Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Miér Dic 24 2014, 01:42

Aquella mañana la joven despertó con los primeros rayos de sol, que comenzaban a bañar el bosque con su luz dando a los árboles un brillo anaranjado. Abrió los ojos lentamente y estiró su cuerpo, antes de incorporarse hasta quedar sentada en la cama. - Alasse’ aurë.*- musitó con una sonrisa en los labios, mientras alargaba la mano hacia su pequeña mascota, que dormitaba sobre un mullido cojín en el interior del primer cajón de su mesilla de noche, que siempre se mantenía abierto.

La pequeña Lehtiä empezó a moverse mientras la elfa acariciaba con cuidado su pelaje, abrió sus brillantes ojos y, tras echar un vistazo a su amiga, se frotó el hocico con las patitas delanteras. Eärwen se levantó y se acercó a la ventana, desde la que podía ver como otros elfos empezaban a salir de sus casas para iniciar la jornada. Se dirigió al baño para asearse y cambiarse de ropa, tras lo cual volvió junto a la mesilla de noche. - Vamos Nessa. - dijo al tiempo que acercaba la mano al borde del cajón con la palma hacia arriba.

Nessa no dudó un instante, saltó hacia la elfa y escaló por su brazo con rapidez, para sentarse sobre su hombro como hacía siempre. La de cabellos negros le acarició el hocico con delicadeza y salió de su habitación, bajó las escaleras y se dirigió a la cocina, donde se encontraba su madre preparando el desayuno. - Alasse’ aurë Wilwerin.*- pronunció Tariel, apartándose un rubio mechón de cabello del rostro. Eärwen dejó a la pequeña lehtiä sobre la mesa y esbozó una amplia sonrisa en respuesta a su madre.

La familia tenía por costumbre hablar en la lengua de su raza cuando estaban en casa, pero todos habían aprendido el idioma de los hombres para facilitar la comunicación cuando éstos visitaban los bosques. Se acercó a la bandeja de pastas recién horneadas y tomó un par, se sentó en la silla más cercana y partió una de ellas en dos. Luego tendió una de las mitades a Nessa, que rápidamente la sujetó y comenzó a mordisquearla.

Elessar había salido temprano con el resto de cazadores, así que las tres desayunaron juntas antes de que la de cabellos negros volviese a su cuarto. Cruzó la estancia y se colocó su bandolera de cuero, la abrió y Nessa saltó a su interior, donde se acurrucó mientras la elfa se echaba a la espalda el carcaj con las flechas. Tomó el arco que descansaba a un lado de la mesa y volvió al piso inferior, encaminándose directamente a la puerta.

- ¿Manna lelyalyë?*- la voz de Tariel llegó desde el quicio de la puerta del salón. - Lelyan Taurenna.*- respondió la elfa, girándose ligeramente hacia ella. La de dorados cabellos asintió con la cabeza y volvió a sus quehaceres sin hacer más preguntas, a fin de cuentas su hija ya tenía casi un siglo. Aunque a pesar de eso ella siempre la vería como su pequeña, por la enorme diferencia de edad que existía entre ambas.

Eärwen se quedó en el sitio durante unos instantes, luego cruzó la puerta y se encaminó a su zona favorita del bosque, que se encontraba casi a las afueras. Se tardaba un buen rato en llegar, pero sin duda el lugar valía la pena. Avanzó por entre los gruesos troncos de los árboles con ligereza hasta llegar a un riachuelo, que la guiaría hasta el estanque natural que buscaba.

Éste no era como los demás, estaba rodeado por una docena de Laskenut Kyyneleets, cuyo nombre significaba lágrimas puras, aunque los hombres también lo llamaban Mil lágrimas. El invierno había llegado, y con este empezaban a florecer de nuevo, llenando el lugar de flores blancas y violetas. La elfa solía ir a menudo, pues le parecía que aquel era uno de los lugares más hermosos y apacibles de todo el bosque.

Tomó asiento, apoyando la espalda en uno de los árboles y abrió la bandolera, para dejar que su pequeña compañera saliese a fisgonear. Nessa se frotó el hocico y, tras corretear un poco alrededor del estanque, volvió junto a su dueña. La elfa observaba todo cuanto la rodeaba, con una leve sonrisa en los labios, hasta que el sonido de algo moviéndose entre los matorrales la puso en alerta.




Alasse’ aurë.*- Buenos días
Alasse’ aurë Wilwerin.*-  Buenos días mariposa.
¿Manna lelyalyë?*-  ¿A dónde vas?
Lelyan Taurenna.*- Voy al bosque.
Hacer click sobre lo subrayado para ver a la mascota en el bestiario y el árbol.


Última edición por Eärwen el Sáb Feb 28 2015, 09:54, editado 1 vez
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Sáb Dic 27 2014, 10:22

Tras unos segundos de tensión, el causante del ruido salió de entre los matorrales, revelando que solo se trataba de un conejo que venía a beber agua del estanque. La elfa relajó los hombros y se apoyó nuevamente en el grueso tronco, con la vista clavada en las flores del Kyyneleet. El invierno había despertado su belleza y pronto estarían en todo su esplendor, cuando llegase la primavera.

Bajó la vista hacia Nessa, cuyo pelaje también estaba cambiando a causa de la estación. El brillante y anaranjado tono otoñal empezaba a desaparecer, dejando a la pequeña con un tono blanco como la nieve. Echó la cabeza hacia atrás, quedando pensativa durante un rato largo, en que solo se escuchó el sonido del pequeño riachuelo cercano.

Había organizado todo para salir de Sandorai cuando llegase la primavera, pero aún no había elegido rumbo ni destino. Las islas de los brujos estaban descartadas, pues no quería comprometer su seguridad más de lo necesario y desconocía cuanto rechazo podían tener aún contra los suyos. Su madre le había hablado de Lunargenta, una gran ciudad en la que podría encontrar gente de todo tipo y raza. Aquel sería su punto de partida, aunque también deseaba ver las tierras al norte del bosque, famosas por su belleza.

Pero tendría tiempo para todo, solo debía organizarse bien y lo conseguiría. Estaba decidida a pasar una temporada en la ciudad, estancia que aprovecharía para desempeñar algún que otro trabajo y ganar algo de dinero para financiar el resto de su viaje. También seguiría aprendiendo primeros auxilios e intentaría desarrollar más sus poderes curativos, que por el momento solo servían para sanar heridas leves.

Cerró los ojos durante unos segundos, llevaba tanto tiempo en el bosque que no sabía lo que encontraría fuera, pero deseaba conocer tanto como pudiese. Todos cuantos la rodeaban querían protegerla, la veían como una jovencita a pesar de sus noventa y seis años, que para su raza eran pocos. Elessar y Tariel pasaban ya de los 300, y no estaban dispuestos a perder a su única hija después de lo que tardaron en tenerla.

