Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Mar 13 2016, 13:44

En mente llevaba varios pensamientos confusos pasados de los cuales ya, el tiempo, se había encargado de correr un tupido velo. Pero para ella no era tan sencillo, sí, tan guerrera como había sido y era le estaba resultando difícil encajar una de las nuevas noticias que llegaron a sus oídos: una humilde granja de las afueras de Lunargenta había sido completamente arrasada, no hubo supervivientes y tampoco los buscaron debido a que no recibirían ninguna recompensa por encontrar algún cuerpo.
''Estúpidos interesados...'', suspiraba, cogía aire y a veces le costaba calmarse, pero le quedaba y al menos lo sabía, la esperanza de que hubiera sido otro edificio y no justo en el cual había dejado a sus padres. Sería demasiada casualidad, y tenía demasiada mala suerte para todo. Los últimos hechos de su vida lo demostraban: dragones, hombres lobo, armas encantadas,...era todo un poema de sucesos que, si alguien se lo propusiera, sería sencillo recogerlos en un libro de fantasía que a muchos les costaría creer.
Tenía bastantes recuerdos buenos de lo ocurrido meses atrás en su vida, bastantes, pero después de su última aventura decidió que se tomaría un merecido descanso. Por supuesto su parte aventurera decía que no, que podía con aquello y más, pero su parte humana aún teniendo el entrenamiento que tenía, admitía que habían sido un cúmulo de emociones y sucesos algo catastróficos que sería mejor no repetir hasta que no pasara cierto tiempo. Después de todo ella estaba siempre ahí para los demás y iba a seguir estándolo, si ahora tenía unas pocas monedas en su bolsa era por ayudar, si también tenía recuerdos de personas con rostros agradecidos era, por supuesto, porque a veces lo hacía de forma altruista.
Y esto último, tiempo atrás, lo había olvidado un poco, la cegó por varios días el hecho de poder encontrar un tesoro, el pensar en unas monedas y en hacer fortuna. Sabía que ella no era así pero la codicia humana a veces era difícil de controlar. ''Nada volverá a hacerme pensar eso de nuevo'', se decía, y así había sido hasta ahora.

El último lugar en el que había estado más tiempo había sido en Sandorai, el bosque de los elfos. Ahora, se dirigía de nuevo a Lunargenta, por supuesto a las afueras, a comprobar si la información que había recibido sobre aquella granja era cierta. El problema fue que cuando llegó a estar cerca de la misma, decidió alejarse de nuevo y dar un gran rodeo para así poder despejarse, por lo que se decantó, con buena orientación, hacia el pueblo de Vulwulfar, en el cual sabía que de una forma u otra lograría algún encargo. Después de todo llevaba aproximadamente una semana de brazos cruzados, y le gustaba moverse demasiado como para quedarse quieta más tiempo.

Capa puesta, arma en cinto y su correspondiente atuendo habitual, comenzó su caminata, por supuesto esperando no tener que hacer ningún tipo de pausa, hasta la ciudad de la cual conocía más bien poco. Sólo había escuchado ciertos rumores sobre que era un centro económico importante para los elfos, pero estaría bien ver si era cierto o no con sus propios ojos.
Echó una noche completa de viaje sin parar, para el amanecer ya había salido de un cúmulo de árboles sospechosamente colocados y el cual le había costado atravesar, cuando se encontró con unos preciosos edificios de lejos, señalando así que en poco rato más estaría en la ciudad.
Teniendo ese pensamiento en mente, pensó que no estaría mal descansar aunque fuesen un par de horas, así que, poniéndose la capucha por si algún transeúnte que por casualidad hubiera tomado el mismo camino la veía, se sentó bajo la sombra de un árbol mientras a su alrededor los colores oscuros de la noche comenzaban a mezclarse con los naranjas propios de un nuevo día.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Dom Mar 13 2016, 15:33

Hacia dos semana que había iniciado el viaje en busca de información sobre lo ocurrido con mi madre. Comencé por investigar en los lugares mas bajos y deprimentes de lunargenta tales como tabernas en las que desafortunadamente lo más cercano a la información que yo buscaba era poco más que los delirios de un viejo borracho al que por ingenuidad le tuve que pagar una jarra de cerveza o calles tan peligrosas como oscuras que las personas normales evitaban a toda costa aunque el resultado era el mismo.No era un tipo demasiado valiente pero necesitaba aquella información, necesitaba seguir la pista que me habían dejado pero por desgracia para mi nadie parecía saber nada y los que si sabían algo podrían haberme mentido tranquilamente

Tras varios días buscando por lunargenta decidí ampliar mi campo de búsqueda, fue así como comencé a viajar de pueblo en pueblo sin ninguna compañía salvo mi arco y mi ligero equipamiento, no me importaba avanzar solo de hecho casi lo prefería pues así podía ir a mi ritmo, si necesitaba descansar descansaba, si quería dar un rodeo lo hacia no tenia que consultar con nadie, no obstante si echaba de menos el poder hablar con alguien.Nunca había sido un tipo muy abierto a los demás y con quien mas hablaba era con mi mascota pero decidí separarme de ella por razones que ni yo mismo comprendía

-Estúpido- suspire sentado sobre la rama de un árbol de dimensiones bastante superiores a los normales centrando mi mirada en el horizonte, mas allá de la copa de los arboles, viendo como poco a poco la noche comenzaba a caer- para qué me obligué a separarme de él?- sabia bien la respuesta la cual llego segundos mas tarde- para protegerle...- de nuevo suspiré y me tumbé en aquella rama obligándome a no pensar en todo aquello pues cada vez que lo hacia me sentía peor y notaba como en mi interior faltara algo, no sabría describirlo pero desde luego sentía esa sensación de vacio

Desde aquella posición me quede observando unos minutos el cielo, era una practica la cual acostumbraba a  hacer desde hacia años, me relajaba quizás porque la mayor parte de mi vida la había pasado cerca de los bosques o simplemente porque el estar relajado con la mirada perdida sin pensar en nada me agradaba bastante

-ya esta anocheciendo, el siguiente pueblo no debería estar muy lejos según me dijo aquel guardia- recordé por un segundo aquella situación pero rápidamente volví al presente- como a 3 horas caminando, puedo descansar un poco y salir, con un poco de suerte llegaré allí al amanecer- asentí con la cabeza de acuerdo con mi propio plan e intente dormir un poco

Me desperté con los sonidos propios de un bosque en plena noche, instantáneamente me lleve la mano a mi arco cargando una flecha pero respire aliviado al ver que no corría ningún peligro.El no tener un arma cuerpo a cuerpo me preocupaba bastante sobre todo si alguien o algo me atacaba cuando estuviera distraído, no obstante esa era la razón por la que dormía en los arboles, me sentía mas seguro desde las alturas, mayor seguridad y mas campo de visión o al menos eso era lo que pensaba, de momento me iba bien. Comprobé que tenia todo, bajé al camino que conducía a vulwulfar según me habían indicado e inicie la marcha todavía al anochecer

La noche comenzó a desaparecer dejando a si paso a la luz de un nuevo día hasta que finalmente con ayuda de aquellos rayos de sol vislumbre a lo lejos la ciudad, al parecer mis cálculos no habían sido correctos del todo y había tardado un poco mas de lo esperado pero finalmente estaba cerca- tiene que sel vul..vul...vulwulfar?, era?, como sea tiene que ser- me permití el lujo de estirar un poco las extremidades, fijándome en mi entorno, siempre alerta, fue entonces cuando vi a alguien tumbado bajo la sombra de uno de los arboles

En una primera estancia me puse alerta pero al ver su falta de reacción intuí que estaba durmiendo- o no...- un pensamiento rápido por mi mente me abrió una nueva posibilidad- tal vez este herido?- desde la distancia a la que estaba no podía apenas distinguir si lo estaba o no- no te metas... no es asunto tuyo..- mi cabeza me alertaba- puede ser una trampa de bandidos.... no vayas...- de nuevo la consciencia me alertaba de un posible peligro y aunque no tenia mucho afán por hablar con la gente, no me gustaba dejar a personas morir si yo podía hacer algo para evitarlo, pensando aquello y ignorando a la voz de la razón, situé mi arco cargado entre mis manos y tapé mi rostro con mi capa, acercándome sigilosamente prestando mas atención en los alrededores del sujeto que en él cometiendo asi el fallo de pisar una de las ramas que crugio ligeramente -imbécil- fue lo único que pensé cuando estaba ya a unos 15 metros
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Mar 13 2016, 16:03

Con la capucha puesta estaba completamente tapada, tanto su cuerpo como su rostro, al menos sí hasta por la nariz, lo normal; lo que no era normal era algún que otro remiendo que tenía hecho ya su ropa debido a sucesos pasados. Pero era mejor no centrarse en mirar atrás...no, era mejor mirar hacia delante y pensar en lo que podía esperarle en la ciudad a la que se dirigía. De lo que no se había dado cuenta era que, a lo tonto y sin saberlo, estaba algo más cansada de lo normal y los ojos se le fueron cerrando poco a poco hasta quedarse dormida. Allí era un blanco perfecto por muy en la sombra que estuviera.

Teniendo aún los ojos cerrados y sumida en esas sombras que eran los sueños, comenzó a distinguir un rostro que le resultaba familiar, bastante: era su madre. La veía guapa, con una tez saludable y normal, sin arrugas. A su alrededor había un montón de árboles, no sabía bien qué lugar era, pero se respiraba paz y tranquilidad. De repente vio una chiquilla de apenas unos dos años, llena de rizos y con una melena abundante para su corta edad, era ella misma, Lida. La niña corría con una gran sonrisa a los brazos de su madre.
Segundos después esa idílica escena se convirtió en algo horrible, dantesco, el caos las rodeaba y sólo se veía fuego, fuego que alcanzó a su madre, la cual dejó caer de sus brazos a esa niña que desapareció entre las llamas cual hierba seca...se consumió. Cerró los ojos fuertemente, era consciente de que era un sueño, tenía que serlo, por lo que se obligó a sí misma y con el corazón en un puño a despertar. Cuando lo consiguió cogió una gran bocanada de aire, pensando que sus pulmones estaban llenos de humo. Le costaba respirar al recordar cómo se había sentido en el sueño ante el incendio, pero fue otra cosa la que la hizo reaccionar de repente y volver a la realidad en un chasquido:
-¡¿Quién anda ahí?! -Miró a la derecha y no encontró a nadie...pero cuando giró su cuello hacia la izquierda automáticamente sacó una de sus dagas arrojadizas que no tenían mango y la lanzó con cierta precisión pero no una gran maestría. Pasó por al lado del encapuchado que la apuntaba con su arco y quedó clavada en el tronco de un árbol a unos dos pasos de él- Eh...-Era evidente que no quería darle, pero había sido más un acto-reflejo que otra cosa.

