Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Jue Nov 06 2014, 01:40

Es una noche clara y como siempre fría, pero eso no me importaba, tenía mi vestido de invierno negro con mi abrigo de piel de oso, pero claro esta vez había salido descalza de la casa, mi abuelo detestaba que yo saliera así afuera con tanto frio, pero a mí siempre me gusto la sensación de estar sin zapatos, me acerco a la orilla y desde arriba del antiguo y destruido templo de los dioses dragón, veo  las estrellas brillar en silencio, sentada y con mis pies colgando en el borde del edificio.

la nieve que cae lentamente se ve hermosa con la tenue luz de la luna y el frio congela los perdidos  edificios, creando construcciones de hielo que solo sería posibles ver en este rincón olvidado de casi todo el mundo, aunque hay muchos edificios que antes fueron el hogar de familias enteras de dragones, ahora solo son montones de ruinas.

Me siento tan relajada y feliz, en mi mente imagino estas calles llenas de dragones  de nuevo pero sé que estas tierras se volvieron tan inhóspitas que si no fuera por mí, no habría ni un alma en esta zona, miro el cielo de nuevo, esta tan hermoso las estrellas, la luna y las oscuras nubes bailan en perfecta armonía.

Era tan precioso que en un momento solo podía sentir como mi corazón me pedía que cantara y mirando las estrellas empecé a cantar una suave melodía.  
canción de Aisling:

http://youtu.be/xG4-ugIZnpM
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Jue Nov 20 2014, 23:14

Mis ambiciosos pies eran los encargados de llevarme a muchos sitios interesantes, ya fuese cruzando tierras lodosas, tierras gélidas, mares o fronteras... Ahí donde olían la aventura ese era el rumbo que elegían, pero en aquel frío día en las tierras del norte no fueron los encargados de elegir mi camino, sino mis orejas.

Le hice una señal al canijo de Keff para que caminase con sigilo. Cuanto más no acercábamos a aquella dulce voz más y mejor disfrutábamos de la canción. El que me conociese sabría que el arte de la música era una de mis pasiones más bien guardadas, o bueno, no tan bien guardadas, ya que un par de gotas de licor me hacían cantar como un pajarito, pero desde luego era una de mis más grandes pasiones después de la de la sangre.

- Eona... - susurró el pequeño para que solo yo lo oyera, aún a larga distancia de la joven, empezando a menear la cabeza de lado a lado. Él bien sabía cuales eran mis intenciones, y es que al escuchar una canción no habían quien me detuviese para unirme a la fiesta. Seguimos caminando y sigilosos como dos plumas danzantes sobre la nieve nos acercamos a la base del edificio en el que la pequeña entonaba tan dulce melodía.

- No está mal. - la elogié una vez hubo terminado, con media sonrisa pintada en la cara. - Algún día podrías llegar a ser una profesional, si sigues practicando, claro. - hinché mi pecho con el aire más frío pero enorgullecedor, indicando así que sabía lo mío sobre el tema. Mientras tanto, a mis espaldas, Keff trataba de avisar a la joven mediante exageradas señales el que me siguiese la corriente, pues me conocía, y muy bien sabía que me ponía insoportable si no me salía con la mía.

- Tal vez hasta podría darte una clase gratuita. - sonreí con orgullo justo antes de percatarme de cómo el enano estampillaba su mano abierta por toda su cara, desesperado. Le cayó una buena colleja y continué amistosa. - Pero antes... ¿Acaso perdiste tus zapatos? - pregunté señalando sus pies, pues nosotros, a pesar de estar acostumbrados al frío, ibamos cargados con nuestras gruesas botas y voluminosos pelajes de lobo gris.

Off: Encantada de conocerte :DD Cualquier cosa la ficha de Keff está en mi firma. Espero que nos divertamos xDD
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Howard el Sáb Nov 22 2014, 05:28

Mas al norte de lo que había estado en su vida. El frió se vuelve infernal, y cada brisa es capaz de acuchillar la cara. Aun así a Howard no le molesta. Hay un fuego en su interior. En su alma, tal vez solo son ideas suyas. Tal vez la calidez que siente es otra cosa, o tal vez, tan sencillo como eso: es muy resistente a las temperaturas mas intensas.

Deambula entre nieve y ruinas, sin un rumbo fijo. Solamente vagabundeando como usualmente lo hace. Al menos por ahora es lo mejor que puede hacer, o por lo menos eso cree el.

