Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Sáb Sep 26 2015, 22:50


El camino de regreso no había sido sencillo, en especial por el cansancio de haber combatido, haber sido electrocutado y pretender estar de regreso antes del amanecer en la base, pero todo había tenido su recompensa. Al llegar los había recibido su maestro en persona y le había dicho 'buen trabajo'. Cualquiera podría haber esperado un recibimiento más efusivo, pero era suficiente para Demian, quien se había mostrado muy contento antes de casi caer dormido de pie.

El maestro había comentado que Ratita aún se encontraba durmiendo, de modo que no era prudente ir a molestarlo y Demian se había mostrado de acuerdo, él mismo estaba muy cansado y pidió ir a dormir.

Les concedieron a cada uno una habitación de aprendiz. Eran de lo más sencillas, apenas un cuartucho pequeño con el espacio suficiente para una cama muy austera, un baúl donde guardar pertenencias, un estante clavado a la pared, una mesita pequeña con un recipiente donde verter agua y una botella y un banco donde sentarse.

Demian no había reparado mucho en el espacio, sino que apenas se había desprendido de sus ropas con pereza y se había dejado caer en la cama como un muerto. Su dormir había sido tan profundo que a la mañana siguiente no tenía conciencia de haber soñado, pero era claro que se había movido mucho. Era ya pasado el mediodía para cuando miró por la pequeña ventana, pero era de esperarse, considerando que habían llegado al amanecer.

Se lavó lo mejor que pudo, se vistió con ropas limpias, que alguien había dejado a los pies de su cama y salió de la habitación como nuevo. Apenas podía creer que se encontrara allí, en el lugar donde había crecido, en ese lugar al que llamaban el Templo de las Muerte, nombre seguro propagado para asustar a los posibles mirones.

Se podía observar que había llovido algunas horas, a juzgar por la humedad, aunque el agua había amainado. Tras observar el cielo pudo comprobar que aquello sólo sería momentáneo, en cualquier momento las nubes volverían a rociar la tierra. Las lluvias en las islas podían ser muy intensas.

No necesitó caminar demasiado para encontrar a Ratita, quien parecía muy divertido mostrando sus trucos a unos aprendices. Era una escena digna de una sonrisa, el pequeño enseñando a jóvenes mayores que él a meter las manos en bolsillos ajenas sin ser detectado. A cambio, los brujos compartían algunos secretos para ser sigilosos.

Hey, que bueno verte, Ratita —saludó Demian —¿Has visto a Chimar?



Off: Este rol tiene sus comienzos en dos roles anteriores y lleva una trama, se recomienda enviar MP antes de unirse.


Última edición por Demian el Miér Sep 30 2015, 20:16, editado 1 vez



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Dom Sep 27 2015, 13:11

Como a mitad de camino un cansancio superior comienza a manifestarse, Chimar no disminuye el avance aunque sin duda se hace más complicado. Es una suerte que las islas sean tan pequeñas, pocas horas después vislumbraban la siniestra entrada al reducto de asesinos. No conversaron mucho ya que por muy cansado que se encontrara el intelectual su hermano estaba peor, la electricidad y la carne no se llevan bien.

Fueron recibidos por el anciano quien expreso su aceptación con palabras cuidadosamente escogidas, eso significa que ya no quiere matarles ¿verdad?, seria justicia. Se les indico que ratita seguía dormido y que ellos deberían hacer lo mismo, el científico estaba tan cansado que acepto si chistar, ya mañana podrá elaborar mas teorías conspirativas acerca del oscuro grupo y su extraño líder.

Fue guiado hasta una habitación bastante modesta pero con cierto aire de comodidad, en realidad sonreiría así le hubieran ofrecido un establo. Se quito la polvorera y las botas pasando a descansar en aquella cama, un par de movimientos después ya estaba dormido. Hace tiempo que no experimentaba la vida de viajero por lo que las demandas del camino habían quedado prácticamente olvidadas, hasta ahora.

El sol entra por la ventana y aunque al principio es tolerable termina por despertarle, no se molesta pues ha recargado su energía plenamente. Aquel niño se sienta unos instantes en la cama tratando de organizar ideas, rápidamente recuerda todo. Bosteza y se estira, cree haber soñado algo pero como suele ocurrir lo olvida. Por la posición del sol debe ser relativamente tarde.

Otro día en el paraíso…

Usa la jarra de agua para lavarse un poco, luego detalla las prendas de ropa limpia cerca de su cama. Al principio se muestra cauteloso pero acaba aceptando los artículos, no vale la pena desquitarse con un montón de tela. Se coloca varias cosas nuevas junto con las botas y su polvorera, despues sale del cuarto. Afuera parece existir cierta actividad cotidiana, sin contar algunas miradas de sorpresa todo se siente extrañamente acogedor.


Qué raro…

El objetivo es claro, primero encontrar a los demás, luego comer algo. al finalizar el recorrido de un pasillo largo se encuentra de frente con sus amigos, ratita parece confraternizar con algunos asesinos mientras que Demian pregunta por el Gorrión faltante. Chimar se acerca y luego de alborotarle el cabello a su hermano más pequeño pasa a indagar sobre asuntos soberanamente importantes.

Oigan…  ¿soy el único que tiene hambre?

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Dom Sep 27 2015, 13:45


Ya ha pasado la hora del desayuno y del almuerzo, como su amigo puede atestiguar —se oye la voz del maestro Emil a sus espaldas.

