[Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Mensaje  Magazubi el Jue Jun 25 2015, 18:58

    Mi día no había sido el mejor de todos, la muerte de un aprendiz importante había abrumado el despertar de muchos en la ciudad de Lunargenta. La tensión en el ambiente, el drama que surgía en las calles y toda la carga del luto estaba sobre cada uno de los ciudadanos, y no sólo por la inesperada perdida sino también por todas las consecuencias que traía eso en los comercios del lugar.

    El gran Einar, maestro y erudito de la ciudad, había perdido a su mejor hombre, al cual se le había destinado ser el sucesor de este icono entre los herreros. El gremio de los herreros se veía envuelto en tensión y desgracia. ¿Esa desgracia sería real? A lo mejor la envidia y la sed de poder de alguno de sus hermanos pudo más que el respeto a la vida. No lo sabía y no era mi problema, sólo quería saber que esconden esas paredes de tan respetada agrupación de hombres.

    Como hay que ser lo más inoportuno posible, se me ocurrió la brillante idea de aprovechar la debilidad del momento para introducirme en aquel gremio y husmear entre los escombros de esa estructura que esconde tantos secretos. La curiosidad me mataba y mis ganas de sacar algo positivo de esto se vieron incrementadas, me infiltré en aquel sitio y conseguí un estante que poseía unas piedras extrañas, similares a los cristales. Su brillo y belleza eran inigualables, había algo en ellos que me llevaban a desearlos como si fuesen el pan de cada día. Emanaban una energía muy fuerte, así que decidí apoderarme de alguno que no fuese tan potente pero que me permitiera investigar sobre ellos. Agarré un cristal azul, sencillo pero hermoso, que al contacto con mi cuerpo producía una enorme descarga y carga de maná, sentía cosquilleos en mi cuerpo, sentía la entrada y salida brusca de su energía, me hacía fuerte y me debilitaba, me compensaba y me descompensaba, era un efecto muy raro y muy atractivo para cualquier personita con un poco de curiosidad.

    En el lugar habían libros sobre ese magnífico lirio, sin embargo no me pude apoderar de ninguno. Tuve contacto con el famoso Einar y pude salir del lugar tranquila con mi nueva adquisición.

    El siguiente paso era investigar sobre ese objeto tan poderoso, buscar información, documentos, testimonios, cualquier cosa que pudiese servirme para calmar mi curiosa hambre del saber. Fui ilusa e inocente al pensar que podría conseguir algo sin ningún precio, pensé que aquel objeto era maravilloso, pero no sabía que podía ser tan valioso para otras personas.

    Le comenté a un "humilde zapatero" sobre mi pequeña investigación y este lo que hizo fue golpearme y robarme la piedrita. ¿Excelente aprendizaje verdad? No confíes en ancianitos tiernos, te pueden robar lo que acabas de robar.

    No podía permitir tal cosa, así que hubo una súper persecución y tuve que usar mi "humilde arquito y flechitas tiernas", para quitarle a ese ladrón mis pertenencias y hacerlo sufrir un poco para que aprendiera a no meterse con sus nietas. Aquel sangriento pero tierno momento no fue muy bien visto por una de las ciudadanas con avanzada edad y esta empezó a formar escándalo.

-Mataste a Eufidio- gritaba desconsolada.

-¿Que yo qué? Si yo no mató ni una mosca- pensaba mientras veía lo desfavorable de mi posición ante las circunstancias.

    La gente se empezaba a asomar y las autoridades no tardarían en llegar así que la mejor y más sabía opción era correr con mi lirio y con la esperanza de salir de ese problema con las manos limpias.

    Corrí lo más rápido que pude hacía los muelles, el olor de la salinidad del mar era evidente, ya estaba cerca de mi puerta de escape, era el momento perfecto para lanzarme sobre cualquier barco que estuviese por partir y me dejara huir de todo lo anterior. Nadie sabría nada, el misterio de la muerte del anciano quedaría en blanco y al no tener al verdadero culpable, se culparía a otro para tapar la incompetencia de ciertas autoridades - O bueno, eso es lo que yo haría si fuese de la guardia-.

    Todos tenían una "onda diferente", cada quién estaba en lo suyo. Había una gran cantidad de personas en aquel muelle, muchos iban a viajar, otros compraban algunos productos directamente en la embarcación y otros simplemente estaban ahí, haciendo "no sé qué" aparte de impedirme el paso.

