Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Lun Dic 14 2015, 21:38

Es un día agradable gracias a muchos factores afortunados, quien lo diría. La temperatura es perfecta, el desayuno estuvo bastante bueno y la gente anda con un ánimo amistoso. Además cierto par de robos afortunados han completado la cuota del día, en pocas palabras lo que resta de tiempo es completamente libre. Gracias a todo esto Chimar anda con una sonrisa de tonto por toda la calle.

A veces las cosas salen bien jeje.


Esta seguro que no se encuentra soñando, se dio un pellizco hace poco para comprobar su estado despierto. Tal vez los dioses escogieron el día actual para ser buenos con él, sería una buena respuesta pero en realidad no existen. Quizás las personas están conspirando colectivamente, suena más irracional aunque algo divertido, sin duda debe dejar de leer libros de ficción en la biblioteca.


Es solo un día bueno… tampoco es tan raro…


Niega con la cabeza por inercia, si es jodidamente raro. Seguramente alguna cosa extraña saltara en breve para iniciar un combate mortal, tal vez cualquier grupo asesino desconocido. Suspira, gajes del oficio al final, Mejor será disfrutar el día tranquilo mientras dure. Irónicamente no tiene muchas formas de entretenerse además de hacer la langosta, los proyectos están al día y sus hermanos siguen en la faena.


Mejor será hacer algo divertido como fastidiar a Dem jeje.

Avanza hasta la zona de “trabajo” habitualmente empleada por el brujo, no tiene perdida. Lo bueno de los Gorriones es que tienen bastante libertad, si quieres tomar un día libre puedes hacerlo. Pocas cosas superan los beneficios de ser tu propio jefe, tal vez tener mucho dinero. El inventor llega al área mercantil de Lunargenta y activa sus sentidos, cuando pase el mago le interceptara amistosamente.


Veamos… el sol esta a determinada altura así que… faltan tres horas para el almuerzo.

Comer es lo primero en la lista si eres tan enano, saltarse las horas destinadas puede ser desagradable. Aquel chico listo se recuesta de una pared mientras pega varios vistazos a los puestos mercantiles, nada fuera de lo común. Tanta cantidad de artículos sin eficiencia real parece absurdo pero los humanos suelen pasar del sistema lógico, la estupidez manda. Lo más divertido es el charlatán de la esquina que intenta engatusar a la gente para que compre sus “brebajes mágicos”.

Ayer era una pócima que “quitaba la resaca en cinco minutos”, me pregunto que tiene hoy jeje.



Última edición por Chimar el Mar Mar 29 2016, 20:06, editado 1 vez
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Mar Dic 15 2015, 01:16

Comenzaba a cansarme de todas esas cosas, hacer reposo, comportarme bien, no meterme en peleas y usar la lengua en vez de los puños. Me trataban como si estuviese enferma y lo peor era aquella duda que me asaltaba después del encuentro con el “cazador”. Eran muchas cosas para mi cabeza dura. Me encontraba en la zona de los negocios para hacer algunas visitas, tal vez podríamos transar cosas del pueblo a un buen costo. También pensaba pasarme por lo del viejo Julien si tenía oportunidad para hacerle algunas consultas, habiendo conocido incluso las cosas que no se deben de conocer era uno de los pocos humanos en los que confiaba y si mis sospechas estaban fundadas, tal vez lo vería más frecuentemente de lo que él quisiera. Sonreí de lado y negué con la cabeza, aquél pobre viejo que no podía ni con sus huesos metido en medio de todo aquello.

¿Qué es tan gracioso Mawood? preguntó Blackuart con la inocencia plantada en su rostro. No mucho, sólo pensaba en un viejo conocido. Tal vez te lo presente pronto. ¿Te apetece poner algo en el estómago? pregunté, aunque estaba segura de su respuesta. Pequeño, sin dientes y todo el rollo de la edad, pero sin dudas era de los que mejor sabían comer. Era más fácil -y menos costoso- mantener a Furia a grano, que a ese pequeño cuando le despertaba el apetito. Asintió varias veces con la cabeza mostrándome todos sus dientes en una descomunal sonrisa. Por unos momentos ese pequeño gesto me contagió y le devolví una propia. Tomamos una vuelta y me detuve en la esquina. Tomémoslo con calma, ¿si?unas pequeñas perlas de sudor comenzaban a brotar de mi frente. El dolor en mi pierna izquierda apenas si había mejorado en un par de semanas, por lo que estaba obligada a usar un bastón hasta mejorar.

Iré por algo de agua avisó el chico, pero antes de que pudiese darle una respuesta ya había desaparecido entre la gente. Mocoso problemático murmuré apretando los dientes. Me recosté contra una pared y observé a los alrededores. Frente a mí un puesto de brebajes. Suspiré y acomodé el bastón entre las piernas. El brazo derecho aún estaba colgado con ayuda de un pañuelo y el izquierdo vendado bajo el vestido marrón. Volví a sonreír como una tonta ante los recuerdos. La última vez que pasé por uno de esos puestos también había estado en compañía de Black, allí conoció a Joh luego de que armáramos un gran escándalo con ese loquillo. Me preguntaba qué sería de su vida en esos momentos…

Tardaste demasiado. ¿Dónde te habías metido? pregunté dándole un bastonazo por la cabeza. Auch, lo siento Mawood. Habían otros niños malos que no me querían dejar pasarrespondió. Si había una cosa que me gustaba de ese mocoso era que siempre era transparente, por lo que su forma de responder en esa ocasión me había llamado la atención. Tomé la botella de sus manos, le di un sorbo y acaricié su cabeza. ¿Todo bien? sabía que algo me ocultaba, pero le daría la oportunidad de responder antes de arremangarme y hacer que soltara la verdad de una forma u otra.

¿Quiere ser invisible? Acérquese a mi tienda, no teman, vengan y observen con sus propios ojos. Los alaridos del vendedor eran como la sentencia de muerte de alguien. Andando le dije al niño, estar cerca de eso no me caía en gracia. Cruzamos la calle y Blackuart se tropezó con muchachuelo de pelo castaño. Me detuve y di la media vuelta, no había alcanzado a ver toda la situación, por lo que algo preocupada de que se tratase de alguno de los otros chiquillos problemáticos levanté el bastón y puse cara de pocos amigos entrecerrando los ojos. ¿Necesitan ayuda? terminé por preguntar de un modo incómodo.

___________________
Off:
baston:
Ficha de Blackuart
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Demian el Mar Dic 15 2015, 06:06


Su mano se deslizó lentamente en el bolsillo del hombre de los zapatos de distinto color. Apenas sacó una moneda de las más insignificantes, pero se sonrió victorioso. No era tanto por la cantidad, sino por los puntos.

Verán, robar bolsillos ajenos puede sonar intenso, pero cuando lo haces una y otra vez se vuelve tedioso, hasta aburrido. Es una rutina, un trabajo, el cual repites una, otra, otra y otra vez. Pero si la mente de los niños es buena en algo (con la excepción de Demian cuando se trata de matar), es en inventar juegos.

Fue así que comenzó lo que llamaba "El Desafío". En realidad por ahora sólo participaban Ratita y él, aunque esperaba pronto compartirlo con el resto de los chicos. El asunto consistía en que en la mañana, antes de salir a... trabajar... los chicos se planteaban desafíos. Cada uno podía nombrar un desafío, aunque todos debían ser cumplidos por ambos. Durante el día, debían cumplir con robar algo a una persona que cumpliera con la descripción del desafío, lo que podía tomar distintas formas. Algunos ejemplos eran "un tuerto", "una mujer con bigote", "un payaso", "un hombre mapache", "una bailarina mientras baila", etc. Ese día Demian había nombrado "un calvo de capa rosa", lo que había resultado sorprendentemente fácil, pero Ratita había mencionado "alguien con zapatos de distinto color" y eso había resultado más difícil de lo esperado.

Pero finalmente había cumplido con el desafío y podía descansar tranquilo. La verdad es que no había manera de comprobar si efectivamente el otro decía la verdad o no luego, pero intentar cumplir cabalmente con el reto hacía las cosas más interesantes.

Fue en eso que oyó una frase muy particular... "¿quieres ser invisible?". Aquello resultaba muy extraño y llamativo, en especial viniendo de alguien que aparentemente era un humano vendiendo cosas. ¿Era posible que los humanos hubieran podido inventar una manera de imitar su habilidad de volverse invisible?, si fuera cierto su magia se veía de pronto muy sosa, así que fue a ver de qué se trataba.

Claro que el destino no querría que llegase a corroborar la información, pues allí estaba Chimar, pero no sólo él, sino que una mujer y un niño se acercaban a él. De pronto ella levantaba su bastón y parecía malhumorada, algo que, por supuesto, Demian tomó como un acto hostil.

Se deslizó como un fantasma, con el sigilo que le caracterizaba, casi flotando sobre el suelo de piedras, buscando mantenerse en el punto ciego del "enemigo". Por ahora prescindiría de la magia.

Ayuda puede requerir una pe-persona con bastón —dijo con aquella voz sombría que usaba en situaciones como aquella— , pero un Gorrión nunca está solo, señora.

Había un dejo de amenaza en sus palabras, no demasiado camuflado, de modo que se entendiera el mensaje con claridad. Si la mujer quería tener problemas con Chimar, los tendría también con él. No en vano portaba sus dagas bajo la camisa.




Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Finn el Mar Dic 15 2015, 20:51

Los ojos del hombre bestia se entrecerraron lentamente, sus pupilas circulares contraídas hasta ser meros puntos en los grandes iris dorados. Este era el momento. Su última oportunidad de éxito. El barullo de los concurridos comercios desapareció hasta que lo único existente era el sonido de su respiración y el latir de su pulso en las orejas. Moviendo su mano en un prolongado y certero arco arrojó el proyectil contra su objetivo. El tiempo pareció expandirse durante lo que le parecieron segundos hasta que el chasquido seco del disco de madera contra el borde de la boca de la tortuga de bronce lo regresó a la realidad. Había fallado.

Ese es el tercer y último disco. Lo siento, ¡siguiente!” gritó un hombre grueso de imponente mostacho junto a la estatua de la tortuga. Varios de los niños presentes lanzaron risas alegres y algún abucheo.

¡Espere, aún tengo un par de aeros! Necesito una última oportunidad” rogó el joven felino con los ojos clavados en los premios dispuestos ordenadamente tras la tortuga. Uno, en particular, era el que le había cautivado: Un pequeño zorro de peluche teñido en tonos rojizos y ojos hechos con disonantes abalorios de vidrio.

He dicho que no” respondió el hombre emitiendo un gruñido incómodo sin mirarle. “Y ahora muévete. Deberías estar agradecido de haber tenido una oportunidad.” Sus ojos se giraron al fin hacia el muchacho y esa mirada lo decía todo. Debía hacer espacio para la gente normal, para los niños humanos.