Me han dado doble ración —agrega Ratita con una sonrisa.

Demian, en efecto, puede atestiguar que los horarios suelen ser muy estrictos en ese lugar, así como en general la rutina diaria. No es de extrañar que en la Ratonera Demian suela estar activo desde temprano.

Pero han tenido una noche dura, así que tienen permiso para comer a deshoras... por hoy.

Con un gesto el brujo los invita a caminar hacia la zona del comedor, que ya es conocida por todos. En el patio unos aprendices practican arrojando cuchillos contra unos blancos que se mueven azarosamente gracias a algún tipo de conjuro.

Aprovecharé la ocasión de comentar algunos asuntos, si no os molesta la compañía de un anciano.

Demian sabe que jamás diría que no a la persona que lo crió e incluso le suena raro que aquel hable de esa manera. No suele ser una persona altanera, sin embargo es bien claro que es la autoridad en ese lugar y no necesita pedir permiso para nada.

Por supuesto que no, maestro, lo he extrañado tanto.

El chico es sincero, si bien no puede decir que lo haya pasado mal en su viaje, habiendo tenido la oportunidad de conocer tantas cosas, de hacer finalmente amigos, de ver el mundo con sus propios ojos, pero al final en este lugar es donde creció y la nostalgia tiñe todo lo pasado de colores brillantes.

Al sentarse a la mesa ya están dispuestos un par de platos de comida. Ya no se trata de dulces, sino de una comida propiamente dicha, un plato de lentejas con un trozo de salchicha, acompañado todo de un trozo de pan y un vaso de jugo de manzana cocida.

Demian se dio de inmediato a la tarea de comer y debía reconocer que la porción era generosa. Su cuerpo aún no estaba del todo recuperado por el encuentro de la noche anterior, así que se sentía con ganas de comer para reponer fuerzas. Ratita se unió a la mesa, pero no tocó nada de comer. De alguna manera parecía ya comprender, en su corta estancia allí, que para todo había reglas y que era mejor seguirlas, lo que podía ser de lo más extraño para un chico criado básicamente en la calle. Aún así, el pequeño parecía darse cuenta que cada uno de los miembros de ese lugar podía rebanarle la garganta, aunque nadie lo hubiera amenazado.

Demian siempre ha sido un alumno especial, como un hijo, motivo por el cual quise que conociera el mundo tal como es. No espero que sea un simple soldado, sino que piense por sí mismo —comenzó a relatar el viejo. Demian disminuyó su velocidad al comer, pero de momento no sabía qué decir —. No se si te lo ha comentado, joven Machiavelo, pero fue dejado aquí abandonado por su madre a días de nacer, quien luego se suicidó.

El anciano dejó unos momentos de silencio, permitiendo que comieran y dejando que Demian procesara sus sentimientos a su manera.

Entiendo que ustedes dos fueron testigos de los horrores de Térpoli, ¿no?, pues ese es el tipo de cosas que esta organización quiere evitar, nuestros objetivos no son malvados, nuestra misión es proteger a las islas de los brujos que puedan jugar con fuerzas que van más allá de lo seguro, la magia es un arma de doble filo, existen tentaciones, peligros que los ansiosos de poder deciden ignorar... nosotros existimos para asegurarnos que esos peligros nunca se salgan de control. Por supuesto, eso suele requerir de medidas rápidas, certeras y silenciosas. ¿Qué opina de todo ello, joven humano?

Miró directamente a Chimar al hacer esa pregunta, como interesado en saber qué podía pensar el chico de todo ello.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Dom Sep 27 2015, 15:24

De repente se escucha una voz conocida por la retaguardia, tal comportamiento se está convirtiendo en costumbre. Chimar baja su mirada cuando le dicen que las horas de comer han pasado, ratita no ayuda con su comentario. Lo bueno es que les permiten alimentarse a pesar del horario aunque solo por hoy, se nota que en dicho templo las reglas son seguidas sin cuestionar por sus habitantes.

Avanzan hasta el comedor seguidos por el maestro quien parece interesado en explicar varios puntos, como es habitual no revela nada a la primera. A pesar de su educación se nota que los niños no tienen muchas opciones a la hora de decidir si desean esa compañía, poco después Demian le integra oficialmente. El pequeño humano escoge permanecer en silencio, al final es su base y puede hacer lo que quiera.

Llegan a los mesones en donde sorprendentemente la comida ya está desplegada, sin duda estos sujetos pueden hablar con la mente o algo. Se debe admitir que las raciones son apetitosas y gozan de un tamaño generoso, aquel científico empieza a comer con su característica velocidad. No solo se ve bien, el sabor es bastante bueno. Quién diría que los asesinos poseen tales beneficios.

Es raro ver a ratita tan controlado aunque seguramente ya se ha formado una idea clara de cómo comportarse, no es buena idea molestar a nadie durante su estancia. En breve Chimar lleva medio plato consumido, es un enano bastante rápido cuando se trata de comer. Toma un poco de jugo y sigue pero disminuye la velocidad al notar que el anciano inicia un parlamento, le prestara la atención debida.

Da información desconocida por los Gorriones acerca del pasado de Demian, algunas partes son tristes. También expresa varias aspiraciones que el mismo tiene sobre su joven discípulo, al parecer dicho niño brujo tiene un potencial elevado. El intelectual aprovecha la pausa para comer un poco más antes de centrarse plenamente en su interlocutor, se nota que desea seguir hablando.

