Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Blien el Dom Ene 04 2015, 07:08

El señor pirata había aceptado parcialmente mi oferta, pero había logrado pegar en el clavo de la razón cuando mencionó aquello de pensar en la forma de saltar de un lugar a otro e intentar a atrapar a esa zorra como perros de caza. - bueno... yo... balbuseaba rascandome la nuca mientras dirigía la mirada hacia la rubia. Luego de un momento sin ninguna aparente ocurrencia, di un golpe con mi pie a la superficie donde me encontraba y empuñe la mano con fuerza. - ¡Sólo atrapemosla! Le dije enojado al sujeto. Tome carrera y me dispuse a continuar con mi labor de ponerle la mano encima a la ladrona.

Aunque los lugares por los que avanzamos tenían una más reducida distancia entre cada edificio, no podía acercarme ni un poco a la mujer. Sin lugar a dudas la había subestimado y ella lo sabía. Se notaba en su maldita sonrisa burlona de satisfacción. Me detuve luego de un grupo de saltos. Descanse la lanza en el piso y recargue mis manos sobre mis flexionadas rodillas. Estaba agitado y ahora bastante cansado. Intentaba jalar aire para recuperarme y levante la mirada sólo para notar que la rubia no manifestaba ningún problema con la persecución. Ella podría haber escapado hace mucho, pero parecía estar disfrutando todo esto.

- Maldición... susurre. Mi alianza con el pirata había sido demasiado apresurada e imprudente. Había ofrecido mucho más de lo que debía y parecía que en realidad no me serviría de mucho. Intercambie miradas entre ambos. El sujeto quien se mostraba tan agobiado como yo y la mujer quien no borraria su odiosa sonrisa por ahora. Debía tomar una nueva estrategia. Quizás podríamos hacer lo mismo que ella estaba haciendo y comenzar a colocar mis propias reglas. Pensé rápidamente en algo que podría ofrecer como último reto. Estaba claro que la chica era hábil escapando, ¿pero también lo sería luchando?

Tome mi lanza y la arroje con fuerza, muy cerca de los pies de la rubia, la cual se clavó en una de las vigas de madera del tejado. - Escucha. Un último "juego" Le dije con un sarcastico tono de voz. Sonrei para ella y me preparé para decir lo único que se me ocurrió. - una pelea. No puedes engañarme más. Estoy seguro de que puedes combatir ¿no es así? Hice una pequeña pausa antes de continuar con mis palabras y dirigí una mirada curiosa al pirata. - No tendrás problema con enfrentarte a una dama ¿o si? Le pregunté para luego volver mi mirada a la rubia. Puedes seleccionar a cualquiera de ambos como tu oponente.- El primero en llorar será el perdedor. Jaja.

Salté hacia el tejado donde se encontraba la rubia y me acerqué a mi lanza para recuperarla. [Color=#cc9933]- No creo que una chica tan ruda sea una gallina. Le dije mostrando los dientes adornados por una picara y confiada sonrisa. -por cierto... mencioné a ambos. - Mi nombre es Blien Logiz Vorhauzen y me gustaría conocer el nombre de mi nuevos mejores amigos.
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Eona el Lun Ene 05 2015, 20:26

Un sonido sordo detuvo tanto mi carrera como la diversión. Me giré y observé con curiosidad la lanza clavada en la tabla de madera. Al parecer el mago la había lanzado, pero no para dañar o matar, sino para advertir. Un nuevo juego quería ver la luz del día.

