Un cofre en un mar de incertidumbre [Interpretativo-Libre][2/2][CERRADO]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un cofre en un mar de incertidumbre [Interpretativo-Libre][2/2][CERRADO]

Mensaje  Curgo el Vie 3 Jul - 14:01

Después de que me volvieran a sentar en la mesa le tendí una nueva parada a Lida con la pierna “lesionada” y le sonreí cortésmente, a ella y a nuestros compañeros de mesa, que me miraban con odio y desprecio.

-Lamento lo del combate – dije con una sonrisa muy falsa – no ha sido culpa mía. Os habéis librado de una buena tunda. ¿Eh? – y me reí. Yo era el mejor haciéndome el fantasma cuando sabía que ya no podía pasar nada.

“Si volvemos a encontrarnos con vosotros…” Fue lo último amenazante que dijeron antes de irse. Y desaparecieron entre la multitud ante el inminente inicio del gran baile y los posteriores duelos con los que acabaría la noche. Al poco apareció Monsieur Furalter, preocupado por mi estado, y que nos invitó a pasar la noche en su casa. Gesto que agradecí mucho. Pocos ricos eran tan agradables como el señor de la casa. A la mañana siguiente hablaríamos con él sobre el tesoro, seguro que alguien con tantos contactos sabe algo.

Eran cerca de las 12 y llevaba cansancio acumulado, y aunque me gustaría compartir unos vals con Lida no debía hacerlo pues tenía una “lesión” en la rodilla y no era plan levantar sospechas.

-Vamos arriba. Aquí ya no tenemos nada que hacer – le pregunté a Lida. Y le pedí a uno de los mayordomos, el hombre canoso con coronilla y bien erguido, que me guiara hasta nuestros aposentos. Subimos unas escaleras y nos llevó al segundo piso, el más alto. Yo caminaba haciéndome el cojo, evidentemente. El pasillo, totalmente decorado, con tapiz rojo el suelo e iluminado con antorchas. “Parece un hotel de lujo” pensé para mis adentros. Nuestra habitación estaba al fondo.

-Esta es su habitación – dijo el mayordomo abriéndonos la puerta – disculpen que cerremos la puerta con llave, pero el señor Furalter no quiere que sus huéspedes husmeen y anden a solas por la mansión. Cuestiones de seguridad. La habitación cuenta con aseo, por si lo requieren, y con terraza. Mañana a primera hora les abriremos.

El poco elegante de mí entró en la habitación el primero como un elefante en una cacharrería, dejando a Lida atrás y olvidándome totalmente de mis problemas de rodilla. Aquel mundo lujoso se escapaba de mis capacidades económicas. Al poco el hombre cerró la puerta. Encerrados como en Chateaux Des Parlac, pero esta vez todo era distinto, allí había tranquilidad y armonía. Todo estaba decorado en un tono rojo intenso, con velas en las paredes. Se trataba de una cama matrimonial con cortina detrás. Parecía la habitación de un rey. Desde luego si. Además hasta nos habían dejado una botella de vino sin empezar sobre unos cubos de hielo ¡Qué gente más elegante! “Ni en los mejores prostíbulos de Lunargenta” pensé en relación a toda la habitación.

Tomé la botella de vino y cogí de la mano a Lida para conducirnos al baño, ya sin hacerme el cojo pues nadie me veía. Y me encontré con una paredes de mármol y una bañera del mismo material, enorme y circular.

-¡Y con agua caliente! ¿Qué será esta pastilla suave con ese aroma? ¿No será eso que llaman jabón? – pregunté a Lida totalmente ignorante de lo que veía – habrá que probar los nuevos avances de la ciencia. - le dije mirando la bañera. Estaba claro que yo al menos no iba a irme de allí sin un buen baño.

A continuación me dirigí a la terraza. Se notaba que el alcohol de la noche hacía mella, pues ya casi no nos despegábamos. Abrimos las cortinas y desde allí se vislumbraba el inmenso bosque, pues la habitación daba a la parte de atrás de la mansión. Una noche fría pero despejada. Tomé las copas y las puse sobre la cornisa de la terraza para servir vino.

-Somos unos triunfadores – le dije a Lida mientras le ofrecía un brindis y observaba el paisaje. Yo había bebido bastante durante la cena y empezaba a marearme un poco, pero la situación requería emborracharse aún más – Quien nos iba a decir que íbamos a terminar así – y bebí casi de un trago la copa que me mareó para terminar de abrazarla con el brazo izquierdo. Desde allí se escuchaba la música ligeramente, y estaba medio piripi - ¿Me permites este baile? - le dije a Lida con una sonrisa en la boca.
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cofre en un mar de incertidumbre [Interpretativo-Libre][2/2][CERRADO]

Mensaje  Lida Rothgar el Vie 3 Jul - 15:15

Estuvieron allí en la mesa sentados y observando un poco lo que ocurría con respecto a los enfrentamientos y tal hasta que Curgo propuso ir a la habitación que suponía ya tendrían preparada, lo cierto es que la muchacha acogió la idea con muchas ganas.
''Hasta las escaleras son bonitas'', pensaba para sí mientras las subían y con cierta dificultad, porque mientras habían estado sentados le había dado tiempo perfectamente a terminarse otra copa de vino; qué mal control llevaba levantando una pierna y la otra para no caerse, pero para eso se agarró a su pobre compañero que aunque había bebido más que ella tenía mejor experiencia aún estando ''cojo''.

-Esta es su habitación -Todo lo demás después de esa frase no le interesó oírlo, ya había dejado que Curgo entrara y comenzó a contemplar la estancia con admiración, pensando que quien hubiera decorado aquello sería todo un genio, le encantaban los tonos rojos.

Al escuchar cómo el mayordomo cerró la puerta le había recordado a la última vez que estuvo con aquel hombre encerrada en una habitación y lo mal que podría haber terminado, pero aquel sitio producía tanta calma en su interior y la cama la invitaba tanto a tirarse encima que era imposible que le importara que cerraran con llave.
Dejó que Curgo la llevase hasta el baño pues era mucho más sencillo ir guiada con alguien de la mano que ir caminando por su propia cuenta con lo mal que estaba empezando a llevar el alcohol en sangre:

-¿Nuevos avances? Mi madre sabía hacer jabón natural...-Le comentó, pero no le apeteció recordar un momento así ahora, no cuando pensaba que eso le daría dolor de cabeza-, pero estoy de acuerdo en eso de darnos un baño -Soltó, claro que al momento se dio cuenta de que había sonado a una proposición y se le puso tal cara de sonrojo que tuvo que aclararlo para quedarse ''tranquila''-, espera, no, cada uno por su cuenta.

Desde la terraza podían observar perfectamente el jardín donde habían estado unas horas antes, desde aquella altura desde luego tenían una vista privilegiada y por eso de que encima sirviera dos copas de una botella que imaginaba que habían dejado allí intencionadamente, incluso parecía que estuvieran en algún tipo de cita.

-Por nosotros -Añadió al brindis que aceptó sin lugar a dudas, aunque su copa terminó igual de vacía que la de Curgo en dos tragos, no solamente en uno. Lo mejor sería que dejara de beber ya, y lo imaginaba, la bebida no era lo suyo y no se daba cuenta del todo pero permitió que la abrazara con un brazo. Minutos después aceptó con una sonrisa bailar con él y con el leve y relajante sonido de la música que se oía desde la gran estancia de abajo, dejó que la guiara para bailar.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.