Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Dom Mar 22 2015, 23:16

Tras despedirse del barquero, abandonó la embarcación tan pronto como Eärwen le informó que habían llegado a puerto, el trayecto había sido más largo de lo que había esperado y aunque apreciaba el servicio que les había brindado el hombre no podía aguantar ni un segundo más sobre el barco.

Una vez fuera de la nave respiro hondo, todo había acabado, ahora simplemente tenía que encaminarse hacia el sur y  atravesar las tierras de los elfos para llegar a Verisar.  Miró a sus compañeros y una sensación de congoja recorrió su cuerpo, si no tuviese que rendir cuentas ante su cliente y hubiese llevado a Morh’akdu con él hasta allí, probablemente se hubiese atrevido a ir con ellos hacia el norte.

Un rugido procedente del estómago de Eltrant respondió la pregunta que había hecho Demian, tenía hambre, la última comida que habían tenido había sido la cena que les proporcionó el tabernero en Sacrestic tras rescatar a la muchacha, y aunque no habían pasado ni dos días desde aquello le parecía un pasado muy distante.

El pequeño puerto estaba, como su hermano en la otra parte del lago, aislado. No parecía haber ninguna casa cerca, mucho menos algún núcleo de población próximo, por suerte en su último viaje hasta Ulmer había recorrido aquellas tierras a lomos de Mohr y aunque realmente no recordaba haber estado por allí cerca, no le sería muy difícil ubicarse.

-“¿Alguna idea de hacia dónde vais a ir ahora?” – Preguntó –“Podéis ir directamente hacia el norte desde aquí si queréis, pero creo recordar que hay un pequeño pueblo hacia el este, podemos descansar allí antes de separarnos” - había dicho pequeño por decir algo, aquella población era tan diminuta que no aparecía ni en los mapas.

***
Oculto en las sombras miró el horizonte desde su escondite, se sentía impotente, desde aquella posición podía ver el lago en todo su esplendor, pero la luz del sol le impedía salir de allí, con avanzar un solo paso hacia adelante quedaría reducido a un cadáver calcinado.

Les había visto acabar con el troll, espantarlo, en realidad;  y les había visto surcar el lago con Zacharias sin poder hacer otra cosa que mirar. No culpaba a Zacharias, no totalmente al menos, el hombre era un cobarde y para bien o para mal eso condicionaba todas sus acciones. Dudaba que la elfa o el hombre le hubiese le hubiesen amenazado, pero el niño… el niño tenía esa mirada, como la suya propia, el niño se habría asegurado de que el barquero les fuese leal durante todo el trayecto hasta la tierra de los lobos.

A pesar de ello sonrió, quizá pensasen que al abandonar aquellas tierras estarían a salvo, y no se equivocaban, sus posibilidades de sobrevivir han aumentado, eso era un hecho;  pero mientras el siguiese con vida se encargaría de cazarlos, uno por uno, hasta cobrarse su merecida venganza.

En cierto modo admiraba aquel esfuerzo que estaban haciendo por mantenerse vivos, mientras que él había perdido muchos lacayos ellos seguían con vida, sin embargo eso para él no era sino un incentivo, hacía tiempo que una presa no se resistía tanto, eso hacía de la cacería… interesante; tarde o temprano yacerían muertos frente a él.


Última edición por Eltrant Tale el Sáb Abr 11 2015, 09:16, editado 1 vez
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Lun Mar 23 2015, 03:25



Aquel podía ser el suspiro más profundo que había dado en su vida. Estaba cansado, pero sobre todo el sol ya había cobrado buena parte de sus fuerzas. En las islas las brisas marinas se aseguraban de mantener siempre la temperatura bajo control, jamás demasiado elevada, jamás demasiado baja, en cambio allí, tan lejos de las corrientes saladas, la temperatura se elevaba a niveles que realmente le molestaban, especialmente luego de pasar 2 horas sobre un armatoste de madera que no ofrecía más sombra que sus velas, las que no hacían un muy buen trabajo. De buen gusto se hubiera dado otro chapuzón para que el agua del lago le refrescara, pero sabía que ya había tenido su dosis de juego y recreación y debían continuar el viaje, además de que el troll bien podía estar cerca esperando a que cometieran un error. No, ya no era un niño pequeño al que los adultos debían proteger, él debía saber cuidar de sí mismo y evitar riesgos estúpidos. Ëarwen no estaría siempre a su lado para sanarle. Ese mismo pensamiento hizo que se pusiera de pie.

Su estómago le gruñía como un perro acorralado, protestando por la falta de comida. Bien era cierto que era más bien pequeño y delgado y no requería de enormes cantidades de alimento, además de que el año que llevaba recorriendo el continente le habían hecho acostumbrarse a racionar su alimentación, pero seguía siendo un chico en pleno desarrollo y su cuerpo le demandaba satisfacer aquella necesidad. Pero necesitaba de un esfuerzo adicional, seguramente en aquel poblado del que hablaba Eltrant encontraría algo de comer.

-Más te vale que nos estén esperando con una olla completa de comida sólo para nosotros en ese pueblo del que hablas -amenazó en un tono bromista al hombre- creo que si no cuidan bien sus animales en ese lugar me comeré una de sus vacas, con todo y cuernos.

Se secó la frente del sudor y acomodó sus pertenencias. Especial cuidado puso a sus dagas, asegurándose de limpiarlas debidamente antes de continuar el viaje, agregando un poquito de aceite en ellas que esparció con un paño delicado para protegerlas. No podía emprender el camino a un lugar que no conocía sin estar seguro de que el filo de sus armas estaría disponible siempre que lo necesitase. Era cierto que sentía que su magia se había hecho más fuerte en los últimos días, producto del uso constante bajo presión que le había obligado a ser más creativo y llevarla a nuevos extremos, pero al final su magia sólo era el preparativo para el uso del acero en el momento de la batalla.

-Bien, yo opino que vayamos donde dice Eltrant, decidan ustedes -dijo listo para continuar la marcha, pero dejando que los adultos decidieran el destino del viaje, fuera del campo de batalla seguía siendo un chico acostumbrado a recibir órdenes, no a darlas.

Entraban a tierra de licántropos, se suponía que ya podían descansar de la persecución de los vampiros, que finalmente se encontraban a salvo, pero el troll había demostrado que ni siquiera el sol era un lugar totalmente seguro. De todas maneras, una nueva tierra suponía nuevos peligros, no se contaban precisamente cuentos de hadas llenos de amor y felicidad sobre aquellas criaturas que descendían de horribles experimentos realizados por los invasores humanos.

Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Lun Mar 23 2015, 23:25

Nada más llegar a tierra firme, el pequeño brujo se sentó sobre el suelo y puso una mueca, al tiempo que se llevaba una mano al vientre. Después de los últimos acontecimientos los tres estaban cansados y hambrientos, con lo que no se sorprendió al oír el rugido proveniente del estómago de Eltrant. La elfa rebuscó en la alforja donde solía guardar las provisiones, pero Nessa se las había ingeniado para entrar y terminarse lo poco que quedaba, tendrían que buscar algún pueblo cercano o cazar su comida.

También estaba la opción de pescar, pero tras el encontronazo con el troll la de ojos azules prefería apartarse del agua cuanto antes, no daría oportunidad a que volviesen a atacarlos. Por suerte su compañero conocía un pequeño pueblo situado algo más al este, donde podrían reponer fuerzas antes de que sus caminos se separasen.

Demian parecía de acuerdo con aquel plan, bromeó y limpió sus dagas para dejarlas en el mejor estado posible antes de ponerse en marcha, después de todos los problemas a los que se habían enfrentado en los últimos días era el comportamiento más natural. Eärwen se colocó el arco a la espalda, de forma que le resultase fácil tomarlo para disparar si era necesario, contó las flechas y soltó un suspiro al ver que había perdido un par por culpa del troll.

- Pongámonos en marcha, no me siento tranquila cerca del lago. - dijo, mientras echaba un vistazo al barquero, que ya iniciaba su viaje de vuelta a la orilla oeste. - Podéis colgar vuestras bolsas en la silla de Lluvia, así no tendréis que cargar tanto peso. - añadió, para instantes después ponerse en marcha en la dirección marcada por el humano.

Al principio el camino se hizo relativamente fácil, pero a medida que se internaban en el bosque costaba avanzar, los árboles estaban cada vez más juntos y había que tener cuidado para no tropezar con ninguna raíz. La elfa esbozó una leve sonrisa, en cierto modo aquel lugar le recordaba su hogar y eso la animaba, haciendo que también empezase a sentirse más cómoda.

Unas cascadas llamaron su atención, al parecer no todo era bosque, también había muchos ríos con desniveles y algunas cuevas. Se agachó levemente junto al cauce de uno de ellos, para tomar algo de agua y refrescarse el cuello, al tiempo que echaba un vistazo a los alrededores. Observó una extraña silueta no muy lejos de ellos, asomada tras el grueso tronco de un árbol, pero tan pronto como la vio desapareció, dejándola algo confusa.

- Creo que algo nos observa, ¿queda mucho para llegar a ese pueblo? - musitó a sus compañeros, mientras intentaba convencerse a sí misma de que debía ser un simple animal, espantado por la presencia de aquellos extraños. Sin embargo cualquier pequeño detalle ahora era tomado de forma mucho más seria, la joven tenía la esperanza de que aquellas nuevas tierras no les diesen tantos problemas pero no podía fiarse.


Off: Chicos se me olvidó avisar, el tema anterior ya está cerrado así que pasad a pedir vuestros puntos.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Mar Mar 24 2015, 17:40

Eltrant rió ante el comentario del muchacho, era de agradecer que alguien estuviese aun de buen humor tras todo lo que habían pasado, normalmente él mismo hubiese hecho algún chiste paliar un poco la descorazonadora suerte que estaban teniendo, pero en aquellos momentos estaba, simplemente, demasiado cansado para hacerlo.

Parecían estar todos de acuerdo en seguir su sugerencia, así que tomando la delantera guió a sus compañeros hacia el pequeño poblado.  Pronto dejaron atrás la playa y poco a poco se fueron internando en el bosque que rodeaba el lago, Eärwen parecía más relajada ahora que caminaban entre árboles, Eltrant esbozó una sonrisa, los bosques eran el hogar de los elfos; parecía lógico que su compañera se sintiera cómoda en uno.

No había previsto que el camino fuese a estrecharse tanto, lo que había empezado como varios árboles desperdigados había adquirido una frondosidad digna de Sandorai, apartando las plantas que se interponían en su camino con las manos se abrieron paso hasta un pequeño claro en el que había una cascada.

La elfa aprovechó para refrescarse en el riachuelo que dejaba la cascada, Eltrant miró hacia el cielo, el sol estaba empezando a decrecer otra vez.  Era francamente improbable encontrarse problemas con los vampiros allí, pero solo por si acaso, esperaba llegar al poblado antes de que anocheciese.

Eärwen entonces avisó al grupo, al parecer pensaba que algo les estaba observando. Eltrant escudriñó el bosque a su alrededor – “¿Estas segura?" – Preguntó, él no había notado nada pero la percepción que tenía la elfa del entorno era bastante mejor que la suya –“No falta mucho, acelerando el paso podríamos estar a una hora de camino” – dijo para tranquilizarla, a pesar de todo se mantuvo alerta, si Eärwen decía que había algo raro en el bosque lo mejor era hacerle caso.

