Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 21:05

Voy andando de nuevo por las montañas, o eso creía hasta que escuché el crepitar de un río demasiado cerca. Miro a mi alrededor y no veo las montañas. Ante mí hay un bosque parecido al de los licántropos pero con algo distinto. Sigo avanzando pero empiezo a oler algo extraño. Olfateo insistente y curiosa hasta que veo humo salir desde detrás de unos árboles. Corro para ver de que se trata y veo ante mi una casa ardiendo. Es mi casa. ¿Qué hace mi casa ardiendo? De pronto escucho la voz de mi madre gritando mi nombre y yo grito el suyo.

Echo a correr hacia la casa. Noto el calor de las llamas cuando me acerco, pero es más lejano de lo que debería. Me tapo como puedo con la capa y no lo dudo ni un segundo. Entro tirando la puerta de un empujón. Por dentro todo está ardiendo pero no noto calor, solo me molesta al brillo del fuego. Alargo la mano hasta una de las llamas y al tocarlas no me quemo. Frunzo el ceño pero vuelvo a escuchar los gritos de mi madre. Me separo del fuego y miro asustada en todas las direcciones que me permito pero no la veo. Cuando me doy la vuelta veo sangre sobre la nieve. No... Otra vez no. Salgo a toda prisa y me quedo en el umbral de la puerta, justo encima de las llamas. Cuando veo lo que llevo años viendo en mi cabeza empiezo a respirar con dificultad. De pronto empiezo a notar demasiado calor. Me miro y he empezado a arder. Esta vez sí que noto el fuego. Me arde la piel, me escuece una barbaridad. Es la misma sensación que tuve la primera vez que me quemé siendo pequeña. Es horroroso. Lo siento por todo el cuerpo. Grito y no veo nada.


Me levanté de golpe asustada y respirando con demasiada dificultad. Tuve que toser para intentar tranquilizarme y empecé a mirarme el cuerpo desesperada, quitándome de encima las mantas. Estaba sudando y asustada. Comencé a mirar a todos lados y noté que Thomas se movía un poco a mi lado. Al mirarle fue cuando me di cuenta de lo cerca que estaba y de que me tenía cogida la mano. Por eso sentía tanto calor. Lo desprendía él. Me llevé la otra mano a la frente y cerré los ojos. Malditas pesadillas, malditas historias y maldito infierno el que tenía que soportar cada noche. Era mi maldición. Respiré hondo, o lo intenté y volví a abrir los ojos. Estaba sentada sobre la cama y me dejé caer con cuidado de nuevo, mirando al techo.

Empecé a pensar en lo que me había pasado. La pesadilla había cambiado. Puede que fuese por lo culpable que me sentí cuando me quedé dormida y por lo que dijo Thomas: "¿Sabes siquiera lo que es morir quemado?" Esa frase y la escena que acababa de presenciar me martilleaban la cabeza y me dolía. Miré hacia la pared que tenía al lado y el rostro se me contrajo cuando volví a ponerme en la posición en la que estaba cuando me dormí y toqué sin querer la cabeza de Thomas. ¿Tan cerca estaba? No entendía nada. Se suponía que estaba cabreado conmigo. ¿Por qué estaba tan cerca y por qué me cogía de la mano? Intenté separarme un poco pero no le solté la mano. No quería despertarle y aun estaba asustada, al menos lo aprovecharía para ayudarme a dormir de nuevo. Supuse que no haría ni dos horas o tres desde que me había dormido, así que aun quedaba un poco para el amanecer. Volví a cerrar los ojos e intenté conciliar el sueño, pero no me era posible.

