Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Sáb Nov 14 2015, 09:53

No sé muy bien qué ocurrió en el barco. Todo fue muy rápido. Lo último que recuerde fue a Arygos llevarnos hasta la orilla. Y tras eso nos escondimos en una especie de recoveco bajo un techo rocoso artificial en forma de arco en medio de aquella cala para pasar lo que quedaba de noche. Dormimos todos, creo, al menos yo. Cuando abrí los ojos ya había amanecido, y hacía bastante sol.

Era una situación muy relajante, pues se escuchaban las olas romper contra los acantilados y contra la playa. Un decorado muy diferente al que estaba acostumbrado en Lunargenta, donde por norma general, en cuanto caía el primer rayo de sol ya se escuchaban gritos y voces. A decir por la luz del sol, ahora mismo serían las 9 de la mañana.

Me levanté y me dirigí a una especie de barandilla en aquel pequeño recoveco alto desde donde se podía ver toda la playa. A ver si quedaba algo del barco. Pero no. Ni un trozo de madera. Había terminado ya en el fondo del océano. Todo lo que se veía eran trozos de madera rota flotando en el mar y arrastrados por la corriente hasta las rocas. ¿Y supervivientes? No parecía haber quedado ninguno, o al menos yo no veía a nadie.

Sin embargo, en la playa no había un silencio total. Y vi como otra embarcación, más pequeña que la nuestra, se encontraba cerca de la cala. Y una balsa había salido de esta para traer a varias personas con ellas. Seguramente fuera el barco que vi anoche, antes de que ocurriera todo aquello.

Hice esfuerzo para ver quién bajaba de la pequeña embarcación. Dos mujeres.

**La primera que saltó a la playa fue una joven atlética, ataviada con un traje de cuero oscuro. Morena y con el pelo recogido en una trenza. No parecía tener cara de buenos amigos y parecía bastante herida. A parte de no parecer muy sociable, cargaba con una ballesta enorme a su espalda y con otras dos de mano parecidas a las que yo solía llevar.

Directamente esperó para ayudar a la otra mujer, que sería algo más joven que yo, entre la joven de las ballestas y el hombre que llevaba el bote consiguieron sacarla. Esta mujer estaba aún más herida y casi ni se sostenía por sí misma.

Sin embargo… La cara de la mayor me suena demasiado… ¿dónde la he visto yo? Recapacité durante unos instantes cerrando los ojos y fue entonces cuando caí en la cuenta. Era Isabella Boisson. Antigua novia mía. Aunque nuestro amor apenas duró una semana. Hasta que me abandonó sin decir nada y nunca más tuve noticias de ella. De esto habrán pasado… unos 24 o 25 años más o menos. Sí… Más o menos como la edad de la joven que la acompañaba. Poco sabía de Isabella. A parte de que era una poderosa bruja del viento de Beltrexus, seguramente se dirigiera hacia allí.

Sentí cierto interés en acercarme a ver qué había ocurrido. Pero iba a ser un what the fuck en toda regla. Y la mujer de las ballestas no tenía cara de buenos amigos. Bastantes problemas parecían tener a decir por su cara de amargadas. De modo que las dejé que se perdieran entre los bosques. Aunque al menos sabía más o menos el camino que habían tomado. Y estaba seguro de que iban a Beltrexus. ¿A dónde si no iba a ir una bruja del viento?

Me volví a Nicolás y Arygos. No me fijé si estaban despiertos o habían visto a las mujeres también. Simplemente les hablé ya en voz alta.

-Creo que sé por donde tenemos que ir para llegar a un sitio seguro – les dije a mis dos compañeros.

**Referencia a Huracán. Mi otro pj. y a Isabella. Madre de Huracán y ex novia de Curgo. Curgo no sabe ni sospecha que Huracán es su hija.
No se puede interaccionar con pj's de otro según las normas del foro. Así que no creo que las veamos más o como mucho de lejos xD.



Última edición por Curgo el Dom Nov 22 2015, 18:41, editado 1 vez
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Sáb Nov 14 2015, 17:47

La noche anterior había logrado alcanzar la orilla con mi pesada carga, y entre los tres encontrar un refugio decente, tras eso, me había quedado profundamente dormida hasta el amanecer, el duro suelo de roca era la mejor cama que podía soñar, me gustaba nuestro nuevo escondite mas que los camarotes.

El sol era un semicírculo cortado por el mar cuando me escurrí silenciosamente fuera del campamento improvisado en las rocas. Alcé el vuelo y planee sobre la playa, adentrándome unos metros en el mar, alejándome de los restos flotantes del navío en busca de comida.

Solo el rumor de las olas, el canto de las gaviotas y la brisa del viento me acompañaban a la búsqueda del desayuno. Planeé bajo sobre la superficie del agua, con la mirada fija en la misma, y cuando algo llamaba la atención descendía rapidamente , y atravesaba la cristalina superficie con las zarpas para ahcerme con algun pez. Tras cada presa atrapada volvia a las rocas y lo guardaba allí para cuando hubiera cazado suficiente.
Cuando el sol ya era na forma redonda por completo sobre la linea del mar, apoyada en esta tenia pescado suficiente para los chicos, y la caza se hizo mas rápida y mas sencilla, simplemente sumergía la cabeza y engullía los pescados enteros, casi sin masticarlos, y pronto, mi estomago quedó mas que satisfecho.

Al volver a la cueva ellos parecían aun dormidos, reuní algo de madera seca del borde de la playa con el bosque, y regresé a regañadientes a mi forma humanoide. con la yesca y el pedernal encendí unas brasas tenues, ya travesando los pescados con un par de ramas separadas del resto de leña, los coloque sobre el fuego para que se asaran. Ya tendrían comida para emprender viaje, no era bueno caminar con el estomago vacío.
.
Volví a mi aspecto de leviatan blanco, apague con un chorrito de agua las brasas para que no ahumaran demasiado el lugar, y aguardé a que se despertaran, hecha un ovillo al lado de la comida, dormitando para hacer la digestión.

Curgo fue el primero que vi en pié, y se puso a observar la playa. Me levante y desperecé abriendo las fauces en un silencioso bostezo y tome uno de los pinchos con pescados asados entre los dientes y se lo acerqué al marino para que comiese antes.
Esperé a que tomase la comida antes de asentir hacia su comentario.

