Últimos temas
» Para romper el hielo [Privado][Amaranth-Sabael]
Hoy a las 23:08 por Sabael Bleak

» Amarga ingenuidad, buena voluntad. [Libre 3/3]
Hoy a las 23:05 por Bardo

» Habilidades de Cryz
Hoy a las 21:34 por Sigel

» _•*•_ Lista de Cryz _•*•_
Hoy a las 20:26 por Cryz

» ¿Quieres apostar? [Privado-Seth]
Hoy a las 19:45 por Matthew Owens

» Gabhar
Hoy a las 19:07 por Sigel

» Hoja de Rey
Hoy a las 19:03 por Sigel

» Rapónchigo nocturno iridiscente
Hoy a las 19:02 por Sigel

» La flor de la maldad [Libre] [4/4]
Hoy a las 19:01 por Cryz

» Nymphaea
Hoy a las 19:00 por Sigel


Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Pyp el Mar Dic 01 2015, 05:10

Era una noche fría y sombría. La soledad se acopló de su mente, dejándola con sus crueles recuerdos. Recordó a su padre, ese ser despreciable que le había hecho tanto daño, tanto moral como físicamente. Por primera vez, desde que vivía en las calles, se preguntó que estaría haciendo ahora su padre, como habría reaccionado al no encontrarla en la pequeña cabaña después de su estadía en Lunargenta. Soltó una risita, imaginando al odiado ser tirando botellas de alcohol vacías al suelo, maldiciendo a todo desgraciado que se acercase o gritándole a algún mueble de la casa. Se contentó de no volverlo a ver, era eso que la inspiraba a seguir adelante, seguir con esa vida de pordiosera. No podía mentir y decir que odiaba el nuevo aspecto de su vida, pero tampoco podía dejar de admitir que le encantaba, aunque le disgustara la idea de robar.

Se encontraba a unos minutos del mercado, en una zona alejada. Concretamente, en un callejón, oscuro y sin vida. Estaba sola, y agradecía ese hecho. Últimamente disfrutaba plenamente el hecho de que la soledad la acompañara. Le gustaba reflexionar y ahogarse en recuerdos. Odiaba el hecho de no poder llamar las calles su nuevo "hogar", aunque, la maldita cabaña en la que vivió tampoco logró ser su hogar. ¿Como puedes llamar "hogar" a un lugar en el que lo único que haces es sufrir? Su estómago rugió, arrancándola de sus pensamientos y recuerdos. Se abrazó a si misma, aguantado un poco más el hambre y el frío. Estaba tapada hasta el cuello con la manta que se había llevado de la cabaña en la que tuvo la desdicha de vivir. Cerró los ojos con fuerza, como si se estuviera desperezando. Estiró los brazos y agradeció el hecho de que su vestido fuera algo abrigado. Se acercó a su mochila, que yacía junto a ella. Rebuscó entre sus pertenencias y se topó con un pequeño pedazo de pan, el cual antes solía ser mucho mas grande. Una señora se lo había regalado, bueno... Si a eso se le pude llamar regalar, el acto de "obligar" a alguien a que te de su pan mientras lloriqueas y das pena. Total, que su hambre fue calmada gracias al pedazo de pan. Lo comía lentamente, como si estuviera extrayendo todo tipo de sabores. Un lucero de felicidad se iluminó cual rayo en una tormenta al recordar que había robado, esta vez sí, robado, un pequeño pedazo de queso de cabra. Rebuscó otra vez en su mochila y, allí lo encontró, con un aspecto formidable, el pequeño pedazo de queso. Sonrío de manera tonta. ¡Era su queso! ¡Un preciado tesoro, con exquisito sabor! Al consumir su pequeño manjar, su hambre fue saciada, no del todo, pero agradeció el hecho de empezar a tomar provecho del robo.

Un pequeño maullido le arrebató sus pensamientos. Espera, ¿un maullido? Pues, eso parecía. Todavía le quedaba algo de pan, si se trataba de un gato, podría conformarse dándole eso y... No, no lograría conformarse tan solo con darle de comer un miserable pedazito de pan, lo cobijaría también, al fin y al cabo, su manta era lo suficientemente grande. Se paró a duras penas, puesto que hoy se había pasado el día corriendo y huyendo de mercaderes enfadados, que por su suerte, lograban verla husmeando entre sus productos. Le dolían las caderas, probablemente, otro golpe de la pubertad. De pronto, otro maullido, y otro más, seguido de otro.... Parecía que iba a toparse con toda una camada de gatitos, pero, al llegar tan solo se encontró con un gato de más o menos unas cuatro semanas. Dedujo que su madre debió rechazarlo. Acercó la mano a la cabezita del gatito, este la olisqueó levemente, antes de volver a maullar. Lo alzó con destreza y delicadeza. Era liviano, muy liviano. Seguro solo llevaba días de abandonado, puesto que su pelaje era bastante suave y, después de revisarle la dentadura, sus dientes eran de un increíble tono blanco. Su pelaje era enteramente negro, un una manchita blanca en a punta de la cola. Cuando el gatito abrió los, se encontró con dos hermosos pares de ojos color ámbar. ¿Por qué abandonar tal hermosura? El pequeño cachorro seguía maullando, así que lo apretó contra su pecho.