Escucha la melodía después de un momento de andar entre tanto blanco. Es suave, muy dulce al oído. Sigue el sonido con cautela. Al llegar una mujer habla con una pequeña niña. Le dice que debe seguir practicando. Howard se acerca por el otro lado, dejando la niña entre el y la mujer y permitiendo que esta lo observe acercarse.

-Yo pienso que ya suena muy bien. Pero en realidad no sabría decir, no se mucho de música- Sus palabras son sinceras, aquella niña muestra inocencia en su mirada. Y aunque no esta tan seguro con la mujer. Por lo menos por el momento no siente la necesidad de estar "preparado para cualquier cosa".
Howard
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Dom Nov 30 2014, 03:43

Las últimas suaves notas salían de mis labios con calma y dulzura, las estrellas brillaban con una luz alegre junto a mi canción.
La paz inundaba está olvidada y solitaria ciudad que casi podía tocarla, cuando  otra voz me saca del trance elogiándome   - No está mal. – al momento de voltearme alcanzo a ver a una mujer de cabellos rubios y piel clara, con una media sonrisa dibujada en su rostro.

 - Algún día podrías llegar a ser una profesional, si sigues practicando, claro.- me dijo, mientras su pequeño acompañante de cabellos un poco más oscuros que los míos y de una edad parecida a la mía, me hacía señas de que le siguiera el juego.

- Tal vez hasta podría darte una clase gratuita  Pero antes... ¿Acaso perdiste tus zapatos? – mire al suelo, me olvide completamente de que estaba descalza, pero claro a mí eso no me importaba demasiado, la mire unos momentos, es muy extraño que la gente venga por estos inhóspitos lados y los pocos que llegan, mayoría son asesinos o ladrones.

Con calma y aun cerca del borde le respondo – no los he perdido, solo me gusta estar descalza y lo de las clases suena bastante bien, pero decirme viajeros ¿Cuáles son sus intenciones en estas olvidadas tierras? – les conteste mientras olfateaba un tanto el aire, mi olfato no es tan bueno pero si lo suficiente para decirme si huelen a sangre o a algún animal peligroso.

- Yo pienso que ya suena muy bien. Pero en realidad no sabría decir, no se mucho de música- dice una voz masculina que no alcanzo a ver bien de donde proviene.

off rol:
perdonen la tardanza, pero tenia cosas de la escuela y un placer jugar con ustedes
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Lun Dic 01 2014, 04:03

La niña no era tonta, por lo que decidió elegir el camino precavido en vez del artístico e impulsivo, queriendo asegurarse primero de quienes éramos.

Estaba a punto de contestar cuando un cambio repentino en la dirección del viento trajo consigo el olor de alguien más y, como predijo mi nariz, un pequeño hombrecillo apareció por el lado contrario al nuestro.

Al instante de verlo supe qué clase de escena vendría a continuación. Miré al crío de Keff y como suponía lo encontré con los ojos abiertos como platos. - ¡Como mola! - exclamó y empezó a correr en dirección del desconocido. Como suponía nunca antes había visto a lo que yo llamaba "personas pequeñas". Estampiñé mi propia mano abierta en mi frente y suspiré cansada. - ¡Keff! ¿Cuantas veces te he dicho que no hagas eso? - empecé a caminar con lentitud en la misma dirección.

- ¿Me lo puedo quedar? - preguntó emocionado, a lo que negué con severidad de lado a lado.

- No dejé que te quedaras con el hombre de las orejas de gato... ¿Qué te hace pensar que esta vez sería diferente? - dije cruzándome de brazos, hablando como si el hombrecito ni siquiera estuviese escuchando.

- Pero... - empezó a rechistar él. - Va~ Eo~ ¡Prometo cuidarlo muy bien! -

- ¿Qué quiere decir eso de Eo? ¡A ver si muestras más respeto! - menudo crío el que me había tocado...

Me giré esta vez hacia la pequeña, aún sentada encima de aquel edificio echo pedazos. - Bueno, bueno... ¿Menuda interrupción eh? Pero permíteme presentarme, estás ante Eona, cantante entre otras cosas. - reí con orgullo.

- Y yo soy Keff. ¿Y vosotros? - preguntó el mocoso con total inocencia hacia ambos desconocidos.