Era ya entrada la mañana, habíamos dormido lo suficiente, era un buen momento para seguir camino. Me acerqué a Nicolás y le di unos suaves toques con el hocico en el costado para despertarlo, gorgojeando entre dientes de forma amistosa a su vez, y cuando observe que había abierto los ojos, le extendí del mismo modo que a su homologo el pincho restante de pescado.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Dom Nov 15 2015, 01:20

Pantalones mojados. Sensación incómoda. Arenilla en las nalgas.
Tumbado sobre el suelo el guerrero se agitaba de vez en cuando, casi de manera espasmódica, como si estuviese teniendo una pesadilla terrible.
Frío. Un meneo muy fuerte. Un barco hundiéndose.
De repente, abrió los ojos, impactado por las imágenes mentales. Ya empezaba a recordar.
Tiempo poco favorable. Navío que encalla contra unos farallones. Todos al agua, sin distinciones de bando.
Al final solo quedaban tres improbables compañeros.

Se levantó lentamente, aún recuperando el sentido del equilibrio después de lo sucedido.
Ugh, las arenillas no eran un sueño.
Arygos le tendía un pincho de pescado asado, así que a falta de nada más de lo que alimentarse aceptó la oferta y se dirigió hacia el agua.
Tras lavarse cuidadosamente salvas sean las partes con el agua del mar se dirigió de nuevo hacia sus compañeros, con pescado aún en la boca.
Y bien, ¿qué es lo que propones entonces, Curgo? ¿Sabes acaso dónde estamos?
A mí no me suena de nada este entorno, así que deduciré que se trata de algún archipiélago que desconozco en medio del mar.
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Dom Nov 15 2015, 15:10

Arygos me cedió un pincho de pescado. Muy gentil por su parte. Era curioso ver un dragón cocinero. Se lo agradecí. A Nicolás también se lo ofreció y a continuación éste se fue a lavar. Fue cuando volvió cuando me preguntó que hacer.

-Nunca he estado aquí – dije – Así que lo mejor será buscar la civilización. Beltrexus, si no me equivoco. He visto gente ir por allí – y señalé hacia el camino por el que habían ido Isabella y su acompañante.

Sentía la curiosidad de preguntarle a Isabella cómo le habían ido las cosas todos estos años. Pero sin duda ya me sacaría demasiada distancia. Había que ponerse en pie. Por lo que sabía de geografía, la isla principal era considerablemente grande, y el camino hasta Beltrexus, el poblado más cercano, no iba a ser corto ni mucho menos. Aunque parecía una isla relativamente tranquila.

Cuando todos estuvimos listos, nos dispusimos a caminar por el camino, que rápidamente se convirtió en un bosque lleno de palmeras y otros árboles de climas tropicales. Había una sensación de humedad casi permanente y se podían observar varias criaturas, como monos, que en mi vida había visto.

Sin embargo, el bosque era más frondoso de lo que parecía. Y lo que antes era un apartado camino de tierra, éste ahora se iba cerrando cada vez más, dejando el espacio justo para andando. Imagino que el dragón irá destruyéndolo todo a su paso. Al poco de continuar el camino, llegamos a una bifurcación, que giraba hacia la izquierda o a la derecha, pero no había ningún cartel que indicase la localización exacta.

-¿Por dónde será? – pregunté a ambos con una terrible cara de duda.

Pero poco después escuché un movimiento rápido entre los matojos, como si algo nos estuviese observando.

-¿Habéis visto eso? – pregunté. Y me dirigí hacia el sitio por el que había visto pasar algo. Tras unos plumeros silvestres. Fue entonces cuando del matojo de hierbas salió un hombre armado con una lanza que me pegó una patada y me tiró hacia atrás. Era un hombre de raza negra, bajito, pintado con pinturas blancas y… en taparrabos. ¿Pero qué cojones es eso? ¿De qué época había salido?

-¡Unga unga, tunka tunka! – nos dijo aquel hombre con la lanza. Bailando y apuntándonos, pese a que era uno contra tres - ¡Hah Lah Meeeeeeh! – gritó al cielo.
-¿Qué cojones dices, fumado? – le pregunté con cara absorta mientras me levantaba.
-Atuka baunka – dijo apuntándome con la lanza. Y miró misteriosamente a Arygos, sobre la que comenzó a centrarse. Tal vez le parecía más atractiva que yo, cosa totalmente lógica, o tal vez fliparía de ver a un dragón. Aquel tipo no parecía haber salido de allí en su vida. – ¡Amukane makakeeee! – gritó.

Parecía estar llamando a más hombrecillos. No sé si era mejor idea correr o esperar, aquellos tipos tal vez fueran violentos. Miré a Arygos y a Nicolás con cara de duda, como preguntándoles qué hacer. Como tuvimos pocos problemas la noche anterior. Parecía que poco después volvíamos a tener.
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Dom Nov 15 2015, 17:06

Curgo, como al anterior vez parecía que iba a ejercer de guía de la expedición, cosa que no me importaba. Aun que tenia una noción decente de donde estábamos una vez Curgo menciono que estábamos en la isla a la que pertenecía el poblado de Beltreux.

No tardamos en dejar la playa atrás y adentrarnos en la selva. Aun que el clima era desagradablemente cálido y húmedo, podía dejar pasar ese detalle por observar la fascinante vegetación y fauna del lugar. Alguna de la cual volvía a despertar mi apetito.

Pronto el bosque resulto mucho mas tupido de lo que se había intuido en un primer momento, caminar detrás de mis compañeros empezaba a resultar incomodo, y aun que la sombra de las palmeras y los arboles eran un acogedor refugio, empezó a resultar bastante imposible caminar tramos largos sin atentar contra la vegetación.
Trepé clavando las garras por el grueso tronco de un árbol cercano y planee por encima de las frondosas copas, asomando la cabeza hacia abajo de la vegetación para ir siguiendo al grupo sin perderme. Cuando el camino volvía a permitirlo, me refugiaba nuevamente tras las hojas de las palmeras para seguir el camino a pie, permitiendo a mi cuerpo bajar unos cuantos grados que había adquirido durante el vuelo a pleno sol abrasador.

Resoplaba fuertemente por las narinas, el calor me agotaba, no estaba costumbrada a el y no me agradaba, la humedad me hacia sentir que cada grado se pegaba a mi cuerpo intentando asfixiarme, quería llegar a un lugar fresco y seguro no las pronto posible, o a algún lago en el que sumergirme y desprenderme de esa desagradable sensación.

Reas un buen rato de caminata se presentó ante nosotros una encrucijada, Curgo parecía desconcertado. Señalé hacia las copas de los arboles indicando que iba a sobrevolar la zona buscando a donde llevaban ambos caminos, cuando un ruido entre la maleza captó mi atención.
Curgo también parecía haberlo oído. Asentí en su dirección y alargue el cuelo hacia el origen de los ruidos.