Aun así, Tariel se había mostrado comprensiva, pero seguía insistiendo en que no viajase sola. Eärwen sabía defenderse bien gracias al entrenamiento que le había dado su padre, así que no veía necesaria tal cosa, emprendería el viaje con una única compañía, la de Nessa. Abrió los ojos y echó un vistazo a su mascota, que se había acurrucado sobre su regazo. Acarició suavemente su pelaje y observó alrededor, aún era pronto y todo estaba en calma.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Miér Dic 31 2014, 16:59

Aah Sandorai, su lugar preferido en todo Aerandir; buen clima, vegetación y vida por doquier, relativa tranquilidad y además, el santuario de los Elfos y técnicamente su base, a donde siempre volvía de cada viaje. Por placer recorría los confines del bosque, observando y disfrutando del paisaje sin prisa, recolectado además cosas con las que alimentarse en el camino. Sus pasos fueron guiados al sector donde podría repostar agua, la idea de  disminuir la cantidad de su reserva a menos de la mitad suponía una mala idea según él y la sed comenzaba a hacerse notoria. Tomó unos tragos ‘’medidos’’ y fue a su nuevo objetivo.  

Pasaba entre los grandes árboles con total calma, tocándoles con la palma de las manos para pasar sobre sus raíces o troncos caídos, entretenido con el sonido del bosque. Divisaba animales o entes curiosos de su presencia, a los que le dirigía palabras varias en distintas ocasiones, una de ellas fue al ver un guardián del bosque. – Ando de paso, tal vez me veas de nuevo cuando vuelva…

Con el estanque a la vista, aceleró su paso lo suficiente como para llegar jadeando, en un impulso de agotar la energía acumulada por tanta pasividad en el recorrido. En la orilla, se agachó liberando el cinturón con las cantimploras a llenar. El agua cristalina permitía ver bajo esta mostrándole su nivel de pureza, asegurándose de su sabor y demás, hace un cuenco con su mano y lleva un poco del líquido revitalizador a su boca, degusta en busca de alguna sustancia extraña. Con un resultado favorable, uno a uno fueron sumergidos los recipientes, mientras mantenía la vista alta observando su alrededor con cautela.

El riachuelo que daba vida al estanque venía desde la dirección del árbol madre, en el centro de Sandorai o eso creía. Las plantas que rodeaban la zona eran hermosas, con unos colores relajantes para Colm, le producían una sensación mejor de la recordada a la de la última vez. Terminada la labor, se colocó el cinturón y se irguió de pie. Quería estar un rato más, relajarse y meditar, uno de sus principales ‘’hobbys’’.

Un árbol altote (no tanto) muy cerca, resultaba ideal para cumplir ese deseo, seguro y lejos de la vista de otros, claro, nadie mira para arriba. Trepó sobre el hasta una rama justo sobre el agua, se sentó y se disponía a iniciar el proceso de relajación con el sonido del agua corriendo y las copas de los arboles danzando al ritmo del viento, la hermosa vista y la fresca brisa.

Minutos después, en su campo visual detecta a una mujer, con una apariencia poco amenazadora, de hecho parecía bastante tranquila gracias a sus movimientos armoniosos, de tez blanca. Recostada de un árbol daba la impresión de estar haciendo lo mismo que él, relajarse y meditar, acompañada de una Lehtiä, se demostraban un gran afecto y unión.

Observaba apaciblemente desde las alturas, sin intenciones de intervenir en su día. Pronto se irían y Colm, estaba completamente libre de tareas, pudiendo quedarse todo lo que quisiera. En eso, un ave se posa sobre la rama, sus miradas se cruzaron y por un instante creyó ver una sonrisa en su pico. El peso agregado aunque leve fue lo suficiente para hacerla ceder, dejando caer al hombre irremediablemente hasta las aguas mientras exclamó en su mente. – '' ¡Mierda! ¡Conchuda ave! '' – A la vez que esta se marchaba a otro lugar como si nada.

La caída estrepitosa resultó en un fuerte golpe a su espalda, primero por el agua y luego por el fondo. Reaccionando de inmediato nadó hacia la superficie, respirando agitado al salir. A su mente vino la imagen de la mujer, definitivamente debe estar consciente de su presencia ahora, pensaría estar siendo perseguida o acosada por él, debía salir rápido de allí, dentro del agua era vulenrable.


Última edición por Colm el Jue Ene 01 2015, 17:58, editado 1 vez
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Jue Ene 01 2015, 14:07

La elfa solía perder la noción del tiempo a menudo, cosa normal para alguien de una raza que vivía durante siglos. Así pues, no reparó en el tiempo que llevaba sentada junto al árbol hasta que el sol se posicionó sobre el estanque. El brillante reflejo anaranjado sobre las tranquilas aguas captó su atención, sacándola de sus pensamientos. El astro rey aún no se encontraba en su punto más alto, pero debían ser por lo menos las diez de la mañana.

No tenía demasiada prisa por volver, pues muchas veces pasaba días enteros en el bosque disfrutando de la tranquilidad. Al igual que la mayoría de los de su raza, Eärwen tenía un fuerte vínculo con la naturaleza, y por esto apreciaba los lugares que le hacían llegar esa profunda sensación de calma. Debía aprovechar el tiempo, pues pronto se dirigiría a Lunargenta y allí solo encontraría un montón de casas y negocios. Ya no escucharía el relajante sonido del agua corriendo, sino las voces de la multitud, que llenarían todos los rincones de la ciudad.

Allí su carácter confiado no la ayudaría, puede que incluso se aprovechasen de su bondad, pero la joven no podía cambiar a estas alturas. Prefería pensar que en toda persona había algo bueno antes que desconfiar, y que con el trato adecuado esa parte saldría a relucir. Por eso siempre estaba dispuesta a ayudar a quien lo necesitaba, aunque con una importante excepción.

Los elfos estaban muy unidos al bosque, que se había convertido en  su hogar desde que los brujos los echaron de las islas. Por esto Eärwen se veía incapaz de ayudar a alguien que intentase dañar Sandorai o a cuantos viven allí. Suspiró quedamente y bajó la vista de nuevo a su compañera, que de repente se puso en alerta levantando las patas delanteras y con el cuerpo rígido. El oído de la lehtiä era mucho más sensible que el suyo, así que la pequeña había captado algo que la elfa no podía escuchar.

Pero eso pronto cambió, cuando una rama de un árbol cercano cedió e hizo caer estrepitosamente a la persona que descansaba sobre ella. La caída fue rápida, tanto que Eärwen solo alcanzó a ver la silueta de un cuerpo al chocar con el agua del estanque, antes de sumergirse por el impulso. Nessa saltó de su regazo algo nerviosa y se escondió en la bandolera de cuero, mientras la elfa se levantaba tras el sobresalto.