- Eona. - imité una reverencia, mientras que sacaba con disimulo una de mis tantas dagas. - ¿Y cómo pretendes que una dama pelee? Que descarado... ¡Por tu parte! - lancé la daga con una sonrisa de oreja a oreja. El filo se clavo en la madera, no sin antes pasearse entre los dedos del mensajero, dispuesto a recuperar su "palo", sin sacarle una sola gota de sangre. Debo de admitir que fue un placer recibir su expresión con los brazos abiertos. Con dagas empezó el juego, y con dagas terminaría; o eso les haría pensar. Simplemente me encogí de hombros, haciéndome la desentendida. - ¿Qué? -

Pero no iba a dejar que el juego siguiese ese camino, no. Tenía algo mucho mejor preparado para el acto final que les deparaba; poco a poco empecé a desbotonar mi camisa, uno a uno, con lentitud. - Me gusta tu juego, pero como dije, las mujeres somos caprichosas. - terminé de quitarme la parte de arriba, luciendo ahora las dagas de mi cinturón, además de, claro está, lo que los hombres notarían como primero sin duda alguna. Ahora le tocaba a las botas. - Pondré la regla final si no hay más quejas. - sonreí desabrochándome el pantalón, sin quitarles el ojo de encima a ninguno de los dos. - Sí, será una lucha, pero llorar sería demasiado fácil... El que me quite la bolsa gana. El que muera... - volví a sonreír con dulzura, ya completamente desnuda. - Mala suerte... -

Los huesos de mi cuerpo empezaron a crujir creando una melodía escalofriante. Encorvé mi cuerpo hacia adelante y mi rostro se arrugó en una sinfonía de gruñidos desgarrantes. No tardé demasiado, y en vez del yo que conocieron encontraron a un majestuoso lobo de afilados colmillos. Gruñí a modo de advertencia y  mostré lo más parecido a una sonrisa que pude lograr, dirigiéndome hacia el saquito. Pesé mi hocico por la cuerda y con algo de esfuerzo lo colgué de mi cuello. "Que comience el juego."

Me impulsé en las patas de atrás y con un rápido movimiento embestí en un salto a ambos individuos.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Trafalgar el Mar Ene 06 2015, 17:20

Trafalgar comprobaría al poco de acabar sus negociaciones con el joven la diferencia de edad que les separaba. Se había entregado quizás demasiado al grog y al tabaco esos últimos años, y ahora en su carrera por los tejados cada vez tenía más claro que con el paso inexorable del tiempo estaba mucho más cerca de los cuarenta que de los veinte. El joven de la lanza le había avanzado muchísimo tras la picarona que había provocado las reacciones de los dos hombres, aunque ahora que estaba a salvo del abismo entre los tejados y el suelo, se daba cuenta hasta donde le había llevado bien su inmadurez o su lascivia, aunque ambas fueran bastante patentes en él.

El pirata había corrido demasiado para los reducidos espacios que acostumbraba a habitar durante largas temporadas en el mar.- (¿Son incansables?). - Pensaría para si el capitán cuando finalmente se rendía apoyado en sus rodillas para respirar, no muy lejos de donde el chico estaba tirando la lanza a la mujer. Hubiera querido decir al muchacho que se estaba precipitando, pero ya no podía correr más y le dejó hacer desde el metro de distancia que les separaba mientras intentaba recuperar el aliento desesperadamente, con todo su rostro enrojecido por la súbita carrera por los tejados. - No puedes engañarme más. Estoy seguro de que puedes combatir ¿no es así?.- Fue lo único que pudo escuchar el capitán cuando había llegado hasta el chico con algo de retraso. Cuando vio que se giraba para hablar con él, adoptó de nuevo una postura erguida, fingiendo que no estaba en realidad exhausto.- No tendrás problema con enfrentarte a una dama ¿o si? - Preguntaría entonces al capitán antes de seguir provocando a la mujerzuela y acabar finalmente presentándose ambos.

