[Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Vie Sep 09 2016, 18:14

Después de la terrible misión de reclutamiento en la cueva de las sirenas donde casi morimos todos y por lo que aún me encontraba un poco resentido, una nueva misión me fue encomendada, esta vez para ofrecer asistencia a la hermética comunidad de Sandorai, parecía difícil que nos solicitaran apoyo, pero tal vez la sobrepoblación de elfos con la que ahora contábamos en el gremio había dado frutos inesperados proporcionándonos una oportunidad de forjar alianzas con los elfos, personajes que de hecho, si me recordaban no sería con mucho aprecio después del desastre causado por Rachel en aquella oportunidad.

Por suerte no sería necesaria mi presencia en el bosque y las instrucciones habían llegado por correspondencia y la entrega del informa con los resultados la haría directamente con su enviada, una representante de los elfos que sería mi guía y coartada en el lugar al que debía ir.

La información ofrecida en la carta no era muy específica, pues tal vez por seguridad no mencionaba nombres, así que no sabía quién sería mi compañera la cual aparecería indicada simplemente como la Señora Smith mientras que yo sería el Señor Smith; un peculiar matrimonio que asistiría como representantes de Sandorai a una importante fiesta ofrecida por un adinerado empresario en Lunargenta.

A simple vista no parecía más que una aburrida reunión de ricachones, pero habían muchas cosas ocultas detrás de ello; aquel hombre llamado Elso Poncio había adquirido algunas pequeñas propiedades en las afueras de Sandorai, cosa que no sería problema de no ser porque gradualmente iba ampliando sus terrenos y robando tierras a los elfos de manera descarada, algunos mensajeros habían sido enviados a negociar pero jamás habían vuelto y todos los que habían enviado habían sufrido el mismo destino.

Mi trabajo sería descubrir el paradero de aquellos mensajeros, descubrir lo que tramaba el hombre adueñándose del territorio de los elfos y además, como si eso no fuera suficiente, también debía proteger a la Señora Smith y seguir sus órdenes en todo momento; de todas las tareas la que más me molestaba era esa última, pues seguir órdenes no formaba parte de mis actividades favoritas y menos aún si se trataba de alguna persona desconocida que además de todo era mujer, posiblemente una vieja amargada y gruñona que me haría la noche aburrida o molesta.

La carta había llegado hacía ya un par de días y a estas alturas ya estaba arribando a Lunargenta para presentarme a la fiesta, tenía darme prisa pero a la vez no debía sudar o se dañaría por completo el maquillaje que me habían hecho antes de bajar del barco y recibir las últimas instrucciones; sí, así es, dije maquillaje; pues si el Señor y la Señora Smith eran un matrimonio de Sandorai, obviamente ambos debían ser elfos, así que tras vestirme de gala, maquillarme para verme más pálido y colocarme una extraña pasta moldeable en las orejas para hacerlas ver puntiagudas; me pidieron con carácter obligatorio aparentar ser un elfo.

No sabía quién era la Señora Smith, eso también le agregaba un poco de dificultad, aunque según las instrucciones no necesitaría buscarla, ella me encontraría a mí, solo debía llevar un espantoso traje verde boscoso, un pañuelo en el bolsillo izquierdo de la chaqueta, justo del lado del corazón y esperar afuera de la mansión hasta que ella apareciera.
Espantoso Atuendo de Bio:


Última edición por Bio el Jue Sep 29 2016, 19:45, editado 1 vez
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Sáb Sep 10 2016, 06:13

Un extraño acontecimiento había esparcido curiosos rumores por todo Sandorai, causando algunos estragos en la vida social y familiar de los elfos que ahí habitaban. Erlan Elaynor llevaba varios días investigando la situación con ayuda de algunos miembros de otros clanes, pero simplemente no conseguían más información de la habitual. Por su parte Allen había estado pendiente de las aventuras de su hermana fuera del bosque; inclusive se podría llegar a pensar que él era el más interesado por la participación de la rubia en los asuntos del gremio y fue por eso que no escondió su emoción cuando una nueva misión le fue asignada a la elfa. Había dejado que Winter saliera a dar un paseo y unas horas después la lechuza blanca regresó con una carta dirigida a su gemela, en la cual le asignaban una tarea relacionada con los sucesos que tenían a todo el bosque en un estado de alerta.

