Últimos temas

Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Mar Sep 01 2015, 22:02

Esta frío, muy frío, demasiado, supongo que este será el habitat natural de todo ser viviente que viva por este sitio. Las calles están desiertas y el viento no hace el sonido silbante que acostumbra a hacer cuando cruza las calles... lo cual me extraña en enormidad. Mis botas rompen varios charcos de agua que pululan por la gravilla de piedra, a mi nariz llegan los olores húmedos (y en algún caso maloliente) de alcantarillas, pescado y lluvia.
La luna tiene un brillo azulado, pálido, celeste, que baña todo el lugar, dándole un halo tétrico que hace que todo para mi se vuelva mas inquieto y extraño. Me aferró aun mas a mi vieja chaqueta y veo a mi alrededor, quizás buscando alguna respuesta que explicase aquel desierto.
Al no obtener por parte del ambiente, a mi cabeza llegaron los recuerdos de aquello que me había llevado hasta aquí, se había escuchado rumores, de gente extraña que practicaba artes prohibidas, se hacían llamar "curanderos" y afirmaban ser capaces de traer a gente ya muerta a la vida, lo cual encajaba perfectamente en el puzzle que se había formado en mi vida. Aquellas noticias fuesen verdaderas o falsas me habían llevado hasta allí, hasta aquel lugar y ahora quería encontrar las respuestas que tanto deseaba encontrar.
De pronto, a lo lejos, escuche un gemido de agonía que hizo que echase a correr en dirección a donde se emitía aquel alarido. A escasos metros, torciendo en un callejón cercano, yacía a mis pies un hombre de mediana edad con una marca de colmillo en su cuello. Al verme el moribundo intentó retroceder como pudo pero la pared que había tras de sí le impidió hacerlo, alarge mi brazo y lo posé sobre su hombro.

-Tranquilo... soy el Doctor dije para intentar tranquilizarlo y al parecer asi fue, pareció conocerme, pero su reacción fue como las de antaño, una llena de esperanza por salvarse, normalmente ahora toda la gente me miraba como si fuese un ser diabólico o simplemente como un vendedor de humo....
Me acerqué a su herida y vi que había roto la yugular, había perdido demasiada sangre y así se lo hice entender con un gesto negativo de mi cabeza, aquel hombre al ver mi respuesta cambió su rostro, pero sin decirme ni una sola palabra puso un trozo de tela sucio lleno de una sustancia negra que reconocí como ceniza, cuando levanté mi cabeza para interrogar al herido este ya había emprendido el viaje al otro mundo, cerré sus ojos y me incorporé. Todo era muy extraño, demasiado extraño pero algo me decía que se hombre no había sido la primera víctima de alguien o de algo. Si él me había entregado ese trozo de tela entonces no cabía dudas de que había depositado en mi su confianza para resolver el entuerto. Ahora debía encontrar respuestas acerca de ese ataque y de quien era ese trozo de tela.


Última edición por Matthew Gallifrey el Miér Sep 23 2015, 22:43, editado 3 veces
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Miér Sep 09 2015, 21:36

Caminaba por las calles de Sacrestic Ville. No había llegado hasta allí por el mero afán de cazar vampiros. Mi maestro Dorian me había informado de que un nigromante había estado utilizando la sangre de los vampiros para levantar un ejército de no muertos, tal vez sus “descubrimientos” podrían utilizarse para eliminar la ansiada cura de esta enfermedad.

Además, los espías de la academia habían descubierto que mi madre había pasado por allí recientemente. Hace ya más de un año que no la veía, y temía por su integridad. Me habían advertido que adentrarme allí sería una empresa peligrosa, y era mi primera misión en solitario. Pero no importaba. Llegaría hasta donde fuera por encontrar a mi madre o por encontrar una pista. Sería interesante visitar a dicho nigromante.

Meterme en aquella ciudad fantasmal era como entrar en la boca del lobo, se me revolvía el estómago y lo cierto es que estaba algo asustada. Visitaba las casas con cuidado, en busca de alguno de los documentos de mi madre, pero no encontraba nada.

Cuando salí de una de las casas, ballesta en mano, vi a un hombre repeinado, algo respigado y larguirucho, permanecía agachado junto a un cuerpo y procedía a incorporarse. Por fin parecía encontrar alguien. ¿Sería un vampiro? Probablemente. Ya que estaba junto a un cadáver. ¿Quién iba a haber en aquel recóndita parte del mundo? Pero no me importaba, había recibido entrenamiento, mucho entrenamiento para enfrentarme a este tipo de criaturas, y aunque siempre fuese en compañía y esta sería mi primera aventura en solitario, estaba lista para el combate. Saqué mi ballesta a doble mano y flechas de plata, me mantuve en guardia, avanzando sigilosamente y siempre apuntando al hombre.

Sin embargo no sería a él al que dispararía, justo detrás suya, del interior de una casa, salió un ser horrible gateando a cuatro patas y produciendo unos graznidos horribles, dirigiéndose por la espalda a aquel hombre al que apuntaba. No me quedó más remedio que meterle un flechazo desde larga distancia que lo dejó clavado al suelo justo antes de que alcanzara al tipo alto. El monstruo dio un grito desgarrador al cielo antes de perecer.

Me acerqué al hombre ahora de nuevo. Apuntándole. Había aprendido a no confiarme de nada ni de nadie, y menos en lugares tan hostiles.

-¡Mueve un dedo y te volaré la cabeza! – grité mientras me acercaba, en alusión a cómo había quedado el monstruo del que le acababa de salvar.

Cuando llegué a él no dije nada. Simplemente le apunté, ahora con un cuchillo corto, en el cuello. Y la otra la mano la acerqué a su cara, le levanté el labio para verle la dentadura. “Incisivos centrales y laterales normales. Sin rastro de colmillos largos. No es un vampiro.”, pensé para mí, manteniendo la cara de pocos amigos. Luego le tomé por las mejillas, le levanté un poco el cuello, sin hacer daño y me acerqué para fijarme en sus ojos. “Pupilas de los ojos dilatadas, tal vez por la falta de luz. Ojos no irritados. Tampoco es un licántropo”. No parecía peligroso. Era un humano normal, aunque era curioso encontrarlo en aquellos lares. Lo solté y dejé de apuntarle.

