Últimos temas
» La última gota. [Privado]
Hoy a las 16:37 por Eltrant Tale

» Ese amor corre por mi cuenta ~ [Privado]
Hoy a las 16:24 por Schott

» Dos heridos y un destino [Karkaran e Iredia]
Hoy a las 16:10 por Iredia

» Hola... Otra vez :D
Hoy a las 15:57 por Johannes

» Me presento
Hoy a las 15:57 por Johannes

» Los 10 pobrecitos [Misión]
Hoy a las 12:18 por Sigel

» Ficha de habilidades de Bruna
Hoy a las 10:44 por Sigel

» Alas rotas [Privado]
Hoy a las 09:07 por Freya Lathman

» Una luz entre los escombros [Iliaki] [Mastereado - Ansur]
Hoy a las 09:06 por Iliaki

» Buenas noches!
Hoy a las 07:08 por maritasantini


[Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Miér Jul 06 2016, 20:53

Viajar por encima de los ríos había terminado siendo una fantástica idea, puesto que no solo tenía un rumbo mas que claro al que me dirigía, si no que a demás, cuando el estomago reclamaba un pequeño tentempié, solo era cuestión de volar mas abajo y atrapar alguno de los peces que subían o bajaban por su superficie.
Tambíen había podido observar que varias formaciones rocosas disponían de cuevas a la orilla o con el rió semi adentrado en ellas, y constituían mejor refugio que las mas solitarias del bosque, puesto que los humanoides preferían evitar en lo posible, sumergirse hasta la cintura con tal de no enfermarse.

Ese había sido el motivo principal que, con la panza llena, y tras varias horas de camino, me decidiera en adentrarme en una de dichas cuevas en cuestión.
Su interior era estrecho pero podía deslizarme por ella sin rozar las paredes, y el ocupante que había tenido, se había marchado antaño. Botellas de cristal, tan abandonadas por el tiempo que la espesa capa de polvo que las cubría no permitía ver su color original o las etiquetas que anunciaban su contenido, si es que las tenían, reposaban en cajas od esperdigadas por lso rincones, algunas de ellas incluso rotas.
Las telarañas también las fijaban en el suelo, grandes entramados que habían costado innumerables lunas en cubrir con su manto  toda aquella mercancía olvidada.

No me acerque a olisquear, aunque ganas no me faltaban, para no levantar todo ese polvo, quizás cuando me fuera y me importaran menos el sino de aquel lugar decidiera abrir alguna de esas cosas, o desempolvar sus nombres  esperando reconocerlos.
Pero en aquel momento preferí seguir deslizándome por el interior de la caverna, hasta lo mas profundo de  la misma, en donde la penumbra cubría casi todo su interior y apenas se vislumbraban las irregulares formas de las paredes, y las estalagmitas que surgían del suelo. Enrede mi cuerpo en los espacios libres, entre la fría y húmeda piedra, y me sumí en un sueño ligero, tratando de reparar el cansancio  pero sin desperdiciar  el resto del tiempo de viaje que aun me quedaba por delante.
Ni siquiera me tomé la molestia de sacar el morral viejo que pendía de mi cuello, lo acomodé con las patas bajo mi torso para que quedara oculto, y lo dejé asado para no olvidarmelo al despertarme.

Para cualquier observador exterior que no prestara mucha atención sería solo una roca de forma extraña que serpenteaba entre las púas que se habían formado en el suelo a causa de la humedad y el goteo constante pero lento de las paredes y el techo, a lo sumo una forma vagamente parecida a un dragón entre la penumbra, y si aquello llamaba suficiente la atención, solo entonces podrían percatarse de la ligera respiración que henchía y contraía  mi cuerpo de forma rítmica,y el sutil sonido que hacía al exhalar por las narinas, tapado casi por completo por el rumor del río que discurría en la entrada del lugar.


Última edición por Arygos Valnor el Mar Ago 30 2016, 21:22, editado 2 veces
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Jue Jul 07 2016, 01:16

El monstruo la agarró por la cola, sin precaución alguna de haberle desgarrado el final de las aletas. Aliena pegó un bramido de dolor. Suerte que no tenía vasos sanguíneos en aquella parte de su cuerpo pues el espectáculo hubiese preludiado una carnicería; sólo unos ínfimos nervios acompañaban el principio de las extremidades acuáticas. Lo que le provocó dolor fue saber aquellos, sus remos vivos, que habían crecido durante dieciséis largos años, con una belleza más ligada al hecho de su utilidad que a su apariencia, perdidos para siempre en un abrir y cerrar de ojos. ¿¡Cuándo volverán a crecer?! Sollozó su miedo secretamente, dejando deslizar una lágrima por su pálida mejilla.

Se rindió ante lo inevitable de su muerte: El horripilante ser le haló por las aguas y empezó a devorar sus cuasi-piernas, escupiendo las escamas. Se desmayó ante el dolor. Una reacción propia de un cuerpo invadido desde la coronilla hasta el extremo corporal más meridional de puro terror. Este será el fin. Lo presiento Otra lágrima brotó de su ojo, una llena de miedo e impotencia. Sus ojos se cerraron en el mismo instante en que los huesos de sus pantorrillas habían sonado como vidrios rompiéndose.
***



Los poros liberaban un frío sudor. Los pulmones de mamífera intercambiaban gases de respiración con el medio agitadamente, como queriéndola resucitar. Los ojos claros que le había heredado a su abuela se entreabrieron y su pupila se encogió ante el estímulo de la luz solar. La sirena se palpó el cabello Bien por acá… Bajó su garra por la frente También por aquí… Con el pulgar y el índice verificó la forma de su nariz No pasa nada… Luego, con las dos garras se tocó las mejillas. Al igual que su frente, estaban sudando pero aparentemente no había nada por lo cual preocuparse. Delineó sus labios, su mentón. Deslizó sus manos acuáticas por el cuello, por la clavícula. Ah, ah… Vamos bien… Agarró los senos aduraznados con fuerza. Delineó la cintura estrechada por el corsé hasta finalmente tocar sus muslos. Quien hubiese estado observándola creería que estaba en pleno ritual de auto conocimiento.
Sin embargo se detuvo allí. Un puñal punzaba su corazón. No quería encontrarse con una escena tétrica cuyas protagonistas eran sus piernas, o sus aletas. Respiró varias veces. A la cuenta de 1, 2 y… No pudo continuar. Por el contrario, tuvo que apretar la vejiga para no orinarse pero fue en vano porque llevaba horas aguantando. El líquido úrico escapó de su entrepierna y se mezcló con el agua de un charquito situado bajo ella. No quiso ni mirar hacia los lados. Lo mismo daba si alguien se había dado cuenta. No era un asunto importante ahora mismo. Sólo quería saber si aún conservaba sus remos naturales. Nuevamente se llenó de fuerza y contó… 1,2,3 ¡YA! ¡VAMOS ALIENA! Hizo un abdominal y de una vez quedó sentada observando sus aletas. El corazón se le reacomodó en el pecho. Todo estaba en orden. Ningún rasguño notorio. Aletas y escamas intactas. Cuando se palpó sólo se topó con las aletas nacientes, en el mismo lugar donde ya hacía un tiempo Bio las había arrancado. Cerró los ojos y suspiró para disminuir el pulso. Decidió moverse del lugar donde sus esfínteres no habían resistido.
Por el olor del lugar, al margen de sus propias secreciones, supo que era un río. Cerró los ojos para concentrarse en la corriente. Siempre resultaba relajante escuchar a Madre Agua. Ahí comprobó su ubicación. No estaba dentro del río, sino más bien, cerca de él, en una formación rocosa hueca. Cueva…
Decidió arrodillarse. Inclinó el cuerpo lo suficiente como para ver su reflejo en el agua que del río alcanzaba a llenar un pequeño pozo al costado de la cueva.


—¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!— Chilló de sorpresa al ver y su reflejo y notar en este que su piel estaba llena de lunares rosados, como rubeola. Se tocó la cara con una mueca de terror. Además, la tez se había tornado morada. Giró la cabeza hacia todas las direcciones. Ahí se dio cuenta que sus ojos no enfocaban bien las imágenes lejanas. Todo a lo lejos parecía cubierto por una especie de neblina semi-transparente que no le permitía ver nítidamente.
Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Jue Jul 07 2016, 01:38

Un grito agudo, cercano que reverbero por las paredes de la caverna hasta llegaren lo mas profundo de la misma donde me hallaba hizo que me levantara de golpe sobresaltada, chocando mi cabeza contra el techo, dejándome aturdida   por unos instantes. Mire a mi alrededor sin ver nada fuera de lugar y empecé a reptar  con lentitud, agazapada contra  el suelo, sumamente atenta hasta vislumbrar la entrada de la cueva  que daba directamente al río.
Todo estaba en el mismo lugar, pero una  nueva silueta destacaba en aquella imagen, una figura extraña, sentada en el borde de la roca, y encorvada sobre  la superficie  de las aguas que parecía ser lo que originaba aquel ruido,. Pasee la mirada por encima de la criatura hasta llegar a las piernas, pero solo encontré  dos extremidades mustias y escamosas, completamente extrañas que me hicieron recular soltando un siseo de sorpresa.

¡¿Que se  suponía que era aquello?! Iba  medio vestida y medio convertida en alguna clase de animal acuático, pro no se parecía en nada a las ilustraciones de los libros. ¿A caso era alguna clase de Nayade del río?
Trague saliva, no por el miedo, si no por la impresión y la sensación de incomodidad al hallarme ante algo que no sabía que era, ni que hacía ni poseía dato alguno sobre que clase de intenciones podía albergar, y solté un  gorgojeo tratando de llamar su atención, esperando a queme viera para inclinar la cabeza a modo del típico saludo humanoide que esperaba, por la mitad que con ellos compartía, fuera capaz de comprender aquel ser que había encontrado refugio en el mismo lugar que yo.
Por lo menos el morral que pendía de mi cuello con cosas demostraba que no era alguna clase de bestia salvaje, pues los osos y demás predadores autóctonos de la fauna regional no solían portar consigo utensilios propios de las razas "civilizadas" como gustaban de llamarse a si mismas las que vivían en el sur.

Una parte de mi me azuzaba a dejar aquella forma, para poder comunicarme mejor aquel ser, recordándome que muchos se asustaban ante un dragón gracias a la comúnmente extendida mentira de que eramos antropófagos. Otra voz en mi mente, mas prudente, me pedía que fuera cauta, y que no abandonara mi forma común hasta que no estuviera medianamente segura de que aquel ser no iba a atacarme directamente. Si la joven, o lo que intuia una joven por la melena ondulada que caía por la espalda ocultando parte de su estrafalaria anatomía no me había confundido, necesitaba alguna clase de ayuda, se la proporcionaría una vez viera que su primera intención no era correr hacia mi para arrancarme la piel, vender mis huesos y usar mi cabeza como trofeo.

Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Jue Jul 07 2016, 04:25

El pánico producido por su reflejo se distrajo unos segundos. Un totazo se escuchó en la profundidad de la cueva. La sirena se debatió entre prestar atención a la nueva apariencia de su piel o investigar de dónde había provenido aquel ruido. Parecía originarse por un golpe Mas, nada inamovible puede llegar a producir ruido. Nada… El ruido no se puede producir sólo a menos que algo…O alguien… Lo haya querido así, consciente o inconscientemente…


Teniendo en cuenta la naturaleza del lugar donde se encontraba, Aliena prefirió dejar que su instinto de supervivencia la pusiera paranoica e ignorar su nuevo aspecto. Quizá y con algo de suerte, aquellos lunares rosados y la piel morada, ayudarían a espantar lo que fuera que había hecho ruido. Sus orejas escamosas se inclinaron hacia el lugar donde provenía el sonido, al igual que los demás sentidos, los cuales se agudizaron. Ahora percibió un sonido extraño. Le sonaba familiar pero no lograba recordarlo. De todos modos, mientras retrocedía la cinta en su memoria, buscó prontamente algún escondite ¡Pero qué tonta! Cayó en la cuenta de que el mejor lugar donde ocultarse estaba justo debajo de sus pompas. Sin dudarlo, se bajó de la roca donde estaba sentada y se ubicó detrás. Sólo dejó la parte superior de su cabeza afuera así podría observar por encima de esta.


Sin embargo, no se daba cuenta de que sus acciones eran torpes y carecían de motricidad. Para ella estaba bastante bien, empero, quien la observase en sus cinco sentidos, le parecería un ser bastante tonto. No rememoraba aún el caos que atravesó la noche anterior.


Intentó asociar aquel sonido anterior con alguno de los seres que cerca de las orillas de diferentes cuerpos de agua había conocido Sé que se parece a una palabra con R. Algo así… ¿Reptil?...No lo sé… Siento que la cabeza me va a estallar Los pensamientos que brotaban en su cabeza tampoco tenían mucha coherencia. Pronto el nombrado dolor de cabeza comenzaba a agravarse. Un taladro parecía estar sobre su ojo izquierdo, originando un malestar en el lugar. Además, si ya veía suficientemente borroso, un mareo no la dejaba enfocar su concentración en la supervivencia.


Algo resonó de nuevo por el lugar. Esto provocó en Aliena un susto mucho más enorme. El control de su cuerpo se iba lentamente. Ya no estaba preocupada en lo que podría provocar aquellos sonsonetes del fondo de la cueva. Estaba preocupada por ella misma. Sobre todo porque en unos segundos, sentía que cerraba su faringe, evitando el paso de oxígeno hacia sus pulmones. Tosió con fuerza, como sacándose algo del pecho que obstruía el paso del aire. El barullo dentro de sí se agravó al ver la figura de una especie de reptil a lo lejos.


—¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH! ¡¿QUÉ ME PASA?! ¿¡QUIÉN SOIS?! ¡AHHHHH! — Chilló, buscando algo de aire, de entendimiento.
Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Jue Jul 07 2016, 05:03

Aquella mezcla de ser, algas y pescado se dio la vuelta para ofrecer una imagen  igual de horripilante de frente de lo que ahbía sido de espaldas. Semi vestida como un hombre, y con los rasgos de uno su cara estaba adonada  por unas  orejas escamosas que nada se parecían a la de los reptiles superiores a los que pertenecía mi gente, si no a las de los pescados subacuáticos no comestibles que llamaban la atención por sus extrañas formas en el fondo de los lagos.
Por si fuera poco, los espasmódicos y erráticos de aquel ser femenino que chillaba mientras parecía buscar aire desesperadamente resultaba escalofriante, y mi primera reacción fue caminar hacía atrás, reculando impactada por la escena, pero al reconocer en aquella criatura no solo la necesidad de auxilio, si no la carencia de actitudes hostiles, me acerque a la misma, e imaginando que quizás un ser de agua como aquel, lo que necesitaba era justamente mas agua en vez de hallarse sobre las rocas.

Tiré el morral a un lado y me acerque a aquella criatura, acomodándola sobre mi lomo como buenamente pude, y con toda la delicadeza de la que fui capaz, valga decir que no era mucha, ayudándome del hocico y de la cola, y una vez terminado aquello, di un corto salto sumergiéndome en las frescas aguas del rio, de modo que estas sumergieran casi todo su cuerpo pero dejaran su cara semi humana fuera de esta por si no respiraba de aquel modo. Tan cerca del liquido elemento podría la criatura escojer como estaría mas cómoda.
Mucho mas no podía hacer  para ayudarla, no disponía de noción alguna de primeros auxilios, medicina o nada similar, y mi conocimiento sobre la alquimia seguía siendo tan básico que no ofrecía luz alguna sobre aquella situación. En cuanto a mis conocimientos de historia, no era capaz de recordar nada sobre ninguna Náyade ahogándose, lo cual resultaba  como poco irónico.

Si  mi auxilio no era suficiente por  lo menos le ofrecería a aquel extraño ser compañía en sus estertores finales.

Ya en la orilla, sumergida en el agua cambie mi forma, abandonando mi aspecto de reptil por el de la joven de  pelo alborotado y níveo, enredado hasta los muslos como si fuera alguna clase de duende, y de escaso metro cincuenta.
El agua me llegaba hasta el cuello y mis pies se encontraban de puntillas sobre  las rocas llenas de algas del lecho del río. El vestido azul marino se empapo en un instante, pegándose a mi cuerpo y reteniendome en aquel lugar del arroyo, de modo que si intentaba moverme me sería mas difícil por el peso de las telas mojadas, pero quieta como me encontraba me asía mas en el lugar.
Sostuve a la ninfa pasando mis brazos por debajo de los suyos, entre estos y su torso semi sumergida como la había tenido en mi forma draconiana.
-No se como mas ayudarte.-Admití con cierta alarma y preocupación por ese ser.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Vie Jul 08 2016, 02:00

Estaba perdiendo el conocimiento cuando, quizá por un golpe de suerte, el mismo ser que anteriormente le había producido tremendo impacto, la puso sobre su lomo y le llevó hasta el agua. No opuso resistencia puesto que la falta de oxígeno estaba ganando la batalla. Su pecho se expandía buscando con desespero un poco de aire. Sin embargo, la faringe humana de la sirena parecía cerrarse cada vez más.

Poderosa es la naturaleza que busca hasta el final agarrarse fuerte al débil hilo de la vida y que por esta misma razón, obligaba a su cuerpo a toser impetuosamente, aferrándose como fuera a la existencia.
Por otro lado, su parte de pez, más instintiva, se dejó sumergir en el agua tan pronto como pudo mientras la ahora mujer la sostenía en los brazos. Las branquias de su cuello se abrieron con el sutil contacto del líquido y no esperaron preámbulo alguno para empezar el intercambio de los respectivos gases vitales. Sólo una parte de su cerebro humano funcionaba, de hecho, bastante deficiente.
Por esta razón, Aliena, al sacar la cabeza del agua, intentó tomar por detrás de la nuca a la joven que ahora le sostenía y que pronunciaba unas palabras ininteligibles para su razón trastocada por el efecto de ciertas algas alucinógenas. Le sonrío vagamente, con los párpados levemente abiertos. Creía que era su antiguo amor, Raffaelo, quien la llevaba en sus brazos, como solía hacer aquellas idílicas noches de un lejano septiembre.

—Mi amor, mi cielo…— Pronunciaba entre dientes —Sabía que vendrías por mí… Dejarías de lado a la Karole esa, humana estúpida y vendrías a mis brazos… Ven, ven…— Le buscó los labios con el objetivo de besarlos.

—Siempre te he amado— Intentaba acercarle el rostro sobre el propio.
Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Vie Jul 08 2016, 02:28

Observé con asombro como la piel del cuello de  la mujer se desplegaba como si el agua misma la hubiera cortado en flecos, y casi la suelto del susto antes de identificar aquello como alguna clase de branquias similares a las de los pescados que solía engullir de a pares cuando la caza no era abundante.
La extraña náyade, pues cada vez me hallaba mas segura de que era uno de esos seres mágicos y mitológicos que formaban parte de la naturaleza de las aguas, pareció querer sumergirse mas, y no opuse resistencia alguna dejando que se sumergiera cuanto necesitara en las aguas que parecían hacer desaparecer la asfixia que se había apoderado de ella instantes antes.
Cuando emergió de las aguas la solté, pensando que no precisaría mas soporte en su elemento natural, craso error de mi parte, pues se aferró a mi nuca en busca de algún sostén, por lo que, aun de puntillas en precario equilibrio sobre el pedregoso lecho del río, la sostuve como pude de debajo de los codos mientras procuraba mantener mi rostro por arriba de la superficie del Tymer para no ser yo quien se ahogase.

Sus palabras me dejaron completamente anonadada, y mi primera reacción fue mirar a lado y lado en busca de un tercero a quien se estuviera refiriendo aquella criatura marina, pero no pude vislumbrar ninguna figura en el paisaje, de hombre, mujer, o ser a quien pudiera dedicarle esas palabras.
De no haber hecho mención a nombres que me eran ajenos quizás me habría confundido aún mas pero sus palabras dejaron  en claro que si era a mi a quien se dirigía estaba  claramente trastocada por la perdida del aire, y su mente necesitaba un receso.
-Espíritu del Tymer.-Pronuncié con la mayor claridad posible.-¿Podría dejar de toquetearme la cara por favor?.-Pedí con cierta resignación contra su boca que por algún motivo intentaba pegar a la mía con una insistencia asfixiante, mientras yo por mi parte trataba de eludirla encontrándome hacía atrás.
Por sus declaraciones y las veces que había visto ese gesto en las aldeas, parecía confundirme con su esposo, o algo similar en su cultura.
-Me esta confundiendo con otra persona.-Le aclaré antes de encorvarme lo suficiente  como apra terminar resbalando finalmente del todo, y sumergirme completamente en el río.

