Un Nuevo Año [Evento]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Blien el Miér Dic 24 2014, 21:18

Ahora tenia un compañero. Uno digno de confianza y si la fortuna volvía a sonreírnos, entonces podríamos volver a formar un jolgorio como lo habíamos armado en aquella mansión de Lunargenta. - Ahora veamos que sucederá. Le dije a mi compañero el dragón mientras prestábamos atención al espectáculo que aquel nuevo y extraño sujeto realizaba con un gran numero de cartas. - Vaya... me ha recordado a la tonta de Zula. Mi hermana quien siempre estaba practicando sus poderes telequineticos con el uso de cartas, tal como ahora lo hacia el tal Romanticon.

La carta destinada a nosotros, llego como el impacto de una ventisca y se posiciono frente a nuestros ojos. Una imagen que peculiarmente había visto ya antes, pero en esta ocasión no podía atribuir un significado coherente y claro. y esto... ¿Que carajos quiere decir,? por favor... Pregunte solo para mi y Sakun, sin saber de donde había salido esa tonta muestra de cortesía, pero cuando preste mi atención hacia él, no podía atribuir razón a lo que veían mis ojos. El sujeto a mi lado había cambiado su aspecto casi por completo y su pequeño compañero animal ya no podía ser llamado de esa forma. - ¿¡Que te sucedió!? ¡Responde por favor! Le dije retrocediendo un par de pasos y poniendo un par de mis dedos sobre mis labios. Por alguna razón no podía dejar de decir esas palabras. Sin darme cuenta todos en el lugar habían comenzado a cambiar algunos con detalles más contrastados que otros. El aspecto de Sakun era imponente al igual que su fiel compañero zarpitas. - ¡Es genial Sakun! ¡Esos malditos dieron en el clavo contigo y Zarpitas! Me eche un vistazo rápidamente para ver si yo mismo había cambiado de algún modo. Lo primero que percibí, fueron mis uñas que habían tomado colores distintos. - Que alguien por favor me diga... ¿Que es esta tontería?

El mechón de cabello que caía sobre mis ojos también parecía haber cambiado, cosa que me dejaba alarmado. - No, no mi cabello. Pense. Sin esperar más, abandone mi lugar y fui en busca a toda prisa de un lugar donde pudiera ver mi reflejo. Me abrí paso a través de la multitud sin importarme las molestias que pudiera causar. Primero me tope con un sujeto de negros cabellos quien por alguna extraña razón se encontraba en llamas. - ¡Quítate, Por favor! Le rogué, pero no fui muy prudente ya que sin requerer uno de mis hombros choco con la que debía ser su compañera (Neriah) y la empujo para apartarla un poco.

Finalmente pude divisar una de las fuentes que servían como decoración del evento. es ahí donde podría ver mi reflejo, pero antes debía sortear un grupo de obstáculos más. Primero me tope con lo que parecía ser una bella y sensual mujer (Magazubi) envuelta en un hermoso vestido, pero no tenia tiempo para detenerme a intentar conquistarla. - ¡Abre paso, por favor! Le dije haciéndola a un lado con el uso de mi mano.- Gracias Le dije aun cuando yo mismo había sido un poco grosero. ¿Porque estoy diciendo eso, debo dejar de decir estupideces. Susurre solo para mi mismo.
Finalmente estaba llegando, pero antes de poder ver mi reflejo, choque con la espalda con una chica de cabello rosado (Luna). Lamento eso, debo ver mi reflejo. Gracias. Le dije con un tono forzado de voz.

Adelante mis manos a la orilla de la fuente y vi como mi cabello se había tornado de diferentes colores al igual que mis uñas. No daba crédito del todo a lo que veía. Parecía un extraño ser salido de un cuento para niñas mimadas. Presione la fuente con fuerza mientras algunas chispas y pequeños rayos amaban de mis puños. - No puede ser... mi cabellos. Por favor, que no se quede así. Decía apretando los dientes un poco furioso, mientras un extraño escándalo se desarrollaba a mis espaldas. Cuando finalmente di media vuelta, vi como un gran numero de pequeños seres emanaban de nada menos que una langosta gigante. Todos se mantenían ocupados al intentar mantener al margen a aquellos pequeños seres y ahora venían por mi. - No tengo tiempo para esto. Repetí en mi mente mientras esquivaba y mantenía a raya a los pequeños seres. Debía ir en busca a la solución de mi ridículo aspecto sin importar el numero de cuellos que debía presionar para conseguirlo.
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Sakun el Vie Dic 26 2014, 22:20

La carta estaba bastante misteriosa y apenas miré dos veces a mi compañero que se encontraba conmigo, mirando ese signo que nos quería decir algo... Como si algo estuviese a punto de suceder. No sabría qué pasaría en ese instante pero lo que era seguro que nada sería normal. Son brujos, ellos siempre tienen varios trucos bajo la manga, fruncí el ceño al ver que finalmente estaba sucediendo. Todo comenzó con Blien que se transformó en algo parecido a un arco iris bastante desordenado... Me quedé atónito y alcé la ceja. -Wow...-Apenas pronuncié y noté el cambio en su lenguaje... Pasó de ser tan irrespetuoso a alguien amable que decía "Por favor" y "Gracias" al final de cada oración. Me preguntó qué había pasado, usando excesivamente las frases respetuosas al final de sus palabras. -Al parecer, algo te transformó en un tipo más educado... ¡Grandioso!.-Dije bastante sarcástico, a punto de reír por el cambio de mi amigo pero de repente... Sentí que mi espalda tronaba pero no sentía dolor... Aunque si molestia. -Tsk...-Me quejé... Era algo parecido a cuando tomaba mi apariencia de dragón... Fruncí el ceño y clavé mis uñas largas en la mesa que había cerca, descargando el dolor. -¡Pero ni siquiera activé la transformación!. ¿Qué me sucede?...-Mi voz se convertía algo grave, mis cuerdas vocales se adaptaron al rugido de un dragón pero siendo algo como una lagartija parlachina. Una especie de signos negros aparecieron en mi pecho y unos cuernos filosos aparecieron en mi cabeza... El color de mis ojos cambió y quedaron algo grises... Era una apariencia nueva... ¡Un semi dragón! o simplemente un espectro maligno.

Miré mis manos y las tenía como las de un animal. -Vaya...-Sonreí de manera maligna. -¡Muajajajajaja!, ¿Por qué diablos río así?. Qué raro...-Fruncí el ceño y escuché algunos quejidos de las personas que se encontraban allí... Como por ejemplo la niña que se convirtió en una joven hermosa y por último, antes de caminar por el lugar, sentí que alguien me trató de atacar. Caminé hacia adelante y giré mi cuerpo. -¿Quién rayos eres?...-Pregunté con seguridad, viéndole fijamente.

-Cállate...-Pronunció el hombre para dejarse ver y resulta que era Zarpitas, que se había convertido en un guerrero fuerte... Lo más sorprendente era que podía hablar. -Vaya... ¿Ahora eres parlante?. Grandioso.-Mis ojos brillaron y mi cuerpo se llenó de emoción que tembló al verlo tan musculoso y tan serio... Estaba de mi tamaño. -Es un buen momento para pelear... Mi amo.-Dijo mi mascota, atacándome con sus garras y usando su nueva agilidad tan sorprendente. -Aún no... Espera.-Dije esquivando sus ataques y sin querer... Le zampé un puñetazo al estómago a "Zarpitas", dejándolo algo inconsciente y confundido. -Diablos... ¿Por qué actué así?-Miré mis manos... Algo no estaba bien, me había convertido en algo más maligno de lo que podía verse.

Sin más preámbulo comencé a perseguir a Blien que estaba algo agitado. -¡Espera!...-Dije, tratando de alcanzarlo y sin querer, me choqué con (Byakko). La miré enfurecido hasta que pidió disculpas... Mi ira se fue y me quedé viéndole. -¡Está bien!.-Respondí para luego seguir caminando, usando toda mi velocidad que había adquirido.

Sin querer, toqué a (Sarabi) y Choqué con (Elen), abrazándolas para no perder el equilibrio y caer en el suelo. Me disculpé sin más preámbulo y seguí corriendo, tratando de alcanzar a mi compañero. Mi seriedad era bastante y sentía más poder que antes... Me sentía muy invencible.

También choqué con (Kuzu), haciéndome tocar a (Athos). Comencé a perder la noción de que habían personas allí y sin más preámbulo, las empujaba como si no me importase nada. Ya estaba a punto de alcanzar a mi amigo pero de repente noté que habían unos animalitos que venían hacia mi para atacarme. Me quedé algo atónito y los esquivé pero se fueron amontonando para no dejarme pasar... Me quedé inmóvil pero cuando menos lo esperaba, apareció Zarpitas, salvándome. -Amo, yo me encargaré... Usted siga...-Pronunció, propinando garrazos y ataques a los seres pequeños... Yo sentí bastante orgullo y me conmoví al ver a mi mascota, salvándome y peleando como un verdadero guerrero.

________________________

Off: Espero que no haya ningún problema pero también hice que Zarpitas pudiera hablar.

PD: He tocado ha Athos, Kuzu, Byakko, Elen, y Sarabi.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Luna Kaliope el Lun Dic 29 2014, 01:40

Los hechos habían comenzado a desarrollarse de una forma vertiginosa. Observaba al joven Vorhauzen con cierta envidia. Su compañero tenía alas negras y juraba haber visto en una bella dama de blancos cabellos un par de alas de mariposa. Buscaba y rebuscaba en mí, pero no había nada. ¿Supongo que tú no has probado los bocadillos? le pregunté a Kuu, con la voz de acero y observándole de reojo con cierto enojo velado porque si yo no era capaz de tener alguno de aquellos efectos fantásticos, él me impedía disfrutarlos de segunda mano, osease en él, y no había nadie cerca con suficiente confianza como para jalarle sus orejas o palpar sus nuevas y/o mejoradas partes.

Sentía que éramos los rechazados de la fiesta y me estaba sintiendo un poco desanimada hasta que por algún motivo las fuerzas me abandonaron, tenía las piernas flojas y más temprano que tarde la piel se me puso de gallina, a la expectativa de algún efecto super genial que jamás llegó, no al menos de la forma que esperaba. La carta, por su parte,  parecía emitir un destello maldito y por un momento llegué a asustarme aferrándome con fuerza a Kuu, pero en poco tiempo me sentía vigorosa, fuerte, más fuerte de lo que me había sentido jamás y hablo de poder físico, mucho poder… como para darle una paliza a alguien, como si hubiese bebido alguna poción que me dotara de valor desmedido y medios para lograr cualquier cosa a la que me dispusiera.

Solté por unos ínfimos instantes el cuerpo de Kuzu y ¡zas! Allí estaba yo levitando. Miré a los alrededores y varias personas –las que no estaban ocupadas con sus propias y grandes labores- nos observaban curiosos. Intenté volver a mi lugar, pero la telequinesis no funcionaba y tampoco ninguno de mis dones. ¿Habría sido efecto de la carta? Creo que tenemos un problema le dije a mi compañero que por algún motivo parecía haber cambiado bastante. Miré sus ojos y me quedé sin aliento. Tras aquella pésima máscara estaban los ojos de mi hermana, los de mi madre… ¡los míos! Hmmmmmmm dije intentando en vano navegar en el aire, tirando mis brazos como si estuviera en el agua. Me encogí de hombros, nunca había sido siquiera buena flotando. ¡un logro! pensé con decisión mientras miraba desde las alturas los cambios producidos.

En algún punto, había un tipo que estaba en llamas. De haber podido conjurar mi tormenta le hubiese mojado para al menos corroborar que las llamas no tenían un efecto secundario de haber sido expuestas a la humedad. Pero dada la situación… Suspiré. Varios metros delante de nosotros estaba una langosta gigante. Asquerosa, con ojos decididos a… ¿Ahogarnos con sus vómitos de animalitos malvados manosos? Levanté mis dos cejas incrédula y le asesté una leve patada en el hombro a Kamui cuando estuve lo suficientemente cerca. Eh… parece que tienes mis ojos y mis poderes dije, aunque estaba hablando de lo obvio. Deberías concentrarte en bajarme de aquí, no se… imagíname con pesas o algo así. Puede ayudar… supongo. Después de todo… corre en tus venas agregué un tanto pensativa y me patee la cabeza mentalmente al ver que aquellos alimentos querían suicidarse en las bocas de los invitados. Particularmente no me gustaba ese tipo de aperitivo y menos sentir presión desde ellos.

Mi atención volvió a irse de Kuzu. Claro que estaba contenta por él, pero no estaba segura de querer interpretar todo lo que pasaba por su mente o por su corazón y además, aquella dama de pelo blanco que me recordaba fuertemente a alguien comenzó una batalla contra la langosta. Observé sus hermosas alas azules con cierta envidia pero algo nuevo me distrajo. Se trataba del joven Vorhauzen en un apuro. Estiré mi mano hacia él, pero parecía bastante ensimismado con sí mismo o con los efectos en los demás como para escucharme o hablarme. Tragué saliva esas cosas pequeñas y pegajosas se acercaban a nosotros.

Busqué ayuda en los alrededores con cierta desesperación. La situación no era buena y aunque una broma, lo tomaba como una competencia y nuestro equipo era de los peores. A nuestro lado, una pareja de ancianas había recibido una extraña carta con una bola rosa y otros detalles que no pude percibir completamente. Sin embargo, sus efectos fueron completamente inesperados. La anciana de pelo blanco que sería al menos unos veinte centímetros más baja que yo parecía haber comenzado a trasmutar, engordar y cambiar su color de piel. Lo mismo ocurrió con su compañera, quién me aventuraba a decir parecía de la misma familia, hermanas quizás. La cuestión es que la otra tocó a la primera y comenzó a convulsionar para en pocos segundos verse igual que la primera.

Se habían convertido en cosas extrañas sin nombre que se esparcían como esporas de los hongos más raros y venenosos que jamás había conocido. Hagas lo que hagas, mantenlas lejos de nosotros y a esas cosas también le dije a Kuu levantando las piernas para mantenerlas fuera del alcance de aquellas pequeñas bestias que olían a azúcar. De pronto me di contra algo de madera. Sonó como si fuese una caja que resonaba. Me giré a observar y se trataba de una gran guitarra. Sonreí, aunque adoraba la música, era el momento adecuado para tener un arma.

_____________________________
Off Primero, siento la demora ^^’’, segundo, supuse que si Kuzu tenía mis poderes, yo ganaría su fuerza ~-~ y tercero… gosh, lo olvidé xD cualquier cosa, privado ò.ó
P.D: esta es la imagen de las ancianas que conformaban nuestra pareja
Spoiler:
Luna Kaliope
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 171
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Kuzu el Lun Dic 29 2014, 05:29

La marcación de territorio había sido más exitosa que la de un gato con incontinencia, en lo que había sido un breve pero dulce beso. Observé a mis alrededores y la nula presencia del sujeto que la acompañaba se había desvanecido por completo. “Al fin solos” pensé que al fin tendría un poco de relajo, con ella recostada sobre mi cuerpo, diciéndome que no había cambiado en nada a pesar de estar irreconocible, sacándome en cara que mi apellido era más bonito que el suyo, pero solo era la calma antes de la tormenta.

