Últimos temas
» Donde el sol no llega
Hoy a las 15:53 por Ulareena Werner

» Habilidades de Cryz
Hoy a las 15:42 por Cryz

» Atributos
Hoy a las 14:56 por Ulareena Werner

» Damisela en apuros [Trabajo]
Hoy a las 13:56 por Ébano

» Los Calvarimes
Hoy a las 10:44 por Sigel

» Nymphaea
Hoy a las 10:42 por Sigel

» Calypse
Hoy a las 10:40 por Sigel

» Un Buen Descanso[Libre]
Hoy a las 10:33 por Zukura Kito

» -Plumas Nuevas-[Trama Clan Cuervos de Plata parte 5][Interpretativo][Petronella-Wallace-Aquila]
Hoy a las 10:09 por Wallace Mcgregor

» Nada es lo que parece. [Petronella/Frith]
Hoy a las 09:41 por Friðþjófur Rögnvaldsson


Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Ago 19 2014, 18:53

¿Cuando..? Susurre por lo bajo. Habían pasado ya algunos días luego de que la señorita Ebano me ayudara a regresar a Lunargenta y nos dirigiéramos a entregar el caballo que tan amablemente nos presto uno de los hombres del cuartel. Me costo mucho trabajo, pero finalmente había podido agradecer al sujeto por su ayuda hacia nosotros pues de no haber sido por su consejo y su caballo, ahora me encontraría algunos metros bajo tierra, alimentando a los gusanos. Y por supuesto, por ahora no tendría forma de pagar a la vampireza por tan desinteresada ayuda, pero confiaba en que la volvería a encontrar en el futuro y podría saldar mi enorme deuda.

Ahora que volvía a pisar la ciudadela, preferiría continuar solo. El tiempo se había prolongado bastante. "Una semana" dijo aquella Elfo que atendió la intoxicación y la inminente perdida temporal de la visión, pero se equivoco. Habían pasado aproximadamente dos semanas y hasta ahora la luz, el color y todo aquello que es bello a la vista, no se hacían presentes. La frustración y ansiedad asomaban su feo rostro de forma continua. Era aun más frecuente por las noches cuando el silencio gobernaba en la pequeña habitación que alquilaba para dormir, cuando tropezaba torpemente con algún pequeño e inútil mueble o alguna persona despistada en mi pasar. Arrancaba las vendas de mis ojos e intentaba con esmero llevar alguna imagen hasta mi mente, pero todo era en vano.

Era más del mediodía, podía sentirlo. Salir a las concurridas calles era a tal grado molesto. Como estar en medio de una multitud quien grita a tus oídos sin cesar hasta reventarlos. Pero estar solo me ponía de mal humor. El silencio te envuelve e intenta volverte loco sin siquiera darte cuenta. No sabia que era peor. Caminaba con peculiar cuidado pues me rehusaba a usar un estupido bastón. Solo el tacto de mi mano y mi agudizado oído debía bastar para avanzar por las confusas y concurridas calles.

Mantenía mi mano afianzada a los muros a los costados de la calle, eso me ayudaba a guiarme hasta llegar a algún negocio y comprar alimentos. Continué avanzando, hasta notar el final de uno de los muros en mi camino, Aun así no retiraría la mano, debía llegar al otro extremo pero tal fue mi sorpresa cuando algo tibio y firme se posiciono sobre mi mano. Curioso, intente indagar en su naturaleza, moviendo delicadamente mi mano sobre él. Luego de un instante, creí saber lo que era. - Mierda...

Me había topado con una puerta abierta, por donde unos sujetos se empeñaban en sacar algunos viejos muebles del interior del edificio y justo cuando uno de ellos se encaminaba a salir de espaldas, yo había postrado sin querer mi mano en su trasero. El sujeto sorprendido arqueo la espalda hacia delante y se giro enseguida para mirar al responsable. Agache la cabeza e intente continuar como si nada, con un aire de culpa pero despistado, queriendo creer que no se había dado cuenta pero era todo lo contrario.

El sujeto salio a prisa, pude escuchar sus furiosos pasos acercándose. Se planto frente a mi y me tomo del cuello acercándome a su rostro. Respiraba frente a mi, su aliento era nauseabundo. - ¿Que es lo que pretendes maldito desviado? Dijo con desprecio. Aparte la nariz de su rostro e intente empujarlo para que me soltara pero el hombre no cedía. Mis manos me dijeron que se trataba de un hombre corpulento y por el tono de su voz, muy probablemente musculoso. - Ha sido un accidente nada más. Dije frunciendo el ceño y apretando la mejilla.

- Ya veremos si es un accidente cuando mi puño llegue a tu rostro. Amenazo el sujeto con una marcada prepotencia. Un trío mas de hombres salio a su encuentro para burlarse de la situación. Alentaban al furioso hombre a proseguir con su maltrato. - Basta. Mencione tranquilo. Los sujetos se habían dado cuenta de mi ceguera y a pesar de mis distintas armas, parecían no temer a alguien que no estaba acostumbrado a la lucha a ciegas.


Última edición por Johannes el Lun Oct 27 2014, 15:26, editado 1 vez
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Miér Ago 20 2014, 01:25

Muestrame eso ahora mismo P-a-n-d-a o ya verás como te arrepientes…

________________

Hacía dos semanas a mi tigre se le había ocurrido la gran idea de robarse un cuenco de aceite de quién sabe dónde. Probablemente estaba pasando por alguna etapa de rebeldía adolescente tigresca o algo así. Como no sabía qué hacer con esas cosas y estábamos algo escasos de aeros cantantes y sonantes decidí conseguirme algunos aros de metal y practicar nuevamente algunos de los trucos del viejo circo. Lo único que me preguntaba es si me costaría mucho tiempo enseñarle a Panda lo que tenía que hacer y si mi cuerpo respondería como debía… después de todo, como dicen los humanos “Los años no vienen solos”.

Pero hoy en día, era nuestro tercer día de indudable éxito. Habíamos recaudado tanto dinero que apenas si gastábamos una parte para la comida, el resto se computaba como “ahorros” en las alforjas custodiadas por el tigre. Por supuesto que no habíamos tenido necesidad de robar. Era ya hora de comer y habíamos acabado con nuestra función matinal en el puerto, allí siempre los navegantes por partir estaban ávidos de memorias dignas de recordar y por algunas monedas yo estaba dispuesta a proveerlas.

Caminábamos buscando un lugar donde comer cuando unos hombres groseramente nos cortaron el paso. No era muy proclive a usar la violencia, pero me hicieron perder la cuenta del dinero que estaba apartando para la comida del día, además no se disculparon propiamente conmigo como la dama que era; al parecer había otra cosa que les estaba llamando la atención.

-¿Crees que le partirá la cara? Después de todo no es un tipo completo…

-Te apuesto diez aeros

-Aceptado

…La naturaleza humana podía llegar a ser tan baja y degradante.

Suspiré y me colé fácilmente a través del pequeño tumulto que se había formado. No es que me interesara meterme en problemas, pero me llamaba la atención lo de la “completitud”, me imaginaba a un hombre partido al medio, aunque no me figuraba como podía estar vivo aún. Sólo veremos de qué se trata y salimos de ahí mi niño le susurré a Panda que esta vez estaba siendo brutalmente ignorado por los allí presentes.

Mis ojos casi se desorbitan cuando presencié en persona el espectáculo. Un tipo alto, calvo y musculoso, de piel bronceada tenía a mi amado Johannes agarrado de las ropas a una altura importante y estaba a punto de golpearle la cara. Y lo peor era que éste no hacía nada por defenderse. Típico dije recordando cuando ya dos veces me había ofrecido su vida. Pero al parecer, mi única palabra fue lo suficientemente fuerte como para provocar comentarios y murmullos que se expandieron como la pólvora hasta el agresor, deteniéndole.

-¿Qué quieres mujer bestia? espetó escupiendo cada una de sus palabras.

Por supuesto que eso me cayó como una pedrada al estómago y me cabree. Sentí que mis pelos se erizaban mientras desenfundaba mis dos cimitarras en un solo movimiento. Veamos… qué quiere la mujer bestia dije caminando lentamente hacia él, con las armas a medio levantar. Sentía que un borde de locura se desprendía de mis ojos, incontrolable.

La mujer bestia quiere perseguir y desmembrar a todos los mirones. Panda gruñó fuertemente, disipando las dudas de aquellos que sobraban, quedando así dos o tres de los compañeros del tipo que aún no soltaba a mi querido. …y la mujer bestia quiere beber tu sangre hasta saciarse solté poniéndome a tres o cuatro pasos de él y sus compinches que comenzaban a rodearnos. Miré a Johannes tratando de buscar una respuesta en él, pero sólo conseguí ver de perfil uno de sus ojos.

¿Los humanos pueden cambiar el color de sus ojos?” me pregunté por apenas unos instantes, pero no era tiempo de reflexionar… trinqué los dientes y me preparé para la lucha. Obviamente las cosas no andaban nada bien, lo bueno, era que la esencia conocida de su sangre no estaba en el ambiente, no aún.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Miér Ago 20 2014, 22:44

¿Que se suponía que debía hacer? El sujeto me mantenía suspendido en el aire con sus manos de salchichón mientras gritaba incoherencias a mi rostro, salpicando pequeñas gotas de saliva sobre mi, fanfarroneando con sus compañeros mientras ellos lo alentaban y comentaban cual debía ser su siguiente movimiento. Odiaba pensar que en ese momento yo era el centro de atención. Algún tipo de bufón ante al absurdo humor de aquellos desgraciados. Los imagine escudriñándome con sus odiosas miradas. Cada ojo posándose sobre mi y mi comportamiento. No quería ser visto de esa forma.

Intentaba mantener la calma. Jalaba todo el aire posible a mis pulmones tranquilamente y desviaba mis pensamientos a mejores momentos. Si el control me abandonaba, podría tomar mi daga, clavarla sobre el cuello del corpulento hombre y rajarlo de lado a lado para que su muerte fuese casi instantánea. No podía hacerlo, si sobrepasaba mis acciones, seguro los guardias no tardarían en hacer presencia y yo no podría llegar ni a la siguiente cuadra. ¿Cuantos sujetos se habían reunido ya? ¿Siete... nueve sujetos? Todos murmuraban entre ellos, propiciando la ira naciente de mi desesperación. Entonces debía enfrentarlos limpiamente, pero ¿podría arreglármelas para pelear sin hacer uso de la vista? La respuesta: No. Aunque sin lugar a dudas, mas de la mitad de los presentes, seguro serian unos cobardes.

En este tiempo continué aferrado a que pronto regresarían mis capacidades visuales y no le di importancia a practicar de ese modo. Quizás le había otorgado un latente prejuicio a mi condición. Quizás yo mismo me había convencido en que de ese modo, yo era un completo inútil. Empuñe mi mano izquierda con tal fuerza, que el guante de piel negra en mi mano, crujió con intensidad. Me sentí furioso, no solo por la situación. Estaba furioso conmigo mismo, estaba furioso con mi visión y todo lo que me había llevado hasta aquella condición. - Que hagan lo que deseen. Relaje mi mano nuevamente. - Como sea... Dije en voz baja mientras mi vista permanecía fija en la nada.