Apremió a sus compañeros para, después de aquel pequeño descanso, continuar hacia el pueblo. Realmente no sabía si era por lo que había dicho Eärwen o por el cansancio, pero él también estaba empezado a tener la extraña sensación de que de alguna forma, le estaban observando.

-“Creo que tienes razón, Eärwen” – susurró parándose un momento para escuchar mejor el entorno, no oyó nada, los cantos de las aves y el murmullo del viento, nada más; no podía dejar de sentirse bajo la mirada de alguien de todas formas. –“Estamos cerca” – dijo a sus compañeros lamentando haberlos forzado a seguirle por aquel bosque, la última vez que estuvo perdido por estas tierras no tuvo ningún problema, era extraño.

Continuó guiándolos en cabeza durante el resto del camino, según se iban acercando a aquel pequeño núcleo de civilización los arboles iban desapareciendo haciendo más fácil el camino entre ellos, le pareció normal no encontrar ningún camino que se pudiese llamar de esa forma,  el sitio al que iban no aparecía siquiera en los mapas, era un minúsculo reducto de pescadores que vivían sobre todo de lo que les brindaba el lago.

Solo había pasado una noche allí, cuando dejó Ulmer. Él y Mohr exploraron sin rumbo fijo aquellas tierras por unos días y sin desearlo encontraron el pueblo, a pesar de sus limitaciones económicas le hospedaron con bastante hospitalidad y tenía la certeza de que, aun siendo verdad lo que había dicho Eärwen y alguien les seguía, en aquel lugar estarían a salvo.

Al cabo de unos minutos estructuras de madera comenzaron a hacerse visibles a lo lejos, tras mirarlos durante unos minutos para comprobar que efectivamente habían llegado al lugar que él pretendia Eltrant se volvió hacia sus compañeros sonriendo –“Hemos llegado”
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Mar Mar 24 2015, 23:53



A medida que se fueron alejando de la orilla del lago la naturaleza comenzó a imponerse. Atrás habían quedado los parajes desolados y marchitos de la tierra de los vampiros, acá el verde y la vida era la tónica reinante. Demian se mató de un manotazo un mosquito en la cara y puso una mala cara al notar que había pisado el excremento de algún animal pequeño. Parecía que no había un lugar donde pisar en que no hubiera algo vivo, aunque fuera una planta.

-Euugghh -exclamó limpiando su bota con un matorral -esto huele horrible.

Así como en el agua se había sentido tan cómodo, ahora no estaba en su medio. Nunca se sabía qué podía encontrarse al otro lado de un árbol y la naturaleza hacía difícil seguir el rastro de una víctima sin ser detectado, cuando se era un asesino. La civilización y el mar, esos eran los espacios que conocía. Su encuentro hace pocos días con una criatura furiosa no había precisamente aumentado su amor por la naturaleza.

Sentía la necesidad de usar sus cuchillos para limpiar ramas sueltas y alivianar el camino, pero se contuvo, no eran simples machetes, sino finas dagas afiladas, no podía echar a perder su filo de esa manera.

-Espero que lleguemos pronto -se quejó luego de que una araña le caminara por el rostro, casi sacándole un grito al tiempo que la arrojaba lejos de un manotazo.

Levantó la vista, entre tanto ruido de pájaros ya ni siquiera sabía si Chispa se encontraba cerca o había decidido ir en busca de pequeños insectos. ¿Y si no era capaz de encontrarle otra vez?. Negó a sí mismo, confiando en que fuera una simple idea loca.

-Juraría que ningún otro ser humano ha pisado esta zona -dijo en voz alta.

En ese momento, como si el destino quisiera probarle equivocado por mera diversión, Eltrant indicaba que habían llegado al pueblo. Claro era que la palabra pueblo le quedaba grande a ese lugar, con suerte podía utilizarse la expresión de poblado, aunque incluso eso era exagerar para describir ese pobre y pequeño lugar.

-Bueno… mientras tengan comida… -dijo acelerando el paso.

No alcanzaría a avanzar mucho, pues en ese momento una figura femenina y joven, no mayor a unos 14 años de edad, salía a su encuentro.

-Por favor -dijo elevando las manos- ayuda, gracias a los dioses que os encuentro, necesito vuestra ayuda.

El chico no pudo sino elevar una ceja ante tal petición. Según recordaba, la última vez que habían ayudado a una persona que suplicaba su ayuda se habían ganado no sólo golpizas y malos ratos, sino una vendetta que aún no podían estar seguros de que hubiese cesado. Si de él dependiera, pasaría de aquella joven desdichada, no era más que una molestia y ni siquiera podía confiar en ella. Además, ¿qué hacía en medio del bosque buscando ayuda?, ¿no había mejores lugares para ello?.

-Mi padre… vivimos en el poblado, pero está muy enfermo, me dijo que necesita de una hierba especial para sanarse, pero no puedo adentrarme al bosque y dejarlo solo, necesita de mis cuidados o la fiebre lo matará… ya casi ni vive gente en este lugar, nadie fuerte capaz de ir al corazón del bosque.

¿Acaso tengo cara de florista?, pensó el chico, pero se contuvo de decir nada. Sabía que la elfa tendría buen corazón y seguramente Eltrant también era una buena persona, era él quien se había ganado la expulsión de parte de su maestro para que aprendiera lo que era la compasión. Compasión, compasión, se lo repetía tantas veces, pero no lograba sentirlo. Decidió que se quedaría en silencio y esperaría la decisión de los adultos, él era un chico, un chico obediente.
Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Miér Mar 25 2015, 22:45

Al parecer ninguno de sus compañeros había visto lo que ella, así que trató de convencerse de que habían sido imaginaciones suyas, que después de tantos problemas veía peligros donde no los había. Suspiró y siguió el camino, algo más animada tras escuchar que solo faltaba aproximadamente una hora para llegar al poblado, aceleró el paso y tiró de las riendas de Lluvia para que hiciera lo mismo.

Las dudas volvieron a asaltarla cuando Eltrant empezó a sentirse observado también, escrutó los alrededores con la mirada, buscando la extraña figura que había visto antes. Por suerte, llegaron a su destino antes de que ningún otro incidente pudiese alcanzarlos, cosa que la tranquilizó notablemente. El pueblo era mucho más pequeño de lo que había imaginado, apenas se reducía a unas cuantas cabañas de madera, en las que moraban los pocos pescadores que aún vivían en aquella zona.

Quedaba claro que al estar en una zona tan apartada, los habitantes dependían de lo que podían conseguir del lago o del bosque, con lo que no habría mucho donde elegir. Sin embargo, la elfa se sintió bastante a gusto nada más verlo, era modesto pero bonito y les serviría para descansar y tomar una comida decente, que era lo único que les interesaba en aquel momento.

Una muchacha les salió al paso, elevando las manos y pidiendo ayuda, antes de explicarles su situación. Eärwen no pudo evitar sentir algo de lástima por ella, que se veía obligada a pedir a unos completos extraños que se adentrasen en el bosque por no contar con nadie en el poblado capaz de hacerlo. - Cálmate y dime qué le ocurre a tu padre, ¿cómo enfermó? - preguntó con voz suave, al tiempo que detenía su yegua.

- Soy elfa y quizá pueda hacer algo por él. - añadió, ya que la idea de internarse en el bosque con el cansancio y hambre que tenía no resultaba nada segura, no estaría en plenas facultades para encarar los posibles problemas que le salieran durante el trayecto. Aun así no podía abandonar a su suerte a aquel hombre, iba en contra de sus ideales y de la misión por la que había abandonado Sandorai, la de desarrollar sus poderes y conocimientos para sanar a cuantos pudiese con ellos.

Echó un vistazo a sus compañeros, mientras sopesaba la idea de no arrastrarlos consigo si terminaba teniendo que ir al corazón del bosque, ya había expuesto a Demian por rescatar a la joven de Sacrestic y no quería volver a sentirse culpable por algo así. La de cabellos negros sabría desenvolverse en aquellas tierras tan parecidas a su hogar, solo necesitaría tomar algo para el camino y ya descansaría cuando volviese.

Se frotó los ojos mientras esperaba la respuesta de la muchacha, deseando que aquella tarea no fuese complicada y pudiese estar de nuevo en el poblado antes del anochecer. Si todo salía bien no le importaría el precio, pagaría por una habitación para los tres y dormiría toda la noche o quizá un día entero, para recobrar sus fuerzas antes de proseguir su viaje hacia el norte.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Jue Mar 26 2015, 13:31

Eltrant suspiró y le dedicó una sonrisa tranquilizadora a la chica que estaba frente a ellos, no les había dado tiempo a llenar la barriga y ya le estaban pidiendo de nuevo hacer otro acto de valor desinteresado. Demian, junto a él estaba  estoico,  contemplaba a la chica que les pedía ayuda como si fuese una simple variable, Eärwen por otro lado le pidió que se tranquilizara y contase lo que había sucedido.

La chica que parecía al borde del llanto explicó que su padre estaba enfermo y que las únicas medicinas que podían sanarle se encontraban en lo más profundo de aquel bosque. Eltrant sopesó el ayudarla, no podía dejarla por su cuenta pero tampoco iba a obligar a sus compañeros el embarcarse en otra de aquellas misiones humanitarias, la última que habían hecho les había costado muchas horas de sueño y casi la vida.

Eärwen parecía dispuesta a ayudarla, Demian por otro lado estudiaba la escena pendiente de lo que hacían los dos adultos –“Hemos hecho un camino muy largo” – se apresuró a decir Eltrant por precaución antes de que la joven creyese que iban a entrar a por las medicinas directamente –“Seria de gran ayuda que nos dejases descansar unos minutos y, mientras tanto, Eärwen podría comprobar también el estado de tu padre” – sacó los pocos aeros que llevaba consigo y se los entregó todos a la muchacha. –“Si también tuvieses algo de ropa te lo agradecería” – le sabia mal pedir eso, pero al fin y al cabo se iba a internar en el bosque por su padre, ir descamisado por el bosque no hacía sino ralentizarlos.

La joven asintió efusivamente y agarró a Eärwen de un brazo. –“Por aquí” – dijo indicando el camino hasta su casa, realmente estaba preocupada por su familia, la visión de la suya propia apareció fugazmente en su cabeza.

Mientras seguían a la chica Eltrant se acercó a Demian y le tocó el hombro para llamarle la atención. –“Puedes quedarte en el pueblo descansando si quieres” – le dijo sonriendo, Demian era una de las personas más inteligentes que había conocido hasta la fecha, pero físicamente seguía siendo un niño, uno que estaba visiblemente agotado;  él estaba habituado a largas jornadas sin parar de trabajar en cambio, podía permitirse el ir solo. –“Solo tengo que ir a por unas hiervas y volver,  no puede ser tan difícil ¿Verdad?” – preguntó optimista, aunque en el fondo sabía que había las probabilidades de encontrar problemas eran muy elevadas.

El pueblo era pequeño, pero acogedor, la típica villa en la que todos se conocen; por ello varias personas se pararon a contemplar como uno de sus vecinos conducía a unos extraños hasta su casa, por supuesto todos allí sabían que el padre de esa muchacha estaba enfermo, pero nadie tenía el valor o la fuerza suficiente como para ir a por las medicinas que necesitaba.