- ¡Arf... Arf...! - Trafalgar seguiría en un intento de recuperar su aliento sin poder presentarse con su muletilla, levantando algo la vista para esperar la respuesta de aquella dama de la discordia, que volvería a hablar de lo caprichosa que era después de lanzar con más precisión que el propio capitán una daga entre los dedos del tal Blien. - Blien muchacho, es cierto que eres un descarado. - Dijo Trafalgar negando la cabeza con desaprobación mientras dedicaba una seductora mirada a la mujer que se estaba quitando la ropa, acercándose a ella con lentitud hasta que la regla final se vio en juego, haciendo que el pirata se detuviera al lado del muchacho rubio, el cual estaba tan expectante como el propio Teatch, el cual se encontraría paralizado al ver cómo empezaban a brotar pelos por el que apenas un instante antes le parecía el suave cuero de una joven muy atractiva.

Su sonrisa lasciva desapareció de pronto para dejar paso a una cara de obvia preocupación por pelearse con quien no debía en los tejados, el capitán dio un paso atrás rozando una de sus espadas mientras hablaba en un tono que pretendía relajar el ambiente.- ¿Sabéis eso de que una retirada a tiempo es una vic...? - Hubiera querido terminar su frase antes de salir por piernas del alcance de ese licántropo que parecía querer devorarle, pero esta se precipitó sobre ambos, haciendo que Trafalgar rodara unos metros por el tejado antes de detenerse cerca de los bordes. Se levantó algo aturdido por ese choque inesperado, realmente no esperaba que Eona tuviese tal fiera dentro de ella, y por extraño que pareciese en esos momentos, aquello parecía agradarle al capitán, que se levantaba tambaleándose y blandiendo sus ballestas, dispuesto a domar a la bestia.
Trafalgar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 114
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Blien el Sáb Ene 10 2015, 07:48

La rubia había reaccionado ante el lanzamiento de mi arma y tal como había sido objetivo, logre llamar su atención y hacer que se detuviera. Continue con mi aproximación para recuperar mi lanza. La mujer finalmente se presentaba. Ahora conocía el nombre del origen de todos mis problemas en esta mañana. La pérdida del paquete, un agujero en la mano y el inminente retraso por partir a mi destino, aunque sin el paquete no habría lugar al que pudiera ir... quizás a las minas del norte. Ahí podría esconderme hasta que todo fuera olvidado. No! De ninguna manera podía rendirme aún.

Antes de que pudiera tomar mi arma nuevamente, la chica emitió algunas palabras, algo que no me tragaría nuevamente, incluso aquella muestra de habilidad me permitió ver que tal como lo sospechaba había estado tratando con la persona equivocada y pronto volvería a tener una lección del como debía aprender a conseguir problemas menos gordos. La llamada Eona, arrojó una de sus dagas tan cerca de mi mano, que casi me habría dejado como queso con dos orificios, uno en cada mano. Una gota de sudor frío recorrió mi frente, pero intenté enmascarar cualquier reacción con una sonrisa gallarda.

Mi compañero el pirata, finalmente apareció a mi espalda, presentándose o eso parecía. - Bien señor "Arf ". Le diría ante su declaración hacia mi. - Normalmente no le pegó a las niñas, pero esta ha sido muy mala. Necesita algunos azotes en el trasero. Mencioné, pareciendo todo un brabucon.

Algo inesperado comenzó a suscitarse frente a mi y el pirata. Eona, sin razón aparente, comenzó a despojarse de sus ropas. Debajo de aquellas telas y pieles se ocultan todo un arsenal de filozas hojas, pero eso no es lo que llamaba mi atención por ahora. Estaba ocupado notando otro par de armas adornandola. - Hey, espera... ¿Pretendes que peleemos desnudos? Te advierto que tendría mucha ventaja en ese caso, jajaja. Dije a modo de broma, pero la chica no bromeaba, continuaba hablando sin sentido, como si la victoria fuese suya desde antes de comenzar y por si fuera poco, estaba dispuesta a enfrentarnos a ambos.

