El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Abr 28 2015, 23:28

Una sucia e inmunda mosca se paseaba al rededor de la cabeza de mi amigo y compañero, el lobo. Recostado sobre el fresco piso de madera, parecía no molestarse al juguetear con su cola para ahuyentar al pequeño bicho de su pelaje. El lobo había ingerido ya varios filetes de jugosa carne y ahora solo quería reposar y disfrutar del envolvente silencio del lugar en el que nos encontrábamos. Mi comida se había enfriado hace muchas horas, ahora se parecía más al contenido expulsado de algún estomago revuelto pues mi mano parecía actuar de manera independiente al mezclar el contenido de mi plato. La falta de apetito, el impulso por vagar por las calles y mantenerme pensativo en sitios como este no me abandonaba aun.

Di un sorbo a mi bebida para humedecer mis secos labios e intentar recordar cual de las muchas puertas en la ciudad había atravesado. Los murmuras y risillas se perdían entre los oscurecidos muros de la pequeña y humilde taberna a la que había acudido. El humo de las pipas se retorcía en el aire formando pequeños e intangibles espirales luego de salir expulsado de los gastados pulmones de algunos de los comensales. Una mujer de largos cabellos y piel oscurecida fregaba los platos al otro lado de la barra mientras musitaba maldiciones por lo bajo. El tabernero movió con maestría sus largos bigotes mientras sacaba brillo a su indumentaria, aquellos grandes tarros que a él gustaba llenar con calido licor.

Como la primera gota de lluvia en verano, la puerta se abrió de par en par dejando entrar algunos rayos de luz natural a tan oscurecido sitio, solo iluminado por la tenue luz de las velas que también jugaban como un austero adorno en las viejas mesas de madera. Entre luces y rechinidos, apareció una figura robusta que parecía no resaltar entre las apariencias de los presentes. Al recuperar la noción del lugar en el que estaba y no encontrar ningún hecho de interés a mi alrededor, volví a bajar la mirada y perderme en mis pensamientos en blanco y negro que no dejaban de recorrer y abrir cada rincón de mi interior.

Es así como el resto del día se escurriría nuevamente como un puñado de agua entre los dedos o al menos eso fue lo que creí hasta ese momento en el que el sol comenzaría a ocultarse tras el horizonte. Sin notarlo, algunos pasos parecían acercarse poco a poco hacia mi mesa, Reb fue el primero en notarlo y demostrar su incomodidad ante tal intromisión. - Sa - saludos. Menciono el recién llegado con una quebradiza voz. Levante la mirada de lado solo para inspeccionar el rostro del sujeto quien se veía demasiado nervioso para ser un busca pleitos. -  ¿Que sucede? Arroje mi pregunta sin ningún uso de tacto, no quería perder ningún segundo de mi exquisita nostalgia. - Eso solo... yo... El sujeto solo había dicho tres palabras y ya me desagradaba. - Si no puede decir nada en concreto le pediré que de media vuelta y nos deje estar. Desvié la mirada de sus ojos e intente hacerle a un lado.

El sujeto retorció sus dedos y tomo algo de aliento y valor para retomar su frase. - Usted pertenece al gremio ¿no es así? El gremio de asesinos. Si queria llamar mi atención debía haber comenzado por mencionar esas palabras. - Tome asiento por favor. Le pedí mientras recomponía mi postura sobre la incomoda silla en la que estaba sentado. Mire sus ojos durante algunos instantes antes de que la charla entre ambos se viera reanudada. Tenía la opción de negar mi participación en la hermandad y continuar asumiendo el papel de vagabundo que había mantenido activo hasta ahora pero una parte de mi quería saber más.

Un conocido instinto me impulsaba por llegar más lejos - Tus suposiciones son correctas. Inspeccione al sujeto nuevamente. No parecía ser el estilo de hombre que desea la muerte de su prójimo, se le notaba bastante nervioso pero seguramente tendría sus razones. - ¿Cual es el nombre de aquel que debe reunirse con la muerte? Cuestione al notar las pocas palabras que podía articular mi nuevo benefactor. El sujeto saco un papel amarillento doblado en cuatro partes que guardaba entre su abrigo. - Es él. añadió.

Tome el papel en mi mano y lo abrí lentamente hasta poder ver su interior. Se trataba de un retrato hecho detalladamente. Al verlo sonreí de lado, dejando escapar una sutil risa. - No me sorprende para nada. Me dije a mi mismo mientras terminaba con el interior del tarro. Quizás era esto lo que necesitaba. Un poco de acción bajo las labores del gremio. Había intentado mantenerme alejado de este y todos sus asuntos pero no podría negar que el impacto de adrenalina ante este tipo de negocios satisfacían un retorcido impulso en mi interior.

Acerque le dibujo hacia la flama de la vela, la cual consumió poco a poco el retrato del sujeto que se había convertido en mi objetivo. - Tomaré el trabajo. Puede darlo por hecho.


Última edición por Johannes el Lun Jul 13 2015, 22:02, editado 2 veces
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Miér Abr 29 2015, 03:17

Femenina, femenina, femenina, femenina…” no dejaba de repetir esa misma palabra una y otra vez mientras caminábamos por una calle transitada en la ciudad de los humanos. Mi cabeza estaba llena de “femeneidad” por llamarlo de alguna manera y es que, con esto, intentaba acallar aquella voz de pito del mocoso de Blackuart*, jovencito que no dejaba de balbucear cosas y comentar hasta por los codos de todo lo que estaba viendo y que debía de hacer esto o aquello o parecerme más a una hembra humana en aquí y acullá. De haber estado cerca de mí tan siquiera un año atrás ya hubiera quedado retratado en una pared escrachado en un charco de sangre… sin embargo ahora solamente le ignoraba como a una mosca molesta.

Estábamos en la capital de los humanos para negociar algunas cosas para Ulmer. Había cierto proveedor al que había que atrapar y la mitad de la gente que me conocía me sugirió un cambio en mi apariencia. Enarqué una ceja al ver nuevamente mi reflejo sobre una superficie pulida. Lo único que se me había ocurrido era parecerme a un madre, la femeneidad en persona, aunque claro, todo lo que logré fue un irrisorio intento de dama guerrera con un parche en el ojo. Tuve que recurrir a una peluca que me costó un buen de aeros, la que originalmente había sido blanca y tuve que teñir al negro con recursos que ahora no hace falta especificar. Una vez mi padre dijo que las mujeres éramos todas brujas y en su momento aquello me había cabreado bastante, aunque hoy comprendía el sentido de aquella frase. Un poco de maquillaje por aquí, sombra por allá, retoques en los labios y eres una persona completamente diferente.

El traje lo adquirí en una casa que vendía cosas de segunda mano. Completamente negro como la imagen que quería dar, me hizo feliz solo al verle. Me sentaba como un guante, de no ser porque tenía esas partes de la ropa de los arqueros, aunque eso no era malo tampoco… colgué el hacha corta de mi cinto y así me pasee por las calles de la ciudad con el mocoso a mi cuidado, no más lejos que la distancia de un brazo de mi alcance. Él por su parte llevaba alegremente a Furia por las riendas y a Chy en su hombro. Traidores pensé, pero luego recordé lo que debía hacer femenina femenina femenina continué repitiendo una y otra vez, incluso luego de cerrado el trato. El trabajo no estaba acabado hasta que pudiera quitarme aquél disfraz. Quería llegar pronto a un lugar seguro para cambiarme, cosa que era difícil con un lobezno curioso en una ciudad desconocida.

Aquí, probad aquí las mejores pociones. Las hay de toda clase, para mal de amores, para el desconsuelo y hasta para encontrar jovenzuelos Enarqué la ceja que no estaba tapada por el parche como diciéndole al tipo que en esos momentos posaba su vista en mí “Eres malo hasta para hacer rima”. El tipo, que no quitaba sus ojos de nuestro lugar, se acercó con un frasco transparente. Su contenido azul claro resplandecía bajo la luz del sol como si estuviera lleno de pequeños trozos de metal. Mis pociones son las mejores, le pagaré cinco aeros por ser mi ayudante ofreció el hombre, señalándome. Hhmmmpppggrrrhh me limité a contestarle dándome la media vuelta. Siempre me habían caído mal los brujos y todas las cosas que no comprendía y no caería en ese juego. No.

Sí… terminé cayendo. El muy desgraciado quería convencer a Blackuart de ser su conejillo de indias y tras decirme prácticamente en mi cara que era una gallina por no aceptar su oferta, tomé dos de las pociones que estaban en el pequeño carromato y las tragué en un mismo sorbo. Mawood, creo que eso no debía pasar… dijo el pequeño jalándome de la ropa para hacer que le encarara. La piel que estaba expuesta a la luz comenzó a tomar una tonalidad extraña y algunos pasantes se acercaron a mirar. Por mi parte estaba enfocada en algo más grande… algo que olía mejor, algo que acaparaba toda mi atención.

__________________________
Para tener una idea de lo que me refería a maquillaje y esas cosas, imaginen a Wood con ese parche, la peluca como el pelo de ella y sus labios de ese color nwn
Spoiler:
atuendo:
El asterisco significa que si hacen click encontrarán la ficha del susodicho
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Asher el Miér Abr 29 2015, 22:30

A pesar de la poca gracia que me hacía, volver a las catacumbas no había estado del todo mal... después de todo, me había hecho con algunas cosas decentes. Mi recientemente adquirida capa ondeaba ligeramente detrás de mi. Dentro, llevaba los otros dos objetos: una daga y un potente veneno. La daga la había querido desde hace tiempo, para ejecuciones rápidas: llevarse la mano a la espada es demasiado lento y poco sutil. Pero ahora, de vuelta en la superficie, estaba TAN aburrido. Era uno de esos dias que parecía que no iba a pasar nada interesante...

Caminé por las calles, tratando de acostumbrarme a la capa. Era algo pesada y gruesa, lo cual era algo molesto por el calor, pero tenía que acostumbrarme... me quedaba demasiado bien. Probé a usar la capucha, ocultando parcialmente mi rostro. Si estaba nublado y bajaba la cabeza, igual parecía humano, por horrible que fuese el pensamiento. "Vale... ¿ahora que?" Tenía un rato largo hasta encontrarme de nuevo con Geralt. Aún me quedaba por comprar alguna poción, pero eso apenas me llevaría un rato. Por el momento, el bullicio empezaba a ser molesto, así que pensé en irme a algún lugar más apartado... y se me ocurrió una idea.

