Últimos temas
» Para romper el hielo [Privado][Amaranth-Sabael]
Hoy a las 21:08 por Sabael Bleak

» Amarga ingenuidad, buena voluntad. [Libre 3/3]
Hoy a las 21:05 por Bardo

» Habilidades de Cryz
Hoy a las 19:34 por Sigel

» _•*•_ Lista de Cryz _•*•_
Hoy a las 18:26 por Cryz

» ¿Quieres apostar? [Privado-Seth]
Hoy a las 17:45 por Matthew Owens

» Gabhar
Hoy a las 17:07 por Sigel

» Hoja de Rey
Hoy a las 17:03 por Sigel

» Rapónchigo nocturno iridiscente
Hoy a las 17:02 por Sigel

» La flor de la maldad [Libre] [4/4]
Hoy a las 17:01 por Cryz

» Nymphaea
Hoy a las 17:00 por Sigel


!Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Jue Ago 20 2015, 20:37

-“Estoy bien… No llores, no es nada” – El mercenario sonrió a Alanna y se limpió la sangre de la mano en su capa para justo después revolverle el pelo a la pequeña – “Siento darte tanto trabajo Niniel” – Manifestó Eltrant dejando ver la herida a la peliblanca una vez la pequeña guarda estuvo al cuidado de la pareja que había conocido en la biblioteca,  el mercenario no confiaba en ellos, pero la elfa se había encargado de demostrar que se iban a arrepentir si decidían tocar a la joven.

Su compañera tardó apenas unos minutos en cerrar la herida del vientre, el mercenario agradeció los cuidados aunque y se quedó sentado mientras la peliblanca ayudaba al joven inventor, que también había sido herido en la trifulca; Cuando Niniel terminó de sanar a todos los presentes, incluida la pierna en la que el mercenario tenía la herida de la saeta, esta se desplomó mientras indicaba a los demás que debían de tomar el agua de la fuente.

Al ver esto, Eltrant se levantó rápidamente y después de ordenar a la joven Alanna que siguiese con los dos nuevos amigos que el grupo había hecho, se agachó junto a la mujer preocupado dispuesto a  comprobar su estado,  respiró aliviado cuando comprobó que solo había perdido el sentido, no tenía ni la más remota idea de medicina, pero el tiempo que había pasado con Eärwen y Demian le había enseñado que el uso de la magia tenía un límite, y por lo que parecía, Niniel había llegado al suyo.

-“Chimar, toma todo el agua que puedas de la fuente, mejor que nos sobre que tener que volver aquí después” – Le dijo al muchacho mientras levantaba a la elfa como buenamente podía, al fin y al cabo había sido culpa suya que la joven gastase tanta energía. –“Entre Terpoli y esto…te debo ya dos favores” – Añadió sonriendo.

Una vez el pequeño genio hubo tomado todo lo necesario de aquel callejón el mercenario se giró hacia su amiga y le indicó con la cabeza que le siguiese; habían montado un buen jaleo y probablemente los que habitaban las casas de por allí cerca ya habrían avisado a la guarda, o al menos eso esperaba, ya que Niniel no estaba en condiciones  de pelear si resultaba que aún había enemigos por los alrededores.

“No te preocupes Alanna, solo necesita descansar, hemos jugado demasiado, volvamos a la posada” – Sonrió a la chica, que por su aspecto, debía de estar bastante preocupada por el estado de su amiga.

Afortunadamente la elfa no pesaba demasiado, por lo que, aun encontrándose  débil por la pérdida de sangre no le costó mucho esfuerzo cargar con ella de vuelta a la posada;  Una parte de él estuvo tentado de pedirle al grandullón que  cargase con ella, el cual por alguna razón había decidido acompañar al grupo de vuelta.

Eltrant supuso que era una extraña mezcla entre temor por las acciones de Niniel si estos desaparecían sin previo aviso y un inusual y repentino apreció por la pequeña guarda, a la que no perdían de vista y le consentían todo lo que quería.

La castaña arqueó una ceja cuando vio a la chica repelente sacarse un par de piruletas de un tamaño considerable y entregárselas a la guarda y a Chimar respectivamente, y aunque el hecho de que la mujer llevase dulces de aquel tamaño en el bolso solo suscitase más preguntas, por momentos aquella pareja parecía incluso agradable, no obstante el mercenario tendía a recordar que uno de ellos le había mordido el brazo, no les quitaría el ojo de encima.