Ni siquiera note del todo la compañía de mi nuevo amigo el pirata, pero estaba seguro de que su impresión sería muy similar a la mía. La chica fue reemplazada por una magnífica e imponente figura lupina que rugia amenazantemente. - ¿Que carajos? Un lobo en la ciudad y sobre un tejado... es ridículo. El señor pirata parecía insinúar una retirada, pero antes de que pudiera terminar la frase y antes de que yo pudiera reaccionar, la fiera venía hacia nosotros.

Mi compañero logró esquiar el ataque, pero al no reaccionar tan velozmente como él, me vi obligado a bloquear su avance con el mango de mi lanza. La carga había sido tan fuerte, que me hizo retroceder y por accidente, había soltado mi arma, la cual volo hasta la orilla del tejado y luego, cayó irremediablemente al suelo. - Mierda... Desarmado y sin posibilidad de hacer algo, adelante ambas manos hacia la bestia, intentando calmarla. - Hey. Tranquila. ¿Estas segura que no lo dejaremos cuando alguien lloré? De hecho, puedo comenzar a llorar ahora. Mencioné nervioso. El pirata iba armado y mi única posibilidad sería usar mis poderes contra ella... Llevaba las de perder.
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Eona el Miér Ene 14 2015, 20:34

Ambos hombres empezaron a babear como había esperado ante la vista de mi cuerpo desnudo, pero mucho más graciosa fue la reacción que mostraron una vez este empezó a cubrirse de pelo. Una vez que les había dado el ataque de advertencia me alejé un par de pasos, entretenida. El pirata había conseguido echarse para atrás blandiendo su ballesta con una mirada aún curiosamente lujuriosa, mientras que el mago había perdido su arma, ahora tirada lejos en el suelo. Era gracioso que ni siquiera eso consiguiese mantenerle con la boca callada; eso me gustaba.

Cómico. Ahora era más que evidente quién era el gato y quién era el ratón; ¿o debería decir lobo y ratones? Pero si mi intención hubiese sido saborear sus sangres entre mis colmillos ya lo habría hecho hace tiempo. Volví a retroceder un poco más y me tumbé sobre mis propias patas, imitando más bien la figura de un perro; un perro enorme.

El lobo no era lo mismo que un perro doméstico, ni siquiera lo mismo que uno salvaje, pero si quería evitar que echasen a correr por patas tenía que mostrarles que no tenía pensado atacar con seriedad. Coloqué con tranquilidad el hocico sobre mis patas y les mostré una graciosa sonrisa canina, para después levantarme de un salto y mostrarles el trasero con la cola levantada. Aquella era la mejor forma de burlarme de ellos con la forma que había apropiado, ahora era cosa suya si eran capaces de interpretarlo como lo que era; un juego. Pero para que no se confiaran demasiado les mandé un silencioso gruñido y corrí en su dirección, cruzando por entre medio de las piernas del mensajero, tal vez haciéndolo caer si tenía suerte, y rozando el costado del pirata justo antes de saltar al siguiente edificio.

Que siguiese el juego.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Trafalgar el Jue Ene 15 2015, 23:50

Intentaría mantener el pulso firme con la ballesta más pequeña apoyada en su antebrazo izquierdo, aunque estuviera en peligro y no conociese la verdadera naturaleza del licántropo con el que se estaba enfrentando en el tejado de una de las casas del puerto, por estrafalario que sonara todo aquello, no se veía capaz de disparar a matar, y aunque lo intentara, las patas de un cánido eran demasiado delgadas para cualquier intento de ralentizara sin fallar o causarle una herida grave. Trafalgar chasqueó con la lengua y dejó de apuntar con su arma a la mujer que se retiraba y ahora se tumbaba como el más manso de los perros. - ¿Todo bien Blien? - Diría mirando de reojo al muchacho desde su posición y sonriendo de medio lado por su basto juego de palabras.- Me ha parecido que te emocionabas JAJA.- Siguió hablando burlón cuando veía que la bestia no tenía intención de morder. - Vamos... Ven con el capitán... Bsbsbsss - Diría acercándose poco a poco acariciando ahora una de las espadas de su costado, no estaba de más ser algo prevenido cuando la loba empezaba a rugir, dando señales de que no iba a dejarse coger o bien de que el ruido empleado por Trafalgar era más propio a la hora de atraer a los felinos.