Me levanté con cuidado intentando no despertarle y le solté la mano como pude. Aun quedaba algo de fuego encendido, pero estaba sudando y necesitaba salir de allí. En cuanto salí respiré hondo al notar el aire golpearme la cara. Cerré los ojos un momento antes de caminar hasta el huerto sin vida que tenía la casa. Me senté encima de él, pegada a la pared y, acto seguido, me tumbé sobre la tierra húmeda por el relente de la noche. Puse un brazo bajo mi cara y el otro tocando el suelo con la palma de la mano hacia abajo. Sentía el agua de la tierra moviéndose debajo de mi. Me tranquilizó eso. Después de un rato me quedé dormida sin darme cuenta, sintiendo como el agua fluía tranquila bajo mi cuerpo y por todo el jardín.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Jue Oct 02 2014, 22:45

Dormía tranquilamente, por raro que pareciese no tenía ninguna pesadilla, simplemente me sentía seguro allí, pero al cabo del tiempo empecé a sentir algo de frío entrarme en el cuerpo, y de forma instintiva, al darme la vuelta y caerme hacia el lado de la cama donde dormía Elisa me desperté de golpe cuando no sentí su cuerpo. ¿A donde había ido? Miré alrededor, por la habitación, pero no la vi. Me  erguí y me acerqué a la hoguera para avivarla un poco y recuperar el calor de la habitación dado que la mañana se estaba haciendo fría. Aún era de noche.

Di un par de vueltas por la parte inferior de la vivienda buscándola pero no la encontré. En un principio pensé que se había marchado pero luego me percaté de que sus cosas seguían allí. De manera que, si no estaba en la casa, ¿donde estaba? Salí para ver si la veía por allí, pero tampoco vi nada. Me paseé por el cerco de Boros y por los alrededores, pero no la veía. Casi se me da por maldecir en alto cuando entré en el huerto y sin querer me tropecé con ella. Estaba tumbada en la tierra y estaba algo pálida. ¿Qué narices se le había pasado por la cabeza? ¿qué hacía allí? Definitivamente esa mujer no paraba de darme problemas y de complicarme la vida. Boros era sencillamente perfecto, no se quejaba ni la liaba cada vez que podía.

Me agaché y puse la mano en su mejilla cuando la noté helada. Negué con la cabeza y la cogí en brazos, otra vez, como si ya fuese una funcion normal en mí, cosa que no era en absoluto así. La llevé hasta dentro de la habitación y la volví a tumbar en la cama y a taparla con la manta. No ganaba para los disgustos que me daba a cada hora. Quería que despertase y me explicase por qué había hecho aquello, pero dado su estado y que sabía que no dormía bien por las noches, preferí dejarla descansar cuanto pudiese.

No avivé el fuego ya que el calor en la habitación era suficiente como para que con la manta no se sintiese agobiada. Ahora era yo el que no podía dormir, así que me quedé sentado a su lado y con una mano sobre ella, mirando hacia el fuego.Al cabo de un rato decidí soltarle la mano.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 23:00

Ya que había conseguido dormirme sin pensar en nada noté cómo me estaba moviendo. ¿Era un sueño eso? Cuando empecé a notar calor en el cuerpo me desperté asustada. Pensaba que volvía a estar de nuevo en la pesadilla pero no. Estaba en la cama... ¿Era sonámbula? Toqué la manta un momento justo antes de ver a Thomas sentado. Cuando me fijé bien noté el frío que tenía. Ah es cierto, me había quedado dormida sin querer fuera. Seré imbécil. El cansancio me había jugado una mala pasada. No dije nada, probablemente siguiese molesto y no sería yo la que le sacase de sus pensamientos.

Me acurruqué un poco más en la cama e intenté volver a dormirme, pero me estaba resultando complicado. Estuve un buen rato con los ojos cerrados sin moverme, intentando descansar, hasta que me cansé de tenerlos cerrados y los abrí. Me puse a mirar hacia la cama para no mirarle a él. Tampoco quería darme la vuelta y darle la espalda porque no quería que se percatase de que estaba despierta, al menos dentro de lo posible. Estaba segura de que había sido él el que me había traído de vuelta y lo más probable es que me echase la bronca por quedarme fuera, pero después de la noche que estaba teniendo no tenía ganas de aguantar sus sermones. Agarré la manta un poco más fuerte mientras me quedaba sumida en mis pensamientos, mirando a la nada.

