le ocurriría?...- Recriminó la voz de una muchacha de unos 17 o 18, esbelta, cabello rizado y rubio platinado. Tez clara y ojos avellana, grandes y salvajes.

Josy Maltrems, la novia de quien generalmente es su co-protagonista, Mathias Greesplafn era una chica decidida y la integrante femenina número tres de toda la compañía. No era de esperarse que a esa altura tuviera sus pantalones-faldas bien puestas como para hacerle saber a su jefe todo lo que pasaba por su mente por más descabellado que fuera. Su novio la amaba por ello.

Instrucciones: Deben dar con el teatro. Pueden relacionarse con los personajes que ya he presentado, pero no inventarse a otros personajes que pertenezcan propiamente al teatro. Carta blanca con el resto
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Alessa el Jue Ago 21 2014, 13:23

Una joven se le acercó haciendo un comentario sobre que era mala educación hacer lo que había hecho, estaba a punto de hacerle lo mismo cuando ella le sonrió y Alessa pudo observar sus colmillos, era una vampiresa igual que ella así que no funcionaria.

Se disponía a conversar un rato con la chica cuando de repente escuchó una voz que hizo que todo su cuerpo se tensara, era Paul, el vampiro que había arruinado su familia y la había llevado a la cama hace poco sin decirle quien era. -¿Ya eres buena vampira?...Creo que desde esas noches… Quizás si… ¿Verdad? -Le dijo él, con cada palabra que decía Alessa  sentía ganas de levantarse y clavarle una daga en el cuello. Pero ni siquiera tenía armas así que debía calmar sus instintos asesinos, además de que estaban en una taberna llena de gente.

-Mejor vete de aquí- le dijo, no quería que se acercase a ella porque a pesar de todo ella no podía resistirse sus encantos. –Estoy aquí charlando con una amiga- agregó señalando con la  mano a la chica a su lado, ni siquiera la conocía pero no se le había ocurrido otra cosa, con suerte ella no diría nada.

Tan absorta estaba que no se dio cuenta que las personas los miraban a los tres hasta que una mujer gritó apuntando a Paúl con un objeto. La multitud decía muchas cosas y Alessa se asustó. Querian que encontrasen a alguien, una chica llamada Paloma pero, ¿qué diantres sabían ellos de eso? –Paúl, si es una de tus mujeres ve búscala tu y dile que nos dejen en paz- le amenazó con voz baja para que la multitud que les amenazaba no escuchara.

Alguien dejó un poster en la mesa y Alessa observó la imagen que allí había, una chica menor que ella de cabello crespo le sonreía desde el papel. Sintió un poco de pena por ella, Alessa llevaba poco en la ciudad pero no había podido evitar notar que los vampiros se alimentaban allí sin pudor alguno, hasta había tabernas donde las mujeres ofrecían sexo y sangre a los vampiros. Pobre chica pensó, seguramente ni se merecía lo que le hubiese pasado, tal vez para complacer a sus familiares heridos debía ayudarla y al menos encontrar su cadáver para que le diesen un entierro digno. –Creo que deberíamos buscarla, probablemente esté muerta pero al menos merece un entierro digno.

Tomó la capa del respaldo de la silla y se la colocó, se detuvo a pensar que le había propuesto eso a una desconocida y a Paúl, pero no quedaba de otra si quería seguir un rato mas en aquella ciudad. Tenía deseos de preguntarle a la chica su nombre pero Paúl la pillaría en una mentira y no quería eso, con suerte ella se presentaría a Paúl y ahí podría enterarse, o con mala suerte ella le delataría. – ¿Qué dicen? ¿Vienen a buscarla?- Un escalofríos recorrió su cuerpo ante la loca idea de pasar un rato en compañía de Paúl, Alessa debia admitir que a pesar de todo, aunque tuviese armas, no podría matarle.

___________________
off rol: Se que debemos encontrar el teatro pero a menos que haga metarol no podía ponerlo en un solo post. Cualquier cosa me dicen por MP o cuando entre en la CB
Alessa
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 99

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Dom Ago 24 2014, 11:39

Off rol: lamento encaridamente mi ausencia. No han sido unos buenos días para mi, y no quería postear algo que no me gustase, o que estuviese hecho para salir del paso. Tengo entendido que el turno pasó a Paul, pero visto que no posteó y que me encuentro mejor, procedo a ello. Si no les parece bien, solo tienen que decirlo y borraré para esperar de nuevo mi turno. Saludos.

~    ~    ~  

La muchacha, niña podría decir por su apariencia, miró a Ébano como evaluándola, pero al parecer decidió callar, y más cuando un individuo con ínfulas de arrogancia se acercó a ella.

-¿Ya eres buena vampira?...Creo que desde esas noches… Quizás si… ¿Verdad?
-decía el recién llegado a la muchacha.

"Vaya, se conocen. Parece que se vayan a comer con la mirada" - pensó Ébano. Saltaban chispas entre ellos, no sabía si para bien o para mal, aunque por el tono del chico, se conocían, a fondo.

-Uhhh... Pelea de gatas. -dijo ella distraídamente. Mirando alrededor, el ambiente empezaba a caldearse en la taberna. Cada vez más ojos se centraban en ellos y el murmullo general era creciente.

-Mejor vete de aquí. Estoy aquí charlando con una amiga -decía la chica junto a Ébano, que la miró con extrañeza torciendo el gesto y alzó una mano mientras daba un trago. -Eh, no nos pasemos. Además, creo que no está el ambiente para hacer amigos.

Ébano se levantó paulatinamente, paseó la mano por el hombro del muchacho rodeandolo, pues los allí presentes empezaban a levantar la voz hacia su dirección y no le apetecía nada una pelea de borrachos.

Derramó "sin querer" el resto de su copa sobre el brazo y regazo del muchacho y terminó de alejarse hacia una pared, dispuesta a coger su abrigo y averiguar sobre los rumores. -Ay... Disculpa. Qué torpe.. -le dijo con un tono afectado. Se acercó más a su oído- Es que dicen que no es bueno jugar con fuego. -susurró Ébano, aludiendo a su arrogancia.

Al mismo tiempo en que se recostaba sobre una pared, la multitud acusaba al muchacho, se envalentonaba y depositaban una imagen en un papel.

–Paúl, si es una de tus mujeres ve búscala tu y dile que nos dejen en paz. Creo que deberíamos buscarla, probablemente esté muerta pero al menos merece un entierro digno.¿Qué dicen? ¿Vienen a buscarla? -parloteaba la chica.

"Oh dioses..." -pensaba Ébano. Era un sin parar de hablar, la chica no se cansaba. Se acercó a la hoja y miró la imagen de la chica, con intensos ojos desde el papel. Examinó su rostro y decidió que con o sin ayuda, quería encontrarla, por la diversión de la aventura y la recompensa.

-Así que Paloma. -dijo ella musitadamente- Sí, ¿por qué no? Es ciertamente extraña su desaparición... Uno no busca generalmente aquí. La gente muere sin "causa" aparente. Pero que se preocupen por su ausencia... Algo ocurre. -dijo.

Se acercó a ambos y los miró seriamente. -Si les ayudo, si nos ayudamos mutuamente a encontrarla, no quiero soportar más peleas de gatas, ni discusiones por ver quien seduce a quien. Compórtense... Pueden llamarme Ébano. Y hay un sujeto que ha huido. ¿Alguna sugerencia? Deberíamos empezar por él.... Y yo que ustedes no me echaría atrás. Toda está gente está convencida de que la culpa, es nuestra.
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Lun Ago 25 2014, 23:14

-"Mejor vete de aquí"-Fue la palabra más graciosa que escuchó el vampiro que miraba detenidamente a Alessa que se encontraba molesta dado que había aparecido su enemigo en el lugar donde menos pensaría. -¡Jajaja!... Me encanta tu humor.-Habló de forma detenida, sin pensar en sus palabras ni absolutamente nada, solo diciendo lo que le parecía para luego escuchar sobre una amiga. Sin rechistar ni nada, solo se acaricio el mentón, mirando de arriba a abajo a la chica que también se encontraba allí. Al parecer la encontraba un poco más experimentada e incluso, diría que ella es aún mejor que el colmilludo. Se notaba esa maestría que llevaba y de alguna forma le encantaba como lucía delante de él.

-Ahh.. ¿tu amiga?, no sería malo que me la presentases...-Desafió de nuevo pero al parecer esa chica respondió de manera graciosa pero la notaba más sarcástica que cualquiera. Su forma de ser era increíble y muy igual a la de un vampiro. Cuando la vio levantarse, se quedó en silencio y miró detenidamente los movimientos de ella, siendo lo más inesperada posible. Su mano suave comenzó a pasear por su hombro y eso le hacía sonreír, ¿acaso coqueteaba o simplemente se burlaba?... Creo que la segunda opción era la más acertada. Paul obviamente no era un tonto y sabría que ella aún no había caído en su seducción ni nada parecido dado que ella como Alessa eran muy resistentes y tomaría tiempo.

Acto seguido, ella derramó el liquido de la copa en el brazo de ella, humedeciendo su piel y quedando perplejo ante sus movimientos tan impredecibles. Sin rechistar ni colocarse furioso ante ello, solamente liberó una sonrisa casi circulada y miró de manera interesante a la joven que se había disculpado de la forma más extravagante posible. -Hmmmm...-Miró a su brazo y lo levanto con cuidado hasta sus labios, estando lo más cerca posible. Comenzó a inhalar el líquido y preparo su lengua, acercándola a su propio brazo para luego lamer lo derramado, saboreando y al final bebiendo lo que había allí.