La sorpresa en el rostro de Allen fue digna de un premio. Se esperó una enorme negativa, inclusive creyó que su integridad se vería comprometida por algunos golpes de parte de la rubia, pero ella pareció completamente dispuesta a realizar la misión sin objetar a nada. Quizá en el gremio de informantes tenían un arte oculto para doblegar la terquedad de las personas, o tal vez ella realmente veía aquello como una nueva aventura, pues entre más salía del bosque más zozobraban sus ganas de volver. La nota daba algunos detalles acerca del trabajo que Ashryn tendría que realizar. Al parecer ella sería la Sra. Smith, quien asistiría a una importante fiesta como representante de Sandorai, junto a su supuesto marido el Sr. Smith. El nombre de su compañero había sido omitido, pero en la carta le solicitaban una descripción del traje que debería usar, de manera que fuese para ella reconocerlo. Winter emprendió el vuelo con las instrucciones específicas por parte de la elfa y ambos gemelos se dispusieron a idear el plan de escape.

El día de la fiesta Ashryn ya tenía armada su coartada; su padre se encontraba demasiado ocupado tratando de hallar alguna pista sobre el paradero de algunos mensajeros, enviados a negociar con un tal Elso Ponsio, lo cual hacía que en esos momentos no prestara atención a su ausencia. La única preocupación que abarcaba su mente era: ¿Cómo rayos se vestía una esposa? No es como que tuviese experiencia alguna en el tema. Después de deshacer su armario en busca del atuendo apropiado se dispuso a salir de su confortable hogar. Salió del bosque y recorrió el camino hacia la ciudad de Lunargenta; había pasado un tiempo desde que visitó aquella urbe y se encontraba emocionada de volver a visitarlo. Durante el camino mantuvo su mente ocupada con toda clase de preguntas. Se cuestionaba si acaso Manuela enviaría a Candau como su acompañante; aunque siendo honesta, ambos podrían pasar fácilmente por cualquier tipo de matrimonio, menos por uno ‘‘armonioso’’. Soltó una pequeña risa, ante aquella divertida idea y continuó su recorrido.

La mansión donde la fiesta se llevaría a cabo era hermosa y vibrante. El hermoso jardín era tan grande que, si no fuese por las luces y la cantidad de personas que se encontraban ahí, fácilmente se habría perdido. Buscó con la mirada a su dichoso marido y una mueca de sorpresa se esbozó en su rostro. No creyó que siguieran sus indicaciones sobre la vestimenta del Sr. Smith, pero aquella persona en la entrada del lugar lucía tal y como ella lo había indicado, que incluso parecía una especie de broma. Se acercó a él y por un segundo aquellas facciones —aunque difusas— parecieron cobrar sentido. ¿Bio? ¿Era él? ¿Qué estaba haciendo ahí? ¿Acaso era su acompañante? No podía ser cierto, ¿o sí?

—Bonito traje —sonrió de manera burlona—, casi podría decir que te ves guapo.

Sí, su vestimenta era muy similar a la que ella había indicado. Traje verde, pañuelo oscuro del lado izquierdo a la altura del corazón, todo estaba tal cual, pero era imposible que Manuela los enviara a ambos para aquella misión, pues la rubia detestaba tener que ser una carga para el vampiro. Aun así, no dejaba de elogiar mentalmente el arduo trabajo que había hecho el joven con tanto maquillaje, sino fuera porque ella lo conocía lo suficiente ni siquiera lo hubiese reconocido. Existían varias interrogantes que debían aclarar antes de proseguir y la más importante era si ellos dos eran el Sr. y la Sra. Smith.
Posible vestido que usaría una esposa (?):
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Dom Sep 11 2016, 08:24

