Un Nuevo Año [Evento]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Vie Dic 12 2014, 17:16


Los brujos habían hecho un trabajo espectacular, y es que, los seis grandes de beltrexus deseaban saludar el año nuevo para que fuera recordado por generaciones y para asegurarse de incluir a todos, no solamente a las elites, decidieron realizar la reunión en un claro del bosque. La luna estaba redonda y completa, hechizos se habían levantado para alzar un imponente domo con tiras de colores aquí y allá como manchas de pinturas abstractas. Algo le mantenía suspendido en el aire, pero en su mismo centro tenía un agujero que permitía ver al astro en lo alto del cielo.

El suelo había sido alfombrado y paredes de agua en movimiento o hielo delimitaban los dominios de la fiesta, armando un gran salón a bosque abierto. Luciérnagas y lámparas iluminaban el lugar, mantenidos en suspensión en el aire como boyas en el mar. Largas mesas de tratos, tragos y comidas se abrían en abanicos para todos los presentes. A cada persona que se unía a la celebración se les daba un objeto entre tres: un collar de flores, un gorro o un pincho que debía de ser usado bajo pena de ofender a los comensales.

Varios brujos vestidos como bufones se turnaban para alegrar la fiesta y ponerle retos a los invitados que eran anunciados por el vocero de la fiesta, un hombre pequeño de estatura pero voluminoso. Cada vez que elevaba su bastón de mando, la gran orquesta que estaba situada bajo el domo, en medio del lugar se detenía amablemente para permitir la mejor recepción de los nombres dados.
________________________________
Nota: Este evento es de año nuevo, por lo que los que participen en la fiesta de navidad, también pueden hacerlo en este.
Nota2: Todas las razas pueden participar
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Elen Calhoun el Sáb Dic 13 2014, 11:15

En cuanto terminó la fiesta de Navidad ofrecida por el rey en el castillo, la de ojos verdes no perdió el tiempo. Recogió sus pertenencias y se embarcó hacia las islas, para celebrar el año nuevo en su tierra natal. Volvió al lugar en que se había criado y visitó a sus conocidos más cercanos, que se mostraron curiosos y quisieron saber lo que había deparado a la bruja durante su viaje. La joven intentó evitar el tema de la cicatriz que le cruzaba la mejilla, cosa que todos comprendieron.

Tras un largo paseo por Beltrexus, se detuvo ante la tienda de un conocido sastre, en cuyo expositor se podían ver bonitos trajes y túnicas. La joven llegaba a tiempo para asistir a la celebración que tendría lugar en el bosque, pero no acudiría con el mismo vestido que había usado en Navidad, pues le había resultado bastante incómodo llevarlo. Entró en el modesto establecimiento, y tras unas cuantas pruebas adquirió un entallado vestido azul con cuello y sin mangas.

La falda era amplia, lo que le permitía moverse con la libertad que buscaba. Un bonito encaje negro adornaba el cuello y los laterales del vestido, mientras el corset dejaba entrever la tela negra que había debajo. Soltó sus cabellos, que ya le llegaban hasta por debajo del pecho, y se miró por última vez al espejo antes de encaminarse al bosque.

Atuendo de Elen:

Caminó con lentitud, mientras los recuerdos de las cosas que había vivido allí la embargaban. A lo lejos podía ver el claro, en que se alzaban paredes de agua en movimiento y hielo, formando un improvisado salón. Los grandes brujos de las islas se habían esmerado en crear un imponente domo, decorado con pinturas y tiras de colores. El suelo, que solía estar cubierto por el manto de hojas que caía de los árboles, estaba ahora alfombrado.

Suspendidas en el aire, algunas lámparas y luciérnagas daban el toque de iluminación a la escena. Sobre las largas mesas descansaba una gran variedad de aperitivos y bebidas, esperando a los comensales. La hechicera se acercó a la entrada, donde esperaba un hombrecillo bajito y regordete. - Buenas noches señorita, sea bienvenida a la celebración. ¿Por qué nombre debo presentaros? - preguntó, al tiempo que alzaba su bastón y la orquesta guardaba silencio.

- Buenas noches, mi nombre es Elen Calhoun.- respondió la de cabellos cenicientos con voz animada. El vocero hizo la presentación correspondiente y le indicó que ya podía pasar. Un joven brujo vestido de bufón se acercó a ella, para darle a elegir entre algunos objetos que ofrecían a todos los asistentes. La maga esbozó una sonrisa y tomó el collar de flores, que se puso de inmediato. Volver a las islas le había sentado bien, estaba más animada y podía disfrutar de aquella celebración sin preocupaciones.

Caminó por el salón, admirando el trabajo que habían hecho los creadores del evento. Observó el domo, que también estaba suspendido en el aire y tenía un agujero en el centro, por el que se podía admirar la brillante luna.
Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1358
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Athos el Sáb Dic 13 2014, 13:02

"¿Ir o no ir?" Ahí estaba el dilema. "¿Cuál dilema? Claro que voy". Oh, sin duda. Torpe de mí. Yo pensaba que... Bueno, no importa, sólo soy un narrador.

No es que el Baile Real haya sido un fracaso, realmente le había dejado muy buenas experiencias al dragón, y quizá unas no del todo agradables. El punto era que se había concentrado en los puntos positivos que una fiesta podía ofrecer, así que después del evento en el Palacio, se preparó para ir a las Islas Illidenses, en donde se prepararía una segunda festividad, ésta con la temática de año nuevo. Un motivo excelente para celebrar, pues se agradecía el tiempo transcurrido, la existencia en el presente y el nuevo porvenir.

Ciertamente uno debería estar agradecido todo el tiempo y no esperar hasta año nuevo para proyectar la emoción, simplemente veía ese festejo como algo simbólico, como un cumpleaños. Además, podía servir de excusa para disfrutar con amigos y conocidos, ¡hasta con desconocidos! Era cuestión de formalidades y de tratar de crear días especiales para hacer cosas especiales de manera especial, porque si todo momento lo tratáramos como uno especial, entonces no serían realmente especiales. "Y lo especial es mejor". Vamos, que lo especial es especial, no hay mucho que detallar.

Sin embargo, por más que contemplara la especialidad, el caballero no se esforzó en conseguir un atuendo especial para la ocasión, sino que se conformó con repetir. Su sotana negra lucía igual que en el baile, simple y sutil. Nada en especial resaltaba, salvo el hecho de que la llevara, puesto que pocas personas vestían así, si no es que ninguna. Quizá sí era un traje especial, después de todo.

La región en donde la celebridad tendría lugar se regocijaba de vida y energía. Con la Luna como observadora, entre luciérnagas animadas, a través de muros de cristal, sobre una reluciente alfombra y acompañados de un ambiente ameno, el día prometía ser inolvidable. Si únicamente la decoración hipnotizaba con su calidad, sin duda el resto de los elementos terminarían el trabajo de encantar a los invitados. La emoción y el éxtasis en el caballero dragón alcanzaban un nivel distinto, o mejor dicho, un sentido distinto, y es que Komar prefería ese aire natural.

Buenas noches, caballero. Bienvenido a la celebración. ¿Por qué nombre he de presentarlo? —El pequeño sujeto, de aspecto amigable, recibió al híbrido, tomándose el privilegio de hacer cesar la música.

Se sintió un poco acongojado que detuvieran los agradables sonidos sólo por él, así que para no hacerle perder más tiempo, respondió con brevedad—. Athos. —Le sonrió e inclinó casi imperceptiblemente su cuerpo. No había preguntado por su verdadero nombre, ni la ocasión era tan formal como en el baile, por eso había dado su seudónimo y no su nombradía. Era lo que le gustaba de estar ahí, que se sentía con más libertad y comodidad, tomándose los beneficios más adecuados.

Pasó, conforme la música se reanudaba. Frente a él, un bufón se presentaba.
Una especie de bandeja extendía, donde tres objetos Athos veía.
Un collar, un gorro y un pincho, ¡casi pega un relincho!
¿Cuál elegir, cuál perseguir, cual preferir?
Athos meditó por tres segundos, sumergiéndose en pensares profundos.
El collar era muy bello, ¿para qué arruinarlo en su cuello?.
El gorro no le venía nada mal, pero prefería algo más natural.
El pincho debería ser, ése era su parecer.
Lo tomó, le sonrió, lo colgó, y siguió.

"Eso fue interesante". Jamás había visto a un bufón, no de esa clase, al menos. Transmitía una esencia muy extraña, distinta a cualquier otro individuo. Llenaba a los espectadores con coloridas ideas, haciendo mostrar los mejores de los gestos. Era un excelente hombre, y lo sabía con sólo haberlo visto. Qué grandiosa vida él debería llevar. Deambuló con ese pensamiento alrededor, explorando el lugar, encantándose con las formas, los sonidos y... las plataformas...?

"Me pregunto qué tendrán para comer". En el Baile había bocadillos, seguro aquí tendrían también algo para rejuvenecer. "Sólo espero que no sean grillos". Mala rima, Athos. "Hmm..."
Athos
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 353
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Invitado el Dom Dic 14 2014, 23:46

Mis pasos sonaban decididamente fuertes sobre el piso de la casa que me vio nacer. Los empleados que trabajaban para la familia se detenían cuando me cruzaba en su camino como si estuviesen viendo un fantasma errante. Mis miradas eran tan buenas como el ácido para ellos, con la que les ordenaba sin necesidad del lenguaje verbal a volver a sus tareas. La excepción claro está fue para mis padres adoptivos, Germa y Fagun quienes estaban trabajando en la cocina cuando me colé silenciosamente y les abracé por la espalda. ¡Vaya susto que se dieron ese par de viejos gitanos! Pero me recibieron en la casa como si jamás me hubiera ido. Después de un par de horas poniéndonos al día y comiendo a escondidas para no tener que reportarme a mis padres decidí que era hora de subir escaleras arriba y conocer a mi nueva hermana: Marian

Una beba regordeta de ojos como el cielo y tan mimada que parecía echada a perder. Al menos no berraba. Instintivamente pensé en Kuzu y traté de ahuyentarlo como si su recuerdo fuera un mosquito molesto. Después de ver al pequeño engendro que tenía por hermana, abrí las puertas de la biblioteca de par en par, dejando a mis padres boquiabiertos. -Supuse que no era necesario llamar, los sirvientes dijeron que se encontraban aquí- dije recordando como solía comportarme cuando aún vivía con ellos. Antes de los saludos, el lloriqueo y los abrazos me esperó una buena reprimenda por haberme extraviado tantos meses, por la aventura con bucaneros –no me atreví a avisarles que eran piratas de carne y hueso- y otras cosas más, por lo que les di una devolución de lo que estaba escuchando antes de traspasar las puertas: ¿Otro prometido? y las cosas quedaron así por el momento.

Aunque había mucho que decir y ver. Era agradable volver a estar en casa, aunque ya no me sentía cómoda en ese lugar. Había venido a pasar el nuevo año allí y a averiguar más sobre magia arcana y un extraño cuervo: el cuervo blanco. Faltaban siete días para el gran baile de los seis grandes y en ese tiempo conocí no sólo al pequeño bastardillo de mi hermano y su esposa sino que también al enclenque de mi nuevo prometido. Ya se me estaban acabando las cartas para deshacerme de ellos. Con mis padres había tocado todos los temas a excepción del más importante, Kamui Kuzuryu.

En el día de la fiesta, lucía un vestido que había preparado el sastre de la familia. Nada extravagante. Se trataba de una pieza negra largo hasta las rodillas con detalles en oro y rosa. Guantes, botas y sombrero a juego y una joyería digna de la familia Kaliope a quien estaría representando. Odiaba usar joyas… aunque mi madre tuvo la suficiente sensatez de no obligarme a usar nada ostentoso.

Luka:

Los brujos habían hecho un trabajo espectacular y asombroso. Este nuevo prometido… ¿Maurice? parecía un ratón de biblioteca viendo los detalles del lugar incluso antes de pasar por la recepción. Di mi nombre al recepcionista y la música se detuvo para hacernos los honores La señorita Luna Kaliope dije ignorando brutalmente a mi acompañante mientras buscaba entre la gente a Kuzu. Le había enviado una nota rápida con la invitación, aunque era muy probable que no estuviese allí dado su oscuro pasado, sin embargo… no dejaba de ser un Kuzuryu. Suspiré mientras el tarambanas me acompañaba a hacerme uno de tres objetos.