Me metí en un callejón casi totalmente vacio y miré al pequeño edificio cercano... era lo suficientemente bajo para que funcionase. Lancé mi gancho hacia la cornisa del techo y lo aseguré. Me apoyé contra la pared y empecé a subir hacia el tejado, disfrutando de la idea por absurda que pareciese. Las vistas eran algo mejores, pero había muchos más edificios con tejados más altos... Fui corriendo por los tejados, saltando entre cornisas y disfrutando del ejercicio, subiendo cada vez más, hasta que llegué a un salto algo más dificil: habia una separación bastante grande entre dos edificios... tomé carrerilla, salté, y... una vez que empecé a caer, sabía que no iba a conseguirlo. Pero por suerte, tenía la cadena metálica preparada para eso, la lancé contra la cornisa y funcionó... más o menos, me llevé un golpe algo fuerte contra la pared, pero sobreviví. Escalé hasta el tejado y me senté en él. -Que haría yo sin esta cosa...- pensé en voz alta. Era pesada, si, pero, ¿De cuantos apuros me había sacado?

Ya estaba en un techo bastante alto, me sentía satisfecho. Me asomé al borde, mirando las calles desde arriba. "Parecen insectos... y desde aquí, aún más..." reí ante mi propio chiste y me puse a examinar a gente en concreto, inventándome sus historias. -Ese es un soldado de incógnito que va a perseguir a un espía... esa mujer quiere hacer de su hijo una bomba viviente para asesinar al rey... no, era gente demasiado normal. Tenía que fijarme en la gente rara, esos tienen las mejores historias. "Oh, justo eso..." pensé, clavando mi mirada en una mujer con pelo y vestido negro y un parche en el ojo. Al parecer estaba comprando pociones... y una de ellas le cambió el tono de piel -Tu eres... una vampiresa. Las pociones son para poder sobrevivir a la luz solar.- Pero, al parecer, le acompañaba un crío. -Hmm...no, espera. El niño controla tu mente, tu eres su marioneta. Y vais a comprar partes de metal para hacer un ejercito biocibernético.- dije, entretenido. Si hubiese alguien ahí arriba para oir las tonterías que decía, podría haber visto como agitaba la cola, divertido. Aquello no estaba nada mal, tenia que subirme a los tejados más a menudo.
Asher
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 388
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Abr 30 2015, 23:55

Me acerque a mi amigo y acaricie un par de veces su lomo. No podía llevar al lobo a afrontar este riesgo, si bien se había convertido en un fiel compañero, Reb no me pertenecía y no tenia ningún derecho a arrastrarlo a situaciones en donde su integridad física pudiera verse violada. Entre destellos y ecos en mi interior, recordaba como había sido mi encuentro con ese hombre bestia en las entrañas de los túneles de las catacumbas. Como lo había dicho, no me sorprendía que hubieran puesto precio a su cabeza. La forma en la que había ultimado la vida de sus oponentes había sido algo sobresaliente. - Es una lastima. Susurre. Seguía pensando que habría sido una buena adquisición para el gremio, pero la mano de la muerte le había alcanzado antes que la mano de la hermandad.

Me acerque a un joven muchacho que bebía tranquilamente cerca de mi mesa y le di algunos Aeros para que se encargara de Reb hasta mi regreso. El joven, emocionado al ver la cantidad de monedas en sus manos, respondió entusiasmado aceptando mi encargo. El dinero sería suficiente para comprar comida para el lobo y luego sobraría bastante para emborracharse cual marino en día de pago.

Salí del decadente lugar seguido por una nube de tabaco y risotadas alcohólicas. Me pare frente al pórtico que se cerraba lentamente a mis espaldas y dirigí mi mirada hacia el cielo. El sol se acercaba hacia el horizonte dejando atrás una fresca y suave brisa que ondeaba la ropa recién lavada con aroma a lavanda, tendida entre los percheros de los edificios. La noche aun se percibía bastante lejana por lo que no podría contar con su manto para ocultar mi presencia. Esperar hasta su llegada podría ser muy arriesgado pues desconocía cualquier patrón que mi objetivo pudiera tomar. Todo lo que tenia por ahora era una referencia de aquel que había solicitado mis servicios. - "Cerca de la zona comercial". Repetí. Eso es lo que había dicho él la ultima vez que lo vio en este día.

Sin perder más tiempo, eche a correr entre callejones y callejuelas tomando aquellos atajos que todo sujeto de intenciones dudosas conociera como las venas que atraviesan el canal de su muñeca. Como ese donde siempre estaba dormido un viejo y gordo gato peludo, ese era el mejor camino para llegar cerca del distrito comercial. Entre obstáculos diversos como basura, cajas apiladas y alguno que otro pendenciero tirado en medio de las calles, finalmente llegue hasta una de las calles principales. Lugar donde las personas promedio gustaban transitar con tranquilidad y bullicio.

Antes de salir a la calle, analice el entorno. Había demasiada gente en las calles lo cual me hacia dudar el cumplir con el hallazgo de mi objetivo entre la turba. Debía ser paciente por ahora y limitarme a buscar al sujeto entre los rostros desconocidos de los transeúntes. Di un acelerado paso hacia enfrente y me mezcle entre la multitud buscando uno de los rasgos prominentes y característicos del que sería mi victima. Las voces saturaban el entorno, pero entre ellas sobresalían la de los vendedores ambulantes quienes incesantes ofrecían sus diversos productos a todo aquel que se dejaba atraer por sus garras.

Desde mi posición solo podía ver algunos rostros, hombros y espaldas de algunas personas. Había comenzado mal en mi búsqueda, si quería encontrarlo rápidamente no lo conseguiría de este modo. Debía ir a un punto más alto para emprender un barrido más extenso y cerciorarme de la presencia o ausencia de mi victima. Cerca de mi posición había algunas cajas apiladas, estas piezas me servirían para llegar a un pequeño tejado de una de las casas aledañas. Me escabullí hábilmente entre la multitud y luego de un par de saltos estaba en el tejado.

Aunque el plan era bueno, parecía que el sujeto había abandonado las inmediaciones y ahora correría por mi parte el trabajo de buscarlo en toda la ciudad, lo cual quizás me llevaría unos días. - Maldición. Murmure al ritmo de un profundo y largo suspiro. Pronto abandonaría la idea de encontrarlo aquí, me daría la vuelta e iría a buscar a otro lugar pero de repente, un ligero destello de luz emano desde el cielo hasta golpear sutilmente mis ojos. - ¿Que es eso? Mencione al mismo tiempo que levantaba la mirada. Utilizaba la palma de mi mano para bloquear el paso de la luz mientras el rabillo de mi ojo deslumbraba una extraña silueta en lo alto de un edifico a varios metros desde mi posición. A menos que mi imaginación me estuviera jugando una mala broma, creí ver como una peluda cola se movía con singularidad en la espalda de aquella figura. - ¿Podrá ser? Mi vista se acostumbro a la luz, no podría estar equivocado. Había encontrado a mi objetivo en el lugar más equivocado y aunque no estaba en la mejor posición para no llamar la atención podría sacar provecho desde donde estaba.

Desenvaine un par de mis cuchillos arrojadizos y comencé a saltar entre los tejados para acercarme hasta él. Aun no sabia si él se había percatado de mi presencia pero hasta no demostrar lo contrario, tenia el factor sorpresa de mi lado.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Vie Mayo 01 2015, 17:10

Mawood mawood no dejaba de llamar una vocecilla tatequieto dije dándole un suave zape en la mitad de la frente. Suspiré y finalmente bajé mi vista al mocoso puedo oler tus lágrimas de cocodrilo desde aquí Black. ¿Qué quieres? dije agachándome para ponerme a su altura y limpiarle el rostro que ya le corrían mocos. Estaba pre…prr…preocupado… comenzó a explicar entre sollozos. Bueno, no cabía dudas que había herido más sus sentimientos que su frente; le di otro empujoncito, ahora juguetón y comencé a cargarle entre mis brazos, pero tenía esa sensación de que debía volver a mirar hacia aquél punto, el punto donde se encontraba un gran hombre.

¿Mawood? volvió a preguntar, esta vez con un tono más reservado, cubriéndose la frente por cualquier triquiñazo sorpresa. En otro momento me hubiera provocado mucha risa, más el objeto de mi afecto, de mi completa devoción desde que le vi ahora estaba siendo el blanco de alguien. Tiempo en el gremio, pero más años de batalla no me podían dejar equivocar. Estaba segura de que había visto el resplandor de un filo en un escurridizo hombre que aparecía y desaparecía en dirección de mi amor.

Tu Pawood está en peligro dije con los labios temblorosos. Me di media vuelta para encargarle mi pequeño lobito peludo al tendero, más al parecer hacía rato que se había marchado. Maldito viejo infeliz, cuando lo vea… detuve mis enojados comentarios, no había quién los escuchara y serían vanos, ese se fue con el rabo entre las patas y probablemente no volvería a verle. ¿Pawood? preguntó el pequeño inocente. Claro, el marido de Mawood dije con total naturalidad. Blackuart quedó de varios colores antes de decidir quedarse del color de un tomate. Toma a Furia y a Chy, espérame en la posada en la que estuvimos ayer, te alcanzaré ordené poniéndolo sobre la yegua. Miré al animal a los ojos y le di una palmada en sus cuartos. Era la primera vez que andaba solo en ella, pero confiaba en que todo resultaría bien, por una razón u otra sentía que mi corazón se alivianaba y no me importaba más nada que aquella gran figura que había visto ni bien había tomado la extraña poción.