Si había algo que odiaba en el mundo con vehemencia era esperar, sobre todo si no tenía idea de a quién esperaba, no sabía quién era o al menos el atuendo que llevaría, caminaba de un lado a otro el pequeño trecho de un par de metros que había recorrido de ida y vuelta ya tantas veces que si hubiera caminado en línea recta seguramente ya hubiera llegado a la ciudad de los dragones; me mantenía en la puerta para asegurarme de que mi compañera de misión pudiera reconocerme aunque mi llamativo traje verde era todo menos discreto.

La ropa me apretaba, me sentía sofocado y me picaban las orejas, ya no podía ser peor, además de eso al estar en cerca de la entrada todos los que llegaban se me quedaban mirando sospechosamente; claro que podía ser peor, aunque de momento evitaría que descubrieran mi disfraz y todo se fuera por la borda; finalmente me distraje mirando los carruajes y fue entonces cuando una voz conocida llamó mi atención por la espalda -Gracias- Dije con sarcasmo levantando una ceja ante la clara idea de quién era la dueña de aquella voz -Es una suerte que me vea guapo, si no fuera así tendría que arroparme con las cortinas en las que vienes envuelta- Repliqué casi que como un reflejo con un comentario chocante.

Me pareció extraño ver a la chiquilla en ese lugar, imaginaba que con su actitud no era de ir a fiestas, posiblemente ni siquiera le daban permiso para estar ahí -¿No es muy tarde para que andes en la calle? Estás muy lejos de casa- Advertí en un tono que aunque despectivo, expresaba cierta preocupación por ella y su seguridad -Yo estoy esperando a alguien del gremio para una peligrosa misión de gente grande...- Advertí con seriedad a la elfa antes de caer en cuenta que justamente ella también era del gremio, era una elfa que podría venir en representación de Sandorai y además, pese a todo lo difícil que pudiera resultar su presencia en el lugar, estaba ahí -Espera ¿Tú por qué estás aquí?- Pregunté finalmente asumiendo que trágicamente la inocente chiquilla era nada menos que mi compañera de misión.

Me dejé ir caer atrás para recostarme en la pared y respirar profundo ante la preocupante situación; Manuela parecía completamente decidida a torturarme con los novatos del gremio y ésta era la mayor prueba de ello -Supongo que no podré convencerte de irte a casa así que estableceremos algunas reglas- Dije acercándome un poco a su rostro para poder hablar en voz baja y que nadie pudiera escucharnos -Primera regla, no harás nada que sea peligroso- Advertí con seriedad -Segunda regla, no romperás la primera regla- Especifiqué en un tono que nuevamente venía a ser más chocante que serio -Y tercera norma, jamás volverás a vestirte con cortinas o me veré obligado a reírme- Dije finalmente con una risa malvada.

Ofrecí mi brazo a la joven muy formalmente para caminar hacia la entrada, aunque aprovecharía el camino para compartir información y ponernos al tanto de lo que sabíamos -Podemos hacer esto sin que nadie salga lastimado- Dije haciendo alusión principalmente a ella misma -Tal vez conoces la situación más que yo, buscaremos algo que pueda vincular a este tipejo con las desapariciones- Me detuve por unos instantes pensando en aquello -Tiene que estar tramando algo, debe haber algo en ese territorio que no sabemos, y lo vamos a descubrir- Expresé a la elfita con la seguridad de que revelaríamos el paradero de sus camaradas.

