Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Jue Feb 04, 2016 2:03 pm

Cuando el incendio comenzó, todos en el barrio pobre imaginaron que sería rápida y efectivamente contenido por la guardia de la ciudad. Nunca se les pasó por la cabeza ni por un segundo, que a las autoridades simplemente no les importaba lo que aconteciese en la zona.
Las llamas se propagaron a una velocidad sobrenatural, casi como si todos los edificios (en su mayoría de piedra) estuviese compuestos de paja, remojada, de paso, en combustible. No fue si no hasta aproximadamente las 3 de la madrugada cuando por fin el agua llegó, aunque para este punto, solo una pequeña porción de la zona se hallaba intacta; no hubo ni una sola persona que no perdiera aunque sea una parte de su hogar por culpa del fuego.
En el mejor de los casos, el edificio aún seguía de pié; en el peor, familias enteras habían sido tragadas por el mar de infernales llamas. Fuera como fuera, la cantidad de muertes nunca se confirmó, y los supervivientes, profundamente afectados ante tal tragedia, ni si quiera se molestaron en intentar hurgar entre las cenizas.
Muchas hipótesis de la causa se manejaron: Algunos decían que había sido por culpa de Mermir, un panadero de la zona que según comentaban había provocado el hecho al dejar las brazas encendidas; otros afirmaban que todo había sido obra de cierto grupo criminal llamado "Los Liberales", que constantemente tenía conflictos con Baruc Tarmiel, un anciano que además era lider comunitario. Según esta hipótesis, los hombres intentaron quemar la casa del anciano con antorchas encendidas y toneladas de combustible, mas sin embargo, al usar tal cantidad de la mencionada sustancia, las llamas no solo consumieron la vida y el hogar del hombre, si no que además consiguieron incendiar los techos de las casas vecinas; de hay en adelante, ya todo es historia.
La versión oficial afirmó que todo se debía a un accidente, y que en realidad el fuego inició cuando una antorcha encendida cayó sobre combustible derramado, que a su vez horas antes había impregnado completamente el suelo del área. Nunca nadie creyó esto, y no porque no fuera factible, si no porque la ira ante el abandono que habían sufrido fue tal, que se negaron a recibir una explicación de las mismas personas que no habían hecho nada para parar aquel infierno. Realmente nadie los culpaba por ello.
Ya pasaron dos meses del hecho, y aunque en las demás zonas y poblaciones elevadas de la ciudad ya dejó de hablarse del tema, en el barrio afectado los ánimos solo se exacerbaron aún mas.
Recientemente cierto movimiento político liderado por un hombre llamado Shaknar Yitan ha tomado fuerza en la zona. Este afirma que las autoridades, desde el simple soldado hasta el mismísimo rey, fueron los verdaderos responsables del hecho, y que todo aquello había sido una horrible e inhumana forma de deshacerse de los de menos recursos, puesto que, según el mismo Shaknar dice, esas personas constituyen todo un obstaculo para la obsesión perfeccionista, egoista y orgullosa de la nobleza, que aborrece todo contacto con "individuos bajo su nivel". La versión en cuestión no tiene prueba alguna que la sustente, mas sin embargo, ante el descontento generado por la tragedia, muchos ya han abandonado todo cuestionamiento y se han lanzado a defender a capa y espada al carismático líder, que cada vez parece estar mas radicalizado.
Para Myth, el odiado hombre zorro recientemente llegado a la zona, el problema no podría ser menos de su incumbencia. En primer lugar, no estaba en la ciudad cuando todo ocurrió, y en segundo lugar, las aspiraciones de un carismático político o el supuesto egoísmo de un rey eran cosas que realmente no le importaban. No entendía el porque muchos otros hombres bestia parecían darle tanta importancia al asunto, y mas considerando que ninguno de ellos llevaba demasiado tiempo en la ciudad.

-Que montón de pesimistas- Pensaba, incapaz de comprender el porque alguien con raíces tan poco profundas podía ocuparse tanto en un tema netamente humano.

Lo cierto es que muchos de estos "pesismistas", realmente se habían encariñado con este nuevo hogar, y no les hacía ninguna gracia las recientes agitaciones sociales que cada vez parecían mas intensas, considerando, claro, el hecho de que estas pudieran acabar con la frágil paz.
No sería si no hasta un día cálido de verano cuando Myth por fin entendió lo delicado que era el asunto...
Corría la tarde, y como siempre, el zorro se encontraba intentando conseguir a costa de su propia vida un poco de dinero. El show de ese día se titulaba "el dragón mas pequeño del mundo", y consistía en hacer entrar a las víctimas los visitantes, en cierta cueva mediocremente improvisada, en la cual, según afirmaba la carismática criatura, verían al dragón mas pequeño del mundo.
Una pareja se acercó al pequeño puesto. Es de cuestionar su inteligencia el meramente hacer esto, mas sin embargo, si sirve como justificación, eran realmente nuevos en la zona.

-¡Pero que hermoso día mis bellos tórtolos!- Gritó el zorro al ver que se acercaban- Vengan, vengan, disfruten el mas grande, o mas bien, pequeño espectáculo del mundo.

El hombre miró por un segundo al sospechoso anfitrión, intentando hallar aunque sea la mas mínima señal de estafa en sus ojos. En realidad halló varias y muy grandes, pero su novia no pareció ver lo mismo que el.

-¿El dragón mas pequeño del mundo dice?- Pregunto la inocente mujer, claramente emocionada ante la promesa del cartel.

-Exactamente madam- Respondió Myth mientras colocaba un sombrero remendado sobre su cabeza.

-Siempre he querido ver un dragón grande, aunque creo que esto es algo.

-¡No cariño!- Interrumpido el hombre- Es una estafa, seguramente solo será algún cachorro disfrazado.

Señor- Respondió Myth- Le aseguro que verán al dragón mas pequeño del mundo.

-No lo creo...- Insistió ya un poco amargado.

-¿Me esta usted acaso llamando mentiroso?- Pregunto Myth fingiendo enojo.

-Pues quizá-

-¿Sabe usted acaso quien soy? ¿Sabe que le pasó a la última persona que me dijo mentiroso?- Decía Myth mientras poco a poco hacía retroceder a la pareja, provocando que sin querer, entraran dentro del juego.

-Señor por favor no se moleste- Afirmó la joven- Vamos, no hace falta enojarse,

-No claro que no... de verdad disculpen mi actitud..es mas, disfruten el juego gratis.