Espérame cielito, Mawood irá a respaldarte dije levantando la cabeza para mirar en dirección al último punto en donde le había visto. Mi corazón no tardará en encontrarte aseguré con total convicción estirando mis brazos como queriendo abrazar su figura en el aire. Varias personas se apartaron de mi camino y cuchicheaban por lo bajo. Sacudí mi cabeza y comencé a rodear edificios y mirar al cielo en busca de mi misterioso amor. Estoy segura que amarás mis brazos multicolores y escamosos agregué con una sonrisa de oreja a oreja, aún hablando a toda voz.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Asher el Sáb Mayo 02 2015, 14:29

Seguí observando a la gente desde arriba. -Ese viejo es en realidad un maestro en la lucha con maza. Y ese otro...- noté que la mujer vampira/marioneta que había visto antes me estaba mirando, lo cual era algo incomodo. Entonces, percibí un sonido que venía de detrás... eran pasos sobre los tejados. Giré la cabeza, y vi a ese hombre, Johannes, al que había conocido en las catacumbas días antes. Y el destello de dos cuchillos en sus manos... no parecía tener buenas intenciones. No hacía falta ser un genio para saber lo que pretende alguien que se te acerca por la espalda con armas desenvainadas.-¡Así no es como se saluda a conocidos!- dije, dándome la vuelta y saltando a un tejado más bajo.

Tenía que volver al suelo. Pero, ¿por qué venía a por mi? Hice memoria para recordar si había hecho algo para molestarle, pero me rendí casi al instante: demasiada gente quería mi cabeza, y no sabía en que círculos se movía aquel hombre. Corrí por los tejados, bajando a saltos, hasta que estaba lo suficientemente bajo para saltar al suelo. Sin detenerme, empecé a gritar entre la multitud. -¡Asesino! ¡Está loco, nos matará a todos!- grité. Unos pocos empezaron a correr, alarmados, y eso fue suficiente para que estallase el caos. Recordaba una situación similar, solo que yo era el que perseguía.

En realidad, no tenía por qué huir, podía enfrentarme a él, pero aquello era algo más divertido... y probablemente tendría que luchar de todos modos. Seguí huyendo por las calles, ahora más caóticas de lo normal, hasta que vi una taberna, en la que me metí de improviso. Algunos de los clientes estaban mirando por la ventana, curiosos, otros no le prestaron atención y estaban bebiendo, comiendo, o jugando. Otros me miraban a mi. Caminé hacia una mesa alejada de la puerta, fingiendo que no pasaba nada, y sin apartar la mirada de la entrada. Me coloqué la capucha de la capa y bajé un poco la cabeza, atento a todos alrededor.

Estaba resultando entretenido, y la subida de adrenalina lo hacía aún más emocionante. Estaba tan acostumbrado a ser el cazador que se me había olvidado lo que era el ser perseguido... aunque, para mi, era casi un juego. Sabía que Johannes no iba a matarme, pero me negaba a perder. Pensé. "¿Que hago si aparece...?" Improvisar, claro. Tenía las escaleras a las habitaciones, seguramente con ventanas al exterior, y una puerta secundaria que probablemente llevaba a un callejón.
Asher
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 388
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Mayo 04 2015, 23:13

- Tsk Emití en voz baja al chasquear los labios al darme cuenta de que el hombre bestia se había percatado de mi presencia y no solo eso, al parecer en su mente se había creado rápidamente una idea sobre mis cuestionables intenciones. ¿Que tan rápido podría ser el sujeto? cuestione internamente al ver como bajaba desde aquel improvisado asiento que había tomado en lo más alto de ese edificio y soltando algunas palabras sobre mi falta de modales hacia un antiguo compañero de armas.

Mis ojos resplandecían y vibraban a cada fuerte latido en mi corazón. Ahora que tenia una meta en frente me había metido por completo en mi papel como asesino. No importaría si se tratase de un antiguo colega, un compañero, incluso aquel que me ayudo a escapar de aquel inmundo agujero. El acuerdo había sido aceptado y ahora su sangre debía lustrar el filo de mis armas y darle algo de color a la roca gris en el suelo.

Seguí sus pasos a través del tejado, no le perdería de vista ni por un solo segundo, si tenía algo de suerte ese día mi trabajo terminaría pronto. El hombre bestia se dirigió hasta una edificación lo suficientemente baja para volver a las calles, de esa forma tomaría una posición adecuada para intentar atinar a su cuello desde mi posición. Mi vista se fijo en mi objetivo, continuaba respirando tan tranquilamente como los pulmones me lo permitían después de esa veloz carrera. El perro se movía en línea recta sin saber lo que le esperaba. Mis dedos se tensaron sintiendo entre ellos el frío metal preparándose a ser lanzado a través del aire hasta impactar en la carne blanda,  pero justo antes de lanzar, Wernack armo un escándalo entre la turba que se movía en las calles cual loco pregonador.

- Maldito. Musite al ver como la gente entraba en un tipo de paranoia. Algunos incrédulos solo miraron en toda dirección para ver si era cierto aquel que el extraño aseguraba, mientras otros salían corriendo encontrando un lugar seguro para guarecerse. Había demasiados blancos inocentes para atacar, si lo hiciera alguno podría resultar herido y eso alarmaría a los presentes ganándome una rápida fama entre la guardia. - Eso no es seguro. Replique para mi mismo. Di media vuelta y me agache para evitar ser visto. En vez de tomar la ruta que el perro, le seguiría de cerca por los tejados.

Casi pierdo su rastro al tener que doblar en una vieja y tiznada chimenea sobre uno de los locales pero afortunadamente pude ver como una puerta rechinante se cerraba poco a poco mientras un letrero móvil con la palabra "Taberna" escrita en él, adornaba el pórtico. Apoyándome sobre algunas salientes, pude bajar hasta la calle aledaña a susodicha taberna. Había demasiadas miradas curiosas postrándose en las ventanas principales, por lo que opte por tomar la puerta trasera para ingresar en el local. Para mi fortuna, la puerta estaba abierta. Entre bajo todo silencio y quietud y e escurrí por la cocina donde una señora preparaba algunas bebidas y un maloliente puchero hervía sobre una  gran olla oscura.

No había señales de que Wernack hubiese llegado antes a la salida trasera. Tampoco había señas de que hubiera provocado un gran alboroto en el sitio. Si realmente había ingresado en este lugar, entonces seguiría ahí, mezclándose entre los presentes. Luego de echar una inspección rápida al cuarto y no notar su presencia, ingrese en la habitación principal y avance lentamente buscando mesa por mesa y rostro por rostro. Mi diestra se deslizo lentamente entre mi cintura, buscando el mando de una de mis dagas. Cuando encontrara a mi objetivo, simplemente clavaría su filo en cualquier zona letal donde pudiera cerrar sus ojos para siempre.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Jue Mayo 07 2015, 00:00

Le había perdido, comencé a golpear el suelo repetidas veces con mis dos piernas mientras agitaba los brazos haciendo un berrinche. “¿Eh” pensé para mi mientras me daba cuenta lo que estaba haciendo. Algunas personas se habían dado la vuelta para mirar lo que sucedía ¡Malditos abejorros! Tened cuidado dije en voz alta, señalando los alrededores. Respiré profundamente sin estar segura a qué atribuir ese comportamiento de mocosa malcriada. De ser Black probablemente ya le hubiera pegado… Wood te estás poniendo vieja y chochita dije por lo bajo mientras me acomodaba la peluca y miraba hacia el cielo en busca del objeto de mi amor. ¿Dónde estás? me pregunté, cuando por el rabillo del ojo vi nuevamente otro resplandor.

No importa, esa es la dirección musité encogiéndome despreocupadamente de hombros y tanteando la seguridad del parche. Partí corriendo para ganarle a mi rival, hasta que olfatee a un perro Iu…gg… delicioso enarqué una ceja sin estar muy segura de lo que pasaba ese día conmigo. Nunca tendía a ser tan emocional, pero por algún motivo encontraba muy ameno eso de seguir mis instintos, le estaba encontrando la vuelta y disfrutando de ello. El lugar al que me metí no me resultaba para nada familiar, aunque no reparé demasiado en los típicos pisos de madera crujientes, los extras sentados en sus mesas o los borrachos típicos. No…

Mis ojos se centraron en una figura grande, sexy, el misteriosamente más apuesto desconocido que jamás me había cruzado. Parecía estar algo intranquilo, pero necesitaba matar la distancia que nos separaba, morderle, babearle y besarle. Convertirle en mi hueso personal aunque fuera un perro. “¿Un perro?” pregunté en mis fueros internos tratando de hacer encajar algunas piezas en el puzzle, más al ir acortando distancias lentamente hacía que mi corazón se saltara varios latidos. Aquellos mugrosos borrachos que se interponían entre mi desconocido comestible y yo no eran más que molestias pasajeras. Pronto estuve tan cerca de él que casi podía sentir su respiración.

Abrí un poco mi escote y me aclaré la garganta pestañeando varias veces con el ojo visible. No puedo dejar de observarte mi querido pe… me mordí la lengua, nunca me había importado decir lo que pasaba por mi mente, pero esa vez era diferente, ese macho me interesaba. ¡Te amo! No me importa que no me conozcas, desde el primer momento en el que vi tu gigantesca figura quedé prendada de ti. Quiéreme, abrázame, úsame, soy toda tuya para lo que desees le dije sin entender bien cómo ni por qué, solo necesitaba externar aquello que me quemaba por dentro. Di un paso hacia él y cerré los ojos estirando mis labios para besar alguna parte de su cánida, misteriosa y no visible figura.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Asher el Vie Mayo 08 2015, 14:36

La figura de Johannes no tardó en aparecer por una de las puertas. "Maldita sea. ¿Como me ha encontrado tan deprisa?" pensé, bajando más la cabeza y buscando algo en la mesa que pudiese servirme... solo había un vaso, así que tendría que apañarme. Apreté el vaso con fuerza, esperando al momento perfecto. Pero alguien ajeno se acercó, diciendo que no podía dejar de observarme. "¿Pero que...?" esa mujer iba a llamar la atención...¿no era la misma que había observado antes? Si hasta tenía aspecto de pirada... Un momento ¿Había oido bien? -¿Me... amas?- la mujer estaba intentando besarme, así que alejé mi cabeza todo lo que pude.- Eh...si quieres ganarte mi corazón, debes hacer una cosa.- susurré. Arrojé el vaso hacia Johannes, esperando que se le rompiese en la cabeza, mientras me levantaba. -¡Mata a ese tipo!- dije, señalandole y corriendo hacia las escaleras.