Las pesadillas empezaron la primera noche que dormí sola. Estaba asustada, tenía frío y los animales correteaban por la cueva en la que me encontraba. Casi no pude dormir, y cuando caí muerta de cansancio empecé a ver cuerpos desmembrados por todas partes y mucha sangre. Eso fue el primer mes, conforme iba avanzando los sueños se hacían más concretos. Mi subconsciente me jugaba muy malas pasadas. En el fondo sabía que había sido culpa mía el que murieran. Si hubiera salido a ayudarles hubiésemos sido tres contra ese grupo y puede que los hubiese salvado. Fui una cobarde y esa sombra me irá persiguiendo el resto de mi vida. Mis sueños solo cambiaron en dos ocasiones. Poco después de encontrarme con Thomas la primera vez, que ocurrió... Aquello. Y la primera noche que dormí con Thomas. Esa ha sido la única noche en todos estos años que no dormí con pesadillas. Respiré hondo y apreté el puño. Había pensado en mil remedios para dejar de tenerlas, para poder dormir, pero no funcionaba nada. Decidí que lo mejor era dejarlo correr y acostumbrarme y allí estaba, otra noche más muerta de miedo y sin poder pegar ojo.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Jue Oct 02 2014, 23:20

Aquella noche estaba siendo más raro de lo que solían serlas. A mi mente vino la primera noche que pasé en las Islas Illidenses. Después de acompañar a Melwyn a Beltrexus y de haber vivido aquellos episodios tan extraños cuando nos perdimos, había pedido una habitación en la taberna de la aldea. Lo extraño de aquella noche es que no pude pegar ojo pensando en aquella extraña mujer con la que me había topado y que sin duda resulto tener una forma de ser como mínimo cautivadora. La vuelta fue dura, aquellas Islas eran tranquilas, o al menos dentro de lo que cabía, pero no había conseguido nada a parte de haber conocido a aquella joven, y la vuelta en el barco fue desagradable a más no poder. Me había tocado con una pandilla de marineros borrachos y más que maleducados y rufianes. En una ocasión les pillé metiéndose con Boros, intentando cortarle las crines, pero después de la "charla" que tuve con ellos me aseguré de que no volverían a hacer algo así. Una lástima.

La noche era fría e incluso el fuego de la hoguera y la protección climática de las formaciones rocosas, las paredes y los árboles, aún podía sentirse algo de frío en el lugar, y menos mal que teníamos un lago al lado que suavizaba las temperaturas. El caso, y es que fue algo impropio de mí, me tumbé en la cama de nuevo junto a Elisa y cogí parte de la manta para taparme. Por lo general odiaba estar quieto o tumbado mientras pensaba, pero esa noche el cansancio podía conmigo y la comodidad que me ofertaba el estar en una cómoda cama y con compañía resulto tener más fuerza que mi propia cabezonería.

Al cabo de un rato, ya agotado, se me cerraron los ojos y volví a mi mundo de sueños y descanso, y entre esa fase que separaba la profundidad del sueño y la vigilia, pude reflexionar acerca de lo que Elisa había dicho y en lo que me llevo a pensar aquello. Seguramente, si no me hubiese dormido en los laureles durante mi infancia, hubiese podido entrar en la casa sin quemarme y sacar de allí a mis padres, pero lo que más me escamaba, y nunca mejor dicho, era la negra sombra que me acechaba en sueños. Estaba seguro de que no era producto de mi imaginación y que algo estuvo allí aquel día.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Jue Oct 02 2014, 23:34

Cuando se tumbó de nuevo en la cama me quedé mirándole. Pensaba que me había visto pero poco después cerró los ojos y se quedó dormido. Yo intenté hacer lo mismo, pero fue en vano completamente. Esperé un tiempo prudencial hasta que volví a salir de la cama dejándole la manta encima. Me acerqué hasta donde estaba el fuego y me senté justo delante de él, envuelta en la capa y mirándolo. Me incomodaba tenerle tan cerca, no estaba cómoda en absoluto durmiendo así. Puede que sí lo estuviese cuando tenía una pesadilla, pero después simplemente no era capaz. Incluso cuando en el lago se tumbó y su cabeza se posó en mis piernas me quedé tan tensa que llegó a dolerme.