Para cuando llegaron a la posada Eltrant explicó con pocas palabras al hospedero, que se acercó preocupado, que su inquilina solo se encontraba cansada y después de dejarla en sus aposentos y de comprobar que Chimar y Alanna estaban bien, el mercenario se internó en la habitación en la que había pasado la noche, él también necesitaba descansar un poco.

Después de repasar el dormitorio con la mirada se pasó la mano por el pelo y suspirando se dejó caer sobre la cama, esperaba que la poción no tuviese un tiempo de preparación muy largo, no podían sino esperar a que la peliblanca despertase.
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 714
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Chimar el Sáb Ago 22 2015, 19:10

Chimar estaba convencido de que era su fin, Níniel se encontraba muy lejos y Ellie languidecía en el suelo fuera de combate. Cuando el enemigo estuvo a punto de disparar aquel niño cerró los ojos pero los volvió a abrir al escuchar ruidos raros, para su sorpresa la amenaza fue abatida por una serie de flechas. El inventor detalla alrededor y cuando descubre a su salvadora despabila con rapidez, la pequeña Alanna es la que disparo.

Pero...

Es algo bizarro que una infante tenga que matar pero ella no es una niña en realidad ¿verdad?, estas cosas pueden dar dolor de cabeza. Al final la elfa neutraliza al último sujeto amenazante antes de que se reincorpore dando por ganado el encuentro, si se puede considerar victoria haber terminado vueltos fiambre claro. El pequeño forma un gesto de aceptación cuando le dicen que deben tratar primero a la otra mujer, sin duda esta más lastimada.

Su herida sigue doliendo pero puede soportarlo un poco más aunque eso signifique alguna lágrima rezagada, será valiente por los demás. El par de inútiles desconocidos también resulta ileso y por alguna razón permanecen con ellos, seguramente por auto preservación. No importa ya que después de todo resultaron oportunos instantes atrás, de forma involuntaria pero no se le ven los dientes a caballo regalado.

El daño más feo de Ellie termina de ser tratado por lo que Níniel dirige su atención al joven científico, dicho niño tiene la certeza de que el proceso dolerá. Se tensa y aprieta los dientes cuando remueven el proyectil, es como si le estuvieran arrancando el brazo. Al menos las sensaciones molestas desaparecen gracias a la magia curativa luego de ser despojado del virote, segundos después el agujero se cura.


Algún día debo crear algo que imite tu habilidad Nin jeje… gracias.


Aquella elfa finiquita el trabajo regenerador en su otra paciente y cae desmayada por agotamiento para consternación de sus compañeros, Chimar se acerca al igual que la mujer tratada para estudiar su estado. Según el sujeto de género variable está bien, solo se desmayo por el cansancio extremo, dicho personaje carga a la sanadora incapacitada ordenando posteriormente completar la misión que los llevo allí en primer lugar.


Enseguida y… en cuanto a lo otro… para eso son los amigos ¿no?

El chico avanza hasta la fuente y saca varios frascos de su porta objetos, los llena con rapidez pero descubre que son muy pequeños. Pasa a registrar los cadáveres y consigue un par de cantimploras, vacía el contenido en la calle y luego las satura del agua objetivo. Ahora tienen suficiente para llevar a cabo el antídoto sin tener que volver a repostar, situación que es de agradecer.

Sin nada más que hacer en ese “campo de batalla” se retiran con discreción, sin duda la guardia tendrá un día agitado. El sujeto enorme y su novia les siguen todo el rato, Chimar desconfía pero cuando le pasan un dulce cambia su opinión. No se debe desprecia la comida en especial si es gratis, siguiendo este principio degusta dicho regalo durante todo el camino esbozando una gran sonrisa.

No les toma mucho tiempo volver a la posada, por suerte ningún otro hostil aparece. El regente se preocupa al ver el estado de Níniel pero luego de conocer varios detalles pertinentes pasa a tranquilizarse, nada que unas horas de sueño no arreglen. Suben a las habitaciones mientras los acompañantes temporales siguen su camino, un vistazo oportuno revela que el tipo gigante lleva varios contenedores propios con agua de la fuente. Tal vez no son tan tontos como parecen pero hay suficiente para todos.

Ellie deja a Níniel en su cama y pasa a retirarse al aposento que le corresponde, parece que deberán esperar varias horas hasta que la elfa recupere su energía. Chimar toma posición en un sofá conocido, también está algo cansado. No se retirara hasta que el trabajo este completado y sus compañeros vuelvan a la normalidad, lo mejor es quedar inconsciente un rato para hacer transcurrir el tiempo.