Había estado ágil, pero tenía que seguir moviendome. No creía que esa mujer pudiese matar a Johannes, le había visto luchar, pero al menos me podía conseguir unos segundos de ventaja. Llegué al segundo piso, y esprinté por el pasillo. Al fondo había una ventana de un tamaño convenientemente grande, así que lancé mi gancho, rompiendo el cristal, y salté por la ventana. Caí bien, aterrizando sobre mis patas, y seguí con mi carrera por las calles.

Tenía que darle la vuelta a la caza, el correr empezaba a cansarme... ¿Le tendía una trampa? No tenía el tiempo ni los materiales suficientes. ¿Que hacían mis objetivos en esas circunstancias? Llamaban a matones... o... -Guardias...- había visto unos guardias reales a lo lejos, con su aspecto intimidante y bien armados. Me acerqué a ellos, y poniendo mi mejor cara de asustado, exclamé. -¡Guardias, por favor, ayudenme! ¡Un hombre intenta asesinarme! Creo que es un profesional...- gemí, poniendo ojos de cachorro. -Tiene el pelo blanco y una bufanda roja... ¡por favor, ayudenme!- imploré, reprimiendo una sonrisa maliciosa. Señalé la taberna de la que había salido. -Le he visto allí. Tengan cuidado, es muy peligroso, y le he oído gritar algo sobre "muerte a todos los reyes". -Eso empezaba a sonar forzado, pero los guardias parecían convencidos por el numerito. Me metí entre la multitud, a la que no había llegado aún el caos anterior, para ver la escena a una distancia prudente.
Asher
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 388
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Vie Mayo 08 2015, 23:29

Dentro de poco terminaría de inspeccionar a cada uno de los presentes, solo restaba buscar en el lugar más alejado de la sala principal. Debía darme prisa pues mi objetivo podría haber tomado el camino escaleras arriba que llevaban a los cuartos superiores. - Eres un enorme perro, no puedes llegar muy lejos o pasar desapercibido tan fácil Externe mi idea entre dientes mientras miraba en toda dirección. Mi corazón palpitaba velozmente mientras sentía cada vena llenarse por la ansiedad de terminar con el trabajo. Sabia que a cada paso estaría más cerca de cumplir mi cometido, algo en mi interior estaba despertando.

Levante de su improvisado dormitorio a un borrachín, quien dormía la siesta luego de quedar fuera de combate al consumir una bebida tras otra, solo para cerciorarme de que no se tratara de Wernack, cuando de repente, una voz y una frase resaltaron de entre la decadencia y las burlas. Se trataba de una extraña mujer quien bestia ropas oscuras. Su aspecto no parecía el común al que usualmente usaban las damas que procuraban este tipo de lugares. Como sea, no era eso lo que buscaba. Su revelación de amor se había vuelto escandalosa, como salida de alguna historia escrita en un libro con toques pasionales y románticos, la típica princesa que conoce a su príncipe azul y se arroja a él sin reparos con la intención de permanecer a su lado para siempre.

Aun así, la pareja se encontraba en el único lugar restante donde debía buscar, pero antes de que pudiera aproximarme, un vaso apareció de la nada volando con fuerza justo hacia mi cabeza. De no ser por la sonora declaración de la chica, quizás la pieza de cristal me habría impactado sin posibilidad para evitarlo. Con un leve movimiento de mi cabeza, el vaso pasó de lado rozando levante la punta de mis cabellos y termino por estrellarse en la frente del tabernero quien luego del golpe, se tambaleo algunos pasos hacia atrás y termino por caer de espaldas tras la barra de servicio.

Gire nuevamente para buscar al responsable. Ahí se encontraba aquel al que había estado buscando, envuelto casi por completo en su oscura capa. Wernack se levanto de su lugar preparándose para emprender la retirada, pero no se iría sin antes dar una orden a su aparente enamorada. Sorpresivamente le había encargado matarme. - Patético. Dije en voz baja mientras avanzaba lentamente hacia la mujer que se interponía entre mi y mi presa. - Apártate. Pedí con voz autoritaria mientras preparaba los pequeños cuchillos de nueva cuenta y fijaba la mirada en las escaleras que tomaba el perro.
_________________________________________
Off: Wer, lamento si te deje sin rol para tu próximo turno. Debía quedarme para interactuar con Wood así que dejare el tema de los guardias para más adelante.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Sáb Mayo 09 2015, 02:14

Por alguna razón mi amado no pareció corresponder a mis sentimientos. Me sentí muy mal e hice un puchero, pero pronto cambié de opinión deseando poder desnudarle allí mismo si cumplía lo que él me pedía. “Deshacerme de alguien, fácil…” pensé apenas girándome para ver al que con mucho ingenio había señalado con su vaso: el tabernero. Pero cielo, ya le has… noquedo terminé de susurrar al no verle por ningún lado. Mi gran perro me había olvidado en ese lugar, no… eso no podía ser. Probablemente había ido a buscar unos tragos para los dos… pero estaba eso de ese tipo que le seguía y que me dejaba intranquila. Cambié el peso de mi cuerpo mirando hacia todos lados, apunto de lanzar otro berrinche cuando una voz me pidió de una forma muy poco formal que me moviera.

¿Tú y cuántos más? pregunté entrecerrando el ojo que no estaba tapado con el parche mientras me daba vuelta para encarar al irrespetuoso descarado que se atrevía a meterse entre el amor de una dama y su furia de gato mojado. Vienes a darle órdenes a la dama de la muerte, eres muy osado muajajaja comencé a reír con malicia, pero la saliva me pasó por mal lado y me atraganté. Me puse en el camino del hombre para impedirle el paso, por algún motivo algo no estaba bien con él y me daba placer arruinarle sus planes cualesquiera que fuesen.

Morirás dije casi teatralmente sacando mi cuchillo del lugar secreto y ajustado en el que se encontraba, pero al mirar a mi presa sólo encontré una figura conocida. ¿Joh…? pregunté incrédula levantando mis dos cejas y bajando el arma. ¡Joooooh! volví a decir, olvidando todo para tirar mis brazos a su cuello. Muchas cosas que contarte, muchas tiré mis palabras como si fuera una niña enamorada y sin importarme si se entendían o no. Tengo escamas, y colores y… me enamoré. Quiero que le conozcas, ayúdame a buscarle le pedí con ánimos, ignorando cualquier actitud negativa que él pudiera tener, o más bien, no percibiéndola por el estado frenético de mis hormonas.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Mayo 12 2015, 21:46

Avance con cautela cada vez más cerca de la chica que se encontraba con el perro y a diferencia de lo que habria pensado, la chica estaba dispuesta en ayudar en la retirada de su peludo amado. La respuesta de la dama fue tan desafiante y grocera como lo habia sido mi petición para que despejara mi camino. Al parecer el perro tenia una forma bastante peculiar para escoger a sus intereses romanticos, pues la dama al frente mio parecia tener bastante caracter, lo suficiente para encarar a un desconocido que va bien armado.

Me detuve frente a ella mientras soportaba su extraña y molesta carcajada. - ¿Dama de la muerte? No sabes lo que dices. Repsondí a secas. Por algun motivo, su risa y voz encendian algún profundo interruptor en mi interior pero no habia tiempo para gastarlo en corazonadas, debia subir escaleras arriba y liquidar a mi objetivo para cobrar la recompenza. - No tengo tiempo para tonterías. Respondí de nueva cuenta mientras avanzaba con la intención de esquivarla y continuar con mi camino pero antes de que pudiera dar un paso más, la mujer hizo una advertencia, algo que no podría ignorar.

Aseguraba mi muerte y para que quedara claro, saco su cuchillo produciendo un frío y metálico sonido desde su escondite. La dama iba en serio. Acaricie lentamente el par de cuchillos en mi mano izquierda y aguarde ante cualquier intento por clavar el filo de su arma en mi cuerpo, pero cuando la chica levanto la mirada, pareciera que su camino hubiese sido iluminado por una radiante luz, revelando para ella alguna verdad escondida. Escuche en voz baja una pregunta de apenas tres letras, instantes después repitió esa palabra pero en esta ocasión impregno un gran entusiasmo. - ¿Como sabes...? Apenas pude decir cuando la extraña chica alcanzo mi cuello con sus brazos en un solo impulso. - Suéltame. Exigí mientras intentaba apartar sus brazos, pero la chica parecia envuelta en sus pensamientos para siquiera notar mi reacción.

Cuando finalmente pude liberarme, aparte sus manos de mi cuello y aunque aparentemente conocía mi nombre, no recordaba haberla visto jamás. - No tengo tiempo para reencuentros y más vale que no te refieras a ese perro cuando hablas de amor. De ser así, temo que te enamoraste de un muerto. Añadí antes de reanudar la persecución. - ¡La guardia se aproxima! Escuche gritar desde el otro lado de la habitación. Sin perder más tiempo, corrí escaleras arriba en busca de Wernack. Al final del pasillo encontré los restos de una ventana rota, esa era la única señal que necesitaba para saber el camino que había tomado el perro, cualquiera lo hubiera deducido.

Con astucia cruce la ventana, pero para mi desgracia, los guardias cubrían los alrededores de la taberna por lo que no sería buena idea bajar. - Maldito perro. Resulto tener algo de cerebro. - ¡Alto en nombre del Rey! Grito uno de los guardias desde lo bajo. Intentaba buscar a mi objetivo con la ayuda de mi visión, pero bastantes personas se habían aglomerado para ser testigos de los acontecimientos, por lo que no podía distinguir ninguna figura conocida entre la multitud. Suspire resignado y emprendí la marcha a través de los tejados de los hogares aledaños para escapar de la guardia, quienes siguieron mi paso por debajo de mi posición.

Luego de perderme tras una fachada, había logrado despistar a mis perseguidores pero al parecer había perdido el trabajo por hoy. No debía darme por vencido aún, debía haber alguna forma de encontrar la pista de Wernack, pero por ahora solo me limitaría a confiar en mi visión.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Vie Mayo 15 2015, 15:55

El buen asesino parecía no estar interesado en mí, eso era más frecuente de lo que cualquiera podría imaginarse, pero fue algo así como una daga en mi corazón. Johannes siempre había sido bueno conmigo, debido a él había entrado a aquél gremio, a la hermandad, mi familia… pero ahora su fría mirada sólo transmitía desdén y sus labios frías palabras con el filo del acero. Era el segundo rechazo en el día, el tercero grande en mi vida, aunque bueno… nunca le había confesado ningún sentimiento al líder de nuestro gremio, ni pensaba hacerlo. Sería mi amor imposible, pero ese perro ¡ése pérrrsssshoooo me las pagaría por olvidarse de mi, por darle la espalda a una letal asesina. Reí macabramente en mi interior, sí o sí buscaría la forma de ganarme su atención y luego su corazón. Eso, o me lo comería.

