Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 01:02

El cielo me apaciguaba, calmaba mis nervios. Resultaba agradable sentirse arropado por la boveda celeste. Volví a enrar en el agua y fui nadando lentamente hasta donde estaba, intentando hacer poco ruido para que no notase mi presencia, y cuando estaba bajo la roca hice crecer una llama en mis manos, la cual hice "levitar" hasta estar frente a ella, donde esa llama tomo la forma de una gota, y posteriormente la de una ola en el mar embravecido. Sabía que era una tontería pero tenía ganas de hacerlo, ya que ella podía tirarme olas, yo podía jugar con el fuego y que ella lo viese. En mi caso eso de que jugar con fuego te acaba quemando no era algo aplicable por ese pequeño detalle según el cual el fuego sencillamente no me hacía nada, al menos a temperaturas normales. Jamás había probado la resistencia térmica de mi cuerpo para saber si tenía algún tipo de límite. Nunca me hizo falta.

Hice que aquellas olas formadas por fuego tomase la silueta de un gran dragón, e hice que esa silueta la rodease planeando, dejando una estela de llamas que se iba esfumando con el paso de los segundos, hasta que la llama sencillamente se apago. La calidez de la llama permaneció latente en el ambiente a su alrededor hasta pasados unos segundos. Me entristeció verlo, en cierto sentido, pero esperaba haberla sorprendido. Esa era la idea, al menos.

Volví a alzar la vista al cielo, al verde y al azul de aquellas vetas que se plasmaban en el cielo al escurecer. Me preguntaba qué era de todo eso cuando salía el sol, porque no se movían de allí. Pensaba que quizás la razón era tan simple como que se escondían y con la luz no se podían ver, pero quién sabía de esas cosas... jamás conocí ni creía que fuese a conocer a nadie que supiese de todas esas cosas tan lejanas y sencillamente imposibles de comprender. Decían que muchos se pasaban la vida observando el cielo para lograr entenderlo y que nunca lo conseguían. Amaba ver el cielo pero yo no sería uno de esos. Prefería disfrutar también de los otros placeres de la vida.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Mar Sep 30 2014, 01:16

Me había concentrado en las constelaciones que tenía encima. Recordé que una vez mi madre me dijo el nombre de algunas, pero no lo recordaba bien. Era demasiado pequeña. Lo recuerdo porque estábamos los tres fuera, tumbados junto al jardín de mi madre y olía a rosas. Era una maravilla poder estar allí. Aquello no era comparable a cómo estaba ahora, pero me reconfortaba pensar en ellos. Me hacía sentir mejor a pesar de todo el dolor que me producía acordarme de todo aquello. Cerré los ojos con fuerza. Eso me superaba a veces, pero me gustaba recordar viejos tiempos. Suspiré justo antes de respirar hondo y volver a abrir los ojos.

Comencé a notar calor, que me hizo incorporarme un poco justo para ver llamas delante de mi. Llamas con forma de... ¿Eso era una gota? Miré un momento a Thomas, que había vuelto hasta la roca. Ni siquiera me había dado cuenta. Se le veía concentrado en lo que hacía, así que miré de nuevo la gota. De pronto comenzó a convertirse en una ola, y en más. Sonreí un poco al ver aquello. Me gustaba, el color del fuego era casi hipnótico y muy agradable de ver. Mi asombro fue a mayores cuando vi que todo eso se transformaba en un dragón y empezaba a dar vueltas a mi alrededor. El calor me envolvía y era muy agradable a esa distancia. Me calentaba la piel y me hacía sentir mejor. No dejé de mirar el dragón de forma curiosa. Me entraron ganas de tocarlo, pero no era tonta, sabía que me quemaría si lo hacía. Pero quería tocarlo. Así que me concentré en la palma de mi mano y le puse una ligera capa de agua sobre ella. Rocé ligeramente el ala del dragón cuando pasó y esta echó algo de humo, pero no me quemó. Sonreí satisfecha antes de seguir viendo esa figura.

Conforme el fuego se iba apagando el calor se disipaba y empecé a tener frío de nuevo por estar allí arriba. Así que me bajé de un salto y caí a un metro de él, salpicando lógicamente. Cuando volví a salir me acerqué hasta Thomas y le sonreí un poco -No sabía que podías hacer esas cosas. Ha sido precioso. ¿Sabes hacer más?-. La verdad es que estaba algo emocionada. Mi padre me había hecho cosas así antes, le gustaba mucho contarme cuentos con figuras. Pero él era un dragón experto y sabía hacer muchas cosas. Aunque las figuras de Thomas no eran como las suyas. Eran menos toscas, un poco más delicadas. La verdad es que eran preciosas y me gustaría poder ver más si él me dejaba.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 01:29

Sonreí lentamente al ver su reacción. Era justo la que esperaba, aunque no en tan gran medida, y alzando la mirada hacia el cielo, pensé detenidamente en aquella noche, en el sonido de la cascada en la lejanía, que ya casi parecá imperceptible después de tanto tiempo escuchándolo en un segundo plano. Asentí lentamente cuando me pregunto, y volví a generar una llama en la palma de mi mano. Era algo que obviamente me cansaba, y ya de por si lo estaba de antes, lo que lo hacía más agotador, pero merecía la pena...

La llama ascendió en el aire y tomo la figura de un caballo alzando su gallardo cuerpo sobre las dos patas. Mantuve esa figura unos segundos antes de hacerla desaparecer en un pequeño estallido, y tuve una idea que dudaba que funcionase, pero por probar no perdía nada. Hice que la llama fuese tomando lentamente y con esfuerzo la figura de un dragón, pero más esbelto y grácil que el anterior. El dragón se movía serpenteando al igual que Elisa cuando buceaba en su forma draconiana. Hice aparecer frente al dragón, sin que este dejase de moverse, pequeños puntos que en mi imaginación hacían de peces huyendo de la criatura. Puede que las figuras aquellas no fuesen tan delicadas y cuidadas como las de antes, pero seguía distinguiéndose bastante bien aquello. Hice, también, que aquel dragón persiguiendo peces empequeñeciese, usando parte de esa misma llama para crear al de antes, más rudo y "feo" por así decirlo, volando junto al dragón serpenteante. Me encantaba hacer aquello a pesar del esfuerzo que suponía. Solo por ver la cara de Elisa merecería la pena hacerlo miles de veces.

Cuando empecé a notar que las fuerzas me iban a menos, hice que aquellos dos dragones se entrelazasen hasta fusionarse en una única llama y así desaparecer, haciendo que esa calidez que proporcionaron se esfumase con cierta rapidez. Tenía ya claro que me esperaba una buena al día siguiente para poder recuperar el ritmo de los días anteriores, y desde luego que si antes de ponernos en marcha cazábamos algo y "desayunábamos" allí, todo sería más fácil. Al fin y al cabo el tiempo no nos apremiaba y ya estábamos en territorios seguros.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Mar Sep 30 2014, 01:42

Casi aplaudo cuando asintió de aquella forma, pero esperé expectante para ver lo que creaba esta vez. Miré al caballo unos segundos y supuse que era Boros. Era precioso ver cómo las llamas imitaban su cuerpo, aunque este parecía más esbelto que el propio Boros era precioso. Acto seguido vi aparecer de nuevo un dragón, pero parecía diferente al de antes. Se movía de forma más... Parecía que estuviese bailando. Cuando vi los pequeños puntitos me di cuenta de lo que era. Era yo. Yo hace unas horas persiguiendo a los peces. No sabía que me hubiese visto, estaba demasiado ocupada siguiendo a esos bichejos. Recordarlo me hizo sonreír mientras miraba atenta la escena.

