Últimos temas
» Buenas noches!
Hoy a las 07:08 por maritasantini

» Saludos
Hoy a las 07:05 por maritasantini

» Hola... Otra vez :D
Hoy a las 06:51 por maritasantini

» En los bosques del Este [Libre]
Hoy a las 04:21 por Balnn

» Me presento
Hoy a las 03:51 por maritasantini

» [Desafío] Este solo no es la guitarra de Lolo
Hoy a las 02:30 por Alzzul

» Duros inicios. [Libre]
Hoy a las 02:04 por Ozkolok

» 1 - La Espada Kaliha [Robo organizado][Noche]
Hoy a las 01:55 por Niura Caelia

» Un trago y marchamos, volumen 2
Hoy a las 01:55 por Niura Caelia

» Música en el calor del fuego [Libre.]
Hoy a las 01:15 por Alice


El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Sáb Jun 27 2015, 23:23

Tenía los ojos cerrados, sabía que los tenía, lo que veía no podía ser real...¿o si? El rostro de mi madre, inmaculado cual estatua, se encontraba en frente de mí, unos centímetros más y podría pegar mi frente con la suya, ese gesto que tanto me relajaba cuando era pequeña...''Te echo de menos'', murmuré en nuestro idioma, pero no me oía, se limitaba a permanecer ahí, quieta, como si el tiempo se hubiera detenido. En cierto momento esbozó una sonrisa, luego empezó a difuminarse cual tinta en papel a la que le cae agua y en mi desesperación por atraparla, por evitar que desapareciera, me veía a mí misma dando manotazos a algo ya inexistente.
La tristeza vino a ahondar en mi corazón y cuando empezaba a creer que lo que había sucedido podía ser real, abrí los ojos y un sudor frío recorrió mi rostro.
-...madre-Murmuré, lo que pensé que era sudor realmente era una lágrima, cuyo rastro borré con la palma de mis manos.
Me encontraba dentro del árbol donde solía dormir habitualmente, la noche seguía estando presente, se escuchaban a las aves nocturnas en su habitual cántico, el bosque parecía ser un completo ignorante de los malos sueños que me rondaban últimamente, todo seguía su curso y no podía ser menos en mí. Por mucho que añorara a mi madre, a los míos, escogí mi camino tiempo atrás y no era momento de derramar lágrimas ni apenarse.
Gracias a este pensamiento me levanté, aunque aún no estaba el sol fuera, mi día comenzaría ahí, lo que significaba nuevas oportunidades de que alguien pasara por el bosque y pudiera aprender algo de ellos, siempre que no se tratara de una amenaza. No era agradable cuando un hombre o mujer, fuera la criatura que fuese, entraba en el bosque pensando que podía hacer todo lo que quisiera. Me bastó un salto para volver a tocar el suelo, algunas hojas secas que yacían sobre la tierra se esparcieron a mi alrededor cual círculo.
No tenía muy claro cuál sería mi primer destino en aquella noche que notaba más fría de lo habitual, y me habría extrañado de no ser porque todo parecía seguir su curso. Así, comencé a caminar y al hacerlo era curioso que mis botas apenas provocaran un sonido al pisar las ramas y el lecho del bosque, y es que llevaba tanto tiempo allí y estaba tan acostumbrada que había aprendido a hacer el mínimo ruido. Al fin y al cabo era algo útil cuando vigilaba a quien entraba en el bosque.

Probablemente caminé durante algo menos de una hora cuando ante mis ojos se presentó un paisaje que, aunque no era nuevo, no dejaría de fascinarme: las luciérnagas hacían lo que lo llamaba un ''baile nocturno'' en la parte más fresca del bosque, al lado del riachuelo, donde tenían alimento permanente y se las veía a menudo. Formaban a veces incluso figuras caprichosas que me esforzaba por identificar, casi nunca con éxito, pero no pude evitar la tentación de acercarme.
Quisieron alejarse en un principio, me encontraba fuera de la acogedora protección de los árboles, estaba a las orillas del río y alcé una mano en dirección a dichos insectos, era precioso ver su reflejo sobre el agua y aún más lo fue cuando uno decidió posarse sobre mi dedo índice. Fascinada, lo acerqué un tanto a mis ojos para apreciarlo mejor, su luminosidad se vio reflejada en mi mirada y mi sonrisa era más que evidente.
Estar allí por muy de noche que fuera y poder contemplar algo tan bonito me hizo pensar que tener pesadillas no estaba tan mal, claro que era difícil olvidarlas.


Última edición por Idril Elensar el Mar Jul 14 2015, 19:17, editado 1 vez
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Vie Jul 10 2015, 17:00

La noche era joven aún, al menos para alguien que vive en y de ella. Aunque me encontrara en territorio de elfos, recordaba muy bien algunos lugares donde pude alimentarme lo necesario para continuar mi travesía hacia el Sur, al territorio humano, mejor dicho, al bastión en el que vivían. Era la segunda vez que llegaba tan profundo a ese bosque, la primera que lo hacía solo. Estaba extasiado. Al parecer no habían muchos depredadores en la zona ya que los pastizales estaban bajos en los claros del bosque y la vida resplandecía con cada respiro.

-Siempre al Sur, no lo olvides- dije automáticamente, en ese constante hablar conmigo mismo para hacer de cuentas que estaba con mis hermanos. “Vida”, sólo así podía describir aquél bosque de árboles viejos y nuevos. Miraba los alrededores con el recelo del estratega ya que no podía olvidar de buenas a primeras los últimos setenta años de mi vida en el que había sido un protector. Era difícil obligarme a disfrutar de mis alrededores y de los sonidos a los que no estaba acostumbrado. Sin embargo hubo algo que despertó mi interés. -Un curso de agua-.

Apuré el paso, era curioso. Hasta el momento había estado moviéndome en zigzag, esquivando ramas a paso lento, buscando enemigos donde no los habían. Pero ahora casi corría, agachándome moviéndome cuanto era preciso para llegar a mi objetivo. Los árboles se ponían cada vez más densos, desenvainé a Azhar y con la parte más ancha de su filo me hice paso a mi destino. Al fin salí bajo el manto de las estrellas. Una bocanada de aire fresco me recordó que debía respirar y lo hice, pesadamente, entrecortado. Envainé la espada y me paré a observar los alrededores. A poco menos de quince metros estaba una delgada línea que ofrecía de orilla a un río interno. La noche estaba despejada, el aire fresco con algunas bolsas calientes.

Las aguas que reflejaban en su transparencia la oscuridad de la noche eran además camino de pequeñas luces andantes. Las llamadas “luciérnagas” escasas en la Estera donde me había criado en mi juventud humana. Caminé lentamente hacia el agua, admirado de las extrañas figuras que trazaban, pero al llegar a escasos centímetros de la suave corriente me detuve en seco. Del otro lado del río estaba una de las criaturas más bellas y misteriosas que había conocido en mi haber. Era una mujer elfo, esbelta, radiante, grácil incluso en su inmovilidad. El resto del escenario que le rodeaba se volvió monótono al clavar mi vista en aquella hija de la naturaleza.

Era alta, tenía que admitirlo. Llegar a sus labios probablemente me costaría una buena bofetada. Probablemente tendría que descartar ese tipo de aproximación - Pero …¿qué? Recuerda que eres vampiro, pero también un caballero- me obligué a pensar. Haciéndole una muy marcada reverencia a aquella ninfa del bosque. Ahora bien, el río era un problema, aunque nada que no pudiera solucionar. Me desvestí quedando en mis pantaloncillos y camisa, poniendo el resto de las pertenencias dentro de la capa y me lancé a nado hacia la primera dama que había encontrado en esta aventura.




Off: Me temo que no podré hacer más por el momento. El vampiro se presentará galantemente como Max. El resto de la situación te pertenece Idril
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Vie Jul 10 2015, 17:29

Contemplar mi reflejo en el río sosteniendo a aquel insecto indefenso me hizo recordar muchas de las palabras, o mejor dicho lecciones sobre naturaleza que los míos me habían dado. Que algo tan pequeño confiara en mí y no pensara que lo iba a aplastar como muchas personas hacían era realmente un alivio, me hacía sentir en cierto modo especial, aunque también sola.
Claro que no iba a durar eternamente, en apenas unos segundos más voló desde mi dedo hasta la posición en la que se encontraban sus demás compañeros, todos volvían a formar cúmulos de luz que eran cuanto menos, preciosos.
-Seríais buenos guías en el bosque de noche para quien se perdiera-Les dije, y no me faltaba razón. Hacía demasiados años que no me perdía por aquellos troncos, había tenido tiempo suficiente para aprender dónde se encontraba cada uno de ellos, pero orientarse por allí de noche para alguien que no conociera el lugar y que además tuviera un corazón blando, sería realmente complicado.
Nada más lejos del corazón que parecía tener el individuo que distinguí saliendo de entre las sombras de los árboles por la orilla contraria a la cual me encontraba, tardé unos minutos en darme cuenta de que me miraba como si hubiera visto algo desconocido, claro que cuando empezó a quitarse la ropa no supe si salir corriendo o quedarme mirando a ver qué ocurría:
-¡Espera, espera!-Alcé mis manos por delante de mí, haciendo el gesto que mis palabras decían y hablando la lengua común, pero ya era tarde, se había metido en el agua y nadaba en mi dirección bajo el sonrojo de mis mejillas, tampoco es que estuviera acostumbrada a que los hombres llegaran y se comportaran de forma tan...así.