“Bocadillos…” al parecer habían comenzado a surtir efecto en varias personas, y recordando lo sucedido en el castillo, el “caos organizado” se apoderaría una vez más de la fiesta, pero a diferencia del Rey, no confiaba en el orden que podrían imponer un montón de brujos. La más llamativa sin duda era la mariposa, pero también había uno que tenía complejo de antorcha… “¿Athos?” desde donde estaba no estaba seguro, por el brillo de las llamas, pero parecía ser él. - Ese sujeto está en todos lados.- musité ante mi compañera, quién parecía maravillada ante las diversas extravagancias que se estaban dando entre los invitados.

- ¿Supongo que tú no has probado los bocadillos?.- preguntó inquiridoramente. No estaba seguro de cuál era la mejor respuesta: por una parte, decirle que sí podría implicar que sería el estúpido de la pareja, llamando atenciones indeseadas, y ella tendría que lidiar con algún brazo de pulpo saliendo de mi nariz o algo así; y por otra, tal vez ella quería divertirse sádicamente con mi efecto, pero entonces quedaba otra pregunta. “¿Por qué a ella no le había pasado nada?”. Lo más probable era que no hubiese probado ninguno, así que decidí jugar seguro. - Aún no tengo hambre, quizás luego.- no pensaba dar más explicaciones.

Miré la carta que seguía flotando frente nuestro, exigiendo ser tomada, tentándome con su rareza. Sus colores me eran muy familiares: el fondo amarillo detrás del hombre se asemejaba mucho al color de mis ojos, y el rosa detrás de la mujer lo era al cabello de Luka, más el diseño no era nada que hubiera visto antes en este mundo. No pude evitar sentir que la carta nos representaba. De pronto mi corazón se saltó un latido, mis piernas comenzaron a tambalearse, y una sensación extraña y de agotamiento extremo recorrió mi cuerpo. “¿Por qué, si no he comido nada?” pero la respuesta estaba frente a mí, en aquella carta maldita y en el brillo de la magia que desprendía.

Y como provenía de la carta, también afectó a Luka, quién no tardó en apoyarse en mí, pero apenas y podía sostenerme yo mismo, hasta que al final de algún modo terminé sosteniéndome en ella. La solté un instante y ella también lo hizo conmigo, pero al momento de hacerlo sentí como la fuerza volvía a mí, pero no era la fuerza de mis músculos -mis piernas seguían temblorosas-, era algo más… abstracto, como si la energía recorriese mis venas fuese una con el aire y pudiera apartarlos a todos de mi… y ahí estaba Luka, flotando allá por alguna razón incomprensible.

- ¿Qué sucede?.- pregunté a mi compañera, extrañado de que usara sus poderes de forma tan poco ortodoxa. - Creo que tenemos un problema.- dijo mirándome a los ojos, pero algo no estaba bien… sus ojos eran como los míos, no, no había duda, eran los míos. “¿Se habrá convertido al fin en una Kuzuryu?” de cierto modo me hacía feliz eso, aunque me gustaban más sus preciosos ojos azules, le quedaban mejor; sin embargo, eso no explicaba su comportamiento. - Pfffff.- no pude evitar soltar una carcajada al verla tratar de nadar en el aire como una amateur, pero luego me sonrojé al ver su ropa interior desde abajo. “Ojala sigas intentando usar tus poderes de esta forma “ desee con perversión.

Una vez que hubiese “nadado” lo suficientemente cerca de mí, traté de tomarla pero me dio una patada que se sintió más fuerte y con más dolor de lo que debería haber sido, haciéndome llevar automáticamente mi mano al hombro. “¿Qué rayos?” a pesar de que nada tenía sentido, las piezas comenzaban a encajar una a una, y ella parecía haber llegado a la misma conclusión. - Eh… parece que tienes mis ojos y mis poderes.- sus palabras no tuvieron sentido hasta que vi en mi reflejo su par de ojos azules, más explicaban aquella extraña sensación de poder manejar cosas con la mente y aquel flujo abstracto que circulaba por mi cuerpo, por lo que al fin caí en cuenta de que era mi culpa que ella estuviera flotando. - Eh… parece que tienes mis ojos y mi fuerza.- contesté.

- Deberías concentrarte en bajarme de aquí, no se… imagíname con pesas o algo así. Puede ayudar… supongo. Después de todo… corre en tus venas.- sus consejos sonaban fáciles, pero no ayudaban en mucho. - Y tu deberías concentrarte en controlar tu fuerza, o terminarás asesinando a alguien, a mi por ejemplo.- dije frunciendo el ceño; su patada no dejaba de dolerme. “Venas… venas…” traté de enfocarme en las venas… mis venas… y noté que aquella energía abstracta fluía hacia arriba, por lo que me concentré en invertir y/o calmarla. Respiré profundo y lentamente comencé a bajar a Luka, pero en un momento de desconcentración aquel flujo se cortó, y si no la atajo se hubiera dado de espalda contra el piso.

“Pesas… ¿cuándo fue que te volviste tan pesada?” quería decirle, pero no era bueno para mi salud. Quizás mi imaginación era más fuerte y sí la estaba imaginando con pesas, pero mis brazos temblaban como gelatina y me apresuré en bajarla; se habían vuelto de cartón. Mi mente entró en un pequeño estado de shock: me había vuelto débil y escuálido, como aquellos brujos que tanto odiaba, como aquel inútil de su prometido; pero mis músculos seguían ahí, por lo que al menos servirían de pantalla, y no dejaría que más lo averiguase, nadie más que mi amada. Por otro lado, había recuperado la magia, aquello que se me había quitado al nacer, aquello que era mío por derecho y herencia de mi padre. No sabía que pensar.

Sacudí mi cabeza y miré en dirección a lo que le robaba la atención a mi compañera. Una langosta desproporcionada e imposible de no divisar había comenzado a hacer estragos, vomitando lo que parecían ser dulces a diestra y siniestra, y parecía que toda la fiesta se había empeñado en hacerle frente, incluso una mujer mariposa que atacaba por los aires. Tenía ganas de probar mis nuevos poderes, pero de repente un chico de cabellos multicolor chocó fuertemente con mi pareja, más esta ni siquiera se vio inmutada por el impacto, como si estuviera hecha de concreto. Traté de intervenir, pero alguien de la nada me empujo, haciéndome caer al piso como un saco de plomo.

Con esfuerzo me levanté y me sacudí, pero el perpetrador ya no estaba y Luka se había vuelto inquieta. La seguí de cerca hasta que a nuestro lado, nuestra atención fue captada por un par de ancianas. “¿También había ancianos en la fiesta? temí por los efectos cardiacos que podría tener el caos de la fiesta sobre ellas, sobretodo la langosta gigante, pero al acercarme y ver su carta con mayor detalle, una de ellas comenzó a convulsionar como si estuviera en un verdadero arresto cardiaco, para luego convertirse en una criatura grotesca.

Habían engordado al punto de que sus ropas se habían despedazado, para luego adelgazar y quedar en solo ropa interior. Su piel se alisó y tomó una tonalidad verdosa como la de un sapo. Su cabeza era totalmente indescriptible y tenía ojos saltones y ojos dentro de la boca, con un par de protuberancias similares a cuernos y ramas de árboles, y lo peor de todo fue que sus elegantes bastones se habían deformado en una vara abstracta y horrible.

Retrocedí hasta donde estaba mi compañera mientras la otra abuela se convertía en lo mismo luego de ser tocada por la primera. - Mierda, ¿será contagioso?.- no estaba dispuesto a arriesgarnos, y al llegar Luka recibí mis set de instrucciones. -  Hagas lo que hagas, mantenlas lejos de nosotros y a esas cosas también.- “¿Esas cosas?” al parecer estábamos rodeados, por una parte las abuelas grotescas, y por otra de una masa pequeños animalitos amenazantes.

- No te preocupes, yo te defenderé.- a pesar de que no tenía mi fuerza, seguía siendo el macho de la relación. Cerré mis ojos y concentré mis nuevos poderes en un flujo horizontal. - Si no puedes contra ellos, únelos.- acto seguido, cree una ráfaga de viento que comenzó a catapultar a los animalitos hacia las bocas de aquellas ex-abuelas, con la intención de limitar sus movimientos de la forma que fuese.

Carta de las abuelas:

Off Siento la tardanza ^^U No me dió el tiempo para leer todos los roles, (lo haré cuando pueda xD) así que si omití o me equivoqué en algo, favor avisadme (?)
Kuzu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Mar Dic 30 2014, 03:39

De la orquesta sólo quedaba la mitad ya que el resto había sido afectado por los efectos de los pastelitos y/o las cartas directa e indirectamente; por lo que la música ahora era una melodía rápida y con la mitad de los instrumentos, con acordes cortos para que todos pudieran trabajar sin demasiado esfuerzo. Aún no se sabía qué deparaba el resto de la noche.

Las alas negras de Sakun habían sido de buena suerte y quienes habían tenido contacto con él ahora gozaban de buena fortuna. Elen tenía éxito arrojando las figuras de animalitos lejos de sus posibles presas y hasta parecía haber hecho retroceder a aquél gran animal que poco a poco se movía con menor agilidad y producía menores cantidades de atacantes felices. Sarabi , quién había sido transportada hasta una mesa por su compañera rugía desde las alturas y se lanzó al ataque de las pequeñas bestias, aplastándolas y mordiéndolas. Pero pronto se encontró con la pareja de Neriah y Athos, vio al sapo y aún sin haber perdido sus poderes lo tomó entre sus fauces y de alguna forma el pequeño animal comenzó a crecer a un tamaño casi tan grande como el de la langosta. Su nueva ama le señaló a su enemigo y comenzó una batalla épica. Dulces contra bolas de pelucas de colores.

Byakko había sido tocada por el dragón alado y ahora su improvisada armadura le daba protección contra los bichitos de dulce, los que parecían perder interés en ella y quién estuviera en un radio de dos metros de ella. Magazubi por su parte había sido tocada por la mala fortuna de Blien, los animalitos de dulce parecían ensañados con ella además que ahora sólo era capaz de ver a través de su tercer ojo, el que le mostraba en blanco y negro las almas de los participantes de la fiesta, los vivos… y los que no lo estaban.

Athos se había comido uno de los pastelitos y ahora sentía ganas de mugir como una vaca además de que antes de decir cualquier cosa haría el sonido característico de uno de esos animales. Sin embargo, la buena fortuna le sonreía y su fuego comenzó a apartar a las pequeñas bestias que intentaban acercarse a él y a cualquier persona en un radio de tres metros. Con respecto a Neriah su parasol se rompió y fue sepultada por una montaña de aperitivos que se metieron a su boca. Al tragar alguno, sentiría los mismos efectos que Athos con la diferencia que haría el sonido de un burro.

La guitarra que Luna estaba pensando en utilizar sería tomada por una de las ancianas trasmutadas que tenían por vecinas, las que habían sido atacadas masivamente por las golosinas andantes y ahora hacían sonidos de todos los animales conocidos y por conocer en Aerandir. Además una de las que habían sido ancianas quería besarla a toda costa. En cuanto a Kuzu sería capaz de mantener alejado de él con su nuevo poder de viento a todos los peligros que le asecharan.

Finalmente, Blien sería atacado por las masitas de animalitos y ancianas con piel de serpiente al mismo tiempo, siendo obligado a tragar a uno de las pequeñas figuras con forma de cerdo. Sakun sería llamado por Zarpitas para ayudar a Elen y el sapo en la batalla para terminar con la gran amenaza y en medio de la confusión sería enlazado por una soga mágica con la bruja por los pies hasta que se acabara la batalla campal que se estaba desarrollando.


[
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 807
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Elen Calhoun el Mar Dic 30 2014, 09:57

La situación empezaba a descontrolarse, mientras los pequeños dulces se abalanzaban contra todo lo que encontraban a su paso. La bruja había conseguido mantenerlos a raya con las ráfagas de aire, e incluso la gran langosta parecía retroceder, pero seguían siendo muchos. Aún conservaba las alas y hacía uso de estas para mantenerse a unos centímetros del suelo, lo suficiente para que no la alcanzaran. Pero el efecto no duraría mucho más, así que debían darse prisa en acabar con la langosta y sus pequeños pastelitos.

Volvió junto a Sarabi, que gruñía y lanzaba zarpazos a los dulces que se acercaban a su mesa. La ayuda de su magia les hubiese venido bien, pero en esa forma la de ojos verdes dudaba que pudiese hacer nada. Echó un vistazo a la sala y pudo observar como cada asistente hacía lo posible para defenderse, excepto uno con el pelo de los colores del arcoíris (Blien), que apartaba a la gente a su paso para ver mejor lo que el pastelito le había hecho. El resto hacía lo posible por repeler a los dulces con lo que tenían a mano.

La de cabellos cenicientos lanzó otra ráfaga a unos cuantos que se acercaban, haciéndolos volar varios metros. Luego el caballero al que le habían salido las enormes alas negras y cuernos (Sakun) chocó con ella y con Sarabi, las rodeó con los brazos para no perder el equilibrio y, tras disculparse, siguió su camino a toda prisa. La bruja comprobó que su felina compañera estuviese bien, luego se revisó las alas, que también parecían ilesas.  

Observó como la joven de cabellos rosados (Luna), que hacía unos instantes flotaba descontroladamente, era salvada por su compañero (Kuzu). Sarabi gruñó, saltó de la mesa y comenzó a atacar a los pastelitos, hasta acercarse a una de las parejas (Neriah y Athos). Atrapó a un sapo en sus fauces y éste comenzó a crecer, hasta casi alcanzar el tamaño de la langosta. La joven elfa (Neriah), que hasta el momento se había defendido con un parasol, quedó sepultada bajo un montón de pastelitos, mientras su compañero apartaba con el fuego a cuantos se le acercaban.

Elen, movida por la necesidad de ayudar, avanzó hacia ellos y manipuló la brisa para lanzar una nueva ráfaga, con la que consiguió apartar a la mayoría de dulces que se encontraban sobre la pelirroja (Neriah). El enorme sapo respondía a las órdenes de Sarabi, con lo que empezó una batalla campal entre dulces y bolas con pelucas de colores. La maga se frotó los ojos, de no haberlo tenido delante no lo habría creído. Echó un vistazo a la joven para cerciorarse de que se encontrase bien y luego siguió al sapo, para ayudarlo a terminar con aquella locura.