Cuando volví a emerger una cortina de enmarañado y húmedo pelo blanco me cubría por completo como si de una sabana por encima de mi cabeza se tratase.
Palmee torpemente  buscando por donde separar dicha densa cortina, mientras volvía a tenerme haciendo equilibrios sobre las rocas y daba una gran bocanada de aire.
Si antes era la ropa la que se pegaba con pesadez, hinchada por el agua, haciéndome de lastre hacia la profundidad del río, ahora el pelo se le sumaba haciéndolo aun mas entorpecedor a la hora de moverse.
-¿Que le ocurria?¿Puedo hacer algo para ayudarla?.-Le ofrecí a la ninfa, buscando calmar su enajenación, esperaba que pasajera, y aprovechando que había salvado la barrera del lenguaje, motivo principal que me azuzaba a permanecer de  aquella guisa.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Vie Jul 08 2016, 06:26


Insistía en besarle la boca, así fuese por la fuerza. Después de todo, en la mente turbia de Aliena, esos juegos añejos eran los mejores, los más interesantes, y que, usualmente, terminaban por decantar sus más profundos instintos de humana. No obstante, en aquellas ocasiones, la sirena era quien se hacía ‘la difícil’ para agregarle emoción al juego, mínimas veces ocurrió al contrario cuando aún era la novia y la amante de aquel humano. Quizá hoy, pensó ella, con su nueva venida querría intercambiar los roles. No le molestaba mientras lo tuviera a su lado.
Ella seguía sin entender qué podrían estar articulando aquellos labios. No le prestó mucha atención en realidad. Sólo provocó que pusiera su dedo índice escamoso sobre sus labios.
—Shhh… No te resistas a este poderoso amor, Raffaelo— Exclamando borrachamente recorrió sus labios con el dedo, intentando introducirlo dentro de su boca.
Al ver a esta criatura hundirse, no dudó un segundo en hacer lo mismo. Quería tomarla por la espalda para pegarla a su cuerpo, sobre todo, a sus pechos apretados por el corsé. Mas, no le fue posible pues salió primera ella a la superficie. Notó la dificultad que tenía para sostenerse cómodamente en el agua así que le prestó sus piernas como asiento. Llevó sus manos hacia adelante para retirarle el cabello del rostro y sostenerla desde las mejillas.

—Mi cielo, ese cabello… Vuestra mejor cualidad. Os lo adoro. No me quiero imaginar mi vida sin él… ¿Recordáis todas las locuras que ocurrieron por su culpa? — La rubia rio desentonada.
Las últimas palabras que sus oídos de pescada captaron fueron asimiladas en su cabeza como una afirmación a sus insinuaciones así como también una expresión de necesidad sexual de parte del hombre que ella había anhelado con el odio que sólo podía producirle la  enorme pasión que le carcomía por dentro. No esperó ni un segundo más ni uno menos, se despojó pronto de su largo taparrabo. Este salió a flote unos segundos después, dejando su entrepierna desnuda.
—Sé que tú también lo quieres. Haremos el amor aquí y ahora…— Se acercó a su oído para susurrar con un tono sugestivo mientras las correas de su corsé empezaban a  desabrocharse.
Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Vie Jul 08 2016, 06:48

¿Raffaelo? No solo era seguro que me confundía con otro, si no que ademas parecía que era  con un varón, es decir, estaba segura de  aquel era nombre de varón  sureño, y que lo había escuchado en alguna de  las ciudades.
Por si fuera  poco encima me metió el dedo en la boca sin previo aviso buscando yo que se que, gesto que por suerte se termino pronto en cuanto termine dentro de las frías aguas del río.
La sirénida al emerger pareció percatarse de mis problemas para sostenerme sin hundirme por mi escasa estatura y fue lo suficientemente amable como para proporcionarme donde asirme, ademas de ayudarme con  la pesada maraña de pelo que me tapaba la cara. Por desgracia su perorata enajenada  no había terminado.

Los halagos sobre los cabellos no eran molestos, aunque no podía dejar  de preguntarme que clase de historias y aventuras pueden  ocurrir por culpa de la melena de nadie.
Quizás  le habría preguntado de parecer mas serena pero no me daba la sensación de que fuera a responderme con nada  comprensible.

Cuando vi el taparrabos flotando estuve segura que los seis se reían de mi, porque ahora me encontraba  en una situación que comprendía aun  menos, ¿en que clase de circunstancia me dejaba que se despojara de sus ropas?¿era algo intimo para su especie? Y sin dejarme decidir nada de aquello prosiguió su afirmación de que..
-¿Y que es eso de hacer el amor?¿El amor no es un sentimiento?.- Nunca, en todos mis viajes, en todos los meses que llevaba viajando, me había sentido tan confusa.
-Náyade...no  me  llamo Raffaelo, y no se que me estas pidiendo, ni porque me pusiste un dedo en la boca, ni que clase de ritual o costumbre  estas intentando llevar a cabo sacándote tus ropas... me llamo Arygos soy una dragona, y creo que se ha mareado con la falta de aire de antes  o algo...-Le explique tratando de pronunciar con claridad y lentitud, esperando poder comunicarme con ella, pues el lenguaje  común parecía dominarle pese a que las  pocas cosas que decía carecían de sentido y contexto para mi.

Una parte de mi me decía  que saliera corriendo, y otra que no fuera desconsiderada, aquella criatura no parecía tener intención de lastimarme, aunque a  decir  verdad, no podía comprender muy bien cuales eran sus intenciones  en general.
Viendo que esta ya podía nadar por su cuenta, y que se manejaba  en el agua de un modo mucho mas fluido que yo aproveche para treparme torpemente en el borde de la cueva que daba al arroyo saliendo del agua y quedando en su orilla para no abandonar a su suerte a la ninfa, y con las rodillas dobladas  empecé, a escurrir la tela azul marino que parecía haber  absorbido medio río entre sus fibras.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Sáb Jul 09 2016, 02:01

Aliena no se inmutó por las palabras ni mucho menos al ver que se dirigía por fuera del agua, sabía bien que poca era la facilidad con que ciertos humanos se manejaban dentro. Incluso, lo tomó como un buen presagio: El anhelado Raffaelo, imaginaba ella, se sentía más cómodo despojándose de su ropaje fuera del líquido donde por obvias razones estaba mucho menos pesado o adherido a su cuerpo. Después de todo, era la costumbre del susodicho hombre antes de algún ritual de apareamiento con ella. Esto último le dio la certeza de que efectivamente era su hombre; no sólo logró despertar una emoción desaforada en su interior sino que también hizo reaccionar con ímpetu a su cuerpo, preparándolo para el momento de la cópula. Desde su entrepierna un leve cosquilleo nacía, poniéndola ansiosa, y aún más cuando este mismo viajó por su torrente sanguíneo, aumentando la temperatura de su organismo. Comenzaba a emborracharse, si era posible estarlo aún más, de erotismo.