Siguieron a la muchacha hasta una de las casas al fondo del pueblo y aunque no era especialmente grande, si era ligeramente de mayor tamaño que los demás edificios de la zona. Una vez dentro Eltrant notó el olor a comida recién hecha, la joven desapareció durante unos instantes dejando a los tres viajeros en la puerta, para después volver con una camisa de color oscura y una capa a juego. –“Ten, nosotros tenemos muchas, las hacemos aquí” – dijo sonriendo a Eltrant –“Gracias” – contestó mientras se vestia con ellas rapidamente.

Una vez hecho esto mostró el camino a Eltrant y a Demian hacia el comedor, mientras que ella y Eärwen se fueron por otra puerta.
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Jue Mar 26 2015, 19:08


Sus compañeros parecían debatirse internamente entre 2 fuerzas opuestas, por un lado no parecían dispuestos a decir que no a la muchacha, pero por el otro no parecían estar dispuestos a saltar a la aventura sin más. Todos estaban cansados y los últimos acontecimientos no habían sido del todo amables para ellos.

¿Qué era un hombre enfermo más?, pensó, ¿acaso no hay de esos en todos lados?. Incluso no era tan difícil tomar un barco a Sacrestic Village y allí de seguro encontraría algún mercado de hierbas. Después de todo ella era mayor que él, perfectamente podía movilizarse por sí misma. Los siguió mientras entraban con ella a la casa. Las otras viviendas del lugar no eran más que chozas con apariencia de querer caerse por sí mismas en cualquier momento, pero aquella al menos era un tanto más grande y más firme.


****************

Elizabeth sabía que no era suerte de todos los días encontrarse aventureros en esos parajes, la mayoría tomaba el camino principal y simplemente ignoraba la existencia de ese pacífico y aburrido lugar. Cómo deseaba ella conocer esos parajes de los que hablaban las historias, el castillo del rey de Lunargenta, los misteriosos templos de los dragones, las maravillas sobrenaturales de las Islas Illidenses, pero en cambio debía permanecer allí, bajo la férrea y estricta supervisión de su padre. Antes, cuando su madre aún vivía, gozaba de más libertades, pero desde que ella fuera devorada por lobos salvajes su padre había cambiado. La trataba como a una niña pequeña, siempre atento a si algo le pudiera pasar, siempre vigilándola. Ella sabía que era por su protección, sabía que él temía que corriera la misma suerte de su madre, pero aquello le ahogaba. En cierta manera, muy dentro de sí, aunque incapaz de reconocerlo, sabía que cuando él se había envenenado con esas orugas silvestres había comenzado para ella una aventura.

A pesar de sus deseos, de querer por fin solucionar las cosas por sí misma, lo cierto es que no sabía hacerlo, era una consentida y jamás se atrevería a adentrarse en el bosque en busca de aquella flor, no con Silverfang suelto.

La reputación de Silverfang era terrible, ella había crecido bajo las historias de su crueldad con aquellos que osaban penetrar sus dominios. Era un licántropo de naturaleza salvaje, más conectado con su parte animal que con su lado humano, un viejo lobo con múltiples cicatrices que hace muchos años había, por algún motivo que nadie conocía, decidido alejarse de vivir en grupos y encerrarse en la soledad. Algunos decían que tenía una pena terrible, otros que los suyos lo habían traicionado o simplemente que el resto de los lobos era incapaz de aguantar sus rabietas. Una cosa era cierta, no era un novato, sus garras eran enormes, sus colmillos como el acero y tenía la fuerza de un mastodonte mezclada con la velocidad de un chita.

Entró con la elfa a la habitación donde reposaba su padre, tendido en su cama con una sudación excesiva y un mal aspecto. Sus venas parecían querer estallar en todo su cuerpo y su piel tenía un color amarillento. Sus labios secos parecían sedientos, pero tenía abundante agua a su disposición. En su brazo se apreciaban unas pústulas enormes llenas de pus en torno a lo que parecía una pequeña herida. Las venas en torno a la zona se notaban aún más enormes y oscuras que el resto del cuerpo.

-Un día llegó del campo con esa herida en el brazo, dijo que una oruga enorme lo había mordido, pero que no era nada… esa misma noche le subió fiebre y ya al día siguiente estaba así… de eso han pasado sólo 2 días -explicó a la mujer.

En ese momento notó que el niño entraba a la habitación, pero no le dio importancia.

-Dicen que en el bosque hay una flor capaz de curar cualquier veneno, pero que es muy difícil de encontrar… no puedo dejar a mi padre solo… le dicen Osaris….

-La planta que cura… y mata -terminó la frase el chico, interrumpiéndola. Sacando luego un pequeño frasco de su muñequera y mostrándolo en alto- en este frasquito tengo un potente veneno hecho de esa planta, pero me temo que ya no sirve como antídoto, he escuchado que para eso se necesita hacer otro proceso de tratado, si se lo diera a tu padre moriría en minutos… no tengo más de esa flor conmigo, pero se reconocerla, es blanca y con unas líneas de color fucsia… se que se usa como antídoto, pero no se prepararlo, sólo se hacer el veneno.

La muchacha asintió y tomó una mano del chico.

-Por favor, ayúdenme a encontrarla.

Le llamó la atención la aparente incomodidad del niño ante el contacto humano, que parecía quedar sacar su mano y devolverla junto a sus dagas. Aquello era extraño, los chicos no solían tener problemas con que alguien tomara sus manos, pero no podía forzarle, no si quería que le ayudara.

****************


Un rato después, Demian terminó de buen gusto de comer aquel desabrido estofado de verduras. No podía quejarse, la chica era muy joven para ser una experta cocinera y no había mucho acceso a mercado en ese lugar. Una comida era una comida y él estaba hambriento.

Aún no parecía estar muy convencido de ayudar a la chica, pues sospechaba de que no sería muy seguro meterse al bosque si nadie había querido ayudarla antes que ellos. Si algo le había enseñado Sacrestic es que hay razones por las que la gente evita hacer cosas por otros, es más seguro ocuparse de uno mismo. A pesar de ello, acompañaría a sus compañeros si ellos decidían emprender la aventura. Al menos había podido llenar la barriga. "Si quieren suicidarse, al menos la ayuda de un mago les vendría bien", le había dicho rato antes al hombre cuando le había indicado que se podía quedar en el pueblo, en un tono que mezclaba broma con seriedad.

Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Vie Mar 27 2015, 15:15

La muchacha escuchó con atención las palabras del caballero y asintió con la cabeza, antes de tomar por el brazo a la elfa para guiarla hasta su casa, en la que descansaba el enfermo. Eärwen trató de calmarla por el camino, mientras tiraba de las riendas para que Lluvia las siguiese. La yegua parecía estar también más cómoda en aquel ambiente, tan parecido al del lugar en que se había criado y pasado la mayor parte de su vida, avanzó ligera tras su dueña y no mostró nerviosismo alguno, como solía hacer.

Una vez atada la montura a un poste cercano, la de ojos azules siguió a la chica hasta el interior de su vivienda, que era algo más grande que las demás del poblado. Algunos vecinos detuvieron sus labores para mirarlos sorprendidos, estaba claro que no solían tener visitantes por aquella zona.

La casa era modesta, los muebles de madera parecían antiguos y apenas había cosas, pero tenían lo básico para sobrevivir sin demasiados problemas. Sus compañeros se quedaron en el comedor, mientras la muchacha la guiaba a través de otra puerta para que pudiese echar un vistazo a su padre, cuyo aspecto parecía bastante grave. Se acercó a la cama en la que yacía y examinó con detenimiento los síntomas más visibles, que iban desde labios secos hasta venas hinchadas y unas enormes pústulas en uno de los brazos.

Eärwen escuchó el relato de la chica mientras colocaba una de sus manos cerca de la zona herida, en la que se podía apreciar fácilmente la marca de un mordisco. Intentó usar sus poderes sobre él, pero no podía hacer nada para extraer el veneno que corría por su cuerpo, como mucho le aliviaría un poco la fiebre durante un rato. Prestó más atención cuando mencionó la flor que podía curarlo, ya que el nombre le resultaba familiar pero no había visto nunca una.

El brujo se coló en la habitación para intervenir en la conversación, demostrando el gran conocimiento que tenía sobre aquella planta, la Osaris. De hecho poseía un frasco de veneno hecho a partir de la flor, pero aquel líquido no podría ser usado para curar al enfermo, lo mataría en cuestión de minutos. Al menos Demian podía reconocerla con facilidad, cosa que ayudaría, aunque la de cabellos negros seguía pensando que ponerlo en riesgo de nuevo la haría sentir culpable.

- Tranquila muchacha, haré lo que esté en mi mano para encontrarla. - dijo con tono suave, antes de abandonar la habitación y tomar un plato del estofado que la joven había preparado. Aquel breve descanso tendría que bastar para reponerse, terminó de comer y preguntó a la chica si su yegua podía quedarse allí, ya que los caminos en el corazón del bosque serían cada vez más estrechos y complicados, no era un buen lugar para llevar a un animal de aquel tamaño.

Se levantó de la mesa y miró a sus compañeros, sin saber si estarían dispuestos a ir con ella. - Sé que estamos cansados pero no puedo abandonar a su suerte a ese hombre, partiré de inmediato. - anunció, antes de despedirse de la muchacha y salir de la casa. Tomó todo lo que pudiese necesitar de las alforjas que colgaban de la silla de Lluvia y las acomodó como pudo en su bandolera, donde Nessa empezaba a despertarse y parecía algo inquieta. Tomó la vaina en que descansaba la espada de su familia y la ató a su cinturón, después de todo lo ocurrido en Sacrestic sabía que debía ir lo mejor armada posible.


Última edición por Eärwen el Dom Mar 29 2015, 19:40, editado 1 vez
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Sáb Mar 28 2015, 20:51

Se quedó solo durante unos minutos en el comedor, Eärwen se había ido con la chica, la cual no se había presentado siquiera y Demian poco después, posiblemente cansado de esperar abandonó la estancia.

Ojeó un poco la casa en la que estaban, era modesta, pero acogedora; en cierto modo le recordaba a la granja en la que había pasado su infancia, ni demasiado grande, ni excesivamente pequeña, el tamaño justo para poder vivir en ella cómodamente.

Poco después llegaron los tres al comedor dónde él aguardaba y la muchacha, quien ahora sí se presentó como Elizabeth, preparó un estofado de verduras que Eltrant engulló en el mismo instante en el que la joven depositó el humeante plato de comida frente a él. La muchacha no era gran cocinera y la comida no era gran cosa, pero era comestible y estaba caliente, con eso ya le era suficiente.

Una vez hubieron acabaron de comer, Eärwen se levantó y comunicó a sus compañeros sus intenciones, pretendía ayudar a Elizabeth. A Eltrant no le sorprendió la decisión de la elfa, llevaban poco tiempo juntos pero empezaba a notar un patrón en las decisiones de la mujer, las cuales solían ser en su mayoría desinteresadas. –“Por mí perfecto” – dijo Eltrant levantándose de la silla, sabía que Demian no estaba muy convencido, pero según le había dicho cuando le comunicó que podía quedarse a descansar si lo deseaba, también iría con ellos. -"Te sigo"

Antes de abandonar la casa revisó sus pertenencias, dejó la bolsa con los libros y sus pocas pertenencias en las alforjas de Lluvia,  y cargó solo con su espada, el cuchillo y unas pocas provisiones que guardó en su nueva capa.