Una figura salio de los matojos, haciéndome rugir de sorpresa y recular unos pasos, con todas las púas y cuernos erizados por el susto inicial de la aparición. 
Era un hombre bajito, negro y casi desnudo, pintarrajeado de forma extraña y que vociferaba palabras en una lengua desconocida. Fruncí levemente el ceño, repitiéndome esas frases mentalmente, intentando advertir su significado, las habría leído en alguna parte?*

El hombrecito no tardo en dejar de mirar a Curgo para observarme a mi.
 Alce el cuello y la cabeza, desplegando esmeradamente mis alas, hinche el pecho intentando parecer lo mas imponente posible, alzándome sobre las patas traseras para extenderme ne toda mi altura, superando notablemente al indígena que me miraba, pero sin hacer ningún gesto violento o amenazador hacia su persona, mientras miraba por el rabillo del ojo al resto sin saber muy bien que hacer.

Solo esperaba que esta vez no quisieran desmembrarme y venderme por piezas de nuevo.



*Uso de conocimiento antiguo, si consideran que mi nivel en el mismo es suficiente, mandenme por mp el significado.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Dom Nov 15 2015, 20:01

Malditos matorrales, clavando sus espinas en la carne...
El reducido grupo avanzaba como buenamente podía a través de la espesura con el objetivo de encontrar rastro alguno de civilización.
Numerosos animales se balanceaban por los árboles. Del tamaño de un niño pequeño y cubiertos de pelo, las simpáticas criaturas le cayeron en gracia a Nicolás, que no paraba de observar a su alrededor, alerta en todo momento. Nuevas tierras siempre traen nuevos problemas.

En el momento más inesperado, cuando se detuvieron a consultar qué camino tomar en una bifurcación, emergió un individuo armado de entre la espesura.
Negro como quien no conoce higiene alguna, con pelos oscuros e irregulares coronando su redonda cabeza y con un taparrabos como una protección por debajo de su redonda y prominente tripa, empezó a agitar su lanza hacia arriba y a berrear en a saber qué idioma.
Nicolás, obviamente receloso de lo que fuese que quería esa... cosa... apuntó su arma hacia él de manera claramente agresiva.
¡¿Qué quieres de nosotros, salvaje?!, le preguntó.
Si querían llegar a algún sitio iban a tener que fiarse de la buena voluntad del indígena, pero buena voluntad no suele ser sinónimo de gritos incoherentes y movimientos rituales con la lanza.
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Dom Nov 15 2015, 22:12

Mis compañeros parecían también asustados. Ni ellos ni yo parecíamos haber visto nunca un tipo similar. Arygos se estiró, probablemente para asustar al hombre mostando su imponente aspecto. Esto pareció asustar al tipo, que comenzó a gritar aún más fuerte. Y haciendo aspavientos con los brazos como tratando de asustar a la dragona, como indicándole que se fuera al grito de “UHH” “UHH”.

Nicolás no fue tan pragmático y con su arma apuntó hacia el individuo. Que retrocedió rápidamente. Y continuó berreando. Comencé a notar que tras los árboles y matorrales de aquel bosque tropical había más que un simple individuo. Traté de tranquilizar a Nicolás, que parecía que iba a lanzarse a por aquel desgraciado indígena.

-Cuidado, que creo que no está solo – le dije a Nicolás interponiéndome entre el indio y su espada, para evitar un mal mayor que parecía a tenor.

Como si lo hubiera olido. El hombrecillo se asustó, dio un grito, y rápidamente aparecieron otros indígenas, igual de bajitos y negros y con pinturas similares. A lanzarnos piedras. Su técnica era cuanto menos un tanto primitiva, pero las pedradas dolían bastante.

-¡¿Pero qué hacéis, incivilizados?! – exclamé tapándome la cara de las piedras que tiraban. Aunque la mayoría iban dirigidas a Arygos, que era más grande y probablemente les asustase más que yo y Nicolás. -¡Ay! – grité por una piedra que me dio en la pierna. Había que salir de allí cagando leches. Y no dudé en disponerme a alejarme antes de que una me diera en la cabeza. Incité a mis compañeros a que hicieran lo mismo.

No pude dar más de dos pasos, pues en cuanto retrocedí un paso pisé algo que sonó a rama seca rota. Estaba debajo de un árbol, y del suelo se elevó una red que ascendió cogiéndome a mí, y dejándome atrapado colgando del árbol. Al menos las pedradas hacia mí cesaron. Y desde la red pude ver cómo ahora Nicolás y Arygos eran el centro de atención.

-¡Sacadme de aquí! – grité a mis compañeros. Pero bastante tenían ellos con detener las pedradas de los cada vez más indígenas.

El “valiente” guerrero de la lanza intentaba hacerlos retroceder amenazándoles con su lanza.

-¡UNGA, UNGA! – bramaba, apuntando a Arygos con la lanza y haciendo aspavientos como tratando de pincharla, como el que trata de devolver una oveja rebelde de nuevo al corral, mientras incitaba a los demás a que continuaran lanzándole piedras. Eran muchos, demasiados. Y nosotros no parecíamos expertos guerreros. Tal vez fuera mejor rendirse y buscar una solución pacífica.

Estaba claro que los vestigios de la civilización no habían llegado a aquellos tipos.
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Dom Nov 15 2015, 23:27

Nicolás respondió al baile extraño del hombre negro de un modo mucho mas violento que el mio, y no me extrañaba, parecía bastante hostil bailando con su arma y apuntándonos.  Al menos el hombrecito del color del betún se asunto cuando me estire, pero al contrario de lo que esperaba, que era que huyese por donde había venido, intento asustarme ami haciendo aspavientos. 
No pude evitar entrar a reírme, un sonido grave gutural y extraño, pero que se podía identificar claramente como una especie de risa animal, que no pude interrumpir ni aun cuando Curgo nos advirtió de que no estaba solo, e intento en un gesto conciliador interponerse entre Nicolas y el indígena para calmar las cosas.

La gran táctica de los nativos fue empezar a arrojarnos piedras, quizás eso fuese a dolerle a mis acompañantes, pero estando cubierta de escamas, esos ataques eran molestos, pero no llegaban a ser dolorosos. Curgo fue el primero en intentar salir corriendo, pisando una trampa oculta que termino en el colgando de una red de una de las ramas de un árbol.
 Casi vuelve a entrarme la risa de nuevo, pero las pedradas me estaban empezando a molestar. Y ya estaba un poco hasta las narices de los ataques gratuitos hacia mi persona.

Quizás una banda de bandidos bien armados podían amedrentarme, o una aldea llena de vampiros, o la ciudad de los biociberneticos, pero des de luego un puñado de criaturas mas parecidas a los monos que a la gente de bien, y con piedras y palos como armas, no eran nada que me hiciera dar un paso  atrás.