Una peculiar voz, distinta a las demás, se escucho en un tono bajo, disfrazada por las otras voces. Poseía un tono familiar, pero me fue imposible reconocerlo. De hecho, era probable que mi imaginación me jugara otra pasada. La atención de mi captor parecía haber sido acaparada por algo o alguien más. Sus palabras lo habían confirmado. - ¿Mujer bestia? Moví mi cabeza confundido, pero claro, otra tonta reacción por parte de mi mente. Aunque intentara encontrar el porque de esas palabras, no podría ver nada.

Ahora aquel timbre de voz se hacia más claro. Percibí que se acercaba. Volvió a emitir toda una frase en un tono de disgusto, estaba enojada. Ahora lo sabia, era ella. Recordé aquel timbre mencionando una y otra vez mi nombre. Un fuerte rugido, que incluso a mi me hizo despabilar pues me había tomado por sorpresa, lo confirmo. Sonreí sutilmente y me sentí un poco aliviado con su presencia, pero lo peor no había terminado. Como lo pensé, muchos solo eran mirones cobardes y avía preferido retirarse de la escena, pero al juzgar por los sonidos, algunos otros si que los tenían bien puestos para continuar con su charada.

El sonido de hojas blandiéndose se escucho en el aire, no había sido solo uno, al menos unas cuatro armas fueron blandidas de momento. El sujeto finalmente decidió soltarme, Me arrojo hacia delante y caí de espaldas contra el suelo. La caída no fue dolorosa. Me senté rápidamente y me puse de pie en cuanto pude. - Eco... Panda ¿Son ustedes? Mencione con la vista desviada. La caída me dejo desorientado y no contaba con ninguna referencia para guiarme. Levante la mano lentamente hacia delante, intentando tocar algo, Pero solo el gentil viento era presente.

- Ese idiota me toco el trasero y debe pagar por ello. Dijo el hombre mirando a Eco. De un momento a otro, cambio su gesto de enojo por uno más insinuativo, recorriendo con la mirada su cuerpo de pies a cabeza. - Bueno... No eres mi tipo, pero quizás tu podrías tocarme lo que quisieras. Esa fue la gota que derramo el vaso. Sentí como algo dentro de mi se hacia añicos y permitía el paso de un torrente hirviente. - ¡Bastardo Petulante! ¡Te arrancare la lengua con las manos!Basándome en la procedencia del sonido, Arremetí con velocidad hacia el sujeto. Con el simple uso de la percepción sonora, intente propinar tremendo puñetazo en el rostro del odioso hombre.

El resultado: Falle rotundamente y termine estrellándome contra un par de cajas al final de la calle. Los sujetos rieron sin medida y continuaron acercándose hacia mi amada.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Miér Ago 20 2014, 23:50

El tipo que tenía a Johannes le soltó y él cayó al suelo. Momentáneamente bajé mis armas, no sabía cómo actuar… como de costumbre con él. No era posible que un asesino entrenado y diestro estuviera en esa situación. Volví a olfatear el ambiente en busca de rastros de sangre, pero no hubo nada. ¿Entonces realmente se trataba de mi amado? Segundos después esa respuesta se confirmó, preguntó mi nombre, con actitud de un cachorro recién nacido. Desorientado.

Sentí que mi pecho se vaciaba de una forma tan grande y tormentosa que de no ser por la situación hubiera caído al suelo del dolor que sentía en esos instantes. Era como si algo se hubiera chupado todo lo que tenía dentro y solamente sentía mi carcasa que extrañaba el resto de sus partes. Era un sentimiento demasiado difícil de explicar. Incluso, se sentía peor que las veces cuando tenía que despedirme de él… y aún no entendía el por qué.

Apenas unos momentos habían pasado, segundos quizás, pero para mi fue toda una eternidad en la que la realidad había estado pasando en cámara lenta. Atiné a buscar reunirme con él, pero los tipos que nos rodeaban nos cortaron el paso, con sus sonrisas maliciosas escondidas detrás de aquellas espadas sin brillo. Johanes… fue lo único que atiné a decir, mis interiores se quebraban, sabía que algo andaba mal. “Y si el gremio se había enterado? ¿Y si todo eso había sido por mi?”.

Sus movimientos que otrora fueran sutiles y cortantes como una afilada daga, ahora eran inconstantes y vanos. Torpes… como… ¡no! Me resistía a aceptar siquiera que mi mente lo insinuase. El calvo habló, parecía querer explicar la situación, y una vez habiéndolo hecho, Johannes, mi Johannes, ese frio y calculador asesino perdió los estribos y arremetió.

…Solo para terminar entre unas cajas y ser la burla de todos.

Esta vez nadie se interpuso en mi camino. La ronda que había comenzado a cerrarse, prontamente se vio rota por mi decisión y el de las cimitarras y de hecho, en el camino una espada que intentó interponerse terminó repicando a varios metros de su portador. Solamente me importaba mi querido humano; el estruendo había sido espantoso para pertenecer a alguien de su constitución. Un tenue olor a sangre invadió en seguida mis sentidos. ¡Johannes! exclamé con el aliento entrecortado, acercándome a él a toda velocidad para analizar su cuerpo.

Cuando vi que no había nada roto que amenazara su vida le abracé con fuerza y susurré. ¿Qué tienes? ¿qué está pasando?. El tipo que había perdido su espada estaba bastante enojado, pero era el que más atrás estaba. El resto se acercaba peligrosamente a nosotros. El musculoso calvo había tomado la espada perdida y encabezaba al grupo que con él hacían el número de cuatro. Panda estaba a mi lado, con los pelos de su lomo parados y rugiendo por lo bajo.

En ese momento me di cuenta de una cosa. Si me enfrentaba a ellos, probablemente les mataría a juzgar por la facilidad en que aquél había perdido su arma, además, no se veían diestros en el uso de su arma. Si había un baño de sangre, llamaríamos la atención. No es que me importara hacer rodar cabezas… pero no era una muy buena idea. ¿Entonces?

Enfundé las cimitarras.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Ago 21 2014, 20:13

Ahora si que me sentía un inútil. Solo había logrado hacerles reír a carcajadas pero eso no haría que se retiraran o enmendaría mis palabras o las de Eco. Sentí el frío piso a mis espaldas. Intente hacer un recuento de daños. Solo un ligero golpe en la cabeza y un impacto de menor grado en el hombro. Había salido ileso de la caída, al menos mi físico lo sugería, pero mi orgullo... Ese había sido herido algunas semanas atrás y en cada uno de los sucesos similares a este, se veía cada vez mas afectado.

La melodiosa voz de Eco pronunciaba mi nombre con preocupación. En poco tiempo se acerco hasta mi y luego de un rápido análisis, me tomo en brazos, envolviéndome con esa calida esencia propia y característica de su persona. Mis ojos, pálidos y carentes de brillo, no hacían contacto con los suyos. No se cruzaban y emitían aquellas chispas que centelleaban en cada uno de nuestros encuentros. Mis globos oculares parecían buscar pero no encontrarían nada a su paso. - Si... Eres tu. Susurre con nostalgia. - Perdóname. Ni siquiera soy capaz de protegerte. Dije apenado mientras posaba mi mano sobre su suave mejilla.

Eco parecía guardar sus armas, al parecer no quería enfrentar a aquellos obstinados sujetos. Entonces debía hacer algo, no quedaba mas remedio. Con cuidado, retire los protectores brazos de mi amada de mi cuerpo sin decir una sola palabra. Me levante como pude y me plante frente a los hombres. Todos se aproximaban, el corpulento sujeto mostró una macabra y malintencionada sonrisa. Estaba contento de verme hacerle frente nuevamente. Suspire para meditar mis palabras y me prepare para abrir la boca. Lo lamento... Pido disculpas a todos ustedes y especialmente al hombre cuyo orgullo, es claro, he ofendido. Soy solo un torpe ciego que iba de paso y jamás tuve tales intenciones. Les ruego nos disculpen y dejen que nos retiremos sin más.

Había sido sincero pese al gran esfuerzo que había tomado para sacar esas palabras, aun más frente a tipos que no lo merecían. Mis puños temblaban sutilmente mientras mis dedos se enroscaban con fuerza. Agache la cabeza e intente mostrar mi humildad mientras aguardaba con la esperanza de que de esta forma los hombres perdieran el interés o decidieran que eso fuera suficiente. Un par de ellos se detuvo para meditarlo pero el calvo no deseaba terminar de esa forma la revuelta. Era un hombre de problemas y no dejaría escapar la oportunidad de humillar al prójimo de forma tan sencilla. Adelanto su mano y volvió a tomarme por el cuello mientras se burlaba con aquel tono odioso y bajo.

Antes de otro suceso, un par de hombres cruzaron la esquina. Se trataba de un par de guardias que se dirigían al cuartel y cuando vieron aquella muestra hostil por parte de mi agresor, decidieron intervenir. - ¿Que sucede? ¿Pretenden alterar el orden de la ciudad? Los agresores reaccionaron casi de inmediato enfundando sus armas y el hombre se decidió por soltarme. - No pasa nada oficial... Solo le ayudaba a este hombre a levantarse. Dijo el sujeto con una descarada y falsa sonrisa de inocencia. - ¿Es eso cierto? Pregunto el otro de los guardias mientras echaba un vistazo a todos los presentes.

Mientras la confusión se hacia presente, intente retroceder en busca de Eco. Me gire y levante mi mano hacia en frente para intentar averiguar su posición.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Vie Ago 22 2014, 00:29

Él no me contestó. Se limitó a posar su mano en mi mejilla, como buscando algo a la distancia. Podía sentir su esencia y la cercanía de sus labios, más él no buscó los míos. Sus disculpas me incomodaron en cierto grado No necesito que tú me protejas amor. Puedo hacerlo sola le respondí luego de haber enfundado las cimitarras, pero creo que él malentendió mis palabras. Pensaba engatusar al tipo y amenazarle, pero él, siempre él… decidió por sí mismo adelantarse a mis acciones.

Tch… rechisté mi lengua “Realmente es como un cachorro torpe” pensé, pero mis cavilaciones internas se tornaron ácidas en sus bordes cuando al fin lo escuché de sus labios.

Johannes estaba ciego

El mundo se me venía abajo, pero cuando creí no poder caer más bajo, un halo de luz iluminó mis pensamientos. Johannes estaba ciego. No podía matar. No podía ser un asesino. No había conflicto entre gremios. Sonreí lo más dignamente ante la desgracia y me levanté de mi posición entre aquellas cajas, levanté mi moral y me dirigí a los tipos convertida en una especie de fiera enjaulada. Con las garras prontas para atacar.

…pronta para atacar hasta que los oficiales se acercaron. Estos parecían no pertenecer al escuadrón con el que anteriormente había tenido problemas. Por lo que rápidamente cambié mi forma de actuar. Dejé que Panda se acercara a Johannes, me ponía nerviosa que estuviera solo y no estar a su lado, pero antes que ese sentimiento, estaba el de odio y rencor para con aquellos tipos. Caminé arrastrando una patita, la cola y con las orejas tan pegadas a la cabeza que apenas podía escuchar me acerqué al oficial que había hablado primero.