Se acercó al borde y esperó a que emergiese, un poco preocupada. Ni siquiera pensó en el motivo que lo habría llevado hasta allí, cosa que cualquier otra persona se habría planteado al instante. Un hombre de cabellos oscuros salió del agua, respirando agitadamente a causa del impacto. La de ojos azules lo observó en silencio durante unos instantes, lo suficiente para darse cuenta de que a pesar del parecido, no se trataba de un elfo. - ¿Estáis bien?- preguntó usando la lengua de los humanos, con voz tranquila para que no la viese como una amenaza.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Jue Ene 01 2015, 19:48

Desorientado intenta ubicarse en el espacio, con la vista nublada y en medio del agite que suponía la búsqueda desesperada por oxígeno. Antes de lograr esa tarea la suave voz de una mujer llegó a él. – ¿Estáis bien? – Su mente y cuerpo se tensaron deteniendo todo movimiento brusco e ignorando el leve dolor producido en su espalda, esperaba ser descubierto, más la esperanza de lo contrario permanecía. Guiado por lo oído, su atención se enfoca en el origen, virando lo necesaria para tener contacto visual.

La corta distancia entre ambos le permitía distinguir las facciones de su rostro, además de su raza por las puntiagudas orejas características de los elfos, las cuales habían pasado por desapercibido a su inspección anterior. Enseguida de notar aquello, su actitud cambio considerablemente; sentía empatía, confianza y buena disposición, cosa intensificada por la falta de un arma en mano y su mirada serena.

El paradero de la Lehtiä era desconocido, seguramente corrió a algún lugar por la sorpresa. Después de los pocos segundos en realizar todo lo anterior, contesta de manera amigable. – Estoy entero. – Mientras se movía hacia el borde del estanque donde ella estaba en pie. – Siento interrumpirte.

Los pies lograban tocar el fondo, dejándole sentir todo el peso de su vestimenta aumentado por el agua absorbida. Unos pasos fueron suficiente para llegar a tierra firme. Pequeños ríos surcaban su cuerpo, gotas caían de su cabello y prendas, impulsadas por la gravedad. La brisa en su piel pasó de ser fresca y relajante, a fría y entumecedora, provocando en cada ráfaga un ligero temblor en su cuerpo, y sus bellos erizados lo bastante como para ser notados por la mujer enfrente.

Con las palmas de las manos recorre sus brazos y cabello, escurriéndolos, seguido de una sacudida a su ropa con el mismo propósito más uno extra, revisar con tanteo sus posesiones, procurando tener cuidado de no salpicarla.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Vie Ene 02 2015, 01:04

El extraño parecía desorientado, mientras seguía respirando de forma agitada hasta recobrar el aliento. Su cuerpo se tensó de inmediato al escuchar la voz de la joven, giró ligeramente el rostro hacia ella y la observó con atención. El hombre guardó silencio durante unos segundos, pero por alguna razón parecía más relajado ahora que la veía de cerca. Probablemente había reparado en su raza, que era fácilmente reconocible por sus orejas, que asomaban a través de la ondulada melena.

El pacífico carácter de los elfos era bien conocido, así que si el extraño no albergaba malas intenciones su presencia no le molestaría. – Estoy entero. – respondió con tono amigable, mientras empezaba a acercase al borde del estanque, donde se encontraba la de ojos azules. – Siento interrumpirte. – prosiguió, llegando a la zona de agua donde se podía hacer pie. La pequeña Nessa se asomó curiosa, levantando ligeramente la solapa de la bandolera con la cabeza.

- No os preocupéis, solo descansaba aprovechando la tranquilidad del lugar. - dijo con voz amable, mientras el hombre avanzaba hacia tierra. Tras el incidente el pobre estaba empapado y las constantes brisas hacían que su cuerpo temblase a causa del frío. Eärwen había salido de casa con lo justo, así que no disponía de nada que pudiese ayudarlo, pero no sería difícil encender una hoguera para que entrase en calor.

Sin embargo, aquella no era la única cosa de que preocuparse. Era muy probable que el choque con el agua y con el fondo del estanque también hubiese hecho mella en su estado. - Esa caída ha sido considerable, ¿os duele algo?- preguntó, repasando mentalmente los conocimientos que tenía sobre primeros auxilios. Aunque en aquel caso probablemente serían más útiles sus poderes curativos que el hecho de saber vendar una herida.

El extraño se encontraba escurriendo sus cabellos y ropas, así que la de ojos azules echó un vistazo alrededor, en busca de algo de leña seca que pudiese servirle. Los Kyyneleets estaban en plena floración, por lo que su madera no prendería con facilidad, pero los matorrales cercanos parecían algo más secos. Se acercó a uno de estos y tomó unas ramas, que fue agrupando hasta conseguir un pequeño montón.

- No tengo abrigo que ofreceros, pero esto os calentará. - dijo mientras depositaba las ramas sobre el suelo con un poco de yesca por encima. Su costumbre de pasar días enteros en el bosque le había servido para aprender todo lo necesario para sobrevivir a la intemperie, por lo que no tardó mucho en encender el fuego. Se echó hacia atrás y acercó algunas ramas más para avivar las llamas. Acto seguido tomó algunas piedras que habían quedado redondeadas por la erosión del riachuelo y rodeó la improvisada hoguera con ellas, para limitar su avance.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Lun Ene 05 2015, 02:13

La amabilidad de la elfa era resaltada por la pulida forma de su habla, creando una especie de ambiente de paz, similar al sentido en su estadía en el árbol.  – Esa caída ha sido considerable, ¿os duele algo? – Fue dicho justo al empezar a escurriré (Colm) y mientras hacía una revisión mental de su cuerpo. La parte alta de su espalda, específicamente la izquierda, de ser visible seguramente estaría roja, ardía por el impacto con el agua, además de eso quedaba la sensación del golpe con el fondo, desconociendo su gravedad por la pérdida de sensibilidad gracias a la entumecida zona.

La mujer recorría con la mirada los alrededores cuando fue contestada su pregunta, como si nada. – La espalda casi no la siento, ya pasará. – Dejando escapar una leve media sonrisa, evitando el mostrarle su condición. Primero para no quitarse  su camisa y armadura, y segundo porque prefería cuidarse a sí mismo, sin ayuda de otros, a menos que sea necesario. En eso un pequeño cambio en su rostro dio la impresión de hallar algo que captó su atención, sin vacilación caminó hacia unas plantas. La mirada curiosa de Colm la seguía con la intención de dar con el objetivo de su movimiento. Sin éxito hasta verla coger una rama, luego otra y otra, pero aun dudaba del motivo de hacerse con ellas. En el trascurso de la observación dio con el paradero de la pequeña Lethia, pendiente de su presencia. Refiriéndose a lo dicho en un comienzo, sobre que hacia allí, dice. – Hacíamos lo mismo entonces.

Daba los últimos toques a su ropa cuando la joven volvió y dejó lo cargado en el suelo, ofreciéndole una fuente de calor. Sin duda era bondadosa para hacer aquello por un desconocido ‘’ caído de la mata ‘’. La presteza al hacer la hoguera asombró a Colm, quien aún pese a todos estos años de ermitaño, se le hacía trabajoso. Unas Clases dictadas por ella no caerían mal.

