Últimos temas
» -Plumas Nuevas-[Trama Clan Cuervos de Plata parte 5][Interpretativo][Petronella-Wallace-Aquila]
Hoy a las 16:04 por Petronella Prauz

» Donde el sol no llega
Hoy a las 15:53 por Ulareena Werner

» Habilidades de Cryz
Hoy a las 15:42 por Cryz

» Atributos
Hoy a las 14:56 por Ulareena Werner

» Damisela en apuros [Trabajo]
Hoy a las 13:56 por Ébano

» Los Calvarimes
Hoy a las 10:44 por Sigel

» Nymphaea
Hoy a las 10:42 por Sigel

» Calypse
Hoy a las 10:40 por Sigel

» Un Buen Descanso[Libre]
Hoy a las 10:33 por Zukura Kito

» Nada es lo que parece. [Petronella/Frith]
Hoy a las 09:41 por Friðþjófur Rögnvaldsson


Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Lun Mayo 04 2015, 21:01

Off: Es un tema abierto y deseo ir construyendo la trama entre los que se apunten. Me gustan las cosas inesperadas y los desafíos.

Spoiler:
De nuevo aquél sueño, se estaba convirtiendo en algo recurrente. Asdrel y yo, unidos, como matrimonio, observando con diversión como Kuu intentaba en vano alcanzarme y moría enredado en una cerca de espinas mientras nos reíamos de él. -¡Asdrel! grité ahogada con la frente empapada mientras saltaba hacia adelante y me sentaba en la cama. Mi pecho subía y bajaba de una forma exageradamente rápida. El aire en aquella horrible habitación no era suficiente, tenía que caminar, salir de aquél lugar y buscar a Kuzu, abrazarle y perderme en él “no… Kuzu no está” recordé e intenté autoconvencerme, ante esa realidad sentí que empezaba a despabilarme y pensar más claramente.

Kuzu y Asdrel dije en voz baja intentando figurar qué quería decir aquella pesadilla. Esos dos nunca se habían llevado bien, o al menos a Asdrel no le gustaba el humano… por algún motivo había olvidado ciertos detalles de nuestro pasado juntos y no había forma de asegurarme si alguna vez habíamos jugado los tres. Me encogí de hombros y automáticamente mi cuerpo tembló por unos instantes debido al frío fuera del lecho. Me puse la ropa habitual, pero agregué una capa para resguardarme del frío. Abrí la puerta de la habitación, respiré profundamente y dando una última mirada atrás a las sábanas vacías me fijé en la hora. Cuarto para las doce dije en voz alta para matar el silencio. La hora indicada para encontrarse con problemas. Con una sonrisa ladina cerré la puerta y caminé por los oscuros y quebradizos pasillos de aquella posada de paso.

No es tan malo susurré frotando mis manos y soplándoles algo de mi aliento para que se calentaran. No lo iba a negar, tenía miedo, sobre todo luego de comprobar lo poco que podía defenderme. Sin embargo, aquella habitación grande y vacía era mucho peor, sobre todo tener que tratar conmigo misma. Kuzu, vuelve pronto pedí mirando al manto nocturno cubierto de estrellas. Sin saber cuándo había sacado mi flauta y comenzado a tocar.

melodía:

Pero la paz no duró por mucho tiempo. Una turba enardecida se acercaba rápidamente por la calle principal con antorchas y armas. Detuve la melodía y me escondí tras los primeros arbustos que encontré. No estaba segura por el sonido de mi flauta, pero hubiera jurado que escuché gritos de personas momentos antes.


Última edición por Luna Kaliope el Miér Jun 10 2015, 15:51, editado 1 vez
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Lun Mayo 04 2015, 23:03

Doce menos cuarto de la noche. Un silencio perturbador llenaba el aire. Había transcurrido una semana desde la llegada de Erzsébeth a Lunargenta, y todavía no había encontrado nada de provecho que hacer ni a nadie interesante al que interrogar. Su ama estaría más que impaciente, y en el fondo él también. Decidió que la mejor forma de hallar los trapos sucios de aquella ciudad era deambular por las calles de las que peor había oído hablar a horas intempestivas, así que tras vestirse y ponerse sus tacones salió en busca de problemas... o de causarlos.

Tras media hora de paseo se encontró frente a una posada algo ruinosa, por otra parte no muy diferente de aquella en la que él se hospedaba. Al parecer, aquí todos los edificios son igual de horribles, pensó. Acostumbrado a vivir en la gran mansión de Cassandra, ahora hasta el castillo más memorable le parecería un auténtico zulo. Posó sus manos en las desquebrajadas paredes y paseó sus dedos por lo largo de la construcción. Las grietas siempre le recordaban a sí mismo, a cómo los pedazos rotos de su mente estaban unidos, por finos hilos que con el mínimo soplo de viento podían desvanecerse y, en consecuencia, derruir su estabilidad emocional. Se llevó la mano al corsé y se lo ajustó un poco más.

Perdido en sus cavilaciones no se percató de la presencia de una muchacha joven y pelirosa (que no peligrosa), la noche era oscura y profunda pero sus cabellos rosados brillaban a la luz de lo que parecía ser un candil que colgaba de la puerta de la posada. El silencio se tornó en música cuando la joven comenzó a tocar la flauta. Aquella melodía removió las entrañas de Erzsébeth, para quien la mejor música jamás creada era la que se generaba cuando forjaba una espada. No estaba acostumbrado a esas notas y le molestaba un poco a los oídos, pero no tuvo que preocuparse demasiado ya que la joven se escondió despavorida tras unos arbustos. Fue entonces cuando escuchó el barullo a su espalda y unas luces se veían en la no tan lejanía.

¡JODER! —exclamó cuando se dio cuenta de que eran los aldeanos agitados con antorchas los que se dirigían hacia allí. Decidió que el mejor lugar para esconderse era con la joven flautista, así si sucedía cualquier imprevisto podría tener alguien que le echara una mano. Se aseguró de llevar encima las dagas y corrió a gachas hacia ella, posó una mano sobre su hombro. No se preocupó por fingir voz de mujer... ya la tenía.

Hola, cielo —dijo con una voz melosa y suave. ¿Esas antorchas vienen a por ti y por eso te has escondido? —dijo entre risitas. Sus ojos se desviaron al cuello de la flautista, pero al haber comido hacía un par de horas se contuvo con facilidad y volvió a mirar a su cabello, esperando que le devolviera la mirada.
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Miér Mayo 06 2015, 02:59

¡Por los dioses! casi grité con la mandíbula apretada dando un pequeño salto por la sorpresa. Me giré buscando la dueña de aquella melodiosa voz y allí me quedé estoica, intentando tranquilizarme y calmar las ganas latentes de empujarle con mis poderes de manipulación del viento. No se de qué me hablas por algún motivo, la presencia de esa mujer hacía que me expresara como cuando estaba entre mis amigos gitanos. Llevé una mano a mi pecho, sintiendo los rápidos y vibrantes latidos y una a mis labios como símbolo de que debía bajar un poco el tono de voz.

¿Tú q…quié…n éres? pregunté algo nerviosa mientras observaba por un pequeño agujerito en la espesura del seto que las personas se acercaban visiblemente enojadas, parecían buscar a alguien y además, cargar con un bulto pesado. Me volví hacia ella, incrédula que pudiera mantenerse tan sobria a esas horas en esa situación. No importa en realidad. Soy una gitana, ¿te parece poco? mentí arqueando una ceja y por primera vez mirándole intensamente a su rostro, un rostro perfecto y hermoso… me giré rápidamente bajando la vista. Era la primera vez que estaba tentada a tocar la piel de alguien distinto a Kuzu.

Si se enteran de mis orígenes podrían querer matarme ¿no crees? pregunté genuinamente esta vez, los humanos eran criaturas hostiles de por si y quizás estuvieran haciendo una limpieza. ¿Y a ti, no te parece algo fuera de lugar? cuestioné volviéndome para mirarle, aunque tímidamente, no estaba segura de cómo se habría tomado que le hubiera visto tan intensamente momentos atrás. ¿Qué estaría pasando conmigo? No sabía que estuviera tan perturbada…

Antes de que pudiera decir más, sentí que algo jalaba fuertemente de mi cuerpo y que era remontada por los aires como si mi cuerpo no pesara más de un par de gramos. “Aquí hay otra y es hembra” dijo una voz cercana, aunque con el mareo que ese movimiento me producía no pude más que intentar mirar hacia el lugar donde antes me escondía. Lo último que vi fue un par de ojos verdes intensos enmarcados en un borrón amarillo, un borrón hermoso.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Miér Mayo 06 2015, 13:43

No había nada mejor en el mundo que pillar a alguien desprevenido, y eso a Erzsébeth se le daba de fábula. Sobretodo en situaciones tan delicadas. La sensación de tener esa pequeña ventaja, ese poder que te da la sorpresa... era simplemente adictivo. Cuando la flautista se giró, se encontró con que tenía el mar encerrado en la mirada, y no pudo evitar pensar que los ojos claros nunca traían nada bueno. Lo sabía, él los tenía verdes. Era capaz de notar su pulso acelerado, y no era difícil saber lo que se le pasaba por la mente. La luz del candil reflejaba las dilatadas pupilas de la flautista.

La noche se tornaba fría y las palabras salían de los labios de la pelirosa con aire condensado, como si se le escapara el alma poco a poco y no pudiera evitarlo. ¿Una gitana? Qué raro que el pueblo se alzara solo en busca de gitanos. Algo más pasaba en Lunargenta. Escudriñó a su compañera, observando sus ropas, vestida toda de negro parecía que viviera un luto continuo. Mientras ella hablaba, él analizaba cada palabra, y observaba cada facción de su rostro. Las caras bonitas son las que más sufren, pensó. Los aldeanos se acercaban, las antorchas quemaban las nubes y el pequeño seto que los cubría no sería suficiente para salvarlos de aquella muchedumbre si se acercaban demasiado. La flautista le observaba con ojos tímidos y él le devolvía miradas cargadas de encanto, al fin y al cabo una de las cualidades de Erzsébeth era seducir sin quererlo. Guardó silencio hasta que ella preguntó "¿Y a ti, no te parece algo fuera de lugar?". Cuando iba a contestarle, un aldeano se alzó tras ella y la cogió en peso, gritando que había otra y que era hembra. No llevaba ningún tipo de arma, solo un garrote y tenía cara de no saber ni su apellido.

Erzsébeth se levantó y se sacudió el polvo del vestido. Se ajustó nuevamente el corsé y miró fijamente al aldeano. No iba a dejar que dañara a la muchacha, menos sabiendo que podía serle de utilidad en algún momento.

Te voy a dar tres segundos para que la sueltes.