Guarda lo mejor para el final, una justificación por las labores de su grupo. En cierto modo tiene algo de verdad, parece una aceptable línea de pensamiento. Sería muy inocente pensar que las demás facciones no poseen instituciones similares para cuidar sus intereses, incluyendo a los humanos. Tiene sentido cuando se piensa con la cabeza fría aunque sin duda no es un tópico de conversación muy aceptado, ¿un mal necesario tal vez?


No soy quien para juzgar.

Una respuesta neutra, se puede decir que no acepta ni repudia dichas acciones. No sería buena idea tener magia oscura rondando por todos lados, aquellos resultados pueden ser beneficiosos a pesar de los métodos. Claro que tener una entidad sin control alguno puede llegar a desencadenar problemas, nunca termina bien. Al final el juego de poderes resulta bastante errático y los involucrados caen bajo su propio peso.

Chimar termina la comida y permanece en silencio, sustenta su respuesta. Cruza los brazos y espera, tiene varias cosas en la cabeza. No se siente muy cómodo con aquella organización, ni siquiera desde el primer momento. En su mente solo quiere alejarse pero seguramente Demian tenga más asuntos allí, les tolerara por su hermano aunque no tiene porque gustarle. Todo esto le hace doler la cabeza, son condiciones extrañas.


Lo entiendo, sin aprobar ni condenar.

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Dom Sep 27 2015, 20:18


Demian terminó de comer con una sensación extraña luego de aquella conversación. Entre otras cosas, nunca había comentado sobre su origen con su amigo, en especial aquel detalle de cómo había terminado la vida de su madre.

Pero al menos ahora se sentía renovado tras la suculenta comida y, al menos al mirarle, no se reconocía mayor señal de perturbación emocional tras lo revelado. Demian era el mismo de siempre, quizás más embelesado que de costumbre al estar en presencia de su maestro.

Y hablando del hombre, éste no había dado por terminada su intervención, sino que de pronto sacó un papel y lo puso frente a ellos, sobre la mesa. Allí podía leerse:

"Estimado y sabio Emil,

Es a nuestro pesar que enviamos esta nota. Hemos tenido noticias de un miembro de nuestra querida raza que, lamentablemente, ha decidido dejarse llevar por caminos oscuros.

Su nombre es Gregory Home, quien siempre ha tenido interés por el cuerpo humano, lamentablemente hay quienes le han visto tener un éxito más allá del esperado con cadáveres.

Como siempre, sabrás cumplir con tu deber.

Los 7 maestros."

La carta parecía original, mostrando el sello de los 7 maestros que, al menos para Demian, era conocido, en especial por su brillo característico, conteniendo una chispa de cada uno de los elementos.

Pues bien, tendrán el gusto de acompañarme a cumplir nuestro deber. Será también la primera vez que Demian podrá acompañarme a una de estas... situaciones. Nos vemos al anochecer en el camino de salida. Ahora, si me disculpan, tengo asuntos que atender.

En ese instante el anciano simplemente desapareció frente a sus ojos. No hubo efectos especiales ni despliegues mágicos, simplemente ya no estaba allí. Ratita pestañeó extrañado por un instante, pero no se sorprendió mucho, al fin y al cabo conocía a Demian.

Ánimo hermano, seguro estás aprendiendo cosas que nunca habías visto —comentó Demian a Chimar.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Dom Sep 27 2015, 21:33

Pronto Demian termina su comida, parece haber tomado bien toda la conversación. Chimar se queda mirando las reacciones del anciano maestro esperando alguna replica por sus palabras, como cosa rara esto no ocurre. Enseguida dicho adulto coloca cierta carta en el mesón, esta clara su intensión por incitar la lectura del grupo. Ratita no sabe leer así que no le presta atención, su hermano intelectual a tratado de instruirle pero es algo laborioso que tomara bastante tiempo.

El inventor se queda mirando la información, no le toma mucho comprender de que se trata. En teoría parece una orden firmada por el mando brujo para cometer la “labor del templo”, interesante y jodidamente bizarro. Es una pena que la gente lista tienda a descarriarse cuando dominan plenamente sus áreas profesionales, pasa con todas las razas como si fuera una maldición, en algunas más que otras claro.

Chimar arquea su ceja derecha por el comentario del viejo, salir a cazar gente no es la manera como esperaba pasar sus vacaciones. Es extraño que quiera envolver a un tercero en tales asuntos y sin duda preocupante, ¿acaso no fue suficiente con matar al otro tipo? Parece que no. Se guarda una respuesta por la simple razón de que el emisor desaparece como si fuera la sombra de cualquier fantasma.


Dem… me parece genial que quieras ir a jugar con tu maestro pero ¿qué pinto yo en todo eso?

No es un asesino entrenado, ni siquiera le gusta matar. Para el joven inventor es algo forzado tener que soportar tales decisiones, no le agrada ni un poco. Si tenemos en cuenta que carece de motivo alguno para seguir colaborando con estos sujetos todo peca de irracional, no es un prisionero ¿verdad?, sin duda jamás le gustaría formar parte de un gremio tan “selecto”. Siempre existe otra opción.