El pequeño hombre bestia se giró sobre sus talones en el acto, echándose a andar con el rostro de piedra. La mañana había transcurrido plácidamente y no dejaría por ningún motivo que un incidente así le afectase, ni siquiera por el zorrito rojo que había estado tan cerca de ganar. Sus pasos le llevaron hasta una esquina donde un sujeto estrafalario intentaba llamar la atención de la gente con gritos insistentes. ¡Poción de invisibilidad! Pensó Finn con una sonrisa agria. Menuda estafa. Él mismo había comprado una en Roilkat con el objeto de utilizarla para infiltrarse en uno de los talleres de orfebres a plena luz del día. Como resultado se había llevado una de las mayores palizas de su vida.

Por el rabillo del ojo vio a una mujer joven detenida en medio de la calle, su bastón elevado y su expresión amenazante. Se giró para observarla y chasqueó la lengua sonoramente cuando pude ver la escena completa. La joven y un niño pequeño intercambiaban palabras con dos niños humanos. Finn había oído sobre la banda de pequeños ladrones que operaba las cercanías. Había oído rumores e historias a través de otros jóvenes sobrevivientes callejeros. Dando rápidas zancadas se acercó hasta interponerse entre la mujer y los dos chiquillos, acercando una mano a la empuñadura de su daga para amedrentarles.

Pensaba que erais más sutiles, ¿o acaso ahora habéis escalado del hurto al asalto?” preguntó socarronamente mirando a uno y a otro. No le importaba que la mujer le oyese. Apostaría sus escasas pertenencias que se trataba de una extranjera, por lo que no era muy probable que tuviese ánimos de llamar a los guardias o causar alboroto. “¿No habéis oído sobre los dos idiotas que robaban a la gente en los callejones junto al mercado hace un par de semanas? Ahora cuelgan de los muros y el área está aún más vigilada. Como siempre, los que pagamos el precio somos los sospechosos eternos.” Frunció el ceño al recordar el garrotazo rastrero que había recibido por parte de un guardia hace un par de noches, por la única razón de transitar demasiado cerca de los puestos de artesanos.

No permitiré que algunos tengamos que pagar por vuestra irresponsabilidad” dijo adoptando una postura tensa frente a la joven y el niño, dando a entender que les defendería a la fuerza de ser necesario. No había nada que temer, ¿no era así? Se trataba de niños humanos al fin y al cabo...
Finn
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 67
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Miér Dic 16 2015, 04:57

Chimar por alguna razón comienza a prestarle atención al charlatán, sabe que todo es mentira pero se le debe dar crédito a su elocuencia. El arte de gritar cosas con sentido siempre resulta interesante, lo usan muchas facciones distintas con un objetivo similar. Al final niega la cabeza, dejarse engañar es para personas con un coeficiente mucho más bajo, nivel normal por decirlo de forma decente.

Pero que...


De repente alguien choca directamente con el científico, dicho joven observa intrigado la fuente del ligero golpe, un niño aun más pequeño. Forma cierta media sonrisa, es difícil no verle lo divertido al asunto. Al menos hasta que la señorita del bastón extraño comienza una rara escena de intimidación, sin duda lo que dicen de las calles tiene bastante sentido ahora, los problemas caen del cielo.

Fue un…


En eso llega Dem, menudo momento. Como siempre muestra su personalidad protectora cosa que es de agradecer, al menos por ahora. Ese brujo es un buen hermano pero a veces tiende a exagerar las contramedidas, se puede decir que su mecanismo de respuesta no está bien calibrado desde hace mucho tiempo. El inventor levanta las manos invocando un “parley”, no quiere que las cosas se salgan de control en plena calle.

No hagamos una tormenta en un vaso de agua, fue accidental...


De repente llega otro desconocido, un hombre bestia algo pequeño. El Gorrión mas listo arquea su ceja derecha, la gente común a veces es algo dramática. Deja que el joven peludo se desahogue y por un momento siente nerviosismo, obviamente ese personaje tiene conocimientos sobre los Gorriones. También experimenta algo de vergüenza, hace tiempo que nadie lo regañaba con tanta convicción, técnicamente el de los sermones es el.


Vale… ¿alguien más?

Algunos curiosos comienzan a dedicarles miradas al grupo en discusión pero no se forma ningún círculo chismoso, temporalmente no llegan al punto de ebullición social. Maquiavelo se cruza de brazos y medita un poco, cuando la gente se pone alterada la mejor opción es ignorarla y salir por la puerta chica. Sin duda en un universo diferente eso pasaría pero con Demian como compañero... digamos que no ocurrirá.

Repito, fue un malentendido, lamento las molestias.


La típica actitud diplomática que ocasiona miradas raras de cualquier contemporáneo, un niño de otro planeta. Aunque todo tiene cierta tonalidad cómica las cosas podrían salirse de control, un individuo armado tiene una tolerancia muy baja. Chimar Pone su atención en otras cosas para ventilar ánimos, el pequeño acompañante de la mujer tiene un cabello muy ordenado y eso le recuerda a sí mismo, curioso como mínimo. Algo atrás el mercader dudoso logra convencer a cierto tercero para que pruebe su fórmula, quien lo diría.

¿Podemos irnos ya?  El olor a perro mojado me está mareando…
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Miér Dic 16 2015, 17:21

Los renacuajos se multiplicaban y nos rodeaban; no solamente ellos, sino que además atraían la atención de otros pasantes. Enarqué las cejas y bajé el bastón cansada y adolorida de mantenerlo en aquella posición incómoda, después de todo, tenía un caballero escudándonos. La situación era un tanto graciosa, si la veía desde otro punto de vista, aunque sentía que tenía que mantener mi posición de vieja regañona, al menos por un rato, volverme paz y amor puros sería sospechoso a esas alturas. Blackuart se volvió hacia mí y jaló del vestido en busca de mi atención en momentos que el chico bestia decía su discurso, le di una última mirada a la situación y me agaché como pude para escuchar sus susurros en mi oído. Ellos no son los que me molestaron, apreté los labios, asentí una vez y me enderecé.

Miré al mocoso que me trató de “señora” de arriba abajo. Parecía más una de esas muñecas que se rompen al tocarlas que un niño de verdad, eché aire por la nariz volví a entrecerrar los ojos y apreté los labios. Me había tratado de vieja y de impedida, todo junto fácil y rápidamente. No era como si no me sintiera así portando un vestido, zapatos y bastón, en vez de la armadura y el hacha larga, pero había una gran diferencia entre sospechar que el tiempo pasaba, y que un pequeño niño misterioso y todo oscuro me lo dijera a la cara. Tartamudo o no, se había parado frente a… bueno, yo parecía una mujer común en esos momentos…suponía. No había gran mérito en meterse conmigo, pero sí en defender a su compañero. Había algo en él que me daba curiosidad, pero no sabía a qué atribuirlo, tal vez todo eso de “gorriones” o su afán de proteger al desvalido, no lo terminaba de comprender… aunque tendría que esperar un buen rato antes de poder hacer más averiguaciones.

Me adelanté para tocar con suavidad el hombro del jovencito que con admirables valores se había interpuesto para ayudarme. Su acto, aunque sincero y de corazón, había despertado sentimientos encontrados: por un lado, era una sensación nueva y bella sentirse protegida, casi como una dama. Por el otro, quería verme a un espejo para comprobar qué tan mal se me veía. Es decir, con bastón, pañuelo, vendada y todo lo que se quiera, no dejaba de ser una guerrera; el hecho que se interpusiera entre unos chiquillos y yo, solo había herido mi orgullo. Por el momento tenía que practicar mi paciencia… si… Tomé aire y relajé mi expresión.

Su hombro era bastante huesudo y le hacía honor a su apariencia de gato. Un hermoso pelaje broncíneo cubría su piel y su cola se movía de un lado a otro, lentamente, como el péndulo de un reloj. Tranquilo, no ha pasado nada. Todo parece haber sido un mal entendido, el pequeño dice la verdad. ¿No es cierto Black? dije en voz baja y tono conciliador. En alguna parte de mi corazón curtido estaba conmovida por el despliegue que se había dado en apenas unos minutos. Si yo me hubiera criado en ese ambiente me hubiese ahorrado varias zurras, entre otras cosas. Pero pese a mi tono y el desenfado corporal, ese niño, el que se había levantado y hablado, me daba escalofríos.

Le observé un par de veces más por encima del hombro de joven, aunque era diminuto y flacucho, vamos que no podía encajarlo haciendo nada de lo que yo conocía, hablaba como si fuese toda una autoridad, con tal aplomo que por unos momentos sospeché si no era algún guardia adulto reducido o algo por el estilo. Asentí algo ida a su comentario de perro mojado y sin darme cuenta levanté el brazo vendado para comprobar olfateando si era yo. Ese acto, cuando lo racionalicé, hizo que me sonrojara.

Pensé en continuar nuestro camino una vez resuelto el asunto, pero no… claro que no. Aquello no podía ser tan sencillo. Blackuart se había pegado al de los ojos azules. Es verdad que los gorriones nunca están solos, suelo verlos a la orilla del río, pero Mawood no necesita ayuda le respondió con ojos encendidos, el tono entre inocente y mandatario. Estaba claro que no había entendido ni la mitad de la situación. Quería tanto darle un bastonazo por la cabeza, mandarle callar y arrastrarlo a casa... pero estaba ya muy lejos como para alcanzarle. Parecía estar haciendo todo aquello a propósito. Apreté la cabeza del bastón mientras les observaba alejarse, me volví hacia el chico felino apretando los dientes e intentando calmarme. Eh, gracias por lo de hace un momento. ¿Quieres acompañarnos? las cosas comenzaban a fluir con más naturalidad ahora, por lo que con toda la mejor disposición continué Es decir… si estás libre y todo eso. No me mal intérpretes, pero tus piernas se ven más fuertes que las mías y por algún motivo siento que las voy a necesitar. Por cierto, me llamo Wood. Extendí mi mano con una media sonrisa e íbamos a comer puntualicé con un guiño. Luego de lo cual seguiría a aquellos niños por algún rato.



___________
Off: 1. Asumí que nos movíamos.
2. Finn, moví tu colita, si no estás conforme edito.
3. Si hay algo que no cuadre, también edito
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Demian el Sáb Dic 26 2015, 03:52


"¿Qué sientes?" decía la voz del viejo Emil. "Frío" había contestado el pequeño Demian en ese entonces. Llevaba ya un par de horas con medio cuerpo en el agua y el sol ya casi se escondía en el horizonte, de modo que no calentaba como más temprano. "Error, eso no es lo que sientes, eso es lo que piensas, no pienses, en un combate no tendrás tiempo para ello, sólo siente... ¿qué sientes?". El chico había cerrado sus ojos y se había sumergido un poco más. Al menos protegido de la brisa sentía menos frío. "Agua" había intentado acertar esta vez. "Sigues pensando, buscando la respuesta correcta. Sólo siente, deja tu mente en blanco".

***

El pensamiento, había aprendido en su entrenamiento, era un arma muy poderosa, pero al mismo tiempo un obstáculo cuando las cosas pasaban muy rápido. A veces ser inteligente consistía en dejar que los sentidos hablaran. ¿Qué sentía? el arte del ilusionista es la imitación, ¿qué sentían los otros?

Puso atención a la mujer del bastón y dejó que su mente fuera una con el universo. ¿Qué sentía? arrugaba la nariz, eso era señal de desprecio, rechazo, desagrado. Sus labios se pusieron tensos, eso era una señal de agresividad, pero no había movimiento agresivo del cuerpo, la rabia era contenida. No había peligro inminente de ese lado.

