Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Lun Dic 15 2014, 17:07

Pocas cosas lograban dejarla en un estado de estupefacción tan profundo como aquel. Había ocasiones en que su inexperiencia no le permitía pensar, y esa era una de aquellas: Jamás había tenido problemas con fuego. Siempre había visto este elemento como uno al que había que respetar y admirar, y con el que no era una opción distraerse, por lo cual siempre había sido tremendamente cuidadosa en la creación de fogatas y manipulación de antorchas. Claro, eso era fácil si se encontraba sola, mas la situación anterior la había llevado a distraerse con demasiada facilidad.
Cabizbaja, solo podía quedarse mirando cómo las llamas consumían la tela a un ritmo aterrador. Su corazón palpitaba con un frenesí similar al galopar de mil caballos salvajes, pero su cuerpo permanecía en estado de shock. ¿Qué debía hacer? ¿Tirarse a la tierra y rodar? ¿Quitársela? ¿Correr hacia alguna fuente de agua? Su pierna escocía por el invasivo calor y no podía reaccionar para tomar ninguna de las opciones.

El atronador grito del hombre llegó a su cerebro tardío, confuso e intimidante. Quería hacerlo, pero no tenía idea de cómo quitársela sin sufrir más quemaduras de las que ya estaba sintiendo. Permitió que el mayor se acercara y tomara las riendas de la situación, ella simplemente estaba demasiado asustada para hacerlo. Cuando Colm intentó pasar la tela por su brazo ella pudo reaccionar: Se retorció con agilidad para desembarazarse de la tela, luego pasó el otro brazo y abrió las manos, que debido al susto estaban apretando los extremos de la capa con frenesí. Pronto el frío invadió su piel y se supo libre de la ardiente prisión, la cual dejó a cargo del hombre.
De inmediato se acuclilló y rodeó su pantorrilla derecha con ambas manos. Desde el empeine del pie hasta cerca de la rodilla la pierna presentaba laceraciones de un rojo vivo y la piel poseía un aspecto rugoso bastante desagradable. Gimió con espanto, comenzaban a salir algunas ampollas.

De sus grandes ojos brotaban lágrimas. Había tenido tanto, tanto miedo, y la sensación de impotencia había sido tan aterradora, que su corazón no podía dejar de galopar. Ni un poco le importaba estar desnuda en ese momento, pero sabía que esa iba a ser una noche bastante cruenta: Si no era el frío, sería el agudo dolor en la pierna lo que no le permitiría dormir.
-¡Duele, duele mucho! ¡Humano, humano! -Rogaba socorro con la voz quebrada, la sal de sus lágrimas que caía sobre la extensa herida sólo empeoraba el dolor.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Mar Dic 16 2014, 00:45

Finalmente Niziare reaccionó y pudo liberarla de la capa ardiente. Inmediatamente, la tiró al suelo para, echar deprisa tierra sobre ella con los pies. Miraba a su vieja amiga, de la parte baja solo quedaba la mitad izquierda. Un sentimiento un tanto melancólico le invadía paulatinamente, sus cosas aunque, viejas y comunes eran muy importantes para él. Suspiró girando en dirección a la chica ahora en el suelo.

La vio acuclillada y lo primero que pensó fue. –'' Aunn no le pasa el susto. '' – Acercándose lentamente y con calma, suspira antes de dirigirle la palabra. – Ya pasó, ya paso. – Le decía posando su mano izquierda sobre su cabeza, acariciándola como a un cachorro y agachándose detrás-derecha de ella. Ignoraba las quemaduras sufridas en su pie, desde ese ángulo no podía verlas.  

Su respuesta puesta le alarmo y preocupo, la situación era peor de lo que imaginaba. – ¡Duele, duele mucho! ¡Humano, humano! – Completamente agitada, así sería el dolor sentido, pedirle ayuda a alguien de esa manera, y más un licántropo. Poniéndose justo enfrente de ella, veía las lágrimas caer de sus ojos. Hace unos segundos estaba alegre, orgullosa y radiante, ahora todo había desaparecido, provocando una sensación extraña, que le impulsaba a protegerla.

Observando la quemadura, le decía conteniendo cualquier signo de alteración en su voz. – Tranquila. – Intentando calmarla un poco. Llevo una si mano izquierda sobre la pantorrilla, moviendo así un el pie para, detallar mejor la herida. Dio una mirada al rostro de la muchacha, mientras lleva su mano, a uno de los pequeños bolsos tras su cadera, sacando luego, una bolsita de cuero. – Esto te hará sentir mejor. – Dijo mientras quitaba el corcho de la boquilla. Justo antes de verter la sustancia pegajosa en el pie dice. – Ah, primero te dolerá bastante. – Tratando de distraerla por la aclaración repentina pero, de verdad le iba a doler mucho. Enseguida después de hacer aquello, con el dedo índice de su mano derecha lo riega por toda la zona afectada, diciéndole – Aguanta. – El dolor seria cada vez más intenso durante unos segundos pero, que daría paso a una sensación de alivio tan grande como el dolor causado.

Moviéndose a un costado, pasa su brazo derecho tras su espalda, y lo mismo hace con su otro brazo pero, por enfrente, sujetándola inicialmente con suavidad a la espera de su reacción. Sabía lo que se avecinaba, el mismo la había probado en numerosas ocasiones y sujetarse de algo en ese momento con fuerza, ayudaba a resistir mejor.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Mar Dic 16 2014, 01:22

Muchos sentimientos se arremolinaban en su pecho y contribuían a apretarle la garganta, sin poder evitar dar rienda suelta a las lágrimas que goteaban y goteaban sin parar desde su barbilla hasta el suelo. Permitió, aunque con una pizca de desconfianza, que el humano examinara más de cerca su herida. Le miraba alterada y ofuscada, deseaba que el dolor parara en ese mismísimo instante y sentía un gran e irracional enojo hacia el hombre por no poder frenar el sufrimiento con tanta inmediatez como ella necesitaba.
Cuando vio la bolsita de cuero sintió un pequeño alivio, ¿sería alguna infusión milagrosa que pondría a su piel como nueva? ¿anestesia, o quizá un sedante? Deseó con toda su alma que fuese algo tan fuerte como para dormirla en un segundo, no sentía ganas ni fuerzas para seguir viviendo aquel espantoso dolor. Había tenido heridas muy feas a lo largo de su vida, pero esa era su primer experiencia con quemaduras y debía admitir que era una de las peores sensaciones jamás sentidas, quizá compitiendo por el primer puesto en el "ranking" con las picaduras de serpiente sufridas en su niñez por andar molestándolas, o las mordidas de hormigas venenosas enfadadas por pisar su hormiguero.

La advertencia no contribuyó a su bienestar, su mente se convenció de que el próximo dolor sería aún peor y la autosugestión no era nada buena para esos momentos. Apretó los dientes y cerró los ojos con fuerza, esperando. Y apenas el líquido hizo contacto con le herida, un sonido más parecido al aullido de un Siratopheo agonizante que a cualquier otra cosa, ronco y repleto de sufrimiento, surgió de su garganta. Se mordió los labios con tanta fuerza que un hilo de sangre manó de su boca, intentando tapar el dolor principal con uno más leve. Su cuerpo tembló de pies a cabeza y rodeó con ambas manos el brazo ajeno que le pasaba por delante, apretando tanto que creía tener la fuerza para quebrarlo en cualquier momento.
Un pensamiento agónico y doloroso (y quizá un poquito exagerado) cruzó por su mente. "Por Loki, mátame ahora mismo, ¡o ampútenme la maldita pierna!"