Poco después de eso apareció otro dragón, pero era diferente. Era más tosco, más recio por decirlo de alguna forma. Supuse que era él. Lo que Thomas era capaz de hacer era impresionante. No entendía por qué renegaba de todo aquello. Ojalá yo pudiese hacer eso. Me quedé contemplando la escena hasta que termino y le sonreí notando aun el calor del fuego -Es genial. Ojalá yo pudiese hacer eso, no solo bolas de agua. Encima con dos que haga ya...-. Me paré un momento a pensar cuando dije eso y fruncí el ceño. A mi me cansaba hacer esas bolas -¿No pierdes energía haciendo eso?-. De pronto empecé a sentirme culpable por aquello. Después de haber volado tendría que descansar, no estar aquí jugando conmigo. Bajé la mirada un poco. No era normal en mí disculparme y no lo haría, al fin y al cabo si se había quedado había sido porque había querido, yo no le había obligado a nada. Pero me sentía culpable por eso.

Volví a mirarle un momento -Deberíamos volver y hacer un fuego para secarnos. Hace frío y podemos coger un resfriado o algo peor-. Intenté decirlo todo lo amablemente posible antes de empezar a nada hacia la orilla con decisión. Si por mi fuera me hubiese quedado más tiempo allí. Me sentía muy a gusto estando en el agua mientras me enseñaba sus trucos, pero ya le había entretenido bastante con mis ñiñerías. Si queríamos llegar a Dundarak lo antes posible debíamos descansar.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 01:59

En silencio la observé, sonriendo ante sus comentarios. Preferí no contestar a su pregunta dado que ella misma pareció responderse al momento, y cuando empezó a nadar hacia la orilla, la seguí unos metros detrás suya. Al llegar, cogí mi ropa y fui detrás de ella en dirección a la casa, y sintiéndolo mucho era inevitable el fijarme en su figura desde detrás, definida con sutileza por su ropa mojada. Para qué negarlo, las vistas eran espléndidas.

En cuanto llegamos, dejé a un lado la ropa y saqué del morral aquellas pocas fibras secas que servirían de yesca, tan solo necesitaría madera. Me levanté y fui hasta la parte trasera de la casa para recoger ramas y todo lo que pude encontrar por allí con la escasa luz lunar. cuando conseguí un montón considerable de ramas y un buen par de trozos de madera, entré de nuevo y comencé a hacer la hoguera. Me acerqué a la chimenea de ladrillo y comencé a colocar las ramas en forma de cono, dejando un espacio en el medio.

Sería una tontería pero me gustaba encender fuego con el sílex y no con mi magia, era una manía personal que tenía, así que después de un rato frotando la hoja del cuchillo con la piedra, conseguí una chispa suficiente para prender la yesca, la cual acerqué a mis labios para calentarla antes de introducirla dentro del cono de ramas, y en unos segundos se prendió la hoguera. La habitación se alumbro y sencillamente le dio un ambiente acogedor que antes no tenía. Era la primera vez que se encendía aquella chimenea en muchos, muchos años...

-Ve a cambiarte, anda.- Dije, mientras me disponía a recoger tanto sus cosas como las mías para dejarlas en una esquina donde pudiésemos acceder a todo rápidamente, y una vez hecho saqué la manta y un par de útiles más. Me quedaba solo una muda de pantalón interior y esperaba no tener que romperla también. La dejé a un lado mientras esperaba a que Elisa volviese, aunque estaba seguro de que echaría de menos ciertos detalles.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Mar Sep 30 2014, 13:39

Cuando llegué a la orilla escurrí con cuidado mi pelo y un poco las faldas del vestido. Cogí las botas y la parte azul del vestido para comenzar a andar hasta la casa. O lo que podía llamarse casa al menos. Me daba mucha pena entrar allí, todo estaba tan echo trizas que me costaba imaginar cómo estaba antes del incendio. Cuando llegué me quedé mirando las habitaciones continuas a la entrada. Era una casa pequeña pero acogedora, bueno, al menos lo fue en su momento o eso parecía. En una parte había huellas donde hubo una silla, otras donde se encontraba una mesa y distintas patas, de cómodas supuse. Los restos de algunas cosas aun estaban por allí.

Entré lo suficiente como para que no me viese cambiarme, con el carcaj en la mano. Saqué los pantalones y la camisa de mi padre y comencé a cambiarme. Me quité la parte que quedaba del vestido, empapada, y con la azul me sequé un poco antes de colocarme la nueva ropa. Después de eso me coloqué la capa sobre los hombros. Hacía frío y la casa no tenía ni ventanas ni puertas ni nada, lo que hacía que corriese un poco más de viento justo donde yo estaba. Cuando terminé volví hasta donde estaba Thomas y me senté cerca del fuego. Acto seguido saqué del carcaj el ungüento y dejé lo demás a un lado. Quité el trozo de tela que rodeaba mi palma, la cual estaba algo manchada de sangre, y miré mi herida. Me limpié un poco con la tela mojada antes de echarme ese potingue.

Levanté la palma hacia donde estaba Thomas y sonreí un poco. No estaba mal, y la crema me ayudaría bastante -Lo ves. No era para tanto-. Esta vez me dejé la mano al aire. No tenía tela seca que pudiese usar ya que la parte blanca estaba demasiado mojada y no sería bueno ponerme eso sobre la herida. Me quedé mirando al fuego un momento antes de volver a mirarle -Si te cansaba no debiste hacerlo. No es precisamente tu día más enérgico como para que andes jugando. Si sigues así no conseguiremos llegar ni en una semana-. Volví a mirar el fuego y me encogí un poco, notando el agradable calor que desprendían sus llamas.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 18:35

Esperé a que volviese y sonreí ligeramente al verla cambiada de ropa. Me gusto verla así, comoda. La escuché atentamente y miré su mano para fijarme en el corte que le había hecho. Daba igual que no fuese nada, seguía siendo a causa de las púas de mi espalda. Me levanté con una sonrisa en la cara cuando dijo lo del cansancio, intentando no hacerle demasiado caso. Ni si quiera sabía por qué lo decía o lo suponía. Cierto o no, no lo admitiría.

fui hasta el lugar donde se cambio ella y desde allí, una vez me quité el pantalón empapado, lo lancé cerca de donde estaba ella y procedí a ponerme el que estaba limpio. Cuando me vi listo para salir me acerqué hasta donde había tirado el pantalón para cogerlo y ponerlo en una esquina para que secase. Luego pensé en ponerme una camiseta y de hecho estaba acercando la mano para cogerla pero... estaba mejor así.