Finalmente tocaba acercarnos a la entrada y comenzar la función -Actúa como una persona aburrida y simplona...- Dije mirándola de medio lado -¿Sabes qué? Actúa normal- Dije dejando un evidente doble sentido solo por diversión, si estaba castigado con ella en esta misión al menos tendría que hacerle algunas bromas -¿Y ustedes son?- Nos interrumpió un caballero en la entrada de la enorme sala donde se daba la fiesta, aunque de fiesta tenía muy poco, más bien parecía un aburrido velatorio de hombres adinerados que iban a beber, hablar de dinero y mirar traseros de jovencitas -Smith- Contesté por los dos -Señor y Señora Smith, representantes de Sandorai- Dije con orgullo como si realmente fuera de ese lugar -Oh, un matrimonio joven- Afirmó el hombre -Esperábamos que fueran algo... Mayores- Dijo mirando al corpulento sujeto que se encargaba de sacar a los que no figuraban en la lista de invitados -Jóvenes e ingenuos- Mencioné haciendo que el caballero soltara una sonrisa y nos dejara pasar sin acabar de revisar nuestros nombres en la lista.

Una vez dentro debía advertir a Ashryn -No te acerques a ningún viejo adinerado y si alguno intenta hacerte algo solo dime y lo haré desaparecer... Discretamente- Sugerí a mi compañera que si bien me parecía poco útil, también era mi deber mantenerla a salvo.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Lun Sep 12 2016, 07:00

La respuesta del vampiro no se hizo esperar, haciéndole soltar una pequeña risa ante el comentario mordaz que había recibido. Sabía que su atuendo no era precisamente el de una esposa, pero había creído que su elección era la más favorable; de haber sabido que la reprenderían por vestirse con las supuestas cortinas, habría venido con uno de sus vestidos rosas lleno de flores y con toques aniñados. Por otro lado, el joven no se veía tan mal, al menos aquel atuendo había servido para reconocerlo entre tantas personas y lo que más le encantaba era ver que Bio no parecía nada contento con la elección. Arqueó una ceja analizando la situación que tenían en frente. Ambos estaban en esa fiesta y por las palabras del joven, ahora tenía la certeza de que Manuela los había enviado para realizar esa misión. Salvo por su inutilidad en situaciones importantes, no tenía objeción alguna para trabajar al lado de su amigo.

—Al parecer yo seré tu compañera para esta misión de gente grande —sonrió de manera animada—. No pensé que Manuela siguiera mis instrucciones al pie de la letra acerca de tu vestuario —bromeó—. Te queda bien.

Escuchó las instrucciones que este le daba y decidió no interrumpirlo hasta que terminara. Le agradó saber que él era consciente de que por nada del mundo volvería a casa, aunque las reglas que impuso la hicieron inflar las mejillas brevemente. Ya entendía que su vestido no era precisamente el grito de la moda, pero cuando se tiene un armario lleno de vestidos coloridos e infantiles, no había mucho de donde escoger. Durante el transcurso de la velada tendría que morderse la lengua y reprimir las ganas de devolverle las bromas, puesto que ante los ojos de los demás ellos eran un matrimonio y una esposa no mostraba instintos asesinos, ¿o sí? Sabía que ella no era de mucha ayuda; de hecho, le preocupaba ser una carga para Bio, tal y como siempre lo era cuando ambos se metían en problemas, pero desobedecer a Manuela no era algo que deseara hacer. Además, estaba el asunto de sus compatriotas desaparecidos y ella no podía ignorar la terrible situación que atravesaba Sandorai.

—Creo que Manuela no te informó que tú estarías bajo mis órdenes —le sacó la lengua de forma burlona. Una última broma en la velada no vendría mal—, pero como soy una buena amiga te dejaré que tomes el mando de la misión.

Tomó el brazo de su compañero y le ofreció una sonrisa amigable, mientras se adentraban a la elegante mansión. Sus ojos parpadearon tratando de asimilar la escena que se alzaba frente a ellos. Hermosos candelabros de cristal colgaban en el techo, iluminando el ambiente con destellos tenues de luz; adornados por pliegues de seda dorados que caían por diferentes partes del salón. La enorme escalera que llevaba a la segunda planta parecía lista para recibir a un sinfín de personas, quienes disfrutarían de charlar y beber animadamente. Desgraciadamente de ‘‘animada’’ no tenía nada, puesto que la población femenina no era ni la mitad que la población masculina ahí reunida. El aroma a alcohol y tabaco la mareó por un segundo, haciéndole aferrarse al brazo de su compañero. Quizá Manuela debía pulir sus instintos con respecto a quienes eran los mejores para un trabajo.