Eona se encaminó bruscamente entre las piernas del brujo para acercarse al pirata, el cual se quedaría paralizado al ver que le pasaba de largo, consciente de lo cerca que había estado de sacar la espada, negaría con la cabeza antes de seguir con la vista a la loba que saltaba a poca distancia de donde se encontraba el capitán hacia el siguiente tejado, retomando una vez más aquella macabra carrera. - (Debiste haber disparado). -Pensaría para él cuando se veía cogiendo carrerilla para dar un salto siguiéndole el juego.- Vamos, entre los dos podemos arrinconarla, ya se le acabarán los tejados. - Diría mirando por un breve instante al joven rubio a sus espaldas antes de saltar al siguiente tejado.

Caería rodando con algo de destreza sobre si al saltar al otro tejado, dejando ver que empezaba a familiarizarse con el terreno y que los efectos del grog empezaban a mermar en él, algo que incrementaba sus prisas en acabar con todo aquello. La loba corría mucho más que él y se entretenía mucho menos en saltar de un sitio al otro, aunque el uso de la violencia contra esa mujer bajo la piel lobezna le parecía cercano a blasfemar. Ahora con decisión, seguiría corriendo hasta que se le acabara el aliento, el premio era cuanto menos suculento como para intentarlo diez veces más.
Trafalgar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 114
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Blien el Mar Ene 20 2015, 22:55

Mi compañero, el pirata y yo nos preparábamos para el siguiente ataque, aunque ninguno de los dos sabría con exactitud lo que pasaría después. Este día había sido una locura de principio a fin y ahora tenia bastante claro que cualquier cosa podría pasar después. Por un segundo, recordé las palabras de Zula, mi hermana. "Se responsable y entrega ese paquete con eficacia y premura" Había dicho y ahora me arrepentía de no haber seguido sus instrucciones pues ese pequeño paquete me había conseguido muchos problemas... Aunque realmente el único responsable por todo, era mi torpe comportamiento.

La dama... Lobo... o lo que fuere, Comenzó a moverse nuevamente. Un poco nervioso, reaccione adelantando la posición de mis manos, en son de defenderme, pero en esta ocasión Eona simplemente estaba echándose sobre sus patas y en su peludo hocico se dibujaba una torcida y juguetona sonrisa. Ante el hecho, relaje mis músculos nuevamente y la mire confundido. El pirata no dejaba de reír ante toda la situación, lo único que impregnaba en mi es una clara idea de que le faltaban algunas piezas en la cabeza o quizás, eso es precisamente lo que él quería que pensáramos. El señor pirata comenzó a aproximarse de a poco con la lobo mientras emitía sonidos extraños que estaban muy alejados a la semejanza de la bestia con la que tratábamos. Al intentar imitar sus movimientos, me adelante un par de pasos hacia la lobo, pero fuimos recibidos con un extraño gesto el cual no sabia como interpretar al principio, pero luego de unos instantes sabia lo que era... - ¡Te sigues burlando de nosotros! Exclame mientras apretaba los puños.

Sin esperar una respuesta, Eona volvió la mirada hacia nosotros y gruño por lo bajo mientras volvía a aproximarse a una considerable velocidad. - Viene hacia mi... la tengo... ¡La tengo! O al menos eso creí, pues tal como un animalejo escurridizo, pudo colarse por entre mis piernas y me levanto sobre su lomo por unos instantes, algunos segundos en los que parecía estar cabalgando a un bizarro caballo montado de espalda. - ¿¡Que haces!? Mencione sorprendido, hasta que el movimiento fue demasiado para mi y caí hacia la superficie dando una vueltereta para terminar boca arriba. Mi caída levanto un poco de polvo y movió algunos de mis huesos en la espalda. - Aghh. Maldición... Dije quejándome por el leve dolor en mi espalda.