La criatura mas adelantada hacia ruidos guturales apuntándome con su lanza como si quisiera pincharme, asi que alargue el cuello y la tome de un costado partiendola con los dientes, luego acerque mi rostro al suyo, y tomando mucho aire, lance un rugido ensordecedor, dejandole los pelitos hacia atrás, intentando que saliera corriendo. Una vez despojado de su palito alce el vuelo hacia la cuerda donde estaba Curgo y la corte con los dientes dejándolo caer contra el suelo, levemente mullido por la vegetacion del camino y volvi a aprarme ante la bandada de hombrecillos, poniéndome delante de mis dos compañeros que parecían asustar a los negritos poco y nada.

"Vamos Arygos, tu puedes asustarlos!" me dije a mi misma. No parecían haber visto un dragón en su vida, y a juzgar por su vestimenta y el resto de cosas que habían podido mostrar de su cultura, eran bastante primitivos, lo que tendía a ir de la mano con supersticiosos y por ende temerosos de las cosas grandes que no conocían. Probablemente mas familiarizados con la conducta animal que con la humana. ¡Animal! eso era, si adoptaba comportamientos animales que pudieran identificar probablemente podría hacerme entender medianamente.

Caminé alrededor de los dos humanos, abriendo las halas haciendo aspavientos y rugiendoles con fuerza, como cuando una criatura marca el territorio para ahuyentar a otras bestias de sus crías, el paso previo a que las criaturas ataquen a los agresores. Me ardía el cuello de la fuerza y el volumen en el que estaba rugiendo, y varios monos y animales salvajes se alejaban de la zona, entendiendo que estaban en el territorio de un animal mucho mas grande, y enojado.


Si los negritos no se amedrentaban también, al menos les daría tiempo a mis compañeros de salir corriendo, yo por mi aprte solo tenia que volar por encima de los arboles para salir de su rango, así que podía quedarme a distraerlos un rato, si mi plan no funcionaba por completo.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Lun Nov 16 2015, 01:02

Uno tras otro empezaron a surgir de entre los árboles más indígenas, estos armados con piedras que no dudaron en usar contra el grupo.
A Nicolás no le eran desconocidas las peleas en desventaja numérica, pero había demasiados factores en su contra ahora mismo: desconocían el terreno, les superaban en proporción de cuatro a uno y aún por encima no sabían si venían más refuerzos en camino.
Viéndose superado por la situación, el mercenario retrocedió ligeramente mientras se cubría lo mejor que podía de la lluvia de piedras dirigida a su cara.
Bestias salvajes, susurraba a regañadientes.

Los otros por su parte no se habían hecho esperar. Curgo, que ya debía de tener un plan, echó a correr lo más rápido que pudo, pero su carrera fue cortada casi inmediatamente por una trampa de red.
Arygos, viendo la situación de necesidad de su compañero, se acercó a la trampa velozmente y la desgarró con fuerza, liberando al aún forajido.
Nicolás, aprovechando que la dragona había vuelto y parecía estar manteniéndolos a raya, agarró a Curgo, se lo echó a la espalda y le dio su escudo.
¡Tú sujeta bien fuerte el escudo y cúbreme la espalda, yo cargo contigo!

Y sin mediar más palabra se internó en la densa arboreda con su compañero a cuestas, corriendo tan rápido como sus piernas se lo permitían.
Las ramas de la vegetación le arañaban la cara y las extremidades, pero no podía permitir que eso le detuviese, no en esas circunstancias.
Cuando ya llevaba casi cinco minutos seguidos corriendo sin parar pudo divisar una pequeña cueva de mármol.

Las probabilidades de que fuese la madriguera de un oso u otro animal salvaje eran muy altas, pero era eso o ser apedreado hasta la muerte por una tribu de negros salvajes, así que se metió dentro, se dejó caer sobre el suelo y volvió a tomar aire varias veces.
La cueva era suficientemente oscura, así que no deberían de ser fácilmente visibles desde fuera, y con suerte eso ayudaría a dar esquinazo a los indígenas.
En su carrera no había tenido tiempo de preocuparse de Arygos, aunque seguramente ella hubiese encontrado un método para librarse de sus perseguidores y, quizás, podría haberles visto entrar al improvisado refugio.
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Lun Nov 16 2015, 22:20

Tuve suerte de que Arygos cortase mi cuerda. Iba a tener que conseguir un dragón cuando volviera a Lunargenta, ya era la segunda vez que me salvaba el pellejo. La caída fue dura, pero al menos no me rompí la crisma. Se lo agradecí con un cordial gesto por haberme liberado de aquella trampa.

Sin embargo, por debajo Nicolás seguía peleándose con los hombrecillos aquellos. Tuvimos suerte de que Arygos se llevara la atención y las pedradas de la mayoría de ellos. Nicolás me dio su escudo para protegernos de las pedradas. Intenté taparme lo mejor que pude, a mí por supuesto el primero, pero espero que no se notara demasiado. Nicolás parecía más fuerte que yo y probablemente una pedrada en la cabeza me hiciera más daño a mí que a él. Solo había que ver como me levantaba y me carretaba como si fuese un peso pluma.

-¡No te preocupes! Estás en buenas manos – le dije mientras avanzábamos. Vi como dos piedras se dirigían hacia nosotros. Una iba hacia mi hombro y otra hacia el costado de Nicolás. No podía parar las dos, así que evidentemente decidí detener la que iba a golpearme a mí, impactando la otra en mi bravo compañero. – ¡Lo siento! No la vi venir. – le dije de una manera muy falsa girando el cuello hacia él.

Vi como Arygos emprendía el vuelo sobre los árboles para huir y tratar de despistar a la mayor cantidad de indígenas posible, que estaba claro que no habían visto un dragón en su vida. La perdí de vista entre los matojos y la extensa selva tropical. Nicolás y yo terminamos en una caverna, muy blanquecina, parecida de mármol, alejada de todo y donde parecíamos haber despistado a la mayoría de los tipos. Sin embargo, los más rápidos consiguieron aguantar el ritmo.

Yo, aunque algo marrullado, aún tuve tiempo para incorporarme desde el interior, o más bien la entrada, de la caverna. Había tres o cuatro indígenas esperando a la puerta. Pensé que nos lanzarían piedras Así que me acerqué hacia ellos, haciendo una especie de samba extraña con el escudo de Nicolás, que todavía llevaba.

Los cuatro tipos empezaron a mirarme asustados. Con cara de miedo. Retrocediendo hacia mi avance. Fue entonces cuando me envalentoné.

-¿No os atrevéis a enfrentaros a mí, verdad? – les desafié – No sois más que unas ratas cobardes. ¡Ja ja ja ja! – reí a carcajada. Los tipos dijeron algo en su idioma y comenzaron a huir asustados. Momento en el que me volví hacia Nicolás, que observaba como los tipos habían huido. –Menos mal que estoy yo aquí con mi danza del vientre, ¿verdad? Si no quién iba a… a… a… - ahora empecé a asustarme yo, y descubrí por qué los tipos aquellos se habían asustado. No había sido por mí mamoneo con el escudo, unos ojos amarillos y un rugido comenzaron a salir de dentro de la pequeña cueva.