Se levantó en cuanto se dio cuenta de que si aquel individuo hubiera tenido alguna mala intención, mientras dormía había tenido tiempo suficiente para llevarla a cabo. ''Ingenua, no debiste sentarte a descansar'', era algo que hacía poco, descansar, y para una vez que lo hacía un encapuchado la encontraba y la apuntaba como quien no quería la cosa.
Arriesgándose un poco a ser ensartada por una de sus flechas, dio unos pasos en su dirección y se descubrió el rostro, dejando su melena al viento y esos rizos suyos tan característicos; inevitablemente se le vino a la mente la niña del sueño, ella misma de pequeña y, soltando un leve suspiro, esbozó una sonrisa:
-Me gustaría recuperar mi daga -Dijo haciendo un ademán con la barbilla hacia el árbol que había sufrido, inocentemente, su no ataque. No podía ver nada de las facciones de la persona que tenía delante, pero apostaba fielmente a que era un hombre bien entrenado, al menos en el arte del arco.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Dom Mar 13 2016, 16:48

Apenas había dado una paso mas cuando ella habló y con un movimiento brusco sin darme tiempo a reaccionar se precipitó a lanzarme una daga que paso a escasos centímetros de mi cara, a pesar de mis aumentados reflejos me pillo tan por sorpresa que me quede inmóvil, con los ojos abiertos y con el pulso temblando ligeramente

-Que...?- me costo un poco entender lo que había pasado y trague saliva guiando mi mirada a la daga recién lanzada que yacía clavada en el árbol- falto poco....- suspire en voz baja aliviando la tensión que sentía por todo mi cuerpo y note como aquella persona comenzó a ponerse de pie, de nuevo centre mi mirada en ella mientras mantenía el arco ligeramente inclinado hacia abajo todavía desconfiando de si era una trampa, podría haber fallado perfectamente a propósito, no estaba dispuesto a correr ningún riesgo

Fue ella la que dio el primer paso y se quito la capucha, lo primero en lo que me fije fue en su ondulado pelo castaño que llegaba un poco mas abajo de sus hombros, tras eso me fije en los rasgos de su cara dándome cuenta que su edad era bastante próxima a la mía- olvídate de eso, céntrate- me obligue a despejar mi mente de aquellos pensamientos

Ella hizo un movimiento con su cabeza indicándome que quería recuperar su daga, retrocedí un par de pasos acercándome hacia el árbol en el que se encontraba su arma y con un rápido vistazo observe mi alrededor para asegurarme de que estaba sola, no parecía haber nada fuera de lo común salvo una bandada de pájaros salir de la copas de los arboles- estará sola de verdad? o sera una trampa... se ha descubierto... los bandidos no sueles hacer eso, pero podría haberlo hecho para que me confiara- aquel pensamiento fue el motivo por el cual apreté con fuerza mi arco de nuevo volviendo a esa tensión, a esa desconfianza

Decidí hablar directamente y escuchar que era lo que tenia que decir mientras me situé a la altura de la daga, no la estaba apuntando con el arco directamente para que no se sintiera intimidada pero tampoco estaba dispuesto a guardar mi arma hasta asegurarme de que no representaba ningún peligro- Estas sola?- pregunte con un tono ligeramente nervioso casi imperceptible, espere respuesta por parte de ella alerta por si hacia algún movimiento extraño
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Mar 13 2016, 17:12

Contando con lo atenta que solía estar y lo alarmista que llegaba a ser en determinadas situaciones, el haberse quedado dormida de aquella forma le había parecido algo completamente fuera de lo normal. Empezaba a pensar que la noticia de que sus padres probablemente estuvieran muertos le turbaba la mente, o al menos le negaba el hecho de que sus facultades estuvieran como debían estar.
De todas formas esperaba que la persona con la que se había encontrado, o mejor dicho, quien la había encontrado, no fuese precisamente una amenaza y que de todo pudiera sacar algo bueno:
-Sólo tengo dos de esas -Apuntó señalando esta vez con un dedo en dirección a la daga que seguía clavada en el árbol aún a pesar de que la había pedido- No me gustaría perderla -Y no sonaba a amenaza ni mucho menos, era imposible tomarlo como tal mientras estaba esbozando una sonrisa y se había descubierto el rostro. Al fin y al cabo si quisiera que no la reconociera o fuese una asesina, se habría esforzado mejor en ocultar su identidad- ¿Estás sola?
No había ido demasiado desencaminada en sus pensamientos y sensaciones con respecto a esa persona. No era ni mucho menos nadie que viviera por allí y robara a los comerciantes del camino, esos mismos a los que ella protegía a veces, no, era una persona que como ella, había tomado aquel camino y se habían cruzado, sin más.
-Estoy completamente sola -O eso pensaba, claro, tampoco podía llegar a admitirlo al completo, pero bien era cierto que hacía mucho tiempo que no llevaba compañía de ningún tipo consigo-...-Claro que justo en el momento en el que respondió y le estaba haciendo un gesto con la mano para que destensara el arco, se oyeron pasos de caballos por el camino de tierra que tenían a unos cuantos metros de dónde se encontraban-...¿qué es eso? -A ella también se la notaba sorprendida, por lo que era difícil que pensara que se acercaba algún tipo de ''secuaz'' suyo o algo parecido.

Instantes después y por delante de ambos, en el camino, pasó como alma que llevaba el diablo un hombre montado que tenía, o eso llegó a ver la muchacha, la frente totalmente ensangrentada y una flecha clavada en el brazo izquierdo. Pasó como una exhalación pero fue lo suficientemente sorprendente como para que pudieran ver que no era normal:
-Me parece que esta ciudad no va a estar precisamente tranquila hoy -Comentó como quien no quería la cosa pero a la vez con cierta curiosidad y preocupación por aquel desconocido herido. Esa parte que tenía de soldado no podía evitar que la llamara el deber para con la gente- ¡Vamos! ¡Vamos! -De repente al primer caballo que ya había pasado le precedieron casi a la misma velocidad otros dos jinetes montados, estos de aspecto mucho más saludable pero sucio, gritando sin parar y con demasiada prisa como para estar acompañando al primero. Seguramente le estaban persiguiendo.

Quiso ignorar un poco lo que acaba de ocurrir para restarle rareza al asunto, así que volvió su cuerpo de nuevo en la dirección del que seguía encapuchado y esperó pacientemente a que al menos decidiera o descubrirse el rostro o devolverle su arma.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Dom Mar 13 2016, 18:30


Esperé hasta que hablara y cuando lo hizo confirmo que estaba sola- ya veo...- me relajé al escuchar sus palabras pero ese instante de relajación se desvaneció al escuchar a mis espaldas el sonido de lo que parecía ser caballos giré todo mi cuerpo para observar con detenimiento la escena, apenas pude verla con claridad pues sucedió bastante rápido pero llegue a apreciar a un hombre herido montado a caballo perseguido de otros dos tipos que no aparentaban demasiada seguridad .- bandidos tal vez?-Termino la escena y me volví a centrar en aquella mujer todavía con un ojo pendiente de lo que sucedia con aquellos hombres escuchando las palabras de aquella mujer

-Eso parece- fui un tanto seco y se notaba cierta preocupación por aquel hombre, entendí que era yo el que tenia que tomar una decisión pues ella estaba esperando algún tipo de respuesta por mi parte así que simplemente me colgué el arco a mi espalda y me acerqué con lentitud a la daga clavada - no se como la gente puede pelear con armas tan pequeñas- la arranque del árbol en el que estaba,una vez liberada la examiné con detenimiento y me acerqué hasta unos 4 metros de ella- supongo que no es mala persona... y puede que aquel hombre necesite ayuda, desde luego yo solo no podre si hay pelea- afirme en mi mente a la vez que con mi mano derecha me quitaba la capucha dejando caer mi pelo hasta poco mas del cuello pero sin taparme la cara,usé esa misma mano para pasarla por encima agitando mi pelo liberándome por completo de esa opresión a la que me había sometido la capa

-Toda precaución es poca, nunca se sabe a quien podemos encontrarnos, me llamo kouta, y usted?- le hablé a la vez que con mi mano izquierda le lanzaba la daga lentamente hasta sus manos,mientras la daga todavía seguía en el aire me giré para ver de nuevo un poco mas lejos aquella escena de persecución y volví a centrarme en ella- Tal y como yo lo veo tienes dos opciones- hablé con un tono un tanto tímido pues realmente se me daba mal hablar con la gente quizás ese fuera el motivo de que todavía no encontrar información sobre los asesinos de mi madre, había un gran contraste entre sus palabras y al forma de decirlas, un contraste que podría incluso ser cómico- la primera es coger tus cosas y continuar tu camino, la segunda- me pare un segundo pensando como decírselo- es ir a ayudar a ese hombre, por tu tono parecías algo preocupada y no me pareces una mala persona - espere alguna respuesta por parte de ella- espero que me ayude... desde luego no es de las que asalta inocentes, de lo contrario estaría en peligro- quise confiar en ella a pesar de como era y mas bien porque la ocasión lo requeria
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Mar 13 2016, 21:09

Bien cierto era que le resultaba demasiado difícil ignorar una injusticia cuando se estaba cometiendo ya que, aunque no sabía bien los motivos por los cuales perseguían a aquel hombre, le resultaba injusto porque él estaba herido y sólo era uno; los otros eran dos y estaban en perfecto estado, o al menos lo parecían. Aún así la mente se le fue por un segundo de ese asunto cuando vio cómo se quitaba la capa. No esperaba ese cabello largo y rubio detrás de esas sombras, para nada, y se le notó, sus mejillas se ruborizaron por una fracción de segundo para luego dar paso a una gran sonrisa ante su presentación. Tomó la daga sin dificultad alguna y la devolvió a su sitio, junto a la otra, mientras que luego colocó una de sus manos sobre la empuñadura de su espada, la que llevaba en un cinto en el lado izquierdo.
-Mi nombre es Lida -''Lida Rothgar'', pensó, hacía lo suyo que no se presentaba con su nombre completo, antes solía hacerlo, una curiosa costumbre que tomó de los soldados de Lunargenta-, encantada, aunque no parece ser momento de presentaciones -Dijo dándole toda la razón al hombre que tenía delante y analizando las opciones que le había dado. Curioso, pues ahora tenía la sensación de que era ella la que podría interpretar como amenaza aquellas palabras y no al contrario como rato antes. Cogió un poco de aire y lo tuvo claro a la hora de responder-. No soy una mala persona -''Sólo a veces, y con ciertos individuos'', como personas que mentían descaradamente, o gente que daba la espalda a los demás mientras lo pasaban mal, cosas puntuales, realmente no tenía mal corazón, le resultaba casi imposible tenerlo. Eso si, genio tenía para rato, mucho rato-, pero elijo la segunda opción -Aquello parecía más un pacto de interés para ayudar que otra cosa. ''Si la gente se aliara para este tipo de cosas más a menudo...'', desde luego ella se metería en un lío más, ya que no sería la primera vez que alguien la perseguía por haber ayudado gratuitamente. Había gente que ponía demasiados intereses y empeños en que muchos comerciantes estuvieran desprotegidos, o que tuvieran que pagar tasas altísimas por llevar uno o dos guardias, era algo que a ella no le entraba en mente, por lo que les hacía la competencia demasiado a menudo.

Soltó una pequeña risilla por lo bajo a causa de sus pensamientos y, tras colocarse bien la capa echándola hacia atrás para que no le molestara al caminar, dio pie con un gesto a que comenzaran a caminar, o lo que fuera, cuanto antes llegaran a la ciudad mejor, aunque no sabía demasiado bien si aquello que iban a hacer resultaría una buena acción o meterían la pata:
-Espera...-Justo cuando comenzó a caminar y estaba a punto de entrar en el camino de tierra que llevaba directamente a la entrada principal, volvieron a oírse pasos pero esta vez mucho más leves, pausados, pasos que al poco descubrieron que se trataba de un caballo que viajaba acompañado, sí, pero cuyo jinete estaba muerto. El pobre animal no tardó en pararse en seco cuando la morena se metió en medio de su trayectoria y, dejando caer el cuerpo que traía al suelo, comprobó que tenía un gran parecido al primer hombre que perseguían los otros dos- Probablemente esta era su segunda víctima -Masculló, y segundos después echó las riendas del caballo hacia atrás mientras hacía una señal a Kouta para que montara- ¿Sabes llevar un caballo? -Ella desde luego no tenía mucha idea, pero gracias a cierto pícaro sí que tenía conocimiento sobre cómo hacerlo medianamente bien, al menos llegarían más rápido de lo pensado. Si respondía que sí, desde luego le dejaría llevarlo y montaría detrás sin problema alguno.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Dom Mar 13 2016, 22:13

Cuando le entregué la daga y la guardó junto a la otra no evitó ocultar su verdadera arma, una espada a la que no preste mas atención de la necesaria- ya veo, me habrá leído la mente?, como sea- no me paré a pensar en cosas como aquellas y centré mi atención en su presentación -así que su nombre es Lida- lo memorice unos segundos hasta que se me quedo en la mente

-Bien al menos parece que esta vez no me meteré en líos yo solo- asentí con la cabeza cuando escogió la segunda opción y no pude evitar fijarme en su  ligera risa que aunque no sabia la razón  me hizo  esbozar una sonrisa  involuntaria.Ella fué la que tomó la iniciativa invitándome con un gesto a comenzar nuestro viaje pero antes de iniciar la marcha escuche unos sonidos detrás mio, instantáneamente me giré casi llevando mis manos a coger mi arco para defenderme pero me pare en seco cuando vi que se trataba de un caballo y que Lida se situó en medio parando su trayectoria, analicé unos segundos a su jinete muerto- pobre desgraciado- susurre sin preocuparme demasiado porque no me escuchara, de nuevo preste atencion a su pregunta  a la que por desgracia no tenia una respuesta afrimativa

-jejeje, esto... va a ser que no- le respondí un tanto nervioso pero sin sonar borde a la vez que me llevé mi mano derecha a rascarme la nuca e inclinaba mi cabeza mirando al suelo con una ligera sonrisa nerviosa, aquel gesto era algo muy típico que había heredado de mi padre pero que para nada me molestaba pues era una de las pocas cosas que me ligaban a él junto a mi arco. Suspire y la miré de nuevo dispuesto a preguntarle si ella sabia montar a caballo aunque por alguna razón me costo varios segundos de silencio- va, el tiempo apremia ni que fuera la primera vez que hablas con una persona- obviamente no lo era pero las ultimas personas con las que había tenido contacto a excepción del guardia y dos o tres más estaban todas en unos estados bastante deprimentes

-Tu sabes montar a caballo?- le pregunté directo tras pensarlo, la verdad es que después de tanto tiempo caminando se agradecería un viaje a caballo en el cual podría descansar y de hecho podría incluso preguntarle de donde venia o que hacia por vulwulfar pero no me creía capaz de hacer nada aquello, después de todo esto era una especie de unión puntual para ayudar a otra persona, me resultaba muy difícil abrirme a la gente y tampoco es que hiciera demasiados esfuerzos por conseguirlo, por supuesto era consciente de que todo este pasaría si ella sabia montar a caballo, si resultaba que ninguno sabíamos tendríamos que ir andando como siempre hacia
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Mar 13 2016, 22:35

El cadáver seguía en el suelo mientras esperaba una respuesta por su parte y ahí pensaba dejarlo, tal vez algún comerciante o algún alma caritativa que pasara se ofrecería a darle sepultura. A ella no le gustaban esas cosas, tampoco era muy de tener fe, por lo que no es que fuera la adecuada para hacerlo con alguien, esperaba que nunca se diera el caso.
-¿No sabes? -Suspiró, lo cierto es que no tenía ganas de tirar a ningún extraño de un caballo, no le iba a hacer ni pizca de gracia si ocurría algo por su culpa, pero si querían darse prisa y no tragarse toda una caminata de al menos dos horas, lo mejor sería montar sin reparo alguno- Pues vamos, intentaré hacerlo lo mejor que pueda -Sonriendo y pidiendo cierta ayuda cuando le hizo falta, logró montarse en el caballo en el mismo asiento en el cual se había montado el muerto anteriormente. Ya se preocuparía luego por sentir pena por aquella alma- Monta -Desde lo alto del caballo le ofreció la mano para que montara y aunque no le hizo falta, una vez los dos estuvieron sobre el animal, le arreó para que comenzara a caminar.