Luego de eso, una trampilla de madera sobre la entrada se cayó, dejando completamente encerrados a ambos tórtolos. Los gritos de furia y sorpresa no tardaron en aparecer, mas sin embargo, Myth, que ya había conseguido el bolso de la mujer en el arrebato falso de ira, solo reía a carcajadas mientras llamaba a su cómplice.

-Oye Tim, ven a ver esto.

Tim, que había manejado la trampilla, también reía a carcajadas, provocando que la imagen de moreno tipo duro se fuera por el piso.

-Vamos, corramos.

Ambos criminales salieron corriendo mientras dejaban a las víctimas completamente encerradas. Hubiesen logrado un escape magnífico de no ser porque delante de ellos, lo que parecía ser la multitud mas grande jamas reunida obstaculizaba el camino.
No lograban, ni de cerca, mirar el porque toda aquella concentración se hallaba reunida, mas sin embargo, presuponían que fuera lo que fuera debía tener una importancia mas que vital.

-¡Larga vida a Shaknar!- Grito un anciano a su lado repetidas veces, tan fuerte, que los gritos de la multitud no parecieron ahogar su voz.

Myth entonces recordó el asunto de Shaknar, intuyendo así que seguramente el carismático lider se hallaba en la zona ofreciendo otro de sus desafiantes discursos, que por supuesto, el nunca había escuchado.
Todo parecía paz y alegría en la zona, y aún cuando se habían hallado en principio fuera de la manifestación, pronto acabaron en el ceno de la marea de euforia, puesto que las personas de todas partes parecían querer escuchar las palabras del supuesto mesías salvador de los pobres.
A ambos no les importaba el asunto, mas sin embargo, se encontraban tan apretados entre las personas que escapar se hacía imposible, por lo menos hasta que el gran desenlace ya esperado tuvo lugar, quizá de una forma mas violenta que la que normalmente se daba.
Primero se escucho la fría voz de un capitán de la guardia cerca del centro de la manifestación, luego, los pasos de varias legiones de guardias lograban resonar apenas mas allá de los gritos de los asistentes que aún no se daban cuenta de lo que estaba a punto de suceder, puesto que dentro de pocos segundos, la guardia se decidió por disolver tan inflamable concentración humana.
Por supuesto muchos se resistieron, y aquello solo provocó que los hastiados guardias empezaran a golpear a cuanto opositor se levantase, o en general, a cualquiera que se negara a regresar a casa. Se notaba claramente que a ninguno de ellos les hacía gracia que un loco con delirios de profeta empezase a poner contra el Rey a las masas mas pobres, y con razón, puesto que una revuelta social solo traería como consecuencia una posible guerra civíl.
Tanto Myth como Jim intentaban escapar de alguna u otra manera, mas sin embargo, al estar casi en el centro del asunto, la aglomeración solo parecía estar apretando cada vez mas, mientras que a su alrededor, los gritos que clamaban "Viva Shaknar", parecían encenderse en furia. ..


Última edición por Myth el Dom Feb 07, 2016 10:24 am, editado 1 vez
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Ostium Malasaña el Sáb Feb 06, 2016 9:56 pm

Lunargenta era enorme, gigantesca. Pocos días hacia desde la muerte, o como el prefería creer, la desaparición de la madre de Malasaña y no sabía por donde buscar. Una pista allí sería como encontrar un alfiler en un granero, un pez concreto en todo un océano, como encontrar al responsable de la desaparición de su madre. Desde la noticia no se atrevió a volver a su casa familiar y estuvo saltando de taberna en taberna con unos grados de más en la sangre hasta terminar en un barrio que apestaba a ceniza, una ceniza que al respirar se pegaba a los pulmones y te obligaba a toser

No se paró a preguntar el por qué aquello se venía tan oscuro, las casas tan demacradas dejando sólo un recuerdo de lo que antaño pudo ser el hogar de alguna humilde familia. Siguió andando con su botella de vino a una mano, su redondel colgado a la espalda y la espada enfundada en su cinturón de cuero oscuro. Al girar una esquina se encontró con una larga calle que parecía mas frecuentada de lo normal.

-¡Es que tienen la razón, Jonny, toda la razón!- Insistía un joven de apenas diez y siete año a su amigo,que apenas tendría un año más que él. - Nosotros no les importamos nada, na-da.- recalcó en cada sílaba.

Fue la curiosidad quien dirigió el paso de nuestro curioso protagonista algo subido de tono por el alcohol, y siguió a la multitud hasta verse rodeado de un sin fin de personas que miraban a un mismo punto, oyendo una misma voz fría pero con mucha intención. Tal vez seria el alcohol, tal vez fue que aquel que gritaba tenía un carisma destacable, pero notó un cosquilleo pasearle del estómago al resto de su cuerpo como si un pequeño diablo pasease su peluda cola por las venas y las arterias.

La red ambiental empezó a cambiar de tono, de uno con cierto matiz positivo a otro hostil. Entre el sin fin de gente buscó ver algo, algo imperceptible ante tanto cuerpo que dificultaba ver más allá de un metro. La aglomeración de personas empezaron a agruparse cada vez de forma más nuclear y Malasaña incomodo empezó a avanzar en dirección contraria al centro de aquel montón. Según llegó a las afueras del barrullo vio como guardias se acercaban golpeando a los presentes para intentar mantener el orden. La curiosidad de los cuerpos del “orden” que buscan alcanzarlo sembrando el caos.

Malasaña hizo el amago de dar media vuelta para volver al centro cuando se encontró  de frente con la barrera de guardias que no parecían dispuestos a dejar al borracho volver por donde había venido. Tras un corto forcejeo uno de los jóvenes guardias le empujó, mala idea a llevar a cabo con un borracho.-No des ni un paso más perrajo callejero.-  Ostium en un rápido arrebato de locura le estampo la botella de vino en la cara destrozándola en mil pedacitos, y dejándola el rostro ensangrentado. Así, su reacción natural en el caos que sembró entre los compañeros del guardia que empezaron a repartir golpes aprovechó para  perderse de nuevo en la multitud para no tener que vérselas con la justicia por haber agredido directamente a un representante de la justicia.