Retrocedí varios pasos conforme se acercaba, ciertamente el río no era lo suficientemente ancho como para arrastrar una gran corriente ni tampoco como para que tardara en cruzarlo, pero algo me hizo sentir que estaba teniendo la reacción equivocada, y que ya que no acostumbraba a encontrarme con nadie, no era lo suyo salir corriendo o mostrarse reacia, por lo que retomé mis pasos y extendí mi mano izquierda en su dirección, la misma que dejaba al descubierto mis rojizos tatuajes.
-¿Necesitas...ayuda?-Quise sonreír, estaba intentando hacerlo y pensaba que lo conseguía. Además, me percaté de que el río debía de estar realmente frío, por lo que no pude evitar soltar una mirada hacia las pertenencias del joven, acabaría congelado.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Vie Jul 10 2015, 19:24

La adrenalina del momento se había pasado con el primer chapuzón. Hacía bastante tiempo que no nadaba, por lo que me costó un poco salir a flote. El agua estaba tremendamente fría –nun-ca es- una-ma-la-de-ci-sión – dije en ese mal hábito de hablar lo que pensaba. Fue difícil, lo admito, es decir, hablar y nadar al mismo tiempo. Dos cosas al mismo tiempo, aunque fuera un vampiro que todo lo puede, primero era un hombre y esta historia casi no la cuento por los pelos.

-Rojos- susurré con el poco aire que fui capaz de reunir una vez había llegado a un lugar donde podía hacer pie. Sabía que debía sentir frío, ya que mi piel se había erizado, pero no era algo que me fuera a matar. Después de todo, era hijo de la noche y el hielo. Llevaba el fuego grabado en el corazón y esa dama lo hacía danzar. En mi camino hacia ella no dejé nunca de observar su figura y el detalle de su atuendo. Habían cosas muy poco despreciables allí debajo escondidas y realzadas como esos pech… -¿Ayuda? Pero que torpe…- balbucee extendiendo mi mano para tomar la suya y besarla con suavidad.

Varias cosas estaban sucediendo al mismo tiempo, sobre todo en ella. Se la veía algo inquieta, aunque eso no era precisamente extraño teniendo en cuenta la situación. ¿Estaría acompañada? Miré hacia todos lados -¿Hay alguien más?- pregunté directamente al tiempo que desenvolvía mis cosas y sin mucho pudor me daba la vuelta y comenzaba a vestirme. -No es que piense en cosas raras, es sólo… vaya, creo que estoy dando una mala impresión- terminé por decir cuando finalizaba de abrocharme el pantalón. Me giré hacia ella y comencé a reír. -Lo siento, soy Max. Lindas cicatrices por cierto- y señalé su rostro estando a punto de tocárselo, más preferí dar un paso hacia atrás y darle su espacio.

Continué poniéndome el resto de mi atuendo, aunque no me ayudaba de mucho ya que estaba igual de mojado que yo. -Estoy un poco perdido… verás me dirijo a Lunargenta continué y luego mascullé -aunque eso no importa tengo todo bajo control.- levanté mi rostro y la miré directamente a esos grandes ojos verdes -¿Con quién tengo el placer?- pregunté tratando de reprimir un temblor originado por la caricia de una suave brisa del pampero. -Una hija de los bosques es seguro, una guerrera también a juzgar por ese arco. ¿Interrumpo algo?- ciertamente ese era el final de mi monólogo. Le sonreí de lado –del que era visible de mi máscara que no me había abandonado ni un solo momento.

Di un par de saltos intentando que las gotas rebeldes que no se habían ido en la primra escurrida me dejaran en paz y miré a los alrededores. Ciertamente su orilla era más bella de la que yo venía, si es que eso era posible.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Vie Jul 10 2015, 20:06

No sabía si estaría bien reírme o no pero estaba resultando un poco cómico ver cómo el pobre hombre intentaba nadar y hablar a la vez, aunque desconocía cuál sería su razón como para intentar hacer esas dos cosas al mismo tiempo en vez de centrarse en una sola. Por suerte no rechazó mi mano cuando llegó a la orilla y le ayudé a salir del agua, qué raro se me hizo tocar a otra persona después de tanto tiempo, sobre todo porque noté la baja temperatura de su cuerpo, preocupante cuanto menos.
-...-Me quedé mirándolo como una tonta cuando noté sus labios sobre la piel de mi mano, no esperaba tal gesto pero supuse que sería alguna costumbre entre los humanos-No, no hay nadie más-Respondí, extrañada, eso me hizo desconfiar un poco ya que no entendía en qué podía influir que estuviera acompañada o no-Excepto insectos o animales nocturnos, estoy sola-Confirmé esto y escuché su risa, muy leve pero curiosa, y lo que era verdaderamente curioso era la máscara que llevaba, la cual no me dio tiempo a apreciar en un primer momento.
Que señalara mis cicatrices me hizo recordar esas marcas que tenía desde hacía ya tantísimos años y por un segundo la tristeza cruzó por mi mirada, pero fue algo tan leve que esperaba que no se diera cuenta y me pregunté si él tendría que esconder algo también bajo su rostro, de ahí la máscara.
-Soy Idril-Pronuncié mi nombre y aparté la mirada, no quería que se sintiera cohibido mientras se vestía, aunque sí que tendría que tener poco pudor porque apenas le importaba hacer lo que acababa de hacer. Lo que sí, era que su ropa seguía estando igual de mojada y eso, contando con que justo hacía frío, al contrario que en otras noches, de seguro sería muy incómodo-¿No tienes frío? Podría dejarte algo de ropa...si quieres-Seguramente en casa quedaría alguna ropa de cuando mi padre vivía allí, el mismo que me echaría la bronca en esos mismos instantes por haber propuesto tal cosa-¿Qué piensas que interrumpes? ¿Mi conversación con las luciérnagas?-Bromeé, luego le devolví la sonrisa y eché un vistazo a los pequeños insectos que aún seguían sobrevolando las aguas del río, aunque ahora curiosamente estaban más alejados de nosotros.

En el bosque que se encontraba detrás de nosotros pudo oírse perfectamente el sonido de un zorro corriendo para cazar a su presa, seguramente un ratón, el cual dio un pequeño chillido cuando no consiguió escapar de sus garras, ''Pobrecillo...'', se me descompuso un poco el rostro, nunca me acostumbraría a aquella parte de la naturaleza.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Vie Jul 10 2015, 21:13

Su voz repiqueteaba en el ambiente como el tañir de una campana –una bella- sin lugar a dudas los elfos habían sido hechos para esas tierras. La observé unos momentos admirando el conjunto y posando mis ojos en los tatuajes de su brazo. Tenía por manía arquear la ceja izquierda que para suerte iba bien escondida tras la máscara. -Una chica como ninguna otra. ¡Rayos! Lo hice otra vez. Lo siento, pocas veces puedo guardar mis pensamientos en un lugar privado. - hice una leve reverencia y observé las luciérnagas y lo que nos rodeaba.

Sin lugar a dudas tenía su belleza salvaje si no eres de los tipos a los que les gusta el pavimento y la muchedumbre. Los tonos azulados del bosque y su aroma tan natural llenaban mis pulmones y un poco de mi alma solitaria. -Mi señora Idril, te presentas ante este pobre ser con tan altas gracias en vuestro hermoso jardín encantado. No me tentéis puesto que os creeré si me decís que eres capaz de hablar con tan singulares animales- su belleza competía con el de las estrellas, mis únicas confidentes. -¿Ropa?- pregunté mirando mis atuendos. Probablemente había algo de malos en ellos. Quizás las cosas habían cambiado desde que estuve la última vez…

En el ir y venir de nuestras palabras se escuchó el quejido de una pequeña criatura siendo subyugada por un predador. La misma brisa que momentos atrás me había hecho tiritar de frío ahora injustamente delataba el olor de la sangre de la presa y el de la misma elfa que cual el más exquisito de los bocados esperaba frente a mí algún tipo de respuesta. Me aclaré la garganta, percatándome que inconscientemente había apretado mis puños. Puse mi cabeza de lado y le sonreí.

-¿Le apenan los curso de la vida mi dama?- pregunté casi adivinando la respuesta. Di unos pasos hacia lo que parecía ser la entrada al bosque. - La noche solamente es amiga de los malos espíritus y el infortunio. Permítame ser vuestro acompañante hasta que nuestros caminos tengan que separarse nuevamente- requerí extendiendo la mano derecha hacia ella y luego el bosque en señal de paz. -Y si me permites la indiscreción quisiera saber ¿dónde guardas la ropa para este servidor?- esta vez tenía cierta incredulidad y preguntaba con total inocencia. Para mi los elfos vivían en los árboles y a juzgar por la apariencia de la que estaba frente a mí no tenía muchos lugares donde esconder otro juego que pudiera servirme.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Vie Jul 10 2015, 21:37

Saliendo de mis pensamientos quedé sorprendida por las palabras tan elegantes y caballerosas que dirigía ese hombre hacia mi persona, despertaba en mí cierta curiosidad el saber qué escondía debajo de esa máscara y cómo se vería su rostro al completo, aunque tampoco entendía el porqué de tanto halago. Quien se encontraba conmigo poco bueno tenía que decir, al menos en primer momento, pero él era distinto, incluso le rodeaba un aire diferente, como si no fuera...normal.
-No considero este lugar como propio, pero sí lo considero mi hogar-Hablar del bosque me resultaba tan natural y me hacía sentir tan orgullosa que parecía una madre hablando de su hijo, aunque más bien yo era como una hija para dicho lugar-Aún así he de confesar que no sé si ellos me entienden, más siempre intento que confíen en mí y no me teman...sería incapaz de hacerles daño-Confesé, tal vez era obvio que por ser elfa cuidaba la naturaleza, pero no todos los elfos lo hacían de la misma forma ni tenían tal aprecio a la misma.