Lanzó una descarga eléctrica directamente a la langosta, esperando aturdirla para que dejase de crear dulces. Escuchó una voz cercana, que llamaba a alguien, pero centró su atención en la batalla. Las bolas con peluca avanzaban hacia los pastelitos y chocaban contra ellos, lo cual era algo extraño pero gracioso.

Pronto vio que no estaba sola, otros se habían unido para la pelea, y en medio de la confusión del combate, notó que algo le rodeaba el tobillo. Tiró de la falda, hasta ver que se trataba de una soga mágica. - Pero ¿qué?... - dijo frunciendo el ceño, al tiempo que tiraba de la cuerda y se daba cuenta de que estaba unida al caballero de las alas negras (Sakun), con el que había chocado hacía poco.




Ficha del personaje   Habilidades   Lista de Tareas

Alquimista recolectora - Conocedora aprendiz
Alister Cronwell


Elen:


Jinetes oscuros:


Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1338
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Neriah el Mar Dic 30 2014, 11:59

Mientras luchaba con los pequeños monstruitos dulces, noté como alguien me empujaba para abrirse paso entre la gente, pero no le di mayor importancia, sinceramente, me preocupaba más la amenaza inminente de ser aplastada por una montaña de bollitos. Aún así no pude evitar llevarme un susto morrocotudo, cuando un felino enorme metió la boca en mi bolsillo para coger el sapo que había guardado allí. Eso, y el hecho de que el sapo creciese hasta alcanzar proporciones épicas, hicieron que me distrajera del pequeño “enemigo” que nos acechaba. Dando como resultado la rotura de mi paraguas, la ingestión de un bicho y que acabase sepultada bajo una montaña de dulces. “Genial, diría que las cosas no pueden empeorar, pero seguro que pueden hacerlo, así que mejor no tentar a la suerte”

Fui a pedir ayuda, pero en lugar del grito de auxilio que pretendía emitir, lo que salió de mis labios fue  un rebuzno, ni Calcetín, el burro de los establos de Ruth, lo hubiese hecho mejor. Por suerte, entre rebuzno y rebuzno pude articular unas cuantas palabras. –¡IAAAAAA IAAAAA IAAAAYUDA, POR FAVAARG!   –No pude seguir gritando, porque a pesar de que me revolvía para intentar liberarme, los bichos me tenían bien atrapada y cada vez que abría la boca intentaban meterse dentro. Y tuve que retirar lo que pensé al inicio de la fiesta, definitivamente, los canapés y el baile del castillo habían sido mucho mejores que los de aquí, al menos los de allí no habían intentado matarme.

Mi hombro empezó a picarme de repente, pero atrapada como estaba no podía rascarme, de pronto noté que algo se desprendía de mi piel y vi, por el rabillo del ojo, algo rojo que caía al suelo. ”Mira qué bien, suelto flores antes de morir, qué poético.” Me rebelé contra ese pensamiento, no, no iba a morir aplastada por un montón de galletitas de colores, sería la muerte menos digna de cuántas se han visto sobre Aerandir. Sería incluso más absurda que la del caballero que se ahogó en un riachuelo porque el peso de su armadura le impedía levantarse…

Mientras yo me removía y luchaba, Punch iba y venía intentando deshacerse de los pastelitos que me cubrían la cara. Con poco éxito, pues tardaba más él en alejarlos que nuevos compañeros en acercarse. Aún así era una ayuda, ya que si no, para aquel entonces habría muerto asfixiada. Empecé a patalear con más fuerza y me libré de algunos bichillos, pero a cambio en uno de los pataleos noté una punzada en la pierna y vi que me había hecho una herida con el hueso de una fruta que alguien, tal vez un árbol, había tirado precisamente ahí. A pesar de ser un lugar al aire libre, no recordaba haber visto cosas tiradas por el suelo. Lo que significaba que había ido a clavarme el único güito que había por allí. ¡Ya era mala suerte! “¿Ves como las cosas sí podían empeorar?”

Empezaba a cansarme de patalear y luchar contra los bichos, pero no pensaba rendirme, no señor; no iba a ser asfixiada por las galletitas de la langosta. Se me pasó por la cabeza que esto me estaba pasando por ser una elfa y que los brujos me odiaban, pero luego recordé que los pastelitos estaban atacando a todos por igual, sin hacer distinción de razas.  Así que alejé esos pensamientos de mi cabeza, y seguí con mi infructuosa lucha contra los pasteles asesinos. Si salía viva de esa y llegaba a tenerlos, sería una historia genial que contarle a mis nietos. Seguro que mañana, cuando no estuviese a punto de morir por falta de aire, me resultaría de lo más cómica.  Sobre todo, teniendo en cuenta el acompañamiento musical acelerado,  parecía que la orquesta había sido poseía por un grupo de duendes que hubiesen comido demasiadas setas.

Al parecer mi suerte no era tan negra como creía, porque en ese momento una brisa sopló sobre mí, apartando la mayor parte de los pastelitos que me cubrían, me volví hacia la mujer que parecía haber realizado aquel milagro y me incliné en una reverencia, aún sorprendida porque lo que parecía ser una bruja (Elen)me hubiese ayudado... –¡IAAAAAA IAAAAA IAAAGRADECIDA por su ayuda!   –Esperaba que, en mi estado, comprendiese la economía de palabras. Y que si no se lo agradecía más profusamente, era porque no sólo no había tiempo, sino que no podía hablar sin rebuznar.

La suerte negra, sólo me había dado un respiro para volver a cebarse en mí. Ya que poco después, mientras seguía huyendo de los pastelitos, me pisé el dobladillo de mi propio vestido y caí cuan larga era, yéndome a agarrar al mantel de una de las mesas, que me volcó por encima una jarra de zumo.  A pesar de la situación, me sorprendió lo delicioso que estaba, aunque seguro que no habían pensado que fuera a beberse mientras te caía del pelo por la frente. Me levanté lo más rápido que pude, aún chorreando zumo y me armé con una botella vacía para empezar a batear dulces según fuesen viniendo.  


Off: Espero no haberme pasado con los efectos de la mala suerte
Por algún motivo en mi mente la orquesta está tocando esto https://www.youtube.com/watch?v=m1v3A-hFcV4
Neriah
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Sakun el Jue Ene 01 2015, 10:40

Quería tomar a Blien del hombro y tratar de ayudarle, parecía que estaba incontrolable y nada podía hacer ante ésto... Aunque era mi amigo, debía abandonarle y que el escogiese su propio rumbo. Cerré mis ojos y me resigné, pegando un suspiro con fuerza y quedándome sin hacer absolutamente nada, sólo ver cómo eran consumidos por las galletas "asesinas". Miré mis manos de nuevo y aún no podía creerlo, había llegado a una fase de semi dragón... Tenía que aceptarlo, me veía excelente así. Sonreí de manera ladina por segunda vez y fijé la mirada en las galletas. -Ya verán...-Pronuncié con seguridad, para agitar un poco las alas y moverme con velocidad hacia las pequeñas amenazas, rompiéndolas con mis garras y haciendo un verdadero tornado de rasguños. No podía creerlo, de alguna forma, la fuerza había incrementado... ¿Acaso sería por mi parecido a la bestia?. No entendí absolutamente nada, pero seguí atacando de manera torpe, eliminando los mini monstruos de lugar.

Por otro lado, Zarpitas se encontraba peleando con éstos y sus artes marciales eran de admirar... Cómo me gustaría que se quedase así, seguro me podría ayudar en muchos problemas... Su fuerza era sorprendente, más de la que recuerdo, más de la que podría imaginar. Sabía perfectamente que cuando regrese a la normalidad, lo perdería... Dejaría de hablar y sería nada más y nada menos que un cachorro juguetón que por el momento, causaría un poco de estorbo mientras crece. Al menos sabía cómo me veía, para él, era su maestro o su amo... Algo que me ha encantado siempre... Esa lealtad que ofrecen aquellos animales.

Ya llevábamos varios minutos combatiendo por nuestras vidas... Todos se ayudaban entre si y cada uno parecía correr riesgos peores que otros. Si recordaba bien, los que había tocado, tuvieron mejor suerte que los que no. ¿Acaso ese era el poder de nuestra carta?. En fin... Eso no importaba tanto. Sin más preámbulo, seguí luchando contra los seres diminutos, tratando de acabar completamente con todos ellos pero... Salían más y más, notando que éstos aparecían gracias a un ser que era una gigantesca langosta... ¿Cómo diablos no la vi antes?, estuve tan ocupado en perseguir a mi amigo que omití la verdadera amenaza.

-Amo... Debemos ayudar a la señorita de allá. La de cabello blanco. ¡Vamos!.-Pronunció mi mascota musculosa, corriendo hacia donde ella se encontraba. Yo simplemente maravillado, le seguí, disfrutando de su presencia... No nos tardamos tanto para llegar hacia donde ella.

(Elen) Estaba ahí, luchando también como una guerrera.... Zarpitas fue el primero en ayudarle con sus garras, yo simplemente me hice al lado suyo y me crucé de brazos. -Qué lío...-Dije, mirando a la abominación que se encontraba produciendo más galletas.

Comencé a sentir algo en mi tobillo o cerca de él, como si algo me estuviese agarrando. Levanté la ceja y miré la pierna de la muchacha, viendo que un lazo estaba amarrado a su pierna y se extendía hacia mi... Estábamos unidos literalmente. -¡Qué diablos...!-Pronuncie furioso y fruncí tanto el ceño al ver la amenaza que mi rostro se encontraba bastante rojo.

-¡No te lo perdonaré!.-Comencé a transformarme en un dragón, haciendo crecer un poco más los cuernos que antes y apareciendo una cola bastante larga... Las alas simplemente se expandieron y mi piel morena comenzó a tomar un color más negro, viéndose las escamas. Los dientes comenzaron a ser filosos y el color de mis ojos nos cambio absolutamente nada... Mi cuello se alargó y todo en mi cuerpo se estiró, dando a ver un gigantesco dragón oscuro.

Pegué un rugido con gutural y propiné un garrazo hacia la langosta... Luego de ésto, mi estómago comenzó a iluminarse de color naranja, se podía notar que subía por mi cuello y sin más preámbulo, escupí una llamarada de fuego directamente hacia la langosta, tratando de quemarla y hacerle una herida bastante grave. Acto seguido seguí propinándole puñetazos en mi forma dragón.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Kuzu el Vie Ene 02 2015, 01:13

La estrategia había funcionado, siquiera relativamente. La ráfaga de alimañitos había entrado de lleno en las fauces de las ex-ancianas, deteniendo su avance momentáneamente, pero una de ellas dejó de comerlos y tomó una Guitarra que yacía en el suelo. “¿Cómo llegó eso ahí?“ ese era un misterio para otro episodio, pero pude ver como los sueños de Luka de ser guitarrista profesional eran destruidos por aquella criatura que empezó a hacer sonidos de cada bicharraco de la tabla periódica, más algunos imposibles de desmenuzar ya que parecían ser la mezcla de todos los animales habidos y por haber,  incluso aquellos que no emitían ruido alguno.

Aquellos sonidos casi guturales se mezclaban y formaban acordes con la extraña música que había comenzado a tocar la orquesta. Fue inevitable preguntarme qué diablos estaba ocurriendo con ellos, y si estarían siendo afectados de la misma forma que nosotros, ya que mientras algunos instrumentos dejaban de sonar sin previo aviso, otros parecían estar drogados o tocando como si necesitaran ir urgentemente al baño; de todos modos no dejaban de hacer un buen trabajo, ya que la música seguía siendo pasable para mis oídos, salvo por las venerables vomitando ladrimugigruñimaullidos.

Detuve mis poderes momentáneamente al ver que realmente no había servido de nada y solo las había vuelto más tenebrosas. Además, una de ellas tenía un arma musical… “… y no dudará en usarla”. La situación era desfavorable, más por suerte una de las abuelas perdió el interés en nosotros y fue a por el chico arcoíris.(Blien) “Bien, una preocupación menos.” Traté de ir en ayuda de Luka, pero las masitas animalosas se habían reorganizado y parecían multiplicarse hacia el infinito bajo nuestros pies, por lo que me enfoqué en mantenerlas alejadas de mi con un chorro de viento. - No dejes que te toquen, y no comas nada.- traté de advertirle a Luka, pero parecía no saber cómo usar de la mejor forma su nueva fuerza.

“De seguro ella también sabe manejar mejor sus poderes que yo.” tenía claro que estábamos en desventaja, y lo seguiríamos estando si no recuperábamos nuestros ojos, pero no tenía claro que hacer. “¿Una cirugía de intercambio de ojos? Podría funcionar, hay suficientes cucharas para hacerlo.” era un pensamiento descabellado, por lo que necesitaba algo más. “Piensa Kamui, piensa… oh, esperen, ya lo estoy haciendo… ¡Bocadillos!” supuse que podría funcionar, por lo que con mis nuevos poderes levanté una brisa diagonal que mandó a volar hacia mi dirección una bandeja de bocadillos –y de paso levantar algunos vestidos y faldas-, y atajé dos pequeños muffins, comiéndome uno en el acto.

Para que mi idea loca funcionase, necesitaba que ella también probara uno, pero primero necesitaba llegar a su lado. Cada minuto que pasaba se me iban ocurriendo más formas de usar mis nuevos poderes, por lo que generé un remolino a mis pies y me abrí paso entre toda la porquería que estaba en el suelo, para luego botar de una ráfaga de aire concentrado a la abuela que acechaba a Luka. - Kamui Kaliope al rescate.- solté con una sonrisa tonta y una carcajada interna. - ¿Muffin? No tenemos tiempo que perder, nos estamos perdiendo la mejor parte de la fiesta.- dije apuntando hacia el lugar en donde se daba la encarnizada batalla entre una langosta, un sapo y un dragón, entre otros.

Off-Rol:Yo me imagino a la orquesta tocando algo como esto ._. https://www.youtube.com/watch?v=ZVRhkrypUtQ
Luka, puedes manejar mi pj en lo que se te antoje hacer luego de mi proposición xD
Kuzu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Athos el Vie Ene 02 2015, 02:09

"Qué divertido". Era un caos, un gran desorden, pero a la vez era muy entretenido estar en esa situación. Los dulces llovían por todas partes, rebelándose contra los presentes, como si intentaran matar a todos. Pero no era así. Podía ser un poco agresivo y dramático, pero a fin de cuentas todo esto estaba preparado por los brujos, ¿no? Es decir, la idea era entretener de una manera poco ortodoxo a los invitados, de forma que fuera memorable. Cualquiera podía hacer una fiesta con bocadillos y música, mas el apostar por una guerra de este estilo era por demás interesante y se agradecía, a pesar de las pequeñas incomodidades.