    Esquivar a las diferentes personas era una tarea difícil -adoro ser chiquita- pensé sonriendo mientras me dedicaba a avanzar entre la multitud.

    Embarcaciones grandes, embarcaciones chiquitas, desde los mejores barcos que había visto en mi vida hasta las más pequeñas canoas que se podían conseguir en Aerandir. ¿Cuál elegir? ¿En cuál me montaré?

-Espero salir de esto- me repetía constantemente.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 581
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Mensaje  Ger el Dom Jun 28 2015, 09:06


La olor a sal y a sudor de marino abundaban en las calles por donde andaba Magazubi, la pequeña se colaría entre las piernas de guardias, mercaderes y marineros que venían de lejos para encontrarse con una ciudad con el comercio impedido. - ¡Maldición, malditos los herreros y todo su gremio! - Sería una de las blasfemias más educadas que escucharía ese día, y pese la desperación de los comercios, fue un día muy provechoso para los vendedores de bebidas. La falta de metal impidió el comercio portuario, Einar lo sabía y era una de sus herramientas de presión contra los asesinos, una venganza por la falta de honradez de ciudadanos y guardias.

Aquél día no se repararían barcos, ni se harían municiones, armas o barriles para llenar de carne, agua u otros productos a cambio de los bienes que trajeran los marineros de sus viajes. Ahora estos mismos marineros de todas las razas poblaban las calles del puerto gastando el poco dinero que tenían en aliviar con alcohol el tiempo que deberían esperar para vender sus bienes. A medida que la niña se acercara a los muelles el olor a pescado pasado invadiría el ambiente poco a poco, a nadie parecía importarle los acontecimientos de la ciudad, ocupados cada cual con sus própios problemas, el movimiento de ida y venida de las embarcaciones no se detendría por mucho que los herreros lo pretendieran.

Cerca de una pequeña embarcación reposaba Edwin, dejándose bañar por el sol del mediodía junto a sus camaradas mientras bebían ron de una botella compartida. Ese marinero de apariencia amigable, dejaba reposar su melena en una cola rubia que colgaba de su espalda y se entrelazaba en su faz con barba de varios días en la mar, todo aquello mezclado con un desagradable aroma a tabaco, alcohol y poco trabajo. Edwin clavaría su mirada en la pequeña que miraba a todos lados casi desorientada, mas no parecía la típica muchacha asustada.- Oye niña, ¿Te has perdido? - Preguntaría este cuando las miradas de ambos se cruzaban. - ¿Tienes hambre? - Insistiría Edwin en un tono simpático, despertando la atención de quienes le estaban rodeando, los cuales se dignaban a echar risotadas cuando el hombre rubio le dedicaba unas palabras a la aparente huérfana armada con un arco.  De cualquier modo esos hombres bien podían ser una tripulación o un grupo de amigos demasiado descuidados, la segunda opción más descartable por haber estado rodeados de civilización el tiempo suficiente para su higiene o para que alguien les reprochara el aspecto que se permitían lucir.

Los guardias entrarían en varios grupos pequeños repartiéndose por el puerto, buscaban a una pequeña, invadirían los negocios y los recónditos rincones de los comercios portuarios, mas no sería su presencia notoria hasta que las redadas llegaron a las tabernas, siendo los borrachos un gran problema con el que lidiar para los hombres del rey, antes o después todos quisieron saber a qué tanto revuelo y la notícia sobre la niña asesina no tardó en correr del boca a boca como la noticia del día, quizás tendrían tema los más ancianos durante una semana con aquello.

Unos jinetes llegaron a los muelles montados en caballos bayos marrones, las monturas bufarían por el esfuerzo, agitando la cabeza mientras los soldados en los extremos del muelle predicaban antes de entrar en las embarcaciones sin importar la resistencia, estaban cerca.