Levante mi cuerpo sobre mis codos y mire hacia donde el pirata y la lobo, quien ya había sorteado un salto hacia otro tejado. Al parecer solo continuaba divirtiéndose, si su intención realmente fuera acabar con alguno de nosotros, seguramente lo habría hecho sin mucho problema. El pirata parecía entusiasmado ante todo, ahora era él quien daba los ánimos mientras tomaba carrera e intentaba atrapar a Eona. Me levante lo más rápido que pude y opte por seguir la invitación de mi amigo, pero algo me detenía. - ¡Mi lanza! Recordé a mi mismo. Me aproxime a la orilla y desde ahí pude verla. Un sujeto pasaba tranquilamente por el lugar. - ¡Hey tu! El hombre busco con la mirada al propietario de aquella voz, hasta que pudo ver en los tejados, a un enorme lobo saltando de un lugar a otro, a un estrafalario pirata persiguiéndole a un mensajero llamando su atención. - ¿Qu... Que? Balbuceo confundido. - ¿¡Ves esa lanza!? El sujeto sorprendido por su extraño hallazgo, bajo la mirada y sobre el piso pudo ver mi arma. - ¡Más te vale cuidarla o juro que te buscare y te romperé la cabeza! Al terminar mi advertencia, utilice toda la velocidad que poseía para intentar alcanzar al par que ya había tomado ventaja. El confundido sujeto se quedo en medio de la calle, sorprendido e intentando comprender todo lo que había visto mientras se decidía por tomar o no aquella lanza. Luego de ver tan extraño suceso, temía que todo fuera una trampa.

Un grito de terror seria escuchado a la distancia - ¡Hay un lobo en mi tejado! Diría la voz femenina.- ¡Espérenme, no me dejen atrás! Aun me faltaban algunos metros para aproximarme a ellos, pero no saldría del juego tan rápido, primero debía averiguar como terminaría todo. Lo estaba disfrutando.
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Eona el Miér Feb 11 2015, 23:51

Salto, zancada, zancada, salto... Seguía corriendo de tejado en tejado, girándome hacia atrás de vez en cuando para asegurarme del paradero de mis perseguidores. Les lancé una sonrisa torcida y canina, burlona y entretenida. Aquella era desde luego una de las mayores diversiones que había tenido en semanas, y con el maldito de Keff a mi lado aquello era bastante decir. Pero un grito bastó para distraerme; estaba llamando demasiado la atención, y tener a dos hombres saltando de aquí para allá como ardillas tampoco es que ayudase demasiado...

Dirigí mi mirada hacia la distancia, hacia un grupo de hombres y mujeres apuntando con sus dedos hacia nosotros. Refunfuñé mostrando los colmillos por un instante; qué fácil habría sido tragármelos de un solo bocado, pero no quería que los guardias viniesen antes de hora, pues desde luego iban a venir, después de lo que estábamos haciendo con los maravillosos tejados de la ciudad.

Di otro salto y, con la cabeza en otro sitio, no me di cuenta de que por primera vez el impulso no había sido el suficiente. Caí notando las patas traseras colgar en el aire, mientras me agarraba hincando las garras delanteras en el tejado de aquel sucio edificio; ¡y encima era de tejas! Unas cuantas cayeron después de un par de maniobras de tratar de subir mi pesado trasero, hasta que al fin lo conseguí; primero una pata, luego la otra. ¿Simple, verdad? Pues tardé un buen rato en conseguirlo, y para colmo ahora notaba que algo más faltaba en la escena... Algo al rededor de mi cuello para ser más precisa; el paquete.