Athos poco hacía, sólo se quedaba detrás de su compañera, quien estaba repeliendo la mayoría con ese paraguas. Veía personas pelearse contra la langosta y contra los pastelillos, ya sea esquivando o respondiendo con golpes. "Me pregunto qué pasaría si sólo se calman". Entendía que la respuesta natural fuera la violencia, puesto que su seguridad 'parecía' estar en peligro, pero sólo eran alimentos y no cabía duda que todo estaba preparado por ese Romanticón. "Y aún estoy esperando la parte romántica". La esperaba porque la había imaginado, no es como si realmente quería que sucediera.

En un instante, la posición del dragón se vio desmoronada. Una especie de mujer afelinada se acercó a ellos, atacando al pequeño sapo que tenían y al mismo tiempo, el paraguas que servía de escudo fue destrozado e inutilizado. "No sé por qué me sorprendo". Ninguna defensa era eterna, eventualmente todo cedía. En cualquier caso, sí había razón para sorprenderse al ver ese anfibio cobrar un tamaño colosal.

Por instinto se movió a un lado, para evitar meterse en el camino de esa gran rana. Dudaba que se lastimara, pero igual prefería no meterse en muchos problemas. El quedar solo, notó que... estaba solo. Ningún caramelo lo atacaba y, peor, su compañera Neriah parecía tener un problema—. Seño-Muuu. —¿Qué había sido eso? Él trataba de preguntarle eso, pero súbitamente había mugido, sin desearlo—. Yo... ¡Muuuu! —De nuevo estaba ese sonido. Justo cuando trataba de hablar. ¿Por qué?—. MagMUUUUUUUUU.

Sonrió—. Hol-Muuuuuuuu~ —En realidad, era algo bastante hilarante—. ¡Muuuuuu! JajajaMuuuuu. —Lo estaba disfrutando, y como ningún bicho le molestaba, carcajeó un poco en medio de su soledad—. Jaja. Mu-Mu-Mu. Muuuuuuuuuuuu.

Controlando la risa un poco, decidió hacer algo útil. Ya que no todos parecían estar contentos con los pasteles agresores, trató ayudarles un poco. Comenzó a correr a sus alrededores, para ahuyentar a esas criaturitas. Pero claro, para no perder el humor, mugía a cada tanto— ¡Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!

________
OFF: Perdón si paree una respuesta un tanto forzada... Este frío no me favorece mucho u3u
Igual lo único que Athos está haciendo es correr como un maníaco alrededor, como vaca loca :v
Athos
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 351
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Magazubi el Sáb Ene 03 2015, 00:41

       Todo era un caos en aquel evento, y la música se ambientaba perfecto en ese desastre, parecía una guerra de todos contra todos; especímenes raros luchando para alejarse de pequeños animalitos. Yo por mi parte me sentía como una súper heroína al tratar de batear a los animalitos con la bandeja y proteger a la joven de cabello blanco (Byakko), aunque esta parecía manejarlo bien, ya que utilizo sus ropajes para protegerse de los ataques – Estoy bien- le contesté a su amable pregunta, pero podía estar mejor; una hermosa mariposa o humana, o mejor maripomana se acerco a nosotras para con sus hermosas alas azules alejar lo suficiente a los pequeños monstricos – Muchas gracias- me dirigí a ella con una cálida sonrisa, y la maripomana me la había devuelto con mucha satisfacción para luego irse en busca de seguir ayudando a los demás.

       Mi equilibrio se vio afectado después de ese momento gracias a un arcoiris andante que parecía tener mucha prisa, este se disculpo muy amablemente y poso su suave mano en mi piel, mi cuerpo se sintió invadido por una sensación muy extraña, estaba erizada e impactada con ese arcoiris andante, quería que siguiera tocándome con sus masculinas manos así que lo seguí con la mirada, parecía estar molesto y eso me encantaba, pero poco a poco perdí la visibilidad, todo a mi alrededor se hacia borroso hasta que percibí como si hubiesen apagado las luces de aquel lugar. No aguante sentirme indefensa tanto tiempo y con determinación me retire el sombrero que cargaba y lo lance lejos para destapar mi “maravilloso 3er ojo” que al parecer era el único que me funcionaba desde que aquel wapo joven me toco. Todo estaba a blanco y negro, y habían más personas y seres de los que recordaba, todos con un aura diferente en cuanto a forma y grosor. Ver tantas cosas extrañas me intimido y no pude evitar sentarme en el suelo con las piernas recogidas y cohibida entre el pánico de todo ese alboroto, me sentía muy extraña... mi cuerpo temblaba, tenía frío y calor a la vez, veía como muchos atacaban con gran estruendo a la langosta gigante y como otros seres sólo veían el espectáculo riéndose de nosotros. Y eso no era todo, ahora había un sapo gigante que lanzaba pelucas, pero ya eso no me parecía gracioso, estaba muy asustada y sentía que era un imán para los animalitos.

       No aguanté y por miedo a todo lo que veía se me salían unas cuantas lagrimitas, me restregué los ojos y me percate de que la langosta recibía unos ataques eléctricos de la mariposa y un enorme dragón que había lanzado una gran ola de calor...

       -No puedo quedarme aquí sin hacer nada, eso no solucionará absolutamente nada- pensé tratando de pararme pero no pude evitar resbalarme, así que en mi segundo intento por pararme me ayude de una roca – si soy más grande a lo mejor tengo mis poderes más desarrollados- pensé por un momento mientras seguía un poco temerosa por todo lo que yo podía ver y más nadie sabía que existía. Lance una bola de fuego hacia un ser que me asustaba pero esta bola pego en el árbol más cercano y se incendió, salí corriendo para apagarlo con un poco de vino que se encontraba en la mesa y no tuve suerte, este no se apago...

       Me resigne a tratar de apagar el fuego, no tenía muchos animos así que respire profundo y concluí que esto debía un juego, no puedo ponerme a llorar si no gano... de paso ya soy una mujer o eso debo demostrar ahorita -No debo actuar como una niña llorona, debo reírme de las idioteces que pasan- pienso para mis adentros.

       Mis pensamiento en busca de fuerza y valor se vieron interrumpidos por los ruidos extraños que se escuchaban en toda la fiesta, al parecer quien ingería los animalitos experimentaba un cambio de voz, así me percate de un hombre en llamas haciendo sonidos de vaca corriendo por ahí como loco. Me reí un poco del hombre y tome esta situación que me asustaba tanto como un verdadero juego de niños.

______________________________
OffRol

Edite el post porque no puedo rostizar a la langosta D: (sólo cambie la muerte de la langosta)
Elen la interacción que maga tuvo contigo es del post tuyo anterior (que no había contestado)
Espero que todos tenga un Feliz Año




Última edición por Magazubi el Sáb Ene 03 2015, 23:42, editado 1 vez
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 587
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Luna Kaliope el Sáb Ene 03 2015, 02:35

“Por los dioses, ¡pero qué quejón!” pensé con cierto ácido viéndole como se frotaba como nenaza ante mi patada. Me encogí de hombros deshaciéndome de la idea. Después de todo, estaba probando ser un buen brujo. Quizás podría usar eso como arma contra las estrategias de mis padres de casarme con cualquier brujo: la promesa de tener nietos no solo poderosos sino que también fuertes; algo por lo que padre hubiera pagado. Niños con salud de roble…

Observé a Kuzu en el piso y dejé escapar un suspiro bochornoso pero me sentí culpable por haber perdido la paciencia tan rápidamente con él. ¿Por qué habría pasado? Quizás su fuerza física me daba más poder del que podía manejar. Hice sonar mi cuello con un movimiento de cabeza y tras sonarme los dedos traté de tomar la guitarra para comenzar a dar duro y parejo a cualquiera que se acercara. Ahora era la fuerza de la relación y estaba dispuesta a probar mi nueva fuerza, después de todo, no sabía cuánto me duraría, pero cuando fui a tomarla di un salto hacia atrás como si frente a mí hubiera un hierro al rojo vivo y es que, mi pseudo arma había sido tomada por una de las ancianas deforme y multivoces. Di varios pasos hacia atrás y me topé con el cuerpo cálido de Kuu. Entrecerré los ojos como queriendo comerme a aquella cosa deforme que había sido una ancianita… pensaba en saltarle y atacarla, pero descarté la violencia… más por practicidad que por otra cosa. Fuerza o no, podría pegárseme esa cosa y por primera vez dejé las cosas a manos de mi hombre en total acuerdo.

¡Eso! dije tirando puñetazos al aire mientras le festejaba a mi compañero por el buen uso de aquellos poderes recién obtenidos. Sin embargo, la felicidad me duró poco ya que una de esas viejecitas se acercaba peligrosamente a mí con sus labios babosos abriendo y cerrando sus fauces llenas de dientes desalineados y con aquellas luces que no quería pensar qué eran dentro de su boca. Se movía a una velocidad antinatural hacia mí y entre ella y las pequeñas galletitas asesinas apenas podía esquivar sus ataques…¿besucones?

En mi retroceso vi varias cosas y también las escuché. Al parecer esas golosinas no solamente atacaban sino que al comerlas hablabas con el acento de un animal. “¿Será al azar?” me pregunté distrayéndome unos momentos. Kamu había aprendido a usar sus poderes para transportarse por el aire “Maldito brujo, tiene hasta más dominio que yo. Definitivamente corre por sus venas lo del manejo del aire” pero por sobre eso me preguntaba por qué me estaba dejando sola. Bueno, tampoco es que estuviera filosofándolo ya que habían cosas más urgentes. Tomé un taburete y comencé a usarlo para defenderme. Aunque no era pesado, no podría haberlo usado en un momento normal y feliz lo revoleaba por el aire, aunque trataba de mantener la boca cerrada.

De pronto en mi caminata hacia atrás tropecé con una raíz y caí sobre mi cola. “auch” dije bajando por un momento mi barrera de madera y casi fui violada por esa anciana que se tiró sobre mi y me babeó bien babeada. Primero creí que se tragaría mi cabeza y no podía gritar. Esas masitas estaban intentando abusar de mí también… por cualquier lado. Tenía unas en mi pecho, bajando por el busto del vestido y otras tratando de meterse a mi cabeza por mis orejas. Lo bueno es que mi boca estaba siendo succionada por esa cosa horrenda, lo que me previno de tragarme una de esas cosas. Prefería el beso de una anciana a una indigestión permanente con eructos berricosos.

De pronto ya no tenía más peso sobre mí, ni el pegote de los dulces. Levanté la vista y un muffin estaba por atacarme. Levanté mi taburete defensa y estuve a punto de reventarle la cabeza a Kuzu de no ser porque le vi tras el tentempié. ¿Estás de broma? le pregunté casi a los gritos. Incrédula. Observé a nuestro alrededor. Las cosas parecían haberse salido de control. Si eso era a lo que se refería ese hablador/presentado/lo-que-fuera con “inolvidable” probablemente había acertado. Dado que Kuzu parecía ignorar que estábamos bajo ataque y presión mientras me ofrecía la cosa esa, me apuré a morderlo de su misma mano en el suelo. Con dos mordidas y ya me lo había acabado, sin contar con que casi le saco sus dedos.

¿Contento? le pregunté desafiante mientras daba una ojeada a la situación en general. La mujer mariposa estaba atada a un horrible dragón negro que amenazaba con quemarnos a todos mientras que un sapo gigante se debatía con la langosta en una lucha titánica. Sentí que un sudor frío bajó por mi espalda mientras me ponía en pie, taburete en mano para salir corriendo hacia el loco en llamas que mugia y espantaba a la gente. Después de nokearle probablemente iría a por la langosta, la fuente de toda la discordia y acabaría con ella a golpes si era necesario. Pero… pero… en medio de mi carrera salió una chica con tres ojos de la nada, bueno, no de la nada. Salió del suelo como un hongo y mi cambio de trayectoria hizo que cayera y rodara épicamente. Pero qué suerte dije con ironía cuando perdí mi arma defensiva, llevando mis manos a mis rodillas que se habían raspado contra algo abstracto.

_______________________
Off: hmmm esto me quedó largo y me da pereza poner en colores con quién interactúo. En el último párrafo hago referencia a ATHOS aunque no le hago nada y a MAGAZUBI de la que me sorprendo y caigo.
Luna Kaliope
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 171
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Blien el Dom Ene 04 2015, 09:22

Continuaba aferrado la idea de hacer pagar a alguien por el daño a mi cabello, pero aquellas molestas galletitas de animalitos malvadas continuaban bloqueado mi paso. Hasta ahora había tenido éxito al defenderme y justo cuando pensaba que lo peor pasaría pronto, una nueva serie de eventos negativos llegarían sin previo aviso. Por mi espalda se aproximada una horripilante y siniestra anciana con la terrible intención de mancillar mis labios. Sin la oportunidad de notar su aparición, fui tomado por el cuello a traición. Intentaría safarme de aquella prisión y continuar bloqueado a los mágicos animalitos, pero todo sería en vano. En este momento habría deseado haber traído mi lanza.

Finalmente una de las galletitas logró introducirse en mi boca. Sin darme oportunidad para masticar, se deslizo a través de mi garganta. Casi había hecho que me asfixiarara debido al firme agarre de la anciana. En unos segundos, comencé a sentirme mareado. Aquella galleta en forma de cerdo y algún otro alimento que había comido se habían mezclado para hacerme cambiar. La música parecía tomar un matiz vertiginozo y acelerado. Los gritos, varullo y escándalo de la fiesta parecían convertirse en una especia de efecto anesteciante. Todo comenzó a oscurecer y de algún modo la percepción de mi vista parecía cambiar. La anciana se vio obligada a soltarme debido al cambio que se suscitaba en mi cuerpo.

Todo lo que había quedado de mi, eran mis ropas en el suelo o eso parecía. Quien observase bien, podría notar un bulto bajo mi chaqueta. Ese pequeño bulto comenzo a moverse de a poco hasta que pudo salir de debajo de las ropas. Lo que apareció en seguida, fue un pequeño, rosado y confundido cerdito con un mechon de cabello multicolor adornando su cabeza.

¿Oing? ¡oing! Exclame mientras notaba mi nuevo par de pezuñas, mi suave, húmedo y rosado hocico y mi cola retorcida. Estaba harto de todo aquello, alguien debía pagar por todo lo ocurrido. - Esa maldita anciana, las galletas y la puta langosta. Pensé. No me quedaría de manos cruzadas o patas... o lo que sea. La anciana no se detendría por tratarse de un cerdo, volvería a atacarme. El fuego ardio con furia en mis ojos. No permitiría eso, así que lanzaría mi ataque. - ¡¡Zuuuuuuiiiiii!! era un chillido tan agudo y ruidoso que aturdiría a la anciana y la haría retroceder. - un problema menos pero aún faltaba desquitarme de algunos.