Su atención entonces se depositó sobre el joven peludo. ¿Qué sentía?, estaba tenso, como un gato frente a un grupo de perros, blandiéndose entre un ataque suicida y la defensa. Del grupo era quien parecía más peligroso, no por su fuerza o poder, de los cuales poco sabía, pero por el tamaño asumía que la mayor probabilidad es que no fueran muchos, sino por la tensión emocional en que se encontraba. ¿Qué pretendía al aparecer así, de la nada, a entrometerse en un asunto que no le atañía en lo mínimo?... no, no debía pensar, sólo sentir.

El siguiente era apenas un niño pequeño, transitando aún esa edad donde el límite de la realidad y la fantasía es difuso, donde los héroes son siempre perfectos y donde nada malo jamás pasará, los adultos todopoderosos y bondadosos se encargan de eso. El chico se acercaba a Demian. ¿Qué sentía? se sintió enojado, pero al mismo tiempo fanfarrón.

De la mujer no emanaba peligro, del peludo sí y el niño se comportaba como lo que era, un niño. El peligro en ello sólo vendría de los efectos que pudiera ejercer sobre los más grandes en el lugar.

Ambos parecían vulnerables al miedo, justamente una de las palabras favoritas de Demian.

Él tiene razón, sólo un malent-tendido —dijo asumiendo una posición aparentemente relajada, mientras apuntaba a su amigo Chimar.

Mas no estaba ocioso. La magia fluía por sus venas en ese momento, corriendo como un torrente, vertiéndose en el lugar. La magia ilusoria tenía un "sabor" muy especial para el mago, pues en vez de concentrarse en puntos específicos para un máximo de potencia como la elemental, era dispersada para transmitir su efecto.

Su primer objetivo fue el joven gato que tan atrevidamente había puesto una actitud de combate. La ilusión sería sencilla, enfocada directamente a él, a su mente, invisible para el resto.

Demian había aprendido que las personas no siempre necesitan ver cosas para percibir sus efectos, a veces las ilusiones funcionan mejor cuando no van acompañadas de imagen, sino sensaciones y sonidos. El efecto pretendía funcionar de esta manera, generando sólo una voz, una voz fría como la muerte misma, oscura, decidida, firme, una voz que pronunciaba palabras simples y claras "da un paso más y te mato". No se necesitaba mayor explicación. Iría acompañada de una sensación difusa, difícil de definir, pero de efecto claro, la impresión de que había 'alguien a tus espaldas', alguien respirando muy cerca tuyo, tanto que podías sentir su aliento.

En ese mismo instante Demian se daba vuelta con una leve sonrisa en el rostro, siguiendo a su compañero en el intento de salir de allí sin pasar a mayores. Su siguiente acción iría hacia el niño pequeño, aunque no era mediante magia, sino simples palabras.

No t-te alejes de tu mamá, te puedes perder —le dijo. No era una burla, ni intentaba hacerle enojar, sino sonaba a un simple consejo.


Off: Les dije que me saltaran, lo siento por la demora. Estos días ando muy ocupado.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Finn el Lun Dic 28 2015, 16:00

La seguridad inicial del joven felino fue decayendo paulatinamente hasta que con orejas gachas se llevó una mano a la nuca. No había pensado en los posibles escenario y ahora se encontraba completamente en blanco. ¿Un malentendido? De seguro se veía como un idiota ahora mismo, pensó tragando con dificultad… y poco ayudaba la enervante actitud de esos dos niños. Pese a su edad parecían más maduros y compuestos de lo que el hombre bestia jamás se había sentido.

Una mano sobre su hombro le hizo saltar suavemente mas la voz suave de la joven humana le tranquilizó rápidamente.

Y-ya veo. Oh, bueno, quizás os he confundido con otra gente. Los niños humanos a veces parecen ser todos iguales, ¿no?” comentó frunciendo el ceño mirando a los chiquillos de manera dura en un último intento por preservar algo de su orgullo, pero en un instante sus esfuerzos fueron interrumpidos por una presencia ominosa y envolvente que le dejó sin aliento, sus pupilas dilatadas y su cola erizada. Una amenaza firme a través de un susurro incorpóreo y frío como el granito acompañó la experiencia y el muchacho intentó buscar el origen de la voz con sus ojos. La sensación duró apenas unos segundos y finalizó tan súbitamente como había comenzado. Finn tardó unos momentos en recordar nuevamente cómo llenar sus pulmones, aún atónito y apenas prestando atención a las palabras de la humana.

¿Huh? S-seguro. No puedo negarme tras casi haber montado una escena algo innecesaria” dijo distraídamente observando a los dos niños humanos frente a ellos. ¿Qué había sido eso? No tenía dudas que uno de los pequeños había sido la fuente de esa… esa… experiencia. La amenaza había sido una respuesta a su agresión inicial, un mecanismo de defensa, pero, ¿cómo era posible manipular el entorno de esa manera? Nadie más parecía haber oído la voz. Finn había oído historias a través de las lavanderas en Baslodia sobre una puta que podía manejar libremente las mentes de los hombres. ¿Acaso uno de estos niños tenía un poder similar? La idea envió un escalofrío a través de su espalda. “Mi nombre es Finn. Os acompañaré hasta vuestro destino, pero no creo que pueda quedarme. Estos días el dinero escasea… bueno, estos días y siempre. Necesito encontrar trabajo aquí en Lunargenta.

Comenzó a andar junto a la joven, algo más relajado en su presencia aunque dirigía constantemente miradas furtivas a los niños humanos, aún receloso. Tras un minuto de marcha reparó en algo que le hizo fruncir el ceño.

Espera” dijo apuntando con el dedo al más alto de los niños. “¿Qué has querido decir con eso de 'perro mojado'? Te recuerdo que sois vosotros, humanos, con esa piel sudorosa y aceitosa quienes tenéis un problema de higiene. Ah, sin intención de ofender” añadió rápidamente mirando a la joven junto a él.

Nota:
Dem, si querías que saltásemos tu turno deberías haberme dicho a mí, que era quien continuaba XD
Finn
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 67
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Mar Dic 29 2015, 19:34

Por suerte a pesar de las claras evidencias de hostilidad directa e indirecta la cosa no pasa a mayores, todos saben controlarse. Un pequeño malentendido lo tiene cualquier al final, situaciones de “seres inteligentes”. Chimar forma una leve sonrisa, no siempre triunfan las palabras, especialmente cuando tienes al enano brujo tan cerca, es bueno que algo salga bien para variar.

Bueno, todos en paz jeje.


Aquel inventor se lleva las manos hasta su nuca mientras prepara una salida tranquila, no vale la pena arriesgar el buen desenvolvimiento de las cosas. Parece que la mujer siente un poco de empatía con la criatura felina, seguirán caminos unidos un poco más. Quién diría que ser impertinente podría ocasionar amistades temporales, a veces las personas son extrañas e irracionales.

El chico que acompaña a la adulta pone su atención en Demian, claramente muestra una actitud infantil. Le fastidia un poco pero no causa ninguna reacción adversa, más buena fortuna. El gorrión mayor puede ser inestable pero se controla un poco con otros niños, sin duda les tiene más tolerancia que a cualquier adulto, tampoco es el mejor modelo a seguir en ese aspecto pero no se puede exigir demasiado.

Chimar sonríe maliciosamente cuando escucha las palabras del enano bestia, trabajar está bien de vez en cuando pero vivir de eso no es funcional. Si no fuera por los hurtos el jovencito hubiera muerto de hambre hace tiempo, la gente que dedica toda su vida a laborar rara vez consigue algo destacable. Nunca se debe confiar en los “modelos” que impone la sociedad, son todos deficientes.

Dem confirma que fue todo un malentendido así que llega el momento de partir, también es hora de comer. El intento del mago por molestar al más pequeño de los presentes hubiera funcionado bien sin el tartamudeo, con esa deficiencia da un poco de risa. Pobre enano, nunca puede sonar amenazante aunque técnicamente lo sea. El intelectual cree recordar que algunas veces esos problemas mejoran con la edad pero es difícil dar un veredicto sin un estudio profundo.


Vamos hermano que tengo hambre…


En ese momento y como si el destino no quisiera dar por concluido el problema la criatura felina enciende todo otra vez, que molesto. Resulta irónico que se tome a pecho algo que ni siquiera se ligue con su condigo genético, ya saben lo que dicen sobre perros y gatos. Al final parece que dicho personaje quiere desencadenar una pelea sea como sea, la inmadurez puede ser molesta a veces.

Pues nosotros no… me aseguro de eso jeje.

Lo toma como un chiste, quizás así calme el fuego. Obviamente se refiere a la bañera que construyo en el refugio, toda una obra de ingeniería si tenemos en cuenta los materiales de construcción. Todos la usan aunque algunos más que otros, Dem le visita una vez al mes mientras que ratita entra en el rango “de vez en cuando”. Chimar es el gorrión más higiénico al bañarse una vez a la semana, quizás el humano más limpio del planeta también.
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Miér Dic 30 2015, 14:56

Aunque le estaba prestando atención al chico bestia, mis ojos no dejaban de acompañar al pequeño Blackuart quién por algún comentario del que iba con él, infló sus mofletes y se puso rojo. Intercambié mi mirada entre el que más tarde se presentara como Finn y los chicos adelante. El joven felino parecía estar tenso también, su cola parecía una mata de espinas con los pelos parados como los tenía. Eché la cabeza hacia atrás y saqué el labio inferior, me había ido a meter con los chicos equivocados al parecer… tendría que hacer más caso a los viejos dichos “si te acuestas con niños, amaneces mojado”. Podía sentir la tensión en el ambiente y lo peor de todo era que no podía transformarme para darle sus nalgadas e imponer orden. Tenía que sí o sí acudir a aquello que tan mal se me daba: las palabras.

Con que trabajo ¿eh? Si no estuviese así de rota, me gustaría instruir en la academia. Estoy por abrir mi propia taberna, pero necesito aeros también le respondí, llenando mis pulmones de aire y levantando la cabeza con cierto orgullo. Asi que te entiendo cuando dices eso… pero con mayor razón debes acompañarnos ahora. Yo pago agregué. Me costaba un poco seguirles el paso, eso de andar a tres patas con un bastón en medio de una calle mal hecha y con muchos transeúntes no era exactamente lo mío; sin embargo aquello me daba la oportunidad de observar mejor mi entorno. El joven chico bestia parecía algo distraído y no le quitaba el ojo de encima a los chicos. Abrí la boca para hacer un comentario, pero sus palabras intempestivas me sorprendieron, dejándome muda por un momento.

Abrí los ojos grandes y negué con la cabeza Eh, no hay problema. No me siento muy identificada tampoco respondí encogiéndome suavemente de hombros, al menos todo el tiempo que había estado en reposo me enseñó a no ser tan brusca para con mis dolencias. ¡Nosotros tampoco! chilló Blackuart. Sin dudas aquella reacción sí que me dejó boquiabierta. El mocoso no tendía ser así de incordioso. Empujó al joven que claramente había hecho del asunto algo ligero y a grandes zancadas se precipitó en mi dirección. Mi primera reacción fue intentar dar un paso atrás, parecía que él me iba a atacar con un abrazo o algo así. Pero en su rostro estaba una emoción, probablemente tristeza o desilusión. ¡Blackuart L. Saldemon! Te disculpas ahora mismo con… mis palabras se iban apagando. No me gustaba nada ese temblor en su pequeño cuerpo.