—Si queremos encontrar a los mensajeros desaparecidos tendremos que causar una buena impresión —sonrió al caballero de la entrada, afirmando la respuesta que Bio le había dado cuando les preguntó sus identidades—. Haz un esfuerzo por parecer agradable —le guiñó el ojo ante la última broma que le haría en la velada—. ¿Por dónde comenzamos, querido?

Se apegaría lo más posible a su papel de esposa y por el momento dejaría que fuese Bio quien tomara el control de la situación. Conforme avanzara la velada intentaría sacarle algo de información a ese desagradable anfitrión. No tenía mucha experiencia en el arte de la seducción, pero siendo mujer —y con algo de ayuda por parte del alcohol— esperaba que no le costara mucho trabajo. Además, estaba el asunto de que sentía algo de inconformidad por parte de su compañero, él no la quería ahí, la consideraba inútil y eso quedaba muy claro en cada problema en el que ambos se metían, pero en esa ocasión ella no se iba a limitar a guardarse aquel malestar. No era muy fuerte, pero era inteligente, algo que sin duda era de prioridad en una misión de espionaje y si bien estaba ahí por orden de Manuela, su lealtad estaría primero para con su raza y actuaría conforme le pareciera mejor.
Ambiente...creo (?):


avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Mar Sep 13 2016, 08:44

Alcé una ceja ante la osada respuesta de la chica que lentamente había ido tomando más seguridad en sí misma al menos para hablar; pensaba darle un poco de crédito por la seguridad que mostraba ahora hasta que mencionó que la idea de mi espantoso traje había sido suya -¿Tú pediste que me vistieran así?- Pregunté con los ojos entrecerrados pensando de antemano en una posible venganza contra tal agravio -A veces te odio- Murmuré con una sonrisa fingida al ofrecerle el brazo -Supongo que si parezco un árbol te resulta más fácil abrazarme- Dije finalmente al acercarnos a la entrada.

Justo cuando pensaba que había tenido la última palabra, la elfa soltó la gota que derramó el vaso con un nuevo comentario que resultó ser una estocada al orgullo -¿Qué dijo qué?- Pregunté deteniendo mis pasos para luego buscar una venganza inmediata -Pues no- Dije como niño malcriado -Si ella dijo eso, entonces eso será, seguiré sus órdenes, intrépida líder- Dije con claro tono chocante procurando ponerla un poco nerviosa ante la enorme responsabilidad; sabía que difícilmente la pondrían al mando, pero seguir su juego me resultaba más divertido que contrariarla.

Asentí con la cabeza ante su preocupación por sus compañeros -Los encontraremos- Dije con una sonrisa que al menos esa vez sí era sincera -Comenzaremos por donde usted prefiera, intrépida líder- Susurré acercándome a su oído cariñosamente para guardar apariencias y por qué no; parecer agradable.

El lugar estaba repleto de ricachones presumidos, pero no solo había personas de Lunargenta, podía reconocer a algunas personas influyentes de las otras ciudades de Verisar como Baslodia y Wulvufar; incluso había más que un par de rostros conocidos de Beltrexus, todos familias adineradas de cada lugar, lo que fuera que ese hombre estuviera tramando tenía que ser algo grande como para reunir a tantas figuras de renombre -Socialicemos, Señora Smith- Le dije con malicia indicándole que nos acercáramos a una mesa repleta de frutas en donde se había reunido un pequeño tumulto de invitados y discutían acerca de las posibles razones por las que se les había invitado a ese lugar.

