Últimos temas
» [Práctica de rol] El llamado del deber (Parte 1)
Ayer a las 07:53 por Siria

» Atributos
Ayer a las 00:13 por Zöe

» Función de Desafíos
Miér Feb 21 2018, 21:32 por Sigel

» Un saludo!
Miér Feb 21 2018, 02:57 por Mina Harker

» ¡Buenas a todos!
Miér Feb 21 2018, 02:56 por Mina Harker

» Profesión de arcanos.
Mar Feb 20 2018, 12:48 por Reivy Abadder

» Tema en marcha
Lun Feb 19 2018, 18:15 por Bardo

» Tema libre, Presentando a una pequeña
Lun Feb 19 2018, 13:47 por Zöe

» La Guerra de Lunargenta (Información)
Dom Feb 18 2018, 20:38 por Ger

» Discípulos de Randall Flagg (Hombre Muerto)
Vie Feb 16 2018, 21:04 por Sigel


Tagnópita

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tagnópita

Mensaje  Wyn el Lun Nov 02 2015, 12:57



A primera vista, cualquiera pensaría que se trata de una simple planta en la que una araña ha tejido su tela en el interior de su flor. Un pensamiento muy erróneo pues de simple no tiene nada ni tampoco tiene nada que ver con el mundo arácnido.

La Tagnópita, más conocida por el nombre popular de “La flor de los vampiros”, es típica de los Reinos del Oeste pues la espesa niebla del esos bosques es el lugar perfecto donde puede crecer libremente sin que los rayos del sol dañen sus delicados pétalos de color rojo. En el mismo momento en que la flor reciba directamente la luz del Sol, ésta comenzará a marchitarse rápidamente. De ahí el nombre popular de “La flor de los vampiros”.

Comenzando a describir la planta por abajo: Los tallos de las Tagnópitas son verdes tan oscuras que dependiendo la buena vista de quien los mire casi parecen negros. Las hojas, del mismo color que los tallos, tienen forma de sierra haciendo parecer que son peligrosas púas para que ningún animal llegue a comerse la planta. Pero lugar a dudas, lo que más llama la atención son sus pétalos de color rojo vivo y bañados en lo que parece una telaraña. La Tagnópita tiene una característica única en comparación a otras flores del mismo aspecto y es que es capaz de soltar sus esporas mediante una red blanca similar a la tela que crean las arañas.

Por su aspecto tétrico y por la comparación con los vampiros, se llegó a pensar durante mucho tiempo que las Tanópitas eran unas plantas sumamente venosas; sin embargo, recientemente se desmintió esta creencia por un joven aventurero que muerto de hambre se comió los pétalos de la flor. El joven no solo no murió sino que además fue el primero en descubrir el dulce sabor que poseen las Tagnópitas debido a la tela blanca de esporas que crece desde su interior.
Wyn
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 763
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.