Al limpiar todo, decidió volver a ver con detenimiento a ella, sonriendo coqueto. -No te preocupes... Entiendo que fue sin intención.-Mientras decía ello, tomó un pañuelo y se limpió con suma tranquilidad su regazo para luego el brazo suyo, escurriendo el "trapo" que llevaba. Al guardarlo se levantó del asiento cuando fue apuntado con un objeto religioso "ofensivo".

Una carcajada se escuchó de repente, haciendo que Paul se tome el estómago con las manos y cierre los ojos de manera brusca. -Jajajajaja qué cómicos por dios...-Al haber terminado de reír, se limpió una lagrima, usando un dedo para luego dejar caer la gota al suelo y pegar un leve suspiro de aburrimiento.

Alessa habló de forma agresiva, diciendo que aquel chica era una de las enamoradas de Paul. El rostro de el colmilludo siguió con una sonrisa y miró de manera seria a la "niña" del arco. -No sé de qué hablas... No tengo nada que ver en esto...-Respondió casi molesto y miró hacia el pergamino donde salía la chica.

-Reitero.. No la conozco...-Volvió a recordar pero algo le animó a ello. La "recompensa"... Se veía bastante jugosa y con ello podría comprarse un nuevo saco o quizá volver a afilar su espada que estaba muy mal después de tantos asesinatos que ha hecho.

-Pero...-Se arregló su camisa al igual que su cabello, mirando con una sonrisa a los presentes... -Puedo ayudarles...-Les guiñó el ojo.

--Si les ayudo, si nos ayudamos mutuamente a encontrarla, no quiero soportar más peleas de gatas, ni discusiones por ver quien seduce a quien. Compórtense... Pueden llamarme Ébano. Y hay un sujeto que ha huido. ¿Alguna sugerencia? Deberíamos empezar por él.... Y yo que ustedes no me echaría atrás. Toda está gente está convencida de que la culpa, es nuestra.-Habló esa muchacha, revelando su nombre y decidida a hacer la "misión". Paul se aruñó con frustración las mejillas y asintió con la cabeza. -Vale... Hagamos esto. Estoy dispuesto.-


Última edición por Paul Brown Moreau el Mar Ago 26 2014, 12:33, editado 1 vez
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Mar Ago 26 2014, 01:35

Francis Koplyngs, pelirrojo, cabello ondulado hasta los hombros del color rojo pasión. Sus ojos tan azules que el mismo cielo podría caer de celos si los viera. El hecho de que fuese noctámbulo probablemente hacía que nadie se fijara demasiado en ellos, aunque las pocas chicas que le veían actuar se enamoraban perdidamente de él, al punto de que se escaparan de sus compromisos y huyeran de sus casas para seguirle en el teatro. Tenía unos dieciocho años y era atlético, con sus músculos bien marcados pero no exagerados, tez clara y unas pocas pecas que hacían lucir su rostro adorable. Un talento natural para la actuación, pero era demasiado holgazán como para explotarlo al máximo. Se dice que su pasado es un tanto oscuro y nadie que le conoce habla de él ni le cuestionan.

-Tonto Fran, te digo que tienes que traer al tío Todd ahora mismo. Eres el más fuerte y si te pierdes, cualquier joven incauta te dará cobijo. Po favoooooo ¡Fraaaaaaaan…!- decía la segunda integrante del teatro. Se decía que sus tijeras eran mortales, pero lo cierto es que sus ojos verde amielados eran los que realmente podían causar estragos cuando tenían un objetivo a la mira. Se trataba de Micaela Manathos, nueve años, delgada y fuerte. Su salud era como la de un roble y no solamente era la segunda actriz en importancia, sino la cocinera y sastre oficial. Ella podía hacerlo todo, excepto mentir descaradamente. Para eso estaba su medio hermano, Frobby.

-No Mika, no lo haré –le respondió con tono cansino –por enésima vez, eso sólo me traerá problemas con el vie…con el señor Albert. Además, sabes que Todd llegará sano y salvo.

-Y si no, yo me quedaré con su catre- diría Margot, quien llegaba hecha una sopa, con su maquillaje corrido y un olor a sobaco lavado que mataría a cualquiera que no estuviese acostumbrado a eso.

La pequeña hizo un mohín, dando con el pie en el suelo y pegando dos o tres tijeretazos al aire, lo suficientemente cerca del pelo del ojiazul como para que le hiciera replantearse todas sus excusas. –Hoy comerás puré de patatas con paloma asada- le diría enojada antes de marcharse a través de una cortina que disimulaba la estrechez de una puerta torcida.

-¿Realmente le dejarás ahí fuera?- Preguntó Margot mientras comenzaba a desvestirse en medio de la sala sin pudor-

-Cualquier cosa con tal de no verte en paños menores- le respondería disimulando muy bien su preocupación por no comer aquello que menos le gustaba. Tomó una capa resistente y se aprestó a salir en busca del susodicho cuando tocaron la puerta del vagón.

Instrucciones:Se mantienen las anteriores. Pueden aprovechar como deseen la salida del personaje del vagón o incluso, encontrarse con Todd
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Alessa el Miér Ago 27 2014, 23:58

Ambos habían aceptado, Alessa no sabía los motivos de ellos pero ella… Sentía deseos de ayudar a aquella chica, quien sabe, tal vez estuviese tan perdida como ella misma, quizás alguien la pudo haber convertido o algo peor.  Aquella ciudad era sin lugar a dudas la más extraña que Alessa hubiese pisado jamás. Aun no podía creer que los vampiros cazaran como si nada en aquel lugar, o que la perversión estuviese tan presente en todos los sentidos. Este último pensamiento le hizo preguntarse ¿Por qué buscaban a la chica?, seguramente varias personas desaparecían a diario, eso debía ser algo común en la ciudad.

Tomo el pergamino y lo guardó, definitivamente esa chica no era una de las victimas de Alessa, recordaba todos y cada uno de los rostros de quienes había cazado y el de esa joven no estaba incluido. Pensó en preguntarle a algunas de las personas de allí pero cuando se vino a dar cuenta todo mundo estaba dispersado y no tenía idea de a quien preguntarle. La única persona conocida para ella en la taberna era Paul, con el cual prefería no hablar.

-Bueno, vamos a buscar a la chica, hace rato había aquí un hombre bastante extraño y que ya no está ahora- dijo recordando al hombre aquel, si no fuese porque sería imposible, diría que él era el causante de que aquellos mini vampirillos hubiesen estado en ese rincón de la taberna, porque ahora aquellos mosquitos se habían evaporado junto con el hombre.

Se colocó de nuevo la capa y recogiéndose un poco el cabello se cubrió la cabeza. Salió y se quedo parada un momento en la puerta. Ya había comenzado a llover pero la lluvia no era tanto problema como el viento, ese viento que seguramente haría que la parte superior de la capa se le cayera logrando así que  Alessa terminara más empapada de lo normal. Por un momento volvió a pensarse el buscar a la chica, si le había pasado algo malo como el secuestro no ayudaría mucho porque no tenía arma alguna y no sabía pelear, pero por otro lado no podría estar tranquila si no ayudaba. ¿Será que quería curar su alma por la gente que había matado?

-Sinceramente no conozco mucho esta ciudad… Alguna idea de donde comenzar a buscar?- les preguntó a ambos, tampoco haría énfasis delante de Paul y de una desconocida el hecho de que no era buena rastreando nada, el orgullo que se había creado en los últimos días le impedía demostrar tanta debilidad. Otro rayo iluminó todo de repente haciendo que aquella noche pareciera más lúgubre que ninguna. Suspiró decidida a continuar con aquello puesto que cosas así sería lo más entretenido que tendría en su vida inmortal lejos de la luz y la alegría del sol.

✿¸•*`*•.✿¸.•*¨*•❥ ✿¸•*`*•.✿¸.•*¨*•❥ ✿¸•*`*•.✿¸.•*¨*•❥
Off rol: Perdón por el cutrepost pero estoy falta de ideas y nunca había participado en algo como esto así que a veces medio me pierdo
Cualquier cosa MP
Alessa
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 99

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Vie Ago 29 2014, 15:28

Off rol: informo desde ya, que me ausentaré desde el domingo 31 hora peninsular temprano, hasta el día 3 por la noche, lamento las molestias, aunque creo que no se descuadrará todo demasiado.

Off rol 2: he dejado así el post, porque exponer la pregunta a la guardia me parecía metarol. Si sus personajes reniegan de ir al cuartel, omitan la parte desde donde Ébano les pregunta su opinión. En caso de parecerles bien ir al cuartel, expongan las preguntas.. Que son las lógicas en este caso, creo xD Cualquier duda, edición, mp.


~ ~ ~

Ébano no tenía ninguna gana de prestar atención a las nimiedades... Todo vestigio de noche era bienvenido y sobre todo, muy necesario.

La vampiresa salió de allí, detrás de la otra chica que recogía su pelo bajo la capa. Respecto al otro individuo, también accedía a ayudar. Internamente Ébano solo esperaba que aquello no terminase en peleas innecesarias, ni que tampoco se alargase demasiado.