Off: Tranquila, y por lo del olor, probablemente olerías sangre de animales los cuales serían la cena-comida-desayuno, dependiendo de la hora xDDD P.D: Aviso de que mi personaje es algo borde y... Especial xDD Espero que nadie se ofenda, cualquier cosa edito, solo interpreto el papel ;))
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Howard el Lun Dic 01 2014, 12:45

Tan pronto el muchacho se acerca Howard siente su estupidez. Como si la imprudencia fuera una peste que oliera peor que el estiércol. El comentario sobre quedárselo, le molesta. No por el trato que le dio, como un animal, pues toda su vida lo habían hecho, si no por la imprudencia de acercarse a el sin siquiera conocerlo y hablarle con tal confianza.

Howard desenvaina su espada y de un tajo horizontal rápido le rebana la garganta. La cabeza se va hacia atrás por su propio peso y la carne se desgarra rápidamente. La sangre sale a chorros y le empapa todo el rostro y el cuerpo con un calor que le alegra el día. Sonríe y cuando el pequeño idiota se encuentra sobre el suelo, formando un humeante charco cálido color rojo. Howard se acerca y comienza a pisar la cabeza del niño hasta destrozarla. El cráneo se revienta en una bonita explosión roja, y los sesos quedan embarrados sobre el suelo. Sonríe, le alegra tanto esa situación.

-Y yo soy Keff. ¿Y vosotros?- Las palabras del niño lo desprenden de la fantasía. Había sido solo un sueño despierto. Un pensamiento fugaz. Agradece no haber manchado sus manos con sangre, y se dispone a presentarse. Justo como lo habían hecho Eona y Keff.

-Me llamo Howard. Y supongo que lo que me trae a estas "olvidadas tierras" no es otra cosa que el azar. Deambular sin destino te puede llevar a muchos lugares-
Howard
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Mar Dic 02 2014, 20:11

La voz que había oído antes venia de un hombre con la enfermedad del pequeño, había leído de aquella enfermedad pero nunca vi a alguien que la pareciera, era algo nuevo para mí y debo de admitir que tenía las mismas ganas de ese niño de ir saltando para ver que era, pero es un ser vivo, una persona con sentimientos y emociones el cual al igual que todos merecen respeto.

La mujer se presentó con el nombre de Eona y el niño que la acompañaba se llamaba keff, no tardo mucho que el enano también digiera su nombre el cual era Howard, solo faltaba que yo me presentara, con la luna a mis espaldas y la suave brisa agitando mi cabello levante la vista a los viajeros y mis ojos cristalinos brillaron un poco, si yo pudiera verme desde lejos parecería una de esas hadas salvajes que habitan en los bosques de sandorai.

Con una voz suave digna de confianza y calma les digo mi nombre – mi nombre viajeros, es Aisling, pero se puede saber que hacen en mi ciudad, si están perdidos puedo decirles el camino. – la calma se había ido y ahora solo quedaba un pequeño grupo de viajeros y yo,  esperaba que no trajeran problemas como los viajeros anteriores, que trajeron jinetes oscuros a mi ciudad y aterrorizaron a la mayoría de los peludos y emplumados habitantes.
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Miér Dic 03 2014, 02:11

Un aire salvaje y misterioso se apoderó de la cría que al fin decidió a presentarse. Coloqué los brazos en jarra y sin borrar por completo la sonrisa de mis labios decidí enfrentarla, no como a una cría, sino a alguien mucho mayor; uno ya no podía estar seguro de nada en estos días. - ¿Tu ciudad? ¿Estas ruinas? - pregunté con tono desafiante, pero manteniendo el buen ánimo que hasta ese momento tenía.

Keff notó el cambio de mi actitud e inspeccionó a la pequeña con ojos de halcón, mostrando después su decepción, pues no encontró nada en especial. - Eona... - rechistó, queriendo retomar la súplica de quedarse al enano como mascota, pero lo ignoré por completo y, aunque aquel mocoso era muchas cosas, sabía cuando era el momento de portarse con obediencia. Era estúpido, pero al menos notaba que poco a poco subía la guardia. Estábamos en tierras de dragones después de todo.

- ¿Deduzco por tus palabras que eres una dragona? Sería divertido si lo fueras. - reí animada, pues no pensaba desaprovechar aquella oportunidad. Depués de todo tenía una misión, y aunque podía parecer que no era la indicada para recolectar información, no iba a quedarme corta en cosas del trabajo.