El insoportable suplicio duró casi un minuto en el cual no había parado de emitir roncos sonidos tortuosos, hasta que tras éste comenzó a llegar, lentamente, una sensación liberadora. Sentía un frescor milagroso en la zona afectada y, aunque el aroma a piel quemada resultaba bastante desagradable, casi tenía la sensación de que no había pasado absolutamente nada con su pierna. Sus pequeñas manos soltaron gradualmente el brazo ajeno, abrió los brillantes y llorosos ojos y se relamió el labio sangrante. Miró al hombre (prefería no constatar el estado de su herida) y sorbió con la nariz, apenada.
-Gracias... -Apenas susurró con un hilito de voz, temblorosa. Se pasó las manos por el rostro sin conseguir borrar por completo los rastros de humedad en sus mejillas y apoyó todo su peso contra el cuerpo ajeno con la necesidad de recargarse en alguien. -No fue... no fue para tanto. -Mintió con descaro en un triste intento por mantener la dignidad y miró hacia un costado, avergonzada.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Mar Dic 16 2014, 15:21

El efecto de aquel ungüento, comenzaba a alterar aún más a la muchacha, al punto llegar a ser un agite frenético. Un grito, fue la señal de haber iniciado el proceso de sanación y al instante su brazo era apretado con fuerza, llegando a preocuparse por la integridad de este. Parecía débil pero, no lo era, ese quedo claro. En respuesta, mantenía su firme abrazo, con la intención de permitirle tener algo de que aferrarse, sin lastimarse. Su pensamiento era invadido por preguntas, respuestas e imágenes de su experiencia con la sustancia. –'' ¿Soportara? ¿Sera demasiado? Resiste. ''

Cada vez eran más fuertes eran los embates de Niziare, inamovible y estoico mantenía su posición. En el punto más alto, hubo una caída en la intensidad del momento. Relajando paulatinamente los músculos de su cuerpo, antes contraídos. Respiraba profundo, cuando la mirada de ambos se cruzaron, su rostro lleno de lágrimas y labio sangrante, daban una imagen confusa, una mezcla entre alegría y tristeza le producía. Aun después de todo intentaba hacerse la dura, sí que un orgullo grande, aunque admitía  su agotamiento, al dejarse caer sobre el pectoral derecho de Colm.

Aprovechando el momento en que su mirada de ella había sido desviada, él deja escapar una sonrisa, creyendo no ser visto, cosa rara en Colm, cuyo hobby era hacer cara de poker. Por alguna razón, antes había sentido el impulso de sanar la herida de su labio como hacían muchos animales, lamiéndolo. Fue difícil pero, logró contenerse, no era algo precisamente normal, incluso para él. Dejando ese pensamiento atrás, ojeo la herida ahora con una apariencia seca. Unas hojas de árbol encima, ayudarían a no abrir nuevamente la zona quemada.

Un sentimiento de nostalgia impregnaba el ambiente, cuando la sentía en sus brazos, el calor de su cuerpo, la respiración constante y la suave piel de la ahora ya calmada Niziare. Un suspiro fue liberado ante ese sentimiento. Sin intenciones de incomodarla más aun, en esa situación, la deja ser y no dice nada sobre su último comentario. Inconscientemente acaricia su cabello con suavidad lentamente, al ritmo de su respiración.

Luego de un rato, ya oscureciendo para medir el estado de su compañera dice. – Toca otra vez. – Refiriéndose  al ungüento con un tono, relajado. Era sumamente extraño, viéndolo hacer una broma y más con una persona. Solo con los animales los hacía con cierta frecuencia, para mantenerse de humor. A la espera, de su respuesta o reacción, consiguió alcanzar un trozo de ascua de dragón con su mano.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Mar Dic 16 2014, 15:49

La sensación que invadía su cuerpo era indescriptible. Paz, calma y cierto atontamiento causado por la repentina ausencia de dolor y estrés, la llevaban a sentirse más y más relajada a medida que pasaban los minutos. Su cuerpo se sentía ligero y maleable como gelatina y por su mente no pasaba nada más que el disfrute causado por las suaves caricias en su cabello. La cercanía y la familiaridad con el cuerpo del hombre trasladaron sus pensamientos a tiempos muy lejanos, tiempos en los que se quedaba con su hermano adoptivo hasta altas horas de la noche hablando de la vida, de las personas, de sueños que no sabían que jamás podrían cumplir juntos, siempre hombro con hombro, recargándose mutuamente en el otro. Años habían pasado desde la época en que se permitía tener cercanía con otras personas, y había olvidado lo agradable que resultaba. Durante un momento sintió un gran cariño por aquel extraño que se había cruzado en su camino, y un agradecimiento tan profundo que nunca podría verbalizar en voz alta.

Estaba a punto de caer dormida cuando la profunda voz del hombre la sobresaltó. Tuvo que procesar la frase un par de veces en su cerebro hasta que entendió su horrible significado, que conllevó un respingo y una mirada de espanto. Había levantado el rostro para observarlo con ojos grandes y sobresaltados- ¿¡Qué!? ¡Pero si ya estoy bien! ¡No hace falta, de verdad, no hace... -Y entonces comprendió que se trataba de una broma muy, pero muy cruel. Su entrecejo se frunció y arrugó el puente de la nariz con la misma expresión que ponen los niños cuando descubren que fueron burlados- ¡Agh, no es gracioso! -Se apartó de él lo suficiente como para darle un empujón en el pecho con ambas manos. Y, aunque quería parecer enojada, un par de carcajadas se le escaparon de la garganta- ¡Humano tonto! -Se alejó, las comisuras de la boca le temblaban al momento en que intentaba que la sonrisa no se le notara.

Con mucho cuidado de no hacerse más daño gateó hacia donde había caído su brocheta en medio de toda la conmoción. Su andar era extraño, hacía lo posible por no apoyar la pierna herida, por lo que tenía que afirmarse cada dos pasos para no caerse. Cuando pudo tomar la ramita regresó junto al humano y se sentó a su lado. Ya no se apoyó en él y tomó una distancia prudente con la fogata- ¿Sabes? -Habló y acercó la ramita al fuego para asar la serpiente y los lehtiä, no tenía idea de a dónde había ido a parar el ascua que el viajero antes le ofreció con la mano- Creo que después que alguien se asa la pierna a tu lado y echa a perder tu capa... Por cierto, lo siento por eso... Creo que después de eso ya podemos decirnos nuestros nombres, ¿verdad? -Se encogió de hombros y lo miró de reojo. Esperaba no incomodarlo, y no comenzó diciendo el suyo ya que, si el otro se negaba, ella también podría mantener el anonimato.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Mar Dic 16 2014, 18:11

La reacción de Niziare, decía a gritos lo recuperada que estaba. Aunque Colm, no mostrara ninguna expresión en particular, estaba algo contento de verla nuevamente con esa energía y vivacidad. La expresión formada en su rostro era muy graciosa, tanto que luego de ella empujarlo, reír y girarse para otro lado, no pudo contener una corta risa silenciosa y bien disimulada. Distraído, no pudo apreciar el hermoso cuerpo de su compañera, que junto al brillo producido en su blanca piel y naturalidad andando de ese modo, le habrían cautivado.

De vuelta, esta vez sí mantenía contacto visual con ella, siguiéndola con la mirada al momento de sentarse junto a él. Observando la el fuego y la como se cocían, los pedazos de carne en la ramita, la escuchaba. – Creo que después que alguien se asa la pierna a tu lado y echa a perder tu capa... Por cierto, lo siento por eso... Creo que después de eso ya podemos decirnos nuestros nombres, ¿verdad? – Con su vista periférica, notó un gesto de timidez, no la comprendía, antes era tan cercana y ahora, actuaba algo tímida. Pensando en eso, contesta. – Deberías decir primero tu nombre al pedir el de otro. – Con un tono, calmado y una pizca de regaño. Parecía algo más que de educación, algo lógico. Decir su nombre, no le suponía problema así que contestó a su pregunta igualmente. – Me llamo, Colm Eru, si puedes reírte… – Ya había pasado por la parte de las risas, con otras personas, por el parecido entre ‘’Colm’’ y ‘’Colmo’’ Realmente no le molestaba, al fin y al cabo era gracioso a decir verdad. Continuaba hablando, luego de un pequeño silencio. –… Pero, por estos lados, me conocen más como Mahtan Nólatári. Puedes decirme solo Colm, llamarme humano, es algo incomido. – Lanzando una ramita al fuego. – ¿Y qué hay de ti? O debería… llamarte, ¿licántropa? – Se le había escapado otra broma, por la forma en ella le llamaba, mientras se Inclinaba para recoger la capa del suelo, quitarle un poco la tierra y detallar mejor su estado, sin decir nada sobre ello, aun podía seguir utilizándola.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Mar Dic 16 2014, 18:29

