[Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Lun Nov 30 2015, 19:58


El olor del pescado al sol era la menor de las molestias de ese lugar para el joven brujo. Para empezar, odiaba los lugares con tanta gente. Sí, los necesitaba para poder robar tranquila y abundantemente, como buen Gorrión, pero aún así los odiaba. El ruido que hacía la gente al hablar se convertía en una especie de zumbido constante cuando eran demasiados, un ininteligible gruñido al unísono, pero disonante al extremo.

Ese día, con la abundante pesca que habían tenido los barcos luego de una mala semana, la gente se atiborraba y Demian estaba al borde de hacer rechinar sus propios dientes para salir de allí. Se llevó finalmente las manos a cubrir sus orejas.

Quizás fue por eso que no les sintió llegar, quizás simplemente era imposible distinguir los pasos de uno que de otro entre tanta gente, pero a nadie le pareció extraño tampoco que unos adultos pusieran sus manos sobre los hombros de un niño y lo llevaran a un callejón.

No saben con quién se meten —murmuró Demian amenazante una vez estuvieron más solos.

Descuida, lo sabemos. No queremos hacerte daño alguno, sólo que no nos escuchabas cuando te decíamos que nos siguieras —contestó uno de los que parecían matones.

Demian se desprendió de las manos sobre los hombros y se giró, contemplando con una ceja levantada a los sujetos que tenía frente a sí. Definitivamente no eran Gorriones.

Vale, ¿de qué va todo esto? —preguntó finalmente.

Los sujetos se miraron y uno de ellos asintió, el mismo que había hablado antes. Se acercó un poco más a Demian y ofreció una mano abierta.

Trabajamos para un importante mercader y hay personas que conocen de tus habilidades, aunque no lo creas —explicó— , el jefe quiere tener tus trucos para un trabajo. No es nada complejo para alguien como tú, además que no eres el único. Si accedes a acompañarnos podemos explicarte de qué se trata. Por cierto, con esa cantidad de dinero podrás descansar de estar robando bolsillos por míseras monedas por al menos un tiempo.

Habían captado la atención del chico, aunque aún no era para ignorar su lado paranoico-defensivo. Demian miró con desconfianza, ponderando las alternativas. La última vez que había aceptado un trabajo de personas que no conocía las cosas habían terminado muy mal, pero algo le decía que en este caso había más sinceridad.

Uhmmm... bien, bien... iré con ustedes, aunque no prometo nada hast-ta conocer los detalles.

Los sujetos guiaron entonces el camino, indicando una residencia grande que destacaba en el lugar, algo dañada por los vientos salados, denotando su antigüedad, pero se podía apreciar a simple vista que se había allí un buen pasar. El piso inferior parece tener una bodega y algunas personas entran y salen de allí, entre ellos unos hombres que cargan una carreta de mulas con unas cajas. Es claro que se hacen negocios en ese lugar.

...

Minutos más tarde, Demian se encontraba en una sala con una mesa llena de papeles, numerosos objetos de colección en las murallas, ventajas cubiertas con finas cortinas y un asiento ostentoso desde donde miraba un sujeto gordo de amplias vestimentas y joyas exageradas, casi como si simulara un trono, aunque hasta donde Demian sabía no había allí ningún tipo de Señor Feudal.

Así que tú egues el niño —dijo cruzando sus dedos, a pesar de lo incómodo que resultaba por los enormes anillos.

Demian iba a contestar, pero entonces sonó una puerta, alguien entraba a la sala.



Este es un trabajo entre Demian y Bio, siguiendo las bases de Este Tema.


Última edición por Demian el Dom Dic 13 2015, 03:17, editado 2 veces



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Mar Dic 01 2015, 03:14

La joven noche se dibujaba sutilmente ornamentada por las siluetas etéreas de las silenciosas nubes, había pasado un largo rato encerrado en la base de la guardia real para ofrecer el reporte de acontecimientos del trabajo anterior, y como era de esperarse, exigiría lo que me habían ofrecido a cambio de mis servicios -Debes darnos algo de tiempo para encontrarla- Explicó el guardia en un tono que me resultó bastante sincero, al menos no me habían mentido, así que lo aceptaría como algo válido -¿Dónde te encontraremos? Para darte lo que has pedido- Preguntó uno de aquellos guardias mientras me levantaba de la mesa en la que me había sentado -Soy difícil de encontrar, y por ahora es mejor mantenerlo de esa forma- Expliqué mientras caminaba hacia la salida.

Atrás había dejado el molesto cuartel de la guardia cuando noté que un par de sujetos me estaban siguiendo, curiosamente iban acompañado por uno de los guardias que estaban en el cuartel, me mantuve alerta y caminé de prisa hacia el Puerto, desconocía las habilidades que pudieran tener aquellos individuos, pero deseaba evitar un enfrentamiento a toda costa, más aún si estaba involucrado un guardia; al llegar al puerto aceleré el paso intentando perderme entre algunos callejones hasta llegar a un lugar apartado donde al fin giré para enfrentarlos -Sé que están ahí, dejen de esconderse- Dije en voz alta sin recibir respuesta alguna; sabía que estaban ahí, sin embargo, había alguien más a quién no había podido notar y apareció repentinamente dando un salto detrás de mí, al caer giró en el piso y con una gran velocidad y destreza se aproximó a mí dándome tiempo apenas de reaccionar sacando mis dagas para desviar una violenta puñalada de su espada corta que se dirigía directo a mi cuello -¿Qué rayos...?- Pregunté mientras me movía hacia atrás evitando una serie de cortes que me lanzaba aquel misterioso atacante cuyo rostro se encontraba totalmente cubierto; sus miradas parecían analizar en segundos mis posibles puntos débiles para atacar sin piedad hasta que en un descuido de mi agresor conseguí golpear su muñeca con el mango de una de mis dagas haciendo que soltara su espada, estaba indefenso ahora, o al menos eso pensaba hasta que con una voltereta hacia atrás consiguió patear mi rostro haciéndome tambalear un par de pasos mientras el atacante caía en guardia para luego bajar los brazos en señal de que la batalla había terminado.

Me llevé una gran sorpresa al notar que quien había hecho tal gala de destreza era una chica, una joven humana con una destreza impresionante -No creo que sea tan bueno como dices, Rail- Dijo en voz alta al joven guardia que ya por fin había dejado su escondite seguido por los otros dos sujetos -Sí lo es, claro que lo es- Contestó el chico mientras la humana me miraba de arriba abajo con desgano -¿Qué les pasa a ustedes?- Pregunté indignado ante la serie de eventos que me habían sucedido -Era una prueba, innecesaria de hecho, la fama de tus trabajos para la guardia te precede, pero no creo en historias, debía comprobarlo- Alcé una ceja con desagrado mientras la chica continuaba explicando -Hay una misión para ti, tus servicios serán bien recompensados- Volví a alzar la ceja mientras respondía -No, gracias- Cosa que no le agradó nada a la chica -Nadie rechaza al jefe- Dijo furiosa pero fue detenida por el joven guardia -Espera, por favor- Avanzó hasta mirarme fijamente a los ojos -No todas las recompensas consisten en dinero, el hombre que desea contratarte es bastante influyente, seguramente habrá algo que desees, y él podría ayudarte a conseguirlo- A pesar de la juventud, el chico parecía ser bastante listo, su oferta resultaba bastante interesante, aunque me daba un poco de mala espina que un miembro de la Guardia Real estuviera metido en estos asuntos que a todas luces parecían ilegales.

Finalmente acepté seguirles el juego, no solo por la posible recompensa, sino además por el deseo de saber más de lo que estaba sucediendo, seguramente Manuela recibiría complacida cualquier información que pudiera llevar a la base del gremio -¿Cuál es el trabajo?- Pregunté en tono serio mientras guardaba mis dagas en mi espalda -Solo síguenos, sabrás todo lo necesario una vez que lleguemos con el jefe- Respondió la chica a la que seguimos en silencio a lo largo de algunos callejones y pasadizos hasta llegar a una pequeña oficina en el muelle, desde afuera parecía modesta y sencilla, pero al entrar encontraría una gran sorpresa, finas cortinas y un ambiente de lo más ostentoso inundaba todo el lugar mientras aquel hombre con delirios de rey me observaba llegar; aunque lo más extraño de todo fue ver al mismo enano que había conocido en Vulwulfar -¿Qué estará haciendo acá? ¿Lo habrán adoptado por lástima?- Pensé sin decir nada más allá de un saludo discreto con un movimiento de la cabeza -Bien, ¿Ahora qué?- Dije finalmente esperando que me explicaran las razones por las que me habían llevado hasta ese lugar.


Última edición por Bio el Miér Dic 09 2015, 03:53, editado 2 veces
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Mar Dic 01 2015, 04:24


Las sorpresas aparentemente no habían acabado, pues tras la puerta apareció un rostro que resultaba familiar. No logró recordar de inmediato de quién se trataba, pero sabía que le había visto antes.

El vampiro está aquí, señor —dijo una voz desde la entrada.

Entonces todo cobró sentido. Mientras el niño observaba al sujeto pudo asociarlo, era el vampiro que había conocido en Vulwulfar, al que había metido en problemas, pero que de alguna manera habían terminado como aliados en esa ocasión, el mismo que se había ridiculizado a sí mismo con el asunto de la leche. Cuando aquel saludó con un movimiento de la cabeza Demian dibujó una sonrisa en su rostro.

