Últimos temas
» Buenas tardes/noches/días
Hoy a las 21:17 por Rechkiario

» Buscando tema.
Hoy a las 18:32 por Lyath

» Se busca
Hoy a las 10:46 por Elen Calhoun

» La voz del no retorno
Ayer a las 22:16 por Siria

» ¡9 años online!
Sáb Oct 13 2018, 21:08 por Eltrant Tale

» Centinelas: ¿Quiénes son? ¿Qué es lo que hacen?
Sáb Oct 13 2018, 21:07 por Eltrant Tale

» Arrieros somos...
Sáb Oct 13 2018, 20:25 por Sango

» Puntos de experiencia.
Sáb Oct 13 2018, 20:11 por Eltrant Tale

» Trama de Guerra - La nueva Lunargenta
Sáb Oct 13 2018, 16:18 por Demian

» ¡Ahoy!
Sáb Oct 13 2018, 13:56 por Artabán


Zezengorri

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zezengorri

Mensaje  Wyn el Dom Mar 08 2015, 23:55



Zezengorri
La furia crepitante

Nombre vulgar: Zezengorri
Nombre científico: Igneus taurus
Taxonomia: Bos, Taurus, Flamma, Mons, Volcanus, Bovinus


La Isla Volcánica es un lugar terrible, refugio y lugar de nacimiento de toda clase de monstruos y criaturas antinaturales, como los Zezengorris, terrores supremos de los peñascos y los cráteres de fuego y ceniza. La información sobre esta criatura no es del todo certera y se basa principalmente en especulaciones y leyendas, el riesgo de visitar su hábitat ha hecho imposible la correcta investigación de este espécimen.

Etimología: Zezengorri es un término de origen terrestre, cuyo significado puede traducirse como: "corrida de toros". No obstante, muchos investigadores han confirmado que la palabra ya se utilizaba para referirse a esta bestia mucho tiempo atrás, antes que los invasores arribaran a estas tierras. Se teoriza que el nombre original surgió de una antigua leyenda draconiana, por lo tanto, se hallaba escrito en el lenguaje de los dragones y, traducido, significaba: "toro rojo".

Aunque los pocos terrestres que decidieron tomar la Isla Volcánica, ignorando nuestras advertencias, jamás regresaron de su travesía, un puñado de ellos bautizo a la bestia con su nombre científico: "Igneus taurus". Taurus era un clásico seudónimo otorgado a muchos miembros de la familia principal de bovinos, mientras que Igneus era una forma de referirse al ardor de sus llamas.


Morfología: Pocos son los elementos naturales que diferencian a un Zezengorri de un toro normal, compartiendo peso, altura, fuerza, agilidad y complexión con este último. Entre las diferencias se puede resaltar la tonalidad de su corto pelaje que, de no adoptar un absoluto color negro como la noche, resalta con un color rojo brillante e innatural. También se deben tomar en cuenta sus negros cuernos y pezuñas, pero lo más particular se encuentra en sus ojos, aquellos que brillan con un brillante fulgor blanquecino, aliento, que al exhalar desata una corriente de vapor a alta temperatura, y esa misteriosa aura sombría, que le da el aspecto de una criatura espiritual o etérea, dando un par de pistas de su verdadera naturaleza y poder. Fuera de eso, no existen otras diferencias que se puedan notar sin correr un grave peligro, pues, cuando un Zezengorri comienza a mostrar sus verdaderas aptitudes, ya no hay vuelta atrás.

Su cuerpo comenzara a emitir una oleada de calor sobrenatural, podrás notarlo inmediatamente en el embargado ambiente, justo antes de desatar una potente llamarada desde sus fosas nasales, envolviendo todo el campo con furiosas llamas que consumirán todo a su paso. A continuación, podrás verle envolverse completamente entre el fuego: su lomo, sus pezuñas, sus cuernos, su cola, todo comenzara a arder; pero no le veras quemarse. Aunque la credibilidad de esta información no es precisamente confiable, un hombre que afirmaba haber sobrevivido a un combate contra esta bestia nos revelo una información muy importante: el bovino no puede controlar el fuego directamente, solo puede crearlo de algún modo desde sus entrañas, esparciéndole con sus pisadas o su cola, o en forma de llamaradas desde su nariz.