Como lo pensó, le dio el pequeño pedazo de pan al gatito. Se lo zampó de manera rápida, sin remordimientos. Comida es comida. Una sonrisa trise se posó sobre su rostro.

-Qué lindo... ¡Creo que ya tengo un buen nombre pata ti!
Dijo con entusiasmo forzado, el tener compañía de un pequeño animal sería extraordinario, claro está, pero no cuando te ves hundido en recuerdos oscuros de los cuales no podrás escapar nunca. Le acarició la pequeña cabezita, tan delicada y suave...

-Serás... Centella
Su sonrisa se vio nubladada por un mar de lágrimas. ¿El por qué? Simple, a su madre le encantaban los gatos... Tenían uno, el cual habían llamado también "Centella". Esto le hizo recordarla, ese bello ser. Lleno de bondad y cariño, que se había esfumado tan rápido. La extrañaba, quería volver a refugiarse entre sus brazos. El pequeño gatito, en otras palabras, Centella, se restregó contra su mejilla izquierda, como si le estuviera secando las lágrimas.

Después de incontables sollozos, la niña se sumergió en un profundo acunado entre sus brazos... Parecía que no tendrían ningún tipo de interrupción.
Pyp
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 24
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Azoth el Miér Dic 02 2015, 00:56

Estaba noche había demorado la vuelta a la ratonera por bastante tiempo, había tenido que cerrar algunos asuntos pendientes y eso me había llevado bastante tiempo. Pertenecer a una banda como los gorriones implicaba dejar atrás determinados estilos de vida, aunque tan solo para que la mierda que pudiera derivar de ellos no salpicara a mis amigos. Eso implicaba cerrar ciertas rutas, pero tampoco era algo que debiera importarme demasiado ya que otras se me habían abierto, ahora tenía algo así como una familia.

Imaginaba que los demás ya estarían en casa, y la última vez que había visto nuestra despensa no estaba a rebosar precisamente así que mejor conseguir algo de comida, cualquier cosa, aunque tenía antojo de carne. Vi pasar una rata corriendo y desenvainé rápidamente uno de mis cuchillos, pero solo para volver a enfundarlo con una mueca de aburrimiento, estaba harto del estofado de rata (a pesar de ser las presas más numerosas y fáciles de atrapar) ya que era el plato más habitual de nuestro "chef", ese extraño hombrecillo de metal. Así que dejaría las ratas como última opción.

Vi algunas palomas y gaviotas revolotear por los tejados y pensé en las pocas veces que había comido un ave en mi vida, estaban muy ricas, solo que no tenían mucha carne. De todos modos valía la pena intentarlo, siempre valían para hacer un caldo con lo que podría repartirse mejor entre todos. El caso era el como, ya que era obvio que por el método habitual no valdría con ellas debido a la altura sobre la que solían posarse y a su capacidad de salir huyendo del peligro. Lo mejor sería tenderles una trampa.

Así que me puse a ello, no pretendía hacer nada demasiado complejo, algo improvisado con un trozo de tela y unos cordeles, todo ello sacado del toldo de un puesto que alguien había sido lo bastante estúpido como para no recogerlo una vez terminó la jornada laboral. Entonces me dirigí hacia un callejón por donde había visto muchos de esos pájaros, lo que en teoría haría más fácil que cayeran en la trampa, es decir, había más presas, era lógico. Así que até los cuatro extremos del trozo de tela con cordeles, el otro extremo de los cuatro cordeles los trencé entre si y pasé la cuerda resultante sobre un saliente algo alto para hacer una polea. La tela la dejé en el suelo y encima puse los restos de unas migajas de pan que me quedaban en el bolsillo, entonces me coloqué tras unos barriles sujetando la cuerda y esperé a escuchar como algun animal se posaba encima para dar un tirón y atraparlo.

