El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Valeria Nald el Lun Abr 13 2015, 16:03

Cuando miré hacia arriba tras limpiar el último centímetro de barra de la taberna observé a la gente que ocupaban las mesas. Todos estaban enfrascados en sus conversaciones que todas parecían ser exageradamente alegres. La hora de la comida era uno de los peores momentos del día, siempre estaba abarrotado y los marineros que querían descansar se tiraban horas pegados a las jarras de cerveza y a los panecillos con pasas.

Mildred, la que llevaba la taberna, era la esposa del dueño. Tenía tres hijas y dos hijos y todos trabajaban en la taberna. Hoy me habían permitido la hora de la comida libre, pero había decidido adelantar trabajo y terminar de limpiar la barra y las botellas, así podía cogerme la hora de descanso un poco más tarde y disfrutar de la luz del sol bañando los pies en el mar y observando la llegada y salida de los barcos en el puerto. Al principio el permanente olor a pescado, sal y algas me resultaba bastante molesto, ahora lo agradecía por que significaba que no estaba trabajando, donde olía a cerveza, sudor y colonia barata. Una delicia.

Cuando cerré la puerta de la taberna y salí a la calle con un bocadillo entre las manos la calle estaba abarrotada de gente. Era un auténtico caos y parecía que las calles jamás quedarían vacías.
Anduve un par de calles alejándome de la taberna y me introduje por un pequeño callejón. En verdad daba un rodeo, no era un camino directo, pero conseguía librarme de las calles abarrotadas la mayor parte del camino. Tenía que saltar un par de cajas, rehuir a los gatos malhumorados que deseaban mi bocadillo y los pervertidos que ya me conocían y al final nos saludábamos como vecinos de la misma calle.

Me senté en las tablas de madera de un pequeño muelle. Estaba alejado del puerto principal, pero tenía una vista perfecta de todos los barcos de la zona y aunque había gente no estaba tan exageradamente concurrido como el puerto principal. Había muchos barcos bastante bonitos y elegantes, con las velas color crudo y bordados rojos, y barcos con cargamentos de pescado que no eran tan elegantes, pero tenían un rollito antiguo que tienen su encanto.
Parece mentira, pero vivir ocupada, oliendo a sudor de pescador, colonia barata, mar y algas, conseguía que estuviese bastante feliz.
Valeria Nald
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 15
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Lun Abr 13 2015, 19:17

El viaje hasta Lunargenta no había sido tan desagradable como había pensado la joven elfa que sería. Al principio había notado con preocupación como el bosque cada vez era menos elfo y mas humano y abandonó la espesura con consejos sobre desconfiar, no mostrar nada de valor en público, ocultar sus orejas y sobre todo enmascarar sus formas femeninas, por si acaso, rondándole la cabeza. Desde luego así lo había hecho y, ya fuera gracias a seguir aquellas pautas, o bien porque las historias sobre los humanos y sus pueblos y ciudades estaban bastante exageradas, no tuvo ningún problema digno de mención. Tras un corto viaje se encontró ante las puertas de la mayor de las ciudades de los hombres, sobre la que tanto había oído hablar, sana y salva.

La joven montaba un caballo criado por humanos, llevaba ropas de corte humano bajo una larga capa con capucha y su característico bastón iba envuelto en telas y atado a un lado de la silla de montar. Vestida de esa manera nadie tenía por qué sospechar que no se tratara de un viajero mas que acudía a la capital a tender alguno de los muchos asuntos que se podían atender en aquel lugar. Incluso cuando los guardias de la puerta preguntaron sobre los asuntos que la llevaban a la ciudad bastó entregarles un pergamino enrollado con el sello del hospital para que la dejaran pasar sin hacerla esperar largas colas y sin hacer mas preguntas.

El hospital, aquel era el destino de su viaje, portaba notas sobre medicinas y herboristería para intercambiar por materiales e ingredientes que los humanos con su amplia red comercial podían conseguir con relativa facilidad y su gente no. Níniel ni siquiera tendría que cargar con nada de vuelta, las caravanas se ocuparían del transporte hasta el bosque, ella solo tenía que entregar las notas, asesorar en lo que fuera necesario y regresar. Una suerte porque acababa de entrar en la ciudad y ya notaba que aquel lugar no estaba hecho para ella. Mirase donde mirase había decenas y decenas de humanos afinados en espacios cerrados, rodeados por muros de madera, ladrillo y piedra. El olor a "humanidad" era tan fuerte que resultaba desagradable y la poca vegetación que se veía estaba en macetas y pequeñas zonas verdes donde habían usado la fuerza del metal para darles la forma deseada, de cubo concrétamente. Un pobre sustituto de la auténtica belleza de la naturaleza salvaje.

Por fin llegó hasta el hospital donde pudo tomar un refrigerio y desempañar su cometido. Las notas estaban bastante claras y no llevó mucho que aquella parte del trato fuese cumplida. Por desgracia surgió un inconveniente con respecto a los ingredientes que el hospital debía de entregar a cambio de los servicios prestados, un inconveniente "menor",según el hospital , que habían ocultado hasta tener lo que querían de ella. El patrón del barco que debía llevar una parte del pedido había incluido una claúsula de última ahora en su contrato. Exigía que dos miembros de su tripulación recibieran tratamiento médico antes de entregar nada. Dado que el personal médico intuía que esa petición escondía algo más, o habrían llevado a los heridos al hospital, habían puesto el caso en manos de las autoridades portuarias y se habían negado a asistir a los heridos. El asunto podía ir para largo.

-No puedo quedarme aquí hasta que esas autoridades portuarias hagan algo- Dijo la elfa con la verdad de su parte. Primero porque aquel pedido era urgente y segundo porque si tenía que quedarse allí días esperando la que iba a necesitar tratamiento iba a ser ella. Pero a pesar de recibir palabras amables en respuesta, no le dieron solución.

-Iré a hablar yo misma con esas autoridades y ese patrón- Resolvió la elfa decidida, pidiendo a continuación que le dijeran como llegar hasta el muelle.
Nadie intentó detenerla, seguramente pensando que el problema ya no era suyo. Níniel se dirigió hacia el puerto maldiciendo a los orejas redondas en su lenguaje materno, el élfico.

Cuando llegó al puerto comprendió que la tarea que se había impuesto no iba a ser nada sencilla. El lugar era enorme, abarrotado de gente esmerada en una frenética actividad. Comerciantes, carpineteros, marineros, pescadores...Nadie parecía tener tiempo para responder las preguntas de Níniel sobre un barco en concreto o sobre dónde estaba la oficina de las autoridades del puerto, fuesen quienes fuesen. "¿no ves que estoy trabajando?" "Cuidado que mancho", decían, "Ahora no guapa, quizá luego" llego a decirle un marinero corpulento mirándola de una manera que hijo que la joven se sintiera desnuda. Terminó llegando a un pequeño muelle algo alejado, cansada y agobiada. Pero no se iba a rendir tan fácilmente. En aquel lugar no había tanta gente y tendría mas posibilidades de que alguien la ayudara. Vio a un par de hombres mantener una conversación sobre mástiles que poco o nada tenía que ver con los barcos...Lo descartó. Se fijo en una mujer que comía sola, cogió aire y se acercó hasta ella. Sin duda era su mejor opción.

-Perdone...Necesito un poco de ayuda, estoy buscando un barco en concreto, el Sirio, o la oficina de la autoridad del puerto. ¿Podría darme unas indicaciones?-Continuaba llevando la capucha de la capa echada pero no había muchas humanas capaces de hablar de forma tan melodiosa.
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Lun Abr 13 2015, 23:21

El brujo caminaba tranquilamente por la ciudad, relajándose por primera vez en mucho tiempo. No era un acto de casualidad o vagancia, simplemente queria que sus nuevos compañeros de viaje se acostumbraran a el antes de sacarlos al campo. Era difícil perder a un par de lobos en una ciudad, pero en un bosque...

Awwww. No me mordáis reprendió a los lobeznos de su capucha. Se habían entretenido oliesqueandole hasta ahora, pero sus orejas debían ser sabrosas. No pararon, pero ya no mordían fuerte. Algo era algo.

Había ido hacia el puerto de manera inconsciente, simplemente le relajaba, el ajetreo de las mercancías, tan caótico pero a la vez tan ordenado. Cada uno tenia una misión, llevar esos pescados a esa tienda, cargar esos barriles al barco... Solo parecía caótico, y eso le encantaba. Desentrañar los misterios de lo desconocido, de lo aparentemente caótico, era el trabajo de un brujo. Si fuera por los elfos aun estarían abrazando arboles o algo así. Sus pensamientos se interrumpieron con otro mordisco, ante el cual se limito a alargar la mano y coger al cachorro con cuidado.