Tienen todas las piezas necesarias así que cuando la alquimista despierte podrán pasar la página a este capítulo tan extraño, se debe admitir que fue divertido pero es tiempo de restablecer las cosas. Sin duda aquel pequeño nunca imagino que cuando le mandaron a llamar se encontraría con una situación tan anormal, la magia a veces puede superar el rarometro de la ciencia por muchos niveles. Antes de dormirse le dedica unas palabras a Alanna quien se encuentra correteando por todos lados.


Muchas gracias por salvarme… eres una buena persona con cualquier edad.


Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 727
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Alanna Delteria el Dom Ago 23 2015, 09:07

Niniel la apartó de Ellie con cuidado, mientras la pequeña seguía llorando, no entendía del todo lo que estaba sucediendo, pero no le gustaba nada. Tenía miedo, de tanto llorar se le cerraba la garganta,  había muchos sentimientos más que le resultaban totalmente confusos y no tenía modo de explicar, simplemente podía hacerse entender llorando.

Cuando cambió de brazos, la llantera aumento de volumen, mientras una rubia la miraba con aspecto aburrido. Cuando la elfa se acercó y le tocó la mejilla, intentó llorar menos, entendió que había que curar de Ellie y Chim. Alanna asintió a las palabras de Nin, sería buena y se quedaría quieta. Dio la impresión de que la mujer rubia y el calvo iban a protestar, sin embargo, la elfa dio una muestra de fuerza dando un bastonazo, que a ojos de la pequeña parecía atómico, en la cabeza de un tipo que se había levantado aturdido.

Mientras la pareja balbuceaba una negativa trémula, Alanna alzó un momento la vista, con sus enormes ojitos aun brillantes y se sostuvo con suavidad de un echón de pelo de la rubia que pareció enternecerse. Sonrió y miró a su novio-armario mientras acariciaba el pelo de la niña intentando que esta acabara de calmarse. La Gata, mientras tanto, se dedicaba a mirar con atención a Niniel y sus cuidados
.
- Debe tener 3 añitos.- comentó la mujer mientras miraba a Alanna sin que la pequeña le prestara atención.- La ropa le viene grande, no debe ser suya, ¿Verdad cosita?- le preguntó al tipo enorme.
- Si, deben habérsela prestado- Asintió el cogiendo a la niña con una sola mano, era un tipo tan grande que la niña podía estar sentada en una palma sin problema alguno.

La conversación de la pareja siguió de fondo mientras Alanna observaba atentamente las curas de Niniel que parecía cada vez más y más cansada, hasta que, finalmente, acabó por desvanecerse.

La pequeña se removió nerviosa, y el grandullón tuvo que sostenerla para que no se callera de su mano. Unos balbuceos preocupados salieron de la boca de la niña, que intentaba tirarse al suelo para acudir corriendo al lado de la elfa. Pero la mirada seria de Eltrant diciéndole que se quedase con la rubia y el otro, la hizo callarse y quedarse quieta, mirando preocupada a la elfa, esperó paciente hasta que el chico sonrió y le dijo que todo estaba bien, la chica solo estaba cansada.

Alanna asintió con seriedad, como si entendiera, y vio como Ellie se cargaba a Niniel a la espalda, estaba por empezar a patalear nuevamente cuando la rubia le enseño un caramelo y lo sacudió delante de ella. Como un perro con un hueso, a la pequeña se le fue la vista, e intentó coger el caramelo, que, finalmente, acabó en sus manos y no tardó en estar en su boca.

El camino fue relativamente tranquilo y rápido, los que la llevaban parecían haberle tomado cariño y ella estaba tan entretenida mirando a Niniel y comiéndose el caramelo que ni se enteró de lo que la rodeaba.

Al llegar a la posada todo pasó con demasiada velocidad para la niña, el posadero asustado, Niniel acostada descansando, Ellie entrando a otro cuarto, Chim dándole las gracias de una forma que no acabó de entender, pero que agradeció con un abrazo  una sonrisa y ella en brazos de la rubia.

Miró a su alrededor, con los labios haciendo un mohín, quería entrar al cuarto de Niniel y, como había hecho la elfa la noche anterior con ella, vigilar su sueño, pero parecía que no iba ser posible.