Le eché una última mirada poco amistosa antes de acercarme de nuevo al monstruo, que parecía muerto en el suelo, el que originariamente observaba el hombre espigado. Era una especie de humano blanquecino. Me agaché al mismo. Le abrí la boca y pude ver su dentadura, esta vez con colmillos. Tal vez un vampiro con algún tipo de mutación. Abrí su chaqueta y vi una cicatriz en el estómago. “Curioso. ¿Tal vez una operación?”. Me dirigí al que había acabado de eliminar. Presentaba características similares. Luego miré hacia la ventana de la casa por la que había entrado. Sin ni siquiera mirar al hombre al que había acabado de salvar, me dirigí hacia la entrada del edificio.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Jue Sep 10 2015, 01:55

De pronto escuché un sonido extraño, las pisadas de alguien que se acercaba a mi desde la espalda, pude oler aquel olor tan particular que los vampiros emitían, y como casi sin darme cuenta una flecha silbó muy cerca de mi y acabó con la vida del chupasangres. Algo rodeó el cuello y pude sentir el frío tacto de una daga o de un puñal y como iba acompañado de una voz femenina, lo cual me hizo pensar quien era aquella persona que me había salvado la vida.
No caminaba igual que lo hacían ellos, sin duda era una humana, pero a su vez había sido demasiado silenciosa incluso para mí Permanecí inmóvil y pude apreciar como uno de sus finos dedos buscaba por mi mandíbula la presencia de colmillos o algo que delatara que yo no pertenecía a su misma raza. Mas tarde hizo lo mismo con mis ojos los cuales no paraban de analizar a aquella extraña chica, sus facciones eran de una joven de mi edad, bastante hermosa pero aquel rostro había contemplado el conflicto hace bastante tiempo, iba vestida de una manera poco usual, como si su vocación fuese cazar... pero la pregunta que me rondaba era el tipo de presas que ella abatía.
Sin mediar palabras conmigo se inclinó para analizar a aquel extraño que había muerto en frente de mí y me quedé atónito al ver una enorme cicatriz que recorría todo el pecho de aquella pobre victima que luego mas tarde me di cuenta que poseía los colmillos típicos de un iniciado, el proceso ya había concluido. Me incliné de igual manera y me coloqué mis guantes, pasé mis dedos por la herida y como metía no había sido una simple espada la que había dado muerte a aquel vampiro. Se trataba de una espada ritual y a juzgar por el hedor que emitía aquella herida la hoja había sido envenenada con algún veneno.... del norte seguramente. Guardé mis guantes y vi como la chica se alejaba y se adentraba a la casa por donde se suponía había salido esa criatura.
Pude apreciar unas machas de sangre que se mezclaban con varios trozos de vidrios rotos, marcas de pisadas y ..... algo llamó mi atención, algo negro y familiar a mis ojos. Era ceniza la misma ceniza que había en el trozo de tela que la víctima portaba consigo; porfin pude reaccionar y alcé mi voz en dirección a la chica.

-¡Gracias por salvarme, eres muy hábil! pero aquí ya no tienes nada que hacer vuelve a tu campamento o de donde quiera que vengas este lugar no es uno de esos lugares del cual uno se lleva bueno recuerdos- pero de pronto pensé nunca en mi vida había creído en la casualidad y si aquella chica estaba allí en ese momento entonces había algo mas. -o si lo prefieres y decides quedarte en este lugar al menos me gustaría saber el nombre de mi salvadora y el motivo de su estancia...
Me quedé quieto, aguardando su reacción, en estos tiempos uno no puede confiarse y menos con una mujer la cual es capaz de fulminar de un solo tiro de ballesta a un vampiro. Por lo cual decidí ser muy cuidadoso.
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Jue Sep 10 2015, 16:14

Cuando me acercaba a la casa noté que el hombre al que había dejado tras de mí me hablaba. Ignoré su recomendación de que me alejara de allí. Curioso comentario de alguien que acababa de salvar el pellejo gracias a mí. Tal vez ese comentario hubiese venido mejor a la inversa.

La puerta de la casa estaba cerrada, observé por la ventana por la que había salido el monstruo se respiraba un olor a quemado y había manchas de ceniza del interior, que estaba totalmente oscuro. Con la culata de la ballesta abrí la ventana sin tocarla de un golpe seco.

Noté que mientras hacía esto el hombre continuaba hablándome y se situaba detrás de mí, para ser tan bravucón con la lengua no parecía muy valiente.

-Al menos me gustaría saber el nombre de mi salvadora y el motivo de su estancia – me preguntó. Tras abrir la ventana me giré y apoyé la mano sobre el marco de la ventana mientras sujetaba con la derecha la ballesta.

-Para ti, soy Huracán. – le contesté de manera poco conversadora. Nunca había revelado mi auténtico nombre a nadie y mucho menos con aquel desconocido al que poco le importaba mi vida. – Bruja. – le comenté también mi profesión, para que entendiera por qué me manejaba en combate – He venido a hacer turismo. – Algo que obviamente era falso. Le respondí sarcásticamente. Aún no sabía muy bien de quién había heredado esa faceta, pero siempre respondía irónicamente cuando no quería revelar los verdaderos motivos de mi estancia – Si me disculpas… - Y terminé la conversación de manera cortante.

Apoyé la ballesta en la ventana y me impulsé con ambos brazos para subir, luego salté al otro lado de la casa y volví a tomar la ballesta. El suelo estaba compuesto por tablas de madera. Y pisaba directamente sobre ceniza.

Había un intenso olor a quemado que provenía del suelo, así que era probable que abajo hubiese algún laboratorio o sala de operaciones. El problema es que no había luz. Era de noche y la casa estaba totalmente oscura y el cielo demasiado encapotado como para visualizar algo. Afortunadamente en mi lugar llevaba una lámpara de carburo que acoplaba a la ballesta. “Joder, otra vez me he olvidado el fuego” pensé para mí con una mueca de asco hacia la ballesta. A veces desearía ser una bruja de fuego. Pero no era el caso.