Una nueva oleada de galletitas se acercaba, debía hacer algo para terminar con eso e ir hasta donde mi nuevo objetivo. Comencé a correr con decisión hacia los animalitos mientras mis poderes eléctricos cubrirán todo mi cuerpo, lo cual sería suficiente para acabar con las malvadas galletas. - ¡Mueran! - ¡Oing Oing! - ahora por la langosta Me dije. Atravese toda la habitación mientras esquivaba a los presentes ya sea por un costado o entre sus piernas, hasta que me tope la oscura y conocida figura de un dragón. Si no equivocaba, se trataba de sakun, quien estaba propinando un terrible castigo a la aberración natural. No podía quedarme sin mi parte y al ver la cola del que una vez fuese mi compañero, surgió en mi una idea.

Trepe por la cola del dragón hasta su lomo y de ahí, a su cabeza. Estaba en posición y la langosta frente a mi. Con todas mis fuerzas me arroje hacia ella. Si mi tacto daba mala suerte como lo había aparentado, entonces haría lo mismo con esa maldita. Expulse sobre mi cuerpo al máximo mis poderes. Parecía un cerdo volador luminoso. - Oing Oing Oing, ¡Zuuuuiiiii! (Traducción: Un relámpago está a punto de caer, ¡Kyaaaaa!) logre acestar un gran cabezazo a mi objetivo, pero su coraza había sido más dura de lo imaginado, así que caí inconsciente al piso luego del golpe.
__________________________
off: Espero no haberme pasado con ese efecto xD
Blien el cerdito uso chillido y tacleada de voltios... son super efectivos @_@!


Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Mar Ene 06 2015, 20:54

La improvisada arma de Neriah funcionaba estupendamente y parecía que su suerte había comenzado a mejorar de forma notoria, las galletitas que eran alcanzadas por el cristal salían disparadas por los aires hasta reventarse contra objetos contundentes, parecían meteoritos surcando el cielo a gran velocidad.

Entre tanto, la pareja conformada por Kamui y Luna sentiría los efectos de sus pastelillos sin mucha demora. El hombre desarrollaría una babosidad desde su piel, algo similar a la gelatina de color verde apagado que le impediría agarrar nada, mientras que su pareja, en medio de aquél desaforado ataque sentiría repentinamente frío, su cuerpo se volvería más fuerte, su piel más clara y su mirada penetrante. Su aire de bruja orgullosa de las afueras de Beltrexus desaparecería para dar lugar al respeto y frialdad que rodea a los vampiros.

luna:

En cuanto a Athos su ayuda fue bien vista e incluso recompensada por varias de las personas que atribuyeron el final de la magia de las cartas a su presencia, vitoreándolo, aunque no hubo algún que otro fanfarrón que quiso darle un zape por aquello de que mugía. Con relación a la pequeña-gran Magazubi fue tomada en brazos por un caballero mientras él y sus camaradas extinguían el fuego que ella había creado. -Mi señora parece estar en apuros, es bueno ver que una dama se ríe del peligro- le diría observándole a los ojos intensamente, pero él comenzó a pestañear incrédulo cuando aquella joven de tres ojos comenzó a empequeñecer.

Después de aquél osado ataque por parte de Blien la langosta comenzó a retroceder y el sapo a ganar terreno. Parecía que algo andaba mal con la malvada de la historia pero aún no conocería su fin. En cuanto al puerquito inconsciente, había caído sobre las piernas de Luna y pronto comenzaría a volver a la normalidad desnudo, manteniendo su hocico, cola y la incapacidad de hablar por un turno mas, o al menos, para decir algo distinto de “oing y zui”.

Sakun por poco hiere a Elen con aquella transformación osada, más Sarabi intervino a tiempo para salvar a su compañera cortando las sogas, pero aquello sólo duró apenas lo suficiente para que la bruja saliera del peligro puesto que la soga volvió a unirse, juntándolos a ambos y haciendo que el dragón volviera a su forma de semi dragón más esto tampoco duró mucho tiempo ya que los efectos de sus pastelillos estaban pasando y sintieron la necesidad de bajar al suelo, una vez que lo hicieran sus alas, así como demás efectos pasarían.

Con respecto a la llamarada que liberó Sakun ésta se transformó en una bola que se congeló rápidamente para luego estallar dando lugar a una escena llena de luz y color opacando todo a su alrededor. El efecto duró alrededor de tres minutos, al final de los cuales aquella ilusión adquirió la forma y textura de humo y se escapó del lugar a través del techo, esparciéndose por los arededores.

secuencia:




De pronto se escucharon campanadas de algún reloj oculto, faltaba una hora para la media noche y los efectos de las cartas y de la primera ronda de pastelillos había acabado* Un pequeño brote comenzó a crecer con cada anuncio de la hora; todas las bestias creadas por la magia se detuvieron congeladas cual estatuas mientras una suave neblina del color del más claro cielo salía de ellas y era absorbido por la nueva aparición. Los efectos en los invitados comenzaron a caerse como si se trataran de maquillaje pesado y cuando la última campanada de las once terminó, el gran árbol había adquirido un tamaño colosal después  de haberse deshecho de todo vestigio de lo acontecido en aquél tiempo loco. De todo menos de la langosta petrificada que, tras ser tocada por una de las hojas del árbol estalló en infinitos pétalos de colores.

Una nueva aparición salió del centro del árbol, estaba envuelto en una capa negra como el averno y no se le veía su rostro. Caminó entre los presentes en el más frío de los silencios y se detuvo frente a cualquiera que pudiera haber resultado herido para sanarle o devolverle su ropaje con un par de pases de sus manos. Dado que Magazubi había perdido su atuendo, se le fue entregado uno nuevo:
vestido:
. Al terminar su tarea el desconocido hizo una reverencia y su silueta desapareció dejando en su lugar cientos de mariposas que huían hacia la libertad por donde podían.

desconocido:


*  *  *


Quedaba una hora para que llegara el nuevo año, con todo restaurado la fiesta había vuelto a ser lo que se supone debería, aunque ahora con risas y pasteles normales. Ya no más magia… no al menos hasta después de la media noche cuando los regalos ofrecidos al principio de la fiesta comenzaron a practicar sus efectos.

Aquellos quienes habían elegido el collar de flores se darían cuenta que cada una de ellas se convertiría en un pequeño animal desconocido, cariñoso y dócil que jugaría con los que habían sido sus portadores antes de retirarse.

criaturas:

Para los que habían elegido el sombrero pronto estarían levitando, siendo capaces de moverse en el aire a su discreción por un cuarto de hora, mientras que los que habían preferido el pincho tendrían un clon a su lado. Sus idénticos serían como el gemelo que nunca tuvieron por treinta minutos, sin embargo, todos presentarían una ligera anomalía que los haría comportarse distinto.[/i]



Este es el último turno. Espero que hayan disfrutado tanto como yo de este evento y que si se da la oportunidad se vuelva a repetir. Gracias por participar y que tengan un muy buen 2015.

Cuando todos hayan posteado, subiré la recompensa por haber participado de este evento.


[
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 807
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Elen Calhoun el Miér Ene 07 2015, 10:40

Cuando el caballero se dio cuenta de la soga, todo empezó a desmadrarse. Estaba furioso y comenzó a transformarse allí mismo, tomando la forma de un enorme dragón oscuro. La bruja lo miró con los ojos muy abiertos, nunca había visto una transformación tan de cerca. Pero no podía perder tiempo observando, no cuando el dragón comenzaba a atacar a la langosta con toda su fuerza.

Primero le propinó un golpe y luego su estómago se volvió naranja, estaba a punto de soltar una llamarada. Y estar atada a un dragón no era lo más cómodo, ni lo más seguro. Sobre todo cuando éste casi la arrastraba en su ataque sin darse cuenta. Por suerte, Sarabi intervino a tiempo y cortó la soga que los mantenía unidos antes de que la hiriese, pero esto solo duro unos instantes, lo justo para que Elen se pusiera fuera de peligro.

Cuando la soga volvió a unirse el dragón perdió su forma, adoptando la que había tenido al principio. La bruja se sintió extraña, echó un vistazo a su espalda y vio como las bonitas alas de mariposa empezaban a desvanecerse. Bajó al suelo y éstas desaparecieron del todo, dejándola de nuevo a merced de los pastelitos.

Levantó la vista y observó con atención al ver que la llamarada del dragón se había convertido en una bola congelada, que al momento estalló, llenando el salón con una brillante luz y colores. La de cabellos cenicientos entrecerró los ojos al principio, hasta que su vista se acostumbró a la claridad. Aquel efecto duró unos minutos, luego se volvió humo y salió por el techo de la sala, revelando a los presentes lo que había pasado con la langosta. Todas las criaturas quedaron congeladas como si fueran estatuas y los efectos de los aperitivos desaparecieron para todos los asistentes.

Un reloj sonaba, dando las campanadas que indicaban que faltaba una hora para la media noche. Para cuando sonó la última, el gran Vaahtera ya tenía un tamaño colosal y sus hojas llegaban hasta donde yacía la congelada langosta. Ésta estalló en cuanto entró en contacto con una de las hojas del árbol, dejando una infinidad de pétalos de colores en su lugar.

De nuevo un encapuchado apareció en escena, acercándose a los que hubiesen recibido alguna herida en la batalla para sanarlos. Se detuvo ante la niña (Magazubi), que había abandonado su apariencia juvenil y le repuso su atuendo. Luego hizo una reverencia ante todos y su figura desapareció, dejando un montón de mariposas en su lugar. Con esto la fiesta volvió a la normalidad, al menos por una hora.

La hechicera buscó con la mirada a Sarabi y pudo verla a lo lejos, ya con forma humana. Se disponía a darle las gracias por cortar la soga, que por fin había desaparecido, cuando dieron las doce. El año nuevo había llegado, y con él volvió la magia a la celebración, por medio de los accesorios que les habían ofrecido al llegar. Aquellos que habían elegido el pincho ahora se veían reflejados en un clon, efecto que confundía bastante. Los que se decidieron por el sombrero podían levitar y moverse por el aire a su antojo. Y los que habían optado por el collar, como era su caso, veían ahora como cada flor se convertía en una pequeña criatura.

Los pequeños y desconocidos animales eran dóciles y cariñosos, la rodearon y permitieron que los acariciase con cuidado. Uno de ellos se frotó contra su mejilla, como una mascota que saluda a su dueño. La maga los observó con interés, mientras éstos jugaban a su alrededor y le prodigaban muestras de cariño. Tenían los ojos negros y algo saltones, unas pequeñas antenitas y los pétalos a modo de alas.

- Vaya, hola amiguito, eres bastante mono. - musitó, colocando la palma hacia arriba para que se posaran en ella. Aquella noche había tenido suerte, los efectos de todo cuanto había tomado le habían gustado, y al igual que las alas no hubiese tenido problema en quedarse con un par de aquellos pequeños y cariñosos seres. Pero la fiesta estaba cerca de llegar a su fin, así que pronto debería volver a casa.  




Ficha del personaje   Habilidades   Lista de Tareas

Alquimista recolectora - Conocedora aprendiz
Alister Cronwell


Elen:


Jinetes oscuros:


Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1338
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Luna Kaliope el Miér Ene 07 2015, 16:31

Aún me sobaba las rodillas cuando sentí que algo dentro de mí comenzaba a cambiar, más pensé que el maldito muffin me había caído pesado y decidí reorganizar mi ataque, pero aquello no fue posible, ni bien me había parado caí de espaldas nuevamente tras perder el equilibrio después de una oleada de náuseas y algo que no pude identificar. La fuerza física estaba en aumento en mi cuerpo eso era notable, pero inversamente sentía que lo que acababa de tragar no era bien reconocido por mi cuerpo. Me llevé las manos a la garganta, como si ésta se estuviese chocando con hambre, o sed, o ambos…

De pronto todo fue uno. El silencio abrumador, la llamarada del dragón que fue convertida en una especie de bola de nieve intensa y palpitante y la caída entre mis piernas de lo que parecía ser un cerdito con pelo curiosamente multicolor. Al principio vaya que me sorprendí, después de todo, no es común que un cerdo volador aterrice en tu falda, pero luego me encogí de hombros y le miré con detenimiento. Tenía mechones de colores, sabía que los había visto antes en alguien… observé las pezuñas en versión arcoíris y mi boca se volvió un ovillo con forma de “o” mientras recorría el pequeño cuerpo inmóvil con mis ¿nuevas y superpoderosas garras? con cierto interés puramente académico.

¿Señor Vorhauzen? pregunté con cierta extrañeza, pero al observarle de cerca me dieron ganitas… ganitas de morderle el pescuezo. No fue hasta que vi que mis babas se escurrían por un costado de mi boca que me di cuenta lo que había ocurrido, el efecto de ese muffin. Kamui Kaliope, ¡más te vale que no te encuentre! dije exasperada levantando el tono. Ya me había olvidado del loco, bueno… en realidad no, pero con aquél espectáculo de luces mi corazón se sintió en paz, además, todas las amenazas se habían convertido en estatuas y comenzaban a desaparecer al igual que los efectos de otros pastelillos y de las mismas cartas. Me preguntaba si ya había recuperado mis poderes e intenté usarlos infructuosamente “¿Será por mi nueva raza?” me pregunté viendo como el mago extraño y siniestro recorría la multitud y desaparecía.

El joven entre mis piernas comenzó a recuperar su forma y le miré extasiada, sí, no había dudas, era joven y lozano. Pero antes de que mi perversidad pudiera alcanzarle, ya tenía nuevamente sus ropajes gracias al mariposón, o bueno, el que se trasformó en mariposas. Pero con el retorno a su forma humanoide sentí el deseo y la tentación de atacar su yugular. Le empujé fuertemente y decidí que si alguien iba a sufrir por mi estado, ese sería Kuu. ¿Pero quién dijo que podría hallarle?, el gran árbol mágico ese tampoco ayudaba mucho, muy lindo y muy vistoso y muy muy de todo, pero ocupaba un buen de lugar. No fue hasta el siguiente set de campanadas que pude dar con el susodicho, cosa difícil era ese asunto de moverse entre los cuerpos tibios que exudaban deliciosas esencias, pero tenía firme mi voluntad y objetivos. Usaría mis nuevos reflejos para dar caza a ese humano y probar su sangre, la sangre que me pertenecía.

De pronto, habían dos Kuzus y dos yo. Me miré como si fuese un reflejo y ambas levantamos la misma mano, intentamos tocarnos nuestra nariz y luego desviamos nuestra atención hacia los detalles más ilustrativos. Esa Luna estaba vestida como yo lo hacía habitualmente, pero lo más característico eran sus orejas de gato. Ella me observó y gesticuló hacia mis colmillos y nos observamos estáticas por unos momentos.