-¿Tienes aquel trozo que sobro del pavo?- Pregunté, mientras movía con la mano algunas de las ramas del fuego. -Bueno, antes de nada, ¿tienes hambre?- Dije, dándome cuenta del absurdo del haber supuesto que querría comer algo. No es que tuviese demasiadas ganas de comer pero no negaría algo de carne, y si ella tenía hambre también pues mejor que mejor, no desaprovecharíamos nada. Mientras esperaba a que respondiese pensé en como aislar aquello. Era cierto que estábamos muchísimo mas protegidos del viento que en los anteriores refugios, aquellas paredes, aunque chamuscadas, no dejaban entrar demasiado aire, pero tenía que pensar un sitio todavía mejor. Si las tablas de las escaleras no estuvieran rotas... pero el caso es que mientras me fijaba en la habitación donde estábamos, donde estaba la chimenea de piedra, me fije en una esquina que, a pesar de haber ardido igual que el resto de la casa, estaba en un lugar perfecto donde la madera no se había llegado a resquebrajar. Era una esquina junto al propio fuego, entre la chimenea y la pared a nuestra izquierda. tendríamos el calor y la comodidad que no habíamos tenido en aquellas dos noches, y presuponía que de la que ella había tenido en muchos, por lo que me levanté, con una idea en mente. -Espérame aquí, ¿quieres?- Dije, mientras salía de la casa, descalzo y sin camisa, ¡como debía ser!

Recordaba que cuando estuve en la parte trasera de la casa había un montón de hierba alta que alguien habría cortado hacía ya tiempo para pasar por allí, por lo que aquella zona estaba literalmente llena de paja. Cuando llegué fui cogiendo a puñados todas aquellas plantas y aquella hierba seca y la fui metiendo dentro de la casa, colocándola con cuidado en donde se suponía que íbamos a dormir. en unos veinte minutos conseguí llevarlo todo y hacer con el una especie de colchón improvisado. No era muy grande pero suficiente para los dos, y la paja era un excelente aislante térmico. Recordaba que de pequeño me quedaba a dormir con Boros en el cobertizo sin que se diesen cuenta mis padres, y era realmente cómodo, más de lo que mucha gente se pensaba. Luego me acerqué para coger la manta y lanzarla sin más sobre la paja, para tenerla ya lista para cuando nos quisiésemos acostar.

-Créeme, es más cómodo de lo que parece.- Dije, antes de sentarme junto a ella y estirar los brazos.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Mar Sep 30 2014, 19:10

Busqué el pavo que había guardado y se lo entregué -No. Yo no tengo hambre, come tu-. Como se levantó para hacer algo decidí entretenerme haciendo yo el pavo. Lo ensarté en una flecha y me acerqué un poco más al fuego para ponerlo sobre este. Me quedé mirando cómo los jugos caían en el fuego y chisporroteaba. La verdad es que no sabía qué hacer en ese momento hasta que el ruido de Thomas entrando y saliendo me despertó de mi embelesamiento con la carne y miré hacia la puerta cuando volvió a salir. Al volver la vista vi el montón de paja que estaba poniendo en una esquina y fruncí un poco el ceño. ¿Qué estaba haciendo?

Al volver y decirme eso supuse que era como una especie de cama. Hacía años que no dormía en una cama. Me quedé un rato mirando atentamente hacia el montón de paja al que acababa de ponerle la manta. Volví a centrarme en el pavo y, cuando estuvo hecho, lo dejé a un lado para que no se quemase y me levanté para acercarme hasta la paja. Me daba cierto reparo probar a sentarme. Nunca lo había hecho y me daba la sensación de que si me sentaba ahí terminaría hundiéndome hasta el suelo. De todas formas me arriesgué y me asenté en un lado. Para mi sorpresa no me hundí hasta el suelo. Sonreí un poco notando lo blanda que era en comparación con el suelo -Gracias... Hacía mucho tiempo que no dormía en algo blando. Será un cambio agradable-. Le sonreí antes de subir las piernas para cruzarlas entre ellas.

Coloqué los brazos sobre las rodillas. Había pensado en levantarme y volver hasta donde estaba antes, pero era tan cómodo estar allí que no quería moverme y perder esa comodidad. Me envolví un poco más en la manta esperando que mi pelo fuese agradable conmigo y se secara lo antes posible. No goteaba, pero me daba algo de frío tenerlo mojado. Volví a mirar a Thomas esperando que comiese justo antes de moverme un poco sobre el montón. Dudaba que pudiese rebotar y, efectivamente, cuando lo intenté casi hago que se hunda más. Me tambaleé un poco y decidí estarme quietecita, por si acaso.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 19:52

Sonreí gratamente cuando vi lo contenta que se puso. -No me tienes que agradecer nada. Yo también me alegro de poder dormir sobre blando.- Dije, volviendo a esbozar una sonrisa, observando la carne del pavo. Me encantaba aquel olor. Me encantaba estar allí con ella. Pensaba que aquel lugar solo me traería recuerdos dolorosos, pero empezaban a venirseme a la cabeza, con el tiempo, escenas llenas de alegría. Ver el pavo me recordó a las noches en las que nos sentábamos frente a la chimenea a cocinar carne de caza, contándonos lo que habíamos hecho durante el día. Aunque claro, era difícil ver nada nuevo ya que nos tirábamos una gran parte de éste juntos, pero siempre descubríamos cosas nuevas.

Me picaba la espalda, posiblemente del esfuerzo de haberme transformado. Las cicatrices de las que le hablé a Elisa me las hice de pequeño, la primera vez que me transformé en dragón, y la más dolorosa de todas, ya que las pues atravesaron mi piel de cuajo. A medida de crecía en edad me iban creciendo nuevas que también me causaban nuevas heridas que terminaban cicatrizando, pero lo curioso es que después de transformarse esas heridas no se abrían. Me preguntaba si simplemente eran indicativos de la edad y si le pasaba a más dragones pero desde luego que no era agradable. Elisa también tenía algunas púas en su forma draconiana y sin embargo a ella no le dolía transformarse, ¿por qué a mi si?

Me quedé mirando hacia el fuego y después hacia Elisa. No entendía como podía cambiar tanto mi visión de ella. Igual un día me encantaba estar con ella y me sentía a gusto y tranquilo y al siguiente me enfadaba con ella y de lo único que tenía ganas era de que se diese un buen golpe para que aprendiese. Ese mismo día, por ejemplo, cuando me reí del golpe que se dio a la mañana y se cabreo nos tiramos media tarde enfadados. No entendía como podía ser tan cabezona y comportarse en ocasiones como una niña pequeña, y horas después allí estábamos, volviendo a disfrutar de la compañía del otro. A veces juro que me daban ganas de darme de golpes contra las paredes con tal de aclararme. Ni la odiaba ni la quería... simplemente era una total y absoluta falta de sentido.

Me acerqué al trozo de pavo y lo fui abriendo con la mano para que se enfriase un poco antes de empezar a comerlo. -¿Seguro que no quieres?- No tenía hambre pero cada vez que lo veía y me acordaba de su aroma, empezaba a notar como el estomago me rugía.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Mar Sep 30 2014, 20:21

Asentí con la cabeza sonriendo un poco -No tengo hambre, solo cansancio-. Le miré mientras comía y casi río por ello. Me gustaba verle comer. Cada vez que lo hacía disfrutaba con ello y era gracioso y agradable a la vez. Eso me hizo recordar la noche anterior. Las pesadillas cada vez me iban a peor y no sabía si era por estar acercándome cada vez más a mi hogar o simplemente porque las deidades necesitaban recordarme por qué huí de allí. ¿Sería una señal? De todas formas no la cogería. Necesitaba ir de una maldita vez y arreglar mis asuntos en esa casa. Además... Tenía que verles. Eso hizo que el corazón me diese un vuelco y una arcada me subiese por la garganta. Me horrorizaba solo de pensar lo que podía encontrarme allí.