El hombre de la posada se acercó a la pareja y decidió despacharlos tomando a Alanna en brazos."Esta niña parece haber encogido..." pensó el hombre para si mientras observaba a la pequeña al tiempo que l pareja salía del lugar con una sonrisa y llamandose por apodos ridículos como "cari, cosita, o pipipipitin"

L a pequeña dio unas palmaditas en la mejilla del hombre y dijo "Nin" quería ir a verla. Con una sonrisa el hombre asintió y la llevó arriba para, al abrir la puerta dejarla entrar en el cuarto y cerrar a su espalda. Alanna se movió por el cuarto con torpeza y con esfuerzo, y la ayuda de la ardilla, logró subir a la cama. Allí, se sentó acariciando a Geralt y, con un gesto de silencio, se quedó mirando dormir a Niniel, cuidando de ella.
Alanna Delteria
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1090
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Níniel Thenidiel el Lun Ago 24 2015, 19:52

El agotamiento en exceso unido a los extraños efectos que el bastón de la gema negra habían tenido sobre la peliblanca causaron que tuviera un sueño menos reparador de lo deseado y lleno de inquietud y fragmentos de oscuras pesadillas. Recuerdos de su encuentro con los miembros del primer y sexto círculo, el enorme semi-dragón que lideraba a estos últimos...Y aquella figura oscura y difusa que vio al romper el ojo de la serpiente, Terpoli y las espantosas heridas e insidiosas y malvadas estrategias del enemigo con las que tuvo que lidiar, todo aquello hacían que se agitase en sueños y que agarrara las sábanas de la cama con fuerza entre sus manos de manera intercalada con momentos de sueño profundo y tranquilo.

Cuando despertó habían pasado varias horas y se sentía como si hubiese recorrido el bosque de punta a punta corriendo. Abrió los ojos despacio y se incorporó, comprobando con cierta sorpresa que había acabado en la cama con la ropa puesta, tardando unos segundos en poner en orden sus recuerdos e imaginar cómo había acabado allí, por suerte o por desgracia se acordaba de todo. Al final, a pesar de la sensación de invencibilidad y seguridad que el bastón de lady Vivant proporcionaba, como todo objeto mágico tenía su límite y lo había alcanzado en el peor momento posible, había sido una necia por confiarse tanto pero gracias a los dioses su último recuerdo era que con sus propias fuerzas había llegado a sanar a los demás antes de caer agotada. Níniel esperaba que hubieran cogido el agua.

Giró su cabeza para mirar a los pies de su cama y se encontró a una mini-Alanna más mini que nunca mirándola fíjamente al lado de un Geralt que imitaba a la niña y también mantenía sus ojitos negros fijos en la peliblanca, aunque un gesto con sus manitas para peinarse el pelaje delataba que debía de acabar de despertarse después de echarse una buena siesta. Níniel estaba perpleja por ver cómo su amiga había vuelto a encoger y tras dedicarle una sonrisa tranquilizadora a la niña se puso de pié.

-Estoy bien, la siesta me ha venido fenomenal. Ahora es la hora de un poco alquimia.-

Tomó a la pequeña en brazos haciéndole unas carantoñas con la punta de la nariz y salió de su cuarto llamando a todo el mundo, incluso a la puerta de la habitación frente a la suya para que el chico-chica, si es que estaba allí se apresurara, ya habían perdido mucho tiempo dejándola dormir, ya habría tiempo una vez los efectos que afectaban a Ellíe y Alanna hubiesen desaparecido. Si la guardia menguaba, nada les aseguraba que en cualquier momento a Ellie empezaran a crecerle las tetas...

-No deberíais haberme dejado dormir tanto.¿Tenéis el agua?. Si, perfecto más que suficiente.- Dijo la elfa evidentemente aceleradacuando estuvieron todos reunidos y de vuelta a su habitación. -Espero que no sea demasiado tarde.- Añadió dejando a Alanna en el suelo con cuidado.

Preparó su juego de alquimista sobre la mesa de su habitación, frente al sofá, y comenzó a preparar los ingredientes. Los frascos con el preparado de raíz de Nirn, uno de color naranja para Eltrant y otro de color rojo para Alanna. A continuación era el turno de Chimar de usar su invento para que mezclara el contenido de cada poción con el agua en la cantidad exacta y con los tiempos precisos, solo así las propiedades serían liberadas acorde a las instrucciones del libro y las curas funcionarían. Aquel proceso duraría una hora.