Enarqué una ceja, no parecían ser objetos cualquiera, ¿quizás por ello era obligatorio su uso? “Brujos retorcidos” pensaba viendo lo ostentoso de la decoración y el infierno que habrían tenido que pasar para levantar tal magnificencia en ese lugar. Me tomé el lujo de hacer algunas notas mentales sobre algunos hechizos que parecían útiles. Esa iluminación estaba más que vistosa… Ejem… se aclaró la voz uno de esos… payasos disfrazados de bufones. Oh, si… el pincho por favor. Una vez cumplida con las formalidades me escabullí entre la gente hasta llegar a la orquesta. Magnífico susurré con ganas de sacar mi flauta para acompañar en alguna pieza.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Magazubi el Lun Dic 15 2014, 04:16

    No pude evitar oír una conversación en el Gran Baile Real sobre otro evento que se iba a realizar en tierras de magos. Esta conversación me había causado un enorme interés ya que no conocía muy bien a ningún mago y todo lo que sabía de mi propia raza era lo que los libros me informaban y mi referencia personal, más no había tenido el placer de conocer la magia de cerca.

    Muy temprano me levanto en Lunargenta a visitar la zona de la costa a ver si consigo como ir a la Isla Illidense y habían varias canoas pesqueras por casualidad, de la cual 1 ya estaba por partir, así que salí corriendo antes de que se fuera y me acerque a un hombre moreno de ojos oscuros, con una sonrisa suave y diciéndole un poco nerviosa – mi papá se encuentra al otro lado del lago... me escape y él debe estar muy preocupado por mi... podría ud ser tan amable de llevarme hasta la Isla Illidense?-

    El hombre con un rostro muy amable tendió su mano para que la tomara y pudiese montarme en aquel bote hecho de madera con unos hermosos grabados que captaron mi atención. Este amable caballero me dijo – Me llamo Pedro Dorinwo, puedes contar conmigo cuando lo necesites.-

    Su amabilidad me había encantado pero lo que realmente me hizo adorar a aquel hombre fueron los grabados internos del bote, parecían como una historia y desde que entre me puse a observar cada dibujo con mucha fascinación y admiración. - Mi nombre es Magazubi y también puedes contar conmigo en todo lo que necesites.- lo digo con mucha sinceridad. - Adoro tus dibujos, son muy lindos- Hago una pequeña pausa. - Yo también dibujo y considero que estos son unos de los dibujos más lindos que he visto. Me permitirías dibujar algo en uno de los asientos de tu bote?-

    Aquel hombre dudo un poco pero acepto la oferta de aquella niña. - Claro que puedes, pero dibuja pequeño que aún tengo mil vivencias que contar...-

    Aquellas palabras sonaron como una melodía hermosa para mi y saque un pequeño imperdible de mi cabello con el cual me pinche la punta del dedo índice, llenando aquel instrumento de un poquito de sangre; luego de eso concentre un poco de energía caliente en mis manitos para que se me facilitara el trabajo del tallado y me puse a tallar en la tabla de madera un delicado y pequeño símbolo semejante a un triangulo con varias rayas en el interior y abajo de el coloque una M. -Listo, ya termine-

    El hombre fascinado por aquel símbolo se limita a preguntar su significado, simplemente lo acepta como un lindo regalo y le advierte que el viaje va a ser un poco largo y que estaba encantado de realizarlo con una personita tan curiosa.

    Como el viaje iba a durar unos cuantos días dedique ese tiempo a preguntarle a aquel hombre sobre algunas dudas con respecto a la existencia de ciertas especies que leía en cuentos, sobre la inspiración silenciosa de sus dibujos que gritaban por ser escuchados, entre otras cosas...

    El viaje fue un éxito, realmente me sentí muy complacida de haber conocido a alguien tan interesante y simple a la vez, ya que en ningún momento me aburrí en el viaje, siempre salia un nuevo tema y preguntas que sin contestarlas hacían reflexionar sobre lo maravilloso, peligroso y extraño que puede ser el mundo. Ese hombre me esparció un poquito de cultura, valor y sentido artístico que me ayudaban a crecer como persona.

    Al llegar a la Isla me desanimo un poco porque sé que debo alejarme de aquel hombre que me había llenado de tanta esperanza y belleza. Agradecida con tan excitante viaje le da las gracias al joven con un dulce beso en la mejilla y sin mirar mucho para atrás sigue su camino.

    -Aquí no creo que consiga tiendas para robar así que me toca trabajar duro- pienso y me pongo en busca de diferentes hojas y matas para confeccionar un vestido el cual duré todo un día y una mañana elaborándolo.

Vestido(1 día y medio de trabajo):

    Ya estaba preparada para el evento...

    Seguí una hermosa melodía y unas bonitas mariposas que se dirigían al evento. En cada paso sentía una emoción impresionante, mi cuerpo se erizo al llegar a aquel lugar tan hermoso y frondoso que sin exagerar merecía toda la atención de la fiesta. Respire profundamente como con un suspiro y dije – Es oficialmente lo más hermoso que he visto-

    Me quedo un gran rato sentada sobre una piedra cerca de la entrada admirando todo el lugar, sin percatarme de que un señor insistía en presentarme. - Magazubi- dije sin siquiera mirarlo ya que estaba ocupada mirando aquel lugar.

    Brutalmente deje de alimentar mi psique con aquel hermoso paisaje; me di cuenta de lo descortés que había sido al siquiera mirar al pobre hombre que con tanta amabilidad me daba una cálida bienvenida.

    - Mis disculpas señor – hago una pequeña reverencia – es que realmente es un muy lindo lugar-

    - No se preocupe señorita... Le molestaría aceptar un presente de la fiesta? Ud lo puede elegir- aquel señor agradecido por mis disculpas me da las 3 opciones disponibles para escoger.

    - Por favor podría darme el sombrero?- al recibir el sombrero me lo pongo con mucha alegría mientras paseo por el lugar admirando la naturaleza, mientras camino saltando un poquito y tarareo.

Ejemplo de mis Salticos:

________________________

OffRol

No tarareo la canción del video x.x
Tarareo algo más dulce y delicado

Pd: edite el post a petición de un master.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 612
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Sakun el Lun Dic 15 2014, 18:06

Caminábamos con tranquilidad... Habíamos regresado de Sacrestic Ville... Nos había tomado demasiado tiempo, es más, pudimos ver el sol y la noche saliendo varias veces... Estábamos algo cansados pero con las energías suficientes de seguir caminando. También un buen samaritano nos había ayudado con el viaje, dejándonos subir a su caballo y pudiendo agilizar el paso... Teníamos pocos días y según rumores, estaban surgiendo objetos extraños que mayormente se podían encontrar en el suelo. Mi tigre estaba creciendo... Sus uñas se habían vuelto más filosas.

Zarpitas al final comenzaba a crecer y se convertiría en el animal más poderoso del mundo. Eso me alegraba bastante. En fin... El joven nos había dejado bastante cerca, en un bosque exactamente. Según él me había contado que era nada más y nada menos un lugar de Las Islas Illidenses... Había escuchado que estaba organizando muchísimas cosas cerca de allí.

Me sentí algo incómodo por un momento dado que no conocía bien el lugar... Me quedé algo expectante hacia el lugar donde provenían bastantes ruidos. Mi seriedad predominaba bastante, al punto que fruncí el ceño y empuñé mis manos con fuerza. Nunca había llegado a ese lugar y es más, en mi vida tampoco había recorrido esa parte. Mi mascota rugió con fuerza, mostrando que ya estaba creciendo... Su gruñido era grave y parecido al de un león, solo que diminuto. -Wow... ¡¿Cómo lo lograste?!.-Hablé sorprendido para acercarme y acariciar primeramente el hocico del animal para bajar a su mandíbula y sentir su musculosa boca... Solamente una mordida bastaría para arrancar la pierna de alguien quizá. En fin... Caminamos con tranquilidad hacia el lugar donde había bastante ruido. Con inseguridad, primero nos hicimos detrás de los árboles y examinamos la fiesta que se llevaba a cabo.

-No te vayas a acercar... No es seguro aún.-Hablé asegurándome que mi espada estaba en la cintura mía... Reposando. Noté que habían niños e incluso personas que festejaban algo... Pegué un fuerte suspiro y sonreí ante ello. -Vale... ¡Vamos Zarpitas!.-Le hablé de manera tranquila, saliendo de los escondites... Según lo que había escuchado, también hacían algo en la ciudad de Lunargenta. El tigre blanco corrió hasta allí hasta que un tipo le prohibió el paso.

-Un momento...-Dije aún bajando pero un tipo misterioso se hizo al frente mío... Mi ceño se frunció de repente y lo miré seriamente. -¿Necesitas algo?.-Pregunté... El mostró una sonrisa y me dio una caja que contenía algo dentro... Desapareció misteriosamente.

La miré algo desconfiado para luego abrirla... Era un vestido algo elegante, quizá quería que usara un traje hermoso pero... ¿por qué lo haría?. Sin darle vueltas al asunto, me lo coloqué, quedando algo ceñido a mi musculoso cuerpo.

Traje Armadura:

Al llegar allí, me presenté sin esperar que me preguntara... -Mi nombre es Sakun Fairsteur, del clan dragón extinto.-Hablé para luego ver a Zarpitas que estaba chillando porque no le dejaban entrar. -Y es mi mascota... Viene conmigo...-Pronuncié con tranquilidad y nos dieron el paso, dejándonos pasar sin más preámbulo.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Kuzu el Mar Dic 16 2014, 03:26

“Vaya locura… nunca más voy a un baile, sobre todo si es patrocinado por este rey demente.” La fiesta que tuvo lugar en el castillo había sido de locos, pero a pesar de todo rescataba un par de cosas. Tenía la esperanza de habérmela encontrado ahí, pero supuse que si no era en el castillo, definitivamente estaría en la fiesta de fin de año que realizan los de su raza. Mis sospechas no se hicieron esperar cuando recibí su invitación. Luego de lo sucedido con Trafalgar, no estaba seguro de cómo reaccionar al volver a verla, pero solo había una forma de averiguarlo… siempre la había.

Por alguna extraña razón que aún no logro explicar, mi traje estaba arruinado totalmente, por lo que se lo devolví a la señorita a quién había engañado, solo para volver a engañarla de nuevo con otro traje (no sin el reto del siglo), pero un par de guiños y promesas vacías eran todo lo que bastaban para mantenerla contenta.  No creía conveniente ir al descubierto a las islas, así que decidí sacarle un antifaz mientras no estaba viendo y huí al puerto antes de ser descubierto.

Traje de Kuzu:

El viaje en barco a las islas fue largo e innecesariamente aburrido… ¿o quizás aburrido e innecesariamente largo? Por suerte la frecuencia de los viajes había aumentado considerablemente para cubrir la demanda de gente que asistió al baile del rey de los humanos y que por nada del mundo deseaban perderse ambos eventos. Había visto un par de conocidos en el barco, pero mi disfraz era demasiado bueno para ser reconocido.

Arribamos de noche a las Islas, y como unos corderitos fuimos conducidos al bosque. El “matadero” se encontraba en un claro en el bosque, quizás porque ninguno de los tacañosos brujos se prestó para ofrecer la fiesta en su residencia. De todos modos, no habían hecho un mal trabajo, era bonito, vistoso y me daba nauseas, por lo que rápidamente perdí el interés en el resto de las decoraciones. Solo me importaba encontrar luego a Luka y llevármela lejos de esta hipocresía.

Empecé a ponderar la clase de genocidio que estos brujos podían hacer con tanta gente reunida dentro de aquellas peligrosas paredes mágicas, cuando de pronto sujeto de cara graciosa con una bandeja llena de chucherías me abordó.  Miré a mi alrededor y parecía que a ambos nos había tocado la peor parte: mientras el resto de los bufones hacían bufonadas, a él le tocaba atender a un tipo con cara de perro como yo; y por mi parte, mientras al resto los atendían bellas señoritas, me tocaba tener que lidiar con un sujeto con cara de payaso rezagado.

- Solo tome una, señor.- dijo algo cabreado, y luego de un intercambio de miradas odiosas, tomé un pincho con forma de rosa azul. Era lo que le faltaba a mi traje, por lo que me lo puse gustoso. Luego de eso una especie de enano empaquetado pero poco compacto me instó a presentarme ante todos los presentes. Lamentablemente parecía tener dos dedos de frente más que aquel mayordomo del castillo, por lo que tuve que inventar un seudónimo menos peligroso. Decir mi nombre real estaba fuera de toda consideración, pero encontrar a Luka entre tanta gente sería un fastidio. - Kamui Kaliope.- dije sin vacilar, y luego de detener innecesariamente la música y la diversión de los presentes, repitió mi nombre como un eco con amplificación, provocando más de un desmayo.