Él se movía con soltura y por los relajados comentarios sobre la raza de la otra chica, era muy probable que fuese vampiro. Paul, decía llamarse. Ébano salió fuera finalmente, había cogido la capa del asiento y había dejado unas monedas en la mesa. Llevaba unos pantalones ceñidos en cuero negro y una camisa del mismo color ancha. Se echó la capa sobre los hombros, mas no se cubrió la cabeza, no allí.

Esperó por si Paul salía, y examinó a la muchacha.

-Bueno.. Por tus... maneras, chica, deduzco que no llevas mucho tiempo por aquí, ¿no es así? -dijo ella esbozando media sonrisa- Esa gente de ahí dentro, antes de culpar a tu hombre, hablaban de la compañía de teatro que ha llegado a la ciudad... La chica podría ser cualquiera, y la relacionan con ese lugar. He oído que se hacen llamar Tantrum Teatrum. Creo que deberíamos empezar por allí. ¿Alguna idea mejor? -dijo enarcando una ceja.

Esperaría a que estuviese allí Paul, y empezaría a caminar en dirección a la gran carpa que había instalado la compañía.
-¿A alguno de ustedes les suena el rostro de la muchacha? De alguna taberna, su nombre... Pensandolo bien. Antes deberíamos ir al cuartel.

No quedaba muy alejado de allí, a unas cuatro calles, unas dos manzanas. Esperó la opinión de sus compañeros y de ser positiva, Ébano dirigiría sus pasos hasta el cuartel general de la guardia de Sacrestic, regentada por individuos de mirada oscura y astutos pensamientos, que solucionaban los problemas... a su modo, al modo de Sacrestic; soluciones sin preguntas, sin explicaciones. Esperaba que cumpliesen con su deber y no dijesen mentiras.. Era vital para encontrar a la muchacha, y al fin y al cabo si estaba desaparecida, alguien habría denunciado la ausencia de la muchacha.

Sumida en sus pensamientos, se acercaban al cuartel.
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Dom Ago 31 2014, 01:49

Al fin habían salido del lugar y al parecer el día se iba a tornar muy largo. Una misión les esperaba, así que era obvio estar preparados. Ya habían sido varios días descansando y sin nada qué hacer… Era un buen momento para volver de nuevo a la acción para pelear, sentir el miedo, la euforia y las ganas de vivir. Sin rechistar, comenzó a seguirles el paso a las chicas, es más, era algo obvio, ellas eran las que mandaban en el grupo e incluso eran las más astutas. Paul solo era un sangre fría que atacaba de forma bruta con su espada y coqueteaba con cualquier morena o rubia que pasase. Aún la noche seguía mostrando lo hermosa que puede ser cuando la luna les cubre el rostro y les deja solo ver las sombras. Aún el vampiro seguía acariciándose la barbilla, mientras caminaba y sonreía, viendo de manera coqueta a las chicas, imaginando cosas absurdas y tontas como buen estúpido.

Se sabía que el colmilludo es astuto pero ese momento no era el indicado para serlo dado que aún no está en algún problema o combate donde pudiese morir. Ya había pasado demasiado desde que comenzaron a caminar y al parecer ninguno sabía por dónde ir… En pocas palabras, no tenían ni la mayor idea por dónde empezar. Alessa habló y dijo que no conocía mucho la ciudad, a lo que hizo gracia a Paul, haciéndolo reír de forma susurrada y mirando a otro lado. –Vaya…-Dijo el colmilludo, pegando un suspiro hondo, cruzado de brazos y esperando a que la otra chica hablase dado que ella algunas veces tenía ideas majestuosas. Al fin, dio una muy buena, ir al cuartel para hacer unas preguntas.

Paul sin rechistar, accedió y quiso ir allí, sabiendo de antemano donde era el lugar pero aun así, seguía a sus “compañeras” hacía allí por si se perdía como típico del hombre. Sus pasos eran cuidadosos y permanecía alerta ante algún ataque. El colmilludo sabía más que nada que varias personas lo buscaban para matarle o hacerle sufrir. Ya habían pasado varias veces que casi moría desangrado por armas letales gracias a una panda de humanos despreciables. Al llegar Paul se acercó a la oreja de Alessa para susurrarle algo, de forma candente, siendo lo más pausado posible. –Pregunta corazón…-Le dijo de forma sarcástica, riendo un poco para luego volver a su posición y esperar a que ella dijese algo.
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Jue Sep 04 2014, 01:49

El cuartel… ah… el cuartel. Ese lugar alejado de la mano del rey de los humanos, alejado de cualquier religión, creencia o perdón. Un lugar en donde nadie sabía por qué, los humanos aún vivían. ¿Sería para alimentar a los vampiros?... ¿alguna especie de hechizo, magia, brujería…? Probablemente siempre habría sido así y siempre lo sería. Existían familias con gran abolengo y largas generaciones viviendo aún allí; una de ellas era la de la desaparecida Paloma, caza vampiros desde tiempos inmemoriales ahora con sus esperanzas en la heredera desaparecida.

¡Claro! El cuartel. El cuartel estaba a cargo de humanos, como era de esperarse. Algunos vampiros “buenos” ayudaban por allí de vez en cuando, pero desde que el viejo Reynold “el cazador” se retiró porque renegaba de su propia raza para poder dirigirlos y mantenerlos en orden, bueno, después que se retiró los subordinados hacían lo que querían y las familias de alcurnia eran las que sacaban a flote el pueblo. Entre comillas, claro.

Una vez llegados a la puerta del cuartel, lo encontrarían cerrado. Por más que intentaran abrir, las puertas a prueba de bestias se lo impedirían. En unos escalones laterales, y como una especie de cuerpo viviente observando caer el agua, se encontraba el flaco Todd. Los zancudos parecían querer resguardarse bajo el cobijo del alero del techo, mientras él buscaba estrellas que no se veían aquella noche. Más no más tarde que temprano se daría cuenta de la presencia de los tres vampiros.

-Este pueblo está loco ¡loco!- diría con uno de sus ojos en la media luna que aparecía de vez en cuando en el cielo. –Esa niña debió de haber huido…- diría más para sí que para ser escuchado. –Pero claro… siempre tenemos nosotros las culpas. No es que a veces no la tengamos. Algunos clientes molestos se pasan de olla y necesitamos hacer dinero, ustedes saben…- acabaría diciendo viendo con su ojo bueno a Paul, para depositarlos en Alessa y finalmente en Ebano.

-¿Buscan trabajo?- preguntaría cambiando súbitamente de tema. –En fin… yo sí tengo que trabajar. Esto de estar en un teatro errante tiene sus ventajas y desventajas. Mañana por la noche estrenaremos una obra de un tal Ya-kes-pi-re*… no estamos lejos de aquí- sentenciaría señalando al Norte tras unos árboles.

* * *

Francis fue brutalmente ignorado por la avasallante charla que mantenían Mathias, Calos y Miche.

-Esta vez sí que estaba ido, ¿no crees?

-Sí, Albert debería de dejar a Todd en el carromato cuidando de las bestias, Meche puede hacerse argo de explorar el pueblo.
-Eh ¡no hables de los demás cuando no sabes su opinión! –diría el susodicho.

Meche había sido el último en agregarse a la compañía y aunque aún estaba en proceso de conocimiento y no había estado en ninguna de las presentaciones, ya era poco menos que de la familia.

_____________________
Off:Se que Shakespeare es más contemporáneo que el medievo y que es del mundo real, pero concédanme ese gusto. ¿Podríamos decir que es un libreto perdido entre las pertenencias de algún antiguo colonizador terrestre?
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Alessa el Sáb Sep 06 2014, 05:09

-Bueno… Por tus... maneras, chica, deduzco que no llevas mucho tiempo por aquí, ¿no es así?- le había preguntado aquella joven, Alessa se sintió un poco tímida de pensar que la habían estado observando. –Llegué hace poco- fue lo único que dijo antes de que Paul saliera a seguirlas.

Alessa caminó siguiendo los pasos de la chica ante la mención del Tantrum Teatrum, sin lugar a dudas el que invento un nombre como aquel debía  estar un poco chiflado. ¿Será ese algún grupo de secuestradores? Pensaba antes de que Ébano se detuviese y sugiriera ir al cuartel.  Al parecer la chica sabía un poco donde buscar, era una idea genial pero no funciono en absoluto.

Al llegar estaba cerrado, no era de extrañar porque en aquella ciudad la gente hacía lo que le parecía, y al estar llena de vampiros a nadie le importaba si aparecía un cadáver nuevo. Es más, aunque nunca había salido de día, Alessa se imaginaba que aquella ciudad tendría las calles medio desérticas en los días, porque de noche todo rebosaba de actividad. Aquel edificio claramente había tenido tiempos mejores, estaba hecho de roca pero tenía tanto musgo que los muros estaban negros. Si te fijabas bien en algunos lados podrías encontrar hongos o ramitas creciendo entre los bordes.

Alessa miró la puerta como si con su mirada lograría abrirla, aunque si no había nadie dentro sería en vano abrirla porque nadie les atendería. Tan absorta estaba que dio un brinco cuando escucho la voz de alguien más aparte de ellos tres. Se giro bruscamente y encontró al causante de esa voz hablando sin parar, al parecer él conoció a la chica que buscaban, o al menos eso entendió Alessa, razón por la cual cuando el preguntó si buscaban trabajo Alessa respondió afirmativamente. –Me interesa mucho la idea- mintió, la verdad es que solo quería curiosear y de paso mirar si la chica se había metido allí, como eran casi de la misma edad bien pudo haber sentido la misma curiosidad.