- ¿¡Una dragona?! - exclamó Keff emocionado, para girarse esta vez al hombre enano. - ¿Y tu? ¿Tu también eres un dragón? - El pequeño no se daba cuenta de que la última vez que habíamos visitado las tierras del norte seguía siendo humano y por lo tanto no le corría peligro alguno, pero eso había cambiado y dependiendo del dragón con el que nos topásemos no podríamos evitar manchar la blanca nieve de sangre. - ¿Si eres un dragón, cómo de grande es tu forma transformada? Una vez conocimos a unos caballeros dragón, en la ciudad, pero no pude ver su forma de dragón... ¡Ah, pero antes de eso sí vimos a uno! ¡Era enorme y de color azul! Hasta hizo volar unos gueisers en pedazos, pero después de eso llegó otro dragón y se lo llevó. - Una vez que aquel mocoso empezaba a hablar, no había fin.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Miér Dic 17 2014, 01:55

La mujer llamada eona, no parecía muy satisfecha con lo que les había dicho, poniendo sus brazos en jarra y aun manteniendo su buen ánimo me dijo  - ¿Tu ciudad? ¿Estas ruinas? – con un tono desafiante, mientras que el pequeño fijo su mirara en mi para perderla de inmediato, eona continuo  - ¿Deduzco por tus palabras que eres una dragona? Sería divertido si lo fueras.

Sonreí de una forma picara y le respondí mientras las nubes cubrían lentamente la luz de la luna  – puede que sí, puede que no, yo solo trato de ayudar a los que se pierden aquí, esta vieja ciudad guarda rencor a ciertas criaturas y no sería la primera vez que los muros devoran a almas malignas, – les mire de una tranquila y con una pisca de alegría infantil, por un momento el ambiente se volvió totalmente silencioso de nuevo y las nubes cubrieron en total oscuridad el cielo.

Gire mi vista estaba tan oscuro que incluso no podría ver a eona aun estando a poca distancia de mi “sería peligroso andar por aquí en esta oscuridad “ pensé, así que me retire de la orilla del techo y en silencio me dirigí a un muro en particular allí tenía una linterna de vela que andaba guardando con una caja de cerillos , agarre uno y lo utilice para prender la vela, la luz volvió a iluminar la zona y de nuevo con una sonrisa en mi rostro les dije a los viajeros – empieza a hacer frio y parece que ya no poder ver las estrellas ¿les apetece venir a cenar.-

off rol:
perdon si me tarde demaciado o si esta raro el post, no se me ocurria nada para no utilizar a howard
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Lun Dic 22 2014, 00:01

- No es la primera vez que piso estas ruinas, así que no temas, que nada ni nadie me devorará. - sonreí como respuesta.

La noche se había oscurecido al igual que una cueva en la que se apagan las antorchas. En cuestión de instantes mis ojos lobunos se acostumbraron al repentino cambio y sonreí observando a la niña, la cual bajaba de su escondite encendiendo una luz.

- ¿Y tener que ser la niñera de tres niños? No gracias. - reí mencionando a los tres de menor tamaño, pero antes de que el enano se cabrease corregí, pinchando más en la herida. - Bueno, dos niños y un hombre diminuto. -

- Pero Eona, tengo hambre... - protestó Keff insatisfecho con mi decisión. Le lancé una mirada asesina, pues después de todo teníamos que hacer. Aunque... Visto de otro modo, la misión podía esperar, al menos por el momento. Tal vez fuese buena idea que el mocoso recordase el olor de algunos dragones...

Suspiré. - Está bien... Pero en cuanto diga "vamos", nos vamos. ¿Entendido? - ordené con autoridad. En cualquier otra situación el estúpido de Keff habría tratado de hacer una contraoferta, pero reconoció mi tono de capitana de la Manada y asintió sin más reproches. - Será un placer. - dije ahora dirigiéndome hacia la joven dragona, que imaginaba que tal vez no fuese tan joven como aparentaba.