Finalmente noté como algo pasaba rozando la cuerda y di un fuerte tirón, lo cual tuvo como respuesta un ¿maullido? bastante furioso. Extrañado salí de mi escondite y vi como el improvisado saco se revolvía con lo que parecía ser un gato dentro. Fruncí los labios, no era lo que había esperado capturar, pero una vez había comido gato y su carne no era del todo mala, en fin, la comida era la comida. Así que me acerqué al saco y hundí mi chuchillo en él, haciendo que dejara de revolverse con un gemido lastimero que no me dio pena ninguna, no era más que un animal, la cena a mis ojos. Abri el trozo de tela y con disgusto pude ver que esa cosa aun respiraba, así que le rompí el cuello para darle una muerte rápida y piadosa (tampoco había que ser cruel) y me cargué el saco al hombro, era hora de volver a casa.

No obstante al pasar por delante de un callejón me pareció escuchar algo, así que me asomé por curiosidad y vi a una niña acurrucada, sujetando un pequeño gatito entre sus manos. Que vulnerable parecía, durante un breve instante me pasó por la cabeza la idea de que llevaría encima y lo fácil que sería arrebatarle cualquier trozo de comida o cosa de valor que llevara encima, pero sacudí la cabeza apartando ese pensamiento, no era típico de mi, ya no me dedicaba al atraco. - Oye, no deberías estar aqui. - le dije, si a mi me había parecido vulnerable no quería imaginarme lo que le parecería a los degenerados que solían patrullar la zona a estas horas. - Deberías volver a casa o con tu banda. - aconsejé.


Uso la pasiva de Azoth trampas y venenos  

Azoth
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Pyp el Miér Dic 02 2015, 03:04

Se estremeció levemente. Se encontraba soñando, el mismo sueño que la azotaba noche tras noche. En la pesadilla, se encontraba corriendo por un bosque, cuyos árboles eran enormes y oscuros. Hacía frío, y tenía la extraña sensación de que la observaran. Tal vez y solo tal vez porque de verdad lo estuvieran haciendo en esos precisos instantes. Sintió la fría y esquelética mano de su padre, la cual había conocido tan bien. En ese momento, reaccionó. Agradecía, lo que ella llamaba ''habilidad'', el no reaccionar con ningún tipo brusco. Tan solo abrió los ojos, lenta y calmadamente, los cuales frotó para alejar el sueño. Alzó la mirada perezosamente hacía arriba. Un chico... ¿Un chico? ¡Un chico! Estaba parado frente a ella. Tenía un aire frío, algo severo. Se levantó rápidamente, con el gato negro entre los brazos. 


-Oye, no deberías estar aquí 


Se quedó boquiabierta, mirándolo. ¿La había encontrado? ¿Tan a la vista estaba? Tragó saliva. No se atrevía si quiera a mirarlo a los ojos, tenía miedo. Pero, ¿miedo a qué? 
 
-Yo...
 
 
No sabía que decir. ¿Debía defenderse? ¿Como debía tomarse la situación? Su arco estaba colgado en su espalda, en cualquier momento podría acabar con el amenazante. También tenía sus dagas, escondidas bajo la falda de su vestido. Si cuerpo y miedo se lo permitían, podría atacarlo, pero... Al fin y al cabo, el muchacho aparentaba su misma edad. En el instante en que tocaba su arco con discreción, el chico volvió a hablar.
 
-Deberías volver a casa o con tu banda
 
 
Negó con la cabeza. ¿Debía decirle algo más? ¿Pronunciar palabra?
 
 
-¿Banda? ¿Casa?
 
 
Tan solo negó, tratando de hacerle entender que no pertenecía a ninguna banda, ni tenía ningún hogar... No pertenecía a ningún lugar, no formaba parte de ninguna banda. Lo único que hacía era esconderse y tratar de matar a la hambruna. Se había vuelto delgada, tal vez demasiado.
Pyp
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 24
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Azoth el Vie Dic 04 2015, 01:19

No estaba acostumbrado a parecer amenazador a los demás, estaba acostumbrado a ser la víctima del miedo, el intimidad, el pequeño en resumen. Pero esta chica parecía insegura ante mi presencia, o al menos hablaba como si lo estuviera, lo cual me hizo sentir raro, por una parte una oscura sensación de poder apareció disimuladamente en mi cabeza, solo para ser sustituida rápidamente por arrepentimiento por sentir eso.