Allí se encontraba, en medio de un enorme todo que cada vez era más peligroso, en total desconocimiento de quien tenia alrededor. Fueron varias las personas con las que chocó sin querer.
avatar
Cantidad de envíos : : 30
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Dom Feb 07, 2016 3:28 pm

Myth habría jurado que todo aquello acabaría en una simple golpiza, mas sin embargo, no pareció notar que el ánimo de los guardias se hallaba ya demasiado exacerbado como para dejar que el conflicto concluyera con meras advertencias y pasajeros moretones.
La cuestión fue que, cuando por fin el cordón de guardias empezó a relajarse con las primeras detenciones, tanto el como Tim fueron embestidos por un hombre de apariencia descuidada, que entre sus manos parecía llevar una botella de licor rota. En principio solo se quejaron, mas sin embargo, comprendieron la prisa del borracho al ver a la gran multitud de efectivos que le perseguían, casi como si el hombre es cuestión fuese el criminal mas buscado de Lunargenta.

-¡Corre!-Grito Myth desesperado.


Tanto el zorro como el hombre empezaron a escapar como almas que lleva el diablo, seguidos, por supuesto, por toda una multitud de guardias coléricos y pobres manifestantes rezagados, que apenas si les daban los pies como para evitar los palos e incluso las puñaladas que los agentes del orden lanzaban para cualquiera que no estuviese uniformado.
A su lado, los manifestantes, antes furiosos e increíblemente soberbios, corrían como cobardes ante las armas de los guardias, tirando por el piso mas que las palabras de su líder, sus propios coros, que relataban el como matarían al rey y tomarían la ciudad de las manos de los corruptos aristócratas. Era lógico; gritar ¡Revolución! es una cosa, pero llevarla a cabo...bueno, para eso les hacían falta muchas cosas mas.
En la parte delantera de la estampida humana se hallaban aglomerados los mas cercanos a Shaknar, el cual, sin hacer honor a su carismático discurso, no estaba dispuesto si quiera a mirar a un guardia a los ojos. Sus guardaespaldas personales, que en verdad eran simples plebeyos con cierto nivel de manejo con la espada, habían sido de los primeros en unirse a su movimiento, completamente maravillados con la labia y valor con el que hablaba el individuo; era impresionante ver el como manifestaba a los cuatro vientos las quejas y problemas tan abundantes que habitan en los mas bajos barrios, afirmando a alta voz cosas que si se llegasen a decir en la corte de su majestad, sin duda ameritarían la pena capital. Si, puede que no fuese tan valiente como afirmaba, pero sí tenía algo de coraje destacable si se atrevía a jugarse el pellejo por sus palabrerías.
La estampida continuó hasta el final de la larga calle, cuando por fin los manifestantes fueron detenidos por la mas grande aglomeración de guardias alguna vez vista, que rápidamente logró penetrar en el circulo de protección de Shaknar a fuerza de golpes; tanto el como su comitiva fueron sometidos no sin antes romperles unas cuantas costillas, y por supuesto, luego de aquello, fue mucho mas fácil terminar con el resto de los manifestantes ya sin líder.
No se pregunto quien estaba involucrado y quien no, no, todo aquel que estuviera en la calle y que no portara uniforme fue esposado y golpeado hasta sangrar, puesto que para la guardia dominar a pobres malheridos era mas fácil que hacerlo con sucios plebeyos que aún podían levantarse. Tanto Myth como Tim fueron puestos contra la pared de las casas, completamente llenos de sangre y moretones, inseguros de su destino ahora que se encontraba en aquella situación tan desagradable.
Eso sí, su algo era seguro, era que ambos irían a parar en el mas profundo calabozo de Lunargenta, al lado de todos los desafortunados que se encontraban en aquella larga calle aquel caluroso día de revuelta.

-Bueno- Dijo Myth irónico- No me quejo si ese borracho tonto también sufre lo mismo.
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Ostium Malasaña el Dom Feb 07, 2016 5:06 pm

El ser humano es, seguramente, el único animal capaz de recrear escenas propias del reino animal sin necesidad de otras especies. Desde fuera toda aquella persecución debería de verse como un sin fin de leones persiguiendo a inválidos cervatillos corriendo para aquí y para allá, preparando una perfecta emboscada en aquel bosque de piedras apiladas unas sobre otras que tiempo atrás había sido bañado por las llamas.

Malasaña parecía ser el último aviso para muchos incautos que aún no habían empezado a correr, y que al ver como detrás suya iba una escuadra entera de guardias malhumorados, empezaban a correr a su alrededor. El miedo y el desconcierto eran los factores que mayor relevancia tenían en el momento, no había lugar para la razón. Ostium no sabía hacia donde correr, lo que si supo es que tenía que deshacerse de los restos de la botella que había estampado contra el guardia. Tal vez sin ella no le reconociesen como el autor de la agresión. En medio de la carrera frenó bruscamente y sobre su píe dio un giro de 180º grados, teniendo de frente a la escuadra a la cual había conseguido sacar algo de ventaja ya que iba mucho más ligero de ropajes que ellos.

-¡A la mierda con vosotros, cabrones!- Lanzó los restos de la botella hacia la escuadra que seguí corriendo ahora más furiosa, y volvió a girar con presteza para seguir su carrera dando una patada a una pila de cajas para intentar ralentizar a los guardias. Malasaña odiaba a los guardias, consideraba que eran los restos de una clase guerrera, los únicos que se alzaban en armas contra personas indefensas. Siguió su carrera, echó la mirada un par de segundos atrás y antes de poder volver a mirar para adelante chocó contra uno de los manifestantes que se había parado en seco. Había más guardias de los que podía imaginar.

Los malnacidos empezaron a cargar por los dos frentes, y Malasaña no pudo evitar estallar en llamas al ver como agredían sin miramientos a ancianos y a adolescentes. Echó mano a su redondel y a su hedionda espada, dispuesto a enfrentarse a guardia que se le acercase. Cargó contra un guardia que se estaba sobrepasando con un joven, y le hizo retroceder. Pero duró poco, sus escasas habilidades en combate dejaban mucho que desear contra experimentados combatientes que le desarmaron y dieron tremendo golpe en la boca del estómago haciendo que cayera al suelo sin aire. Ostium veía borroso, y su ausencia de aliento era dolorosa.- La cosa no puede empeorar...- Pensó, y pensó erradamente.