El aldeano gruñó, así que pasaron tres segundos y Erzsébeth apareció en su espalda. El corpulento hombre parecía desconcertado, aunque cualquier rastro de desconcierto se esfumó cuando sacó los colmillos y los enterró en su cuello. Mientras la sangre brotaba y el aldeano perdía las fuerzas, la parálisis comenzaba a hacer efecto y soltó a su acompañante, que no se lo esperaba y cayó malamente. Pasó un minuto y medio hasta que el hombre ahogó un grito antes de caer exangüe al suelo. Erzsébeth se agachó y recogió a su compañera del suelo. La sangre seguía esparcida por sus labios y su respiración estaba agitada.

Los humanos solo sirven para esto, cielo. Mi experiencia me dice que esto es una caza de brujas, no de gitanos. ¿Qué hace una brujita como tú en una noche plagada de gente dispuesta a quemarte viva? —realmente no sabía si era una bruja o no, pero todo indicaba a que su deducción iba por buen camino, a lo largo de su vida había visto muchas cacerías parecidas. Agarró a la flautista por la muñeca lo más suavemente que pudo, para intentar que no huyera despavorida ante el acto que acababa de cometer, y con la otra mano rodeó su cintura y la guió a través de un callejón por el que poder observar al gentío pero sin ser vistos. —Por cierto, ¿tienes un pañuelo? No me gustaría mancharme los guantes de sangre, luego para que desaparezca la mancha es muy difícil...
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Jue Mayo 07 2015, 00:36

La presencia de la desconocida que rápidamente se había convertido en mi mentora me dejó helada. Allí se plantaba ella, con toda su femineidad usando una voz serena pero demandante para que ese troglodita puro músculo me dejara en paz. Sentí que mis oídos se tapaban de a ratos y ya hacía rato había perdido la habilidad para enfocar bien. “¡Lo sabía! Sabía que no podía salir fuera sola” mis pensamientos volaban en comparación con lo poco que podía hacer mi cuerpo. Tenía que entrenarme, era consciente de ello, pero era una tarea ardua que no me sentía capaz de hacer todavía, y aquella dama de delicadas facciones me estaba dando una buena lección de supervivencia, modales, carisma y autodefensa.

Tch chasquee mi lengua, no era una lección era una paliza y no solo a mí, sino al agresor, que cuando quise acordar había perdido la fuerza y estaba envuelto en sangre. No entendía nada, estaba aturdida, zarandeada y me sentía vulnerable. Caí al suelo sobre mis rodillas raspándolas al igual que las palmas de mis manos. Pronto escuché un peso muerto caer a mi lado y vi a mi salvadora envuelta en sangre. “¿Estás bien?” quería preguntarle, pero pronto comprendí lo que sucedía y me sentí terriblemente ignorante e idiota. “Una completa novata” pensé con ironía mientras escuchaba sin prestar mucha atención a sus palabras sino viendo aquellos labios que aún manchados de sangre, de la sangre de aquél horrible sujeto que me había tomado, se me antojaban deseables, encantadores…

Entonces ella tomó de mi mano, esperaba ser su siguiente víctima. Sabía que se trataba de una vampiro, la primera con la que me topaba en toda mi vida, al menos la primera en carne y hueso. Siempre había admirado sus finas facultades en el arte de la seducción y la oscuridad, pero ahora lo estaba comprobando a un precio muy caro. Una parte de mí deseaba salir corriendo despavorida de allí, lejos de cualquier peligro, pero la otra deseaba continuar allí; no sabía si se trataba de un morbo enfermizo, pero tampoco lo iba a pensar demasiado, después de todo ella ya había descubierto rápidamente mi fachada, de alguna forma había dado en el clavo y sabía que sería su siguiente víctima. Estaba en bandeja de plata.

Su mano en mi cintura terminó de comprobarlo, yo era un pobre ratoncillo en las manos de un gato con afiladas garras, una gata para ser mas precisos… Le seguí sin oponer resistencia alguna, en silencio. No valía la pena luchar, no contra un cazador tan especializado en el arte de la muerte. Estaba tranquila, al menos no moriría a manos de una turba que al parecer pretendía torturarme hasta la muerte o quizás algo peor. Pero no… ella no me atacó, al contrario, con aquella apacible mirada que calaba hasta lo más profundo de mi ser me pidió un pañuelo. Pestañee un par de veces y recién entonces caí en cuenta de lo que estaba sucediendo. De mi precaria posición y que realmente estaba socializando con una vampira que había matado a sangre fría.

Un escalofrío bajó por mi espina y apoyada contra la pared como estaba caí sobre mis rodillas tiritando de miedo y por las bajas temperaturas. Va…va…vam..pipipi… “oh, pero ¡qué demonios!” dije para mí misma en un momento de claridad mental. Aunque no podía detener los movimientos involuntarios de mi cuerpo, me enderecé lo mejor que pude en aquél lugar y busqué con el mayor orgullo posible un pañuelo entre mis cosas. Luego de varios intentos di con uno casi tan pálido como la piel de mi acompañante y se lo tendí mirando directamente la delicada línea de su mandíbula.

Asi que una mujer vampiro… dije volviendo a mi máscara construida en muchos años de nobleza ilidinense. Mi voz era tan serena como un lago en una noche de verano. No me alimentaba al menos contesté tardíamente a su pregunta fingiendo altivez mientras me asomaba un poco para ver los movimientos de los humanos. ¿Ha sido el color del cabello? le pregunté ahora poniéndome en pie para estar más iguales y girándome hacia ella, si no me había hecho parte de su almuerzo, entonces podría pensar que no estaba interesada en mi sangre, al menos no por el momento… ¿Por qué me salvaste? pregunté con curiosidad enarcando levemente una ceja Gracias, mi nombre es Luna, pero puedes decirme Luka acabé mi presentación tendiéndole mi mano por cortesía y mucha curiosidad. “¿Cómo se sentiría la piel de un vampiro? Ya lo averiguaría… si no tuviera guantes.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Jue Mayo 07 2015, 01:29

Cualquier rastro de humanidad  que pudiese existir en Erzsébeth había desaparecido hacía ya muchos años, mas eso mismo fue lo que le ayudó a comprender mejor a los humanos. Cuando les arrancas la vida y los observas en sus últimos momentos, es cuando realmente conoces a esa raza asquerosa y efímera. Algunos suplican por su vida, otros se vuelven bravos y estúpidos, y luego hay otros que no tienen tiempo de reaccionar. Pero hacía mucho tiempo que no conocía a nadie que intentara actuar como si no ocurriese nada. Olía el miedo de la flautista, lo sentía en cada palabra, lo escuchaba cada vez que tragaba saliva... pero ella pretendía ocultarlo de una forma tan grácil y sutil... no pudo evitar reírse levemente. Era como un cervatillo asustadizo y pequeño, esperando a que el león tomara su decisión. Erzsébeth no tenía intenciones de matarla desde un principio, y ahora que veía la capacidad de recomponerse que tenía la joven, menos todavía. Absolutamente no, pensó. Si la primera noche me trae una cacería de brujas... ¡qué me esperará dentro de una semana con esta muchacha!

Cuando llegaron al final del callejón le ofreció un pañuelo blanco, parecía de seda. Lo aceptó gustoso, aunque le dio cierto reparo manchar algo tan blanco de alguien que parecía tan pura con una oscura mancha carmesí de alguien tan corrupto. Aunque la vida se reducía a eso, luz y oscuridad; héroes y monstruos. Brujas y vampiros. Se limpió la sangre de los labios y decidió que lo mejor sería guardar el pañuelo y devolvérselo una vez lo hubiese limpiado, como gesto de agradecimiento. Y con cierta esperanza de que tras aquella noche la bruja no quisiera deshacerse de él. Cuando volvió a mirarla, escuchaba muchas preguntas y la notaba agitada, como queriendo saber qué harían los humanos a continuación. Erzsébeth apoyó las manos sobre sus hombros y dejó brotar su mejor sonrisa, con ánimos de tranquilizarla un poco.

Simplemente sé que eres diferente, como yo. Lo que lo mío se nota un poco más —añadió, riéndose y llevándose una mano a la boca. Se acercó a la pared y continuó respondiendo el mini-interrogatorio de la pelirosa. —El color del cabello es anormal, no cabe duda. Te he salvado por varios motivos... El primero, ODIO a los humanos. Sobretodo los que se creen tener el derecho divino de romper las vidas ajenas solo porque consideran que algo está fuera de lugar. El segundo, porque no me parecía bien dejar que mataran a alguien que acababa de conocer y del que ni siquiera sabía el nombre. Y el último... porque quiero conocer más a esta ciudad, y creo que eres una guía turística perfecta —acabó con otra sonrisa y se recostó sobre la pared del callejón. No había candil o antorchas allí, lo único que hacía visible sus rostros era la luz de la luna, alzada en el cielo como una auténtica diosa. En las noches de soledad, Erzsébeth siempre se consolaba mirando a la luna, porque si algo tan grande y hermoso era capaz de aguantar solo con la compañía de las estúpidas e ínfimas estrellas, él podía aguantar la soledad que solo obtenía un cazador noctívago.

Cuando la flautista continuó y reveló su nombre, se quedó perplejo. Se llamaba Luna. ¿Por qué querría alguien que le llamaran de otra forma, cuando la luna era una de las cosas más maravillosas y perfectas que existían? Solo salía de noche, como Erzsébeth, y cuando ocurría algo en la oscuridad solo ellos eran testigos. Vio que Luna le ofrecía la mano en gesto de saludo, así que se colocó delante de ella e hizo una breve reverencia. Agarró su mano y le dio un leve beso, agarrándola con cierta firmeza.

Te llamaré Luna si no te importa, cielo. Es un nombre precioso. Yo soy Erzsébeth... pero llámame noctívaga.

Al acabar las presentaciones el barullo de fondo se acentuó. Al parecer los aldeanos estaban cansados de buscar y no encontrar a más personas a las que quemar vivas. Se pararon en medio del camino y dialogaron acerca de lo que harían, mas desde tan lejos no conseguía escuchar bien la conversación. Un pueblerino robusto llevaba un bulto que no paraba de moverse a la espalda, y un grito ahogado salió de debajo de la manta que lo cubría. ¿Llevaban a alguien ahí, o era solo la imaginación perturbada de Erzsébeth? Al terminar sus discusiones se pusieron en marcha. La curiosidad mataba al cazador por dentro, y el ansia de descubrir qué tramaban aquellas criaturas le impulsó a proponerle a Luna que le acompañara en esa improvisada aventura.