No pudo evitar acordarse minutos después del pobre Coraco, un caballo al cual le había cogido mucho cariño y esperaba que siguiera estando con quien debía estar, y vivo, por supuesto, porque el pobre de lo flacucho que era casi podría denominarse rocín. ''¿Dónde estará ahora?'', se preguntaba a sí misma mientras sostenía las riendas del animal con fuerza. Lo cierto es que ejercía más presión de lo normal sólo porque no quería que se le escapara de ningún modo:
-Puedes agarrarte, no me importa -''Y no quiero que te caigas'', iba a decir, pero se lo guardó.
Aquel caballo apenas tenía nada en común con el de sus pensamientos. Ni siquiera el color se parecía, pero lo que era más obvio era que, sobre el que se encontraba montada, al menos tenía las carnes bien puestas en su sitio y estaba medianamente alimentado, o eso parecía. No era de pura raza, se notaba, aunque no entendía de esas cosas, pero tenía que admitir que tampoco tenía ese ''encanto'' y ''gracia'' propios de Coraco, un animal al cual llegó a cogerle bastante cariño.
-No sé cuánto tardaremos en llegar -Avisó, porque tampoco sabía cuánto había tenido que recorrer por su propia cuenta y cargando con un peso muerto aquel caballo y, ahora que llevaba dos personas, no quería terminar de rematarlo obligándole a ir más rápido-, pero estaría bien no llegar demasiado tarde, al menos para que el otro hombre no acabe como ese de ahí -Terminó por referirse al cadáver que habían dejado atrás hace rato.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Dom Mar 13 2016, 23:49

Ayudé a subirse al caballo a la que parecía ser mi recién compañera al menos por un tiempo, tras eso ella hizo lo propio ayudándome a mi, comenzó la marcha  a una velocidad a la que ni por asomo estaba acostumbrado y no solo era cuestión de la velocidad, el vaivén del caballo, su trote junto con la dificultad del propio camino hacia difícil por no decir imposible que me mantuviese sin caerme, prácticamente hacia malabares con mi cuerpo para ganar estabilidad- si tan si quiera hubiera sabido montar, sería yo el que estuviera agarrado a las riendas del caballo- pensé y en ese momento fue ella quien habló -Puedes agarrarte, no me importa- agradecí tremendamente sus palabras

-Bien- me limité a agarrarme lo justo para no caerme e intentar no molestarla a ella que después de todo era quien manejaba el caballo de nuevo un rato de silencio en el cual me limite a pensar en la posibilidad de que ella supiera algo sobre la muerte de mi madre o mejor dicho del símbolo que guardaba en el cinto, no perdía nada por preguntar así que seguramente cuando acabáramos todo aquello le preguntaría- si es que todavía seguimos de una pieza- no pude evitar pensar aquello aunque despeje mi mente con rapidez

Tras un tiempo acabé centrándome en el paisaje, finalmente habíamos salido del bosque entrando así en una extensa pradera verde , inevitablemente me perdí en todo aquello, contemplando el horizonte con los rayos de luz tras algunas ligeras nubes, adoraba aquella sensación que sumado a la brisa proporcionada por la velocidad hacían de aquella una sensación única, de hecho de encontrarme en una circunstancia normal, hubiera parado para tumbarme en la hierba y contemplar relajadamente todo a mi alrededor.Pero ese no era el caso pues el galope del animal que montábamos fue mas que suficiente para que todos aquellos pensamientos se fueran a la basura, no obstante seguí observando el paisaje sin mirar un punto concreto

-Estoy de acuerdo contigo, no se muy bien que ha pasado, pero me gustaría arrojar algo de luz sobre lo ocurrido- hablé unos segundos después de ella pues estaba mas concentrado en el paisaje que en lo que me decía- ¿por cierto eres buena con tu arma?- le cambie de tema, consciente de que igual tendríamos que pelear aunque usar armas quizás fuera excesivo, todo se vería,medí mis palabras y el tono con el que lo decía de tal forma que no se sintiera ofendida ni nada por el estilo, lo que menos deseaba en ese momento era ser tirado del caballo por algo que había dicho o peor aun que ella había malinterpretado
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Lun Mar 14 2016, 13:24

Ir montada caballo y encima en compañía le estaba trayendo más recuerdos de lo que querría. No es que le desagradaran, ni tampoco es que le molestara recordar a cierto hombre el cual suponía que estaría bien, de brazos en brazos, pero las cosas del pasado permanecían en el pasado y últimamente le estaba resultando muy difícil no relacionar la mayoría de cosas que hacía con algo que ya había hecho tiempo atrás. A raíz de estos pensamientos y sin darse cuenta pero su acompañante de detrás sí que lo había hecho, comenzó a arrear más al pobre caballo justo en el momento en el que entraron en una especie de prado por el cual atravesaba el camino.
-Eres una de las primeras personas que conozco en mucho que desean ayudar a alguien de forma desinteresada -Tenía que hablar en un tono de voz más alto de lo normal porque el viento la golpeaba mucho más que a él que iba atrás y suponía que aún así que le resultaría difícil oírla.

Tal vez se dio cuenta de que era mejor no pronunciar palabra al menos hasta que llegaran, por lo que controlando al caballo como buenamente podía, cerró la boca y deseó para sus adentros que no fuese demasiado tarde para aquel hombre.
Conforme se iban acercando y de una forma cada vez más rápida pues aquel caballo parecía estar en forma, los edificios se iban haciendo más grandes y la gente de sus calles podía distinguirse ya de lejos, lo que significaba que por temprano que fuera, pues sería media mañana, la ciudad estaba más que despierta:
-Dejemos aquí el caballo, llamaríamos demasiado la atención si lo llevamos a través de la ciudad -Propuso ella en el momento en el cual casi llegaban a la entrada.
Tardó un tanto en poder bajarse del mismo porque esta vez no pidió ayuda y, cuando lo consiguió, le echó las riendas hacia delante para dejarlo amarrado no muy lejos de allí. Si las cosas salían bien y no les volvía a hacer falta dicho animal, ella misma sería la que lo liberaría para que pudiera correr feliz donde le placiese.
-Vamos, cuanto antes lleguemos, mejor -Echó la capa que llevaba un poco hacia el lado izquierdo para que así no fuera tan evidente que iba armada y segundos después ya había cruzado la parte que señalaba el inicio de la ciudad. Ya estaban dentro, ahora sólo faltaba algún tipo de pista, ruido, grito, o cualquier cosa que pudieran llevarles hasta el perseguido.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Lun Mar 14 2016, 14:14

Finalmente llegamos a la ciudad y ambos bajamos del caballo, mientras ella lo amarraba para que no escapase, llevé mis manos a la capucha de mi capa poniéndomela de forma que nuevamente mi cara quedó tapada, me ajusté la capa al igual que luego hizo mi compañera aunque en mi caso el arco lo tenía por encima de la capa y era fácilmente visible.Realicé un vistazo rápido por lo que era la parte inicial de la ciudad, había bastantes personas tanto comerciantes como simples ciudadanos que iban y venían sin ningún patrón aparente

Iniciamos la marcha situándome a la par de mi acompañante, prestando toda mi atención en los individuos que teníamos alrededor, personas normales que llevaban una vida normal, al menos eso era lo que parecía, trataba de no fijar demasiado mi vista en alguien pues podría meterme en problemas inconscientemente y lo que menos necesitábamos eran eso, mas problemas.Paso un tiempo en el que por mi parte, me dedicaba a preguntar a ciertas personas si alguien había visto a esa persona herida que buscábamos y  les detallaba lo poco que yo había visto de aquel hombre no obstante el total de las 5 personas a las que pregunté me aseguraban no saber nada aunque estaba claro que algunas de ellas si lo habían visto o por lo menos algo mas sabían, extorsionarles y forzarles a hablar en mitad de la calle principal no era una opción viable pues los guardias que ocasionalmente veíamos podrían echarsenos  encima

-¿Un hombre herido pasa por mitad de la ciudad y nadie ha visto nada?- me acerque de nuevo a mi compañero comentándole que no había conseguido nada de información- no se tu pero esto...- un hombre cocho su hombro derecho con el mio como abriéndose camino y sin pararse continuo, me le quede mirando unos segundos y luego giré mi cabeza a la izquierda y miré a mi compañera arqueando las cejas extrañado y suspirando ante aquella escena- sera mejor que busquemos por allí- alce mi mano derecha señalando una calle sin nada especial  y fue entonces cuando me percaté de que tenia un papel, no me había fijado debido a los guantes de cuero- que demo...?- susurre extrañado y desvolví el papel el cual parecía tener la dirección de un lugar que obviamente no conocíamos ninguno `` taberna jones`` era lo que había escrito y se lo enseñe a mi compañera, volví a mirar para intentar localizar a aquel hombre pero no lo conseguí

-¿Que piensas, debemos ir?, quizás encontremos lo que buscamos o allí sepan algo- le pregunte expectante pues ni yo mismo sabia por donde seguir buscando a excepción de aquel lugar
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Lun Mar 14 2016, 15:05

Después de ajustarse la capa también se ocultó el rostro de la misma forma que su compañero, aunque minutos después comprobó que no era demasiado aconsejable ir peguntando a los ciudadanos si habían visto algo mientras tenían el rostro tapado. Era normal que la gente desconfiara, por lo que mientras Kouta preguntaba por un lado, ella decidió seguir por otro mostrando su rostro y una leve sonrisa que denotaba amabilidad fingida:
-¿Habéis visto algo o no? -La paciencia ya se le agotaba con un último grupo de personas a los que decidió preguntar directamente. No era lo suyo tratar con la gente que no le decían la verdad. En sus ojos podía distinguirse el miedo y la duda de si hablar o no y ciertamente no entendía porqué no lo hacían. ''Más extraño de lo que pensaba...''.

Tras ese último grupo al cual preguntó, volvió a cubrirse el rostro con la capucha como si no pasara nada y no tardó en reunirse con el otro ''investigador'', que al parecer venía también con las manos vacías.
-Esto es extraño, demas...-Quiso añadir al comentario que él dijo, pero justo en ese momento se dio cuenta de que alguien se chocaba de forma un tanto sospechosa con él- ¿Se puede saber qué...? -No comentó nada más al respecto porque se estaba poniendo un poco de los nervios, y de los nervios en sentido de enfadarse.
Debido a que no quería enfadarse del todo ni como ya había pensado antes, coger a algún ciudadano, llevarlo a una calle apartada y hacer que hablara, porque ella no hacía esas cosas, hizo caso a lo que le dijo de mirar en otra calle y, cuando comenzó a caminar hacia la misma, fue cuando su compañero descubrió el papel:
-''Taberna Jones'' -Leyó en voz baja y con cierto disimulo tomó la nota de sus manos para observarla un poco mejor. No tenía nada especial, no parecía que hubiera nada más allá escrito de las letras que se veían, así que se la devolvió y se quedó con la dirección en mente- Por supuesto que iremos -Sentenció.