Al salir de la vivienda se encontraron con que aún no había anochecido, sin embargo aquello no duraría mucho, el sol descendía de forma lenta pero constante, si no querían ser atrapados por la noche tenían que ser rápidos.

Ahora más descansados y con provisiones avanzaron por el pueblo hacia la linde del bosque a buen ritmo, las personas seguían mirándoles con curiosidad, no obstante, distaba mucho del tipo de curiosidad que los ciudadanos de Sacrestic habían demostrado, estos miraban agradecidos a los viajeros que, aun siendo totalmente desconocidos, se internaban en el bosque para ayudar al padre de Elizabeth.

Una vez llegaron hasta la última casa del pueblo, la que indicaba que se acaba aquel reducto de civilización y comenzaba la naturaleza salvaje, se pararon. –“¿Alguna idea de por dónde empezar a buscar?” – preguntó Eltrant a sus compañeros, por el rabillo del ojo le pareció ver a alguien observándoles desde el interior del bosque, pero la silueta desapareció tan pronto como trató de fijar su mirada en ella.  
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Sáb Mar 28 2015, 21:26



Tal como era de esperarse, sus compañeros aceptaron ayudar a la desdichada muchacha contra toda lógica. Estaban cansados, había forzado sus límites en repetidas ocasiones en los últimos días y apenas habían tenido ocasión de reponer energía. Ni siquiera la comida que acababan de tener había sido precisamente una bomba de energía, sino simplemente verduras cocidas. Necesitaban una comida de verdad y un buen descanso. A pesar de sus dudas, se quedó en silencio. En realidad no sentía desprecio por sus compañeros, tampoco admiración, sino una simple confusión, no sabía exactamente por qué hacían esas cosas, ni de dónde sacaban la voluntad para sacrificarse en repetidas ocasiones por otros.

Elevó su vista. Aún quedaban algunas horas del día, pero ya comenzaba el sol su camino de descenso y una búsqueda en el bosque sería inútil una vez caída la noche. Ninguno gozaba de visión nocturna y la espesura de los árboles bloquearía cualquier ayuda de la luna. Si querían encontrar la mentada flor sólo disponían de un tiempo limitado, lo más sensato era esperar hasta el amanecer del otro día. Aún así se encaminaban para emprender el rumbo, bajo el único argumento de que aquel hombre no podía esperar. No dejaba de ser un argumento importante, pero Demian no estaba convencido.

-Bueno, la flor que buscamos es blanca, con unas líneas de color fucsia y crece en lugares húmedos y… lamentablemente… prefiere rincones ocultos -comenzó a explicar mientras abandonaban el pequeño poblado- no voy a mentir, es muy difícil de pillar y sólo crece en lugares profundos del bosque, entre mucha vegetación, no cerca de caminos ni claros… Ëarwen sabe más de bosques, así que opino que ella debe guiar el camino, pero imagino que tenemos que tener mucho cuidado de no pillarnos con una mordida de las mismas orugas que aquel hombre.

Nada de ello sonaba muy esperanzador, pero ahora era su misión y, tal como estaba entrenado, cuando estaba en una misión no había espacio para quejarse, sino sólo un deber que cumplir, aquello se lo había dejado muy claro su maestro en repetidas ocasiones.

-El veneno de esta planta es muy fácil de preparar, sólo hay que moler los pétalos para sacarle el jugo y listo, pero se que se puede fabricar un antídoto de ella… lamentablemente los libros de los brujos sólo dicen que los elfos sanadores saben hacerlo, pero no cómo -miró a Ëarwen por si ella se encontraba entre ese grupo de conocedores- sinceramente no creo que esa chica tenga los conocimientos de los elfos, así que estará en tus manos preparar el antídoto… los libros también dicen que ese antídoto puede sanar prácticamente cualquier veneno.

Estaba explicando aquello cuando una delgada rama que había corrido con el brazo se devolvió para darle un doloroso azote en la mejilla.

-¡Ouch! -exclamó sobándose la piel, donde una línea rojiza se dibujaba- definitivamente yo y el bosque jamás seremos amigos… no me extrañaría que otra criatura saliera a intentar matarme.


PD: La planta que buscamos es esta: http://aerandir.foroes.org/t2536-osaris-la-planta-que-cura-y-que-mata
Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Dom Mar 29 2015, 20:56

Eltrant decidió de inmediato acompañarla en aquella nueva misión, demostrando que eran un buen hombre dispuesto a ayudar a los demás, cosa que la joven valoraba. El pequeño brujo también quiso ir con ellos, y teniendo en cuenta que de los tres era el único que había visto la flor en cuestión, su presencia sería de gran ayuda. En cuanto los tres estuvieron fuera de la casa, emprendieron el viaje a través del pequeño poblado hasta donde limitaba con el bosque.

La elfa escuchó con atención la descripción de Demian, mientras descartaba mentalmente los lugares que no se ajustaban a las condiciones requeridas. Tendrían que meterse en lo más profundo del bosque, donde la vegetación es más frondosa y la humedad se concentra. Siguió escuchando al muchacho, que hablaba sobre cómo crear el veneno a partir de la flor y que la receta del antídoto solo la conocían los elfos expertos en medicina.

Sintió la presión de inmediato, nunca había visto esa planta ni había trabajado con ella, pero tendría que hallar la forma de fabricar el antídoto. Respiró con lentitud y asintió levemente antes de ponerse a la cabeza del grupo, ella era la más acostumbrada a aquel tipo de parajes y sabía moverse con facilidad entre los árboles, así que les indicaría el camino. Antes de que pudiese ponerse en marcha un quejido hizo que se girase hacia el pequeño, al que una rama le acababa de golpear el rostro.

- Tened cuidado con lo que tocáis, no quisiera toparme con otro dríope enfurecido. - les dijo con voz tranquila, antes de empezar a adentrarse en el bosque. Su única esperanza residía en un libro de medicina élfica, que había dejado en una de las alforjas que colgaban de la silla de Lluvia, cuando volviesen buscaría ahí la receta y haría lo posible por fabricar el antídoto. Caminó con ligereza por entre los árboles, evitando las gruesas raíces que sobresalían y las ramas bajas, mientras escrutaba el suelo con la mirada, para no tropezar con ningún desnivel u hoyo.

La vegetación empezó a volverse más densa conforme avanzaban, claro indicio de que iban en la dirección correcta. - Esperad…- musitó, deteniéndose repentinamente al llegar a un desnivel de varios metros de altura. Frunció el ceño levemente y observó con detenimiento el riachuelo que corría por allí, adivinando de inmediato que venía desde una catarata cuyo caudal cambiaba y crecía bastante durante el año. Las lluvias del invierno habían bajado por allí erosionando el suelo y todo a su paso, con lo que había quedado una especie de pequeño barranco que ahora tendrían que cruzar.

Por suerte el agua en aquella época ya no era mucha, pero el suelo podía ser inestable, así que hizo un gesto a sus compañeros para que se quedasen donde estaban y comenzó a bajar, sujetándose a las raíces de un árbol cercano que habían quedado al descubierto y bajaban por la pared. Apoyó los pies con cuidado al llegar abajo, echó un vistazo y comprobó la firmeza del suelo dando unos pasos hasta situarse en la mitad del hueco, casi por donde corría el pequeño riachuelo.

- Podéis bajar, sujetaos a las raíces y mirad bien dónde os apoyáis. - exclamó para que la oyesen, antes de que un ruido cercano llamase su atención. Giró sobre sus talones y buscó el origen, pero solo alcanzó a ver como unos arbustos se agitaban, casi como si alguien hubiese estado ahí observando y acabase de moverse. Escrutó con la mirada los alrededores y el ruido se repitió aún más cerca de ella, que esta vez pudo ver como una figura oscura se movía tras los arbustos, cambiando de unos a otros. - ¿Qué ha sido eso? - preguntó en un susurro, antes de deslizar la mano hacia atrás en busca de su arco.

Sacó una flecha y tensó la cuerda, sin saber muy bien a dónde apuntar ni qué era lo que había visto, cosa que pronto se rebelaría. Unos enormes ojos la miraron a través de las hojas, brillantes y salvajes como solo podían ser los de una bestia, que los había estado acechando desde que pusieron los pies en sus dominios. La de cabellos negros retrocedió casi hasta la pared, alzando el arco y apuntando directamente en su dirección, pero aquello no pareció asustarlo.

- ¡No bajéis! ¡Aquí hay algo! - gritó, antes de que la criatura profiriese un sonoro rugido y saltase en su dirección, abandonando el cobijo que le daba el bosque.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Alanna Delteria el Lun Mar 30 2015, 09:53

Llevaba un par de días dando vueltas por ahí, des de que que había salido de Ulmer las cosas no habían ido bien, al parecer mi sentido de la orientación era peor de lo que creía y finalmente, había terminado vagando por el espesor de un bosque del oeste. Lancé un suspiro, me había pasado de todo en dos días...

Había tenido que cazar, algo que nunca había hecho, y el tiro me había salido por la culata, así que me había dedicado a comer bayas, casi únicamente, y algún que otro pez que lograba pescar de forma milagrosa en un riachuelo que, en esa temporada, ya estaba prácticamente seco, porque tampoco había encontrado el lago, nunca imagine que sería tan sumamente torpe. También me había caído por un acantilado, pero afortunadamente había logrado no llegar al fondo, las gruesas ramas de los árboles me habían servido de escalera, ahora tenía un par de rasguños, pero había logrado limpiarme en una parte algo más honda del río. Si no lograba volver al camino principal, o encontrar a alguien que pudiera guiarme, temía que ya no podría salir de allí.

Afortunadamente, mi suerte cambió de pronto. un sonido se escuchó algo más allá del claro en el que me encontraba, con un poco de suerte sería una persona. Salí corriendo sin pensar demasiado, y vi que había acerado, una mujer de aspecto hermoso, tensaba una flecha hacia su frente. Me detuve en mitad de mi carrera, pensando si sería bueno llegar por su espalda, no quería asustarla ni que pensase que yo era un peligro, porque, sinceramente, en el estado de cansancio en el que me encontraba, peligro tenía bastante poco, aunque bueno, al menos estaba limpia. suspiré, me aparté el pelo de la cara y me acerqué despacio, pero de poco sirvió mi cuidado, pues no me di cuenta y tropecé con una raíz que estaba alzada. Caí rodando y salí a la fuerza de entre los matorrales. Sentada, me acaricie la cabeza, algo dolorida, ¿qué me pasaba en ese bosque? que yo supiera nunca había sido tan torpe....

- Auch....- me quejé, el peor golpe se lo había llevado el trasero, seguro, pero segurísimo, que más tarde tendría un buen moretón.
Alanna Delteria
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1097
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Lun Mar 30 2015, 17:56

Según se fueron adentrando en el bosque paulatinamente este se volvía más frondoso.  La inexistencia de algo que se pareciese remotamente a un camino, unido a la terrible humedad que había en el interior d la foresta no hacían de aquello un viaje fácil.

Según había dicho Demian, buscaban una flor a la que le gustaba crecer en sitios recónditos y ocultos, una planta que correctamente preparada poda curar cualquier veneno, pero que a su vez poseía una potente toxina a partir de la cual se podía fabricar uno.