-Debe de ser perfecto Chimar, confío en tu pericia.-

Una vez en marcha se podía ver como gota a gota las pociones se diluían en el agua creando reacciones alquímicas que las hacían cambiar de color una y otra vez. Era de vital importancia que a pesar de esos cambios siempre se tuviera claro qué poción era para quién, difícilmente podrían volver a reunir los ingredientes para un segundo intento si aquel fallaba y tomar la cura equivocada podría tener consecuencias imprevisibles, quizá incluso mortales. Aún así Níniel estaba bastante convencida de que iba a funcionar, tanto que comenzó a preparar ropa de adulta para Alanna para que pudiera usarla en el momento del cambio. Por mucho que de lograrlo sería un momento de gran alegría no podía permitir que se paseara en cueros delante de nadie y menos de Eltrant, que bastante había visto ya. Era una suerte que tuvieran casi la misma talla, pero más suerte que la elfa aún tuviera por allí el vestido que unos días atrás la guardia le prestara. También dedicó la elfa ese tiempo a concienciar a Mini-Alanna de que debía de tomar aquella medicina para estar sana y fuerte.

En el tiempo indicado el proceso terminó y las pociones estuvieran listas para ser ingeridas, era la hora de la verdad, solo unos tragos a unas pociones, que debían de saber a té si se habían hecho bien, separaban a Eltran y Alanna de volver a la normalidad.

-De un trago Eltrant. Alanna, vamos al baño, yo te ayudaré a tomarte tu medicina.- Y es que ya se sabe como son los niños con los medicamentos...

Fin:
Este es mi último post, Es hora de volver a la normalidad y es lo que queda pendiente por narrar. Espero que os hayáis divertido y que pronto volvamos a tener la ocasión de rolear juntos. Habéis sido un grupo que no solo ha mantenido un gran nivel de rol en toda la partida si no que además habéis sido constantes y os habéis esforzado por no retrasar los post a pesar de estar liados o incluso, como es el caso de Alanna, de vacaciones. Si fuese master os daría alguna recompensa pero como no lo soy...Pues os quedáis con las ganas xDD. Nos vemos por Aerandir.

avatar
Cantidad de envíos : : 705
Nivel de PJ : : 7
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Eltrant Tale el Lun Ago 24 2015, 20:51

Observó atentamente como la peliblanca preparaba, con la ayuda de Chimar, todo lo necesario para fabricar los mejunjes que, supuestamente, devolverían a la normalidad tanto al mercenario como a la guarda.

Habían pasado solo un par de horas desde que llegaron a la posada y la elfa había permanecido durmiendo hasta hacia unos instantes, momento en el que le avisaron. Se quedó contemplando durante todo el proceso como los líquidos cambiaban de color, le era imposible saber que estaba sucediendo y cual de aquellos frascos iba a tener que tomar, pero no dejaba de ser un alivio para el mercenario el ver a Niniel trabajar, sobre todo porque tenía la extraña sensación de que el bonito sostén de encaje que la anciana le había regalado le empezaba a ir pequeño.

Impaciente se sentó en una silla y empezó a ojear uno de sus libros, por mucho que quisiera beberse el resultado de todo aquello no iba a adelantar el proceso fisgoneando, así que lo que mejor podía hacer era esperar.

No pudo evitar advertir la ropa que había preparado la elfa para Alanna, era lógico que la ropa que llevaba en aquel momento no le iba a valer un vez volviese a crecer, arqueó una ceja , era bastante obvio que no podía estar en la misma habitación que la pequeña, se encogió de hombros y siguió leyendo, una vez tuviese la poción en su poder se marcharía a su propio dormitorio.

Los minutos pasaban y lo único que se podía oír en la habitación eran los pasitos de Alanna yendo de un lugar a otro con aparente prisa – “¿Ha encogido?” – Fue lo primero que cruzó su mente cuando la miró durante un par de segundos, tenían suerte de tener a Niniel allí, a la guarda, por alguna razón, parecía estar afectándole bastante más rápido el brebaje que le había caído encima que a él, quien por lo pronto, seguía teniendo la misma personalidad de siempre, o al menos, eso pensaba.

Y entonces llegó el momento, después de realizar el largo y complejo método de elaboración Niniel finalmente entregó a Eltrant un frasco que contenía un líquido de un color naranja suave, para después de indicarle que se lo bebiese de un trago y tomar la ropa que había preparado para la guarda, marcharse con Alanna al cuarto de baño, dejando a Chimar y a él mismo solos.

Eltrant extrajo el pequeño corcho que contenía el líquido dentro del recipiente y olfateó la bebida, para después mirar a Chimar y aclararse la garganta – “… De un trago” – El mercenario cerró los ojos anticipando un mal sabor y se terminó el contenido del frasco de un largo sorbo.