Loki, quieto reprendió al negro, justo antes de dejarlo en un bolsillo en vez de en la capucha. La blanca protesto, por lo que bajo a Freya a otro bolsillo, en el lado contrario. Concluyendo que ese par tenían hambre, decidió parar en algún lugar y darles de comer, por lo que se desvió hacia una zona más tranquila. Al final localizo un lugar, con una chica sentada y un viajero, seguramente perdido. Siempre se perdía gente, ese tipo había tenido suerte de no acabar en un callejón oscuro o una taberna de mala muerte. Aunque era un poco temprano para un atraco...

Teniendo miedo que sus recientes compañeros se cayeran al agua, se sentó en el principio de un embarcadero. Algo alejado de ese par, no estaba interesado en una guía turística, por más que esa voz cantarina hubiera llamado su atención. Saco la botella de leche, le quito el tapón y dejo que Loki y Freya lo olisquearan. No parecían especialmente interesados, puesto que se tumbaron en su regazo y cerraron los ojos. Malditos bichos.
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Valeria Nald el Lun Abr 13 2015, 23:51

A lo lejos un barco empezó a desembarcar, parecía que llevaba un cargamento de muebles. No se veía muy bien de lejos, pero desde luego lo que descargaban era bastante pesado y de color marrón, como la madera que se usa para los muebles de hogar. No se por que compraban muebles de reinos lejanos, en la zona había maravillosos artesanos que hacían obras de arte con sus manos y los precios no eran tan caros, como posiblemente serían esos muebles extranjeros.

Una mujer se acercó a mi, primero escuché sus pasos y después, ya cuando la estaba mirando, su melodiosa voz. Me incorporé a media frase y pude verla mejor. Disimuladamente me di cuenta que vestía bastante holgada, no parecía gustarle su cuerpo. Así sin quererlo me percate de mis ropas, completamente diferentes a las suyas, aunque los colores eran parecidos. Llevaba un top de cuero negro sin mangas, para esta época del año era mejor trabajar así en la taberna si no querías sufrir un golpe de calor, y unos pantalones marrón oscuro que quedaban ajustados por las botas altas que llevaba, las cual me puse al levantarme.
Lo medianamente que se podía ver bajo la capucha se podía aprecia que era una mujer muy guapa, con rasgos finos y cejas claras, seguramente sería rubia. ¿Por que se escondía de esa manera?


- Buenas tardes-le tendí la mano para estrechársela- No conozco muchos barcos de la zona, pero si puedo ayudarte a llegar a la oficina que buscas. Es normal que no lo hayas encontrado a la primera, es un edificio algo desgastado, que está cerca de la taberna donde trabajo. No llama mucho la atención.

Di unos pasos hacia la salida del embarcadero, para iniciar la marcha, sin dejar de sonreírle. Un señor estaba sentado en el inicio del embarcadero. En su regazo descansaban dos perros, uno blanco y otro negro. ¡Me encantaban los animales! Todavía no me había acabado de comer el bocadillo, así que cuando pasase por su lado podría darle un trozo de jamón a los cachorros, parecían bastante pequeños, pero posiblemente ya comiesen algo de carne.

Cuando estuve más cerca me percaté de algo, ¿Eran perros? No tenía mucha noción de razas de perros, pero parecían algo más exóticos y salvajes que el enclenque pug de mi vecina Charlotte.
Valeria Nald
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 15
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Mar Abr 14 2015, 21:23

La joven humana dejó de comer y se levantó para saludarla, tendiéndole la mano de manera amistosa antes de responder. Por fin alguien que consideraba que las preguntas educadas merecían una respuesta acorde y no rudezas o vulgaridades. Níniel dejó incluso escapar un leve suspiro de alivio de encontrarse por fin no solo con alguien amable, si no con alguien que además podía indicarle una de las direcciones que buscaba. A la elfa no se le pasó por alto que la chica la había mirado bien antes de levantarse pero si sacó alguna conclusión no dijo nada al respecto. Por supuesto ella misma había mirado a la que sería su interlocutora incluso antes de acercarse a ella. La humana debía de sentirse muy segura pues a diferencia de la elfa no hacía ningún ademán de ocultar su figura bajo las ropas.

-Os lo agradezco enormemente, pensaba que estaba condenada a pasarme el día entero vagando por estos muelles sin esperanza de hallar lo que busco-

Sin añadir nada mas la joven comenzó a caminar con la intención de que la siguiera. Mientras ambas hablaban un hombre de cabello blanco y con las orejas enrojecidas se había sentado al comienzo del muelle y trataba de darles algo de leche a una pareja de lobeznos, cada uno de un color distinto. Níniel se preguntó si sería común entre los humanos el tener a unos animales como aquellos en la ciudad, como tenían a gatos y perros y a otras especies. Amaestrados, cruzados hasta moldearlos en formas ridículas, reducidos a vulgares mascotas. Parecía que era algo muy común en los orejas redondas el querer tener un pedacito de lo salvaje cerca de casa, cercado, enjaulado, prisionero...

Su guía se detuvo a su lado y le ofreció a los cachorros un poco de carne del bocadillo que no se había podido terminar. A pesar de las circunstancias Níniel no podía negar que eran una monada. Esperó de píe y en silencio a un lado mientras la joven terminaba de ofrecerles la comida. Aquello le traía recuerdos, de su infancia cuidando animales y aprendiendo a entenderlos y comprenderlos. Recuerdos de las lecciones de sus profesores sobre las distintas especies, sus hábitats sus costumbres...
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Mar Abr 14 2015, 22:33

Geralt puso el tapón a la botella y la guardo para más tarde. Un movimiento en las orejas de Freya le aviso de que ese par que había visto antes se marchaban. Para estar medio dormida y sin hambre, su loba se movió como un borrón blanco y atrapo el trozo de jamón en cuando lo vio, lo que provoco una pequeña pelea de gruñidos con Loki.

Niños... agarro a cada uno suavemente por el pescuezo y los dejo en lados contrarios. Funciono, aparentemente, hasta que Loki empezó a perseguir a la propietaria del embutido, trotando ligeramente detrás suyo.

Loki, ven... ni caso. Aunque, tampoco era mala idea que se acostumbraran a andar, no iba a cargarlos el todo el rato. Se levanto con un suspiro y siguió a la muchacha, con Freya a su lado. Por supuesto, miro al viajero que los acompañaba, dándose cuenta de que era una viajera. Siguió a lo suyo, considerando los rasgos finos una característica noble, una muchacha en busca de aventuras en las calles, puede que queriendo huir de su familia, algo así como lo que había hecho Selenia la otra noche. Había sido divertido, pero las posibilidades de que volviera a serlo eran bajas, así que la ignoro un poco.

Os voy a acompañar, por seguridad... y porque Loki te seguirá hasta que le des más... reviso las calles con la mirada, por costumbre. Nada inusual, marineros, barcos, pescado, el mismo puerto aburrido de siempre. Suspiro, resignado. No todos los días podían ser peligrosamente divertidos, tenia que vivir aun muchos años.
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Valeria Nald el Miér Abr 15 2015, 00:02

- No te preocupes mujer, no es de agradecer. El puerto es un lugar de gente muy ajetreada y es difícil encontrar a alguien que no esté expresado o con prisas. A primera hora todos suelen estar con la paranoia de que llegan tarde, a medio día todos están ocupados y al final de la jornada todos quieren olvidar el puerto e irse a sus casas con sus esposas.

Emprendí la marcha hacia la oficina, no estaba lejos de allí, pero posiblemente tardaríamos algo de tiempo ya que no podía permitirme el lujo de llevarle por los senderos estrechos y apartados por los que yo solía moverme. No se le veía una mujer que le gustase que un desconocido le llevase a una calle secundaria, apartándola de las calles y anchas donde le pudieses ofrecer ayuda.

Cuando llegamos a la altura del hombre con los cachorros les ofrecí un trozo de jamón, el blanco fue el más avispado. Como era obvio empezaron una pequeña, sonreí disculpándome al dueño de los animales y continuamos la marcha. Pero al dar un par de pasos me fijé que uno de los cachorros se ponía a la par llamando mi atención, al parecer no le parecía bien que le hubiese dado un trozo de jamón a su amiguito el blanco y al él no.


- Ohh que mono

Me agaché un poco junto al cachorro lanzándole otro trozo de jamón, que seguramente duraría sin comer menos que un dulce en una clase de niños de la escuela.
Miré al dueño que se acercó con el otro cachorro a su lado. Se ofreció a acompañarnos.
En otras circunstancias posiblemente habría rechazado la proposición de compañía de un hombre que no conocía de nada por las calles del puerto, pero estaba feliz y satisfecha... y los cachorros eran una auténtica monada.


- Mi nombre es Valeria, nos dirigimos a la oficina del puerto. Gracias por su ofrecimiento.

Me agacé al lado de los cachorros que ahora podía verlos más animados y pude ver que desde luego no eran perros corrientes.

- ¿Suele ser usted tan amable con las damas? No se que le hace pensar que necesitamos protección..