Por la lejanía vio como se acercaba aquel guardia al que le había roto la botella en la cara.- ¡Ese ha sido, esa rata!- Gritó el guardia herviendo en deseos de hacer de Malasaña papilla, deseos que pudo cumplir como quiso. - ¡Yo no he si...!- protestó Malasaña en un absurdo intento de librarse de la paliza, pero antes de terminar entendió que borracho no distinguía bien las distancias y la puntera de la bota negra del guardia ya había alcanzado su rostro. Después del primer golpe. el resto supieron a nada pues apenas los sentía. Las palizas muchas veces son como la resaca, que no aparece hasta el día siguiente.

Cuando la guardia consideró que habían acabado con él, y fue bastante después del primer golpe, lo llevaron contra la pared  de las casas y le soltaron al lado de un par de jóvenes, uno de ellos medio humano medio zorro. Malasaña se mantuvo de píe como pudo apoyado en la pared con el rostro ensangrentado, escupió sangre al suelo y miró al zorro.- Mal momento has escogido para dejar el bosque y venirte a la ciudad, animal.- A continuación, el estómago le dio un tremendo vuelco y echó todo el vino que había bebido al suelo.
avatar
Cantidad de envíos : : 30
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Miér Feb 10, 2016 1:55 pm

Entonces Myth giró, y a su lado pudo ver al mismo borracho con el que momentos antes había tropezado.

-Y hablando del rey de roma- Pensó.

-Mal momento has escogido para dejar el bosque y venirte a la ciudad, animal- Dijo el hombre, justo antes de dejar salir todo su contenido estomacal justo frente al zorro.

-O vaya, claro, mis disculpas distinguido caballero- Respondió Myth- ¿Preferiría acaso que expulsara mis tripas aquí frente a usted?¿Que me embriagara hasta hacerme en los pantalones? Imagino que eso sería mas "humano".

El sonido de la vara de un guardia viajó por toda la pared, provocando silencio absoluto entre los que se encontraban arrestados.

-¡Alimañas!- Grito el malhumorado oficial- Escuchen su sentencia.

Se escucharon los pasos ligeros pero firmes de algún comandante, que justo detrás de los capturados, empezó a recitar un juicio.

-Por instigación a la violencia, desorden público, intenciones de rebelión y obstrucción del libre transito, los detenidos serán enviados a los distintos calabozos de Lunargenta, y esperarán, hasta mas tardar el día cuarto, la sentencia del rey acerca de sus destinos.


Esas palabras eran algo que ya Myth se esperaba, puesto que, por menos que eso, ya a algunos les habían condenado a pasar el resto de sus días en el mas profundo y horrendo calabozo. Algo que parecía tan bueno a primera vista, como lo era no ser sentenciado a muerte inmediata o a cadena perpetua, delegando la sentencia a su majestad, era, de hecho, un destino mucho peor que lo antes mencionado. Si algo hay que tener claro, es que como todo rey que se respete, su majestad no gustaba de ningun tipo de rebelión, así que, ante tal amenaza como era el nuevo partido de Shaknar, seguramente querría dar el ejemplo sometiendo a sus supuestos partidarios a alguna tortura inolvidable para el espectador. En general, la situación no podía ser peor.

Salvo murmullos, todos parecieron guardar silencio. La mayor parte de la totalidad se hallaba consciente de lo mismo que Myth sabía, y no le hacía ni la mas mínima gracia lo que el rey pudiese llegar a imaginar. Ni si quiera el mismísimo Shaknar, que según se decía solía hablar en estas situaciones, pronunció palabra alguna, y no presentó la mas mínima resistencia cuando, al igual que todos los demas prisioneros, le pusieron un saco en la cabeza antes de conducirlo al calabozo.

Todo estaba hecho, esa noche no dormirían en casa.
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Ostium Malasaña el Vie Feb 12, 2016 5:40 pm

Malasaña terminó de echar restos de vino, pan y algunos restos de carne que habían quedado putrefactos en su estómago.Cogió con la yema de los dedos la manga de ese mismo brazo y se limpió los restos que le habían quedado en los labios, y miró al zorro que le estaba hablandoñ -O vaya, claro, mis disculpas distinguido caballero- Respondió Myth- ¿Preferiría acaso que expulsara mis tripas aquí frente a usted?¿Que me embriagara hasta hacerme en los pantalones? Imagino que eso sería mas "humano"-


Por la cabeza del machacado borracho pasaron varias ideas para contestar al zorro desde insinuar que sus tripas animales eran lo que podría utilizar junto con patatas y hacerse un buen estofado, o incluso darle la razón, los humanos somos edificios en proceso de destrucción que quedaran en simples ruinas. Fue a abrir la boca cuando de repente oyó como uno de los guardias daban su sentencia.Oyó un sin fin de cargos que poco tenían que ver con Malasaña. Miró a sus alrededores esperando una segunda reacción de revuelta, aprovechando para no huir, pero no parecía llegar. ¿Dónde quedaba aquella voz que retaba abiertamente al rey, a las autoridades? ¿Por que gritaban revolución si ahora callaban como si les hubiesen cortado la lengua?

Observó como los guardias empezaron a llevarse a la gente, y empezó a ponerse nervioso. Una sentencia directa del Rey era peligrosa, y más si iban a utilizarlos para dar ejemplo Horca, degollamiento, apaleamiento. El ser humano en castigos ejemplares siempre ha sido demasiado creativo. Uno de los guardias se acercó a Ostium con una oscura bolsa de tela para ponérsela en la cabeza y él se resistió. El guardia intentó pescar la cabeza de Malasaña con aquella bolsa, como si pescase con una red, mientras que el reo movía la cabeza de un lado para otro intentando evitar aquella incómoda situación. El guardia enseñó media sonrísa.- ¿te lo pasas bien, borracho?Espera y verás que bien nos lo pasamos cuando te ejecutemos- A veces duele más una provocación que una patada en el estomago, y a veces las palabras van por delante del pensamiento.- Mejor me lo pasaré cuando joda a tu madre.- Exclamó Malasaña, y recibió tal manotazo en la cara que el guante de cuero del guardia quedó manchado de sangre.- Repítelo- Sugerió, pero ahora el pensamiento fue antes que la acción, y agachó la cabeza dejando que le tapasen con la bolsa

Aquella sensación era horrible, sentirse dolorido, mareado, con el cuerpo débil, y atrapado en un ambiente pequeño en el que el oxígeno cada vez estaba más contaminado al aliento a vomito del borracho no tardó mucho en desmayarse. ¿Dónde despertaría? ¿Despertaría?
avatar
Cantidad de envíos : : 30
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Lun Feb 15, 2016 12:24 pm

Y entonces, al cabo de unas horas, ya se encontraba en el mas oscuro agujero que los calabozos de la guardia podían brindarle, oliendo la sangre y el vomito que inundaba cada parte del ambiente, y escuchando los suaves quejidos de aquellos que habían tenido la mala suerte de ser completamente molidos por las porras de la guardia.