A medida que iba saliendo a la luz, distinguí como un felino negro, probablemente una pantera, empezaba a salir bajo el sonido de un muy agudo sonido. Tenía hambre de humanos, o al menos eso parecía con los esqueletos humanos al fondo de su madriguera.

-¡La madre que me parió! – dije tratando de espantarlo con el escudo - ¡Fuera de aquí, alimaña! – y tiré el escudo de Nicolás al animal. Que lo esquivó y rodó sobre su canto hacia el interior de la cueva, hasta chocar con unos huesos en el fondo. Traté de herir al bicho, pero había conseguido huir de mi ataque, y ahora estaba aún más furioso. A continuación me dispuse a correr y trepé instintivamente hacia el primer árbol que vi. No era un trepador ni mucho menos, pero el instinto de supervivencia me había hecho subir hasta lo alto de la copa del árbol. El animal nos comería vivos. - ¡Olvida tu escudo y huye, gladiador! ¡Te va a comer vivo! – Grité desde la copa del árbol. No sé como se tomaría Nicolás que hubiese tirado su escudo al interior de la madriguera de un felino hambriento y más rápido que él. Espero que entienda que fue por instinto. Tal vez se podría recuperar la rodela más tarde.
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Mar Nov 17 2015, 00:27

Mis compañeros emprendieron una táctica retirada tan rápido como pude darles cobertura.
 Por mi parte apenas si pude voltear el cuello para mirar hacía atrás en un inicio, teniendo a casi todos los hombrecitos apuntándome con sus palos afilados y arrojándome piedras. Me centré principalmente en romper sus ramas para que no me arañasen con ellos, aun que algunos rasguños leves surcaban mi abdomen para cuando logre romper la ultima de ellas, y a rugirles bien de cerca, tirando mordiscos a poca distancia de sus cabezas y extremidades. Al ver que sus proyectiles no les funcionaban, y solo terminarían generando leves contusiones, bastantes a decir verdad y pro todo el cuerpo, de las que debería preocuparme luego, y se habían quedado sin las precarias lanzas empezaron a recular, entre ruidos tribales indescifrables para mi huyeron uno a uno entre los bosques, mientras yo hacía ademán de seguirlos para que no intentaran volver a asaltarnos.

Cuando finalmente pude volverme hacia atrás apenas alcance a divisar a unos pocos negritos desapareciendo en la misma dirección que habían tomado Nicolás y Curgo. Me impulse en el suelo y salte hacia arriba, cuando mi cuerpo había atravesado las copas de los arboles,despelgué las alas y las batí rápdiamente para alcanzar a mis compañeros. No quería perderme en esa selva. Por suerte, mi forma de avanzar era mucho mas rápida que correr con un viejo a cuestas.

Los comentarios jocoso de Curgo jactándose de haber ahuyentado a sus perseguidores me indicaron que se habían detenido, y descendí volviendo a adentrarme en la selva lo justo para ver como el marino trepaba desesperadamente a un árbol, y una bestia negra y gigantesca acechaba al soldado desprovisto de su escudo. Por su modo de moverse era claramente un predador, aun que de menor tamaño, y el hambre que me había empezado a entrar al ver a los monos me hacia preguntarme ahora a que sabría esa exótica criatura. Quizas también era fruto del valor que me habia infundado el poder ahuyentado a esa tribu primitiva, pero sentia un valor férreo en mi interior, y veía claramente la superioridad animal en comparación de mis compañeros de viaje.

Si hubiera estado en tierra y a la vista de esa bestia, la pelea habría sido algo reñido, pero al criatura se encontraba con la atención sobre Nicolás, que era presa fácil para ella, y yo estaba volando, tenia todos sus puntos flacos a al vista, y el factor sorpresa de mi lado.  Me lance en picado hacia la criatura con las fauces abiertas y las cerré entorno a su cuello, clavando las zarpas tanto delanteras como traseras en la criatura para que no pudiera escapar a mi abrazo ni zafarse del mismo. Note como los dientes desgarraban la carne blanda, y el familiar sabor de la sangre fresca en las encías y la punta de la lengua. El rugido sorprendido de la bestia a la que había tomado desprevenida, y sobre la que habían caído no solo mis partes mas filosas clavadas con el impulso si no que ahora tenia que sostener todo mi peso, apenas equilibrado con las alas con las que batía para evitar que el animal me tirase mientras se retorcía intentando vanamente zafarse del agarre.

La escena algo grotesca des de afuera no invitaba al acercamiento, los aleteo constantes para mantener el equilibrio alzaban la tierra de alrededor, y los zarpazos y mordiscos de la pantera podían alcanzar a cualquiera que se acercase lo suficiente, al igual que los coletazos erráticos de la bestia dracónida, era en toda regla una pelea entre bestias salvajes.

Esa era una pelea que controlaba mucho mas, quizás no con criaturas de mi mismo tamaño, pero era mucho mas cómodo, sin espadas, sin lanzas ni cuchillos, atacando por la espalda y des de arriba en un punto ciego, mientras la presa estaba distraída, ojalá todas mis futuras contiendas fueran así, aun que algo me decía, que esa ansia distaba mucho de la realidad que me deparaba el futuro.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Miér Nov 18 2015, 17:14

La decisión de descansar en la cueva rápidamente había demostrado ser un error.
Los indígenas habían huído, sí, pero solo para dar paso a una criatura más mortífera: una pantera.
Nicolás, herido, exhausto por la carrera y desprovisto de su escudo por las acciones asumió que su hora se estaba acercando.
Sin fuerzas casi para combatir, se resignó a cerrar los ojos y ponerse a bien con los dioses.
Ya podía sentir la zarpa acortando el espacio entre ambos, la súbita ráfaga de aire, las salpicaduras de sangre y su olor en el ambiente...

Un momento... ¿salpicaduras?
Nicolás abrió los ojos, extrañado, justo al mismo tiempo que la fiera emitía un rugido de dolor.
Una imponente criatura había cerrado sus garras en torno al cuerpo de la en comparación pequeña bestia, que se retorcía de dolor, impotente ante su depredadora.
Debía de estar loco, porque parecía Arygos, ¿pero si no era ella quién más podría ser?
Aprovechando el momento, se arrastró como pudo hacia el interior de la cueva, que tampoco era especialmente profunda, en busca de su fiel escudo y al mismo tiempo refugiándose del intenso combate que se estaba librando.
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Miér Nov 18 2015, 22:23

Nicolás se había quedado hecho el muerto. Me dediqué a animar a que se moviera desde arriba. ¿Se iba a rendir ahora el campeón? Cerré los ojos para evitar ver cómo se comía al bueno de Nicolás de un bocado.