Me dispuse a seguirla con paso ligero mientras que Keff empezó a salturrear a su lado. - ¿Y a dónde vamos? ¿Qué comeremos? ¡Será divertido! -

Al parecer el enano no quiso seguirnos, así que simplemente lo ignoré y seguí caminando. Parecía que con el revuelto hasta Keff se había olvidado de él.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Miér Dic 24 2014, 03:47

Eona no parecía muy satisfecha con mi ofrecimiento y hasta parecía burlarse, pero como solía decir mi abuelo la paciencia es una buena virtud, además no podía dejar a estas personas solas en la oscuridad de la noche. Eona como el niño se quedaron discutiendo en su lugar hasta que decidieron seguirme, el pequeño se puso a mi lado y me pregunto  - ¿Y a dónde vamos? ¿Qué comeremos? ¡Será divertido! – con la lámpara en mano y todavía caminando le respondí con una sonrisa – a mi casa, conejo con sopa y si será muy divertido si eres muy valiente.-

Los dirigí a un agujero que había en el techo, el fondo estaba más oscuro que la boca de un lobo y se veía bastante profundo, me acerque más al borde y apague la lámpara, me acerque al niño y le dije – a este lugar solían entrar solo entran los más valientes y puros, ahora son solo unas ruinas oscuras, pero quien sabe que guarde el interior – después de decirle esto di un paso atrás y me desvanecí en la profundidad de agujero.

El agujero aun estando muy oscuro es seguro, si alguien cayera por el aun sin poder volar se divertiría mucho, ya que la estructura de un pilar se rompió creando el agujero y un divertido tobogán de nieve y hielo, me deslice en silencio levantando mis manos hasta llegar al fondo, estaba sonriendo todavía esperando ver si los viajeros vendrían.
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Sáb Dic 27 2014, 08:41

La dragona nos llevó hasta una especie de agujero de conejo, pero a tamaño persona. Apagó la luz y saltó en su interior, dejándonos sin muchas más opciones. Keff me lanzó una mirada interrogativa, como si preguntara si podía seguirla, pero no estaba muy segura de la respuesta. Alcé la vista al cielo, pro la luna seguía desaparecida. Prefería mantenerme afuera, pues en las profundidades de la tierra estaríamos en desventaja; no por la falta de luz, sino por la alta posibilidad de un entierro en vida. Aún así olfateé el fondo del hoyo y le ordené a Keff que esperase.

- Yo iré primero. - comenté aún algo desconfiada de la cría; no me gustaban los niños... Aunque estos no lo fuesen en realidad. Cogí impulso y salté preparada para cualquier cosa, pero acabé descubriendo lo curioso de la situación. A alta velocidad paseé las palmas de mis manos por la gélida y resbaladiza superficie; era hasta divertido... Hice uso de mis habilidades para improvisar un par de giros y volteretas, llegando en un momento a deslizarme sobre el mismo techo. ¡Sí que era divertido! Pero como todo también la atracción natural terminó y amortigüé la caída con agilidad. - ¡Baja Keff! - grité hacia arriba con la voz aún entrecortada; menudo chute de adrenalina.

Le devolví una sonrisa a la dragona, que de seguro disfrutó de las expresiones de mi rostro, pero pronto me distrajeron los gritos de horror del pequeñajo. Me había equivocado; eso sí que era divertido. - ¿Bueno, y ahora qué? - le pregunté a la líder de la visita guiada, mientras que Keff se expulsaba la nieve de todas partes del cuerpo. "Estúpido" me reí.

Off: Prefiero no adelantarme demasiado por el momento, pues es tu territorio.. En cuanto vea la oportunidad añadiré algo gracioso o emocionante! xDD
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Sáb Ene 03 2015, 03:06

Eona  fue la primera en bajar parecía muy divertida por las volteretas y giros que hacia al bajar, al momento en que  aterrizo su rostro de alegría se notaba a distancias y llamo a keff para que bajara, el chico bajo gritando de emoción y algo de miedo, cayendo  directo a la nieve fue tan gracioso que no pude evitar soltar una risita.

Eona se volteo a mí y me pregunto qué haríamos ahora, mientras keff se sacudía lo que le quedaba de la nieve en la ropa. Agarre otro cerillo y encendí la lámpara de nuevo iluminando parte del destruido gran salón, mire a mis compañeros y les dije con calma – ahora solo tienen que seguirme.- y terminando de decir esto los guie hacia una puerta nueva.

La puerta era grande y de madera, se veía muy gastada pero conservaba partes de su antigua gloria mostrando los grabados con forma de dragones todavía visibles, agarre el picaporte y lo jale con fuerza, la puerta se abrió lentamente dejando ver poco a poco el tesoro que ocultaba.