De repente esa parte suya que había dejado un poco dormida, la ''aventurera'', despertó y una sonrisa se dibujó en sus labios mientras comenzaba a caminar en busca de la calle que decía la nota. En esa calle deberían encontrar la taberna y así fue, aunque les costó bastante rato ya que algún que otro comerciante intentaba pararles para venderles su género a lo que constantemente respondía ella: ''No, gracias, no nos interesa'', y continuaban.
El edificio que conformaba la Taberna Jones tenía cierto deterioro, destacaba por esto mismo sobre las demás casas y negocios que lo rodeaban, lo que por un momento daba mala espina y por otro decía mucho del lugar: estaría bastante transitado.
-Estate atento a cualquier cosa, no es casualidad que esa nota haya llegado hasta nosotros -Murmuró justo cuando se encontraban en frente de la puerta. Sobre su cabeza había colgado un cartel de madera que confirmaba que estaban en el sitio adecuado.
Desde el exterior ya se escuchaba alguna que otra voz dentro de la taberna, pero no correspondía con el gentío habitual de una situada en Lunargenta, donde a cada dos por tres no era sorpresa que echaran un borracho a patadas a la calle. O que vinieran los soldados a por algún cliente.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Lun Mar 14 2016, 17:58

Sorprendentemente mi compañera parecía llevar un paso mas rápido del normal como si esa nota le hubiera impulsado, le hubiera motivado, en cierto sentido yo me sentía igual, todo aquello comenzaba a ponerse interesante y lo que parecía ser una simple persecución parecía que podía acabar en mucho mas.Finalmente llegamos a la taberna, había visitado muchas tabernas sobretodo desde que inicie mi viaje, eran los lugares mas fiables para conseguir información pues los rumores bailan de un lado para otro con rapidez, tabernas en las que el que no se peleaba, estaba borracho o tirado en la puerta pero por alguna razón esta parecía un tanto especial pues no se correspondía con una taberna normal lo cual me  generaba una ligera sensación de nerviosismo pero sobre todo de intriga, escuché las advertencias de Lida tragué saliva y asentí en forma de respuesta y no pude evitar mirarla una ultima vez antes de entrar, no parecía ni tener miedo ni nada por el estilo, incluso podría decirse que estaba acostumbrada a visitar ese tipo de lugares lo cual me hizo reflexionar unos segundos sobre su pasado sin llegar a una respuesta clara- quizás solo este emocionada como yo- afirme en mi mente sin pensar mas en aquello y entramos a la taberna

Opté por no centrar mi vista nada más que en la barra, actuando normal para no levantar sospechas y una vez allí pedí algo de beber, fue en ese momento mediante un vistazo rápido en que me fijé en mi entorno, al parecer no habíamos levantado ninguna sospecha pues las voces y gritos de las personas no cambiaron con nuestra presencia,con ese vistazo vi que justo nada mas entrar a mano derecha había unos 8 hombres alrededor de varias mesas gritando y derramando cerveza con cada uno de sus movimientos, algo bastante típico en aquellos lugares y cuyas ropas denotaban que no eran mas que simples cazadores, gire mi cabeza llevando mi mano derecha a mi cuello por encima de la capucha simulando un ligero dolor de cuello para que nadie sospechara si es que alguien nos prestaba atención que parecía ser que no, en esa parte de la taberna lo que vi fue a varias mujeres de un lado para otro sirviendo bebidas a unos tipos que parecían jugar algún tipo de juego y esas eran las voces que habíamos escuchado desde fuera de la taberna,viendo que era un lugar normal retire la capucha pues nadie mas allí la tenia puesta
-Ya veo, parece un sitio normal después de todo-algo mas relajado aunque desilusionado eché un vistazo a la parte izquierda de la barra, mas concretamente a las escaleras que subían al segundo piso en las cuales no transitaban demasiadas personas, le di un trago a la cerveza y me asegure de dar otro vistazo rápido y comprobé que no parecía haber nada fuera de lo normal- ¿porque aquella persona nos entrego aquello?, ¿simple publicidad?- le susurre a mi compañera que estaba a mi lado,me recorrió la sensación de haber perdido el tiempo encontrando aquel lugar y que posiblemente aquel hombre ya estaría muerto en cualquier calle de la ciudad.Una ligera esperanza volvió cuando bajaron la escalera 3 hombres encapuchados cuyas capas ocultaban casi todo su cuerpo algo que claramente contrastaban con el resto de personas del lugar, no pude evitar escuchar fragmentos de su conversación a la que preste atención por mantener aquel rayo de esperanza aunque muy probablemente me equivocara

-Como te he dicho, mas tarde continuaremos- habló el que mas adelantado estaba
-Espero que nos den una buena recompensa por nuestro trabajo, no ha sido nada fácil
-Desde luego era escurridizo- aclaró uno de ellos que portaba una ballesta a la espalda incapaz de ocultar su arma al igual que yo
-Tres días siguiéndolos pero al fin lo conseguisteis, bien hecho- le dio una palmada en la espalda a su compañero de la ballesta-Esta vez si que te has ganado una buena comida, una amiga me ha recomendado un sitio perfecto- rió aunque para alguien que no estuviera prestando atención a esa conversación aquella risa se mezclaría con los sonidos procedentes del resto de clientes- volveremos en unos 35 minutos asegúrate de que a nuestro amigo no le falte de nada- afirmó el primero de ellos con una ligera sonrisa pero apenas se pudo apreciar por su capucha aunque si pudimos ver que se trataban de hombres un poco mayores que nosotros
-¿Porque siempre tengo que cargar yo con la parte mas aburrida?- replicó uno pero no hubo mas que un simple -vamos vamos- como respuesta por parte del que parecía dirigirlos, acto seguido salieron del local

Inconscientemente a cada palabra que decían había estado apretando la jarra de cerveza, cuando me di cuenta la solté poco a poco y mire a mi compañera, aquella mirada lo decía todo ``esta claro, son ellos`` no tenia prueba sobre aquello pero algo me alertaba que así era, ademas dos de los hombres o mejor dicho las ropas de esos tres eran tremendamente parecidas a las que habíamos visto en el bosque pero lo que mas me llamó la atención de su conversación fue el ``amigo´´ al que se referían, realmente no me importaba si ella pensaba como yo o no pero en cierto modo estábamos juntos en esto

Es mas, me comenzaba a cansar de las mentiras de todo el mundo acerca de aquello así que independientemente de su respuesta no tardaría mucho mas en coger al del bar de la camisa y obligarlo a hablar, no solía ser un tipo violento pero aquellas mentiras comenzaba a sobrepasarme en especial si no me contaba lo que había visto de verdad, porque si se trataba de que ellos realmente eran los que habíamos visto, alguien en aquel dichoso bar tendría que haber visto al hombre herido y entre todos los que había allí, de seguro el tabernero estaba en ese momento
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Lun Mar 14 2016, 18:31

En cuanto advirtió a su compañero que lo mejor sería andarse alerta ante cualquier comentario o hecho, empujó la puerta del sitio con total decisión y ambos entraron como quien no quería la cosa. Por el momento se dejó la capucha puesta pero en su caso ella no pidió nada, dejó que fuese él quien lo hacía mientras se dedicaba a observar el ambiente, que, por muy poco parecido que tuviera con las otras tabernas que hubiera visitado, seguía siendo una después de todo.
-¿Va a tomar algo? -Quien estaba detrás de la barra le preguntó justo en el momento en el que le sirvió una cerveza a Kouta. La verdad que retomar eso de beber, aunque para ella nunca llegó a ser una afición, no le parecía buena idea, así que con un sólo movimiento de cabeza provocó que el hombre se alejara a atender a otro.
El mismo hombre fue quien captó su atención segundos después pues, entre sus pintas de hombre bonachón y un bigote bien abundante, no paraba de dirigir a todo el mundo y a los pocos camareros que estaban allí, claramente ese era el tabernero, el ''jefe'' por decirlo de algún modo de todo aquello. ''Bien'', al menos ya tenían localizado al tipo por si más adelante lo necesitaban.
Justo cuando vio cómo su compañero se quitaba la capucha, no pudo evitar quedarse mirándolo por un segundo pues había que decir que esa cabellera rubia destacaba en todo el lugar como si fuera una luz encendida en mitad de la noche. Nadie más pareció percatarse de ello excepto algunas de las mujeres de por allí, algunas mujeres de la vida y otras simplemente empleadas de buen ver como era típico en esos sitios:
-Si nos lo entregó sería por algo -Se negaba a aceptar que alguien se había chocado con ellos así sin más y les había entregado la dirección del sitio. Nadie daba notas de ese tipo por casualidad y si hubiera tenido algún fin publicitario, dudaba que en una ciudad como aquella usaran esos métodos-...pero no consigo ver nada sospechoso por aquí -Murmuró, esta vez la frase la dijo en el tono de voz justo como para que él se enterara.

Seguía con la capucha puesta y estando al lado de él no llamaba tanto la atención como parecía por mucho que los demás tuvieran los rostros al descubierto. Estuvo mirando disimuladamente la barra, el suelo de madera, las escaleras,...pensaba que si el herido había pasado por allí, tendría que haber algún rastro de...algo, de sangre principalmente, eso no podía disimularse tan fácilmente.
-¡Vamos Burk, no me seas estúpido! -Se escuchó una frase por encima de las demás, pero pronto esa conversación se mezcló con las otras y no fue más que otro comentario de los que estaban haciendo sin parar uno de los grupos.

Aún a pesar de que no parecía haber nada interesante por allí, justo en el momento en el que pensó que había visto una mancha sospechosa en uno de los escalones primeros, comenzaron a bajar unos tres individuos cuya charla pudieron apreciar gracias a que al estar en la barra los sonidos no se mezclaban tanto como en la zona de mesas.
-...asegúrate de que a nuestro amigo no le falte de nada -Escuchar esa parte había sido de lo menos tranquilizador. No le cabía duda de que esos eran los que estaban buscando aunque los que vieron en un principio sólo fueron dos perseguidores y no tres, tal vez serían cazarrecompensas, no lo sabía- Tenemos que act...-Se giró un poco para hablar con su compañero y se encontró con una mirada que lo decía todo, tenían que actuar rápido y cuanto antes.
Allí sólo se había quedado uno de los tres hombres, al parecer el que menos presencia tenía, y se subió para el segundo piso en cuanto los otros dos salieron del sitio mientras farfullaba palabras poco audibles:
-Eh...espera -De repente se le ocurrió algo y como por arte de magia se bajó la capucha y cambió el gesto de su rostro. Sonreía ampliamente y parecía una mujer amable completamente-...¡tabernero! -Llamó al mismo tipo que antes le quiso ofrecer algo y este, con cara de ingenuo, acudió a la llamada como si fuera bobo, ni siquiera reconoció que era la misma de antes pero sin capucha- Dígame señorita -Dijo y, nada más decir eso, ella sacó uno de los cuchillos que Kouta ya conocía y lo colocó sobre la barra. De forma un poco sutil, colocó su mano sobre el mismo y dejó claro que lo usaría si el hombre no hablaba. Éste se había quedado completamente quieto- ¿Q-qué hace? -La morena se limitó a sonreír e hizo una sola petición- Vamos, dame la llave de la habitación en la que están dos que acaban de salir -Al tabernero de repente se le cambió el gesto y bajó una de sus manos como para coger algo, pero esa misma mano regresó vacía- N-no puedo, me matarían, son tipos duros, ¿sabes? -Casi le dieron ganas de reír al oír aquello y miró de reojo a Kouta, esperando que esta vez fuese él quien pidiera, ''amablemente'', que les entregara cuanto antes las llaves.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Lun Mar 14 2016, 20:37

Vi la reacción de mi compañera y en una primera estancia me sorprendí pero tras unos segundos le seguí el juego- supongo que ella también tiene sus limites, como todos- pensé y decidí entrometerme en su interesante conversación

-Ya has oído a la señorita, no te gustaría verla enfada-me permití el lujo de reír ligeramente por un segundo ante aquella escena algo que hacía bastante que no hacia
-Eh... eh...- el hombre del mostacho pareció vacilar por un segundo y llevó su mano libre a su espalda, de refilón pude ver el brillo metálico característico de lo que parecía ser un cuchillo guardado en su cinto- ¿realmente piensa hacerlo?- pensé por un segundos, desde luego por sus pintas no lo diría, seguramente estaba siendo impulsado por su miedo, no merecía morir, al menos él no pues todavía no había hecho nada malo aunque si realmente iba a atacarnos tanto a mi como a mi compañera seria yo el que pondría fin a su vida si Lida no lo hacia antes que yo