Seguía esperando la respuesta a mi ofrecimiento para dejarle ropa, esperaba que no lo rechazara pues me sentiría verdaderamente culpable si enfermara por mi culpa, claro que curarle no sería tan complicado como podía parecer. No podía evitar mirarlo y la sonrisa no se iba de mis labios, no era forzada, me salía sola, aunque fruncí un poco el ceño al verle apretar los puños, pareció tenso por un momento y estuve a punto de preguntar si ocurría algo, pero justo se percató de lo mal que me sentaba que la cadena alimenticia fuera tan injusta.
-Permítame ser vuestro acompañante hasta que nuestros caminos tengan que separarse nuevamente-No tenía ganas de que nuestros caminos se separaran, principalmente porque acababa de encontrar compañía, alguien con quien podía hablar y recibir una respuesta lógica, no un graznido, un gruñido y semejantes. Por este mismo motivo no pude evitar aceptar su propuesta y solo tuve que dejarlo claro acercándome hasta su posición y dando unos pasos más por delante suya para indicarle que me siguiera-Pues...lo mismo suena raro, pero vivo en un árbol-Cierto rubor se coló en mis mejillas por una milésima de segundo, jamás había confesado a nadie dónde vivía pero era verdad que muchos elfos vivían en los troncos de los árboles o construían casas en lo alto de los mismos-...no es indiscreción, pero, ¿por qué has cruzado el río con ese ímpetu?

Dejé la pregunta en el aire y con Max siguiendo mis pasos, nos introdujimos en el bosque, a través del cual fui guiándolo sin problema alguno y con total sigilo, no dudaba ni un solo segundo por dónde tenía que coger y en apenas un rato estaríamos a los pies del gran tronco que resultaba ser mi casa, el mismo sitio del cual había salido hacía no mucho tiempo atrás.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Vie Jul 10 2015, 23:17

La dama del bosque además de bella e interesante criatura era humilde. Con seguridad podría apostar a Azhar que cada ser que estaba cerca de ella, si no entendía sus palabras consentiría el más mínimo de sus deseos. La sonrisa no se alejaba del contorno de sus labios, era casi una insinuación para este vampiro que solamente pensaba en el fuego del deseo. Los hijos de Habakhuk estábamos malditos y no por estar confinados a una noche eterna, sino porque la luz que irradiaba aquella criatura frente a mí no podía ser aprehendida por nuestras tristes esencias. Con cierta nostalgia por mi ama recordé una enseñanza que me había dejado: los elfos son muy longevos y ahora solamente me interesaba saber cuánto.

-¡Lo sabía!- respondí ante su comentario cuando habíamos comenzado a andar. Estaba embelesado por la idea misma de confirmar mis conocimientos e investigar un poco más acerca de algunas cuestiones. Hubiera jurado que el corazón de la fémina se había adelantado un poco al paso que había estado llevando hasta el momento, pero no podría asegurarlo. -Pues, yo responderé, pero tendrás que responder a otra pregunta a cambio… o quizás a varias- agregué sopesando las posibilidades. -¿El río?- hice eco de la última parte de su pregunta, girando mi cabeza automáticamente hacia nuestras espaldas para mirar el curso de agua que hacía rato se había perdido tras la espesura del bosque.

Lo pensé durante unos segundos. -No lo pensé. Simplemente vi vuestra persona y realmente quería estar de este lado. Nada se opone ante los deseos del grandioso Max- alardee sacando pecho, un pecho que aún estaba más que solamente húmedo.-Lo cierto es que quería cambiar de aires. Hace poco perdí a mi ama y he decidido volver a recorrer los caminos que había transitado con ella, buscar un nuevo significado a mi vida y todas esas cosas que aburren a la mayoría de las personas enérgicas.-

El bosque no ofrecía muchas diferencias para mí, pero pronto nos detuvimos frente a uno que parecía tener algo en común con la elfa a la que acompañaba. Hablar de la muerte de mi ama no era extraño para mí y ya lo había aceptado hacía bastante tiempo como para hacer un acto de eso. Miré el tronco -¿Aquí es donde resides mi doncella? ¿puedo saber vuestra edad? Es decir… me han dicho sobre la longevidad élfica y quería saber cuánta verdad había en ello…- bajé mi mirada, no estaba seguro de querer ver en sus ojos ira o desaprobación. Me aclaré la garganta y di suaves golpes al tronco antes de que pudiera contestar -Tock tock, ¿se puede pasar?- pregunté deseando conocer su estilo de vida.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Sáb Jul 11 2015, 00:02

Durante el camino se mostró dispuesto y sin problema alguno de mantener la conversación, cosa que resultó agradable y además provechosa pues no pensaba desperdiciar ni un momento del tiempo que pudiera pasar con aquel llamado Max. Era demasiado raro encontrarse con alguien allí como para pararse a pensar en lo peligroso que pudiera ser o las consecuencias que pudiera traer, por ejemplo, llevarlo directamente a mi casa.
-¿Responder a unas preguntas? No sé qué puede ser interesante sobre mi persona, la verdad es que me considero algo aburrida-Me sentía a gusto, aunque era totalmente verdadero que me consideraba aburrida, pero no era para menos, mis días en el bosque, adorados por supuesto, tampoco es que resultaran ser divertidos a rabiar-Si nada se opone a tus deseos afortunado has de ser de conseguir lo que quieres-Ya quedaba poco para encontrarnos casi de frente con el árbol que buscaba-...lo siento por lo de tu...ama-Me extrañó un poco que usara esa palabra, ''¿Ama? Eso suena a...'', no supe muy bien con qué identificarlo, pero estaba empezando a darme cuenta de que ese aura diferente que rodeaba a quien me seguía tendría mucho que ver con lo que acababa de decir.

Al poco ya teníamos delante de nuestras narices el tronco del árbol que correspondía a mi hogar, a la que consideraba mi casa, aunque claro, por usarla sólo la usaba en sí para descansar y pasar las noches, además de aprovechar para aprender alguna que otra cosa en libros que con el tiempo habían ido cayendo en mis manos. Había que decir que la altura de dicho ser vivo era considerable y el diámetro de su tronco era igual de equivalente, si lo abrazabas tus manos no se tocarían la una con la otra, aunque tal vez si lo hicieran si fueran dos o más personas.
-Me temo que entre los míos sigo siendo joven-No sentí ninguna vergüenza de responder a una pregunta así, además era la primera vez en toda mi vida que me preguntaban tal cosa, así que hasta me hizo ilusión, vaya persona extraña que era-...hm, tengo cuarenta y siete años-Ahora que lo había dicho, sí que sonaba a que era mayor, pero si uno de los míos se enterara de mi edad no tendría otra cosa mejor que hacer que seguir considerándome una cría-Puedes pasar, soy yo quien te ha invitado y espero que no salgas corriendo-Volví a invitarle a que entrara a mi casa.
El orificio en el tronco por el cual se podía entrar no se encontraba exactamente a los pies del árbol, si no unos metros más arriba y aunque parecía mentira ni siquiera tenía puerta, lo que hacía las veces de entrada no era más que una tela que con el paso del tiempo había adoptado el color y algunas hojas se habían pegado a la misma y gracias a ello parecía un elemento más, era una especie de camuflaje. Lo que sí es que si eras un aficionado a los árboles o de verdad amabas la naturaleza y era de día, uno se daba cuenta perfectamente de que algo fallaba allí.
De un salto me colé en la misma y de otro y esperando que no le costara demasiado esperaba que entrara él también. Al hacerlo vería que la estancia estaba iluminada bajo la luz de unas tres velas, en el lado izquierdo estaban apilados una serie de libros que tenían aspecto de ser bastante antiguos pero no tenían ni una mota de polvo, se veía que los ojeaba a menudo. Además, en un pequeño cofre que hacía las veces de armario comencé a rebuscar las viejas pertenencias de mi padre, de lo cual pude recuperar una camisa blanca y unos pantalones marrones.
-No es que sea gran cosa...pero es lo único que puedo dejarte, y lo importante es que están secos-Se trataba de una única estancia que tenía la altura necesaria como para no tener que agacharse y además una anchura bastante aceptable para tratarse de una casa dentro de un árbol. Mi cama residía a un lado, apartada, no era más que una tela cosida en cuyo interior había colocado hojas y plumas varias que había ido encontrando de aves para que resultara cómoda.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Sáb Jul 11 2015, 01:06

Una cría” pues… para mí muchos lo eran luego de haber vivido un par de veces lo que ella, aunque tampoco era algo que le fuera a decir a la cara, al menos mi filtro mental servía para acallar la voz de mi garganta. -Correcto… ahora no estoy seguro de qué pensar- le respondí a su comentario de salir corriendo. Observé con el ceño fruncido lo que ella me señalaba. Era una especie de puerta primitiva a lo alto del tronco, llevé mi diestra a la barbilla pensando en que como lugar estratégico estaba bien, la puerta no se veía a simple vista… aunque parecía algo incómoda para alguien que viviera allí. Asentí para mí mismo dos veces y observé como la joven con la gracilidad de una gacela saltaba y desaparecía. -Casi escalofriante- susurré reprimiendo un nuevo temblor, esta vez originado por el viento que soplaba sobre mi espalda baja.

Salté tres veces reactivando mis articulaciones y probando la fuerza que aún tenía en mis viejos huesos. No es que yo fuera precisamente viejo, pero uno se va endureciendo por el estilo de vida más sedentario. El tercer salto fue casi bueno como para alcanzar la abertura, pero no suficiente, además sólo había sido una prueba. El cuarto estuvo perfecto, con la fuerza suficiente como para alcanzar aquella altura y estaba contento conmigo mismo porque ella no me viera hacer el ridículo mientras intentaba hacer algo que no era propio de los de mi especie. Es decir… si mis hermanos me vieran entrar a un árbol con una elfa para cambiarme de ropa probablemente se reirían de mí.