____
Off: Bueno bueno, hemos llegado al puerto. Tu objetivo será escapar de la ciudad por el medio que veas conveniente o encontrar un escondite seguro donde pasar la noche, todo ello con las miradas de la ciudad sobre tu espalda, puede llegar a ser complicado. En mi siguiente turno, los guardias (uno en cada extremo) que informan en el puerto llegarán hasta donde se encuentra Edwin, por otro lado los ciudadanos del muelle estarán alerta en el siguiente turno. En tu entrada Destino deberás explicar el por qué de tu estancia en el puerto, cómo ha afectado la falta de hierro a tu propósito y, si te encuentras en una taberna al inicio de tu post, deberás describir una redada violenta. Podrás llegar hasta Maga al final de tu turno habiendo escuchado rumores, lo cual dejo a tu elección. Maga, tu por tu lado verás a los guardias aproximarse hacia tu posición, en cualquier caso recomiendo mente fría, mucho sigilo y no agarrarse a cualquier oportunidad; dentro de todo no eres la única niña en la ciudad y aunque los guardias tengan una buena descripción de ti, no será el caso de los ciudadanos. Si tenéis dudas o consultas no dudéis en enviarme MP. Suerte.
+*Añado: A partir de este momento los turnos pasan a ser Magazubi-Destino-Ger


Criad cuervos, criadlos. Y os sacarán los ojos.
Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 620
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Mensaje  Magazubi el Lun Jun 29 2015, 22:54

    El ambiente estaba repleto de gente inconforme con la actividad comercial, la cantidad de gritos, insultos y lluvia de ideas eliminaban de la escena cualquier parecido a un puerto romántico o dramático como solían pintarlo la mayoría de los cuentos que mi papi me contaba; yo lo definiría más bien como un dolor de cabeza, -si fuese escritora, le pondría de título a este libro: “Pedro el gordito borracho” y narraría muchas peleas, sangre y sudor- me detuve un momento a pensar – ¡Ah! Y no me puedo olvidar de los pescados volando para ser trasladados de una persona a otra-

    Pensaba en muchas cosas a la vez, trataba de dispersar el miedo que le tenía a lo desconocido, a lo violento que podría ser pisar un zapato que no es, a ser atrapada y a ser encerrada en una jaula como si fuese un animal; muchas cosas inundaban mi cuello para no tener que tragar esa saliva espesa que se acumulaba. En el puerto no sólo habían hombres y eso se notaba claramente, habían otras especies, la mayoría grandes y corpulentas para poder vaciar las cargas de las embarcaciones. Yo sólo me preguntaba -¿Por qué una niña tan linda como yo estaría aquí?- pensaba con la modestia a parte, denigrando con mi expresión facial los “casi monstruos” que se encontraban en aquel puerto.

    Pasaron unos cuantos segundos para darme cuenta de lo importante que había sido ser tan egocéntrica hace unos instantes. -Ley de supervivencia, adaptarse-. Mentalmente necesitaba condicionarme y físicamente también ¿Por donde empezar? -¡¡Lo tengo!!- Me quité el suetersito vinotinto que cargaba y lo lancé lejos, saqué mis flechas del carcaj y les limpié las puntas con mi pantalón haciendo pequeñas cortadas en el mismo, solté mi cabello y lo alboroté hasta quedar despelucada y por último la suciedad...

    En general mi transformación no se vería muy sospechosa, “me quitaba el suéter por calor, limpiaba mis flechas como una persona normal y quise verme más linda liberando mi melena”, pero la suciedad... es muy sospechoso ir por ahí agarrando pescados y frotármelos por el cuerpo, o sobar mi cuerpo con las embarcaciones grandes para que el polvo se adhiriese a mi ropa. Necesitaba algo con qué contaminar mi esencia.

    Mi creatividad se estaba quedando corta, buscaba algo que me sirviese de “veneno para el alma”. Si podía verme como una chiquilla marinera, podía fácilmente creerme una. Si yo me lo creo, ya está todo el trabajo hecho.

    Miraba para todos lados desorientada, no conseguía nada que me ayudase y sabía que mi tiempo estaba corriendo rápidamente. Afortunadamente un hombre me había hablado y me descolocó de mi búsqueda sin fin. - ¡Perfecto!- me dije a mí misma como si un ángel putrefacto hubiese caído del cielo.

    Mi intención era acercarme a aquella pequeña embarcación para que ese “divino” olor se me pegara, mas que para hablar propiamente con mi ángel. En el camino a mi salvación tuve la mala suerte de chocar con un señor y tener que medio empujarlo para ayudarme a desplazar con velocidad hacía el hombre que me preguntaba por mi situación estomacal. No le di mucha importancia al asunto del choque, mi concentración estaba enfocada en aquel rubio.

    Al estar lo suficientemente cerca le contesté -¡Si, claro!- condicionando un poco mi tono de voz para que sonara despreocupado.

    La guardia no tardó mucho en llegar y el revuelo que se aproximaba no parecía ser “cualquier cosa”.