El regaño tan solo suscitó un pequeño gruñido al momento en que se encogía de hombros. Las normas de cortesía no eran su fuerte (se notaba, si ni siquiera tomaba la molestia de vestirse para no incomodar a los demás) y poco le preocupaba quedar mal ante la gente.
Retiró la ramita del fuego y sopló la carne durante unos segundos, olisqueando con placer el delicioso aroma del alimento cocinado. Comprobó la temperatura apoyando los labios y luego entreabrió la boca para, por fin, arrancar un trozo con los dientes. Una sonrisa iluminó su rostro, ¡estaba tan delicioso que no podría detenerse! Engulló todo el lehtiä antes de hablar, masticando con calma y simplemente pensando su respuesta en silencio.
-Un gusto, Colm. -No había entendido el chiste, su sentido del humor no abarcaba la sección "juegos de palabras", quizá porque su mentecita a veces era un tanto... rudimentaria- Licántropa es muy largo. Llámame Niziare. -Le dedicó una breve sonrisa antes de dar un mordisco al pedazo de serpiente y, con la boca llena, continuó hablando- ¿Por qué "Mahtan No...Nola...eso"? ¿Quién te dice así? Los humanos se complican mucho, yo ni siquiera necesito un apellido. -Negó con la cabeza. En ocasiones se había encontrado con personas que tenían hasta siete, ¡siete! nombres y unos veinte apellidos, y que para presentarse nombraban a todos sus ancestros. Ella siempre terminaba bostezando en medio de la presentación y, cuando era su turno, la gente creía que se estaba mofando cuando pronunciaba tan secamente "Niziare, ni más ni menos".  

Volvió a morder y a masticar mientras observaba los movimientos contrarios. Miró con pena la capa, a lo largo de los años había entendido que, aunque para ella no sucedía lo mismo, muchas criaturas sentían un apego extraño hacia sus pertenencias. Incluso otros de su propia raza tenían objetos de los que evitaban a toda costa despegarse, y para ella todo lo que tenía era perfectamente reemplazable.
-Lo siento mucho. -La expresión del hombre le había dado lástima. Si bien él tenía una cara de poker envidiable, el sólo mirar sus ojos mientras observaba la capa le dejaban claro que se sentía al menos un poco afectado por la pérdida- En este momento hago una promesa, humano Colm. Si consigo cazar ese maldito gato y venderlo, te compraré una nueva capa. ¡Y será mucho más bonita!
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Miér Dic 17 2014, 23:19

Observaba la peculiar forma de comer de su compañera, era similar a un esquimal de las montañas del norte, esa actitud contrastaba con su pulcra imagen y belleza. Cualquiera que la viera vagar por el bosque pensaría haberse encontrado con un hada o simplemente creerían estar bajo el efecto de algún encantamiento. Lo curioso era su cambio de percepción, inicialmente no le llamaba mucho la atención su forma pero, ir aprendiendo de ella, ha hecho cambiar un poco la manera en que la ve. Ese trance de admiración se vio interrumpido al escuchar su nombre. – Un gusto, Colm. – Seguido dio su nombre, el cual repitió en su mente el hombre. –'' Así que Niziare… Mmm…'' – Elevando su vista hacia el cielo, intentando memorizarlo pues, tendía a olvidarse de cosas no importantes como los nombres.

Luego de una pausa continuaba hablando sobre lo complicado que eran los humanos, sin dejar de comer claro está. En un momento pregunta el porqué de su segunda formar de llamarse y este contesta, tranquilamente en el silencio hecho durante un mordisco. – Es un nombre dado por los elfos a mí. – Volviendo su mirar, a la capa en su regazo. Ese había sido un regalo de uno de ellos. Aprovechando el momento en que hablaban, se inclinó hacia un lado para alcanzar la brocheta caída. Dio con ella unos pequeños golpes contra su antebrazo, quitando asi algo de tierra. Ya la chica estaba haciendo la promesa cuando Colm, la colocó sostenido con una piedra por sobre el fuego, volviendo luego toda su atención a Niziare. – En este momento hago una promesa, humano Colm. Si consigo cazar ese maldito gato y venderlo, te compraré una nueva capa. ¡Y será mucho más bonita! – Aun no culminaba la frase cuando se dijo mentalmente. – '' Pero, si te he dicho que no me llames humano… '' – Haciéndole soltar un suspiro por no hacer caso a sus palabras.

Eso cambio al detallar su rostro, ahora parecía una cría toda contenta y emocionada. No pudo evitar soltar una corta carcajada sin mucha fuerza. – Ja – Seguido de una sonrisa a causa de su buen humor. Poco a poco iba ganando un lugar en la vida del alto hombre. – Acepto tu oferta, licántropa Niziare. – Haciendo énfasis en ‘’Licántropa’’ y tendiéndole la mano para cerrar el trato. – El día de mañana te aseguro lo conseguiremos. – Con un tono de voz que decía por sí mismo ‘’Cazar ese Gato, no es nada. ‘’

Ahora recorría la figura de la mujer enfrente, aunque era agradable y todo, para la vista, dormir de ese modo esta noche tendría seguramente, alguna repercusión negativa. Nunca le había gustado andar desnudo, se sentía expuesto y desprotegido. Era algo que sentía normal como parte de la naturaleza pero, utilizaba la ropa para protegerse. Desviando la mirada a otro lado para, no hacerla sentir incomoda. Era muy cuestionable ese pensamiento, mas es mejor andar con cuidado. Su despreocupación o eso creía, causaba cierta curiosidad en él. Dice como quien no quiere. – ¿Te quedaras esta noche así? El frio será mayor… – Explorando una posible solución. No solo el frio tambien, los mosquitos y otros insectos. La capa quemada, no la cubriría por completo y no había nada más con qué abrigarse. Inconscientemente, mientras estaba perdido en sus pensamientos, su mirada se posó nuevamente en ella.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Vie Dic 19 2014, 17:38

¡Elfos! Una expresión de asombro se adueñó de su rostro durante un largo momento. Recordaba haberse encontrado con algunos elfos errantes en las pocas ocasiones en que cruzaba la frontera hacia el Sur para, al igual que en esta ocasión, dar caza a algún animal en específico o, cuando más joven, simplemente saciar su curiosidad de exploradora. Eran criaturas cuanto menos muy extrañas, siempre tenían un delicioso olor dulzón (algunos no sabría decir si olían a flores recién abiertas o a golosinas de azúcar) y su voz sonaba con un tono melodioso y exótico. A Niziare le encantaba el respeto que sentían por la naturaleza y adoraba sus extraños ademanes siempre suaves y amables. No conocía demasiado respecto a tan peculiar raza, pero era una de las cuales deseaba conocer más a fondo.
Miró con curiosidad al hombre. Ahora entendía por qué antes había notado que su olor tenía algo especial.

Cuando Colm rió ella también soltó una carcajada pequeñita, gustosa de poder arrancarle por lo menos una sonrisa a aquel tipo que al principio parecía tener los músculos del rostro entumecidos- Pss, claro que lo haremos, con mi nariz y tu... tu... astucia, ese maldito bicho no tiene a donde esconderse. -Se encogió de hombros, risueña.
Arrancó de la rama el último trozo de serpiente que quedaba y la lanzó a un costado mientras masticaba, sonriente, el delicioso bocado. Mientras tanto se dedicó a entornar la mirada entre el hombre y la cueva y, de vez en cuando, frotarse los brazos con las manos para entrar en calor. El accidente con la fogata y el hecho de probar bocado la habían despertado bastante, pero su cuerpo dolía de cansancio y, pasada la agitación, comenzaba a tener frío.
Pasó el alimento por la garganta y carraspeó, escuchando la pregunta con una expresión desgastada- Si me transformara eso no sería un problema. Pero estoy demasiado cansada... Creo que luego de hacerlo me quedaría dormida del agotamiento. -No le gustaba admitir que se encontraba en tan deplorable estado, pero era un hecho que debía enfrentar- Además no es un espectáculo agradable de ver.