Un haz de luz cruzaba el piso delante de su celda, uno que apenas daba para iluminar el aterrador fondo del lugar. Frente a él, otro prisionero apretaba fuerte los barrotes de su propia jaula, como si de hacerlo estos se debilitarían y le permitirían escapar de aquel desagradable sitio.

-¡Tim!- Grito Myth sin recibir respuesta.

Era normal, pues en esas circunstancias se solía separar a los reos que estuviesen relacionados, intentando así evitar que pudiesen organizarse y hallar alguna forma de escapar, pues en realidad, el oscuro calabozo tenía varios puntos débiles, que los observadores podían llegar a notar si se les brindaba un poco de ayuda.

-Vaya sitio, ¿ no camarada?- Le dijo una voz en la celda contigua a la suya, una voz que le sonaba increíblemente familiar.

-Sin duda, tan acogedor como la madriguera de mamá- Respondió sarcástico.

-Tranquilo, aún tengo unos hombres afuera, ellos justamente tiene una plan de reserva para sacarnos de aquí en caso de que precisamente esto sucediese. No pasamos de mañana en este calabozo.

Entonces Myth reconoció la voz del que le hablaba con tal confianza, llegando a la rápida conclusión de que se trataba de Shaknar, el carismático líder por el cual se encontraba allí. Tenía ganas de matarlo, sí, pero ante esa imposibilidad, se limitó a responder de una forma medianamente agresiva.

-Me imagino que tienes razón, si es que no están enojados porque por tu culpa sus compañeros también cayeron aquí.

-Esto es nada- Respondió con voz melodiosa- Nada compara con lo que lograremos cuando salgamos.

-Con todo respeto señor, pero por su culpa acabe aquí, ya que francamente no estoy interesado en su patético intento de revolución, y menos con la gran valentía que demostraron cuando esos guardias los hicieron papilla.

-Puede que sea cierto- Afirmó- Pero quizá te estés olvidando de todo lo que hemos perdido, y del como nuestros propios superiores, que deberían protegernos, nos abandonaron a nuestra suerte, permitiendo que aunque sea un poco, pero perdiéramos algo de lo nuestro. No se tu, pero ya estoy harto de esto, de que su majestad crea poder estar a racho y servirse de nosotros cuando le plazca. Puede que no seamos los mas adecuados, pero francamente solos los unicos que si quiera decimos querer hacer algo.

Myh razonó un poco, intentando hallar algún el cual poder rebatir con su interlocutor, y aunque de hecho hallo varios, charlar con personas que se creen los únicos capaces de hacer justicia le parecía un sin sentido. Convencerles de su propia humanidad era inútil, pues su complejo de mesías hacía que creyesen ser elegidos, y no simples humanos con tantos o mas defectos que su majestad mismo.

En todo caso, se encontraba allí, en la celda, sin ninguna salida a su vista y en la expectativa de su propia muerte...
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Ostium Malasaña el Lun Feb 22, 2016 2:18 pm

Primero es un incomodo dolor en uno de los costados de la espalda, sobre la que descansaba todo el cuerpo. Después empezó a notar ese dolor extenderse por las costillas, la cara, las piernas y los brazos. ¿Qué demonios había pasado? Abrió los ojos y su equilibrio tardó en estabilizarse durante unos segundos, luego levantó todo el tronco y se apoyó contra la pared de aquella taciturna celda que le rodeaba. Se frotó la nariz con la manga, sorbió para dentro todos los mocos y posteriormente los escupió a un rincón de la celda.

Se levantó a los pocos minutos según la fuerza se le recomponía y se acercó a los barrotes para oír un par de voces que le eran familiares. El zorro y el humano con complejo de serpiente, por su habilidad con la lengua, estaban hablando. Estaban en la celda de enfrente. No pudo evitar entrometerse cuando los dos habían terminado su conversación.

-Así que tienes hombres fuera, que nos van a sacar.- Asintió con lentitud, compasivo con el viejo.- Me da que tú no has estado en tu larga vida en un calabozo, no es tan fácil entrar y salir. Y menos inteligente es asaltarlo, sin un ejercito claro.- Sacó un brazo por el hueco de los barrotes para apoyar el cuerpo.- Y un grupo de famélicos chavales no es un ejército.- Luego miró al zorro, y le sonrió.- ¿Y tu qué? ¿Como en casa no?- Río con mala intención, Malasaña ya no estaba borracho y dejó brillar su racismo.

Luego, sin dejar de escuchar, se fue a mirar los huecos de los que sobresalían los barrotes. Y si había alguna ventana en su celda, también. Un barrote mal puesto, y arrancado, aunque no abriese la salida te daba la oportunidad de utilizarlo de palanca y arrancar los de una ventana o doblarlos lo suficiente como para salir.- Yo no voy a esperar a tus chavales, y ninguno deberías hacerlo.- Aseguró Malasaña.- Si esperáis que os salven, ya podéis esperar sentados.- señaló a un preso cualquiera.- Aquí o te salvas tú solo, o recibirás la brutal sentencia del Rey.-



//OFF: Siento la tardanza, tuve un sin fin de problemas con la conexión en mi casa universitaria. Aún lo sigo teniendo, pero tengo la fe que se solucione rápido. Sea como sea llevaré ésto más al día haha
avatar
Cantidad de envíos : : 30
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Vie Feb 26, 2016 3:46 pm

Entonces, cuando ya la conversación había terminado, la fría voz ronca de otro prisionero se unió a la discusión.

-Así que tienes hombres fuera, que nos van a sacar.- Asintió con lentitud, compasivo con el viejo.- Me da que tú no has estado en tu larga vida en un calabozo, no es tan fácil entrar y salir. Y menos inteligente es asaltarlo, sin un ejercito claro.- Sacó un brazo por el hueco de los barrotes para apoyar el cuerpo.- Y un grupo de famélicos chavales no es un ejército.- Luego miró al zorro, y le sonrió.- ¿Y tu qué? ¿Como en casa no?- Río con mala intención, Malasaña ya no estaba borracho y dejó brillar su racismo.