Pero no, un dragón apareció para evitar lo que podría ser una escabechina. A decir por su aspecto, que ya no me era desconocido, estaba claro que era Arygos.

-¡Joder, cómo mola tener un dragón de tu lado! – dije. Ya eran unas cuantas veces las que no salvaba la criatura alada. Tenerlo en contra no era algo maravilloso. No pude evitar recordar mi viaje al Norte junto a Lida Rothgar, por cierto, hacía mucho tiempo que no veía a la chica.

Pensar en ella me llevó el tiempo suficiente como para ver cómo Nicolás volvía ya con su escudo y salía de la cueva. Mientras Arygos seguía dándose coletazos con la pantera. Ahora había que huir. Bajé del árbol e incité al gladiador a huir antes de que se complicara la cosa.

-¡Vámonos de aquí, Nicolás! – le dije con la mano, antes de volverme hacia Arygos – ¡te vemos en el fondo de la selva! – le dije.

Corrimos hasta alejarnos lo bastante de la pequeña caverna. Espero que la dragona nos encuentre antes de que lo hagan los indígenas, otra pantera, o cualquier otra alimaña con hambre. Estaba claro que no íbamos a durar mucho allí sin un mínimo de orientación. Aquella selva no era precisamente un lugar apacible, y era muy difícil orientarse. ¿Dónde nos encontraríamos y dónde quedaría el pueblo? Arygos, aprovechando que podía volar, podría indicarnos la dirección en la que se encontraba el pueblo más cercano. Así no tendríamos problemas para elegir una dirección incorrecta.

Un árbol especialmente grande, una especie de palmera con piñas tropicales enormes. Le dije a Nicolás que nos ocultásemos tras él. Era un pequeño claro, así que confío en que Arygos nos viera pues éramos fácilmente identificables. Siempre podríamos darle una voz si pasaba cerca.

-Tenemos que encontrar una dirección segura... – le dije a Nicolás apoyándome sobre el árbol, jadeante – Que nos lleve a un pueblo. Esta selva es muy peligrosa. No duraremos mucho aquí.



Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Miér Nov 18 2015, 22:50

Arygos apenas alcanzo a oír completamente las palabras que vociferaba el señor Curgo, ocupada como estaba con los rugidos de la bestia, que poco a poco iba aminorando esfuerzos por la perdida de sangre. Vió de reojo como el sus compañeros se internaban de nuevo en la selva con frustración.

Terminó de dar muerte a la pantera, y aprovecho para rasgar su cuerpo con uñas y dientes y comer hasta empacharse de carne cruda, era un animal sabroso aun que demasiado fibroso, como cualquier predador. Pero en esa selva a saber cuando iba a volver a tener la oportunidad de comer, y los monos saltarines esos parecían demasiado escurridizos como para cazarlos con facilidad. Ya que había dado muerte a esa bestia, se la comería.

Una ve hubo saciado pro completo su voraz apetito, y relamiéndose el hocico manchado con los restos de sangre, emprendió el vuelo para localizar a sus compañeros fugados. Recogiendo el morral con sus cosas lleno de tierra que había tenido que soltar para embestir a la pantera antes de despegar naturalmente.

Voló en la dirección en la que los había visto desaparecer, y no tardo en localizar sus siluetas en un claro, estratégicamente escogido para facilitarle la búsqueda. 

El leviatán blanco aterrizo en el mismo depositando su morral en el suelo y observando a los hombres en busca de instrucciones para seguir el viaje. El sol se reflejaba en sus brillantes escamas, haciendo mas notorias las manchas de sangre, y los rasguños que había padecido, fruto de los indígenas y el forcejeo con la pantera,  y, pese que ninguno era grave, lo que si era notable era el cansancio del dragón, que había estado yendo de un lado a otro, y entreteniendo a los peligros de la selva para proteger a sus compañeros prácticamente sin descanso.

Dejo caer su abdomen sobe el suelo y se acurruco en una sombra, descansando el cuerpo, con el cuello alargado seguía los movimientos del soldado y el rufián, rezando mentalmente para que no salieran corriendo hacia otra aventura de forma despreocupada, y se dignasen a establecer un plan de acción mas detallado y cuidadoso a la hora de avanzar por la selva.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Jue Nov 19 2015, 15:09

Menos de una hora había pasado y ya habían huído de una tribu de salvajes, escapado de una pantera y ahora estaban en mitad de una profunda selva de la que parecía no haber salida clara.
Si algo bueno tenía su situación actual era que al menos podían descansar un rato bajo la sombra del gran árbol, apartados de los peligros anteriores.
Al parecer todos se encontraban terriblemente fatigados excepto Curgo, que como no había tenido que realizar tantos esfuerzos seguidos parecía estar relativamente bien.
Unos cuantos macacos se balanceaban de ramas colgantes a su alrededor, y algunos de los pájaros locales cacareaban y realizaban cánticos, causando un cierto revuelo en la zona.

¿Y... ahora... a dónde... vamos...? Yo no... estoy muy bien..., decía entre jadeos.
No podía ni con su alma de tanto correr, y encima no habían dejado ningún tipo de rastro o marcas visibles, así que estaban en un serio aprieto aún si quisiesen simplemente volver a la playa de donde partieron.
Estaba ya cerrando los ojos para intentar descansar cuando le pareció ver humo más allá de las altas copas de la arboleda.
No podía ser, ¿tendrían un poco de suerte al fin? Si no se equivocaba esa humareda debía de ser de las chimeneas de algún poblado. Solo había un gran problema: ¿y si era el poblado de los indígenas?
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Jue Nov 19 2015, 22:46

Arygos aterrizó a nuestro lado, y Nicolás mostraba claros síntomas de fatiga. Estaba un poco desesperado. No me extraña, yo también.

-Hemos tenido unas últimas 24 horas de mierda. – dije al pequeño grupo, que estaba algo alicaído – Pero mejorarán. Ya lo veréis – les dije con ánimo y los puños cerrados.

No podíamos detenernos allí. En dirección, oeste, se veían varias chimeneas emitir humo. Tal vez desde allí podríamos llegar. Propuse al grupo continuar la marcha, no podíamos detenernos, aquella selva densa era muy peligrosa, y ya estaba deseando regresar de nuevo a casa como fuera. Aunque ese era otro tema que habría que pensar con cuidado, pues no dejaba de ser un forajido en aquel momento. Aunque en la isla tampoco parecían quererme mucho.

Miré hacia las chimeneas. Espero que no sean los indígenas, pensé para mis adentros, con una cara que reflejaba preocupación. Luego miré a mis compañeros, que parecían más abatidos que yo.