Las cartas ya estaban jugadas, por lo que sin medir demasiado las consecuencias, entré a la fiesta, esperando que Luka ya hubiese arribado y haya captado mi llamado.
Kuzu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Blien el Mar Dic 16 2014, 21:33

- Por favor, Blien, cuando llegues ahí, recuerda comportarte como digno miembro de la familia. Menciono mi madre mientras se encargaba de dejar inmaculado el uniforme de gala que debía llevar. - No sé a que te refieres madre. Es por todos sabido que mi comportamiento es intachable. Le aseguraba mordisqueando una manzana, mientras descansaba sobre una fina y cómoda silla en el rincon de la habitación. - Tu padre piensa que un evento de este tipo, podria dotarte de la visión que tanta falta te hace y podrías hacer amistades para continuar expandiendo el alcance de nuestros negocios. - Tonterías Pensé. El único motivo por el que había aceptado ir es porque ese dichoso evento contenía la palabra "fiesta" en su nombre.

Para los seis grandes El nombre Vorhauzen jamás había pasado desapercibido a pesar de nuestro escaso poder ante la magia. Nuestro titulo como "Mago guerrero" y aun más, nuestra estadía en los negocios por prolongados años, abarcando la era de la guerra, nos posicionaba entre aquel listado de apellidos que no podía ser ignorado dentro de la sociedad de los magos. Mi padre, con honores, había sido invitado a asistir en las festividades, pero debido a importantes asuntos en la agenda de la compañía, me pidió en persona asistir en su nombre.

_______________

- Aghh. Maldición... Me quejaba mientras permanecia de rodillas en la orilla del pequeño barco que había alquilado para llegar hasta las islas, lugar donde se llevarían a cabo las festividades. Había estado vomitando por horas. No solo por el mareo que me producía el movimiento del bote ante el oleaje, si no también debido a la tremenda borrachera que me había pegado la noche anterior. - Hey, ¡Inútil! Exclame ante uno de los empleados del navío. - ¿Tienes algún remedio para la resaca? La cabeza me esta matando. El sujeto me miro con desprecio y se limito a responder a secas. - Agua salada. Bébela o muérete. Respondió mientras se daba la vuelta y regresaba a sus ocupaciones. - Claro. Retírate, infeliz. Antes de que te parta la cara... Volví mi vista hacia el mar sin encontrar remedio o consuelo alguno. Dentro de pocos minutos pude percibir los muelles de las islas donde atracaríamos. Ahí debía bajar y dirigirme hacia la peculiar dirección que se me había otorgado. Tambaleándome, me dirigí hasta mi camarote y tome el traje para cambiar mi atuendo.

Aspecto:

Finalmente, habíamos llegado. Me sentí mejor luego de bajar de aquella trampa de madera con el ridículo nombre de "barco" y me apresure a dirigirme al lugar indicado. No podía creer del todo la marca en el pequeño mapa anexado a la invitación Era difícil creer que el evento seria llevado a cabo en medio del bosque en vez de un lujoso hogar, residencia de algún mago, pero así era. No se trataba de ninguna broma o engaño. Al llegar al bosque, me encontré con una extraña edificación cuya composición me fue difícil asimilar. Casi caigo al suelo ante la risorio idea del improvisado sitio donde todo se llevaría a cabo. jajaja. Magos estrafalarios... Ya veo porque mi familia prefirió ir hacia Lunargenta.

Sin más reparo, me dirigí hacia la entrada, avanzaba distraído notando la decoración y atmósfera que se presenciaba en el lugar, hasta que fui detenido por el suave tacto de un desconocido. Intente buscar con la mirada al sujeto, mirando en todas direcciones un poco confundido. - Por aquí, señor. Dijo una delgada voz para atraer mi atención. Se trataba de un hombre de baja estatura con un cuerpo por de más regordete. - Hmpp... Intente contener una carcajada por el aspecto del hombre mientras el notaba mi burla y reaccionaba con desprecio. El pequeño hombre aclaro su garganta y paro de repente la música y cualquier actividad que se estuviera suscitando en ese momento. - Debo presentarlo, ¿Cual es su nombre? Pregunto con toda cortesía y elegancia. - Descuida pequeñín, ya has hecho bastante captando su atención.

Nadie podría presentarme con la misma gracia que merecía, por lo que aparte al amable recepcionista y me encamine hacia en medio del salón, ignorando por ahora a los ridículos bufones quienes parecían ofrecer algo con sus bandejas. Capte la atención de todos los ojos, este era el momento. - ¡Blien Longiz! Una pequeña e intrigante pausa precedió al resto de mi presentación. ¡De la familia Vorhauzen! ¡Actuales herederos de la compañía Aves de trueno! Luego de mi escandalosa presentación, dirigí una mirada de superioridad ante todos, pero fui distraído nuevamente por los bufones quienes insistían en que eligiera un objeto. - ¿Que..? te acercas a mi con un montón de baratijas y no una copa de buen licor. Le mencione con un deje de sarcasmo. - Si es necesario, entonces tomare el pincho. Ahora dime, ¿donde esta la bebida? Iría directo al grano y no abandonaría la más "electrizante" de mis sonrisas.
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Neriah el Miér Dic 17 2014, 13:02

¡Por fin estaba en las islas Illidenses! ¿Y qué era lo primero que me encontraba? Bueno, lo segundo, lo primero había sido una sirena que me había entregado unos extraños objetos a cambio de una canción…  ¡Un baile! Parecía que todas mis aventuras acababan llevándome a algún tipo de baile. Me habían dicho que, al igual que en el castillo, en este baile estaba permitido el paso a todas las razas, aún así, me dejé el pelo suelto para tapar mis orejas, que quedaron ocultas bajo los espesos rizos.  Sabía que en aquellos lares los elfos no éramos muy bien recibidos y no quería iniciar un conflicto nada más llegar. Revisé mi atuendo, en esta ocasión iba mucho menos arreglada que en la anterior. Llevaba una sencilla túnica blanca que hacía resaltar el rojo de mi pelo y que me permitía moverme con normalidad. La había adornado con unas hojas de acebo entrelazadas sobre unos tallos verdes. El rojo de los frutos del arbusto contrastaba con el verde de sus hojas y el blanco de la túnica. Era un atuendo bonito y sencillo al mismo tiempo.

Me anuncié con el nombre de Neriah D’Anna y me adentré en el claro del bosque, que me gusto tanto o más que el salón del castillo de Lunargenta, ya que había sido construido con los elementos naturales que ofrecía el bosque, no con la piedra y el metal que, a pesar de ser bellos, su ausencia de vida los hacía fríos.  

Nada más entrar me dieron a elegir entre varias decoraciones, sabía que rechazarlas sería hacer un feo, por lo que tras unos segundos de meditación, elegí un ridículo sombrerito que me pareció muy gracioso y además era verde, para hacer juego con los adornos de mi vestido. Era un pequeño sombrero de copa, que se agarraba al pelo con una pinza y del que salían dos antenas, acabadas en una bolita. No podía verme en ningún sitio, pero debía tener pinta de hormiga, o de abeja con aquel complemento.  Me reí de mi misma y me adentré en el baile, dispuesta a pasarlo bien y a hablar con cuanta más gente mejor.

Vi entre la gente una cara que me resultaba familiar, me costó unos segundo recordar de dónde. Era el chico del baile del castillo, el que había salido corriendo en pos de unos bocadillos. Me acerqué a él y le saludé. –Buenas noches, señor ¿Komar Fère? –Pregunté, esperaba recordar bien el nombre. –¿Seguís en busca y captura de bocadillos, o habéis cambiado de objetivo? –Dije con una sonrisa divertida. –Creo haber visto en una de aquellas mesas, unos pasteles con una pinta asombrosa.
Neriah
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Jue Dic 18 2014, 04:54

Aún la fiesta no se ponía en su máximo esplendor cuando un hombre encapuchado surgió de entre una pared de árboles con aire sombrío y fuerte levantó su bastón y la orquesta bajó el tono de su música para que fuese escuchada como fondo. Los payasos, bufones y otros empleados se relajaron y mostraron amplias sonrisas de anticipación. -Les saludo en nombre de los grandes brujos ¡pueblo de las Islas! Y a los extranjeros que han abiertos sus corazones para conocer nuestra hospitalidad. Deseamos que este nuevo año llegue cargado de emociones y buenas energías y para ello hemos preparado sorpresas que solo este pueblo puede ofrecer- hizo una pausa observando exhaustivamente a los presentes. - Nos hemos enterado que el rey ha usado magia en su fiesta… y nos honra que lo haya hecho pero lo que les ofreceremos será de otra categoría- parecía que el discurso acabaría, pero agregó algo de último momento aclarándose la garganta -Algunos de nuestros bocadillos también tienen efectos especiales y no permanentes- la música ahogó el resto de sus palabras.

brujo:

Menos de una hora después los bufones que continuaban con sus trucos y espejismos hicieron que todos los invitados se agruparan de a pares para comenzar un juego. Una vez que todos se hubieran reunido, un brujo que parecía no muy cuerdo comenzó a barajar sus cartas. Se hacía llamar Romanticón pero de romántico parecía tener poco, más bien de loco.


La mezcla de los cartones no era como el tradicional, sino que se efectuaba a través de la telequinesis a cierta distancia del hombre y cuando las barajas se rozaban emitían chispas y luces de colores. Cuando el rito se hubo acabado, las cartas fueron dispuestas y volando tomaron lugar frente a cada pareja.

*Más personas pueden continuar uniéndose a la fiesta.
*Todos deben intentar hacer pareja con un personaje real
*Deberan interactuar normalmente como la fiesta que es hasta que finalice el turno, cuando elegirán a su pareja y la carta que les tocó. El dibujo puede ser cualquiera, descabellado, lo elegirán ustedes.

Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Elen Calhoun el Jue Dic 18 2014, 10:48

Los invitados seguían llegando a la fiesta, que prometía ser tan divertida como la del rey o más. La bruja se sentía cómoda, paseaba entre las mesas admirando la decoración del lugar y la gran variedad de aperitivos y bebidas que había. Recordó los extraños y pintorescos efectos que habían tenido los bocados en el baile de Navidad y se atrevió a tomar un pequeño dulce de una de las bandejas cercanas.

La de ojos verdes se deleitaba con el agradable y azucarado sabor del aperitivo, cuando un joven captó la atención de todos desde el centro del salón. El recién llegado se presentó a viva voz, antes de ser abordado por los bufones, que seguían repartiendo objetos a todo el que llegaba. Elen aprovechó para echar un vistazo a los presentes, algunos rostros le sonaban del baile en el castillo pero no conocía bien a ninguno de los asistentes.

Pero eso no era importante, había acudido a la fiesta para pasar un buen rato y eso haría. Además aún podía llegar más gente, con lo que terminaría encontrando la manera de mezclarse con el resto. Siguió paseado por el salón, tomando nota de los hechizos de los que se habían valido los grandes de Beltrexus para crear la decoración.

En eso andaba cuando un encapuchado surgió de entre los árboles con aire sombrío, levantó su bastón y la orquesta bajó su tono, mientras los bufones y demás servicio sonreían ampliamente. El hechicero comenzó su discurso saludando a los presentes, antes de anunciar que habría sorpresas durante la celebración. - Nos hemos enterado que el rey ha usado magia en su fiesta… y nos honra que lo haya hecho pero lo que les ofreceremos será de otra categoría.- prosiguió, para luego añadir algo que la maga ya suponía. Pero por el momento no había notado ningún cambio a causa del dulce que había comido.

Una vez terminado el discurso, los bufones continuaron con su tarea, entreteniendo al público con divertidos trucos y espejismos. Y así siguió la celebración durante un rato, antes de que instasen a los presentes a agruparse por pares para un juego. Elen se sintió algo incómoda con esto, no conocía a nadie y no se le daba demasiado bien entablar conversaciones con extraños. Observó con atención al resto, esperando ver sus reacciones y evaluando con quién le sería más fácil interactuar.