Deseché las idas absurdas que me venían a la cabeza y me miré las manos, entrelazadas en mi regazo. Volví a recordar el día anterior y con ello la noche y las pesadillas, y lo que pasó después y... Oh dios. El golpe. Casi ni lo recordaba pero en cuanto lo hice el lugar en el que se encontraba el chichón me dio un pinchazo. Instintivamente me llevé una de las manos a la cabeza para ver que, realmente, sí que tenía un enorme chichón. Hice una pequeña mueca y volví a quitar la mano. Recordé cómo me lo había hecho y también el por qué y me ruboricé un poco. Cuando abrí los ojos no vi a Thomas. Vi a... Le vi a él. Por eso me asusté tanto. Respiré hondo intentando olvidar lo ocurrido pero algo me vino a la mente y fruncí el ceño.

Miré a Thomas que seguía comiendo -¿Por qué me ha dicho esta mañana que olía a Belladonea?-. Instintivamente me llevé un trozo de pelo a la nariz pero yo no olía nada. Aunque claro, después de todo el día era lógico, más cuando me había metido en el agua. Entonces me sentí una verdadera estúpida por haber hecho eso y volví a mirarme las manos un momento. ¿Tan cerca había estado como para llegar a oler eso? Me ruboricé ligeramente al recordar que no había sido él el que se había acercado. Bueno sí, pero no tanto como cuando me desperté. Había sido yo en un momento de angustia por las pesadillas. Jamás le confesaría algo así de eso estaba segura, pero decirme eso... Si casi ni me hablaba. ¿Cómo podía haberme dicho eso? Sin duda alguna ese tipo era bastante raro. Un día estaba bien y al siguiente cambiaba el semblante. No había quien lo entendiese pero me caía bien. Puede que demasiado bien. Debía alejarme si pensábamos separarnos al llegar a la ciudad, pero cuando lo pensé empezó a costarme la idea. No podía pensar así, tenía que quitarme eso de la cabeza.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 20:45

En cuanto terminé con el pavo dejé un trozo que me quedo y lo envolví en un pañuelo antes de meterlo en la mochila. Aguantaría bien un día y si a Elisa le daba el hambre inexplicablemente tenía algo que meterse en la boca.

Me levanté y bajé un poco la intensidad del fuego, acercándome a la cama improvisada, sentándome a su lado. Era un lugar perfecto, no corría el aire y el calor de la hoguera hacía que se calentase y se estuviese muy a gusto. Como ya dije, mejor que en cualquiera de los anteriores refugios. Me ajusté el cordón de la pernera del pantalón y la miré cuando pregunto aquello. Casi no recordaba a qué se refería pero caí en la cuenta rápido.

-Simplemente me olías a belladona. Esa noche estuviste usándola para hacer uno de esos potingues.- Dije, dedicándole una sonrisa. Me agrado acordarme de aquella noche. Me dio vergüenza porque nunca había dormido tan cerca de ella como esos dos días, en la playa y en el refugio bajo el roble, y cuando estaba tan cerca de ella podía captar su olor, y aquella noche me olía a belladona. -Estando tan cerca de ti puedo captar bien los olores de tus manos y tu pelo. Las manos te olían a belladona y el pelo a la salitre del mar.- Dije, recordando aquella noche. Ahora que nos habíamos dado un baño en el lago, todo aquel olor y salitre del pelo se habría desvanecido, tanto a ella como a mi, y era algo que agradecía, dado que el pelo se resentía y resultaba incomodo.

-¿Por qué te asustaste tanto al verme?- Pregunté, interesado. Entendía que se sorprendiese al verme tan cerca de ella, pero aquella mañana tuvo que despertarse para poder taparme con su capa, y desde luego que cuando se volvió a dormir lo hizo igual o más cerca de lo que yo ya estaba en un principio. No negaba que no me gustase, al contrario, pero me resulto algo extraño que reaccionase de una forma tan brusca. El golpe que se había dado había sido considerable y ahora se le notaba hinchado. La imagen volvió a mi mente, haciéndome sonreír casi en un acto reflejo.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Mar Sep 30 2014, 21:20

Fruncí el ceño y empecé a reírme al recordar lo ridícula que tuve que parecer al darme ese golpe tan fuerte -No me lo recuerdes. Aun duele-. Volví a echarme la mano al chichón pero no lo toqué, como lo hiciese sí que vería las constelaciones una por una. Respiré hondo y volví a arrugar la frente un poco pensando cómo soltarle que había visto la cabeza decapitada de mi padre delante de mí. Decidí que lo mejor era decirle directamente la verdad -Tuve una pesadilla unas horas antes. Volví a mi hogar en las montañas y los cuerpos de mis padres estaban esparcidos por el suelo del jardín y las cabezas se abalanzaron sobre mí. Como comprenderás eso asusta un poco. Cuando me desperté y abrí los ojos no te vi a ti, vi... La cabeza de mi padre. Tenía el pelo largo y barba, como tu, aunque él era algo más viejo y con más arrugas. Pero también era moreno. No te pareces en nada pero mi subconsciente me jugó una mala pasada y simplemente reaccioné como en la pesadilla, despertando de golpe. Y nunca mejor dicho-. Volví a reírme un poco y miré de nuevo hacia mis manos.

Tenía razón con lo que me dijo del olor. Es verdad que a esa distancia yo también podía oler con facilidad su pelo y sus manos. Bueno, a él en general. En parte me gustaba su olor pero no sabía por qué. No olía a nada en especial pero cada uno tenía su propia fragancia corporal y la suya me tranquilizaba. Por eso la noche de antes me había juntado un poco más, me tranquilizó. Obviamente jamás, nunca, en la vida, mencionaría eso. Respiré hondo y miré hacia la pared de en frente -Suelo tener pesadillas. Lo que no entiendo es cómo aun no te he despertado ningún día. Creo que grito durante ellas. No estoy del todo segura porque nunca había dormido tan cerca de alguien como para que me oyese, pero me he despertado muchas veces con dolor en la garganta. Es raro sabes. Nunca había tenido pesadillas antes, pero desde el accidente... Es lo único que sueño cada noche. Puede que sea mi cruz por haber abandonado así mi casa...-. Me quedé callada y negué con la cabeza, frustrada -Ni siquiera sé por qué te estoy contando esto. No deberías saberlo-. Suspiré cansada y me giré un poco para quedar de espaldas a él. No me había enfadado con él, me había enfadado conmigo misma. Acababa de pensar que no podía acercarme más a él y ya lo volvía a hacer. Me frustraba no ser capaz de estarme calladita y ser borde con él, igual que lo fui cuando le conocí.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Mar Sep 30 2014, 21:38

Me quedé callado cuando me contó aquello y fruncí ligeramente el ceño, no porque me hubiese confundido, a cualquier le podía jugar una mala pasada la mente, sino por los horrores que le atormentaban cada noche. Sabía como se sentía, yo tenía también pesadillas con la muerte de mis padres y era horrible, aunque pude relajar el rostro cuando vi que empezó a hablar de que le parecía raro que no la oyese. -En realidad suelo tener un sueño bastante ligero, así que si no te he oído es porque no has gritado demasiado.- Dije, sonriendo un poco, intentando quitarle algo de hierro al asunto.