Frunció el ceño y miró la pequeña botella vacía, lo que más le había sorprendido era el sabor de la supuesta medicina, similar al té que servían en algunos caminos que iban hacia el norte  –“¿He cambiado?” – Preguntó a la única persona que había con él en la habitación con él,  su tono de voz, no obstante, decía que aún no lo había hecho.

Antes de dejar que el pánico le dominase se obligó a recordar que la última vez tampoco hacia instantáneo, así que, cruzado de brazos, esperó.  Y como pasó el día anterior, antes de que se quisiese dar cuenta, cambió.  No fue doloroso, realmente no podía decir que sintió algo fuera de lo común, aparte de cierta sensación de malestar y la desaparición de cierto peso que hasta hacia unos segundos se concentraba en la zona de su pecho.

Sonriendo se acercó al espejo lentamente y se tocó la cara, barba de tres días y el rostro cansado de alguien que había pasado los últimos tres días durmiendo al raso, se levantó la manga de una camisa, las cicatrices también habían vuelto, sonrió y dejando escapar una tenue exclamación de júbilo se giró hacia Chimar. –“Supongo que ahora sí que me reconoces ¿Verdad?” – Le revolvió el pelo al muchacho –“Muchas gracias”

Después de las palabras hacia su joven amigo se volvió hacia el espejo y volvió a mirarse en él, una parte de él aún trataba de convencerse de que volvía a ser él, momentos después, Eltrant dirigió su atención hacia la puerta por la que se habían marchado la peliblanca y su amiga; lo mínimo que podía hacer antes de macharse, era despedirse de ellas y agradecer a la elfa su ayuda, y aunque sintiera una especial urgencia por cambiarse de ropa interior, esperaría allí unos minutos más.
------
Off: Me lo he pasado fenomenal con este rol, si os apetece rolear de nuevo solo tenéis que pedirlo :'D
Eltrant Tale
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 714
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Chimar el Mar Ago 25 2015, 20:22

Chimar duerme con tranquilidad aunque se despierta varias veces por los movimientos involuntarios de Níniel, incluso en el sofá se pueden escuchar. Es obvio que tiene un sueño errático pero poco se puede hacer, solo cabe esperar que logre descansar lo suficiente en sus intervalos de calma. Varias horas después aquella mujer despierta y aunque su recuperación no es total insiste en evitar darle más larga al asunto.

Aquí esta.


Le facilita el líquido y espera, los primeros pasos deben ser realizados por la elfa. El pequeño detalla con curiosidad como su compañera realiza ese preludio alquímico, muestra una destreza envidiable a medida que prepara todo. La intervención es fugaz pero se nota que el plato fuerte aun no llega, sin duda cuando utilicen la invención el tiempo empleado crecerá exponencialmente. Poco después es turno del chico.


Perfecto es mi segundo nombre.


Un poco de arrogancia para paliar los nervios, hasta los genios se ponen inquietos en especial cuando tus amigos dependen de ti. Con sumo cuidado inicia, la maquina se encargara de dar un resultado superior pero aun necesita intervención inteligente. Agrega aquellos líquidos en sus compartimientos correspondientes y activa el mecanismo relojero para que los tiempos sean perfectos.


Vamos bien.


El artilugio inicia el mezclado con las características demandadas, debido a las propias especificaciones todo tardara cerca de una hora. Su creador supervisa con ojo de alcaide, aquel invento realiza la labor sin mayores contratiempos. Luego del tiempo estipulado y varios cambios de color acordes al procedimiento se puede dar por terminado el trabajo, por suerte las cosas salen bien.

Es hora de cenar jeje.


Las pociones se mezclaron al mismo tiempo en compartimientos separados dentro del mismo dispositivo, una forma de ahorrar tiempo y facilitar las cosas. Haciendo gala de su habilidad el niño utiliza la aguja rotativa inferior para verter cada producto en un frasco, al final resultan dos botellitas con líquidos completamente diferentes. Si todo termina de manera satisfactoria aquel invento puede valer su peso en oro para los alquimistas aficionados.

Esta es para Alanna y esta para Eltrant.


No existe posibilidad de error pues los ductos de mezclado están enumerados para evitar confusiones, es a prueba de tontos. Indiferentemente un nerviosismo se hace presente en el pequeño, es irracional pero no por ello menos molesto. Níniel toma a Alanna y se la lleva hasta el baño para darle su poción con tranquilidad, posiblemente anticipándose al cambio brusco de tamaño que sufrirá la pequeña.