Algunos ya parecían conocerse entre sí así que les resultaría fácil juntarse, descartó a éstos y comenzó a buscar a alguien que estuviese en su misma situación. Aunque también podía limitarse a esperar, por el momento el número de asistentes era par así que cuando todos se agrupasen por pares quedaría alguien solo, al que podría acercarse. - Uhmm creo que esperaré un poco.- musitó, al tiempo que se dirigía a una de las mesas para tomar una copa, de la que dio un par de sorbos.


Off: Thorn espero haberlo hecho bien, he interpretado que lo de elegir compañero era al acabar el turno de todos. Si tenía que poner la pareja al final del post avísame y lo modificaré.
Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1358
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Athos el Jue Dic 18 2014, 12:59

Dejando las rimas a un lado, había muchísimo entretenimiento ahí. Uno que Athos estaba disfrutando con mayor plenitud. En el otro el bailar era un divertimiento que no conocía del todo, sólo podía disfrutar de la música y los bocadillos, pero aquí podía hacer eso y entretenerse con los espectáculos bufónicos. ¡Tres de sus sentidos ocupados! Aquel que sepa contar notará que tres es más que dos, lo que significa que es mejor. "¿Más es mejor?" En este caso, sin duda. "¿Y no más rimas?" No por como caminas. "Qué bueno..."

A pesar de que su vista estaba concentrada en las acrobacias de los artistas, su visión periférica notó una figura acercarse a él, y en cuando le enfocó la recordó. O algo así. Recordaba el momento, recordaba incluso su vestido, pero no su nombre. Aquella vez lo había escuchado un momento en medio de tantas cosas. Su memoria por sí sola era un fiasco, más cuando era distraída por tantos asuntos. Se sentía apenado por no poder rememorarla. Viendo el lado positivo, tal vez ella tampoco lo recordaría y se presentarían de nuevo.

"Ahora me siento peor". Tampoco iba a llorar, pero al escuchar su nombre fue como recibir una estocada al corazón. Tanto peor, porque seguramente en algún momento habían anunciado su nombre y él ni atención había puesto. O lo había hecho pero igual no lo reconoció. Una lástima.

Saludos, señorita. —Hizo un ademán, sonriéndole moderadamente—. Afortunadamente esa búsqueda logré cerrarla con éxito. Aunque tal vez la reanude, ya que no he comido desde la mañana. —Comentó con naturalidad. Era costumbre en él no ingerir alimentos a menos de que fuera necesario, así que deliberadamente provocaba la necesidad esa noche para tener una excusa para comer. Esperaba que esos bocadillos también vinieran con una sorpresa, quizá la mejor parte del Baile de unas semanas.

Tendrá que disculparme. —Sonrió apenado—. No por irme. —Rió un poco, recordando que de esa forma se alejó de ella—. Sino porque he olvidado su nombre. —Acarició su frente—. Mi memoria no es muy buena. Lo siento. ¿Le importaría repetírmelo, por favor? —Prefería saberlo en ese instante que tratar de traerlo a su mente, pretendiendo que sí lo sabía. De alguna manera, consideraba el silencio como un acto opuesto a la honestidad.

La música fue callando, dando lugar a la aparición de un brujo por demás fascinante. ¿Sería el anfitrión, o quizá el representante? Algún puesto de importancia debía tener, sentía su energía y potencia. Y su voz llenaba el lugar. Y sus palabras llamaban la atención del dragón, animándolo—. Entonces aquí también nos divertiremos con los aperitivos, ¿hmm? —Comentó a la mujer a su lado—. ¿Me acompaña por uno, o preferiría que le trajera alguno?

La mesa de los alimentos no estaba muy lejos de ellos, así que fue fácil coger un pastelito. Era muy dulce, pero no tanto como para empalagar. Tenía la concentración perfecta de sabor y la sensación suave por la frescura. "Una especie de frambuesa". No su fruto favorito, aunque después de probar ese postre bien podía cambiar de opinión. "¿Qué será, qué será?" Comenzaba a imaginarse el hechizo que le atacaría. Digo, tocaría. "¿Cabeza brillante, pies de troll?" Seguramente algo entretenido.

Un llamado entonces los bufones hicieron, y los invitados alrededor se acomodaron. Un juego preparado tenían, en parejas juntarse todos debían. ¿Qué planeaba ese juguetón, aquel que se llamaba Romanticón? "Curioso luce, como un dulce". No es tan difícil, ¿eh?

Athos se dirigió a Neriah—. ¿Qué le parece si nos juntamos? —Le ofreció ser su pareja para lo que sea que estuviera por venir—. A menos que ya tenga a alguien más en mente. Por mí no hay problema. —Le sonrió con sinceridad, tratando de transmitirle confianza, para que no se sintiera obligada de alguna forma. "Es tan libre como la liebre". Aunque había liebres enjauladas...
Athos
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 353
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Neriah el Jue Dic 18 2014, 20:54

-No tiene por qué disculparse, la gente no suele recordar los nombres de las personas con las que habla menos de un segundo, así que se lo repetiré encantada.  Mi nombre es Neriah D’Anna. Aunque también suelo responder, por “disculpe”, “señorita” o “¡Eh tú!” –Dije bromeando.  Aunque no pude seguir con la broma, porque en ese momento, apareció nuestro anfitrión. Parecía que la comida también iba a tener truco en está ocasión, sonreí, la última vez no lo había pasado tan mal y las pestañas verdes habían sido divertidas.  Asentí a las palabras de Komar. -Probémoslos, además tienen muy buena pinta –Me decidí por un bollito de algo que parecía mazapán al tacto. Le dí un bocadito y resultó estar relleno de mermelada de algún tipo de fruta que no reconocí. ¡Delicioso!  

-Vaya, estos aperitivos no tienen nada que envidiar  a los del castillo, están muy ricos. –Comenté terminando de comerme el pastelito con auténtico deleite, sin plantearme qué efectos podría tener en mí, embelesada como estaba con el sabor. Al rato los bufones empezaron a juntarnos a todos, llevándonos hacia un lugar concreto y pidiendo que nos pusiéramos por parejas. Komar me ofreció que nos juntásemos para lo que quisiera que fueran a hacer. –Me parece bien, no había pensado en nadie aún, y tampoco conozco a mucha gente aquí. –Contesté a su propuesta con una sonrisa aliviada, por un momento había temido quedarme sola y perderme el espectáculo.

De pronto apareció otro mago que se presentó como Romanticón hizo que varias barajas de cartas comenzaran a volar y a mezclarse, soltando chispas, era un espectáculo asombroso. Al parecer los brujos no querían quedar por detrás del rey humano en lo que a dar fiestas se refería. Me quedé embobada mirando como los cartones iban de un lado a otro mezclándose, uniéndose con otras cartas, para luego separarse y volar en otra dirección. Supuse que las repartirían entre  los asistentes, pero de momento seguían barajando. Una carta pasó cerca de mi cara camino a juntarse con otras, no parecían las típicas que se usaban para apostar en las tabernas de Lunargenta, no había podido verla bien, pero estaba segura de que a pesar de ser negro, eso no era una pica, ni un trébol. ¿Has visto eso? Que carta más rara, me pregunto cuál nos tocará.

De pronto una carta se paró ante nosotros, la tomé y se la enseñé a Komar confundida. Era una rana vestida con un traje de fiesta blanco, sentada en un sillón. Llevaba además una peluca blanca enorme, en la que había clavadas varias espadas. Se cubría con un paraguas y debajo del mismo había un sol brillando en un cielo azul. -¿Qué crees que significará?

carta:
Off: Editado para poner la carta.
Neriah
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Blien el Vie Dic 19 2014, 19:18

Dentro de poco me di cuenta de que esta fiesta se alejaba mucho de lo que había tenido en mente. No se parecería a una de las festividades en una de las tabernas de Lunargenta, pero al menos la comida destacaba de manera sin precedentes. Me encontraba en la mesa de aperitivos, custodiándola como si se tratara de un cazador y su presa, comiendo y bebiendo todo lo que me podía llevar a la boca. Debía sacar provecho de algún modo ya que en el barco no había probado ningún platillo decente y las largas horas de vomito en la orilla del barco me habían dejado hambriento.

El actuar de bufones y otros medios de entretenimiento me causaban indiferencia. - Solo trucos sacados de un libro... Pensé. Si la fiesta no se animaba en algunos minutos, tendría que hacer mi clásica imitación de Harry el sucio, la cual siempre arrancaría una o dos carcajadas, aunque dudaba en cuanto al gusto por la comedia entre estos personajes que poco se alejaban de las estiradas personas en la parte acaudalada de la ciudad amurallada.

La música y todo escándalo fue suspendido de repente. El silencio precedió a la aparición de un misterioso y encapuchado personaje. Parecía tratarse de uno de nuestros anfitriones. Por ahora, ignore los bocadillos y a la mesa dándoles la espalda. Aun con un pastelillo en cada mano y restos de comida en mi boca, puse atención a lo que aquel personaje tuviera que decirnos. Parecía estar mencionado la fiesta que se había llevado en Lunargenta a la cual preferí dejar de asistir. Mi semblante cambio cuando el sujeto menciono algo sobre los bocadillos. ¿Efectos..? Pregunte mientras veía el par de pastelillos en mis manos. Había estado comiendo todo este tiempo y ahora era que mencionaban ese detalle. - Carajo... La idea provoco terribles nauseas en mi estomago, lo cual fulmino en un terrible vomito tras una de las decoraciones del lugar. - Malditos brujos... Susurre, frotándome el estomago.

Lo peor no terminaría ahí. Ahora los bufones demandaban buscarnos alguna pareja para llevar a cabo algún juego enfermizo. ¿Pareja? Esta bien... Supongo que no será difícil. Dije a mi mismo. Comencé a buscar con la mirada la mejor candidata para esa tarea. Dentro de poco pude divisar a la que seria la menos odiosa para ese labor. Me acerque hasta ella y sin pensar deje salir las primeras palabras que llegaron a mi lengua. - ¡Hey!, ¡La que se ve gorda en ese vestido! Al parecer esa no era la mejor forma de aproximarse a una dama, pues la joven se había enfadado bastante y termino por soltar una fuerte bofetada en mi mejilla izquierda. - Mierda. Susurre mientras me reacomodaba la quijada. Al descartar esa posibilidad, debía encontrar otro prospecto. - Supongo que debo tener un poco más de tacto. Tomaba nota ante mi pasado fracaso.

Continué con mi búsqueda en el lugar, hasta que mi visión se fijo en una figura conocida. - ¡Sakun, Cabronazo! Se trataba del que una vez había sido mi compañero en el desastre, el dragón. Me acerque hasta él y golpee su hombro con fuerza. - ¿Ya estas bebiendo? No sabia que dejaban entrar a cualquier vagabundo en estos eventos. Le dije bromeando. Me sentí entusiasmado al encontrar un rostro conocido en el lugar. Al verme frente al predicamento de las parejas, decidí que seria bueno romper los esquemas y hacer una interesante propuesta a Sakun. Después de todo, los organizadores no habían dicho nada sobre hacer parejas de hombre y mujer. - Se me ocurre algo Sakun... Dejemos a esos crédulos haciendo parejas. Tu y yo formamos un gran equipo así que ¿porque no somos compañeros en este entupido evento? ¿Que dices? Golpe un par de veces su espalda. y aguarde hasta que respondiera.
____________________________
Off: Si no les parece algo, siempre puedo editar.


Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Sakun el Vie Dic 19 2014, 21:23

Sin lugar a dudas, ese bosque estaba bien decorado y se veía bastante magnífico. Apenas las brisas recorrían absolutamente el lugar, acariciando la piel de los presentes, o al menos, sólo a mi. Aún parecía ser de día y mis pasos eran más lentos al estar dentro. Noté que habían muchos aperitivos colocados en mesas de maderas o roble. He de admitir que estaban muy bien talladas y fueron colocadas de manera estratégica. Coloqué mis puños en ésta y miré cada dulce, carne e incluso bebida que había en ella. Me acaricié el mentón y vi que Zarpitas estaba saltando de árbol a árbol, tratando de cazar una ave que se posicionaban en la cima de las hojas. Desde sus entrañas, emergía un gruñido potente, lleno de ganas como el de un león hambriento. Su velocidad era enorme y en tan poco tiempo sus patas eran muy musculosas, se notaba cada fibra. Giré mi rostro y le vi jugando para luego tomar aire en mis pulmones y llamarlo con muchísima fuerza. -¡Ven!, aquí hay comida. ¿Acaso no tienes hambre?.-El tigre ni siquiera posicionó la mirada en mi y siguió jugando.