Agradecido le dice agachándose al lado del fuego. – Gracias, es raro ver personas como tú en estos tiempos. – Inmediatamente una voz interna le dijo. – '' Quizá sea una trampa. '' – Haciéndole llevar la vista del fuego a la mujer, avivando la desconfianza anteriormente minúscula. Necesitaba datos para poder clasificarla, así que dijo tranquilamente. – Es raro ver elfas tan alejadas del árbol madre. – Señalando ligeramente con la cabeza la dirección donde creía esta. La inquietud era válida pues las mujeres de su especie suelen ser hogareñas y familiares. Antes de siquiera darle oportunidad de decir cualquier cosa, prosiguió, levantándose casi de un brinco. – Me llamo Mahtan Nólatári. – Asintiendo como sustituto de una reverencia.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Mar Ene 06 2015, 10:59

Tras unos segundos de silencio, el hombre respondió a su pregunta. – La espalda casi no la siento, ya pasará. – dijo mostrando una leve sonrisa, seguramente para quitar importancia al golpe. De todos modos, el hecho de que pudiese moverse sin quejarse por el dolor era buena señal, el impacto no debía haber causado mucho daño. – Hacíamos lo mismo entonces. – añadió, cosa que tranquilizó a la elfa. Su presencia en el lugar ya estaba justificada, y entendía perfectamente que otra gente se acercase a aquel lugar en busca de paz.

El fuego comenzó a crecer hasta un tamaño considerable, con lo que el calor empezó a notarse rápidamente. El desconocido se agachó junto a la hoguera, demostrando lo que había supuesto antes, el golpe no le limitaba el movimiento así que no había sido tan grave como esperaba. Aunque podía tener alguna zona insensible por el choque, pero eso se iría pasando poco a poco.

– Gracias, es raro ver personas como tú en estos tiempos. – dijo y al poco volvió a tomar la palabra para aclarar la frase. – Es raro ver elfas tan alejadas del árbol madre. – prosiguió, quizá algo desconfiado por su presencia en el lugar. Acto seguido se levantó de un brinco antes de que la de ojos azules pudiese responderle. – Me llamo Mahtan Nólatári. – pronunció, inclinando la cabeza. La elfa aprovechó que aún se encontraba de pie para presentarse como era debido, se llevó la mano a la frente y luego la extendió un poco en su dirección, imitando el saludo élfico que había visto tantas veces a sus padres.

- Un placer conocerte Mahtan, mi nombre es Eärwen, Eärwen Mithrandír. - comenzó por la presentación, pero luego continuó para que el humano estuviese algo más tranquilo. . - Tienes razón en que es raro que nos alejemos del árbol madre, pero los Kyyneleets solo crecen a las afueras de los bosques. - guardó silencio y echó un vistazo a las flores que rodeaban el lugar, llenando la escena de tonos blancos y violetas. Aquel apartado remanso de paz era especial, transmitía una serenidad capaz de hacer olvidar las preocupaciones.

- Y como ves, vale la pena alejarse para poder contemplar la belleza que posee este estanque y sus alrededores. – prosiguió, esperando que con eso se sintiese más tranquilo. Era normal que se preguntase el porqué de que una elfa estuviese tan lejos de su hogar, aunque los suyos solían ser pacíficos y su presencia no solía generar desconfianza. Observó con detenimiento a Mahtan durante unos segundos, mientras se acercaba un poco al fuego y permitía a Nessa salir de la bandolera.

- Te pareces a los nuestros pero eres un humano, ¿me permitirías hacerte una pregunta?- dijo con voz amable, aquella podía ser la oportunidad de saber algo más acerca de lo que había fuera del bosque.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Vie Ene 09 2015, 01:52

¿Cómo se le pudo olvidar el saludo elfico? Menudo despiste y falta de educación de su parte, aunque también del apacible lugar, que provocaba una desconexión con muchas cosas, entre ellas la formalidad. Imitó el gesto a la perfección, solía hacerlo a menudo más no lo suficiente como para ser una costumbre.

Seguido dio su nombre, Eärwen, familiar le sonaba. ¡Claro! Así se llamaba una elfa arrogante de ropajes morados, algo ‘’ excéntrica ‘’ y traicionera, pero que al final se terminó enamorando de un tío chulo. Aja, de vuelta, guiado por la mirada de la chica contemplaba su alrededor, dando además con el ave fea que rompió la rama. Sentada esta vez en una más pequeña, ¿Reclamaba la supremacía arbórea? Se queda viéndola por un instante, regresando su atención a la señorita. Y ciertamente el hermoso lugar merecía, aunque lejos, ser visitado. Solo esperaba que no se hiciese famoso, de serlo, perdería su ‘’ magia ‘’.

La de blanca tez se acercó un poco a la hoguera, y el animalito escondido salió fuera. Aparentemente el extraño dejo de ser una amenaza potencial para  ello o quicas solo era tímida. Ambas resultaban muy lindas y apapachables. Dígame le Lethia esponjosita. Pero, estaría de hacerlo, sería una falta de respeto y prudencia, optando entonces por tenderle la mano a la pequeña para que se aproximara por cuenta propia, iniciando así la presentación entre ellos.

En respuesta sobre el parecido a los de su raza, dice sin saber si se refería al físico o a la conducta. – Crecí y crezco junto a los tuyos, de allí mi nombre. – Volviendo su mirar a los ojos de ella en la frase final y luego colocándola sobre la tierna mascota. – Claro, pregunta. – Dijo sin mayor cosa, después de todo, cada cuestión otorga información sabe quién la da. Curioso también por el hecho de ser la mayoría de sus conocidos elfos, hombres.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Sáb Ene 10 2015, 12:16

Mahtan correspondió a su saludo, imitándolo a la perfección antes de que la elfa prosiguiera con la presentación. Eärwen observó lo observó con detenimiento, intentando adivinar por qué se parecía tanto a los suyos. Su complexión era delgada pero tenía los músculos marcados, como solían tener los elfos. Podía imaginárselo sin problemas con un arco élfico, o portando una espada de las que solo los de su raza fabricaban.

Y había asegurado que estaba haciendo lo mismo que ella en aquel lugar, con lo que quedaba claro que apreciaba la tranquilidad que aportaba la naturaleza. Todo aquello, sumado a su nombre que no parecía humano, la hizo pensar que pasaba mucho tiempo en los bosques. Más aún, que incluso había convivido con elfos durante algunos años. Si estaba en lo cierto se sentiría más tranquila, aunque no dejaría de ser curioso que un humano pasara su vida en Sandorai.

– Crecí y crezco junto a los tuyos, de allí mi nombre. – respondió Mahtan, reafirmando lo que pensaba. Nessa salió de la bandolera y se acercó lentamente a él, algo curiosa por no haberlo visto antes. La lehtiä solía tener buen ojo para la gente, así que si se acercaba sin miedo al hombre era buena señal. La elfa relajó los hombros y tomó asiento cerca de la hoguera, mientras Mahtan observaba a Ness. – Claro, pregunta. – añadió, dándole la oportunidad que llevaba esperando desde hace tiempo.