Pero no todos podían ser indígenas, a fin de cuentas, Isabella por lo que sabía era de allí. Y de hecho la había visto hace menos de una hora. Y algún sitio civilizado tenía que dirigirse. Ella podía ser nuestra llave de vuelta a casa, aunque era una poderosísima bruja con muchísimo carácter. Tal vez estuviera enfadada por nuestro trágico final de relación, aunque de eso hace ya casi 25 años, si mal no recuerdo.

Había tratado de esconder este tema a mis compañeros, pero era el momento de contárselo, pues los encontraba bastante abatidos y desesperados. Especialmente a Nicolás. Que parecía hundido. Aunque fuera a veces un capullo, me dolía ver a un grandullón como él tan bajo de moral.

-Escuchadme bien los dos. – les dije, de nuevo tomándolos por los hombros, al dragón por las escamas, que tacto más asqueroso, por cierto – Sé que suena surrealista, pero tengo una “ex” aquí. La he visto antes en la playa. Sólo tenemos que encontrarla – miré hacia ellos con su cara de sorpresa – Antes de que lo preguntéis no, no es ninguna negra indígena. – les dije señalando con el dedo índice a ambos –

Acostumbrado a contar mentiras, tenía miedo que me pasara como la fábula del lobo y de las ovejas, que tanto anunciar que venía el lobo cuando era mentira, al final cuando vino de verdad nadie bajó y se comieron a los corderitos. Tenía que evitar que esto ocurriera en nuestro reducido grupo.

-Esta vez es cierto, tenéis que confiar en mí. - dije por primera vez en lo que iba de viaje con rostro de seriedad – Puede que Isabella nos mate a los tres por mi culpa. O que haya olvidado asperezas del pasado… - me quedé pensativo, llevándome la mano al mentón – o incluso puede que siga pillada por mí y nos pague una habitación en el mejor hotel… - volví a mi cruda realidad – Nah. Eso lo dudo.

Esperé unos instantes por si alguno tenía alguna pregunta y responderla. En cualquier caso, había que partir ya. Estaba acercándose el invierno y anochecía relativamente rápido. No había muchos más indicios. Así que toqué las palmas para hostigar a mis compañeros a caminar y a dirigirnos hacia la columna de humo al oeste. Podían ser lo indígenas, sí. Pero qué coño. Mejor que no ir a ninguna parte era. Comenzamos la andadura.
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Vie Nov 20 2015, 15:58

Nicolás parecía exhausto, y yo aprovechaba cada segundo a la sombra andes de que Curgo volviese a salir corriendo en cualquier dirección, otra vez. Al menos ese truhán no decaía con las adversidades, e intentaba animarnos a ambos, aun que esperaba, sobre todo, que hiciera efecto en el guerrero, ya que yo no me sentía decaída si no algo perezosa, por las carreras por la selva y mi panza llena de pantera.

 Me quede mirando las columnas de humo que se veían mas allá de los arboles, y sus serpenteantes figuras ascender hacia el cielo hasta que Curgo llamo nuestra atención de nuevo.
No me agrado la revelación de que hubiera estado escondiendo ese dato todo el tiempo, ¿que relevancia tenia realmente para nosotros su pasada vida amorosa? lo importante era que había visto a alguien que sabia como volver. Podríamos habernos acercado yo o Nicolás a pedir indicaciones! Y el hecho de que aclarase que esa vez era verdad, lo único que daba a entender, era lo habituado que estaba a contar mentiras.
Pero como si lo anterior no fuera suficiente, su "ex" era encima una mujer peligrosa que podía intentar pagar con nosotros lo que sea que le hubiese hecho ese rufián...fantástico. Primero indígenas, luego bestias salvajes y ahora una mujer enfurecida...

Me levante y me acerque perezosamente hacia Curgo, alargando el cuello y agachando al cabeza hasta que mi hocico quedo cerca de su rostro y resople fuertemente despeinandole y tirandole todo el aliento en la cara des de las narinas, soltando un gorgojeo disconforme, para marcarle mi desagrado por su anterior cháchara. Luego lo empuje con el hocico para dejarlo cara a las chimeneas y le di un par de toquecitos para que empezase a caminar y nos llevara al encuentro de esa tal Isabella.

Cuando el marino empezó la marcha me coloque a la altura de Niolás y pase la cabeza por debajo de uno de sus brazos, si estaba tan cansado, podría usarme de punto de apoyo, y de paso, aproveche para señalarlos a ambos con el hocico y resoplar, para quedármelo mirando, esperando que entendiese mi intención de conocer mas sobre la historia que compartían en común mis dos peculiares compañeros de viaje.

Y de esa guisa empezamos a caminar en rumbo a la aldea, rezando todos, presupongo, en nuestro interior, para que no perteneciese a los molestos enanos negros que nos habían arrojado piedras hacia poco.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Sáb Nov 21 2015, 00:55

Apoyado en la dragona, que se había ofrecido para ayudar al por suerte ya no tan exhausto luchador, Nicolás avanzaba por el camino que iba marcando Curgo, que iba en cabeza, casi desafiando abiertamente a la naturaleza a que les mandase algo más si quería, que él no iba a parar de palmear.
Poco a poco el sol iba cayendo en el horizonte que se veía a través del denso follaje y a la nube de civilización lejana cada vez se iba acercando más.

Unas cuantas horas de caminata más tarde, emergieron a un claro que se extendía en forma de pequeña pradera.
A apenas dos leguas se podía ver una agrupación de construcciones que, por el aspecto que tenían, habían sido construídas relativamente hace poco, puede que no más de cincuenta años.
¡Milagro, un poblado al fin!, exclamó Barbacero.
¡Vamos, no podemos rendirnos ahora que hemos llegado hasta aquí; preguntemos por esa tal conocida de Curgo!

Con ánimos renovados emprendió de nuevo la marcha, esta vez adelantando a su compañero.
La esperanza de civilización y sus promesas de descanso y protección eran sin duda alguna lo que necesitaba al acabar el día, y más aún tras semejante serie de infortunios.

Pregunta al respecto:
¿Cerramos tema y nos trasladamos a Beltrexus entonces, chicos?
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Curgo el Sáb Nov 21 2015, 13:45

Mis compañeros tuvieron reticencias antes de mostrar conformidad con lo establecido. Di las gracias a Arygos por tirarme el sombrero de un bufido.

-Sí, lo sé. Yo también te quiero – le dije sarcásticamente a la dragona recogiendo el sombrero caído y atizándolo contra mi pierna para quitarle el polvo.

Así que el plan sería llegar a Beltrexus y encontrar a Isabella. Conforme nos íbamos acercando por el bosque, se veían pequeños claros que permitían ver edificios cuya arquitectura indicaba claramente que estábamos ante casas parecidas a las de Lunargenta. No eran tan grandes evidentemente y tenía sus toques característicos, pero lo que sacaba principalmente como conclusión es que se trataba de un lugar civilizado y no un pueblo indígena como habíamos planteado en origen. Estaba claro. Aquello era Beltrexus.