Oh… no murmuré con un suspiro largo y cansino. Los niños licántropos no solían comenzar a transformarse hasta la pubertad, pero habían algunos casos en los que sucedían transformaciones esporádicas e incontrolables; ese era uno de ellos. A uno o dos metros de Finn y mi persona, el chico cayó al suelo convulso No se acerquen mi voz era fuerte y de comando. El cuerpo del niño dejó de moverse luego de unos segundos y de entre sus ropas emergió un cachorro de lobo gris, flacucho, con la cola entre las patas y mostrando los dientes. Black, muchacho, Mawood está aquí. Debes de calmarte para volver la tensión en mi voz me delataba, pero pese a ello intenté mantener un tono dulce. Por algún motivo parecía más calmo de lo que debería de estar.

Me acerqué a él, de cierta forma parecía ciego. Cuando iba a tocar su cabeza, intentó morderme. Apreté los dientes y transformé mi brazo bueno al de mi forma semi animal. Con él tomé al chico del cuello y volví a hablar Estate quieto ordené con mi tono de autoridad. Chilló una vez pero aquél no parecía ser el lugar ni el momento para que volviese. Levanté la vista a los presentes ¿Alguien tiene una cuerda o una idea? pregunté como si se tratara del menú del día en una posada. Estaba acostumbrada a situaciones similares en Ulmer, el tema en ese momento era que no quería seguir atrayendo las miradas curiosas.

_________________________
Off: Dem, si quieres puedes usar tu habilidad con Black y en general pueden usarlo si así lo creen conveniente
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Demian el Lun Ene 04 2016, 02:32


El truco parecía haber resultado con el chico felino. Después de todo, es sabido que los gatos son cuidadosos y prefieren evitar peligros innecesarios, sin embargo no puede decirse lo mismo de los perros, en especial los de baja estatura.

El pequeño no sólo parecía seguir con su arranque de furia, sino que pronto un cambio surtió efecto e su cuerpo. No era la primera vez que lo veía, aunque sí la primera con uno tan pequeño. Sabía que los licántropos podían ser muy peligrosos en su forma alterada, no sólo por sus atributos de combate, sino sobre todo por su ferocidad.

Lo que surgió de entre las ropas no era, sin embargo, algo que pudiera considerarse una gran amenaza. El cánido ser bien podía ser peligroso al morder, pero Demian se había enfrentado en el pasado con licántropos mucho más grandes, así que una pequeña sonrisa se dibujó en su rostro mientras pasaba un dedo por una de sus dagas.

La imagen de su pasado, cuando de chico asesinaba animales para practicar en el uso de la daga y la precisión de sus ataques, se cruzó por un momento en su mente. Su maestro le regañaría si asesinaba un cachorro... claro, si aún estuviera vivo. Al diablo, se dijo, tenía motivos para "defenderse".

Se acercó al joven licántropo, mientras casi podía saborear la sangre que derramaría. Por más que intentaba ser una buena persona (y de verdad lo intentaba), en su interior sabía que pocas experiencias se asemejaban al momento en que una vida era tomada por tus manos.

Su mirada era fría, casi ausente, mientras avanzaba decidido hacia su ahora enemigo. ¿Por dónde comenzaría? ¿el cuello para una muerte rápida?, ¿el pulmón para jugar un poco?... no pudo seguir con ese pensamiento... la mujer abrazaba al cachorro desesperada.

Incluso para Demian, con su falta de empatía en este tipo de situaciones, era imposible llegar y asesinar a un cachorro en esa situación, no porque tuviera en realidad compasión, sino porque sabía que ese es justamente el tipo de cosas por las que la gente luego te odia y te metes en problemas. A pesar de que en su mente una voz le decía que tenía motivo para hacerlo, por otro lado estaba Chimar que le echaría bronca por llamar demasiado la atención (aunque probablemente no por el hecho de acabar con un inocente).

Se detuvo y suspiró, aburrido. Iba a tener que hacer algo para calmar al enano insolente y de paso lucir como un chico de buen corazón. Extendió una de sus manos y se concentró, dejando que la magia fluyera nuevamente por su interior. No era experto en perros o lobos, pero en la calle había visto muchos y una cosa era evidente, los perros pequeños se someten ante uno grande y desafiante, como si un instinto de sumisión les mandara a ello. Por más rabioso que esté uno, si otro más grande le planta cara lo más probable es que ponga la cola entre las piernas y retroceda.

Para el resto seguramente no habría nada especial, ni efectos especiales, ni nada más que un niño bajito mirando fijamente al pequeño licántropo, con la mano extendida, pero para éste último las cosas serían distintas. Vería un lobo, pero no uno común y corriente, sino uno enorme, de cabellos erizados y mirada rabiosa, desafiante, plantándole cara allí, frente a él, con un gruñido profundo, enseñando los dientes tan blancos como filosos.

El gemido del cachorro no se haría esperar, pues sería evidente que no tendría oportunidad frente a tal amenaza. Claro está, al chico no le agradaría la experiencia y quizás tendría más de alguna pesadilla en los días venideros, pero eso ya no era asunto de importancia para Demian.


Off: Siento nuevamente el retraso, ya saben, son días festivos y además estuve de pintor el fin de semana.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Finn el Dom Ene 10 2016, 04:41

La serenidad casi altanera del humano hizo que Finn apretara la mandíbula enseñando un colmillo. Lo peor era que sabía que el chico tenía razón, no había razón para azuzar un conflicto que no beneficiaba a nadie, pero era el reconocer este hecho, precisamente, lo que fastidiaba al muchacho. La voz de Wood hizo que girase las orejas primero y la cabeza poco después. Su tono y actitud eran igualmente conciliadores lo cual acabó por desarmar al joven hombre bestia, quien se limitó a crispar la orejas sintiéndose nuevamente algo incómodo. Por fortuna estaba el berrinche del más pequeño para atraer la atención de todos los presentes.

Finn no pudo evitar sonreír de manera socarrona cuando el pequeño empujó a uno de los chicos mas la mueca se deshizo rápidamente al observar el cambio que se producía en el cuerpo del menor. Retrocedió instintivamente un par de pasos abriendo la boca claramente fascinado y lanzó una carcajada alegre al ver al cachorro emerger entre la ropa. De haberse tratado de un lobo adulto la actitud del felino hubiese sido mucho más cautelosa, pero en ese momento lo único que podía sentir era cierta compasión por el pequeño.

Pese a lo interesante que resultaba la escena el espectáculo comenzaba a atraer las miradas de los transeúntes, algunos de los cuales cuchicheaban y señalaban descaradamente con el dedo a la mujer sometiendo al combativo cachorro. Finn dio un paso vacilante hacia ella, mirando a su alrededor y abrió la boca para sugerir que lidiaran con el asunto en un lugar más discreto cuando su corazón dio un vuelco al notar la expresión en el rostro del más pequeño de los humanos. El muchacho conocía esa mirada demasiado bien. Esos enormes ojos azules, clavados en el cachorro como si el mundo a su alrededor hubiese dejado de existir, tenían la intensa transparencia con la que el cazador observa a su presa, y sobre esos pequeños labios había dibujado el fantasma de una sonrisa.

La relativa ligereza en el ambiente se difuminó una vez más y Finn se encontró tensando instintivamente algunos músculos, expectante. De manera inesperada el humano se frenó en seco y con un suspiro borró cualquier intención hostil de su rostro. En lugar de ello alzó una mano hacia el pequeño licántropo, quien no tardó en mostrarse visiblemente afectado, emitiendo llamados lastimeros con la cola completamente pegada al vientre e intentando girarse bao el agarre de Wood. Parecía aún más espantado que antes, hasta el punto de abandonar la lucha completamente en favor de la sumisión, y Finn abrió los ojos como platos ahogando un grito al sentir su estómago hundirse. No había ninguna duda, la sensación de hace unos instantes, ese sutil latigazo de pánico que había sentido y la amenaza velada habían sido obra del chiquillo de ojos azules.

El pequeño hombre bestia se acercó un poco más a los licántropos inseguro sobre qué decir. Había subestimado a esos niños horriblemente. Les había enfrentado de manera fanfarrona pero ahora no se atrevía a dirigirles palabra alguna, inseguro de hasta qué punto podían jugar con las mentes ajenas. La mera idea le hacía sentir una vulnerabilidad enervante como nunca había experimentado, pero al mismo tiempo alimentaba su curiosidad de manera exponencial.

Eso… y hace un momento… ¿qué has hecho?” preguntó el muchacho con la elocuencia de un leño, la perplejidad evidente aún en su rostro. Sacudió la cabeza como intentando deshacerse del aturdimiento inicial y dirigió la mirada al chico de ojos verdes. Suspiró sonoramente enterrando el orgullo. "Lo siento, no pretendía... Creí por un momento que... Ah, es igual. ¿Vendréis con nosotros, no? Wood ya ha ofrecido pagar por todo. Ah, pero primero tendremos que hacer algo sobre su acompañante..." Ignoraba si la oferta incluía a todos los presentes pero decidió arbitrariamente que así era. Además, no podía dejar pasar esta oportunidad. ¡Licántropos y niños que podían controlar la mente a voluntad! Se encontraba frente a material de cuentos...

Off:
Siento enormemente la demora! No pude contestar antes, de hecho ni siquiera estaba en la ciudad. ¡reitero las disculpas!
Finn
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 67
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Lun Ene 11 2016, 04:26

Avanzan un poco intercambiando pullas hasta que la situación empeora rápidamente, ya no se puede tener un día tranquilo en Lunargenta. El pequeño acompañante de la mujer manifiesta cierto arrebato explosivo y termina por empujar al inventor, este apenas tiene tiempo de maquinar todo antes de la siguiente fase del problema. La gente normal no debería temblar así, algo extraño pasa.

Como odio tener razón siempre…

El más pequeño de los presentes experimenta una metamorfosis, con todo el sentido literal. Al principio la incertidumbre perturba a Chimar, no sabe que saldrá de las ropas. Eventualmente lo único que puede sentir es una risa interna, ahora tienen un diminuto lobo como acompañante oficial. Es la primera vez que el científico ve de cerca cualquier transformación similar, los licántropos no suelen cambiar frente a tanta gente.


Eso es nuevo.

Se queda observando mientras toma apuntes mentales, cree recordar algunos textos sobre el tema. Técnicamente los individuos tan jóvenes no pueden adoptar su forma animal, debe ser una experiencia rara. Sonríe, los minutos de mediador acaban de dar resultados vistosos, presenciar manifestaciones naturales extrañas claramente vale las palabras gastadas. Desgraciadamente su optimismo se derrumba al ver la mirada del mago, conoce esos ojos.