La vista del jardín de los dioses era realmente maravillosa y milagrosa, en el techo del antiguo templo había una cristalera gigante que representaba al dios dragón de la luz, a pesar de las guerras la cristalera se quedó intacta creando un efecto invernadero en el interior de este salón y con el tiempo,  el calor y el descuido el lugar se convirtió en un jardín interno realmente hermoso los muros estaban tapizados con musgo y hierbas, además de que margaritas y flores sencillas se asomaban por todos lados, el aroma era dulce y como era noche luciérnagas volaban iluminando cada uno de los rincones del jardín de los dioses.
Mire de nuevo a eona y le dije – es una vista hermosa no lo crees. -
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Lun Ene 05 2015, 19:09

Aquello era una sorpresa tras otra. Después del tobogán de hielo la muchacha nos llevó por una puerta que nos trasladó al paraiso. O bueno, sería un paraiso para cualquiera de aquellos monjes obsesionados que habitaban el norte, aunque debía de admitir que era algo digno de ser observado. Inspiré con fuerza el aroma de las flores silvestres y el baile de luces y colores convirtió los rayos de luz lunar en un espectáculo de arcoiris. Habría dicho algo, un cumplido bien merecido como mínimo, pero el mocoso se me adelantó.

- Es... Asombroso... - mencionó con la boca abierta de par en par. Casi escuché resonar entre las paredes mi deseo de que un insecto se colase entre sus fauces; desgraciadamente no sucedió.

- Sí que lo es. - respondí observando cada esquina con curiosidad. - ¿Es aquí donde vives? Debes de estar muy segura de tus habilidades para mostrarle tu escondite a unos desconocidos. - sonreí provocativa, pero sin intención de hacer nada que pudiese resultarle ofensivo o provocativo. Después me dirigí hacia el centro, hasta lo que parecían los restos de un altar, y paseé los dedos por las antiguas escrituras. No vendría mal indagar un poco más en el pasado de sus piedras...

- Dicen que fue una batalla sangrienta la que sucedió en estas tierras. Una que duró mucho, mucho tiempo... Una que se llevó miles de vidas... De ambos bandos... - Noté que Keff se acercó con curiosidad. Parecía interesado en mis palabras, y hasta entonces no me había dado cuenta de que imitaba el tono misterioso con el que la dragona nos obsequió momentos atrás. Dejé escapar una sonrisa. - No deberías de mostrar con tanta facilidad las tierras sagradas de tu gente. Yo no lo haría. -

- ¿Qué pasó? La guerra... ¿Cómo fue? - preguntó el enano, y después de una larga mirada decidí complacerle.

- Hombres bestia, licántropos, dragones... Los humanos del otro lado del portal decidieron atacar, y para ello, crearon algo que nunca deberían de haber creado. Usaron magia desconocida, algo llamado tecnología, para crear monstruos, criaturas que fuesen capaces de batallar sus batallas. Por un tiempo lo consiguieron... Pero después de la gran guerra se voltearon contra sus creadores. Los licántropos finalmente recuperaron su libertad, y la gran ciudad de los dragones fue destruida... - un largo silencio. - Pero eso solo es una parte... ¿Verdad? - incité a la dragona para que, tal vez, me revelara algo que desconocía.
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Dom Ene 11 2015, 22:50

El chico al ver el jardín de los dioses abrió tanto los ojos y la boca al ver la belleza del lugar, eona también se sorprendió ella continuo curioseando y me dijo lo segura que debo estar al mostrarle este lugar a unos desconocidos y lo llamo tierras santas, a lo que yo conteste con una sonrisa  - estas tierras antiguas son igual de sagradas que todo suelo que hay en este mundo en el que vivimos, cada ser viviente tiene el derecho de disfrutar este jardín y sería una injusticia no mostrárselos a aquellos que han perdido el camino.