Si es mi amigo, el vampiro que toma leche. Como no se tu nombre t-te llamaré Nero, por Ternero.

Pero no podría continuar una conversación, de momento, ya que el sujeto que les estaba contratando hizo un notorio sonido limpiando su garganta, llamando con ello su atención.

Bien, bien, como vegán no soy un hombgue que guepague en gastos —indicó mostrando sus manos enjoyadas— , pego eso no quiegue decig que no me integuese cuidag de mis finanzas —. A estas alturas, era evidente que el sujeto tenía una dificultad para pronunciar la letra R, lo que volvía muy llamativo su hablar.

Demian se preguntó si su ocasional tartamudez resultaba igual de divertida para quien escuchara, al fin y al cabo numerosas veces se habían reído de él. Ser consciente de lo que significaba estar frente a alguien con un problema del habla resultaba una experiencia incómoda y en cierta manera dolorosa.

Los he convocado paga que hagan un tgabajo paga mí. Algo que guesultagá segugamente fácil paga ustedes, pog lo que he oído de sus habilidades. Pog supuesto, la paga es buena —se acomodó en su silla antes de continuar— . El asunto es que mi competencia, don William Oceanworth, ha estado vendiendo las cosas muy bagatas desde hace un tiempo. Al pguincipio pensé que ega una estgategia paga atgaeg clientes, pego ha dugado mucho, es imposible manteneg un negocio con esos pguecios. Debe habeg algo, quiego sabeg cómo obtiene su megcancía tan bagata y pog qué se sale con la suya.

Sonaba a un trabajo de lo más aburrido, pero al menos pagaba bien. Seguramente iban a tener que seguir al tipo mencionado, tratar de observar algún momento en que reciba mercancía y listo. Demian no entendía mucho del mundo de los negocios y los mercados, de todos modos.

Vale, no parece tan difícil —dijo Demian acomodando sus dagas intencionadamente, para mostrar que estaba armado. Luego se giró hacia el vampiro— ¿Qué dices Nero?, sólo trata de no revelarnos iniciando una pelea o algo.

Encontgagán su bazag al nogte del puegto, tiene las paguedes de colog azul y muchas cosas distintas a la venta —les indicó el sujeto para orientarles a dónde debían ir. Demian iba a iniciar su salida de la sala, pero el sujeto continuó hablando— . He oído que pog las noches le llega la mayog pagte de sus pgoductos.

Dmiena tomó nota mental de los datos, sabiendo que podían ser útiles para el caso.

Mi nombre es Demian, por cierto, Nero, algo me dice que nos llevaremos muy bien —le dice al vampiro que será su compañero en este misón mientras les ofrece






Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Miér Dic 02 2015, 01:51

Un lugar tan ostentoso me daba muy lama espina, sobre todo por el tipo de hombres que podía tener a disposición, a estas alturas negarse a aceptar el trabajo no era una opción muy favorable, sin embargo la mayoría de sus “trabajadores” parecían más rudos y ruidosos de lo que pudiera ser necesario, así que de momento podía entender un poco de qué se trataba y qué era lo que necesitarían de mí para esta misión. Apenas entrar y saludar a los presentes, alcé una ceja al ver que el enano me saludaba amistosamente, no lo recordaba de mala manera, pero tampoco lo había visto ser tan alegre, incluso lo recordaba más serio, pero nada me sacaba de la cabeza la incertidumbre de lo que podría estar haciendo en ese lugar.

A pesar de que era solo un niño, yo estaba consciente de su destreza, no era tan inocente como aparentaba, así que sentir que estaba de mi parte me daba un poco de alivio en caso de que algo saliera mal, a fin de cuentas, en el trabajo de espías es difícil saber quiénes mienten -Nero me parece un buen nombre- Dije alzando una ceja mientras me acercaba hasta donde estaba el niño, aunque no demasiado -Ese será mi nombre entonces, Nero es un buen nombre, me recuerda a...- Mis palabras fueron interrumpidas por el sonido de la garganta del hombre que ofrecía el trabajo; al principio pensé que estaba oyendo mal, tal vez demasiado ruido afuera me hacía escuchar de manera distorsionada, pero con un poco más de atención comprobé que efectivamente el sujeto tenía un severo problema fonético que resultaba incómodamente gracioso, y seguramente no era yo el único al que le causaba gracia, no imaginaba al resto de sus secuaces, oyéndolo todo el día sin poder reírse.

Con algo de esfuerzo logré finalmente enfocarme en lo que intentaba decir, descifrando sus palabras hasta dar con el significado aproximado, la misión parecía ser algo bastante sencillo, solo ir, vigilar hasta ver algo extraño y volver, incluso parecía algo sencillo en lo que no tendría que matar a nadie, y al mismo tiempo entendía por qué, elementos tan hábiles como la mujer que me había atacado antes, no podrían ser enviados en esa misión, y es que serían fácilmente reconocidos por los hombres del otro comerciante.

Finalmente teníamos todas las instrucciones necesarias, al menos para empezar, tanto el niño como yo, teníamos la imagen necesaria para pasar desapercibidos en el puerto, nadie sospecharía de un pequeño e inocente niño, así que tal vez podría acercarse mucho sin levantar sospechas, yo por mi parte necesitaría ser un poco más ingenioso; al acabar las formalidades con el trabajo, el pequeño me dijo su nombre -Demian, jamás había escuchado ese nombre, si no me metes en problemas de nuevo, nos llevaremos bien- Respondí recordándole los líos en los que me había metido en Vulwulfar -En marcha- Le murmuré mientras estiraba la mano a su cabeza para revolverle el cabello, tal vez porque recordaba que es uno de los gestos de cariño que más detestan los niños.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Miér Dic 02 2015, 02:53


Y así las cosas ya estaban en movimiento. La misión era relativamente sencilla y el vampiro lucía amistoso, incluso se había tomado a bien el asunto del nuevo nombre, lo que repentinamente los volvía un equipo. Sería curioso volver a estar juntos luego del accidentado comienzo.

No te preocupes, Nero, ahora somos un equipo, no te meteré en p-problemas, no mientras no sea necesario para la m-misión, claro...

Curiosamente, aquella frase era completamente honesta. Demian tenía un fuerte sentido del deber cuando se trataba de una misión, aunque no un sentido tan fuerte de la protección de la vida ajena. Pero vamos, volvamos a lo que ocurría con ese par. Demian no reaccionó mayormente cuando el vampiro le revolvió el pelo, no es que no le gustara o lo contrario, sino el simple hecho de que el chico era menos expresivo que el rostro de un gato.

Pronto estaban en las calles nuevamente, donde el aroma del mar se mezclaba con la podredumbre de distintos seres vivos para dar un recibimiento poco agradable a los visitantes, aunque eso a nadie parecía importarle demasiado. Gracias a uno de los guardias del hombre del habla extraña sabían la localización del lugar donde operaba el tal William Oceanworth. No había pasado mucho desde el anochecer, lo que les daba unas buenas horas para moverse, aunque así mismo pasearse por los callejones oscuros de ese lugar podía ser peligroso.

Los vampiros sois buenos en sigilo, ¿no?, esp-pero que pueda seguirme el ritmo —dijo con algo de fanfarronería el chico, acercándose a una pared oscura para pasar más desapercibido.

El lugar donde operaba Oceanworth no era un simple local, sino todo un muelle privado. Ciertamente no trataban con los pobretones de Lunargenta en esta ocasión. Había cajas por todos lados, de distintos tamaños, así como un lugar especialmente diseñado para que los barcos cargaran y descargaran. Una gran bodega esperaba al fondo, seguro donde almacenaban la mercancía.

Demian observó subiéndose a una caja. Aún no traspasaba el límite del territorio del mercader, pero se podía ver desde allí que un par de guardias se paseaban constantemente, portando cada uno una lámpara de aceite en las manos.

El gordo nos dijo que había una salida detrás de esa bodega, ¿no?, sólo debemos llegar allí, v-ver lo que pasa y largarnos por detrás.

Sonaba todo fácil, aunque Demian sabía que las cosas nunca eran tan sencillas cuando se trataba de actos sucios como el espionaje. Ya había tenido más de alguna experiencia negativa en esas cosas.

¿Qué propones, Nero?, tú indica el camino y yo te sigo —continuó el pequeño.

Suponía que la parte más difícil se la llevaría el vampiro, ya que él tenía sus ilusiones para ocultarse, aunque no conocía realmente sus capacidades de sigilo, su primer encuentro no le había dado mucha oportunidad de ello.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Miér Dic 02 2015, 04:46

Algo en las palabras de Demian me hacían preocuparme un poco al escuchar la parte de “Necesario para la misión” pues lo había dicho en un tono tan serio que lo imaginaba dejándome entre una horda de asesinos con el fin de cumplir la misión y salir con vida; agité la cabeza hacia los lados para sacar esas ideas extrañas de mi cabeza, seguramente estaba siendo paranoico de nuevo, ese niño no podría tener ese tipo de ideas tan malvadas, eso era más cosa de vampiros que de niños.