Luka2:

Luego de que el shock de la primera impresión hubiera pasado y al ver multiplicado la fiesta a sus invitados no fue difícil sumar dos más dos y ver lo que estaba pasando. Sonreímos con malicia y nos dirigimos al par de Kamuis sin mediar palabra, parecía que sabíamos lo que la otra estaba pensando con suficiente anticipación; mi otro yo se puso entre ellos y les tomó del brazo mientras yo aparecía por la espalda de uno, acariciaba su cuello para remover su indumentaria, después de ponerme en puntillas, hundí mis colmillos sobre la suave piel impregnada a una leve esencia masculina y humedad salada. Hubo un sonido de succión por medio segundo y luego una embriagadora y placentera sensación de completitud. La sangre de Kuzu era como el más dulce licor, sin ser empalagoso, la dosis justa que requería mi organismo. Cerré los ojos y le abracé por la cintura sin soltarle. Me sentía caliente, excitada y mis manos recorrían por su propia voluntad el cuerpo de aquél hombre que de ahora en más portaría mi marca.

________________________
Off: Espero no haberme pasado xD. Tengo casi plena autorización de Kuu (?) para disponer de su personaje ^^ pero de igual modo, mp y edito lo que sea
Luna Kaliope
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 171
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Neriah el Miér Ene 07 2015, 17:00

Parecía que mi suerte estaba mejorando y gracias a la botella, conseguí mantener a raya a los pastelitos que venían hacia mí. Pero las sorpresas parecían no haber terminado, pues en su lucha contra la langosta, los esfuerzos de los diferentes invitados resultaron en un asombroso espectáculo de Luz y color, que hubiese disfrutado más de no haber estado luchando contra mis azucarados enemigos.

Mi compañero de carta parecía tener los mismos problemas de habla que yo, pero con otro animal. Sin embargo, él parecía estar pasándoselo bien mugiendo por todas partes mientras ahuyentaba dulces animados. No conseguí evitar soltar una risita al verlo, aunque no pude distraerme mucho de mi tarea de batear bichos. Me pareció ver a Luna por ahí también,pero entre tanto jaleo, la perdí de vista en seguida y no pude decirle nada.

Lo más impresionante de todo, fue una llamarada que estalló en mil colores formando una nebulosa que se deshizo en humo. Fue muy bonito. Estaba tan absorta en este espectáculo que no pude evitar sobresaltarme con las campanadas que resonaron de pronto en el claro. El árbol empezó a crecer y a crecer llenando mi campo visual en un hermoso espectáculo. Vi como el sapo que había salido de mi carta se congelaba y desaparecía con la última campanada, vaya, me había quedado sin poder comprobar si era o no un príncipe. La última ne desaparecer fue la langosta, que lo hizo deshaciéndose en pétalos de colores, hermoso fin para la guerra que había dado.

Contuve la respiración cuando un encapuchado se detuvo frente a mí. Había salido del árbol, como si fuese una rama más y se había ido acercando a la gente, cuando llegó hasta mí me quedé petrificada, pero su toque hizo que la herida de mi pierna desapareciese, así como las manchas que tenía mi vestido. Le sonreí agradecida, pero no pude conversar con él, porque enseguida pasó a ayudar a otra persona.

Tras esto la fiesta pareció volver a la normalidad, así que me acerqué de nuevo a Komar. -Vaya jaleo, ¿eh? Supongo que mañana, cuando me haya olvidado de que casi me matan unos pastelitos, me parecerá todo muy divertido. -Le dije con una mueca divertida. Aún así, parecía que las sorpresas no habían acabado aún, pues de pronto las antenitas del sombrero que me habían dado al entrar en la fiesta, empezaron a girar sobre sí mismas como las aspas de un molino, y el sombrero me hizo levitar. Solté un gritito de alegría. Siempre me había preguntado qué sentiría Punch al ser capaz de volar, y ahora, gracias al sombrero podía yo también. Punch revoloteó a mi alrededor sorprendido de verme con los dos pies separados del suelo. -¡Puedo volar! Mira, puedo Vol... -Me había girado para compartir mi emoción con Komar, pero dejé la frase a medias y me froté los ojos sorprendida. -Vaya, creo que empiezo a ver doble. -Comenté al percatarme de que ya no había uno, sino dos. Luego vi que había más clones por la fiesta y volví a reír, parecía que era el efecto del pinchito. y me alegré de haber elegido el sombrero. Prefería volar a tener un gemelo.  Aunque los bichitos que habían salido de las flores parecían adorables también.

Di un par de vueltas más por el aire hasta que noté que los efectos empezaban a pasarse y volví a posarme sobre el suelo. -Eso ha estado bien. -Al final iba a tener que admitir que la fiesta de los brujos había estado tan bien como la del rey humano.
Neriah
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Kuzu el Jue Ene 08 2015, 03:25

- ¿Estás de broma? – quería pensar que lo estaba, pero la verdad es que nunca había sido tan serio en mi vida. Las galletas de animales habían probado ser un contendiente formidable, y la langosta enemiga gigante había despertado mis instintos asesinos. “Malditos brujos, si que saben cómo armar una fiesta” pensé mientras sonreía como un loco. Ser un brujo era divertido, pero no era lo mismo para mí, estaba demasiado acostumbrado a ser un bruto, por lo que deseaba volver a serlo cuanto antes. - ¿Contento?- preguntó resignada. - Claro.- por supuesto que estaba contento, casi me había sacado los dedos de un mordisco, pero había cumplido mi objetivo. Ahora solo faltaba que hicieran el efecto deseado, y no el indeseado. No sería muy glamoroso perderse la batalla final por estar en el baño, después de todo.

De pronto una loca de patio apareció de la nada y chocó con Luka. “Oportunidad” dije, y salí corriendo en busca de aquélla gigantona y suculenta langosta. Quería cortarle al menos una pata y deleitarme en el glorioso festín de su carne. En cada paso que daba sentía que parte de mi fuerza original volvía, mientras que aquél flujo mágico desaparecía hasta ser imperceptible. Al fin había recuperado mi fuerza y agilidad. Quizás ya no podía volar por los aires, pero ya no era un debilucho, por lo que aproveché la distracción que habían producido los demás, sobretodo la del sapo y el cerdito kamikaze, y me acerqué a una de las patas de la langosta, solo para enterarme que mis manos se habían resfriado y un moco verde me había despojado de toda mi capacidad de agarre.

- Tch.- tenía claro que eran los efectos secundarios del muffin, por lo que maldije a todos los dioses de la fortuna habidos y por haber. Ni siquiera podía tomar mi daga oculta para perforarle una articulación. Era un verdadero castigo divino; hasta que al dragón se le ocurrió lanzar aquella llamarada que amenazaba con rostizar mi comida, y a mí junto a ella. - Mierdamierdamierdamierda.- comencé a correr en círculos mentales, cerré mi ojos y me hice bolita en el piso ante el inminente fin, pero el castigo nunca vino, ya que al abrirlos la bola de fuego estaba irónicamente congelada en el espacio, para luego estallar y dar paso a un juego de luces de proporciones cósmicas digno de las drogas más potentes conocidas por el bajo mundo. “Que se deben de fumar estos brujos” bromee en mi mente.

Quería resumir mi búsqueda de una estrategia para atacar el crustáceo, pero luego de aquel espectáculo se había petrificado en su lugar, así como el resto de las criaturas mágicas, haciéndome perder el interés en ella con gran pesar. Por lo mismo, decidí volver donde estaba mi “esposa” antes de que comenzara a extrañarme demasiado, pero en el camino me topé con Athos el lunático en llamas y le lancé un zape que derrapó miserablemente y casi me disloca el hombro. - Saludos, caballero. Veo que está por todos lados, incluso en esta sopa. Me alegra ver que al menos no ha perdido su sentido del humor. Ahora si me disculpa, debo ir en la caza de cierta damisela. Con su permiso.- hice una reverencia, tratando de evitar el bochorno, para luego continuar con mi camino.

Los minutos pasaban en vano y no lograba dar con la extraviada Luka. Durante ese tiempo apareció otro brujo llamativo y bonachón, que empezó a arreglar todo lo arruinado por el caos mientras un sospechoso árbol crecía en la mitad del lugar a un ritmo exagerado. La magia se desvanecía poco a poco, pero mis manos seguían babosas. - Vaya forma de pasar el año nuevo.- lamenté mientras observaba a mi cena convertirse en flores dignas de un vegano, y luego al brujo convertirse en maripositas. “¿Romanticón y Mariposón?” solté una carcajada maliciosa ante el pensamiento.

Quería encontrar a Luka y ser el primero en abrazarla en el nuevo año, pero se había esfumado como las galletitas. Ya no había magia, y no podía creer que la fiesta terminase de ese modo antes del cambio de año, sin embargo las campanadas que se oían anticipaban lo que se estaba por venir: un mágico año nuevo para despedir el año viejo. A algunos les habían salido pequeños y curiosos bichitos del collar de flores, mientras que otros por alguna razón levitaban. Y de mi pincho salió lo que menos esperaba, algo que solo podría calificar como un espejo, o un doble extremadamente guapo, salvo por aquél ridículo bigote falso. - ¿A quién crees que engañas con esa pelusa en la cara? Es el peor disfraz que he visto en años, impostor.- increpé a mi sensual doble. - ¿Impostor? ¡Ha! Tu eres el impostor. ¿Acaso te osas comparar a mí? Ni siquiera eres lo suficientemente guapo para ser mi sombra. Y quítate esa máscara, que no engañarías ni a mi amada con eso.-

Kuzu 2:

- Haré que te tragues tus palabras.- por un momento pensé que estaba volviendome autista al hablar conmigo mismo, pero la verdad es que había resultado ser un rival digno, y además estaba hablando de MI amada. La lucha de improperios se estaba volviendo encarnizada, quizás porque no nos podíamos estrangular mutuamente con tanta baba en las manos, hasta que de pronto apareció Luka como nunca antes la habíamos visto, dejandonos embobados y enbabados en el acto. Era aún más hermosa de lo normal, tenía un aire seductor irresistible y un par de orejas de gato que le daban un toque salvaje. Tenía ganitas... de atacarla y hacerle cosas salvajes e indescriptiblemente pervertidas, pero quedaba la pregunta en el aire: ¿Como deshacerme de mi clon?.

Traté de acercarme a ella, pero se interpuso entre el bigotón y yo, tomándonos del brazo a ambos, pero sin quitarle la mirada a él. “Tch… rechazado…” había sido vencido por una copia pirata de mí mismo. Intenté zafarme de su frígido agarre, cuando de pronto un par de manos acarició mi cuello por mi espalda mientras abría la parte superior de mi atuendo. Eran hábiles, suaves y familiares, llenas de pasión; no había duda de que eran las de Luka, y al mirarla de reojo pude comprobar que se trataba de ella y tambien tenía un doble. Sus manos estaban frías como el más crudo de los inviernos, y sin poder resistirme sentí como sus colmillos encontraron en mi cuello su sustento, sin resistencia alguna. Un pequeño pinchazo al morder, y al succionar una sensación placentera mezclada con un escalofrío recorrió mi columna y se expandió hasta la vena más apartada de mi ser, amplificada por la sensación de su corazón latiendo con fuerza en mi espalda, su respiración agitada en mi cuello, y sus manos explorando cada rincón de mi cuerpo. Mi sangre ahora era su sangre y la acompañaría de por vida, al igual que lo haría en mí la marca de de su mordida.

Fue el mejor abrazo de año nuevo que podría haber pedido, uno que recordaría hasta el último de mis días.

Off-rol: Me encantó participar de este evento. Todos postearon genial x) Feliz año nuevo ^^
Kuzu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 139
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Athos el Jue Ene 08 2015, 21:24

"Ya es suficiente". Lentamente fue disminuyendo su velocidad hasta que por fin se detuvo. Había sido divertido, sí, pero no podía seguir dejando llevarse por sus impulsos, debía marcar un alto antes de que comenzara a perder realmente el control. Además, no todos parecían estar contentos con su actitud, un ejemplo era Kamui que había tratado de dar un golpe con su palma, y aunque sus palabras parecían avivar ese comportamiento, la verdad es que era menester detenerse.

Precisamente al frenar divisó un dragón que exhalaba una llamarada, y por un segundo Athos se sintió obligado a intervenir de alguna manera, sintiendo el peligro originado por esa bola de fuego. Mas no fue necesario, puesto que la paz pronto volvió a imponerse con un poco de ayuda mágica. Aquella amenaza ígnea se transformó en una esfera de hielo que explotó en el aire, llenando la zona con una majestuosa luz. Una decoración similar al firmamento nocturno, como si fueran estrellas, pero vistas desde más cerca, permitiendo apreciar detalles increíbles e hipnóticos. Una paisaje asombroso y sumamente memorable.

Cuando los luceros desaparecieron, unas campanadas hicieron presencia. Su significado de alguna manera podía ser interpretado como la marca de la hora por la frecuencia que tenían, o tal vez indicaban la señal para que las criaturas mágicas se despidieran y el árbol cobrara un mayor tamaño, convirtiendo al contacto a la langosta en un río de pétalos con variados matices. Los efectos en los invitados también iban de salida; las llamas que le estaban rodeando se deslizaron hacia abajo hasta perderse en el suelo. De aquel árbol, una figura oscura y un tanto siniestra apareció, paseándose entre los invitados, sanando y asistiendo, para luego esfumarse en una acumulación de mariposas azules y brillantes.

"¿Jaleo?" Comprendía el significado que Neriah proyectaba, mas no podía encontrar un significado literal para esa palabra en concreto. Poco importaba—. Algo que se recordara con comedia, sin duda. —Afirmó naturalmente. En realidad, ahora mismo ya se sentía entretenido por lo que había presenciado, aunque no dejaba de ser verdad que en unos días este momento sería mucho más gracioso recordar que vivir—. Me pregunto qué seguirá. —Pasó la mirada al rededor, esperando que el anfitrión de la fiesta dedicara unas palabras a los demás, quizá un emotivo mensaje o un regalo final.

No decepcionado, sino sorprendido, Komar se percató de una nueva sorpresa. Los sombreros dotaban del don del vuelo y los collares florales daban la bienvenida a seres voladores y amistosos. Presenció el vuelo de su compañera, que se alzaba por el aire, animada por su nueva situación. Si lo otro no lo había gozado de inmediato, sin duda aquello sí. "Bien por ella". Sonrió, contagiándose de ese júbilo—. ¿Y tú qué haces? —Vio curioso al pincho, esperando presenciar su efecto. No podía ser sólo decorativo, ¿verdad? Algo debía hacer.