No solía cruzarse con humanos, así que aquella era la primera vez que podía hablar tranquilamente con uno de ellos. Vaciló un momento, no por desconfianza sino por buscar las palabras adecuadas para formular la pregunta. - Lunargenta… ¿conoces ese lugar? - dijo al fin, para volver a tomar la palabra de inmediato. - Quisiera saber qué puede deparar la ciudad a uno de los nuestros, más concretamente… a alguien como yo. - hablaba con voz amable pero en ella podía notarse un deje de preocupación.

Tariel le había nombrado la ciudad, pero solo le había dicho que allí se congregaban gentes de todas las razas. Eärwen desconocía si los elfos serían mal vistos allí por algún motivo, y sabía que seguramente habría brujos, cosa que podría traerle problemas.

La elfa se negaba a mantener el rechazo a la raza que los había echado de las islas, aquella guerra había tenido lugar hacía mucho tiempo y no veía sentido a seguir manteniendo el odio contra ellos. Pero era posible que los brujos si lo mantuviesen, y ella sería fácilmente reconocible por sus orejas y finos rasgos. Solo quedaban dos meses antes de que se pusiera en camino, así que aprovecharía la oportunidad que tenía delante y preguntaría a Mahtan todo cuanto pudiese, siempre que se lo permitiese.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Dom Ene 11 2015, 20:26

Con la aprobación del animalito comenzó a hacerle cariño; su cabecita, su mentoncito, y sus patitas blanditas y acariciables. Escuchaba a Eärwen pero su atención se encontraba con su mascota. Sonreía levemente contento por la hermosa y tierna criatura enfrente. Luego estando más en confianza se pusieron a jugar, principalmente a que ella lograse coger su dedo índice, el cual movía rápidamente. De vez en cuando lo detenía en seco, no quería enojarla o estresarla. Cuando conseguía atraparlo le hacía más cariñitos como recompensa, además de tener una sonrisa de mayor envergadura dedica de Colm.

La elfa amaino su habla justo cuando el cerebro del barbudo capto la inquietud, planeaba ir a ese lugar. Ligeramente titubeo inclinándose a la derecha, interrumpiendo el jugueteo con la criaturita. En el transcurso en que la encara dice. – ¿Lugargenta? – Con un tono que decía por sí mismo ‘’ ¿Estas segura? ‘’ Su mente se inundaba de preguntas imprudentes al respecto, todas silenciadas al instante y contenidas para una oportunidad más adelante. De tenerla, claro.

Ese lugar su simple mención causaba malestar, ese y la prisión donde todo era anti-natural. La aglomeración de personas en esa ciudad, suponía un ambiente tenso y poco acogedor para alguien residido en Sandorai. Debatía la idea de exagerar para evitar su ida o decirle la verdad y permitirle decidir con las premisas correctas. Suspiró y seguido giro su cuerpo a ella. – Si, lo conozco. – Desvió la mirada a la Lethia por un segundo, para continuar diciendo con desanimo. – A los tuyos se le suelen despreciar por lo selectiva de que es la comunidad elfica, además es habitada por una gran cantidad de brujos, a comparación con los elfos. Aparte, está la depravación reinante ahí, sin importar quien seas. – Suspira nuevamente y prosigue. – Pero, si tenes suerte encontraras personas buenas, al menos decentes. Y las habilidades curativas que posees de seguro tendrán mucha utilidad, de querer dinero siempre tendrás. – Posó la palma de la mano sobre la cabecita de la lindura a su lado y dijo un poco melancólico. – Es mejor evitar ese lugar. Ambas son muy amables como para estar en un sitio así. – No quería ver que la depravación las alcanzara y borrase la imagen agradable formada por las dos. – ¿Planeas ir? – Soltó en un momento de descuido mientras pensaba como seria de suceder su llegada allí.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Mar Ene 13 2015, 15:10

Nessa aceptó de buen grado la presencia de Mahtan, acercándose a él sin miedo alguno. Al poco quedó claro que se habían caído bien, el de cabellos oscuros empezó a juguetear con la pequeña y a prodigarle cariñosas caricias. El humano escuchó sus palabras, con la vista clavada en la lehtiä y una sonrisa en el rostro. Se notaba que tenía buena mano para los animales, aunque sabiendo que se había criado entre elfos era de esperar.

La de ojos azules esbozó una leve sonrisa al ver la escena, para luego centrar su atención en los oscilantes movimientos de las llamas que tenía delante. – ¿Lugargenta? – preguntó Mahtan, con un tono algo extraño. Había dejado de jugar con Nessa y ahora la miraba en silencio, mientras decidía cuáles serían sus siguientes palabras. – Si, lo conozco. – dijo tras soltar un leve suspiro, girando el cuerpo hacia ella.

Eärwen levantó la vista del fuego y observó su expresión con atención, intentando adivinar por qué había cambiado su tono de voz, que ahora parecía desanimado. – A los tuyos se le suelen despreciar por lo selectiva de que es la comunidad elfica, además es habitada por una gran cantidad de brujos, a comparación con los elfos. Aparte, está la depravación reinante ahí, sin importar quien seas. – empezó a decir, antes de volver a suspirar levemente. La elfa sabía que aquello podía pasar, que Lunargenta resultase un mal lugar y sus planes se viniesen abajo, pero tenía la esperanza de que no todo fuese malo.

Ladeó ligeramente la cabeza, prestando toda su atención a las palabras de Mahtan. Sabía que el riesgo de toparse con un brujo era grande, pero así como ella se negaba a mantener el rechazo entre razas, esperaba que los hechiceros hubiesen dejado atrás aquel odio. – Pero, si tenes suerte encontraras personas buenas, al menos decentes. Y las habilidades curativas que posees de seguro tendrán mucha utilidad, de querer dinero siempre tendrás. – añadió, antes de posar su mano sobre la cabecita de Ness. Aquello era un pequeño rayo de esperanza para ella, que estaba segura de que daría buen uso a sus capacidades curativas allí. Además tenía planeado que su estancia en la ciudad no fuese prolongada, solo lo justo para conseguir algunas cosas y salir hacia el norte.

– Es mejor evitar ese lugar. Ambas son muy amables como para estar en un sitio así. – continuó Mahtan, algo melancólico. – ¿Planeas ir? – preguntó finalmente. La elfa apartó un mechón de su ondulada melena y lo colocó tras su oreja. - Así es, llevo algún tiempo preparando el viaje y pensaba salir del bosque cuando llegue la primavera. - respondió con voz tranquila. - No pienso quedarme allí mucho tiempo, solo el necesario para ahorrar algo y salir hacia los bosques del este y luego al norte. - prosiguió manteniendo el tono. Mahtan le transmitía confianza, así que no tenía reparos en revelarle el camino que tomaría.