Caminamos un rato a través del muelle sintiendo los característicos y peculiares olores del lugar; presté atención a los barcos anclados en el muelle intentando ubicar el del Capitán Werner, así que sin darme cuenta se había terminado el camino y habíamos llegado finalmente al lugar indicado donde el ambiente cambiaba radicalmente, las palabras del chico me sonaron bastante retadoras -Ten cuidado pequeño, la arrogancia merma la sabiduría- Dije como respuesta a su comentario de manera muy madura y responsable -Y tranquilo, iré despacio para que tú puedas seguir mi ritmo- Reí levemente con cierta malicia ante esa frase, aunque intentaría que la misión no se convirtiera en una competencia de sigilos que acabara por meternos en problemas a ambos.

Si algo comenzaba a agradarme del chico era su buena memoria, parecía que no se le escaparía una, pues recordaba claramente los detalles que nos había dado aquel hombre que nos encargó esta misión -Shhh- Indiqué al chico no hacer ruido alguno mientras lo invitaba a caminar hasta unas cajas apiladas que nos permitirían observar un buen panorama de la situación, lo que parecía ser una especie de muelle privado estaba poblado de trabajadores, aunque algunos de ellos no parecían simples hombres de puerto, sino más bien, mercenarios, ya en ese punto la misión comenzaba a complicarse, pero al mismo tiempo hacía evidente que algún tipo de negocios turbios se escondían en ese lugar, de otro modo no tendría sentido pagar tanta seguridad con lo costosos que salían los mercenarios.

Me giré hacia el chico para explicarle el plan -Necesito que hagas... Eso que haces, y consigas entrar a la bodega por la parte de atrás, yo crearé una distracción acá afuera para garantizarte una entrada- Llevé mi mano hasta uno de mis bolsillos donde guardaba una pequeña botella que había conseguido tiempo atrás, esperaba que lo que decía la etiqueta fuera cierto, cambiar mi voz por unos instantes era justo lo necesario por el momento -Cuando escuches mi señal, entra, vigila y espérame ahí dentro- Me levanté y tras retroceder unos pasos aprovechando la oscuridad tras las cajas me escondí entre sombras, caminando entre rincones hasta acercarme al más alejado de los sujetos, tomé un pedazo de madera y lo lancé lejos de mi posición para que el ruido que hiciera al caer llamara la atención de aquel hombre -Hey, ¿quién anda ahí?- Dijo el sujeto en tono brusco mientras se acercaba al origen del ruido para inspeccionar, y eso era justo lo que necesitaba, abrí la botella y me di un trago de los dos que guardaba, con lo cual podría imitar la voz de alguien de mi mismo sexo [1] -Hey, vengan todos, rápido- Dije en tono severo usando la misma voz del sujeto, a lo que los otros asistieron inquietados por la gravedad del tono con el que lo había dicho, ahora, si todo salía de acuerdo al plan, el camino hacia la entrada estaría un poco más despejado para que Demian pudiera entrar sin muchos problemas, ahora solo debería buscar la manera de alcanzarlo sin ser visto por los hombres que se acercaban.
☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼
Offrol [1]: Licor de menta, Objeto Master registrado en mi lista de tareas
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Jue Dic 03 2015, 03:39


Nero tenía sentido del humor y el camino gozó de cierta distensión, pero estaban ya frente al lugar en donde debían usar sus trucos para una labor arriesgada. Por divertido que pudiera parecer infiltrarse en un lugar, la cosa era seria de aquí en adelante.

Pan comido —dijo Demian. No era fanfarronería, sino honestidad, ese tipo de tareas eran la especialidad del chico.

Consideraba que la distracción iba a ser innecesaria y potencialmente peligrosa, disponiendo de ilusiones para ello que les pondrían en menos riesgo, pero Demian estaba entrenado en no realizar debates en medio de una misión, así que asintió y dejó que su magia hiciera su labor.

Fue como si se esfumara en el aire, aunque un ojo atento podría notar pequeñas imperfecciones en el aire que podrían delatar su posición, mas esto usualmente requería de alguien que supiera qué buscar para ser de utilidad. La noche, por otro lado, le volvía casi indetectable.

Caminó como si se tratase de una pluma deslizándose suavemente en el viento. Si bien era invisible, era mejor no correr riesgos con los ruidos, pero se dirigió de manera decidida hacia el lugar indicado. Trepó por una de las ventanas, lentamente y con cuidado, hasta estar en el interior del recinto. Se acercó lentamente a la puerta y notó un pestillo trabándola, el que removió. Empujó levemente la puerta, de modo que quedara lista para abrirse, pero no quiso realmente abrirla, ya que una puerta movida por fuerzas invisibles no resultaría algo muy agradable de observar para los guardias de afuera.

Fue entonces que se percató del dispositivo de trampa preparado para invasores inesperados. Era sencillo, pero eficaz, con un fino hilo adherido a la manilla y una ballesta apuntando directamente a la altura del pecho de quien osara abrirla. Demian sacó su daga, sujetó firmemente el hilo y luego lo cortó. Sabía que si soltaba el hilo se accionaría la ballesta. Aquello podía sonar sin importancia, ya que en el peor de los casos se clavaría en la puerta, pero el problema real es que eso podría alertar a enemigos indeseados. Con cuidado, avanzando palmo a palmo, llegó hasta la base de uno de los nodos por donde salía el hilo, amarrándolo allí a una viga del marco de la puerta. Supuso que con eso bastaría para deshacerse de esa trampa.

Dispuesto el acceso a su vampírico aliado (quién lo diría), se detuvo a mirar con detenimiento el lugar donde se encontraba. Había allí muchas cajas, tantas que le hizo pensar que probablemente había cosas allí que nadie nunca había abierto. Algunas eran grandes, otras pequeñas, pero muy pocas permitían observar su interior para saber su contenido.

Pero eso no era lo que más le llamaba la atención, sino el volátil brillo que evidenciaba que en un lugar cercano, aunque tapado por las cajas, había una fogata. Y si había fuego, era casi seguro encontrar personas. Había al menos un enemigo bajo el mismo techa, así que había que desarrollar estrategias de control de la ansiedad.


Off: Demian ha usado su habilidad de nivel 0 para hacerse invisible y su habilidad pasiva de Trampas y Venenos para resolver una complicación.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Jue Dic 03 2015, 05:01

Me alejé de prisa pero con cautela dejando atrás al chico, recordaba un poco la destreza del enano para pasar inadvertido, pero desconocía hasta qué punto podrían funcionarle para escabullirse en el lugar, los hombres se habían alejado de la puerta hasta que al ver que no encontraban nada, uno de ellos comenzó a entorpecer mi plan -Tú y tú- Señaló a un par de los hombres -Revisen el lugar, los demás deben volver a sus puestos- Al menos uno había salido más listo que el resto, y eso podría significar un problema, afortunadamente los subordinados de aquel hombre se tomaron su tiempo antes de volver a sus lugares, así que, entendiendo que podía ser mi única oportunidad, y esperando a que Demian hubiese logrado entrar, decidí volver sobre mis pasos y dar un rápido rodeo para evitar a los sujetos hasta que pudiera seguir al niño hasta dentro de la misteriosa bodega.

Para hacerlo más fácil y asegurar mi éxito en la fuga, aproveché la oscuridad de los rincones para esconderme, había aprendido a usar las sombras para camuflarme hasta ser bastante difícil de ver, [1] eso sumado a unos pasos silenciosos, me permitieron rodear la posición de los hombres hasta llegar a la entrada aunque finalmente llegué demasiado tarde, uno de los vigilantes ya había llegado a resguardarla y por más sigiloso que fuera mi camuflaje oscuro, pasar frente a él no era una opción válida, no quería presionar mi suerte pues eso no solo sería grave para mí, sino que también pondría en riesgo al enano.

Era apenas un guardia el que había llegado, los otros se encontraban aún, buscando nada entre la penumbra, el guardia se giró de prisa hacia la puerta al escuchar un leve ruido como si alguien la intentara abrir desde adentro; darme la espalda había sido su peor error, al estar solo era una víctima fácil, así que mientras intentaba llevar sus manos a la puerta para ver lo que sucedía al otro lado, corrí hasta llegarle por sorpresa desde la espalda, llevé una mano a su boca para taparla mientras con la otra mano movía su cabeza hacia un lado para dejar su cuello vulnerable, clavé mis colmillos de prisa y disfruté un rápido banquete de sangre, procurando mantenerme controlado para no beber en exceso, pues debía actuar rápido antes de que volviera el resto de los hombres que ya no iban a demorar mucho; al mismo tiempo que me alimentaba, mi mordida iba sedando a mi víctima haciendo que dejara de intentar resistirse en apenas unos instantes, una vez neutralizado lo arrastré hasta la esquina y lo acomodé tras unas cajas que se encontraban apiladas en donde al menos durante un buen rato nadie lo encontraría mientras dormía plácidamente.

Una vez hecho regresé a la puerta y la encontré ligeramente abierta, imaginé que era obra del pequeño -Realmente es bueno el enano- Pensé mientras admiraba su trabajo, o al menos esperaba que lo fuera, pues de otro modo estaría cayendo directo en una trampa, empujé la puerta apenas lo suficiente para poder pasar mi cuerpo, con mucho cuidado para no hacer ruido en caso que hubiera alguien más. Conseguí entrar justo a tiempo para evitar ser visto por los guardias que ya regresaban de su banal exploración infructuosa, cerrando la puerta para no levantar sospecha alguna, al menos no más que la ausencia del sujeto que había dejado desmayado.