“Mierda... ya se le atasco el engranaje”

Piensa discretamente, no existe otro veredicto posible. Dem es una persona excelente por las buenas pero cuando da rienda suelta a sus bajos instintos… se pone un poco loco. Está claro que quiere matar al cachorro, acción que Maquiavelo no puede permitir. Dicho niño utiliza su prodigiosa mente para idear un plan con velocidad, debe haber algo más sutil que dispararle al enano hechicero en la clavícula ¿verdad?

Chimar revisa el entorno y posa sus ojos sobre un balde de agua limpia, los dioses son generosos. Corre hasta ese puesto comercial y se lleva el contenedor, espera ser lo suficientemente rápido para evitar que la sangre corra. Afortunadamente el niño brujo parece inmerso en un extraño y psicodélico estado lentificado, jodidamente ideal. El científico apunta y arroja líquido sobre su hermano mayor.

Incluso las mentes brillantes pueden dejarse llevar por una falsa alarma o no actuar correctamente cuando el panorama es impreciso, pasa muy seguido. En su intento desenfrenado por salvar una vida Maquiavelo dejo de apreciar los detalles, un nivel más relajado le hubiera revelado que el joven mago había desistido de sus ansias homicidas. En pocas palabras dicho personaje acaba de recibir un baño de gratis.

El intelectual palidece al notar lo obvio, no era necesario aquel despliegue de higiene portátil. Se lleva su mano derecha hasta la frente con fuerza, Dem no olvidara esto fácilmente. Las cosas se vieron muy diferentes en la mente del especialista, quedar de héroe siempre es imposible al parecer. Mira para todos lados pero eventualmente cruza los ojos con su socio, se da cuenta que la venganza será… poco placentera.


Yo… tenía que evitar… apagar el fuego…


Un argumento poco convincente pero acertado, cualquiera con algo de trato previo con el mago hubiera actuado igual. Por un lado es reconfortante que dicho personaje pueda controlarse mejor, en la otra mano tenemos una acción no justificada o “gran metida de pata” por parte de Chimar. Últimamente Demian está resultando ser difícil de descifrar… o tal vez siempre fue así. Para variar la suerte el chico gato pregunta algunas cosas que pueden cambiar el tema.

Sin problema… en cuanto a lo otro, nunca rechazamos comida gratis jeje.

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Vie Ene 22 2016, 01:43

Urgh hice un sonido sordo con la lengua contra el paladar mientras veía los rostros de los presentes. Los jóvenes tenían dibujados en sus rostros distintas expresiones, maldad, nerviosismo… ¿alegría? Tal vez fascinación. De todas formas, no tenía mucho tiempo de descifrar sus pensamientos, el pequeño de ojos claros, el de la maldad en su rostro era mi prioridad por el momento. Tan solo por unos instantes un sudor frío bajó por mi espalda. No me gustó nada la forma en la que avanzó hacia nosotros, pero luego hubo alguna especie de cambio ¿qué lo habría producido?.

De manera casi sincronizada al movimiento del pequeño flacucho oscuro, Black comenzó a gemir y retorcerse bajo mi restricción. Chillaba como si le fuesen a matar, sus ojos se habían puesto grandes y blancos y su pequeña colita estaba apretada contra su cuerpo. Parecía que se iba a orinar en ese preciso lugar. Concentrada como estaba en mantener mi equilibrio mientras reducía al pequeño y observaba al que daba escalofríos, no me di cuenta de la ausencia del que daba el aura de pensador policía hasta que volvió para descargarle un balde de agua a su compañero. Algo del líquido cayó sobre Black y sobre mí misma, por lo que finalmente me quedé con la duda de si mi pequeño se había hecho pis o había sido solamente el agua derramada.

De alguna forma aquello desencadenó una nueva serie de reacciones. El pequeño licántropo pareció volver por unos segundos en sí mismo, me miró con sus ojos grandes y se estuvo quieto, relajando su cuerpo. Entre tanto Finn soltaba una serie de preguntas y comentarios; ese chico realmente me caía muy bien. Tenía energía, vigor y presencia, en el futuro sería un gran hombre… Jajajaja, la hoguera se apagó, y ¡vaya que fue un éxito! comenté soltando al joven licántropo que estaba volviendo lentamente a su forma humana. Les debo un favor, asique los gastos de hoy corren por mi cuenta. Quiero saber más de todos los héroes del día comenté, guiñándole un ojo al chico bestia.

Miré al jovencito de la mente rápida y le sonreí. Finalmente cerré el puño y le di un empujoncito al joven que según el chico bestia había hecho algo. Eres rápido murmuré por lo bajo, para que solamente él escuchara y sintiera el doble sentido dela frase. Realmente quería observarle mejor, había algo en él que desencajaba con aquella apariencia de niño de porcelana. Aún no se borraba de mi cuerpo esa sensación de peligro que tuve cuando se volvió hacia nosotros.

¿Estás bien Black? pregunté agachándome para acariciar su mejilla y de paso tomar su mentón y estudiar su rostro en busca de alguna señal escondida. Como respuesta el niño solamente asintió una vez, tomó sus cosas en silencio, completamente ruborizado y sin atreverse a mirar a los presentes. Me abrazó y se estuvo quieto. Bueno niño malcriado, tendrás que disculparte seriamente con… mi reproche terminó de morir en mi garganta. El mocoso se había quedado dormido. Bleh, como sea dije arqueando una ceja y apañándomelas para echarlo sobre el hombro bueno, aún sin deshacer la transformación del brazo. Apoyada en el bastón miré a los presentes. ¿Qué estamos esperando?




Off: Lo siento u.u surgieron algunas cosas y no había tenido el tiempo de hacer una respuesta decente

Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Demian el Vie Ene 22 2016, 05:00


Traicionado. No existía otra mejor palabra para describir lo que acababa de ocurrir. Traicionado por su compañero de tantas aventuras. Eso merecía, sin duda, una redirección de las dagas. La mirada de Demian en ese momento, con gotas de agua cayendo desde los mechones de su cabello, lo dijo todo. Chimar pagaría su agresión, tarde o temprano, pero lo haría.

Pero de momento había otras cosas más urgentes de las que ocuparse. Para empezar, estaba la madre o protectora del pequeño lobo que podía no tomarse muy a bien lo que acababa de hacer con su protegido. Por otro, el chico peludo tampoco había mostrado ser un objetivo amistoso... hasta ahora.

Ser invitado a comer por aquello que calificaban como enemigos no era lo que Demian esperaba. ¿Era acaso una forma de sumisión? no estaba del todo seguro, pero lo que sí era cierto es que se trataba de comida. Artyhom podía ser bastante efectivo buscando comidas nutritivas para que los chicos crecieran, pero ciertamente no era el mejor cuando de sabores se trataba. Le jugaba mucho en contra no tener sentido del gusto, así que las oportunidades de gozar de una buena comida eran bien recibidas.

Vale, vale, una comida me vendría bien —dijo aceptando la invitación.

En ese momento se vinieron dos comentarios de parte de los involucrados que le hicieron sentir algo más en el centro de la atención de lo que le gustaba estar. Su maestro muchas veces le había dicho lo mismo, un asesino debe mantenerse siempre de bajo perfil, como el que menos llame la atención. Claramente había fallado en ello.

Se encogió de hombros ligeramente, como quitando importancia al asunto, ante la pregunta del orejón peludo.

No ha sido n-nada, sólo que los p-perros y... similares, se asustan cuando uno muestra seguridad, en especial los pequeños —comentó.

En cierto modo no estaba mintiendo, aunque claramente no era toda la verdad del asunto. Era una suerte que el pequeño lobo estuviera ya durmiendo, aparentemente agotado por todo lo ocurrido. Después de todo, para el ojo ajeno, no había hecho más que estirar la mano y asustar al joven.

El siguiente cometario fue un cumplido, aunque uno inesperado. ¿Qué se supone que debía hacer en situaciones como esa?, ¿tenía que agradece?, ¿tenía que desconfiar, pues quizás ella estaba siendo irónica? todo eso de la ironía era muy difícil de seguir. ¿Debía acaso mostrarse amenazante para mantener la fachada de tipo peligroso?, ¿o sería mejor parecer inofensivo y agradecer?... se mantuvo tanto tratando de idear una respuesta que, para cuando cayó en cuenta, el grupo ya le llevaba ventaja y tuvo que acelerar el paso. Claramente ya era muy tarde para llevar a cabo una respuesta.

Y... ¿dónde comeremos? —preguntó.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Finn el Sáb Ene 23 2016, 20:15

Ninguno de los hipotéticos escenarios que asaltaron la mente del muchacho en esos breves instantes de tensión pudo prepararle para la imagen del pequeño humano empapado de pies a cabeza por obra  de su propio aliado. Finn sintió una carcajada bullir en su pecho pero el reflejo acabó siendo una risa entrecortada, el joven demasiado confundido por los eventos como para permitirse disfrutar la escena libremente. ¿Qué había sido aquello? No lograba determinar si se había tratado de un movimiento desesperado por distraer al otro chico o un acto de infantil comedia intentando relajar tensiones en el grupo. Apagar el fuego... No, algo había sucedido y la respuesta del niño no sólo era poco convincente sino además extrañamente vaga. ¿Qué había querido decir con eso de perros y similares? ¿Se refería a los licántropos o se trataba de una alusión sutil a lo ocurrido momentos atrás, ese pavor súbito que tan fácilmente le había desarmado? De ser así el mocoso se estaba riendo de él en la cara, comparándole con un animal y sugiriendo que la sensación que había experimentado se trataba de un mero acto de presencia efectuado por un crío. No. Ridículo. Estoy siendo absurdamente paranoico, pensó el muchacho suspirando profundamente por la nariz. No estaba acostumbrado a situaciones como aquella y la persistente sensación de vulnerabilidad le hacía pensar en exceso.

La actitud relajada y jovial de la joven licántropo reforzó esta idea por el momento y Finn decidió dejar el tema allí, no sin antes perforar al niño de ojos azules con una mirada cargada de desconfianza que rozaba en la hostilidad. El halago de Wood, sin embargo, logró hacerle girar la cabeza esbozando una pequeña sonrisa avergonzada.

Sólo hemos conseguido hacer el ridículo” dijo llevándose una mano a la nuca, sus ojos fijos en algún adoquín inespecífico. Cuando regresó su atención a la joven vio que esta cargaba al pequeño niño con el brazo que había transformado parcialmente. El joven hombre bestia siempre había evidiado aquella habilidad, el poder transformar su cuerpo a voluntad. Deseaba, en el fondo y aunque luego siempre lo negara, ser capaz de hacer lo mismo, de tener una figura humana con la que pasar desapercibido.

¿Duele cuando vuestros cuerpos cambian?” preguntó con sincera curiosidad aún observando fijamente el brazo de la joven. Nunca antes había visto la transformación tener lugar, de hecho nunca antes había conocido un licántropo, pero sospechaba que la metamorfosis podría resultar traumático sino directamente dolorosa, razón por la cual no la emplearían a no ser que resultase imperativo. Tras ellos, a unos pies de distancia el más bajo de los humanos consultó sobre la destinación del grupo y el muchacho aprevechó la oportunidad sin dudar un segundo.