Eltrant toma su “medicina” de golpe y espera, no ocurre nada al principio aunque seguramente los efectos tardan. El sujeto se pone nervioso pero cambia a una actitud más madura rápidamente, estas cosas deben tomar tiempo para dar resultados. Aunque no lo parezca el niño también está algo asustado, ¿se equivoco? ¿El invento fue un fracaso? ¿La formula es inefectiva? ¿Ahora explotaran? Son varias de las preguntas que recorren su mente.

Se contiene de vociferar cualquier cosa para evitar iniciar el pánico, después de todo si no resulta los mismos sujetos reaccionaran. Es imperativo que funcione o Alanna podría seguir empequeñeciéndose y Eltrant creciendo en varias zonas especificas de su cuerpo, no tienen una segunda oportunidad. Hay demasiado en juego como para que el chico pueda concentrarse pero algo le hace enfocar su atención rápidamente.


Que… que rayos.

Pasa con rapidez y sin ningún elemento teatral, en un parpadeo Eltrant vuelve a su condición de hombre. Fascinante como mínimo, bizarro pero interesante al final, es algo que no se ve todos los días. El pequeño se le queda mirando con la boca abierta antes de reaccionar por el gesto del individuo, luego sonríe como tonto al ver que las cosas salen bien. Un instante para recordar por mucho tiempo.

Sin problema aunque la próxima vez te cobrare jeje.


Es broma claro, aquel sujeto le cae bien. Solo queda esperar que Alanna tenga los mismos resultados positivos, sin duda su transformación será más vistosa por razones obvias. Chimar permanecerá en la posada hasta que le den el visto bueno para marcharse, le gusta finiquitar las cosas bien. No puede esperar para contarles a sus hermanos esta extraña historia, sin duda ratita estará fascinado. Al final le dejara el dosificador a Níniel como un pequeño regalo, puede fabricar otro cuando quiera y seguramente la elfa le encontrara uso.

 
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 727
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Alanna Delteria el Miér Ago 26 2015, 11:27

La elfa se removía en sueños, y Alanna, con sumo cuidado, intentando no despertarla, sentada a su lado comenzó a acariciarle la cabeza, tenía el pelo muy suave, parecía que la mujer se relajaba al notar las caricias, así que la niña siguió haciéndolo hasta que, sin poder más, acabó también dormida.

Se despertó al poco tiempo, o, al menos, para ella fue poco tiempo, y tras mirar a la chica se retiró al final de la cama junto a la ardilla, que también acababa de despertar, como si fueran títere titiritero, ambos se rascaron los ojitos a la vez, justo en ese momento, despertó la elfa.

Parecía confusa, cansada y despistada, pero Alanna estaba tan contenta de que su amiga hubiera despertado ya que se lanzó a abrazarla logrando una sonrisa por parte de la elfa, que se puso de pie y la tomó en brazos. Alanna puso sus manitas en las mejillas de la chica y le devolvió los mimos moviendo la cabecita en un gesto de no, sonriendo, para, luego, abrazarse a ella y dejarse llevar por el pasillo.

Llamaron a Ellie, que también parecía completamente adormilada, y, seguidamente, regresaron a por Chimar, que había estado durmiendo en el cuarto de Niniel, no tardo en ponerse todo en movimiento. La chiquilla contempló el extraño aparato que había fabricado Chimar sabiendo que no debía tocar nada, algo le decía que se llevaría una buena regañina como lo tocase. vio como el chico aseguraba que no habría problemas, que el trasto era perfecto y sentada, desde el regazo de Elli, observó a Niniel mezclar los elementos de la poción. Era todo tan lento que la pequeña, bajando de su "asiento" comenzó a corretear por el lugar, intentando entretenerse jugando con Geralt, hasta que una mirada rápida a las tazas la hizo ver que el liquido cambiaba de color.

Ensimismada se acercó corriendo para poder ver de cerca como las luces se sucedían en el liquido, pasados varios minutos, pareció estar listo, pues los colores cesaron su vaivén, la chiquilla miró a Niniel, que con voz cansada dijo que ya era momento de tomar esa cosa. Alanna frunció el ceño, le había gustado ver como cambiaban los colores, pero no le hacía gracia tener que tomar eso "mechina" pensó con asco comenzando a correr por el cuarto, intentando huir.