El lugar estaba un poco oscuro, pero se lograban ver algunas cajas de variados tamaños, avancé un poco esperando encontrar a Demian en algún lugar pero no había rastro alguno -¿Dónde te escondes enano?- Murmuré casi para mí mismo mientras recostaba la espalda a unas cajas de gran tamaño que me permitirían dar un rodeo hasta el lugar donde se escuchaba algo de madera ardiendo, una fogata tal vez -No creo que Demian haya hecho una fogata, debe haber alguien más acá- Pensé mientras esperaba que llegara el chico, a estas alturas no sabía si realmente era él quien me había dejado la puerta abierta, y de ser así ¿Dónde estaba ahora?
☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼
Offrol [1]: Uso mi habilidad de nivel 4: Espíritus de la noche =)
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Sáb Dic 05 2015, 16:05


Hay alguien de la Guardia allí —se escucha la voz en un susurro del niño mientras se hace visible justo a un costado del vampiro, portando sus dagas en sus manos. Está tan cerca que casi podría tocarlo.

Su voz es muy suave, apenas perceptible, mientras se mantiene en una posición agachada para disminuir los riesgos de que alguien le vea. Se toma en serio su rol de espionaje y el meter el menor ruido posible es parte de ello. Pero... ¿qué hay del guardia?

Demian le ha observado unos instantes y parece estar muy a sus anchas. Le faltan dos dedos de una mano y se encuentra sentado en una de las cajas, esperando a que un par de trozos de carne se terminen de asar. En su rostro se puede apreciar el tedio de quien espera a otra persona, pero no está muy seguro de cuándo llegará.

En el exterior se escucha movimiento, parece que hay personas agitadas, una voz da algunas instrucciones, pero Demian no alcanza a distinguir bien qué ocurre, sólo entiende la palabra "vampiro" entre alguna frase. Concluye que los guardias sospechan al menos de su presencia, lo que pone el asunto más complejo. Decide que no hay tiempo para esperas y debe tomar una acción.

Lo que escucharás es obra mía —advierte a su compañero en un tenue susurro.

A continuación hace uso de su magia para imitar el sonido de la puerta. Las cajas bloquean la visión directa del guardia de la misma, así que no verá que en realidad nunca se abrió. Luego le sigue el sonido de pasos firmes.

¿Quién está allí?, ¿eres tú Matthew? —pregunta el soldado.

No, señor, sólo venía a ver que todo estuviera bien, tuvimos una falsa alarma —explica una voz ilusoria que suena similar a una de las del exterior.

Dile a Matthew que se apresure, quiero mi pago de la semana y largarme de aquí, eso de la falsa alarma me da mala espina.

Sí, señor, le diré, pero no se preocupe, ya nos encargamos de la situación.

Más le vale venir pronto, arriesgo mucho haciendo negocios con ustedes y el barco debe estar por llegar.

Le sigue el sonido ilusorio nuevamente de pasos y la puerta, como si aquel matón dejara el lugar. Le habría gustado a Demian imitar la voz del tal Matthew, pero lamentablemente no la conocía y pretender ser él sin conocer su voz era una receta para el desastre. Siempre era mejor jugar a la segura, con certezas más que posibilidades.

Al menos tienen la información de que aquel miembro de la Guardia de Lunargenta está involucrado en el asunto, pero aún es muy poco, no basta con ello para conocer los alcances de la corrupción en todo ello, no saben en qué consiste el pago y cuál es el rol del soldado en el negocio. Para colmo, no saben cuánto tiempo tienen antes de que los matones del exterior frustren su escondite.

Demian miró a su compañero para ver si aquel tenía alguna idea de cómo proceder.

Jodido Matthew, ¿por qué tardas tanto? —se escucha la voz del guardia mientras mastica algo de la carne que tenía preparando.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Dom Dic 06 2015, 17:45

Ni siquiera lo vi llegar, en un parpadeo ahí estaba el chico, justo a mi lado sin que llegara siquiera a escuchar sus pasos, aunque lo que sí había escuchado bien era el alboroto de voces que empezaba a formarse afuera, presté atención en la dirección de la fogata pensando qué hacer con el guardia, aunque de momento comenzaba a preocuparme el ajetreo de afuera, sobre todo al escuchar el término “Vampiro” -¿Habrán encontrado el cuerpo? Pero si lo dejé escondido- Pensé mientras analizaba las posibilidades de que alguien lo hubiese encontrado, pero, era algo bastante difícil a menos que alguien lo hubiera sacado -¿Me habrá visto alguien?- Estaba seguro de que ninguno de los guardias me había visto, todos estaban ocupados, a no ser que hubiera alguien más.

Pensé por unos instantes acerca de lo que podría estar ocurriendo hasta que las acciones del enano me sorprendieron de nuevo, había conseguido engañar al guardia con una gran facilidad, y aunque era bastante creativo y efectivo de momento, no funcionaría para siempre, había que encontrar una manera de neutralizar al guardia sin matarlo, si conseguíamos capturarlo le podríamos sacar mucha información, pero era necesario encontrar una manera de llegar a él -Vigila la puerta- Le dije a Demian y luego aproveché la distracción creada por el chico para dar un rodeo hasta donde se encontraba el guardia, al acercarme lo suficiente logré ver en el suelo un pedazo de pergamino acomodado junto a la fogata, tal vez para mantenerlo a la vista con una buena iluminación; en él, aparecía una lista con una serie de nombres, fechas, y otras cosas que no alcanzaba a ver bien, a todas luces parecía ser una nota de entregas, si conseguíamos hacernos con el documento y conseguíamos la identidad del guardia tendríamos una buena evidencia para terminar la misión, sin embargo, no sería tan sencillo como había pensado.

El alboroto en el exterior se hacía cada vez mayor, una serie de hombres comenzaban a juntarse en la puerta y comenzaban a hablar en un tono tan alto que el guardia comenzó a inquietarse y tomó la nota del suelo levantándose de inmediato para ir a ver lo que sucedía -Rayos- Susurré mientras me apresuraba a alcanzar al sujeto, esa nota había tomado una gran importancia para finalizar la misión, ahora que estaba solo podría ser fácil quitársela, si lo dejaba ir posiblemente le perdería la pista, avancé hacia él y aunque me vio en el último momento no alcanzó a reaccionar de la forma adecuada, su torpe intento por llevar las manos a su espada fue detenido por un fuerte golpe a su antebrazo para luego lanzarme sobre él y derribarlo cubriendo su boca; el hombre forcejaba intentando safarse y parecía poder lograrlo, por lo que recurrí al poco ortodoxo método de golpear su cabeza contra el piso varias veces hasta dejarlo inconsciente, registré su ropa en busca de la nota y la encontré sin mucho esfuerzo, aunque no tendría ya mucho tiempo para revisarla por ahora.

Los sujetos en el exterior comenzaron a golpear la puerta, ninguno se atrevía a abrirla, tal vez conscientes de la trampa que había en ella y que Demian había desactivado, seguro estaban seguros de que la trampa seguía esperando por ellos, no tenían entonces la certeza de que estuviésemos aquí, solo venían a eliminar las sospechas, aunque si nadie salía a abrirles la puerta, tratarían de entrar de cualquier manera, miré hacia el fondo de la bodega en busca de la salida que había mencionado Demian y efectivamente ahí estaba, aunque cuando intenté ir hacia ella, la sombra de unos pasos al otro lado obstruyeron la salida cerrándola desde afuera; había que encontrar otro plan. Con mucha prisa intercambié mi ropa con la del guardia, el sujeto tenía el cabello medio largo como el mío, eso me daría una ventaja cubriendo el rostro con la luz, del resto, una ilusión del chico podría hacer mi rostro parecido al del guardia, era un plan descabellado y no pretendía ser la solución, pero al menos nos daría un poco de tiempo en caso de ser atrapados.

Una vez que arrastré el cuerpo del guardia para esconderlo y evitar que lo vieran desde la puerta, ya con mi nuevo atuendo avancé hasta donde se encontraba Demian y le entregué la pequeña nota de entregas, si algo salía mal era más fácil que él huyera al menos con eso -No tardarán en entrar- Dije mientras señalaba a la puerta -Puedes usar tus voces para despistarlos, o dejarlos entrar y que uses una ilusión sobre mi rostro para hacerme parecido al guardia- Terminé de acomodar algunos detalles en el uniforme para no dejar detalles -Además de eso...- Hice una leve pausa pues no estaba del todo seguro -Creo que alguien sabe que estamos aquí, y aunque no está con estos sujetos, intenta hacer que nos atrapen- Le dije en un tono bastante serio.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Lun Dic 07 2015, 05:34


El vampiro le pidió que vigilara la puerta y así lo hizo. Nuevamente entraba en vigencia el entrenamiento de Demian sobre 'jamás discutir bajo peligro', por lo que hizo su papel con tranquilidad. Por supuesto, no se quedó en ello ocioso, sino que, notando que la cosa en el exterior se comenzaba a agitar, puso manos a la obra en una pequeña tarea.