¿Qué te parece si les perseguimos y arruinamos sus planes?
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Sáb Mayo 09 2015, 00:31

La noctívaga, como se autodefinió más tarde, tenía una manía por hacer contacto corporal con otros, o al menos conmigo. No pude evitar tensarme un poco al sentir la suavidad de sus guantes correr sobre la fibra de mi capa. Su cercanía parecía ponerme en una especie de limbo, un trance en el que sólo podía escuchar su voz que lo traspasaba todo pero que a la vez era tan suave como la caricia de la brisa otoñal. Otoño sí, eso es lo que ella parecía, me recordó a las flores tardías, fuertes y elegantes levantándose contra la propia naturaleza en un acto de valía y orgullo. Otoño, como el dorado de la transición, el cambio, el preludio a la muerte. Sonreí con cierta tristeza mientras escuchaba su atronadora voz como un himno a la muerte. No habían palabras más reales… sin embargo esa bajeza no era cometida solamente por los humanos, y eso lo sabía tristemente de primera mano.

Apreté apenas mis labios al escuchar la parte de guía turística perfecta. No estaba segura de sentirme halagada por la parte del conocimiento y la perfección o rebajada por tal asignación carente de esencia, sin embargo ella era un sujeto digno de observarse y si con ello podía acercarme a la sociedad nocturna antes vedada para una pobre bruja ignorante de las Islas, entonces tomaría todos los riesgos. Claro… una vez que consiguiera algo para proteger mejor mi cuello. Algo en Erzébeth aún me dejaba intranquila y no estaba segura de lo que podría ser. Mejor la recorreremos juntas dije tratando de mantener compuesta mi voz y en un tono bajo. Ya había asumido un papel y lo mantendría de la forma más políticamente correcta hasta el final de las circunstancias.

Mi vista no era para nada buena, menos en la oscuridad, pero podría haber jurado ver un cambio en el semblante cuando escuchó mi nombre “¿La habrían enviado por mí?” sospeché, no era una sospecha mal fundada, mis padres habían demostrado más de una vez estar lo suficientemente preocupados como para ponerme nanas de todo tipo, pero una mujer vampiro… eso era un poco mucho, más de esa fina categoría. “No importa” pensé sacudiendo un poco la cabeza, “Ya lo averiguaré”. Su beso me tomó por sorpresa y de algún modo me las ingenié para pasar calor, vergüenza, escalofríos y pena de mi misma por reaccionar así por el beso de otra dama pero… ¿Por qué un beso en la mano? al contrario que sus toques anteriores, esta vez pude sentir como un aura arrolladora me atravesaba por completo y me aflojaba las rodillas.

Me aclaré la garganta para asegurarme de que todo estaba en su correcto orden antes de responderle un nombre peculiar… muy original al contrario de noctívaga. Pero si no te importa prefiero Noctiv le dije, pronunciando con cierto énfasis la última “v” haciéndola sonar como una “vf”. Parpadee un par de veces ante su ofrecimiento y al cabo de unos momentos hablé Es una adorable idea, solamente temo ser una carga para ti aseveré con vehemencia. Me moría de ganas de saber qué se estaba cocinando allí, pero era sumamente peligroso y al parecer mi descripción concordaba con las víctimas a las que perseguían.

Iba a agregar algo más, pero una súbita ráfaga de viento calló mis palabras. Era una señal, una señal de mi elemento para que tomara cartas en el asunto, no estaba sola. Aunque no contara con la espada de mi mercenario favorito, tenía una poderosa aliada y al parecer una tormenta pronto se desataría. La combinación perfecta dije con cierta malicia justo cuando un relámpago iluminó la escena, corolando con el grito ahogado de una persona dentro de la turba. Supongo que tendremos que hacer algo dije comenzando a pensar con cariño en la idea de ahogarlos a todos.

Cuenta conmigo ahora la decisión podía trasmitirse sin temor a través de mi voz. Guíame pedí tendiendo una mano hacia ella mientras las llamas de las antorchas lentamente comenzaban a perderse calle abajo. Una risa alocada hizo que me helara unos instantes, no era el sonido ni su aparente cercanía. El tono repicaba como campanas en mis oídos, conocía solamente a una persona capaz de reírse en una situación así y sentí como la sangre se drenaba de mi rostro. No hay tiempo
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Sáb Mayo 09 2015, 09:59

Lo bueno de ser vampiro es que jamás tienes que esconderte; la noche ya está ahí cubriendo tus huellas, abrazándote, envolviéndote en su mundo, convirtiéndose en tu más fiel cómplice. Y aquella noche en particular, el frío helaba las palabras y recorría cada centímetro de la piel del cazador, pero no solo eso. La luna estaba inquieta, la noche se revolvía, pequeñas ráfagas de viento se arremolinaban a su alrededor y chispas en el cielo hacían pensar que de un momento a otro caería la ira del cielo traducida en relámpagos y truenos. A medida que la conversación avanzaba, cualquier rastro de miedo o pavor de Luna iba diluyéndose, perdiéndose en el azul de sus ojos sin remedio, como si estuviera absorbiendo confianza en sí misma de la nada. No hay nada más encantador y aterrador que una dama valiente, pensó. Un nombre peculiar… muy original al contrario de noctívaga. Pero si no te importa prefiero Noctiv, las palabras de la bruja sorprendieron a Erzsébeth. Nunca le habían puesto un apodo, excepto Cassandra, quien se dirigía hacia él como "cachorro"; pero no era una sensación desagradable. Y realmente no le habían puesto un mote, sino que habían acortado el que ya tenía, ¿eso contaba como nuevo apodo? La duda no era importante así que decidió dejarla para más tarde.

Lo irreal era que su compañera pensara que sería una carga para él. El cazador no sabía qué era exactamente, pero ella era de esas personas que tenían potencial y lo sabías solo con mirarlas, por lo que en cierto sentido se sentía más motivado a iniciar una persecución teniendo el apoyo de Luna.

Ser o no ser una carga es una decisión personal e intransferible. Tú decides cómo actuar para ponérselo fácil o difícil a los demás —terminó Erzsébeth, ajustándose el corsé y dando un golpe con el pie al suelo para acabar con la vida de un insecto que cruzaba por allí.

La noche se agitaba al ritmo del corazón del cazador. Pum, aire gélido. Pum, céfiros. Pum, ráfagas de viento que podrían confundirse con huracanes diminutos. Pum, relámpagos. ¿Sería el tiempo una advertencia de cómo acabarían? Desvió su mirada al cielo solo por un momento para poder apreciar el espectáculo de luces por unos segundos, pero al bajar la mirada la Luna que había conocido tras aquel seto apenas media hora antes, sola e indefensa, frágil e impotente, había desaparecido. La combinación perfecta, dijo, y sus ojos se habían convertido en un pozo de deseo, aunque Erzsébeth no sabía qué deseaban, pero una miríada de sentimientos aparecieron al descubrir el cambio radical de la flautista. Luna es como esta noche, pensó. Al principio era solo una esquirla de hielo y ahora se ha convertido en un auténtico vendaval.

Una risa enfermiza se escuchó por toda Lunargenta. Provenía, seguramente, de la muchedumbre que se alejaba calle abajo. No hay tiempo, dijo Luna. Y era verdad. Así que tomó la mano que le había ofrecido y corrió tras la pista de los cazadores de brujas. Lo que ellos no sabían era que un cazador sanguinario y una maga de lo más extraña les seguían la pista, de haberlo sabido habrían corrido a sus casas a pensar qué era mejor, provocar la ira de un vampiro y una bruja o dormir sin molestar a nadie. Mientras le seguían el rastro no conseguía ver a nadie más andando por las calles, como si todo hubiese sido un pacto silencioso para dejar libre albedrío a la aberración que pretendían hacer. Siguieron su rastro, agarrados de la mano, durante una media hora, hasta que pararon de golpe al llegar a un caserón derruido. Erzsébeth apretó la mano de Luna como señal para que se detuviera y se escondieran tras unos árboles, a la espera de lo que harían a continuación.
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Dom Mayo 10 2015, 00:11

La noctívaga tomó mi mano sin siquiera titubear, cosa a la que comenzaba a acostumbrarme. Su proceder era tan delicado y sus movimientos tan sutiles que me preguntaba si alguna vez alguien le habría llevado la contraria. Me sentía como alguna especie de espía, moviéndonos en la oscuridad de la noche, apareciendo y desapareciendo como fuerzas oscuras de la naturaleza. Sentí que varias veces mi corazón arremetía y desaceleraba cuando presentía que seríamos vistas, que caería o que algo saldría mal, pero Erzsébeth lo hacía todo demasiado fácil, incluso en algunos momentos me sentí como alguna espía genial y con poderes, aunque cuando lo pensé mejor me di cuenta que era una tonta porque los tenía, era una bruja y esos humanos no sabrían qué les atropelló.

Al cabo de alrededor de media hora de una larga caminata entre lenta y a las corridas, Noctiv apretó suavemente mi mano. Era su forma de advertirme algo, me detuve junto a ella y miré a los alrededores. Ahora la claridad era poco menos que total, los truenos y relámpagos estaban dando una clara señal que algo turbio se revolvía en los cielos, algo mucho más poderoso que la voluntad de aquellos salvajes humanos. Los árboles tras los que nos escondimos estaban bastante cerca de una casa que había visto mejores días. Hacia atrás quedaba la calle por la que habíamos bajado, hacia adelante suponía que el puerto, aunque no sabía a qué distancia exactamente, sólo tenía vagas ideas… mientras que a los costados vegetación natural y arbustos, el lugar perfecto para llevar a cabo una ejecución… o varias. No me fue ajena la falta de civiles por la calle, algunos seguramente atemorizados habían entrado a la primera puerta abierta que encontraron, pero… ¿Y el resto?

Me eché de barriga al suelo tras un arbusto rastrero y usé mi telequinesis para abrir un lugar por el que ver. Apuesto que harán una hoguera. O si creen que son brujos, lo más probable es que intenten ahogarles. ¡Ja! Ignorantes imbéciles comenté completamente concentrada en mis poderes y en intentar ver a través de todas aquellas espaldas. ¿Qué opinas? pregunté. ¿A quién crees que querrán liquidar? aunque mi compañera me había dicho que sería una caza de brujas, no estaba muy segura de que aquellos humanos fueran tan de pocas luces. No podrían…¿o sí?

Levanté mi cabeza para mirar el rostro de mi interlocutora, pero nuevamente escuché aquella voz que se había carcajeado, aunque ahora parecía que le estuvieran torturando. Diablos, no puede ser él. susurré externando sin querer mis pensamientos. Si realmente era Asdrel, entonces estábamos en serios problemas. La turba pareció enmudecer por unos segundos para luego reavivar sus gritos que pronto se convirtieron en una especie de himno. ¿Cantan?
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Dom Mayo 10 2015, 10:10

Al principio era un mero presentimiento, una idea malamente fundada a la luz de la luna; pero no se imaginaba lo acertado que estaba. Luna era una bruja de verdad, lo había comprobado al ver cómo, tumbada en el suelo, sin usar las manos, miraba concentrada a un arbusto y había abierto un boquete por el que espiar a los humanos. Era una bruja de esas que protagonizaban cuentos infantiles con los que mandaban a los niños aterrados a dormir, y en parte era emocionante, en parte perturbador. Los brujos nunca traen nada bueno, pensó, recordando las palabras de su ama tiempo atrás. Pero no sabía qué podía tener de malo alterar los elementos, usarlo todo a tu antojo sin pedir permiso, como si el universo te hubiese concedido el don de ser un Dios y vagar manipulando todo y a todos.