Ladeé la cabeza con cierta extrañeza cuando negó con la cabeza y se extrañó ante las palabras banda y casa, ¿asi que estaba totalmente sola, sin ninguna clase de refugio? Suspiré con cierto cansancio y me pellizqué el puente de la nariz. - ¿Cuanto tiempo llevas sola en la ciudad? - imaginaba que no demasiado si aun no se la habían comido con patatas. Aunque bueno, quizás sabía defenderse, o eso me hacía pensar el arco que llevaba a la espalda (cuya presencia hizo que me ajustra mejor la vaina de mi espada quebrada por si acaso).

Miré a mi alrededor para asegurarme de que no había nadie a nuestro alrededor y me até el saco con el gato muerto a la cintura, la sangre del animal había logrado traspasar la tela y estaba dejando un pequeño reguero de sangre, pero daba igual, ya debería haber dejado de sangrar ya que su corazón no latía, el problema es que seguramente me había manchado la parte trasera de la camiseta de sangre, daba igual, ya la lavaría.

- Escuchame, tu sola no vas a durar mucho, y menos si duermes en la calle. - era una mera cuestión de tiempo que la encontrara quien no le convenía que la encontrara, aunque claro, ¿porque tenía que ser problema mío? Aunque no lo era me sentía mal solo de pensar en dejarla ahí tirada, la ayudaría aunque fuera solo un poco. - Conozco un par de sitios donde quizás puedas quedarte. - siempre y cuando fuera útil o diera algo a cambio, aqui nadie era bueno porque si.
Azoth
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Pyp el Dom Dic 06 2015, 05:53

Tragó saliva. El muchacho frente a ella representaba una infinidad de posibilidades. Podía hacerle caso y seguirle, intimidarlo con su arco para que le diera sus pertenencias o simplemente, alejarse junto a el hacia un posible "refugio". No estaba segura, ¿que debía hacer? Hasta entonces se había ganado la vida intimidando a niños menores que ella, o robando escasos recursos. Nunca se había metido con ningún tipo de banda, le disgustaban, o mejor dicho, le daban miedo. El chico rompió el silencio. 

-¿Cuanto tiempo llevas sola en la ciudad? 

-Esto.. No te incumbe, aunque... 

Sus palabras resultaban ser inentendibles, de cierto modo, tuvo la sensación de dar pena. De hecho, la daba, y bastante. Alzó la mirada, finalmente, plantando su dulce mirada verdosa sobre los ojos del muchacho. Centella, el gatito que se encontraba acurrucado contra uno de sus tobillos, emitió un maullido. Su atención se posó sobre el pequeño animal. Se agachó y aprovechó para sacar una de sus dagas que llevaba escondida bajo la falda de su vestido. Sigilosamente, escondió el arma blanca en su cintura, detrás del simulado cinturón de cuero, del carcaj de flechas. Alzó al felino y volvió a pararse. Apretó al gatito contra su pecho, escuchando atentamente al chico. 

-Escuchame, tu sola no vas a durar mucho, menos si duermes en la calle. 

Se sonrojó levemente ante el comentario del joven. Desgraciadamente, era cierto. Nadie le había dirigido la palabra, mera cuestión de suerte. Solo les había concedido la palabra a algunos pocos adultos, y la mayoría del tiempo, eran palabras amenazantes. Pero, era la primera vez desde su fuga que hablaba con otro niño, bueno, ¿como podía decir "niño" si ni siquiera sabía sobre el individuo que se alzaba frente a ella? 

-Conozco un par de sitios donde quizás puedas quedarte

Se alegró bastante. Podría dormir tranquila... ¿Tranquila era la palabra adecuada? No lo sabía, pero algo de lo que estaba segura, era que tenía que devolverle el "favor" al chico, de cualquier manera. Recogió su mochila, que se encontraba a sus pies. Escondió al pequeño gatito dentro, entre las telas del mantel y la manta de lana gris. Con delicadeza, posó la mochila sobre uno de sus hombros. Sin movimientos bruscos por dos simples razones. La primera, por el felino que estaba dentro del mediocre saco. Y la segunda, para minimizar el riesgo de algún tipo de intimidación en vista a su contrincante, que ya no se veía tanto como un "contrincante"

-Gracias... 


Tan solo logró decir eso, mientras pensaba en alguna manera de agradecerle, alguna acción, más bien. Dio un paso al frente, acercándose levemente al muchacho. Lo miró a los ojos otra vez. Su mirada desprendía un permanente aire agradecido. 

-¿Como puedo agradecerte? 

Cuando el muchacho retiro el saco ensangrentado de su espalda, una idea pasó por su mente cual liebre huyendo de un zorro. No evitó sonreír un poco, una sonrisa tonta, típico de ella. 