Tomó el hilo que había amarrado de la trampa de la ballesta y lo desamarró, estirándolo con cuidado, de modo de no accionar aún la trampa, hasta dejarlo sólo atascado entre 2 trozos de madera. La idea es que quede tirante, pero de fácil remoción. Ya con eso preparado, espera al vampiro, quien regresa con las vestimentas del soldado de la Guardia puestas y le entrega un papel con unos datos que, en un rápido vistazo, sugieren ser información útil para la misión.

El vampiro parece decidido a intentar engañar a los posibles atacantes cuando entren, pero para colmo parece que tienen a un enemigo inesperado oculto en las sombras para perjudicarles. No deja de ser irónico estar en esa situación, ¿que acaso habría otra persona oculta para atacar a aquel sujeto?

Vale, puedo alterar tu rostro, pero debes intentar no oponerte a mi magia y si la cosa se pone comp-pleja, es decir, si hay pelea, lo más probable es q-que la ilusión caiga por sí sola —explicó, pero luego se frotó el mentón, pensando y añadió en susurros— sabes, tengo una idea... puede sonar algo loca, pero es lo que se me ocurre... cuando abran, la verás, que ya no tenemos tiempo.

Hizo un esfuerzo a su magia, entonces, para soltarla sobre el vampiro, recordando el rostro del guardia caído para imitarlo. Por suerte el lugar no era muy iluminado, lo que reducía un poco la dificultad de engañar.

Pero apenas hubo terminado de hacer el truco, unos golpes se sintieron en la puerta, insistentes, además de una voz que reclamaba saber quién estaba al interior. Demian golpeó unas cajas, haciéndolas caer, de modo de hacer ruido, además de dar unas patadas a la madera y dar un par de gritos.

La puerta se abrió y un par de matones estaban agachados. Al parecer sabían de la trampa y sabían a la altura que tendría que ir el virote. Cuando Demian vio que levantaban la cabeza ya, convencidos de que la trampa se había desactivado, Demian jaló del hilito dispuesto, liberando con ello un disparo que fue a parar directamente a la frente de uno de ellos.

Pero Demian no tenía tiempo de ver los resultados, pues entonces puso el último paso de su improvisado plan en acción. Parado frente a Bio, dándole la espalda, creó la ilusión de una espada que reventaba su vientre en un macabro y sangriento espectáculo, como si hubiera sido traspasado por el guardia en que Bio se había convertido.

Realizó algo del dramatismo de rigor, aunque sin exagerar, poniendo cara de estar sufriendo un shock general, sangrar un poco por la boca y luego dejarse caer al piso de manera aparatosa, como si en aquel brutal acto hubiera perdido de inmediato la vida.





Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Lun Dic 07 2015, 23:33

Al regresar con el chico y contarle acerca del nuevo enemigo, me sorprendió lo calmado que se mantenía ante las situaciones de peligro, no imaginaba qué clase de horrores habría tenido que vivir para suprimir de esa manera sus emociones, aunque por ahora no era momento para pensar en ello, entre su declaración había encontrado algo que me podría ser de gran utilidad contra brujos ilusionistas, si es que había más como él, había maneras de resistirse a dicha magia, tomé el dato como una interesante nota mental mientras le prestaba atención al resto de su idea que finalmente no llegó a explicarme, afortunadamente aún me quedaba un trago del licor de menta con el que podría imitar la voz del guardia, [1] así que sin dudarlo tomé lo que quedaba y recordé mentalmente la voz del sujeto.

Sin darme mucho más tiempo para prepararme la puerta se abrió, dejando ver a un par de guardias agachados que luego comenzaron a levantarse, muy mala decisión pues una flecha apareció de una trampa que el enano parecía haber preparado, la cual se incrustó en el cráneo de uno de los sujetos haciendo que el otro pegara un grito aterrado; su rostro, ya de por sí ahogado en pánico palideció mostrando gran horror al ver como el niño era atravesado por una espada que parecía salir de mis manos, otros dos sujetos llegaron a la entrada justo para ver como el pequeño escupía sangre por la boca, la imagen me había tomado por sorpresa impactándome un poco pero rápidamente logré controlarme para tratar de darle un giro inesperado a la situación -No se queden ahí parados- Dije con la voz del guardia -He acabado con este ladrón, pero hay uno más, salió por la puerta de atrás- Dije mientras señalaba el lugar esperando a que fueran y con suerte, atraparan al que nos había bloqueado la salida los dos sujetos que habían llegado al final fueron los primeros en irse mientras que solo el que permanecía agachado aún, se había quedado contemplando la escena del niño, empujé levemente el cuerpo del enano hacia un lado esperando que cayera detrás de unas cajas donde podría cubrirse y terminar su teatro -¡VE!- Le grité al sujeto que aún seguía mirando y al fin eso fue suficiente para que echara a correr detrás de sus compañeros.

Avancé entonces hasta la entrada esperando asomarme y comprobar que efectivamente no había amenazas cercanas para salir de ese lugar, teniendo la pequeña nota había suficiente información para enviar a varios sujetos a la prisión de los bios, sin embargo mi camino fue cortado por algo totalmente inesperado, un barco venía directo hacia el muelle privado cercano a nosotros, al parecer era a quien se refería el guardia, y aunque evidentemente representaba un nuevo problema, pues sería más difícil salir ahora de ese lugar, también significaba que podríamos encontrar más información acerca de lo que estaba sucediendo en ese lugar -Parece que tenemos más compañía- Murmuré para que Demian pudiera escucharme, aunque aún no había podido quitarme la voz del guardia, tal vez le podría sacar aún algo más de provecho.

Me dirigí rápidamente a la puerta trasera intentando escuchar algo y saber si habían capturado al misterioso rival y fue entonces cuando encontré en el suelo una pequeña nota que antes no había visto, al tomarla observé en ella una frase en un extraño idioma [2]Vous n'êtes pas aussi bon qu'ils disent” Era evidentemente una pista, nuestro verdugo no solo quería eliminarnos, sino que además quería que supiéramos quién era, la frase en sí resultaba bastante compleja, no estaba familiarizado con ella pero algunas palabras me sonaban ligeramente, asocié al menos las que lograba reconocer para intentar descifrar el mensaje por contexto “Vous” era parecido a “Vos” usado en algunos lenguajes para decir “Tú” o “Usted”, “n'êtes pas” Sonaba como a una negación, pero de momento la pasaría hasta que tuviera sentido “bon” hacía referencia a lo “Bueno” y la última parte “qu'ils disent” parecía decir “Cual dicen” o “Como dicen”; entonces sumando al “Bueno” la negación anterior y las demás palabras, la frace decía algo parecido a “Usted no es tan bueno como dicen”, o en un lenguaje más popular “No eres tan bueno como dicen”; mis ojos se abrieron como platos al recordar que esa misma frase me la había dicho la mujer que me puso a prueba antes de darme el trabajo, [3] la cual se mostraba celosa de que no fuera ella la enviada a completar el trabajo ¿Acaso esperaba competir con nosotros para demostrar algo al empleador?
☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼
Offrol:
[1] Uso de objeto master: Licor de menta
[2] Subrayado uso de habilidad pasiva: Conocimiento Antiguo (Lenguas)
[3] Subrayada la complicación que se va desarrollando (Aparece un nuevo espía que compite para ganar el favor del empleador)
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Miér Dic 09 2015, 01:51


Un empujón de parte del vampiro acabó con una caída de Demian entre unas cajas. La caída le dolió un poco, ya que para mantener el teatro no puso protección alguna de parte de sus brazos, sino sólo se dejó caer como un saco, pero tampoco fue nada serio.

En los siguientes momentos se mantuvo alerta, pretendiendo estar muerto (para lo cual ayudaba mucho la imagen grotesca de un trozo de intestino saliendo de su vientre) mientras los matones se distribuían para localizar a la persona que al parecer les había jugado algún truco. Uno de ellos tomó al muerto por la flecha y lo arrastró. Demian se preguntó si intentaba ayudarlo, en cuyo caso ya era muy tarde, o deshacerse del cadáver, lo cual no tenía mucho sentido si eran aliados, pero no tendría oportunidad de averiguarlo.

En tanto, el ajetreo al interior de la bodega se ve aún más acentuado por la llegada de un barco al muelle. Es evidente que si se va a realizar un desembarco en esa zona, de restringido acceso, en medio de la noche, debe haber algún negocio sucio involucrado, pero por otro lado ya poseen bastante información para dar el trabajo por terminado.

Demian decide esperar a que ninguno de los matones esté cerca y volver a usar su habilidad de esconderse en una ilusión. Es como si desapareciera en el aire, o más bien en el suelo, poniéndose luego de pie y avanzando hacia la puerta. De momento el vampiro estará solo, aunque posee aún la cobertura de su ilusión y las ropas del soldado, además de que dicen que los muerdecuellos son buenos ocultándose.

Tras salir, contempla el barco deteniéndose y siendo amarrado mientras fondea. Parece ser que la tripulación no sabe nada aún sobre los incidentes, pero no puede contar con ello por mucho tiempo. Camina, cubierto por la ilusión y las sombras, hasta llegar muy cerca de donde ocurre el nuevo movimiento.

Por un momento se gira y ve una chica entrando a la bodega y tras ella dos matones, mas decide ignorar el asunto y seguir vigilando el barco.