-Vamos- dijo mirando a todos y luego al hombre extraño y horrendo que tenía enfrente.  Aquella noche estaba tan oscura como aquella en la que la convirtieron haciendo llegaran a su mente esos recuerdos y pensando que tal vez la chica estaría pasando por algo similar si es que estaba con vida.
Alessa
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 99

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Dom Sep 07 2014, 22:33

Despertaban las ganas de acción... Aún se sentía esa incertidumbre de saber si encontrarían a la tal "paloma" o no. El viento aún era muy calmado pero comenzó a tornarse más fuerte entre más pasaba el tiempo y se hacía tarde. Además, era muy gracioso porque a nadie se le pasaría por la cabeza estar fuera de las casas, a esas horas. Aún anochecía sin calma y mientras dominaba la oscuridad, era más preocupante pensar en el estado de la joven que se había perdido. ¿Acaso algún vampiro ya la habrá matado? o quizá fue atacada por una de las bestias feroces fuera de la villa. Pequeñas gotas de agua mezclada con sangre, caían por allí, haciendo un ruido fastidioso al oído de cualquier ser vivo. Algunas masculladas se escuchaban de los vampiros que absorbían la sangre de sus presas sin parar. Era cuestión de algunos minutos para que Paul volviese a despertar sus ganas de beber de ese líquido carmesí que tanto le encanta.

En fin, habían llegado al cuartel pero sin buenos resultados... Estaba cerrado y nada se podía hacer al respecto. El colmilludo trató de abrir pero era imposible y aunque daba varios golpes, no podía destruir la entrada.... Vaya que había sido a prueba de bestias. -Hmmm... Maldición...-Se acarició un poco sus nudillos mientras se lamía sus labios y trataba de respirar hondo. Cuando menos lo espero, por unos escalones se escuchaba la voz de un tipo, era un anciano (o así creía Paul) que estaba diciendo cosas bastante raras. Sin más preámbulo, se colocó a escuchar lo que decía, ignorándolo todo hasta la parte donde preguntó si necesitaban trabajo.

Alessa respondió de manera afirmativa, haciendo que el vampiro alce una ceja y la mire un poco serio. -Si... Buscamos trabajos...-Volvió a mirar a la chupasangre y se molestó un poco.

Todo comenzaba a ser demasiado raro... Dado que encontrar un tipo con un aspecto raro hablando de una obra magnifica, podría ser muy inquietante. ¿Acaso había un plan detrás de esto?... ¿Acaso querían secuestrar a los tres vampiros que se reunieron por causa del destino?. Nada se sabía aún y mucho menos con esas escenas que sucedían. Lo más seguro es que Paloma ya ha muerto... Los chupasangres de Sacrestic son sinceramente unos carroñeros que no se sacian con nada o en pocas palabras, unos animales al igual que los sucios licántropos.
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Dom Sep 07 2014, 23:17

Off rol: jajaja, todo sea por el gran literato inglés!! Me encanta.

~ ~ ~

Ébano suspiró, el silencio era tenso en el ambiente. El tal Paul tentaba a la muchacha, le hablaba. "¿A qué diantres juegan?" -pensó Ébano, pensaba que no era el momento..

Casi sin darse cuenta llegó hasta el cuartel, sumida en sus pensamientos. Recordaba el camino, los pasos la llevaban. Recordaba también la imponente construcción, que sin embargo, era regentada por humanos que rara vez hacían cumplir la ley correctamente... Si de unos asuntos se ocupaban, los vampiros más violentos de la ciudad se encargaban de arreglarlo y continuar con sus actos.

Claro que necesitaban comer... Por tanto la aparición de cuerpos, y desaparición en las sepulturas era más que corriente ahí. Hacía tiempo que no iba, pero nada había cambiado.

Cerrado. Cerrado como casi siempre. ¿Habrían prescindido de la guardia nocturna? Ébano le daba vueltas a aquella idea, y no le gustaba. ¿Por qué?

Además, estaba el hecho de que la muchacha había desaparecido sin más y la gente se preocupaba. Normalmente era común que desapareciese gente.. ¿Por qué se preocupaban ahora? ¿Por qué esa fijación con la compañía de teatro? ¿Y por qué la guardia cerrada..?

Intentaba establecer una conexión con aquello, pero era pronto, a su parecer. Una voz la sacó de sus pensamientos. Alzó el rostro y miró al flaco hombre.

Apoyado allí, la nube de insectos le acompañaba. "¡Los mismos que en la taberna! ¿Qué hace aquí?" - pensaba ella. Por el rabillo del ojo, mientras se acercaba al hombre unos pasos, vio que Paul trataba de abrir la puerta, en vano. Suspiró imperceptiblemente con las palabras del muchacho:

-Este pueblo está loco ¡loco! Esa niña debió de haber huido… Pero claro…siempre tenemos nosotros las culpas. No es que a veces no la tengamos. Algunos clientes molestos se pasan de olla y necesitamos hacer dinero, ustedes saben… -les decía. Ébano ladeó la cabeza "¿Cómo que 'ustedes saben'?" pensaba ella- ¿Buscan trabajo? En fin… yo sí tengo que trabajar. Esto de estar en un teatro errante tiene sus ventajas y desventajas. Mañana por la noche estrenaremos una obra de un tal Ya-kes-pi-re*… no estamos lejos de aquí.

"¿Yakes....que?" -pensaba Ébano. Sacudió la cabeza y lo miró con detenimiento. Había más que lo que decía bajo sus palabras. Escuchó a sus compañeros asentir ante el ofrecimiento de trabajo. Les miró de reojo y alzó una ceja, solo para ellos. Parecían dilucidar, cavilar sobre el asunto.

-Yo solo les acompaño. Eh.. ¿Cómo puedo dirigirme a usted? Y disculpe, pero, no, no sabemos, -esbozó una sonrisa para no parecer hostil y cambió el peso a la otra pierna.- Claro, es necesario el dinero para vivir, pero, ¿qué tiene que ver con una chica que desaparece? -dijo ella, tratando de quitarle importancia, esperaba sinceramente sonsacarle algo... Decidió comentar algo más para adentrar terreno- ¿Qué obra, por cierto?

En cualquier caso, finalizada la conversación, les seguiría hasta el supuesto lugar donde se encontraba el teatro.
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Miér Sep 10 2014, 22:27

-Saben…- movió su ojo para responderle a la hermosa dama y se volvió para observarla sin vergüenza y en detalle. Parecía que había captado en la chica de ojos fuertes algo que le llamaba la atención. -El Tantrum Teatrum… ha sido siempre foco de querellas y maldiciones. Injustificadas muchas veces, pero otras…- esbozó una leve sonrisa y se pasó la uña del pulgar por el cuello lentamente, viéndola con sus dos ojos al rostro –los accidentes pasan- bajó su mano y se mantuvo estático por un buen tiempo.

-Soy Todd- diría entrecerrando los ojos y mostrando una sonrisa incompleta a falta de dientes. –La chica desaparecida…- parecía que el hombre volvía en sí mismo de a ratos –no se de ella, pero ¿quién querría estar en este pueblo? ¿Por qué tanto interés bella dama?- se relamió mientras esperaba su respuesta.

El viento comenzaba a amainar y la lluvia desaparecía con las últimas nubes en las horas previas al alba. -Quizás Meche pueda saber de todo esto, es muy bueno con las letras también. Ese chiquillo…- Al parecer “el flaco” estaba evitando decir el nombre de la obra. Resopló y comenzó a caminar algo cojo hacia el teatro en donde se estaba dando una viva discusión de sus integrantes frente a la mesa servida.

Instrucciones: insértense, no pueden ir mucho más lejos en las descripciones físicas de lo que he dado hasta el momento.
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Sáb Sep 13 2014, 12:45

Off rol: Hola a todos, me tomo la libertad de postear, no he consultado a Paul como nos dijo M6, pero me vi con ganas y en estos días que entran (próximos quince días) no estaré por las mañanas... Por eso, y porque dada la breve conversación con Todd, creo que así dejo zanjada la parte de Ébano con él y podemos proseguir. Procedo, cualquier problema, como siempre, saben dónde encontrarme. Saludos.

Off Rol2: Entiendo que al decir que nos insertemos y que están a la mesa.. Debemos reparar en su aspecto, y que están todos los que se han descrito ahí reunidos.. De no ser así, mp y cambio.


~ ~ ~ ~ ~

-Saben… El Tantrum Teatrum… ha sido siempre foco de querellas y maldiciones. Injustificadas muchas veces, pero otras… Los accidentes pasan.
-le decía el muchacho. Ébano frunció un poco el ceño ante sus gestos, pero recapacitó rapidamente, muestras de hostilidad no eran buenas para obtener respuestas... Alzó una ceja con sorpresa, un tanto exagerada, pero sincera en el fondo.

"¿Accidentes...? ¿Maldiciones?" -pensaba. Se estremeció levemente, sin saber por qué. No solía sentirse incómoda, pero algo en.. ¿sus palabras? ¿El ambiente? No sabía dónde, pero la ponía algo nerviosa, alerta, mejor dicho.

-Soy Todd. La chica desaparecida…no se de ella, pero ¿quién querría estar en este pueblo? ¿Por qué tanto interés bella dama?

-Ébano. -dijo ladeando la cabeza con una sonrisa amable. Le tendió la mano, buscando las palabras adecuadas- ¿Tampoco tenéis buena opinión de este lugar.. Todd?

