[EVENTO P.] Fuerzas de la naturaleza.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[EVENTO P.] Fuerzas de la naturaleza.

Mensaje  Wyn el Dom 1 Feb - 22:38

Una mujer se encuentra en uno de los tenderetes de la gran ciudad. Estaba habla con el dependiente, no se les puede oír, pero parece que no están de acuerdo con algo. La mujer porta en las manos una especie de roca.

Las nubes pareces haber acompañado la ruña, tapando momentáneamente el sol, aunque a esas horas ya poco iba a ayudar el sol en cuanto a la luz. La gente ya se estaba recogiendo en sus casas, calentándose en los hogares. Pero aquella mujer seguía ahí.


-Pero le he dicho que es una cosa muy importante…- decía ella intentando entregarle la piedra.
El hombre aparto las manos, denegándole la ayuda.


-Le he dicho que yo no dispongo de los conocimientos para poder hacer eso. Y no, antes de que me lo vuelva a preguntar tampoco conozco de nadie que lo haga. Lo siento, pero debo irme, ya cae la noche. No… – dijo rotundo antes de que ella le dijera nada más.-… ya está cerrado…
El hombre recogió rápido las cuatro cosas de la paradita y se fue, perdiéndose en la cada vez más oscura tarde.


La mujer se quedó allí unos segundos, mirando a la nada, apretando el objeto contra su pecho. Entonces se volvió para irse por donde había venido, cuando te ve…

_________________________________________



La mujer te pide ayuda: desea que extraigas la magia de una runa.

Como cambio, la mujer te regala las propiedades mágicas, pudiendo ponerlas en tu bastón, barita, carro… donde tu desees.


_______________________________

You exist because we allow it
and you will end because we demand it.

Que empiece el juego
_______________________________
Wyn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 711
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO P.] Fuerzas de la naturaleza.

Mensaje  Luna Kaliope el Lun 2 Feb - 0:37

Tenía hambre, hacía un tiempo ya que rondaba perdida las calles de esa gran ciudad. Ningún rostro conocido a mi alrededor, nadie a quién ordenar, ni un alma a la que gritarle y desahogarme con ella. Era bien pasada la tarde ya, la luna se veía rojiza y un anillo de luz verduzca le rodeaba Muy mal agüero dije con los labios apretados al punto de sentirlos fríos. Usualmente no me gustaba hablar conmigo misma, prefería hacerlo con mi flauta o con mi conejillo de indias llamado “Kamui Kuzuryu” pero dadas las circunstancias y encontrándome en un lugar desconocido, preferí dejar mi instrumento a buen resguardo bajo mi capa de viaje.

Levanté la vista del camino al escuchar algunos pasos no muy lejos de mi. No era que fuese una bruja con el sentido de la vista o del oído super desarrollado, pero a esas horas cualquier cosa parecía hacer eco exageradamente fuerte por esos lares, el silencio era amenazador y aterrante, como una sombra acechando para convertirse en mi verdugo. Mis ojos se posaron sobre la figura de una dama humildemente vestida. Llevaba un objeto preciado entre sus manos, se notaba porque lo apretaba contra su pecho con fuerza y determinación. En su rostro se marcaba la preocupación, encadenada estrechamente con algunos años sobre sus huesos y pesadez en su alma que se reflejaba en el pesar de su mirada.

Ella avanzó unos pasos más hacia mí, parecía poseída por alguna fuerza macabra porque al verme algo en su rostro se iluminó. No parecía que fuera una méndiga, pero no supe qué mas pensar y en ese momento de duda hicimos ese contacto visual que te obliga a comprometerte con algo. Suspiré antes de volver a levantar la vista para saludarle correctamente, quizás y solo quizás, si me portaba bien, ella me pudiera dar algunas instrucciones para retomar mi camino. Mi señora se apresuró a decir ella antes de que pudiera siquiera dirigirle las buenas tardes. Me contenté con hacerle una reverencia con la cabeza y mirarle con cara de pregunta. ¿En qué le puedo ayudar? pregunté directamente ya que era obvio que algo iba a pedir, esa forma de acercarse solamente daba lugar a eso y a juzgar por su actitud no parecían ser sólo unos aeros.

Necesito ayuda de un brujo levantó sus ojos ligeramente para dar con los míos, era apenas unos centímetros más baja que yo, sin embargo un poquito más rellenita. Le devolví una mirada sospechosa que se desvaneció en el azul pálido de su mirar cuando ella señalizó mi cabello. “Dah” pensé dándome un auto zape mental. Probablemente era obvio que yo fuese una bruja por el color de mi pelo, o que estuviera conectada a alguno de esa raza. ¿Y para qué le necesita? pregunté esta vez con un poco más de tacto, pero ignorando cualquier formalidad. Entonces ella, por primera vez miró sus manos, dio un paso hacia atrás y echó adelante sus brazos para que yo pudiera ver de lo que se trataba.