Suspiré y me acerqué hasta la esquina de la casa más cercana al fuego, para apoyar la espalda allí. Me encogí de lado contra la pared y apoyé la cabeza en ella, mirando al fuego ensimismada. No era capaz de soportar la cercanía, menos en el estado en el que estábamos en ese momento. Es cierto que cuando lo pasábamos bien no me importaba, incluso me llegaba a gustar que se acercase tanto a mi. Pero en otras ocasiones simplemente no podía. Eran demasiados malos recuerdos y no soportaba que me tocasen. Entre unos pensamientos y otros terminé por quedarme dormida de nuevo un rato.

Al cabo de unas horas la claridad que entraba por la ventana que tenía en frente me despertó. Me moví un poco para quitarme el dolor de los músculos pero volví a encogerme de nuevo, cogiéndome las rodillas con los brazos. El fuego estaba consumido casi por completo pero aun hacía el suficiente calor como para que no tuviese frío. No sabía lo que debía hacer, así que me limité a esperar a que Thomas despertase. Depende de cómo le viese esa mañana me iría o me quedaría, al final sería un poco decisión suya. No quería quedarme si eso suponía estar sin hablarnos y que ambos estuviésemos incómodos. No pensaba pasar por eso. Ya me había disculpado y cargaba con la culpa de haberlo hecho mal, pero no iba a cargar con ella toda la vida. Me encogí un poco más escondiendo la boca y la nariz detrás de las rodillas, mirando el fuego con detenimiento y viendo lo poco que quedaba de él.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Vie Oct 03 2014, 00:03

Dormí sin demasiados percances hasta que empecé a notar como la claridad que se filtraba a través de las grietas de la pared impactaba en mi rostro. Mi primera reacción fue cerrar con fuerza los ojos, pero pronto terminé abriéndolos. Vi que el fuego estaba casi consumido, eso fue lo primero que pude ver, por lo que hice que se avivase un poco. Después desvié la mirada y pude ver a Elisa.

Me levanté lentamente y me sacudí un poco al notar como un escalofrío me subía por la espalda. No quise comentarle nada de lo ocurrido por la noche porque tampoco quería indagar por si le molestaba. Las razones por las que lo hizo eran íntegramente suyas y no quería molestarla. Supuse que salio por lo que fuese y se quedo dormida, aunque si no llegaba a estar yo... en fin. -¿Estás bien?- Le pregunté, más interesado por si había descansado y se había recuperado del frío o si por el contrario no había pasado buena noche. Sabía que tenía pesadillas, pero ignoraba si aquella noche había tenido alguna.

Me puse en pie y me acerqué hasta donde estaba mi ropa para empezar a ponérmela, observándola con detenimiento. Su semblante no era precisamente el más animado de los que había visto, así que pensé que la pregunta sobraba y que igual no había pasado una noche agradable, pero el contármelo o no era cosa suya. Cuando estaba vestido del todo, arranqué parte de la paja de la cama y la hice una bola, metiéndola en la mochila, y después recogí la manta y todo lo que estuviese por ahí fuera. -¿Tienes hambre?- Pregunté, recordando que había guardado un trozo de pavo. -Guardé algo de carne, puedo calentártelo.- Añadí, aclarando el por qué de la pregunta. No pensaba salir ya, solo me limitaba a dejarlo todo preparado, a no ser que ella quisiese, claro está.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Elisa Bourousis el Vie Oct 03 2014, 00:17

¿En serio acababa de preguntarme si estaba bien? No le miré, seguí mirando el fuego mientras este se avivaba poco a poco, sintiendo su calor. Me reconfortó notar eso. Negué con la cabeza ante su pregunta. Tenía el estómago cerrado. En algún momento tendría que comer, pero ese momento no iba a ser cuando me preguntó desde luego. Estuve así un rato, sin saber qué hacer exactamente, y lo cierto es que no tenía ni pajorela idea de cómo reaccionar ante todo aquello. Bajé un poco las manos sin soltarme las rodillas para descansarlas un poco. Desvié la mirada del fuego a lo que había sido la cama, ahora algo destrozada y me dieron ganas de volver a tumbarme en ella, pero no lo hice.