El muchacho parecía estar un tanto ausente, a ratos su expresión era distraída, y al cambio, su rostro y gestos denotaban un extraño interés. "¿Qué diantres pasa..?" -pensaba. Miró de pronto a sus compañeros, recordando que estaban ahí. Suspiró muy suavemente y dirigió la vista a Todd, mirada seria. Relajó el rostro, no quería ser hostil si quería respuestas.. No al principio, al menos, de modo que optó por más preguntas.

-Verás... Como bien habéis dicho, la compañía no goza de buena fama, al parecer. Más en un lugar como éste, con tantos.. individuos nocturnos, ya sabéis. La cuestión es que.. Me encontraba distraídamente apurando una copa en una taberna, cuando el resto de aquellos que allí pasaban el tiempo, se empeñaron en señalar a.... Él. -dijo haciendo un movimiento con la cabeza hacia Paul.- Y ella, -dijo señalando con la mano a la muchacha- va con él, parecen enfrascados en un juedo de odio-deseo.. -sacudió la cabeza y se ladeó el cabello, se cruzó de brazos- Pero en fin. La cuestión, es que ahora varias personas están convencidas de que la desaparición de la chica es cosa nuestra... Y de vuestra compañía. Y no me apetece nada terminar mis días así, ¿sabéis? De modo que.. Decís que no la conocéis de nada?

-Quizás Meche pueda saber de todo esto, es muy bueno con las letras también. Ese chiquillo… -le decía. "Así que.. Meche. Habrá que indagar.." Asintió con la cabeza, ante esa y cualquier otra posible respuesta. Miró al cielo y se encaminó detrás del muchacho flacucho.. Todd.

-Ah... Por cierto. ¿Qué obra...? -dijo tratando de aligerar el asunto, aunque tenía la impresión de que de nada serviría, pues parecía... Reservado con sus asuntos, con los verdaderamente importantes, a pesar de que les habló con soltura.

Mientras caminaba cayó entonces en una idea que no le gustó nada... ¿Y si ver a Meche era solo una excusa para llevarlos allí? También les había ofrecido trabajo... ¿Por qué? Se supone que para interpretar hay que tener talento. ¿Por qué ofrecer trabajo a unos desconocidos..? ¿Qué trabajo? ¿Podría ser todo aquello una excusa para llevarlos al interior de su campamento y tendría realmente otro fin aquella compañía? Pensamientos así inundaban su mente. Ya había pasado por algo similar, aún recordaba aquel trabajo que hizo para interrogar a un elfo que luego, resultó ser el bando... Menos malo de todo el asunto. Sacudió la cabeza y fijó la vista el frente. No era una mujer débil.. Ignoraba aquel dato sobre sus compañeros, pero como fuese, no era muy adecuado meterse en problemas, no cuando eran tres y el resto, toda una compañía. Suspiró y tensó los hombros. Ya pdía escuchar rastro de voces amortiguadas, percibía olores, muchos olores, diferentes todos.. Y la luz tenue podía verse allá entre algunos árboles.

Miró al cielo por costumbre ya y, la Luna, con el cielo ahora más despejado y la fina lluvia casi ausente, estaba demasiado alta... "No me gusta.." -pensó para sí. Eso le dejaba pocas horas expuesta al exterior.

A partir de aquí, esto sucede siempre y cuando las intervenciones de Alessa y Paul no cambien nada. Lo pongo para avanzar, pero no hay problema en cambiar o quitar algo. Espero no os moleste.


Caminaron unos pasos más, a través de los árboles, y el campamento apareció ante sus ojos, aunque a aquellas horas, escasas zonas estaban iluminadas, como aquella. Una tienda de tela exótica, colores terrosos y rojizos, en su interior, una mesa con algunos platos servidos.... Y una multitud a la mesa. Grandes, pequeños, delgados, otros más gorditos, unos más feos, otros más bellos.. Pero con aquella chispa que los unía a todos en la interpretación. Llamó la atención de Ébano una señora bastante... Maquillada, muy adornada y con un pesado aroma a perfume espeso. El rostro dulce de una chica y el avispado de otros...

Tensó los músculos y los miró uno por uno. Aquello no le daba muy buena espina..
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Miér Sep 17 2014, 02:28

Todo comenzaba a ser aún más claro... Esa noche estaba llena de revelaciones... En fin... El rostro de Paul se veía demasiado pensativo aunque no perdía su pequeña sonrisa un tanto coqueta. Apenas miraba al tipo y se acariciaba el mentón, esperando a que siguiese hablando para que aún sean las cosas más claras. Ya era muy tarde... La brisa era un tanto helada pero acariciaba de manera delicada la piel del tipo. El tipo hablaba sobre el Tantrum Teatrum y manifestaba que había muchas maldiciones en ella e incluso accidentes. Eso aún era muy inquietante dado que ¿a qué se refiere con maldiciones?... ¿Acaso han perdido miembros desde hace varios años? no sonaba nada bien.

El hombre también dijo que no tenía ni idea donde estaba la chica que buscábamos. Eso fomentó un poco el enojo del vampiro dado que esperaba una buena respuesta de él. -Diablos... En serio esa chica ya debió haber muerto.-Dijo con rabia el colmilludo mientras giraba su cabeza y miraba a sus lados, esperando alguna forma de pillarla pero era en vano, obviamente ella no estaría caminando en las calles y menos a estas horas.

La muchacha se dispuso a hablar sobre ello y contarle todo al viejo Todd. La chica decía que había un odio-deseo entre Paul y Alessa, algo que hizo sonreír de oreja a oreja al joven. Prefirió quedarse callado y se cruzó de brazos, mirando al suelo y tratando de entender.

Off: Perdón por el post tan horrible pero estaba corto de tiempo.
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Vie Sep 26 2014, 02:04

Todd negó con la cabeza ante la pregunta de la mujer. -Ébano- repitió por lo bajo de una forma casi inaudible, sólo sus labios se movían. No tardaron mucho en llegar a la tienda en donde todos ya estaban reunidos alrededor de la mesa. La pequeña Micaela iba con una olla bajo el brazo y con la mano libre servía cuantiosas porciones de una especie de guiso espeso en los platos vacíos.

Se hizo un largo silencio cuando los tres desconocidos entraronal lugar acompañados del flaco Todd, quien sin mucho esmero no ocultaba una especie de fascinación por la señorita sensual y vestida toda de negro que le dirigió primero la palabra. Después de dispersar un poco los zancudos que le rodeaban, se aclaró la garganta y miró a todos con gesto solemne, acto seguido se dirigió directamente a Albert con media sonrisa forzada.

-Se que no debemos traer a nadie a comer Albert, pero dada la situación con esa chica…- comenzó a decir, ahora mirando el suelo con su ojo bueno mientras se llevaba la diestra a la nuca.

Albert se levantó de la mesa, mostrando amabilidad aunque en su rostro podía notarse una sonrisa ligeramente forzada. Se acarició el bigote e invitó a todos a pasar. A Francis pareció iluminársele el rostro cuando vio entrar a Alessa, sus ojos le llamaron poderosamente la atención pero Calos, siempre dispuesto a molestar a su mayor se anticipó al saludo del joven y le pidió a la vampiresa que se sentara a su lado luego de besarle la mano con suma delicadeza.

Calos tenía alrededor de doce años, estaba en ese proceso de cambio de voz en el que los muchachos hablan con voz de gallo, tienen algunas espinillas y esas… bueno, ese problema entre sus piernas que no deja de ser tan inconsistente como su voz. Medía poco menos de un metro setenta centímetros, era delgado y como había sido criado mayormente por Todd tenía esa forma de pararse medio torcida en la que parece que estuviese criando una joroba y panza de bombillo.

Su cabello era como un mar espeso de cenizas y sus ojos marrones tan profundos que parecían no tener fin. Generalmente era muy compañero con Mathias y Micaela –a quien todos llamaban cariñosamente Mika- pero en el último tiempo se había hecho compinche con Meche, aunque sus secretos los resguardaba siempre el flaco quien lo había encontrado abandonado en un bosque muchos años atrás. Ambos eran como padre e hijo. Todd, a pesar de tener unos veintitantos largos, parecía cuarentón por todo lo que la vida le había hecho pasar.

El joven no dejaba de mirar a la chica vampiro, como si desease tragársela con la mirada. De vez en cuando, descansaba su cabeza entre sus brazos que usaba como escudo para taparse de las miradas furibundas de Francis, quien estaba sentado frente a ambos. De pronto, una silueta se interpuso entre Alessa y Calos.

-¿Una hogaza de pan mi señora?- preguntaría una voz infantil a la mujer vampiro. Se trataba nada mas ni nada menos que de Frobbis, un chico inteligente y lindo. Sus ojos del color de la pradera eran exactamente iguales a los de su media hermana Mika. Su padre había sido un hombre grande, de quien solamente heredaron su color de ojos y alguna que otra maña. Ambos niños habían nacido el mismo día, del mismo mes, del mismo año. Ambos habían sido robados a sus respectivas madres por su padre y éste había sido muerto misteriosamente varios años después, dejando a los niños despojados de todo, incluso de sus recuerdos.

Quizás por esa razón, Mika y Frobbis se llevaban tan bien, eran su única familia. Aunque ambos tenían personalidades distintas y no dejaban de ser unos niños que siempre reñían cuando tenían ocasión para hacerlo. Al contrario del rojo apagado de su hermana, Frobbis tenía una melena rala del color del oro; las pieles de los hermanos eran tan claras como una tarde de verano.