Volví a mirar desde el otro lado de la ventana hacia el hombre espigado antes de disponerme a caminar. No le dije nada. No me gusta hablar demasiado. Simplemente le hice un gesto con la mano como encendiendo un mechero, para poder iluminar y continuar el avance.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Jue Sep 10 2015, 20:25

Tras una breve conversación (si es que se podía llamar asi) supe que su nombre era "Huracán" o al menos eso me dijo la extraña chica la cual con una agilidad asombrosa saltó la ventana y se posicionó dentro de la casa, el retumbar de sus botas con la madera me hizo saber que era una casa bastante vieja, corrompida por el paso del tiempo, al igual que ella yo hice lo mismo. Según me dí cuenta por sus palabras que me veía como un estorbo, como alguien indefenso que solo entorpercería su misión o como ella me indico, su "visita turistica" , comprendí que mientras ella siguiese viendome de esa manera no habría problema, mejor que te consideren un estorbo que no una amenaza.
Pude fijarme en como había mas ceniza por todo el suelo, lo cual me extrañó aun mas, miré por las estanterías buscando indicios de algo que pudiese serme de utilidad, pero la oscuridad que había alli no me dejaba ver, al igual que a mi "compañera" la cual se giró hacia mi y haciendo un gesto que indicaba que ella no portaba los medios para alumbrar reclamó mi ayuda.
Saqué de mi vieja chaqueta dos trozos de madera y junto con mi daga hice un poco de yesca que prendió al momento, a todo correr me dispuse a encender una de las viejas antorchas que pendían de un lateral de la casa. Ahora había mas claridad, y aquella habitación me hizo estremecerme, había marcas en la pared, al ver aquello supe que no había sido elaborado por un pincel ni por ningun instrumento parecido, eran dedos humanos los que habían hechos esas pinturas, era una lengua oscura y bastante macabra pero eso no me intimidó en lo mas mínimo, me incliné entre restos de pergaminos carbonizados y trozos de tela encontré un bisturí bastante antiguo que había sido usado, su hoja aun estaba bañada por una sangre negra... no era de humano, ni de vampiro, era de algo mas... ¿pero el que?

-Por supuesto.... de pronto me reincorporé, y miré fijamente a la chica que empuñaba la ballesta, no me importaba nada salvó una sola cuestión-¿¡Estas sola, alguien te ha seguido?! casi no le di tiempo a que me contestase, recogí varios pergaminos y miré afuera de la casa, a lo lejos pude ver cuatro figuras vestidas con hábitos negros, que se acercaban lentamente simulando el bamboleo que hacen las olas del mar y susurraban algo entres ellos, era como un silbido, muy leve, que no llegue a entender, parecían seres gaseosos, como de otro mundo, era algo muy raro.
Tiré la antorcha al suelo y la apagué agarré del brazo a la chica llamada Huracán y juntos nos colocamos debajo de una vieja estantería de roble, puse mis dedos en mi boca dandole una señal de que guardara silencio.

No dudo de tu capacidad para pelear... pero no nos servirán muertos... quiero saber que demonios son... aguarda...
Los extraños seres se colocaron justo en el lado derecho de la casa abandonada y me pareció que una de aquellas criaturas olfateaba algo en el aire, y de su boca, si es que tenian, salió una voz horrible, gutural, ese sonido no era normal en un ser humano, aquella cosa habló.
-El Doctor.... está... aquí...
Tenían mi olor, como podían saber que era yo, era algo imposible, rebusqué en mi chaqueta y justo encontré lo que buscaba una vieja pieza de metal que guardaba a modo de recuerdo de un lugar que visité hace varios meses, me incorporé un poco y lancé el objeto con fuerza, tanto que impactó en los vidrios de una casa contigua y produjo que los cristales se quebrasen, aquellas sombras se percataron de aquello y se dispusieron a avanzar para saber de donde provenía el sonido.
-De acuerdo... todos tuyos... deja uno vivo... quiero hacerle algunas preguntas dije mirando a la joven bruja, le dediqué una mirada complice y me ajusté de nuevo mi chaqueta, ahora todo dependía de ella.
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Jue Sep 10 2015, 22:22

Me puse a rebuscar sin hacer mucho caso a mi compañero. Miré todas las estanterías en busca de algún documento que pudiese pertenecer a mi madre. Había entrado en aquella casa porque sabía que ella estudiaba maneras de eliminar el vampirismo. Pero tal vez sus experimentos salieran mal. ¿Y si había sido ella quien produjo todo eso? Necesitaba respuestas. Y tenía que revolver todo en aquella casa.

El hombre también siguió revolviendo sus cosas. Él se centraba más en la ceniza y en las marcas de las paredes. Tampoco me interesaba mucho. Mientras revolvía en otro cajón el hombre me preguntó si me habían seguido. Y a continuación me cogió por el brazo. Tuvo suerte de que me habló. Si no probablemente le hubiera cortado el brazo ante la posibilidad de que fuera un monstruo. Algo había visto ahí fuera pues nos metió bajo una mesa.

Al poco entraron cuatro tipos con hábitos, parecían fantasmas a tenor de cómo iban vestidos. Pero no podían serlo, y de hecho no lo eran. Se trataban de corpóreos. El hombre me instó a que no acabara con ellos. Podrían servirme de ayuda.

-El doctor está aquí… - cuando produjeron esas palabras el hombre que estaba a mi lado comenzó a ponerse nervioso. ¿Acaso los habría atraído él? A continuación me instó a que los liquidara. Le eché una mirada de perros, pero de nuevo no respondí a sus comentarios. Salí de debajo de la mesa y me puse frente a ellos, que aún estaban lejos de nuestra posición.

Siempre llevo mis dos ballestas de mano, son más rápidas y eficaces contra varios enemigos. Los cuatro encapuchados avanzaban hacia mí. Gritaban… “El Doctor está aquí…”. Y se giraron rápidamente hacia donde yo había salido. Eran lentos. Mucho más lentos que el monstruo que había matado hacía diez minutos en la calle. En cuanto al tipo cobarde, mi compañero, continuaba bajo la mesa, aunque al paso que esos bichos caminaban no parecían que lo alcanzasen nunca si se ponía a correr. Eso sí, el muy cafre me había dejado a mí todo el “marrón”.

Cuando estaban cerca todavía no había cogido mis pistolas, quería ver su reacción, cuando estaban a escasos dos metros recogí el brazo hacia atrás y lo estiré hacia delante. Una fuerte ráfaga de aire fruto de mis poderes los tiró a todos hacia atrás. Luego con las ballestas de mano disparé a tres de ellos a la cabeza. Muertos.

El cuarto se levantó, de nuevo al paso de la mosca. Parecían imbéciles. Ni siquiera se han percatado de que han muerto tres de los suyos”. Pensé. Comenzaba a acercarse de nuevo hacia mi posición y hacia la mesa bajo la que se encontraba mi compañero. Guardé las ballestas y permanecí de brazos en jarra.

-“El doctor está aquí…” – volvió a susurrar el ser que quedaba vivo. Por alguna extraña razón aquellos monstruos solo perseguían al hombre que se escondía bajo la mesa y que quería que acabara con ellos. ¿Lo conocerían?