Sollocé y dejé que las lágrimas de huérfana de mis días de niña de calle abrazaran mis mejillas que refulgían y ardían como no lo hacían en años. E…e..so… no no es ci…ciiieeeeertooo dije a llanto partido dejándome caer en los pies de los oficiales, mientras mis pelos enmarañados se ensuciaban con mocos y lágrimas. El oficial más joevn me miró con ojos compasivos y tornó la vista enojado hacia el calvo que había hablado. Su compañero oficial me ofreció un pañuelo limpio y suave para enjuagar mis lágrimas.

[color=Green]-Cálmese señorita. ¿Podría decirme lo que pasó?

Asentí y fingí estar tomando tiempo para calmarme cuando en realidad hacía fuerzas para llorar. Ya no estaba en forma.

-Yo venía caminando con mi mascota después de dar mi función. Soy bastante conocida en el puerto por mis acrobacias y malabares buen señor. Contaba mis pocas ganancias para ir a comer cuando ese hombre de allí dije señalando al que tenía a Johannes por la garganta momentos atrás me jaló de mi linda colita fingí sobarla y alisar los pelos y me quería obligar a ir a un burdel con él . Volví a romper en llanto. Pero el hombre quería defenderse, por lo que tuve que continuar hablando. Una mentira descabellada tiene que ser suficientemente descabellada para ser creíble.

Y…¡y!sus amigos. Ellos…ellos querían llevar a este pobre hombre ciego a presenciar esos bajos actos a los que pensaban someterme. Algunas palabras más fueron necesarias, pero finalmente los buenos oficiales finalmente me habían servido de algo útil; sería la primera y única vez en mi vida, pero la saborearía por siempre.

Caminé hacia Johannes con sigilo y le tomé de una mano. Tendremos que conseguirte guantes, tus manos ya no están suaves para acariciar nuestra colita. Pensé en besarle los labios, pero cuando lo intenté fue un momento incómodo, por lo que me contenté con besar su mejilla.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Vie Ago 22 2014, 19:42

Las falsas palabras de aquel sujeto me ponían furioso y toda aquella situación me confundía. No sabia como debía proceder ante los guardias. Solo me quede parado ahí con la mano extendida buscando una señal. Me sentí como un pequeño bote en medio del mar que es arrastrado por la corriente sin timón, sin alguna estrella en el firmamento y ningún pedazo de tierra firme en el horizonte. Solo a la deriva en la espera de algo que me condujera.

De pronto, escuche la voz de Eco, envuelta por sollozos y quejidos que casi me destrozan el corazón. Quería arrancar los pies y correr a apretujarla entre mis brazos. Torpemente lo intente, pero fui a dar hacia uno de los guardias, el cual me miro confundido mientras posaba uno de mis manos sobre su hombro. Casi de inmediato me di cuenta de que no se trataba de mi amada, pues el sonido de su llanto parecía provenir de otra dirección. - Eh... Ah... Lo siento... Dije avergonzado con el guardia. - No pasa nada... Respondió con benevolencia, algo confundido.

Mi amada comenzaba a dar una detallada explicación que por supuesto, se trataba de una ingeniosa y bien representada mentira, ahora me daba cuenta. Sonaba demasiado convincente. Deseaba poder ver su rostro seguramente impregnado en ternura aunque afortunadamente no lo hice, pues seguramente, también me habría partido el alma. - Espera, eso no... El infame calvo intento apelar a las palabras de la chica, pero ella se adelanto a cualquier intento de replica aplastando el tono de su voz con el suyo. Los guardias de a poco se tragaban todo el cuento, mantenían su atención e intriga a cada palabra que Eco les decía.

- ¿Ciego? Dijo el otro de los guardias, prestándome atención. - Me temo que es verdad mi buen señor... Tan ciego como topo en el agujero. Dije, siguiendo la puesta en escena de mi amada. - Solo intentaba llegar a un negocio y conseguir algo de comida, pero estos pendencieros intentaron aprovecharse de mi condición. El mas avejentado de los oficiales se rasco la barbilla y dirigió una mirada acusatoria a los malhechores. Mientras tanto, una mano se adelantaba a buscar la mía y me apartaba de mi posición. Se trataba de mi querida quien me dirigía algunas palabras. - ¿Guantes? siempre llevo guantes... Dije, respondiendo para ella mientras se acercaba para besar suavemente mi mejilla.

- ¡Pequeña mentirosa! No te saldrás con la tuya Dijo el hombre quien parecía sumamente furioso. - ¡Basta! si no fuese verdad, ¿porque mantenían sus armas fuera de sus fundas? Nos acompañaran al cuartel Ahora aquellos sujetos estaban en problemas, ellos lo sabían. - ¡Larguémonos! Dijo uno de ellos y casi al unísono de la frase, todos echaron a correr en dirección norte de la ciudad. - ¡Tras ellos! Los guardias emprendieron la carrera y todo el grupo desapareció entre los callejones aledaños.

- Por fin se fueron... Agregue, luego de que todo pareció estar en calma. Sentí la mano de mi compañera sobre la mía. La tome con firmeza. - Eres muy astuta. Te lo agradezco...En realidad no me necesitas, mucho menos en esta condición... Lleve la otra de mis manos a su rostro. Intente palparlo suavemente. Primero su mejilla, con cuidado mis dedos se pasearon sobre sus parpados, su nariz y finalmente sobre sus carnosos labios. Nuevamente maldecía mi estado. Pocas eran las oportunidades que tenia de estar con ella y ahora para colmo, no podía ver su hermoso rostro, la majestuosidad en la caída de su cabello y aquella coqueta y encantadora forma en el menear de su colita. Seguí la trayectoria de mi mano para encontrar sus labios con los míos y reencontrarme adecuadamente con su ser.

Me aparte nuevamente y le mire con un semblante triste. - Desearía poder verte… ¿Podrías llevarme por algo de comida? Todos los días es lo mismo, tardo horas en guiarme por la ciudad. Salgo a buscar almuerzo, pero tengo suerte si llego a la hora de comer… Dije encogiéndome de hombros.

avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Lun Ago 25 2014, 01:55

mmm fue lo único que le respondí a lo de los guantes. Sin duda que los tenía, pero no me refería a esos guantes, aunque habría tiempo para hablarlo más adelante. Las palabras exaltadas de los tipejos esos me sacaron de mi ensimismamiento. Estaban huyendo. Sonreí de lado mientras observaba a todos desaparecer entre el gentío habitual de la ciudad. Él comenzó a tocar mi rostro, era una especie de caricia y al mismo tiempo de exploración. Sentía que Johannes comenzaba a conocerme de nuevo.

Siempre te necesito le respondí entre susurros, para luego responderle el beso con todo el amor que tenía encerrado en el alma. También desearía que me vieras, pero… soy feliz de que podemos estar juntos aquí y ahora cielo. Mentalmente agradecí por este encuentro furtivo y rogué para que esta vez fuese algo un poco más duradero. Y…que para la próxima vez, se mantuviera vivo. Creía que todo el dolor ya había pasado, pero una nueva oleada invadía mi pecho. Le abracé. Le abracé tan fuertemente que creí que se me romperían los brazos y que el pecho se había reducido tanto que mi corazón no entraría en él.

Lo siento… me disculpé para luego irle soltando de a poco. Debes estar muriendo de hambre y yo reteniéndote le sonreí, aunque ya no podía verme. Contuve varios sollozos, aunque cada vez eran más violentos. ¡Estoy tan feliz de encontrarte! exclamé tomando fuertemente de su mano para jalarlo hacia mí sin cuidado. Pero pronto esa acción tuvo su consecuencia y me arrepentí de ser tan impulsiva.

Perdón, perdón, perdón me disculpé No se… no se como actuar me expliqué sobando uno de sus brazos y buscando sus ojos, ojos que ya no se iluminarían al verme, ni que recorrerían mi cuerpo con deseo. Miré mis pies y aspirando un poco de aire le besé la frente. Esto es demasiado fuerte… y…demasiado nuevo me excusé. Panda se puso entre los dos; parecía comprender lo que sucedía y de alguna forma reconfortarme… o ¿reconfortarnos?. Ya no podía explicar siquiera la actitud de mi mejor amigo.

Te llevaré a casa si no te importa. ¿Quisieras acompañarme a comprar lo que necesitamos para hacer el almuerzo? ¿qué quieres comer? le pregunté, intentando que mi voz sonara más animada. Veo que te mueves usando de referencia las paredes ¿qué mas puedes hacer? ¿cómo quieres que caminemos?. Quiero que en casa me cuentes lo que ha sucedido durante nuestra separación las últimas palabras las pronuncié como si se tratara de un epitafio.

Avancé un paso, pero me detuve en seco. Me giré y tomando su rostro entre mis manos lo besé con toda la pasión que me quemaba por dentro. No me había dado cuenta cuánto le había extrañado, el grado de dependencia que tenía para con él hasta ese instante. ¿Y si no le volvía a ver? ¿y si ahora sus enemigos venían a saldar deudas?. Pronto todo a nuestro alrededor comenzaba a verse sospechoso y mis ojos sólo se separaron de él para escrutar cada milímetro que nos rodeaba, cada rostro que nos observaba y cada sonido que nos envolvía.

No permitiré que nada más te suceda
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Ago 25 2014, 21:05

Las palabras de Eco me reconfortaban, sabia que esa era su intención. El hacerme sentir un poco mejor antes los desafortunados acontecimientos. Ciertamente nuestro encuentro era algo tan inesperado como maravilloso. Aun si la visión no me ayudaba, me sentía feliz de poder escuchar hermosa voz y sentir aquella calidez que envuelve a mi persona.

Después de mi explicación acerca de las dificultades por conseguir lo esencial, me detuve por algunos instantes. ¿Qué había sido eso ultimo? Claro que no estaba por demás pedir algo de ayuda, después de todo había aceptado ya antes la caritativa mano de otros antes mi padecimiento, aun más tendría la confianza para pedir una cosa o dos a la mujer que amaba, pero… ¿Me estaba quejando para ella? Ahora que lo pienso… Mis palabras sonaban como un lastimero intento por algo de atención y cariño. Cariño que ella sin pensarlo me dio casi al fin de mis palabras. Me abrazo tan fuerte, que apenas si me daba abasto para mantener funcionando mis pulmones. Intente corresponder a aquella muestra de afecto rodeándola con mis brazos, pero por alguna razón no se equiparaba al cuidado que ella me brindaba.

Luego de su adorable muestra de amor hacia mi, ella se disculpaba e intentaba retomar el punto antes de su abrazo. – Descuida. Las cosas últimamente han ido mal, pero contigo aquí, el mundo pareciera tomar un nuevo curso. Había razón en mis palabras. Todo era mejor a su lado. La brisa refrescaba de forma exquisita y ahora la molesta multitud parecía pasar a un segundo plano, mientras la reconfortante paz que brinda el latido de mi corazón por ella, poco a poco lo iban mejorando todo. – ¡Woah! Me jalo fuertemente de la mano, tomándome por sorpresa, casi haciéndome caer.