- Una vida tan larga no puede vivirse solo en un lugar. - musitó, dando a entender a medias el motivo que la llevaba a salir de Sandorai. Ya se acercaba a cumplir el siglo y todo cuanto la rodeaba se había vuelto rutinario, impulsándola a emprender el viaje a otros lugares. Allí podría desarrollar sus poderes y ampliar conocimientos, conseguiría volverse una gran sanadora.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Sáb Ene 17 2015, 02:12

Acertó, tomaría camino a Lugargenta, y pronto. Se notaba Serena pese a la respuesta sobre ese destino; quizá es más fuerte de lo aparentado, valiente y decidida o solo inocente. Además, sería nada más la primera parada de un largo viaje por Aerandir. El arco en su espalda era buena señal, saber defenderse es vital y con mayor razón siendo mujer. Mientras la oída recordaba cómo fueron sus primeras idas y venidas de su hogar, conociendo y aprendiendo sobre el mundo; personas, lugares, animales e incluso sobre sí mismo.

Frecuentemente olvidaba la diferencia de edad, su aspecto juvenil producía una reacción de proteger y ayudar instintivamente, pero tras esa apariencia, oculta, estaba un ser poseedor de una cantidad superior de experiencia o al menos de vida, resultando él un crio a comparación. Y ciertamente, siglos en un mismo entorno se vuelve monótono y hasta tedioso. – Tienes razón. – Dijo corto y conciso. Con lo dicho no tenía nada más que agregar sobre el tema. Suponía que conocía las implicaciones de realizar lo planeado, creyendo que va sola.

. – Al norte es mejor ir acompañado por alguien conocedor de la zona. No sé si hayas ido antes. – Toma la patita de la Lethia como si estrecharan las manos, dejando su atención enfocada a ella otra vez. – Los caminos cambian por las nevadas, avalanchas y derrumbes. – Y con eso quería decir que eligiera sabiamente el camino y tuviese presente una posible alteración en la ruta siempre.  – Aunque eso lo sabrás cuando estés por esos lados. – Carraspeo su garganta y continuó. – Tal vez pueda acompañarte a las puertas de la ciudad, si quieres. – Estaba completamente libre de tareas u obligación, ayudarla y llevarla ahí, le caía como anillo al dedo,  haría algo bueno y tendría un objetivo claro.

El fuego de la fogata había secado en gran medida las partes descubiertas de su piel. La aun húmeda ropa pero menos que antes, agregaba calor por la evaporación del agua contenida y además, atrapada a su vez gracias a la obstrucción hecha por la misma agua en los ‘’ poros ‘’ de la tela. De pronto ya sentía ganas de volver al estanque o quitarse aunque sea la armadura de cuero.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Dom Ene 18 2015, 11:10

Mahtan escuchó sus palabras con atención, mientras la elfa le revelaba sus planes de futuro. Lo que le depararía el viaje era incierto, pero la joven era optimista y esperaba encontrar lo que andaba buscando. – Tienes razón. – comentó el de cabellos oscuros cuando hubo terminado, de forma concisa. Ness seguía a su alrededor, algo nerviosa y reclamando su atención para que volviese a jugar con ella.

– Al norte es mejor ir acompañado por alguien conocedor de la zona. No sé si hayas ido antes. – añadió el humano, mientras tomaba con delicadeza una de las patas de la lehtiä, como si de un saludo se tratase. – Los caminos cambian por las nevadas, avalanchas y derrumbes. – prosiguió sin apartar la mirada de la pequeña. Eärwen no conocía el norte, así que quizá tuviese que buscar un mapa o un guía. Perderse en medio de un lugar tan frío e inhóspito podía ser muy peligroso y no pensaba arriesgarse a ello. – Aunque eso lo sabrás cuando estés por esos lados. – volvió a tomar la palabra, mientras la elfa empezaba a planear cómo debía ir hacia el norte.

El trabajo en Lunargenta la ayudaría a conseguir equipo y abrigo, algo de comida y puede que algún objeto mágico. Sabía bien que éstos últimos podían llegar a ser muy útiles, si se daba con el adecuado para la situación. Necesitaría una montura resistente, pero eso no sería problema, los caballos y yeguas criados por elfos estaban más que acostumbrados a bosques y lugares complicados, eran fuertes tenían buen carácter.

Mahtan carraspeó para aclararse la garganta antes de seguir, haciendo que la de cabellos negros dejase de lado sus pensamientos y volviese a centrarse en lo que decía. – Tal vez pueda acompañarte a las puertas de la ciudad, si quieres. – La elfa vaciló durante unos segundos antes de responder. - Aún quedan dos meses hasta la primavera, puede que tengas cosas que hacer y no quisiera retrasarte. - comenzó con tranquilidad. - Pero si no es así, si estás libre aceptaría tu generoso ofrecimiento, pareces un buen hombre Mahtan, digno de confianza. - prosiguió manteniendo el tono.

La de ojos azules conocía el camino, sabía que tendría que pasar por la playa de los ancestros para llegar hasta Lunargenta, y aquel lugar le traía malos recuerdos. Se había dicho a sí misma que evitaría el muelle tanto como le fuese posible, pero para alcanzar las puertas de la ciudad tendría que pasar cerca de allí y eso la ponía algo nerviosa. Sin embargo, si Mahtan la acompañaba aquello no sería tan peligroso, podría estar más relajada y el viaje sería más ameno.

- ¿Has…has visto piratas alguna vez allí? - preguntó, con voz algo temblorosa. El incidente había ocurrido hacía mucho, pero en su memoria estaba fresco, como si hubiese pasado el día anterior. La naturaleza de los hombres que intentaron secuestrarla era vil y despreciable, y dudaba que con los años hubiese cambiado. Ahora ella ya no era una niña, había crecido y aprendido a defenderse con las armas, pero no deseaba volver a encontrarse con ningún pirata. Su objetivo en la vida era el de ayudar a la gente con su don y conocimientos, no pelear contra aquellos que una vez estuvieron a punto de llevársela a la fuerza.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Vie Ene 23 2015, 02:04

. – ‘’ Muy bien ‘’ – Pensó Colm, al escucharla aceptar su ofrecimiento. Asintió como señal de haber entendido, y afirmación.  Presto a levantarse y zambullirse de nuevo en el agua luego de la pregunta sobre los piratas, reflexiono mejor, y solo hizo un pequeño amago de ponerse en pie bastante rápido, apenas notorio. De parpadear en el momento oportuno pasaría desapercibido. Observo al animalito, quien extrañado le vía. Intercambiaban las miradas cuando abrió su boca para decir. – Soy un hombre sin ataduras reales. Estaré libre, muy probablemente y suelo estar por este bosque, es más, cerca del árbol madre.