No dejó que el hecho de que el muchacho conociese la existencia de la planta le sorprendiese, al fin y al cabo ya sabía para que había sido adiestrado el chico. Miró a Eärwen cuando mencionó que solo unos pocos curanderos elficos eran capaces de fabricar la medicina;  se habían conocido hacia relativamente poco tiempo, pero estaba seguro de que si alguien podía salvar al padre de Elizabeth, esa era ella.

Sonrió al muchacho quien estaba claramente incomodo en aquel entorno – “No te preocupes” – le dijo – “Antes de que te des cuenta estaremos de vuelta en el pueblo, si quieres voy delante y te voy apartando las ramas más gruesas” – entendía el malestar del muchacho perfectamente, pues apenas unas horas antes él se había sentido de la misma manera subido en la embarcación.

Continuaron tras la elfa durante un buen rato, la gracilidad con la que se movía y la forma en la que avanzaba indicaba que Eärwen llevaba muchos años recorriendo bosques; sin que pudiese evitarlo se volvió a preguntar cuántos años tendría la mujer.
No tardaron mucho hasta que su avance fue interrumpido por un desnivel. Eärwen les ordenó que se esperasen mientras ella comprobaba que todo estaba ben, obedeciendo a la de ojos azules el mercenario observó como la elfa baja hasta el fondo del pequeño barranco ayudada por las gruesas raíces de un árbol que creía en el borde del mismo.

Una vez abajó y tras comprobar que todo estaba bien indicó a sus compañeros que podían descender para justo después extraer el arco y apuntar a un punto indeterminado de la espesura. Eltrant frunció el ceño y haciendo caso omiso al aviso que la elfa les daba para que no bajasen se deslizó por una de las raíces para dejarse caer junto a su compañera.

No emergió una bestia, a pesar de todo, de los arbustos. Una vez abajo Eltrant pudo contemplar que lo que había salido de los arbustos no era sino una mujer de aproximadamente su edad. Eltrant suspiró al ver como aquella mujer de expresivos ojos marrones se lamentaba por el golpe que se había dado al salir de los matorrales, al menos no era una bestia con hileras de dientes afilados.

-“Lo siento” – se disculpó con Eärwen, quien estaba a su lado, por haber desoído su advertencia sobre bajar. -"Tenía la sensación de que era otra cosa"

Dicho esto desenvaió su espada de color cobre se acercó a la muchacha que aún en el suelo se acariciaba su espesa cabellera de color marrón dolorida. –“¿Quién eres?” – preguntó serio, realmente dudaba de que aquella chica, quien parecía perdida,  fuese peligrosa; Pero iba armada y estaba sola en mitad del bosque, la sensación de que algo les observaba había sido constante desde que pisaron por primera vez la orilla este del lago y los eventos sucedidos en Sacrestic le estaban obligando a ser extremadamente cauto. –“¿Nos has estado siguiendo?” – preguntó.


Última edición por Eltrant Tale el Mar Mar 31 2015, 02:09, editado 2 veces
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Mar Mar 31 2015, 00:47


Le gustaba demostrar que era capaz de cuidarse por sí mismo, como si hubiera alguien evaluándolo a cada paso que daba, como si su maestro lo mirase de alguna manera, oculto entre las sombras, para saber si era apto para volver al templo. En cierta manera existía la pronabilidad de que así fuese, al fin y al cabo era él quien le había enseñado la técnica para hacerse invisible mediante ilusiones... Era una lástima que ahora que podía hacer él no estuviera para verlo. Desechó este pensamiento, su maestro era alguien muy ocupado como para perder su tiempo mirando lo que hacía ese niño que había expulsado. Al final dejó que Eltrant caminara adelante y con su cuerpo le protegiese de las ramas más molestas. Era extraño, pero curiosamente agradable, que se preocuparan por él.

Sus divagaciones y luchas contra la naturaleza no durarían demasiado, pues Ëarwen avisaba de un eventual peligro que acechaba entre los matorrales. Supo entonces lo que debía hacer. Se cubrió del manto de sus ilusiones hasta desaparecer de la vista. Alguien que le viera de frente a escasa distancia podría descubrir las inconsistencias de su manto con el contorno, apenas sutiles, muy difíciles de percibir si no se sabía dónde y qué buscar. Tenía la sorpresa a su favor, el enemigo tendría su atención puesta en la elfa, no en él. Con una agilidad que le asombró incluso a él descendió por una rama hasta esconderse detrás de unos árboles. ¿En qué momento se había vuelto tan ágil?. Tantos peligros parecían haberle enseñado algunas lecciones.

Ya en el suelo desenvainó sus dagas, que se ocultaron con él en el manto ilusorio, y se dispuso a la tarea que tenía en mente. "Soy una sombra, soy la brisa, invisible e imperceptible, no existo, no estoy, soy como un recuerdo que se lleva el viento", se repitió en su cabeza como si se tratase de un mantra sagrado. Su visión pareció limitarse, el contexto desaparecer, el universo se limitaba a su presencia y la de su presa, nada más, nadie más. La podía sentir haciendo ruidos tras los matorrales, la vio emerger agresiva en un movimiento rápido y golpear el suelo con violencia, intimidando con su fuerza. Era un objetivo hostil, pero aún no parecía percatarse de su presencia.

Por un segundo pudo saborear la sangre en anticipación, ansioso por clavar su acero en la carne enemiga, para eso había nacido, ese era su propósito, su lugar en la vida. Sus dagas eran parte de su ser y se preparaban para dar un mordisco fatal, ya casi estaba sobre ella, casi podía olfatearle. Entonces la voz de Eltrant lo trajo de vuelta a la realidad.

El que antes era un asesino envuelto en un manto mágico de invisibilidad ahora aparecía completamente visible, con sus dagas a sus costados desprovistas de todo empeño de cobrar sangre, su mirada vacía era reemplazada por los ojos inocentes de un niño confundido que apenas se preparaba para la pubertad. La chica había tropezado, no era un ataque ni una intimidación, sino un mero accidente.

-Emmm... Lo que dijo él... ¿Quién eres? -dijo con voz algo boba, aún en proceso de retirar de su mente todo el deseo asesino que le había llenado momentos antes para darse a la tarea de aquellas labores infinitamente más complejas que usar el acero, las de conversar y conocer a alguien. Con Eltrant había sido fácil, ya que estaban juntos en una misma misión cuando se conocieron, pero aún recordaba cómo había metido la pata hasta el fondo cuando conoció a Ëarwen al llamarla enemiga y mencionar que había tenido la idea de rajarle el vientre justo luego de que ella le salvara la vida.

Forzó una sonrisa claramente boba y poco natural y levantó una mano, aún con la daga entre los dedos, a modo de saludo.
Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Mar Mar 31 2015, 14:49

Un enorme lobo de aspecto feroz atravesó la maleza, deteniéndose antes de entrar en la zona despejada, donde todos podrían verlo sin dificultad. Abrió las fauces y mostró a la elfa sus afilados dientes, como si de una amenaza se tratara, intentando ahuyentarla para que abandonase su territorio junto con los demás. La bestia gruñó y tensó su cuerpo para saltar hacia ella, pero un nuevo ruido proveniente de otros matorrales la detuvo, olfateó el aire y desapareció entre los arbustos tan rápido como había venido.

Eärwen mantuvo tenso el arco, apuntando en la dirección por la que se había marchado, nerviosa y algo desconfiada. No apartó la vista de allí hasta que escuchó la voz de Eltrant, que había hecho caso omiso a su advertencia y había bajado hasta situarse a su lado. Solo entonces la de ojos azules reparó en la presencia de una joven, que parecía haber tropezado y ahora se hallaba sentada cerca de ellos. El brujo también se encontraba allí, con ambas dagas en sus manos y listo para un ataque, aunque pronto relajó su postura y se acercó a la recién llegada.

La elfa escrutó con la mirada los alrededores una vez más, antes de avanzar hacia ellos y tender una mano a la desconocida, que se frotaba la cabeza tras el tropiezo. La ayudó a levantarse y volvió a sujetar su arma con rapidez, al parecer sus compañeros no habían escuchado a la bestia ni tampoco la habían visto, solo pensaban que sus palabras anteriores tenían que ver con la aparición de la joven.

- ¿Te encuentras bien? - preguntó intentando sonar amable, cosa que le resultaba algo más complicado por la tensión de su cuerpo. Aguzó el oído por si volvía a escuchar los arbustos, pero o bien el lobo se había marchado, o los estaba observando sin moverse desde algún punto de la espesura. La de cabellos negros intentó tranquilizarse, pensó para sí que la presencia de aquellos animales en ese bosque era de lo más normal, eran sus tierras. Sin embargo, no era aquello lo que la había puesto nerviosa, sino la agresividad que le había transmitido, junto con aquella mirada salvaje, peligrosa.

- No podemos quedarnos aquí, hay que darse prisa. - añadió hacia sus compañeros con tono apremiante, aunque probablemente no entenderían el motivo de sus palabras. Volvió a revisar los alrededores con la mirada, buscando cualquier pista de por dónde se habría ido la bestia. - Cuando dije que había algo aquí no me refería a ella. - dijo con seriedad, para que tanto Eltrant como Demian entendiesen su actitud y se pusieran en guardia. El grupo debía seguir su camino, y quizá la mejor idea por el momento era llevarse consigo a la muchacha, para no dejarla sola ante aquel animal, que no dudaría en atacar si se le presentaba la ocasión.


Última edición por Eärwen el Miér Abr 01 2015, 23:33, editado 1 vez
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Alanna Delteria el Mar Mar 31 2015, 15:19

Con el tropezón parece que asusté a algo, desde el suelo vi correr a un enorme lobo, que se adentró en la espesura del bosque, al menos mi torpeza había servido de algo, creo. La joven hermosa, que ahora comprobaba, era una elfa, me ayudo a levantarme del suelo. Acepte su mano, que intentó tenderme con amabilidad, a pesar de la tensión por el ataque del lobo:

- ¿Te encuentras bien?- respondí con un simple asentimiento a la pregunta de la chica, me intimidaba un poco, pero parecía amable.
- Lo siento, tenía la sensación de que era otra cosa- se excuso un chico, de más o menos mi edad, que acababa de llegar.- ¿Quien eres tu? ¿Nos has estado siguiendo?.
- Emmm... lo que dijo él ¿Quien eres?- me repitió la pregunta un niño que se acercaba con dagas en las manos.

Me entristeció esa visión, después de mis vivencias entendí que los niños no debían luchar, debían ser niños, cuando vi los ojos del chiquillo, tan maduros para su edad, vi un poco de mi misma cuando tenía su edad y le sonreí mientras la mujer de cabello negro les explicaba que su advertencia no había sido por mi presencia, sino por la del animal.

El lugar quedó en silencio mientras pensaba como explicarles mi llegada, era tan tonta que muy posiblemente no me creerían, o no se si sería mejor o peor, se reirían de mi. Di un suspiro y mientras me apartaba el pelo de la cara, mirando a otro lado, avergonzada por ser tan torpe aun a mi edad, les intenté explicar:

- No os estaba siguiendo, lo cierto es que llegué a este bosque hace dos días, salí de Ulmer y decidí acortar por aquí, pensando que llegaría antes al siguiente pueblo, pero me equivoqué, parece que mi sentido de la orientación a empeorado con el paso del tiempo, y acabé perdida- di un suspiro y hice un gesto de exasperación, conmigo misma, alzando los hombros y estirando los brazos- Mi nombre es Alanna, Alanna Delteria. Siento haber interrumpido vuestro camino, pero me alegro de ver a gente, por fin.- les sonreí- El bosque es más peligroso que la granja en la que viví o la ciudad en la que me crié, no estoy acostumbrada a este ambiente, supongo....- decidí callarme, empezaba a hablar sin sentido.