- No te disculpes. Después de que beso mi frente, la abrace con fuerza, llevando su cabeza hasta mi pecho. Aspire el aroma de su cabello y acaricie delicadamente su espalda. - Si te hace sentir mejor, la elfo que me atendió menciono que la ceguera era solo temporal, así que, probablemente pronto recupere la visión. Dije, intentado darle ánimos, no solo a ella, si no también a mi mismo. Deseaba volver a verla, intercambiar miradas como en aquel par de noches. Era algo como un necesario ritual entre ambos. En las piernas, pude sentir algo nuevo aproximándose. Lleve mi mano hasta él para averiguar lo que era. Pronto pude darme cuenta, se trataba de panda. Intente acariciar su lomo y sonreí para él, aunque no estaba seguro de si lo había hecho bien. – Hola amigo, me da mucho gusto ve… bueno, encontrarte... Asegure con una pequeña risa.

- ¿A casa? ¿de verdad? La idea me daba escalofríos pero también me hacia alguien muy feliz. Acompañar a mi amada hasta su hogar y además recibir alimentos preparados con sus propias manos… Algo bueno resultaba en todo esto. No quería parecer una carga o una molestia para ella, pero si su invitación había sido tan amable no podría rehusar. – Comeré cualquier cosa que prepares. Dije sonriendo. – bueno… mi oído y olfato se han agudizado un poco, pero no es nada destacable. En realidad creo que por ahora he limitado mucho mis funciones. Dije para responder a su pregunta, intentando no volver a caer en aquel tono lastimero. – Con gusto te contare lo que ha sucedido, el tiempo no se detiene. Con esto ultimo no estaba del todo seguro. Realmente habían sucedido bastantes cosas, cada una más peligrosa que la anterior. El único logro destacable en cada una de ellas, es que había logrado sobrevivir a cada una.


Comenzaba a avanzar, al menos eso parecía, pero solo había dado un paso al frente. Su acción me confundió un poco y me sorprendió con un dulce y apasionado beso. Eche mi espalda hacia atrás levemente, pero de a poco comencé a ganar terreno. La tome de la cintura y la acerque hacia mi. Es curioso… Este beso parecía no tener precedentes. Mi tacto llevo hasta mi imaginación su imagen. Desde sus pies, hasta la punta de sus largos cabellos. Su beso parecía impregnado por algún tipo de nostalgia, a la vez que transmita por su aliento cada gramo de su amor por mi. Me esforcé con entusiasmo por expresarme de igual modo. Me sentí como un soldado, alguien que regresa después de una cruel batalla. Una batalla superada solo por el deseo de volver junto a la mujer amada. Eso era. – Te he extrañado tanto… Siempre lo hago. Y ahora que estas aquí, no te dejare escapar.

Podría pasar mi tiempo oculto a su lado, al menos hasta que mi visión regresara, aunque claro, no podía pedírselo solo así. Si aquello fuese posible, debía esperar un poco para ver como marchan las cosas. –  bien vamos. Comencé a caminar de a poco mientras continuaba hablando. – Solo debemos tener cuidado con… Cese por un instante y me detuve. – Lo olvide… Debes llevarme tú, linda. Regrese a su posición y me colgué de su brazo como un niño.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Mar Ago 26 2014, 04:00

Me sorprendió escuchar que un elfo le había tratado y decidí dejar ese tema para luego. Si volvía a ver, probablemente volvería a sus andanzas… pero… por mientras, me gustaba imaginar que sería completamente mío; aunque claro, dejaría que él lo decidiese. Bueno… mi casa dije agachando la vista, sin saber mucho como discutir ese tema verás, sólo he dormido un par de veces ahí. No se, prefiero no complicarme tanto cuando estoy en Lunargenta. No soy muy buena ama de casa jejeje le dije con un gesto apologético, mientras me llevaba la diestra a la frente y con la otra le tomaba con suavidad una mano.

Realmente la respuesta a mi beso fue… Wow. Por unos momentos me dejó sin aliento. Mi pecho resonaba como un tambor y creí que pronto se me saldría del cuerpo. Pestañee un par de veces y reaccioné cuando él dijo algo de que tenía que llevarle yo. Un sonrojo salveje me atacó, haciendo que el calor me subiese desde la boca del estómago hasta la punta de las orejas; menos mal y ellas eran peludas.

Él se apoyó en mi brazo y esta vez le sentí mío; pero no mio como las veces anteriores, sino completamente conmigo. Sentía que su mente no estaba en nada más y por primera vez, había visto una faceta de él que me llamaba mucho la atención. Seguro era un hombre muy interesante… Olfatee su cuello y se lo besé. Volví a tomar una de sus manos y con una voz suave me dirigí a él. ¿Estás preparado? le pregunté con una sonrisa a flor de labios, mientras emprendíamos el viaje.

Iremos a ver en qué estado se encuentra mi piso dije algo entrecortada. Recuerdo que no estaba muy ordenada. Creo que compré los muebles y los dejé así nomás, sin acomodarlos… tendrás que darme algo de tiempo con eso también le dije apenada, mientras pensaba en qué menú debía preparar. ¿Quizás algo de pescado aprovechando que aún habían tiendas que hacían negocios con los pescadores del puerto?

Perdón, ¿con qué decías que debíamos tener cuidado? le pregunté con una oreja en alto y arqueando una ceja. Mi mente está divagando quien sabe donde. Todo esto es muy repentino confesé, esquivando ampliamente una columna que portaba faroles. Unos metros más adelante estaba un pequeño mercado. Espero que comas todo tipo de carnes, frutas y verduras. Y claro, que puedas usar esos brazos que la humanidad te dio para cargar algunas bolsas. Panda ya lleva mis alforjas le expliqué un poco tentada.

Es tan raro estar contigo aquí… haciendo algo tan normal diario le dije al oído mientras nos acercábamos a un puesto de frutas. Veremos que tan fino es tu olfato en comparación con el de un tigre le aposté, ciertamente con una curiosidad bastante competitiva.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Ago 26 2014, 22:36

No importa a donde me llevase, ni el estado en el que se encontrara, siempre y cuando fuera a su lado yo la seguiría. Me aferre con fuerza de su brazo, me proporcionaba una seguridad que nunca antes había tenido. La sonrisa afloro de mis labios con fuerza mientras sentía los calidos rayos del sol acariciar mi frente.  Ahora mis pasos no se tambaleaban, no dudaba en poner un pie delante del otro. Podía moverme con facilidad y confianza a pesar de mi falta de visión. Había sido terrible andar por ahí vagando solo. Ahora estaba mas tranquilo pues el silencio no me envolvería en las noches y la soledad no se marcaría como en ocasiones anteriores. Era perfecto.

- Descuida, te ayudare con lo que pueda. Dije, respondiendo a sus palabras. Era lo menos que podía hacer por sus atenciones, después de todo, tampoco quería quedar como un completo inútil. Caminar a su lado a ese grado de proximidad me era muy agradable, en algún momento me acerque a su hombro y probé su deliciosa fragancia la cual aun no podía descifrar pero me encantaba.  Me distrajo de mis pensamientos y me hizo volver a la realidad nuevamente por algunos instantes. – Oh claro… Debemos ser precavidos ante las miradas a nuestro alrededor. Mis colegas del gremio no suelen permanecer mucho por aquí durante el día, pero siempre hay alguno que gusta de pasear por la ciudad en busca de un contrato. En ese momento me sentí observado de algún modo, pero sabia que solo se trataba de la paranoia que había traído mi ceguera. – Algunos portan la capa del gremio, algunos otros no. Solo mantente alerta de cualquier mirada sospechosa. Intente recuperar la compostura y seriedad en el asunto… Aunque al lado de ella, eso era muy difícil.

Intente convencerme a mi mismo de que nada pasaría y los próximos días serian para nosotros. Me acerque a su rostro y bese su mejilla para que no se estresara mucho por mis palabras. – Todo estará bien. Asegure para ella con una sonrisa. Después de un momento, llego a mi nariz el aroma de diversos productos. Era el característico aroma de un mercado en plena hora de apogeo, donde los clientes van y vienen para conseguir buenos productos y preparar los alimentos. Respondí afirmativamente cuando menciono lo de los alimentos y por supuesto así era. Cuando andas de aquí para allá no te puedes poner remilgoso, seguro ella lo sabia. Cazar, pescar o recolectar algún fruto de la tierra… la mayoría de las veces, ni siquiera te puedes tomar el lujo de una hoguera para darle un mejor sazón a la comida.

Ciertamente es raro. Solo imagina como ha sido para mi. Mencionaba mientras me acurrucaba en su hombro - Normalmente no me alimento adecuadamente pero en estas condiciones, una de las pocas cosas que puedo disfrutar y hacer bien es comer. Solo espero no aumentar de peso. Incluso ahora… Con el atuendo que llevo debo parecer un payaso. Es tan vistoso como inservible para alguien en esta condición. Nos detuvimos frente a uno de los numerosos negocios que se empeñaban por vender su mercancía. Eco quería ver como se había desarrollado el resto de mis sentidos ante la falta de uno de ellos. – Como lo dije antes, no es nada especial, pero me esforzare por equipararme al de un tigre…

Al terminar la frase, agache la cabeza y me acerque al estante del lugar para echar una olfateada a los productos. – Bien… puedo distinguir el característico aroma de los plátanos y las dulces manzanas a la derecha. Por el centro las fresas silvestres parecen recién cortadas pues su aroma se conserva fresco y son acompañadas por algún otro… ¿Quizás moras?. Continué indagando, intentando adivinar lo que se encontraba frente a mi. –A la izquierda, la hortalizas se mantienen húmedas, en un perfecto estado y algunas verduras como tomates y lechugas se confunden en un mismo aroma, haciendo que se abra más mi apetito. Volví a mi posición original, sujetando el brazo de mi amada. – Por cierto… no compraría el pescado o carne en el negocio de los lados… parece que no tuvieron el cuidado de retirar sus productos de la luz del sol y emanan un olor un poco rancio. Los tenderos de los negocios vecinos escucharon el comentario y ambos me miraron con desprecio por mis palabras.

-¿Qué calificación le darías a mi nariz ahora? Aunque sin lugar a dudas, el mejor aroma es el que emanas tú linda. Seguro era una escena peculiar. Un tigre blanco, una mujer bestia y un humano ciego en medio del mercado, donde todo transeúnte podría ver tan singular escena. Para mi seria desconocido, pues no tenia los medios para darme cuenta.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Miér Ago 27 2014, 03:35

Él lo decía tan a la ligera que parecía que se trataba de un juego de niños. Simplemente tenía que vigilar nuestras espaldas de todo un gremio de asesinos. Nada más. Lloraba mentalmente mientras continuábamos el recorrido. Mi sangre se había helado en las venas, aunque juraría que también estaban prendidas fuego. Curioso, ¿no?.