El niño aprovecharía el escaso contacto para hacerse hacia adelante y susurrarle un par de palabras a Alessa “cuidado”. Rápidamente pasaría al lado de Paul, a quien ignoraría flagrantemente. Al final, iría al lado de Ébano y le diría frente a frente y a toda voz: ¡No me caes bien! Lárgate. A lo que Todd reaccionaría levantándose rápidamente de la silla, provocando una reacción en cadena. Primero sería Mika, luego Margott siguiendo por Francis y así sucesivamente hasta que se había declarado una especie de guerra de gritos y comida. Todo acabó cuando Albert puso orden después de sacar su fusta y hacer resonar su viejo tambor con estridencia.

Les dire la verdad. Me molesta de sobre manera lo que ha pasado con esta quest y en estos dos días he estad evitando postear aquí porque perdí el interés y el hilo. Ebano, no tengo nada de que quejarme con relación a ti y de hecho quiero disculparme contigo porque siento que te he hecho perder el tiempo.
En cuando a Paul y Alessa, a partir de ahora no habrán más concesiones y se atendrán a lo que suceda en la quest. También decirles que sus demoras a la hora de postear estan siendo tenidas en cuenta y en los próximos turnos lo sentirán.

A partir de ahora responderé los lunes miércoles y viernes y no habrán turnos. Los miércoles son negociables, pero si no hay respuesta antes de ese día con respecto a ese tema, supondré que aceptan los tres días y luego no habrá marcha atrás. Quiero terminar de una vez con esto.
Saludos


Con respecto al siguiente turno, quiero volver a aclimatarnos luego de estas dos semanas, por lo que posteen su llegada a la mesa y lo que sienten en ese lugar. Pueden tener pequeñas conversaciones con sus comensales. Al final del turno, Alessa, serás llevada por Mika a una habitación, Paul, por Calos a otra y finalmente, Ébano, por alguien a tu criterio a tu recámara.
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Dom Sep 28 2014, 03:03

Off: Cambio rol en primera persona

No me sentía tan augusto en ese lugar... Menos con ese frío tan horrible que había aunque... Mi piel vampiresca lo resistía sin problemas, estaría en problemas si fuese un humano. Mi sonrisa aún seguía dibujada, como siempre ha estado durante 90 años. Nunca he perdido ese carácter que tengo. En fin... El anciano parecía interesado por una de mi raza... Yo apenas sonreí de lado y estuve a punto de reírme a carcajadas... Me daba gracia como los vampiros se ganaban los corazones de las personas sin mucho esfuerzo. -Ahora... ¿A dónde vamos?...-Hablé en tono bajo, cruzado de brazos y mirando al suelo, pisando los charcos y viendo mi sombra que permanecía siempre cerca de mi y imitando mis movimientos obviamente... Estaba completamente aburrido y tenía ganas de hacer algo... No sé... Beber sangre o "matar" una chica... O quizá tocar un Laúd... Soy talentoso en eso... Ya se hacía tarde y en vez de andar seduciendo mujeres, estaba en una "misión" bastante aburrida. Me comencé a arreglar las uñas con los colmillos pero cuando menos pensé, habíamos llegado a la tienda. Yo me quedé inmóvil, mirando seriamente a todos los presentes... Quizá no era un tipo muy sociable pero al menos podía intentarlo... El lugar se veía un poco descuidado... Quizá sería por la falta de dinero. Todos se habían alegrado al ver a el viejo pero cuando nos vieron... Hmmmm... No hubo tanta felicidad como digamos... Igual ya estaba acostumbrado. -Buenas noches... Bonita mesa ¿eh?...-Dije en tono sarcástico, fijando mi mirada de nuevo en mis uñas pero algo me llamó la atención... Un chico le besó la mano a Alessa y le pidió que se sentase junto a él... Yo simplemente reí un poco de manera "educada" y crucé mis brazos. -Qué serviciales... Creo que eso no lo haría ni siquiera yo.-Hablé con mi misma actitud de siempre, haciendo sonar mi voz grave y acomodándome bien, estando de pie. -Yo suelo ser más brusco...-Tragué saliva y seguí mirando mis uñas, afilando con mis colmillos, quería que estuviesen muy largas para clavársela a alguien si intentaba hacerme algo. Aún no confiaba en el lugar, mi guardia estaba alto y cualquier intento de ataque, sacaría mi espada para combatir... Quizá no se me da bien la pelea pero... No me rendiría tan fácil. Sin esperar el permiso de alguien, tomé un asiento y descargué mi cuerpo, descansando y pegando un suspiro. -¡Al fin!, solo me falta una jarra de vino y quedaría satisfecho...-Volví a pronunciar otras frases cerrando mis ojos y descansando ahí mientras que sucedían una serie de eventos.

Escuché que alguien le ofreció algo a la joven vampira, algo que me hizo volver a sentir gracia... Qué notable era... Estaban enamorados de ella... ¿Quién no?... Su aspecto era hermoso al igual que la otra vampira... Me mordí los labios y abrí un poco mis ojos para ver a una chica de la tienda... No me importaba su aspecto... Solamente su cuello, ya comenzaba a tener síntomas de sed... Todos se veían un tanto serviciales pero yo lo único que quería era descansar y alejarme de  la multitud. Mi cuerpo necesitaba recargar energías de dos formas... La primera descansar pero la segunda.... Era beber sangre.

El chico le dijo algo a Alessa, haciendo que mis ojos se abran y vea al chico pasar por el lado mío. -¿Qué vas a hacer campeón?...-Dije en voz baja, sospechando de algo... Tenía un presentimiento de que iba a suceder algo... Pero solamente callé y vi como habló de manera permisiva, siendo un tanto grosero "¡No me caes bien! Largate" Yo quedé atónito y sorprendido... Qué inesperado fue lo que había acabado de musitar.

-*Qué chico para tener agallas...*-Pensé para luego levantarme de la silla. Vale, se veía muy adorable... Pero... No se comportaba como tal. Vi como todo comenzó a volverse una locura y todos comenzaban a hablar, algunos tirando comida y otros comportándose grosero. Iba a aprovechar el momento donde todos hablaban para clavar mis colmillos en la chica de cabello de oro.... Me comencé a acercar sigilosamente pero cuando menos lo pensé, escuché algo que retumbó por mi mente, haciendo que mi cuerpo quede paralizado, viendo al que provocó esto... Quizá lo hizo para detener el problema que había...

-Buena intervención "Capitán".-Volví a ser sarcástico...
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Lun Sep 29 2014, 00:47

El silencio se hizo con la llegada de los tres. Alrededor de la mesa, una muchacha joven de cabello luminoso y ojos vivos servía platos de una olla, un guiso caliente y espeso. El aroma se fundía con el resto en la sala. Madera, humedad de la lluvia, polvos de maquillaje y muchos otros aromas.

Ébano suspiró, miró a sus compañeros y de nuevo al resto, al frente. Tragó, y acto seguido trató de recordar rostros. No sabía cómo pero intuía que era importante aquella compañía en medio de todo aquel asunto.

Todd levantó el gesto y dirigió sus palabras a un individuo algo mayor que el resto, de expresión extrañada y.. ¿forzada?

-Se que no debemos traer a nadie a comer Albert, pero dada la situación con esa chica…
-"Menciona a la desaparecida..." Apuntó Ébano como nota mental. El hombre hizo un gesto invitándoles a entrar, pero Ébano no movió los pasos del sitio antes que los demás, no sabía quienes eran, y estaba en su "territorio" en su casa. Debía andar con pies de plomo, el caracter de chico que los había traído allí no dejaba de ser inquietante, además de reservarse respuestas para si, y no dudaba de que sus compañeros comediantes estarían dotados de la misma cualidad.

Un chico se adelantó hasta la vampiresa y la invitó a sentarse, y pronto, uno más se interpuso. Retiró la mirada de el pequeño corrillo que se formó ante la chica y caminó hacia el interior, hacia uno de los bancos.

Se sentó. La expresión de muchos era forzada, y percibía algo extraño en el ambiente.. Paul no cesaba de comentar cosas, musitadamente. Se sentó también, comentando algo sobre vino. Ébano puso los codos apoyados y reposó la cabeza sobre las manos. Otro chico se acercaba ahora a Alessa, entablaban una conversación. Sonrió a la chica de la olla de comida, tenía la mirada cándida, luminosa.

Guardaban todos cierto parecido, los jóvenes, ya fuese por su expresión, sus cabellos... Algo le hizo pensar a Ébano en la compañía como un orfanato itinerante, no supo por qué.

-Sentimos la intromisión. Pero fuera... No hace el mejor tiempo. Me preguntaba si podría hablar con.. ustedes sobre algo. -dijo Ébano, mirando a Albert, quien había identificado como el lider de la compañía, y luego miró en general a la sala. Esbozó una sonrisa, pero no tuvo tiempo de más palabras, porque uno de los chicos se acercó a donde estaba y le dijo, alto y claro:

¡No me caes bien! Lárgate -le chilló. Ébano enarcó una ceja, y trató de esbozar una expresión más humilde y amable, no era momento de buscar hostilidad. Pero Todd se levantó bruscamente, los comentarios llenaron la sala y todo se sumió en una discusión acalorada y con comida.