-Sí, está aquí, debajo de la mesa, todo tuyo – le dije al monstruo con hábito y me aparté de debajo de la mesa para que tuviera vía libre hacia mi compañero. Tan solo quería ver la reacción del monstruo.

No decepcionó, el ser me ignoraba completamente y solo perseguía a mi compañero, “El Doctor”. ¿Sería el enfermo mental que creó a aquellos seres? Tal vez había salvado la vida a un psicópata.

Por un momento pensé en abandonar al hombre a su suerte. Pero tal vez fuera él el responsable de todo aquello. Esperé a que el monstruo se acercara a mi compañero y le pegué una fuerte patada justo cuando estaba acercándose para acabar de rematarlo con un tiro en la cabeza. Soltó un suspiro antes de morir. Los había matado a los cuatro. A fin de cuentas aquellos bichos no sabían decir otra frase. Por primera vez en lo que iba de rato, me volví a dirigir al hombre, que todavía seguía bajo la mesa.

-Me voy a poner celosa. Les atraes tú más que yo. – le comenté en amistoso en primera instancia. – Espero que tengas una buena coartada para explicar por qué te persiguen. ¿Cogiste algo que los atraiga?– Cambié el tono a serio. No hizo falta amenazarle con nada. Bastante miedo veía en su rostro. Mis reflejos de brujo bastarían para retenerle en caso de que fuera alguien peligroso.

Esperé a su explicación sin observarle. Eché una visión a los monstruos y no vi nada. Mi interés se volvió ahora hacia la puerta del sótano. Que abrí de una fuerte patada e indiqué a mi compañero que descendiésemos al piso inferior.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Jue Sep 10 2015, 23:41

Tal y como me imaginaba los abatió a todos, por un momento toda aquella situación me hizo pensar en sí todo esto tenía relación con lo que había pasado a mi familia, inculpados, desprestigiados... y todo por falsos rumores. Uno de aquellos seres yacía muerto a mis pies después de que la joven lo aniquilase, me levanté y ella dijo algo en torno burlón, pero luego cambió su rostro por completo me miraba de forma inquisitiva, aguardando una respuesta por todo lo que había pasado.
Mas tarde su atención se dirigió hacía la puerta del sotano, al parecer intención era bajar mas abajo, cosa que yo estaba deseando de hacer, tenía ganas de ver hacía donde llevaba todo esto. Pero para bajar, ella necesitaba una explicación.

-Esos seres me buscan a mi, mi linaje se destacaba por ser los eficaces en el ambito de la sanación, vengo de una familia que era capaz de hacer volver a la vida a aquellos que ya estaban casi muertos... para ti solo soy El Doctor, al igual que para esos seres, he visto el conflicto, he vencido a la muerte en mas de una ocasión, si no te he ayudado es porque no quiero derramar mas sangre... mis manos ya estan manchadas con mucha, solo quiero saber que demonios son esas cosas y salvar el poco honor que le queda a mi familia... asi que me temo que este viaje no vas a emprenderlo tu sola al menos de momento
Me incliné y volvi a tomar en mi mano la antorcha, tras haberla encendido, avancé unos pasos y cuando estuve a su lado cara a cara, la miré a los ojos, no con aquella mirada que siempre fingía poner, si no con mi verdadera mirada. -Ten algo seguro, no te dejaré sola ahí abajo... miré a la oscuridad que había en frente de mi, respiré y bajé aquellas escaleras antorcha en mano, aparté unos cuantos insectos que me abordaron y continué, escuchaba tambien los pasos de Huracán que seguían los mios, cada vez el aire se estaba haciendo mas y mas pesado, cuando a lo lejos comencé a oir unos canticos que no supe que decían, era como un cántico religioso, pero algo macabro había en esas armonías.
Llegamos a una sala la cual estaba llena de antorchas pude ver a 7 jovenes muchachas vestidas con túnicas blancas y que estaban frente a un altar donde un encapuchado engalanado con huesos humanos procedía la negra misa. Sabía que algo estaba mal, muy mal miré a mi compañera y observé como ella cargaba una flecha en su ballesta, interpuse mi brazo para que ella bajase el arma y me adelante unos pasos, lo suficiente para que el líder de ellos me viese.

-El....Doooooctoooor..... dijo mientras me señalaba con su dedo huesudo y ese gesto hizo que toda su comitiva se girase en dirección hacia donde yo me encontraba. saqué mi daga del peto de mi pecho y miré hacía donde estaba aquella sombra.
-¡Si, yo soy El Doctor y vosotros no sois bien recibidos en este lugar! las sombras parecieron estremecerse al verme y algunas incluso retrocedieron de forma misteriosa. - ¡soy el vástago de los Gallifrey y al igual que mis antepasados en vencido a la muerte mas de una vez, asi que ningun hombre, mujer o criatura impedirá que siga salvando vidas, liberad a esas muchachas y frenaré mi mano! dichas estas palabras varios de ellos se avalanzaron a por mi, esquivé la estocada de uno de ellos y clavé mi puñal justo en su corazón cortando las arterias principales, empuñe mi daga en la mano zurda y el sable de aquella sombra en la diestra, giré mi cuerpo y miré a mi compañera haciendole un gesto con la cabeza para que se uniese a la lucha. Ahora, despues de mucho tiempo, volvía a ser yo mismo.
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Vie Sep 11 2015, 16:58

No respondí más que con mirada atónita a la explicación que me había dado el Doctor. Aquel tipo debía ser una especie de nigromante oscuro. Aunque parecía amistoso. Cooperaría con él tan solo por el momento. Pero no me estaba gustando nada de lo que veía allí.

Lo que vimos cuando descendimos al sótano me gustó aún menos. Una muchedumbre de gente ataviada con túnicas, se encontraba de rodillas en torno a una especie de cura que se situaba en un altar junto a 7 chicas vestidas con túnica blanca. La muchedumbre cantaba algo que yo no lograba entender. El cura parecía que quería apuñalar a las jóvenes en una especie de ritual satánico. Pues portaba un cáliz de sangre.

El Doctor, que por lo visto parecía pertenecer a una familia denominada Gallifrey, continuó con unas frases bravuconas. Y comenzó el combate. Estaba loco. Eran demasiados incluso para mí.

Por primera vez puse cara de asustadiza y cargué rápidamente mi ballesta. El Doctor abatió al primero de ellos y me fijé en sus colmillos afilados.

-Son vampiros. Cuidado.– advertí por precaución. Pero eran unos cuantos. Y las jóvenes chicas permanecían quietas en almas en pena.