Sonrió de medio lado, dejando claro que no estaba declinando su oferta. Una compañía masculina a esas horas del día venía muy bien, sobre todo por que entre el ajetreo de los hombres del puerto era muy difícil que una escueta figura se hiciese camino entre personas tan corpulentas.
Me incorporo sin dejar de mirar los cachorros y sigo caminando hacia la calle principal, la cual nos llevará hacia la oficina.
Valeria Nald
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 15
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Miér Abr 15 2015, 16:47

Mientras su guía se entretenía con los lobeznos, disfrutando de los juegos entre ambos por el trozo de carne, Níniel pensó en sus indulgentes palabras sobre el por qué la mayoría de la gente del puerto era una grosera indolente. Según la humana era puramente por una dedicación total al trabajo y a la puntualidad y a un espíritu familiar que los empujaba a acabar cuanto antes la faena para volver con sus familias. Miró hacia la zona del puerto mas concurrida, allí donde sus intentos de obtener un mínimo de información fueron infructuosos y casi pudo oír la frase de uno de los marineros le dedicó como respuesta a una pregunta amable, cómo la había mirado como si viese una dulce pieza de fruta fresca en un día caluroso. "No creo que ese hombre estuviera pensando mucho en volver a su casa, o quizá si pero no precisamente con su esposa". A la chica se la veía cómoda en el lugar, seguramente no era ajena a la verdad y solo trataba de resultar agradable. Por como sonreía con los cachorros y su voluntad de ayudar a una desconocida, la elfa intuía que se trataba de una buena persona, aunque claro, tampoco es que fuese a confiar en el o la primera que se acercara esgrimiendo una sonrisa.

Pronto el trozo de carné desapareció y las dos mujeres se dispusieron a continuar su camino. No habían dado ni dos pasos cuando la humana volvió a detenerse ya que una de las mascotas del hombre de cabello blanco la siguió, sin duda buscando mas de aquel jamón. Parecía que le gustaba mas que la leche embotellada. Como era de esperar la chica se detuvo y no pudo si no ceder ante los encantos de la cría de lobo, ofreciéndole otra pequeña tira de la carne. A ese paso nunca llegarían a su destino pero Níniel tampoco es que fuese a morirse por unos minutos y había motivos mucho peores para detener sus pasos. La joven peliblanca se limitó a volver a detenerse junto a su guía. El humano se acercó hasta allí y aunque al principio pudo parecer que lo hizo para recoger al lobezno pero no, se ofreció a acompañarlas. Por alguna razón aquel sujeto pensaba que dos mujeres estarían mas seguras si caminaban junto a un desconocido del muelle, Níniel no estaba tan segura de eso pero Valeria, pues así se presentó la chica, agradeció y aceptó su ofrecimiento diciéndole hacia donde se dirigían mientras volvía a agacharse junto a los animales.

La elfa miró al que parecía que sería su nuevo acompañante reajustándose la capucha para asegurarse de que ni uno solo de sus cabellos blancos, ni mucho menos sus orejas quedasen a la vista ni aunque la mirasen a a la cara. Se limitó a aceptar por su parte la presencia del hombre con un leve asentimiento de cabeza. -Le agradezco su ayuda- Sentenció. -No quiero meter prisa, pero temo que el asunto que debo tratar no puede demorarse en demasía- Añadió.

Así pues, y tras instar a sus nuevos compañeros a ponerse en marcha el extraño grupo prosiguió su andar por la calle principal. Valeria iba delante y Níniel detrás, siguiéndola de cerca. Por aquella calle había puestos de venta que vendían desde lo mas obvio y común, hasta mercancías llegadas de otros rincones del mundo. Muchos de aquellos productos y objetos eran muy curiosos por lo que la elfa se esforzaba por no detenerse delante de alguno a responder las preguntas que le surgían al respecto, debía seguir el paso de la humana y recordar dónde estaba, cosa bastante sencilla por otra parte.

Durante un instante en el que miró hacia un puesto que vendía unas esculturas que representaban a algunos de los dioses humanos, un vendedor ambulante que parecía poseer el extraño don de la materialización, por lo sorpresivo de su aparición, se colocó ante ella ofreciendo en sus manos algunas baratijas de escaso valor aunque sin duda llamativas.
-Un regalo para sus seres queridos, su esposa no podrá negarle nada cuando ponga uno de estos collares en su cuello o uno de estos pendientes- Aquel hombre estaba demasiado cerca lo que resultaba incómodo pero Níniel mantuvo la compostura. -No, gracias, me temo que a mi familia no le gustan esta clase de fruslerías- Dijo con sinceridad tratando de esquivar al vendedor y volver a seguir a Valeria, pero el hombre era insiste y extrañamente ágil y volvió a cortarle el paso. -Ahhh, que hermosa voz, sois una joven señorita...Estos pendientes hacen juego con vuestros ojos, que vuestra familia no aprecie la belleza no significa que no vos no lo hagáis...-
En su intento por vender y reafirmar sus palabras el hombre trató de acercar unos pendientes, que ciertamente eran del color de los ojos de la elfa, hasta sus orejas, causando que la capucha cayera un poco hacia atrás en el intento. En cuanto lo notó, Niniel trató de mantenerla en su sitio actuando con calma a pesar de que si aquel hombre, o cualquier otro había notado que no era humana, podría estar en un lío.
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Miér Abr 15 2015, 19:36

Malditos lobos, les hacían ojitos a cualquiera y conseguían lo que querían, llevaba con ellos literalmente una hora y ya los estaba malcriando...  En fin...

La chica se llamaba Valeria Yo soy Geralt miro a su compañera noble, que al parecer no quería presentarse. Se le escapo una sonrisa y siguió al lado de la humana, contestando su pregunta. Bueno, los pequeños querían jamón y tampoco tengo nada que hacer hasta que me marche, no me importa dar un paseo. dejo al aire lo de su amabilidad con las damas, así era más divertido. Sus dos lobos estaban a su lado, seguramente considerando que ya no podrían sacar más jamón, no eran nada tontos....

Siguieron su camino, hasta pasar por una zona comercial. Como de costumbre, Geralt avanzo entre la marabunta de vendedores con una mezcla de gruñidos, amenazas y miradas tenebrosas, pero su misteriosa acompañante no pareció tan hábil, lo que obligo al brujo a deshacer parte del camino.

Oye... agarro al mercader del hombro y tiro de el hacia atrás, apartándolo un poco de la pobre chica.

No molestes idiota, estoy vendiendo

No, que va, estas acosando

Métete en tus asuntos, albino se volvió a girar hacia Niniel, solo para ser girado por el brujo, que lo miro directamente a los ojos.

¿Sabes quien soy? Dijo con voz calmada y seca, amenazante. Había tenido un par de aventuras locas, pero era improbable que un mercader cualquiera lo conociera. El mercader lo miro fijamente.

No tengo ni la más remota idea bingo

Perfecto el brujo le dio un empujón en el pecho, lo que le hizo trastabillar un par de pasos, hasta que no hubo más suelo y ese tipo cayo al agua con un chapoteo. ¿Vamos? pregunto amablemente antes de continuar, ahora que el camino se había despejado de cualquiera con ganas de vender algo.

No te creas que tu y tu elfita os vais a librar dijo el mercader entre chapoteos
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Valeria Nald el Miér Abr 15 2015, 20:19

Cuando nos introdujimos en la calle abarrotada recordé las primeras veces que vine aquí. Hacía calor, olía a pescado fresco y a sudor, la gente estaban demasiado juntos los unos de los otros para mi gusto y la mayoría de todos ellos me sacaban un par de cabezas. Era bastante incómodo. Pero con el paso del tiempo le vas cogiendo el truco a moverte entre gente que no presta atención a su alrededor, pasas por brazos levantados, esquivas cajas y aceleras el paso justo para pasar entre los personas que van a cruzarse en segundos. Pequeñas subidas de adrenalina dirías de una vida normal y corriente.

Tenía que reducir mi paso ya que Geralt, que se presentó hacía poco, y la chica misteriosa, que prefirió no presentarse, mantenían un ritmo algo más lento. Normal en la gente que no estaba acostumbrada al ritmo del puerto. La chica tenía prisa, tuve que dejarme de ñoñerías con los cachorros, ya que Geralt nos iba a acompañar siempre podía ponerme a jugar con ellos en cuanto dejásemos a la chica en la oficina del puerto.

Una de las veces que me giré vi como mis acompañantes estaban enfrascados en una conversación con un vendedor. A medida que me iba acercando vi que parecía una discusión, más que una conversación. Y cuando llegué junto a ellos y el hombre acabó en el agua quedó bastante claro que no era una cordial conversación.
Alargué la mano para agarrar al mercader, cosa que no me dio tiempo y me llevé las manos a la boca. ¿Que había pasado?


- ¡Geralt! Pero.. pero...

Debía ser que me había perdido algo, Geralt no parecía un tipo duro, pero no de aquellos que buscaban problemas por simple diversión. Miré a la chica que ahora se ocultaba más debajo de la capucha, no le veía la cara, pero por la actitud parecía avergonzada.
Todos a nuestro alrededor nos miraban y cuando habló el mercader, llegando de nuevo a las tablas de madera, parecía que la atención de nuestro alrededor se centraba más aún.