Eona continuo hablando pero fue sobre la guerra y la destrucción que paso hace mucho tiempo, el pequeño keff parecía realmente interesado  a lo que decidí continuar con su historia – es cierto, esta ciudad cayo en la destrucción cuando los vampiros vinieron en busca de sangre y tesoros, fue una masacre que quito incontables vidas a gente inocente, por ejemplo según lo que eh podido leer en algunos libros, estos suelos en los que estas parado ahora fueron donde se refugiaron mujeres, niños y ancianos que no tenían la fuerza para defenderse , pero en un asalto a la ciudad los soldados enemigos entraron a este templo y acabaron con cada persona que se encontraba aquí, destruyeron los cimientos y robaron todo el oro que pudieron tomar, tengo la teoría que este jardín fue creado por los dioses para recordarnos de lo hermosa que es la vida .-

Mire de nuevo a keff se veía más entretenido, por mi historia así que sería bueno contarle un poco más, “pero antes hay que cenar” pensé mientras me dirigía a otra puerta y les dije –pero bueno basta de historias por este momento, vengan los invitare a cenar – llegue a una puesta mucho más modesta que la primera sin decorados y la abrí sin problemas, adentro se formaba un túnel de cueva escavado por mí y mi abuelo los muros de ese pasillo estaban llenos de dibujos que narraban historias de libros o animales y nidos de aves pequeñas, la mayoría estaban abandonados pero todavía había pájaros que dormitaban en la seguridad de sus nidos, cuando yo pasaba me saludaban con un silbido, no estaba segura cómo reaccionarían con eona y keff.

Al fondo había otra puesta más igual de modesta que la anterior, entre dejando las puertas abiertas para que ellos pudieran pasar, mi casa era modesta pero tenía un tranquilo toque hogareño solo había una sala, una cocina y dos habitaciones adecuadas para la supervivencia en solitario, todos los muros de la casa estaban adornados con dibujos y el aroma del jardín de los dioses entraba aquí.

Me dirigí a la cocina y agarre un caldero con nieve que había puesto a derretir hace unas cuantas horas lo puse encima de un horno de piedra y encendí el fuego para que empezara a hervir, del muro descolgué uno de los conejos que había cazado antes y continúe haciéndole platica a eona – dormirán esta noche en el cuarto de invitados, perdonen si todavía huele a sangre pero los invitados que vinieron antes estaban bastante heridos, pero díganme ¿que los trae por este inhóspito lugar?
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Miér Ene 14 2015, 21:03

Después de escuchar su parte de la historia nos dispusimos a seguirla a donde fuese que nos guiase. Nos llevó por una puerta que daba lugar a un sinfín de pasillos, prácticamente dominados por pinturas silvestres y pájaros endemoniados. ¿Por qué endemoniados? Pues porque saludaron con alegría a la joven, pasaron por completo del enano y conmigo tuvieron la amabilidad de hasta picarme en el trasero.

Después nos hizo pasar por otra puerta hasta llegar finalmente a lo que parecía ser su morada; una vez más, decorada por un sinfín de pinturas de todos los colores.

- ¡Como mola! - exclamó Keff dirigiéndose hacia la cocina junto a la dragona. Con alegría observaba el cómo trabajaba aquel conejo para lo que sería nuestra cena, mientras que yo me entretuve pensando que sin lugar a dudas sería insuficiente.

- Si nos hubieses dicho habríamos cazado algo por el camino. - sonreí tratando de imitar aquello a lo que las personas llamaban amabilidad. Pero entonces sacó el tema de sus anteriores huéspedes y no pude evitar soltar una leve risa. - ¿Acaso te divierte hacer de hostelera para todo vagabundo que pase por estas tierras? De verdad... No sabría decir si eres demasiado confiada o demasiado ingenua. -

Keff me mandó una mirada rencorosa. A él sí pudo engañarlo la apariencia infantil de la dragona y como si fuese poco pareció cogerle cariño. Simplemente respondí poniendo los ojos en blanco. - Estamos en un viaje. A Eona le gusta mucho investigar todo tipo de lugares extraños y divertidos. - respondió alegremente.

- Sí, algo así. Pero por lo que parece tu no te has alejado demasiado de este lugar. ¿Nunca has pensado en recorrer mundo? - más que por curiosidad me parecía ilógico que no tuviese un solo deseo de aventura.

- ¿Vives aquí sola? - preguntó con algo más de lástima Keff.

Off:
Lo siento, pero para dentro de más o menos una semana tendría que terminar mi participación en el rol.. :(( Se me juntan muchas cosas y sería demasiado lenta al contestar, así que si no te molesta en mi próximo o próximo próximo post diré de sopetón que nos tenemos que ir, espero que no te moleste.. > <
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Aisling el Sáb Ene 17 2015, 20:08

El pequeño keff me siguió a la cocina y le fui mostrando como despellejar a arrancar las partes más jugosas de la carne sin desperdiciar nada mientras escuchaba la plática de eona hasta comento el de cazar algo, “que amable” pensé sarcásticamente mientras ella me seguía preguntando cosas a lo que yo respondí - no soy ingenua, pero se cuando alguien necesita ayuda o no causaran daño a mí ni a la ciudad – el pequeño keff a mi lado me decía que era lo que hacían y me pareció muy divertido ya que yo también lo hacía.