¿Enamorarme de un muerto? susurré no descartando del todo la idea mientras veía como uno de mis únicos amigos se hacía paso entre la gente. Letal como siempre dije sin esperar que nadie me escuchara. Había perdido demasiado tiempo con jueguitos tontos; debía ir a tomar lo que quería y di el primer paso hacia ese objetivo, pero un hombre de mi porte se me puso enfrente. Buenos y hermosos días mi emparchada donce… comenzó a decir. Le miré de arriba abajo con suma indiferencia, descartando que pudiera tener alguna relación conmigo en el momento: ojos de mujeriego, un ligero olor a alcohol, ropas de cortesano… Apártate le ordené, guardando el chuchillo en el lugar secreto.

Volví a dar unos pasos pero el mismo hombre que se había quedado como estatua cuando recibió ese trato de mi parte, volvió al ataque. Pero mi conejita traviesa, sólo quiero invitarte un trago dijo poniendo voz de yo no fui, esta vez le dejé terminar, solo por el placer de darle una segunda oportunidad. Respiré profundamente mirando el suelo y cuando lo tuve, cuando tuve la calma necesaria para no transformarme y arrancarle la garganta por su insistente molestia me acerqué a él con una sonrisa y le di el puñetazo de su vida tirándolo de bruces contra una mesa cercana, la cual cedió ante su peso, provocando gritos de disconformidad y varios “halagos” hacia mi persona.

Para cuando salí al exterior, no había ni rastros de Johannes o de mi perrito sexy. Bueno, en realidad sí, estaba su rastro. También había cierto tumulto entre las personas, pero no estaba de humor para nada en ese momento. Miré hacia los lados y no pude evitar darme cuenta que las escamas de mi brazo habían comenzado a desaparecer y sus colores lentamente parecían aclararse Al fin esto comienza a perder efecto dije con mucho más alivio que el que transmitía mi voz. Seguí el olor de mis presas hombres, pero en cierto momento los rastros se separaban. Me detuve un momento dubitativa.

“¿Seguir a mi nuevo y apasionado amor o ir tras mi amigo para aclarar las cosas?” la respuesta fue tan clara que hasta yo pude verla con facilidad. Mi amorcito era una persona importante, por lo que si le buscaba a él encontraría a Joh tarde o temprano. Perrito, voy por ti casi grité a los vientos mientras me ponía en marcha dando pequeños saltitos y cantaba mi canción. Podía sentir cómo me acercaba a él, estaba tan cerca tan cerca que hasta podía imaginar su calor.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Asher el Sáb Mayo 16 2015, 22:20

La guardia se acercó al establecimiento a un ritmo lento, mortalmente aburrido. Pensé que lo querían matar de aburrimiento, pero cuando llegaron a la puerta, el asesino salió por la ventana. Los guardias gritaron, ordenandole que se detuviera. Con una rebeldía y falta de respeto por la autoridad absolutamente predecibles, el humano no se detuvo, ni se hizo más alto. En su lugar, miró en mi dirección, pero la turba de gente me ocultaba perfectamente. Sonreí, complacido, mientras veia como el asesino parecía resignarse a huir de los guardias en vez de buscarme. Había ganado el juego, pero dejarlo ahí sería demasiado aburrido.

La voz de una mujer se alzó entre el murmullo, y un escalofrío recorrió mi cuerpo. Era esa mujer extraña que parecía vampira. Estaba casi seguro de que debía estar agonizando con un cuchillo de Johannes en su cara, pero estaba viva, ilesa, y al parecer, iba a por mi. "Bueno, ahora tengo dos motivos para seguir al asesino" pensé. Ahora que había demostrado que era mejor que él en ese juego, tenía que demostrar que también era mejor cazando. Un horrible pensamiento cruzó mi cabeza. ¿Y si hacia ambas cosas a la vez? Perseguir a mi propio asesino mientras huyo de una mujer perturbada... definitivamente haría las cosas más divertidas. Tenía que subir a los tejados, con discreción. Me escabullí entra la multitud y fui hacia un callejón, donde repetí el proceso de escalar tejados con mi gancho hasta llegar a un punto más alto, desde donde podía ver a la mujer que me perseguía. Me llevé dos dedos a la boca y emití un potente silbido para llamar su atención.

Era el momento de rastrear al humano. Por suerte, prácticamente nadie pasaba por los tejados, así que solo se olía el rastro reciente del peliblanco. No tardé en acercarme lo suficiente como para verle en la distancia, pero tenía que llamarle la atención. Realmente no tenía motivos para huir de mi, eso se lo daría tras un enfrentamiento directo. -¡EH, ASESINO!- solté un grito lo suficientemente fuerte para alertar gente a varias manzanas. -Las conversaciones amistosas no son lo tuyo, ¿eh?- exclamé, desenvainando mi espada y saltando a un amplio tejado plano, ideal para una pelea de ese tipo. Le apunté con mi arma y me pasé la uña del pulgar izquierdo por mi cuello, gesto universal de "degollar". El grito había despertado algunas miradas curiosas, e incluso alguno se asomaba desde el edificio sobre el que estaba. Si nos veian combatir, pronto se juntaria otra multitud, que me podría ser útil por tercera vez ese día, a pesar de lo que las despreciaba.
Asher
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 388
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Mayo 18 2015, 19:56

La multitud era demasiado grande para distinguir al perro entre los presentes. A pesar de mis deseos por concluir el trabajo en este mismo día, tendría que resignarme y dejar la búsqueda de Wernack para después. Primero debía indagar un poco más al respecto y así encontrar alguna otra pista que me guiara hasta él. Mil planes se maquilaban en mi cabeza mientras volvía a erguirme, enfundar mis cuchillos y sacudir mis ropas para regresar hasta la taberna y recoger a Reb. Suspire en un tono bajo mientras intentaba tragar mi frustración y disgusto ante el fracaso del día. Reajuste la bufanda sobre mi nariz y di media vuelta para bajar de los tejados y emprender el retorno hacia la taberna.

El gesto de mi rostro parecía no cambiar ante el mal sabor de boca que había quedado luego de quedar con las manos vacías, pero antes de bajar de los tejados, escuche una estrepitosa voz proveniente de niveles inferiores. Se trataba de la chica que parecía conocerme, pero por alguna razón, su apariencia había cambiado un poco. Al parecer estaba empeñada en ir en la búsqueda del perro tal y como era mi plan, sin embargo, su mirada y paso parecía más seguro que el mió, quizás la chica conocía algo que yo ignoraba por completo. - Quizás el día no esta del todo perdido. pensaba en voz alta mientras le seguía furtivamente entre cornisas y tejas.

Sin previo aviso, para mi sorpresa, una voz más lleno el aire y llego contundentemente hasta mis oídos. Desvié mi atención de la mujer para buscar al responsable que me llamaba descaradamente con el nombre de "asesino". Por desgracia no solo había captado mi atención si no también la de varios transeúntes quienes guiaban su visión hacia lo tejados, donde se desarrollaba un nuevo suceso. Ignore la presencia de las personas mientras me dirigía tranquilamente hacia Wernack quien desenvainaba con astucia su arma y emitía una amenazante seña con el uso de su garra.

¿Que sucedía? Reí sutilmente ante el petulante comportamiento del perro y la convencida expresión en sus ojos por enfrentarme. - ¿Finalmente has decidido dejar de esconderte entre la multitud? Quizás prefieras ir tras las faldas de tu "enamorada" o quizás prefieras la pulida superficie de la armadura de un guardia. Mencione con sarcasmo mientras blandía las katares. - No volverás a escapar, Wernack. Tu vida tiene un precio y seré yo quien lo cobre. Le asegure mientras dirigía una seria y fría mirada hacia sus grandes ojos.

No tendría más que decir, de ahora en adelante dejaría que las Lenguas de dragón se expresaran por mi. Comencé la marcha a toda velocidad mientras me acercaba con prudencia a Wernack para tomar la iniciativa del conflicto entre la vida y la muerte.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Jue Mayo 21 2015, 02:49

“Jujujuju, juuujujuju” reía en mis fueros internos mientras caminaba en cuatro patas sobre el piso buscando el peludo rastro de mi perro. Los olores se habían mezclado y se hacía difícil seguirle a cada minuto que pasaba, pero eso no detendría a esta loba ¿rendirse? ¡jamás! Las personas que caminaban por la calle distraídas se llevaron más de un susto y un tropiezo con mi negra presencia allí, más no permitiría que nimiedades me distrajeran ni un ápice, excepto claro, por un chiflido horrible y ensordecedor. Levanté la cabeza con la mirada fulminante para ver si* la persona desubicada estaba al alcance de mi cuchillo volador, pero cuál fue mi sorpresa al ver que se trataba de mi misteriosa figura.

Me puse en pie lentamente ¡Lo sabía mi amorcito! Voy por ti dije mientras me quedaba viéndole como una tarada mientras pestañeaba y no podía evitar pensar en nuestro futuro juntos, lleno de cachorritos que se parecieran a él… oh… eso no sería posible. Me pegué una bofetada del lado del parche y sacudí la cabeza. Volví a buscar a mi pershito de peluche, pero en cambio vi la figura de mi hermano de sangre. Sonreí de lado nuevamente, pero después me di cuenta que ellos no debían de estar juntos. Si eso pasaba, la vida de mi mushimushi estaría en riesgo.

Respiré profunda y lentamente, di varios pasos atrás para tomar vuelo y salté sobre unas cajas de madera, luego potencié con una ventana y me colgué de un tejado de dudosa resistencia hasta alcanzar el primero de varios techos que se interponían entre el deber y el placer. La hombrera estaba molestando para mi libre movimiento de brazos, por lo que en medio de algún salto la tiré hacia abajo, también me deshice del carcaj y los otros adornos, incluso abrí la parte superior de mi atuendo. Respiraba con dificultad, pero cada vez veía menos borroso y más a mis alrededores y no, no se trataba de que había perdido el parche, sino que me sentía más liviana, como si lentamente comenzara a volver en mí.