Sus ojos se alzaron justo cuando el hombre la miró. Le mantuvo la mirada por un momento, hasta que soltó todo el aire que contenía en los pulmones y rezongó, cansada. Por más que pensaba no encontraba otra solución, y no estaba dispuesta a pedirle al viajero que sacrificara más prendas de ropa en pos de su bienestar- Saldré a hacerlo afuera, ¿está bien? pero, si me duermo, tendrás que arrastrarme dentro. ¡Y con delicadeza! Nada de tirarme como un saco de papas. -Confió en que un hombre de tan grande contextura podría arrastrar el peso de un lycan, aunque fuera a duras penas. Respiró hondo y se puso de pie. La piel herida de la pierna se estiró dolorosamente, pero lo ignoró y caminó hacia la puerta improvisada. Empujó el tronco que cubría la entrada y volvió la mirada hacia el hombre, luciendo su pequeño y esbelto cuerpo sin ningún tipo de pudor- ¿Lo harás por mí?
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Sáb Dic 20 2014, 18:03

Desde hace un rato comenzaba sentir el frio de la noche a través de su vestimenta, el silencio habitual del bosque con alguno que otro sonido de animales nocturnos. La oscuridad reinaba en el exterior del refugio, cosa que pudo ver por una pequeña abertura entre el tacón y la base del árbol. El sueño paulatinamente hacia efecto en Colm, su cuerpo se sentía algo pesado y su mente divagaba más de lo normal.  Por algún motivo en momentos así, es más propenso a entablar conversación y su carácter es suavizado, tal vez por la similitud entre el estado de somnolencia y el de melancolía.

La fémina enfrente respondía con un marcado tono de desánimo en su voz. Mientras escuchaba su mano izquierda se apoyó sobre sus cruzadas piernas, aliviando con ello la tensión ejercida en su espalda. La frase sobre lo nada agradable que era ver la transformación para las personas, fue dicha con aun más desanimo, tal vez alguien la había visto haciéndolo y quedó con esa impresión, de alguien horrorizado al verla. Sentía curiosidad por como seria, jamás había visto ese proceso y podría ser una oportunidad invaluable para hacerlo.

Un gesto captó su atención luego de distraerse por un momento, el sonido de un suspiró y un sonido similar al de quejarse sin palabras. Las palabras que oía le causaban cierta gracia, imaginaba como seria cargarla en su otra forma cual saco de papas; rebotando en el suelo, siendo golpeada por la raíces al entrar, estando completamente inconsciente e inmóvil y con él pariendo para poder moverla.  Esa última parte le hizo cuestionarse la idea, ¿Cuánto pesaría estando transformada? ¿Y si no podía moverla siquiera? Interrumpido nuevamente en su debate de posibilidades por la ahora levantada Niziare, quien enseguida fue directo a la entrada. La mirada del hombre la siguió preguntándose qué haría, eso le permitió ver algo hermoso, algo que sería tatuado en su mente.

La tenue luz de la Luna envolvía la figura de la esbelta mujer dándole un toque de fantástico a la escena, la cual parecía haber salido del sueño de alguien. Ese pequeño cuerpo, elegante, pulcro y perfecto, aunado con la aun pura esencia de su personalidad, sin malicia e intensificado por la imagen presente en el momento, la hacían uno de los seres más hermosos vistos a lo largo de su vida. Si alguien viera el rostro de ese hombre en aquel momento, notaria el brillo en sus ojos, unos acostumbrados a observar todo con indiferencia, fríamente y sin expectativas positivas.

Una frase con un tono de voz indescriptible, pues estaba algo aturdido, le decía. – ¿Lo harás por mí? – Al instante contesto. – '' Si. '' – Pero había sido en su mente traicionera. Espabilando luego de ese paralizado y errático estado pasados unos segundos, se dispone a hablar mientras se ponía en pie lentamente, cogiendo impulso con su mano izquierda. – Hazlo adentro. Afuera estaremos vulnerables los dos, si tengo que cargarte y estas inconsciente. – Buscaba una excusa para no hacerlo fuera, ignorando además el hecho de lo maravillado que le había dejado su imagen a contra luz, era algo que no admitiría tan fácilmente. Caminaba hacia ella lentamente, posando su mano contra la pared mientras se movía, mientras dice en el trayecto. – No te preocupes creo ser capaz de ver cómo te transformas. – Restándole importancia a su comentario anterior.  Distraídamente su mirada fue a parar en el exterior por la ahora abierta entrada, observando cada movimiento en busca de algún peligro. Le siguió su sentido de la audicion, atento a las variaciones del sonido ambiental. Su mente volaba muy lejos de allí, cuando ya estaba junto a ella y una pregunta surgió desde lo más profundo de su ser, siendo indetenible la intención de hacerla. Era tonta pero, interesante de ser afirmativa la respuesta. Como si fuese la pregunta más normal del mundo, casi imitando a un niño inocente e ignorante pero, con una seriedad y firmeza de una ferviente pasión e interés por saber, dice. – ¿Si estas cansada… el cambio puede quedar por la mitad? – A la vez que sus inquietos ojos miraban fijamente los de Niziare, seguido de un total silencio de su parte. Unos instantes después vuelve al lugar donde estaba sentado antes, haciendo un gesto universal con su mano izquierda que decía por sí mismo ‘’ Olvídalo ‘’. Tomó la ahora bien cocida brocheta y dio un bocado.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Sáb Dic 20 2014, 21:07

Si bien la herida ya no dolía en lo más mínimo, apenas apoyaba el peso de aquella pierna en la punta de los dedos del pie, temiendo abrírsela al sobre exigir la piel y ni siquiera notarlo a causa de la milagrosa anestesia. Su cuerpo se inclinaba hacia el lado de la pierna sana y para caminar debía moverse de manera que algunos definirían como graciosa y otros tildarían de "sexy", contoneando la redondeada cadera a cada paso. Una mano se posaba sobre la puerta improvisada manteniéndola entreabierta y alzó la restante para apartar un mechón de cabello que caía rebelde sobre su ojo derecho. Al hacerlo pestañeó y volvió su atención al hombre.
Esperaba encontrar una respuesta, pero antes de eso lo primero que vio fue una mirada que, sin saber por qué, suscitó en ella una sensación extraña. Su corazón dio un tumbo y antes de poder evitarlo ya tenía las mejillas coloradas. ¿Qué significaban aquellos ojos brillantes y por qué no dejaban de observarla? Sólo un hombre la había mirado así en su vida, y en aquellos tiempos ella era demasiado joven como para entender ese tipo de miradas. Sin embargo, aunque era inocente, ahora ya tenía un poco más de entendimiento al respecto como para darse cuenta de algunas sutilezas.

Hizo algo que jamás en su vida había tenido razones para hacer: Cuando el hombre se incorporó para acercarse, ella tapó sus pechos con el brazo libre para ocultar aquello que jamás le había causado vergüenza. De hecho tampoco era vergüenza lo que la azoraba en aquel momento, si no más bien una sensación de vulnerabilidad. Conocía el efecto que podía tener en el sexo opuesto la libre visión de un cuerpo femenino, aunque no había pensado que ese hombre, quien en todas las horas pasadas juntos jamás había dicho nada al respecto, podía caer bajo las mismas tentaciones que los demás.
Cuando Colm estuvo cerca, la muchacha debió alzar la cabeza para observarle el rostro. Era tan pequeña a su lado. Apretó más el brazo contra sus senos y la otra mano cesó de sostener la puerta, dejando que se cerrase de nuevo tras escuchar la voz del hombre. Sus palabras eran ciertas: podían correr peligro allí afuera y no le gustaba la idea de quedar completamente inconsciente en medio de un bosque desconocido.
-Está bien, si tú lo dices. -Alzó los hombros y miró al suelo. No tenía energías para insistir y si el otro estaba tan seguro de que podía soportarlo, ella no planeaba hacerse cargo de las consecuencias.
Estaba por caminar de nuevo al centro de la cueva cuando una última pregunta, esta vez bastante interesante, le llamó la atención. Volvió a clavar la mirada en los ojos ajenos y pareció más relajada, incluso una sonrisita había logrado curvar sus labios- Sinceramente... no lo sé, pero no creo. Lo he hecho con cansancio otras veces y no ha pasado nada más que desmayarme del agotamiento. -Siguió el ejemplo y se encaminó hacia el sitio del humano. Estando él sentado y ella de pie, pudo situarse tras la espalda ajena y ponerle una mano en el hombro, liberando su pecho ahora que no estaba siendo observada.
-¿Listo para ver algo extraño? -Le dio un par de palmaditas en la cabeza como si de un niño se tratase.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Dom Dic 21 2014, 20:01

Masticando tranquilamente la carne con la mirada puesta sobre el fuego, repasaba lo sucedido hace unos segundos: el contoneo de sus caderas semejantes al movimiento de ‘’hombros’’ De algunos animales cuadrúpedos; atrayente y sensual (en este caso), al verlo no se había percatado de ello pero ahora si lo hacía. La sensación de tensión, nervios y temor proveniente de la pequeña, aparentemente frágil y a la vez fuerte chica. La extraña reacción de cubrir su cuerpo luego de tanto tiempo al descubierto sin mostrar señales de vergüenza o pena, recordándole que aún era una mujer. El color rojizo en sus mejillas, aparentemente apenada. Su pestañar luego de volver a su sitio un mechón de su cabello caído, adornando su rostro. Y la leve sonrisa, la cual fue relajante para ambos, y de agrado verla.