Todo aquello estaba resultando muy raro. El cabreo que se había pillado la noche anterior había sido monumental. Había sido con toda la razón del mundo, me había pasado mucho, pero si tan enfadado estaba ¿por qué ahora me hablaba como si nada hubiese pasado? Eso me desconcertaba. Sus cambios repentinos de humor eran como un sablazo en todo el estómago y no sabía qué hacer o decir exactamente, así que ni dije ni hice nada. Me miré los pies para fijarme en que aun los tenía descalzos, alargué la mano hasta donde estaban mis botas y me las calcé, metiendo el bajo del pantalón por dentro. Me sobraba bastante y si no lo hacía así me tropezaría. No estaba segura de si íbamos a avanzar ni cuando. Suspiré y me levanté para coger las cosas y salir de la casa.

Fui hasta un lateral y me apoyé en la pared, mirando hacia el lago. A esa hora estaba precioso. Los rayos empezaban a tocar sus aguas y se reflejaba en ellas, creando un contraste de luces y sombras bastante impresionante. Volví hasta donde estaba el huerto y me agaché un poco, posando la mano sobre la tierra. Me intrigaba que aun pudiese estar viva esa tierra. Desde luego se podría volver a plantar, pero necesitaba trabajo. De todas formas no era mi casa, lógicamente no haría nada, pero me recordaba al huerto de mi madre y eso me hacía sentir algo más segura y tranquila. No estaba segura de cuánto tiempo quedaba para llegar a Dundarak, pero sí tenía claro lo que haría al llegar. Iría a una posada, intentaría regatear para poder dormir aunque fuese en el establo, me aprovisionaría y pondría marcha a las montañas. Necesitaba encontrar algo que fuese más abrigado que lo que llevaba, pero no teniendo dinero sería difícil, así que probablemente usase toda la ropa que tenía. En las montañas hacía bastante más frío y yo me había desacostumbrado a él. Tendría que volver a acostumbrarme.
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Thomas Brethil el Vie Oct 03 2014, 16:52

En cuanto tuve todo preparado, lo cogí y salí tras ella presuponiendo que querría ponerse en marcha, aunque cuando la vi en el huerto recordé lo que se me había ocurrido al llegar allí. Me agaché y arranqué de la tierra algunas zanahorias, deformes a causa de la falta de arado de la tierra, las sacudí un poco y las metí en mi morral. -¿Vamos?- Pregunté, intentando sonar lo más amable posible, esbozando una ligera sonrisa.

Me dirigí hacia el norte siguiendo la costa del lago, y cada paso que daba era un puñetazo en el corazón. Ahora que había vuelto a mi hogar me costaba separarme de él, y no pude evitar mirar hacia atrás en cuanto el terreno comenzó a ascender hacia las montañas, y justo en ese momento mis ojos se abrieron como dos platos ante la evidencia. ¡Eso era! La sombra de mis sueños. El poco tejado que quedaba de la casa estaba significativamente más negro que el resto de la madera, lo que indicaba que el fuego se había originado allí, pero me escamaba sobre todo la superficie de ignición y el lugar. Allí no había nada que pudiese hacer arder aquel tejado de esa forma, y luego caí en ello... Conocía bien esa forma de mancha oscura. ¿Aquello era? ¿aquello era la sombra que sobrevolaba el bosque en mis sueños y desaparecía en el horizonte? Aquella mancha era la misma que dejaban mis llamas cuando en mi forma draconiana lanzaba una llamarada contra algún punto... ¿pero por qué? ¿un dragón? ¿por qué iba un dragón a hacer aquello? ¿qué le había hecho mi familia? Sentí la rabia inundar mi corazón y una punzada de dolor hizo que me encogiese ligeramente y me echase la mano a la espalda. En el frío del alba en las faldas de las montañas, mi cuerpo estaba sudoroso y mi boca entreabierta ante la evidencia que había estado delante de mis narices. Ya sabía lo que tenía que hacer, y eso hizo que me diese la vuelta lentamente y lanzase una mirada de decisión hacia el ascenso.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Continúa en Las piezas comienzan a encajar.
avatar
Cantidad de envíos : : 266
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un viaje sin fin [Thomas-libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.