Entre los datos que él me daba acerca de los puestos, le pasé un comentario, como si se tratara del clima hummm… vas bastante, bien, te faltaron unos repollos, aunque debo admitir que son bastante insulsos. las miradas asesinas que de por sí estaban sobre nuestro peculiar encuentro y más que nada ante las descuidadas y muy verídicas palabras de Johannes se volvieron casi venenosamente mortíferas con mi último comentario. Puse mi sonrisa más angelical y comencé a sacar aeros cantantes y sonantes para finalmente depositarlos sobre el mostrador, excediendo el monto que realmente íbamos a utilizar. Deme un poco de todo…y créame, podemos ser más informativos si hay algo malo cuando llegue a la casa Ahora era yo la de las miradas ácidas, aunque fui brutalmente ignorada. El brillo de los aeros me eclipsaba.

Volví a tomar el brazo de… él; aún no sabía cómo catalogarlo en mis pensamientos, sólo su imagen se rodeaba de sentimientos cálidos y de un poco de nostalgia. Te daré un nueve en diez, sólo si no haces más comentarios a toda voz. Harás que nos linchen le dije entre susurros mientras le besaba las mejillas y la frente. Le di una pequeña mordidita en su labio inferior y nuevamente me despegué de él para buscar los paquetes ya preparados.

Y no creo que te veas mal en tus ropas… le dije con cierto tono de reproche. Ten volví a tomar la palabra después de haber distribuido el peso Espero y no esté muy pesado comenté y reinicié el viaje. Llevo unos días ya por aquí le dije para acallar ese silencio que nos envolvía. No falta mucho para llegar, sólo tres o cuatro calles más cielo le informé, observando los alrededores con un poco de recelo. Ahora quienes nos podían ver eran los de mi gremio. Suspiré. Te parecerá raro, pero no creo recordar los distintivos de la capa de tu gremio comencé a decir, pero pronto vi una puerta bastante interesante…

Conozco esta puerta, he entrado aquí antes. ¿Quieres comprar ropa nueva? le pregunté, deteniéndome suavemente frente a la puerta.
____________________
Off: Si, estamos frente a la puerta del comercio en la ciudad ^^
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Miér Ago 27 2014, 22:19

- Ni yo me creía capaz, pero debes admitirlo, ocho de nueve no esta nada mal. Refiriéndome a los objetos que había nombrado sobre el estante e incluso, en los negocios laterales. Me levantaba el cuello en símbolo de victoria, pero sin querer, había hecho sentir incomoda a mi compañera con aquellas miradas de desprecio. Si había algo que no tenia de momento, era discreción. Incluso dejaba de preocuparme demasiado el hecho de que podríamos encontrarnos con algún indeseado y este acudiera de soplón con el líder.

Escuche el sonido de las monedas siendo depositadas sobre la mesa para cubrir nuestras compras mientras Eco hacia su pedido. Por primera ves, me pregunte sobre su escala alimenticia. Siendo una mujer tigre, quizás comía bastante a diferencia de mi que solo llevo algunos bocados a mi estomago. Había tantas cosas en torno a ella que desconocía. Conocía ya sus emociones, algunos de sus gestos y reacciones. El punto necesario para hacerla suspirar y la forma en la que su corazón se aceleraba. Los movimientos casi involuntarios de sus labios y su cola. incluso detalles íntimos que quedarían reservados solo para mi, pero aun había pequeños detalles que desconocía. Puntos que estaba entusiasmado por conocer pero que quizás, no podrían mostrarse ante mi persona.

Volvió a tomar mi brazo sacándome de mis pensamientos. Se acerco a mi oído y susurro algunas palabras cuya naturaleza no me fue posible descifrar del todo. - ¿Dije algo malo? Respondí cerca de su rostro, solo para que ella me escuchara. Beso con ternura mi rostro y remato con un coqueto mordisco en mi labio, algo que no me habría esperado. - Valla... Dije casi hipnotizado ante la sensación de sus labios. - Si sigues así, tendremos que olvidarnos de las compras y tendré que comerte a besos. Susurre con una sonrisa en su oído y un leve rubor en mis mejillas.

El tendero revoloteo su mostacho, tomo los Aeros de la mesa, y entrego el paquete. Se limpio las manos en su delantal y continuo acomodando algunas de sus cajas atrás del mostrador. Tome el paquete con la compra, gustoso a ayudar. - No es pesado, te llevaría cargada a ti también. En breve, reanudamos la marcha. Nos habíamos alejado ya un poco del cúmulo de personas en el mercado y la hora era propicia para ver poca gente caminando por las calles. La intensidad del calor solar había disminuido, el viento se mantenía inusualmente quieto mientras el graznido de algún ave en los tejados hacían notar el silencio al rededor.

- Quisiera que también me contaras lo que has pasado luego de nuestra despedida. Me gustaría compartir mas días como este contigo... Sé que no somos la pareja mas común y muchas ocasiones pareciera casi imposible una reunión similar a esta, pero... Es bueno imaginar una vida a tu lado. El tono de mi voz era un poco triste pero eso no me evito sonreír e intentar dirigir la mirada de mis ojos hacia ella.

Pensé un poco acerca de la referencia en cuanto a la capa distintiva del gremio. No seria malo si se lo mencionara, después de todo, muchos nos distinguen de ese modo para acercarse y pedir alguna diligencia, pero si Igor se enterara de todo, seguro tendría una muerte dolorosa, tal como la de Patrick... - Su material es de un fino terciopelo, nada mal, pero su color... Un feo Azul turquesa.... No sé a quien se le haya ocurrido. arrugue la nariz mientras recordaba dicha capa. - Es por eso que yo no la uso... Sin lugar a dudas, era quizás el único objeto que no me brindaba orgullo en el gremio.

Nos detuvimos de repente. Escuche las palabras de mi amada e intente reflexionar en voz alta sobre ellas. - mmm... Quizás seria bueno utilizar otro atuendo mientras sano pero... ¿Donde quedaría mi personalidad? Sin estas ropas, no soy más que un simplón humano... Quizás no había medido mis palabras, pero tenia razón. La armadura, la oscuridad de su naturaleza y mis armas, descaradamente colgando de mi cuerpo, era lo que me identificaban como ser. Lo que me hacia sentir especial a los demás como un humano. Suspire en voz baja, en realidad quizás así me sentiría mas cómodo ante la situación. - Bien, pero tendrás que ayudarme a elegir algo.

Link de compra aquí
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Miér Sep 03 2014, 04:07

“Llevarme cargada a mi también” me preguntaba acerca de la fuerza de los humanos. Sabía que resistían muchas cosas, pero no hasta qué punto. Tampoco quisiera probarlo con él. Pero si lo de comerme a besos. Esperaba que fuera una metáfora claro, sino tendríamos algunos problemas.

“Comerme a besos” él sí que sabía como hacerme suspirar…

______________________

Ya no quiero imaginarme una vida a tu lado Johannes, quiero vivirla… le susurré después de que él accediera a entrar, pero antes de hacerlo. Las ropas no te hacen como persona, si fuese así nunca hubiese iniciado nada contigo le dije algo herida. Mi interpretación de sus palabras no me había gustado nada.

Y si quieres, puedo elegirlas, solo espero que vayan bien contigo dije haciendo un pequeño mohín. Era consciente de que probablemente estaba siendo injusta con él, de hecho, lo sabía. Pero por tan solo un momento mientras estábamos con los bandidos tuve la esperanza de poder compartir finalmente mi vida con él, y ahora, con todo su derecho me hacía ver que todo esto sería temporal y básicamente que le gustaba ser un asesino y estar lejos de mi.

Suspiré profundamente y entramos a la tienda, donde nuestras energías cambiaron, o bueno, al menos la mía. La chica de la ropa me cayó bien, pero la mujer esa llena de grietas y tétrica como que me dio miedo, sobre todo sus vaticinios.

______________________

Realmente asustaba esa mujer, menos mal y no pudiste verla le dije, tomándolo nuevamente del brazo. Siento mis palabras de hoy antes de entrar… y ese episodio de la adivinación. Solamente quería aunque sea una guía para parejas o algo así le dije con inseguridad en el tono. Panda se había adelantado hasta una carnicería. Nuestra última parada antes de llegar a la casa.

Por aquí Johannes le dije al llegar al frente del lugar. La casa estaba en medio de otras dos, era de dos plantas. El gremio me ofrecía un piso, pero no me interesó, tampoco me gustó si vamos al caso, asique con unos aeros encima me hice de este lugar… le expliqué mientras buscaba la llave. El pequeño patio tenía demasiadas hierbas y malezas de probablemente meses. No recuerdo la última vez que estuve por aquí le informé.

Abrí la puerta y un olor a encierro nos golpeó de frente. Tosí un poco. Dame unos momentos. Guardo los alimentos y te busco un lugar… luego abriré todo para que esto se airee un poco. Me urgía sentarme sobre sus piernas y besarle hasta que me dolieran los labios, pero los humanos eran tan frágiles que temía que muriera de hambre. Después de todo, se le veía más delgado…
________________________
Off: Como ya te dije, siento la demora {joh san >o<. Espero no haberte cerrado mucho las acciones. Si quieres que edite algo, lo haré con gusto
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Miér Sep 03 2014, 18:26

Me sentía satisfecho con la compra. Había palpado las prendas para familiarizarme y me había deleitado con sus suaves materiales y al juzgar por la descripción que Eco me había proporcionado, me vendrían muy bien. Me sentía relajado, por alguna razón mis prejuicios personales se esfumaban. Estaba ansioso por despojarme de la armadura y ponerme aquellas ropas.

Nuestra siguiente parada, una que mi compañera sugirió, no fue del todo grata. Al principio las palabras de aquella bruja no contenían ni un gramo de sentido, todo parecía confuso, quizás con el paso del tiempo podría averiguar a lo que ella se estaba refiriendo, pero una de sus insinuaciones finales me dio un poco de esperanza, algo que podría aplicar en todos los sentidos.

Abandonamos el lugar. Reí ante los comentarios de mi amada. jajaja ¿Tan mal se veía? Sonreí para ella mientras se lamentaba de algún modo. - No debes disculparte, a tu lado, nada podría hacer caer mi animo. Intente besar su frente aunque en realidad bese su parpado, solo para intentar dar un consuelo a sus palabras. Continué con el paso aferrándome a su brazo de una forma casi aprisionante. De vez en cuando dirigía la mirada hacia ella con la esperanza de ver su rostro, pero seria imposible. Debía continuar sumergido en las tinieblas, al menos hasta que la mejora llegara a mi visión. Suspire en un tono sumamente bajo y continué sin más.

Nos detuvimos de repente. Eco indicaba que por fin habíamos llegado, además de dar algunas explicaciones mientras revolvía sus cosas, en busca de la llave. - Es maravilloso que lo hallas conseguido. Siempre es bueno tener un lugar a donde ir después de todo. Comente. Justo después de abrir la puerta, el polvo en el piso que se colaba a través de los espacios de la puerta, se agito con celeridad. El peculiar aroma del abandono barrio a su paso, parecía que la casa daba una profunda exhalación luego de permanecer cerrada durante la ausencia de su dueña.