La mente de Colm trabajaba en exceso, intentando buscar una respuesta a todo eso. Su poca experiencia social en temas profundos de sentimientos y conducta de las personas, le provocaban unas inmensas ganas de descubrir que significaba todo ese lenguaje corporal, además de su admiración por ese cuerpo y personalidad. Tal vez solo veía reflejado en ella un animal más, uno interesante y nuevo que siempre ignoró, en este caso una persona licántropa. No olvidaba la respuesta a su pregunta, de todas formas sería algo que estaría por comprobar. (Sobre la transformación)

Se disponía a tragar la muy bien masticada carne, cuando sintió su presencia de tras de sí, seguida de su mano sobre el hombro y unas palabras junto a un gesto que nunca antes le habían hecho, justo al momento de pasar la comida. Giró su cabeza y alzó su mirada en busca del rostro de su compañera, viendo inevitablemente su ahora descubierto pecho. Realmente no sabía cuan desagradable u horrible podría llegar a ser esa dichosa transformación pero, la mejor manera de saberlo era experimentándolo. Fingiendo una voz de ánimo para motivarla y quitar parte de ese miedo, que creía ella tenía, dice. – ¡Preparado! – Acompañado de un enérgico y firme asentir.

Antes de iniciar aquel proceso, se levantó. Estando frente a frente, posa su mano sobre el hombro izquierdo en señal de camadería y fue al lado contrario de donde Niziare estuviese situada, sin llegar a recostarse de la pared. Olvidar lo inestable de los Lycans podría significar su muerte o algo peor, así que mejor estar sobre seguro y listo para defenderse en caso de un ataque. Su mente resolvía todas las posibles situaciones, desde el caso de un ataque hasta en caso de quedar inconsciente luego de la transformación. Su mano derecha disimuladamente situada en una posición cercana a su arma para una mejor reacción y su mano izquierda apoyada en la pared, para ser usada para coger impulso y lograr una mejor evasión. Ya en posición dice con un tono de voz relajado. – Cuando quieras.

Su atareada mente, evita las… Ejem… ‘’Distracciones’’ en momento tensos para él como este. Pasando de seguir observando el cuerpo de su compañera de la manera tan, ¿Descarada? Que lo hacía con anterioridad. Este hecho seguramente cambiaria en el proceso de cambio, donde no se perdería el más mínimo detalle de dicho evento.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Dom Dic 21 2014, 23:26

Por más ánimo que el otro le impartiera, ella no se sentía tan contenta de la buena predisposición que mantenía el hombre, tan curioso por ver la trasmutación en el cuerpo de alguien más. Sus ojos escudriñaron el suelo durante todo el tiempo que tomó Colm para alejarse, incómoda pero al mismo tiempo despreocupada, pues dudaba que su "compañero de cueva" fuese tan débil como para terminar desmayándose, espantándose o simplemente huyendo ante la próxima escena. Con suerte, cuando despertara por la mañana, él todavía estaría allí.

Un último suspiro sibilante se escapó de entre aquellos labios carnosos, suaves y humanos antes que, tras apretar y relajar los puños un par de veces, se diera la media vuelta para dar la espalda al hombre. Ella sí que había visto transformarse a otros licántropos y las expresiones faciales que algunos ponían eran simplemente desconcertantes, así que prefirió ocultar las propias tanto como le fuera posible, tomándose la libertad de encarar a la pared en vez de al hombre.
La metamorfosis se veía más dolorosa de lo que realmente era: Por lo menos en su caso, apenas sentía el cambiar de su cuerpo con sensaciones ligeras y 'anestesiadas', salvo uno que otro retorcijón o puntadas que venían de aquí y allá durante el cambio. Rápidamente su cuerpo comenzó a mutar: Las extremidades se alargaban, los músculos se retorcían y la piel comenzaba a desaparecer tras un poblado manto de pelaje blanco que, afortunadamente, hacía menos espantosa la visión de la piel estirándose y encogiéndose. La quijada se alargaba para dar lugar a interminables filas de aguzados y brillantes dientes. Los truculentos sonidos de huesos estralando y uno que otro gruñido gutural inundaban la cueva en una especie de desconcertante sinfonía. Lo último en aparecer fue una larga y peluda cola de color níveo como la nieve, que caía perezosa hasta tocar el suelo con la punta.

No más de tres minutos después, en el lugar de la joven pequeña, delgada y frágil había una bestia corpulenta de ojos profundos e inquisitivos. Miró al hombre por largos segundos, pensativa, y luego de abrir las fauces de par en par para bostezar estruendosamente, sus piernas flaquearon y su macizo cuerpo se estrelló de lado contra el suelo.
Estaba dormida. Y, nunca mejor dicho, roncaba como un lobo.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Lun Dic 22 2014, 14:09

Permanecía completamente Atento en silencio, en un estado el que sus sentimientos y emociones eran ‘’apagados’’ para no ser interrumpido por ningún pensamiento, frio y totalmente racional definiría su forma en ese momento. Ese estado siempre surgía cuando algo captaba su interés significativamente, su mente se enfoca en solo analizar el elemento de interés, dejando de lado todo lo demás.

Al Niziare iniciar ese proceso de transformación; Colm abría un poco más de lo normal sus ojos, su respiración se volvía superficial y pausada, la visión periférica era nula, el sonido ambiental fue silenciado salvo por algún crujir de la ardiente madera o hueso, y en caso de ser visto su rostro, notarían la expresión sin vida poseída. Su mente era desconectada de toda cosa innecesaria para la tarea de aprender y estudiar.

El movimiento y ajuste de cada parte de su cuerpo era armonioso, como si de un baile entre las partes se tratase y el estralar de sus huesos eran quienes guiaban el compás. La aparición del pelaje reflejaba la llegada de la primavera luego del frio invierno, el florecer en medio de un desierto. Su cola indicaba el nacimiento de una magnifica bestia a partir de un débil cuerpo y la finalización de su evolución.

La imagen cambiante enfrente no era tan impactante como decía la joven, o tal vez el haber visto cosas como partos de todo tipo de animales y mutilaciones por trampas le habían vuelto más tolerante o a lo mejor estaba desquiciado al pensar en que era hasta agradable, como ver el fluir del agua en un rio.

Saliendo de su transe tras la conclusión del proceso, pestañeaba frecuente y rápidamente humedeciendo los ojos antes casi secos y con cierto ardor. Sonreía de manera natural y relajada mientras lentamente se acercaba a la bestia blanca, estaba de buen humor por cumplir un objetivo de interés ‘’educativo’’. – Aquí estoy… – Fue lo que dijo antes de verla caer en el suelo. – …No ha estado tan mal. – Continuó justo después de esta caer. Había caído lo suficientemente alejada de la fogata y en una buena posición por lo que la dejó estar donde quedó. Se agachó a su lado y le acarició el hermoso pelaje del torso mientras miraba su mandíbula oyendo su roncar al poco tiempo. (Si, ronca realmente). Ignorando la temible e imponente apariencia.