Miré hacia la derecha, hacia la izquierda... ¡Hasta debajo de mis patas! Pero no, el misterioso tesoro había caído abajo, al fondo de un estrecho callejón. ¡Y sí, encima estaba abierto! Pero no fue emoción lo que expresó mi hocico lobuno al ver lo que había dentro, ahora desperdigado por el suelo, sino un una mueca de decepción e incredulidad.

Off: Ya que el paquete es suyo, le dejo a Blien el derecho de revelar lo que había en su interior, solamente me adelanto a la reacción, ya que habíamos discutido que sería una tontería de las grandes xDD. Una vez más siento la tremeeenda tardanza :(((.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Trafalgar el Mar Feb 17 2015, 09:52

El capitán seguía recorriendo los tejados de la ciudad sin dudar en su objetivo, la mujer de forma lobuna a la que estaba dispuesto a capturar con sus propias manos, ahora aquél saquito de tan diminuto tamaño le parecía una recompensa ridícula en comparación a saciar el deseo que había despertado en él la mujer durante toda la mañana, a menos claro, que se tratase de algún diamante de gran tamaño, cosa que dudaba. Cuando Trafalgar recorría los tejados se detuvo de pronto en una de las ventanas donde unas damas vestían a una señorita con varias piezas de ropa interior victoriana con la que el capitán más de una vez había quedado en ridículo intentando desmontar torpemente aquella incomprensible vestimenta que embutía a las mujeres de ese modo que a Trafalgar tanto gustaba.

Se encontraría pues sonriendo como un bobalicon sudado delante de la ventana cuando las mujeres se percataron de su desagradable presencia y gritarían. La más anciana de las sirvientas abriría la ventana para golpearle con una escoba al son de.- Capitán Trafalgar S. Teatch, para servirlas. - Diría arrancando alguna sonrisa a espaldas de la más anciana de todas, la cual intentaría golpear al pirata mirón, que recordaría que tenía aun algo por hacer cuando escuchaba aterrada la voz de una señora por la presencia de un lobo en los tejados. Aquello le había hecho recuperar algo de aliento y motivación para seguir con su ilegal carrera por los tejados, y aunque la loba había tomado cierta distancia, las casas del puerto pronto darían a parar a las calles o a uno de los muros interiores.

Volvió a correr entre los inestables tejados de teja sin quitar ojo al lobo de pelo claro, no pudiendo evitar acelerar cuando veía que como él hacía apenas unos momentos, quedaba suspendida en el aire entre dos de aquellos traicioneros tejados. Teatch saltaría lo más rápido que su cansancio le permitía al tejado colindante, pero cuando el capitán daba pie en el borde también parecía destabilizarse y hacer torpes maniobras para mantenerse en el tejado. Cuando finalmente los dioses decidieron que cayera hacia delante observaría desde su posición estirada como la loba subía por si sola y no le prestaba la más mínima atención. - Está bien, es la hora de rendirse. - Diría mientras se levantaba sacudiéndose el polvo, mas Eona seguía ignorándolo mirando hacia abajo, dirección en la que el capitán dispuso también su curiosa cabeza.- Oh vaya... - Dijo sin más levantando las cejas ante lo que sus ojos veían.
Trafalgar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 114
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Blien el Vie Feb 20 2015, 23:20

- Maldición, ¿cuando se cansara? Me decía a mi mismo mientras continuaba con la persecución. Jamás había notado que la ciudad contara con tal numero de edificios para llevar a cabo estas hazañas ni que al extensión en sus calles se prolongaran durante tantos metros como lo había notado ahora. La reputación y renombre de la empresa pendía del cuello de esa loba. Aun tenia la oportunidad de recuperar lo que me había sido entregado con tanta discreción y cautela, pero debía ser astuto si planeaba reanudar la entrega.