Finalmente cedió, no podía hacer nada, si tenía que tomarlo... entró al cuarto de baño tras Niniel, con la cabeza gacha, como quien se dirige al patíbulo y dio una última mirada al exterior con aire de condenada antes de que se cerrase la puerta. No sin discutir, acabó cediendo a tomar un sorbo, y su cara cambió de golpe.
- ¡Fesha!- exclamó acabándose el contenido del vaso. Tenía sabor a té de fresa, tal vez por eso el color rojo.
Se sentó en el suelo satisfecha con la bebida, y miró a Niniel, quien parecía esperar algo, pasado un minuto, algo comenzó a cambiar, ya no se sentía bien, comenzaban a dolerle las piernas, y los brazos, sentía presión en el pecho y dolor de cabeza.

Se tumbó en el suelo, retorciéndose dolorida, los dolores comunes del crecimiento se multiplicaban, iban seguidos, varios golpes de dolor por cada año que debía aumentar. La niña comenzó a llorar, y su llanto fue disminuyendo a medida que aumentaba su tamaño, la ropa que llevaba se rompió en el proceso, quedando ella, finalmente, tumbada, encogida sobre sí misma y dolorida.

Sentía los músculos entumecidos, sus gritos debían haberse escuchado en el exterior del baño. Pasados unos segundos, conteniendo unos espasmos, respiró hondo, dolía, pero ya no tanto, era como si tuviera el cuerpo dormido. Tomó el vestido que Niniel había llevado al baño y se lo puso con cuidado, poniéndose en pie con un tambaleo. Le costaba moverse, pero cada vez el dolor era menor.

"¿Qué demonios bebí anoche?" pensó mientras ponía en movimiento sus músculos, haciendo estiramientos volviendo a sentir su cuerpo. Se miró en el espejo, mientras ataba a la espalda el lazo del vestido y terminaba de vestirse con lo que había sobrevivido a la noche anterior, se fijo en que la herida de su hombro había desaparecido, e incluso el hombro no le dolía a nada cuando lo movía, en cambio, una pequeña herida había aparecido en su mejilla, pero ni siquiera dejaría marca.

- Gracias Nin, em...¿ por qué estaba desnuda en el suelo de tu baño?¿Qué pasó anoche? Solo recuerdo... el asalto, una niña, animales por todos lados, una... ¿una tarta de chocolate? y... ¿sangre?-Preguntó moviéndose con cuidado, notaba los músculos totalmente dormidos y un creciente dolor de cabeza- Por todos los... debo tener la peor resaca de la historia.- comentó cogiéndose la cabeza con una mano.- Gracias por cuidar de mi Nin, por alguna razón tengo ganas de llamarte mamá.- bromeó Alanna sin acabar de entender nada.

La chica abrió la puerta y salió de nuevo al dormitorio donde Eltrant y Chimar esperaban, al igual que ella, para despedirse. Le extrañó ver al pequeño inventor, ¿cuando había llegado?

- Hola Chimar, ¿Qué haces aquí? ¿Cuando has llegado?- preguntó, con una sonrisa, agachándose para revolverle el pelo al chiquillo, luego se levantó y se giró a mirar al joven- Eltrant, ¿puede ser que ayer tuvieras pechos y... ropa de encaje?- preguntó la chica sin poder evitarlo, para, luego, mover la cabeza de lado a lado, "Eso no puede ser", pensó.- ¿Se puede saber que bebí anoche?- Reflexionó en voz alta, la bebida debía haber sido o muy buena, o muy fuerte como para que ella estuviera así, no recordaba haber bebido tanto...

Lo que estaba claro es que no pensaba ir a trabajar, necesitaba un buen reposo después de lo que hubiera pasado anoche, que la había dejado en ese estado y de intentar recordarlo todo, aunque lo primero era acabar con esa resaca endemoniada "Que raro, nunca bebo tanto como para olvidarme de todo, y menos de servicio,¿ me meterían algo en la bebida?" un nuevo pinchazo en la sien "buf, da igual, ya lo pensaré cuando esté del todo sobria"

No, definitivamente, no pensaba ir a trabajar.
Alanna Delteria
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1090
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Sigel el Miér Ago 26 2015, 18:23

+3 puntos para Niniel en habilidad pasiva, Alquimia.
+3 puntos para Alanna en habilidad pasiva, trampas y venenos.
+3 puntos para Eltrant en habilidad pasiva, conocimiento antiguo (Historia).
+3 puntos para Chimar en habilidad pasiva, herrería.

Solicitar las recompenzas en el apartado correspondiente.

[Tema cerrado]
Sigel
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1028
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !Menudo embrollo! (Libre) [4/4] [Cerrado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.