¡Oh, ya sé dónde podemos ir!” exclamó con una sonrisa enorme, la cola bailando de manera excitada tras él, su mirada repartida entre el chico de ojos verdes y la joven, ignorando desvergonzadamente al autor de la pregunta. “No estamos lejos de la taberna del viejo Flanagan. La especialidad allí es vísceras de oveja trituradas con avena y grasa de riñón, todo ello cocinado en su propio estómago. No recuerdo el nombre del plato pero he oído que cada bocado es un pedacito de paraíso. El otro día intenté probarlo pero no quisieron servirme, pero estoy seguro que no habrá problema si vamos contigo, Wood.
Finn
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 67
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Dom Ene 24 2016, 00:54

Las miradas muchas veces pueden decir más que cualquier palabra, los ojos hablan. Dem acaba de formular una bastante característica, la venganza llegara en algún momento. Lo único que puede hacer Chimar es estar preparado para alguna revancha y no bajar su guardia, pedir a los dioses que el enano brujo sepa controlarse también debería ayudar aunque sea solo como medio de relajación mental.

Suspira, gajes del oficio. Lo bueno de todo es que el pequeño licántropo sigue vivo, quien lo diría. La extraña demostración de comedia parece relajar al cambiador novato, eventualmente comienza a tomar su forma humana. Algo nuevo aprendido, cuando te ataque un licántropo descontrolado debes hacerle reír para desarmarlo, al menos si viene en tamaño infantil compacto.

No cabe duda de que los demás notaron ese anormal impulso asesino en el brujo, demasiado obvio. Al menos deciden disimularlo para tranquilidad del inventor, menos problemas al saco. Lo gracioso es que Demian ha mostrado un gran control, a pesar de todos los desencadenantes mantuvo su postura civilizada sin ayuda externa, saber controlarse es una herramienta fundamental en el mundo “normal”.  

Pasados los problemas llega el momento de lograr la calma, todos abordan ese punto originalmente. La mujer y el orejón bromean un poco, Dem se retrae en su mente y Chimar sonríe como tonto. El más pequeño de todos decide tomarse una siesta, al parecer cambiar de forma es algo exigente. A pesar de todo aquella invitación sigue en pie, nada como la comida gratis para tranquilizar los ánimos.

El grupo inicia un desplazamiento regular, esperan unos instantes a que el mago vuelva en si para luego continuar. Salir de la zona es prudente, causaron un buen alborota allá atrás. Si bien el problema se mantuvo hermético montar una escena en plena ciudad humana acarrea muchos chismosos, tales tumultos atraen guardias rezagados y con ellos una decena de problemas adquiridos.

Aquel hechicero parece no querer revelar su naturaleza arcana, típico de él. Es impresionante que los brujos puedan pasar tan fácilmente como humanos corrientes, un poco aterrador tal vez. Si no se ponen a lanzar fuego pueden vivir temporadas enteras libres de sospechas, es una suerte que no sean tan peligrosos como los vampiros… la mayoría de las veces. de repente el chico bestia expone un comentario extraño.


Estoy seguro que eso es ilegal… en todo el continente… si venden otra cosa comestible no me importaría ir a ese sitio.


Las costumbres culinarias son variadas pero ese estilo de cocina roza lo grotesco, parece una historia de terror. Si el muchacho peludo se hubiera ahorra las formas de preparado es posible que Chimar no sintiera tanta repulsión pero ahora mismo no existe fuerza sobre Aerandir que le haga poner eso en su boca. Mientras tanto el grupo sigue moviéndose a paso relajado, son toda una mezcla de frutas.

Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Dom Ene 24 2016, 12:53

Todos estábamos de acuerdo que era buena idea echar algo al garguero. El chico bestia se adelantó a ofrecer una buena opción de paradero. Estos niños de ahora no saben lo que es comer de verdad. Eh chico, ilegal debería ser andar por ahí diciendo “ilegal ilegal” cuando tengas un buen trozo de eso entre pecho y espalda quiero ver que vuelvas a insultar de esa forma la buena comida. Respiré profundamente, estaba ciertamente alegre, al fin algo decente para llenar los espacios vacíos. Tenía más hambre de la que me hubiera gustado aceptar. El de los ojos azules parecía ahora algo ido, de cierta forma aunque lo intentase no podía quitar mis ojos de él, bueno… de todos. Me sentía como mamá gansa con sus pequeños polluelos alrededor. Sonreí para mi misma e intenté mantener un paso constante, no era como cantar y coser teniendo en cuenta que iba con un peso extra y haciendo equilibrio mientras pisaba cuidadosamente a falta de bastón.

Finn demostró gran curiosidad por nuestra naturaleza cambiante y por ello dejé de exprofeso la respuesta larga para más tarde. Pues, en algunos casos creo que sí, pero he tenido esta naturaleza por tanto tiempo que en mi caso es totalmente normal, como quien abre y cierra un puño usando distintos músculos. Aunque… transformar solo una parte de tu cuerpo es un dolor en otro sentido. Tienes que estar en constante control de tus habilidades y lo que te rodea, si algo llegara a pasar una transformación total sería el mejor escenario. Además, tienes que compensar el cambio en tu cuerpo, las nuevas dimensiones y peso. Es algo complicado. Levanté una ceja, ahora que realmente le ponía algo de pensamiento a la cuestión sí era algo complejo, pero tan natural a la vez que ponerlo en palabras era extremadamente difícil, sobre todo para alguien como yo que tenía que pensar y repensar lo que iba a decir. Con el tiempo había mejorado un poco pero aún me quedaba un largo camino que recorrer.

De todas formas, creo que el problema de la mayoría no es el dolor sino el control. Somos un poco salvajes, sobre todo cuando dejamos correr nuestros instintos. Podemos convertirnos en bestias destructivas ciegas por la sangre reprimí una sonrisilla traviesa, me gustaba ver las reacciones de los más jóvenes ante ese tipo de comentario revelador. Por supuesto que no siempre todo era así, pero era una de las tantas verdades que tenía ganas de contar en ese momento. Debemos estar cerca ya ¿no es cierto? Puedo olfatear algo muy similar a lo que dices justo… aquí dije señalando una puerta a no más de unos cinco metros de distancia frente a nosotros. Ese tal viejo Flanagan tendrá que darnos unas buenas raciones de esa especialidad dije con el tono bajo y algo pensativa.

El lugar tenía una apariencia bastante ordinaria, con la excepción que en su mayoría los presentes eran gente que daba malas vibras, eran en su mayoría mercenarios, o al menos eso supuse. Casi todos eran hombres, muy poco arreglados. Hmmm… creo que veo la razón por la que no te recibieron muy bien dije casi en un susurro. Generalmente no me gustaba ser el centro de atención, pero en ese momento casi lo estaba disfrutando. Ya estamos en el baile, bailemos. Busqué una mesa amplia y alejada, éramos al parecer lo único que había para mirar a juzgar por la forma en la que se volteaban a vernos. Acomodé a Black en mi regazo y puse una pierna sobre la mesa con un estruendoso “tack” Hace hambre, chicos elijan ojos la voz era poco menos que estruendosa, relamí mis labios e hice sonar los dedos de la mano transformada en un movimiento amenazador. Estaba luchando por no partirme de risa. No tenía ni la más remota idea de lo que podría suceder, pero era la primera vez en mucho tiempo que me sentía tan bien.

Eh, ustedes dos, ¿cómo se llaman? pregunté a nuestros compañeros. De pasar algo necesitaría una forma de dirigirme a ellos bastante directa.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Demian el Mar Ene 26 2016, 20:34


Las descripciones culinarias del felino no hacían muy buena propaganda al plato que supuestamente comerían, pero muchas cosas en realidad eran muy feas si se sabía cómo se preparaban y no lucían tan mal al comerlas.

Lunargenta, la ciudad junto al mar donde nadie come pescado —comentó casi al aire, más que sus compañeros.

En Beltrexus, siendo un archipiélago de islas, la pesca y el consumo de productos del mar eran la principal fuente de proteína, en especial considerando que el cultivo y la ganadería no se daban tan bien como en el continente. Por otro lado, cuando hay magos capaces de sacar los peces sin redes ni otros implementos, se hace mucho más eficiente.

Mataría por un pe-pescado frito —agregó.

Evitó la mirada de Chimar luego de ese comentario, su amigo no se llevaba tan bien la parte de matar y de alguna manera era probable que entendiera esa expresión de un modo más literal.

Finalmente llegaron al lugar prometio y, tal como había sonado según la descripción de Finn, las cosas allí parecían sólo para valientes. Si había algo que Demian detestaba era tener muchos ojos puestos sobre él, así que buscó más bien la sombra de los demás, no llamar demasiado la atención. Cuando se es un asesino ilusionista el anonimato es tu mejor aliado.

Demian —respondió a secas. No había en realidad motivo para ocultar su nombre. Hasta donde sabía nadie conocía su nombre asociado a ningún asesinato en Lunargenta, al menos hasta ahora.

Se sentó junto a Chimar y comenzó a estudiar a las personas a su alrededor, utilizando el método de su maestro para ellos, aquel que llamaba ser uno con el mundo, consistente en simplemente dejar que la información entrara, no buscar nada en particular. Por supuesto, el aroma de la comida era lo primero en inundar sus sentidos. No era necesario ser un licántropo para notar que la limpieza no era abundante allí y que algunas cosas debían estar descompuestas en el fondo, así que tomó nota de no ordenar pescado, no en un lugar así. Las miradas seguían en ellos, pero ¿qué veían realmente?, ¿qué llamaba tanto la atención?. Al menos no parecía ser él, no más que una mirada de curiosidad por la presencia de niños allí, pero nadie parecía haberle reconocido de nada.

Yo q-quiero cualquier cosa que esté b-bien cocida... ojalá de carne ahumada —dijo, sin saber realmente qué tipo de cosas podía pedir allí. Al final era un chico de la calle, era más común que lo corrieran de los locales, especialmente de aquellos muy cercanos a su zona de "trabajo", pensando que podría estar robando, en vez de servirle. La comida de Arty, a pesar de que su falta de sentido del gusto le jugaba en contra y que se basaba en ratas y otros ingredientes de dudosa procedencia, a estas alturas le sabía bien y era su principal fuente de alimento.

Los licántropos... ¿no sois de cazar vuestra c-comida? —preguntó.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Finn el Miér Ene 27 2016, 17:17

Finn enarcó las cejas ante el comentario del chico. ¿Ilegal? ¡Pero si era un manjar como pocos! Era por lo menos curioso, pero para ser un niño de la calle el de ojos verdes exhibía una altanería que no se correspondía con su nivel social. El hombre bestia se encogió de hombros asintiendo enfáticamente mientras Wood defendía su propuesta.

Tras algunos minutos de relajada marcha en los que el muchacho felino escuchó con creciente atención la explicación de la joven llegaron al fin a la infame taberna. Decir que la ornamentación en el interior era minimalista y rústica sería caer en un eufemismo irrisorio. El lugar era una pocilga. El suelo polvoriento estaba cubierto por una fina película de paja que ayudaba a lidiar con bebidas desparramadas y otros líquidos, y las mesas se encontraban dispuestas a una distancia prudente unas de otras, probablemente para permitir cierta área de maniobra los contendientes borrachos que sin duda llenaban el lugar por las noches. Ahora de día, sin embargo, no les fue difícil dar con una mesa vacía.