Afortunadamente los bichos eran demasiado lentos y no tardaban en caer a costa de mis ballestas y los espadazos del compañero, que se manejaba mejor de lo que creía. Después de tres minutos de intenso combate y un reguero de sangre bajo nuestros pies que con esa luz tan tétrica daba lugar a un escenario muy macabro nos situamos frente a las 7 chicas, que parecían poseídas mirando hacia nosotros. Pero no tenían pupila. Todos los ojos estaban blancos. El cura sonreía con una sonrisa maquiavélica que hizo que se me respigara la piel. Pero mi rostro debía mostrar tranquilidad. El ritualista se dirigió al doctor.

-Esta vez no te saldrás con la tuya doctor – dijo el enigmático hombre mientras andaba en círculos. – Volveré a levantar a todos los que habéis matado – amenazó - En cuanto a ti... – dijo mirando hacia mí - tú y yo buscamos soluciones al mismo problema. Curar el vampirismo. – terminó – Estas siete chicas de aquí – señaló a las mujeres – eran vampiresas. Y ahora son mis esclavas y obedecen mis órdenes. ¡Podría crear un ejército y arrasar el mundo!
-¿De qué me conoces? – le pregunté. Lo que aquel hombre hiciera no me importaba lo más mínimo. Quería saber por qué aquel horrible se dirigía a mí como si me conociera.

Yo, particularmente, siempre mostré asco y odio hacia los vampiros en general. Esos dichosos seres habían sido los causantes de que mi madre se hubiera perdido todos estos años y siempre me contaba historias de lo poco agradecidos que eran. En cuanto a mí, sí es cierto que moralmente buscaba una cura para aquellos que verdaderamente quieren cambiar su situación. Otros en cambio, la gran mayoría, abusaban de sus poderes para crear el caos en las ciudades, morder a inocentes. Yo no dudaba en terminar con esos como moscas.

El hombre se tomó una pausa antes de contestarme. No parecía interesado en responder a mi pregunta. Tan sólo dijo unas palabras.
-Estas guerreras – dijo volviendo a señalar a las jóvenes con túnicas blancas y ojos en blanco - son… prototipos de vampiro mejorados. Más inteligentes y veloces que a los que habéis enfrentado ahora. Necesito probarlas en combate. Pero con una tendréis bastante.

El hombre procedió a retirarse por una puerta trasera con seis de ellas mientras una se quedaba en el centro esperando por nosotros.

-No, tú no te vas de aquí sin decirme qué cojones sabes de mí – le grité justo mientras se iba por la puerta y me dirigí a correr tras él. Podía tener información valiosa sobre mi madre. Pero no pude moverme mucho pues la séptima mujer se abalanzó rápidamente sobre mí, me cogió por la chaqueta y me empujó hacia atrás muy fuertemente, me levantó por los aires y me lanzó casi al otro lado de la sala. Mientras me incorporaba el hombre ya había marchado.

No me esperaba que fuese tan rápida y fuerte y me había hecho daño. Incluso algo de sangre en la boca, pero por suerte había sido del golpe, ni me había mordido ni arañado. Me incorporé rápidamente y le disparé. Pero esquivaba todas las flechas. Volvió a acercarse como una bala hacia mí y empezó un combate cuerpo a cuerpo. Era mucho más rápida que yo y por supuesto que también el doctor. Pude esquivar unos golpes pero no todos y a continuación me lanzó de nuevo fuertemente contra una pared. Al que empujó también contra mí, que me encontraba en el suelo.

Mostró sus colmillos con intención de mordernos. Pero no estaba dispuesta a convertirme en vampiresa allí mismo.

-Te vas a cagar, puta – grité dolorida acercándome la mano al bolsillo donde guardaba una bomba de nitrogilicerina altamente explosiva. La vampiresa estaba aún lejos, ¡nos había lanzado casi desde el otro lado de la sala! la cargué en la ballesta grande y disparé. Cuando detonó sobre ella provocó una deflagración en toda la sala que la hizo volar en mil pedazos y comenzó a producir el derrumbe del edificio.

"No sé si ha sido peor el remedio que la enfermedad" pensé con cara de circunstancias mirando cómo el techo comenzaba a desmoronarse. El doctor y yo estábamos doloridos después de todos los combates que habíamos tenido.


Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Vie Sep 11 2015, 21:11

Todo estaba sucediendo muy deprisa, abatimos a aquellos acólitos con bastante facilidad, pero el líder de aquella horda enloquecida parecía tener el mismo interés que Huracán, pretendía "acabar con el vampirismo" aquello me hizo pensar acerca de las intenciones de la muchacha que me acompañaba. Cuando todo parecía haber terminado, el líder de aquella orden mandó a las 7 muchachas que estaban siendo sacrificadas a que acabasen con nosotros, era algo bastante extraño porque se movían de una forma inimaginable y a una velocidad vertiginosa, casi mis ojos no podrían verlas.Una de ellas rajó parte de mi peto con sus garras a la par que otra casi me mordió en la yugular pero algo estalló en aquel lugar y todo comenzó a derrumbarse, aquel hombre que parecía ser el líder desapareció tras una puerta que imaginaba que se trataría de alguna puerta falsa o pasadizo.
Huracán y yo corrimos en dirección a la salida mientras los escombros comenzaban a caer tras nosotros, cada paso que dábamos nos acercaba mas y mas a la salida hasta que, apurando al máximo la poca fuerza que nos quedaba, saltamos y nuestros cuerpos se estrellaron contra el suelo lleno de ceniza del piso superior. Me revolví un poco hasta recomponer la verticalidad, me quité por un segundo mi vieja chaqueta y le eché un vistazo a las heridas de mi compañera, eran heridas bastante profundas pero no había de que preocuparse, era alguien fuerte.