Me mordí el labio esperando una respuesta, un veredicto, o.... no se, me sentía incomoda, como si me escrutasen, Y los nervios hacían que hablase sin parar, otra de mis cualidades, supongo, de normal era algo torpe, pero ahora encima estaba cansada, y el alivio de ver a más personas por allí hizo que me relajase hasta el punto de hacer esa patética entrada... puse mis manos a la espalda y las junté para juguetear con los dedos, no sabía donde mirar. El sol, claro como no había estado en esos días, se colaba entre las hojas de los árboles y daba un aire de magia a ese bosque, en el tiempo que había pasado allí había estado demasiado ocupada en intentar salir y en encontrar comida como para darme cuenta de esas cosas, afortunadamente había encontrado algunas plantas venenosas, y había hecho con ellas un par de bebidas que daban energía. Porque hacía años, cuando aun vivía mi madre, había aprendido que lo que para unos es veneno, para otros es vida, y aunque no podía preparar cosas demasiado complicadas, si sabía bastante de teoría y cosas básicas en práctica.

Mis pensamientos derivaban con los nervios, intenté volver a centrarme, no era momento de pensar en el pasado, delante mía había personas, que no parecían peligrosas y me daban una impresión amable, pero nunca se sabía. Por fin me enfrenté a sus miradas, mordiéndome el labio, no les había pedido ayuda, incluso me sabía mal hacerlo, pero esperaba que me la ofreciesen, a cambio yo haría otro tanto, les ayudaría en todo lo que pudiera y más. Entre mis pensamientos se colaron las palabras que la elfa había dicho antes y habían sido cortadas por mis explicaciones:

- No podemos quedarnos aquí, hay que darse prisa- Era cierto, si el lobo seguía cerca era peligroso quedarse en ese sitio.
- ¿Dónde... dónde pensabais ir? llevo aquí un par de días y no se ir a mucho sitios pero hay un claro aquí cerca, esta al lado de un riachuelo... y creo... creo que sabría llegar- propuse sin saber si hacía bien o no, no solo porque lo rechazasen, sino porque no estaba segura de poder guiarles con el nefasto sentido de la orientación que me había demostrado a mi misma.

-
Alanna Delteria
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1097
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Miér Abr 01 2015, 00:53

No se percató de que Demian estaba su lado hasta que oyó su voz preguntar lo mismo que él, la velocidad y la discreción del muchacho le seguían sorprendiendo, pues sin hacer ruido alguno había descendido desde lo alto de barranco preparado para asestar un golpe mortal a la bestia que había avistado Eärwen.

La joven, que se incorporó con la ayuda de Eärwen, tendría aproximadamente su edad, se presentó como Alanna Delteria y al parecer se había perdido en el bosque. –“¿Delteria?”- Eltrant encontró el apellido de algún modo familiar, sabía que lo había escuchado hacía mucho tiempo atrás, cuando no tenía más de diez años; quizás fue en una de las tranquilas noches de verano en las que toda la familia se relajaba en el porche de la granja , quizás en boca de su padre hablando sobre uno de sus socios, o incluso podía haberlo mencionado su madre, quien a diferencia de su robusto y desconfiado padre acostumbraba a entablar fuertes amistades con las granjas vecinas que iban más allá de lo comercial.

Miró fijamente a la joven que tenía frente a él, quien seguía esperando el veredicto del grupo, no parecía realmente agresiva y si de verdad estaba perdida su conciencia no le iba a permitir el abandonarla en mitad del bosque.

En ese mismo momento Eärwen les advirtió muy seria de que no era Alanna por lo que les había avisado, una bestia de colmillos afilados como cuchillas había tratado de atacarla, Eltrant se disculpó con la elfa por no haberse percatado del animal, Eärwen tenía razón, si algo tan peligroso rondaba a su alrededor tenían que darse prisa.

-“No creo que sea seguro que se quede sola con esa bestia rondando los alrededores”- le dijo Eltrant a sus compañeros.

El tono de seriedad de Eärwen le indicó que no era buena idea volver a envainar la espada, agarrándola firmemente por la empuñadura, dejó reposar la herrumbrosa hoja del arma sobre su hombro, de ese modo si se encontraban con la bestia la tendría a mano.

-“Eltrant Tale” – le dijo sonriendo a la recién llegada como toda presentación, hecho esto se volvió de nuevo hacia la de ojos azules. –“Te sigo, señora de los bosques” –  bromeó con una sonrisa tratando de aliviar la tensión de la elfa quien claramente estaba muy preocupada por lo que acababa de pasar. –“Cuanto antes encontremos esa flor, antes saldremos del territorio de esa cosa”- añadió, esta vez con tono afable, por si el comentario anterior solo había empeorado la situación.

Comprendía, sin embargo, el hecho de que Eärwen estuviese tan seria, aquel animal se había encargado de sorprender a una elfa en su propio entorno y por lo que había dicho Eärwen era bastante agresivo.  Todo esto unido a las siluetas que habían “visto” observándoles desde la espesura solo le hacía pensar en un único tipo de cazador que podía haber por aquellos lares.

En las pruebas de Ulmer había conocido y hablado con un gran número de hombres lobo, incluso había participado en pruebas contra ellos. Le habían parecido personas bastante civilizadas y si no fuese por el hecho de que en muchas ocasiones le habían dicho claramente “Esa persona es un hombre lobo” nunca se habría percatado de que quien tenia frente a él lo era, por otro lado no había visto a ninguno en su forma de lobo, así que no sabía que pensar sobre la bestia que decía haber visto Eärwen, podía ser un simple animal.

-“¿Necesitamos adentrarnos mucho más para encontrar la flor?” – le preguntó a Demian mientras escudriñaba el bosque a su alrededor, sabía que aquello le iba a servir de poco, si alguien detectaba a lo que fuese que les estaba siguiendo, esa seria Eärwen.
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Miér Abr 01 2015, 02:16


Demian dio un suspiro mientras guardaba sus dagas, utilizar aquella técnica de invisibilidad era una magia compleja y requería de energía. Apenas llevaba unos días siendo capaz de realizarla y la acababa de desperdiciar. La conservación de la energía era una necesidad que había aprendido que era importante en esos últimos días donde había debido luchar y huir con escaso alimento y descanso.

Puso oído a las afirmaciones sobre un lobo. Había estado tan concentrado en su potencial víctima que había ignorado todo lo otro que ocurría a su alrededor, como un halcón que fija sus ojos en su presa. No había visto ningún lobo, pero al parecer había estado allí, cerca suyo, a un alcance suficiente para despedazarle si hubiera querido. Había sido un total descuido y debía aprender a no cometer el mismo error otra vez. Miró hacia todos lados, pero ya no había señal de la criatura.

Sus compañeros aceptaban en ese momento a la chica que se había caído y él no le dio mayores vueltas. Al menos parecía ir armada y si había llegado hasta allí seguro no era una indefensa, aún considerando su inusual entrada. De momento el principal objetivo era encontrar la flor y un par de ojos extras podían ser de ayuda. Aún así de momento no parecía especialmente interesado en conocerla.

Cuando Eltrant le preguntó sobre la ubicación de la flor no supo contestar con total certeza, sabía que era rara de pillar y que prefería lugares húmedos y profundos, pero no podía estimar con precisión su ubicación.

-No lo se -confesó- puede estar cerca o lejos, pero al menos parece que esto es bastante húmedo y frondoso, quizás haya alguna cerca… busquen lugares donde se junte humedad y sombra, como cuevas o matorrales.

Retomó las labores de observar el entorno, atento a si veía señales de la flor. La tarde avanzaba y les convenía encontrar pronto su objetivo y volver cuanto antes al poblado.

****************

Humanos, sucios humanos. Osaban meterse en sus dominios y contaminarlo todo con su aroma. No quería a nadie, fuera de la raza que fuera, para él todos eran humanos. Elfos, brujos, vampiros… ninguno era bienvenido, nadie capaz de hablar debía entrar en su territorio, era su lugar sagrado, era donde tenía su morada su amada Catalina, nadie debía perturbarla.

Se había dispuesto a destrozar a aquellos invasores como a tantos otros que osaban penetrar en sus dominios. Podía oler su desagradable aroma, podía casi saborear su carne, pero entonces algo le asustó. Una humana cayó de manera ruidosa y sorpresiva. ¿Le había visto?, ¿se preparaba para luchar?. No sólo eso, también aparecía una figura armada de la nada, como si se materializara en el aire, portando afilados cuchillos. No le había visto, ¿de dónde había salido?, ¿había aún más sucios humanos por allí?. No lo pensó ni por un segundo, era una máquina de matar, pero no había sobrevivido tantos años haciendo estupideces, se retiraría de momento para buscar una mejor ocasión para despedazarles, pero una cosa era segura, no saldrían con vida de ese lugar, no de su territorio.

La rabia le hizo buscar consuelo en su amada. Oh, Catalina, la criatura más bella que jamás había pisado la tierra, su amor y sustento. Ella dormía en una cueva adornada por flores, un altar para su sueño. Él se aseguraba de siempre tener su morada adornada, fragante del aroma del polen y los pétalos, fresca.

Entró lentamente, no quería perturbar su descanso. Ella siempre dormía, eternamente hermosa, con su piel blanca y sus labios rojos, con su pecho subiendo y bajando en una lenta y atrayente armonía. Ah, ¿cuándo despertaría?, él sería paciente, su amada no podía dormir por siempre, algún día abriría sus ojos y entonces le agradecería su paciencia y lo recibiría con un beso. Él había sido fiel, él estaría a su lado cuando ella despertara de su largo sueño. Depositó a sus pies una nueva flor que había arrancado del camino, una flor blanca de franjas fucsia.

Volvió a adquirir su forma de lobo, la forma de humano sólo la usaba para cuidar de la cueva, pero en el exterior era Silverfang. Abandonó el lugar presuroso, tenía humanos de que encargarse, había invasores en su territorio, demasiado cerca de la cueva de Catalina. Tras de sí unas cuencas vacías observaban, un esqueleto adornado con flores, cubierto de una seca y descompuesta piel y un viejo vestido podrido. Aquella mujer llevaba muerta varios años.

Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Miér Abr 01 2015, 23:32

La recién llegada guardó silencio durante unos momentos, antes de negar que los estuviera siguiendo, para explicarles casi de inmediato cómo había llegado hasta allí. Por lo que decía estaba perdida, había abandonado Ulmer y al decidir tomar un atajo para llegar al próximo pueblo cercano su sentido de la orientación le había fallado. El hecho de que los encontrara en su camino había sido de lo más fortuito, aunque la joven se alegraba de verlos, después de dos días vagando por los bosques en solitario.

Se presentó como Alanna y al poco preguntó hacia dónde se dirigían, añadiendo que conocía un claro no muy lejano y que podría guiarlos hasta allí si ese era su destino. La joven parecía algo nerviosa, se mordía el labio y evitaba sus miradas, casi como la estuvieran sometiendo a juicio. Eärwen intentó dedicarle una sonrisa amable para que se tranquilizara, mientras su compañero tomaba la palabra para decir lo que ella ya pensaba, que no sería sensato dejarla sola con aquella bestia rondando el lugar.