Ahora podía admirarla a placer, estaba dormida. Su mirada curiosa examinaba cada rincón, tocando de vez en vez alguna zona de apariencia llamativa. La quemadura en su pierna estaba en mucho mejor estado, era increíble su poder de sanación en esa forma. Por un instante se dejó llevar y poso su rostro sobre ese cálido y suave pelaje, donde podría quedarse así hasta dormir, siendo además arrullado por su respiración.

Se separaba con sus dos manos diciendo somnoliento en broma. – Ya sé dónde dormiré. – Soltando un bostezo al final de la oración. Se puso nuevamente en pie y chequeó que estuviese bien puesta la tapadera en la entrada, cubriendo con su capa alguna de las aberturas existentes. Se viró y observó todo el lugar asegurándose de no olvidar nada. Recordó la olvidada brocheta aun sin terminar en algún lugar. Buscándola durante unos minutos la encontró cerca de Niziare tirada sobre la tela donde estaban antes las ascuas y las presas. A modo de juego dijo dirigiéndose a su dormida compañera. – ¿Ibas a comerte esta también eh? – Riendo sutilmente en silencio antes de tomarla. Sentado frente a la fogata casi dándole la espalda a la bella durmiente, terminaba de engullir plácidamente lo que quedaba comestible y avivaba el fuego con uno de los leños sin quemar, y finalmente con la vacía ramita.

Los minutos pasaban y pronto la pesadez causada por el sueño apenas le permitía estar consiente. Fue a un rincón del refugio a intentar dormir y conservar el calor. Cerró sus ojos, relajo su cuerpo y estaba a punto de caer en los brazos de Morfeo cuando el recuerdo de aquel cálido y agradable lugar apareció en su mente, impidiéndole conciliar el sueño. Su respiración se agitaba, la tensión volvía junto al estrés de no poder dormir como de costumbre sin importar las circunstancias y molestándose por todo eso.

Sin más remedio gateó tambaleante hasta el lugar donde sabía dormiría a gusto. Como un cachorrito sobre su madre, se acostó boca abajo sobre el torso de Niziare diagonal a este, acurrucado. Tomó un brazo y lo puso sobre su espalda a modo de frazada. Una profunda respiración seguida de un suspiro fue lo último que hizo. Era el mejor lugar donde dormía desde hace mucho tiempo.

Algo destacable en la forma de dormir de Colm, era su agarre. Acostumbrado a dormir en lugares ‘’inestables’’ de donde podía caer en cualquier momento, había cogido esa maña de estar buscando cosas de que sujetarse. De resto es casi un tronco…
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Mar Dic 23 2014, 03:19

Niziare no fue consciente de absolutamente nada una vez se hubo dormido, podría haber habido una estampida justo a su lado y, con ese estado de cansancio, jamás lo habría notado. Sus ojos permanecían cerrados y su respiración mantenía un compás calmo y taciturno. La quietud de su cuerpo sólo se veía interrumpida cuando, en medio de algún sueño, movía alguna de sus patas o sacudía una de sus orejas.

La noche transcurrió tranquila, no sintió frío y la dureza del suelo era algo que, al contrario de incomodarla, la inducía a un sueño acogedor y profundo, creyéndose en su hogar. Su mente vagó por recuerdos, imaginaciones, delirios y esperanzas. Se imaginó atrapando al gato de una vez por todas, recordó a su querido hermano, se vio a sí misma corriendo en praderas interminables que se bañaban en flores de todos los colores existentes, habló con elfos, olfateó caminos, y en uno de sus tantos sueños se vio jugando a "las traes" con el humano que, sin ella saberlo, ahora dormía acurrucado a su lado.

El suave bullicio del bosque despertando fue lentamente arrancándola de su somnolencia. Las primeras aves no tardaron en cantar con timidez dándole la bienvenida a los nacientes rayos de sol que bañaban el bosque en hermosos tonos dorados y, con éstas, otros animales comenzaron a salir de su letargo, retomando las tareas diarias de caza, recolección y construcción de hogares. Los deliciosos sonidos de varias patas pisando ramitas, arbustos removiéndose y aleteos entre las copas de los árboles eran música para sus oídos.
Niziare apretó los párpados cuando el toc-toc-toc incesante y laborioso de un pájaro carpintero retumbó dentro del refugio; seguramente el pájaro estaría del lado exterior del tronco. Inhaló profundamente y sintió un cosquilleo en su nariz: tenía el hocico prácticamente incrustado en la cabellera del humano. Hizo la cabeza hacia atrás y reclinó las orejas, sorprendida cuando notó la repentina cercanía. ¡Con razón por la noche había sentido calor, con Colm pegado a ella! Quiso levantarse pero notó que una de sus patas estaba siendo apresada fuertemente por el brazo ajeno. Sintió gracia y sorpresa al mismo tiempo, sus cuerpos estaban entrelazados de manera que era difícil levantarse, o siquiera intentar moverse, pues durante la noche se había movido de manera que una de sus patas traseras había quedado bajo el hombre, mientras que la otra le pasaba por encima, una pata delantera estaba siendo agarrada con rigidez y tenía la otra doblada de tal manera que ya ni siquiera la podía sentir de lo entumecida que estaba.
Exhaló un bufido y rodó los ojos, necesitaba estirarse para desperezar el cuerpo pero no podía hacerlo si seguía siendo apresada.
El mejor método que se le ocurrió (y el más divertido, a su parecer) fue, de súbito, acercar la nariz al oído del hombre y comenzar a olfatear, y desde ahí pasar al cuello, al cabello, al rostro. Su hocico invadió al humano y respiraba con fuerza para tirarle el cálido aliento encima una y otra vez. Si no reaccionaba con eso, tendría que lamerle la cara entera.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Mar Dic 23 2014, 21:43

Los movimientos nocturnos de Colm, eran consonantes a los de su colchón. Sus manos inquietas recorrieron y cogieron todo a su alcance, desde su pelaje hasta lugares más íntimos que en caso de estar consiente su compañera, estaría muerto probablemente. Su cuerpo sintió la presencia de su pierna sobre las propias y en respuesta cruzó las suyas con las de ella a nivel de los muslos, ejerciendo cierta presión. El brazo antes en su espalda terminó justo enfrente, tomándola con firmeza y deteniendo a su exploradora mano así pero, la otra continuó sus aventuras en el cuerpo de la joven. Su rostro estarían frente a frente de no ser por un ligero desvió del rostro del barbudo en dirección al suelo.

Sus sueños eran diferentes a los comunes, eran perturbadores y todos relacionados con NIziare, reflejando sus dudas y temores. La imagen de su almohada despedazándolo para luego comerle, era una de las más recurrentes pero, en diversas circunstancias: Huyendo de ella en medio de un bosque, cayendo por un barranco hasta caer de bruces al final de este, muerto por el golpe. Intentado ocultarse igualmente en un bosque, siendo sorprendido por un zarpazo directo a su garganta, muriendo semi-decapitado. En el refugio, mutilado mientras duerme sin darse cuenta, viéndolo desde una perspectiva en tercera persona. El más destacable fue uno en el que, acercándose a su figura humana por algún motivo desconocido y al estar próximo, se gira y su hermoso rostro estaba distorsionado con colores oscuros, maldad podía sentir con solo un vistazo, además de las señales de alerta provenientes de cada parte de su cuerpo. Repentinamente se abalanzó sobre él, no podía moverse, el temor se apoderaba de su ser, esta indefenso a merced de aquel ser, sintiendo un terror jamás sentido y muy vivido para ser un sueño. Justo cuando su muerte parecía inevitable, todo se volvió blanco y brilloso, simulando lo que sería el paraíso. La escena se había reiniciado, estaba en el mismo punto inicial, detrás de su compañera. Nada parecía ser diferente, salvo por la sensación de tensión desaparecida. Esta vez preparado para defenderse se aproximó hasta posar su mano sobre su hombro izquierdo, con una daga en la mano libre, justo intentando clavarla directo en su frente. La delgada mujer se viró y alzó su mirada hasta los ojos, del malvado hombre, quien intentaba matarla. En un abrir y cerrar de ojos su mano estaba en movimiento cuando logró ver su rostro, ese era su verdadero rostro, no era aquella horrenda criatura semejante a ella desde la espalda. Una expresión de horror, miedo y tristeza marcaban su rostro. Lagrimas corrían por sus mejillas a causa de esos fuertes sentimientos. Percatándose de su gran error en cuestión de milisegundos, desvió la trayectoria de la puñalada directo a su brazo, hacerle daño a esa criatura tan hermosa, debía ser evitado a toda costa. Apretando los dientes con fuerzas soportaba el penetrar de su arma que traspasaba su antebrazo de lado a lado. La muchacha aún más asustada lloraba mientras veía con los parpados bien abiertos; sorprendida, aturdida y desconcertada por todo. El dolor era anulado por la preocupación por su estado. – Tranquila. Todo está bien. Pensé que eras una aparición eres demasiado linda para ser real. – Dijo con la intención de aliviar esa tensión por el nefasto encuentro. Su cuerpo antes tembloroso comenzaba a relajarse luego de continuar conversando, hablando de la extraña situación y otras cosas. Los temas fueron desviados a un punto en el que ambos reían y sonreían, el ambiente se tornaba agradable, los recuerdos del incidente parecían nunca haber sucedido para ellos. Seguramente horas pasaron sin dejar de hablar, en un momento algo muy extraño pasó, sus miradas fijas en la contraria, hurgando más allá de lo simple físico. Antes de darse cuenta, estaban fundiendo ambos labios en un beso, ninguno tenía la intención de detener esa acción, agregando un beso tras otro; lento, pausado y sin prisa. La imagen era alejada, cubriéndose nuevamente todo de un fondo blanco y luego por uno negro, dejando en el olvido todo. En ese sueño actuaba ligeramente distinto a cómo habría sido de ser en la vida real, donde sería más cerrado y reservado.