- ¿Elfita?

Los puestos de al lado parecían que bullían de murmullos, y los compañeros del mercader aguado no parecían muy contentos. Estábamos en la parte que pasaba de la zona hogar y demás puestos más centrados en las mujeres. Puestos de muebles, cortinas, alfombras, tocadores... Había maquillajes, perfumes, collares y demás baratijas que a las mujeres adineradas les gustaba comprar. Obviamente esta zona no estaba concurrida por mujeres, sino por hombres que lo compraban para sus esposas o amantes o por sirvientes que llevaban la lista que su señora les había mandado comprar. Pero ahora nadie compraba.

No sabía que tenían los elfos con la sociedad humana, pero algo pasaba. La palabra elfo se extendió como la pólvora entre los puestos vecinos. ¿Es que acaso era un delito ser un elfo? A mi me parecía una chica encantadora, también posiblemente fuese por que era la primera ella que conocía en persona. Apenas había leído nada en los libros sobre ellos, y mi madre tampoco me había dicho nada.
Valeria Nald
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 15
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Jue Abr 16 2015, 17:30

Níniel pudo notar en la cara del vendedor ambulante que este se había percatado de su condición a pesar de los esfuerzos de la joven por ocultarla de manera rauda. Aquel hombre pareció sorprendido al principio aunque enseguida en su rostro se dibujó una extraña sonrisa de medio lado que hizo que la elfa notase un escalofrío recorriendo su espalda. Lo sabía pero, ¿qué iba a hacer? ¿Por qué esa sonrisa?. Níniel miró hacia un lado y hacia otro temiendo que alguien mas se hubiera percatado de sus orejas pero a su alrededor parecía que la muchedumbre continuaba a lo suyo totalmente ajena.

-No quiero problemas caballero, tan solo seguir mi camino en paz-

Dijo tratando de dialogar y entenderse con el vendedor. Su pueblo eran gente pacífica que no había hecho nada para ganarse el rencor de lo humanos, mas bien era todo lo contrario pues eran los hombres los que se adentraban en los bosques y cazaban y talaban sin miramientos y sin cuidado ni respeto alguno. Aún así muchos humanos les echaban la culpa de muchas desapariciones en el bosque, de ataques de animales salvajes y hasta circulaban absurdos rumores sobre elfos que secuestraban a niños pequeños de sus casas. Según quién contara la historia el motivo era diferente aunque igualmente macabro. Era algo ridículo, nacido del temor por lo extraño y desconocido, según su madre, y que se remontaba a mucho tiempo atrás.

El vendedor parecía a punto de decir algo cuando una mano fuerte lo agarró por el hombro y le hizo voltearse. Era Geralt y le increpó su actitud avasalladora al vendedor. Ambos se enzarzaron en una corta discusión y Níniel no pudo estar mas de acuerdo con el hombre de los lobeznos. Por un momento tuvo la esperanza de que la situación no fuese a mas pero tras un fuerte empujón el vendedor acabó en el agua lo que atrajo bastante atención de la gente que les rodeaba. Valeria, se acercó y en su cara se notaba que no entendía cómo había acabado su camino hacia el edificio de la autoridad portuaria con Geralt tirando a un hombre al agua. Dando el asunto por zanjado el albino invitó a Níniel a continuar y por Isil que la elfa estaba deseando hacerlo y dejar aquella situación atrás.

-Gracias- Dijo al pasar al lado de "su salvador".

Apenas había dado unos pasos pudo escuchar como el vendedor a remojo, una vez que hubo logrado alcanzar de nuevo tierra firme, les increpaba a voz en grito y evidentemente furioso. Sus palabras helaron su sangre. Por si no tenían ya bastantes miradas curiosas y acusatorias sobre sus nucas...Níniel se sintió como si le pintaran una diana en la espalda. La gente cuchicheaba y señalaba con el dedo aunque la gran mayoría solo parecía mostrar curiosidad y no agresividad.  
Un corpulento matón al servicio de uno de los mercaderes ofendidos se interpuso en el camino de Geralt devolviéndole el gesto de agarrarlo por el hombro con fuerza. Aquel tipo medía mas de dos metros y aunque era mas gordo que musculoso parecía bastante fuerte y tenía una cara para olvidar.

-Alto ahí amigo...No te creas que puedes tirar a mis amigos al agua e irte de rositas. Voy a tener que darte una lección.-

Un par de hombres delgados y bastante demacrados, con las ropas viejas y ajadas salieron de entre el gentío y se dirigieron hacia la elfa que se había detenido al ver como Geralt no podía seguir avanzando. Las intenciones de ese par, incluso a pesar de estar delante de decenas de personas y a plena luz del día no parecían nada buenas. Miraron y sonrieron de forma burlona al ver los problemas del hombre de cabello blanco y centraron su atención en Níniel.

-¿El jefe ha dicho elfita? ¿Escondes tus largas orejitas bajo la capucha?- Dijo uno de ellos, el de aspecto ligéramente menos lamentable.-Qué lejos estás de tu bosque ¿no?-
Níniel retrocedió dos pasos hasta que unas cajas de madera le impidieron seguir haciéndolo y llevó su mano hasta la empuñadura de su daga, oculta por la capa. Su tacto le resultó reconfortante aunque aquellos dos individuos eran algo mucho peor que las plantas con las que normalmente la usaba.
A unos pasos el gigantón de Geralt alzó su gran puño derecho con intención de golpearle en la cara con fuerza.
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Jue Abr 16 2015, 20:10

Había sido divertido, pero no venia sin consecuencias. En cuando el mercader chapoteo un poco, su camino fue interrumpido por un tipo, un tipo muy grande.

Lo siento Valy, ciertos mercaderes no aceptan un no por respuesta, y no puedo dejar que mantengan esa actitud con las chicas ¿cierto?. Dijo en un tono tan dulce que le había dado diabetes.

Alto ahí amigo...No te creas que puedes tirar a mis amigos al agua e irte de rositas. Voy a tener que darte una lección.

Tu amigo estaba molestando a esa pobre chica, tiene suerte de que solo se haya remojado. Retrocede. Ahora. su mirada se desvió hacia la elfa, que estaba ocupada lidiando con otros tipos. ¿De verdad se metía en esos problemas por una elfa? ¿Aunque fuera mona? No tenia el odio visceral de otros brujos, pero tenia cierta desconfianza hacia unos tipos que habían diezmado a su pueblo. Aunque ellos habían acabado peor, pero eso les pasaba por torpes. Ademas, ya estaba metido hasta el cuello, era poco elegante salir por patas. Ultima oportunidad se limito a decir alzando la mano izquierda para parar el golpe. al parecer Loki y Freya notaron su hostilidad, puesto que empezaron a gruñirle al hombre.

Efectivamente, el puño dio en su mano, pero siguió su camino hacia su cara, haciendo que se autopegara de forma algo ridícula, un error de calculo que genero una risotada del gigantón, una risotada que pronto se convertiría en un grito de dolor. El puñetazo había casi derribado al brujo, haciéndole retroceder un par de pasos. Dolía, pero mientras no quedara KO podría vengarse. Avanzo otra vez hacia el gigante, mientras revisaba si se había partido algún diente, aunque esta vez tuvo cuidado de evitar el puño y cogio su mano mientras pasaba de largo. No había ningún problema en golpear a un brujo de fuego, ¿pero tocarlo de manera continuada como estaba haciendo su puño? Era mala idea, muy mala idea. La mano de su rival empezó a enrojecerse, a llenarse de ampollas a medida que Geralt calentaba su propia mano, como si de una olla al fuego se tratara.

SUÉLTAME. intento separar su mano con el otro brazo, no era un genio precisamente, puesto que ahora tenia quemaduras también en la otra mano.

¿Que opinas ahora de la actuación de tu amigo? ¿Hizo bien en asaltar una pobre e indefensa damisela?

Vete a la mieruaaawgh

¿Perdón? No puedo oírte por encima de tus gritos de dolor no se consideraba una persona malvada, alguien que disfrutara con el sufrimiento gratuito, pero no pudo evitar que se le escapara una sonrisa. Había cierta justicia poética en castigar a alguien que odiaba a los elfos, seguramente por su magia, con una magia aun más potente. Porque, siendo sinceros ¿Que podían hacer esos abraza arboles aparte de sanar y hacer crecer plantitas?

Vale, suéltame, lo pillo y allí se acabo todo, el tipo se quedo de rodillas unos segundos, seguramente pensando en si valía la pena correr el riesgo de estrangularlo. Finalmente opto por remojar sus manos. El brujo se limito a recoger a sus cachorros y guardarlos en uno de sus bolsillos, dejando sus cabezas fuera.