-Yo también tengo pesadillas, aunque algo diferentes. Cada noche revivo el día en que vi arder esta casa y en como tuve que irme con lo puesto, y con Boros.- Dije, intentando resultar breve y sin dar demasiados detalles. No porque no confiase en ella o porque no se lo quisiese contar, sino porque bastante tenía ella con lo suyo, no necesitaba que otro le contase más escenas llenas de dolor. Casi instintivamente pose mi mano en su brazo y se lo acaricie ligeramente con el pulgar, antes de levantarme y acercarme a la hoguera para coger la bota de agua y darle un trago. Después se la ofrecí: -¿Quieres?- Dije, mientras le tendía el recipiente.

Era extraño conocer a alguien que entendía como te sentías. Quizá por eso me gustaba estar a su lado, quizá por eso la soportaba. Los dos habíamos pasado por cosas similares, al menos en concepto. Quizá era esa relación la que nos hacía sentirnos bien el uno junto al otro... pero aquello no tenía sentido, no, no podía ser. ¿Como iba a ser que yo quisiese estar al lado de nadie? Me había ido siempre bien solo y que ahora quisiese estar con ella tenía que ser producto de la sugestión o de algo. No podía ser, no podía encariñarme con nadie porque al final cuando ocurre algo lo único que haces es sufrir más. Es mejor estar solo.

Acolché un poco más la paja aunque ambos estuviésemos sentados encima. Era cómoda y agradable, seguro que esa noche dormía bien, si es que no volvían las pesadillas.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Miér Oct 01 2014, 21:04

Me abrazo las rodillas y me quedo callada por unos minutos. Niego con la cabeza cuando me ofrece agua y pienso en lo que ha dicho. Así que también tiene pesadillas... Es cierto que el otro dí le vi moverse un poco, pero apenas lo hace. No pensaba que las tuviese en absoluto la verdad. Además, siempre que nos despertamos yo parezco un moribundo y él está resplandeciente. Es extraño saber que tiene pesadillas, aunque después de ver su casa lo cierto es que no me extraña. Apoyo la cabeza sobre las rodillas de lado para poder mirarle -Pues para tener pesadillas te despiertas muy bien. Yo tengo la sensación de que me han matado y pisoteado y tu pareces de lo más tranquilo y feliz. Es interesante saber que no eres inmune a todo-. Sonrío un poco al mofarme de él y vuelvo la cabeza para mirar hacia la entrada de la casa.

La luna baña el terreno que tenemos alrededor y pega contra los primeros árboles, lo que hace que el bosque parezca bastante siniestro. Me encojo un poco y me pego más contra la pared, intentando que se me pase el escalofrío que me recorrió el cuerpo al imaginarme de nuevo a esos lobos asquerosos. Si no llega a ser por Thomas lo más probable es que hubiese muerto allí. Puede que, aun habiendo entrenado tanto, aun no estuviese preparada para luchar contra ellos. Y tonta de mí pensaba hacerlo hasta morir si era necesario por venganza. Ahora que lo pensaba bien había sido una insensata y eso casi me cuesta la vida. Y entonces, ¿qué habría hecho? ¿Cómo podría haberme vengado estando muerta? Dudaba de la existencia de los espíritus, aunque a veces sentía que mis padres aun estaban allí, velando por mí. Ellos eran los que me ayudaban a seguir y me vigilaban intentando que no me matasen en mis imprudencias. Eso me hizo pensar. ¿Thomas creería también que sus padres aun están con él o los habría borrado de su mente? Aunque después de ver su cara al llegar aquí lo dudaba.

Suspiré después de unos minutos de silencio y volví a mirarle -Thomas, que no conozca bien el camino hasta la ciudad no quiere decir que sea tonta. Podíamos haber rodeado esta casa y sin embargo has querido venir aquí. ¿Por qué? Y, si no te molesta contestarme, ¿cómo pudisteis sobrevivir Boros y tu con lo puesto? Como comprenderás, después de saber lo que sé no quiero quedarme con la duda-. Intenté decirlo de la forma más... "amigable" posible para que no se enfadase. Tampoco entendería que lo hiciera, podía simplemente decirme que no me lo contaría, que era demasiado personal, pero tampoco perdía nada por intentarlo. Al fin y al cabo teníamos una noche larga por delante y aun era temprano. Más o menos.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Miér Oct 01 2014, 21:48

Me quedé observándola en silencio, escuchándola mientras me hablaba. Resultaba agradable hablar con ella. Me hizo algo de gracia el comentario de las pesadillas, lo que hizo que sonriese ligeramente. -Nadie es inmune a todo.- Respondí, dedicándole una sonrisa. Desde donde estábamos resultaba agradable saber que apenas nos encontrábamos en espacio abierto. No solo estaba la casa, sino las formaciones rocosas que la rodeaban. Era agradable estar allí, junto al fuego y en aquella improvisada cama de paja.

Alcé la ceja cuando me pregunto sobre lo de ir hasta allí. Sabía que tarde o temprano lo haría y ya me extrañaba que hubiese tardado tanto en preguntar. -Necesitaba venir, nunca lo había hecho, pensaba que aquí encontraría respuestas pero no hay... no hay nada.- Dije, suspirando. ¿Por qué tenía que decirle nada? Sentía la necesidad de contarle aquello, y en parte me cabreaba tener que coger tanta confianza con la gente... aunque quizá sea porque nunca nadie la mereció y ella, sin embargo, la merecía.

-Cuando volví del bosque vi la casa ardiendo, no pude ni entrar. Las llamas eran demasiado calientes para mi por entonces y hay que agregar el hecho de que tenía mucho miedo. Iba a salir corriendo a buscar ayuda, algo estúpido dado que no hay nadie en kilometros a la redonda, pero no sabía qué hacer. El caso es que vi a Boros intentando liberarse y vi que donde él estaba las llamas aún no habían consegido llegar, así que fui corriendo hasta él y lo liberé. Luego... en fin, nos refugiamos en unas cuevas que hay al norte en los picos, y cada mañana salía a cazar algo. Conocía plantas comestibles y ya había cazado antes conejos. A Boros no le resultaba difícil, tenía hierba allá donde quisiese, así que le llevaba conmigo a donde no había nieve para que pastase. Luego volvíamos a la cueva y dormíamos juntos. Allí aprendí a controlar mi forma.- Dije, y mientras le contaba dirigí la mirada al fuego, rememorando aquellos hechos. Recordaba bien el calor del fuego en mi cara, aquel calor que cada noche me hacía vulnerable.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Miér Oct 01 2014, 22:21

Le escuché atentamente sin permitirme perder la atención de lo que me estaba contando. Lo cierto es que tuvo que ser algo horrible llegar y encontrar su casa en llamas, lo que me hizo fruncir el ceño. Esperé a que terminase de hablar para hacerlo yo, intentando ser lo más delicada posible -Siento meterme en lo que no sé... Pero me resulta extraño eso que has dicho. Tu eres de fuego, lo que quiere decir que tu madre también lo era. Si ella lo era... ¿por qué no pudo con las llamas? Con seguridad podría decir que tu madre sería una dragona experimentada y con un alto nivel de resistencia por sus años. ¿Cómo es que ella no consiguió salir? Lo que me lleva a otra pregunta... ¿Encontrar algo? ¿Qué esperabas encontrar aquí?-. Me callé y mantuve la mirada en él unos minutos, esperando una respuesta y sopesando toda aquella información.