Poco a poco despertaba del sueño mientras algo suave, húmedo y frio, surcaba las áreas de su cabeza. Aun sin estar consiente por completo pues aún se encontraba metido en parte en el sueño, reconoció esa sensación como los labios de la mujer soñada. Dando un beso de manera inconsciente al hocico de Niziare cuando estaba pasando por su rostro, sin tanta intensidad como el soñado. Volviendo a su posición de dormido bostezó apretando sus parpados.

Unos segundos después, abrió finalmente sus ojos, sin recordar nada de lo sucedido. Los sentidos agudizados le permitían escuchar el despertar del bosque claramente, rayos de luz se filtraban por pequeñas aberturas, iluminando el lugar lo suficiente como para alejar la penumbra. El calor del cuerpo contiguo regresaba el propio, despertándolo de su letargo. Los pelos que con un suave movimiento acariciaban su piel le daban la bienvenida al mundo real. Su mente aún se mantenía en reposo al no sentir ninguna amenaza, despertando tranquilamente y con calma. Un bostezo seguido de un fuerte abrazo a la extremidad de la lobezna contraía sus músculos, estirándolos. Ahora sí, dirigió la mirada algo turbia y cansada a su compañera. Buscaba reconocer si estaba molesta o algo, el atrevimiento de acostarse tan cerca, (bueno… juntitos los dos) podría desencadenar la furia de la fémina. Guardaba silencio a la espera.

Al dormir de esa forma con ella sentía cierta cercanía entre ambos y como aún vivía, el efecto amenazador de su apariencia parecía no surtir más efecto en él.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Mar Dic 23 2014, 23:17

Seguía en su afán de despertar al mayor pasándole el hocico por todo el rostro, cuando una sensación inesperada provocó que abriera de par en par sus ojos color ámbar, mirando con curiosidad a quien tenía frente a sí ¡y que la había besado! En su otra forma hubiese, sin duda, exhalado una carcajada, imaginando que el hombre estaba soñando con una amante, su esposa, o quizá (más gracioso aún) su madre, y la había besado en medio de la confusión provocada por el adormecimiento. Sin embargo, en ésta forma se limitó a erguir firmemente las orejas y dar un lametón al rostro ajeno desde el mentón hasta la frente, devolviéndole el "beso" de forma más babosa, juguetona y sin duda inocente.

La cercanía no le había incomodado, tan sólo la había tomado por sorpresa, pero a pesar de no molestarle decidió que ya no era necesaria. Apenas vio al hombre abrir los ojos, supuso que ya podía levantarse. Sin tomarse la molestia de avisar, su enorme cuerpo se incorporó y, gracias a su fuerza, no fue difícil desembarazarse del hombre, a quien dejó a su suerte en el suelo. Fácil es imaginar que tuvo que actuar con bastante brusquedad, pues como Colm no la soltaba, la única forma de poder levantarse fue revolcándose, empujándolo y pataleando hasta ser soltada, sin medir la fuerza bestial que hubiese podido lastimar a una criatura más frágil.
Una vez de pie se sacudió haciendo volar por toda la cueva el polvo alojado en su pelaje y se desperezó tal como los perros, estirándose y curvando la espalda hasta hacer estralar sus huesos. Bostezó tal como la noche anterior, estruendosamente y dejando entrever la larga hilera de dientes filosos como navajas. Se sentía completamente revitalizada, tanto como para salir a perseguir ardillas y cavar agujeros en la tierra durante toda la tarde.

Cuando todos los rituales del nuevo día hubieron terminado, se dignó por fin a dedicarle una mirada al humano. Sus ojos expectantes lo recorrieron de arriba a abajo, y si sus músculos faciales se lo hubiesen permitido, habría sonreído de oreja a oreja: Se veía fatal, todo despeinado y lleno de tierra. De entre sus labios emergió un sonido ronco y entrecortado bastante parecido a una risa burlona, antes de darse la media vuelta y caminar hacia la salida de la cueva. Bastó con levantar una pata y empujar el enorme tronco para poder abrirse camino hacia afuera de un salto, cayendo sobre el pasto un par de metros más allá. Inhaló el puro oxígeno del bosque, el olor del rocío de la noche todavía humedeciendo las plantas, el perfume de las flores recién abiertas, y miró el cielo perfectamente azul, sin ni una sola nubecita adornando su magnificencia.

Se sentía animada, todo en ese bosque era bellísimo. Y, con su nuevo compañero de viaje, esta vez sin duda podría atrapar a su presa.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Jue Dic 25 2014, 17:28

Inesperadamente mientras ambos se veían, un lengüetazo directo a su rostro fue lo que recibió de su parte, recorriendo su rostro desde el mentón hasta la frente. Cerraba sus ojos fuertemente evitando cualquier contacto con ellos de manera inconsciente. Su pegajosa saliva, y con su olor respectivo, quedo adherida a su piel, empapándola. Abre sus ojos, primero entrecerrados y luego abiertos normalmente, dando con los ojos de Niziare. Recupera poco a poco su conciencia, notando su impregnada cara con alguna sustancia babosa y un olor extraño. Se preguntaba qué era eso mientras cogía fuertemente el brazo estirando sus músculos cuando de súbito la hermosa bestia intentaba deshacerse de él, inicialmente con unos suaves empujoncitos de su parte, luego simplemente se levantó y aplicaba mayor fuerza, como un animal salvaje liberándose de una jaula.

El polvo causado por el agite de sus pies en la tierra, los envolvía, especialmente a Colm quien estaba aferrándose con más fuerza conforme ella la usara. Aun no sabía que pasaba y ese era su reflejo dominante en ese momento, aferrarse para no caer donde fuese que fuera a caer. Cayendo finalmente de espalda suelta un quejido por el golpe mientras tose por el polvo entrante en su boca y nariz. Por suerte el único resultado notable de ese forcejeo fue una herida poco profunda en el antebrazo de su brazo derecho. Su herida rápidamente fue cubierta por la tierra en el aire, creando una especie de costra de barro. Desde el suelo miraba la muchacha a través de la nube actual dentro del refugio, estirándose tranquilamente, como si no le hubiese lanzado al suelo y sin decir nada, un motivo o algo.

Disponiéndose a levantar, la mirada de la bestia se posa sobre él, seguido de un sonido salido de su garganta e incomprensible. Por un momento le pareció se reía pero, creyó luego que solo eran cosas suyas. Reincorporándose (sentándose), esta sale fuera con un salto y bombeando la tapadera de la entrada. – ¡Mica capa! – Grito mientras extendía su brazo en esa dirección. Esa mujer definitivamente tenía algo contra su capa. Bajo la mirada y suspiro, resignándose a no decir nada más. Con tanta cosa apenas despertar ya se encontraba despierno en pleno. Observo su herida, la cual limpió un poco. La manga de su camisa manga larga estaba también rota. Con una tira dentro de unos de sus bolsos en la cintura, hace una pequeña atadura para mantener la tela cerrada y evitar una mayor exposición a otras sustancias.