-¡Concéntrate! Eres una amiguita de este grupo de marineros, tu no tienes ni idea de lo que buscan esos locos del rey- me explicaba a mí misma mientras veía aproximarse un grupo de guardias.

___________
OffRol

Espero que mi jugada funcione

Pd: Maguita estaba vestida así Ropita
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 581
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Mensaje  Destino el Mar Jun 30 2015, 04:51

Escapar de Beltrexus había sido una tarea difícil, casi imposible de no ser por la ayuda de aquella vampira, sin embargo, aún lejos de la isla, el elfo aún no se sentía seguro, estaba algo paranoico y se sentía observado, perseguido, el puerto estaba lleno de humanos, y otros seres de distintas formas y colores, las razas parecían haberse multiplicado en su ausencia, así que Destino preferiría no estar ahí, tras caminar un rato por las orillas del puerto y sentir las miradas de todos sobre él, decidió regresar al mismo barco en donde había salido de la isla de los brujos, sin embargo dicha tarea le resultaría imposible.

Los barcos llegaban, inevitablemente, pero nada lograba salir del puerto, la falta de hierro estaba causando más estragos de los que seguramente habían planeado, pues si bien, muchos de los barcos se dedicaban al transporte de este mineral, en su ausencia, se habían quedado sin nada qué hacer, y ese era el caso del barco en donde el elfo había llegado al puerto, por lo que al volver para tratar se subir, encontró que el barco estaba preparado para no salir, al menos hasta que se resolviera el problema del hierro y pudieran volver a transportar las mercancías - No puede ser - Dijo el elfo mientras se daba la vuelta para refugiarse en alguno de los arcáicos lugares donde se aglomeraban los humanos; de un momento a otro la situación se volvió más tensa, soldados de la guardia real comenzaban a llegar de todos lados, por lo que Destino decidió entrar al primer lugar donde podo encontrar una puerta abierta.

Sin embargo, antes de terminar de entrar fue violentamente empujado hacia afuera por unos hombres que forcejaban con unos guardias - No les tengo miedo - Gritaba el hombre desesperado - ¿Creen que por tener un puesto en la guardia pueden hacer lo que les plazca? ¡Pues no! - Sería lo último que dijo el pobre antes de ser rodeado por guardias que lo golpearon sin piedad ante la mirada atónita de los presentes - Son unos monstruos - Dijo una mujer mientras el elfo se levantaba del piso - No me imagino lo que le harán a la niña que andan buscando, espero que no la encuentren - Continuaría diciendo la mujer mientras Destino se limitaba simplemente a escuchar - Pero dicen que ha matado a alguien, es una asesina - Dijo otra mujer casi condenando a la primera con la mirada.

El elfo se alejó del lugar caminando discretamente pensando en lo que acababa de presenciar, la violencia con la que habían actuado los guardias para imponer respeto, y más aún, lo que harían a la niña que buscaban - ¿Una niña asesina? - Musitó Destino con algo de duda, se supone que los niños son criaturas inocentes, no asesinos, finalmente caminó de nuevo hacia las embarcaciones en busca de una que al menos tuviera la intención de salir pronto, pero todos parecían felizmente estancados, de pronto unos pasos vertiginosos llamaron su atención aunque cuando alcanzó a voltear ya era demasiado tarde, una pequeña niña se estrelló contra su pierna y no conforme, lo empujó haciéndolo perder el equilibrio y caer al piso, fue entonces cuando pudo ver a la pequeña corriendo hacia los marineros, parecía nerviosa, sin embargo, el elfo preferiría no entrometerse en lo que pudiera estar haciendo aquella insolente criatura que lo había derribado sin la más mínima intensión de disculparse.

Fue entonces cuando notó la cercanía de los guardias, aunque había visto varias niñas cerca de aquel lugar, ésta era especial, parecía demasiado nerviosa como para ser una niña común, si los guardias llegaban ella estaría en graves problemas - Destino no debe intervenir en estos asuntos - Se dijo a sí mismo mientras intentaba seguir su camino, pero por alguna razón, no conseguía moverse, fue entonces cuando volvió la vista a la pequeña y decidió seguirla para al menos asegurarse de que estaría bien.
Destino
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 282
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Mensaje  Thorn el Sáb Jul 25 2015, 15:35

Dado que Ger está off pauso la quest hasta nuevo aviso


[
Thorn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 807
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Quest] Escape con el Destino [Tarde][Ger+Destino]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.