Luego, sin dejar de escuchar, se fue a mirar los huecos de los que sobresalían los barrotes. Y si había alguna ventana en su celda, también. Un barrote mal puesto, y arrancado, aunque no abriese la salida te daba la oportunidad de utilizarlo de palanca y arrancar los de una ventana o doblarlos lo suficiente como para salir.- Yo no voy a esperar a tus chavales, y ninguno deberías hacerlo.- Aseguró Malasaña.- Si esperáis que os salven, ya podéis esperar sentados.- señaló a un preso cualquiera.- Aquí o te salvas tú solo, o recibirás la brutal sentencia del Rey.-

Myth debía admitirlo, el hombre tenía razón. Unos muchachos entusiastas no eran ni de cerca verdaderas alternativas de escape, y sumado a eso, la cobardía que ya había caracterizado al otro grupo realmente generaba desconfianza hacia el resto de la masa de seguidores de Shaknar. Lo cierto es que si quería salvar su vida, la mejor opción era seguir el ejemplo del alcohólico anónimo e intentar hallar alguna vía de escape, ya que, en todo caso, su delgado cuerpo de zorro era perfecto en lo que respecta a tuneles,y conductos, no necesitando abrir boquetes demasiados grandes para salir.

Por supuesto, no necesariamente tenía que recurrir al trabajo manual para intentar escapar, ya que, por lo que sabía, un buen engaño era mil veces mas efectivo en ese tipo de situaciones. Solo era cuestion, si se quiere, de manipular a los guardias que seguramente se encontrarían al finál del pasillo, probablemente distraidos con algún tema trivial (como por ejemplo, los atrivutos que esas elfas recien llegadas ostentaban).

-¡Oiga, guardia!-Gritó, dirigiendo su voz hacia el oscuro pasillo que se extendía hacia la derecha.

-¡Cállate y duerme tonto!- Contestó una voz algo aturdida, seguramente por el sueño.

Bien, hay estaba el guardia, ahora solo era cuestión de traerlo hacia la celda y, o obtener las llaves, o convencerlo de abrir la puerta. Por supuesto este tipo de planes normalmente requerían dos personas, que normalmente abrían de fingir pelear, mas sin embargo su celda estaba vacía, y el preso mas cercano a él se encontraba a una pared de piedra de distancia. Si quería que el plan funcionara tenía que arreglárselas solo, aún cuando eso requiriera caer demasiado bajo...

Fingir estar herido parecía buena idea, de no ser, claro, porque no pensaba que a alguien realmente le importase lo que le pasara. La otra opción era alterarles y atraerles, algo mucho mas simple de hacer, pero mucho mas lento. Se le ocurrieron varías ideas con respecto a este último plan, mas sin embargo, se decidió por hacer lo que creyó el alteraría mas a los agentes del orden.

Se dirigió a la letrina de la celda, y sacrificando lo que quedaba de su honor, tomo algo de esa cosa marrón en su mano y apresudaramente, intentando que no se escurriera entre sus dedos, se dirigió a la reja, para prontamente lanzarla, con toda su fuerza, al final del largo pasillo. El asqueado grito de uno de los ineptos confirmó que todo iba según lo planeado.
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Ostium Malasaña el Mar Mar 01, 2016 3:37 pm

La búsqueda de barrotes débiles de Malasaña estaba siendo todo un fracaso, de tanto forzarlos iba a conseguir arrancarlos, y no hablo de los barrotes, hablo de sus brazos.- Me cago en dios...- susurró a regañadientes, e hizo el amago de sentarse cuando vio al zorro llamar la atención del guardia. Ostium se esperaba lo peor, su discurso iba a provocar que aquel animal intentase hablar con la guardia. Hablar, ya hay que tener fe. Y tal como el borracho se esperaba, el guardia le dio largas. Así volvió a los barrotes, apoyado y refunfuñando un sin fin de barbaridades, suficientes como para escribir todo un diccionario de palabrotas.

Pensó en sacarle conversación a alguno de los presos, cuando no pudo evitar observar como aquel medio humano medio bestia metía las manos en las letrinas. Se le puso cara de chupar limones al imaginando sendas barbaridades como que iba a hacer como a otros animales había visto, comer de sus propias heces. Pero para la gratitud de toda la sala, no lo hizo. Aún así lo siguiente que se dirigió a hacer tampoco fue mucho más inteligente. Malasaña observó con los ojos el trayecto de aquella mierda voladora, que supo manchar a uno de los guardias. ¡! ¿En qué estaba pensando ese zorro?- ¿Pero qué haces, quieres que nos maten?- Susurré prestamente antes de que el guardia llegase. Y a su llegada, señalé al peludo para responder a las voces del guardia.- ¡¿Quien coño ha sido?! ¡Hoy vas a dormir calentito debajo de ese pelaje, y da gracias de que no me haga una capa con él!-

El guardia no se lo pensó dos veces, y fue directo a forcejear con el zorro con las verjas protegiendo. Desde la posición de Malasaña apenas se veía que pasaba, tal vez estuviese cogiéndole del cuello, o del pelaje del semianimal. Lo único que estaba claro es que si nadie hacía nada aquel loco no tardaría en ensartar al preso con su espada, si el preso no lo mataba y venían un sin fin de perros cabreados. Y en un instante, el zorro empujó al guardia lo suficiente fuerte como para que se dejase la espalda contra los barrotes de la celda de Malasaña. Un pequeño destello dio luz a los barrotes, hasta llegar al centro de las pupilas del borracho. Aquel carcelero tenía las llaves colgadas en el cinturón.

Lo bueno de pasar tiempo en las calles es que aprendes a tener las manos largas, y que en menos de una preposición has cogido y escondido lo que querías.- ¡Cuidao!- Gritó Ostium a la par que se dejaba caer teatralmente contra el suelo, no sin antes coger la llave. Todo era una hábil distracción. El guardia sólo le dedicó una furtiva mirada, antes de dirigirse contra el zorro de nuevo. Levantó las llaves con un par de dedos, para que el zorro formase buen jaleo con el guardia mientras abría la cerradura. Estaba claro que aquel ser le echaba huevos al asunto, y no sería Malasaña quien lo apartase de su huida.