- Toma tu tiempo. Le dije con una sonrisa antes de que se retirara a almacenar las compras. Ingresamos en el hogar, todo parecía silencioso. Me habría encantado echar un ojo a los alrededores, ver la decoración de las paredes, la colocación de los muebles, o cualquier detalle que me indicara la comodidad del lugar. Levante la mano, intentando guiarme por alguna referencia mientras daba algunos pasos hacia adelante. Tropecé con algún mueble que casi me hace caer. Le ignore y rodee para continuar. Llegue al muro y apoye la mano sobre él. Pronto llegue hasta lo que parecía ser una ventana. Los rayos del sol se escurrían por el cristal y acariciaban con delicadeza la piel de mi rostro.

Algunos sonidos parecían provenir de las casas aledañas. El dulce sonido de una melodía interpretada por algún instrumento de cuerdas llego hasta mis oídos. El lugar era agradable y seguramente pronto mejoraría. La brisa se llevaría lejos aquel no muy agradable aroma y traería consigo uno más fresco y relajante. La preparación de los alimentos le daría un toque más hogareño y reconfortante, además de una calidez característica de un hogar. Todo permanecía tranquilo. Las palabras que antes había mencionado Eco continuaban penetrando en mi cerebro.

El no muy prolongado tiempo que había permanecido a su lado me hacían ver las cosas desde una distinta perspectiva y no podría ser de otra manera. Esta vida que elegí era la única que conocía y siempre me sentí bien con llevar ese papel, pero por ahora... Parecía todo tan lejano e insatisfactorio. A su lado todo era distinto, disfrutaba hasta de las mas sencillas de las cosas, eventos que siempre di por sentado como la simple diligencia de salir por algo de comida. Retire los guantes de mis manos y los coloque sobre mi cinturón. Deslicé con cuidado las yemas de mis dedos a través del marco de la ventana para después intentar abrirla. La ventana cedió ante un poco de fuerza y la suave brisa se deslizo hacia el interior. Me aparte nuevamente un poco e intente ir en busca de mi anfitriona. - ¿Puedo ayudarte en algo... Hice una pequeña pausa mientras buscaba la palabra adecuada. ... Amor? Mis labios cosquillearon. Jamás imagine llamar así a alguien, pero eso era, mi amada.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Jue Sep 04 2014, 00:56

Johannes era tan silencioso que por algunos momentos olvidé que estaba ahí, claro, si es que eso se podía hacer. Estaba como en una especie de trance apartando y clasificando los alimentos cuando una oleada de aire limpio llegó a mi cuerpo. Sonreí ante un pensamiento fugaz y corrí a su lado. No estaba demasiado lejos de él, sólo al traspasar el marco de la puerta que nos separaba por una débil cortina. Sus palabras me llenaron el corazón y sentí como mi cuerpo se apresuraba para estar a su lado.

No es necesario le dije rodeándole el cuello al tiempo que le alcanzaba y guiaba hasta unos cojines que habían en el piso. Antes de mostrarle el lugar, procuré golpearlos un poco –lo que levantó más polvo- pero esta vez, protegí mi nariz con mi brazo. Ven, siéntate aquí le dije jalando con delicadeza de su brazo derecho hacia mi. El suelo estaba cubierto por una gran alfombra de diversos colores.

No puedo evitar sentirme rara le confesé, robándole un beso de los labios. ¿Qué se siente ser un acechador acechado? le pregunté con una sonrisa en mi voz. Ahora me tiré sobre él, haciendo que apoyara su espalda en el suelo. ¡Te tengo! dije, aunque más bien él me tuviera a mí. Besé su frente y continué besándole hasta llegar a sus labios. Sentía el palpitar de mi corazón con su cercanía. Había resistido demasiado. Deseaba el contacto con su piel, sus besos, su calor…

mmm… dije después de un tiempo en ese juego. Tu armadura es un buen seguro en contra de ataques suspiré y me aparté un poco de él. …Y siento que el humano morirá de hambre ya había encendido la llama, pero “hacía hambre”. ¿Qué te parece si me levanto, abro el resto de las ventanas, cocino y luego usamos el resto del día a nuestro antojo?. Movía la cola con antelación a sus palabras.

Mientras esperaba su respuesta, le susurré al oído: Te amo.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Sep 04 2014, 19:43

El aire que entraba por la ventana y la idea de estar en casa de mi amada, me hacían sentir realmente vivo. Espere la respuesta por mi pregunta anterior, mientras daba algunos cuidadosos pasos hacia adelante. Ella no respondió de inmediato aunque yo estaba impaciente por escucharla. Percibí sus pasos aproximándose rápidamente, como si me tratara de un niño que ha sufrido algún accidente. Ahora escuchaba su melodiosa voz cerca de mi mientras me abrazaba de nueva cuenta.

Me guio cariñosamente hasta un lugar donde podría relajarme. Siguiendo sus indicaciones me incline sobre el sitio indicado y deje caer mi cuerpo para sentarme. Pude sentir la comodidad de algunos mullidos cojines y con mis dedos toque un poco la suave superficie alfombrada debajo de mi. - Debes definir "rara", a tu lado todo es distinto... Dije para responder a sus palabras, mientras buscaba su dulce mano con la mía. Eco hizo una pregunta, una muy peculiar, pero antes de que pudiera responder, me hizo caer de espaldas al piso y me sepulto de una seductora forma con su cuerpo. Posicione una de mis manos sobre su nuca, mientras con la otra me aferraba de su cadera. El tibio y húmedo tacto de sus labios recorrían apasionantemente mi rostro, lo que me hacia sentir completamente suyo. Larga fue la espera, acelerado mi palpitar y profunda mi respiración antes de que llegara a mis labios.

Intentaba comunicar con mis besos todo aquello que las palabras no podían decir. Se aparto un poco de mi y ambos intentamos respirar mientras el impulso de desatarnos parecía contenerse en nuestro interior. - No podría responder a esa pregunta viniendo de ti... Imagino tus ojos, aquella pendiente mirada, el deseoso escrutinio. La chispa en tus ojos que se convierte en una gran flama ante el amor que expreso por ti. Quisiera poder verlo y dejarme consumir por las llamas en tu mirar aunque... También podría acostumbrarme, quizás cuando recupere la visión, no estaría mal vendarme los ojos en algunas ocasiones... Me aproxime nuevamente a sus labios en busca de su delicioso néctar, esperando que mi respuesta hubiese sido satisfactoria.

Después de un comentario sobre mi armadura, se aparto de mi, aunque yo no lo quería. Tal vez se había incomodado ante el metal que cubría mi cuerpo. - Lo sé y lo lamento. Quizás sea bueno que me cambie ya de ropa. Me acerque nuevamente y bese suavemente su cuello, adelantándome a su pregunta. - Quizás la comida pueda esperar... mi mente se había concentrado solo en ella. Ya no deseaba probar alimentos, ahora solo quería hundir mi rostro en su piel y sentir nuevamente cada rincón de su cuerpo pero... Mi estomago no decía lo mismo ya que casi inmediatamente después, emitió un quejido con fuerza. - Que inoportuno. Pensé.

- Bueno, supongo que así será, solo mantén viva esa llama ¿de acuerdo? Susurre cerca de su oído, mientras ella declaraba su amor dulcemente por mi. - También te amo, lo sabes. Me aparte un poco de ella mientras lamía sutilmente mis labios. Oye... No quiero ser una carga pero, si estas de acuerdo, quisiera quedarme aquí contigo y Panda, quizás no solo hasta que sane... si crees que es posible, quisiera emprender una vida a tu lado.

Por supuesto, no se podía mencionar o responder solo así como así. Había un gran numero de cuestiones y asuntos que debíamos resolver antes de hacerlo posible, pero si la disposición estaba más que viva, entonces estaría seguro de que lo lograríamos. Pensarlo era algo curioso. Fugazmente recordé a mi padre, a Nicolai Voltaire. Ahora sin siquiera planearlo, estaba siguiendo sus pasos. Rodee el cuerpo de Eco con mis brazos y la abrase con fuerza mientras mantenía un inexplicable pero no incomodo silencio.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Jue Sep 04 2014, 20:26

Asentí a lo de mantener la llama viva, pero luego pensé que debería de dejar de hacer esos gestos mecánicos o Johannes pensaría que no le estaba respondiendo. Cavilaba acerca de eso cuando dijo que me amaba. Sentí que un sonrojo me invadía desde el corazón y se expandía por mi cuerpo entero, pero las palabras que vinieron después fueron… se me fue la fuerza de las rodillas y de no ser porque me abrazaba probablemente hubiera quedado seca allí, en ese preciso lugar, en ese instante de dicha.

“¿Una vida a mi lado?” pensé, “Hasta que vuelvas a las calles a asesinar”. Los pensamientos mórbidos no dejaban de invadir mi mente. No pude evitar que mi cuerpo se tensara de sobremanera, pero traté de disimularlo. Sentía que no me estaba enterando mucho de lo que estaba sucediendo a mi alrededor. Besé sus labios un par de veces y me aparté de él con la delicadeza de la que fui capaz en el momento. Tomé sus manos y las apreté con las mías. Me pondré en marcha le dije. Sentía que un sudor frío se hacía de mi cuerpo. Panda… llamé con voz baja y un poco temblorosa Quédate con Johannes y pórtate bien le ordené mientras iba por la nueva ropa de mi humano.

Te dejo por aquí tus compras cielo informé a un par de pasos de él. Fuera de los cojines, no había ningún mueble en unos dos o tres metros a la redonda, por lo que estimé no tendría problemas. Acto seguido abrí las cinco ventanas de la casa, produciendo una fuerte brisa. Tomé una nota mental de enviar por lavanda a Panda más a la noche, cuando la señora de las flores y esas cosas pasaba –si es que aún lo hacía-

Después de eso, prendí el fuego en la cocina, puse algo de carne a asar mientras pelaba papas y lavaba algunas frutas y verduras. Desde la muerte de mi madre hacía ya varios años no cocinaba nada en una cocina. Esperaba no haber perdido el toque de la sazón. También procuré encender la caldera del baño para ir teniendo más agua caliente.

Como estábamos en verano, la temperatura había comenzado a subir, por lo que determiné que cocinar sólo con el delantal no sería mala idea. Dudaba que Johannes se opusiera… Me costaba trabajo pensar en su proposición por lo que no le dirigí la palabra en esas dos horas que estuve aprontando todo. Solamente me daba alguna vuelta para cerciorarme de que todo estuviera bien con él.

Una vez terminado el período de cocina, me dirigí a él, esta vez, con un poco mas de ropa, pero sin la armadura. He terminado le informé ¿vienes?... espero que tu paladar no se haya refinado tanto como tu olfato bromee desde donde estaba mientras daba las últimas preparaciones a la mesa. ¿Realmente te quedarías? ¿Con nosotros? pregunté cuando le escuché cerca. Estaba al borde de las lágrimas. Ya había tomado una decisión y se la comunicaría, siempre y cuando mi voz quebrada me lo permitiera.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Sep 04 2014, 22:51

El silencio se mantuvo a nuestro alrededor. Las reacciones corporales de la mujer en mis brazos se mantenían algo confusas, me era difícil intentar adivinar de que podrían tratarse. ¿Estaba feliz o es que acaso mi proposición le traía desdicha? Los segundos parecían años antes de alguna otra reacción. Temí por cada instante en el que probablemente preferiría continuar como hasta ahora, ella como una ladrona, yo como un asesino. Solo pidiendo al destino cruzar nuestros pasos en algunas ocasiones como había sucedido en este tan dichoso día y aquel pasado par de mágicas ocasiones. Volví a pensar en mi padre, ahora lo comprendía, por primera vez me metía en sus zapatos en lugar de su armadura pero... ¿La historia tendería a repetirse? - jamás lo permitiría... jamás Mencione en mi interior, mientras cerraba con fuerza los parpados.