Llegué al último techo, en ese en el que se encontraban los dos hombres a punto de pelear. Hubo un intercambio de palabras, promesas… no me gustaba. El perro con su gancho ya no me parecía tan atractivo, pero aún sentía la necesidad de protegerle. Quise tirarme entre los dos, pero primero eché una rápida revista a mi atuendo. Demonios maldije pegando una sonora patada, mi peluca estaba toda despeinada, por lo que creí más conveniente quitármela mientras corría hacia ambos. ¡Deténganse! grité casi sin aliento, esperando que alguno o ambos atendieran la súplica de una mujer con el corazón destrozado.



Off:*… “podía usar mi rasho láser” xD
Necesario:
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Asher el Miér Jun 03 2015, 19:57

Johannes me vio, y caminó tranquilamente hacia mi, burlandose de mi huida anterior. -Solo quería demostrar que esto se me da mejor que a ti. Aún no he terminado de jugar contigo, "asesino". - le devolví la burla con una sonrisa sarcástica, pronunciando la última palabra con especial ironía. Confesó que habían puesto un precio por mi cabeza, lo cual no hizo nada por borrar mi sonrisa. No hacía falta preguntarme "quien" querría matarme, sino "quien no".

El asesino corrió hacia mi, mostrando iniciativa, pero al llegar a mi, lancé el primer golpe. Lo bloqueó sin problemas, pero tuvo que frenar. Tenía que mantenerme a una distancia prudente, ya que mi espada era más larga que sus armas y me daba esa ventaja. -Y yo que creía que eramos amigos...- bromeé. -Dime al menos donde está Reb, alguien tendrá que cuidarle cuando mueras.- le dediqué otra sonrisa mordaz y volví a atacar. El chirriante sonido del choque entre hojas se escuchó por encima de la multitud que se congregaba alrededor, en las calles. -¿Y ese "honor" tuyo? ¿El que hizo que no matases a aquellos tipos en las catacumbas?- pregunté, lanzando otro tajo que cortó el aire. -Me ofrecieron dinero por matar a mis aliados. Si hubiera sido a ti, ¿lo habrías rechazado? ¿Que diferencia hay con lo que estás haciendo, hmm?- provoqué, refiriendome a aquella anciana que nos tendió una trampa días antes. Si no encontraba la forma de derrotarle con combate, tal vez lo consiguiese con palabras. -¿O era solo para no sentirte como el monstruo que eres, un asesino sin conciencia ni piedad?- En realidad, sus valores morales no me importaban, pero sabía que si le conseguía hacer dudar podría acabar con ello, de una manera u otra. 

Pero antes de que pasase nada más, una mujer extraña llegó al techo para interponerse entre nosotros. -¿...quien demonios eres tu?- ¿No era la extraña acosadora de antes? La peluca en el suelo parecía confirmarlo. -Esto no es asunto tuyo.- gruñí. Suplicó que nos detuviesemos de forma dramática, como si fuese una mujer despechada de algún tipo de actuación aburrida o algo así.

Off: Tengo permiso de Johannes para controlar su defensa en el post. De igual forma, él tiene el mío para hacer lo propio.
Asher
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 388
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Jun 15 2015, 22:25

Durante nuestra visita por las catacumbas, me había percatado brevemente de las habilidades y capacidades del perro, pero ahora notaba que mi encuentro frente a frente con él sería distinto al que habría podido construir en mi alterada imaginación. Las hojas de mis armas vibraron con fuerza ante el ataque de apertura, ataque que mi oponente pudo librar con sobresaliente capacidad e inesperada resolución. La extensión de su arma me obligaba a retroceder y analizar rápida y certeramente el como haría para romper su defensa y terminar por hundir los filos de las lenguas en su delicado y peludo cuello. Mi conciencia me indicaba que no debía subestimar a mi oponente, aun a pesar de su petulante y confiado comportamiento.

Mientras retrocedía algunos pasos para volver a atacar, no pude evitar reír sutilmente ante el absurdo y sarcástico comentario de aquel que sería mi victima. - ¿Amigos? Debes ser más sensato. Agregue a secas pues sabría que ni él podría prestar demasiada atención a sus palabras. Ignore su siguiente comentario pues un repentino avance me hizo despertar de inmediato. La caída de su espada amenazaba destrozarme la cabeza, por lo que rápidamente cruce las katares frente a mi para evitar su contundente golpe. - Es verdad. Le agradabas a Reb. Que lastima. Mencione mientras apretaba los dientes y empujaba su arma para no verme superado antes sus intenciones. La fuerza de la bestia parecía ser lo bastante como para preocuparme por su siguiente movimiento. - Digno de un hombre-bestia. Pensé.

El perro parecía no estar dispuesto a callarse, incluso a pesar de mis claras intenciones por ir directo a mi objetivo. Pretendí hacer caso omiso ante sus preguntas pues mis elucubraciones internas sospechaban en que solo se trataba de un desesperado y sucio truco para hacerme bajar la guardia. La edpads de mi oponente se levanto con renovada y destructiva fuerza, siendo esquivada de lleno esta vez mientras el aire a su alrededor acariciaba el pómulo de mis mejillas. Arrastre el talón de mi pie para retroceder y volver a ganar el espacio necesario para no verme acorralado. De inmediato volví a atacar con un nuevo par de golpes, mi intención era la de desviar su espada con un primer golpe y acertar con el segundo, pero su fortaleza parecía no mermar ante mis ataques.

Escuchaba sus preguntas sin prestar mucha atención, pero poco a poco, su juego ganaba terreno en mis adentros, causándome cierta molestia e incomodidad por si debía responder o no ante las últimas sospechas de alguien cuya existencia reside en la antesala de la muerte. Luego de un nuevo ataque, ambos retrocedimos para analizar la situación, momento en el que decidí dar gusto a las incógnitas del perro. ¿Honor? No. Solo no quería ensuciarme las manos innecesariamente. Traeré honor a la hermandad cuando pueda ver tu sangre derramándose por el tejado. Sonrei con malicia y di un ligero paso hacia el frente. - En verdad me sorprendio que no hubiese aceptado ese ofrecimiento luego de que tu cara se lleno de esa retorcida satisfacción cuando terminabas con la vida de esos infelices. Habría aceptado de inmediato si el ofrecimiento de esos bastardos se habría asemejado más a una solicitud y menos a una orden. Enfunde las katares y acto seguido, los Colmillos de lobo hicieron su aparición con una brillante señal proveniente de su impecable superficie.

El momento por matar o morir llegaría pronto. Entrecerré con delicadeza mis parpados y tense cada músculo de mi cuerpo para que este reaccionara en el momento preciso. Mis armas se precipitaron con elegancia hacia el cuerpo de mi oponente, pronto alguna de ellas terminaría por aplastar exitosamente la vida de aquel que el destino había escogido arbitrariamente para morir en mis manos. El viento soplo por algunos escasos segundos. La punta de mis dedos en el extremo de mi pie se deslizo para marcar la señal de mi último ataque, pero antes de que pudiera llegar al desenlace, una extraña voz parecía interrumpir deliberadamente nuestros actos. Sin bajar la guardia, mire por encima de mi hombro para ver que o quien se trataba. Mis ojos se abrieron incrédulos ante la persona que había emitido ese sonoro grito. - Wood. Musite para mi mismo mientras veía su aproximación.

Para mi suerte, el visaje placentero de mi rostro era parcialmente oculto tras la bufanda, recuerdo de mi querida hermana. Tras de la licántropo, en el suelo, una oscura y alborotada peluca yacía inerte, abriendo una nueva relación ante el encuentro pasado y el ahora. - ¿Será la misma? pensaba mientras intentaba relacionar todo y encarar una posible explicación. - ¡Ya lo entiendo! Declare a viva voz regresando mi atención al confundido perro. - Eres una gran actora, Wood. Lamento haberme comportado de esa forma contigo. Volví a prepararme para el ataque, pero quizás no estaría solo. - No me digas, Te contrataron para matar a este sujeto, ¿No es así? No debías usar el truco de la seducción para eso, seguro habría bastado el uso de tus hachas para separar su cabeza del resto de su cuerpo. Mencione mientras fijaba una desafiante mirada en la de Wernack. - Podemos compartir la recompensa. Terminemos este trabajo y luego podremos ir a beber algo, ¿Te parece? Propuse con un amistoso tono en mi voz, totalmente diferente al que el perro podría haber escuchado de mi parte.



Última edición por Johannes el Mar Jun 16 2015, 02:24, editado 1 vez
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Mar Jun 16 2015, 00:14

Con tensión y sin ella no pude dejar de alegrarme al ver al Joh que siempre había conocido actuar de esa manera. Realmente no se había percatado de mi verdadera identidad hasta el momento, por lo que cualquier recuerdo no placentero se había apagado con su recibimiento. Por tan solo unos momentos lo imaginé como un niño intentando buscar la forma de compartir su juguete y vaya que me dieron ganas de unirme a él para que cumpliera su promesa, aunque no estaba enterada que era un asunto de la hermandad. “Demonios” pensé mordiéndome el labio inferior sin dejar de avanzar, el gremio no era un juego, no quería darle problemas a Joh y aunque ese desconocido parecía ahora estar varios pasos más atrás en mis recuerdos aún había algo de mí que me obligaba a protegerle de algún modo. ¿Instinto maternal?¡jamás para esa aberración de la naturaleza! ¡si no era más que un perro! ¡iuuuughhh!

Parece que llego a tiempo dije a modo de saludo posicionándome de tal modo que sutilmente le cerraba el paso al hombre bestia. M alegra verte hermano, abajo tengo el reemplazo de tu última camisa… siento mucho eso dije algo apenada cambiando la mirada para ver al colosal hombre perro. En fin, cambiando de tema ¿realmente este perro es tan importante para los jefazos? Porque no le veo nada bueno, aunque tengo que confesar que allí abajo no estaba actuando. Lo siento arrugué la nariz y me encogí de hombros sacando mi cuchillo nuevamente. Nunca le había dado tanto uso a ese chuche hasta el momento. Lo de beber me parece, pero… ¿no podemos dejar lo del can para más luego? Es que le partiría el corazón a una chica que conozco que andes con su cabeza y tal hablaba como si se tratara del tiempo, no quería engañar a mi único amigo, pero tampoco sabía cómo salir de ese aprieto.