Apreté mis puños y tomé una piedra que se encontraba bajo mi pie izquierdo. Al tenerla en mis manos, la lancé cerca del animal, casi ahuecando el árbol donde se encontraba. Zarpitas quedó inmóvil y dio un rugido con mucho temor. -¡He dicho que vengas!.-Grité, haciendo que el felino viniese en un par de segundos. Tomé uno de los varios aperitivos que habían y se los coloqué en la boca. Mientras mi mascota saboreaba la carne, me dispuse a comer algunos dado que llevaba días sin comer. No los acabé completamente pero si comí una buena cantidad... Dios, nunca había probado algo tan delicioso y bien hecho a la vez... Mi boca salivó aunque dentro de ésta. -Diablos, no pensé que fuese tan rico. -Lamí mis labios y tomé otro hasta que mi abdomen se expandió un poco, sin perder lo tonificado que estaba. Mi rostro recuperó el color moreno que tenía.

Al haber degustado cada cosa, miré una botella de madera que había al lado... me pareció que decía vino y el color de la bebida era roja. -Mmmmm... Tengo sed...-La iba a agarrar pero alcancé a escuchar algo que volaba por los aires... Era un brujo que barajaba sus cartas de manera genial. Me quedé atónito y captó mi atención por unos segundos. Vi que cada una iba hacia un lugar distinto, donde habían dos personas juntas. En fin, dejé de darle importancia y serví la bebida en un vaso tallado de un tronco. El olor que emanaba muy fuerte pero no podía controlar esas ganas de tomar... Al menos un sorbo para refrescar mi garganta.

Al beber un poco, ni siquiera saboreé pero en verdad me pareció algo feo.. No estaba acostumbrado a beber alcohol. -A...Alcohol... ¡Puaj!.-Dije, tosiendo sin parar y dándome golpes en el pecho, tratando de recuperarme. Nunca había probado tal cosa como esa y en verdad me pareció horrenda, mi cuerpo no estaba acostumbrado a ello.

Sin esperarlo... Escuché una voz bastante familiar que me sorprendió bastante. Zarpitas estaba durmiendo en ese momento. Había pronunciado mi nombre... Al parecer ese tipo me conocía. -Quién eres...-Susurré girando hacia él y cuando menos pensé, recibí un golpe fuerte en el hombro, como si fuésemos amigos. Hizo una broma a la que tomé como un insulto pero cuando vi su rostro... Era nada más y nada menos que Blien, el compañero que me ayudó a salvar a la manada de tigres blancos.

Sonreí levemente, casi ni se noto el gesto. -Hola Blien... Qué raro verte aquí. No me lo hubiera imaginado.-Pronuncié, estando serio y quedándome con los brazos cruzados. él brujo había tenido una idea desde el principio, que hiciésemos una pareja para participar en el evento que había. En verdad no me interesaba hacerlo pero dado que Blien tiene una gran amistad conmigo, accedí sin ningún problema. -Claro... Por qué no.-Dije sonriendo y sin esperarlo, una de las cartas que llegaban hasta el cielo, venían como un dardo hacia nosotros para posicionarse finalmente en mis manos. Levanté la ceja y el signo que llevaba era bastante misterioso. -¿Y esto a qué se refiere?...-.

Carta:
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Kuzu el Dom Dic 21 2014, 06:27

La carnada ya había sido lanzada, solo tenía que esperar a que la pecesilla picara el anzuelo, por lo que podría enfocarme en mi misión segundaria: Bocadillos. Aunque podía comerlas indefinidamente, detestaba las raciones que solían dar en los barcos, por lo que andaba con el diente tan largo, que cualquiera podría haberme confundido con un vampiro. Sin embargo, no parecía haber tanta sobrepoblación de meseros en esta fiesta como en la anterior.

“¿Esparragos?” supuse que era mejor que nada, pero justo cuando estaba tomando uno, me di cuenta de que resultó ser parte del vestido de una niña. Sin embargo, en vez de avergonzarme, solo la miré por sobre el hombro a través de una máscara inquebrantable de frialdad y continué mi camino. Decepcionado por la falta de bocadillos, me encontré con Luka, quién había decidido convertirse en la nueva flautista de la orquesta. Estaba a punto de abordarla cuando un fuerte golpe en el suelo redujo considerablemente el volumen de la música. “¿Otro invitado?” pensé.

Pero estaba equivocado, ya que un tipo encapuchado y con presencia peligrosa apareció de la nada y tomó la palabra. -Les saludo en nombre de los grandes brujos ¡pueblo de las Islas!.- “Grandes brujos, ¿eh? Al fin das la cara.” o eso pensé, pero su cara no era muy visible. Cobarde como todos los brujos. - Y a los extranjeros que han abiertos sus corazones para conocer nuestra hospitalidad.- “No me jodas, seguro tramas algo al igual que ese otro rey.” era obvio que nada bueno podía salir de todo esto, pero sea lo que fuese, estaba dispuesto a averiguarlo, aunque arriesgase mi vida. - Deseamos que este nuevo año llegue cargado de emociones y buenas energías y para ello hemos preparado sorpresas que solo este pueblo puede ofrecer- “¿Sorpresas? Así que esta es la parte en la que primero nos asesinan y luego dicen ‘¡Sorpresa!’”

- Nos hemos enterado que el rey ha usado magia en su fiesta… y nos honra que lo haya hecho pero lo que les ofreceremos será de otra categoría.- “¡Ja!, brujos envidiosos.- mi sangre hervía con solo escuchar su tono de voz y su altanería. - Algunos de nuestros bocadillos también tienen efectos especiales y no permanentes- “¿A eso llamas de otra categoría? Eso ya se ha visto.” no estaba dispuesto a seguir escuchando su interminable discurso, y lamenté el hecho de que no hubiesen bocadillos normales.  Tener orejas de gato había sido divertido, aunque algo bochornoso luego de aquel incidente, pero no estaba seguro de la mierda con la que saldrían estos brujos, ni de querer averiguarlo; pero ya estaba en la fiesta… ¿solo me quedaba actuar con normalidad? Era una difícil decisión.

Traté de buscar de nuevo a Luka, pero ya no estaba. O quizás estaba donde mismo, pero el brujo me había distraído y la masa de gente se había movido lo suficiente para perder mi orientación y la cantidad de distracciones solo agravaban el asunto. Luego de un rato ignorando a los bufones haciéndoles caras asesinas, volví a divisarla. Aunque su atuendo había cambiado para la ocasión, su cabello rosa seguía siendo un faro para mí entre el oleaje de invitados. A su lado, un sujeto desprovisto de presencia le hacía compañía como un llavero. No parecía ser familiar suyo, y recordé que su familia le estaba buscando un prometido, por lo que los celos me inundaron y decidí actuar.

- Al fin te encuentro, esposa mía.- dije con naturaleza. - Gracias por invitarme a la fiesta, vine en cuanto pude.- sonreí mientras pensaba que no era necesario sacarme la máscara; si había alguien en el mundo que podría reconocerme, era ella y solo ella. Aunque no me agradaba el haber usado el apellido Kaliope, ya que implicaba que ella me había propuesto matrimonio primero, no había forma de que usara el apellido Kuzuryu sin terminar muerto antes de pisar el vestíbulo siquiera. - Espero no me hayas extrañado mucho, ya que yo lo hice por ti.- dije con un tono sensual, ignorando la nula presencia de su acompañante, y me acerqué a su cara con la intención de besarla. Tenía claro que las demostraciones públicas no eran buenas, pero necesitaba marcar territorio y no estaba dispuesto a perder ante un enclenque cualquiera, menos un brujo.

- Espero no te importe ser mi pareja, después de todo, es algo natural, es el destino.- le dije una vez que aquél bizarro sombrerero comenzara a hacer su epiléptico show. Traté de no mirarlo mucho y me enfoqué en ella, de lo contrario terminaría vomitando un arcoiris. - Te ves hermosa hoy.- era un cumplido extraño, ya que todos los días se veía hermosa, pero quizás daba a entender lo contrario. Continué observando cada detalle de su hermoso rostro, hasta que de repente una carta se interpuso entre ambos. “¿Es acaso esto también obra del destino?”

Carta:

Off-rol: Me tomé la libertad de elegirte como pareja y elegir carta segun lo que conversamos xD Si deseas que cambie algo, avisame <3
Kuzu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Invitado el Dom Dic 21 2014, 15:03

Delicioso, disfrutaba de la música y de los músicos. Había encontrado entre ellos un par de caras conocidas con las que intentamos ponernos al día entre una y otra pieza o entre anuncios. Realmente estaba disfrutando de la velada, claro hasta que algunos sucesos llamaron mi atención, sucesos que claro está no eran del todo ordinarios. Por un lado, el anuncio de “Kamui Kaliope” mis conocidos me observaron con ojos inquisidores y algunos con cara de pervertidos, con esos ojos que al principio no digerían la noticia y luego se volvían dos medias lunas. Probablemente se esperaban a que fuera una solterona de por vida, cosa a la que por otra parte ya me estaba resignando. Se hizo un murmullo en la fiesta al oír acerca de esa noticia, más el enclenque que me acompañaba parecía no comprender los hechos o se creía lo suficientemente astuto como para no tragarse el cuento.

-¡Un momento! había comenzado a decir en un tono autoritario mi supuesto prometido, era la primera vez que le escuchaba subir el tono y me costó trabajo apurarme a pensar en algo para callarle o distraerle. Jalé de su chaqueta a la altura de su codo para llamar su atención y pedirle con mis ojos discreción, más no tuve que transar nada ya que un joven se presentó pomposamente ante todos haciendo vastos ademanes y mostrando su gallarda figura. Sonreí tras una copa de vino que robé a uno de los meseros y caminé como para saludarle. Había escuchado un par de historias acerca de los Vorhauzen y quería conocer más acerca de ellas de primera mano, más de un joven tan extrovertido, pero mi avance se vio detenido por el discurso de lo que parecía un vocero de los seis grandes.

Enarqué una ceja acerca de lo de los pastelillos. Agradecida estaba de no haber probado ninguno hasta el momento, más me dio mucha curiosidad y decidí que quería probar alguno de los efectos. Entre la multitud encontré una figura enmascarada, la única que no estaba haciendo payasadas y creí haber encontrado mi objetivo, más mi querido prometido no me dejaba a sol ni a sombra. Fingí aburrirme un poco, aún no había probado esa estrategia con él, aunque la fachada no duró mucho cuando vi lo que parecía ser un tigre blanco caminando entre la gente. Mis ojos casi se salen de sus órbitas y pensé en correr a abrazarle por lo lindo que se veía. Era poco más que un cachorro y superaba con creces lo más tierno que había visto jamás. Con mi atención en él, no me percaté de la proximidad de Kamui hasta que tomó la palabra.

Volví a dar un trago a mi copa, se trataba del más blanco de los vinos, pero incluso aquél dulce color no era rival para los ojos del que se había hecho llamar mi esposo. Di medio paso hacia atrás para observarle mejor. Desde que le había reencontrado siempre noté que tenía buen gusto para vestirse, pero esta vez la máscara era un poco de más, aunque suponía que era necesaria. Arrugué el entrecejo. Después de tantos años nadie le reconocería en su versión crecida. Era mi momento de hablar o intervenir supuse, sus ojos me lo hacían saber, me aclaré la garganta, no estaba segura en qué orden lo haría pero sabía que debía darle una reprimenda por haber usado el nombre de mi familia, aclarar la situación, presentar por cortesía al que se suponía era mi novio… pero no pude, sus labios a sólo centímetros de los mios parecían un delicioso majar al que no pude resistirme.

Me puse en puntas de pie y alcancé sus labios con los mios brevemente, era un adelanto, mi adelanto…mi recompensa. Pestañee un par de veces y me aparté de él cuando dijo lo de hacer parejas, justo a tiempo para no ser brutalmente golpeada por una extraña carta. Miré a nuestro alrededor, las personas ya estaban en parejas y de mi supuesto prometido ni el olor. Sonreí abiertamente ante su comentario, más no dije nada. Simplemente era feliz.

Te ves como siempre le dije en respuesta luego de unos momentos y tomándolo del brazo me permití recostarme sobre su cuerpo. Allí estaba, como siempre, la fragancia que me volvía loca desde niña y que me renovaba oleadas de nostalgia. Me hubiera honrado llevar el nombre de los Kuzuryu le confié en secreto, escondiendo mi rostro en su hombro, sin dejar de prestar atención a lo que nos rodeaba.