En un ágil movimiento de muñeca el borracho abrió la puerta, y cuando el guardia quiso darse cuenta tenía la cadena de los grilletes retorciendo su cuello, dejando su cabeza sin oxígeno a la par que el rostro se le ponía morado. Servir al poder tiene sus consecuencias. Cuando Ostium consideró que éste estaba sin aire, abrió la puerta del zorro.- Le has echado huevos chaval, ahora es hora de que nos larguemos de estas cloacas. - Le tendió el amasijo de llaves tras soltarse los grilletes y desarmar al guardia, quedándose con su delgada espada.- Tú decides si soltamos al resto, y salimos de aquí escandalosamente, o si prefieres ser cautelosos y dejarlos tirados. - Le propuso, sin él ninguno de los dos estaría fuera, así que aquella decisión era completamente suya.

// Te doy la libertad de escoger, Malasaña te sigue tomes la decisión que sigas. Ésto va cogiendo forma. Me gusta.
avatar
Cantidad de envíos : : 30
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Mar Mar 08, 2016 11:03 am

Myth siempre piensa dos veces: una analizando la situación, y la segunda buscando algún punto para sacar provecho.

Bien, antes que nada había que darse cuenta que tenían entre manos: Estaban en la parte mas baja, las bases del calabozo de la fortaleza de Artunia (o por lo menos eso intuía, puesto que allí enviaban a los presos mas bajos y vulgares), un sitio muy poco vigilado, pero solo porque los niveles superiores se hallaban abarrotados de guardias listos para emboscar a los mas descuidados. Podría optar por una huida sigilosa, intentando subir lo mas rápido posible esquivando a la mayor can....

-Esperen un segundo- Pensó...

La celda de su nuevo y ebrio compañero tenía ventanal...eso significa que mas que un calabozo profundo, aquello era una torre, una torre con una salida en la parte mas baja, pero solo había una prisión con esa característica, tan desventajosa y descuidada, que denotaba cierto desinterés de los constructores por la seguridad, sacrificándola por algo seguramente estético...oh si, si su conocimiento de prisiones en la ciudad estaba lo suficientemente actualizado, todos había sido llevados a la prisión real, conectada por múltiples puertas con el castillo.

Casi le pareció perder el equilibrio unos instantes, como si no pudiese creer la fortuna que no solo el y su compañero, si no además todos los supuestos rebeldes había tenido, que no sabía decir si era extremadamente buena o extremadamente mala. Lo cierto es que si ese grupo de niños que jugaban a la rebelión aún conservaban un poco de valor, la situación no podía venírles mejor: Aún cuando el rey hubiese traído a varias compañías de guardias, tendría que dejar a la mayoría en el barrio pobre para evitar nuevos levantamientos, así que por mas que lo quisieran, la ventaja numérica recaía únicamente sobre los prisioneros.

¿Que había pasado por la cabeza del rey para cometer tan craso error? No solo subestimo a personas que viven cada día valiéndose de su astucia, si no que además puso una mínima cantidad de guardias en la prisión que se supone debería ser la mas segura. Ese loco seguramente pensaba hacerles desfilar a todos como corderos al matadero frente a su castillo, seguro que nadie, por mas bajo u astuto que fuese, escaparía o si quiera se daría cuenta en que lugar estaba. Parecía como si todo hubiese sido pensado por un borracho...Mas sin embargo, ello no hacía que le fuese menos conveniente.

Tomó las llaves de las manos de su nuevo compañero, y haciéndolas girar con sus dedos de zorro, empezó a pasearse frente a las celdas de los aún reos.

-Tengo buenas noticias para ustedes mis revolucionarios compañeros- Dijo, mientras miraba a los ojos a Shaknar- Resulta que, sea por asares del destino o por que simplemente la suerte esta de su lado, estamos en la mismísima prisión real...

Los comentarios no se hicieron esperar, y comentarios de furia, como si la chispa dentro de ellos se encendiese de nuevo, empezaron a hacerse eco entre los largos y oscuros pasillos. Era lo que Myth esperaba, como si de nuevo, todo encajase exactamente en donde debía.

-Por supuesto, si aún les queda un poco de valor, querran llegar a la alcoba de su majestad y hacerle esas cosas sucias de las que tanto hablan mientras duermen- Afirmó, mientras señalaba a un reo que, mientras dormía, no había dejado de proferir impropios comentarios- Pero, mis buenos amigos, no pasará sin que mi compañero y yo pidamos algo de parte suya. La prisión y el castillo están medianamente llenos de guardias, que aunque no me importaría intentar sortear, me jugaría demasiado el pellejo haciéndolo. mi única petición, es que una vez que salgan de esa celda, formen tal bullicio, escándalo y cáos que permita a mi y a mi acompañante salir de este sitio completamente inadvertidos. Sin eso, olvídense del trato.

Todos los reos hicieron silencio, como si pensasen en cuanto de ese simple plan les convenía.¡Pero que piensan! si todo aquí es ganar a ganar, ¿O es que acaso desde el principio no quería formar una revolución? Tenían todo a su favor; una oportunidad de oro que ningún levantamiento armado había tenido antes.

-Aceptamos tu propuesta- Dijo Shaknar, causando cierta impresión entre sus seguidores- Aunque es una lástima que tu, pobre zorro, aún no entiendas que la salida de esto no va a aparecer si corres.

-Con todo respeto amigo- Respondió Myth- Pero ya había dejado claro antes que no me interesa su juego de guerra. Ahora, intenten dar un buen espectáculo.

Abrió la celda de Shaknar para luego proceder a hacerlo con las demás, seguro que en aquel instante se libraría de todo el enrevesado problema.

-Bien amigo- Dijo el zorro mirando a su ligeramente resacado compañero- Nos largamos.

No se imaginaba que aquello, mas que terminar, solo estaba comenzando. Vaya que subestimo lo que la chispa dentro de Shaknar era capaz de hacer.
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Ostium Malasaña el Dom Mar 13, 2016 10:12 am

El zorro cogió las llaves de la mano de su temporal compañero, y se quedó unos segundos en silencio antes de relevar información que Malasaña no hubiese descubierto nunca, estaban en los calabozos del castillo. El borracho nunca había estado en el interior de aquel recinto amurallado, y recordó las vistas de las altas torres del castillo que se dejaban ver desde los barrios más modestos de la ciudad. Lo primero que se le pasó por la cabeza fue miedo, alguna vez se había visto en algún calabozo de mala muerte de algún alguacil que lo había encerrado por borracho, pero nunca se había sentido vigilado por la guardia real.