Miré sobre la mesa y me sorprendí al encontrar unas ascuas de dragón amarillas cuyo sabor serviría para hacerle una nueva jugarreta a mi compañera de misión -Tienes que probar esto, querida, es un placer de los dioses- Dije tomando una de aquellas curiosas frutas y le ofrecí la mitad dejando el resto para mí aunque sin atreverme a probarlo al menos hasta ver que ella lo hiciera primero, esperaba ver su reacción al sentir el ácido sabor de las frutas; no obstante, también me mantenía atento a lo que hablaban las personas cercanas, quienes parecían saber menos que nosotros acerca de las intenciones del organizador de la fiesta.

Pasaba el tiempo y el señor Elso Poncio no aparecía por ningún lado; en su lugar, el personal de servicio apareció ofreciendo unas extrañas bebidas de color negro que por lo exóticas que resultaban llamaron la atención de los presentes quienes se avocaron a conseguir más de ellas; sin embargo el dueño se había encargado de que hubiera suficiente de ella para todos los presentes, un genuino acto de generosidad y precaución para que no hubiera disgustos de nadie, al parecer había pensado en todo -¿Qué es esto?- Pregunté al tomar mi copa y miré la sustancia sin reconocerla -Es un obsequio del señor Poncio, como disculpa por su demora- Respondió el joven que ofrecía  las copas, quien discretamente tomó también un par de tragos para sí mismo de una de las copas asegurándose de no ser visto por nadie más.

Había dudado unos instantes al no saber lo que era eso pero al ver que todos la tomaban y nadie moría; tomé un pequeño trago entregándome completamente a la curiosidad; no era nada que hubiera probado antes en ninguna parte, entonces ¿De qué se trataba? -Que extraña bebida- Dije a mi compañera mientras terminaba de beber mi copa.
Ascua de dragón amarilla:

Datos de la fruta
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Miér Sep 14 2016, 12:47

Disfrutó internamente de su pequeña victoria ante el vampiro y sonrió cariñosamente, disimulando la risa burlona que luchaba por escapar de sus labios. El lugar se encontraba abarrotado de gente de todos tipos; algunos parecían agradables y otros simplemente le causaban cierto temor. Poco a poco su mente comenzó a divagar sobre cómo le haría para averiguar la información que habían ido a buscar. Asintió cuando Bio la guio hacia una mesa cercana, en donde se encontraban reunidas un pequeño grupo de personas. Era su oportunidad de aprender algunos trucos sobre el flirteo y la seducción, mientras dejaba que su compañero investigara por su propia cuenta. Claro que esa tarea le hubiese resultado más sencilla si este no se encontrara determinado a fastidiarle la noche. Con un peculiar ánimo, el vampiro le ofreció la mitad de una curiosa fruta amarilla, invitándola a degustarla, asegurándole que se trataba de algo sumamente exquisito.

La rubia arqueó una ceja dubitativa y escudriñó el rostro de su compañero por unos segundos. No confiaba para nada en él, eso estaba más que claro, pero también era consciente de que las personas la miraban expectantes a su reacción y eso se debía a la ‘‘excelente’’ actuación por parte del joven. Soltó un discreto suspiro de resignación y acercó el fruto a sus labios, dándole un pequeño mordisco. Tratar de reprimir el gesto de repulsión le fue más difícil de lo que imaginó, puesto que aquella fruta del demonio era tan acida, que incluso llegó a pensar que esa probada había bastado para destruirle las papilas gustativas. Esperaba que su compañero hubiese disfrutado del espectáculo, porque en algún momento lo haría pagar. Buscó entre las bebidas a la vista, pero al no estar segura del contenido de cada una, le pidió a uno de los mozos si podía traerle un poco de agua; a lo que el muchacho no tardó mucho en regresar con el pedido. Ashryn sintió como poco a poco le regresaba el sentido del gusto y fue entonces que se dignó a hablarle a su compañero.

—Realmente no comparto tu gusto, querido —hizo una pausa, dando otro sorbo a su vaso de agua—, pero si te apetecen tanto entonces estaré complacida de dejarte comer mi ración.