Eso es lo que me preocupa…

Al final se levanta rápidamente y comienza a caminar, no espera por nadie. Quiere pensar las cosas con tranquilidad, necesita estar sin acompañantes un momento. Hace cierto gesto de despedida para luego adentrarse en los pasillos, solo existe un lugar que le calma como ninguno. Sigue sus pasos anteriores hasta llegar a la biblioteca, debe admitir que no está nada mal. Toma un par de tomos gruesos y se sienta a leer, pasara algunas horas asimilando información mientras debate mentalmente.

La reproducción y herencia en términos brujos… mejor cambio ese…
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Dom Sep 27 2015, 22:23


Todo resultaba rápido, incluso para Demian, de modo que comprendía que nada de eso resultara agradable para su compañero. No era un idiota, incluso con su falta de tacto comprendía que Chimar no se sintiera cómodo, pero no sabía muy bien cómo reaccionar al respecto.

No lo se, hermano, pero se que me siento mucho mejor teniendo a ustedes cerca. No se qué busca mi maestro con todo, pero es el hombre más sabio que conozco, confío plenamente en él.

Dejó que se alejara sin decir nada, ¿qué más podía hacer?. En ese rato salió al patio a intercambiar unos momento de entrenamiento con los aprendices.

Todavía recordaba los viejos tiempos, cuando no era muy querido por sus pares. En ese entonces le costaba entender bien el por qué. Sabía que no había pasado el suficiente tiempo, que aún quedaban sujetos a quienes no les caía nada de bien, así que prefirió acompañar a los más novatos, de todas maneras nunca había sido bueno en el combate.

La verdad es que los resultados fueron sorpresivos hasta para él mismo. Era increíble lo que había mejorado en el combate físico durante ese tiempo de viaje. Tantas ocasiones de peligro le había enseñado trucos que en el patio de entrenamiento jamás había imaginado. Pronto se encontró a sí mismo dando consejos a los aprendices sobre cómo tomar la daga, sobre cómo acomodar el peso de su cuerpo para mayor efectividad o sobre las maneras más eficaces de golpear sin peligro de que te dieran de vuelta.

Pasó el rato y decidió ir a ver a su amigo. No necesitó de ser un adivino para dar con él, en la biblioteca. El bibliotecario, Gerard, seguía allí, el mismo sujeto de barba blanca y cabeza calva de siempre.

Demian se acercó a Chimar y le indicó un lugar, una esquina poco visible de toda la biblioteca.

Hace 100 años, para la guerra contra los humanos que trajeron a los bios, muchos estudiosos se dedicaron a analizar el comportamiento y la tecnología de los invasores. La mayor parte de lo que usaban resultaba un misterio, pero muchas de sus observaciones quedaron registradas en ese rincón, en libros que pocos brujos tienen interés de abrir —contó.

Sacó un tomo grueso de color café, bastante simple en diseño. En su portada se leía con letras doradas "Observaciones en la base enemiga. Sobre cómo los humanos tienen cajas que hacen magia.". Se acercó a su amigo y lo puso frente a él.

Seguro tú entiendes algunas de las cosas que allí se describen.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Dom Sep 27 2015, 23:32

Al final termina leyendo aquel libro, por curiosidad inocente. Los cálculos sobre las descendencias son muy estilizados, al parecer entre más poderosos son los padres mejor dotados salen sus hijos. Un concepto que no tendría ningún sentido entre humanos ya que rara vez las generaciones pueden potenciarse de esa forma, la magia obra de maneras muy misteriosas aunque tiene sus atajos bien definidos.

Los datos acerca de la reproducción resultan algo confusos para el niño, no tiene información sobre esas cosas, ni siquiera de su propia raza. Por primera vez en mucho tiempo se siente tonto al no entender prácticamente nada del texto, al final decide unirlo con sus conocimientos sobre anatomía y comienza a tener vagas ideas de todo. es un tema muy desagradable y cuando se pone más grafico el pequeño abandona la lectura.


…. Con que para eso sirve… ¿funcionara igual en los humanos? … ¿cómo rayos lo hacen?


Sus preguntas son interrumpidas por la repentina entrada de Demian, aunque no lo parezca ya han pasado varias horas. Sumergirse en las páginas de ese libro raro le ha servido bastante al chico quien ya se muestra más animado, los tomos siempre le sacan una sonrisa. Sigue a su hermano hasta cierta esquina poco transitada, allí recibe un dialogo que le despierta la curiosidad inmediatamente.

Bien ya tienes mi atención.

Poco después el brujo le facilita un libro bastante interesante, su aspecto no resalta pero aquel titulo llama la atención. Está claro lo que se encontrara dentro de sus páginas pero eso solo aumenta la emoción del Gorrión intermedio, le toma como si se tratara de un texto sagrado y se dirige con velocidad al primer mesón disponible. Una vez todos los aspectos mundanos están cubiertos inicia la lectura, no sin antes dedicarle algunas palabras a su amigo.

Gracias Dem… oye... lamento… ya sabes, la forma como me comporto últimamente… intentare mejorar eso…

Forma una sonrisa y se pone a leer, para alguien que está acostumbrado a tener la razón siempre pedir disculpas puede resultar bastante difícil. Al final se deja envolver por las palabras del manuscrito, no están nada mal las descripciones para alguien sin conocimientos en tecnología. Obviamente Chimar une varios puntos faltantes aunque lo más fascinante es cuando no puede identificar absolutamente nada.