De ser por él, tendría una casa allí, pero por su sangre humana, resultaba muy difícil o imposible de poder realizar tal cosa. Aah, como quisiera poder vivir tranquilamente en ese cálido y apacible lugar. Mucho más seguro que cualquier campamento o árbol al azar. Podría llegar, descansar, dormir y guardar los objetos preciados sin temor, o bueno, menos temor de ser perdidos o robados. Echarse y acomodarse en una cama cómoda, reconfortante, y sobre todo, comenzaría a comprar las herramientas para una carpintería, principalmente para sí mismo. Practicar a gusto, reunir los distintos materiales recolectados en su viaje y pues, divertirse con ello.

La mención de piratas le tomó por sorpresa, ¿Qué relación tendrían? Y el tono de su voz al mencionarles aumentaba la intriga. – En persona nunca he visto uno, pero amarran en el puerto de Lugargenta, como es de esperarse del único sitio que pueda llamarse puerto. – Su expresión pensativa, fría e impasible haría creer a cualquiera sobre su estado, uno de enervamiento. Pero no, escrutaba en su memoria rastros de algún recuerdo sobre los mencionados señores. – Casi olvido esto. – Dijo, volviendo a su cara normal, de póker, aunque menos perturbadora y concentrada a la anterior. – Intenta confiar con dificultad. – Esto por la confianza generada en ella por su parte. – Eso sería el mejor consejo para cualquier viajero. – No podía evitarlo, ese tipo de acciones como aconsejar, solían brotar sin control e interés (de obtener algo).

Llevó los dedos, pulgar e índice, al cuello de su veste. Tiraba y recogía varias veces seguidas, permitiendo salir al vapor, y dar paso al aire fresco, aliviando el calorón sentido. En medio de todo suspiraba, o más bien, respiraba profundamente. Elevada la mirada al cielo por un segundo, cerró los ojos.

El tema de indagar sobre la vida de otros se podría decir que era su anti-pasatiempo, evitando, aun con grosa curiosidad, continuar por esa rama la conversación (los piratas). De una mayor importancia le resultaba el nombre de la ternura en frente, desconocía su nombre y desde hace rato le inventaba algunos.

Cruzó las piernas, irguió su espalda y con la mano izquierda sobre su pierna como apoyo, preguntó. – El nombre de esta criatura, ¿cuál es? – Dijo, acariciando su cabecita con cuidado. El interior de la hoguera crujió, causando un deja vú en el de largos cabellos, y una ligera desconexión con el mundo terrenal.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Lun Ene 26 2015, 10:35

Mahtan asintió con la cabeza e hizo un amago de ponerse en pie, lo suficientemente rápido para que de haber pestañeado no lo hubiese visto. Observó a la pequeña Lehtiä, que le devolvía la mirada mientras se frotaba el hocico con las patitas delanteras. – Soy un hombre sin ataduras reales. Estaré libre, muy probablemente y suelo estar por este bosque, es más, cerca del árbol madre. – dijo al poco. Quedaba claro que al humano le gustaba mucho Sandorai, y por sus palabras podía entenderse que pasaba mucho tiempo por allí.

Los bosques proporcionaban tranquilidad y eran seguros para vivir, quizá él se lo hubiese planteado alguna vez, aunque siendo humano sería algo complicado. Los elfos mantenían su mente cerrada a algunas cosas, a pesar de todo el tiempo que había pasado desde la guerra, seguían desconfiando de aquellos que no pertenecían a su raza. Pero el caso de Mahtan era diferente, se había criado entre ellos, cosa a tener en cuenta. Su apariencia y carácter eran muy similares a los suyos, con lo que si le permitían quedarse, no le costaría encajar.

– En persona nunca he visto uno, pero amarran en el puerto de Lugargenta, como es de esperarse del único sitio que pueda llamarse puerto. – prosiguió, en respuesta a su pregunta sobre los piratas. La de cabellos negros bajó la vista al fuego nuevamente, siguió los oscilantes movimientos de las llamas, intentando no pensar en el tema. Ya había decidido mantenerse lo más lejos del puerto que le fuera posible, así que aquellas palabras solo le daban más razón para hacerlo.

– Casi olvido esto. – volvió a tomar la palabra, captando su atención de nuevo. – Intenta confiar con dificultad. – aquello si le resultaría difícil. Se había criado en el seno de Sandorai rodeada de los suyos, cuya bondad y carácter pacífico la hacían confiada. Intentaba ver lo bueno en todas las personas, cosa que podría traerle problemas en la ciudad. Pero no podía cambiar de un día para otro, se limitaría a ser prudente. – Eso sería el mejor consejo para cualquier viajero. – Eärwen asintió en respuesta, agradecida por que Mahtan le diese aquel consejo.

Parecía que tras caer del árbol y aterrizar en el estanque, la hoguera no solo había servido para secar sus ropas, el calor se había vuelto demasiado y el humano tiraba del cuello de su vestimenta para refrescarse. No haría falta añadir más ramas, el fuego había cumplido su función y en un rato se extinguiría.

– El nombre de esta criatura, ¿cuál es? – preguntó, tras sentarse con las piernas cruzadas y la espalda erguida. - Se llama Nessa, parece que le has caído muy bien. - respondió la joven, mientras observaba como Mahtan le prodigaba caricias con delicadeza. La pequeña reaccionó al escuchar su nombre como siempre, sentándose sobre las patas traseras y con las orejas estiradas, atenta por si su compañera le decía algo. - Gracias por prestarnos tu ayuda Mahtan, seguro que Ness se alegrará de que nos acompañes a la ciudad. - añadió, esbozando una leve sonrisa.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Dom Feb 15 2015, 23:38

Vuelto en si nuevamente, detiene las caricias al notar la reacción inmediata de Nessa, sin duda era su nombre, tan bonita. De su garganta estaban preparadas para salir unas palabras pero antes, continuó Eärwen. – Gracias por prestarnos tu ayuda Mahtan, seguro que Ness se alegrará de que nos acompañes a la ciudad. – Incluso cuando ella fue quien le tendió la mano en primera instancia, le daba las gracias, que humildad, muchos deberían tomar unas clases con ella. – No hay de que, joven. Y en cuanto a alegrarse, no será la única. Ambas son buena compañía.  – Ojala pudiesen organizar viajes juntos en un futuro.

Luego de unos segundos, dice con un ligero pesar. – Mis modales. Cambié de tema repentinamente, disculpa por ello. ¿Hay otra cosa que desees preguntar? –  Esta vez, fijo relajadamente su mirada en los ojos de la elfa.

Por otro lado fea ave los observaba desde las alturas, inmóvil, ¿Cuál sería su próximo movimiento?

_____________________________________________________________________________________________________

off: Eärwen, si quieres puedes manejar al ave fea también (le digo fue porque tumbó a Colm, en realidad no es fea)
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Eärwen el Mar Feb 17 2015, 11:58

La pequeña lehtiä los miró alternativamente con atención, empezando a vincular el nombre de Mahtan con su persona y manteniéndose alerta por si se le daba alguna indicación. Nessa era joven pero muy obediente, entendía perfectamente las órdenes simples tanto en la lengua de los hombres como en la de los elfos. –  No hay de que, joven. Y en cuanto a alegrarse, no será la única. Ambas son buena compañía.  – contestó en tono amistoso.