Por eso, ella optó por darle la espalda mientras con gran esfuerzo intentaba soltar las correas del corsé. Desafortunadamente las acuáticas manos no se coordinaban ni hallaban alguna orden cerebral para hacerlo bien. Varias veces vociferó groserías al notar lo infructífero de su labor. Terminó usando las filosas garras para abrir la prenda ceñida por la mitad. De ese modo los senos lechosos de Aliena se liberaron. Sonrío triunfante. Ahora bastaba con retirarla por completo de sus hombros. Y eso hizo. La corriente del río no tardó en llevársela consigo. Si la rubia hubiese estado con los cinco sentidos humanos bien despiertos, no hubiese permitido que tal cosa sucediera pues grande era el valor emocional que para ella tenía el viejo ceñidor. Sí, viejo porque esta lo había conseguido una noche fatídica, donde un barco de navegantes cuyo destino era Cala de la Luna había naufragado a mar abierto, matando a todos sus miembros al instante a excepción de una joven agonizante a quien Aliena intentó salvar en vano de morir empalada por una  gran  astilla del recién hundido bote. Tal fue el impacto sobre ella ante la escena que decidió guardar memoria de dicha joven, por cierto, muy hermosa, dejándola en manos de unos peces ángel quienes sabrían cómo embalsamarla. La sirena conservó su corsé motivada por la belleza de la prenda y como una forma de honrar su memoria.

Pero en este momento, eso poco importaba. Se giró creyendo que su imaginario varón ya estaría desnudo de la cabeza a los pies. Pero no fue así. Aún notaba sobre su cuerpo un atuendo azul empapado. Entonces decidió acercarse seductoramente.

Se quedó observándole fijamente, con un semblante y una sonrisa libidinosa. Posteriormente, conservando aquella mirada, aprovechó el impulso que se requiere para hundirse y ejerciendo un leve tacto a lado y lado de sus senos, los llevó atractivamente hacia arriba creando un efecto visual atrayente. Una vez finalizado el coqueteo, se sumergió para así nadar hasta la orilla, cerca de su amado. Tanteó ciegamente con la garra hasta toparse con un pedazo de tela borrosamente azul marino el cual haló para llamar su atención sin mucho cuidado.
—¿Queréis que os desvista, verdad, travieso?— Soltó un gracioso gruñido, intentando imitar a un animal salvaje terrestre.

ACCIÓN 'SEDUCTORA' DE ALIENA:




Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Sáb Jul 09 2016, 02:43

No respondió a ninguna de  mis preguntas y por si fuera poco hizo la suya propia que no lograba relacionar con nada de  lo que yo había dicho. De hecho me daba la sensación de que no me estaba  escuchando en lo mas mínimo, y seguía ensimismada  en sus extraños bailoteos, haciendo zarandearse sus carnes como si fueran  flanes en una fuente.
-No. ¿Si me despojo de las ropas cree poder concentrarse en escucharme?.-Pregunté con  un pequeño timbre  desesperado en la voz. Estaba siendo realmente  arduo establecer una comunicación funcional con ella casi tanto como con aquel ayudante...Un escalofrío recorrió mi cuerpo al evocar aquellas memorias.
El enajenado brujo se había comportado de una forma muy similar  a la que adoptaba aquella náyade, intentando establecer  contacto corporal, usando apelativos cariñosos y referencias a sentimientos, pero sobre todo, lo que me hacía acordar  a aquello era el tono de su voz, desesperado, ansioso y anhelante pero lleno de matices, que si bien no conocía si reconocía haber escuchado en aquel hombre.
-¿No habrá tomado nada extraño?.- Las pociones se hacían de elementos que podían hallarse en el mundo, quizás había topado la náyade con alguno de ellos antes de que fuera destilado o recolectado, y por eso ni siquiera  escuchaba  lo que decía, demasiado intoxicada.

Con Russell había lidiado no solo con ayuda, si no enviándolo lejos, pero aquella muchacha se hallaba  completamente  sola en el lago, enajenada, y perturbada.
Miré a mi alrededor buscando algo que pudiera servirme para entretenerla mientras esperaba que se le pasara el efecto, como había podido comprobar, esas cosas no eran eternas, y no tardé en encontrar algo que esperaba hiciera efecto.
Me levanté en el borde desprendiendo la tela azul y  mojada de mi cuerpo para poder moverme con menor torpeza, y de paso dejar que las ropas se secaran. Las extendí pues sobre un saliente de la roca,  procurando que este quedara bien aferrado al contrario que las ropas de  la ninfa que se habían huido corriente abajo.
Cubierta únicamente con la larga melena blanca que por suerte, en toda su extensión, podría servirme para cubrirme de  ojos indiscretos si se acercaba  algún otro extraño, y ya con un movimiento mas fluido.
Si mi escasa estatura no era suficiente, o el vestido de mujer no había dejado antes entrever que  no me trataba de un varón, las curvas de un cuerpo en plena pubertad deberían de haber sido a simple vista suficiente dato sobre mi genero, no solo por las cosas que resaltaban por haber, si no las que brillaban por su ausencia.

Caminé por la  orilla hasta  arrancar del suelo unas cuantas ramitas de  Lastia.
Con estas en mano me acerqué al borde del río  y traté de hacer que la ninfa  comiera un poco de la misma, imitando aquel gesto molesto de meter el dedo en la boca, solo que en mi caso iba acompañado de pedacitos de esa planta verde  llena de  pequeños apendices rojizos y sumamente dulce que comía hasta en mi forma dragón  por gula y diversión, como los niños de las ciudades hacían con los caramelos.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Sáb Jul 09 2016, 05:04

Pasó por una pequeña perturbación en el momento justo del cambio de postura de su amada criatura. Sin embargo, esta no tuvo un matiz negativo, sino más bien, de sorpresa pues quién sabe qué se le había ocurrido para haberse puesto de pie. Una descarga le recorrió la espalda de sólo pensar cuál sería su siguiente acción. Esbozó una gran y triunfante sonrisa cuando sus ojos se percataron de que había decidido despojarse finalmente de aquellas molestosas prendas.

La ansiedad ametrallaba los dedos escamosos de la sirena. Le veía revolotear por el pequeño espacio de un lugar a otro, sin comprender muy bien qué era lo que hacía. Daba lo mismo un rato más un rato menos para entregársele nuevamente. Después de todo, había esperado casi un año, desde su ruptura, para volverle a ver. Nada significaba una milésima más de lejanía. Se limitó a morderse el labio, buscando ademán para expresar su deseo.