Impresionante...    

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Dom Sep 27 2015, 23:57


Por un momento todo parece andar bien, mostrarle a Chimar el libro mejora su ánimo y todo el día parece ir tranquilo... excepto por el hecho de que tendrán que acudir a un acto de asesinato muy pronto. Incluso para Demian todo de pronto resulta confuso. ¿Qué diría Eärwen de todo aquello? y ¿por qué se acuerda de ella de pronto?.

Él mismo se busca un libro para leer. Hace tiempo que no estaba en ese lugar, mucho tiempo y el nerviosismo comienza a afectarle. Siente que si tuviera que hablar de pronto empezará a tartamudear nuevamente y prefiere un rato de silencio, aunque antes contesta a su amigo.

No t-te preoc-cupes, no pasa n-nada —le dice.

El libro que ha tomado en sus manos se llama "El arte de la imitación", una vieja lectura de técnicas avanzadas. Últimamente ha debido improvisar en muchas situaciones, lo que no se le ha dado tan mal, pero es bueno tener acceso al conocimiento de los antiguos antes que uno.

Y así transcurre un tiempo casi imperceptible, dos chicos sentados en una biblioteca tan silenciosa que podría pensarse que no hay nadie más, aunque lo cierto es que otros aprendices hacen sus propios estudios.

Eventualmente ya es casi la hora de juntarse con el maestro, el sol está a punto de menguar por completo en el horizonte y eso es señal de que es la hora de salir. No le dice nada a su hermano, no quiere interrumpirlo, de modo que sólo deja el libro en el estante de donde lo sacó y se dispone a salir de la biblioteca.

Apenas cruzar la puerta se encuentra con un joven. Debe tener unos 16 años, de aspecto algo fornido para un mago, aunque no demasiado. Posee cabellos castaños muy cortos y su mirada parece contener rabia. Antes de que Demian pueda hacer nada una mano se enrolla en su cuello, una mano que tiene una particularidad. Es una mano de 4 dedos.

Jack 9 dedos.

Lo recuerda. Era un chico agresivo desde su llegada al templo, en especial cuando alguien hacía mención a su defecto. Se contaban algunos rumores, que un animal se lo había comido, o bien que había sido su propio padre quien se lo había arrancado, pero él nunca había revelado la verdad. Pero no es por eso que tiene su imagen bien grabada en sus recuerdos, sino por lo que le hizo.

Jack era de aquellos que le gustaba aprovecharse del resto, maltratando a los más débiles, asustando a sus víctimas. Por supuesto, el chico de mirada vacía que era el preferido del maestro pronto se convirtió en su objetivo número uno. Demian, a diferencia de otros, había pasado toda su vida allí, mientras que la mayoría llegaban mayores, así que era más pequeño que los aprendices comunes. Eso lo volvía un objetivo aún más fácil. Poco antes de que Demian dejara el templo, sin embargo, un hecho había ocurrido, Demian lo había esperado a oscuras, debajo de su cama. Cuando el chico mayor se había acostado, Demian se deslizó en la oscuridad y le puso un cuchillo en el cuello. Sólo lo amenazó, pero Jack se supo derrotado en ese momento. Nunca tuvo la oportunidad de saldar cuentas.

¿Crees que puedes volver y pretender que nada pasó?, nadie te quiere aquí, mocoso, ¿por qué no te quedaste para siempre lejos? —le dice amenazante.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Lun Sep 28 2015, 21:02

Demian parece tener un episodio de tartamudeo, es raro pues solo le atacan cuando está nervioso. Toma un libro y se retira a leer, parece tener algo dándole vueltas. Chimar continúa sumergiéndose en su texto retratando mentalmente las vividas descripciones de un explorador llamado Ocarin, siente algo de nostalgia por haber nacido después del contacto aunque eso le haya asegurado una vida tranquila.

Veamos…

Lo cierto es que los humanos visitantes mostraban un grado de tecnificación elevado, sus maquinarias y dispositivos no tenían parangón en el Aerandir de la preguerra. Resulta extraño que una sociedad tan atrasada haya podido vencer definitivamente a maquinas voladoras y vehículos pesados, al final los habitantes de este mundo tuvieron mucha suerte ganándose el derecho a seguir independientes.

Parece mentira que todas las reliquias de la guerra hayan podido desaparecer, es una historia casi infundada a propósito. Al final lo único que queda de ese periodo son los Bios y su base, también las nuevas razas creadas aunque eso se tiende a olvidar. Sin duda los "turistas" no tenían nada que envidiarle a las magias más poderosas, sus propios artefactos superan con creces los beneficios arcanos.

Ocarin finaliza con un último reporte, específicamente cuando las tropas invasoras se retiran por el portal rumbo a su lugar de origen. Para ese entonces ya se había establecido el centro de vigilancia dejando saldado aquel crudo enfrentamiento. Cuando el ultimo humano forastero partió la zona fue clausurada para que nadie pudiera representar una amenaza tangible a ninguna de las partes involucradas, el explorador termina con cierto pensamiento.


Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia…


Chimar se da cuenta que ha devorado el libro en poco tiempo, suele pasar cuando se inspira. Suena su cuello y revisa el entorno, todavía quedan varios asesinos inmersos en sus lecturas. El sol comienza a perder intensidad revelando la hora, no encuentra al niño brujo por ningún lado. Regresa el tomo a su sitio, debe admitir que se siente bastante tentado a llevárselo pero cuando recuerda la profesión de sus dueños desiste.  