-Tengo que curar tus heridas, de no hacerlo perderías mucha mas sangre y eso no es algo que podamos permitirnos ahora, confia en mi, dolerá pero... al menos no morirás. Tengo que desinfectar tus heridas y coserlas... lo siento por desgracia nunca llevo alcohol encima, asi que... solo piensa en cosas mas agradables.
Ya había hecho esto mas veces, su piel era algo curioso a pesar de ser suave se sentía que había pasado por infinidad de batallas y eso decía mucho de ella, mientras que hacía mi trabajo algo invadió mi cabeza por completo
-¿Tienes idea de a que se refería aquel tipo con lo de "perseguimos el mismo interés"? pregunté mientras aguardaba la respuesta de mi compañera, ahora debíamos de ser mas cautelosos que nunca seguramente habría mas de esas cosas ahi afuera, vigilandonos, siguiendo nuestro rastro. Había muchas preguntas que necesitaban respuesta, ¿quienes eran? y ¿que se traían entre manos con esos experimentos?.
Me incorporé y apoyé mi cuerpo en el marco de la ventana y observé la pálida luna que aun alumbraba con su color azul aquel lugar

-Es la calma que precede a la tempestad.... hay algo en todo esto que no me gusta nada, como si algo enorme estuviese ahi afuera y no pudiesemos percibirlo.
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Sáb Sep 12 2015, 11:00

Mientras el edificio se derrumbaba salimos corriendo de aquel lugar. Qué estrés de noche desde luego. Algunas piedras me rozaron de nuevo y tenía un tajo en el brazo por el que brotaba sangre. El médico enseguida se dispuso a atenderme, aunque no hubiese sido necesario pues también sabía curarme las heridas. Estaba claro que el hombre era atento y se había dado cuenta de que no había venido a visitar los puntos de interés turístico. Decidí esclarecerle algunas de mis intenciones allí, ya que me preguntó a qué se refería el nigromante con “el mismo objetivo”.

-Cazo vampiros, entre otras bestias. Pero antes que matarlos, preferiría encontrar una cura para evitar que sigan haciendo daño a la gente – le confesé – La cuestión es que ese hombre sabe quien soy y no pararé hasta saber por qué.– No iba a revelarle mis temas personales. Seguramente, el nigromante me reconocería porque mi madre habría tenido algún tipo de trato con él, pero eso no era algo que importase a mi acompañante.

Me incorporé con una pequeña venda bajo el brazo. Era bastante fuerte y al ser bruja mi regeneración de salud aumentaba considerablemente después del entrenamiento y los mutágenos que había consumido durante toda mi vida. Pronto volvería a estar operativa para el combate. Comenzaba a cansarme, pero no era aquel momento para parar.

A diferencia de mi acompañante, yo sí llevaba una petaca con alcohol, un buen jengibre al que pegué un buen trago. Tenía una buena resistencia al alcohol. Observé el panorama bajo la luz de la luna. La calle estaba totalmente desierta, pero ya sabíamos que salían monstruos de cualquier parte. Sacrestic Ville no era un lugar apacible. Había una ligera corriente de aire, eso intensificaría mi fuerza, era mejor ir preparando el terreno para una hipotética batalla final.

Me había sorprendido la rapidez que tenían aquellas jóvenes vampiresas mejoradas. ¿Qué clases de experimento haría ese hombre? Su intención era arrasar el mundo. Con un ejército de aquellas no me extraña que lo lograse. Iba a detenerlo aquella misma noche.

Geográficamente, estamos en el exterior de la casa, el pasadizo secreto teniendo en cuenta el recorrido que hicimos para salir y por dónde salió él debería de estar por la parte derecha de la casa. Sin mediar palabra con mi compañero me dirigí hacia esa zona. Efectivamente, había una puerta de un cobertizo abierta. Pero el nigromante esperaba que fuésemos a escapar de allí por lo visto, había dejado caer un papel con una nota a la entrada. La recogí y la leí.

“Ayudadme y hallaréis las respuestas que buscáis. C/ Colmillo nº23. Buscad y leed el necronomicón de la quinta estantería del piso superior”.

No dije nada de nuevo y a continuación la pasé la nota al médico. Yo no era una mujer de muchas palabras y leyéndolo sabía el sitio al que me dirigía sin necesidad de explicarle nada. Tal vez fuera una trampa, una manera de desviarnos del camino, o tal vez se encontrase realmente allí, pero era el único rastro que había dejado el hombre y había que seguirlo.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Lun Sep 14 2015, 23:21

Tras incorporarse, Huracán me hizo llegar una nota la cual indicaba una dirección acompañada de un mensaje, no me gustó nada el contenido de la misma, pero mi compañera ya partía en dirección hacía la nota le mandaba, di unas zancadas lo mas rapido que puede y me coloqué justo detrás de ella. -¡Aguarda! pensemos un poco, es algo muy probable que ese... nigromante nos esté utilizando, no sé cuales son tus motivos para con él pero no quiero ver como siguen utilizando a chicas inocentes para sus propios fines, debemos analizar la situación, no dudo de tu habilidad en el combate, pero estoy seguro de que nos estarán aguardando con todo un pequeño pelotón de esos seres, debemos ir con cautela y con pies de plomo, sin duda ellos pensarán que iremos en seguida tras leer la nota,pero si no vamos no podremos detenerlos,
Di unos cuantos pasos y coloqué mis dedos debajo de mi barbilla a modo de reflexión, todo esto parecía no tener sentido y al mismo tiempo parecía conducirnos a la boca del lobo, lo cual me producía mayor inquetud.
Finalmente y sin mediar palabra miré a mi compañera y asentí con la cabeza y ambos pusimos rumbo hacía donde la nota nos indicaba, en el transcurso del camino ni ella ni yo hablamos de nada, hacía escasas horas que nos habíamos conocido y tanto ella como yo sabíamos lo que teníamos que hacer.
Finalmente y ante nuestros ojos, apareció una vieja catedral hecha de piedra negra y con ventanucos empañados por la podredumbre y la suciedad. Miré de reojo a la joven hechicera y con una media sonrisa dije
.-No es que tengan muy buen gusto pero... he de reconocer que es algo acogedor, adelante con mis brazos abrí las puertas que chirriaron de forma estrepitosa, avanzamos unos cuantos pasos y salió a nuestro encuentro una hermosa joven de cabellos negros y ojos rojos como la sangre, era vampira, se me acercó y haciendo un saludo bastante respetuoso dijo
-Sean bienvenidos mi maestro les aguarda, tengan la amabilidad de seguirme. ajusté mi vieja chaqueta raida y miré a Huracán para ver su opinión al respecto, no me fiaba de aquella situación
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Mar Sep 15 2015, 22:18

Lo que decía mi compañero era cierto: la prudencia iba a ser clave en todo aquello. Si algo había aprendido en la academia era a no confiarme jamás. Tenía muy en mente dónde me iba a meter. Pero si era cierto que aquel hombre sabía algo sobre mi madre tenía la obligación de pasar sí o sí. También estaba de acuerdo con el doctor en rescatar a las chicas, no sólo debía mirar por mis intereses particulares, sino también por el bien de la sociedad, como siempre había hecho y como maestra de la academia. Asentí con la cabeza al doctor con un gesto de tranquilidad, parecía nervioso. Los nervios nunca eran buenos y menos en estas situaciones.