Se acerco nuevamente a mi rostro, en busca de mis labios. Era una buena señal, mas sin embargo, no la respuesta que había estado esperando. Se aparto de mi, apretó mis manos y se retiro hacia otra habitación, no sin antes dejarme con Panda. Pude sentir al felino acercándose y puse mi mano sobre su lomo para acariciarlo. Ella regreso con mis ropas y las deposito a algunos pasos de mi y sin más se retiro a la cocina. - ¿Que sucedió? Tú la conoces mejor que yo ¿No es así? Dije susurrándole a Panda.  

Suspire en tono bajo y me levante para buscar la ropa. Pronto la fresca brisa se haría presente por toda la casa y el ambiente mejoraría notablemente ante el hecho. Quite de mi cuello la bufanda roja, la doble con cariño y la deposite a un lado de mi. Comencé a despojarme de la armadura de pies a cabeza. Procure colocar cada pieza con cuidado sobre el piso e intente hacer memoria de cuando había sido la ultima vez que le había proporcionado la adecuada limpieza. Retire el antebrazo y lo sostuve por algún tiempo en mis manos mientras lo acariciaba con mis dedos pulgares. [i]- Si, ha pasado tiempo desde la ultima vez que lo hice. Continué con el proceso. Cuando retire mi camisa, pude sentir un par de colgantes en mi pecho, retire uno de ellos y lo sostuve en mi mano.

Ahora colocaba aquel nuevo atuendo. Mi apariencia cambiaba por completo prenda tras prenda. Me las arregle para abrochar la camisa de forma correcta, al igual que los cordones en sus mangas. Hubiese querido verme reflejado en la superficie pulida de un espejo, pero por ahora eso seria imposible. Solo esperaba que a Eco le gustara mi aspecto. Ya solo restaban las botas. Fácilmente pude encontrar una, la cual coloque rápidamente, pero no podía encontrar la otra pieza. Panda amablemente se acerco hasta ella y la tomo con su hocico. La acerco amablemente hasta mi mano - Valla, Muchas gra... o al menos eso creía pues se negaba a soltarla.  - Oye, suéltala. Graciosamente comenzó a retirarse de mi para que no pudiera tomar la prenda. Me sorprendió su comportamiento, pero lo estaba disfrutando. - Eso no es justo Panda, no puedo verte. Dije con una sonrisa mientras intentaba encontrarlo.

Luego de algún rato, finalmente había logrado atraparlo y quitarle el calzado. Lo coloque en mi pie y acaricie de forma juguetona al tigre. Algunos minutos después, Eco aviso que todo estaba preparado. - ¿Puedes llevarme? Dije amistosamente al felino. Puse la mano en su lomo y seguí sus pasos. Me detuve inmediatamente cuando escuche la pregunta de Eco. Parecía triste, pero supongo que antes de dar su respuesta, debía escuchar la mía primero.

Solté a Panda y como pude me acerque hasta ella. Coloque mis manos sobre sus hombros para cerciorarme de su posición y acto después, rodee su cuello con mis brazos. Volvía a soltarla, pero había algo diferente, había colocado el colgante en su cuello. - Los elfos lo llaman "colgante de Unión" Se supone que puede unir más a una pareja y su cristal brillara cuando alguno este en apuros. Te prometí que te obsequiaría algo ¿recuerdas? Costumbres humanas... Pensé que el zafiro haría juego con tus ojos y la plata con tu cabello. Tome el colgante entre mis manos y lo acaricie sutilmente. Deseaba con todas mis fuerzas ver como lucia sobre ella, pero tendría que esperar.

Hace algún tiempo, tuve un percance en el poblado abandonado del norte. Mi vida pendía de un hilo, parecía que llegaría el fin. De la nada, una extraña y misteriosa voz parecía emanar del mismísimo aire, fue algo muy extraño. Deje el colgante y lleve mis manos hasta su labio inferior. - Aquella voz nos pedía una razón para continuar con vida... La razón más poderosa que encontré, fue desear tener un mañana a tu lado. Fue lo único que me mantuvo con vida. Si tu lo permites, me quedare con ustedes. Me acerque más hacia ella, quería cerrar aquel espacio que mantenían nuestros cuerpos mientras guardaba silencio y esperaba por lo que tuviera que decir al respecto.

Colgante:

Off: Si no estas de acuerdo con mis acciones con Panda o piensas que limite mucho tus acciones, pos favor, házmelo saber. Corregiré con gusto si lo deseas.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Vie Sep 05 2014, 22:34

La mesa estaba dispuesta, así como la respuesta que pensaba darle a Johannes. Pero como siempre, utilizó su facultad para dejarme boquiabierta. Las ganas de llorar se me paralizaron y por unos momentos sentí cómo se me fruncía el entrecejo mientras me llevaba un par de dedos a los labios. Actos reflejos. Siempre te descubren.

Él había llegado hasta mí y me abrazó. Le devolví el gesto sin saber muy bien a qué se debía o qué pasaba. Mi comida seguro no era, no olía tan bien… aunque el olfato humano… mmm era algo que tenía que explorar. Escuché sus palabras atónita, mientras observaba aquella hermosa joya. Bajé lentamente mis dedos y me senté en un taburete. La explicación era larga.

Cuando escuché la anécdota de su vida contuve la respiración, imaginándolo en aquellas tierras lejanas, solo y con tanto frío. Él se acercó a mi, zanjó aquella brecha. Y no me refiero a la distancia entre nuestros cuerpos, sino a la racial, a la de los mismos gremios, a las costumbres que los humanos se mofaban en estar orgullosos y mostrar. Le abracé con fuerza mientras observaba entre lágrimas mi nuevo objeto más preciado.

Es hermoso le dije, separándome un poco de él para acariciarle el rostro y besar su nariz Parece albino, como yo comenté, rozando con mis dedos la superficie pulida para memorizar cada detalle que pudiera. Me puse en pie y le besé. Te advierto que ya no podrás separarte de mí comenté con tono serio mientras sentía una arruga entre las cejas. Ah… y hay formalidades que son requeridas cuando te sientas con fuerzas de realizar un viaje. Terminé así el tema, con la voz trémula de felicidad.

Ven dije tomándole de una mano y acercándolo a un taburete Son altos le informé mientras le besaba una de sus mejillas. Me gusta como te queda esta ropa, pero creo que la armadura se te ve mejor. Algunas veces mi sinceridad podía ser tan… contraproducente. Tragué saliva por lo que acababa de decir y procuré sentarme en mi lugar.

Tenemos de todo un poco. Sírvete lo que huela mejor. Hay más que suficiente para todos volví a decir, un tanto nerviosa. Pinché un pedazo de carne y le di otro al tigre. Luego me conformé con mirar a mi amado y tratar de hacerme a la idea de que eso sería una escena ordinaria de ese momento en más. Sonreí, como una tonta mientras apoyaba mi cabeza entre las manos.

________________________________
Off:Te cedo los derechos de panda por un tiempo xDD. Tranqui ^^
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Sep 08 2014, 21:00

El recuerdo de ese capitulo se mostraba siempre amargo. Aquella oscura reminiscencia de los jinetes me ponía los pelos de punta, pero no cabía duda que todas mis fuerzas habían relucido cuando el recuerdo de mi amada se centro en mi mente. La respuesta de Eco había sido mucho mejor de lo que habría imaginado. Parecía realmente contenta al recibir el obsequio que con tanto amor adquirí para ella.

Se puso de pie y se acerco hacia mi. La recibí con los brazos y me dispuse a besar con devoción y ternura sus labios mientras tomaba su rostro en mis manos y sentía su amplia sonrisa como respuesta a cada uno de mis besos. - No es mi intención. No tengas miedo, soy todo tuyo. Dije complaciente para responder a su advertencia, para después sonreír y afirmar con la cabeza aquel asunto sobre las formalidades. Aun no sabia de que podría tratarse pero fuese lo que fuese, lo llevaría a cabo gustoso.

Cuando me lo indico, tome asiento sobre el taburete y me prepare para comer. En ese momento, aquel preciso instante, sentí como mi felicidad se desbordaba por toda la habitación, no importaría su tamaño, si contara con enormes o pequeñas dimensiones, estaba seguro de que mis emociones no podían ser contenidas en ningún sitio. Mi corazón se sentía totalmente lleno, la satisfacción afloraba en cada uno de mis gestos. Nada fuera de este lugar importaba, todo se desvanecía y el mundo se reducía a la palabra: "nosotros", mientras mi mente jugueteaba vagando por desconocidos y tan deseados pensamientos. La palabra "Esposa" reboto en innumerables ocasiones por mi imaginación provocando un tenue rubor en mi rostro... Todo era perfecto.

Cuando ella hizo aquel comentario sobre la ropa, me sentí un poco avergonzado y curioso pues no podría estar seguro del como me veía, pero luego de su comentarios por mi armadura, me hizo sentir alguien orgulloso. También me gustaba como se me veía esa armadura y me entusiasmaba que ella pensara lo mismo. Gracias, solo debo limpiarla un poco. Dije apenado, agachando un poco la mirada.

Mi estomago no podía soportar más. el calido aroma de los alimentos había llegado a mis receptores olfativos desde ya hace un rato, pero en ese momento había estado atendiendo asuntos más importantes, pero ahora, era hora de clavar diente por fin. Tome lo que parecía ser algo de carne y una buena porción de guarnición cuyo aroma parecía sumamente tentador. Lleve una porción a mi boca y la saboree con deleite. - Esta delicioso. Dije con la boca llena, esperando que mi amada ignorara en ese momento mis modales sobre la mesa. Continué alimentándome procurando el gusto y entusiasmo en cada bocado.

Al terminar y luego de un ligero reposo, Agradecí ampliamente a las cariñosas manos que se habían esforzado por satisfacer mis necesidades. Me puse de pie y fui en busca de su calidez. Acerque mi rostro al suyo y frote mi nariz contra la suya mientras daba pequeños mordiscos a sus labios rojizos. - Te amo preciosa. Le susurre al oído como la suave brisa paseándose entre las flores silvestres.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Vie Oct 03 2014, 17:18

Que me ama, que me ama, me dijo que me ama, al demonio con todo pensé mientras dejaba mi plato de comida a un lado y me abalanzaba sobre la mesa para saltar sobre él y comerlo a besos. Por supuesto que la comida quedó intacta, uno de mis fuertes era saltar, aunque Johannes por otra parte… digamos que acabamos por el suelo, pero eso no fue todo. Esa ropa que tan bien le sentaba, estaba siendo esparcida rápidamente por la habitación.