Con el impulso tomé el filo de la entrada y me catapulté para adentro esperando una caída o algo así, haciendo que solamente la suerte y mis buenos reflejos hicieran que pareciera que aterrizaba con cierta facilidad, cuando en realidad había absorbido todo el impacto de la caída en mis piernas. -Eso fue peligroso- comenté acompañado con un silbido. -Este hogar es como una pequeña base de operaciones- dije rememorando mis épocas de jovenzuelo cazador en la estera. Era el sueño de todo guerrero poseer un lugar con esas cualidades. Me permití dar unos pasos para acariciar la pared de madera mientras veía con cierto recelo la luz de las velas.

Varias cosas estaban claras, la señora de la casa había yacido en aquella cama humilde poco tiempo atrás, podía sentirse su calor emanar de ella. Todo estaba impregnado con su esencia que cada vez me emborrachaba más. Libros ¿sería ella aficionada a la lectura? Quería ver qué títulos tenía, llegué a ver algo en el idioma de ellos, pero mi cadena de pensamientos fue interrumpida por su ofrecimiento. -Gracias- dije mientras tomaba los ropajes de entre sus manos. -Tiene usted un bello nido- intenté sonar galante, al menos sabía que a la mayoría de las mujeres tenían esa especie de debilidad ante esos comentarios. Miré a los alrededores. -¿Está bien si me cambio aquí?- pregunté algo indeciso. Era un momento extraño y no pretendía ofenderla de ningún modo. -Esto… es raro. Supongo que si vuestra merced se da la vuelta será suficiente, confío en vos Idril-.

Si la dama me daba el visto bueno me cambiaría rápidamente allí, de lo contrario saldría al bosque. Fuese como fuese continuaría con la charla. - No  he visto a nadie cerca Idril, deberías pensar en ser más cuidadosa con las personas que dejas que se aproximen a ti- mi voz era seria mientras terminaba de abrocharme rápidamente los ropajes prestados. Olían al interior de la casa y muy  muy en el fondo había una esencia desconocida. Los pantalones me quedaban algo cortos y la camisa sutilmente ceñida.

- Listo- dije enérgicamente y me di la vuelta. -Ahora como decía… dije yendo en su dirección y poniéndome muy cerca de ella, al punto en el que nuestras respiraciones se entremezclaban. -Yo podría ser un sádico, un asesino o peor… un demonio de la noche- susurré en su oído sin hacer contacto con ella. Esperaba que el mensaje le llegara ya que realmente estaba preocupado por su persona. La miré con gesto de disculpa y levanté mis labios para que viera la prominencia de mis colmillos.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Sáb Jul 11 2015, 01:48

No consideré que tardara demasiado en subir, por lo cual apenas me percaté de si le había costado esfuerzo o no, pero sí me permití colocar bien la tela que no había vuelto a su posición adecuada después de haber subido los dos. Luego me dije a mí misma que algún día sería necesario poner algún tipo de puerta allí que resultara como protección y otorgara más...intimidad.
-Este hogar es como una pequeña base de operaciones-Le oí, al parecer el aspecto de mi casa no le había hecho salir corriendo, al menos por el momento-Seguro que para un niño sería un buen lugar donde jugar, claro que tendría que colocar algo para subir.

Me hizo sentir bien que tomara sin ningún remilgo la ropa de entre mis manos, al fin y al cabo esperaba que la suya no tardara mucho en secarse para que así no se sintiera más incómodo de lo necesario, pero no dudé ni un momento en permitir que se cambiara allí, me giré en cuanto lo pidió y no me hacía falta que confiara como para que tuviera claro que no iba a girarme, no era ninguna pervertida.
-El problema es que nadie se acerca a mí-Agaché la mirada al decirlo, lo cierto es que empezaba a resultarme algo triste el hecho de que le hubiera otorgado tanta confianza a aquella persona y me fiara de sus buenas palabras así por las buenas únicamente porque me sentía sola, por eso y porque sentía que lo merecía, al fin y al cabo jamás me portaba mal con nadie, no era propio de mí, pero al menos entendí lo que quería decir-...¿ya?
Giré sobre mí misma para darme la vuelta en cuanto me avisó, al parecer las ropas no eran precisamente de su talla pero no le quedaban del todo mal, aunque tampoco eran para ir enseñándolas por ahí. Justo cuando en ese momento iba a acercarme hacia sus pertenencias que seguían mojadas para estirarlas y que en cierto modo secaran más rápido, me encontré retrocediendo sobre mis propios pasos hacia la pared mientras mi corazón se aceleraba sin remedio por la cercanía que acortó tan de repente Max:
-¿Un demon...?-Permanecí quieta, mi respiración seguía siendo normal pero mi corazón parecía querer salir de mi pecho en cualquier momento: hasta que vi lo que quiso mostrarme con un simple gesto de sus labios-...un vampiro-Parpadeé, perpleja, tragué saliva y algo en mi interior me dijo que había metido la pata siento tan amable, trayéndolo a mi casa, pero luego me di cuenta de que sus intenciones no eran más que las de advertirme de que otro no sería tan ''indulgente''.

Aún así no estaba muy por la labor de recomponerme aún, mis pulsaciones habían aumentado mucho en apenas unos segundos y lo peor es que el descubrir aquellos colmillos me había hecho sentir tanta curiosidad que, en un gesto inconsciente, me vi levantando una mano en su dirección para tocar sus labios, rozar esas armas que seguramente serían mortales, pero me paré a escasos centímetros de su rostro y era incapaz de mirarle a los ojos.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Sáb Jul 11 2015, 02:27

Sus palabras bailaban en mi cabeza “Nadie se acerca a mí” por falta de gracia no era, eso era seguro. La dama parecía un animalillo asustado ante mi avance. No había nada de malo en su persona, sino en el lugar apartado en el que vivía. Pude verlo en sus ojos, era mi reflejo, el reflejo de un vampiro con sed. La había atemorizado, pero eso era bueno ¿no? Es decir… mejor malo conocido que bueno por conocer. Después de todo un vampiro vivía en un mundo completamente diferente al de una hija pura de los bosques. Su rostro se había retraído, podía ver el calor en sus mejillas y el trabajo de su corazón pintado en ellas. Le sonreí con tristeza mientras observaba su mano acercarse a mi rostro. Definitivamente sí que era una chica como ninguna otra. Nadie jamás había reaccionado de esa manera.

Ella bajó su mirada y en medio de ese silencio tortuoso, el más largo e incómodo desde que nos habíamos visto, tomé su mano para besarla con delicadeza, como si se tratara de la más fina porcelana, estiré la siniestra hasta rozar su mentón y con una caricia le insté a levantar su mirada. -Los caminos no son más seguros que vuestro propio hogar, aunque una compañía nunca viene mal- adelanté tomando de su otra mano mis ropas aún húmedas y dándome la vuelta para partir. - Siento haberte importunado mi princesa de los bosques, dejaré esta muda a la salida del bosque. Agradezco infinitamente tú hospitalidad y espero no haber producido una herida mayor a la que mi acción pueda subsanar en el futuro… uno lleno de luz y calor- no me gustaban los sentimentalismos, pero la despedida significaba volver a estar solo y eso no me gustaba para nada.

De un salto estuve en la puerta y de otro en el suelo. Ni bien mis pies tocaron la tierra fría comencé a trotar en dirección al Sur. Aún quedaban un par de horas de oscuridad e intentaría en ese tiempo encontrar algún refugio para continuar mi camino. Quién sabe… quizás un árbol. Sonreí para mí mismo sacudiendo las ideas de mi cabeza con gesto enfático. -Una chica como ninguna otra…-
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Sáb Jul 11 2015, 03:10

Algo en mí no conseguía reaccionar ante la presencia de aquella criatura, me estaba empezando a parecer de todo lo bueno menos peligrosa y no sabía a qué venía, se suponía que tendría que haber reaccionado de alguna otra forma y bajo ese debate interno en mis pensamientos y mi casi inexpresividad aunque notorio susto, permitió que volviera a sentir sus labios sobre la mano que había levantado para intentar rozarle. Ese gesto hizo que mi corazón realmente se desbocara para luego, al ver cómo volvía a tomar posesión de su ropa mojada, retomara su ritmo normal con un cierto nerviosismo porque sabía de sobra lo que iba a ocurrir en ese momento.
-No...-Murmuré, mis ojos parpadearon más rápido de lo normal, como si mi cuerpo no quisiera ceder tan fácilmente ante tal despedida, pero apenas pronuncié una palabra más, no entendí muy bien porqué, y él ya se había marchado.

Pasaron unos largos minutos, tal vez más que unos simples minutos, los cuales se me hicieron eternos y una pequeña brisa que hizo mecer la luz de las velas fue la que me golpeó, figuradamente, para que consiguiera darme cuenta de que había permitido como una tonta que el hombre se fuera. Aún me quedaban muchas cosas que preguntarle, quería aprender de él, quería saber dónde quería ir, sus intenciones, quería saber qué escondía bajo esa máscara,...quería ayudarle a recuperar ese motivo que diera significado a su vida.
Tal vez, y sabía que me arriesgaba a ello, sería un error total por mi parte seguirle y con ello provocar su rechazo hacia mí, pero existía la posibilidad de que no fuera así, era posible que lo aceptara, que aceptara mi compañía, lo necesitaba, no quería volver a quedarme sola después de haber probado lo que es estar tan a gusto con alguien como él.
-¡Max!-Di tal salto hacia el exterior de la casa que casi me caigo de bruces en el suelo, y eso contando con que estaba más que acostumbrada a salir del habitáculo dejaba claro que lo había hecho de forma muy precipitada.