Ya pasados unos segundos su esperaba había valido la pena porque él se acercaba con todo el cuerpo desnudo; aunque recordaba la piel un poco más morena. La que ahora estaba frente suyo a pesar de borrosa, era excesivamente pálida. Tampoco notaba rastro de erección o expresión física alguna de deseo. No le prestó mucha atención a esto. La primera situación la solucionó intuyendo que cualquier evento del pasado le había podido robar el color: un agua termal llena de azufre o cloro… Quién sabe, hace mucho no se contaban acerca de sus vidas. La segunda, por su parte, era la más peculiar pues este humano no había sido muy afortunado a la hora de recibir el equipamiento respectivo para la reproducción. Debía admitir que a veces tuvieron problemas debido al funcionamiento casi nulo que tuvo en los momentos más tormentosos de su relación. Por eso no se preocupó.

—Yo me encargo de levantarlo, no habed problema…— Insinuó atrevida, creyendo erróneamente que el nuevo sabor ahora en su boca era el propio del falo del humano. Lo dulzón en el paladar le motivaba a hacer círculos con su lengua torpemente, alrededor de lo que ella sentía como un miembro. Una vez el músculo se le cansó, comenzó a succionar, fascinada por el gusto en sus papilas gustativas, era adictivo. La gula se hizo manifiesta en su ser. Deseaba más, mucho más del dulce gustillo.

—Vaya … Tej haj puejto delijojo—Habló glotonamente, olvidando los modales que prohibían hablar con la boca llena. Continuó así un buen rato, lamiendo y succionado sin ritmo, buscando saciar el paladar. Hasta que algo en su estómago empezó a retorcerse. Los jugos gástricos produjeron un ruido de torcedura. Su garganta de cerró levemente.

—Ejpeda… Ejpeda… ¡Avíjame!— Pensó que las arcadas ya manifiestas eran culpa de la gula de su hombre. Pero no. Así no era. Su estómago se retorcía como mecanismo para eliminar la intoxicación presente dentro del organismo. Se vio obligada a alejarse del supuesto miembro, impulsándose rápido y sin cuidado a la orilla del río. Pronto la saliva se puso espesa en su boca. Tuvo que escupirla con prontitud. Se sumó un tos poco controlable la cual le produjo varias arcadas hasta que el contenido dentro de su estómago no tuvo más camino que devolverse por donde horas antes había entrado. El vómito tenía un aspecto amoratado y el olor que soltaba era al de planta en descomposición. El ácido le quemó la laringe y las fosas nasales a Aliena.



























Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Sáb Jul 09 2016, 07:30

La  sirenida  apareció entretenerse  con la dulce golosina que le había ofrecido,y tuve  que alejar los dedos sosteniendo las ramitas de lejos por la voracidad con la que devoraba  aquella planta succionando su dulce  néctar escarlata. Por un momento hasta me había dado la sensación que quería comerse mi  mano, pero por suerte  no fue mas que eso, y había encontrado un modo de mantener  a la ninfa bajo control mientras  me durasen las ramas de Lastia al alcance.

O eso creí antes de ver como esta empezaba a atragantarse  o algo similar. La seguí des de  la orilla mientras se alejaba  de mi y expulsaba  cerca del linde donde terminaba el agua, pero en donde  la corriente lo barría inmediatamente, un pastiche violáceo con un olor nada comestible de lo que era  el contenido de su estomago hasta aquel momento.
Me acerque con  lentitud, viendo a la muchacha afectada por devolver la comida, costumbre  que había aprendido, no tenían las bestias humanoides al comer.
Esperé a que no quedara mas de esa pestilente  masa violeta flotando en el agua adyacente  a la misma, e hice un cuenco con las manos mojandole las sienes y la nuca de la Náyade esperando hacerla sentir mejor, y bajar  las nauseas.
Era mucho lo que había aprendido en ese  tiempo en el sur, aunque no complejo.

-¿Como estas?¿te sientes mejor? Puedes responder asintiendo o negando con a mano si no quieres moverte mucho.-Le ofrecí con cautela.-No era mi intención  hacerte vomitar, pero creo que habías comido algo venenoso.-Señalé la balsa de plantas descompuestas de brillantes colores que se alejaba flotando a medio digerir, esperando que habiéndose ido el origen se fuera también la afección resultante.

Me mantuve  atenta  a cualquier cosa que pudiera pronunciar, tanto si era mas gua, como  mas de  aquellas plantas, para  seguir devolviendo  o  para paliar el sabor a bilis que debía tener en la boca en aquel momento.
Habría deseado tener  cerca  a algún mentor, o incluso quizás a algún amigo, Bio habría sabido mucho mejor que hacer con ella, o el sr.Werner quizás  al ser  otro ser medio marino la hubiera comprendido mejor. Me sentía insuficiente, pero por desgracia eso era todo lo que tenía aquella muchacha en ese  momento.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Mar Jul 12 2016, 00:59

Una sensación de libertad se apoderó del cuerpo de Aliena cuando expulsó las algas alucinógenas de su organismo. Ya no le dolía la cabeza, al menos, y poco a poco le regresaba el alma. Si no fuese por el molesto quemón en la garganta y fosas nasales, se hubiese levantado. A pesar de haberlo intentado una vez, no lo logró. Le pesaban las vísceras más de lo normal.


Al acomodarse suavemente notó que estaba desnuda. No entendía por qué. Se puso paranoica. ¿Me habrán violado? Ay, ay, no, no, por favor, no, nooo, esto no me pudo haber pasado a mí. Esperad, calma. Analízate Apretó los ojos con fuerza, pues aún no los había abierto desde que regurgitó. Dio un fuerte suspiro para darse voluntad y dirigió su garra hacia su sexo. El pánico aumentó cuando no percibió el taparrabo que siempre llevaba consigo. No quería bajar más. No quería darse cuenta de lo que probablemente le había pasado. No, no. ¿Por qué a mí? Porque no me morí mejor…La fuerza en los párpados no pudo contener una lágrima que rodó por la mejilla hasta perderse en la humedad de otras gotas que rodaban por el rostro. Estas no eran lágrimas, eran gotas que provenían de la frente y bajaban, mezclándose con lo salado de los lubricantes oculares. No podía ser sudor. Estaban frías. Se dio cuenta de que en su nuca ocurría lo mismo. Por puro impulso se tomó de los hombros con la mano contraria sobre ellos, cubriendo sus senos. Apretó con fuerza. Quería quedarse ahí, congelada para siempre, dejándose llevar del río.


De repente, oyó una voz dulce. Lo primero que pensó fue ¿Una mujer me violó? Comprimió los labios ante lo escalofriante de la idea. Un escalofrío le hizo temblar sobre la orilla.


-¿Como estas?¿te sientes mejor?


Horrible. ¿Cómo me voy a sentir? Me violasteis Aliena respondió en su mente. No tenía ganas de hablar. Lo único que sabía era que quería morir en ese instante.


Puedes responder asintiendo o negando con a mano si no quieres moverte mucho.