Ellos continuaron con sus preguntas y yo les fui contestando con calma primero a eona y luego a keff – yo recorro el mundo cuando puedo, de echo planeo ir al sur cerca de los mares cuando termine la estación del dragón de hielo e escuchado que ahí hay pescados exóticos muy deliciosos   y si desde que mi abuelo falleció he estado viviendo sola por aquí pero tengo bastante compañía y buenos libros que leer.

Al terminar de contestarles la carne del conejo había hervido lo suficiente en el caldo y la sopa ya estaba lista saque unos platos de barro y les fui sirviendo la caliente sopa de conejo esperando que se sentaran en la mesa, me fui de nuevo a la cocina y de la alacena solo tenía un poco de leche de cabra Montañés ordeñada en la mañana e hierbas de té aromatico así que les pregunte - ¿desean leche o te?-  

off rol:
No me molesta para nada pero tampoco me molesta que tardes 2 semanas en contestar así que la decisión que tomes por mi está bien
Aisling
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 113
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Eona el Miér Ene 21 2015, 18:16

Al parecer la mocosa también se entretenía viajando, pero evidentemente por razones completamente diferentes. Lo suyo parecía ser degustar la gastronomía, distraerse con los paisajes que uno podía encontrar... Pero lo mío era trabajo. No, mucho más que eso; una obsesión. La sangre que recorre por los cuellos desgarrados era la misma en cada punto de Aerandir, pero a su vez única y diferente. Algo que me tenía completamente hipnotizada...

- Al niño puedes darle algo de leche; aún tiene que crecer lo suyo. Yo no quiero nada. - recibí la enfurruñada mirada del mocoso y este ayudó a la dragona a llevar lo necesario a la mesa. Realmente parecía que estábamos jugando a las casitas, y aunque para mí tanta ñoñería no era para nada necesaria, Keff parecía disfrutarlo. - Toma. - me entregó el cuenco con la sopa y un cucharón de madera. - Gracias, señor camarero. Con esto ya serías capaz de servir en cualquier posada que elijas. - me reí de él, a lo que recibí otra mueca extraña. Lo estaba entrenando para ser asesino, y no uno cualquiera, sino el mejor, y él lo sabía mejor que nadie, solo hacía falta recordárselo de vez en cuando.

Empezamos a comer en silencio. A Keff le había sentado mal el comentario, y era normal, pero tenía que espabilarlo. - Nada mal. - sonreí maliciosa, pero entonces algo resonó a lo lejos; un aullido de lobo.

Solté el cucharón en el plato, endureciendo mi mirada y prestando atención. Aquellas eran malas noticias... - Nos vamos Keff. - ordené fríamente, a la vez que me levantaba de la mesa y volvía a colocarme el abrigo, pero entonces lo agarré de un hombro. - Tu mismo decidiste en su tiempo, muchacho. ¿Quieres quedarte aquí jugando a las casitas o te vienes conmigo? Es tu última oportunidad. Yo no soy Melwyn, y lo sabes... -

Me miró sorprendido por unos instantes; aquello no se lo esperaba, pero no tardó en ensombrecer su mirada, decidido. Ya no lucía como un niño, sino como un joven que sabía lo que le depararía el futuro. Agarró su abrigo y se apresuro a seguirme el paso; ya encontraría la salida por mi cuenta. - Muchas gracias, jovencita. Será un placer pasar de visita la próxima vez que necesitemos escondernos. - finalicé lanzándole un jugoso saco de monedas encima de la mesa, para desaparecer después entre las sombras.

Minutos después dos aullidos resonaron fuera del domicilio de la dragona. Aquel iba a ser un muy buen refugio...

Off:
Lo siento, pero de verdad que tengo que tomarme un descanso :(( Pero lo he disfrutado mucho, espero que no spodamos encontrar más adelante, tal vez en alguna aventura ;))
Eona
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches de frio y una canción para las estrellas [libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.