En un principio caminé a paso rápido, buscándolo con la mirada entre los árboles, pero al no tener éxito y saber que ya había pasado bastante rato desde su partida decidí correr, estaba convencida de que tenía que encontrarlo, tenía que pedirle que me dejara ir con él, al menos hasta que se cansara de mí: volví a llamarle en voz alta.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Dom Jul 12 2015, 04:26

No dejaba de preocuparme por la damisela de los bosques, pero yo era uno de los peores peligros para ella. Su perfume silvestre se estaba volviendo poco menos que adictivo y no estaba seguro de qué parte de mi prevalecería sobre la otra: la del vampiro sediento de sangre o la del hombre sediento de lujuria o quizás ninguna. Después de todo, ella bien podría ser mi nieta. Negué sutilmente con la cabeza y me detuve a ordenar mis ideas apoyándome contra el tronco de un gran árbol. El pensamiento de su juventud más que matar mis ideas solamente daba lugar a que la llama de la pasión se avivase en mi cuerpo. Estaba condenado… pero vaya que mi mente retorcida lo disfrutaba en una debacle entre feliz y amargada. Le di un fuerte golpe al tronco con el puño cerrado , haciendo que algunas hojas cayeran con las vibraciones.

-Esto es el colmo, en el sur encontraré casas de damas hermosas que prestarán sus servicios sin hacer preguntas- ah… la resignación. Tal vez podría haber nacido para ser un mártir…pero eso en mi otra vida. Por ahora comenzaba a trazar nuevos planes, como un festín de sangre para abastecerme por al menos una noche más entera y luego una buena fiesta con hembras pulposas. Mi cuerpo volvía a vibrar con una energía renovada. Me soné el cuello con un rápido movimiento hacia un lado, dispuesto a retomar la marcha cuando me pareció escuchar el eco de mi nombre. Me detuve en seco. No podía ser, nadie sabía que estaba allí e Idril había quedado a buen resguardo en su hogar. Debía ser una mala pasada de mi mente cansada.

Caminé un par de pasos, pero esta vez fue tan claro como el cristal. Era Idril y al parecer parecía algo angustiada por el tono de su voz. ¿Le habría ocurrido algo? Comencé a la carrera hacia el lugar de donde creí que provenía su voz y al poco tiempo estuve a un par de metros de ella, refugiado entre las sombras, mi eterna aliada para bien y para mal. El sigilo en el bosque no era precisamente mi punto fuerte, pero ella me lo dejaba demasiado fácil. Desenfundé a Azhar al asecho de cualquier peligro, pero antes de que pasara mucho tiempo me di cuenta de que sólo estaba siguiéndome. Guardé la espada en su vaina y me llevé los dedos índice y pulgar al entrecejo para masajearlo. No estaba seguro de lo que debería de hacer, esa chica se estaba poniendo en bandeja de plata… pero si me buscaba con tanta necesidad tenía que ser obra del hado.

Haciendo los mínimos sonidos que pude me aproximé a ella acorralándola contra el tronco de un árbol cercano. Apoyé mis antebrazos en el tronco, su cuello estaba al descubierto. Las hombreras harían que morderla fuera toda una acrobacia, pero años de experiencia me decían que ella era la indicada. Su piel suave era hipnótica y parecía llamarme. Podía sentir su sangre correr bajo la piel en aquella vena que se agitaba con tanta fuerza. -Idril- susurré justo antes de que mis labios rozaran la suave piel y le depositara allí un beso. -Tientas tu suerte y con estilo- susurré en su oído para luego enderezarme con demasiado trabajo.

Miré sus ojos, tenía la urgencia de tomarla, desnudarla, tomar su cuerpo a la fuerza y robar su sangre mientras la hacía gemir de placer, obligándole a rogarme para que continuara, suplicar por mis caricias. Di otro paso hacia atrás, ella era el demonio de esta relación. Una dama peligrosa y una nueva retirada, ella tenía el potencial de acabarme. La observé en silencio dándole siempre el frente, como si se tratara de la fruta vedada del paraíso, mi pequeña manzana de la discordia.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Dom Jul 12 2015, 14:29

Después de volver a llamarle en voz alta y con un tono de voz más fuerte que anteriormente, noté cómo mis venas estaban aceleradas por la adrenalina de salir corriendo de aquella manera, sobre todo porque sabía que tenía que encontrarlo costara lo que costase, no quería que la última vez que lo hubiera visto terminara como había terminado. Bueno, en realidad no quería que hubiese ''última vez''.
Aún con mi capacidad auditiva y mi habilidad para ver por el bosque siendo de noche, no conseguía localizarle ni ver más allá de algunas zonas oscuras, él tenía ventaja sobre mí si podía ver en la oscuridad, sólo esperaba que no me confundiera con una de sus presas o víctimas o como quisiera llamarlas y me atacara, aunque algo de mí decía que si eso ocurría no tendría muy claro si sería posible oponer resistencia.
-Max...-Hubo cierto momento en el que tuve que parar, no podía llevar mi respiración a un ritmo constante tanto rato mientras a la vez intentaba llamarlo y orientarme por el bosque. No es que se me diera mal correr, tenía entrenamiento para ello, pero cierto sentimiento desesperanzador además me alentó en mi búsqueda.

Al paso de unos minutos quise notar que alguien me miraba, pensé que eran imaginaciones mías y no le di importancia, no tenía que dársela pues me distraería de mi verdadero objetivo, pero para mi sorpresa, quien me había encontrado había sido justamente él:
-¿Q-qué pasa...?-Me costó darme cuenta de que se aproximaba a mí, cuando lo hice y pude reaccionar ya me encontraba acorralada por sus brazos y su cuerpo, su actitud me pareció extraña, heladora, creía que iba a hacerme daño, pero me quedé ahí...lanzando una fugaz mirada a sus ojos que luego fui incapaz de mantener-Idril-Oí, lo que vino después hizo que mi cuerpo se estremeciera y por un momento quise que lo repitiera, luego me di cuenta de que no entendía muy bien ese sentimiento y la confusión se apoderó de mi mente-¿Tentar a la suerte?...-Repetí, no era consciente de lo que costó pronunciar esas palabras, incluso se asemejaron a un susurro.
Ahora no podía dejar que se escapara de nuevo, no podía verle desaparecer sin más, sabía que iría a buscarle, iría a por el vampiro a no ser que me dijera lo contrario. Si verdaderamente no quería mi presencia, me iría por donde había venido, aunque me costara aceptarlo y ello significara la soledad, esa amiga de horas diurnas y nocturnas que tan bien conocía.
-Max, no quiero que te vayas-Pronuncié cada palabra como si me fuese la vida en ello, le estaba entregando un sentimiento que no sabía de dónde provenía, y había costado que recuperara mis pensamientos sobre lo que verdaderamente quería mi cuerpo-Quiero ir contigo, quiero servirte de ayuda...-Muy a mi pesar se alejó otro paso más, lo acorté con decisión en cuanto tuve oportunidad-...no quiero estar sola, ni que tú lo estés-Aunque no era muy consciente de si él estaba realmente solo o no, pero eso no impedía que pudiera intentar lo que estaba intentando.
Me percaté de que seguía llevando la ropa que le había dejado, lo que me proporcionó alivio, había conseguido llegar a tiempo y eso era lo más importante, había hecho llegar mi mensaje a la persona adecuada...sólo faltaba que diera su respuesta, en sus manos estaba que la tristeza ahondara aún más en mi ser o que gozara de felicidad de forma permanente.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Dom Jul 12 2015, 23:43

-No sabes lo que dices- por primera vez desde que había iniciado este corto viaje sentía que la máscara me molestaba, tenía calor y las ropas de las que ella me había provisto me constreñían como sogas alrededor del cuerpo, la respiración se me aceleró mientras le observaba encararme y escuchaba sus palabras. Ella no podía ser tan inocente, por todo lo que era bueno en este mundo, esa mujer movía cada parte de mi existir y yo la veía actuar como si fuese un mocoso en pañales incapaz de hacer nada al respecto, estaba tocando una parte sensible… no sabía cómo reaccionar -¿Venir conmigo?- hice eco de sus palabras intentando hacerme a la idea. -Tientas la suerte ¡sí!- dejé de retroceder y me planté para darle cara al asunto. Tomé un mechón de pelo que se le había salido y lo llevé a mi nariz para olerlo como a un buen vino.

Observé sus ojos durante lo que pareció una eternidad, convertido en una estatua viviente. Por mi mente pasaban muchas cosas. Abría puertas, cerraba otras, encontraba bifurcaciones en cada camino que elegía; lo único común que tenía cada respuesta que hallaba era que había sufrimiento. Sufrimiento para los dos. El bosque no era un lugar para mí, no en ese momento que aún buscaba muchas respuestas, quería recorrer todos los caminos, rendirle ese último tributo a mi ama, yo ya había hecho mi buena acción con esa elfa enseñándole el peligro, pero al parecer había hecho un mal trabajo ya que aún me buscaba. Si tomaba su cuerpo y me iba la dañaría, si tomaba su amor de mujer, también lo haría, elfos y vampiros viven en mundos diferentes. No podía tomar su sangre aunque estuviéramos tan cerca que el calor de nuestros cuerpos se mezclaran en un solo ente en el escaso aire entre nosotros.