El adorno proyectó una luz sutil y casi sin brillo, que creaba paulatinamente una figura humana, luego la de un hombre y finalmente a... "Mí. Ése soy yo. No yo yo, yo estoy aquí, sino otro yo que no soy yo, sino él, que está ahí, pero que vendría siendo yo". El punto es que estaba frente a una imagen de sí mismo, con algunas diferencias físicas. Poseía una túnica muy similar a la de él, mas en su rostro yacía una banda negra que le rodeaba la frente, con un símbolo extraño en medio; además, ese segundo Athos parecía tener el pelo mucho más largo, aunque sujetado de una manera un tanto peculiar. Por último, poseía lo que parecía ser una espada enfundada.

Atho2:

¿Saludos? —Era su costumbre saludar a los demás, pero era extraño cuando ese alguien más era él mismo. En cualquier caso, esperaba que fue amigable, aunque ese rostro serio superaba al que normalmente él mismo poseía. De hecho, parecía enojado.

Ese clon alzó repentinamente la funda de su sable, fulminando con la vista al original. Sostuvo con la otra mano la vaina y usó la derecha para sujetar la empuñadura y suavemente fue sacando el... ¿filo? Athos esperaba ver metal, pero en lugar de eso fue un pergamino, y sonrió dócil. No Komar, sino el pseudo-Komar. Abrió el pliego de papel y con una voz gruesa, digna de un gran orador, comenzó a recitar.

Había terminado la guerra. La patrulla en retirada. Un soldado solicita permiso al capitán para volver al campo de batalla en busca de un amigo. Pero se lo niegan. “Es inútil que vayas, está muerto”, le dice el capitán. El soldado desobedece la orden y vuelve al campo de batalla por su amigo. Regresa con él en brazos. Muerto. “Te lo dije, era inútil que fueras”, lo retó el capitán. “No mi capitán, no fue inútil. Cuando llegué aún estaba con vida, me miró a los ojos y me dijo: sabía que ibas a venir".

Athos abrió los ojos asombrado. Se cuestionaba por qué relataba eso. Era uno de los pequeños cuentos que su Maestro solía decirle, ¿pero por qué recordarlo y evocarlo?

Tomo una botella de vino y me voy a beberla entre las flores. Siempre somos tres, contando a mi sombra y a mi amiga, la Luna. Cuando canto, la Luna me escucha. Cuando bailo, mi sombra también baila. Terminada la fiesta, los invitados deben partir. Yo desconozco esa tristeza. Cuando marcho a mi casa, siempre somos tres. Me acompaña la Luna y me sigue mi sombra.

Comenzaba a sentir un gran sentimiento de nostalgia. Recordaba esos buenos tiempos cuando estaba con su Maestro. Hace años que no lo veía, y ahora que escuchaba esos lindos relatos, tenía la viva imagen de él en su psiquis.

Un hombre fue al campo con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El hombre se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco. "¿Dónde están sus muebles?" Preguntó el turista. Y el sabio, rápidamente, también preguntó: "¿Y dónde están los suyos?" "¿Los míos?" Se sorprendió el turista. "¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!". "Yo también". Concluyó el sabio.

La primera vez que había oído ese cuento no lo había entendido, pero eventualmente logró encontrar su significado. "La vida en la tierra es solamente temporal. Sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices". Era la esencia del consejo más importante que había sido transmitido por su Maestro, la idea del desapego. No se trataba de negarse al mundo, sino de anteponer la felicidad ante lo demás. No importaban las riquezas, ni los errores, ni los obstáculos, ni la soledad, ni los conocimientos...

Fue algo lindo recordar esos cuentos.


________
OFF: :v Fue divertido. ¡Gracias! Por cierto, el primer cuento es de René Lavand, el segundo de Li Bai y el tercero... no sé.
Athos
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 351
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Sakun el Vie Ene 09 2015, 21:24

No había notado absolutamente nada y ni siquiera tenía la noción suficiente para saber lo que hacía, tampoco me interesaba en ese instante, el momento de furia era tenaz y si debía arriesgar mi vida, lo haría sin más preámbulo. Los garrazos funcionaron contra la langosta gigante. Mis ojos color grises mostraban esas ganas de acabar con ese monstruo improvisado, no me dejaría derrotar fácilmente. Era una meta para mi... Alcancé a notar que la compañera de ELEN había cortado la soga para no que lastimara su amiga. No le di mucha importancia en ese momento, pero sentí igualmente que ésta volvió a reconstruirse en nuestros tobillos... Fue una pérdida de tiempo aunque la chica de cabellos blancos alcanzó a salir del peligro... Algo que me tranquilizó muchísimo, aún en mi forma dragón.

Al sentir que la llamarada estaba lista, la escupí con la fuerza suficiente para que alcanzara la langosta pero... Se convirtió en otra cosa que parecía una bola, a la que se congeló al instante, estallando con muchísima fuerza, creando un escenario de colores y un resplandor interesante. Mis ojos se cegaron por uno segundos y levanté mis brazos para cubrirme de la radiación que emanaba ésta. -*¿Qué diablos?... Estaba completamente seguro de que emané una llamarada.. ¿Por qué salió una esfera?, ¿Acaso es un nuevo poder?.*-Pensé, apretando bien mis ojos, para que no entrara ni un rayo de luz en éstos o quizá quedaría ciego dado que estaba muy cerca.

Ya iban tres minutos desde que sucedió y comenzó a desvanecerse lentamente, en texturas de humo, que se mezclaba con el aire y desaparecía por los techos. Cuando menos pensé, mi cuerpo estaba de semi dragón. Apenas acaricié mi estómago, estaba algo confundido de lo que había emanado desde mi boca. Mi ceja se levantó exageradamente y para finalizar todo ésto, se escuchó unas campanas que anunciaban algo... Quizá algo referente al año nuevo que estaba a punto de iniciar.

Me quedé inspeccionando el cielo por unos segundos, buscando al cangrejo que peleaba conmigo pero no había rastros de él... ¿Acaso lo había derrotado?. Las bestias creadas se congelaron, ocurriendo un otro mágico escenario, dejándome más perplejo. Sinceramente los brujos son muy sorprendentes. Sonreí apenas notable mientras seguía viendo el cielo, estaba más hermoso que nunca... Al fin había tranquilidad en el lugar.

-Hey...-Escuché una voz grave detrás mío y apenas la reconocí, girando mi cuerpo y viendo a mi mascota. -Creo que los efectos están desapareciendo... Me alegra eso en verdad.-Zarpitas con una gran sonrisa dibujada en su rostro, colocó su mano en mi hombro izquierdo, viéndome fijamente y apenas alcancé a notar que sus ojos se aguaban... Era conmovedor. -Te admiro jefe. Eres fuerte y fue un placer combatir contigo, ojalá me vuelva un tigre adulto rápido, así podré defenderte... Espero que en otro momento, la magia me otorgue volver a hablar.-Una lagrima salió desde su pupila, para luego bajar lentamente sobre su pelaje.

-No te preocupes Zarpitas, oírte hablar y verte luchar como un guerrero, fue un gran regalo para mi.-Al decir ésto, mis alas se desvanecieron al igual que cada marca en mi cuerpo... Los cuernos fueron cayéndose al punto que también desaparecieron.

Mi mascota perdió sus músculos marcados y la espada que llevaba, también cayó y se volvió "invisible". Su tamaño comenzó disminuir, al punto que terminó como el tigrillo al que salvé y siempre he querido. -Grrrrawwr-Rugió mi mascota, dando a conocer que ya no hablaba más y era un simple animal corriente. Lo subí en mis brazos y él comenzó a jugar con mi cuello, tratando de morderlo y lamiéndome.

MAGAZUBI al igual que todos los presentes, regresaron a la normalidad. Ella tenía otro atuendo y sinceramente, se veía hermoso. Seguí caminando por el lugar, viendo las decoraciones y sintiendo esa paz que tanto anhelaba.

Después de haber terminado, miré el pincho, inspeccionándolo y cuando menos pensé, un destello apareció, apenas entrecerré los ojos y seguí viendo... Una figura comenzó a recrearse y era nada más ni nada menos que un clon muy idéntico a mi, tanto que tuve que pellizcarme la mejilla y tratar de sacudir la cabeza.

Parecía serio, muy serio igual a mi pero todo cambió cuando me zampó una bofetada. -¡Ehh!, ¿¡Qué pasa colega!?. ¡Vamos a beber, joder!. ¡VAMOS A BEBER!, no seas una nenita llorona.-Pronunció con una voz rara, haciéndome enfurecer. -¡Más respeto!...-Dije de manera seria, recuperándome del ataque.

Puff... Pareces un abuelito así joder, ¡¿Te traigo el bastón?!.-Respondió con una carcajada, a la que vino después con leves tosidos.

Lo ignoré por completo y camine hacia ELEN que se encontraba algo lejos de mi... Al parecer estaba jugando con ella y era muy cariñoso... Más que el maldito imbécil que me seguía.

-Oye, solamente vine a pedirte disculpas. Suelo ser de un temperamento muy alto... Perdón.-Di una leve reverencia y giré mi cuerpo, caminando a donde estaba anteriormente. Mi clon se quedó coqueteando a la muchacha de cabellos blancos.

-¡Qué guapa!, ¿tendrías una cita conmigo?.-Le pronunció al oído. Me enfurecí y caminé hacia mi clon para propinarle un puñetazo en el estómago. -Perdona... Ya me lo llevo. Adiós...-Finalicé, alejándome de ella y llevándome a mi clon coqueto, descortés y sumamente estúpido.
Sakun
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 335
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Blien el Miér Ene 14 2015, 22:40

Luego del potente y electrizante golpe en contra de la maldita langosta, todo se apago por completo. Sin saberlo, había caído a los pies de una joven quien seguramente estaría tan confundida o incluso un poco más que yo mismo. Mi regordete y rosado cuerpo se estremeció durante un largo rato mientras mi mente luchaba por devolverme la conciencia. Mis patas temblaron como gelatina ante el cansancio por aquella carrera y el hecho de que había expulsado todo mi poder durante ese ultimo ataque. Mi hocico se movía lentamente mientras olfateaba actuando casi por su propia cuenta.

Luego de algunos instantes, algunas luces se colaron entre mis parpados y poco a poco me harían reaccionar. Pude escuchar algunos gritos y voces asombradas como si se trataran de graves ecos provenientes de alguna profunda caverna. Un delicioso pero extraño recorría todo mi cuerpo. Parecía que un montón de objetos suaves y pequeños caían sobre mi y acariciaban sutilmente mi desnuda piel. Finalmente pude percibir una voz. Una clara y aguda voz pronunciando mi apellido, pero me había llamado "señor". Apreté los parpados y fruncí el seño intentando reaccionar para responder violentamente por llamarme de ese modo. Mis ojos comenzaron a abrirse de a poco, pero mi visión no acababa de acostumbrarse del todo a la luz. Lo único que pude notar es una esbelta figura y un prominente color rosa.

Antes de que averiguara su identidad, comencé a sentir aquel malestar nuevamente. Ese terrible sentir que me había transformado en un cerdo. Al parecer ahora seria lo contrario. El frío se apodero de mi cuerpo y poco a poco pude percibir nuevamente mis dedos, brazos, piernas, en fin... mi complexión normal y que sin darme cuenta, tanto había extrañado. De un momento a otro, el frío que me provocaba el contacto contra el piso, termino. Al parecer tenia nuevamente mis ropas cubriéndome.

Cuando por fin pude reaccionar, levante mi torso apoyando mis manos sobre la superficie. Lo primero que pude notar, es a un extraño sujeto quien bestia ropas oscuras, pero dicho personaje desapareció tan pronto como había llegado a mi vista. Todo lo que quedo de él, eran mariposas corridas que llenaron el aire con su esplendor. Me quede mudo e inmóvil ante el espectáculo, admirando como nunca antes lo había hecho.

Volví a levantarme del suelo mientras escuchaba algunas campanadas e intente buscar a Sakun con la mirada. Al parecer muchas cosas habían cambiado desde mi inconciencia. Ya nadie parecía poseer características extrañas o cómicas. Me sentí aliviado por eso, pero al parecer no todo terminaría para mi. - Oing Instintivamente lleve mis manos a mi boca, pero en vez de eso, solo encontré en su lugar un hocico de cerdo. Al parecer los efectos aun no pasaban del todo y por si eso no fuera poco, al sentir mi retaguardia, pude encontrar en el mismo lugar mi retorcida cola.

Una de las venas en mi frente salto de su lugar. Apreté los puños y baje la mirada, pero de un momento a otro. Comencé a reír. No era una risa cualquiera. Era una risa escandalosa y porcina que sonaba bastante extraña. No podía dejar de reír. Luego de analizarlo, todo había resultado bastante gracioso ¿y porque no? incluso había disfrutado pasar por debajo de algunas faldas en mi forma como cerdito. Luego de la risa, moví el hocico con gracia y me dirigí hacia la mesa de bocadillos. El hambre me invadía pues había sacado de mi sistema todo aquello que ya había comido y aquella transformación en cerdo me había dejado hambriento.

Suponía que ya nada importaba, así que utilice mis modales como animal en la mesa y engullí todo lo que tuve a mi alcance con el simple uso de mis manos, mientras mi hocico animal se movía tal como lo dictaba su naturaleza. De repente, un sutil brillo emanaba de mi bolsillo y pude sentir una mano sobre mi hombro. - Deja de hacer eso... Menciono la misteriosa voz. Me di la vuelta para enterarme y lo que encontré, fue a un sujeto idéntico a mi. Lo único que nos diferenciaba era nuestra vestimenta.

Longiz:


- ¿Oing oing? Pregunte asombrado. Mi compañero, sin idea de lo que le decía, se agacho sobre sus rodillas y froto con calma su nuca. - No puedo entenderte. Deja de comer así. Es tan deprimente. Decía con una expresión bastante perdida y melancólica. No iba a aceptar las ordenes de un pelele, menos si se trataba de una imitación. - ¡Oing Oing! Le dije molesto, mientras le soltaba un puñetazo en la cabeza. ¡Hey! no tenias porque hacer eso... En fin, has lo que quieras. Mi existencia no tiene ningún objetivo e incluso la tuya algún día terminara sin remedio. El comportamiento y palabras de ese sujeto me estaban cabreando. ¿Como alguien que tenia mi aspecto podría tomar esa aptitud tan relajada mientras lo había golpeado.

Furioso, me acerque nuevamente hacia él, lo tome del cuello de la chaqueta y lo sacudí con violencia. Mi idéntico solo se limito a bajar la mirada y a deprimirse aun más. - No importa. Pronto me habré ido. - ¡Oing! Le gritaba, pero el chico solo parecía distanciarse más. - ¡Maldito! reacciona. Debes luchar. Pero al parecer todo era inútil. más allá de las apariencias, la personalidad de aquel sujeto era distinta a la mía.


Última edición por Blien el Lun Ene 19 2015, 19:22, editado 1 vez
Blien
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 68
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Sáb Ene 17 2015, 21:26

Mientras postean quienes faltan, pensé en que sería divertido que se votara para una reina y un rey del evento. Dado que aquí no puedo publicar una encuesta lo haré en la zona de eventos y pondré aquí el link. La dejaré abierta una semana y con ello daré un par de premios extra.