Me percaté de que igual había sido demasiado brusca y bajé la mirada, avergonzada -Perdona... No quería ser impertinente. No tienes que contestar si no quieres-. Era raro en mí pedir perdón por algo. Pero sabía perfectamente por qué a él se la estaba pidiendo. Sabía por lo que estaba pasando y a mí también me había dolido mucho la pérdida de mis padres. Hasta hace unos días buscaba venganza, y en el fondo de mi corazón, en ese instante sentada en la cama de paja aun la buscaba, por mucho que rehusase el volver a pasar por todo lo que había pasado esos meses en los que no me crucé con él. Entendía cómo debía sentirse, aunque claro, yo sí que vi los cuerpos de mis padres.

Levanté de golpe la cabeza para mirarle de nuevo y, por instinto, poner la mano un momento sobre una de las suyas -Thomas... ¿Nunca te ha dado por pensar que pueden seguir con vida? No se si viste o no los cuerpos, pero si no los viste... Es una posibilidad. No quiero infundirte falsas esperanzas, pero es una posibilidad-. La verdad es que la idea me animaba. Jamás le desearía a nadie ver lo que yo había visto y si tan solo había una remota posibilidad de que él dejara de sufrir por ellos estaría bien. Yo misma le ayudaría dado el caso. Al menos me haría sentirme mejor conmigo misma. Yo tampoco estuve cuando pasó aquello. Fui una cobarde, no salí a ayudarles, y cuando lo hice ya era demasiado tarde. Solo con recordarlo se me llenaban los ojos de lágrimas, pero no pensaba llorar, mucho menos delante de él. Me las tragué una a una mientras sopesaba de nuevo la pequeña esperanza que se había depositado en mi cerebro.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Miér Oct 01 2014, 23:13

Me quedé en silencio escuchando lo que decía. Por un momento sentí algo de rabia que pronto se apaciguo al recordar que ella no sabía lo de mis padres. Simplemente me rasqué la barbilla y, perdido en las llamas de la tenue pero calurosa hoguera, suspiré lenta y apaciblemente. -Mis padres no eran dragones.- Dije, aún algo apenado por los recuerdos de la casa ardiendo.

Sentí el calor en mis mejillas cuando puso su mano sobre la mía, pero esa excitación se fue rápidamente en cuanto menciono aquello. -Mis padres biológicos me abandonaron nada más nacer, o eso dijo mi madre, es decir... mi madre de verdad, la que me crió. Cuando se casaron vinieron a vivir aquí y un día sencillamente me encontraron en la puerta de su casa, como un vulgar perro al que nadie quiere.- Añadí, casi tratando de contener la ira mientras pronunciaba la última frase. Me dolía saber que mis padres biológicos sencillamente me rechazaron nada más nacer, cuando aún no había tenido tiempo de haber hecho nada mal. Y, francamente me alegro de ello, no me hubiese gustado criarme en una casa llena de prepotencia y odio. Con aquella gente me crié feliz y aprendí mucho, mucho más de lo que jamás hubiese podido conseguir de otra forma.

-Por lo tanto, y como comprenderás, no encontré ningún cuerpo porque sencillamente las llamas los redujeron a cenizas.- Concluí, mientras alzaba la mirada hacia las paredes de la casa. -Polvo y ceniza, solo somos polvo y ceniza.- Era triste, pero sencillamente tenía la vaga esperanza de encontrar algo. -No se lo que buscaba... solo algo que me ayudase a entender.- Murmuré, lo suficientemente alto como para que me escuchase, pero en un volumen que me permitiese mantener en cierta intimidad aquel deseo desconmensurado de encontrar la más mínima pista que me ayudase a entender lo que había pasado, pero nada me quedaba salvo las llamas y la negra sombra que cada noche me acechaba al cerrar los ojos y sumirme en mis más profundos sueños.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 00:05

Me maldije a mi misma al escuchar eso. Ya me había dicho que sus padres biológicos no lo conocían y que vivió con otros. Sería estúpida. Ni siquiera había podido recordar eso. Miré hacia otro lado pensando mientras escuchaba con atención toda la historia, hasta que me cansé y volví a mirarle frunciendo el ceño -Me sigue siendo un dato irrelevante que no fuesen dragones Thomas. No viste los cuerpos. No viste nada. Saliste corriendo con Boros nada más ver las llamas. ¿En serio me estás diciendo que no te ha dado por pensar que igual ellos no estaban en la casa? ¿Que pudieron irse o pudieron cogerles y llevárselos antes de quemarla?-. Paré un momento para negar con la cabeza y me crucé de brazos. La verdad es que me estaba empezando a enfadar. ¿Cómo podía ser tan lerdo?

Volví a mirarle llena de rabia -Pensaba que eras más listo sinceramente. Thomas. Si hubiera una ínfima y mínima posibilidad de que mis padres estuviesen vivos removería cielo y tierra para intentar encontrarles. Yo vi los cuerpos de mis padres. Los enterré yo misma. Sé a ciencia cierta que no van a volver y eso me parte en dos. Pero tu no lo sabes porque no viste absolutamente nada, ¿y tienes la cara de decirme que no viste nada porque las llamas lo consumieron todo? No me puedo creer que precisamente te pongas a buscar pistas que te aclaren el incendio cuando ni por un segundo has pensado que pueden estar vivos en algún rincón de Aerandir. Sinceramente pensaba que eras de otra forma-. No pude aguantar tanta ira, tanto recuerdo, verme enterrando los restos de mis padres uno por uno y se me cayeron un par de lágrimas.

Acto seguido no aguanté más y me levanté para irme al otro lado de la habitación. Me abrasaba estar cerca de él en un momento así. ¿De verdad era tan inepto? ¿Tanto que quería a sus padres y no se había dado cuenta? Hasta ahora me daba pena y comprendía por lo que estaba pasando, pero eso terminó conmigo. Al final iba a ser igual que los demás. Gente que solo mira por el bien ajeno para sentirse mejor con ellos mismos. Y encima lerdo. Estaba alucinando y me puse a dar vueltas en un pequeño trozo del cuarto. Eso era increíble. Sabía que no debía meterme, pero no había podido evitarlo. Yo hubiese dado lo que fuese por volver a verles, y tal como le dije si hubiese una mínima posibilidad no descansaría en mi empeño por buscarles. No entendía cómo él podía no verlo.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Jue Oct 02 2014, 00:19

Alcé una ceja casi inevitablemente cuando empezó a soltar aquella palabrería. ¿Quién se creía que era para hablar de nada de mi vida? ¿Desde cuando tenía derecho a opinar sobre mis recuerdos y mis dolencias? Aquella mujer era sumamente imbécil. Me daba igual lo que le hubiese pasado a ella, sabia que lo había pasado mal pero no tenía ni la más mínima idea de lo que había pasado, y tenía las santísimas narices de venirme a mí a decir nada, ¿de qué narices iba?

Me levanté, colérico, y la seguí hasta donde fue y fruncí el ceño, entrecerrando los ojos. -¿Quién te crees que eres para opinar o creer nada sobre mi vida privada? Bastante hago sincerándome contigo. ¿Quieres saber por qué no me he preguntado si siguen vivos? Pues no te preocupes que te lo aclararé todo.- Dije, enfurecido. -No, no vi solo llamas, escuché a mis padres gritando, gritando de dolor, ¿sabes si quiera lo que es morir quemado? ¿tienes la más mínima idea del dolor que sentí? ¿Como esperas que piense que han sobrevivido si sencillamente el calor de las llamas habría reducido cualquier cuerpo a cenizas, más aún cuando yo mismo les oí gritar y golpearse contra las paredes de la casa? Vi a uno de los dos atravesando este mismo tabique.- Dije, señalando una enorme rotura en la pared. -¿Crees que tengo la más mínima posibilidad de pensar nada? ¿Crees que incluso viendo lo que vi no llevo años buscando cualquier cosa que me de la más ínfima esperanza de que al menos uno siga con vida o de poder saber qué narices paso?- Añadí, justo antes de darme la vuelta lleno de ira, una ira que tuve que descargar dándole un fuerte puñetazo a una de las paredes, cuya quebradiza madera se hizo añicos con el golpe de mi puño. ¿Como se atrevía?