El primero en bajar es un hombre-bestia con cara de lagarto, incluyendo una abundante fila de dientes que parecen capaces de arrancar una cabeza de cuajo. Definitivamente no estará en la lista de personas que abrazar del chico... aunque cabe agregar que la lista está vacía.

Moveos, holgazanes —dice con voz de mando, lo que no deja de ser sorprendente, considerando lo inusual de su boca— , no pretendo estar acá hasta el amanecer.

Bajan un puente desde la borda y pronto un par de fornidos y malolientes sujetos bajan cargando una pesada caja. Es claro que, independiente de lo que haya en el interior de ella, el hecho de desembarcar sin supervisión de la guardia ya vuelve todo ello un contrabando ilegal, de modo que teniendo esa información no cabe más que intentar salir de ese lugar, aunque no será tan fácil.

¿Será necesario ayudar al vampiro?, se pregunta... decide que es más importante, al menos por ahora, seguir a esos sujetos con su caja para saber dónde la dejarán. Toma sus dagas firmemente en sus manos, no sabe qué se avecina y, aunque está a cubierto por ahora, estará preparado para el combate.

¡El enano ha desaparecido! —escucha un grito desde la bodega.

"Estos inútiles recién ahora se dan cuenta" piensa casi riendo.


Off: Demian ha usado su habilidad de Presencia Fantasmal para volverse invisible.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Miér Dic 09 2015, 04:56

Se escuchaban pasos en el exterior, sin embargo no había indicios de ninguna pelea, tan solo sujetos corriendo de un lado a otro en busca de algo que en realidad no tenían idea, me había distraído tanto en ello que no alcancé a notar el momento en que el enano abandonó la bodega, un rápido vistazo a la dirección en donde lo había dejado caer me dio a entender que ya se había marchado -Eres listo enano- Murmuré pensando que a estas alturas ya se habría largado, con sus habilidades nada le impedía perderse en la noche e ir a entregar la información por su cuenta, abandonarme no le causaría ningún remordimiento, a fin de cuentas, casi acababa de atravesarlo con una espada imaginaria, eso bastaba para odiar a cualquiera -Yo también debo irme- Pensé mientras avanzaba hasta la entrada, aunque no era el camino más recomendable, resultaba ser la única salida mientras la puerta de atrás permaneciera cerrada.

Mis pasos fueron cortados por la entrada de la chica que esta vez ya mostraba su rostro sin miedo, aunque también venía a hurtadillas, tal vez huyendo de los matones o peor aún, atrayéndolos a ese lugar, me escondí tras unas cajas pero ella ya sabía que yo estaba ahí dentro -Es inútil que te escondas, vampiro- Dijo la mujer mientras se acercaba sacando no una, sino dos espadas cortas que llevaba en su espalda -Una vez que te haya eliminado, el niño correrá la misma suerte- Amenazó mientras miraba a los lados esperando que Demian estuviera cerca, afortunadamente no sabía que el chico ya se había ido, o tal vez era yo quien no sabía si se había quedado, era bastante confuso de hecho -Ese enano necesita ser más comunicativo- Pensé mientras me dirigía a la mujer -¿Por qué haces esto?- Pregunté intentando no delatar mi posición, como precaución me moví hasta un lugar diferente a aquel donde había hecho la pregunta -Porque soy yo quien debía venir, no ustedes, pero ahora si los elimino y consigo la información, el jefe me reconocerá como la mejor- Respiré profundamente mientras pensaba en su idea tan infantil -Solo conseguirás que nos maten a todos- Le dije con cierto enojo mientras me lanzaba hacia ella; fue necesario bloquear un par de espadazos antes de poder sujetarla por la cintura y sacarla del área de visión de la puerta pues dos sujetos venían entrando casi tras ella -Estaba justo ahí- Declaró el sujeto al tiempo que comenzaba a alarmarse -¡El enano ha desaparecido!- Gritó alarmado el sujeto mientras yo solo me preocupaba por escondernos -Ssshhh- Le susurré a la chica para que guardara silencio pero parecía estar cegada por el odio y acabó pateándome hasta hacerme caer en el pasillo justo frente a los guardias, los cuales se me quedaron mirando extrañados, era raro que no me atacaran hasta que recordé que cargaba el uniforme del guardia y al parecer, la ilusión del chico aún funcionaba sobre mi rostro, lo cual me daba la oportunidad de invertir papeles con la ingrata muchacha -Ahí está- Dije mientras la señalaba, enfocando la atención de los matones sobre ella -Esa mujer anda con el niño, intenta llevarse el cuerpo- Traté de inculparla en todo mientras los guardias se acercaban a ella, aunque no resultaron ser un gran problema pues salió como una fiera y en un parpadeo había atravesado la garganta de uno de los sujetos con una de sus espadas cortas, el segundo sujeto intentó correr pero lo alcancé y pateando uno de sus pies mientras corría lo hice tropezarse y caer para luego incrustarle una daga directamente en el pecho.

Al eliminar ese peligro deberíamos pensar con claridad para hallar una manera de escapar -Hay que salir de aquí pronto- Dije mientras me giraba hacia ella justo a tiempo para recibir una patada en la cara que me hizo caer al suelo -Tú y ese niño, de no ser por ustedes yo...- Murmuraba la chica llena de odio mientras lanzaba cortes con sus espadas en distintos sentidos y un par de estos alcanzaron a cortar mi camisa, la chica parecía haber tenido un muy buen entrenamiento pues me resultaba difícil esquivarla e incluso, comenzaba a ponerse serio a medida que aceleraba sus movimientos hasta que finalmente me resultaba imposible seguir esquivando, un último corte se dirigía directo a mi cuello [1]-¡¡sufficĭens!!- Grité en tono áspero, con el fin de intimidarla y de momento había funcionado, retrocedió un par de pasos y aunque luego apretaba fuerte ambas espadas cortas con intención de atacarme de nuevo, acababa por detenerse a cada intento -Te odio- Declaró con la voz entrecortada -Gracias- Dije con ironía mientras tomaba su cabeza y la estrellaba contra una caja tan fuerte que quedaría inconsciente por un buen rato.

Lo siguiente sería un escape bastante arriesgado, intentaría salir de ahí fingiendo ser uno de esos mismos matones mientras llevaba cargada en mis brazos a la supuesta ladrona que tras un gran esfuerzo había logrado capturar, rogando que no se despertara a mitad de mi plan para volver a delatarme; tras meterle en la boca un pedazo de trapo avancé hasta la puerta y tomé aire mientras abría la puerta lentamente...
☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼☼
Offrol [1] Uso mi habilidad de nivel 3: El miedo que acecha
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Sáb Dic 12 2015, 03:37


Las cosas empezaban a ponerse feas en la bodega, según daban a entender los ruidos, desde gritos a sonido de una batalla, por lo que los sujetos que cargaban con la caja se pusieron en alerta. Parecían más trabajadores que guerreros, así que en principio no aparentaban ser peligros a tener en cuenta, sin embargo no podía decirse lo mismo del hombre lagarto, quien no sólo estaba armado, sino que su confianza daba a entender que no se amilanaba con facilidad.

Demian decidió alejarse algunos pasos, buscar la oscuridad, si era descubierto en esos instantes las cosas se pondrían muy feas. Desde allí contempló que el hombre lagarto levantaba una mano y emergían del barco cuatro sujetos, dos provistos de ballestas y dos sólo con espadas. De todas maneras cuenta con aquel papel en su bolsillo que es la prueba necesaria.

Conmigo, parece que tenemos problemas —dijo con su sonora voz.

El chico decidió que era mejor alertar al vampiro antes que llegaran donde él, así que, aprovechando su cobertura, se encaminó rápidamente hacia la bodega. Este proceso no fue difícil, especialmente considerando el efecto de su hechizo, emergiendo pronto de entre las sombras con su delicadeza característica.

Vienen cinco, un hombre b-bestia y 4 humanos, dos con ballestas —le dice al vampiro desde su espalda, en voz tenue, pero suficiente para ser oída.

La misión es de espionaje, se recuerda a sí mismo Demian, por lo que las bajas enemigas pueden ser, de hecho, mal vistas por quien les ha contratado, así que es mejor evitar un enfrentamiento directo.

Yo la mataría y me olvidaría de los p-problemas —le dice a Bio mirando a la mujer que carga en sus hombros— , debemos salir rápido. Una vez que estemos en la parte pública del pu-p-puerto no podrán seguirnos.

Concentra entonces su poder mágico mirando el cuerpo que carga su compañero. No conoce mucho a esa persona, por lo que sólo se concentra en su apariencia, lo visible a los ojos. Pronto aparece a su lado una imagen idéntica, como si hubieran dos personas completamente iguales en el mundo, incluyendo hasta sus heridas. Parece como si la copia pudiera tocarse, como si estuviera realmente allí.*

La copia se queda allí parada, como una estatua, a la espera de la orden del chico, la única que cumplirá en toda su corta existencia, pero eso será suficiente.

Déjala o sácala, como quieras, pero debemos movernos rr-rápido —instruye, sintiendo cada vez más cercanos los pasos de los provenientes del barco— , si las cosas se ponen feas huiré por mi cuenta.