Finn sintió las miradas de todos los presentes clavadas en ellos. No era extraño ver a mujeres solas de vez en cuando, prostitutas en su mayoría, pero una arrastrando a su prole era una imagen inaudita.

Tendréis que ordenar algo si queréis permanecer aquí... y pagando primero, nada de trucos” gruñó un escuálido sujeto que parecía haber entrado en su última década en este mundo. Su rostro enjuto y mal afeitado estaba coronado por caóticos mechones canos que adornaban una expresión hosca. Al hablar la punta de su lengua asomaba constantemente entre sus labios en un tic que le forzaba a arrugar otros músculos de su cara. No era extraño que entre los parroquianos del establecimiento el viejo Flanagan fuese conocido como Flanny el Chiflado, sobrenombre que sólo era pronunciado en un murmullo cuando el aludido no estaba presente, pues conocida era su ira y vastos los rumores sobre las oscuras hazañas de su juventud.

¡Yo quiero interior de oveja en su estómago!” exclamó Finn elevando una mano en el aire. El viejo le dedicó una mirada extraña, fijándose sin vergüenza alguna en las enormes orejas del chico. “De hecho...” continuó el joven esbozando una sonrisa pícara dirigida a los dos niños humanos. “Todos queremos lo mismo. ¡Cinco porciones!

Flanagan asintió secamente con la cabeza y estiró una mano hacia Wood gruñendo 'diez Aeros' al tiempo que otro sujeto en evidente estado de ebriedad se abrió paso tambakeante hasta la mesa de los recién llegados, acercando peligrosamente su sonrisa borracha hacia el rostro de la licántropo.

Eh, estásss muy buen-na, ¿sabes? ¿Qué te paresce si pasamos un rrrato juntoss, eh?” balbuceó en un patético intento de seducción. “Claro que si los mocossos están a me-mejor precio también lo consideraría, ¿eh?

Finn abrió la boca hasta casi desencajar la mandíbula, la incredulidad pintada en la cara. Tuvo que cubrir sus labios con ambas manos y conjurar toda su fuerza de voluntad para no estallar en carcajadas ante semejante interrupción. Al fin y al cabo no estaba seguro sobre cómo reaccionaría la joven frente a tamaña afrenta., por lo que optó por dirigir a los humanos una sonrisa cargada de mofa.

A su lado el viejo Flanagan se limitó a girar los ojos y mascullar algo sobre distraer a la mujer antes de que pagase por su comida.
Finn
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 67
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Jue Ene 28 2016, 04:58

Aquella mujer parece simpatizar con la aberrante descripción culinaria… existe gente rara en el mundo. Técnicamente la respuesta no podía ser otra, los licántropos carecen de mucha empatía gastronómica. Sera todo un reto ver a ese par comer el extraño platillo, aun mas difícil será engullir otra cosas con la escena descrita en progreso. Tristemente las reglas son claras, no se rechaza comida gratis.

La curiosidad del gato por algunos aspectos técnicos de la licantropía desencadena cierto sermón, información de primera mano. Chimar camufla su interés con cierto rostro de aburrimiento, no quiere quedar como el chismoso. Irónicamente anota varios puntos en su mente, los datos extraños son una gran debilidad para el. No es tan pertinente como aprender a fabricar artículos mecanizados pero sirve de entretenimiento.

En ese momento Dem expulsa varios comentarios, sin duda le gusta el pescado. Debe estar acostumbrado a esa variante nutritiva, al final es un isleño como todos los brujos. Chimar hace memoria un momento, no recuerda haber llevado al mago a su sitio preferido. Aquel mirador donde venden pescado empanizado fresco, el mejor de la ciudad. Un día lo invitara, cuando tengan algo de tranquilidad plena.

Eventualmente llegan al establecimiento, bastante pintoresco sin duda. Parece el tipo de lugar donde se encargan los asesinatos discretos, posiblemente la futura oficina del niño hechicero. El inventor eleva un poco su guardia al ver que todos les observan, desentonan completamente y eso resulta peligroso. Si tenemos en cuenta que la mitad del local está armado es buena idea mostrarse suspicaz.

En situaciones como esta es mejor pasar desapercibidos, que se olviden de los nuevos. Lastimosamente su acompañante licántropo parece tener otras ideas, solo le falta organizar duelos espontáneos.  El científico se lleva la mano derecha hasta su frente, menuda discreción. Ahora son el centro de atención predilecto del poco salubre sitio, ¿es mucho pedir un día sin complicaciones?


Me llamo Chimar.


Las presentaciones siempre llegan en situaciones extrañas, está escrito. Aprovechando un leve descuido general el felino pide la comida, golpe a traición. Maquiavelo voltea de inmediato intentando detener esa orden, afortunadamente el extraño empleado sigue la regla dorada de “aeros primero” por lo que se planta como una maseta. El niño trata de cambiar su plato pero algo detiene la estrategia.

Un borracho aparece de la nada y dirige sus “atenciones” a la única figura femenina del lugar, hay gente que bebe incluso por las mañanas. El olor a licor es desagradable, especialmente cuando lo tienes tan cerca. Irónicamente es muy probable que las cosas terminen mal para el sujeto etílico, acaba de meterse en cierto molino. Por un lado tenemos una señorita que puede transformarse en algo salvaje y por el otro al pequeño asesino entrenado, Chimar intervendría pero luego de entender medianamente el significado del molesto comentario prefiere dejar que ese rio fluya.


Algo me dice que no vamos a comer…
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Woodpecker el Vie Ene 29 2016, 00:29

Asentí ante sus respuestas, Demian, Chimar, Finn, nombres poco frecuentes ciertamente, pero por lo mismo fáciles de recordar. No fue de extrañarse el aspecto almidonado de los dos más jóvenes ante la petición del felino de aquella comida y tal vez… solo tal vez, ante las miradas indiscretas de los presentes. Mi amenaza velada de los ojos no parecía haber hecho mella en mis más nuevos acompañantes pero sí en una gran parte de los curiosos de menos valor que con insultos entre dientes se dieron la vuelta en sus asientos para volver a sus asuntos. Estaba pensando en darle una contra orden en secreto al viejo flaco y poco amistoso que nos estaba atendiendo cuando un imbécil apareció frente a nosotros. Apestas a alcohol fue mi primera respuesta, evadiendo el peso de su cuerpo y mirando sin mirar su pecho. Mis dientes algo prominentes se veían reflejados en una expresión de descontento y aburrimiento, el mal humor comenzaba a subir como la espuma.

Eh viejo, ¿quieres los aeros pero no puedes tener control en tu propio establecimiento? reproché cambiando el peso de Black entre mis brazos, la situación comenzaba a incordiarme. Bajé la pierna de la mesa, en actitud hostil haciendo sonar el taco de la bota contra la madera del suelo, el borracho cada vez se ponía más pesado. Intenté ignorarle, los dioses lo saben. El señor aliento pútrido extendió una mano hacia mí, no estaba segura si iba directo al escote de mi vestido o a la cabeza del niño entre mis brazos, pero tampoco le di la oportunidad de terminar de acercar su sucia mano a nosotros. Te estoy dando la oportunidad, vete en paz antes de que te corte algo mascullé depositando lentamente el peso de mi mirada sobre sus ojos azabache, congelando su movimiento por unos momentos, lo suficiente para que pudiera echar un vistazo al panorama.

El chico gato parecía estar reprimiendo un gas o algo, se movía sobre su silla inquieto y tapaba su boca con ambas manos. Ojee al resto, el peligroso no daba mayores signos de estar planeando nada, siempre con esa expresión de meticulosa fragilidad y el otro, el tal Chimar, parecía entre aburrido y desahuciado. No eran divertidas sus reacciones, ni siquiera parecían unos críos fuera de la apariencia de sus cuerpos. Resoplé y en la misma acción quité un mechón de pelo que estaba en los ojos. Levanté una ceja y devolví mi brazo a su forma humana. Premeditadamente pasé del borracho que ahora había pasado a la estrategia de marcar terreno con sus manos. Senté a Black en la silla cuidadosamente, ignorando esos dedos que peligrosamente bajaban de mis caderas. Haciendo oídos sordos a los comentarios, reprimiendo un temblor creciente en mi cuerpo y haciendo acopio a mi mejor fuera de voluntad saqué un saco que contenía veinte aeros. Esto es por las reparaciones viejo y asegúrate que coman bien ordené poniéndome en puntas de pie para lanzar al aire el dinero.

En cuanto el paquete llegó a su destino y me aseguré que el viejo había captado el mensaje, desapareciendo como una rata hacia la cocina mascullando algo ininteligible, puse toda mi atención en el maldito degenerado que no había dejado de acosar y tentar la suerte. Le devolví una sonrisa, la más grande que me permitían mis retraídos labios. Ahora si cariño, tienes toda mi atención. Ah, y Demian, así se caza en los reinos del Este agregué al final casi en un susurro. Esas palabras fueron el preludio del ojo de la tormenta, sin darle tiempo a responder cerré el puño bueno y me aseguré de estampárselo entre ojo y ojo. “Apuesto por la ramera, seguro que le baja los dientes que le quedan” gritó uno a cierta distancia. No es como si me gustara patearle el trasero a un borracho imbécil… bueno, en realidad sí. Era tremendamente relajante volver a usar mis músculos para algo distinto a mover tierra y cueros. El ebrio no había dado casi nada de lucha, luego de un par de golpes a su cara y una nariz rota, poco más se le podía hacer que fuera a sentir, el problema lo presentaban dos de sus grandes amigos que se encontraban observando la situación tras bambalinas.

“Apreciaríamos si dejas que su rostro sea reconocible” dijo uno con su voz tan afilada como el acero frío de una daga, medía como dos metros de altura, era fornido, calvo, de unos treinta años y con un mostacho completamente negro. Su acompañante, rubio y totalmente peludo aunque igual de grande, se rió como un bobo, con un sonido que parecía ser una mezcla de puerco y hombre. “Si, si, su rostro jarrrrckoinckkrjajajaroink”. Dejé caer la cabeza del buscaproblemas, la que hizo un delicioso “tuck” al aterrizar, le sonreí al par y me estiré para tomar mi bastón. Caballeros, esto es todo un mal entendido respondí apretando mis labios y sacándolos hacia afuera como si fuese un pato. Levanté las manos en señal de paz, una más chueca que la otra desde luego. Mis temblores se habían apagado y una sensación reconfortantemente embriagante recorría mi cuerpo.
Woodpecker
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 654
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Demian el Miér Feb 03 2016, 17:12


El de las orejas se aseguró que todos ordenaran de su tan promocionada comida. Cuando eres un chico de la calle te acostumbras, irónicamente, a ser más negativo ante la idea de probar cosas nuevas para comer. Quizás porque acostumbras a comer siempre lo mismo, o quizás porque sabes la suciedad que hay detrás de los negocios de mala muerte, has estado allí, has visto cuando usan el pescado maloliente o cuando llega la carne por la puerta de atrás, llena de moscas. Cualquiera fuera el caso, no sonaba muy atractiva la idea.