De no haber suficientes votos, los daré bajo mi criterio.
Saludos

Como dije en los respectivos posts, sería agradable la participación de todos.
La votación para reina del baile: http://aerandir.foroes.org/t4921-votacion-para-la-reina-del-baile-de-ano-nuevo
La votación para el rey del baile: http://aerandir.foroes.org/t4920-votacion-para-el-rey-del-baile-de-ano-nuevo


[
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 807
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Magazubi el Lun Ene 19 2015, 00:43

    Luego de recuperarme de mi dramático momento, pasó una chica algo apurada al frente de mí (Luka), tenía un aspecto muy dulce pero algo torpe – parece una muñequita- pensé y sin moverme observe como se caía y rodaba por el camino; no pude evitar reírme un poco por lo tierna que se veía incluso mientras se caía. En ese mismo instante sentí que mis pies se separaban del suelo, no entendía lo que ocurría, así que voltee y observe a un hermoso caballero que me cargaba con facilidad, parecía sacado de uno de esos libros de princesas, príncipes, algún baile y mucha magia – Oh Oh... Él es un príncipe, yo la princesa, estamos en una fiesta y definitivamente hay mucha magia, seguro estoy en un cuento de hadas...- pensé mientras veía a lo que parecía ser un puerquito volador muy rosadito y esponjosito (Blien) – si, definitivamente estoy en un cuento de hadas- volví a mirar a “mi príncipe soñado” y escuchar su voz firme dirigiéndose a sus compañeros para que apagaran mi pequeño incendio -Mi señora parece estar en apuros, es bueno ver que una dama se ríe del peligro- aquellas palabras erizaron mi cuerpo, era tan dulce, tan romántico el momento, tan espectacular, tan cliché, tan repetido y aburrido que me limite a acariciar su rostro perfecto para decirle – Que caballero tan dulce, pero soy señorita...- digo mientras mi tamaño empieza a variar y el caballero se impresiona juntando las manos para no dejarme caer – si quieres verme apasionadamente los ojos como en los cuentos tienes que ver mi tercer ojo que es el único que me funciona ahorita...- digo señalando el 3er ojo que ya no tengo – con respecto a la última frase de una damisela reírse del peligro, no la había leído antes en ningún cuento así que te puedo dar un pequeño premio de consolación- me acerco a él para darle un rico beso en la mejilla y me doy cuenta de que me cuesta un poco alcanzar su cara, hasta que al fin la alcanzo y le estampo un beso mientras él sigue sorprendido por mi transformación, miro mi cuerpo y me fijo que ya volví a mi cuerpo de niña – ves, te lo dije, soy una señorita...- digo en tono un poco burlón, le sonrío pícaramente y una luz brillante me encandila levemente, volteo a ver el espectáculo de luces y le comento a mi acompañante – no te parecería esto súper hermoso y romántico verlo con la persona que acabas de conocer y sientes que es el amor de tu vida? No te da asco? - me río y sigo viendo el espectáculo sobre “mi príncipe”, era hermoso, las luces, el humo de los monstricos desapareciendo, ese enorme árbol creciendo aún más, la langosta explotando para dejar en su lugar hermosos pétalos de colores – wiiiii, muere langosta feaaaaa- y todo lo que pasaba era mágico y hermoso, incluso llego un hombre con pinta de misterioso a cambiar mi ropa extremadamente grande por una que se ajustara a mi cuerpo – Señor, duré un diita entero haciendo el vestido que rompieron inicialmente con mi gordura extrema por los pastelillos, este vestido es hermoso pero no vale mi esfuerzo y dedicación con el otro vestido, por favor podría devolvérmelo aunque sea rotico?- le pregunto con mucha educación y ternura al encapuchado, pero este sólo me sonríe y sigue curando y vistiendo a los demás para luego desvanecerse en mariposas brillantes; suspiro y vuelvo a mirar a mi príncipe – supongo que esperabas otra cosa de mí, pero consíguete a una princesa de tu edad, soy mucho para ti... mucho menor... jajaaa- le sonrío y me bajo de sus brazos.

    Me aleje de aquel caballero que se había quedado perplejo por absolutamente todo y fije mi vista en un animalito pequeño, blanco y peludo que caminaba lentamente atrás de dos jóvenes que parecían estar discutiendo y golpeandose (Sakun1 y Sakun2) – Ayyyyyyy que ternuraaaaa.... es el gatito que había visto al principio de la fiesta y no me dio tiempo de apapuchar- corrí para atraparlo, cargarlo y besuquiarlo mientras mis manitos le hacían cariñito en sus orejitas de algodón – Tú si eres mi verdadero príncipe- le dije a Zarpitas mientras le robaba un besito en su naricita y me lo llevaba a la mesa de los postres a darle ponquesitos como si fuera mi bebe – tengo una idea... tengamos una cita romántica tu y yo- le digo al pequeño felino mientras lo abrazo mucho y me lo como a besitos; en eso la música tiende a ser más relajante, muchas personas empiezan a volar, hablar con sus collares o tener charlas con sus otros yo – Tu papi esta ocupado peleando, nosotros vamos a bailar- agarro bien a Zarpitas abrazándolo y bailando con él en el centro de la pista como si fuéramos una pareja de enamorados, el felino empieza a ponerse tenso por tanta baboseadera y cursilería – al parecer le gustó que lo alimentara, pero tanto romanticismo lo asqueo- saltó de mis brazos y huyó aterrorizado con su dueño a toda velocidad – Siempre estarás en mi corazón Roberto- le digo al felino de forma exageradamente dramática y graciosa, me río bastante por mi "amor frustrado" y me dirijo a un asiento para observar a los demás mientras bostezo, parpadeo y me empieza a vencer el sueño.



_________________________
OffRol


Sakun avísame si tienes algún problema de que me haya raptado a Zarpitas o si hay algún problema en cuanto a la actitud de él ante las acciones que le hago, cualquier cosa MP y edito.

Thorn le comenté algo a el brujo, si esta mal algo con eso o con cualquier otro aspecto de mi rol MP, (si me puedo quedar con el vestido que cargo puesto y con el que hice con mis propias manitos mejor e.e jajaja)

Me gustó el evento, me reí bastante redactando.

Pd: Ya voté y Magita cargaba un sombrero, pero lo lanzó lejos como para buscarlo y volar, prefirió su "cita" con Zarpitas.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 587
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Thorn el Dom Ene 25 2015, 20:53

El efecto de los pinchos fue el que más duró ya que los clones comenzaron a desaparecer en el aire después de la media hora de su corta existencia, algunos con risas, otros enojados, peleadores, enamorados…

La fiesta había parecido ser un éxito para los grandes de Beltrexus, más ellos nunca se hicieron visibles para su audiencia. Antes de que los invitados se marcharan, Athos, Luka y Elen fueron convocados a un improvisado escenario frente a la banda musical. -Damas y Caballeros- dijo un presentador ricamente ataviado para llamar la atención, cuando lo logró bajó el tono de su voz y moduló con gran profesionalismo - nuestros jueces encubiertos con el respaldo de algunas entrevistas ¡han elegido a las celebridades de este evento!

El rey de la noche es el señor Athos, ¡un aplauso para él por favor!, la reina de la noche, nuestra querida Luna Kaliope ¡representante de Beltrexus!... otro aplauso mi gente, no escatiméis en esfuerzos. Y la tan aclamada princesa es la bella Elen Calhoun, también originaria de nuestras Islas. Al parecer estamos bien representados –
sentenció girándose para tomar a la de los blancos cabellos de la mano y llevarla hacia el frente para recibir la ovación del público presente. Así, a los tres se les fue entregado un ramo de flores y mientras les coronaba, el presentador les susurró: [i] Una vez que salgan de este recinto, las coronas podrán ser usadas tan sólo una vez para hacerles invisibles por cinco minutos

corona Athos:
corona Luna:
corona Elen:

Al finalizar la coronación y el último baile la fiesta se dio por concluida, entregándose además algunos premios para personas destacadas y suvenires por haber participado del evento. A cada persona, le era explicada la función del elemento que les correspondió*.
Para todos

1:
…Ya quisieran ustedes tener algo así xD. En realidad el 1 fue un trollmaster-chiste-malo, olvídenlo.

muñecos de nieve:

No miden más de veinte centímetros de altura y tienen un solo uso. Cuando son echados  sobre el fuego harán una gran nube de humo que permitirá el escape de un grupo de no más de cinco personas por un turno. Claro que tienen una fecha de vencimiento. De aquí a dos meses, saldrá humo que te permitirá escapar pero tú voz quedará aguda -como si hubieras respirado helio- por dos turnos, y de aquí a cinco o seis meses el humo durará apenas un par de minutos, producirá el efecto en la voz y tanto escozor en los ojos que no podrás ver a través de tus lágrimas, además de tener mucha tos pero te permitirá escapar. Después de los seis meses te producirá envenenamiento leve y no te permitirá escapar.

Para los que recibieron dos votos

velas:

Tienen tres usos. Al prenderlas te rodeará una nube de humo en un radio de dos metros y quienes estén dentro de él podrán ver en el humo cualquier memoria que desees recordar y quizás olerla si tú recuerdo es lo suficientemente fuerte.

Magazubi y Kuzu

dulce:

Ese dulce tiene un uso y sus efectos durarán entre uno y tres turnos dependiendo del master que lo supervise –sí deberán reportar de su uso a alguien con cuenta amarilla- cuando se lo den a otra persona, ésta será susceptiva a creer en sus mentiras y tendrán visiones acerca de lo que les describan.

Athos

mecha seahorse:

Tiene un uso. Es un mensajero, llevará un mensaje con tu voz y tu imagen a cualquier parte de Aerandir en tiempo récord, puede volar y andar bajo el agua.

Luna

Flor del sentimiento:

Esta flor no se marchita y tiene dos usos. Con ella podrás sentir lo que siente otra persona en particular o ésta puede sentir lo que tú sientes, engloba emociones o sensaciones corporales. La forma de utilizarla es ponerse u pétalo bajo la lengua y esperar a que se disuelva en la boca.

Elen

Spoiler:
Esta flor no se marchita y tiene un uso. Con ella podrás sentir lo que siente otra persona en particular, engloba emociones o sensaciones corporales. La forma de utilizarla es ponerse u pétalo bajo la lengua y esperar a que se disuelva en la boca.


*Nota: al principio tenía pensado cierto esquema para entregar los premios, pero dado que todos han estado muy bien y que se han comprometido, agregué un regalo más para cada uno.
desempate en la chat:

- [19:19:22] Thorn se ha unido al Chat el Dom Ene 25, 2015 7:19 pm
- [19:21:00] Magazubi se ha unido al Chat el Dom Ene 25, 2015 7:21 pm
- [19:21:03] Magazubi se ha desconectado el Dom Ene 25, 2015 7:21 pm
- [19:21:16] Magazubi se ha unido al Chat el Dom Ene 25, 2015 7:21 pm
- [19:21:45] Magazubi : Taraaaan
- [19:22:03] Kuzu se ha unido al Chat el Dom Ene 25, 2015 7:22 pm
- [19:22:06] Thorn : Gracias por venir Magazubi
- [19:22:10] Kuzu : buenas o.O
- [19:22:15] Thorn : e igual tú Kuzu
- [19:22:20] Kuzu : me llabaron? xD
- [19:22:24] Kuzu : *llamaron
- [19:22:29] Thorn : les he convocado para hacer una especie de sorteo
- [19:22:36] Magazubi :
- [19:22:49] Aliena se ha unido al Chat el Dom Ene 25, 2015 7:22 pm
- [19:22:50] Kuzu : me gané un auto? *-*
- [19:23:07] Thorn : Kuzu, te he enviado un privado con la leyenda del que será el resultado y quiero que i eres tan amable, Magazubi elijas entre cara o cruz" y una letra E o L
- [19:23:11] Aliena : Uh, lamento interrumpir xD
- [19:23:28] Thorn : saludos Aliena, no interrumpes, es bueno que haya gente ^^
- [19:23:32] Kuzu : buenas ali :3 entendido ò.o
- [19:23:38] Magazubi : Cruz E
- [19:23:43] Aliena : Oooh, bueno, bueni
- [19:24:13] Thorn : gracas MAgazubi, entonces Kuzu, seria stan amable de coiar y pegar el privado que te mandé?
- [19:24:13] Kuzu : hmm... debería decir que significa la cruz?
- [19:24:18] Kuzu : claro ^^
- [19:24:32] Kuzu : Kuzu, Este MP es prueba del sorteo que haré en la chat. Tú serás el "tesorero" del resultado. Si sale cara es Reina y si sale cruz es Princesa. Gracias por tu colaboración
- [19:24:47] Thorn : gracias a todos ^^
- [19:25:16] Thorn : esto quiere decir que el desempate entre Elen y Luka está hecho, Elen será Reina y Luka princesa
- [19:25:16] Kuzu : gané una princesa entonces? xD
- [19:25:18] Magazubi : Y la E?
- [19:25:31] Magazubi : Elen o Luka?
- [19:25:46] Magazubi : Luka es reina y Elen princesa wiiii
- [19:25:55] Thorn : y para ti magita, tendrás un dulce como recompensa por tu ayuda ademas de los premios por participar
- [19:26:08] Kuzu : y yo un auto? *-*
- [19:26:21] Magazubi : jajajajajaaaa
- [19:26:21] Kuzu : estoy confundido, thorn dice Elen Reina y Luka Princesa o.O
- [19:26:24] Kuzu : y maga al reves?
- [19:26:35] Thorn : ugh, tienes razón Magita, me equivoqué, Luka reina y Elen princesa
- [19:26:55] Aliena : ¿Princesas de qué o qué?
- [19:26:58] Kuzu : entonces gané una reina? XD
- [19:27:03] Thorn : ahora copiaré la conversación como prueba y cerraré el hilo
- [19:27:18] Thorn : del evento de año nuevo celebrado en el bosque de las islas ilidinenses Ali ^^
- [19:27:27] Aliena : Aaaaaaah
- [19:27:30] Thorn : Kuzu, a ti se te dará un premio por participar xD
- [19:27:39] Magazubi : jejeje x adivinar el plan macabro de thorn deberías darme algun premio extra mas un besito(?
- [19:27:42] Kuzu : TwT
- [19:27:44] Thorn : gracias a todos por su tiempo
- [19:27:49] Thorn : hasta luego
- [19:28:00] Kuzu : hasta luego espinoso :3
- [19:28:24] Aliena : Adiositooo
- [19:28:24] Magazubi : Bye Thorn :3
- [19:28:29] Aliena : Nos vemooos


[
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 807
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Nuevo Año [Evento]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.