-Piensa lo que vas a hacer- el buen hombre retiro su mano todavía no muy convencido y el tiempo apremiaba, suspiré y me acerqué un poco mas a su cara levantándome del taburete- vamos, no tenemos todo el día- mi tono se torno mas serio en contraposición a la risa anterior- es posible que estén torturando a un hombre en su taberna, esos tipos ``malos´´ como tu dices no son mas que escoria, gente que se dedica a asesinar a personas que no pueden defenderse- se notaba en mi voz cierto dolor pues en cierto modo sabia que aquellos hombres y los que asesinaron a mi madre no iban a ser tan diferentes, alcé la palma de mi mano separándome un poco de el- las llaves, ahora- mi tono no dejaba duda ni discusión posible él asintió ligeramente y esperó hasta que Lida le soltara la mano para entregarme la llave

-Por favor... pensarlo.... no son tan débiles como parecen- parecía que sabia algo mas de lo que aparentaba pero  dejé de prestarle atención en cuanto me dio la llave y con una sonrisa victoriosa mire a Lida

-Conseguido- esbocé una ligera sonrisa mientras sostenía las llaves con dos de mis dedos y después de eso las guarde, acto seguido le indiqué a mi compañera que me siguiera con un ligero movimiento de cabeza, comenzando a subir las escaleras, la verdad era que la taberna se había quedado en silencio unos segundos tras aquella escena que aunque intentamos disimularla no paso inadvertida, no obstante al ver al bueno de su tabernero sano y salvo, ninguno de los presentes decidió hacer nada y continuaron con sus gritos, sus charlas subidas de tono y sus juegos a los cuales no preste mayor atención

Camine un par de metros por la segunda planta pues tan solo había unas 8 habitaciones, después de todo desde fuera aparentaba ser mucho mas grande, hasta que guiado por el numero de la llave llegamos a la puerta numero 6 la cual contenía ese mismo numero pero en una dimensión mucho mayor sobre el marco de la vieja puerta- aquí es- susurre a mi compañera asegurándome de que no nos escuchara la persona que estaba dentro, deposite mi arco junto con mi carcaj lleno de flechas con suavidad en el suelo consciente de que si había que pelear, el arco no haría mas que estorbar en una pelea cuerpo a cuerpo

Sentí todo mi cuerpo en pura tensión segregando adrenalina cuando acerqué la llave al pomo de la puerta, en ese justo momento otra de las puertas, la que estaba mas cercana a las escaleras y que por tanto ya habíamos pasado se abrió como si se tratase de una emboscada o algo similar, no pude evitar sobresaltarme y buscar con rapidez mi arco pero enseguida me dí cuenta de que se trataba de una joven y alguien un poco mas maduro, suspiré obligándome a relajarme y miré a mi compañera- eso estuvo cerca- le remarque y de nuevo me prepare dejando claro que seria yo el primero en entrar a pesar de que era ella la que estaba preparada para un combate mas cercano, pero no pensé en aquello en ese momento, suspiré una vez mas concentrándome y entonces introduje la llave, girando el pomo y empujando con fuerza, en ese justo momento nuestro amigo de la capucha que ya no la llevaba puesta dejando expuesta su calva le acababa de propinar un golpe al otro hombre, atado de manos y pies a una silla.Era el, el hombre al que estábamos buscando,que tanto tiempo nos había llevado, la sangre que emanaba de sus heridas había cubierto casi por completo sus ropas y parte del suelo de madera en el que se encontraba y por si todavía había alguna duda de que esa sangre era suya,a la herida anteriormente vista en el brazo se le sumo una segunda que era mas bien un corte horizontal por el hombro izquierdo

-¿Quien demonios....?- apenas termino de dar el puñetazo y cuando se giro cargue contra el, propinándole un golpe en el estomago que no pudo evitar, no obstante parecía estar mas musculado que yo y resistió el golpe sin mucho esfuerzo y me golpeó en la espalda con un codazo, apoyé mi rodilla en el suelo tanto por el golpe como por lo que iba a hacer a continuación. Llevé una de mis manos a su cintura y utilizando gran parte de su peso para tirar de él conseguí pasarlo por encima mio y cayo justo a los pies de mi compañera si es que no se había movido para liberar directamente al pobre hombre ensangrentado y atado

-QUE NO SE MUEVA!- fue mas una orden para que utilizando las armas que ella tenia evitara que el otro realizada cualquier movimiento, en ese momento la tensión del combate me hizo gritarle a ella aunque realmente no me di cuenta de aquello
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Lun Mar 14 2016, 21:42

No era muy consciente de que a veces esos cambios de ''rol'' que hacía con respecto a sus gestos y las ideas que se le ocurrían eran sorprendentes, ya que distaban mucho de parecerse a cómo se comportaba habitualmente. Pero como ella decía: ''Sólo es a veces, y no siempre'', por lo que tenía justificación para portarse como se estaba portando en aquel momento, sobretodo cuando había una vida en juego. Una vida que después de todo no tenían ni idea de porqué perseguían, pero seguía teniendo valor al fin y al cabo.
-Ya has oído a la señorita, no te gustaría verla enfadada -Le hizo cierta gracia esa frase y no pudo disimularlo, se le escapó una risilla por lo bajo pero en ningún momento apartó la mano de la cuchilla que había sacado. No era su intención usarla pero tuvo que admitir que la tensión que se respiró en el ambiente cuando el tabernero iba a hacer algo bastante ingenuo...casi la llevó a ello.
Por suerte Kouta fue lo suficientemente avispado como para darse cuenta de las intenciones del hombre del bigote, así que éste se vio obligado, al fin, a entregarle las llaves después de unas pocas palabras más. La muchacha no llegaba a entender del todo cómo unos matones como aquellos habían logrado infundar tanto miedo en tanta gente; porque no era sólo el tabernero quien no quería colaborar, si no también la gente de la ciudad, ¿qué estaba ocurriendo allí? Esperaba que sólo fueran unos simples cazarrecompensas de tres al cuarto que sabían meter miedo y poco más:
-Conseguido -Le comunicó su compañero triunfante con las llaves ya en mano, ella también se vio, de forma totalmente natural, sonriendo a su vez-...bien hecho -Felicitó mientras recuperaba su cuchilla y volvía a guardarla.

Pero todavía no estaba todo ''hecho'' ni mucho menos, aún quedaba la parte más importante y si cabía, encima, la más difícil. Tendrían que subir hasta la habitación y encontrar al individuo que estaban buscando. Ella comenzó a seguirle sin siquiera prestar atención a que detrás de ellos la juerga seguía como si nada y el tabernero había salido corriendo a una especie de almacén que tenían detrás de la barra.
El pasillo del piso de arriba en el cual se encontraban las habitaciones olía extrañamente mal. Era como si allí se acumularan todos los olores de las estancias juntos y se convirtieran en algo fatigoso de respirar. Por suerte no tardaron mucho en encontrar la puerta adecuada y permitió con toda libertad que fuese él el primero en entrar, aunque habría estado bien ser la primera, por si las moscas; al fin y al cabo siempre pensaba en los demás, si era una emboscada habría sido ella la primera en caer, pero no iba a ser el caso. ''Espero que no''.
-Ten cuidado -Se le escapó decir en voz alta.
Segundos después todo se convirtió en un suceso de acciones precipitadas de la que no pudo ser más que una testigo porque no le dio tiempo, básicamente, a actuar:
-¡Eh, quieto! -Desenvainó su espada, Dolin, justo en el momento en el que aquel hombre cayó bajo sus pies. Con dicha arma apuntó directamente a su pecho, de modo que si ejercía cierta presión se la clavaría sin duda alguna-...no quieras terminar con esto tan pronto.
Mientras tanto observó el estado tan lamentable en el que se encontraba aquella pobre alma atada. Había perdido tanta sangre que le resultaba extraño que en el piso de abajo no se filtrara ya. Eso sí que habría sido un cante, que cayera una gota de sangre del techo y que allí abajo nadie quisiera hablar al respecto.
Se impresionó ciertamente por el grito que le había dado su compañero, pero no le dio importancia, era consciente de la tensión que había en el ambiente y que lo menos que querían ahora era más problemas.

Claro que cuando todo parecía más o menos bajo control, la misma chica que antes habían pensado que era una intrusa, pasó por al lado y vio toda la escena, lo que la obligó a gritar y por consiguiente a llamar la atención de las personas que se encontraban abajo en la taberna. Un escalofrío la recorrió al pensar que podrían llegar los otros dos:
-¡Tenemos que darnos prisa! -Comenzó a instarle mientras le dio cierto tortazo a la muchacha para que calmara un poco los nervios, la cual se fue corriendo a la habitación de la que había salido anteriormente. No podían acusarla de nada, era de su mismo sexo- ¡Vamos! -Golpeó con la empuñadura de su espada al hombre que tenía bajo los pies y amenazado para dejarlo inconsciente y fue al lado de Kouta para ayudarle a llevar, por debajo de los hombros, al herido que apenas podía pronunciar palabra.
Abajo se escuchaban pasos precipitados y un jaleo de gente que no eran ya tan propios de una taberna. Para sorpresa de ambos el primero en aparecer fue el tabernero, y además cargado con un arma de fuego, nadie más le seguía a pesar de que se escuchaban bastantes pasos abajo.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Mar Mar 15 2016, 11:55

Intenté recuperar el aire tras aquel movimiento cuando vi que Lida lo tenia bajo control, pero esos segundos de tranquilidad no tardaron en desaparecer cuando la joven entró al lugar y gritó histérica, mi compañera no tardó en calmarla como buenamente pudo pero no pareció dar demasiado resultado y abandono la habitación, me había quedado unos segundos quieto y no fue hasta que ella me metió prisa con sus palabras que yo reaccioné, caminando hacia el hombre herido y soltándole la cuerdas con cuidado

-¿Esta bien, señor?- le hablé pero el apenas dijo nada, solo murmuraba cosas incoherentes y a veces solo emitía gemidos de dolor incomprensibles- le llevaremos a un curandero, no se preocupe- le intenté tranquilizar y deslice mi mano bajo su hombro hasta la otra parte de la cintura con cuidado de no tocar ninguna de sus heridas, sentí como su sangre poco a poco manchaba mis ropas y aunque aquella sensación daba un poco de grima no era la primera vez que la sentía y ni mucho menos era el momento para pensar en aquello, por suerte mi compañera me ayudo a cargar con él, algo que agradecí

-No me gusta como se esta poniendo esto- le aclaré a mi compañera ayudando al hombre a andar aunque mas que eso hacíamos todo prácticamente nosotros dos, fue en ese momento en el que alcé la vista y justo bajo el marco de la puerta se encontraba aquel señor bonachón con bigote, pero esta vez portaba algún tipo de artilugio extraño, que por como nos apuntaba con él podía distinguir dos cosas. La primera aquella arma era a distancia fuera lo que fuese lanzaba algo ya que se mantuvo a cierta distancia y la segunda era que no tenia pensado dejarnos ir de su local así como así

Me quedé en shock unos segundos, mi mente se congelo y me fue imposible pensar algo, aquella imagen me sorprendió tanto, desde luego que no esperaba al tabernero apuntándonos con algo como aquello, aunque visto de otra forma le habíamos extorsionado así que tenia parte de sentido, aunque aquello no ayudaba. Tragué saliva y de reojo miré a mi compañera ignorando por completo al tipo calvo del suelo, un pensamiento me recorrió la mente-Estamos jodidos- aunque no deje que mi expresión me delatara ante la atenta mirada del tabernero

-Este hombre esta herido, necesita un curandero- intenté básicamente porque no se me ocurría nada mas convencerlo de que nos dejara marchar pero solo recibí una carcajada por parte de aquel hombre- si los guardias descubren que aquí…- pero me corto antes de terminar

-¿Los guardias?, ¿acaso tienes idea de cuanto dinero me dejo cada semana sobornándoles para que no se metan en mis asuntos?- rio de nuevo sus palabras me trajeron a la mente la ausencia de guardias por la zona pero también la posibilidad ya casi segura de que aquel hombre había ocultado y nos había mentido sobre aquellos tres hombres encapuchados no pude evitar expresar mi cabreo en mi rostro- seras cabrón- pensé pero por la posición en la que nos encontramos no dije nada mientras nuevamente el hombre herido se quejaba por sus heridas y seguía susurrando algo incomprensible-No conozco a esta gente, ni me importa pero si tuviera que preocuparme por cada una de las cosas que hacen dentro de mi taberna, chico, mi negocio se hundiría- aclaró por si había alguna duda que amenazar al tipo calvo o usarlo como rehén no iba  a funcionar con él