Se que no podemos decir que se nos escapó, asique… ¿por qué no me abres un buen tajo y lo dejamos por aquí, solo esta vez. Te deberé una por siempre mi tono era suplicante, miré al hombre perro con cara de pocos amigos. Realmente no estaba segura qué había visto en el momentos antes, si ni siquiera olía bien… ughh… era un perro un perro… una asesina necesitaba algo que pasara más desapercibido también. ¡Rayos! Me castigaría yo misma encerrándome en algún lugar oscuro por un par de semanas a ver si los sentidos volvían a mí. Puse mis ojos en Joh y le extendí mi cuchillo con media sonrisa fingida. Sus ojos rojos serían lo último que vería en una sola pieza y no pediría más.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Asher el Sáb Jun 20 2015, 15:12

Al parecer, Johannes conocia a esa... extraña y horrible mujer que parecía tener un interés especial en mi, o algo. Tdoo el asunto era muy turbio y escalofriante, mejor no pensar en ello. Sabía que lo que decía ese tipo no era cierto. Simplemente, no me creía que se hiciese el héroe para ayudar a una pobre anciana y después no tuviese ninguna duda en matar a alguien ya derrotado, por muy asesino que fuese.

Solté una larga carcajada al ver a la mujer intentando... ¿protegerme? de alguna manera, parecía tener sentimientos contradictorios. -Si quieres heridas, se las estás pidiendo a la persona equivocada, Johannes no es capaz de herir a alguien indefenso.- dije, esbozando una sonrisa sarcástica. -Es más por falta de habilidad que por moral, lo acaba de decir él mismo.- Lentamente, fui caminando hacia la cornisa, sin bajar la guardia ni dejar de mirarles. El plan estaba yendo más o menos como pensaba, pero tal vez demasiado bien: no iba a poder matar al asesino esa vez. No por culpa de esa mujer, por supuesto, había algo más relevante aún. Media docena de guardias bien armados, algunos con arcos, estaban sobre un edificio cercano y empezaron a gritar que dejasemos las armas.

-De todos modos, ya he demostrado que no puedes llegar a tocarme, "asesino". Y me estoy cansando de jugar. Así que... disfruta del fracaso, Johannes- ya estaba justo sobre la cornisa. Le dediqué una última mirada burlona, extendí los brazos hacia los lados, y me dejé caer hacia atrás.

Por supuesto, estrellarme contra el suelo no entraba dentro de mis planes. Mi gancho, clavado en una ventana justo debajo del techo, impidió que acabase hecho una masa sanguinolenta en el suelo. Bajé hasta el suelo y recogí la cadena, ante la mirada de la multitud. Eché a correr, seguro de que el hombre no volvería a encontrarme si no lo permitia yo, y me perdí entre callejones hasta que se calmasen las cosas.

Off: Me retiro del tema. Ha sido divertido, tengo ganas de ver como será la proxima interacción entre nosotros...
Asher
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 388
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Dom Jun 21 2015, 07:17

Me alegraba ver que mi amiga se encontraba en una sola pieza, definitivamente se trataba de ella en todo su esplendor, pero mis odios no otorgaban crédito del todo a las palabras que salían del interior de su boca. - ¿No estabas actuando? Repetí perplejo en un tono de voz casi inaudible, sin saber cómo interpretar con certeza aquella frase. - Debes estar bromeando. Pensé en reiteradas ocasiones mientras intercalaba la mirada en ambos. Wood siempre había poseído un extraño y especial sentido del humor, pero incluso yo sabría que no bromeaba «Aunque así lo hubiese querido» pues el tono de su voz empujo algo en mi interior, obligándolo a frenar poco a poco hasta encontrar un ritmo sosegado.

Baje mis armas y di algunos pasos hacia la licántropo quien sostenía en sus manos un pequeño cuchillo. ... Una para siempre, ¿He? Repetí inmerso en mis pensamientos. ¿Realmente habría sentimientos de por medio debido a ese sujeto? Me pregunte echando un nuevo vistazo a la altanera mirada de la bestia. Aunque incomprensible para mí, seguramente la dama tendría sus razones, sí, quizás algún día podríamos estar en una situación similar en la que yo tendría que implorar a mi hermana por el perdón de mi amada ladrona y, aunque quisiera nunca encontrarme en esa situación, sabría que Wood complacería mis deseos sin pensarlo demasiado.

Volví en mí mismo, pero antes de que pudiera contestar, Wernack volvió a tomar la palabra en un nuevo intento por arrebatarme la cordura. Dirigí una mirada inundada de odio mientras el sujeto se vanagloriaba en sus propias palabras y adornaba su cara animal con una desagradable sonrisa. Apreté los dientes mientras fruncía el ceño y me concentraba nuevamente en el perro. - Ahora estoy seguro del por qué quieren tu cabeza. Agregue antes de buscar nuevamente mis cuchillos para intentar frenar su retroceso. No podría hacerlo. La petición de mi amiga había tocado un punto oculto en mi interior, algo que quizás ningún otro miembro de la hermandad habría podido comprender. Reprimí la amargura que me envolvía e intente ignorar sus provocaciones por más penetrantes que pudieran ser. - No es la última vez que nos vemos, perro. Le asegure antes de que su intrépida acción para desaparecer se difuminara a través del tejado.

- Es astuto, pero demasiado arrogante. Dije al aire, sin intención de ser escuchado. - Quizás sea verdad y estoy perdiendo el toque. Añadí, esta vez girando la atención hacia mi compañera. Cuando me di cuenta, una considerable cantidad de guardias se habían hecho presentes sobre las edificaciones aledañas. - Supongo que ahora no podemos quemarlo todo para huir. Mencione con una sarcástica sonrisa. Busque en mi cinturon una de mis bombas de humo, las cuales me habían ayudado en distintas ocasiones para escapar de los escenarios más adversos. Tome el objeto en mis manos y lo mostré a mi compañera para hacer una clara sugerencia. - Podemos, pero si tienes un plan mejor... Mire sus ojos con un brillo renovado, era muy bueno volver a estar en una nueva aventura con mi vieja amiga Wood, por más grande o pequeña que fuese, siempre era divertido.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Mar Jun 30 2015, 02:25

El perro se interpuso entre mi verdugo y yo, las palabras que decía parecían no tener sentido “te estoy salvando la vida aquí, eso no es muy amable” pensé con cierta acidez observando como lentamente él tomaba su retirada con aires de grandeza. Por su parte pude ver un cambio en el rostro de Johannes, era absolutamente notorio, la primera vez que podría haber afirmado que veía lo que sentía como si fuese un libro abierto. Me gustó lo que vi, aunque no se me ocurrían las causas profundas, nunca vi a ese humano como alguien apegado a la compasión y la vida.

Asentí y negué a las palabras del asesino que más bien parecían pertenecer a un monólogo interno mientras deliberaba. Me mantuve estática, observante de nuestro entorno en todo momento. Las cosas estaban saliendo bien… aunque ese perro que cada vez sentía más ajeno a mí estaba tentando su suerte incluso para mí que buscaba favorecerle “una palabra más y yo misma termino contigo” pensé al tiempo de que el humano avanzaba y el hombre bestia comenzaba con su acto escapista extremo desde el tejado. “Al menos tiene estilo” pensé mascando el interior de mi mejilla derecha al verle mezclarse entre la gente de la calle.

Sabes que no es así, es normal, y hasta bueno… tu sabes ¿sentir que uno también está vivo? le respondí mientras ponía una mano en su hombro para luego enfrentarnos. Gracias le dije mirándole directamente a los ojos, casi intentando ver más allá en ellos. Todos dicen que los animales pueden ver las almas de los humanos o sentir lo que pasaba por la mente de ellos. Era la primera vez que lo intentaba y fracasé totalmente. Me sentí como una estúpida total al siquiera pensarlo “quizás si estoy en mi forma de lobo…” terminé agregando para mis fueros internos al ver que mi compañero ya tenía medio plan trazado para nuestra retirada.

Levanté la mirada Quemar todo tampoco suena tan mal de pronto… respondí algo ensimismada mientras observaba como los guardias se acercaban a nuestra posición como hormigas al azúcar.Bombas de humo… susurré levantando la vista desde el objeto hasta el rostro de Joh. Siempre había tenido algo contra la guardia, nada personal, solamente en contra de su ideal, lo que representaban. Nunca fue secreto mi interés por la anarquía y el desorden, la ley del más fuerte y esos humanuchos corruptos siempre encontraban la forma de tergiversar los hechos a su conveniencia…

Supongo que no podemos armar camorra… dije luego de un largo suspiro Vamos por un trago invité tomando el cuchillo con su filo hacia atrás y lista para lo que fuese que viniese. Estaré justo tras tu nuca mi amigo, asique no se te ocurra tratar de cortar mi cuello porque seré yo quién te esté cuidando la espalda advertí enarcando la ceja derecha y con una sonrisa de lado. ¿Qué son unos guardias después de unas bestias sedientas de sangre dentro de un túnel oscuro que se derrumba sobre tu cabeza? pregunté ahora con una amplia sonrisa. No sabrán qué los golpeó simplemente agregué alistándome para todo lo que se nos venía encima.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Jul 07 2015, 22:16

- Un trago. Repetí internamente mientras chasqueaba la lengua contra el paladar para darme cuenta de lo áspera que estaba mi boca y la resequedad que había invadido mis labios. La noche no era tan lejana. No estábamos en el momento indicado para admirarlo, pero la posición era la adecuada para ver al sol cayendo sobre las murallas de la ciudad- Perfecto. Mi espalda estará segura. Respondí a las palabras de mi compañera correspondiendo a su sonrisa con una propia. Eche una nueva mirada a la pieza en mi mano y adelante mi pie algún número de centímetros para estar preparado.