A pesar de todo eso ella quería estar con un asesino. Hacerle compañía a alguien que en un ataque de sed podría drenar el color de sus sonrosadas mejillas como un hombre bebe de un vaso. Levanté mi mirada que se había posado a la altura de sus clavículas. - Los dioses te han protegido esta noche, ¿pero qué será del resto? ¿Acompañarás a un vampiro condenado a la oscuridad eterna siendo tú mundo el de la luz?- solté su cabello y levanté mi mano para acariciar su cicatriz. ¿Qué la habría originado? No me atreví a hacer contacto con ella. Bajé mis brazos en señal de derrota y di un paso al costado - Me alimento de sangre, del elixir de la vida para tus preciosas criaturas del bosque, de la de tus hermanos, quizás de la tuya ¿vivirías con ello mi dama encantada? Abre tus ojos y mira a través de la ilusión del caballero-

Las ropas entre mis manos estaban casi secas para el momento, giré sobre mis talones y caminé unos pasos al frente dándole la espalda. -Si aun conociendo esto mi dama de los bosques, deseas que sea vuestra escolta, entonces tendrás una última oportunidad de ver mi verdadera naturaleza ya que la sed comienza a despertar en mí e iré por una presa. ¿Estás dispuesta a pasar conmigo esta noche mi dama?- pregunté al tiempo que me desabotonaba la ceñida camisa para volver a calzarme mi ropa. La ropa de Maximilian Deus, el cazador y no la presa. Me había hecho una idea y la seguiría mientras mis fuerzas me acompañasen. No le tocaría un pelo a la hermosa Idril, me convertiría en su escudo y espada y a la primera ocasión le compraría un puñal y le enseñaría a defenderse. Especialmente de mí.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Lun Jul 13 2015, 00:40

El tiempo que pasó hasta que recibí una de sus primeras palabras que serían su respuesta me pareció eterno, no supe si pasaron minutos o horas, pero desde luego me parecieron lo segundo.
-No sabes lo que dices-Me quedé con los ojos abiertos de par en par, pensaba que iba a decir que no, ya lo veía venir...y sus siguientes palabras hicieron que mi rostro se iluminara de ilusión, tanto que le habría abrazado de no ser porque me parecía que no era el momento, como si no fuera seguro hacerlo.
No tenía muy claro qué era lo que le ocurría, se había quedado muy pensativo, lo que provocó que yo también pensara en las consecuencias de lo que acababa de decir, o de lo que acababa de proponerle, mejor dicho. Lo cierto es que cualquiera que viera la situación le parecería muy extraño, seguramente me tacharían de loca y no sabía si él estaba empezando a pensar eso, pero la alegría que había crecido en mí no se iría tan fácilmente:
-Gracias...-Comencé a agradecerle que hubiera aceptado cuando él volvió a levantar su mirada, al fin no le notaba tan ausente-...sí, aún así lo haría-Contesté sin dudarlo ni un solo segundo, si lo llamaba condena desde luego sería la que estaría ahí para evitar que así fuera, me era indiferente pertenecer al mundo de la luz, tal vez lo echaría de menos, pero también podía resultarle de ayuda si él no podía salir en esas horas diurnas. Quería ser positiva al respecto, y quería que esa mano que había dirigido a mis cicatrices las tocara, sería la única persona en toda mi vida a la que se lo permitiría, pero no se atrevió y volvió a recordarme lo que era-No te pintes tan mal, no seas tan duro contigo mismo, no pronuncies cosas de las que te arrepientas-Mi gesto se tornó serio, pero esbocé una sonrisa-...y deja de preocuparte por mí, soy joven...-Corregí-relativamente joven, pero sé defenderme y soy consciente de lo que eres, ¿tan grave es que quiera ir contigo? Nunca me había sentido tan bien con nadie-Confesé, no lo consideraba ninguna ilusión ni tampoco quería que lo fuera. Era cierto que no lo conocía, apenas sabía nada de su pasado, tampoco de su presente, ni de su carácter ni sus aficiones, nada, pero lograría saberlo, o eso pensaba...con el paso del tiempo.

Después de mis palabras me dio la oportunidad de acompañarle esa noche, de ver cómo era realmente su naturaleza, y estaba segura de que no era algo que fuera a decepcionarme, tal vez implicara verle de una forma totalmente distinta...podría con ello. Valía la pena si seguía en su presencia:
-Siempre y cuando estés presente, estoy dispuesta-Lo afirmé sin necesidad de decir nada más, mi corazón intentaba calmarse aún y lo estaba consiguiendo, mi cuerpo también parecía haberlo hecho, aunque estaba empezando a considerar que lo segundo era algo más complicado si pretendía cambiarse de nuevo allí: estaba claro que aparté la mirada, lo que me ayudó a darme cuenta de que en toda nuestra conversación no se oyó ni un solo ruido en todo el bosque, era como si las criaturas que habitaban el mismo supiera quién se encontraba allí y lo peligroso que podía ser.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Lun Jul 13 2015, 01:36

Claro que era joven e ingenua, de lo contrario buscaría mejores compañías. Escuchaba sus palabras y de alguna forma las doblaba al lenguaje pervertido de mi difunta señora. Mientras me cambiaba pensaba en mil más una formas de hacerla mía, era un sádico pervertido, pero estaba la otra parte también, esa de acallar los instintos y ser “civilizado” podía con eso. Quizás era la carga que tenía que llevar luego de dejar ir tan fácilmente a mi ama. Cuidaría de Idril como a una preciosa joya. -Es más grave de lo que parece- le respondí apenas posando una mano sobre su hombrera para que se diera la vuelta. Ya había acabado de vestirme y le tendía su ropa.

- Una niña bien desarrollada- comenté mirándole como quien aprecia a una hembra de raza, cotejando cada parte de su ser - un vampiro solitario y sin compromisos que se alimenta de sangre- quería siempre remarcar que ella estaba dentro del menú del día, aunque al parecer le gustaba restarle importancia al asunto. -No es que tenga especialmente enemigos… pero ¿no temes que pueda tomar algo de ti?- dejé la pregunta en el aire y me interné en el bosque siguiendo mis instintos en busca de una presa que no hablara.

Escuchaba a la dama de los bosques, podía sentir su presencia, también escuchaba a mi corazón y estaba seguro de que ya había perdido mis estribos. Tenía que aprovechar que no me observaba para retomar la compostura habitual. Yo era un vampiro entrenado y no podía dejar que el primer gran desafío en este viaje hiciera tambalear mi resolución y los ideales por los que había luchado por más de setenta años. Cerré mi puño y me detuve a escuchar los sonidos del bosque. Tanta vida que había anteriormente y ahora me sentía solo. -¿Es que las presas han adivinado mis intenciones?- me pregunté a mi mismo en voz alta cerrando los ojos y respirando profundamente.

Entonces, en un momento de claridad mental, cuando el viento había cesado en sus suspiros escuché el sonido de las ramas quebrándose. Algo se acercaba, algo vivo y de tamaño considerable. Me volví para ver a mi acompañante y tras intercambiar miradas partí sigilosamente hacia mi presa. Iba a contraviento, zigzagueando y esquivando ramas, haciendo el menor ruido posible mientras rastreaba y buscaba el camino por el que la criatura podría estar transitando, acercándose a su muerte. La caza. Amaba ese momento de adrenalina, los segundos eternos y esa sensación inigualable de fuerza absoluta recorrer tu cuerpo.

Me trepé a un árbol a un lado de lo que parecía un camino. Estaba lo suficientemente bajo como para un alto mortal, lo suficientemente alto para no ser detectado y ver acercarse a mi presa. Lentamente, el ciervo de importante cornamenta se acercaba a mí, cual una mariposa hacia la flor que con sus pétalos coloridos al sol espera pacientemente su llegada, aunque mis pétalos no era más que afilados colmillos que buscaban tomar su vida. Un salto, caí sobre su pescuezo y lo tumbé en el piso usando la fuerza de mis piernas. Una vez allí y antes de que el asustado animal pudiera luchar por su vida le clavé mis colmillos hasta el fondo paralizándolo por completo en cuestión de momentos.

Deseaba que ella lo estuviera viendo. Me excitaba. Debía de ver cuán letal era y la inutilidad de luchar contra un depredador de mi calibre. Ah… el placer. La sangre. El líquido carmesí comenzaba a manar desde aquél par de puntos que habían perforado piel, sebo y carne hasta una vena que vaciaba su contenido en mis labios. Succionaba con deseo mientras me satisfacía el calor de mi alimento. No me gustaba la sangre de los animales, darles caza, todo aquél pelo. Prefería la de los omnívoros y especialmente los que tenían la piel al descubierto, los que estaban limpios como ella. Dejé a la criatura aún viva. Sabía que sobreviviría si ningún otro predador estaba cerca. Tenía a Idril en mis pensamientos, lo abarcaba todo. Ahora me sentía con más fuerzas que nunca.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Lun Jul 13 2015, 02:04

En un primer momento sentí como si no hubiera tomado en serio aquello de que sabía defenderme, era la realidad, pero estaba claro que jamás me había enfrentado a una criatura como él, aunque no entendía cómo podía tener el don de la hermosura y en parte ser tan caballeroso cuando escondía algo tan letal. Eso me llevó a pensar en si realmente había caído en sus garras de alguna forma, pero estaba muy lejos de la realidad, quería ayudarle de todo corazón, no podía confundir tal cosa y deseaba su compañía a toda costa.
-Grave o no, aceptaste-Le recordé después de darme la vuelta y sonreír levemente a la vez que la ropa de mi padre volvía a mis manos. Me ruborizó su comentario, era agradable volver a verle con la que era su vestimenta habitual, la que le hacía ser quién era y sentirse a gusto, suponía. Le quedaba bien, de eso no cabía duda, sobre todo ahora que estaba seca.
Esperé unos segundos después de que fuese a adentrarse en el bosque para preguntarle en voz alta: ''¿Serías capaz de matarme si quisieras tomar ese ''algo'' de mí?'', sabía que me escucharía igualmente y tendría que responderme quisiera o no. Tal vez sería la respuesta que esperaba, tal vez no, pero parecía un reto cuanto menos el probar si podría hacer tal cosa sin terminar con la que sería su presa, es decir yo.