Eltrant se presentó y bromeó para distender el ambiente, todos debían darse prisa en encontrar la Osaris, antes de que al lobo se le ocurriese volver para atacarlos. - El claro no tiene las condiciones que buscamos, pero gracias por tratar de ayudar Alanna. - dijo, girando el rostro hacia ella. - Por el momento será mejor que vengas con nosotros, y a juzgar por tus armas supongo que sabrás defenderte de ser necesario. - añadió, antes de escuchar el breve intercambio de palabras entre sus compañeros, sobre la situación de la flor que buscaban.

- También podría encontrarse en la espesura, pero la idea de las cuevas me parece sin duda la más probable, deberíamos empezar por ahí. - avanzó hacia la línea de arbustos y echó un vistazo, buscando posibles cavernas entre las rocas. Atisbó unas cuantas no muy lejos de donde se encontraban, de tamaño no muy grande pero suficiente al menos para que pudiesen entrar, aunque siempre cabía la posibilidad de que se fuesen estrechando conforme se adentrasen en ellas.

- Mirad allí, creo que es un buen lugar para buscar. - anunció a los demás, al tiempo que les hacía un gesto para que se acercasen. Las entradas de las cuevas estaban rodeadas por densos matorrales y algunas plantas trepadoras, que subían por la roca y rodeaban los bordes de la misma, lo que ayudaba a que pudiesen verlas, o al menos para ella resultaba fácil, aunque sus ojos ya estaban acostumbrados a esos parajes.

La elfa aguzó el oído y contuvo la respiración por unos segundos, atenta a cualquier sonido con el que pudiese comprobar si la bestia seguía allí o se había marchado. Los pájaros volvían a cantar con normalidad, rompiendo el típico silencio que se creaba cuando un animal los espantaba, así que supuso que el lobo se había ido, cosa que no quitaba que pudiese volver en cualquier momento.

Se puso en marcha de inmediato, buscando la ruta más segura para avanzar a través de la maleza, con el arco tensado y la flecha preparada, por si acaso. Pero a medida que se acercaba a las cuevas el camino se volvía más complicado, por la densidad de arbustos y la humedad del ambiente, que podía llegar a agobiarlos al juntarse con el calor. Cambió de arma para blandir la ligera espada de su familia, con la que podía ayudarse para apartar ramas y abrirse camino, hasta que por fin consiguió llegar a donde quería, al pie de aquella especie de pared de roca en la que se encontraban las cavernas que había visto.

Secó el sudor de su frente y contó mentalmente cuantas había, ignorando aquellas cuyo tamaño fuese demasiado pequeño para poder revisarlas, con lo que finalmente quedaron media docena de posibles grutas a examinar. El sol avanzaba en el cielo, reduciendo el tiempo que tenían para encontrar la flor antes de que la noche se les echase encima, con los peligros que eso conllevaría.

- ¿Qué opináis? Son varias y no contamos con el tiempo de nuestro lado, pero separar el grupo no me parece una buena idea, no con ese lobo suelto por aquí. - la intranquilidad podía notarse en su voz, después de todo lo que les había pasado en los últimos días lo único que quería era terminar ese encargo y volver al poblado, dejarse caer en una cama y dormir toda la noche, hasta que hubiese recuperado sus fuerzas.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Alanna Delteria el Jue Abr 02 2015, 00:36

El chico rubio se presentó con amabilidad y bromeó para relajar el ambiente, Eltrant Tale, dijo llamarse. Mi sorpresa fue difícil de ocultar, ese nombre me sonaba muchísimo. Lo miré más atentamente y me relajé de inmediato:

- ¿Eltrant?¿En serio eres tu? si, debes ser tu, tienes los mismos ojos que cuando eramos pequeños. ¿No me recuerdas? De pequeños jugábamos juntos a menudo, mi madre era la partera, ¿recuerdas?.- Pero era cierto, tenían prisa, no quería ser una molestia y no era momento para hablar del pasado.
-  Por el momento será mejor que vengas con nosotros, y a juzgar por tus armas supongo que sabrás defenderte de ser necesario.- confirmó la elfa la invitación de Eltrant.
- Os lo agradezco, a cambio dejad que ponga mis armas a vuestra disposición, es lo mínimo que puedo hacer, no es que sea muy fuerte, pero soy ágil y tal vez os venga bien.- sonreí agradeciéndoles su ayuda.
- ¿Necesitamos adentrarnos mucho para encontrar la flor?- preguntó el chico rubio.
-No lo se, puede estar cerca o lejos, pero al menos parece que esto es bastante húmedo y frondoso, quizás haya alguna cerca… busquen lugares donde se junte humedad y sombra, como cuevas o matorrales.- respondió el chiquillo, que parecía el más informado.
- También podría encontrarse en la espesura, pero la idea de las cuevas me parece sin duda la más probable, deberíamos empezar por ahí.- contestó la mujer morena.
- ¿Acaso buscáis una Osaris?- pregunté mientras iniciábamos la marcha hacia el espesor del bosque, en busca de unas cuevas- ¿Hay alguien enfermo?- me preocupaba, como guardia, aunque retirada, mi obligación era socorrer al necesitado, esas normas no se aprenden y se olvidan cuando se termina el servicio, esas normas son parte de todos los guardias de Lunargenta, en activo o no.

Avanzamos entre la maleza, esquivando arbustos, plantas venenosas, y árboles. La hierba comenzaba a ser más baja, había grandes pisadas de un animal gigantesco por ese lugar... algo me empezaba a dar mala espina, pero tal vez me equivocaba, y mi estadía en el bosque me había provocado cierta paranoia. La chica abrió un último arbusto y nos avisó de su avistamiento, unas cavernas algo más allá de nuestra posición.
Nos acercamos a ellas despacio abriéndonos paso por la espesura, podría haber sacado mis dagas, para cortar las ramas que se metían en nuestro camino, pero algo me decía que no era seguro dejar ese tipo de rastros. lancé un pequeño suspiro, el no haber dormido a penas en dos días me empezaba a pasar factura. Logramos salir y llegar a una alta pared llena de enredaderas, el sol comenzaría pronto a esconderse, y había mucho lugares donde buscar. No sabia si tenía el derecho de opinar, pero tomé aire y me decidí a hablar:

- ¿La persona para quien buscáis la flor esta muy grave?- pregunté dando un sorbo de mi preparado- si puede soportar un día más pienso que sería mejor acampar, de momento, el sol esta por ponerse, y hay muchas cuevas en las que buscar, eso contando que no estén habitadas con animales o licantropos... no es seguro adentrarse en ese tipo de lugares a lo loco y sin luz. Además, algo les pasa últimamente a los lican, están extraños, furiosos.... Además, parecéis cansados, debéis llevar todo el día andando sin parar, y ni siquiera habéis tomado agua desde que nos encontramos.- yo si había dado un par de tragos de mi bebida energética de vayas- No obstante, si es muy urgente, seré la primera en ir a donde me digáis. Solo es una opinión, pero yo aquí solo estoy de ayuda, acataré lo que decidáis.-

¿Habría hecho mal? No quería parecer entrometida o maleducada, encima que me hacía el favor de aceptarme y hacerme de guías, yo me entrometía en sus asuntos, pero me parecían seriamente agotados, si hubiese algún peligro dentro de esas cuevas no sería fácil salir indemnes, el descanso les iría bien, nos iría bien a todos. En ese lugar los árboles eran lo bastante altos como para que las bestias no llegasen, y lo suficientemente bajos como para que nosotros pudiésemos salir, si algo había aprendido esos dos días, era que en ese lugar era más seguro descansar en las alturas y no encender hogueras.
Alanna Delteria
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1097
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Jue Abr 02 2015, 01:39

Eltrant arqueó una ceja ante las palabras de Alanna, era cierto que le sonaba su apellido, pero no conseguía recordar nada de lo que le había dicho.  De todos modos llevaba demasiado tiempo sin descansar, por lo que estaba seguro de que su memoria en aquel momento no era la mejor del mundo, si tuviese un espejo cerca podría empezar a apreciar las profundas ojeras que empezaban a formarse bajo sus ojos, una vez hubiese encontrado la flor y sanado al hombre le preguntaría con más detalle que significaba todo aquello.  

De nuevo con Eärwen a la cabeza desecharon el buscar entre los matorrales y se encaminaron hacia una cueva que la elfa había divisado en la distancia, la flor debía de estar por allí cerca, pues el follaje y la humedad hacían del trayecto que estaban realizando realmente angustioso, el lugar idóneo para que creciese la Osiris.

Al final el grupo se había decidido por no dejar sola a Alanna, por lo que la recién llegada también se había unido a la búsqueda de la flor y si era lo suficientemente diestra con las armas que portaba, sería de gran ayuda si la bestia que había visto Eärwen se decidía por atacar una vez más.

Tanto él como Eärwen iban preparados para lo peor, él seguía caminando con la espada desenvainada en la mano, la elfa en cambio había preparado una flecha en el arco, lista para acabar con la primera bestia que tratase de atacar al grupo, cosa que cambió cuando la natura se volvió aún más agobiante pues la elfa desenvaino su propia espada para abrirse camino entre las plantas.

Cuando llegaron al lugar que la elfa había divisado desde lejos se encontraron con que no había una sola cueva, sino un conjunto de ellas, demasiadas para revisarlas una por una antes de que anocheciese. Alanna, preocupada por sus nuevos compañeros, indicó que podían pasar la noche ahí, descansar y reemprender la búsqueda a la mañana siguiente, siempre que la persona que estuviese enferma tuviese el tiempo suficiente; Eltrant se preguntó qué aspecto tendrían a ojos de un desconocido para que con pasar con ellos tan poco tiempo se pudiese apreciar lo cansados que estaban.

El mercenario sin embargo negó con la cabeza y sonrió a Alanna –"No creo que sea lo más prudente, de noche, en mitad del bosque…” – miró a su alrededor agudizando el oído, pero solo escuchó canto de los pájaros –“Estaríamos muy desprotegidos contra posibles depredadores.” – Un ligero escalofrío recorrió su espalda al recordar la noche anterior, en la que los vampiros de Sacrestic habían estado a punto de acabar con sus vidas, so se equivocaba, sin embargo, al pensar que todos necesitaban un descanso.

Estudió las cuevas desde dónde estaban, media docena de ellas… todas parecían ser idénticas, cubiertas con enredaderas la mayor parte de aquellos lugares llevarían vacíos años.

Al mirar la cueva el fugaz recuerdo de su primera noche fuera de casa surcó su mente, a mitad de camino hacia Lunargenta se perdió en mitad de un bosque en plena tormenta y uso una cueva como refugio provisional; fue a la mañana siguiente cuando encontró la espada que ahora llevaba en la mano abandonada en mitad del bosque.