________________________________
Off:Bha, es casi como imaginé que sería. Todo Ok


Última edición por Luna Kaliope el Lun Dic 22 2014, 23:06, editado 1 vez (Razón : T^T lo siento Blien, no volveré a cambiarte el apellido >o<)
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Byakko el Dom Dic 21 2014, 16:37

Libre... La palabra que podría describir la situación actual de la chica de plateados cabellos, seria libre. Estaba ansiosa de recorrer el mundo, tenia una necesidad de ver mas de lo que cualquiera podría ver, quería empaparse de cada cultura, cada paisaje, cada lengua, cada tradición y mucho mas de lo que pudiera encontrar en su camino. Nada la detenía, absolutamente nada, puesto que mientras estuvo atada al templo de jade, nadie, nadie fue a visitarla, solo una persona, su amigo de la infancia, pero tal como llego, se fue sin avisar ni decir nada. Ahora solo quedaba ella, lo que quisiera hacer, y lo que necesitara eran las prioridades en ese momento, y su cuerpo dictaba una inexplicable adicción a no quedarse quieta. Quizás la dicha de conocer cosas se extinguiría con el tiempo, las ganas de avanzar a lo desconocido y esa maravillosa sensación de ver algo que no había apreciado antes, con el tiempo se marchitarían, pero aun no lo hacia, asi que disfrutaría hasta mas no poder de ese regalo del desconocimiento.

Ese viaje a ciegas, el cual nunca se sabia donde terminaría, le llevo a Lunargenta. Una ciudad hermosa, muy ajetreada, llena de personas interesantes y cosas por hacer. Recorrió el mercado, vio el castillo a una distancia prudente, admiro su hospital y hasta camino por sus muelles con una mirada inquisidora que ordenaba a su cuerpo el no detenerse. Se entero del evento que se desarrollo en el castillo, pero algo impidió que fuera a este, quizás timidez, tal vez no se sentía adecuada, o simplemente estar entre tantas personas le habría intimidado un poco, el punto es que había perdido la oportunidad de ver que ocurría allí, y los rumores que hubo después, fueron abrumadores para ella. Magia, eventos, diversión, cosas dignas de ver, todo eso y mas lo dejo ir por el simple hecho de temer a una multitud y estaba completamente arrepentida. Sinceramente, era una chica bastante simple, gustos simples, problemas simples, siempre fue así, y no cambiaría por lo pronto. En medio de tantos rumores, hubo uno que llamo su atención como ningún otro, y hablaba sobre un evento similar, y quizás mejor según se decía, en las tierras de los magos.

¿Había algo que pensar? No, claramente, no había nada que pensar. Avanzo con calma hasta el puerto, donde con unas cuantas monedas que había conseguido en su viaje hasta allí, pudo pagar un viaje hasta dichas islas. Durante el viaje, se quedo parada en la cubierta, dejando que sus ojos admiraran el mar romperse contra el barco. Su rostro tenia un indescriptible gesto de fascinación, mientras aquel basto y gran azul se extendía hasta chocar con el cielo en el horizonte, la espuma blanca que quedaba atrás del barco, como se movía balanceadose de manera lenta, todo era maravilloso, su primer viaje en barco fue perfecto, mejor de como imagino, era sinceramente lo que ella deseaba, esa emoción era lo que daba vida a su cuerpo en esos instantes. Durante todos sus años de vida, jamas se había visto mas revitalizada que después de haber salido del templo de jade, estaba sinceramente feliz.

Finalmente el barco llego a las islas, donde ella bajo de manera calmada del mismo, y miraba alrededor fijamente. Como siempre, tenia una mirada fría y un rostro serio, pocas veces cambiaba, pero en su interior estaba como una pequeña niña que desea llegar mas y mas lejos. En medio de su caminata, llego a la ciudad de Beltrexus, donde mientras ella seguía avanzando, se acerco a ella una anciana de avanzada edad, la cual se quedo mirandola y viceversa por un par de minutos, hasta que la anciana rompió el silencio. No deberías estar aquí... Tu tienes algo por hacer... Menciono la anciana, que no dejaba de mirarla. No se a que se refiere... Solo vine en busca de la fiesta de año nuevo. menciono la dragona, mientras ladeaba incluso un poco su rostro. Tu debes cuidar el Huevo de Jade... Respondió la anciana, logrando que la chica de ojos azules se cohibiera un poco, temerosa de haber sido descubierta, ya que temía que fuera enviada de vuelta a ese lugar. No se de que habla... Yo... Me retiro. Dijo de manera tranquila, fingiendo serenidad, y rápidamente empezó a avanzar mientras la anciana solo la miraba fijamente mientras se alejaba.

En medio de su huida, salió de la ciudad, adentrando se al bosque, inocente de que se dirigía justo a donde había querido en primer lugar. Lentamente, iba bajando la velocidad de sus pasos, estaba incluso algo agitada, adentrando se mas y mas, hasta que una mariposa con un brillo particular llamo su atención. Le siguió un par de minutos y finalmente, se encontró con aquel hermoso e indescriptible paisaje lleno de vida y magia, el cual dejo casi con la boca abierta a la dragona. Dio lentos pasos hacia allí, mientras sus ojos no asimilaban la belleza de lo que veía, al menos hasta que una voz externa distrajo su mente. Bienvenida hermosa damisela, por favor acepte uno de estos tres regalos para usted. después de ello, la chica desvío su mirada al hombre, y luego a los elementos que había ante si, tomando con suavidad el collar, y mirando al hombre tranquila. Muchas gracias... Dijo tranquila, emocionada, pero en su exterior poco se apreciaba de ese entusiasmo. El hombre le sonrío y dio un paso atrás ah... Por cierto, le aconsejo encuentre una pareja para que participe de nuestros actos damisela. La peli plateada miro confundida al hombre mientras este se alejaba, y empezó a avanzar entre el lugar de manera lenta, mirando a todos los que allí se encontraban presentes. Todas tenían hermosos vestidos, y los caballeros trajes bastante elegantes, mientras ella llevaba un ropaje ordinario blanco, a excepción de una manta negra que había sobre sus hombros, no estaba para la ocasión, pero poco o nada le importaba. Después de una rápida mirada, vio no muy lejos, una pequeña niña, Magazubi, a la cual se acerco con tranquilidad. Hola... Susurro de manera suave, mientras se inclinaba un poco ante la niña. Yo... ¿Te gustaría ser mi pareja...? Dijo mientras miraba fijamente los ojos ajenos, y esperaba una respuesta tranquila, sin moverse mucho, con su rostro frío de siempre. Mas, antes de que la otra respondiera, una carta se poso sobre si misma, la cual miro confundida, y la tomo.

carta:

Off: bueno, ojalá no me haya faltado nada, ya te pedí ser mi pareja, ah y elegí carta, espero no te moleste. 
Byakko
Neófito
avatar
Cantidad de envíos : : 9
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Magazubi el Dom Dic 21 2014, 23:51

    Todo estaba marchando muy bien en el evento, estaba menos distraída por toda la decoración y empecé a bailar de forma extraña y divertida en el centro de la pista con la luna como mi reflector, no le di mucha importancia a la gente que se encontraba a mi alrededor pero me frustraba un poco el hecho de que tuviesen que detener la música cada vez que entrase alguien y como a la décima interrupción decidí dejar de bailar ya que en serio me molestaba mucho que me cortaran la nota de tal forma y me percate de la presencia de un hermoso tigre blanco en la fiesta.

    - Gatitoooooooooooooooooooooo....- dije con voz animada deseando lanzarme sobre aquel animal para jugar con el, abrazarlo y usarlo de peluche. De verdad era un animal hermoso así que sin vacilar quise aproximarme a él, pero en cuanto empecé a caminar surgió de los arbustos un hombre encapuchado muy misterioso que llamó mi atención. Escuche sus palabras de bienvenida y su explicación con respecto a los bocadillos, así que sin más preámbulo me acerque a un señor muy bajito que portaba algunos aperitivos y tome 3 en mi pequeña mano; el primero parecía ser una especie de pan con jamón, el segundo era un poco ácido y el tercero era un bocadillo dulce y delicioso; le di un mordisquito a cada bocadillo y los mezclé todos en mi boca, mis cachetes se veían un poco hinchados por la cantidad de comida que introduje y empecé a tragármelos con un poco de dificultad pero valía la pena, estaba muy ansiosa por saber que efecto podría causar esa combinación de bocadillos en mi cuerpo, a parte de un posible dolor de barriga mas tarde.

    Observo a mi alrededor y pareciera como si los animadores de la fiesta le hubiesen prendido un interruptor de “Explosividad”, empezaron a lanzar cartas velozmente al aire, algunos a hacer actos con luciérnagas y mariposas, otros jugaban con algunos elementos como el fuego y el agua, pero la mayoría hacia sus espectáculos bien llamativos y simultáneos unos con los otros, así que trate de mantenerme lejos para poder observar todos los espectáculos sin verme involucrada con ninguno y me alegra de haberlo hecho ya que varias parejas se vieron involucradas con un tal “Romanticón”, que a mi me dio mucha risa pero también me acordó que estoy solita. En ese instante desee con todas mis fuerzas conocer a un niño lindo que me diese flores o me rescatara de una torre como en todos los cuentos que me contaba mi papá.

    Mientras pensaba en aquel jovencito romántico y valiente se acerco a mí una chica de cabellos muy claros, hermosa y con unos ojos muy interesantes  que me preguntaba si quería ser su pareja, pero justo cuando abrí la boca para contestar a su pregunta se posó entre sus delicadas manos una carta, la cual no dude en arrebatársela y quedarme mirándola pensando en las mil cosas que podría significar.

    - Seguro es de buena suerte- le dije sonriendo – o... tal vez es …. seguro tu eres ese animalito blanco que esta ahí, tienes una hermana gemela malvada y yo soy ese escorpión que te salvará- digo con mucha seriedad y tratando de descifrar esa carta – Seguro significa que los grandes espíritus del cielo nos están vigilando y somos las elegidas para algo mágico- pienso tratando de sacarle todo el jugo a esa carta - … también hay castillos atrás, si tu ya vives en algún castillo significa que yo tendré alguna propiedad enormeeee, y si no la tengo yo.... la tendrá tu gemela malvada- pienso mientras espero ansiosa la intervención de aquel “romanticón”.

    Salto para tratar de llamar la atención de aquel hombre que había dejado tantas dudas sobre todos los invitados.

    -Mi nombre es Magazubi... y el tuyo?- digo cordialmente a la jovencita después de cansarme de hacerle señas al romanticón ese...
_______________________________________
OffRol
Tranquis Byakko no hay problema
Kuzuuuu, que aburrido y predecible eres... D:
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 612
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Lun Dic 22 2014, 00:22

Lo que el estómago había botado, el cuerpo ya había asimilado y el gracioso de Blien vería en su reflejo que su cabello y uñas habían cambiado de color para convertirse en un arcoíris desordenado. Al parecer el efecto de los pastelillos que comió habían convergido en eso y nada mas extraño, claro, sin tomar en cuenta que las últimas palabras de sus frases eran “gracias” y “por favor” de acuerdo a la ocasión.

A Elen le habían crecido un par de alas de mariposa a sus espaldas y mientras bebía de su copa observando a las parejas formarse escucharía un suspiro. -Parece que estos brujos se han empeñado en que conozcamos gente- diría una joven ataviada con un bello vestido de colores negro y rosa. -Hermoso vestido, tiene terminaciones finas- diría con una sonrisa haciéndole una reverencia -Mi nombre es Sarabi ¿harías equipo conmigo?-

Neriah después de probar su bocadillo, sentiría un cosquilleo en su hombro y al descubrirlo encontraría el tatuaje de una flor de hibisco*. En cuanto a Athos, su piel comenzaría a picar de forma mesurada y de pronto ardería en llamas, claro que se trataba de una ilusión, pero era una muy realista e impactante.

En cuanto a Sakun le crecerían un par de cuernos y alas negras que harían verle como a alguna clase de espectro. Mientras que Zarpitas crecería en segundos hasta convertirse en un tigre adulto, pero eso no fue todo ya que momentos después se robó un pequeño muffin de una mesa, convirtiéndose en un hombre tigre guerrero. Los viejos brujos, interesados en esa nueva aparición no tardaron en revestirle de algunos atavíos convirtiéndole en un Zarpitas irreconocible. Finalmente Luna no sentiría nada durante unos momentos, ni en el futuro, ya que el pastelillo que ella escogió era completamente normal.