Dejé que se concentrara, que escuchara lo que quisiera, que se percatara de que los animales se habían dado cuenta de su presencia. Normalmente confiaban en mí y confiaron en un primer momento en su persona de no ser porque sus instintos se habían despertado y revelaba cuál era su verdadera especie. ''Son demasiado listos''...pensaba para mí misma, y ahí estuve unos cuantos minutos, pensando en si de verdad sería capaz de encontrar una presa que lo saciara. Por algún motivo en un primer momento no me preocupé del animal que pudiera ser víctima de sus colmillos, pero luego me di cuenta de que esas criaturas que tanto amaba ahora estaban siendo amenazadas.
Marché del lugar en el que me encontraba, nerviosa intenté seguir el rastro del vampiro, era mucho más rápido que yo y se había dejado guiar por sus instintos, suponía que ahora sería imparable y sería capaz de escuchar hasta la más mínima hoja de un árbol cayendo. Eso no me amedrentó, le seguí de igual manera y aunque no tenía claro si iba en la dirección correcta, hicieron falta unos pocos minutos y un estruendo que aunque pareció sordo, si fue lo suficientemente perceptible como para sentirlo a través del suelo.
-...-Miré a mi alrededor, sabía que algo acababa de ocurrir y estaba cerca, muy cerca...no tardé en verlo.
Max se encontraba sobre su presa, acababa de tumbar a un ciervo joven, con una cornamenta que de haberla podido usar le resultaría muy buena defensa, pero nada tenía que hacer ante aquella criatura mortal, era un cazador perfecto...y ahora era totalmente consciente de ello. Aún por esas seguía sin tener miedo, estaba mirando escondida en la oscuridad, entre medio de dos árboles, pero no era un posible escondite si se trataba de él.
El ciervo tenía la cabeza totalmente tirada en el suelo, respiraba muy rápido, se me encogió el corazón ante tal escena y aparté la mirada, aunque mi opinión sobre el vampiro no cambiaba, no podía dejar de resultarme difícil aceptar que su alimento, lo que verdaderamente lo mantenía vivo era aquello, la sangre.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Lun Jul 13 2015, 03:08

¿Serías capaz de matarme si quisieras tomar ese algo de mí? sus palabras rondaban mis pensamientos. Quería pensar que la respuesta era un rotundo “no” siempre había controlado mis deseos más bajos, pero no quería ser tan pretencioso. Sabía que el “sí” podría ser una respuesta pero no se lo haría saber, ni siquiera quería averiguarlo yo mismo, ella era hermosa, era frágil y tan delicada que temía lastimarla tan solo con mi mirada. Estaba cerca, lo sabía. La oscuridad se abría a mí como mi amante, nada ni nadie podía esconderse de Max.

¿Querría verme? Eso ya no importaba, había sido una testigo silenciosa de todo aquello. No habría marcha atrás. Le vi. Me aproximé lentamente, haciendo tanto ruido que creí que todo el bosque despertaría y que podrían escucharme desde la misma ciudad amurallada cuán lejos estuviese. No tocaría más el tema a no ser que ella lo trajera a colación. -No falta mucho para el alba- comenté poniéndome frente a su mirar. Entonces creí que era tiempo de presentarle mi juramento a la dama del bosque, estimando que era la única forma de aplacar mi mente y su corazón. Apoyé mi rodilla izquierda en el suelo de tierra y me enderecé en una pose solemne, llevando mi mano derecha al corazón recité:

- En presencia de vuestros dioses y el mío, en vuestro hogar, bajo la cúpula del cielo nocturno, que es mi padre y la naturaleza, vuestra madre, declaro y juro que mantendré mi palabra como caballero y que vuestra merced estará siempre a salvo mientras su servidor esté en tierra de vivos. Si estas palabras que os dedico alguna vez se volvieran contra mí, que así lo haga esta - desenfundé a Azhar y me propiné un tajo en la palma de la mano diestra del que inmediatamente brotó sangre sangre y este acero contra este cuerpo hijo del amor y el pecado-Besé el filo de mi espada y la palma abierta mientras observaba a la joven.

Mi juramento a mi señora había sido solemne y distinto al que le hacía a Idril, pero las circunstancias habían sido completamente diferentes también. Protegería a esa dama incluso de mí mismo. Lo había jurado con mi propia sangre. Esperé paciente su respuesta tendiéndole a Azhar, esperando que mi palabra y mi sangre fueran suficientes para que confiara en mí, para ser un poco más digno de su presencia.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Lun Jul 13 2015, 03:53

No llegué a devolver la mirada a Max ni tampoco al pobre ciervo que yacía aún vivo en el suelo, no hasta que escuché cómo se acercaba a mí, esta vez sin mostrar ningún tipo de sigilo ni preocupación por no hacer ruido. Parecía más calmado, en cierto modo, pero me pareció tan salvaje unos minutos atrás que ahora no estaba segura de que fuera a atacarme o a hablar tan bien como lo hacía.
-Ha pasado demasiado rápido-Añadí a lo primero que dijo, luego quedé totalmente fija en la posición que adoptó, pensando en cuáles serían sus intenciones.

Escuché cada una de sus palabras mirándole a los ojos, con rostro serio y admirando su entereza en el momento en el que decidió cortar la palma de su mano para reafirmar aquel juramento que me estaba prestando. No pude evitar reprimir, por el momento, mis intenciones de decirle que no era necesario dañarse, pero entendía que formaba parte de ello, entendía sus palabras...y las agradecí infinitamente, no olvidaría aquel momento jamás:
-Jamás pensé que pronunciarías tales palabras dirigidas a mi persona, acepto todas y cada una de ellas y he de añadir que estaré siempre que me necesites-Pero no sabía cómo expresarlo todo a base de palabras, por lo que en un gesto que me salió verdaderamente del alma y corazón, cogí la espada que sostenía y la agarré por el mango dejando que su punta estuviera dirigida al suelo. Después me agaché, tomé su mano derecha y, aunque sabía que por su condición no tardaría mucho en sanar, abracé su diestra contra mi pecho y pronuncié unas palabras en élfico mediante las cuales conseguí cerrar esa herida.

Fue mi forma de demostrarle que también cuidaría de él si me lo permitía y, abriendo la palma de su mano después de haberla curado, la besé y dejé que volviéramos a estar ambos de pie, solté su mano y, con una sonrisa, dejando claro que lo que acababa de ocurrir marcaba un antes y un después, propuse:
-Como dijiste, el alba se acerca...ven a mi casa, allí no te pasará nada, la luz del sol no te dañará-Seguía sosteniendo su arma, me parecía extraño sentirla entre mis manos, pero sentía algo de él y eso me agradaba...podía quedármela un momento más al igual que querría haber repetido aquel instante una y un millón de veces, por loca que pudieran pensar que estaba, era la más feliz, eso sentía.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Mar Jul 14 2015, 01:51

El corazón me latía rápidamente en aquél viejo pecho, pero mis palabras habían sonado tan claras y calmas como una noche de verano. Idril pareció captar el grueso del mensaje, aunque probablemente no estuviera muy familiarizada con ese tipo de pactos de sangre ya que su intento de hacer algo con Azhar fue poco menos que irrisorio. De no ser porque se trataba de un momento solemne me hubiera echado a reír en ese mismo lugar como si no hubiera un mañana. Pero no podía quejarme, el pacto había sido sellado, al menos por mi parte, ella lo había aceptado. No se había obligado a mí, pero no era una condición necesaria. Velaría por ella, como un fiel guardián.

Me sorprendió que tomara mi mano. Al principio estuve algo renuente a entregársela, pero al parecer tenía ya su propia idea de lo que debería de hacer, por lo que le dejé el movimiento libre. Fue una sensación curiosa, allí me encontraba yo, un vampiro que le quedaban muy pocas cosas nuevas por ver, sintiendo por primera vez la magia de los elfos correr a través de mi cuerpo, hacer eco en él y rápidamente cicatrizar la herida que en un principio parecía arder en llamas. Por unos instantes creí que me prendería fuego y que perecería a manos del más ecuánime verdugo… pero no fue así. Un escozor terriblemente molesto me dio una buena idea de lo que estaba pasando entre mi mano y la de mi señorita.

No pude evitar observar con deleite y curiosidad las expresiones que fluctuaban en el rostro de Idril. Era una criatura tan bella como misteriosa. Los caminos de la vida habían trazado en ella sus propias huellas tan difíciles de rastrear para este servidor como lo hubiera sido encontrar el rubí de un peguindí entre una bandada de esos pájaros en medio del bosque. Las palabras que recitó en su lengua captaron toda mi atención hasta que sus labios me llamaron a la realidad. Una dulce por el momento. Hacía un par de años que no yacía con una fémina. Sentir el calor de su aliento sobre mi piel reverberó todas las inseguridades por las que había pensado en alejarme de allí. Cansado de la pelea con mi propio ser, me puse en pie imitando sus movimientos.

Nunca hubiera ido a pasar el día a su hogar, no en condiciones normales. En mi casa, con mis hombres, le hubiera extendido la cortesía de una habitación para ella sola mientras yo mismo me hubiera ido a los establos con la tropa. Pero ya no estaba en mi hogar. Era un hombre que marchaba con lo puesto, con sus ideas y ella me había ganado. No tenía un mejor plan, por lo que cabizbajo asentí a sus palabras. -Solo un día- adelanté mientras tomaba a Azhar de sus manos y la posicionaba en su vaina luego de limpiar su filo con un pañuelo borra vino. Alcancé una de sus manos y la miré a los ojos pidiéndole con la mirada que no la dejara ir.