-Bien- esta vez se centró mas en Lida que en mi sin saber muy bien la razón-habéis golpeado a una de mis chicas- hizo hincapié en el ``mis`` como si le pertenecieran-y me habéis amenazado y extorsionado- aclaró él asintiendo ligeramente la cabeza

No supe que responder ante aquello y si tardábamos mucho mas se nos echaría encima todo el mundo encima incluyendo a los de las capas, ademas acabar con aquel hombre no arreglaría nada pues al ver la reacción de los clientes minutos antes, hacerle algo a este tipo era una apuesta segura por nuestra muerte y por si fuera poco problema el pensar como salir, el hombre recién rescatado parecía hacer grandes esfuerzos por no desmayarse, teníamos que darnos prisa, teníamos que salir de allí de algún modo sobornandolo, convenciendole, amenazándole pero la mayoría de mis ideas acababan en desastre con uno de nosotros 3 como mínimo muerto o herido, incluso pensé en saltar por la única ventana de la habitación pero acabaríamos partiéndonos algún hueso y ademas estaba el hombre herido.Como respuesta involuntaria miré a Lida esperando algún tipo de gesto/movimiento por parte de ella aunque con un rápido movimiento de ojos, no de cara, señalé con la mirada a mi arco que se encontraba en el exterior de la habitación, justo en el pasillo que aquel hombre bloqueaba para advertirle, por si no se había dado cuenta de que aquel arco era mi única herramienta de combate a excepción de mi cuerpo por si ella decidía que la mejor opción a tomar era pegarnos con él yo necesitaría recuperar tarde o temprano mi arco
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Mar Mar 15 2016, 12:55

Pasó los brazos por debajo de los hombros de aquel pobre hombre en cuanto tuvo oportunidad. Menos mal que eran dos quienes estaban cargándolo porque uno solo no habría podido, estaba demasiado débil como para hacer algún tipo de esfuerzo por su propia cuenta y ni siquiera ella, que ya estaba bien acostumbrada a que dijeran cosas imposibles de entender, era capaz de distinguir si pretendía decir algo o no:
-No me gusta como se esta poniendo esto -Coincidió claramente en esa frase, pero no tenían tiempo para distraerse pensando en lo difícil que se estaba poniendo la cosa.
Tenían que actuar, sobretodo porque en apenas un momento ya estaban siendo amenazados por el ''bonachón'' del bigote. Era demasiado irónico que alguien con semejante aspecto estuviera haciendo ahora el papel del malo.
-Si los guardias descubren que aquí…-Dejó que fuera él el que hablase, pero en cuanto pronunció esa frase y vio la reacción del tabernero se sorprendió más de lo que pensaba. Normalmente solía pillar a las personas sin necesidad de llevarse una sorpresa luego, pero al parecer aquel hombre sabía disimular y actuar mucho mejor que nadie con quien se hubiera cruzado antes. Estaban metidos en un buen lío-...¿a una de tus chicas? Son unas histéricas, pero no son propiedad de nadie -Replicó con toda libertad a pesar de que estaba en desventaja ante un arma a distancia. Justo este hecho le recordó a que ella también tenía ciertas dos armas ''a distancia'' que podría usar y, viendo cómo su compañero la observó segundos después, tuvo claro que tendría que hacer algo cuanto antes.

Disimuladamente la mano y brazo que tenía bajo los hombros del hombre, volvió a pasarla por abajo y esta vez logró alcanzar una de sus cuchillas por la parte que no tenían mango. Tenía bien agarrada una de ellas y justo en ese momento y a causa de su comentario anterior, el tabernero estaba cargando ese artefacto u arma que llevaba encima. Pronto explotaría la pólvora que suponía llevaba dentro y les haría un buen estropicio si los alcanzaba.
''¡Ahora!'', se gritó a sí misma y justo en ese momento dejó al herido a merced de su compañero y se echó hacia un lado, provocando que el arma que acababa de resonar cual cañón en toda la estancia, diera en la pared del fondo y dejara unas extrañas marcas de agujeros minúsculos. Casi le habría dado un escalofrío de verlo de no ser porque, rápidamente, lanzó contra el tabernero su cuchilla provocando que le cortara en una de sus manos. Tenía que manejar ambas dos para usar aquella arma así que ahora tendría unos pocos segundos que aprovechó para recuperar el arco y carcaj de Kouta. Primero le lanzó el arco a la mano que le quedaba libre y el otro elemento lo arrastró por el suelo hasta topar con sus pies.
La situación ahora había quedado en tensión, más si cabía. Su compañero tenía un arma a distancia que era mucho más rápida de cargar que la del tabernero, por lo que si tenía buena puntería podría herirlo de gravedad y con ello saldrían corriendo. Además, el bigotudo estaba intentando por entonces volver a utilizar su instrumento y encima que era lento, el corte de la mano le molestaba más de lo que quisiera.

-¡Alto ahí! -De repente se oyó una voz en el pasillo en el cual se encontraba ahora la morena pues había tenido que salir al mismo para recuperar el arma de su compañero, y resultó ser que la misma mujer que anteriormente había golpeado, ahora pretendía encararse a ella con una espada de casi la misma envergadura que la suya- ¿En serio? -Se le escapó decir en voz alta. No sabía bien si prestar atención a la acción que tendría que hacer su compañero, o si defenderse del inminente ataque de una muchacha que no sabía bien lo que hacía.
Optó por lo segundo, así que en apenas unos segundos en todo el pasillo se oyó cómo sus espadas chocaron. Eso si, el choque duró lo mismo que tardaron en cruzar espadas porque la otra cayó al suelo de forma estrepitosa y con cara de desconcierto. No entendía cómo había sido derrotada en tan poco tiempo, pero lo que no sabía era que Lida llevaba demasiado tiempo entrenando con espadas de una sola mano:
-Si eres tan valiente como pretendes aparentar, vete de este sitio cuanto antes -Le aconsejó, ajena en ese momento a lo que estaba pasando en la habitación donde aún seguían el herido y Kouta junto al tabernero. No podía verles porque había avanzado unas dos habitaciones más allá a causa del ''enfrentamiento'' con aquella mujer.
En los ojos de la misma que seguía en el suelo, podía distinguirse cierta duda pero a la vez un halo de esperanza al escuchar las palabras de Lida. Ella sólo había sido una marioneta en manos de un mal hombre, como otras tantas mujeres lo seguían siendo y ahora tenía la oportunidad de salir corriendo; y así lo hizo, bajó las escaleras hacia abajo como una exhalación mientras ella se quedaba allí con la espada aún desenvainada.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Mar Mar 15 2016, 16:35

Noté ligeramente los movimientos de mi compañera  tras mirarla- ya veo, busca las dagas- pensé en mi cabeza sin saber si realmente se trataba de eso, decidí prepararme para soportar el peso de aquel sujeto cuando Lida lo soltara para usar sus dagas pues aunque no estaba seguro era lo único útil que podía hacer incluso tratándose de una mera suposición debido a un extraño movimiento de manos de mi compañera

Todo paso demasiado rápido, el tabernero apretó el gatillo y fue en ese momento en el que noté todo el peso del herido sobre mí, sujetándolo primero con dos manos mientras él se quejó ante la acción de la morena que esquivo los proyectiles de tan extraña arma y con agilidad le hizo un corte en la mano al del bigote. La acción no acabo allí, la vi correr directa hacia mi arco pasando por al lado de aquel hombre que a pesar de la herida intentaba recargar aquella arma-VAMOS- me obligue a aguantar a aquel tipo con una sola mano que básicamente dejó su peso muerto sobre mí asegurándome de tener una mano libre para cuando me lanzara el arco pudiera cogerlo, ni si quiera habíamos hablado pero era como si ya supiera lo que ella iba a hacer, finalmente y como predije el arco y las flechas llegaron hasta mí aunque algunas flechas se habían salido del carcaj y estaban unas sobre otras

Consciente de que tenía que actuar con rapidez seguí  la única opción que mi mente pensó en aquel momento , desplacé la mano con la que sujetaba al herido hasta la altura de sus hombros rodeando  su espalda, pisé con fuerza una flecha que estaba encima de otra elevándola así por el aire como había planeado, agaché a la vez que comencé a girar mi cuerpo en el sentido contrario de las agujas del reloj, utilizando mi brazo como guía para posarlo con sumo cuidado en el suelo evitando que sufriera de más, él solo soltó un ligero gruñido- esta opción es mejor que dejarlo caer- asentí en mi mente mientras continuaba el giro y cuando había realizado el giro casi completo busqué con mi vista la flecha que recé porque estuviera a la altura de mi brazo  izquierdo y mas o menos así fue aunque tuve que estirarme un poco para cogerla y situarla con rapidez en el arco apoyando una de las rodillas en el suelo y la otra pierna la mantenía flexionada apuntando al tabernero que parecía estar a punto de terminar de recargar dicha arma

-No lo haga!- le adverti pero hizo caso omiso y cuando  levantó el arma para apuntarme no lo dudé y lancé una flecha sobre su hombro, incapaz de esquivarlo el impacto le dio de lleno,fue incapaz de sostener su arma por ambas heridas dejándola caer al suelo lo que provocó un ruido un tanto extraño que jamas había oído, instintivamente se llevo la mano al hombro donde yacía mi flecha clavada

-Cabrón- me insultó- esta me la pagaras- me amenazó y aunque era consciente de que le podía rematar pero no lo hice, tenia otras prioridades en mente como ayudar a quien habíamos rescatado y salir de allí a salvo con Lida aquello me hizo darme cuenta de que no sabia donde se encontraba ella, me preocupe por un segundo al no encontrarla con la mirada pero al asomarme al pasillo con prisa  la vi con la espada desenfundada pero lo mas importante la vi bien- buenos mal-se me escapó aliviado.Entré de nuevo y con un vistazo vi que nuestro amigo parecía estar a punto de perder el conocimiento- debemos darnos prisa, se le acaba el tiempo- pensé y centré mi mirada en el tabernero y le pise la mano en la  que Lida le había hecho un corte

-Ahorrame trabajo y dime como salir de aquí y quizás asi te perdone la vida- intente aparentar que iba en serio con un tono tan directo como cuando le pedí las llaves y aunque el hombre soltó un par de tacos finalmente cedió llevándose las manos al bolsillo con sumo cuidado pues pensaba que cualquier accion incorrecta le costaría la vida

-Estas llaves son de la puerta del almacén que da a la calle, esta abajo, detrás de la barra del bar- me las cedió y las cogí con gusto, dando una patada a su arma para alejarla y recogí mis cosas

-Lida!- le grite a mi compañera para que me ayudara a cargar con el herido recé para que me oyera  y no tardara en volver pues empezaba a notar cierto agotamiento en mi cuerpo después de todo me había pegado toda la noche andando y eso se notaba

-jones- susurro el hombre –jones?- repeti confuso, acaso era eso lo que habia estado susurrando todo el tiempo, no lo sabia pero desde luego habia pronunciado lo que parecia un nombre- werny jones- esta vez  hablo un poco mas fuerte para que pudiéramos oírle todos los que en ese momento estubieramos en la sala haciendo uso de la mayor parte de sus fuerzas

Fijé mi mirada en el tabernero que pareció reconocer aquel hombre con la mirada basto como para que hablara, explicándonos que weny jones era un curandero que estaba no muy lejos de aquí, seguramente era a quien el pobre desgraciado quería ver antes de ser capturado. Asentí con la cabeza y cuando estábamos en el pasillo le expliqué a mi compañera que tenia la llave del almacén, solo faltaba bajar sin llamar la atención pero ese era otro problema, no teníamos ni idea de como estaría el ambiente allí abajo, rezaba porque pasáramos hasta cierto punto camuflados o si no lo hacíamos por lo menos que nos dejaran en paz hasta llegar al almacén y salir de aquel lugar

-Y pensar que todo esto empezó como un dia normal- no pude evitar decirlo, tenia que hacerlo, fue como si algo en mi interior me obligara a soltarlo quizás por aliviar la tensión, no sabia la razón pero tras eso mire a mi compañera y le dedique una sonrisa sincera al menos me alegraba que no estuviera pasando por todo esto yo solo
avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Mar Mar 15 2016, 17:14

Por una fracción de segundo se quedó allí, parada, oyendo los pasos de la apresurada muchacha bajando las escaleras. Por un momento le pareció una reacción lamentable, todo aquello le pareció lamentable, sobretodo el comportamiento del tabernero. ''Kouta'', recordó de repente y, justo cuando fue a girarse para volver a la habitación, oyó un sonido extraño como de algo cayendo y más tarde unas quejas sospechosas. Casi pensó que era él, que habían herido a su compañero, pero no, él mismo salió poco tiempo después como si ambos hubieran pensado lo mismo el uno del otro:
-Bien...-Tomó una bocanada de aire y envainó su espada, estaban a salvo de momento pero no de forma permanente y ya iba siendo hora de que salieran de allí- Ahórrame trabajo y dime como salir de aquí y quizás así te perdone la vida -Escuchar aquella frase en cuanto entró de nuevo a la habitación la hizo sentir fría por un segundo. Fría en el sentido de que, después de haber visto el lamentable estado de esa víctima y de cómo la otra mujer había salido corriendo con el miedo en los ojos, no tenía demasiado claro que quisiera dejar con vida a aquel hombre- Kouta...-Quiso llamarle pero al instante recordó que ella no era ninguna asesina, que era una soldado, una persona que ayudaba a los demás y que no tomaba la justicia por su mano, no siempre.