Los humanos le teméis a todo lo diferente, es eso lo que os ha convertido en una potencia a tener en cuenta, pero no sois conscientes de una cosa. Hablaba a la multitud tranquilamente mientras se acercaba a Niniel Temáis a lo que temáis, debéis recordar esto: Siempre hay algo peor toco los pantalones de uno de esos tipos, de manera casual, lo que hizo que uno de ellos tuviera el culo en llamas. Y, si los elfos os parecen temibles, sanguinarios... supongo que sabéis que perdieron una guerra... una guerra contra alguien aun más peligroso...
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Miér Abr 22 2015, 21:39

Off:
Salto el turno de Valeria por haber pasado una semana sin respuesta y sin aviso
Níniel estaba demasiado ocupada tratando de zafarse de la amenaza que representaban aquel par de humanos harapientos como para ver con detalle cómo Geralt se las veía con el gigantón. No obstante y a pesar de no poder ver los detalles si que vio como el hombre de cabello blanco recibía un potente golpe que dolió solo con verlo. Aquello hizo gracia a sus agresores que parecían pensar que todo estaba a su favor. Se acercaron mas hasta que casi fueron capaces de tocar a la elfa y Níniel no tuvo mas remedio que sacar la daga de entre los pliegues de su ropa y esgrimirla de manera amenazante.

-El comerciante tenía merecido el chapuzón igual que vosotros, no me obliguéis a haceros daño- Dijo en el tono mas firme e intimidante que pudo.

Ambos humanos detuvieron su avance e incluso retrocedieron medio paso al ver el arma de filo de excelente factura.Ninguno de los dos iba armado por lo que la desesperada acción de la elfa fue mas efectiva de lo que ella misma esperaba. Aprovechando aquello la joven se subió con la agilidad típica en su especie a una de las cajas con la intención de aplicar la estrategia de que quién lucha en terreno elevado tiene ventaja. Entre aquella ventaja y la daga los humanos parecieron haber perdido las ganas de ir a por ella auqnue tampoco habían desistido. Por desgracia para ellos el tiempo que habían perdido había sido suficiente para que Geralt se ocupara del grandullón y se había acercado a ellos por la espalda sin que la pareja se diera cuenta de su aproximación ni de su "pequeño discurso". Antes de lo que se tarda en decir "cuidado" uno de ellos tenía sus pantalones en llamas y comenzó a gritar asustado.

-!Me quemo por los dioses me quemo!- Su compañero contagiado también por el miedo que siempre traía consigo el fuego trataba de ayudarle a apagarlo consiguiendo con sus gestos con las manos y sus movimientos que el fuego en vez de apagarse se extendiera. -Estate quieto lo estás avivando- Decía sin lograr que su amigo se detuviera. Con tanto movimiento y pánico al final ambos terminaron dándose un baño de manera bastante cómica. Con aquellos dos a remojo no parecía que nadie mas de entre el gentío buscara hacerles daño aunque desde luego todos les miraban. El brujo de fuego y la elfa trepadora.

Níniel miró al hombre aún desde lo alto de su "atalaya" de cajas con recelo. Le había visto usar el fuego de forma claramente mágica y eso solo podían hacerlo los peores archienemigos de su pueblo, los terribles brujos. Asesinos, incendia árboles y gente sedienta de poder y violencia. Sabía que acababa de ayudarla, sabía que se había mostrado amable con ella pero todo su cuerpo estaba en tensión y apretaba la daga en su mano con mayor fuerza que antes, le costó unos instantes imponer la lógica y la sensatez a los instintos adquiridos. Miró alrededor tratando de encontrar con la mirada a Valeria pero no la veía, solo había humanos con mirada curiosa o humanos con mirada osca. De repente la joven se bajó de un salto justo delante del brujo.

-Supongo que de desearme algún mal hubiera bastado con que no me ayudara con estos sujetos...Gracias- Dijo con una inclinación de cabeza.

A unas decenas de metros volvieron a escucharse sonidos de disgusto y queja y por encima de las cabezas se veía como un par de alabardas de metal avanzaban entre el gentío allí congregado. Los humanos comenzaron a murmurar que se trataba de la guardia de la ciudad y no se pasaba por alto que algunos de los vendedores de la zona parecían creer tener mas motivos para abandonar el lugar que la elfa y el brujo, pues comenzaron a escabullirse. Quizá no tuvieran permisos o su mercancía no fuese muy lícita. Níniel nunca había tenido que escapar de ningún guardia y la verdad es que no sentía haber hecho nada malo por lo que no sabía si debía quedarse allí a explicar lo sucedido a pesar de ser elfa o imitar a aquellos taimados comerciantes. Había conocido no hace mucho a una guardia de la ciudad y alguien así entendería la situación pero no podía contar con que todos los guardias fuesen como aquella humana.

-¿Dónde está Valeria?- Pregunto. Le vendría muy bien la soltura de la humana a la hora de moverse y entender el puerto.

avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Vie Abr 24 2015, 23:38

La elfa se las apañaba con una daga para mantener alejados a sus agresores. Aunque aun no la habían agredido, puede que incendiarle el culo hubiese sido una exageración... Pero ya era muy tarde, y cuando la vio allí, encima de un barril cual gato callejero, supo que había hecho bien. No parecía haber visto muchos combates, se la habrían comido viva. En serio, subirse a una caja limitaba las opciones de esquiva casi a cero, y no parecía tener un escudo para que eso le beneficiara. Por eso habían perdido la guerra. En cualquier caso, su intervención pareció arreglar el problema, haciendo que ese par de maleantes se fueran al agua después de un pequeño numero cómico. Aunque, debían ser guardias, no maleantes, lo que les hacia a ellos los maleantes. Que follón.

Anda... baja, por favor... le dijo con una sonrisa a la elfa. Por lo menos era una caja y no un barril, la veía rodando hacia el agua. Mientras tanto, la otra, la chica del jamón se había volatilizado, seguramente debido a que no quería problemas con un par de magos problemáticos. Volvió a mirar a su acompañante. Todos los elfos eran magos como los brujos, ¿cierto? Aunque sanar ardillas fuera un poder algo triste...

La elfa salto de una revolada delante suyo, pero el brujo no se aparto ni un ápice, manteniendole la mirada con una chispa de diversión en los ojos, quedando justo delante de ella, sin llega a tocarla por muy poco. "Desearte algún mal" Era de esperar que las historias sobre los elfos que le contaban de pequeño fueran exactamente las mismas que les contaban a los elfos, pero al revés. Suspiro No todos los brujos somos unos asesinos pirómanos sedientos de poder... Aunque técnicamente el encajaba en los tres. Malditos prejuicios acertados. Ahora que la miraba bien, esos rasgos refinados eran claramente elficos., si no hubiera estado tan ocupado con sus cachorrillos se habría dado cuenta. Nunca se había dado cuenta de que las elfas olían a flores...

Un sonido metálico le saco de su ensimismamiento. Guardias, problemas. No es que hubieran hecho algo ilegal, pero podía considerarse un uso excesivo de la fuerza y carecía de la paciencia, ganas o contactos como para aclarar el problema o evitar pasar la noche en la cárcel, así que se separo de su nueva "amiga", le dio un tironcito de la manga para que le siguiera y entro por una callejuela a golpe de codo. Ahora que sabia donde quería ir, no se perdería, solo tenían que ir en zigzag por las callejuelas, si conseguían girar sin que los vieran en la siguiente esquina, seria casi imposible encontrarlos otra vez, debía haber bastantes parejas de pelibl... Mierda. Bueno, tenían capuchas, podrían apañárselas, posiblemente.

¿Me vas a decir tu nombre? Hacerte la elfa misteriosa es divertido solo hasta cierto punto, tengo que llamarte por algo que no llame la atención...
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Sáb Abr 25 2015, 22:21

Al final tocaba salir de allí tan rápido como pudieran, lo cual era mas fácil decirlo que hacerlo ya que la cantidad de gente alrededor resultaba abrumadora y la curiosidad parecía atraer cada vez a mas personas que tapaban los pocos huecos por los que zafarse. Por suerte el brujo parecía dominar una técnica para abrirse paso entre el gentío, liarse a codazos y a empujones. Era un método tosco y demasiado violento pero no se podía negar su efectividad, la elfa incluso dudaba que existiera otra manera mas eficaz de avanzar, ya que, de hecho, ser amable y educada era lo que la había metido en aquel lío. Si hubiese aplicado la técnica "Geralt" tan pronto como aquel vendedor se le puso en medio seguro que ya estaría frente al edificio de la autoridad del puerto y no teniendo que escapar de los guardias como una vulgar ladrona.

Una vez que consiguieron adentrarse en los callejones cada vez resultaba mas fácil moverse aunque en estos también había bastantes humanos. Níniel siguió la estela despejada que el hombre dejaba tras de si y esperó que supiese hacia dónde iba, porque ella no tenía ni las mas remota idea. Tras un par de giros a la derecha, otros tantos a la izquierda y otros hacia ya no sabía dónde, estaba bastante segura de que le costaría encontrar incluso el camino de vuelta al puerto. No es que la peliblanca tuviera mal sentido de la orientación, pero aquel laberinto de callejuelas estrechas no se parecía en nada al lugar por donde se movía normalmente, los trucos para orientarse en el bosque no servían de nada allí, al menos la mayoría.