Sin treguas dije con el aliento entrecortado mientras acariciaba su torso desnudo. Mi ropa también iba desapareciendo poco a poco. Escuché la puerta de enfrente, levanté la cabeza y le di un respiro al cuello de mi presa para ver lo que sucedía. Panda acaba de dejarnos solos le informé, mientras la sangre me hervía en las mejillas. Acaricié la suavidad de la piel de mi amante, pero sentía demasiado deseo por él, además, se veía desprotegido y por alguna extraña razón eso me encendía.

Espero que el suelo no sea demasiado duro comenté para luego silenciar sus labios con mis besos y mordidas. Mis garras acariciaban su piel y buscaban su entrepierna. Estos pantalones no están nada mal le comenté con una sonrisa. Tomé su mano diestra y la puse en mi rostro. Te deseo le dije con tono de súplica, pidiéndole permiso para continuar desnudándole.

En esos momentos, me encontraba arrodillada sobre Johannes, sintiendo el palpitar de su cuerpo, ajustándolo contra mí. Pero tampoco quería ser demasiado invasiva, por lo que estaba dispuesta a seguir cualquier instrucción verbal o no de mi querido. No perdamos más el tiempo le susurré en su oído, para luego lamerlo lentamente y chupárselo.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Oct 06 2014, 22:52

Todo parecía marchar tranquilamente, cuando de pronto escuche algunos ruidos sobre la mesa. Cuando por fin me fue posible reaccionar, había caído de espalda al suelo, dejándome un poco sorprendido y un tanto confundido. Su  superficie calaba un poco sobre mi espalda, pero no terminaría ahí. Mis ropas superiores fueron desprendidas con celeridad e impaciencia. Me estremecí levemente cuando la piel desnuda en mi espalda toco de lleno la fría superficie bajo de mi.

- ¿Qué suce…?  Dije un poco desconcertado, pero antes de que terminara la frase fui interrumpido por las palabras de Eco, cuyas acciones eran ejecutadas de forma rauda y precisa mientras se empeñaba por besar mi cuello de una forma exquisita. Mi corazón latía desenfrenado de una forma sin precedentes. Podía sentir claramente como el profundo aliento de mi amada se derramaba a bocanadas sobre mi ser y el como mi piel se erizaba con fuerza en respuesta a cada una de las caricias de mi amada por parte de sus peligrosas manos y sus deliciosos labios.

Volvió a tomar la palabra para asegurarse  de tener el conocimiento sobre el sonido en la otra habitación, pero poca atención había prestado a tal hecho. Mi mente ahora se encontraba enfocada en la suave piel de la mujer sobre mi, rozando con delicadeza la superficie desnuda de mi torso. Intente levantarme un poco e ir en busca de sus labios, pero no me fue posible, en esa posición era suyo por completo, un simple títere a la espera de la orden de su dueña. Mi respiración se aceleraba mientras esta parecía insuficiente para llenar mis pulmones. Lentamente abrí los labios para intentar conseguir el aliento necesario para continuar.

- N… No. Respondí a sus palabras mientras movía la cabeza para acompañar mis leves palabras, aunque de haber intentado decir más sin duda habría fracasado pues fui apaciguado, casi liquidado, por un ardiente y apasionado beso el cual parecía estar robando poco a poco mi esencia por completo. Sus labios parecían atraer a los míos de una inexplicable forma, haciéndome estirar el cuello y levantarme lo más que podía para no despegarme de su adictivo sabor. Luego de algunos instantes, parecía ofrecer una leve pausa en la que tomo mi mano y la llevo hasta su calida mejilla la cual acaricie con ternura para reconocer nuevamente su tersa superficie. Respiraba agitadamente cerca de su boca mientras intentaba imaginar sus bellos y expresivos ojos azules fijos sobre los míos.

Aunque lo deseaba con todas mis fuerzas, no podía verla, pero en mi imaginación me esforzaba por componer la imagen exacta de lo que sucedía ante cada una de nuestras acciones y los posibles gestos que ella habría utilizado.

Su siguiente frase rompió cualquier gramo de control que aún habría permanecido en torno a nosotros. Parecía hablar por ambos al utilizar aquellas palabras para reclamar un fortuito y tan necesario encuentro. – Eco… Mencione su nombre como arrancado desde el interior de mi corazón mientras intentaba dirigir mis ojos hacia los suyos, aun si no podría hacerlo de la forma correcta. Me acerque para besarla y dar de la forma más apropiada mi aprobación para que continuara. – Hazme tu presa. Dije torpemente con un trémulo tono de voz.

Busque de lleno sus labios y la bese tan apasionada y desesperadamente como me fue posible. Todo parecía tan nuevo para mi en ese momento. Solo quería dejarme llevar por los impulsos que debilitaban mi cuerpo y cualquier cosa que dispusiera la dueña de mi corazón. Por primera vez, me sentí alguien sumiso.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Eco el Vie Oct 17 2014, 22:06

Cabalgar a un asesino había sido por lejos la mejor y más relajante experiencia que había tenido jamás. Habíamos hecho el amor durante toda la noche como bestias salvajes, una y otra vez, derritiendo las horas en nuestro sudor, mezclando nuestras esencias en una sola, perdiendo nuestra individualidad para ser uno solo.

Era pasada la medianoche, nos encontrábamos durmiendo abrazados bajo las mantas en un colchón de cojines. Unos sonidos fuera de contexto en la calle me despertaron. Me sorprendí un poco al encontrarme en ese lugar y acompañada, pero pronto recordé todo lo que había pasado el día anterior y respiré aliviada. Miré hacia afuera, la ventana continuaba abierta, dejando entrar una leve brisa que mantenía nuestros cuerpos frescos. A través de la cortina podía verse la luna llena y algunas personas moviéndose en la ciudad, algunos a hurtadillas, otros sacando pecho…

La ciudad sí que era diferente a la vida que me gustaba vivir, en los escampados, con paz y tranquilidad casi todo el tiempo. Lunargenta era todo lo contrario, pero de igual modo, el mejor lugar para que vivieran un asesino y una ladrona. Las palabras de mi amado hicieron eco en mi mente. Olfatee la piel de sus brazos mientras volvía lentamente a mi lugar junto a él. “Vivir juntos” pensé, mientras me acurrucaba a su lado. Miré su rostro y le acaricié la frente con mis labios.

Pensé en todo lo que ese hombre que estaba a mi lado debió de haber pasado en su vida hasta ese día y me prometí que quería averiguarlo durante el resto de nuestras vidas, así como impedir que más cosas malas le continuasen pasando, aunque yo, una ladrona, fuera una de ellas. Suspiré y le besé los labios.

Te amo le susurré, mientras volvía a permitir que el letargo se apoderara de mí.

______________________________

Apenas entrada la mañana, sentí los ronroneos de Panda. La tarde anterior se había portado de maravilla y parecía querer cobrarme el favor con mimos, comida y atención. Me levanté sigilosamente, me vestí y salí a darle una vuelta no sin antes darle una larga y aparatosa mirada a mi amante.

No me extrañes le susurré antes de salir por la puerta. El paseo no tardaría más de veinte minutos, para cuando regresáramos planeaba poner a calentar agua para una rica ducha, como la de la posada en la que pasé mi primera noche con un hombre y luego… un gran desayuno, tal vez salir a recorrer el puerto y pensar en cómo construir una vida plena al lado del hombre que amaba.
Eco
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 332
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Oct 20 2014, 21:56

Una sensación indescriptible influenciada por una comunión tan estrecha como poderosa... Nuestras voces habían armonizado en el mas exquisito de los coros y nuestros fusionados cuerpos no paraban de vibrar ante el impulsivo deseo por continuar. Después de demostrar toda esa atracción y amor con un alto ímpetu, todo culminaba y se resumía a una sola palabra... Perfecto.

En el cielo, algunas nubes se paseaban y formaban abstractas figuras que al momento de ser nombradas cambiaban de forma al instante. La calma imperaba en las calles de la ciudad amurallada, aunque algunos sonidos podían romper el silencio de una forma tan precisa como cortante. El brillo lunar se colaba por aquella ventana que hasta ahora se mantenía abierta y dibujaba extrañas siluetas sobre los muros en el hogar donde dormíamos y la brisa parecía traer con sigo el fresco aroma del mar.

Había estado observando el placido rostro de mi amada mientras dormía, hasta que mis parpados no pudieron permanecer abiertos por más tiempo, cerrándose y haciéndome caer en un largo y profundo sueño. Antes de perder la conciencia de mis actos, me asegure de aferrarme a la dueña de mi corazón y disfrutar de su tibio aliento y su aun más calida presencia rodeando mi cuerpo. Si todo saldría bien, con ella jamás volvería a haber noches frías, ni afuera ni en mi interior.
.
.
.

Intente reaccionar y salir de una vez de aquel largo sueño, pero por alguna razón mi cuerpo se rehusaba a moverse. Pareciera que nunca antes habría tenido la oportunidad de verme envuelto en un descanso y paz semejantes. Los sonidos afuera llegaban a mi tan solo como un montón de ecos apenas perceptibles. Estire lentamente el brazo en busca de mi amada. Deseaba tomarla nuevamente en mis brazos y disfrutar de su piel. A tientas intente encontrarla pero, por alguna razón, todo fue inútil. - ¿Eco? Mencione en voz baja con un tono adormilado. Al no escuchar respuesta, me senté lentamente sobre los cojines debajo de mi y estire los brazos para activar los músculos en mi cuerpo. Lleve las manos hasta mi rostro y lo frote con cuidado para hacerme despertar por fin, mientras recordaba algunas palabras de mi amada... aunque no estaba seguro si realmente lo escuche o lo habría soñado.

Retire las manos de mi rostro y gire mi atención hacia la ventana de la habitación la cual iluminaba adecuadamente el cuarto. Cuando la luz del día hizo contacto con mis ojos, me obligo a apartarme y alejar la vista de aquel brillo. - pero que... No lo entendía. Hasta ahora no había podido percibir ninguna clase de luz o silueta, pero al parecer, eso estaba a punto de cambiar. intente abrir los ojos lentamente y mantuve las manos frente a mi rostro. Luego de algunas dificultades y un incontrolable pestañeo, pude abrirlos y ver frente a mi la silueta de mis dedos contrastados por la luz. No podía apartar la mirada. Si bien la imagen no era muy clara, ahora podía volver a ver mis manos y cuando me lo propuse, también el grupo de objetos que había en la habitación, incluyendo los mullidos cojines y las suaves mantas que habíamos usado.

Me quede petrificado por algunos minutos mientras intentaba ordenar mis ideas y aun más las emociones que me llenaban en ese momento. Permanecía pasmado pero al mismo tiempo sentía una incontrolable y posiblemente destructiva euforia.

Me puse de pie rápidamente y fui por mis ropas. Luego de vestirme, fui en busca de un espejo donde pude apreciar nuevamente aquel brillo carmesí característico en mi mirar. Cruce la puerta hacia la sala principal y me senté frente a la puerta de la casa pues no se me ocurrió otra cosa. No podía esperar por el regreso de Eco y volver a ver su figura. El simple hecho de pensarlo me ponía los nervios de punta, estaba entusiasmado por darle la nueva noticia. A partir de ahora, mi capacidad visual volvería a la normalidad en muy poco tiempo.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reincidencias [Interpretativo/Libre] [CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.