-Vamos a casa- ordené y comencé a correr, pero temía que en la oscuridad ella pudiera tropezar y lastimarse, por lo que me detuve y con un suave movimiento la tomé en mis brazos como la dama que era, para transportarla segura hasta nuestra base de operaciones. -Espero que vayas cómoda mi señora, el comienzo de un nuevo día me impele a tomar estas medidas, espero y no lo encuentre descortés- le dije sin atreverme a mirarle a los ojos, aquellas esmeraldas que lo atravesaban todo. Una vez llegáramos al tronco de su árbol le depositaría en el piso con suavidad y esperaría a que ella hiciera los honores.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Mar Jul 14 2015, 02:16

No sabía si había cometido algún error, lo cierto es que no conocía nada sobre cómo actuar en momentos como aquel, pero me dejé llevar por lo que sentía en ese momento, así que intenté no castigar mucho mi mente diciéndome a mí misma que podría haber hecho algo...diferente.
-Solo un día-Sonreí, alegre ante su respuesta, había aceptado pasar la noche en mi casa aunque si lo pensaba bien tampoco es que tuviera otra opción, a no ser que fuese un experto buscando sitios donde esconderse, la luz del sol le habría dañado-Gracias-Una parte de mi parecía encontrarse eufórica, otra no sabía muy bien qué podía estar pensando Max, pues en algunos momentos lo había notado cabizbajo y quise pensar que verdaderamente le estaba dando mucha, pero que mucha importancia a lo peligroso que podría resultar aquella unión.

Aquella frase suya de ''Vamos a casa'' fue como imaginar que una noche podía despertar a su lado o sentir sus labios sobre mi frente, simplemente maravilloso...música para mis oídos, claro que no pude dejarme llevar por esa fantasía ni tampoco debía hacerlo, por lo que comencé a correr detrás de él hasta que, de repente y como si pensara que me podría ocurrir algo, me tomó en brazos: era la primera vez que alguien lo hacía.
-N-no, no es descortés pero...-Lo dejé ahí, alcancé su cuello con mis brazos y lo rodeé como si me abrazara a él, incluso me atreví a apoyar, aunque sólo levemente, mi cabeza sobre su pecho. Me sentía como en un sueño, un sueño en el que un vampiro me llevaba en brazos hasta mi casa, un tronco...''...verdaderamente parece un sueño''.

Si bien era cierto que la noche estaba empezando a clarear, la piel se me erizó en cuanto me percaté de ello pero era tan rápido corriendo incluso conmigo en brazos que en apenas un momento, antes y menos mal, de que pudiéramos apreciar cómo la luz del día nos pisaba los talones, llegamos hasta el interior de la casa.
Todo seguía igual que como lo dejé antes de salir corriendo a buscarle, aunque una de las velas se había apagado y se respiraba un ambiente que olía a fresco, o me lo parecía a mí porque seguía estando como en una nube en sus brazos. De hecho me negué a dejar que me soltara tan fácilmente, casi puse una sonrisa de malicia en un principio pero luego no tuve más remedio que dejar de rodear su cuello y susurrarle: ''Bienvenido a casa, Max''.
Lo sentía como si fuera una persona que conocía desde hacía muchísimo tiempo, y aunque estaba claro que no era cierto y que sería poco probable que lo hubiera conocido años atrás, no negaba esa sensación y me permitía decir las cosas tal y como las pensaba o sentía. Sólo esperaba que no dijera o hiciese nada que pudiera molestarlo.

Fuera y a través de la tela que cubría el hueco que hacía las veces de puerta ya habían empezado a salir los primeros rayos de sol, mi alivio fue enorme al comprobar con una mirada que no se colaba ninguno y que allí estaría seguro, como había afirmado.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Maximilian Deus el Mar Jul 14 2015, 03:01

Ella no se resistió, tan ligera como un pequeño animalillo de su reinado, así me parecía esa elfa que ahora estaba aprisionada entre mis brazos. Podía sentir su respiración sobre mi cuello y el calor de su cuerpo traspasar la fibra de mi ropa. Por unos momentos temí que se hubiera dormido, pero al parecer no había sido el caso, su voz de cristal me había dado la bienvenida a casa. Apreté los labios en un intento genuino de sonrisa - Así me recibían en mi hogar cuando aún podía trabajar bajo la luz del sol- informé mirando con otros ojos los detalles del hogar. Estábamos en un espacio reducido, apostaba que podrían escucharse incluso nuestros pensamientos si es que deseáramos hacerlo.

La claridad del nuevo día no tardó en golpear las paredes de madera. Podía sentir el calor del sol rodearme como en una lenta tortura. Miré el rostro de la joven, parecía estar alegre y sonrosada. -Te ves saludable- me aventuré a decir. Aunque no había luz directa, se percibía una suerte de claridad que lo rodeaba todo con sus infinitos matices, realmente esperaba que la temperatura no subiera y que el sol no se filtrase por la puerta, en algún momento del día. Estaba comenzando a valorar el hecho de que estuviese allí arriba. Mi mirada se había ido involuntariamente al techo, bajé la cabeza buscando a mi compañera, no estaba lejos.

-Debes de estar cansada. Deberías recostarte, haré la primera gua…- me aclaré la garganta, ella no estaba acostumbrada a ese tipo de cosas, di media vuelta y busqué un lugar oscuro con la mirada -Creo que sería buena idea descansar- informé asintiendo a mis propias palabras mientras pensaba que probablemente sería un largo y tortuoso día tratando de acostumbrarme a su esencia y grabándola como algo que no debía ser tocado. -Me tomo la pared y no te preocupes por mí, sigue tu rutina mi dama de los bosques, velaré tu sueño- adelanté quitándome el chaleco, las botas, el cintrón y la capa. Usé la última para ponerla sobre mi cabeza y espalda para aislarme del calor.

Entonces recordé algo muy importante, me puse en pie y caminé hacia ella para besarle las dos mejillas -Gracias Idril, descansa bien- susurré. La boca se me hacía agua y mis manos deseaban recorrer su cuerpo. Me apuré a darle la espalda y volver a mi pequeño bastión.
avatar
Cantidad de envíos : : 58
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Idril Elensar el Mar Jul 14 2015, 03:47

Estuve a apenas unos segundos de pedir disculpas por haber pronunciado aquella frase, pero luego pensé que lo mejor sería dejar que pasara el tema e intentar no meter más la pata, al menos eso era lo que creía:
-Estoy alegre por haberte encontrado-Me refería al éxito que había tenido después de haber salido a por él. No tenía ni idea de si iba a encontrarle o si llegaría a tiempo y lo conseguí, y ahora estaba en mi casa, era un motivo para verme saludable cuanto menos.
Aún así le veía un poco inquieto por el lugar en el que nos encontrábamos, puesto que por muy ancho que fuese el tronco estaba claro que el calor pasaba y se notaba, suponía que lo que para mí era algo normal para él debía resultarle incómodo...pero seguiría pensando que era una opción mucho mejor a tener que quedarse fuera en cualquier otro escondrijo.
-Debes de estar cansada. Deberías recostarte, haré la primera gua…-Mis pies volvían a tocar el suelo, me había bajado de esa nube cuyo nombre era Max y más que decepción daba las gracias porque hubiera sucedido, fue esa distracción lo que me permitió no prestar atención a lo que casi no dijo-Creo que sería buena idea descansar.
Tenía que ser sincera, no tenía sueño, era imposible que lo tuviera, mi cuerpo y mi mente estaban tan despiertos como cualquier animalillo diurno que ahora mismo estaría desperezándose en su madriguera. No tenía ganas de acostarme, no tenía ganas de cerrar los ojos y arriesgarme a que él no estuviera cuando despertara, por lo que entre estos pensamientos no pude evitar que se me escapara cierta mirada de miedo, la cual evité que viese.

-¿La pared?-Parpadeé dos veces, lo miré curiosa y casi me resultó gracioso verle con la capa en la cabeza de no ser porque debía ser para evitar que su cuerpo se acalorara debido al sol, serían muchas horas las que iba a tener que pasar allí metido. Lo mejor era que a mí la idea no me parecía tan mala-...como quieras pero, toma-Justo cuando tenía intención de coger la manta que estaba tirada sobre mi cama recibí esos dos besos en la mejilla que me dejaron como atontada, fui con una sonrisa de oreja a oreja a por la misma que luego le entregué-Úsala como asiento...o apoyo...-Se notaba que me sentía culpable de que tuviera que descansar allí, pegado a una pared, en un sitio tan...como era mi casa-Descansa Max, gracias por...devolverme la felicidad.
Como si fuera una niña pequeña jugando me acerqué, pensando que no se lo iba a esperar, y le devolví un gran beso en la mejilla para luego volverme y sentarme como quien no quería la cosa en mi cama.
Era cierto, me encontraba radiante, feliz, más despierta que nunca...pero cuando me tumbé en mi cama tuve que admitir que mi cuerpo comenzaba a sentirse cansado. Yo pertenecía a esas horas de luz, pertenecía al día...había ocurrido tanto en una sola noche que estaba agotada. Comencé a cerrar los ojos y, mirándolo desde donde me encontraba, fue lo último que vi antes de sumergirme en el mundo de los sueños.
avatar
Cantidad de envíos : : 102
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El brillo nocturno del bosque [Libre][Interpretativo][2/2][Cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.