El fuego producido por un Zezengorri es, al igual que todo lo relacionado a la criatura, peligrosamente innatural, pues no es fácil de apagar como el fuego convencional y, hasta los momentos, no sé conoce una forma eficaz de extinguirle; suele desaparecer una vez la bestia se ha desvanecido. Creado por una extraña especie de mezcla desconocida y de color rojo antinatural, sus llamas son notablemente más abrasadoras y se extienden con mayor facilidad, no ceden ante el agua o el viento, pues su alta temperatura evaporaría al primero antes de siquiera entrar en contacto, y el segundo solo avivaría más su ferocidad.
Distribución y hábitat: Aparecen exclusivamente en la Isla Volcánica, viviendo en cuevas a los pies del volcán y en cráteres de magma, en completa soledad. Más, se dice que también pueden manifestarse en otros lugares, como guardianes de ciertas cuevas en la que se dice que existen tesoros ocultos, y también aparecen como anuncio de un mal presagio o solamente para asustar al caminante nocturno. Si alguien entrara en su cueva sin permiso, será atacado por el Zenzegorri sin compasión, el cual abrasará al incauto con las llamas de su aliento y su cuerpo flamígero, para luego esparcir sus cenizas a los cuatro vientos.

Dieta: Se alimentan de piedras volcánicas, especialmente de azufre y carbón volcánico.

Comportamiento: Suele ser descrita como una bestia de tosco carácter y muy fácil de hacer enfurecer, cuya ira arde como las llamas de su cuerpo y no descansara hasta haber consumido todo lo que haya generado su rabia. A pesar del riesgo que representa estar cerca de uno, se teoriza que los Zezengorris no son criaturas necesariamente violentas, pues, en la mayoría de los casos, solo se encuentran haciendo gala de su naturaleza territorial; solo tornándose agresivos si alguien les provoca o amenaza su autoridad sobre la cueva de la cual se han apoderado. No obstante, muchos no concuerdan con tal pensamiento, se habla que la bestia carece de emociones más allá de la ira, soledad y venganza, algunos especulan que estos grandes toros flamígeros son menos una bestia y más una manifestación de la furia y el mortal salvajismo de la propia isla, pues hacerle enfurecer puede tener consecuencias tan espantosas como malignas, llegando a acabar sin piedad con cualquiera que se cruce en su camino a castigar a aquel que le ha disgustado o injuriado. No sé conoce la relación que guardan con otros miembros de su especie.

Reproducción y ciclo vital: Uno de los grandes misterios que envuelven a este ser es su método de reproducción, pues no parece que exista alguna hembra de la especie, todos los Zezengorris tienen el aspecto de un macho bovino. En las leyendas se habla de cómo esta criatura emerge de una concentración de sentimientos negativos, priorizando la ira entre todos, ardiendo como una llama hasta dar a luz a la bestia. Otros hablan de su nacimiento junto a los volcanes, cada vez que nace un volcán, nace un Zezengorri. La solución más lógica al enigma es pensar que los Zezengorris, en algún punto de su vida, abandonan sus cuevas para reproducirse con cualquier hembra, siempre y cuando esta sea de la familia bovina.

Partiendo de este punto, se supone que un Zezengorri experimenta todas las fases de desarrollo de un bovino normal, sin conocer en qué momento la bestia comienza a despertar sus flamígeros poderes, más, al no ser una información que se pueda confirmar, cabe la posibilidad de que el bovino ya venga al mundo siendo un adulto y conociendo todo lo que debe hacer. Se habla del Zezengorri como una criatura que llega a vivir miles de años, como un guardián que custodiara para toda la eternidad un preciado tesoro, o como una manifestación eterna de la ira que no puede extinguirse. La verdadera longevidad de su vida es un misterio.


Cultura Aerandiana: Suele ser el protagonista de muchos cuento de terror infantil en diversos puntos del continente, principalmente Verisar, donde es pintado para los niños como un monstruo que vendrá a por ellos si dejan que la furia les controle constantemente o si se acercan a alguna cueva. Por razones lógicas, brindadas por el imposible acceso al territorio donde habita, no es una bestia que sea blanco de cazadores, bajo ninguna circunstancia. No obstante, se dice que se pueden realizar grandes armas y pociones con materiales extraídos del animal, como el fuego de sus fosas nasales o sus duros cuernos, muchos son los estafadores que afirman vender productos hechos con elementos del bovino a precios inimaginables, afirmando que su carne es la más sabrosa y sus cuernos los más resistentes de toda la existencia.


Dibujo de un Zezengorri

Mitos y leyendas: Se cuenta en Dundarak que, en una cueva de las montañas, vivió un ladrón. Fruto de sus robos, llevados a cabo durante muchos años, acumuló gran cantidad de oro dentro de la cueva. Una vez que se trasladó a otras tierras a realizar una de sus fechorías fue asesinado, y nadie sabía dónde había escondido toda su riqueza. Varios forasteros fueron a la cueva en busca del tesoro, pero en la entrada se encontraron con un gran toro rojo desafiante que arrojaba fuego por la boca y sus fosas nasales. Era el espíritu del ladrón. Los forasteros huyeron asustados, volvieron otro día con los huesos del ladrón y los depositaron en la entrada de la cueva. Entonces el toro les dejó entrar ya que los restos del ladrón podían descansar eternamente. Y así pudieron recuperar el tesoro que se encontraba escondido en un profundo agujero de dicha cueva.

Wyn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 803
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.