¿Qué opinas? preguntó Luna, seguramente refiriéndose a la escena que Erzsébeth se estaba perdiendo, pues más que mirar a los cazadores de brujas estaba observándola a ella usando sus magníficas capacidades, y eso que solo había visto cómo movía una simple planta con solo posar sus ojos en ella. Decidió que era momento de hacer compañía a la flautista en el suelo, así que se recostó sigilosamente boca abajo y se acomodó a su lado, echando un vistazo a la escena. Los humanos se habían arremolinado en un círculo, y juraría que veía algo en medio del mismo moverse. No entendía nada.

Opino que tenía razón, ¡eres una brujita fabulosa! —afirmó el vampiro con voz melosa, por una parte era cierto; los poderes telequinéticos le vendrían de muerte para esas misiones en las que el ambiente no era el mejor aliado. —Si te refieres a todo el barullo... sigo sin saber quién o qué esconden ahí, pero no tardaremos mucho en averiguarlo, cielo —terminó, poniéndose de pie nuevamente, se subió el vestido y agarró una de sus dagas, verdes a juego con sus ojos. La agarró entre los dedos índice y corazón, y se agachó. Agudizó la vista y buscó la mejor posición para infiltrarse sin ser visto. Hizo un amago de avanzar, mas sintió que su acompañante le observaba cuando exclamó algo. Diablos, no puede ser él. ¿La víctima era un conocido de Luna? Había estado algo rara desde que escuchó la risa, quizá era preocupación lo que rondaba por esa mágica mente. Decidió que una de las formas de ganarse la confianza de la pelirosa era haciéndole un favor, y ese favor podría ser salvar a esa persona que absorbía sus pensamientos. De pronto la escoria humana comenzó a interpretar un cántico, aunque Erzsébeth no sabría decir si angelical o demoníaco, ya que la música no era precisamente su mayor pasión y evitaba escucharlos en demasía. Echó un ojo nuevamente a la escena y ahora los humanos parecían poseídos, ensimismados en un himno absurdo. Algo tomaba luz propia en medio de aquel círculo, como brillando e intentando eclipsar a la luna. La confusión aumentaba cada segundo, y buscó los ojos de su compañera.

Si conoces a eso de ahí, deberías decírmelo... porque no tengo claro con qué motivos usar esta daga —dijo, jugando con el arma entre sus dedos. Avanzó, yendo en árbol tras árbol, sin perder de vista la luz ni a Luna. —Necesito una respuesta, Luna —espetó, haciendo un gesto con la mano para que siguiera su camino. Cada paso era un poco más costoso de dar que el anterior, como si el ambiente estuviera intensamente cargado. El próximo paso sería el definitivo, así que esperó a que Luna le diera su bendición para actuar... de la forma que le pareciera precisa. Cuando desconoces a lo que te enfrentas, tienes que mantener la cabeza fría y esperar órdenes, pensó. Pero cuando las órdenes son dadas por alguien a quien tampoco conoces... la situación no puede ser más problemática.

OffRol: como quizá tiene que ver con tu historia, por eso voy algo lenta esperando a ver qué haces tú, porque no querría afectar negativamente a los asuntos de tu pj xD pero si veo que no tiene nada que ver contigo o que apruebas la situación tomaré un poco más de iniciativa
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Mar Mayo 12 2015, 03:16

Comenzaba a adaptarme lentamente a la compañía de la mujer vampiro, aunque no era una tarea fácil, su forma de ser, su cercanía… me ponían nerviosa, sin contar con la situación en la que nos encontrábamos. Erzsébeth parecía prepararse para una guerra, pero… eso no me parecía el mejor curso de acción, es decir, estaba segura de que era una asesina fenomenal.. pero se trataba de una turba enardecida allí. Tragué saliva y observé sus afiladas dagas verdes; por algún motivo poseían un brillo oscuro del que no quise ser testigo por mucho más tiempo.

Vi cómo se movía con sigilo entre la espesura, no quería quedarme sola allí, pero temía ir hacia aquel lugar infestado de humanos con sed de sangre. “Maldición” pensé mordiéndome un cachete para tratar de alcanzar a la dama. No se qué hacen, pero creo que conozco al que está en el saco, mi mentor: Asdrel un brujo, pero no quiero que… Ugh, no importa. Supongo que no pretenderás atacar ¿o sí? Aún no sabemos que hay en la casa abandonada. esta vez trataba de pensar de forma lineal. Puedo ser tu carnada si crees que es la mejor forma de acercarnos. Deberían de tener algún líder… ¿no? usualmente no solía pedir tantas corroboraciones, pero se trataba de mi piel allí y estaba hablando con una cazadora por naturaleza, nada más normal que confirmar mis líneas de pensamiento.

Bajé mi vista unos momentos para buscar entre las cosas que siempre llevaba en mi cinto. Se que lo tengo por aquí… comencé a decir con la voz apagada y concentrada en enfocar mi pésima vista, hasta que por el tacto di con lo que necesitaba. Ten dije extendiendo un pequeño objeto. Si lo echas al fuego producirá una nube de humo, recomiendo no olerlo, nunca se sabe que tienen estas cosas y si aún funcione bien… mis palabras se iban apagando a medida que las pronunciaba. Yo debo de estar en contacto con el exterior advertí para luego agregar Confío en ti Noctiv y de la nada la abracé, fue rápido, no quería importunarla pero necesitaba coraje para lo que estábamos por hacer.

Respiré profundamente Adelante



Off:Siento la tardanza ^^’’ para ver lo que hace el objeto que te di, revisa mi inventario: muñeco de nieve :3 y no, no hay en mi historia más de lo que dije aquí y lo que esta en la ficha a la que puedes acceder haciendo click en el nombre del pj
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Mar Mayo 12 2015, 17:40

Había algo que caracterizaba a Erzsébeth, y era su instinto asesino y depredador. Estaba acostumbrado a atacar antes de que el enemigo se percatara siquiera de su existencia, ya que cuando entraba en combate cara a cara tenía grandes y claras desventajas. No es que no pensara lo que hacía y atacara por impulso, todo lo contrario; pensaba de forma fría cómo acabar con los problemas antes de saber que eran problemas. Los humanos siempre están mejor muertos, pensó. El número importaba, sí, y estaban en clara desventaja, pero la idea de verlos en esa especie de trance le hizo pensar que estarían indefensos lo suficiente como para arremeter sin dejar rastro. No vio segura a su compañera de lo que iba a hacer, así que decidió bajar el arma y mirar hacia atrás. Al girarse vio a la grácil flautista intentando acercarse, a un ritmo lento e intranquilo. Mi mentor, Asdrel... al escuchar aquellas palabras comprendió que no debía acercarse. Los brujos nunca traían nada bueno, y tampoco querría inmiscuirse en los asuntos de Luna... cada uno tiene sus propios demonios, y era tarea de uno mismo mantenerlos o alejarlos de nosotros.

No sabemos qué hay en la casa abandonada, dijo Luna, y era cierto. Por un momento el caserón había pasado completamente desapercibido, incluso Erzsébeth se había olvidado de que yacía allí, derruido e incompleto, enmohecido y arruinado. Se incorporó y esperó a que su compañera se aproximase un poco más. Debían averiguar si existía algo más en el interior de la casa, ya que si las pillaban desprevenidas... no sería una aventura de las divertidas. Luna le ofreció un objeto pequeño, al tacto era suave y al mirarlo con más detenimiento... Oh, no me jodas, pensó el cazador. Era un adorable muñeco de nieve con bufanda incluida. ¿Y esto explotaría? No se lo podía creer. La hoguera en medio de los humanos cobraba fuerza empujada por el viento, y Erzsébeth creyó que Luna simplemente se estaba riendo de él. Lo estrechó con fuerza entre sus manos y algo inesperado sacudió su cuerpo. Luna acababa de darle un efusivo y efímero abrazo a la vez que susurraba que confiaba en él. Sorprendido por el arrebato de su compañera la miró a los ojos. Un brillo malicioso cruzó la mirada del vampiro cuando escuchó "adelante" de los labios de la flautista.

Oh, claro que sí, cielo —pronunció a la vez que sin apartar la mirada de su compañera lanzaba el muñeco de nieve a las llamas. De pronto un pequeño estruendo le hizo saber que realmente había funcionado. Una pared de humo envolvió a los humanos, quienes batallaban con las sombras y tosían con fuerza. Erzsébeth mantuvo la mirada a su compañera hasta dio un paso hacia ella y la agarró por ambas muñecas con firmeza. —Adelante... pero tú vienes conmigo, Luna. Podrás ver el cielo desde la casa, no es que tenga un techo que la cubra por completo, y las paredes son como una tela transparente. ¿No querrás que descubra yo sola el misterio, o sí? —rió con tono pícaro, retirando el pelo de la cara a Luna, ya que el viento la había despeinado un poco. Tiró de ella y empezó a correr hacia la casa aprovechando la humareda, arrastrándola consigo. Abrió la puerta de un leve golpe con la pierna, y soltó las manos de su compañera. El recibidor de la casa era lo que podía esperarse de un lugar abandonado: un cúmulo de polvo, heces y olor a orina. No era lo más agradable del universo, pero no todo lo interesante era bonito de ver. Avanzó unos pasos hacia unas escaleras de caracol que subían a un segundo piso, aunque el suelo se veía frágil, habría jurado haber escuchado pasos en el piso superior. Echó una ojeada a Luna antes de seguir.
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Killian el Mar Mayo 12 2015, 19:06

- ¡Te digo que toos los brujos son malos! Mierda, es que esa tooonta cabeza tua no puee entenderlo, ¿¡Eh!? - Exclamó el anciano, dando otro sorbo a su cerveza. Se le habían pasado un poco las copas, aunque me divertía verlo en ese estado.

- Killian no cree eso. - Espeté con entusiasmo. - Tienen poderes extraños, pero en la experiencia de Killian, no todos buscan dañar al prójimo. No son como los vampiros... ¡Esos si que son peligrosos!

- A tu salud, grandote.

- Haha... sabe que no bebo. ¡Un guerrero debe mantenerse fuerte y sano para el combate! Pero un buen jugo de calabaza servirá también. A Killian le gusta el jorgorio que haces, viejo. ¡Es como en los tiempos de caza, tras la dura jornada!

- ¡Heheeee! Pues no muchos jóvenes escuchan lo que dicen los ancianos. Eres tonto como una cabra, pero hay cierta sabiduría en ti, muchacho.