Continuaban avanzando, ya a un ritmo mas normal pues parecía que nadie les seguía y la gente a su alrededor ya no los consideraba nada especial, cuando al brujo le dio por preguntar su nombre.
Era cierto que no se lo había dicho, ni a él ni a nadie. Sería estúpido ponerse una capucha para evitar que las orejas delataran su naturaleza e ir diciendo por ahí un nombre que fácilmente podría vincularse al pueblo de los bosques. Aunque las circunstancias habían cambiado mucho en muy poco tiempo y ya no tenía caso ocultárselo a aquel hombre, seguía sin ser un buen nombre para pasar desapercibida.

-No me hago la... -Evito repetir "elfa" -Misteriosa. Y te agradecería que no usaras "esa" palabra aquí, ya ha visto lo que pasa. Para la mayoría de los Shems* parece que somos una atracción de feria, o algo peor- Respondió asegurándose de nuevo de que la capucha estuviera en su lugar. -Puede llamarme Kaira, no debería llamar la atención- Era el nombre de la protagonista de unos de los muchos libros humanos que había leído a lo largo de su vida. En el libro, Kaira era una joven aventurera que no paraba de viajar y de meterse en líos. Le venía que ni pintado.
-¿Sabe dónde está la autoridad portuaria?- Preguntó empezando a temer que ahora que no estaba Valeria aquel brujo no supiera conducirla en la dirección correcta. Si ya tenía ganas de solucionar el problema con la mercancía bloqueada antes de aquel incidente, después era casi un anhelo vital.

Serpentearon un poco mas y al doblar una esquina y adentrarse en una nueva calle pronto se hizo patente que en aquel lugar algo raro estaba pasando. Acababan de dejar una calle con bastante gente y de repente se encontraban en una totalmente vacía. Por no haber no había ni un animal. Incluso Níniel, una extraña en la ciudad, se sintió inquieta por aquella ruptura tan brusca del patrón. Instintivamente giró la cabeza para mirar la calle de la que venían y al hacerlo vio como dos hombres corpulentos se colocaban en medio del camino de vuelta con caras serias.
-...Geralt...- Musitó tratando de llamar la atención de su acompañeante. No sabía que delante, el brujo también estaba viendo algo que no le gustaba ni un pelo.
En el otro extremo de la calle aparecieron tres hombres que vestían con ropas de tela sucias e iban armados con utensilios de labranza en bastante mal estado tales como hoces y machetes mellados. Comenzaron a avanzar mirando a la pareja con unos ojos que no hacían presagiar nada nuevo. Cuando Níniel miró hacia Geralt y los vio emitió un pequeño gemido de miedo.

-¿Qué hacemos?.- Dijo mirando alrededor buscando otro camino por el que escapar sin encontrar nada. Estaban atrapados, habían caído en una trampa. En aquella calle solo había puertas y ventanas de madera cerradas a cal y canto, algunas cajas amontonadas junto a la pared de una casa baja y algunos recipientes cerámicos en las puertas de algunas de las casas, su contenido, de tener algo era incierto.
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Dom Abr 26 2015, 18:12

Un vistazo por encima del hombro basto para ver como su acompañante le seguía, por necesidad más que confianza, seguro, pero tampoco podía esperar otra cosa. Al menos no le clavaría una puñalada trapera, de momento. Entraron en el callejón sin muchos problemas, luego izquierda, derecha, izquierda... Se estaba adentrando de manera calculada, un par de quiebros más y estarían en una perfecta recta hacia la autoridad del puerto. Aunque no estaba seguro de que hubiera una calle recta... Ya llegarían a eso.

Ahora a un paso más tranquilo, la elfa le respondió su pregunta. Considero oportuno no responder a su referencia como atracciones de feria, siempre había querido tirarle suavemente a un elfo de esas orejas puntiagudas, pero eso no se decía  Kaira... no sonaba elfico, seria inventado, aunque le daba bastante igual mientras se diera por aludida.  Y tu destino debería estar por allí señalo hacia la siguiente callejuela, pero un poco hacia la izquierda, atravesando las casas, haciéndose el ofendido.

Pero todo cambio al cruzar esa callejuela. En los callejones había gente, no estaban a rebosar, pero había personas haciendo sus quehaceres, sobretodo a esa hora, pero en esa calle no había nadie, eso, combinado con las puertas y ventanas cerradas a cal y canto, no auguraba nada bueno.

Lo se Kaira... tres tipos, armados, y pudo ver dos más detrás cuando se giro. El brujo se puso a pensar rápidamente, calculando posibilidades. Eran armas pobres, casi oxidadas, y de labranza, nada especialmente peligroso. Y como no llevaban escudos, seguramente podría salir adelante con unos pocos cuchillos y llamaradas... Pero matar o inmovilizar a dos con cuchillos y quemar a los otros tres o viceversa seria extremadamente difícil, y si fallaba, los cuerpos en llamas les bloquearían el paso y los "acuchillados" les alcanzarían. Miro puertas y ventanas, no, reventar puertas no era lo suyo y hacerlo con telequinesis lo dejaría para el arrastre. Luego vio los tarros y las cajas y una idea recorrió su mente, como un torrente, sacandole una sonrisa Tejados, ahora se limito a decir en tono autoritario señalando algunas cajas apiladas. Yo me encargo si, claro, con su caballo blanco y su brillante armadura, simplemente era mejor que no le viera incendiando media ciudad. Era un genio o estaba loco. No estaba seguro de cual de las dos era más útil

Os preguntareis porque os he reunido aquí empezó, andando unos pasos tranquilamente, abrió un jarro de cerámica. Pescado, nada. Es muy simple estaban avanzando, pero lentamente, confundidos por sus palabras. Abrió otro pote. ¿Eso era...? Ewwww Estáis aquí porque voy a hacer una purga, sois escoria y moriréis como tal otro recipiente, aceite de pescado. Bingo. Kaira ya debía estar por los tejados, por lo que el estaba más retrasado. Levanto la jarra con telequinesis, arriba, muy arriba y subió tan rápido como pudo por las cajas, mientras era perseguido. Para cuando subió, ese tarro ya estaba bajando y uno de esos hombres estaba justo debajo suyo, subiendo la caja.

Muere lanzo una pequeña llamarada a la cara del hombre y salio corriendo. Ese ataque súbito basto para desconcentrarlo, hacer que dejara de agarrarse y, más importante, incendio ligeramente su pelo, lo que combinado con el jarrón de aceite que estaba a punto de rompersele en la cara...

La deflagración fue brutal, y no pudo evitar poner una sonrisa de orgullo mientras localizaba a su acompañante antes de lanzarse a la carrera.
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Lun Abr 27 2015, 19:03

Parecía que salir de aquella situación no iba a resultarles tan fácil como había sido salir de los muelles. ¿Qué querían aquellos sujetos?, había una gran malicia en sus rostros y en sus gestos. Desde luego una cosa estaba clara, que aquella calle estuviera vacía y con todas las puertas y ventanas cerradas a cal y canto no era ninguna coincidencia, era una trampa premeditada, burda pero eficaz. ¿Eran ladrones que atacaban a cualquier incauto que por desconocimiento o despiste acabara por allí? ¿Otra cosa peor?. Fueran lo que fueran se acercaban.

Geralt no reaccionó de manera inmediata si no que pareció sondear las opciones. Durante aquellos segundos, si el brujo sentía algún miedo no lo demostró, a diferencia de Níniel, que si bien mantenía la calma bastante bien dadas las circunstancias, lanzaba miradas nerviosas a ambos grupos de humanos, a Geralt y al entorno.
La elfa había descartado tratar de romper alguna puerta o ventana de madera, carecía de la fuerza suficiente para algo así y de todos modos, si escogía mal en que casa entrar, bien podría dar con una con una salida trasera o por el tejado o bien podría dar con una que no tuviera nada de eso, lo cual podría ser todo un problema.
Descartando esa idea su única opción viable estaba en aquellas cajas apiladas, desde ellas podría saltar al tejado de la casa y escapar por allí, eso sería fácil, a juzgar por lo pegadas que estaban unas viviendas con otras las alturas podrían ser la solución, pero ese plan tenía una gran traba, nada impediría que aquellos atacantes les dieran alcance mientras trataban de trepar. estaba bastante segura de que si le daban la espalda a aquellos tipos solo acelerarían la llegada de un nefasto final.