La copia parece de pronto tomar vida, iniciando una carrera cuyo único objetivo será enfrentarse al hombre-lagarto para luego desaparecer. Demian ni siquiera espera conseguir hacer daño con ese hechizo, sino que una cobertura para una salida limpia del recinto. No conoce de primera fuente el estilo de pelea de la mujer, pero seguro tampoco la tripulación del barco, así que irá por un estilo estándar de combate.

Eso nos dará unos segundos m-más —añade, mientras un virote se ve salir desprendido y clavarse en una muralla.

Si estima bien la distancia que los separa con la cerca, pueden de una carrera llegar antes que la cuadrilla atrás de unas cajas, para desde allí iniciar la carrera definitiva. Pero ya no hay más tiempo que perder y no puede esperar una respuesta del vampiro, sino que es necesario moverse rápido, así que inicia una frenética carrera hacia el grupo de cajas, apoyando su espalda contra las mismas una vez allí, preparando sus dagas por si las cosas vuelven a tener que irse a lo sangriento.



* Demian ha usado su habilidad: Mímica Fantasmal

Off: Perdón la demora, pero he tenido una semana pesadísima.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Sáb Dic 12 2015, 08:03

Al parecer la corta pero intensa batalla librada en la bodega había puesto en alerta a los nuevos individuos que llegaban en el barco que ahora se venían acercando de manera decidida, retrocedí un poco pensando qué hacer y fue entonces cuando escuché la voz del enano justo detrás de mí -Creí que ya te habías ido sin mí- Le dije al chico en tono irónico, pero tomando muy en serio su alerta acerca de las nuevas amenazas, había que escapar de prisa, teníamos algo bastante incriminatorio y seguíamos atrapados en este lugar, aunque su consejo de abandonar a la chica me dejó un tanto sorprendido, y no es que no lo contemplara como una opción, pero resultaba bastante bajo hasta para un vampiro -Bien, es tiempo de irnos- Dije sin querer responder al comentario de abandonar a la chica.

Repentinamente una nueva imagen de la chica apareció justo a un lado de donde me encontraba, y no es que no resultara sorprendente, pero a estas alturas ya comenzaba a familiarizarme con las ilusiones, ésta vez era una ilusión de la chica, la cual solo imaginaba que podría servir como distracción para darnos algo de tiempo en un rápido escape -Has lo que necesites para acabar la misión- Respondí a su comentario de irse solo, no podía pedirle que se quedara siendo apenas un niño, y si al menos él lograba salir y completar la misión, ya sería suficiente.

La ilusión creada por el chico emprendió una rápida carrera hacia los sujetos que se acercaban con el fin de, cuando mucho, distraerlos; cosa que luego me confirmó Demian; no había tiempo para pensar en detalles así que al ver a Demian correr salí disparado tras él, o al menos tan rápido como el peso de la mujer me permitía ir, aunque en la mitad del camino la chica despertó y comenzó a forcejar para que la soltara hasta que con un golpe a mi espalda me hizo perder el equilibrio y ambos caímos al piso llamando la atención de uno de los sujetos que traían ballestas, eso no sería nada bueno así que me arrastré junto con la chica hacia un pequeño muro que apenas nos cubría, pero tal vez nos ayudaría a engañar la vista del sujeto que hasta ahora solo creía haber visto algo aunque sin tener la certeza de nada -A este paso conseguirás que nos maten- Le dije en tono molesto pero de manera susurrante para no formar un alboroto -Sigue al chico y salgan de aquí- Le dije con voz de mando y tono serio que no pudo resistirse y se preparó para correr hasta el enano.

Por ahora me quedaría un poco atrás, para asegurarme de que no pudieran seguirnos, o al menos intentar comprar algo de tiempo para que Demian lograra llegar fácilmente y entregar la nota, además de otros detalles que tal vez explicaría la molesta chica.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Sáb Dic 12 2015, 22:24


Las cosas iban relativamente bien, con los enemigos a buena distancia como para emprender la huída a tiempo, hasta que aquella chica nuevamente se entrometió en el asunto, atacando al vampiro. A estas alturas Demian no comprendía muy bien por qué el vampiro se esmeraba en ayudarla, si era claro que ella no quería ser ayudada. Confiar en ella era un error que el chico no cometería.

Un paso más y te mato —le dijo a la muchacha cuando se acercó. Su voz era inusual, como si hubiera sido pronunciada por al menos 3 criaturas diferentes al mismo tiempo, cada cual más rara que la anterior, gracias a una ilusión.

Ella aún se encontraba débil por los golpes de Bio, su cabeza no estaba del todo funcional apenas despertando de la inconsciencia, debía seguro tener una jaqueca enorme, lo que explicaba que hubiera decidido hacer caso al vampiro con facilidad, pero Demian, a pesar de que corría sudor en abundancia por su cuerpo, no sólo debido al esfuerzo físico, que en realidad había sido bajo en toda la aventura, sino por el extensivo uso de magia que había llevado a cabo en ese lapso de tiempo, parecía firme. No sabía muy bien cuánta magia más podría ejecutar, pero sí se daba cuenta que empezaba a cansarse. Aún así, ella no tenía cómo saber ese detalle y eso jugaba a su favor.

Sus ojos denotaban seguridad, una seguridad poderosamente siniestra, mientras su posición, dagas en mano firmemente apuntando hacia ella, sumadas a una especie de vapor morado alrededor del acero*, le daban un aspecto siniestro que contrastaba con su frágil y pequeña contextura.

Deslizó, a modo de demostración, su daga por una caja del lugar, apenas superficialmente, sin hacer fuerza, dejando que sólo el efecto de su Filo Espectral hiciera el trabajo, el cual fue dañando la madera como si una fuerza invisible le hiciera daño. El proceso fue lento, de modo que ella no perdiera detalle de observar cómo la magia hacía su trabajo.

Imagina si ataco en serio —agregó nuevamente con aquella siniestra voz, al tiempo que sus ojos desprendían un brillo rojizo.

Ella por un momento pareció vacilar, querer lanzarse en su contra, pero estaba realmente encerrada por todos lados. Si atacaba a Demian, aún estaba el vampiro que la había dejado inconsciente, además de los matones liderados por el hombre-lagarto. Eso sin considerar el hecho de que el chico debía lucir a sus ojos como alguna especie de demonio encarnado y sus ojos... sus ojos no dejaban lugar a dudas de sus intenciones si ella se acercaba.

Huye —dijo Demian con una voz aún más grave y siniestra, haciendo un ademán con su cabeza en dirección a la salida.

Ella no tuvo opción, debió correr en dirección a la salida, sabiendo que Demian estaría cerca de su espalda. Alcanzó a caminar correr una buena distancia cuando un virote se fue a clavar en uno de sus hombros. Cayó de rodillas, agotada, adolorida, aunque sabiendo que si se quedaba allí moriría. Era la oportunidad que el chico esperaba, para eso la había hecho correr adelante y expuesta, para usarla de señuelo ante los ataques a distancia enemigos. Cuando ella se intentaba parar un segundo virote se fue a clavar en uno de sus muslos.

Demian sonrió. Sabía gracias a Chimar que toda ballesta requiere de un buen tiempo de recarga y pausa entre un disparo y otro, proceso que debe hacerse sin estar en movimiento, además de que había contado 2 atacantes armados con dicha arma, de modo que ahora había una oportunidad de arrancar sin riesgo de ser alcanzado.

Corrió con todas sus energías, saliendo de su escondite y pasando a escasos metros de la chica, cruzando los límites del territorio enemigo sin mirar atrás. A estas alturas le daba igual el destino de la chica, si caía por los virotes o si era capaz de volver a pararse, no le importaba en lo más mínimo. El destino del vampiro, por otro lado, tenía más importancia, ya que al menos había probado ser alguien en quien confiar, pero de todos modos por ahora no podía hacer nada por él.

Ya a salvo, buscó refugio tras una esquina de un callejón y de allí se asomó para ver si el vampiro había logrado salir o no. Le prestaría ayuda si fuera necesario, no así a la chica.


Habilidad "Filo Espectral".



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Sáb Dic 12 2015, 23:19

La chica había emprendido una atontada carrera hasta Demian, aunque no parecía estar en su mejor momento físicamente, al menos aún era bastante rápida, por lo que no tardaría en alcanzarle, solo esperaba que no intentara nada contra el enano o seguramente le costaría caro, yo por mi parte me había quedado atrás y no alcancé a ver el momento en que alcanzaba al chico, pues debía enfocarme en los enemigos que se acercaban -No sé quiénes sean, pero no los dejen escapar- Dijo el lagarto mientras señalaba hacia la joven que corría, no sin antes enviar a un par de sus matones a las pilas de cajas donde me habían visto esconderme.

Un par de virotes atravesaron el aire dejando tras ellas un delicado silbido que no fue difícil de seguir hasta que su trayectoria acabó en el cuerpo de la chica; había demostrado ser bastante hábil, así que seguramente el golpe en su cabeza que le di había sido un poco exagerado y aún la tenía un poco atontada, sin embargo, la voz del lagarto delató lo que sucedía ahora -De prisa idiotas- Le escuché decir y al asomarme por un lado de las cajas vi a los sujetos recargando sus ballestas con algo de nervios mientras el lagarto venía iniciando su carrera para alcanzarnos, los otros sujetos estaban más cerca, la luz de la luna dibujaba en el piso sus sombras acercándose por el otro lado así que en un esfuerzo, empujé la pila de cajas a la que estaba recostado para lanzarlas sobre ellos y ganar un poco de tiempo, aunque el truco salió mejor de lo esperado y mientras uno de los sujetos escapó de un salto hacia un lado que lo llevó casi a los pies del lagarto, el otro no contó con la misma suerte y fue aplastado por algunas cajas, seguramente seguiría vivo, pero con los golpes de las cajas tendría al menos un par de huesos rotos.