El edificio en cuestión era una especie de catedral bastante alta y medio derruida. Tampoco se podía esperar nada. Miré hacia arriba, la luz de la luna iluminaba la copa de la parroquia y un cuervo graznaba sobre el mástil de la misma. Empezaba a darme escalofríos todo aquello.

Cuando picamos, una vampiresa muy cortésmente nos indicó que accediésemos hacia el interior, que su maestro nos aguardaba. Mi cara de asco lo dijo todo. Odio los vampiros malvados. Y si por mi fuera ya le habría atravesado la cabeza con una flecha plateada, pero no quería armar bronca, no en aquel momento.

Nos llevó hasta una sala muy grande donde se encontraba un hombre vestido con una túnica enorme que le subía por encima del cuello, con una camisa blanca y el pelo negro y muy corto, con orejas puntiagudas. Estaba claro que se trataba de un chupasangre, pero no estaba solo, en la oscuridad del edificio se veían ojos de más vampiros, muchos más. Parecía que nos habíamos metido en el lugar equivocado.

-Caballeros, habéis irrumpido en mi laboratorio y acabado con mi experimento – dijo en primera instancia – pero, sin embargo, no os he traído aquí para acabar con vosotros. Creo que todos podemos ayudarnos.
-Nunca colaboraré con un asqueroso chupasangres – grité de manera bastante prepotente mientras me llevaba la mano a la ballesta y las bombas. Estaba empezando a hartarme de todo aquello. Pero los miles de ojos se volvieron sobre nosotros, sinceramente creo que por muy entrenada que estuviera no podría acabar con todos aquellos, así que habría que esperar a ver qué decía.
-Mide tus palabras, bruja – me sugirió, algo que haría por el momento. Pero no dije nada. Habría que ver su proposición.

A continuación salieron una serie de mujeres, muy jóvenes, parecidas a las anteriores, que se pusieron entre el nigromante y nosotros. Eran cinco esta vez. Supongo que igual de entrenadas y difíciles de derrotar.

-Esta es otra muestra de mi pequeño ejército, como el que habéis eliminado antes. Son humanas normales y corrientes, mordidas por un vampiro y con varias dosis de sangre de diversos seres. La fuerza de un dragón, la resistencia de un basilisco… Me gustaría contar también con la inteligencia del doctor y la velocidad de Huracán.
-¿Cómo sabes que me llamo Huracán? – fue lo primero que le pregunté al hombre. Más allá de si necesitaba mi sangre o no, pues ni mucho menos se la pensaba dar.
-Porque tu madre ya pasó por aquí – respondió – pero tranquila, está perfectamente. Ella, a diferencia de ti, consiguió escapar al Este, hacia Ulmer.
-¿Eres consciente de que no te voy a dar ni una gota de mi sangre por esa información? – le dije al apestoso hombre, pese a la valiosa información que me había dado no iba a colaborar a que ese engendro crease un ejército poderoso.
-Oh querida, ya me la habéis dado, la sangre que habéis perdido en mi otro laboratorio ya ha sido recogida por mis esbirros.

Le lancé una mirada de odio al monstruo. Eran muchos. Muchísimos vampiros. Pero había que terminar con aquella factoría de vampiros si no queríamos que acabasen formando un ejército perfecto e indestructible. El problema es que liarse allí a tiros era un suicidio. Tal vez sería mejor esperar, miré al doctor a ver cuál era su opinión al respecto.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Jue Sep 17 2015, 01:59

Tal y como me temía, desde el principio habíamos sido el foco de atención del nigromante, por eso mismo Huracán y yo nos encontramos en este lugar y por ello igualmente estabamos frente a tan terrible enemigo. Vi a las cinco doncellas puestas en fila y como con solo verlas supe que nos iban a dar mas problemas que sus precesoras, escuché las palabras del líder y como la joven bruja rechazó su propuesta con valentía. Avancé unos pasos y frené el impetu de mi compañera, yo mas que nadie quería que aquel ser pagase por lo que hizo, pero necesitaba respuestas y las necesitaba ya.
-¡¿Tu eres uno de ellos, eres uno de aquellos cuyo proposito era el de sombrecer la estirpe de mi familia?!
Aquel tipo soltó una risotada burlona que retumbó por todos los recovecos de aquella iglesia infernal, dió unos cuantos pasos y me miró por primera vez con aquellos ojos amarillos envueltos por un aura de odio y desprecio que haría correr al mas valiente, yo le miré igualmente y aguardé su respuesta
-¡Tu estirpe ha sido un fastidio para todos nosotros! desde que los Gallifrey existen nuestra razón de existir se ha visto diezmada, nadie recurre a nosotros para resucitar a los muertos, nadie busca ahora la oscuridad, por vuestra culpa, los "Doctores de la Guerra", quiero que los futuros híbridos que nazcan tenga el poder de sanarse, tengan el poder del Doctor ¡Es por ello que merezco cada gota de tu sangre que emana de tus venas!
Tras oir aquello me adelante unos pasos colocandome justo en medio de toda aquella escena. Miré a mi alrededor hasta llegar a ver a mi compañera, pude ver en sus ojos algo que me era familiar, aquella chispa de luz, aquel brillo que solo porta la gente que busca respuestas, aquella valentía que mi linaje había defendido hace ya siglos, Volví mi mirada hacía aquel ser despreciable y casi como si fuese un leve susurro pronuncié: "Nunca más" Saqué la vieja daga de mi padre y la lancé a uno de los híbridos que había en la sala causandole la muerte. Me giré hacía donde estaba Huracán y me coloqué justo a su lado. Esto solo había comenzado. Tomé aire y esta vez, alcé mi voz al viento:
-¡Gallifrey cae, nunca más!
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Vie Sep 18 2015, 16:15

El doctor no tardó en atacar tras su diálogo con el nigromante vampiro, dando lugar a una batalla de proporciones considerables. Varios vampiros comenzaron a atacarnos rápida y constantemente. Aquel sin lugar a dudas era el enfrentamiento más difícil que había tenido en solitario, lejos de la protección que otorgaba la academia Tensai o el ir de misión con un maestro. Pero había aprendido mucho y aquel era el lugar para demostrarlo.