Magazubi también sufriría un efecto bastante… visual. El primer bocadillo la hizo engordar al punto de romper su vestido, pero pronto el segundo hizo efecto para hacerla crecer, alta y esbelta, el tercero, hizo que le creciera un tercer ojo en medio de la frente. Al verla medio desnuda, los viejos brujos intercambiaron miradas de apreciación y tras un par de pases la joven que ahora aparentaba unos veinte años se vio envuelta en nuevas ropas.


vestido Magazubi:



Nota*: Neriah, en el siguiente turno, sentirás otro cosquilleo y la flor brotará de forma indolora de tu piel.


* * *


Cuando las cartas fueron lanzadas, las parejas sellaron su destino durante los próximos minutos. A Elen y Sarabi, les había tocado la carta de la justicia.
Carta Elen:

Ellas sentirían urgencia por ayudar al resto que se encontrara en problemas, sin embargo, la bruja de cabellos negros sufriría una transformación que le impediría el habla. Aunque la mayoría de las cartas no tenían grandes efectos, destacó principalmente la carta de la pequeña Magazubi y su compañera Byakko, la que convocó a una langosta gigante de alrededor de tres metros de altura y cinco de largo. De sus pinzas brotaban chorros de dulces con formas de animales que amenazarían con meterse por la fuerza por la boca y orejas de los participantes así como de pegarse a sus atuendos hasta reducirlos o aplastarlos en masa.

animalitos:




La pareja conformada por Luna y Kuzu se comenzaría a sentir extraña y las fuerzas les abandonaron por unos segundos, una vez que se tocaran/soltaran los ojos del humano serían del color de los de la bruja y viceversa, pero eso no fue todo lo que cambió, fue solo el principio. Kamui sentiría que había perdido la fuerza de su cuerpo sin embargo había ganado el control del elemento aire además de que extrañamente su compañera flotaba descontroladamente a su alrededor, mientras que ella, habría perdido el dominio de los elementos, siendo como una humana más.

En cuanto a la carta de Athos y Neriah se desvanecería dejando en su lugar un parasol, un zapo e interminables palillos de madera de unos veinte centímetros de largo. Finalmente, el arcano de Blien y Sakun era el de la fortuna. Uno de ellos daría buena suerte a quienes tocara mientras que el otro una mala fortuna. Se enterarían de los efectos de esa suerte hasta el siguiente turno.

NOTA: El efecto de las cartas de la pareja Blien-Sakun/ Maga-Byakko afectan a todos
Nota2: todos estos efectos durarán dos turnos, los de las cartas y los de los pastelillos. Deberán describir además, al menos una pareja de pnj’s cercana a ustedes por pareja y de estar en sus zapatos no ignoraría la nota 1
Nota3: click sobre cursivas y subrayados
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 805
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Neriah el Lun Dic 22 2014, 15:28

Poco después de comerme el pastelito, noté un ligero picor en el hombro, intenté aliviar el picor rascando, pero como no se pasaba intenté ver qué tenía. Hice un poco de contorsionismo mientras me bajaba ligeramente la túnica el hombro para descubrir que me había salido un tatuaje, desde mi posición no veía muy bien qué era exactamente, sólo que era rojo, algo parecido a una flor. Me giré hacia Komar para preguntarle que si podía decirme qué era, pero lo que vi hizo que me olvidase de mi tatuaje. -¡Por Imbar! ¡Estás en llamas! –Miré asustada a mi alrededor, en un infructuoso intento de encontrar algo con lo que apagar el incendio. Por suerte, en ese momento, mi cerebro hizo las conexiones adecuadas y me di cuenta de que él no estaba gritando de dolor, ni su piel lucía calcinada en ningún punto, por lo que me calmé un poco y acerqué la mano a las llamas. –¡Una ilusión! ¡Vaya efecto! ¡Casi me da un infarto!  -Dije riéndome de mi propia estupidez.

Las cartas a nuestro alrededor empezaron a estallar causando extraños efectos, vi cerca de nosotros a una pareja que también habían debido estar picoteando, porque ella llevaba un cuerno y cola de unicornio, y a él se le había puesto el pelo completamente amarillo y de punta. Su carta estalló en una lluvia de polvo plateado que, al tocarlos los atrajo y los dejó pegados espalda contra espalda sin posibilidad de separarse. No pude seguir mirando mucho tiempo en aquella dirección, pues mi propia carta había estallado, dejando como resultado un sapo, una sombrilla y palillos de madera. Me acerqué al sapo y lo tomé entre mis manos. -¿Crees que se convertirá en príncipe si lo beso? –Dije haciendo alusión a una historia que había visto representar en un teatro de títeres en Lunargenta. Pero no pude comprobarlo, porque en ese momento, un animalito de lo que parecía galleta, se me metió en la boca. Casi muero atragantada, pero conseguí expulsarlo.

Los animalitos estaban saliendo de una de las cartas, y parecían querer atacar a todos los invitados. Coloqué al sapo con cuidado en uno de los bolsillos de mi túnica, para que no fuera pisoteado con todo el jaleo, tomé el parasol y lo abrí como barrera entre nosotros y los dulces  atacantes. -¡Punch! –Llamé. Por suerte, esta vez el Baile era al aire libre, por lo que había podido traer a mi halcón conmigo. El ave, que hasta entonces había estado posado en un árbol dando cuenta de un pequeño ratón que había cazado, se lanzó en picado para ayudar en la tarea de librarnos de los molestos animalitos. Vi como cogía un par de pollitos entre sus garras y alzaba el vuelo para soltarlos fuera del claro. ¿Quieres unos cuantos palillos? –Ofrecí a Komar. -Tal vez nos sirvan de ayuda contra los animales de dulce. Podemos clavárselos para que se estén quietos.

Off: ¿Podemos comernos a los bichillos de la langosta?
PD: Ser atacada por dulces. ^¬^ Me ha recordado a esto: http://www.bigbadtoystore.com/images/products/out/large/DMC11110.jpg
Neriah
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Magazubi el Miér Dic 24 2014, 02:35

    -Comer aquellos pastelillos no fue muy buena idea- pienso mientras sobo mi barriga y experimento como empieza a aumentar su tamaño hasta el punto de romper mi vestido. Seguido de eso siento como me vuelvo más alta y las caderas se me ensanchan, para luego estar vestida con un hermoso traje verde.

    - Tengo bubis- digo mientras llevo mis manos a mi pecho para verificar mi hallazgo – Woooo, si tengo bubis...- Afirmo y me acerco a una de las paredes de agua no muy lejanas de mi compañera para ver mi nuevo aspecto. - Uff, de grande seré super sexy- digo aumentando mi ego al ver mi reflejo en el agua – peroo... qué es eso?- miro detenidamente mi espejo de agua – otro ojo... seguro puedo ver a blanco y negro- digo mientras veo que no me queda tan lindo ese tercer ojo.

    - Señor, podría cambiarme por favor mi sombrero? - le digo a un empleado del evento mientras le entrego el sombrero chiquito que tenía puesto anteriormente – me gustaría uno de mi talla- digo amablemente, mientras el alegre caballero me conseguía un sombrero que pudiese usar para tapar mi tercer ojo.

    Vuelvo a ver mi reflejo ya con el sombrero puesto y me pongo a saltar celebrando lo sexy que soy. - Wiiii, soy muy lindaaa, soy muy lindaaaaa..... Y tu nooo... lero leeeeero- canto mientras celebro mi nueva apariencia. - Okey, ya basta- me dije a mi misma -tengo que comportarme como una verdadera adulta- digo mientras hago muecas para verme en mi nuevo espejo. - Ohh yeah baby – digo dirigiendo la vista a mi compañera que me veía con una cara de impresión.

Apariencia New:

    - Wooo... mira- le digo a Byakko mientras señalo hacia el frente para mostrarle el desastre y desorden que está ocurriendo en la fiesta. Habían mujeres mariposa (Elen), hombres tigre (Zarpitas), minotauros, unicornios, gárgolas, hadas diminutas, personas con el cabello de colores (Blien), personas hechas de algún elemento (agua, fuego, tierra, aire), algunas serpientes tenían vestido de gala, y muchas locuras más, pero la más visible era una langosta gigante que lanzaba animalitos comestibles por doquier que amenazaban a todos los invitados.

    Sin darme cuenta tenía pegado a mi vestido ya varios de esos animalitos mientras dos trataban de entrar a mi boca simultáneamente y uno se me había pegado a una oreja, así que escupí rápidamente ambos animalitos y sin mucho que esperar arrebate de las manos de un camarero su bandeja para utilizarla como escudo, mientras muchos guerreros a mi alrededor trataban de eliminar a esa fastidiosa langosta.

- Estas bien? - le digo a mi compañera mientras me quito el animalito que tenía en la oreja.

- Que fastidio, soy super sexy y tengo que desperdiciar mis grandes atributos luchando con una langosta gigante- pienso mientras utilizo la bandeja no sólo como escudo sino también como un bate.


____________________
OffRol

Thorn tienes buen gusto con los vestidos, pero cuando se me acabe el efecto deberías ponerme otro vestido chiquito... o me lo pongo yo? (me contestas por MP)

A los que nombré fue porque los vi por ahí, no significa que estén cerca de mi, ni nada por el estilo.

Y bueno chicos, a destruir a la langosta gigante se ha dicho...

Efecto de mi pastelito: Apariencia de una joven de 20 años.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 612
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Athos el Miér Dic 24 2014, 02:59

"Hmm". No le molestaba ser aceptado como última opción, eso estaba bien, realmente era un excelente argumento. Era simplemente que ella 'no había pensando en alguien más'. Parecía inusual que no tuviera opciones en mente, ¿o quizás sólo lo decía para lucir humildes? Resultaba irrelevante, era sólo un fugaz pensamiento.

El espectáculo no se hizo esperar demasiado, pues en un abrir y cerrar de ojos todos los presentes estaban comenzando a disfrutar del show. Una serie de naipes comenzaron a flotar alrededor, obra aparente del mago que se había presentado. Romanticón, era su nombre. Athos esperaba algo un poco más... "Romántico, la verdad". Claro que aún era muy pronto para sacar conclusiones, pero en definitiva nunca hubiera imaginado un inicio así. Aunque poco era lo que podía imaginar, en realidad.

Las cartas flotaban y se distribuían entre los participantes. Tenían diseños muy curiosos, distintos a los que estaba acostumbrado a ver. Muchos no parecían tener sentido, otros ni siquiera lograba entenderlos. "Espero que nos toque uno que pueda comprender". Tal vez porque iban rápido no lograba apreciarlos con claridad—. Ehh. —No sabía que responderle. Habían pasado tantas cartas raras que no podía responder con un 'sí', pues estaría mintiendo, aun si decía la verdad. Era algo que le parecía deshonesto, prefirió guardar silencio y sonreír, admirando el festival de cartones voladores.

Finalmente una fue designada a ellos, y Neriah no demoró en tomarla. Athos puso ojos sobre el naipe y tras haber visto la imagen completa, rió. No estalló en carcajadas, pero no le faltaba mucho para hacerlo. Fue una risa prolongada, un tanto reservada, mas no por eso dejaba de ser evidente—. No sé qué signifique. —Trató de decir entre risas—. Pero es muy cómica. —Logró relajarse y calmar sus aires, mas una sonrisa quedó estampada en él.

Ya calmado, analizó la rana. O lo intentó, sólo para fallar y volver a reír, ya más mesurado. Era algo tan absurdo que era imposible tomarlo con seriedad. ¿Por qué una rana estaría vistiendo así, por qué las espadas en la peluca, ¡por qué la peluca!? Quien fuera el autor de esa pieza era un genio con un sentido del humor muy complejo—. ¿Usted qué piensa que signifique? —Si es que eso pudiera tener un significado.

Una sensación extraña comenzó a cernirse sobre su cuerpo. Era leve, pero molesta. No comprendía qué podía ser, pues era total, constante e irritante. Como reflejo se rascó en varias partes del cuerpo, con la vaga esperanza de hacer desaparecer ese picor. Fue en vano. No era importante, no moriría por algo así, y si se concentraba en otras cosas lograría ignorarlo.