Instantes después fueron interrumpidos por las personas del servicio, quienes les traían unas curiosas bebidas de peculiar color negro. Sus ojos azules viajaron en derredor, observando los movimientos de los demás invitados. Todos parecían disfrutar del exótico elixir y no pudo evitar escuchar la respuesta de uno de los mozos a la pregunta de Bio. A ella también le ofrecieron una copa de ese líquido, ante lo cual la rubia atinó a dejarla sobre la mesa con mucha discreción, centrándose en la seguridad del agua que había pedido previamente. Algo no le daba muy buena espina y prefería no arriesgar sus sentidos con un obsequio de un hombre peligroso. Parpadeó un par de veces mientras observaba a su amigo, esperando que cayera muerto en cualquier momento por confiado, pero eso nunca pasó. Agudizó sus sentidos y trató de buscar alguna pista del anfitrión; tarea que resultó realmente difícil. Algunas damas cercanas murmuraban acerca de la copa de agua que tenía en la mano, sacando extrañas conclusiones y teorías a las que ella no le dio mucha importancia. Si alguien preguntaba podría inventar alguna excusa como un malestar pasajero o dejar en ridículo al vampiro. Seguramente la segunda opción sería la más probable.

—Querido no olvides cuidar el consumo de bebidas esta noche —sonrió de manera encantadora, acomodándole el pañuelo negro con cuidado—, no querrás terminar besando arcilla como la última vez, ¿o sí?

Empezó a idear un sinfín de planes por si acaso aquello era una trampa. Definitivamente algo no iba bien con aquella situación y era posible que su compañero no estuviese en sus cinco sentidos como para salvarla en esta ocasión. Una vez que el tal Elso Ponsio hiciera su aparición, ella haría todo lo posible por acercarse a él y poner en práctica las lecciones que había aprendido mientras observaba a las otras damas de la reunión. También debía asegurarse de que su compañero no hiciera ninguna estupidez y estaba el hecho de encontrar a sus compatriotas desaparecidos. Y pensar que hasta hacía unos minutos su más grande preocupación eran las supuestas cortinas que traía como vestido.
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Miér Sep 14 2016, 18:46

El lugar estaba rebozado de personas de múltiples formas, cabellos largos, cortos y falsos, bigotes grandes y pequeños, señoras con abanicos sobre el rostro y ventilándose con ellos a pesar de que no había calor, sin duda los ricos podían ser bastante intrigantes, pero aquello me llevaba a pensar en las razones del organizador para reunir a tantas personas influyentes en ese lugar, representantes de las distintas ciudades de Aerandir incluyendo y sin dejar de lado a Sandorai de donde mi acompañante y yo éramos la representación, aunque en realidad ella más que yo.

Al salir de mis pensamientos donde me encontraba atrapado ante la intrigante situación, observé deleitado como mi inocente compañera era presa de la inocente broma y le daba una mordida a la ácida fruta; hice cuanto pude para contener la risa burlesca al ver como pedía agua para ayudar a pasar el fuerte sabor de la dichosa fruta -No podría arrebatarte el placentero deleite de esa fruta- Respondí negándome a comer el resto y colocando mi parte sobre la mesa justo a tiempo para recibir una de las extrañas bebidas de color oscuro.

Aunque visualmente se veían algo llamativas, al tomarla pude notar con cierta calma que el sabor no me era desconocido, era tan solo vino, aunque algo de extraño tenía; luego del primer trago casi lo escupo de regreso ante el comentario de Ashryn; alcé una ceja y me preparaba para el respectivo contra ataque verbal cuando una serie de aplausos nos interrumpieron; sin saber a qué se debía giré en dirección a donde todos miraban y al final de las escaleras que llevaban al piso superior se encontraba el imponente Elso quien observaba a todos complacido por los aplausos.