Una primera hornada de vampiros comenzó a atacarme por la espalda, esquivé rápidamente sus ataques con movimientos rápidos mientras trataba de dejarles heridas con los cuchillos. Las cuatro mujeres que quedaban con vida, pues el doctor había acabado con la primera, comenzaron a dirigirse hacia nosotros con una velocidad asombrosa, apenas podía esquivar los movimientos de todos y disparar mientras corría en círculos disparando con mis ballestas de mano. Saltando y esquivando e incluso utilizando alguno de los explosivos que todavía me quedaba.

Después de varios minutos habría matado 10. Pero eran tantos que en un momento me terminé viendo desbordada y un vampiro consiguió herirme en el brazo y tirarme al suelo. Me enfadé mucho, demasiado.

-¡AAARRR! - Me levanté rápidamente con un enorme grito y le asesté una puñalada en el corazón. Comencé a observar como las ventanas empezaban a romperse por la fuerte corriente de aire que se producía. La puerta de la catedral se abrió. Estaba generando un huracán. El fenómeno meteorológico del que yo tomaba sobrenombre. Pero ni yo misma podía controlar aún a estas alturas. El viento comenzó a llevarse puertas y bancos que empezaron a golpear en vampiros.

Pero el huracán no se generaba a coste gratuito. A medida que me enfadaba, su intensidad aumentaba, y esto incluía un gasto de energía que perdía en combate y aumentaba mi cansancio y reducía mi condición física. Seguía luchando con todas mis fuerzas, pero unas fuerzas que iban disminuyendo a medida que aumentaba el ciclón, que ya se llevaba vampiros por las puertas.

Los huracanes eran la mejor expresión de mi potencial. Pero al ser producidos espontáneamente producían un derroche total de energía y un caos estrambótico generalizado, pues no podía orientarlo yo como otros hechizos. Si pudiese controlarlos y generarlos cuando quisiera sería prácticamente invencible.

Pronto empezó a cundir el pánico entre los asistentes y los vampiros comenzaron a huir. Incluso me fijé en que el nigromante trataba de escapar. Pero no me dio tiempo ver mucho más. Al final que veía que todos huían comencé a relajarme. Entre la pérdida de energía, el caos de los gritos y el fuerte sonido de las corrientes de viento atravesando la catedral por todos sitios no hacía más que dolerme la cabeza. Tuve que detenerme con el peligro que eso suponía por algún ataque fortuito. No podía más. Me dolía la cabeza. Caí de rodillas al suelo y notaba como empezaba a perder el conocimiento.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Matthew Gallifrey el Mar Sep 22 2015, 23:13

Tras aquel ataque todo comenzó a temblar y aquel nigromante dió un salto y se encaramó a lo alto de la mesa ritual dando un fuerte grito, me observó con esos enormes ojos amarillos y pude sentir aquel odio que ese ser, fuese lo que fuese sentía hacía mi. De las paredes comenzaron a salir muchas sombras que comenzaron a acercarse a donde estabamos nosotros, mientras yo me afanaba por arrastar el cuerpo semi inconsciente, aquellas sombras estaban ataviadas con ropas de tela negra, desgarradas y que parecían desprenderse cuando había un movimiento de viento.
Mi espalda chocó contra la puerta, y aquellos seres comenzaron a rodearnos poco a poco ante la atenta mirada de su maestro. No podía dejarla así, tenía que hacer algo. Me adelanté y me puse frente a ellos protegiendo a Huracan, señalé a aquellos seres y alcé mi voz:
- ¡Vosotros, seres infernales no sois bien recibidos aqui, este lugar y esta tierra esta protegida, yo soy El Doctor y os juro que no pararé hasta acabar con cada uno de vuestros amos! De la parte de atrás de mi chaqueta saqué mi daga y casi en una fracción de segundo tomé una de las granadas de Huracán y la lancé a donde estaban esas sombras que explotaron en mil pedazos, di un salto y subí encima de la mesa junto al nigromante. Intentó darme una estocada pero despejé su ataque e intenté hacer lo mismo con mi daga pero aquel brujo era demasiado rápido, a pesar de su aparente edad, estuvimos dandonos varias estocadas hasta que mi daga atravesó por completo su pecho y todo el peso de su cuerpo muerto cayó sobre mi y mas tarde se hizo cenizas que desaparecieron en el viento. Me giré y vi aquel lugar intentando buscar alguna pista que me llevase a alguna conclusión y al parecer mis plegarias fueron escuchadas, pues en la mesa de rituales encontré un viejo libro aun manchado por la sangre, abrí una de sus paginas pero el idioma que en ellos encontré era bastante arcaico y me era muy dificil de disfrazar, lo cual me llevaba a la ciudad de la que había huido desde hacía ya varios años... Lunargenta. Me giré y ayudé a mi compañera a levantarse y ambos dejamos atrás aquel sitio de mala muerte. Una vez en el exterior, miré a mi compañera y le dediqué una mirada complice.
-Creo que esta vez... nuestros caminos se separan, no se que estabas buscando pero... espero que vayas donde vayas encuentres las respuestas que tanto buscas Huracán, estoy seguro de que el destino nos volverá a poner en el sendero una vez mas.
avatar
Cantidad de envíos : : 43
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Huracán el Miér Sep 23 2015, 21:18

Tomé la conciencia casi de inmediato. El doctor ya había acabado con el resto de vampiros que quedaban tras el huracán que produje, que se había llevado a la mayoría por los aires.

Me levanté algo dolorida y tomé mi ballesta pesada, que se me había caído por el viento. Toqué la culata, pero parecía en perfectas condiciones. Tan sólo se había salido la sujeción del tranequín y tal vez debería de reestablecer las bridas. Pero no era una reparación muy completa. Ni se había partido ni nada.

Habíamos detenido los planes de aquel estúpido nigromante vampírico. El doctor se despidió de mí después de la masacre y me informó de que debía partir. No soy muy habladora, de manera que solamente hice un gesto de agradecimiento con la cabeza y me dispuse a partir hacia un nuevo destino.

Mi visita a la villa vampírica de Sacrestic Ville no había sido en vano. Me había permitido descubrir que mi madre había estado allí. Tal y como me había informado el departamento de espionaje de la academia Tensai de Beltrexus. Aunque desconocía los motivos de su visita.

Si lo que el vampiro me dijo era cierto, su nuevo destino sería la capital licántropa, Ulmer. Pero eso queda muy al este de aquí. Deberé cruzar en horizontal prácticamente toda Aerandir. Pero no queda otra alternativa. Mi viaje no había hecho nada más que comenzar.
Huracán
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 366
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando bajo la luna.... [LIBRE- Interpretativo] [CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.