Tras el discurso del felino, y su decisión de liberar a todos los prisioneros para aprovechar el desconcierto en la huida le convenció, siempre había creído que mientras más cerca de la realeza, más peligrosas se tornaban las cosas.Cuando terminó de hablar Myth, y antes de salir velozmente de la sala les dijo con toda la sinceridad de su corazón.- Tened cuidado.- Y corrió dirigiendo el paso, ya que quien tenía la espada y muy a malas tendría que disponerse a combatir en primer término sería él.

Bajaron la primera tanda de escaleras en forma circular, y a llegar a la planta inferior a la que habían sido encerrados los de arriba empezaron a formar jaleo, con la rápida respuesta de la guardia que procedió a subir por las escaleras gritando desesperada.- ¡Motín, armaos y no toleréis nada!- Ordenó uno de los superiores al resto de los guardias.- ¡Zorro, aquí!- Ordenó rápido Malasaña, apartándose a una pequeña sala. Al entrar se encontró con un almacén donde se habían requisado las posesiones de los presos. Soltó la fina espada del guardia y buscó con desesperación su redondela y su espada mientras la guardia subía a la planta superior.- De aquí no me muevo sin las armas de mi padre.- Dejó claro al zorro, dando a entender que si decidía irse no le seguiría aún.

Encontró ambas cosas, por suerte pocas armas llevaban los rebeldes a la hora de la manifestación, y de golpe se oyó el disparo de un trabuco en la planta superior que le hizo volver en sí, había que salir de allí lo más rápido posible. Antes de que se sembrase el caos.- ¿Sabes salir de aquí? En mi vida he estado dentro del castillo-
avatar
Cantidad de envíos : : 30
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Myth el Lun Mar 21, 2016 12:49 pm

-¿Salir?- exclamo el zorro algo sorprendido- Salida improvisada es mi segundo nombre amigo.

Y de nuevo, la modalidad de escape de su mente se activo de nuevo...

Si recordaba bien la conformación exterior de esta fortaleza, se hacia notar que, de hecho, la prisión no solo era insegura, si no que además demasiado estética, provocando que lejos de ser un edificio aparte al castillo, esta estuviese fusionada con este. Eso mismo hacìa que hubiese dos formas de salir: la primera era a través de los pasillos de la prisión misma, que en cierto punto debían conectar con la estructura principal; la segunda era a través de los tejados, quizá mas segura por la falta de guardias, pero sin duda mucho mas peligrosas en el sentido de caidas; esas láminas no debían estar en buen estado.

Como hombre zorro, la opción de escapar a través de los techos se le hacía en extremo atractiva, e incluso hasta emocionante, mas sin embargo, al ver a su compañero dudaba que el cuerpo de un humano corriente lograse alcanzar la velocidad y agilidad que necesitaban para dicha tarea. Por supuesto, solo subestimaba al hombre en un ejemplo claro de egocentrismo, que su mente lograba justificar como simple preocupación.

Fuese como fuese, antes de preguntar algo debía encontrar algún objeto de defensa, puesto que sabía que aún con la gran concentración de guardias en la prisión, los pasillos del castillo principal estaría vigilados en los puntos claves, que precisamente necesitaban atravesar antes de salir. Se dirigió al montón de objetos requisados y empezó a recorrer a cada uno con la vista, examinando cualquier cosa que brillase en busca del filo de alguna hoja, aunque fuese de una daga. En un pequeño montón de la derecha, apoyado en un pequeño cofre de madera y cubierta de mantos, un pequeño puñal de defensa yacía polvoriento; era justamente lo que el necesitaba, puesto que aunque era fanático de las espadas, como buen pícaro sabía lo suficiente de armas cortantes de bolsillo. Tomó el arma y la guardó en su pantalón, justo bajo su camisa, ocultándola de la vista de los posibles peligros a los cuales se enfrentaría mas adelante.

Ahora que al fín estaba preparado, procedió a contarle a su compañero de escape los planes.

-Bien, tenemos dos opciones- Dijo, poniéndose espaldas a la puerta- Podemos ir por los pasillos y llegar hasta el palacio, desde donde escapar será tan simple como esquivar a generales obesos, o podemos ir por los te-

Sintió el frío de una espada justo en su nuca, y al mirar al piso, vio una sombra robusta que cubría la suya.

-Vaya vaya vaya, miren que tenemos aquí- Dijo el guardia, con una voz que parecía ciertamente familiar- Que hermoso reencuentro de colegas.

Myth se volteó lentamente, mientras que con disimulo y fingiendo temer al filo del hombre, empezó a mover su mano hacia la zona en donde había guardado su puñal.

El guardia parecía tener heridas aún no cicatrizadas en el rostro, como de vidrio, que iban desde la parte superior de su craneo cubierta por el casco hasta la parte inferior del labio. Su expresión, excitada, daba a entender ciertas ansias del hombre por saltarles encima.

-¿Sabes amigo?- Dijo, dirigiéndose al compañero de Myth- Me quede un poco insatisfecho con esos pequeños golpes de hace unas horas. ¿Por que no somos justos, y me dejas que te haga unas pequeñas lineas en el rostro?.

Entonces, colgando del cuello del hombre, un pequeño amuleto de diamante empezó a balancearse con los compulsivos y tensos movimientos que el guardia hacía. Entonces, y solo entonces, la parte salvaje y cleptómana de Myth salió a la luz; ese pequeño instinto salvaje, que hacia que ante cualquier visión de joyas su mente se volviese mas primitiva de lo común, y funcionase tal cual los impulsos de un oso silvestre.

Lo último que Myth recordó de eso, fue estar corriendo en cuatro patas hacia el soldado, y brincar, con los dientes afuera, hacia la fragil zona del cuello.
Myth
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Sarez el Sáb Mayo 28, 2016 5:29 am

Aviso: Este tema lleva parado demasiado tiempo. Por favor, avisadme con un mp por las causas que han llevado a estar parado o me veré obligado a cerrarlo y a restar los puntos debidos correspondientes tal y como dictan las normas del foro.
Sarez
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 561
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando se apagan las llamas[Interpretativo][Libre][2/3]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.