Ella se levantó, viendo pasar ante si una ración de guisantes y un par de insultos, y se pegó a una de las paredes, se cruzó de brazos y observó, tratando de buscar cierta serenidad en aquello, ya fuese en el muchacho de los mosquitos, Todd, en la señora tan empolvada y rechoncha y comía cuanto pasaba ante sí, o en... Albert.

Mas no fue necesario, ya que impuso orden por sí mismo. Un par de chasqueos de fusta y golpes de tambor y se hizo el silencio. Todo el mundo se detuvo en el acto, la mayoria de expresiones sonrojadas y acaloradas, algunos con puré de patata en el rostro o en el cabello... Los chicos con cara divertida, y frustrada y enfadada la de Albert.

-Quizá no deberíamos haber venido.. -dijo ella en voz alta y grave. Sin embargo no dejaba de pensar en las palabras que le dijo el chico, y en el trato que dieron a la muchacha que iba con ella y con Paul, y Paul.... Nadie había reparado en él. Algo raro había en todo aquello, y sumado a las palabras que Todd pronunció anteriormente en respuesta, sobre la fama de la compañía y la desaparición de la niña... Resultaba un conjunto que no le gustaba nada. Algo iba mal.

Recuperó la compostura y se acercó a la mesa. Posó las dos manos en una silla, dejandose caer en el respaldo tras ella, y miró a los presentes, en concreto a Albert y a Todd, por ser uno el jefe, y el otro uno con los que ya había hablado. Además, los chicos parecían estar más contentos con Alessa, y no dudaba de que la señora tan maquillada mostraría interés por la -según parecía afirmar sonriendo- irresistible sonrisa de Paul.

-¿Podría ir a un lugar algo más.. apartado? No quisiera importunar a todos con mi charla. -dijo consciente de las palabras del chico, y mirando a Albert. Se separó y se situó junto a Todd. Tenía intención de tratar de averiguar más sobre lo que le había dicho. Y también tenía mucho interés y curiosidad por la opinión de Albert de todo aquello...

Éste se acercó a ambos, rodeando la mesa y asintió seriamente. El rastro de fingida amabilidad había desaparecido y sinceramente, Ébano agradecía aquello, pues de lo contario era más dificil tratar con alguien... Se giró hacia él y lo siguió a través de la sala, sintiendo los pasos de Todd tras ella. Por el rabillo del ojo pudo ver cómo la muchacha joven y otro de los chicos acompañaban a Paul y a Alessa a algún lado que no llegó a divisar, mientras el resto recogía el desastre de la cena.

Suspiró ante la situación y volvió a mirar alrededor. Un cuarto sencillo. Un mueble de cajones en madera, un catre y una mesilla de noche, con una jofaina en una esquina. Avanzó, y se giró ante sus interlocutores.