Llegar a la entrada de la pequeña ciudad nos llevó varias horas, pero en cuanto la visualicé percibí que era un lugar mucho más tranquilo, soleado y pacífico que la horrible ciudad de Lunargenta, la “joya” de Aerandir. Estábamos en el camino y aún no habíamos accedido a la ciudad, pero no obstante había algunas cosas que quería aclarar con mis compañeros.

Nicolás estaba muy lanzado y dispuesto a entrar y encontrar a la bruja. Esa tarea no me parecía especialmente sencilla pues tenía mis reticencias de su actitud en cuanto me viera, yo sabía por qué lo decía. Además era la hora de comer.

-¿No se os revuelve el estómago? – pregunté a ambos - ¿Y si entramos a comer en algún sitio y preguntamos por ahí? Por mi larga experiencia, las tabernas siempre buen lugar para empezar a buscar. Y además qué cojones. Tengo ganas de beber algo, que hace como una semana que no tomo alcohol, y tengo el porrón vacío.

Estábamos detrás de unos arbustos, pero se visualizaba ya la puerta de la ciudad. Ya íbamos a ser bastante pintorescos por nuestro “look”, pero desde luego, Arygos no podía ir así. Miré al dragón, que estaba detrás mía.

-¿No pensarás entrar así, verdad? – le dije en relación a su forma dracónida. – No tengo ganas de que se nos eche la guardia encima nada más entrar.

Si todo estaba en orden, podríamos proceder a entrar a la ciudad y terminar por fin aquel dichoso largo camino que habíamos emprendido.

OFF: Tenéis que contestar este turno ambos para poder llegar a las 20 respuestas mínimas para cerrar el tema y pedir los puntos. Cuando lo hagáis abriré nuevo tema en Beltrexus
Curgo
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 161
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Arygos Valnor el Sáb Nov 21 2015, 18:42

La caminata fue larga, pero sucedió tranquila, parecía que nos habíamos cruzado con todos los infortunios que puede deparar una selva en nuestras primeras horas de viaje, y ahora el tiempo y la vegetación transcurrían tranquilas, cosa que agradecer ya que ninguno estábamos en condiciones de pasar por mas aventuras en ese momento. 

Un claro, luego unas casas lejanas, fueron como encontrar un oasis en mediod e un desierto, el guerrero se revitalizo y se adelanto al grupo, pero en cambio, a Curgo parecía darle el efecto contrario y se lo veía mucho menos seguro de querer llegar al destino que cuando empezamos a caminar. 
Daba la impresión de querer alargar el encuentro con su mujer lo mas posible, y eso no dejaba de suscitarme la curiosidad, ¿Que les habría pasado?, y ¿Que clase de mujer seria para inspirarle tanto recelo al tipo que propuso robar un barco?

Ante el ofrecimiento de comer, no pude mas que ladear la cabeza, había comido de ese animal salvaje mas de lo que debía y aun me sentía algo pesada, pero quizás algo de beber tras el esfuerzo si seria algo que agradeceríamos todos. Agua claramente. No tenia ganas de probar el alcohol de nuevo, y siendo Curgo el que tenia que señalarlos a Isabella, tampoco iba a dejarle hacerlo. Esperaba tener  Nicolás de mi lado en ese asunto.

Me disponía a emprender la marcha de nuevo hacia la aldea cuando Curgo hizo ese inapropiado comentario sobre mi forma. ¿De verdad era necesario? lo mire con el ceño fruncido para mostrarle mi disconformidad. ¿Es que en ningún lugar de Aerandir eran capaces de ver a los dragones como lo que eran? La forma perfecta y hermosa con la que nos habían obsequiado los seis! ¿siempre tendría que someterme a constantes peticiones de volver a mi poco practica apariencia humana?. Aun que la advertencia de la guardia no me daba mucha opción. Gruñí varias veces para mostrar mi disconformidad mientras  me alejaba de ese par entre la maleza hasta quedar oculta.

Rebusque con el hocico la capa del morral y me cubrí con ella lo mejor que pude, tras mirar a ambos lados y no ver seña de mis dos compañeros adopte otra vez mi forma humanoide, y me acomode la capa para cubrir todo mi cuerpo lo mejor que pude. Luego rebusque torpemente en el morral. Ni rastro de mi ropa... y lo recordé claramente. Con el naufragio no había tenido tiempo y me había transformado vestida para ayudar a mis camaradas... Mierda y mil veces Mierda...

Asome la cabeza entre los arbustos hasta verlos.
-Ropa.-rezongué, hablando lentamente y alargando todas las letras, costandome, como siempre, hablar. Me llevé la mano al cuello con desagrado.-¿Es realmente necesario?.-clave mi mirada en ambos esperando un "No te preocupes Arygos, puedes ir en tu forma normal, nadie va a atacarte."
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Nicolás Barbacero el Dom Nov 22 2015, 17:09

Curgo ya no parecía tan contento por la idea de ir a la ciudad. Por supuesto que era mejor que quedarse en la selva, pero su expresión no parecía indicar lo mismo. ¿Quizás miedo a la mujer de la que les había hablado?
Fuese como fuese, no podían permitirse abandonar el camino solo por temor a una discusión marital, así que Nicolás hizo caso omiso a su compañero.

Cuando se encontraban a medio camino se dieron cuenta de algo muy básico e importante a la vez: el aspecto de Arygos.
¿Qué iban a hacer con una dragona? No era algo precisamente fácil de ocultar, y lo más probable es que no les recibiesen con buena cara si se presentaban con semejante animal en el poblado.
Quizás lo más sensato era que volviese a su forma humana, pero eso llevaba a otro inconveniente aún mayor: no tenían ropa que entregarle, y la suya había sido desgarrada hace tiempo.
Sé que no es una solución muy adecuada, señorita Arygos, pero me temo que sí que va a tener que regresar a su otra forma.

Ya se iba imaginando el cuerpo desnudo de la joven, pero con un movimiento de cabeza rápido pudo despejar su mente de semejante lascivia.
Cerca había bastantes hojas de palma, igual con eso podrían improvisar algún tipo de capa vegetal o lencería de vides, pero estaba claro que dejarla desnuda no era la mejor opción.
Tras un alto momentáneo de unos minutos para recoger los materiales y otros tantos para unirlos, por fin pudieron entregarle algo suficientemente grande como para que se tapase entre los árboles y pudiesen reemprender la marcha hacia la seguridad de la civilización.

Off-topic:
Ea, ahora sí, ya podemos trasladar el tema, ¿correcto?
avatar
Cantidad de envíos : : 213
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Náufragos en el bosque de las brujas [Interp. Libre] [3/3] [CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.