Dejadme en paz. No quiero mover nada. Me quiero quedar aquí


No era mi intención hacerte vomitar, pero creo que habías comido algo venenoso.-


¿Comer? ¿Venenoso? Estas dos últimas palabras retumbaron en lo más profundo de su psiquis. Varias imágenes le llegaron a la cabeza: Un gruñido al fondo, queme le pondría los pelos de punta hasta a la persona más valiente, resonó. Pero este parecía acompañado de un grotesco olor. Luego, ella intentando encontrar algo en medio de una plantación de algas. Su mano agarrando alguna al azar y un aura de pavor le transmitieron aquellos sucesivos eventos. Empero, esto no fue suficiente para aclarar la confusión en la que ahora se hallaba. Se decidió finalmente por abrir los ojos.


—¡Ayuda! ¡Ayudadme! ¡Por favor! — Aliena se alteró aún más —No veo, no veo. ¡Mis ojos!— Lloró descontroladamente al saberse ciega. No era como las demás cegueras, sino que esta hacía ver todo blanco, como si estuviera dentro de un líquido del color de la leche.


Lo que no sabía la rubia sirena era que sobre sus pupilas tenía el cabello de la chica que le había salvado la vida.
Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Mar Jul 12 2016, 01:20

Suspiré con  resignación al ver que  no había respuesta alguna por parte de la chica, que se limitó a tantear su propio cuerpo y a permanecer rígida como si temiese algo. Proseguí con lo que hacía haciendo acopio de mi paciencia.
El grito repentino de auxilio me hizo da un respingo, y casi suelto a la pobre  náyade a su suerte, la miré tratando de examinar que pasaba para percatarme que era un mechón de mi pelo que en  un descuido había quedado cubriéndole los ojos como si fuera alguna clase de venda.
Lo aparté sin mas demora, conteniendo una risa divertida por semejante malentendido y volví a usar el tono mas calmante y arrullador que pude.
-Tranquila.-Trate de consolarla dándole unas suaves palma ditas en la cabeza.- Solo era pelo.-Le asegure.-¿A que ahora ves mejor?.-Le pregunté esperando una respuesta afirmativa, pues si  no había sido aquello lo que la había cegado poco podría ofrecerle como auxilio a aquella criatura.
Por lo menos ahora parecía algo mas centrada, o quizás solo me lo parecía por haber esputado ese amasijo que había desaparecido corriente abajo igual que los ropajes de la sirénida. Me acorde entonces que  pocos instantes  antes parecía buscarlos.

-Soltaste tus ropas en ese ritual extraño, si quieres  puedo tratar de recuperarlas mientras te repones.- Le ofrecí, ayudándome del agua para mover su peso hasta acomodarla en la orilla de forma que su cuerpo quedara cubierto por ela gua pero los suficientemente  apoyad en el lecho como para no er arrastrado por la corriente, de aquel modo ella podía usar sus manos para algo que no fuera nadar en contra de la corriente si la soltaba.
Me aparté un par de pasos y  miré alrededor buscando un poquito mas de  Lastia, y tras recolectar unos tallos que aun poseían el jugo escarlata y dulzón que la hacía deliciosa me volví acercar ofreciendosela.
-Sabe dulce, te hizo vomitar no se si te siente mal o fuera casualidad, pero te sacará el mal sabor de la boca y es algo que tener en el estomago mientras busco algo mejor que darte.-Se las dejé al alcance del brazo fuera del agua.
Me enderecé y me aparte unos pocos pasos, a punto de dirigirme a buscarle comida y ropas cuando caí en algo y giré el rostro espiándola por encima del hombro y de parte de mi enmarañada melena blanca.
-¿Que comes?.-Crudo o cocido podríamos verlo luego.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Aliena el Vie Jul 15 2016, 06:46

¿Cómo sería vivir sin uno de sus cinco sentidos humanos? Por supuesto que poseía más gracias a su dualidad con los seres del mar, pero los de mamífera eran especiales porque no solamente habían sido forjados por la supervivencia de la especie durante miles de años, sino que también eran la ventana mística al mundo, le permitían la consciencia sobre sí misma y los demás. Todos y cada uno de ellos. Sin falta. ¿Cómo se resignaba ella a vivir sin la visión, sin poder notar cuando era de día y de noche en el cielo; sin notar las estrellas, el amanecer quien a veces la agarraba aún despierta, sin saber qué matiz predominaba en un lugar, cuál era el alga más bonita bajo el mar, o sobre la tierra, cuál sería la roca con forma más peculiar? O peor aún, ¿Cuál sería la más brillante? Se desvivía por el color de las gemas preciosas, por lo bellas que lucían en cualquier parte. Quizá esto era lo que más le dolía de no poder volver a ver. De no haber sido por la vista, jamás habría conocido una rosa roja, de las muchas que Raffaelo le había regalado en sus visitas. No tenían un sentido muy útil para una náyade del mar, mas, su capacidad de decorar el entorno hacía olvidarse de ello. De haber conocido más clases de flores Aliena hubiese perdido la vida en ese preciso instante, agobiada por una depresión que presionaría su corazón hasta hacerlo detenerse.

Ahora mismo podría convertirme en uno de esos peces abisales, curiosos sí, pero nada atractivos a la vista. Siempre parecen estar de mal humor. Sí, ahora yo seré part… Abrió los ojos como platos cuando los rayos de sol penetraron por sus córneas nuevamente. Lo único que le causó molestia en estos fue la sensibilidad típica a la luz después de cierto periodo de tiempo sin percibirla.

La voz dulce la calmó. Curiosamente, esa palabra, con ese tono, siempre lograba su objetivo: Sosegarla. Ello, sumado a los golpecitos cariñosos en su cabeza logró hacer que la sirena bajara aún más la guardia. Aspiró el aire como si fuese su primera bocanada, dejó que se deslizara a través de todas las entradas de su sistema respiratorio hasta perderse más allá de la tráquea.

- Solo era pelo.- Escuchó proveniente de unos labios carnosos y levemente rojizos. No fue eso lo que llamó su atención en realidad. Fueron las pequeñas marcas cafés que se distribuían a lo largo del rostro de la que parecía ser una fémina. La examinó con cuidado. Su cabello era claro, bastante claro. Largo. Con razón no había podido ver bien. Los bucles de cabello mojado se posaron espesamente sobre sus ojos. Qué susto Ahí se sintió estúpida e innecesariamente paranoica. Se rio un poquito ante la torpeza Estoy loca Concluyó mientras vislumbraba a la joven dirigiéndose hacia ella. Le regaló una sonrisa.

—Ahora puedo ver mejor. Gracias. —

-Soltaste tus ropas en ese ritual extraño, si quieres puedo tratar de recuperarlas mientras te repones.-

¿Ritual extraño? ¿Qué ritual extraño? No estaba segura de lo que hablaba la chica. No recordaba mucho en realidad. La incertidumbre nación nuevamente en ella. Se dejó acomodar. Luego, decidió sentarse sobre una roca gigante que sobresalía en el agua, levemente golpeada por el cauce del río y cubierta de musgo. Allí cuadró su cuerpo para tener un panorama mucho más claro de su ubicación.