Posa ambas manos en el suelo y coge impulso para levantarse. Tomó la tela tirada por ahí y tomó un sorbo de agua. Volviéndose hacia el exterior ve a su compañera más animada que niño en parque y va con ella. En su camino afuera echa tierra sobre las brasas de la hoguera, evitando un posible incendio forestal o despistar a alguien que pueda estar rastreándolos. Con todas sus cosas en posesión sale al exterior con un paso calmado.

Respira el aire fresco apenas asomar su rostro y siente como la vida vuelve a él. Cierra sus ojos y mira al cielo, relajándolos y preparándolos para los destellos del Sol. Apenas abrirlos nuevamente, busca ver donde cayó su capa junto al tacón. A unos metros estaba visible, ahora aún más sucia que antes… Sin decir nada la coge y se la echa al hombro. Mira a la malvada Niziare y dice con un tono marcadamente molesto. – Espera, debo hacer algo antes de seguir. – Dándole la espalda, en dirección a un árbol cercano. Justo tras este, donde cree esta fuera de vista, baja un poco su pantalón, lo suficiente como para dejar al señor fuera y dejarlo vomitar tranquilamente directo a las raíces, ojeando su alrededor todo el tiempo claro, ¡no lo cogerían con los calzones abajo! Unos segundos después, da unas sacudidas a su miembro y lo lleva de vuelta a su prisión de tela.

Vuelve con la jovencita y le indica que ahora pueden continuar. Espera a su lado, mientras la mira. En eso, una pregunta surge en su maquiavélica mente. –'' ¿En su forma animal, van al baño? Y si es así, ¿Lo harían como un lobo o como un humano? ''– Su mano izquierda se posa en su mentón mientras mira a la lejanía pensativo y abstraído del mundo.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Niziare el Vie Dic 26 2014, 20:40

La mentalidad de Niziare era algo en lo que se podía profundizar durante horas y horas, una cuestión que podía ser un interesante objeto de estudio y de controversia. Muchas cosas que para los demás no eran en lo más mínimo relevantes, para ella resultaban cuestiones fundamentales de la vida, hitos que siempre debían tenerse presentes, pensamientos del más simple sentido común; por el contrario, y tal como sucedía en aquella ocasión, otros asuntos le parecían tan carentes de importancia que ni siquiera se molestaba en reparar en ellos, lo cual en el pasado había acarreado montones de malentendidos y enojos estúpidos.
Por ejemplo, la capa. Ese pedazo de tela que ella hubiese usado de papel higiénico de ser necesario (obviando el hecho de que, en realidad, ni siquiera usaba tal cosa como papel para limpiarse) para ella no era más que eso, un trozo de trapo utilizado para dar abrigo. Sin embargo veía frecuente que las "criaturas civilizadas" le tomaran apego a esos harapos, e incluso se preocuparan por su color, su textura, su calidad, y ella no entendía cómo seres "racionales" podían ser tan tontos como para sentir apego a cosas materiales, incluso como amuletos o simples piedras colgadas al cuello. Por eso no le importó ver la capa a unos cuantos metros hecha una bola de tierra y jirones, de todas maneras ya había asumido el compromiso de comprar otra y con eso debía ser suficiente.
Tampoco, a su parecer, el hecho de comenzar el día a los empujones, a las lamidas y básicamente, haciendo uso de violencia, era nada del otro mundo. Para ella los saludos más bonitos eran los efusivos y los brutales, y un simple "¡buenos días!" podía terminar en una golpiza si no tenía reserva. Quizá era porque no tenía asumido que los humanos eran criaturas a las que se debía tratar con más delicadeza, pues sus huesos eran frágiles y su carne endeble; o tal vez se trataba de que, simplemente, su naturaleza bestial la llevaba a actuar como eso, una bestia a la que le tenían sin cuidado los arañazos, las heridas superficiales o los cotidianos golpes y moretones.

No supo a qué se debía el tono irritable de su acompañante cuando éste habló (quizá le molestaba estar lleno de tierra o había dormido mal, pensó con inocencia) pero tampoco se dignó a intentar sacar sus propias conclusiones. Lo dejó ser mientras ella olfateaba los alrededores, interesada en averiguar si, durante la noche, alguien más había merodeado por allí. La tranquilizó no encontrar más olor que el de los animales autóctonos. Bueno, hasta que sintió un aroma agrio y desagradable que la instó a arrugar el hocico con expresión de disgusto. Poco tuvo que olfatear para adivinar de dónde venía y qué era, e internamente se molestó con el humano por orinar tan cerca de donde estaba. Eso, por ejemplo, era algo que ella tildaba de sentido común: "No harás tus necesidades cerca de ningún pobre diablo que pueda olerte".

La muchacha por su parte no sentía ganas de hacer sus necesidades. Había tomado muy poca agua el día anterior y su cuerpo se había encargado de absorber y utilizar hasta la última gota. Por el contrario, en aquel momento sentía mucha sed y su nariz estaba seca y áspera como la de un perro afiebrado. Tampoco había comido tanto como acostumbraba, por lo que ir de cuerpo no era una de sus más próximas preocupaciones. Sólo se limitó a esperar, y cuando Colm estuvo junto a ella lo observó, entendiendo que ya era hora de seguir.

Alzó la cabeza y observó el cielo. Olisqueó el viento, miró a los pájaros, palpó la tierra bajo sus patas. Pronto, y con una seguridad inusitada, tomó el camino hacia el noreste, segura de que estaban a muy pocos kilómetros de la costa más próxima del sitio que los humanos solían llamar "El pantano misterioso". Debían bordearlo por su lado este para llegar a la arboleda de los licántropos y así habría recorrido cada rincón del inmenso bosque en busca del gato. Si para entonces no lo hallaba se daría por vencida y proclamaría la extinción de los mismos, pues no había manera de que se le estuviesen escapando tan hábilmente.
Su paso era seguro pero tranquilo, mantenía una velocidad que el humano pudiera seguir sin agitarse. De cuando en cuando repetía el ritual del día anterior: Se detenía para olfatear y meter la nariz en todo hoyo que encontrase, escarbaba con una pata y luego retomaba el andar parsimonioso.
La única rareza en su caminar recto y orgulloso era que cojeaba muy ligeramente con una de las patas traseras, la que carecía de pelo en la cara interna y lucía una quemadura grisácea de aspecto desagradable. Le dolía, pero no tenía tiempo para andarse con tonterías, y era lo suficientemente aguantable como para seguir su camino sin rechistar.
Niziare
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Colm el Sáb Dic 27 2014, 18:03

Luego del ritual de su compañera y terminar sus pensamientos raros, la siguió. El día anterior decidió caminar por el estado muchacha pero ahora podría correr. Abrió su boca y estando cerca de decir ‘’ corramos ‘’ recuerda la herida en la pierna, deteniéndose en seco haciendo un balbuceo incomprensible. Meditaba en ello mientras la joven bestia caminaba delante, la atención de Colm alternaba entre su entorno y ella. Curiosamente repetía las mismas acciones y de la misma manera que cuando ‘’ humana’’. Se entretenía de vez en cuando observándola, detallando las ligeras diferencias entre su comportamiento en estado animal y humano. Se Preguntaba ¿por qué seguir arriesgándose a algún peligro oculto en vez de solo rastrearle con el olfato? Una respuesta que no buscaría pues seguramente sería una ofensa para un licántropo.

Así continuó todo el camino hasta llegar a los límites del bosque, desde donde podían ver al lúgubre pantano en la lejanía. Únicamente lo cruzó una vez, y era un lugar poco agradable, si se quería emboscar o tomar por sorpresa a alguien, allí seria perfecto. Sin contar a las criaturas ocultas bajo las aguas lodosas. De tener suerte, tal vez podrían dar con el gato antes de entrar en esas tierras.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 219
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Otro dia de caza [Abierto] [Interpretativo] [Cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.