-Puedo lavar tu camisa, si así lo deseas...
Pyp
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 24
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Azoth el Sáb Dic 26 2015, 22:51

La chica dudaba, se notaba, ¿pero acaso no tenía razones para hacerlo? Yo en su lugar lo haría, uno no podía fiarse sin más de los desconocidos en este barrio a esta hora de la noche... o a cualquier otra hora realmente. Aqui todo el mundo era peligroso, pero porque todo el mundo necesitaba serlo para sobrevivir, yo mismo podía ser un peligro en ocasiones, dependiendo de lo grandes que fueran mis necesidades.

No pude evitar ver al gatito que sostenía ella y en seguida me sentí incómodo debido a la presa que llevaba en el saco, a lo mejor había matado a su madre, pero no debía sentirme culpable por ello, aunque lo hubiera sabido la habría matado igual, era una cuestión de necesidad. Es más, de haber sabido que el gato tenía crías las habría matado tambien para ahorrarles el sufrimiento de la hambruna y para tener más comida yo.

Pero esos pensamientos  macabros desaparecieron de mi mente en cuanto ella aceptó acompañarme, a lo cual asentí y empecé a caminar por el callejón en mi nueva dirección. Tendría que tomar un pequeño desvío antes de volver a la Ratonera pero bueno, tampoco era muy grande. - ¿Umh? - pregunté distraido cuando dijo algo sobre agradecerme esto. Me miré la camisa en cuanto dijo que podría lavármela para darme las gracias por esto. - Es igual. - contesté con un encogimiento de hombros.

Un silencio algo incómodo se impuso mientras caminábamos, así que carraspeé para romperlo y me presenté. - Soy Azoth por cierto. - me volteé un segundo al decirle eso para mirarla, pero solo un instante antes de posar de nuevo la mirada en el frente. - ¿Entonces como has llegado a la situación de estar sola en una esquina abrazando un gato de noche? - pregunté con cierto interés.
Azoth
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Pyp el Jue Ene 21 2016, 19:21

A medida que caminaban, los temblores debido al frío aumentaban, dándole cierto aire penoso, desgraciadamente. Se veía algo incómoda, junto al pequeño gato, Centella. Miraba hacia la nada, maldiciendo el hecho de estar descalza. Tenía frío, bastante. Lo único que quería ahora era un lecho calentito y los brazos de su madre. Sacudió la cabeza, sabiendo que eso no iba a suceder, al menos debía agradecer el hecho de haberse encontrado con aquel chico, que le enseñaría tal vez un lugar en el cual quedarse. O mejor aún, tal vez el muchacho pertenecía a una banda... Y así, tal vez ella podría seguirle.

-Es igual

-No hay problema... Tan solo... Me gustaría devolverte el favor... -Entonó, con cierto tono débil, casi inaudible.

Tragó saliva. Era su turno de hablar, pero, ¿de verdad lo era? ¿Debía decirle su nombre? ¿Debía confiar en el?... Se adelantó levemente, para así quedar a un costado del chico. Pero a su mala suerte, se tropezó. Torpemente, logró recuperar el equilibrio y evitar una caída. Una caída que también, lo más probable, se llevaría la única oportunidad de seguridad. Sacudió la cabeza levemente.

-Soy Azoth por cierto.

-Yo... Me llamo... Sketter, pero por favor, dime Pyp...

Parpadeó varias veces, alejando la mirada. Finalmente se encontraba junto al chico, a su lado izquierdo. Desde allí logró percibir el olor acre de la sangre, y por lo visto, el pequeño gato que llevaba en brazos también. Este se apegó más a ella, moviéndose hacia el lado contrario, para evitar el fuerte olor. Se atrevió a posar su mirada verdosa sobre el chico, examinándolo lo más posible. Con la información necesaria, se dispuso a alejar la mirada nuevamente, algo nerviosa.

-¿Entonces como has llegado a la situación de estar sola en una esquina abrazando un gato de noche?

Se quedó petrificada ante la pregunta, sabía que tenía que responder. Suspiró profundamente, debía afrontar su pasado, ya era hora... Debía hacerlo. Apegó al pequeño gato aún más contra su pecho, el gato maulló, quejándose. Acercó su mano hacia el carcaj de flechas que llevaba a un lado, acariciando una de sus cuatro preciadas flechas.

-Es una larga historia... Escapé, mi madre murió y mi padre aprovechó la situación para... -Se quedó sin palabras-  Ya me entenderás.... El... -Alejó la mirada avergonzada- ¿Perteneces a alguna banda?...
Pyp
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 24
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre las sombras [Interpretativo] [Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.