Al instante él mismo le instó a que le ayudara a cargar con la pobre alma y volvió a cogerlo de la misma forma que antes tras devolver la daga anteriormente usada a su sitio. Ahora que los dos lo tenían bien cogido, comenzaron a avanzar pero el hombre pronunció algo que parecía ser un nombre. ''Werny Jones...'', a ella no le sonaba de nada, pero pronto consiguieron saber de quién se trataba y lograron caminar de nuevo.
Por supuesto no llevaban un ritmo rápido, era casi imposible llevarlo cuando tenían que cargar con un peso prácticamente muerto; nunca mejor dicho, pero pronto unas palabras de Kouta la animaron y ver su sonrisa la dejó ciertamente atontada.
-...ya he tenido demasiados días normales -Soltó de repente mientras se le escapaba una risilla. No era momento para chistes pero no pudo evitar soltar aquello, le salió de dentro y le devolvió la sonrisa- Intentemos salir cuanto antes.

Conforme avanzaba, seguía teniendo el deseo al menos de volver atrás y darle un buen escarmiento a ese tabernero, pero gracias a un ruido que se escuchó cuando llegaron al hueco de la escalera, probablemente se habría caído desmayado en el suelo por no aguantar la pérdida de sangre.
Ahora venía la parte más difícil, pasar desapercibidos delante de todas las personas que se encontraban en la taberna. Al menos una cosa jugaba a su favor y es que la mayoría estaban bebidos, lo que les ayudaría un poco a confundir la realidad y por otro lado los ponía en desventaja, porque algunos borrachos eran violentos. Cogió fuerzas antes de comenzar a bajar las escaleras y el herido comenzó a quejarse con cada pie que se le quedaba en el aire por ir bajando.
Lo que se encontraron abajo fue una escena totalmente inesperada. La mujer que antes había tenido un enfrentamiento con ella ahora estaba encandilando a un grupo de borrachos. Había una mujer por cada mesa, colocadas de forma estratégica para que las miradas de los individuos se centraran en ellas y no en otra cosa. Aquello había sido como un milagro, pero un guiño de una de las muchachas a Lida y cierto beso al aire a Kouta les dejó claro que no era simple casualidad:
-Vamos, vamos, aprovechemos -Cogió las llaves que llevaba su compañero y abrió rápidamente la puerta del almacén que estaba detrás de la barra.

El interior de dicho almacén estaba lleno principalmente de alcohol, había algún que otro queso ya podrido con ratas alrededor y cajas y más cajas de madera con cosas dentro que no podían verse.
-¿Qué? ¿Qué pasa? -De repente el peso que cargaban entre los dos se hizo menos llevadero, y es que el hombre acababa de perder el conocimiento pero, segundos después, volvió en si murmurando de nuevo el mismo nombre de antes-...le queda poco, muy poco -Parecía que deliraba y si ella se hubiera atrevido a tocarle la frente, juraría que tenía fiebre.
Aquella situación era un poco límite, tenían una vida entre sus manos y no sabían dónde vivía exactamente ese curandero, sólo les quedaba la esperanza de que en cuanto salieran de allí algún alma caritativa, por una vez, estuviera dispuesta a revelarles la ubicación de Werny. Por suerte la gente que los viera en la calle saliendo de la taberna por muy de la parte de atrás que fuese, pensarían que había sido una simple pelea de borrachos y que ellos dos se estaban encargando de aquella persona.

Y así fue y por suerte, una vez que estuvieron en la calle, aunque el sitio no estaba transitado por muchas personas, llamaron tanto la atención que un hombre bastante bajito y con cara de buena gente se les acercó hablando en un idioma que no entendían.
-Herido, herido, allí -Fue lo único que consiguió distinguir entre las tantas frases que dijo mientras señalaba una casa a unos cuantos metros más allá.
Dicha casa tenía tan mala pinta como la misma taberna y ningún cartel colgaba de la puerta principal que dejara claro que era una casa de socorros o que allí trabajaba algún curandero. De todas formas no perdían nada por intentarlo y no estaba tan lejos, si allí vivía alguien que podía ayudar al herido, lo llevarían cuanto antes y con suerte sería el mismo Werny.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Mar Mar 15 2016, 22:41

No pude evitar poner cierta cara de asombro cuando aquella mujer me lanzó un beso- que demonios, ¿se conocerán?- me pregunté a mi mismo- no creo…- mas tarde le preguntaría sobre aquello, finalmente entramos al almacén con la llave sustraída a aquel individuo,  tanto Lida como yo nos vimos obligados a parar cuando sentimos un ligero aumento de peso procedente de un rápido desmayo de él que pareció volver unos segundos después como agonizando antes de morir. Concordé totalmente con las palabras de mi compañera, si bien no había muerto ya poco le faltaba para hacerlo, estaba presentando una resistencia superior a cualquier persona normal

Salimos de aquel lugar y enseguida un amable extranjero nos abordó, o quizás viviera allí porque de poco conseguí enterarme entre gestos ajetreados y palabras incomprensibles en otro idioma hasta que finalmente lo entendí, nos estaba explicando que al final de la calle había un medico, agité los brazos inconscientemente en señal para que parara de hablar un segundo dejando momentáneamente el peso sobre mi compañera –Perdona- volví a ayudarla con el peso con una ligera sonrisa nerviosa debido a aquel fallo

Centré mi vista de nuevo en el pequeño señor que nos había parado y que por un momento paró de hablar lo cual mi cerebro agradeció bastante- ¿Werny Jones?- le pregunté directo consciente de que seguramente él no me entendería demasiado si comenzaba a hablar como un loco tal y como había hecho él aunque su intención había sido buena y se agradecía

-Werny, Werny!- gritó con fuerza haciendo el amago de tirar de mi brazo pero no llego a hacerlo pues sabia que necesitaba centrarme en llevar a aquel hombre herido- Rápido rápido, medico!- gritaba energéticamente y comenzó a andar hacia alli mientras bastante gente nos miraba pero nadie intervenía como si con ellos no fuera la cosa.Me alegró ver que al fin aquel hombre y yo nos entendíamos pero sobretodo me alegraba porque todo aquello parecía llegar al final y se podía reflejar en una amplia sonrisa de oreja a oreja

-Ya falta poco, solo un simple esfuerzo final- mantuve la sonrisa mirando a mi compañera-Vamos Lida, en marcha, ya casi estamos- mantuve aquella sonrisa repitiendo aquellas palabras de animo básicamente para concienciarnos de que el final estaba cerca y por tanto el ya tan merecido descanso. Reanudé la marcha siguiendo a aquel agradable hombre sin prestar demasiada atención a todos los que nos miraban- mucho mirar pero nadie ayuda a alguien que se esta muriendo- susurre aunque realmente no me sorprendía demasiado sus reacciones pues la mayoría de personas solían actuar así a excepción de mi compañera que para mi fortuna seguía todavía a mi lado

Finalmente llegamos a la puerta donde con vigorosidad el pequeño hombre golpeó hasta que salio un hombre no demasiado viejo, seguramente un poco mas que nuestro pequeño amigo, su color de pelo era castaño claro casi rubio pero sin llegar a tener un color tan amarillento como el mio, aparte llevaba una ligera barba no muy bien cuidada- será el?- pensé por un segundo- desde luego no parece un medico- eché un vistazo a sus ropa que eran tan normales como las del resto de la ciudad.Ese pensamiento se me pasó volando cuando aquel pequeño hombre le llamó por en nombre de Werny y fijo su mirada en nosotros, mas concretamente en el hombre que cargábamos

-No puede ser, Chris?- hablo Werny- Maldita sea que te ha pasado- apenas un vistazo fue suficiente para que el doctor nos dejara pasar a su domicilio cerrando la puerta a nuestras espaldas y obligándonos a dejarle sobre una de las camas en una habitación no muy alejada de la entrada parecía que no le importaban los motivos de que su amigo se encontrara así o por lo menos no en aquel momento, seguramente estaba mas ocupado en pensar como salvar su vida. Cuando lo dejamos el doctor había desaparecido por un momento llamando a gritos a su mujer Belthil y el pequeño hombre ni siquiera había llegado  entrar sin darnos la posibilidad de despedirnos y agradecerle su ayuda

Me acerqué un poco al ahora reconocido como Chris y aunque tenia sangre en sus manos sentí la necesidad de apretársela y decirle al oído con un tono un tanto elevado para asegurarme de que me escuchara pues realmente parecía que pronto dejaría de estar con nosotros

-Bien hecho Chris, solo aguanta un poco mas, te pondrás bien ya lo veras- era consciente de lo que él estaba sufriendo pero me negaba a admitir que todo lo que  habíamos hecho no servia para nada y podía notarse en mi voz aquellos sentimientos de frustración y dolor

Abandoné la sala junto a Lida cuando ambos nos lo ordenaron pues iban a comenzar la operación, me senté un tanto nervioso deseando que se recuperara sin poder evitar mover la manos como si estuviera rascándomelas, ni siquiera le prestaba atención a mi entorno, algo que solía hacer con normalidad cuando entraba a algún lugar nuevo- ojala se ponga bien- susurre- después de todo lo que hemos pasado…- susurré casi inconscientemente un tanto afectado aunque lo que mas me preocupaba era lo que el había tenido que pasar él

Medico:

off: es este mismo pero sin la bata blanca y con una ligera barba xD

avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Mar Mar 15 2016, 23:57

Allí fuera en la calle le estaba resultando demasiado chocante el hecho de que el hombre que llevaban a cuestas estuviera muriéndose y a cada segundo le quedara menos, y que hubiera personas que pasaban de largo le resultaba demasiado vergonzoso. Vergonzoso para ellos claro, como seres humanos que eran, pero al parecer no tenían ni una pizca de corazón. La excepción era el ''pequeño'' individuo que tenían delante que se estaba queriendo entender con Kouta, del cual sacaron en claro que el lugar que les estaba señalando era el adecuado. Claro que fue toda una odisea tener que aguantar al herido ella solita porque a su compañero se le había ocurrido la brillante idea de hacer que el hombre pausara un poco el ritmo de habla:
-No...pasa nada -Sonrió levemente y se dijo a sí misma que los dos tendrían unas buenas agujetas después de aquello. Pero qué más daba, si todo salía bien habría valido la pena, habrían salvado una vida.

De todas formas los minutos después por mucho que escuchara a su compañero hablando, le resultaba tan indecente que la gente no quisiera prestarles aunque fuera una mínima ayuda, que guardó silencio por no montar allí una escena ya que tampoco podía, su prioridad ahora mismo era que el hombre no sufriera otro desmayo y llegara cuanto antes a la casa a la que les estaba llevando el otro.
-Pero...-Al parecer ella no fue la única que se sorprendió a ver a aquel curandero, médico o como se denominara. Esperaba a alguien más mayor, tal vez con barba poblada y cara de pocos amigos. Así al menos había sido el curandero que vio una vez de lejos mucho tiempo atrás.
No hubo mucho tiempo para la duda en el momento en el que Werny reconoció a su amigo, o lo que fuesen. Lo metieron dentro de su casa cuanto antes y en cuanto la puerta de la calle estuvo cerrada, Chris ya estaba sobre una cama en otra habitación donde seguramente le atenderían rápido. A la muchacha le sorprendió cómo la mujer del curandero llegó en un suspiro cargada de instrumentos y hierbas varias junto a otras cosas más que no reconoció.