Joven sí, aunque en apariencia únicamente. La elfa estaba cerca de cumplir un siglo de vida, y aunque entre los suyos aquello también la hacía joven, para ella empezaba a pesar. Observó por un instante al humano, intentando determinar de forma aproximada la edad que tendría, que no superaría mucho la treintena. Casi le triplicaba la edad y aun así él parecía mayor que ella, cosa comprensible ya que para los elfos los años pasaban a otro ritmo mucho más lento.

Hacían falta cuatro años para que el tiempo se reflejase en ellos, y lo hacía de forma muy leve ya que para sus cuerpos sólo pasaba uno. – Mis modales. Cambié de tema repentinamente, disculpa por ello. ¿Hay otra cosa que desees preguntar? – las palabras de Mahtan la sacaron de sus pensamientos, dudó unos segundos mientras repasaba las posibles preguntas que le quedaban sobre la ciudad.

- Uhmm… supongo que el ambiente de Lunargenta será muy distinto a esto, ¿tienen hospital? - respondió, intentando imaginarse cómo podría ser la ciudad. - Me gustaría trabajar ayudando a los demás con mis poderes. - añadió casi de inmediato, desviando la vista a las llamas que empezaban a extinguirse lentamente. Cuando la improvisada hoguera se apagase llegaría la hora de irse, inspiró el dulce aroma de los Kyyneleets y quedó expectante.

Un ave de considerable tamaño los observaba desde las alturas, aunque no prestaba atención a los interlocutores sino a la pequeña Ness, que se le antojaba un apetitoso aperitivo. Había esperado su oportunidad durante todo aquel rato, una en que la lehtiä se encontrase algo separada de ambos para intentar atraparla. Se lanzó desde la rama en que descansaba, graznando agudamente mientras se acercaba a la escena.

- ¡Ness! - exclamó Eärwen, que la había visto a tiempo. Abrió la bandolera y su pequeña amiga corrió hacia el interior, entrando de un salto para esconderse. El ave volvería a graznar mientras se alejaba hacia otra rama, claramente molesta por haber perdido su presa.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Colm el Sáb Feb 28 2015, 02:28

El semblante nostálgico de la elfa, la delicada caricia de la brisa contrastada con la calidez del menguante fuego, el sonido de las hojas y ramas danzar al compás del viento, y los inocentes ojos de la doncella; acentuaron su condición pensativa y distraída. Casi atrapado en la profundidad más remota de aquellos dos luceros, absorto, alcanzó advertir un leve titubeo. Dio una ojeada a Nessa, o Ness, como mejor la recordaba, preguntándose qué pensaría ella, que diría de lograr manifestar visiblemente sus deseos y razonamiento.

Escasos segundos transcurrieron hasta reanudar la conversación, o más bien, test de ‘’ quien pregunta mejor ‘’. – Uhmm… supongo que el ambiente de Lunargenta será muy distinto a esto, ¿tienen hospital? Me gustaría trabajar ayudando a los demás con mis poderes. – Sin duda, es totalmente distinto; ajetreada, viciada en gran parte y carente de vida silvestre, salvo por uno que otro rincón. – Lo es, es completamente distinto. – Señaló, no obstante, no ahondo en la descripción del sitio, depondría el cortarle las alas a la muchacha asustándola con sus relatos un tanto exagerados y la apoyaría. En la interrogando estuvo varado unos instantes, conocía algunos elementos de la ciudad pero, jamás dio con algo similar a un hospital. Dubitativo le responde. – No recuerdo alguno, aunque un lugar como ese, abundante en habitantes, tendrá servicios sanitarios… espero. – Se le escapó la última palabra sin querer. Imaginad la gran cantidad de personas juntas y revueltas en un pequeño espacio; enfermedades e inmundicia, inevitables en mayor o menor grado, sumado a los asaltos y peleas frecuentes, proporcionando una constante fuente de heridos y muertes… Ojala si los poseyesen. – En todo caso, gozas de una habilidad preciada, y solicitada. – Iba a agregar un extra pero sobrellevó el impulso de advertirle otra vez sobre los males de la ciudad y eso.

Súbitamente la fea ave se abalanzó a la posición del trio, graznando con fuerza. Eärwen elevó la voz, llamando a Nessa a su refugio, dentro de la bandolera. Esta obedeció, sin vacilación, pero agitada por la amenaza. Por su parte, Colm, impulsado únicamente por sus piernas, enaltecía su figura, simultáneamente despojaba a la hoguera de unas ramas, las cuales aventó con el designio de amedrentar al animal volador. Las cenizas achicharraban la piel dura y callosa de la palma. Aparentaba surtir efecto la acción tosca y poco pensada del caballero. Estudiaba el comportamiento del agresor; el batir de las alas, la distancia, la trayectoria, los chillidos, puntos débiles y fuertes. La actitud con relación al bichejo, a comparación del primer contacto, evolucionó de una jocosa y de jodedera, a una seria y sin gracia; ¡iba a por Ness!

¿Otra vez tú? – Dijo en voz baja y reflexiva, mientras el ave retornaba a un árbol. Apretaba el puño derecho, dispersando las cenizas yacidas en él. – Eärwen, ayúdame a atraparlo, nos seguirá. – Expresó calmado. – ¿Puedes usar tu arco para distraerlo cuando ataque de nuevo? Intenta no darle. – Concluyó el derroche de palabras. – ‘’ Va a ir a por ella. ‘’ – Pensó, a la vez que quitaba su manto/capa despacio.

El animal hizo lo esperado. En picada directo a la elfa, concretamente a su cinturón, acrecentaba su velocidad. La de bellos ojos, acataba la petición de Colm, tiros calculados entorpecían el avance, forzando al ave, a desviar su camino, disminuyendo la marcha, brindando la oportunidad de pillarle. El alto hombre, aguardaba practicando la predicción de movimientos de la presa, ocultando tras de sí, el medio de captura.

10 metros los separaban, cuando arrojó la tela justo delante de Eärwen y Nessa, comiéndose la trampa completamente. La elfa esquivo la embestida a duras penas. Botaba en el suelo hasta detenerse, envuelto. Los graznidos, desoladores, anunciaban el temor sentido. Revolcándose, el grandulón se acerca y coge, con ambas manos, sujetándolo con ambos brazos en un abrazo. – Lo soltaré por ahí. – Dijo caminando en una dirección aleatoria. – Ah, cierto. – Giro, busco en un bolsillo, hallando una moneda. – Gracias. – Soltó a la par que lanzaba la moneda formando un arco. Luego se perdió entre la verde espesura.

_________________________________________________________________________________________

Off: Colm le da 10 aeros a Eärwen.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 173
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la sombra del árbol [Libre][Interpretativo][CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.