- !Baja eso y desiste! Exclamo uno de los guardias mientras tensaba con torpeza la gastada cuerda y la punta de su flecha se preparaba para ser eyectada a través del cuerpo de su largo y viejo arco. Dirigí una ultima mirada hacia el sujeto quien parecía no estar del todo seguro del como manejar esta situación y arroje con fuerza el objeto esférico hacia nuestros pies. - Paciencia. Comente a la licántropo, pidiendo esperar hasta el momento preciso. Si bien el artilugio no había tocado aun el suelo, los guardias ya habían comenzado a moverse hacia nosotros con furia y determinación. Las flechas comenzaron a surcar con dudosa precisión el aire que envolvía nuestra atmósfera hasta que el pequeño mecanismo encontró con fuerza la superficie y sus componentes hicieron una ligera ignición para comenzar a realizar su cometido. - Te aconsejaría aguantar la respiración. Recomendé a la mujer en mis espaldas mientras cubría mis labios y nariz con la larga bufanda que adornaba mi cuello. - Vayamos hacia el sur.

Solo fue cuestión de segundos para que una densa y oscura nube de humo nublara la visión de todo aquel que nos había rodeado. La confusión y caos preponderaban en la escena. Gritos y peculiares sonidos metálicos se mezclaron entra la espesa nube mientras los guardias no sabían exactamente si aquello que encontraban sus armas eran propiedad de prófugos o aliados. - Derecha, izquierda, Abajo. Mencionaba intentando trazar una idea detallada de lo que estábamos atravesando. - Atrás... No, esta vez mi espalda esta cubierta. Entregue total control al resto de mis sentidos pues esta ocasión no podría fiarme de mi bloqueada visión. Mis armas desviaron algún numero de ataques mientras apartaba a todo aquel que se entrometiera en mi camino con el uso de mi fuerza y la firmeza de mis hombros. Cada paso era un nuevo sendero a la incertidumbre, pareciera que el laberíntico camino que había creado el humo jamás terminaría, hasta que finalmente mi nariz pudo encontrar un aroma más fresco. Abrí un poco más mis entrecerrados parpados para permitir el paso de luz y confirme que mis sospechas eran acertadas.

Había logrado escapar del tumulto, más tarde habría tiempo para hacer un recuento de daños. Inspeccione nuestras opciones con premura. A un par de tejados, se erguía un edificio más alto y una ventana abierta que podríamos usar para llegar hasta las calles y continuar el escape utilizando esa vía. - Intento de asesinato, burlar a la guardia y allanamiento de morada, ¿por qué no? Mencione con sarcasmo para hacer saber mi plan. Me aproxime hasta el punto más lejano del tejado para llegar con un salto hasta el otro, a partir de ahí, sería fácil llegar hasta la ventana. Seguí sin pausa hasta el marco e irrumpí en la pequeña habitación rompiendo un pequeño florero que derramo su liquido interno a través del piso de madera. Antes de continuar, mire sobre mi hombro para asegurarme de la aproximación de mi compañera y su seguridad. - ¡Adelante Wood! Alguien nos ha dejado flores. Decía mientras hacia una leve señal con ayuda de mi mano.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Lun Jul 13 2015, 04:06

Las cosas se caldeaban para nosotros, incluso en aquellas alturas. Ahora sí maldecía muy rico a aquél perro en mis pensamientos “si no te hubieras cruzado tú y ese estúpido brujo …” sí, ahora estaba convencida de que los brujos y los perros estaban mejor en sus casas muy lejos de mi presencia. La única parte rescatable era que fui capaz de encontrarme con un hermano que hacía mucho no veía. Había tenido un par de datos curiosos sobre él, al parecer estuvo bastante activo, quizás esto le quitara algo de peso de encima.

Mierda, mierda mierda” comencé a bailar como una gallina mientras él me pedía paciencia cuando unos imbéciles nos tiraban flechas como si fuesen piedras a pajaritos indefensos ¡Podrían sacarle un ojo a alguien! grité con todas mis tripas mientras levantaba mi parche para ver a Joh. El era todo un profesional y aún no me caía la ficha de que estuviésemos en el mismo bando. A partir de ese momento me esforzaría para ser como él. Fruncí el ceño y le observé meticulosamente. Finalmente negué con la cabeza. Su estilo no era ni de cerca compatible al mío. Mejor lo mantenía como mi hermano preferido. El lobo alfa al que seguiría incluso después de la muerte.

…Muerte que veía hacia nosotros en forma de humo. Me puse a abrir la boca pensando y esquivando flechas que olvidé tapar mi narizota. Me arranqué la manga del traje y la usé para cubrir mi rostro. Estando en mi forma humana, mi olfato no dejaba de ser más sensible que el promedio por lo que el humo era como un punto débil en el que no había pensado cuando le di mi aprobación al asesino. Asentí decididamente a su recomendación y le seguí más cerca que su propia sombra –mientras me fue posible- luego no me quedó más alternativa que intentar no perderle y no ser golpeada en el intento de huida.

Todo se había vuelto caótico. Johannes despejaba la vía para ambos mientras mi cuchillo y yo le seguíamos pisando sus talones. Fue muy poco lo que tuve que intervenir ya que con toda aquella confusión eran más las peleas entre los que nos atacaban que hacia nuestro reducido grupo de dos. Al salir fuera de la trampa mortal blanca bajé la manga y la tiré lejos como si se tratara de una serpiente; en el acto casi me llevo por delante a mi compañero de armas que me preguntaba sobre los siguientes pasos para el escape. Me detuve hombro a hombro con él e intenté ver lo mismo que sus ojos carmesí.

Jajajaja apuesto a que tienes la esperanza de ver a una chica desnuda. Déjame decirte que quizás sea yo la afortunada le respondí con una amplia sonrisa y un guiño justo cuando él emprendía la carrera. Negué con la cabeza, me hubiera encantado transformarme e ir tras él en mi forma salvaje, pero eso no era posible ya que solamente llamaría la atención y luego tendría que andar desnuda por la vida. Traté de no perder pisada de él y entre saltos y equilibrios llegué donde él. Escuché cuando se rompía el florero y asentí a su señal Creo que ha sido mi admirador secreto le dije mientras le rebasaba y buscaba con mi olfato ya repuesto una abertura por la cual salir de aquella morada.

Bajamos un piso y la salida estaba a la vista. Los habitantes parecían estar tomando su comida por lo que moviéndonos con cuidado pasaríamos desapercibidos de la numerosa familia. Escondida tras una columna miré a Joh y asentí. Busqué la puerta y disimuladamente salí a la calle, nuestra libertad. Las cosas allí abajo no estaban mucho mejor, esperé a Joh y le tendí mi mano. buscan a un asesino, no a una pareja le adelanté, aunque era evidente mi tensión y que no quería estar en ese tipo de “situación” con él. Entre tanto apareció el pequeño Blackuart jalando de Furia frente a nosotros e impidiendo que un pequeño escuadrón nos viera.

¿No te dije que te fueras a la posada? espeté en tono de regaño. Negué con la cabeza. Pero Mawood… Furia y Chy y… ambos sabíamos que estaba poniendo excusas, pero era un buen niño. Bha, da igual. Ven aquí mocoso y trae para aquí dije tomándolo d la nuca y poniéndolo contra mi pierna mientras la yegua venía a mi. Saqué de la alforja un paquete y se lo tendí a Joh Soy toda una niñera oficialmente Joh. Te debía esto y… si me necesitas algún día, ahora estoy en Ulmer. Te debo una y Wood tiene buena memoria le dije a modo de despedida. El peligro había disminuido desde la intervención del pequeño y era mejor partir caminos. Nos debemos un trago ahora jajaja le recordé con una señal de mi mano, en la que se posó el halcón. Portate mal.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Jul 13 2015, 22:00

Mientras los guardias intentaban reponerse por la enorme confusión, atravesamos la ventana donde, gracias al desarrollado olfato de mi hermana Wood, encontramos rápidamente la salida del edificio sin sembrar el disturbio o temor entre los inocentes habitantes del inmueble para llegar nuevamente hacia las calles, lugar donde sería más sencillo perderse entre calles, callejones y multitudes, más aun así los ánimos seguían incrementándose. Aquellos que no querían ser tomados en el momento y lugar equivocado, giraban sus pasos en marcha hacia su hogar, mientras que los más valientes ansiaban alimentar su morbo quedándose para apreciar el movimiento de la guardia y como ponían tras las rejas a un perpetrador más.

Aunque alcance la mano de Wood, no pude descifrar con total exactitud sobre a que se refería con la palabra "pareja" y el oculto plan tras de esa frase, pero antes de que pudiéramos actuar, un pequeño niño de oscuros cabellos parecía estar acercándose hacia nosotros, suceso que me habría apreciado realmente extraño, incluso sospechoso de no ser por el hecho de que en sus manos se tendían las riendas de Furia, Excepcional yegua de Wood y su pequeño compañero halcón a los cuales había tenido la oportunidad de conocer con anterioridad, a diferencias del pequeño quien parecía vagar por ahí, como en busca de su madre.

Me aparte e intente guardar en mis adentros cualquier comentario sobre la aparición del muchacho quien irremediablemente recibía una regañina por parte de mi compañera. Sin dudas, esta era una cara de Wood que jamás conocí, que no me habría imaginado, pero naturalmente, apenas si sabia algún hecho concreto sobre ello. Mientras la dama revolvía sus cosas, Inspeccione con calma la mirada del joven. Rápidamente fui interrumpido por la licántropo quien tendía un misterioso paquete sobre mis manos.  - Ya veo. También te gusta ir por ahí disfrazada, ¿No? Añadí con un toque de humor. Desenvolví el paquete para cerciorarme de su contenido. - No tenias que hacerlo. Mencione en un intento por agradecer la oscura prenda, producto de una vieja deuda. - Entiendo. Quizás algún día encamine mis pasos hacia allá. Respondí con suma decisión.

Los amantes del orden reagrupaban y reordenaban sus fuerzas, incrementando sus esfuerzos por cumplir con su deber. Era el momento de separarnos, de esa forma sería más fácil escapar y no querría traer más problemas a mi amiga pues ya tenia una pequeña multitud para proteger. - Mantente a salvo. Pequeño... Dije para llamar la atención del niño. - Cuida de Mawood. pedí con una mirada solemne. Gire sobre mis talones y eche mi pequeño paquete sobre mis hombros. - Sabes que siempre puedes encontrarme en medio de los peores problemas. Reanude mis acelerados pasos en dirección contraria de la calle. Pronto desaparecería de la vista de la guardia y todo testigo entre las grises y frías paredes del reino.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El contrato [interpretativo] [Libre][CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.