VISIÓN DEL LUGAR:


Podría pensar mucho mejor en este momento. Ya puesta medianamente en sus cabales. Poco a poco de seguro que podré aclarar esto Hice un ademán con su hombro, pegándolo a su oreja, como si estuviera estirando el cuello para relajarse. Tuvo ganas de preguntar pero primero quería valerse por sus propios medios memorísticos para aclarar aquellas dudas. Mientras pensaba, contempló a su acompañante. Era menuda, tenía una larga melena blanca que ya ates había notado y un cuerpo delgado en el cual se notaba que la naturaleza aún no había terminado de esculpir. Seguramente era muy joven. O así parecía al menos. Sin embargo, hubo algo que llamó la atención de la rubia por encima de todas las cosas. ¡TAMBIÉN ESTÁ DESNUDA! Hizo una gran gesto de sorpresa. Se rindió en la introspección. No sabía por dónde empezar a cuestionar así que tomó las pequeñas plantitas rojas y las puso sobre su boca. Tuvo miedo de que fuese veneno o algo parecido. La boca le sabía mal todavía y no tenía otra opción. Puso una con cuidado sobre la punta de la lengua y fue introduciendo ésta en la boca hasta que se mezcló con la saliva y sus papilas reaccionaron ante el dulce sabor.

—¡Rico!— Los ojos se le iluminaron como a una niña pequeña. Le agradó el sabor. Puso otra sobre la boca. Y otra. Y otra. Ojalá que por golosa no terminara muerta. El desagradable gusto a vómito se fue disolviendo conforme deglutía más de aquella planta. Se ensimismo tanto en aquello que olvidó por un momento todas sus dudas. Fue entonces cuando la muchacha le preguntó que cuál era su alimento.

—Cualquier cosa. Todo. Menos lo que se pueda mover por sí mismo—Advirtió hasta terminar la última golosina natural. Pudo enfocarse.

—Disculpadme pero tengo muchas interrogantes. Primero, no sé qué hago aquí. Segundo, no recuerdo nada antes del vómito. Tercero, no entiendo por qué yo estoy desnuda…— Hizo una pausa señalando a la interlocutora y enarcando una ceja —Ni mucho menos por qué TÚ lo estás. ¿Dónde está mi ropa? ¿Mi corsé? No sabéis la historia de esa pequeña gran prenda— Su semblante se tornó triste. Levantó la cabeza buscando a lo lejos alguna señal de este.
Aliena
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 189
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Arygos Valnor el Vie Jul 15 2016, 22:44

Esperé con paciencia a que la náyade se acomodase, y se centrara un poco, parecía aun estar en el proceso de recobrar la lucidez, así que decidí darle algo de espacio y caminar por la orilla sin alejarme demasisado, buscando algo mas de Lastia sin dejar de escucharla.
Parecía que le había gustado esa dulce plante, y había exclamado igual que una niña pequeña, además era de las pocas plantas comestibles que conocía, y sus requisitos para un buen alimento no me daban muchas  mas ideas. Nada vivo, eso era lo que había entendido de aquello, o por lo menos ningún animal.
Me detuve delante de la orilla, tratando de ver mas allá de mi reflejo en la superficie de las aguas y buscar en su lecho algo que pareciera comida, pero solo encontré guijarros y algas, y a algún esporádico pez que quedaba fuera de  los parámetros de búsqueda de la ninfa.

Mi reflejo suspiró y arrugó la nariz con desagrado por no poder ofrecer algo mas normal, algo que estuviera dentro de mis competencias. Me sorprendí al verlo, y por un momento casi pensé que era le de otra persona. Me había visto pocas veces, y me reconocía mas por las manos y el pelo que porque asociara aquella imagen con mi persona.
Parecía una persona, algo desaliñada  desnuda, pero una muchacha mucho mas blanca que la de las aldeas, como si nunca me diera el sol aunque eso era mentira. Podía ver los cambios que había sufrido con los años, con las contadas ocasiones que en mi hogar me había llegado a ver así, estaba algo mas alta, y protuberante, en vez de ser un tubo con piernas y brazos ahora mi cuerpo se curvaba como el de las señoritas de las villas. Ladeé el rostro devolviendole la mirada a mi reflejo con extrañeza unos instantes mas, y luego retomé mi búsqueda, empezando a responder a las preguntas de la ninfa.

-No se como has llegado aquí, yo estaba durmiendo en la cueva cuando me despertaste con tus ruidos y fui a socorrerte.Te estabas asfixiando.-Empecé a explicar, agachándome delante de unos arbustos para tomar unas ramitas mas de Lastia, que fui juntando como si de un ramillete de flores se tratase a falta de un mejor modo de transportarlo.-Te empezaste a desnudar y a llamarme Rafaello...No se quien es, pero o el se  parece mucho a una chica o yo a un hombre, y el río aboga por mi.- Me levante y volví a caminar con lentitud buscando mas ramitas de Lastia. Las piedras redondeadas de la orilla, cálidas o frías dependiendo de si les daba o no el sol estaban lo suficientemente erosionadas  por el agua como para resultar suaves al tacto, y no demasiado incomodas al caminar.
-Dijiste algo de hacer el amor y me intentaste desnudar.- Ladeé el rostro.- Como mis ropas estaban mojadas de meterte en el agua las dejé a secar esperando que eso te calmase mientras trataba de pensar en como hacer que se te pasase dicha enajenación. Además no quería que volvieras a ponerme el dedo en la boca. Fue un gesto raro.¿Que significa?.-Giré el rostro oteandola des de detrás de mi propio hombro mirándola con suma curiosidad al preguntar aquello, aunque rápidamente volví a mis treas no queríendo sumar al esfuerzo de la joven por reponerse, el de responder a mis incógnitas.

-Dejaste ir tu ropa Tymer abajo, puedo sobrevolar el río en búsqueda de la misma si quieres, quizás no esté lejos y se haya enganchado con alguna roca.-Ofrecí-Puedes usar la mía de mientras,  si gustas.
Señalé el ajado vestido azul mojado que reposaba sobre una roca buscando secarse, y me levante,  acercándome a la joven, cuando quedé cerca de la misma le extendí el ramillete de Lastia.
-No tiendo a comer  nada que no esté vivo, así que no se que cosas son comestibles aparte de esto. Pero parece que te gusto.-Me disculpe por no poder ofrecer nada mejor para que se repusiera, mientras aguardaba  una respuesta a mis anteriores ofertas.

Me convertí en dragón y le devolví a la mujer la ropa, y tras asegurarme de que se hallara bien, recogí mis propias cosas y alcé el vuelo para seguir con mi camino.
Arygos Valnor
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 638
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado]Náyades del Tymer [libre][interpretativo][2/3]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.