Se estira un poco y empieza a caminar rumbo a la salida, ya viene siendo hora de cumplir la voluntad demencial del viejo. Cerca de la puerta encuentra a un inmovilizado Demian, parece tener problemas con un joven adulto. Chimar suspira pues tendrá que intervenir, se aclara la garganta dispuesto a llamar la atención. El agresor parece tener una contextura más elevada que el brujo promedio, lo que faltaba, un asesino sobrealimentado.


Esto... aunque me encantaría que lo golpearas no puedo permitirlo, el maestro… bueno el de ustedes… acaba de encomendarle una misión personal que supervisara en persona, no querrás interferir ¿verdad?

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Lun Sep 28 2015, 21:39


Los viejos tiempos... no eran del todo adorable, ciertamente, no cuando tienes abusones maltratándote como a un muñeco. Demian había pasado por distintos sentimientos al respecto, impotencia, rabia, miedo... había buscado refugio con su maestro, pero finalmente había comprendido una cosa, el problema era él.

No era un chico adorable, a todas luces, atrayendo los problemas y el odio del resto por su particular fascinación con la muerte y expresividad propia de una iguana. Eso sin contar el hecho de que el maestro lo considerara su preferido.

Pero de vuelta a los hechos, Demian se encontraba en una posición incómoda, sorprendido por aquel sujeto del doble de su masa corporal, incapaz de respirar adecuadamente... cuando oyó la voz de su amigo. No es que estuviera del todo indefenso, sería muy fácil recurrir a sus dagas para una solución rápida, pero la intervención de Chimar le permitía una salida más diplomática.

¿Y tú qué te metes?, el maestro nos permite arreglar nuestros asuntos, siempre y cuando nadie mate al otro. No creo que Demian corra a sus faldas como solía hacer cuando era chiquito, ¿no tartamudo?

Demian aprovecha la distracción de Chimar para levantar sus pies y en un rápido movimiento empujar a su agresor, deshaciéndose con eso de la presión en su cuello, aunque claramente con eso no lograría reducirle, simplemente ponía las cosas en un nivel más justo.

No te te-t-tengo miedo —le dice con mirada desafiante.

La risa del joven resulta particularmente irritante, al menos para los oídos de Demian, en especial porque se deben a su defecto del habla que le sigue jugando malas pasadas. Con gusto le hubiera plantado un sonoro puñetazo en la cara y seguro lo habría hecho si no fuera por la presencia de Chimar, pero al estar su amigo y toda la situación con su maestro supo que debía controlarse.

Pero será en otro momento —agrega con voz más baja.

El sujeto parece inflar su pecho victorioso cuando Demian empieza a caminar para alejarse, lo que a sus ojos era una simple cobardía, aquella que disfrutaba de causar en otros. Aquello le hizo ir más allá, sentirse confiado, poderoso, con lo que avanzó hasta Chimar, se inclinó hacia él y le dijo en voz baja, aunque suficiente para que Demian escuchara.

Todos saben que no saldrás con vida de aquí, humano.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Lun Sep 28 2015, 22:33

Parlamentando con asesinos, solo se le puede ocurrir Chimar. Pese a la actitud molesta del personaje mayor este parece reacio a tomar una acción física directa, si quisiera ya lo hubiera hecho, es solo la típica estrategia de intimidación similar a las que se ven en escuelas regulares humanas. Una muestra de inmadurez cometida por alguien que en teoría debe ser más frio que el hielo, la juventud se impone como dicen.

Demian aprovecha la distracción para zafarse del aprisionamiento, ambos individuos toman una postura más defensiva esperando lo siguiente. Es algo contrastante escuchar al pequeño brujo tartamudear cuando intenta sonar valiente pero no es su culpa, es solo un defecto como cualquier otro. El sujeto más grande se sigue burlando, Chimar comienza a molestarse pues le tiene cariño a su hermano pero nada llega a mayores por iniciativa de este ultimo.

Es hora de retirarse, un camino diplomático siempre queda como cobarde y no vale la pena darle gusto al bastardo. En un flanqueo el más alto de todos se acerca hasta Chimar expresando cierta información preocupante, dicho jovencito se le queda mirando con sorpresa pero luego cambia a una cara más arrogante. Posteriormente luciendo cierta sonrisa desafiante se prepara para responder adecuadamente.


Ya han intentado eliminarme y siempre fracasan, nunca cae mal reafirmar ese punto.


Se marcha discretamente, parece sereno pero es una tapadera. Cuando cruzan en la esquina el niño cambia su rostro, hiperventila varios instantes antes de controlarse. Ese comentario logro alterarle bastante, si resulta verdad no puede hacer mucho para defenderse. Recupera la compostura y sigue caminando al lado de su hermano, se mantiene en silencio con la mente en otro lado.

Un sujeto encantador…


Baja la mirada y sigue moviéndose, toda esta situación da demasiada desconfianza ¿Cómo Demian no puede verlo?, si los acontecimientos se salen de control está muerto. Junta sus manos para que dejen de temblar, todo le dice que salga corriendo y tome el primer barco al continente. Se detiene de golpe pegándole una mirada seria al brujo, luego formula varias preguntas con tono moderado, es importante.  