Las cuevas seguían siendo demasiadas para revisarlas todas individualmente, pero por otro lado estaban lo suficientemente juntas como para que pasar de una a otra fuese fácil, con un poco de suerte incluso estarían conectadas entre ellas. –“Yo tampoco creo que sea buena idea separar al grupo… ” – volvió a contemplar las cuevas –“Pero no se que más opciones tenemos si queremos revisarlas todas antes de que anochezca.” – dijo, sin embargo su mirada se posó en Demian, quien llevaba callado todo el trayecto hacia las cuevas, sabiendo que era muchacho quien iba a decidir el curso de acción del grupo.
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 731
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Demian el Jue Abr 02 2015, 02:45


El viejo lobo salió nuevamente en busca de los invasores. Le habían sorprendido y desconcertado, pero su amada necesitaba protección y él era el terror de aquella zona del bosque. Sus pensamientos se fueron a tiempos pasados, cuando su amada Catalina calló enferma luego de tocar aquellas orugas. Ella era una licántropo fuerte y audaz y sin embargo unas simples orugas habían marcado su destino. Había tardado apenas 3 días en aquella horrible enfermedad, su piel marcada por las pústulas y la resequedad. Al final había caído en un profundo sueño del que aún no despertaba. Sus cercanos le decían que la dejara, que ya estaba muerta. Insensatos, asesinos, ¿cómo osaban decir tales cosas?, Catalina estaba con vida, sólo dormía, y era su tarea custodiar su sueño. Al final hasta los mismos lobos le habían dado la espalda, llamándolo un loco. ¿Por qué tardaba tanto Catalina en despertar?.

¿Dónde se habían metido aquellos invasores?, se preguntó al llegar a la zona donde los había encontrado antes. Ya se habían marchado, pero no sería difícil seguir su rastro. Pronto descubrió el camino que habían tomado y entonces su corazón se agitó, ¡eran asesinos que iban por Catalina!. No tenía tiempo que perder.

****************


Al parecer Eltrant y aquella mujer se conocían y eran viejos amigos, con historia en común que se remontaba a sus infancias. El chico se mantuvo ligeramente retrasado de la marcha de sus compañeros. Ëarwen iba a la cabeza y Eltrant había encontrado una amiga, él en cambio no parecía ajustarse a las acciones de sus compañeros. Siempre había sido un chico solitario, no tenía amigos y solía jugar solo cuando era más pequeño. ¿Por qué entonces le molestaba que sus compañeros estuviesen ocupados?.

Aquellos sentimientos no tenían sentido, él no tenía amigos ni familia, la única persona que se había preocupado por él le había expulsado de su lado hacía casi un año. No necesitaba a otras personas, no necesitaba a nadie… Mentiras, sabía que había disfrutado la compañía de aquellos compañeros y que le dolía saber que pronto se separaría de al menos uno de ellos, pero su inmadurez emocional le impedía aceptarlo y le hacía buscar excusas para su rabia.

-¡Maldita flor! -exclamó- parece que se esconde de nosotros.

Cuando la chica comentó sobre quedarse a acampar en ese lugar meneó la cabeza en señal de reprobación.

-Como dijo Eltrant, sería una tontería quedarnos acá con la bestia que vio Ëarwen suelta -dijo de en un tono inusualmente agresivo en comparación a su estilo calmado y voz suave para hablar que solía usar- sería como invitarle a que nos devorara.

La duda en las palabras de Eltrant, sumado a la mirada que le dio, le dieron a entender que nuevamente debía tomar una posición de más iniciativa, en vez de sólo seguir el camino que trazaban los adultos. No sabía muy bien por dónde empezar, ni qué lugar sería más o menos peligroso, pero debía hacer algo, los ojos estaban puestos en él. Se acercó entonces a las cuevas y se detuvo a contemplar las opciones. Un aroma hizo que se detuviera y cerrara los ojos.

Podía sentirlo, era suave, pero claramente distinto a los olores que abundaban en el bosque. Había una especie de dulzor en el aroma, algo atrayente que no alcanzaba a distinguir con total claridad. Cerró los ojos y se dejó llevar, siguiendo su nariz hasta que el aroma se sintió más y más intenso. Finalmente quedó frente a una cueva que claramente era la fuente del olor. No tardó en darse cuenta de la razón de este estímulo.

La cueva que se extendía frente a él estaba repleta de flores. Algunas más antiguas y resecas, otras frescas y con señales de haber sido cortadas de manera reciente. Todo el lugar estaba cubierto de flores, una inmensa colección. Se adentró en la cueva mirando a su alrededor, prendido del aroma. No era muy larga, convirtiéndose más bien en una gruta que una cueva, pero se hacía así mismo más y más oscuro.

Extendió entonces su mano y de ella se desprendió una esfera luminosa producto de su magia ilusoria. Dejó escapar una exclamación de asombro al notar la enorme cantidad de flores que había allí, desplazando la esfera para contemplar todo lo que le rodeaba, entonces su exclamación cambió.

-¿Qué demonios? -dijo en un grito cuando su mirada se topó con unas cuencas vacías que parecían mirarle desde un esqueleto viejo y mohoso, adornado con lo que alguna vez hubiera sido un hermoso vestido blanco.

Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1125
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Eärwen el Jue Abr 02 2015, 10:36

Al parecer Alanna sabía algo de la planta que buscaban, o al menos conocía sus efectos ya que pronto preguntó si había algún enfermo. La elfa recordó el estado de aquel pobre hombre, no le quedaba mucho tiempo así que debían darse prisa en encontrar la flor y volver al poblado para fabricar el antídoto. - No creo que pueda aguantar otro día más sin recibir la cura, y este no es el mejor lugar para quedarse, el lobo podría volver en cualquier momento. - respondió ante su sugerencia, después de escuchar la opinión de sus compañeros, que pensaban lo mismo.

Demian parecía algo molesto, quizá por estar fuera de su elemento o por otro motivo que desconocía, pero la de cabellos negros no pasó por alto la repentina agresividad en su tono, se preocupaba por el muchacho. El brujo se detuvo ante las cuevas y aspiró el aroma proveniente de ellas, buscando alguno que pudiese guiarlos hasta la Osaris. Pronto se decantó por una de ellas y comenzó a internarse en la gruta, la elfa fue tras él y se mantuvo cerca, por si surgía cualquier problema.

Se sorprendió al notar el olor de las flores, que se amontonaban por toda la caverna, como si alguien las cortase y las llevase allí por alguna extraña razón. Gracias a la esfera luminosa creada por el pequeño pudieron ver el interior del lugar, teniendo cuidado al avanzar para no tropezar con nada y controlando el tamaño de la cueva, que parecía mantenerse a medida que entraban.

Eärwen siguió con la vista la esfera, que se desplazó por la cavidad rebelándoles la enorme cantidad de flores que allí había, ¿quién podría haberlas llevado hasta allí? Y lo más importante ¿por qué? Aquello no le cuadraba, pero instantes más tarde un macabro descubrimiento daría sentido a la escena. La luz siguió su camino hasta iluminar una especie de altar, en que descansaba un cadáver que a juzgar por su aspecto, llevaba allí mucho tiempo.

Torció el gesto, debía agradecer que el aroma de la multitud de flores tapase el pútrido olor de aquel cuerpo, en que solo quedaban algunos restos de lo que parecía ser un vestido. Entonces bajó la vista y su expresión cambió de inmediato, al observar aquello que habían estado buscando, la Osaris. Parecía recién cortada, los blancos pétalos adornados con aquellas franjas de color fucsia seguían en perfecto estado. - Demian mira. - musitó al tiempo que se agachaba para tomarla entre sus dedos. - ¿Es esta verdad? - preguntó, acercándosela un poco para que la pudiese observar mejor.

Un agresivo rugido les llegó desde el exterior, logrando sobresaltar a la de ojos azules, que se giró de inmediato para volver a la entrada de la cueva, desde la que podría comprobar si se trataba del mismo animal que había visto antes. Guardó la flor en su bandolera de cuero y envainó la espada, echó mano al arco y lo preparó para disparar, cosa que resultaría algo complicada ya que su objetivo se movía a gran velocidad, corriendo hacia ellos.

Ya no se mostraba cuidadoso ni se valía de la vegetación para ocultarse, el grupo lo había enfurecido y en su mente solo quedaba una idea, acabar con todos ellos. La elfa pensó por un momento en la relación que podría tener aquella criatura con el cadáver de la caverna, quizá era el lobo quien traía las flores, por alguna razón que no llegaba a adivinar. Tensó el arco y le apuntó directamente, colocándose de forma que su cuerpo cubriese un poco a Demian, por ese instinto protector que el muchacho despertaba en ella. - ¡Cuidado! - gritó como aviso a los demás, para que se pusieran en guardia o buscasen un lugar en que cubrirse.
Eärwen
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 187
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Alanna Delteria el Jue Abr 02 2015, 11:32

Los tres estuvieron de acuerdo entre si, no era buena idea dormir allí, pudiera ser que mis noches al fresco hubieran sido más peligrosas de lo que yo misma pensaba. Me sorprendió el tono agresivo del pequeño, pero lo atribuí al cansancio, di un suspiro y saqué de mi morral la bota de la que había estado bebiendo.

- Si hay que seguir al menos tomad esto, es una bebida que hice yo misma, da energía y retrasa el cansancio.- se la entregue para que bebieran cuando lo viesen conveniente.

El niño uso su olfato y se acercó a una de las cavernas. Un aroma dulzón salía de su interior, eran flores, miles de flores de todos los colores y tamaños, y estaban frescas, me acerqué junto a los otros y me sorprendí con lo que había algo más allá. Un cuerpo, sin vida, huesudo y cadavérico vestido con un andrajoso vestido blanco, que en su día debió ser precioso, se encontraba tumbado junto a los lechos de flores:

- ¿Es de verdad?- preguntó la elfa refiriéndose al cuerpo. Saqué una de mis dagas, por si las moscas, y me acerqué al cuerpo, por fortuna o no, la guardia me había enseñado a distinguir os cuerpos.
- Parece el cuerpo de un licantropo hembra- constaté agachándome junto al cuerpo.

Pronto un pequeño temblor y un fuerte gruñido procedentes del exterior me advirtieron, y con el "cuidado" de la chica morena me acerqué a los demás y me puse en guardia. Cambié mi daga por la espada y me dispuse a cubrir a quien más cerca de mi estuviese.

La enorme bestia que estaba al frente parecía furiosa, colérica, debía ser su, por así llamarlo, nido. Saliva blanquecina y espumosa caía por los costados de su boca, que mostraba unos enormes colmillos, sus garras estaban sacadas, dispuestas a matar a alguien de un zarpazo, su pelaje, alzado, y sus ojos... esos ojos amarillentos que destilaban odio... eran los ojos de un loco, no era alguien cuerdo, y eso lo hacía más peligroso aun, jamás me había tenido que enfrentar a una situación similar. Lo único bueno que podía ver en la situación eran las flores, tantas flores despistarían su sentido del olfato, sería fácil esconderse y atacarle por la espalda si ocultábamos nuestro aroma con suficiente eficiencia. Tal vez yo pudiera hacer de señuelo, al fin y al cabo, era la que más cerca estaba del cadáver, y el enorme lobo no perdía oportunidad de pasar su mirada por el cuerpo de la mujer.

Di un pequeño y silencioso paso hacia la mujer muerta llamando la atención del monstruo y me preparé para golpear en cuanto se acercase.


Última edición por Alanna Delteria el Sáb Abr 04 2015, 07:58, editado 1 vez
Alanna Delteria
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1097
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Continuando el viaje [Interpretativo][Eärwen+Demian][Libre][Cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.