Iracundo, salí fuera de la casa y me fui andando hasta el lago. Sentí el frío del aire golpeando mi pecho desnudo y sentí la tierra helada bajo mis pies descalzos, pero todo daba igual. Cuando llegué a la orilla me dejé caer de rodillas sobre la pedregosa arena, dejando caer por mis mejillas las lágrimas más encolerizadas que había producido nunca. Maldita niña insensata, maldita ella y toda su estirpe por pensar que todo tiene solución o que todo tiene alguna sencilla explicación.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 00:41

Me quedo completamente inmóvil durante varios minutos. No sé qué ha sido peor, si estamparme yo sola contra un muro o verle tan cabreado. Hasta ahora se había cabreado varias veces pero nunca así, y lo cierto es que me dio algo de miedo, por eso me quedé paralizada. Por un momento pensé que llegaría a pegarme y eso me bloqueó durante un rato que a mi me parecieron horas. Me había asustado, al menos un poco, y necesitaba recomponerme y pensar. Cuando lo conseguí recapacité. Sabía que lo había hecho mal, no tenía por qué haber dicho nada, me dejé llevar de mala manera. Comprendía perfectamente que se hubiese puesto así, y yo de ser el me habría marchado. Pero también entendía que él no era el que debía irse y por eso no lo había hecho. Al fin y al cabo era su casa.

Cogí mis cosas y salí de la casa con toda la tranquilidad que pude, aunque esto no me resultó fácil. Me paré en la puerta para pensar dónde ir. Quería seguir mi camino hacia Dundarak, así que lo mejor era ir por el lago e intentar orientarme... Al fin y al cabo la forma más fácil era subir. Respiré hondo y fui a encaminarme cuando le vi en la orilla del río. Realmente estaba destrozado. Me frené en seco y continué mi camino hacia el lago. No quería pararme, no debía, yo había sido la causante de eso y sabía que estaría más tranquilo si me iba. El problema es que era yo la que no podía dejar así las cosas. Él me había ayudado todos esos días y, si cuando le vi esa tarde al llegar a la casa y me partió el alma verle así, la forma en la que estaba ahora era mucho peor. Y peor aun era saber que lo había ocasionado yo.

Cerré los ojos con fuerza y resoplé dejando caer las cosas antes de encaminarme hasta donde estaba. Paré dos metros antes de llegar, sopesando lo que hacer. Estaba segura de que no querría ni verme y puede que fuese lo mejor, pero era incapaz de irme estando como estaba. Cerré los puños con fuerza y me acerqué poco a poco, a cada segundo daba un mini pasito. Con lo que tardé casi una eternidad en llegar a ponerme al lado. Tragué saliva, estaba ahí pero ni siquiera sabía qué narices hacer. Me agaché para dejarme caer justo al lado y miré hacia el agua, incapaz de mirarle a la cara -Lo siento... Es lo único que puedo decir. No tenía que haber dicho eso... No tenía derecho a ello. No tienes por qué perdonarme y no me hables si no quieres... Pero prefiero que te enfades a que...-. Resoplé algo bloqueada. No tenía ni idea de como llevar eso. Nunca había tenido que lidiar con algo así y nunca me había sentido tan mal por algo que yo hubiese provocado y eso me bloqueaba -No llores... Por favor... Grítame, si te sientes mejor dame una bofetada, prometo no devolvértela... Pero por favor para-. Me estremecí a mi misma cuando dije eso. Obviamente no quería que me pegase, pero si así paraba de llorar y de estar así lo aguantaría como pudiese. Sabía como hacerlo, no era la primera vez al fin y al cabo.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Jue Oct 02 2014, 00:58

Maldecía para mis adentros el haberme cruzado con aquella mujer, y me maldecía a mi mismo por, en el fondo, no odiarla, sino al contrario, pero mi ira en esos momentos podía más que cualquier otra cosa, y no era bueno que eso pasase, porque todos sabíamos lo que les paso a los primeros dragones que se dejaron llevar por su odio.

Estaba a punto de levantarme y largarme cuando escuché sus pasos, y seguidamente vi su reflejo en el agua. Fruncí el ceño y me tragué mi propio corazón, pero sencillamente me era imposible callarme cuando, conociéndola, sabía que el hecho de que estuviese diciendo eso era una proeza de fuerza digna de los más altivos héroes. Como ella me pidió dejé de llorar, pero no porque me lo hubiese suplicado, sino porque ya no podía hacerlo más. Me agotaba, aquello me agotaba, estaba cansado; la transformación, el juego, y ahora esto. Necesitaba calmarme y no podía permitirme más odio en mi alma, pero ante todo era consciente de la herida que Elisa acababa de abrir, y ahora sangraba y no cesaba. Sencillamente el dolor era inconmensurable, me odiaba a mi mismo, me culpaba de que ellos hubiesen muerto allí, si hubiese sido más fuerte, si hubiese controlado antes mi naturaleza, podría haberles salvado, pero me cegué en la felicidad que ellos me habían proporcionado y en la calidez del hogar, cuando sabía en el fondo de mi corazón que la única calidez que de pequeño debí haber sentido tenía que haber sido la del fuego. Quizá si hubiese sido mejor que hubiese crecido con mis padre biológicos, pero eso ya era algo imposible, y la culpa cargaría sobre mis hombros el resto de mi vida.

Me dejé caer de lado, sin más, sobre la arena y, concretamente, mi cabeza se apoyo casi de forma inevitable en su regazo. Sentía el aire enfriar mi carne, sentía el frío que entumecía mis dedos y que hacía que me costase mover los músculos de mis extremidades. El vaho salía de mi boca y de mi nariz con cada expiracion y se esfumaba en el aire como si jamás hubiese salido de mi cuerpo. Cerré los ojos, cerré los ojos con fuerza y quise olvidar, deseé hacerlo; olvidar el dolor. La rabia que ahora mismo sentía hacia Elisa era sencillamente recíproca al apego que sentía. Quería que se fuese, quería no volverla a ver, y a la vez quería que se quedase, no quería volver a quedarme solo. Aquella aporía me daba dolor de cabeza.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 01:09

Cuando dejó de llorar respiré hondo aliviada. Pero no sabía qué haría a continuación y eso me hacía tener el corazón en un puño y estar en tensión continua. Empecé a notar cómo me dolían los músculos por esa tensión. Y esa tensión aumentó considerablemente cuando se dejó caer de esa forma y su cabeza dio contra mis piernas. Casi me quedo sin respiración, no sabía qué narices hacer ahora. Me quedé quieta durante varios minutos hasta que me percaté de que estaba helado y mi instinto pudo más que otra cosa. Me desabroché la capa que llevaba atada al cuello y se la puse por encima. Al fin y al cabo yo estaba vestida pero él solo llevaba puesto un pantalón y eso no abrigaba absolutamente nada.