- Hahahaha, me halaga con sus palabras, buen hombre. ¡Salud!

Chocamos las copas y me bebí mi jugo raudamente. De pronto, un ruido de una multitud se escuchó fuera de la taberna. Era como una muchedumbre reclamando por asuntos políticos de los que poco y nada tengo entendimiento.

- Ah, hablando de. Ahí tieenes una hueeeelga contra bruos.

- ¿En serio? ¿Y qué es lo que hacen?

- Pues si pillan alguno lo ahogan o queman... vio.

- ¡¿Qué?! ¡Eso es terrible! ¡Killian detendrá esta crueldad en este instante!

Patié la puerta de la taberna y salí corriendo. La multitud se había alejado un montón, pero no tardaría en alcanzarla. Sin embargo, en un callejón escuché un llanto. Era el llanto de un niño. Me paré en seco y me dispuse a investigar. Allí vi a un niño llorando la muerte de su padre, quien yacía sin vida producto de una mordida inhumana.

- ¡Por los dioses! Niño, ¿Estás bien?

- N... noooo... - Rompió de nuevo en llanto. Me saqué la capa y lo envolví en ella. Le abracé y dejé que se desahogara en mi hombro.

- Caaalma, niño, calma. Estarás bien. Killian te cuidará, ¿Sí?

Siguió llorando hasta que al fin pudo desahogarse lo suficiente como para hablar.

- Dile a Killian... ¿Quien ha hecho ésto?

- Fue... snif... fue una vampira...

- ¡¿Una vampira?!

- S... sí...

El niño me la describió lo mejor que pudo. Bueno, debido a las vestimentas extravagantes que usaba, no me sería muy difícil reconocerla. Lo llevé a una posada cercana y lo dejé bajo el cuidado del dueño, quien se compadeció.

- Killian pateará el trasero de esa asesina. ¡Esta noche ésto se resuelve! - Di un golpe a mi otro puño con resolución, y salí del recinto para investigar.

Las señales me llevaron hacia la multitud, quienes parece que tenían a un prisionero.

Iba a intervenir, cuando de pronto, una explosión de humo los dejó a todos desorientados. Los aldeanos le atribuían la culpa al brujo, y con mayor razón, iban a destriparlo vivo en plena vía pública.

- ¡AAAAALTO! ¡LA VIDA DE ESE HOMBRE NO LES PERTENECE! ¡SI QUIERES SACRIFICARLO, DEBERÁN LUCHAR CON KILLIAN PRIMERO!

Exclamé a pleno pulmón, desenvainando mi espada.

- ¡Ese hijo de puta está de parte de los brujos! ¡A él!

Cinco guerreros comenzaron a correr hacia mí. Eran débiles. La muchedumbre desistiría si vencía a sus campeones. Así solía ser al menos cuando se comentían injusticias de ésta naturaleza.

- ¡A Killian no le asustan unos debiluchos como ustedes! ¡Yaaaaaaargh!

El choque de acero contra acero era estruendoso. El primero cayó a la primera estocada. El segundo quedó con una herida profunda en la pierna. El tercero y cuarto quedaron sin el brazo izquierdo y derecho respectivamente. Al quinto le corté la cabeza. Resulté con heridas leves en el torso tras el combate, y con la respiración agitada, me dirigí hacia la perturbada multitud.

- ¡Déjenlo ir, o aquí corre más sangre! ¡Killian lo jura! Grrrrrr...

Soltaron al brujo y lo saqué del saco en que lo tenían. Tenía cabellos morados, cosa muy poco usual.

De pronto, me fijé en que dos mujeres corrían hacia una casa. Una de ellas tenía el cabello rosado, se veían incluso en la oscuridad. Me parecía familiar, pero no la reconocí en ese momento. Sin preguntar, tomé al brujo de una mano y comencé a correr en dirección a la figura familiar. Debía salir cuanto antes de la escena, o tal vez mi victoria sería efímera. Pero algo no estaba bien... la otra mujer vestía de forma extraña... ¿Podría ser...
Killian
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 268
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Miér Mayo 13 2015, 03:36

Era una pena, ya me había encariñado con el chuche ese del muñeco de nieve. Respiré profundamente y miré a Noctiv, algo en su semblante no parecía del todo convencido de los atributos del objeto mas no agregué nada al respecto. Debería de confiar en mí como yo confiaba en ella y esto no tardó en mostrarse cuando de la nada se acercó sin ser vista a las llamas y a una distancia prudencial tiró el artilugio. El caos fue casi inmediato, el humo, el escozor, la tos… No esperaba que la mujer vampiro hiciera uso de ese comodín tan rápidamente, por lo que los efectos me tomaron desprevenida totalmente.

En nuestro avance llegué a escuchar que le echaban las culpas a Asdrel y no pude evitar sentirme culpable “Resiste un poco mas” rogué en mis fueros internos mientras seguía a mi compañera que ahora me guiaba diestramente hasta la seguridad del interior de la casa.La cosa, muy por el contrario de lo que esperaba se puso peor y mi ataque de tos no mejoró hasta después que Erzsébeth buscara una confirmación en mi. Asentí Ugh, supongo que asi huele la peor parte de la naturaleza humana susurré y mi voz hizo eco en aquellas derruidas paredes. Mi voz sonaba chistosa Parece que eso tenía mas efectos secundarios de los esperados comenté poniéndome al lado de la mujer vampiro.

Ella parecía seria y miraba hacia arriba. Asentí en silencio a su plegaria no verbalizada; En estos momentos me gustaría poder manejar el fuego comenté tomando la iniciativa, aunque fracasé en el intento cuando tropecé con unos escombros que no fui capaz de distinguir. La lluvia había comenzado lentamente y el olor a humedad se filtraba por los agujeros de aquél horrible lugar. “Tétrico” pensaba mientras avanzábamos lentamente con la iluminación de los rayos y relámpagos. ¿Escuchaste eso? pregunté a medio camino de llegar a la siguiente planta, pero para cuando dije eso ya era demasiado tarde. Me paré en seco en medio de la escalera para apenas tener tiempo de esquivar una flecha. ¡Cuidado!

Bajo nosotras se escuchaban unos pasos muy fuertes y sobre nuestras cabezas al menos tres guardias armados y cada uno con un perro. Esta vez era mi momento de actuar, extendí mis brazos cuan largos eran y aproveché una ráfaga que había entrado por una ventana no muy lejana para potenciarla y dirigirla hacia el que tenía la ballesta Esto te enseñará dije mientras veía con orgullo como caía de bruces jalando consigo a su perro.


Off:Bienvenido Killian ^^. Por si no quedó claro, lo que escucho abajo eres tu xD
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Miér Mayo 13 2015, 12:24

Bueno, era más que obvio que se iban a encontrar a alguien en el interior de la casa, pero Erzsébeth esperaba que fuera un mendigo o algo así, no tres guardias armados con ballestas, espadas y perros. Luna se encontraba unos pocos escalones por detrás de ella, y cuando una flecha salió disparada hacia ella se giró para advertirla; con suerte la flautista la esquivó en el último momento y el cazador suspiró aliviado. No se querría ver solo en un combate cuerpo a cuerpo contra tanta gente indeseada. Los pasos en la planta de abajo debían ser a lo que se refería Luna con "escuchaste eso", cada vez se volvían más atronadores pero eso no importaba. El giro había dado una oportunidad a uno de los guardias para acercarse espada en mano, y cuando Erzsébeth se giró se lo encontró demasiado cerca como para poder reaccionar; por suerte su compañera había usado sus poderes para que llegara una ráfaga de viento y tirase al de la ballesta por el hueco de las escaleras, arrastrando a su perro consigo y distrayendo con un grito al de la espada, que solo consiguió propiciarle un leve tajo en el brazo y giró la cabeza buscando a su compañero. Pobre animal, pensó, pero no había tiempo que perder en compasión hacia el perro, el guarda había cometido el mismo error que él, así que lo aprovechó para agacharse a ras de suelo y dar un barrido con la pierna a las piernas del guardia, haciéndole caer al suelo de espaldas y que su espada volara escaleras abajo. El perro con intenciones de ir a defender a su amo dio dentelladas al aire y se acercó, pero por desgracia una daga del vampiro terminó clavándose en sus sienes.

Sé lo que es querer a un amo cabrón que te deja a tu suerte, chico. No sabes lo que lo siento —musitó, sacándole la daga y reincorporándose dando un pequeño salto para colocarse junto a su compañera. Un guardia en el piso de abajo, otro desarmado y aun les quedaba uno con su can en pie. Decidió delegar en su compañera, el combate cara a cara era una clara desventaja para el vampiro pero una bruja que controlaba el tiempo era el as en la manga de la noche. —Encárgate del que sigue en pie, yo haré que este no nos moleste más —dijo, a la vez que arrastraba el cuerpo del caído hacia ella. El guardia gritaba e intentaba aferrarse a los escalones, y no es que Erzsébeth fuese muy fuerte, pero cuando un humano se asustaba y se encontraba en una posición tan mala, era fácil manipularle. Aprovechó que el humano se dio la vuelta boca abajo para intentar huir mejor, se lanzó a su espalda y clavó los colmillos en su cuello. Paralizado, dejó de resistirse. Separó sus labios del sucio humano cuando sintió un dolor agudo en el brazo, y contempló un corte que iba desde su hombro hasta el antebrazo. No era profundo, pero sí escocía y había roto un poco el guante rojo del cazador. Agh, esto me va a doler, pensó. Notó que algo empezaba a subir las escaleras, así que se puso en pie justo detrás de la espalda de la bruja, para avisarle en el momento en que llegara la nueva compañía.
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Killian el Miér Mayo 13 2015, 23:26

Una vez en la casa, estaríamos a salvo de la multitud enardecida cuya captura de ésta noche había sido frustrada. Entré a la casa la cual estaba en muy mal estado mientras intentaba recordar en dónde había visto a esa chica antes. Desde que me expulsaron del clan, había conocido a muchísima gente y había tenido ya algunas aventuras. Pero aún me sentía un completo principiante en Aerandir pues siempre aparecía una adversaria o adversario más fuerte que yo.

Puse al brujo de cabellos morados contra la pared y le insté a guardar silencio. Éste me obedeció, pues aún parecía un poco aturdido por los recientes eventos. Pronto tendría tiempo de ahondar en ésta clase de disturbios, indignos de una ciudad de hombres de bien. Ahora, tener precaución era esencial pues si mis sospechas eran correctas, la vampira que buscaba se encontraría sobre nuestras cabezas.

De pronto se escucharon ruidos de lucha, parece que las dos mujeres se habían encontrado con alguien arriba.

- ¡Agh, no puede ser! ¡¿Más víctimas?!