Y en cuestión de segundos logró distraerse y comprender lo que sucedía. No era el único estando en una situación rara, otras personas comenzaron a presentar anomalía. "Ah, cierto, los bocadillos". Una dama tenía alas de mariposa, muy llamativas. Otro par de alas divisó, mas no eran del mismo tipo, tenían un aspecto más agresivo y eran acompañadas con cuernos. Volteó de inmediato a su compañera, para ver qué efecto le había tocado. Antes de poder hacerlo, se vio sorprendido y rodeado en llamas.

"Oops". Por un momento y por alguna razón creyó que había sido su culpa, mas no era así, era la magia del pastelillo que seguía en curso. "Interesante". Había sido algo muy inesperado, pero más allá de un pequeño susto nada malo había sucedido. Aun así, debería mantener su concentración bien centrada, puesto que si no tenía cuidado podría perder el control con esa imagen y esa sensación—. Sí, un infarto. —Musitó, queriendo contestar lo que fuera. Sí que quería algo más divertido, pero definitivamente prefería algo diferente, al que no estuviera asociado al fuego, aunque al menos entretendría a los demás. Mejor se enfocó en el tatuaje de Neriah, que resultaba ser una linda flor—. Imagino que esa flor en su piel la adquirió en este instante. —No recordaba haberla visto antes, mas tampoco era como si pudiera confiar en su memoria.

Era difícil ignorar las llamas, iluminaban mucho y lo cubrían casi del todo. Era como ver el mundo a través de un espejo rojo. Poco cómodo, aunque no parecía que fuera a perder el control.

Las sorpresas continuaron, pues las cartas no se habían quedado en su forma, sino que se esfumaron para dejar en su lugar una serie de invitados inesperados. Un sapo aparecía en escena, trayendo consigo un paraguas e incontables palitos. Era como si la imagen de hace un momento hubiera cobrado vida. "No es tan gracioso". Le faltaba el vestido y la peluca para ser hilarante, al menos mantenía la idea del anfibio. Mejor aún, al menos era algo que no provocaba mucho caos, mas eso no les libró de estar a salvo.

Una langosta era invocada de manera dramática, luciendo su tamaño enorme y sin igual. Su mera presencia era inquietante, más su habilidad por lanzar diminutos animales que atacaban a los demás, amenazando con introducirse a los cuerpos por cualquier orificio que encontraran. La dama a su lado había pensado rápido y usado el paraguas como escudo, mas no parecía que duraría demasiado. Incluso con la ayuda de un ave de rapiña, dudaba que fueran a sobrevivir al asalto. "Pensé que todo sería inofensivo". Aunque había cierta comedia en la situación, no emanaba exactamente la idea de ser algo inofensivo. "Qué hacer".

De repente uno de esos animalitos se introdujo a su boca. Athos luchó contra ella, usando todo el poder de su lengua para no atragantarse, notando así un detalle. "Esto sabe bien". Creyó entender. Parecía que la idea era saturar a todos con dulces. Ciertamente era una glotonería, mas en las fiestas solía ser un pecado muy popular. "No digo que la democracia tenga siempre la razón, pero al menos hace un error más llevadero".

Gracias. —Aceptó el palo que le había ofrecido Neriah—. Y buena idea. Aunque tal vez comerlos no sea algo malo. ¿Qué le parece? —Él mismo estaba indeciso sobre comer o no otro, así que dejaría que ella tomara esa decisión por él. Igual, se preguntaba hasta qué punto sería sano ingerir alimentos procedentes de una langosta... Ni siquiera se supone que puedan hacer eso. "Qué divertido". De nuevo, todo era tan absurdo que era entretenido.
Athos
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 353
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Elen Calhoun el Miér Dic 24 2014, 11:52

Elen se mantuvo junto a la mesa de las bebidas, mientras los presentes se emparejaban y seguía llegando más gente a la celebración. Depositó la copa vacía al lado de una bandeja y empezó a notar algo raro, como una fresca brisa en su espalda. Giró el rostro para ver que ocurría, y fue entonces cuando se vio reflejada en una de las doradas fuentes que descansaba sobre la mesa.

Un hermoso y llamativo par de alas de mariposa había surgido de su espalda, con un bonito tono celeste predominante y el borde negro, a juego con su vestido. La hechicera esbozó una sonrisa, mientras observaba con detenimiento su forma y movimiento. Ya le habían salido alas en el baile real, pero en aquella ocasión habían sido unas pequeñas y negras alas de  ángel, que se asemejaban más bien a las de un cuervo. Éstas en cambio eran grandes, lo suficiente para que la de ojos verdes se preguntase si conseguiría volar con ellas. Empezó a controlar el aleteo, esperando tener ocasión de probarlas antes de que desapareciesen. Aquel efecto le gustaba, no hubiera tenido problema en quedárselas de forma permanente.

Un suspiro atrajo su atención, hacia una joven de piel blanca y cabellos negros que se había acercado a ella. - Parece que estos brujos se han empeñado en que conozcamos gente.- empezó a hablar, mientras la maga echaba un vistazo a su atuendo, un elegante vestido negro y rosa. - Hermoso vestido, tiene terminaciones finas.- prosiguió, haciendo una reverencia que rápidamente sería respondida con otra de la de cabellos cenicientos. - Mi nombre es Sarabi ¿harías equipo conmigo?- preguntó, aún con una sonrisa.

- Vuestro vestido es muy elegante, me llamo Elen y sí, me parece buena idea que formemos equipo. - respondió, antes de echar un vistazo y ver los efectos que recorrían la sala. A una dama le había aparecido un tatuaje con una flor, mientras su acompañante parecía arder en llamas. A otro caballero le habían salido unas alas negras y cuernos, mientras su pequeña mascota se convertía en un hombre tigre guerrero. Por último una niña, que había crecido de golpe hasta convertirse en una joven de unos 20 años.

El Romanticón entró en escena y barajó las cartas mediante telequinesis, luego cada pareja recibió una, así que la bruja prestó atención a la que se acercó a ellas. En su carta se podía ver a una mujer de dorados cabellos, sosteniendo una especie de cadena que sujetaba a un león. Elen había visto algunas cartas durante su estancia en Lunargenta, así que pudo reconocerla como la justicia.

Las cartas se esfumaron, dejando tras de sí las pruebas de sus mágicos efectos. Una enorme langosta apareció de la nada, soltando chorros de pequeños animalillos dulces que querían meterse por la fuerza en las bocas de los presentes o intentaban aplastarlos en masa. En otro lado apareció un sapo con un parasol y un montón de palitos de madera, mientras una joven de pelo rosado comenzaba a flotar descontroladamente ante los ojos de su compañero.

Elen sintió una extraña necesidad de ayudar a los que estaban en problemas, mientras Sarabi sufría una transformación que la convirtió en felino. Los animalillos avanzaban hacia todos los presentes y ya casi las alcanzaban, así que la de ojos verdes sostuvo a Sarabi y aleteó con fuerza, aprovechando sus alas de mariposa para alzarse en el aire hasta quedar fuera del alcance de los pequeños. Solo uno consiguió alcanzarla e intentó meterse en su boca, tenía un sabor dulce pero aun así la joven lo sacó y lo arrojó al suelo. Se acercó a una mesa alta y dejó con cuidado a Sarabi, esperando que allí no la alcanzaran.

Observó a los presentes con atención, sentía el deber de ayudar a cuantos pudiese. Sin embargo, el centro de todo era la gigantesca langosta, así que debían terminar con ella si querían librarse de los animalillos. No lejos, la dama del tatuaje usaba el parasol a modo de escudo, mientras sujetaba los palillos que servirían para clavarlos en los dulces. La otra joven, que hasta hacía poco solo era una niña, se valía de una bandeja para apartar a los que la rodeaban.

Voló hacia ésta última, evitando acercarse demasiado al suelo, y se valió de sus poderes para manipular la brisa y apartar a los que se aproximaban con una ráfaga de aire. Repitió la acción un par de veces más, alrededor de las parejas cercanas y de Sarabi, pero la langosta seguía lanzando más y más animalillos.
Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1358
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Byakko el Miér Dic 24 2014, 18:37

La carta que había caído a sus manos, ni duro mucho tiempo allí, gracias a la pequeña niña a la cual había pedido ser su pareja. Esta en ningún momento acepto tal petición, pero tampoco la rechazo, por lo que la peli plateada solo se quedo al lado de la niña, escuchando sus ideas sobre la carta, mientras ella solo ladeaba el rostro algo confundida. - Para mi tan solo es... Un par de lobos aullando a la luna.... - susurro en un tono bajo, mientras apreciaba la carta con gran interés, aun desconocía el por que de ese elemento, y también le confundía e intrigaba que cartas habían recibido los demás ¿Seria la misma? ¿Todas serian diferente? Quería saberlo, mas guardo su postura al lado de la pequeña, tratando de concentrarse mas que todo en lo que la carta quería decirles. Por su cabeza no pasaba ninguna explicación que pudiese llamar lógica, pues solo ideas sin fundamentos venían a su mente, a lo cual decidió ignorar aquellas cosas, no sin antes volver a posar sus ojos en la pequeña, que parecía tener cada vez mas y mas teorías.

Sus ojos no se quedaron acompañando por mucho tiempo a la pequeña, pues los sucesos que vinieron a continuación, fueron algo debía admitir, atemorizantes para la dragona. El hombre en llamas, las transformaciones en animales, los elementos, todo había logrado causar temor en la inexperta dragona, que solo tenia sus ojos muy abiertos y su boca cerrada con un gesto real de intranquilidad. No sabia si debía ayudarles, o quedarse quieta, no sabia si era permanente o si siquiera era real, solo miraba a todos lados, tratando de buscar una explicación que le diera tranquilidad, pero adonde miraba, mas y mas cosas raras pasaba, y mas aun para una chica que toda tu vida estuvo encerrada lejos de los demás. Tenia conocimientos teóricos de la magia, pero verlos hechos realidad le empezaba a causar ciertos nervios.

La gota que rebaso el vaso de la chica de ojos claros, fue ver a su pequeña compañera la cual tenia al lado, engordar de tal manera, para luego estirarse, ya convertida en una hermosa mujer desnuda. No podía apartar la mirada, no por lujuria, si no por asombro, incluso después del vestido, seguía mirándole extrañada. -¿ estas bien...? - la pequeña había preguntado su nombre, pero entre tantos sucesos, ya había olvidado esa cortesía por completo. Pero la niña, ahora mujer, actuaba normal, cómodo nada hubiese pasado, por lo que se trato de relajar un poco, y solo se que mirando a todos, en busca de una explicación, o al menos, de que estuvieran bien, y según parecía, si lo estaban.

Finalmente, fue su carta la que desato uno de los mas extraños hechizos de la noche. Su vista se fijo en la gran langosta que empezaba a crecer, su rostro, solo miraba con impotencia aquella gran criatura de la cual desconocía su misión. Paso un poco de saliva, y dio unos pasos atrás, escucho la voz de su compañera, y llevo su mirada a los demás, ella parecía aun no percatarse de la langosta, pero justo cuando iba a decirle, uno de los animalitos de introdujo en su boca, haciéndola retroceder un poco. Con dificultad trago aquel dulce, y negó suavemente mientras veía a su compañera luchar contra aquellos pequeños usando la bandeja. - Si... Estoy bien, lo siento... - Menciono, mientras volvía a erguirse después de tragar el dulce y fue solo para que varios dulces mas le atacara. Cada vez retrocedía mas, los dulces eran suaves, pero al apegarse, hacían tambalear un poco a la dragona que finalmente choco contra Sakun de espaldas. Rápidamente se giro, miro al chico y se disculpo inclinándote un poco. - Yo... Lo sient... - otro dulce entro a su boca e igual que el anterior, lo trago a la fuerza, tosiendo un poco al final. 

Se giro de nuevo a la langosta, para esperar que los animalitos que se acercaran no se metieran a su boca, y usando la anta negra que tenia sobre los hombros, se envolvió la cabeza, dejando solo sus ojos a la vista, mientras avanzaba de nuevo hacia Magazubi y se agacho un poco atras de ella, cubriéndose de los animalitos que seguían llegando, pero gracias a sus ropajes, ya no amenazaban con ahogarle. - Tu estas bien...? - Pregunto a la maga, mientras miraba a los demás luchar contra esos animalitos dulces, los cuales see habían vuelto un verdadero problema.

Off: los personajes con los que interactuo estan marcados en este color
Byakko
Neófito
avatar
Cantidad de envíos : : 9
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.