La desconocida me tendía una roca normal y corriente. Levanté una ceja y volví a mirarle como pidiendo una explicación ¿Si? Ella carraspeó unos momentos para finalmente lanzarme un discurso que parecía extremadamente trillado …Y es así como no puedo deshacerme de esta roca en la casa de mi padre ya que pertenece a la tumba de mi buena madre, mi señora y me preguntaba si…

No es necesario dije sitiendo que el ceño se me fruncía hasta un punto alarmante. Debe de saber que no todos los brujos pueden manejar la magia que contienen estas runas, ni siquiera sé si yo misma pueda hacerlo. Después de todo soy apenas una aprendiz, pero intentaré hacer algo por usted informé seriamente mientras me llevaba una mano a la barbilla e intentaba no tener contacto con ese objeto que la mujer sí o sí quería entregarme. Al parecer la runa había aparecido de la nada, aunque probablemente esos humanos no se habían dado cuenta que estaba allí y algo le había activado. Repítame nuevamente ¿qué sucede cuando esto se activa? ¿Y cómo se activa? La segunda pregunta no la supo responder, pero sí la primera. Las rocas se multiplican mi señora, se convierte en muchas más y ocupan un buen de espacio, además de que espanta a todos

Hagamos un trato, acompáñeme a la posada en la que me hospedo y por la mañana me desharé de su problema de esa forma, ella me ayudaría sin saberlo. Al principio estaba reticente, pero un par de mentiras piadosas solucionaron el tema, esas del estilo “Los malos espíritus sólo pueden ser sacados cuando los baña la primera luz del sol” y cosas por el estilo. Claro que dejé que liderara el camino hasta que me vi des-perdida. Vaya que me había ido lejos de donde debería de haber estado. Una vez en el cuarto, la mandé a descansar mientras yo pasaba toda la noche pensando y leyendo un tomo de referencia para ayudarme a idear un plan. Finalmente, un par de horas antes del amanecer di con una idea plausible para deshacerme del problema: extraer la magia arcana, aunque necesitaba algo en donde ponerla… “si hubiera tenido ya ese objeto” pensaba, hasta que se me ocurrió meterla dentro de un frasco, como si se tratara de aire o agua. “No debería de ser muy difícil” pensé y con eso me fui a descansar.

Varios minutos antes de que el sol saliera me vi zarandeada hasta el punto del mareo. Mi señora, los primeros rayos del alba están saliendo, es hora ¡es hora! y por unos momentos odié el momento en el que dije esa mentira. “Todo regresa” comprobé suspirando mientras sacaba fuerzas para levantar la cabeza de la almohada. Abrí las ventanas y dejé que entrara la casi inexistente luz de la mañana. Envié a la mujer fuera y como por arte de magia la piedra comenzó a multiplicarse frente a mis ojos. Me golpee el rostro un par de veces, era mejor de lo que esperaba, ¡la magia se estaba presentando sin que yo moviera un dedo! Entonces, tomé la roca original entre mis manos y recorrí la vieja runa con la yema de mi índice mientras recitaba un viejo hechizo de memoria.

Al principio creí que no estaba haciendo efecto, pero luego de dos o tres minutos, repitiendo una y otra vez las mismas palabras, la runa comenzó a brillar y desvanecerse de la roca. El espectáculo era absolutamente nuevo para mí y doy gracias a que Clota –como se llamaba la mujer- entrase a la habitación o me hubiera perdido el momento exacto para capturar la esencia de aquella magia antigua. Con un par de pases y ademanes, además de la combinación del uso de mis elementos, fui capaz de meter medio a la fuerza, medio con hechizos la fuerza de aquella magia en un frasco transparente que, después de amenazar con quebrarse varias veces, mostraba en sus interiores una pequeña nube que parecía tanto sólida como transparente, con gases de colores e incandescentes que se movían como el agua.

Era un espectáculo hipnotizaste, pero que al cabo de poco menos de una hora acabó con la marca de la misma runa dentro del frasco en gruesas líneas color ceniza. Después de eso, todo volvió a la normalidad y la mujer a su casa. Entonces pude volver a dormir tranquila, con una sonrisa en los labios. Estaba un paso más cerca para ser una profesional en eso de la magia arcana.

Luna Kaliope
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 171
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO P.] Fuerzas de la naturaleza.

Mensaje  Wyn el Mar 3 Feb - 13:15

Lo siento, no tengo nada más” ponía en un papel sobre la mesita junto a la cama donde dormía la bruja. Clota lo había dejado ahí unos minutos después que Luna se durmiese. Junto al papel reposaba un montoncito de aeros.
La noche en la posada había sido pagada, además de un buen almuerzo, sin restricciones en el menú.

El frasco, de vez en cuando, parecía moverse, como si la magia quisiera salir de su interior. Quizás lo más sensato sería buscar un buen objeto donde dejar reposar toda aquella energía, aunque parecía que aun podía aguantar algún tiempo allí.

______________________________________________


Obtienes el poder que contenía la runa.
Si decides dejar la magia de la runa en el frasco puedes utilizarla: derramas sobre una persona u objeto el contenido el frasco, haciendo que este se multiplique repetidas veces durante algunos minutos.
Si por el contrario lo pasas a un objeto canalizador (debes especificarlo en un tema): puedes utilizar esta magia tres turnos, haciendo que un objeto o persona a tu antojo se multiplique. Cada vez que lo utilices te será más preciso, pudiendo elegir el número de multiplicaciones. Después de esto, el objeto canalizador pasará a ser un objeto sin magia de nuevo.

Total de aeros = 200 aeros

6 puntos de exp. de habilidad pasiva.  Has realizado con éxito tu primera extracción de magia y la has pasado a otro objeto. Con la práctica podrás hacerlo más rápido y sin cansarte mentalmente, así como poder hacerlo con magias más fuertes y poderosas.


Recuerda registrar los puntos* y objetos* en los apartados adecuados.

FRASCO:


_______________________________

You exist because we allow it
and you will end because we demand it.

Que empiece el juego
_______________________________
Wyn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 711
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO P.] Fuerzas de la naturaleza.

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.