Ella también se habría acercado a dar ánimos al herido de no ser porque la mujer, Belthil, la apremió con una simple mirada en el momento en el cual Kouta terminó de hablar. Así se vio ''obligada'' a salir aunque no con malos modos ni mucho menos, y tomó asiento junto a su compañero. La sala en la que se encontraban no era otra que la entrada de la casa, allí apenas había cuatro sillas, dos de ellas ocupadas por los mismos, y un mueble que servía, supuso, para guardar zapatos o ropa que usaran para la calle:
-Después de todo lo que hemos pasado…-Frunció un poco el ceño al ver cómo se encontraba de preocupado su compañero. No le culpaba por sentirse así y ciertamente decía mucho de él que lo hiciera. No todo el mundo se preocupaba por los demás de la misma forma, mucho menos si era un extraño. Fue en ese momento cuando recordó cómo se había sentido rato antes cuando pensó que el disparo del tabernero podría haber acertado en Kouta y, recordando seguidamente cómo él salió a su vez para ver si se encontraba bien, no pudo evitar decir lo siguiente- Muchas gracias por todo -Le sonrió de forma sincera y se hizo el silencio en el lugar por unos minutos.

En estos mismos minutos en la sala contigua en la que se encontraban el curandero y su mujer, pues el otro hombre menudo ya se había marchado, comenzaron a oírse ruidos de útiles seguramente medicinales y algún que otro quejido por lo bajo, señal de que ya estarían desinfectando las heridas, cosiendo o lo que fuera. A Lida le provocaba escalofríos pensar en toda la sangre que había perdido el hombre y la que se arriesgaba a perder ahora que seguía consciente y tendrían que seguir tocando todas esas partes de su cuerpo que tan maltratadas tenía.
-No me gusta que la gente sufra así -''Ni así, ni de ninguna forma'', suspiró y se levantó de la silla para mirar por una de las ventanas de la casa. Fuera la gente seguía con sus vidas tan normales, ajenas a que en una taberna no mucho más allá esclavizaban a mujeres de mala manera y allí mismo se estaba muriendo un hombre.
No pudo evitar entonces volverse de nuevo hasta su compañero, que seguía allí sentado y, sin querer ser muy entrometida, preguntó lo que se le había venido a la cabeza:
-Si esto sale bien, si ese hombre sale de esta, ¿qué harás? ¿Hacia dónde te dirigirás? -Tampoco sabía si tendría que hacer alguna otra cosa más por Vulwulfar, pero ella desde luego abandonaría la ciudad en menos que cantaba un gallo. Le resultaba odiosa la posibilidad de cruzarse de nuevo con el tabernero o con alguno de sus secuaces, se lo ahorraría.

En la otra sala la actividad continuaba sin cesar, pero hubo un momento en el que se hizo el completo silencio y alguien suspiró de alivio tan alto que pudieron escucharlo. Era buena señal, por lo que seguramente en un rato recibirían la esperada noticia de que habían traído a tiempo al hombre y que sobreviviría. Necesitaría un buen descanso, eso seguro.
-Vas a ponerte bien, tranquilo Chris, duerme -Se escuchó decir a alguien justo antes de que se abriera la puerta. Las ropas del curandero ahora tenían ciertas manchas de sangre, pero su sonrisa triunfante lo decía todo. Miró a ambos con alegría y dijo- Sois dos verdaderas almas puras, pocos quedan como vosotros -Y la pobre morena sonrió, sonrió ampliamente y con alegría, pero no pudo evitar corregir en su mente que ella no era tan pura como parecía. No había hecho acciones buenas durante toda su vida, había errado y alguna vez había llegado a matar a alguien, no pensaba que ese fuera un buen concepto de ''alma pura''; aún así no replicó, no pudo.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Kouta Thirit el Miér Mar 16 2016, 12:04

Casi me había sumido tanto en mis pensamientos que no pude darme cuenta de cuando ella me dijo esas palabras`` Muchas gracias por todo`` gracias a ti por echarme una mano -pensé pero no le dije nada hasta que volvió a hablar demostrando una vez más que no parecía una mala persona- al menos, en este caso, que sufra significa que aún sigue vivo- intenté animarla pues la vi suspirar, quizás por todo lo que acababa de pasar como si intentara aliviar  tensión

-No tengo intención de quedarme aquí mucho tiempo- le respondí sinceramente, pues con todo lo que había pasado quedarse en aquella ciudad mas tiempo del necesario era exponerse al peligro sin necesidad alguna- en cuanto termine de buscar cierta información, me marcharé- fue en ese momento en el que me levanté y me acerqué un poco a mi compañera, metí mi mano en el cinto y saque la pequeña prenda en la que se encontraba aquel símbolo dándoselo para que lo examinara detalladamente, era consciente de que lo mas probable era que no supiera nada pero por preguntar no perdía nada, después de todo esa era la razón por la que estaba en vulwulfar

Finalmente el hombre salió con una ropa un tanto cambiada debido a su exposición a la sangre, sin miramientos pronuncio sus palabras directamente sobre nosotros  y aunque no pude evitar sentirme agradecido con aquellas palabras sentí la necesidad de hablar

-Vamos… no creo ser un alma pura-  hablé por mi con un ligero tono de seriedad aunque sabia perfectamente que de no ser por nosotros Chris estaría muerto- sobretodo porque ansió encontrar a los asesinos de mi madre-  fue un fugaz pensamiento-pero pienso que las personas solo pueden ser juzgadas por sus actos y siempre tenemos la posibilidad de redimirnos y cambiar- sin problema alguno sonreí con sinceridad-es por eso que defiendo a  personas indefensas como Chris, buenas personas que hacen lo que buenamente pueden por sobrevivir- hablé pues era como me sentía aunque realmente no sabia nada de aquellos tipos pero desde luego no parecían malas personas incluyendo a la morena que me había demostrado, por lo menos que sabia aguantar bien el tipo y tenia corazón

El hombre se limito a reír como única respuesta durante unos segundos-  de igual modo, le habéis salvado y traído hasta aquí con vida, ¿que sucedió?- nos preguntó y básicamente le conté una versión bastante resumida de lo sucedido sin entrar en detalles como que el tabernero intento matarnos y algunos mas. Aquello no me llevo mas de un par de minutos en los que aquel tipo seguía con aquellas características manchas de sangre como si le preocupara mas aquella historia que  su ropa

-Muchas gracias por todo, habéis traído a mi amigo con vida- se inclinó ligeramente para agradecernos algo que en cierto modo me desagrado porque yo no pensaba que yo fuera alguien tan importante como para inclinarse ante mi

-Por suerte ella decidió permanecer a mi lado pese a las complicaciones- giré momentáneamente la cabeza y con un ligero movimiento  diagonal descendiente de mi cabeza le hice el gesto de ``gracias´´ junto a una sonrisa bastante amplia pues realmente le agradecía que desde el primer momento optara por ayudarme o mas bien por ayudar a Chris en vez de ignorar el tema como lo habría hecho cualquiera de aquella ciudad, de nuevo centré mi mirada en el caballero cuando habló

-gracias a ambos, ya se, os daré una recompensa por esto- habló el hombre llevando su mano a un ligero bolsillo que tenia en aquel pantalón, solo dios sabría porque guardaba dinero en una bolsa en su pantalón estando en su propia casa pero así era, saco una recompensa bastante jugosa por haber salvado a su amigo y rápidamente nos la ofreció

Pensé cual iba a ser esa recompensa intuyendo que se trataría de dinero o algo parecido, no tenia intención de mentirme a mi mismo, cuanto mas dinero ganara mejor pero tampoco lo necesitaba pues tenia algo de dinero guardado- no lo has hecho por el dinero- me repetí a mi mismo una vez mas para evitar la tentación de cogerlo que era bastante grande pero finalmente decline su oferta con un simple- lo siento,no puedo aceptar ese dinero- .Fue en ese momento en el dí un paso para atrás observando a mi compañera, si finalmente cogía el dinero, no podía juzgarla, después de todo y a pesar de lo vivido no la conocía apenas y en los duros tiempos en los que vivíamos rechazar una recompensa así no era fácil así que con cierto disimulo espere expectante su respuesta aunque para intentar evitar que se diera cuenta inicié otra conversación con Werny

- No obstante si podrías hacer algo por mi- le aclaré- me gustaría saber de algún lugar donde comer y descansar, porque siento como mi cuerpo va a ceder en cualquier momento ante el cansancio-me paré un segundo pensando en lo que había pasado en la taberna- pero que no sea en una taberna- esbocé una ligera sonrisa involuntaria que no pude evitar

Me respondió dándome un par de nombres de locales y la dirección mas o menos de donde podría encontrarlos, tras eso y tras la acción de la morena sobre si coger el dinero o no Salí afuera para esperarla

simbolo:


avatar
Cantidad de envíos : : 84
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Lida Rothgar el Miér Mar 16 2016, 21:08

La desilusionó saber que se marcharía así sin más, pero comprendió que él tendría su vida aparte y sus asuntos y ella después de todo también pensaba lo mismo, no podía pedirle nada más de lo que ya había hecho. Además, en cuanto tuvo en las manos esa prenda con el extraño símbolo, sintió cierta curiosidad por saber de dónde vendría y qué significaba, pero al parecer ni Kouta lo sabía. Por un momento pensó que era importante para él averiguarlo y quiso poder echarle una mano con ello, pero no podía ver más allá de lo que sabía. Siempre había sido una amante de los libros pero aquello no lo reconocía para nada.
-¿Tal vez es una runa...? -Murmuró mientras hablaba consigo misma y su compañero a la vez conversaba con el médico. Estuvo totalmente absorta y concentrada en averiguar su significado que fueron las palabras de él hacia su persona lo que la hicieron volver a la realidad- Vamos...esto lo hemos hecho los dos -Sonrió ampliamente, se la notaba muy agradecida por todo.

Lo cierto es que ver cómo el curandero sacaba las monedas de su bolsillo la habría tentado en otro momento. Otro momento de su vida en el que llegó a pensar en el dinero y los tesoros como si fueran un bien de primera necesidad. También en una época en la cual no tenía gran cosa que llevarse a la boca. Pero ahora no era así, tenía algo de dinero guardado, la bolsita que llevaba contenía monedas, no se veía a simple vista para ahorrarle trabajo a algún ladrón pero si, era así.
-Lo siento, no puedo aceptar ese dinero -Kouta se adelantó a sus pensamientos, estaba claro que ella también iba a decir que no. De hecho si hubiera dicho que si, por su persona y no la de él, habría sido una patada a sus principios ya que no habían hecho ningún tipo de trabajo ni nada por lo que valiera la pena pagarles. Sólo habían ayudado a alguien, de corazón, eso no merecía dinero- Con el agradecimiento basta, las monedas sobran -Se limitó a decir en un tono cordial para que no la malinterpretara y acto seguido el saco de monedas regresó a donde las llevaba el hombre.

Del resto de lo que hablaron ellos dos apenas si pudo distinguir algo sobre que su acompañante quería un sitio para descansar y poco más, se le había ido la mirada hacia la habitación contigua cuya puerta seguía abierta. Chris estaba totalmente tirado sobre la cama en la que lo habían dejado, pero ésta ahora estaba totalmente limpia, no había sangre a su alrededor y la que quedaba estaba siendo limpiada por la mujer del curandero. Aquella gente sí que se merecía una buena paga por lo que habían hecho, aunque seguía pensando que salvar la vida de alguien no debería tener precio.
-Espero que se recupere pronto -Fue lo último que dijo y a modo de despedida una vez que Kouta salió de la casa.
Fuera, cerró la puerta tras de si y se quedó algo pensativa, maquinando qué era lo que debería hacer ahora, hacia dónde ir y sobretodo pensando, aún, qué significaría aquella prenda que seguía teniendo encima:
-Toma, esto es tuyo -Tapó el símbolo plegando una sola vez el trozo de tela y se lo devolvió con cierto gesto de duda, principalmente porque cuando se le metía algo en mente era difícil que lo soltara- Y...-''Supongo que es momento de despedirse'', quiso decir, pero no le salió, ¿es que acaso no quería despedirse? Era posible.

Alrededor de ambos la gente transitaba con normalidad, algún que otro curioso se giraba para obsevarles porque seguían teniendo manchas de sangre seca en sus respectivas ropas pero nada que llamara mucho la atención. Además, el día había avanzado conforme habían estado esperando a que el curandero echara una mano a Chris, por lo que pronto llegaría el atardecer y con ello la noche. De hecho se notaba cómo había oscurecido mínimamente.
-Pues...que descanses bien en el lugar que hayas elegido para ello -Comentó como si fuera una frase más y no una verdadera despedida. No entendía bien qué le pasaba pero una parte de sí misma quiso asumir que su ''alianza'' había llegado a su fin- Gracias de nuevo por lo que has hecho -Con cierto gesto que nadie sabría muy bien cómo tomarlo, pero era un toque de tristeza mezclado con algo más, comenzó a girar su cuerpo por la dirección que pensaba que era la correcta para marchar de aquel lugar cuanto antes.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Después de una despedida [Libre-Interpretativo]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.