No sabía si debía o no decir algo. Preferí quedarme callada durante varios minutos, dejándole pensar o lo que fuera que estaba haciendo. Lo más probable es que no me hubiese perdonado, y no le reprocharía que ni lo hiciese, pero tampoco se movía. No sabía ni qué hacer ni qué pensar. Lo único que tenía claro es que hacía un frío de muerte y yo también empezaba a sentirlo, pero no quería decir nada. Empecé a temblar un poco y cerré los ojos para concentrarme y pensar en otra cosa. No estaba segura de el tiempo que llevaríamos allí, pero sí estaba segura de que había sido mucho por el nivel de congelación de mis dedos. Abrí los ojos muy, muy, muy despacio para poder mirarle un poco. No pude aguantar ni diez segundos y tuve que apartar la vista y mirar hacia el suelo. No era capaz de mirarle a la cara después de lo que pasó.

Sabía que debíamos volver hasta el fuego si no queríamos pillar una hipotermia allí en medio, pero temía que si decía algo le cabrease aun más, así que permanecí callada unos minutos más. Cuando no aguanté más el frío hablé lo más bajo y claro que me permití, intentando dejar de castañetear los dientes -Tenemos que volver... Nos congelaremos aquí... O vuelve tu solo... Pero te vas a congelar, tienes que moverte-. Estaba bastante nerviosa y no me gustaba nada que estuviese tan quieto, no era normal -Por el amor de dios Thomas, reacciona, por favor. No me hables si no quieres pero tienes que volver-. No había estado tan nerviosa y frustrada en mi vida. Estaba completamente perdida.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Jue Oct 02 2014, 01:27

Sentía el frío pero no me quejaría ni lo admitiría, sencillamente estaba inmerso en mis pensamientos, y que estuviese congelándome me daba igual, al menos hasta que escuché su voz y vi lo preocupada que estaba. No me había dado cuenta de que me había tapado con su capa y ahora ella estaba también helándose del frío. Sencillamente no era capaz de verla así.

Suspiré y me levanté con cuidado, intentando que mis músculos respondiesen con inmediatez. Me acerqué a ella por detrás y la volví a poner la capa. Le cogí de la mano y le ayudé a levantarse, apremiándola para que se moviese. Al principio pareció costarle un poco pero se termino por poner en marcha. No entendía qué hacía, no entendía nada en mí. La odiaba, quería que se quedas allí y muriese congelada, y a la vez no podía ni verla castañear con los dientes. El caso es que a mitad de camino noté que parecía costarle más andar. ¿Por qué narices tenía que taparme con la capa? Me acerqué y puse mi brazo tras sus piernas para cogerla en brazos. Bien, ahora sí que lo estaba pasando mal, no solo me costaba moverme sino que ahora tenía que cargar con ella por culpa de su cabezonería. Siempre complicándolo todo, no podía estarse quieta y no había día que no me fuese a dar algún maldito problema.

En cuanto llegamos, entré en la casa y enseguida noté la oleada de calor del fuego, el cual avivé utilizando mis ya prácticamente agotadas capacidades. Me acerqué a la cama y la tumbé con cuidado sobre ella. En cuanto vi que estaba mejor sencillamente me di la vuelta y me senté para permanecer mirando al fuego. Esa mujer me estaba volviendo loco, y algún día tanto ella como yo lamentaríamos eso. Por esa misma razón Boros era el mejor, sencillamente no me daba ningún maldito problema, nunca. Jamás me había desobedecido, siempre estaba ahí, sin más. Maldita insensata...
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 01:41

Cuando se levantó respiré aliviada. Le miré un poco extrañada cuando me tendió la mano pero la cogí para poder levantarme y empecé a andar después de él. Me dolían las piernas, se me habían dormido y las tenía congeladas. Intenté andar lo mejor posible pero me estaba costando horrores y me daban unos pinchazos impresionantes. Iba apretando los puños y la mandíbula haciendo acopio de toda mi fuerza para no caerme por el camino. Cuando se acercó a mí me quedé parada, no sabía lo que iba a hacer y eso me asustaba. No me gustaba no poder prever sus movimientos. Y sin duda lo que hizo no lo vi venir ni por a somos.

Me quedé completamente quieta, inmóvil, sin saber exactamente como reaccionar a que me hubiese cogido en brazos. Además no sabía dónde narices agarrarme para no caerme teniendo en cuenta que no llevaba ninguna camisa puesta. Opté por estarme quieta y mirar hacia abajo todo el rato. Estaba segura que me había puesto roja. A pesar de toda la preocupación y lo mal que lo estaba pasando por aquello el que me cogiese de esa forma me puso nerviosa. Una vez en la cama no hice ningún comentario. No quería hablar y yo no le jodería el momento silencioso que estaba teniendo. No podía decir nada más, es más, precisamente por decir estábamos en esa situación. Puede que lo mejor fuese que a la mañana siguiente saliese de allí sin más, pero ahora necesitaba descansar.

Evité el mirarle en la medida de lo posible y me encogí sobre mí misma, aun tiritando un poco. Notaba cada vez más el calor en mi cuerpo, inundándome y dándome la vida que necesitaba. Pensaba que acabaría congelada completamente y azul. Una muerte así en ese momento igual era lo que necesitaba para espabilarme. El fuego de la chimenea fue lo que me ayudó a entrar definitivamente en calor y, sin poder evitarlo por mucho que lo intenté, terminé por dormirme encogida en esa cama. Era demasiado cómoda y yo estaba demasiado exhausta por todo lo que había pasado y simplemente el sueño pudo conmigo.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Jue Oct 02 2014, 01:57

Removí con las manos la madera del fuego y añadí más para que aguantase durante el resto de la noche. Estaba enfadado pero no podía evitar la necesidad personal de no querer estar solo. Llevaba solo toda mi vida, y que Boros me perdone por decir algo así. Quizá era el cansancio que ya me estaba dejando exhausto el que me hacía pensar así. Quizá era esa la razón por la cual en esos momentos no tenía las ideas claras.

Me levanté y reorganicé por simple manía todas las cosas antes de quedarme mirando para Elisa. La veía tan frágil... la odiaba y la quería al mismo tiempo, era una contradicción lógica que me estaba comiendo la cabeza, pero verla allí dormida hizo que me lo replantease. Solo había querido saber lo que me paso, ella no sabía todos los detalles, y echaba de menos a sus padres, era un hecho. Estaba seguro de que no tuvo que pasarlo nada bien, y quizá a pesar de su error mi reacción había sido desmesurada. ¿Pero qué estaba diciendo? Lo sentía por ella, si, pero se había pasado. Había dejado atrás aquel detalle y ella hizo que lo recordase. Me dolía el alma y el puño por el puñetazo a la pared y simplemente me costaba pensar ya con claridad. El dolor y el cansancio me estaban jugando una mala pasada.

Me acerqué a la cama de nuevo y cogí la manta, arropando con ella a Elisa y tumbándome después a su lado. Puede que estuviésemos otra vez algo pegados, pero no podía hacer aquello más grande. Simplemente me tumbé y me tapé con la manta que ahora también la tapaba a ella, y casi de forma inmediata, al cerrar los ojos, me sumí en un profundo y cálido sueño. No estaba seguro de por qué, pero de forma instintiva le cogí la mano a Elisa y pegué mi frente a la suya. Podía, de nuevo, oler su pelo y su aliento, y en parte fue algo que me ayudo a dormir sin ningún incidente. Por extraño que pudiese parecer, no tuve ninguna pesadilla esa noche.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.