Geralt dijo dos palabras con tono imperativo que Níniel entendió incluso antes de que señalara las cajas, también que no debía rechistar o dudar. Aún así hubiese preferido un par de palabras más que explicasen qué pensaba hacer él y no solo "Yo me encargo". ¿Acaso pretendía enfrentarse solo a los cinco villanos? ¿Cómo? ¿Tan fuertes eran los brujos?. Entonces Geralt comenzó a dar otro de sus "extraños discursitos", como si hablara hacia el público de un teatro y no hacia humanos hostiles, hostiles y malolientes.
Níniel obedeció y corrió hacia las cajas trepando con agilidad a ellas y apartando aquellos recipientes que mas estorbaban a la hora de subir, cajas pequeñas, escobas, parte de una cubertería de cobre, así como un par de vasijas cerámicas que derramaron un líquido aceitoso de fuerte olor en el suelo de tierra.
Llegó hasta el tejado y echó un vistazo alrededor, confirmando su sospecha de que se podía ir de un tejado a otro de manera sencilla y con solo tener un poco de cuidado con donde se ponían los pies, para evitar caer en los escasos espacios entre casas.
Se giró justo a tiempo para ver como Geralt llegaba a la base de las cajas y comenzaba a trepar con los cinco hombres tras él, uno de ellos tan cerca que casi podía alcanzar al peliblanco. Níniel cogió un trozo de madera suelta y se dispuso a lanzarla, para darle mas tiempo al brujo, cuando de repente comenzó una reacción en cadena de fuego.
Primero el pelo del humano se prendió y este cayó al perder sujeción al soltar sus manos para tratar de extinguir su ardiente cabello, luego, cuando una garra con contenido inflamable cayó sobre el hombre, todo su cuerpo comenzó a arder tras una explosión de llamas que causo que los otros cuatro tuvieran que apartarse. Por último ascuas de fuego, prendieron el líquido que Niníel había derramado sin querer, haciendo que la pila de cajas se convirtiera en una pila de llamas en cuestión de segundos. Nadie iba a seguirles por allí, eso estaba claro. Los atacantes se quedaron abajo tratando de apagar el fuego que consumía a su compañero aunque ya era inútil, estaba muerto.

-Eso ha sido...Muy inteligente- Comentó mientras se alejaban del lugar. No podía aprobar la sonrisa de satisfacción que el brujo esbozaba en el rostro, ni decir que aquello hubiese sido divertido o algo bueno. Aquellos tipos no les habían dejado mas opción pero dañar a otros no debía de ser motivo de orgullo. -¿Esta ciudad es siempre así?.-

avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Lun Abr 27 2015, 21:18

El brujo se regocijo durante unos instantes con la curiosa mezcla de desaprobación y admiración del rostro de la elfa antes de mirar alrededor, orientándose. Si, el puerto estaba hacia allí, por lo que la autoridad del puerto estaba allá, junto a la grúa de carga y descarga, cincuenta metros más o menos.

No respondió al comentario sobre su inteligencia, se había dado cuenta que cada vez que veía a un elfo decía "por eso perdisteis la guerra" con demasiada frecuencia. Puede que decirlo en ese momento provocara que lo tiraran a la calle junto a esos matones tan amables, así que mejor pasaba.

¿Así como? ¿Entretenida? sonrió Normalmente puedes evitar los problemas si conoces la zona, pero claro, tienes pinta de turista... Tampoco hacia tanto que estaba en Lunargenta, pero parecía que hubiera pasado tantísimo tiempo... Mierda, sus lobos. Miro sus bolsillos, si, allí estaban, sobando como marmotas, de perros guardianes no servirían precisamente...

Una vez resuelto eso, solo tenían que saltar, cosa aparentemente fácil, los callejones entre las casas tenían espacio para una persona, dos a lo máximo, con una pequeña carrera podrían apañárselas. Solo para estar seguros, salto el primero, aterrizando de manera decente al otro lado. Para asegurarse y porque el era el guía, pero bueno... Señalo a Kaira hacia la dirección que debían seguir y le hizo un gesto para que siguieran. Ahora que prácticamente no dependían de los callejones, podían seguir una linea bastante recta, por lo que esa maldita autoridad estaba a unos cinco o seis saltos.

¿Que necesitas hacer allí? Sonaba más lógico buscar pasaje hablando capitán por capitán, y ella no parecía tener un barco o un imperio comercial...
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Miér Abr 29 2015, 01:16

El brujo de cabello blanco parecía disfrutar con todo aquello, no solo con prenderle fuego a las cosas, también con la adrenalina de la situación y la amenaza a su vida que representaban aquellos tipejos, si no no llamaría a todo aquello algo "divertido". Para Níniel no había sido divertido, había sido peligroso y solo pensar el modo en que podía haber acabado tras cometer el simple error de doblar la esquina equivocada le daba escalofríos. ¿Cuántas personas no habrían tenido la misma suerte que ellos dos? No todo el mundo podía hacer que los problemas estallaran en llamas, si hubiese estado ella sola...No mejor no pensar en eso.
Con sus palabras Geralt confirmaba que la ciudad podía ser peligrosa si acababas donde no debías, acababan de experimentarlo en sus propias carnes, y lo decía como si fuese un experto. Desde luego había sabido como salir de la situación pero si tan experto era...

-¿Y usted es de aquí?...Debo pensar entonces que caer en esa trampa de bandidos formaba parte de la ruta turística que Geralt ofrece siempre a las viajeras?- Dijo respondiendo a su ironía con lo de parecer turista con mas ironía.

Para seguir avanzando en la dirección correcta debían de cruzar las calles saltando el no demasiado amplio espacio que separaba los tejados de un lado con los del otro. Aquello dificultaba un poco más el moverse que si simplemente tuvieran que andar por los tejados pero tampoco era un gran obstáculo. Geralt fue el primero en hacerlo y Níniel lo siguió sin mucho esfuerzo, distancias mayores había saltado desde pequeña incluso participando en juegos infantiles entre las ramas de los árboles. Parecía que aquel no sería el último salto que debían hacer para llegar a su destino pero si las indicaciones del brujo eran correctas, aquellos saltos les harían llegar en un periquete.
La elfa dio el siguiente salto antes que el brujo y mientras este se preparaba para saltar respondió a su pregunta.

-Tenía un contrato con el hospital de la ciudad. Ellos nos conseguían ingredientes y hierbas que no crecen en Sandorai gracias a los contactos comerciales de la ciudad con otras regiones, y yo a cambio les entregaba unas recetas para pociones curativas de mi gente y les ayudaba con cualquier duda que tuvieran sobre las mismas para que pudieran comenzar a fabricarlas ellos mismos. Yo cumplí mi parte...Ellos la suya no. Esperaron a tener lo que querían de mi antes de decirme que los marineros del barco que traía buena parte del pedido se niega a descargar la mercancía, al menos hasta que dos de sus tripulantes reciban atención médica de forma irregular según el hospital.-La elfa realizó el siguiente salto, de nuevo sin problemas, como si fuera algo cotidiano. -Mis opciones son esperar días hasta que los orejas redondas lo solucionen...O solucionarlo yo misma. Para mi la decisión es fácil, cada minuto que paso en esta ciudad noto como si me marchitase...-

Continuó saltando hasta llegar al final, donde tal y como había dicho el brujo, estaba el edificio que tanto había costado encontrar. Era un edificio amplio de piedra desgastada, con unas amplias puertas pero pequeñas ventanas en sus dos pisos de altura. Realmente no destacaba en nada con respecto a su entorno ni parecía un lugar especialmente concurrido. Lo único que lo hacía destacar era un cartel como el que tenían las posadas humanas con la silueta de un barco hecha de hierro sobre un fondo de madera maltratada por la humedad. En el cartel se podía leer "Autoridad portuaria".
Níniel buscó un lugar desde donde bajar al nivel de la calle y que al mismo tiempo no suscitara miradas curiosas, ya había tenido demasiado de aquello por un día, por ello descendió con cuidado a uno de los callejones en vez de directamente sobre un lugar mas concurrido. Al tocar suelo se reajustó la capucha y una vez estuvo de nuevo junto a Geralt caminó hasta la entrada de aquel lugar.
-Buena idea poner un letrero con el mismo dibujo que la mitad de los negocios de por aquí- Comentó con la razón de su parte. Antes, mientras buscaba el edificio o el barco sin que nadie la ayudara, había visto varios letreros por el lugar, si no iguales, muy parecidos.
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Vie Mayo 01 2015, 14:36

Yo ¿De aquí? Que va, solo estoy de paso al menos esa era la idea cuando había venido aquí Pero he pasado mucho tiempo en la ciudad si, ¿para que patearse medio mundo en busca de baratijas mágicas cuando estas venían solas a Lunargenta gracias a comerciantes y a gente importante? Y no, todo esto no formaba parte de mi guía turística y ahora tocaba chincharla es un plus para las chicas guapas. y siguió saltando como si nada, al parecer no tenia que preocuparse por ella, puesto que parecía ser bastante mejor que el. Malditos elfos y sus juegos con ardillas.