La chica lobo y el desalineado pirata se había adelantado ya varios pasos y el cansancio comenzaba a hacer estragos en mi condición mientras de igual modo, la creciente preocupación por mi lanza no dejaba de hacerse presente en mi mente. Me detuve un par de segundos para recargar mis manos sobre las rodillas y tomar un poco de aire. No podía creerlo. Ya no conseguía ni seguirle el paso a ese pillo borrachín, mucho menos a que se transformara en un enorme canido. - Mierda... Musite mientras grandes gotas de sudor se escurrían por mi frente. Sin previo aviso, un pequeño jarrón apareció en el aire y cayo a mi lado. - ¿Huh? ¿Que carajos? Pregunte con un semblante confundido y sorprendido. ¿de donde habría salido esa fina pieza de cerámica? estaba a punto de averiguarlo.

Una tasa apareció tan repentinamente como el jarrón y logro aterrizar con fuerza sobre mi frente que al instante termino hecha pedazos. Leve mis manos a mi frente para intentar contener el chichón que se estaba formando e intente buscar la fuente de aquella agresión. - Cualquiera que sea el responsable, ¡Me las pagara! Para mi sorpresa, se trataba de un grupo de mujeres asomándose por el adoquín de una ventana, cada una de ellas parecía sumamente furiosa y no paraban de gritar incoherencias acerca de algún mirón. - ¡Malditas urracas! ¿¡Como se atreven!? Mientras tanto, algunos niveles más abajo, los transeúntes se unían al escándalo. Muchos eran los dedos que nos apuntaban y se preguntaban que hacia un mensajero, un marino y un lobo encima de sus casas. - ¡Dejen de hacer escándalo! Mientras me distraía, una nueva lluvia de porcelana se reanudaba hacia mi. Salí despavorido antes de que otra pieza me golpeara.

Al comenzar nuevamente la marcha, me di cuenta de que mis compañeros en el delito me habían dejado bastante atrás. Haciendo acopio de mis ultimas fuerzas, debía intentar alcanzarlos pues podría volver a perderlos. Un tejado tras otro reunirme con ellos. A la distancia, pude ver como pirata se detenía y mantenía fija su mirada. Al parecer algo había pasado que había obligado a ambos detenerse. - Es mi oportunidad. Dije. Mis piernas parecían comenzar a desarticularse mientras hacia uso de mis ultimas fuerzas. finalmente estaba en el tejado anterior a ellos. Volví a reposar sobre mis rodillas, quería decir algunas palabras pero no contaba con el aliento necesario para hacerlo. Jadeaba rápida y profundamente para recuperarme hasta que pude levantar la mirada para ver la expresión en sus rostros.

No lo entendía. ¿Que era eso que les había hecho dibujar esa mueca? con la mirada busque eso que los había dejado perplejos y luego de un breve instante pude encontrarlo. El pequeño saco de cuero estaba en el piso, pero no era eso lo que me inquietaba. Lo que había estado en su interior había salido del anonimato, ya no era más un secreto. En un solo segundo, un solo respiro, todo lo que habíamos pasado para poseer esa cosa se mostró como una proyección en mi mente. Desde aquel tonto sujeto que había dejado en la ruina bajo una afortunada mano de cartas en el bar, hasta ahora, el gran esfuerzo por acorralar y atrapar a la zorra con cola de lobo.

Por todo lo que habíamos discutido hasta ahora era por nada más y nada menos que un calcetin duro, viejo y sucio.
Spoiler:

No podía entender como el cliente habría hecho tanto énfasis en procurar el cuidado y pronta entrega de este objeto, pero si lo pensaba por un segundo, en realidad tenia mucho sentido. - Maldito sujeto... ¡Que le den! Sin embargo y a pesar de todo, aun poseía un alto valor para ese hombre así que tenia que recuperarlo y llevar la entrega a toda costa. -... Bueno. He ahí. Le dije al par que estaba tan sorprendido como yo. Esperaba que luego de ver su contenido, no tuvieran más interés por quedarse con él.
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche y día, día y noche [Libre] [2/3]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.