Emprendí entonces una carrera aprovechando el momento de confusión, mi velocidad era de las cosas que más presumía, y el pesado lagarto no resultaría una competencia fuerte, no tardaría mucho en dejarlo atrás, sin embargo en mi carrera encontré a la chica de rodillas en el suelo con un par de heridas, una de ellas en la pierna que le impedirían salir huyendo -Bueno... Lo intenté- Pensé mientras continuaba corriendo y dejaba atrás a la chica, estaba apenas a unos metros de llegar a un callejón que daba directamente a una parte más poblada del puerto, cerca del bar donde los marineros gastaban sus salarios en licor y juegos de azar, sin embargo, mi consciencia me detuvo, miré atrás por un instante para ver como la chica se ponía de pie y arrancaba el virote de su pierna para lanzarla a un lado y levantarse tomando sus espadas para enfrentarse a todos los hombres -Estás demente, te harán pedazos- Era imposible que en su estado actual pudiera luchar contra todos, por lo que no pude evitar correr en su ayuda hasta acabar saltando sobre ella para apartarla de un nuevo virote que acabó esta vez rozando mi brazo izquierdo -No necesitas demostrarle nada a nadie- Le dije mientras me levantaba halándola por el brazo para alejarnos mientras el hombre de la ballesta volvía a recargar el arma.

Me la llevé casi a la fuerza seguidos muy de cerca por el lagarto hasta que por fin logramos salir a la parte del puerto donde comenzaba a haber más gente -Ayuda, quiere matarnos, a mi novia y a mí- Dije a unos sujetos que custodiaban uno de los barcos mientras señalaba al lagarto que emergía del callejón buscándonos con la vista, mis palabras sonaban bastante convincentes y la chica era bastante hermosa, por lo que, por ayudarme o por ayudarla, solo esperaba que el rostro de disgusto de la chica ante mi comentario de ser pareja, no revelara mi mentira ante los sujetos, afortunadamente todo salió de acuerdo al plan y estos se acercaron para detener al lagarto cuyo mal carácter le haría bastante difícil pasar sobre ellos de buena manera, discutieron unos instantes y para cuando los sujetos entendieron que habían detenido a la víctima mientras los verdaderos ladrones huían, ya era demasiado tarde, a pasos largos conseguimos alejarnos hasta perdernos entre los más oscuros callejones donde por fin solté a la chica, la cual reaccionó con una fuerte bofetada que por lo inesperada no logré detener -No pedí tu ayuda, chupasangres, debiste dejarme morir como guerrero, y hasta eso me has quitado- Se veía muy enojada, pero yo ya no estaba de ánimos para entrar en una discusión estéril así que simplemente le di la espalda -De nada- Murmuré con sarcasmo antes de salir corriendo en dirección a la casa del empleador esperando encontrar a Demian por el camino o al menos llegar a tiempo
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Demian el Dom Dic 13 2015, 01:14


Puedo arreglar eso, ¿prefieres una sola puñalada en el corazón o que despedace tu cuerpo? me da igual —dijo Demian en respuesta a la chica, a pesar de que su frase no iba dirigida a él— , pero ten en cuenta q-que si no fu-fuera por el vampiro y de mí dependiera estarías muerta.

De alguna manera, las palabras de Demian sonaban completa y brutalmente honestas, lo que sumado al daño que tenía la chica con todos los acontecimientos evitaban que intentara algún tipo de venganza.

Con todo, luego de tantos problemas llegar de vuelta donde el mercader fue sencillo. En terreno neutral las cosas eran distintas, a pesar de ser de noche no faltaban los ojos, no estaba todo controlado, una persecución en medio del puerto habría sido una locura.

Y así, Demian se encontró nuevamente frente al obeso líder. A decir verdad, no parecía tampoco ser una persona muy honesta, pero eso daba igual, era quien pagaba esta vez y a quien debía lealtad, al menos hasta tener el dinero entre sus manos, que luego ya toda lealtad era olvidada y sólo quedaba una, el grupo de chicos del viejo torreón.

Y así fue, el chico recibió su paga con una sonrisa (falsa, por supuesto), entregó la carta y relató los antecedentes que había logrado recabar y terminó todo con una profunda reverencia, mientras acariciaba la bolsita que contenía las monedas. Miró una vez más a la chica, aunque con ojos serios, dándole a entender que no olvidaba haber sido traicionado por ella y que a la próxima no tendría tanta suerte. El hecho de tocar sus dagas y poner sus ojos rojos por un instante debería ser suficiente para que entendiera el mensaje. Ella no parece tomar acciones en contra.

Eres un vampiro r-rraro, los que conozco, ya sabes, matan y esas cosas —le dice a Bio— , quizás algún día podamos salir a j-jugar nuevamente.

Le dedica una sonrisa, algo más sincera que la anterior, aunque de todos modos este tipo de gestos claramente no son el fuerte del brujo. Al menos con él no hay amenazas de por medio, lo que es un avance.

Si algún día quieres jugar, deja un mensaje en la p-po-posada del León Feliz, dirigido al "Gorrión", con eso ya me enteraré —le agrega como referencia, para luego darse la vuelta.

Tras salir de aquel recinto, por supuesto, usa sus ilusiones para hacerse invisible nuevamente. Se supone que están de su lado, pero de todas maneras prefiere que nadie de allí sepa el camino que tomará, en especial dado que se dirigirá al escondite de su banda, los Gorriones. Seguro allí le esperarán sus amigos y el bueno de Arty, el autómata, quien siempre se las ingenia para tenerles comida caliente a los niños. Realmente le vendría bien un vaso de leche caliente en esos instantes, ha sido una larga noche.

Pronto comenzaría a aclarar.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Bio el Dom Dic 13 2015, 03:14

Escuchar la intimidante y tétrica voz del chico desde algún lugar me hizo sentir un poco más tranquilo, una cosa que tendría muy en cuenta era jamás hablar mal de él, pues no sabía cuándo estaba cerca, acechando en silencio, ni siquiera giré a asegurarme de que fuera él, ya podía reconocer su gracioso acento con palabras que a veces parecían trabarse en su garganta, esbocé una sonrisa mientras tomaba el camino hacia el lugar donde todo había comenzado -Que bueno que me estabas esperando- Dije al chico mientras avanzábamos por las calles del oloroso puerto que aunque aún estaban oscuras, había suficientes personas como para evitar que alguien quisiera intentar algo contra nosotros de manera directa, tendría que ser muy discretos para alcanzarnos, las heridas de la chica podrían haber sido un problema si llamaban la atención, pero inteligentemente se aplicó un par de torniquetes y cubrió su cuerpo con una capa roja que la ocultaba casi por completo, pasando completamente desapercibidos hasta llegar a nuestro destino.

A pesar de sus problemas para hablar, el niño explicó con bastante claridad lo ocurrido durante la misión, aunque omitió la parte donde la chica nos traicionaba, aunque ella se seguía viendo un poco nerviosa por todo lo ocurrido, ocultando sus heridas para que el gordo no lograra verlas; aunque no dijera nada, ella agradecería el hecho de que no relatáramos ese detalle de la traición.

Las palabras del enano me tomaban por sorpresa -Claro, ahora yo soy el raro- Le dije con cierto sarcasmo mientras levantaba una ceja -Tal vez más adelante, podría necesitar tus habilidades para algún... Juego- Comenté resaltando la última palabra -¿El Gorrión?- Repetí ante tan extraño apodo para ver como el chico se alejaba hasta finalmente desaparecer -No esperaba menos, una salida normal sería aburrida- Pensé mientras recibía mi parte de la paga por la misión y me preparaba para largarme hasta que fui detenido por la chica -¿Ahora qué quieres?- Dije en tono áspero, pues fuera de peligro no tenía motivo alguno para soportar sus impulsos; esperaba alguna palabra ofensiva como de costumbre pero nada salió de sus labios, parecía como si alguna poderosa magia le impidiera decir un simple “Gracias” pero su mirada lo decía por ella, tras regalarle una sonrisa y apretarle delicadamente el hombro herido sabiendo que no podría gritar en ese lugar me retiré del lugar llevándome la satisfacción de, en ese último gesto, haberme desquitado de todo lo que me había hecho hasta ahora.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1479
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Othel el Dom Dic 13 2015, 11:02

Buen trabajo. A destacar el uso de las habilidades, ha hecho el trabajo más ameno.

Obteneis:

+ 18 puntos de experiencia cada uno.
+ 2 puntos de habilidad pasiva Trampas y venenos para Demian
+ 3 puntos de habilidad pasiva de Conocimiento antiguo para Bio
+ 400 Aeros cada uno.

* No olvideis registrar los puntos y aeros en los lugares correspondientes.


---
Othel
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 648
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trabajo-CERRADO] Las cosas que se pescan en el mar

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.