Comencé a subir las escaleras lentamente. No quería que pareciera demasiado obvio. De pronto unos gritos de dolor surcaron el silencio, y apreté la espada con ambas manos. Comenzaba a experimentar miedo, pero respiré profundamente mientras el sudor comenzaba a empapar mi frente. Frente a ésta clase de situaciones, siempre he preferido un encuentro directo, sin trucos, sin objeciones, limpio y sangriento.

Terminé de subir y lo primero que vi fue un hombre asesinado, con marcas de una mordida en el cuello. Vi a un perro con un agujero en la cabeza, un hombre que había sido desarmado, un hombre y su perro guardián quien ladraba profusamente ante las dos mujeres. Ahí pude ver con claridad que la mujer de cabellos rosados esa aquella bruja que había conocido en los bosques, y era pareja del tal Kuzu, quien no me caía nada bien.

La otra mujer sin embargo, encajaba perfectamente con la descripción que me había dado el niño. Parece que las cosas se iban a poner feas ahora.

- Hey.

Dije seriamente, poniendo una rodilla en el suelo para asegurarme de que el hombre estaba muerto o no. No tenía pulso. Otra injusticia por la que la mujer tendría que pagar.

- Tú. Eres una vampira, ¿Verdad que sí?

Le dije a la mujer que estaba detrás de la bruja. Me puse de pie y mi mirada no reflejaba más que odio y desprecio hacia la mujer de vestimentas extravagantes.

- Y tú...

Dije girando la mirada a Luna.

- ¿Estás confabulada con ella?

No esperé respuesta y apunté el filo de mi espada hacia la presunta vampira.

- ¡Dejaste huérfano a un niño esta noche! ¡¿Sabías eso?! ¡¿Qué tienes que decir en tu defensa?! ¡¿Acaso no sientes culpa, ah?!

Apreté mi espada con mucha fuerza. Comencé a caminar hacia ella, sin despegar mi vista de mi objetivo. Un movimiento en falso, y su cabeza estaría fuera de su cuello en lo que a mí respecta.
Killian
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 268
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Vie Mayo 15 2015, 00:43

Contuve el aliento cuando vi que mi compañera había sido herida. Estaba demasiado contenta con mi pequeña victoria como para ayudarle y me culpaba por ello. Noctiv ya me había salvado una vez y no me gustaba tener deudas pendientes. Apreté los dientes mientras miraba a Ersébeth y de tanto en tanto al otro que estaba más atrás con la espada. Su perro tenía su piel encrespada y gruñía por lo bajo. Esos animales nunca me habían gustado, prefería los gatos peludos a esos canes horrendos con dientes monstruosos. Seguro habían sido un error en la creación de las especies… Aparté la vista tan sólo unos instantes, momentos suficientes para que la vampira volviera a tener sus manos manchadas de sangre. Querida susurré tratando de mantener a raya la impresión de luchar codo a codo con una asesina tan silenciosa y asentí a su órden mientras intentaba apagar en mi mente los gritos del hombre desesperado que ella se llevaba de a rastro.

¿Te atreves a interponerte en mi camino vil humano?- pregunté tratando de hacerme la fuerte y apagar con mi voz las súplicas que ahora lentamente se ahogaban en su garganta como las llamas de la pasión. Mi nuevo oponente, un poco más inteligente que los otros dos liberó a su perro y le ordenó que me atacase, algo que no me impresionó en lo absoluto, no solo no me caía bien, sino que ahora se lo haría saber. Enarqué una ceja mientras me concentraba en un hechizo de protección. Dibujé rápidamente con mi telequinesis en el suelo una runa y luego la multipliqué hasta formar una especie de línea, apenas a tiempo para que al finalizar pudiera levantar la vista y reaccionar para activarla. Ese perro feo tenía una única cualidad era valiente.

La valentía no le sirvió de mucho cuando chocó de cabeza contra una pared invisible que cual una soga que se arrastra y contrae cuando se la engancha, ésta se cerraba alrededor del animal que en tanto más luchara, más envuelto quedaba bajo los efectos de mi magia, inmovilizándole en el suelo. Sonreí y un relámpago iluminó la estancia; me encontraba en un descanso de la escalera y avancé lentamente hacia el temeroso hombre que temblaba mientras blandía la espada frente a él. Sentí a mi compañera a mi lado y supuse que algo no andaba bien, más todavía tenía un enemigo enfrente y procuraría deshacerme de él. Pero el humano fue más rápido y decidió huir tirándose por una ventana cercana. Lástima… comencé a decir sin mucho remordimiento, ellos habían comenzado todo eso y ahora cosecharían lo que habían sembrado más mis palabras se apagaron al llegar a mis labios.

¿Estás confabulada con ella?” escuché decir al guerrero que tanto tiempo atrás había conocido por casualidad en un bosque de las Islas. Estaba pasmada, no le había escuchado llegar y no sabía qué hacía allí y a juzgar por su expresión no estaba nada contento “Perfecto” pensé con ironía mientras involuntariamente daba un paso hacia atrás. El humano venía hacia nosotras y no tenía duda que tanto él como Noctiv se trenzarían en lucha, un duelo a muerte y no quería eso. Ella era mi preciado sujeto de observación además de una posible y letal instructora de defensa y él un super gigante que podría ser nuestra carta de triunfo para salir de allí.

Creo que no es el mejor momento para luchar dijo una voz varonil y compuesta, una voz que conocía de sobra y me sacudía cada rincón del cuerpo. Me asomé por encima del hombro de mi compañera y pude distinguir claramente la silueta de Asdrel, más apenas intercambiamos una mirada. Te agradezco tu ayuda, pero tenemos que hacer algo, esos humanos están aquí con un propósito, un propósito más macabro que lo que podría hacer sólo un par de mujeres volvió a repetir, sin cambiar un ápice su expresión serena. Por mi parte lentamente me interpuse entre la espada de Killian y la dama de rubios cabellos Killian, ella es mi amiga y me ha salvado la vida. ¡Quieren matarnos y no se por qué! casi grité perdiendo por un momento el control de mis poderes, sentí como una ráfaga de viento golpeaba las paredes con fuerza y me abracé apretando mis dientes. Tenemos que hacer algo ¿hay más secuestrados? pregunté mirando a los recién llegados.

_____________________
Off:Sientánse libres de darle su toque chicos. Siento no haber podido postear ayer, pero hoy tuve mi último exámen ^^’
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Vie Mayo 15 2015, 21:11

Para la sorpresa de Erzsébeth, lo que apareció ante ellos fue un auténtico salvaje. No parecía para nada un hombre normal y corriente, iba por ahí en taparrabos y tenía una musculatura inhumana. Lleno de tatuajes y con la mirada de una fiera, portaba una espada más grande que el mismo cazador y un arco y flechas a su espalda. Y había algo que Erzsébeth odiaba más que a los humanos: los humanos con delirios de grandeza, ellos que juzgaban sin preguntar, ese ser esa esa clase de humanos. Esos que eran viscerales y parecían estúpidos, por muy fuertes que fuesen sus brazos. La fuerza no lo es todo, pensó, lo sabrá en el momento en que se la arranque a través de la yugular. Las dagas empezaban a girar entre sus dedos a gran velocidad, mientras la ira llenaba poco a poco la cabeza del vampiro.

¡Dejaste huérfano a un niño esta noche! ¡¿Sabías eso?! Le espetó el intento de humano, y claro que lo sabía. Siempre que alguien muere, otro queda huérfano. Eso lo sabía de sobra. Empezó a recordar en la masacre de su familia, esa que había causado un sucio y pestilente humano como el que tenía en frente. Una sola palabra más y está muerto, pensó. Solo necesito otro motivo para arrancarte esa prepotencia del cuello.


¡¿Qué tienes que decir en tu defensa?! ¡¿Acaso no sientes culpa, ah?! ¿Que qué tenía que decir en su defensa? El bárbaro cargaba espada en mano hacia ella con rabia en los ojos. Sus palabras estaban claras en su cabeza. — A mí también me dejaron huérfana cuando era humana... ¡Y FUE OTRO ASQUEROSO HUMANO COMO EL QUE VA A MORIR AHORA MISMO! — gritó con todas sus fuerzas, Erzsébeth jamás revelaría algo tan personal a alguien a quien fuese a dejar vivir, y a su vez se disponía a lanzarle una daga entre ceja y ceja. Pronunció las que creía últimas palabras que escucharía el bárbaro. — ¡LA CULPA ES UN SENTIMIENTO MUNDANO, BÁRBARO, Y AQUÍ VAS A COMPROBAR QUE LO ÚNICO MORTAL ERES TÚ! El amago de lanzar la daga fue interrumpido por un pelo rosado y largo que interrumpió la vista del vampiro. Las palabras de Luna eran como flechazos de sentido común al corazón. Creía haber escuchado algo de una cuarta persona en la habitación, pero quedaron ocultas tras las palabras de la flautista. Killian, ella es mi amiga y me ha salvado la vida. ¡Quieren matarnos y no se por qué! ¿Realmente cree que somos amigos en una noche? Pensó, a la vez que inhalaba y exhalaba a un ritmo anormal. Hacía mucho tiempo que alguien no se dirigía a Erzsébeth con esa palabra, era algo tan confuso y conmovedor que provocaba ciertos choques emocionales en la cabeza del vampiro. La ira estaba creciendo y no sabía cuánto tiempo más podría aguantar sin rebanar el cuello al humano, pero al parecer se conocían y decidió que lo mejor sería parar la lucha por ahora, además su compañera se había interpuesto con cierta preocupación entre ambos para parar su disputa y no quería enfadarla y que le mandara volando a otra ciudad.

Erzsébeth echó una ojeada tras el bárbaro, y halló a un hombre de cabellos violáceos en la sala. El recién llegado parecía ser el secuestrado por los humanos, aunque no tenía muy claro el por qué. ¿Este es el mentor de Luna? Pensó, a la vez que guardaba las dagas en sus fundas, pero siempre atenta a sacarlas por si volvía el enemigo. Se colocó al lado de su compañera y le dio una rápida caricia en las mejillas como gesto de agradecimiento por haber acabado con el guardia y haberle salvado con anterioridad. Se retiró la sangre de los labios usando nuevamente el pañuelo de la pelirosa, lo guardó y se quedó mirando a los invitados.

La calma en el caos es lo que te ha salvado de acabar como ellos—dijo mirando al bárbaro y señalando con un leve gesto al guardia que yacía exangüe tras ellos, luego escudriñó al mentor de Luna con ojos de curiosidad. Notaba que su compañera estaba tensa desde que él había llegado, aunque prefirió no preguntar acerca del tema. Y bien... ¿qué propones hacer, brujo? ¿Qué es eso que da tanto miedo a estos humanos como para provocar esta cacería?
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Killian el Vie Mayo 15 2015, 22:38

Off: Aclaro que mi espadón enorme está roto... estoy haciendo una colecta humanitaria para repararlo, ¿Me ayudan? xDDDDD Nah mentira pero en serio, sólo traigo mi arco, flechas y una espada común y corriente u.u

On:

La vampira aparentemente había respondido agresivamente a mis inquisitivas preguntas y eso me hizo gruñir ruidosamente mientras flectaba las rodillas, dispuesto a saltar hacia ella y empezar una pelea a muerte. Pero de pronto, el brujo que había salvado apareció en la escaleras, cuyas palabras me hicieron repensar un poco. Cada vez me volvía menos impulsivo y más reflexivo.