Dem… ¿si yo muriera te importaría? ¿Puedes garantizar que estaré bien?
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Lun Sep 28 2015, 22:56


Demian se gira para nuevamente enfrentar al sujeto, pero ve que su hermano logra mantener un adecuado control de la situación y decide no hacer nada que pueda empeorar las cosas. A veces Chimar puede pecar de arrogante, pero en un lugar como aquel, lleno de personas capaces de matarte, puede ser una de las mejores actitudes posibles.

El abusón decide caminar, ha logrado quedar por victorioso dentro de lo posible, incluso a pesar de las palabras de Chimar. Demian sabe que un buen asesino sabe también cuando perder, por difícil que sea. Aún así, aquellas palabras le empiezan a preocupar.

Asiente ante el comentario siguiente, pero pronto comienza a notar cambios en el comportamiento de su amigo, cambios que conoce muy bien. Un mago ilusionista está entrenado en leer a los otros, en percibir hasta el más fino detalle de sus movimientos, tanto para interpretarlo como para imitarlo mediante apariencias mágicas, por lo que leer las emociones resulta fácil, incluso para alguien como Demian que no sabe expresarlas por sí mismo, sin fingir.

Chimar tiene miedo y es de esperarse, pero la cosa se torna más y más seria a cada segundo que pasa. Demian aún es incapaz de comprender la real naturaleza de lo que puede estar percibiendo su hermano, en especial porque para él no hay lugar más seguro que donde está parado ahora mismo.

No te asustes por él, ta-tal como dijo, aquí nadie puede matar a nadie, es una especie de santuario —dice haciendo lo posible por no tartamudear, casi lográndolo por completo. Quiere sonar sólido cuando se trata de dar ánimos.

Se queda unos instantes meditando aquellas preguntas, no porque tenga dudas internas, al contrario, sino porque no sabe bien cómo expresarse para transmitir seguridad.

No seas tonto, Chim, claro que me import-taría, somos hermanos, somos Gorriones —le dice y luego mira a su alrededor— yo crecí acá, mi maestro está con nosotros, no porq-que un idiota te diga cosas quiere decir que tiene el poder de hacerlo. No puedo imaginarme un lugar más seguro que est-te.

Cuenta al menos con un punto a su favor, en efecto, no han habido muertes dentro de aquellos muros en años, a pesar de la actividad a que se dedican sus miembros. Es que el maestro se toma la seguridad muy en serio.

Entonces ve la figura, justamente, del poderoso Emil. Por primera vez no aparece de la nada, ni habla desde las espaldas, sino que su llegada es posible divisarla de lejos, simple, sólo camina. Una vez a unos metros dirige su mirada a Demian.

Demian, necesito hablar una cosa contigo antes de empezar —le dice en un tono que suena casi a una orden.

El joven brujo mira una vez más a su amigo, como queriendo decirle que todo estará bien, pero pronto comienza a caminar en dirección a su maestro.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Mar Sep 29 2015, 23:03

Obviamente la intranquilidad mostrada por el inventor no pasa desapercibido para Demian, después de todo está entrenado en las artes del acecho. Al menos tiene la decencia de no sacarlo a discusión primero, un gesto amable. Lo que menos necesita Chimar ahora es que le llamen débil cortésmente aunque irónicamente sea lo que demuestre, después de esta experiencia le gustaría visitar algún lugar más acogedor con verdaderos dotes vacacionales.

Gracias Dem.

Lo dice de buena gana pero no se lo cree completamente, es más una cortesía. Por lo menos su hermano intenta animarle a cada momento y eso sienta bien, da confianza en la oscuridad. A pesar de todo el niño brujo parece poner demasiada confianza en su institución, en caso de un choque de poderes resulta difícil definir por donde se irá su lealtad, ¿A quién terminara apoyando en una encrucijada?

Chimar medita, la lógica le dice que debe planificar una estrategia de huida jugando a lo seguro, sus emociones por otro lado le exigen que confié en la persona con la que ha convivido por meses. También está en juego el bienestar de ratita, si ocurre un problema es necesario asegurarse de su bienestar. Menuda cantidad de dificultades que un enano de once años no debería siquiera simular jugando.

Como si los miedos le invocaran aquel maestro asesino aparece, es de agradecer que dejara el numerito misterioso esta vez. Se acerca como las personas normales y pide hablar en solitario con Demian, Chimar se le queda mirando con desconfianza pero asiente pues es lo único que puede hacer. No se fía de él, sigue creyendo que cuando baje la guardia le intentara enterrar una daga en el cráneo.

Deja que ambos personajes se alejen, cuando queda solo marcha a los balcones. Tienen la vista más privilegiada del exterior y aunque el sol ya no este todavía se puede detallar el paisaje, es una noche de luna luminosa. En breve estará acompañando al líder de la facción mientras realiza su trabajo, es algo que no le genera buenas sensaciones. Vale la pena disfrutar cualquier cosa mientras aun se pueda, los pequeños momentos hacen la diferencia a veces.

Discretamente revisa su equipo, algo le huele terriblemente mal sobre este encargo, Como si lo estuviera acechando un bicho salvaje. Estará preparado para reaccionar de forma adecuada aunque eso signifique responder un combate, sabe que no puede ser rival para elementos poderosos pero lo intentara. La bomba hidráulica esta recalibrada y los virotes listos, cada utensilio individual aguarda en su sitio.