Se encontraban en una situación extraña. Un grupo de desconocidos sentados a comer, una mujer adulta y un montón de críos, de los cuales sólo uno era conocido por ella. Cualquiera diría que era una señora de buen corazón.

Demian, en tanto, aún tenía un asunto pendiente y estaba dispuesto a cobrarlo. Cuando los ruidos comenzaron a llamar la atención, en especial de su amigo, que parecía molesto por el olor de aquellos borrachos, se hizo el momento perfecto para su plan.

Lo primero que hizo fue pincharse un dedo con el escalpelo oculto en su muñequera. No fue una herida grave, pero fue lo suficiente para emanar un poco de sangre. Como quien no quiere la cosa y acompañado de su tradicional rostro que podría llamarse "de póker", excepto que en dicho juego rara vez tienes caras de querer asesinar a lo primero que se atraviese, Demian extendió su mano en el momento de más ruido y realizó un dibujo sobre la pata de la silla de Chimar. No era un dibujo cualquiera, era una palabra, la runa para "Romper". Era uno de los encantamientos más básicos de la disciplina, cuyo fin era uno sólo, como imaginarán, estaba destinado a romper el objeto encantado.

Hecha su labor, era sólo cosa esperar unos instantes a que la pata de la silla colapsara bajo el peso de su amigo, lo que seguro acarrearía una caída que pudiera dejar saldada la deuda. Aún tenía la ropa mojada y se hacía incómodo. De sólo pensar en eso estornudó.

Poniendo más atención al show que hasta el momento le tenía indiferente, notó que la situación estaba tensa y que había un alto riesgo de una pelea.

Verán, aquí es cuando a Demian se le sale su lado más infantil. Ser un ilusionista conlleva un montón de trabajo y dedicación y es muy útil para realizar asesinatos y misiones especiales, pero también conlleva beneficios más sutiles. El niño disfrutaba de crear situaciones entre la gente, como aquella vez con el vampiro en la posada. Este era otro de esos momentos.

La mujer lobo ya había "resuelto" su problema con el primer borracho, pero el asunto es que ahora había 2 más, amigos del primero, los que no veían con muy buenos ojos lo ocurrido, pero aún así no parecían, de momento, demasiado enfurecidos. La mujer explicó que era un malentendido y por un momento pareció como si la cosa se fuera a tranquilizar. Quizás esos sujetos ya conocían a su amigo, le habían visto provocar en tantas ocasiones que estaban aburrido de cubrir sus espaldas... como fuera, era hora de jugar.

No voy a reproducir lo que la ilusión de Demian hizo oír a los matones, y sólo a ellos, como si hubiera sido pronunciado por los labios de la chica, sólo añadiré que hubo algunos saludos elocuentes a sus parientes y puso en duda tanto su masculinidad como su coraje. Los sujetos primero pusieron cara de asombro ante tanto insulto gratuito, pero pronto el asombro fue reemplazado por rabia. Uno de ellos sacó un cuchillo de su bolsillo, el otro se puso unas manoplas afiladas.

Ya verás, puta ramera, nadie me insulta y sale caminando de aquí —dijo con ojos inyectados en sangre.

Demian tuvo que aguantar una risita.



Off: Demian usó su habilidad pasiva de arcanos.



Nombrado de Trampas y Venenos


Nivel 3
Fue: 0 | Des: 55 | Con: 15 | Sab: 35 | Int: 75


Demian
Admin
avatar
Cantidad de envíos : : 1126
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Finn el Vie Feb 05 2016, 17:50

Algo había cambiado en el ambiente, podía percibirlo de forma clara. Como la manera en que el aire se transforma durante una mañana de invierno especialmente cálida, derritiendo la nieve y dotando de líquida fluidez y vida al entorno. Los gritos enfurecidos, golpes, quejidos e insultos parecían haber roto el velo de modorra que cubría al establecimiento y sus leales parroquianos. Muchos de ellos ordenaban ya más cerveza y sidra, comentando entre carcajadas estridentes la pelea ente la extraña mujer y el borracho. Medio camuflado sobre una mesa en la esquina un viejo desdentado y ciego despertaba de su sopor y se retorcía intentando hacer la sangre fluir por sus miembros helados, como un fantasma etílico invocado por los sonidos de pelea y juerga. El hombre cogió entre sus manos una ajada viola que tenía sobre las piernas y sin perder un segundo comenzó a tocar una melodía alegre y briosa que acompañaba perfectamente las risotadas y gritos de los presentes.

Tras la barra el viejo Flanagan se llevó una mano a la cara para ocultar su expresión de cabreada resignación. Podría resultar extraño pero los antros como el suyo poseían un ecosistema delicado  y en constante tensión, si bien sutil. Las alteraciones inesperadas que salían del esquema acostumbraban tener resultados tan explosivos como inesperados, y eso el viejo lo sabía muy bien. Había sido testigo del fenómeno más veces de las que desearía.

Si alguno de vosotros, malnacidos hijos de puta, rompe alguna cosa espero tenga preparadas sus plegarias, pues juro por las marchitas tetas de mi difunta madre que os dejaré la cara pegada a la nuca” vociferó Flanagan blandiendo un garrote amenazante hacia el grupo de hombres que parecía peligrosamente tentado a unirse a la trifulca. Podía ser un viejo macilento, pero la locura en sus ojos y ese extraño tic de su lengua eran suficientes para amedrentar a cualquiera.

Finn, por su parte, se había puesto de pie para unirse a los vítores que alentaban a la licántropo. La pelea había sido demasiado corta para gusto del publico y no tardaron en expresar su malestar con una lluvia de abucheos y algún resto de comida arrojado de manera rastrera. Por un momento parecía que la joven hubiese logrado contener la situación, o al menos lo suficiente para asegurar una tregua que les permitiese abandonar el lugar. Las carcajadas habían disminuido, la música había cesado y los dos sujetos frente a Wood parecieron barajar sus opciones por unos momentos antes de que un sutil cambio en sus expresiones hiciera al joven hombre bestia enarcar una ceja. En principio sus rostros se mostraron perplejos, mutando poco a poco hacia un rictus furioso. El muchacho ladeó la cabeza rascándose una oreja. Aquel cambio había resultado extrañamente inconsecuente, casi… forzado. Algo en la mente del joven pareció encajar sonoramente, mas la realización no llegó a aflorar hasta su consciencia pues los dos sujetos, ahora armados, se abalanzaban sobre ellos profiriendo gritos asesinos.

Mierda” exclamó Finn solemnemente y tras ello el caos inundó finalmente la decadente taberna.

El gigante calvo, armado con un oscuro cuchillo, cargó contra Wood lanzando una furiosa estocada hacia su abdomen, mientras su compañero vio en los niños una cobarde oportunidad de distraer y romper la defensa de la joven. Al ver al rubio porcino acercarse con los puños en alto Finn dio una voltereta sobre la mesa para apartarse de su camino, confiando en que los humanos podrían hacer lo propio. Una jarra de greda cocida voló por sobre su cabeza rozando una de sus orejas para estrellarse contra la pared explotando sonoramente en mil pedazos.

¡Hijos de puta! ¡Os lo he advertido!” gritó Flanagan saltando sobre la barra con una agilidad impropia para un hombre de su edad, repartiendo garrotazos a diestra y siniestra. La solitaria viola retomó su alegre melodía y con un bramido colectivo la taberna se sumió en una batalla campal de todos contra todos. Finn alzó una de las sillas y haciendo uso de todas sus fuerzas la arrojó hacia el rubio con un gruñido triumfal que rápidamente mutó en un maullido agudo cuando vio su improvisado proyectil partirse en la cabeza de un borracho a tres yardas de su objetivo. Bueno, la intención es lo que cuenta, pensó con una mueca de empático dolor.
Finn
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 67
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Chimar el Sáb Feb 06 2016, 16:33

Chimar pasa los momentos como observador, un agradable cambio para variar. Era claro que la impertinencia del borracho desencadenaría una seria repercusión física en su persona pero nada pudo preparar al chico para el espectáculo, salvajismo puro. Al final dicho inventor tapa sus ojos con las manos en un intento por mitigar la lástima, claro que deja algunos agujeros intencionales para seguir viendo solo por ocio, los niños son extraños.

Pero qu…

Totalmente concentrado en el problema adelante no logro percatarse de la jugarreta ideada por el mago hasta que fue demasiado tarde, nada mal. Pronto se encontraba tirado en el suelo víctima de un fallo provocado en la silla, trillado aunque funcional. El científico se pone de pie estirándose varios instantes para bajar el dolor de su espalda, luego mira con rabia a su hermano pero eventualmente cambia el rostro por uno de ironía, se lo tenía merecido y lo sabe.


No todo es magia Dem.

Luego de retirar otro banco y esconder discretamente el dañado debajo del mesón procede a tomar asiento, ahora están a mano aunque el accidental ataque de Chimar se lleva el premio del mes por su potencial cómico. Dicho personaje se alegra de su buena suerte pues podría haber sido mucho peor, aquel enano hechicero tiende a excederse en sus bromas, resulta agradable ver una mejoría en su comportamiento.

Pronto el borracho “o lo que queda de él” languidece fuera de combate, desafortunadamente una nueva amenaza aparece. El sujeto sin neuronas tiene amigos, grandes y peligrosos amigos. Huele a problemas, menudo día. Chimar toma una pose tensa mientras espera el desenlace, escucha algunos alaridos por parte del encargado pero no les presta demasiada atención, tiene una situación más compleja adelante.

Todo ocurre deprisa, en el mal sentido. Por algunos instantes la cosa parece no querer pasar a mayores pero repentinamente los sujetos toman un carácter asesino, desconcertante. Chimar suma un poco y descubre al culpable por descarte, su hermano mayor parece la causa más viable. No es la primera vez que Dem utiliza sus poderes raros para gatillar problemas, menuda forma de entretenimiento tiene el niño.


Rayos hermano…


Lo dice de manera discreta para que solo su colega escuche, no quiere culparle a los cuatro vientos. El combate comienza y los matones se dividen, uno para la mujer y el otro a por los mocosos. El rubio arremete como un toro pero la agilidad de Chimar ocasiona una respuesta similar a la de su acompañante gatuno, está escrito que ningún adulto puede ganarle en velocidad a alguien joven.

Extrañamente la pocilga se sume en una histeria colectiva, comienza la típica batalla de taberna. Chimar arquea una ceja, literalmente no comerán esta vez. Rueda por el suelo para eludir una escoba equipándose con cierta botella en el proceso, luego usando bastante destreza escala la espalda del atacante y le revienta el artículo en la nuca. Esa mole cae de rodillas completamente atontada pero aun funcional, el golpe de gracia espera.

Maquiavelo “baja de su montura” y le clava cierta mirada al mago, esa que siempre le dedica cuando no quiere muertos. Como si todo no fuera ya lo suficientemente loco alguien armoniza el combate con un instrumento musical, demencial. Sin duda algún pregonero dará esta noticia como anécdota graciosa durante su griterío mañanero, suelen probar cosas nuevas para atraer a la gente.
Chimar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 708
Nivel de PJ : : 6
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ocio adquirido [Interpretativo] [Libre] [TEMA CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.