La bruja se interpuso entre nosotros, alegando que ella era su amiga y que le habían atacado a ellas primero. Agh, qué asco, pensé. Una amistad con una vampira, quién lo diría. Probablemente se alimentaría de su sangre en caso de hambruna, o bien por capricho. Las frases insulsas y sin sentido de mi enemiga me llegaron como gotitas de lluvia en verano. Me resbalaron completamente.

- ¡Tus desgracias traen a Killian sin cuidado, desgraciada! ¡Vas a pagar por tus crímenes en nombre de todo lo que es bueno!

De pronto, dijo algo que me hizo hervir la bilis. ¿La calma en medio del caos me había salvado de terminar como ellos? ¡¿Ahora ensuciaba la memoria de esos hombres para intimidarme?! Ahora estaba empezando a enfurecerme y apreté los labios mientras que abría grandes los ojos, sosteniéndole la mirada con la respiración acelerada.

- La cacería de brujos Killian la detendrá a su debido tiempo.

Dije, intentando contenerme. Pero no podría durante demasiado tiempo, sentía el fuego arder en mi corazón.

- Tomar esto e irse inmediatamente, no los reconocerán.

Arrojé mi capa a Luna. Era evidente que mi intención era que la usara como capucha para no llamar la atención.

- Ahora Killian pide... un momento a solas con la vampira.

Avancé hacia la vampira, empujando sin brusquedad a Luna para ponerme cara a cara con el ser sobrenatural que me había amenazado con las dagas.

- Dos opciones: Tu cabeza, o compensar al niño que dejaste huérfano. Escoge. Ahora.

Un movimiento en falso de cualquiera de los presentes me haría estallar.
Killian
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 268
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Vie Mayo 15 2015, 23:39

Las palabras de Noctiv hicieron eco en mi mente, dejándome momentáneamente pasmada, olvidándome de mi problema de mantener a raya mis poderes. Probablemente ella y Kuzu se entenderían muy bien con eso del desprecio a cierta raza y estaba segura de que sobrellevarían muy bien sus diferencias con tan solo intercambiar unas palabras. En resumen, no podía dejar que ella y él se conociesen o de lo contrario, humanos y brujos terminaríamos extintos por igual. La caricia de Ersébeth me sacó de mi ensimismamiento, aunque quizás me hubiera apurado a llamarle amiga ante aquella situación forzada, ahora podía comprenderla un poquito mejor y quizás en el futuro podríamos llegar a eso…

Miré a Killian, era seguro que no se caracterizaba por sus buenos discursos y su pensamiento profundo; pero tenía un buen corazón y agallas. Quizás demasiadas agallas… pero no merecía morir por ello. Traté de pensar rápidamente, pero tampoco podía dejar de escuchar las idas y venidas de ellos. Me tranquilizó comprobar que la mujer vampiro guardaba sus armas, era mucho más de lo que podría pedir y le dediqué una sonrisa de agradecimiento por unos breves instantes, más no teníamos tiempo que perder y me giré para encarar al humano. Si la voz de un hombre era una poderosa arma en algunas ocasiones, la voz grave, a gritos enmarcada en un cuerpo gigante era algo que no se podía tapar con dos dedos.

Asentí a su promesa de detener la cacería de brujos, aunque no podía sentirme aliviada. La tensión me recorría todo el cuerpo y mi respiración se había acelerado de una forma que jamás creí posible. La capa del humano era pesada, grande y tenía olor a hombre que exudaba desde lejos. Torcí el gesto automáticamente, pero luego traté de poner mejor cara mientras a duras penas me la echaba encima Gracias dije, pero al parecer mis palabras se ahogaron en el ambiente, ya que el grandote empezó a empujarme Eh… Killian yo comencé a decir, pero la sorpresa de sentir una mano fuerte en mi brazo hizo que me detuviera. Se trataba de Asdrel.

Solo un momento Killian y si le haces daño, entonces verás cómo te arrepentirás pronunció en tono bajo y lentamente mi mentor, profundamente pude sentirle amenazante, al igual que su agarre sobre mi brazo mientras me llevaba escaleras arriba en un apartado. Le sonrió a Noctiv Puede que esos bárbaros se hayan enterado de ciertos negocios turbios de algunos brujos murmuró Enseguida volvemos. Tragué saliva, odiaba que As se comportara así. Cuando llegamos a lo alto de aquél viejo lugar, me aparté de él empujándole. ¿Así recibes a tus buenos amigos? preguntó con un sonrisa irónica.

Tú…¡Tú! ¿Pero qué…? comencé a decir con tono fulminante mientras le pegaba en el cuello. Se que te alegras de verme Luka me dijo, ni siquiera inmutándose por mis golpes. Prometiste estar siempre a mi lado y lo único que haces es preocuparme y cuando te encuentro estás en medio de una turba ¡una turba! le grité, apretando su cabeza con mi telequinesis. Bueno, ya está bien ¿no? dijo serio, volviendo a poner su expresión de piedra y rompiendo con facilidad mi poderTampoco es como si hubiera querido ser capturado. me reprochó cruzándose de brazos. Quiero muchas respuestas, pero lo más importante: ¿Hay más víctimas? ¿Cómo detenemos esto? interrogué mirándole a sus cálidos ojos.

Mejor bajemos, no me gusta que estén solos allí abajo. Hablaremos cuando estemos todos reunidos y sin más me condujo hábilmente escaleras abajo como si aún fuese una niña.

__________________
Off:No quise avanzar porque no sabía cuanto harían ustedes. Espero no llegar en un mal momento owo
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Sáb Mayo 16 2015, 00:03

Off: no te voy a ayudar a recaudar, que me lo estás poniendo difícil xD estoy cansada de tanto combate en interpretativo x.x

Erzsébeth, tanto por su trabajo como por su forma de ser, no era de esas personas que se dejaban amedrentar con facilidad. Sabía que con simple giro podría colocarse a las espaldas del bárbaro y hacerle el favor de dejarle paso al otro mundo, pero no iba a hacerlo. No se trataba de la trifulca entre un vampiro y un humano. No se trataba de saldar deudas pasadas con personas futuras. El bárbaro no era ninguno de sus demonios, era otro humano efímero y absurdo, un ser visceral y como tal había que tratarle... al menos ese fue el argumento que le convenció para no aproximarse e intentar aniquilar al tal Killian, por respeto a su flautista favorita. Sus palabras eran como soplos de aire, algo que apenas rozaba la superficie de Erzsébeth; algo que jamás haría cambiar de opinión al cazador. Los niños no deben ser consolados, pensó, deben ser educados en el dolor para que el día de mañana aprendan lo que es devolverlo. Ignorando por completo al compañero humano, vio cómo el brujo se llevaba a Luna escaleras arriba, cosa que no le agradó en absoluto. Siguió sus pasos por las escaleras, mas no subió, no tenía intenciones de interrumpir esa charla tan importante que parecía haber pendiente entre ambos. Miró a Killian y suspiró.

¿Por qué las guapas somos siempre tan tontas de fijarnos en los guapos que no nos hacen caso? —dijo, ignorando por completo el trato que le había propuesto el humano. Ni le interesaba facilitarle la vida a un niño humano, ni tenía en mente perder la cabeza; antes de que el bárbaro blandiera su espada podría escabullirse en un abrir y cerrar de ojos. Las espadas eran pesadas, mientras que los movimientos del vampiro eran ligeros y gráciles, tan difíciles de alcanzar como una quimera. Observó al ser iracundo ante ella, pero hizo un gesto con la mano para quitarle importancia al asunto. —Nada en el mundo compensará la pérdida de un padre, ¿Killian? —espetó, haciendo hincapié en el nombre por saber si lo había aprendido correctamente, y recordando la muerte del suyo propio. No pienso remover en los asuntos de los muertos solo por tu satisfacción personal, ni a decirle a su hijo que su padre cazaba personas. Los humanos sois como los días, nacéis y morís, y algo tiene que daros vida y algo muerte. No es nada personal... era o Luna o él. Y Luna, en lo que a mí respecta, se merece mucho más la vida que cualquier otra persona que conozca en esta sala. Al terminar de decir la frase, la conversación de la planta de arriba volvía a trasladarse a la de abajo. Luna venía como hipnotizada tras la charla con su mentor, y en cierto sentido Erzsébeth se disgustó levemente. Con lo inteligente que parecía ser su brujita, esperaba que no dejase que sus romances acabaran con ella. Dirigió toda su atención ante la pareja que descendía.

¿Podemos hablar ahora de nuestro plan, o tengo que seguir aguantando en esta incertidumbre?—el hecho de ignorar la presencia del bárbaro era cada vez más divertido. Erzsébeth se llevó la mano al brazo, del que seguía brotando un hilillo de sangre, algo que preocupó al vampiro en las entrañas.
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Killian el Sáb Mayo 16 2015, 02:56

Ambos brujos eran personas sensatas. Agradecí el gesto que tuvieron con una leve inclinación de cabeza y estuve a solas con la vampira que debía rendir cuentas por lo que había hecho. Sin embargo, su actitud de indiferencia no hizo más que echar combustible a la llama, haciendo añicos la posibilidad de paz que había establecido entre los dos. No había venido a negociar, pues el raudo llamado a las armas era para mí inminente y emocionante. Escuché lo que tenía que decir.

¿Que nada en el mundo compensará la pérdida de un padre? Yo lo sabía muy bien, yo mismo había asesinado a mi padre. Pero fue la culpa y los ideales de justicia los que transformaron mi profundo dolor y sufrimiento en un estandarte que me llenó el espíritu desde lo más profundo. Un dejo de tristeza se asomó por mi rostro en ese momento al recordarlo, pero ya había llorado y rumiado lo suficiente para mí mismo. Lo cierto es que yo necesité ayuda para salir del hoyo y el vacío en el que me había inmerso los gritos de dolor de mi madre al ver a mi padre ser asfixiado por mis propias manos. Se me hacía un revoltijo en el estómago al recordarlo.