-Realmente lamento todo esto. No quise importunar a su equipo..Albert. -dijo mirandole y recordando el chico de antes y sus palabras, ansiosa por sus respuestas, tratando de aparentar tranquilidad.

~~~~~~~~~~


Off rol: manejé brevemente a Todd y Albert, espero no sea problema. Cualquier cosa, mp. Saludos!
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Thorn el Lun Sep 29 2014, 17:07

Albert ignoró el comentario de Paul y se decidió por llevar a la señorita Ebano hacia la mejor habitación que había disponible. De cerca le seguía Todd quién no perdía pisada de lo que se decía o hacía. Parecía no querer despegarse de la mujer vampiro por ningún motivo, razón o circunstancia. Una vez dentro del cuarto, el cabeza del grupo dejaría afuera al flaco cerrándole la puerta en la cara.

-No se preocupe señorita…- sus palabras eran poco menos que salameras- ¿puedo conocer el nombre de tan bien dotada dama?

Hizo una larga pausa esperando la respuesta de la fémina y una vez ella le hubiera respondido, él la miraría de reojo, señalando una silla para que ella se sentara. –Verá… aquí no solemos traer invitados, imagino que ya conoce la situación en la que nos ha puesto este pueblo y probablemente Todd pensó que ustedes podrían ayudarnos, pero lo cierto es que corren peligro.-

La puerta comenzaba a sonar con mayor estridencia; a Todd no le había gustado nada que Albert se quedara hablando a solas con la mujer y ahora estaba dándole de golpes para poder entrar. –Ah, ya Todd, vengo vengo, no vayas a tirar abajo la última puerta que nos queda sana- diría respirando con pesadez mientras se enfrentaba al portal, tomaría aire y le dejaría pasar. El de los zancudos poco menos que se dio contra la siguiente pared de lo expreso que venía para corroborar que todo en el cuerpo de la fémina estuviera en su sitio, respiró aliviado y luego se sentó en el piso.

-Creo que les dejaré, probablemente tengan bastante de que hablar. Pero Todd, haznos un favor y no te pases eh.- El hombre le haría una reverencia y se quedaría tirado a los pies de la mujer.

-Señorita, no debe de salir de esta habitación hasta mañana. Temo que alguien de la compañía haya hecho desaparecer a la joven esa pero también temo por vos. Me siento responsable, por lo que si me lo permite, me quedaré tras su puerta, vigilando toda la noche- los ojos del flaco parecían estar mirando a un mismo lugar esa vez, suplicantes.

* * *


Calos no estaba muy contento de escoltar a Paul hacia su habitación, pero había sido designado por Albert a hacerlo por lo que sin rechistar guió al vampiro hacia la habitación de él mismo.

-Tche, esta noche dormirás en mi recámara. Yo me quedaré con… miró de reojo al vampiro- bueno eso no te importa, asique no te lo diré- se hizo un breve silencio y luego continuó -Tu eres un vampiro, eso es seguro con esa actitud tan arrogante. La chica que venía contigo, la bella y bajita. ¿Te pertenece? esta vez sus ojos parecían iluminados y realmente interesados.

Escuchó a Paul y se detuvo frente a una puerta. Miró al vampiro como para fulminarlo y luego entró tras él, sacó algunas pertenencias y de algún lugar desenvainó una daga larga con la que atusó al vampiro una vez en el muslo izquierdo. - Quizá debí decirlo antes, pero no me caes bien. No soy tan directo como Frobbis, deberás perdonarme por eso- le dedicó media sonrisa de ganador y se le echó encima como para matarle. Sin dudas, Calos era el mejor luchador de toda la compañía y su agilidad era reconocida en cada lugar que visitaban.

* * *



Asique te llamas Alessa… me gusta tu cabello y tus ojos se parecen a los de Francis. ¿Sabes quién es? Es el chico guapo del mismo color de cabello que yo la niña parecía animada mientras informaba a la mujer vampiro. –En sus manos llevaba un par de tijeras y es hacía sonar mientras las movía con destreza por el aire. –Esta noche dormirás en la recámara de Margot, ella tiene la mejor habitación y le gusta tener compañía, pero como esta noche se irá de parranda, entonces te dejaremos ahí. Ella no se va a enterar rió con cierta picardía y luego señaló una puerta.

Cuando Alessa fuera a entrar, sería atacada por la niña, quién en pocos segundos la tendría atada de piernas, brazos y con un pañuelo en la boca. Lo siguiente sería atarla a una silla dentro de la recámara.

-Te atreviste a coquetearle a Calos, MI Calos. Y por eso vas a sufrir le diría en voz baja, acercando su cara al de la joven peligrosamente mientras la tijeras emitían un extraño sonido metálico casi maligno. La sed de sangre se reflejaba en el filo de las armas. -jaJajA ja- rió por lo bajo mientras le tiraba del pelo por la espalda y le cortaba el pelo por mechones, los que tiraba al cielo y los esparcía como una pequeña lluvia.

-Seguirán tus ojos, para que tampoco quieras hacerle algo a Francis- su sonrisa era poco menos que macabra. De pronto, la puerta se abrió con estridencia, escupiendo a Frobbis. -Me asustaste- dijo la niña, bajando las tijeras por un momento y afianzando su aliento que se había entrecortado por el susto.

-Sospeché que harías algo así. Mika, vámonos. A-ho-ra pese a su pequeño tamaño y su corta edad, las palabras de su hermano eran tan imperativas que Mika no tuvo más remedio que obedecer. Bajó la cabeza, miró a Alessa como maldiciéndola y se prometió volver para rematarla más tarde.


Paul, tienes este turno para luchar con Calos, como ya especifiqué, es ágil y diestro en el manejo de las armas, pero no tan fuerte como tú. Al final del turno escapará dejándote encerrado en el cuarto.
Ebano, puedes manejar a Todd y averiguar lo que desees. Él no se resistirá a lo que le pidas

Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Ébano el Mar Sep 30 2014, 18:43

Miraba al frente mientras caminaba en dirección, no sabía bien dónde. Estaba nerviosa, podía percibir algo extraño en todo aquello, de modo que podía sentir los hombros rectos, los músculos tensos, alerta.

El tal Albert la dirigió hasta una habitación, sencilla, como había podido observar pero con ventanales "Ventanas..." - pensó preocupada mirando al nuboso exterior.

Se giró a tiempo de ver la expresión frustrada de Todd cuando Albert cerró la puerta en su cara. Ébano frunció el ceño ante aquello, mientras miraba a aquel individuo que había decidido evitar la presencia del otro.

No se preocupe señorita… ¿puedo conocer el nombre de tan bien dotada dama?

Ella emitió un sonido gutural a modo de risa ante el comentario sobre sus dotes, aunque recuperó la compostura rápidamente, alzando una ceja. Ébano. Puede llamarme así. -dijo finalmente inclinando la cabeza levemente. Ella giró sobre si misma en la habitación. Los golpes no cesaban en la puerta, lentos al principio.

Verá… aquí no solemos traer invitados, imagino que ya conoce la situación en la que nos ha puesto este pueblo y probablemente Todd pensó que ustedes podrían ayudarnos, pero lo cierto es que corren peligro. -le dijo mientras le indicaba una silla, para sentarse, con lo que, más por cortesía que por otra cosa, lo hizo.

Ya.. Ya me di cuenta. No tienen muy buena opinión por el lugar. Aunque.. ¿por qué estamos en peligro aquí, nosotros? -dijo ella, recelando del trato que estaban recibiendo. Pero no le dio tiempo a mucho más, los golpes de Todd en la puerta eran más constantes, y más fuertes. ¿Por qué estaría tan ansioso por entrar? ¿Y por qué había reaccionado tan bruscamente antes en el salón? Aquellas y más preguntas rondaban la mente de Ébano.

Ah, ya Todd, vengo vengo, no vayas a tirar abajo la última puerta que nos queda sana.
-dijo Albert llendo hacia la puerta, que abrió, y por la que Todd entró como una exhalación, casi golpeandose con la pared.

Ébano se levantó bruscamente, siseó y retrocedió. No le gustaban nada los movimientos bruscos... El muchacho entró, y se sentó en el suelo, a la vez que Albert les observaba y se encaminaba a la salida: Creo que les dejaré, probablemente tengan bastante de que hablar. Pero Todd, haznos un favor y no te pases eh.

Y salió. Ébano volvió el rostro al chico, mientras se acercaba a la ventana y dejaba entrar el frío, tratando de mantenerse en sus ciernes para distinguir realidad de ficción.. Pues empezaba a pensar que le sería dificil.

Señorita, no debe de salir de esta habitación hasta mañana. Temo que alguien de la compañía haya hecho desaparecer a la joven esa pero también temo por vos. Me siento responsable, por lo que si me lo permite, me quedaré tras su puerta, vigilando toda la noche. -dijo, del tirón, aun en el suelo.

Ébano suspiró y sopesó la situación y sus palabras... Y creyó que podría hablarle a él, al menos, con franqueza.
Siéntate tu, yo no voy a hacerlo. Como comprenderás.. Todo esto es raro, diría que para mi, pero creo que para cualquiera. -hizo una pausa, se retiró de la ventana y cerró los postigos a cal y canto; después, se giró para mirarle. Su expresión era de una mirada.. Al infinito.

Bueno... No pretendo dormir ahora, ciertamente. Ya sabes, por aquello de no poder.. Exponerme al sol. -sonrió, enseñandole los colmillos y se mordió el labio, pensativa- De modo que no, no me importa si decides quedarte dentro, o fuera de la puerta. Incluso si durmiese.. Estaría loca para hacerlo bajo techo desconocido. -tragó y se quedó mirándolo, pensativa. ¿Podría sacar información de él? Todd se levantó del suelo, con la misma inexpresión y se sentó en la silla, llevó una mano al mentón y observó la luz de una vela que titilaba en la mesita de noche.

¿Por qué piensas que la desaparición es por causa de alguien de la compañía? Hace unos momentos, en el bosque, no parecías dispuesto a decir nada.. claro, todo muy ambiguo. ¿A qué se debe? ¿Y cómo sé que puedo confiar en ti? -se estaba exponiendo demasiado, y era consciente.

Le resultaba muy raro que de pronto, estuviese tan servicial, y todo ese temor por su vida.. El raro comportamiento de los chicos jóvenes en la mesa. Allí estaba ocurriendo algo más. Por no hablar de las palabras de Albert..

¿Qué quiso decir Albert con no pasarse? ¿Y con que corro peligro? A decir verdad.. Creo que puedo cuidarme sola. Pero como dije antes, en el pueblo pretendían culparnos, igual que pensaban que esta compañía tenía mucho que ver en la desaparición de la niña. ¿La conocías? -había hablado en voz baja, esperando no ser oída. Quería resolver aquello y volver, y estaba francamente inquieta por el raro cambio en Todd, y la repentina hospitalidad de todos.

Caminó hasta sentarse en la cama, y desde ahí vio cómo Todd la miraba inquieto. ¿Había dicho algo importante? ¿Había tocado algún tema delicado..? Los mosquitos revoloteaban, como parecía ser costumbre cerca de él, que alternaba su mirada entre la ventana cerrada y mirarla a ella, de reojo. Estaba deseando saber sus respuestas.. Y por qué no, salir de allí. El silencio se había hecho al otro lado de la puerta.

~ ~ ~ ~ ~

Off rol: No me gusta el metarol.. Ni tampoco anticipar cosas así es que, a pesar de que me dijiste m6 que podía averiguar lo que quisiese, creo que prefiero que seas tu quien de las respuestas, pues supongo que tendrás alguna idea en mente. De igual modo si he de hacerlo estrictamente, mp y edito. Saludos >.<
Ébano
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Paul Brown Moreau el Mar Sep 30 2014, 22:32

Al fin, lo que estaba esperando desde hace medio día completo... O bueno, pensé que ya había pasado aquel tiempo. Ya hacía un poco de frío y creo que era una buena hora de descansar, aunque el lugar era muy cálido, igual me sentía helado por las típicas temperaturas de un vampiro. Tenía hambre y con ganas de clavar mis colmillos en alguien, quién fuese... Debía beber un poco de ese delicioso y exquisito líquido carmesí. Mis entrañas rugían como un león adulto, tratando de ahuyentar a sus contrincantes. Me estaba debilitando un poco y esperaba que hubiera al menos algo con qué alimentar.

-*Necesito algo...-Dije mientras respiraba profundo y apoyaba mi brazo en la mesa... Ya comenzaba a tener síntomas y ver esos cuellos tan deliciosos... Provocaban darles un buen mordisco para absorber todo lo que llevaban... Esta era la maldición de un vampiro, solamente vivir del otro humano. Comencé a seguir al chiquillo que me dirigía a la habitación, solamente calle y traté de controlarme las ganas de asesinarlo... No era que me llevase mal con él ni nada, solamente era mi instinto que se desataba por querer succionar ese líquido.

-Hermosa noche...-Saqué un poco de vino y comencé a beber para calmarme un poco más... No quise ofrecer al niño dado que aún su edad no se lo permitía y quizá ese alcohol tan fuerte podría embriagar ese pequeño cuerpo. Era la hora de "dormir", presentía que el chiquillo tenía algo contra mi pero no quise estar atento a sus palabras gruñonas.

Me quería provocar... Lo notaba y sentía como hervía esa sangre hacia mi... Me dijo que debía dormir en la recamara y me miró de reojo diciendo que no me importaba... Sonreí exageradamente y crucé mis brazos. Iba a seguir el juego... Quería enfurecerlo hasta más no poder... Quería ver hasta donde era capaz de llevar su odio inmenso. Me preguntó sobre la chica que venía conmigo, sentí que llevaba celos y eso me hizo sonreír bastante... Cuestionó si me pertenecía.... Fue tan épico ese momento donde me mordí los labios y me acerqué al rostro, viéndole con seriedad.

-¿Sabes chico....?-Saqué mis uñas y le toqué la frente, empujándolo hacia atrás y me lamí la boca, siendo bastante arrogante o como se llame. -Te responderé a la pregunta de otra forma a la que esperas...-Preludié, alistando mi voz. -Compartí una magnifica noche con ella... ¿Es suficiente para responderte?.-Me preparé para el torbellino de odio que iba a provocar.

Se enfureció y manifestó que no le caía bien, a lo que simplemente no me importó y esperé sus movimientos.... Se lanzó contra mi para golpearme a lo que esquivé pero cuando menos lo pensé, me zampó un golpe en el brazo. Quedé perplejo ante esto y giré mi cuerpo para colocarme en guardia, sin sacar mi espada. -Qué rapido eres Mr Enamorado...-Le pateé el cuerpo hacia atrás y vi que él cortó un pedazo de mi camisa con su agilidad y cuando menos lo pensé, iba a rajarme el cuello. ¿En verdad quería matarme?... No tuve más opción que clavar mis garras en sus brazos y lanzar el cuerpo hacia un muro.

-Imbécil, mira lo que hiciste.-Fruncí el ceño y cuando me lancé a zamparle un buen puñetazo, se soltó y propinó una patada en mi mentón... Quedé más que inmóvil y sorprendido... El cabrón se sabía defender. -Jajajaja... Ahora si que estás muerto.-Le tomé de la camisa, apretándolo con fuerza y no dejando que moviese el cuerpo. -Eres ágil pero....-Lo estampé contra un muro y lo tiré al suelo para pisar el pecho y ejercer peso en él. -Te falta fuerza... Lo siento.-Saqué mi espada y se la coloqué en el brazo... No podía resistirme a probar sangre... No lo iba a matar pero si lo dejaría debilitado.

Hice un corte en su mano y dejé que saliese sangre, la suficiente para no matarlo. Sin morderlo, absorbí el líquido y cuando finalmente me alimenté, lo dejé levantar. -Gracias... Si sigues así de generoso, trataré de moderar mi salvajismo con Alessa...-Me despedí, viendo que me dejó encerrado en el cuarto... Simplemente acosté mi cuerpo y coloqué mis mano en mi nuca para pensar...

Off: Me tomé la libertad de usar a Calos
Paul Brown Moreau
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 419
Nivel de PJ : : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: [QUEST][Tantrum Teatrum]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.