“no le saldrá barata la comida a lo que intente atacarme”
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Demian el Mar Sep 29 2015, 23:36


El maestro llevó a Demian hacia un lugar que le era conocido, su despacho. Cualquiera podría pensar que siendo la cabeza de una organización asesina podría ser algo macabro, sin embargo lo que en realidad destacaba era su sencillez. Una mesa simple contenía algunos papeles, una gruesa vela, un sello para cartas y libros a medio leer. El resto de la habitación eran simplemente unas sillas y estantes con libros, muchos de ellos.

Estoy ansioso por acompañarlo, maestro —comentó el chico con sincero interés.

Sabes, Demian, cuando te mandé a recorrer Aerandir tenía la intención de que te prepararas —comenzó a explicar el anciano— , de que te hicieras fuerte, conocieras más cosas, fueras capaz de comprender el mundo que nos rodea, las razas que lo pueblan... incluso que comprendieras en qué consiste la compasión, pues para comprender las necesidades de nuestro pueblo es necesario sentir compasión por su gente... pues finalmente espero que algún día puedas reemplazarme.

Demian no sabía qué decir. Siempre había entrenado y se había preparado para obedecer, pero jamás se había sentido un líder, de hecho ni siquiera podía decir que era popular entre la gente de ese lugar, lo que había quedado demostrado en más de una ocasión desde su llegada.

Pero no te preocupes, no espero morirme pronto ni nada parecido, aún te queda mucho por aprender. Algún día serás un gran brujo y estarás listo. Es por esa razón que he decidido entrenarte personalmente a partir de hoy.

Demian sintió que su respiración se aceleraba, era como un cuento terminado de manera feliz, como lo máximo que podía haber esperado desde que abandonara esas islas hace lo que parecía tanto tiempo y a la vez nada.

Es un hon-nor maestro —dijo inclinándose.

Pero para ello necesito que dejes atrás lo que has adquirido durante este tiempo, que vuelvas a empezar acá —planteó el anciano con una mirada sombría— , lo que incluye a tus amigos.

Maestro, ¿pu-p-puedo al menos vvvisitarlos? —preguntó aún digiriendo la información que escuchaba.

No me has entendido, Demian —replicó aún más lento y sombrío— , el joven Machiavelo es un peligro por lo que sabe y puede llegar a saber y mientras existan limitarán tus avances. Nos acompañará en esta misión, porque este templo es un santuario, no será derramada sangre acá... pero apenas terminemos con ese asunto tú mismo acabarás con su vida.

El rostro del chico pareció desfigurarse, mostrando estar completamente pasmado ante lo que escuchaba.


***

Una media hora más tarde Demian llegaba donde Chimar. Su rostro era sereno, pero al mismo tiempo más pálido que de costumbre y sus ojos parecían buscar el refugio de las sombras.

Ya es hora Chim, vamos a terminar con todo esto —le dijo a su hermano.

A continuación se dio rápidamente de vuelta y para dirigirse hacia la salida del templo.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Chimar el Miér Sep 30 2015, 16:14

A medida que pasan los minutos la duda se acrecienta, carecer del cuadro completo es frustrante. Respira profundamente para relajarse cosa que no funciona demasiado bien, lo mejor será que esos dos no tarden demasiado con sus divagaciones. Si sale de esto ideara una venganza apropiada para su hermano, quizás llevarle para la base Bio y gritar a los cuatro vientos que es un hechicero malvado.

Eso sería digno de ver jeje.

Expresa para sí mismo, es broma claro aunque una bastante graciosa. Rápidamente regresa a su estado serio cuando recuerda la situación actual, no debería ser momento para chistes. El paisaje circundante es muy hermoso y casi le hace olvidar todo, las islas tienen cierta belleza intrínseca si sabes dónde mirar. En ese momento alguien conocido se le acerca, no hace falta mucho tiempo para deducir quien es.


¡Ratita! ¿Como estas?

Bien hermano, este sitio es enorme ¿verdad?

Oye debo… debo decirte algo.


Los siguientes momentos Chimar trata de explicar a su amigo que debe tener mucho cuidado esta noche, que no confié en nadie a excepción de los demás Gorriones. El pequeño ladronzuelo escucha atentamente sin emitir comentario y al final afirma con la cabeza, aquel niño puede ser bien despabilado a veces. Es posible que no le consideren como amenaza aunque nunca se sabe.

Tal vez sean solo cosas mías pero es mejor prevenir que lamentar.


Al final el inventor le alborota el cabello a modo de juego, luego se separan discretamente. Ya esta advertido por lo que se mantendrá alerta, debería permanecer bien. Lo más probable es que en caso de ocurrir algo extraño todo se concentre en el niño científico, dicho jovencito parece despertar los intereses del siniestro culto desde los acontecimientos en Lunargenta o incluso antes.

Demian llega poco después, se encuentra más pálido que una cebolla. De resto continua con su rostro inexpresivo característico, todo parece estar en orden. Indica que es hora de partir por lo que ambos chicos se dirigen hasta la entrada, en breve marcharan desencadenando todo lo que deba pasar. El brujo esta más callado que de costumbre pero Chimar no le presta atención, es una de las pocas personas en las que puede confiar ahora.


Cúbreme la espalda.

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 710
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a casa (Capítulo 3) [Libre][CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.