Inquirió que actuaba por satisfacción personal. En parte era cierto, pero no completamente. Sus palabras eran ponzoña. No podía creer el poco valor que le atribuye ésa maldita engreída a la vida humana. ¿Que acaso los vampiros no necesitan seres humanos para existir, al fin y al cabo? ¿O acaso era un deje de arranque emocional el no intentar vencer la maldad y el sufrimiento en un mundo hostil? Yo ya tenía esas respuestas muy claras en mi prematura mente. Algo de sabiduría emanaba de mi vida llena de arduo sufrimiento. Yo quería ser la voz de los necesitados, debía mostrarle a aquel niño que perdió a su padre que si te esfuerzas, el mundo puede compensar tu sufrimiento. Pero ella no me lo dejaría nada fácil.

La rabia se mezcló con tristeza. Era cierto que los humanos somos transitorios, y nada haría cambiar éste hecho. Pero en el fondo mi fe en el bien era eso... fe. Quería tener la esperanza de que no hemos venido aquí a morir en vano, y una buena acción era todo lo que necesitaba para darle sentido a mi vida, una vida que si bien estaba marcada por la violencia, no dejaría que sucumbiese en la locura y el asco por la sangre.

Envainé mi espada. Ya no podía perdonarla. Iba a tener que darle una lección a golpes, con todos los perdones que la batalla suele traer consigo.


Hice sonar mis nudillos mientras le miraba directamente a los ojos.

- Las razones de la vampira son ciertas, muy ciertas. Pero Killian le enseñará respeto por la vida humana a golpes si es necesario. Hiciste bien en salvar a Luna, pues parece una muchacha decente. Y ciertamente, los humanos nos equivocamos, como puedes ver con éstas absurdas cacerías. No te cazo por el hecho de que seas una vampira, estúpida. Estoy luchando para darle un futuro a ese pobre niño. Y para una vampira tan capaz como tú, un gesto de ayuda no debe ser muy difícil como haber asesinado a estos hombres. ¿Se equivoca Killian?

A pesar de que mis acciones eran violentas, había aprendido que no todos los vampiros son malos. Hubiera hecho lo mismo independientemente de la raza del asesino del padre de ese niño. Hice sonar aún más fuerte mis nudillos y apreté los puños.

- Pero Killian no permitirá que te conviertas en otra asesina anónima que deja miseria tras su camino. Killian le llevará tu cabeza si es necesario a ese niño, si no desistes.

Comencé a avanzar nuevamente hacia ella.
Off: Lamento si causo molestias, pero mis acciones no son más ni menos que lo que haría mi personaje. xD


Última edición por Killian el Dom Mayo 17 2015, 00:18, editado 1 vez
Killian
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 268
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Invitado el Miér Mayo 20 2015, 01:38

Solté la mano de Asdrel ni bien volvimos a las escaleras con el resto, el humano gritaba cosas sin mucho sentido mientras avanzaba hacia mi compañera. El ambiente era totalmente hostil y fuera se había desatado un chapucero que por la apariencia de los reflejos que asomaban por la ventana apagaban lentamente las antorchas. Cuando estuve cerca de Noctiv me puse automáticamente a su lado, por más que usara un tono severo, que su silueta fuera en esos momentos la de una letal asesina, seguía envolviéndome como una flor hacia un indefenso insecto. El brujo no hizo más que mirar con aparente curiosidad las reacciones de los tres antes de dar ninguna respuesta ante las demandas de la vampiresa. La paciencia… es un don que hay que cultivar y como caballero que soy, se lo recomiendo Miró entonces a Killian y dio un paso al frente, como midiendo estaturas con él. Hizo un profundo silencio con los ojos cerrados, conocía esa expresión, estaba meditando.

En cuanto podamos le susurré a la dama de forma apenas audible nos fugamos, no deben de haber más secuestrados o él no se estaría tomando tanto tiempo al acabar, patee un pedrusco que rebotó contra el pie del brujo. Lo siento me disculpé casi en un murmullo mientras me volvía hacia Killian. Supongo que el agua correrá a los gatos. ¿Crees que vengan hacia aquí? pregunté, pero como dándose por aludido As tomó la palabra ¡Eso es! y tras eso golpeó su puño cerrado contra su palma. Luka, empeora la tormenta, les haremos venir hacia aquí. Killian y tú dijo mi mentor, eligiendo cuidadosamente sus palabras. No entendía por qué no se refería a ella de otra forma, aunque eso no era lo que más me preocupaba.

… Si son tan amables, les pediré que actúen para nosotros como los dioses furiosos que ellos han querido invocar con nuestros sacrificios y con los primero esbozos del plan comprendí a lo que se refería. Mientras Asdrel dibujaba runas por toda la estancia y en el piso inferior les expliqué Los brujos podemos alterar algunas cosas… y en otras ocasiones simular otras. Ahora haremos ambas. posé mis ojos sobre Ersébeth como recordatorio de lo que le había pedido. Necesito subir al techo. Espero que sean creíbles. Saqué la lengua y tras una sutil reverencia corrí escaleras arriba iluminada por el resplandor de los rayos y los relámpagos.


___________________
Off: Les dejo a cada uno el efecto de las runas si es que se adhieren al plan
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Bathory el Jue Mayo 21 2015, 20:57

El vampiro pronto se cansó de las palabras del humano, se notaba a leguas que simplemente era un don nadie buscando algo con lo que sentirse bien por las mañanas, algún motivo que le hiciera pensar que valía la pena ir vestido como si estuviese a punto de civilizarse y dirigirse a las personas como si fueran monos como él. Seguía hablando del niño huérfano, como si perder a un padre fuese lo más horrible que te pudiese pasar en el mundo, y siguió dirigiéndose con aires de héroe poderoso al cazador, cosa que ya no le inmutaba. Cuando notó que volvía a acercarse hacia sí, suspiró profundamente, cansado ya de intentar lidiar con alguien como él. En estos momentos es cuando me alegro de no ser un humano, pensó, acordándose de cuando lo era y lo estúpido y prepotente que había llegado a ser solo por mantener su orgullo de hombre. Aunque ahora era una mujer. Devolvió una mirada de indiferencia al bárbaro.

Puede que tus mujeres humanas sientan compasión, pero yo no. Compensar al pequeño humano no es, ni será parte de mis planes, menos aun cuando me lo exige alguien cuya argumentación se cae a pedazos cada vez que abre la boca... —se interrumpió al percibir la presencia de Luna a su lado. Era extraño, pero era una de esas personas que te transmitían tranquilidad solo con saber que se encontraban en la misma habitación que tú, solo con saber que existían. Y bueno, también había regresado el tal Asdrel, y hablaban tan rápido y entre ellos que Erzsébeth no llegaba a comprender lo que deseaban.

¿Querían fingir que Erzsébeth era un dios? Bueno, el bárbaro lo tenía fácil, solo tenía que berrear y decir cosas sin sentido como llevaba haciendo toda la noche. Pero, ¿y el cazador? Con su figura podía fingir que era una diosa sedienta de sacrificios humanos, pero no sabia si daría el pego que una damisela con cara de muñeca fuese tal cosa. Rió por lo bajo al ver la reverencia que les ofrecía Luna, era tan dulce a su manera que no podía evitar sentir lástima de que no fuese como él. Si fueras una vampiresa, pensó, el mundo de la noche sería mucho, mucho más interesante, con tus hechizos por allí y tus risillas por allá. No había terminado de entender lo que querían hacer, pero se colocó sobre las runas que estaba dibujando Asdrel, recorriendo el recibidor de la casa de un lado a otro, siguiendo los trazos que diseñaba.

¿Necesitas ayuda con tus dibujos? —preguntó, aunque dudaba que fuese capaz de siquiera escribir a tal velocidad. ¿Me pongo aquí, pongo alguna postura especial...? Es la primera vez que me piden que exhiba mi furia hacia los humanos libremente, no sé cómo debo hacerlo. Esperaba que su brujita no tardase demasiado haciendo lo que quisiera que hacía, no le gustaba estar a solas con esos dos; al bárbaro quería arrancarle la yugular y del brujo no se fiaba. Porque no puedes esperarte nada bueno de ellos, pensó nuevamente, evocando a Cassandra y a todos los consejos que jamás siguió, y por los que siempre acababa enredada en algún problema.
Bathory
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Killian el Lun Mayo 25 2015, 02:20

Off: Quiero disculparme por el metarol y por supuesto, por el retraso. Sin embargo, quiero dejar en claro que se me dificulta enormemente la situación on rol debido a que de acuerdo al contexto establecido, y siguiendo las normas tanto en el mismo post en donde Luna explicita que le gustan las sorpresas y tal, y dado que ya no es ilegal combatir pvp en interpretativo, era el actuar lógico de mi pj luchar contra Bathory. Ambas debieron adaptarse también al cambio de circunstancias propio en los juegos de rol. Pero bueno, prefiero ceder y seguir tan amigos como siempre. Otra vez, lamento las molestias.

On:

Me hervía la bilis ante la indiferencia del monstruo aunque las palabras del brujo me tranquilizaron de momento. Inspiré profundamente y conté mentalmente hasta cien aunque no sabía qué venía después del diez... en fin, fue un ejercicio mental que aprendí hace poco y que me servía para no perder el control como solía hacer.

Me quedé en silencio y con los brazos cruzados y escuché el plan que tenían los brujos para detener las cacerías.

- Hmmmm... Killian no entiende muy bien... ¿Killian debe pretender ser un dios?

Una sonrisa se dibujó en mi rostro y aplaudí la idea.

- ¡Woooow, entonces Killian puede hacer gestos así como para que huyan y... y... hacer como un dios muy enfadado porque Killian está muy enfadado con esos pueblerinos y... y... hummm... hummm... Killian lo hará!

Miré de reojo a mi enemiga. Si ella estaba dispuesta a cooperar, tal vez debería dejarlo pasar por esta vez. Después de todo, era por un bien común pero igual le hice un gesto de "te estoy observando" por lo bajo.

Me acerqué al brujo quien dibujaba unas extrañas runas y me preguntaba de qué demonios se trataba su magia.

- Killian no entiende nada de magia ni hechizos... ¿Qué estás haciendo, si Killian puede saber?

La explicación de Luna no hizo más que confundirme y me dejó algo aturdido. Pero bueno, parece que esos dos brujos eran muy capaces. Si teníamos además a una vampira de nuestro lado, era muy posible que el plan diese resultados.

- Oh, bueno. Díganle a Killian qué hacer. Killian no conoce a muchos dioses... ni mucho menos dioses de brujos pero si al menos Killian tuviera algo así como un disfraz... algo así como...

Del esfuerzo mental se me iba a reventar una vena en la frente pero miré a los cadáveres de los hombres y perros.

- ¡Ah, sí! ¿Y si Killian se cubre de sangre y pelos de los perros? ¡En el clan de Killian solíamos hacer rituales y los chamanes vestían prendas hechas con los animales que ellos mismos cazaban! Oh pero... un perro no es muy intimidante... y ni pensar en los pobres hombres... A Killian no le gustaría perturbar su descanso... hummmm...
Killian
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 268
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem [interpretativo] [libre][cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.