Pero escucho con atención las motivaciones de la elfa. Un contrato que sonaba algo ilegal con el hospital, hiervas a cambio de ayudar a unos marineros, blablabla. Sonaba a algo que podría arreglar con unas pocas llamitas, pero claro, entonces los elfos se quedarían sin un suministro duradero de plantas y seria culpa suya. ¡Oye! ¿Que tiene de malo la ciudad? Huele raro pero se vive bien, hay mucha gente, hay ferias, incluso se gana dinero con sorprendente facilidad. Unos pocos años trabajando en el mundo exterior que tanto teméis y podrías comprar una plantación entera de esas cosas que os da el hospital, así os ahorraríais los problemas. Bueno, unos años era quedarse un poquito corto, pero si viajaba aquí y allá sonaba asumible.

Y en cuando la elfa salto a un callejón, se dio cuenta de que por fin habían llegado, por lo que salto detrás de ella, echando un vistazo a los alrededores. No parecía haber problemas ni guardias, bien por ellos.

Es cierto que muchos humanos no saben leer o escribir y podrían confundirse, pero conocen perfectamente la ciudad... tenia que dejar de chincharla o acabaría pegado a un árbol con una flecha. No todos los de aquí han tenido el lujo de tener una buena educación, rodeados de libros sobre magia, geografía, filosofía y todo eso, es por este motivo que nuestras capacidades son tan valoradas como nuestro intelecto Le habría dado pena si no fuera el motivo por el cual no se había muerto de hambre aun. Porque... los elfos tenéis escuelas y todo eso ¿cierto? siempre se los haba imaginado como algo salvajes, persiguiendo ardillas y todo eso, pero ella parecía más refinada que los que se había encontrado en anteriores viajes.

Y... si quieres ir a curar a esos marineros, ¿no habría sido más rápido ir al barco directamente? ¿Que hacemos aquí? por favor, que dijera "robar el cargamento"...
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Sáb Mayo 02 2015, 16:01

-No es solo cuestión de tener las semillas y plantarlas, también deben darse las circunstancias adecuadas para el crecimiento. Clima, entorno...Y los animales, incluso los insectos, necesitan ecosistemas enteros, traerlos simplemente aquí no funcionaría, ni con todo el oro de Lunargenta.- Explicó la elfa con respecto a la idea de encontrar un método para no necesitar importar nada de otras regiones a través de la ciudad de los humanos. -Precisamente por eso no somos ajenos a la necesidad de ganar monedas. No tanto entre nosotros, como para tratar con el exterior. Aunque se me hace extraño que la gente tome como algo de valor algo que no se come, que no abriga, que no crece...Y que no pueda usarse en herrería para hacer herramientas o armas.- Se refería por supuesto al oro, no a la moneda en si ya que entendía perfectamente lo práctica que esta resultaba.

Aquella afirmación del brujo, ya en el suelo, sobre lo bien valoradas que estaban sus capacidades y su intelecto así como sus conocimientos fue un concepto extraño para Níniel que no había tenido esa sensación en el tiempo que llevaba en la ciudad, mas bien todo lo contrario. Se habían aprovechado de ella, la habían ignorado a pesar de buscar siempre expresarse con amabilidad, cortesía y buenos modales, la habían mirado como a una pieza de fruta madura y la habían atacado en dos ocasiones. -Creo que por el momento no han valorado mis capacidades mas allá de mi aspecto, y de forma bastante grosera. No repetiré lo que me dijeron los trabajadores del puerto mientras buscaba su ayuda y no su...Como ellos querían- Con tan solo recordarlo se había ruborizado, avergonzada, por lo que se colocó mejor la capucha para que no se notara. -Y claro que tenemos colegios, o al menos un sistema que busca lo mismo que buscan los colegios. Nuestros mayores nos enseñan desde pequeños lo que ellos han aprendido. Y créeme cuando digo que una persona de mas de quinientos años, o incluso de mil, puede enseñar muchas cosas. También tenemos libros de otras razas y aprendemos el común desde muy jóvenes-
Claro que podía hablar por lo que ella había vivido, no podía hablar por todos los clanes familiares ya que, igual que creían en diferentes dioses partiendo de una base común, también tenían diferentes costumbres y prioridades vitales.

Se dispuso a entrar en el edificio sacando de entre los pliegues de su capa el pergamino que acreditaba el contrato entre su gente y el hospital. Aquello la acreditaba como la dueña del cargamento que aquellos marineros se negaban a descargar y debería servir para hacer que alguien los metiera en vereda, o eso esperaba. Desde luego estaba segura de que la razón estaba de su parte pero por otro lado tratar con los humanos parecía ser ir de sorpresa en sorpresa. Ya en la puerta Geralt volvió a la carga con las preguntas.

-No es esa mi primera opción. Mi primera opción es mostrarles este contrato a esta "autoridad del puerto" y que sean ellos los que obliguen a la tripulación de ese barco a descargar "mis" ingredientes. Puede que la gente del hospital no tuviera prisa pero yo si. Además Valeria no sabía donde estaba el barco- Por mucho que le costara admitirlo, si aquella chica que se ofreció a guiarla hubiese sabido donde estaba el barco pero no aquel edificio, no habría tenido mas remedio que cambiar de prioridades en su momento.

Entró en el edificio y allí se encontró con la terrible burocracia humana. A pesar de que el lugar no estaba muy concurrido la hicieron ir a ver hasta a cuatro empleados distintos con la promesa cada vez de que el siguiente hombre al que tenía que ver iba a solucionar el problema sin ninguna duda. Algo que debería ser resuelto en cuestión de minutos se alarga durante dos horas e incluso llegaron a extraviar durante un rato su pergamino, sumiendo a la elfa en la total indefensión. Lo único bueno que tenía la desidia de los trabajadores del lugar es que apenas levantaban la vista de sus mesas cubiertas por montañas de papeles y no prestaron atención a si la joven era elfa, humana o una bestia parlante de los bosques.
Cuando por fin salió del lugar, cansada, enfadada y con hambre, lo mejor que había podido conseguir era un plazo de tres días en los cuales la guardia de la ciudad se ocuparía del problema. Eso si, le habían dado otro pergamino donde aquello constaba por escrito, como si eso sirviera de mucho.
A pesar de todo Níniel se mantuvo serena y no dejó que sus ganas de romper aquellos trozos de papel inservibles en mil pedazos vencieran. Guardó los pergaminos de nuevo bajo su capa con cuidado.
-No sé como nadie puede decir nada bueno de este lugar...Siguiente destino, el muelle trece. Pero antes necesito comer algo-

Off:
Geralt, puedes sufrir conmigo la odiosa buracracia humana, esperarme fuera o dejarme en la estaca (Cosa que no te perdonaría) como quieras^^
avatar
Cantidad de envíos : : 704
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Geralt el Sáb Mayo 02 2015, 16:29

Oh, no me has entendido, por supuesto que tendréis que llevar cosas de otros lugares, pero si la plantación, los carros y los barcos os pertenecen, os ahorrareis muchos problemas... Ningún capitán se arriesgaría a retener la mercancía de su patrón si eso implicaba perder su empleo o peor, ser perseguido por un patrón furioso y sus barcos de guerra, pero ese tipo de poder era muy caro.

Y la pobre elfa, tan acostumbrada a la naturaleza, se le hacia difícil entender porque las monedas eran de oro. Pobrecilla, seguro que también le costaría tasar el valor de las cosas, tendría que preguntar a algunos mercaderes el precio real de esos hierbajos, no fuera que la estuvieran estafando. Aunque eso implicaría tomarse muchísimas molestias... Bueno, ya vería, según lo bien que le cayera la muchacha. Usar como moneda algo que se pudre o que ocupa demasiado no es practico. Las monedas de oro son pequeñas y no se oxidan como las de hierro, por lo que no es necesario acuñarlas durante mucho tiempo... pero se callo con la explicación de los colegios. Así que los conocimientos de la siguiente generación estaban supeditados a la capacidad para enseñar de la generación anterior. Sonaba muy ineficiente, pero no dijo nada, ponerse a discutir las virtudes de la educación elfica mientras discutían con los funcionarios del puerto sonaba bastante inadecuado.

Pero habrían tenido tiempo, desde luego. Geralt fue buen chico y espero en una esquina apartada, mirando como la elfa iba y venia como una bola de ping pong. Al principio le hizo gracia, pero luego empezó a entrarle sueño. Prácticamente no se dio cuenta de que había acabado hasta que Kaira cerro la puerta, dejándolo a el dentro, que se apuro a seguirla.

Veo que te ha entusiasmado la visita... soltó en tono burlón mientras buscaba con la mirada el susodicho muelle. Estaban por orden, así que solo era cuestión de encontrar uno y moverse a partir de allí. Por la derecha, creo. Y seguro que hay alguna taberna delante de los puertos, para marineros borrachos  Llevar a una elfa en una taberna llena de hombres borrachos podía no ser una de sus ideas más brillantes... O podemos adentrarnos un par de calles, allí habrá tabernas normales.
Geralt
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 404
Nivel de PJ : : 4
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día a día [LIBRE] [CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.