Luego de pedir silencio a los presentes para decir unas palabras, el adinerado hombre se dirigió a nosotros -Bienvenidos sean todos, agradezco infinitamente que hayan venido de manera voluntaria, eso me ha ahorrado muchas molestias- Dijo en tono muy serio aunque desató algunas risas nerviosas entre los presentes que no entendían a qué se refería; el sonido de las puertas del lugar cerrándose contribuyeron a aumentar la incertidumbre de los presentes pero no fue sino hasta que la primera copa de aquella oscura bebida cayó al piso cuando realmente comenzó el pánico entre los presentes.

De pronto mi mundo se oscureció por completo, estiré mi mano buscando el brazo de mi compañera para saber que seguía conmigo -Escóndete, esto no está nada bien- Dije en tono bajo mientras Elso pregonaba sus planes -¿Les ha gustado el vino?- Preguntó con malicia -Tiene un ingrediente especial, unas gotas de Thomyr diluidas en él- Explicó mientras otras copas se escuchaban despedazarse contra el piso pero esta vez, seguidas del sonido seco de los cuerpos cayendo inconscientes al piso; sacudí la cabeza intentando con eso deshacerme del efecto aunque sabía que era en vano, si él Thomyr había entrado a mi organismo era solo cuestión de tiempo, dependiendo de la dosis usada podría ser muy peligroso, aunque al menos había dicho que eran unas gotas diluidas, por lo que entendí que no buscaba un daño permanente.

Elso se cruzó de brazos mientras los invitados intentaban en vano escapar, algunos llegaron a la puerta sin fuerzas para siquiera intentar empujarla, otros se quedaron a medio camino y yo con apenas un trago de aquella sustancia me tambaleaba con la vista oscurecida mientras mis fuerzas me abandonaban lentamente -Ponte a salvo...- Fue lo último que alcancé a decirle a mi compañera antes de desplomarme sobre la mesa de la comida y finalmente caer al piso mientras los gritos cada vez más distantes se apagaban junto con todos mis sentidos y caía en un profundo sueño.
◄ ○ ○ ○ ○ ☣ ♜ ♞ ♝ ♛ [ Ø ₣ ₣ Я Θ Ł ] ♚ ♝ ♞ ♜ ☣ ○ ○ ○ ○ ►
Offrol: Información del Thomyr [Link]
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Jue Sep 15 2016, 10:10

Intercambió una sonrisa traviesa con su compañero y trató de evitar a toda costa el tener que volver a comer aquella fruta del demonio. Observaba atentamente las copas con aquel extraño líquido y como los invitados parecían disfrutar del mismo, incluido su compañero de misión. Sin embargo, la rubia no confiaba en las ‘‘buenas intenciones’’ del anfitrión, después de todo, nada bueno podía resultar de un hombre acusado de cosas tan graves, como la desaparición de varios elfos mensajeros; y siguiendo esos instintos terminó por declinar el ofrecimiento de una manera encantadora y educada. No pasó mucho tiempo antes de que una serie de aplausos anunciaran la esperada aparición del millonario, quien dirigió unas peculiares palabras a los invitados, logrando que la elfa frunciera el ceño en señal de incertidumbre.

Sus sospechas se vieron confirmadas con el sonido de una copa estrellándose contra el piso y el estruendo de las puertas cerrándose de tal manera que les sería imposible escapar. La mirada ojiazul viajó por todo el lugar, buscando una posible solución a la espantosa situación que estaban viviendo. Fue entonces cuando la mano del vampiro se aferró a su brazo y la rubia recordó que su amigo había caído en la trampa. El color abandono su rostro y se acercó a él para ayudarlo, pero no estaba segura de que podría hacer ella ante esa terrible amenaza. Uno a uno los invitados de la fiesta fueron cayendo al suelo y con ellos la esperanza de que todo fuese una broma de mal gusto. Abrazó a su compañero, quien parecía que no tardaría mucho en sufrir el mismo fatídico destino y trató de buscar una salida. Sus peores temores cobraron vida cuando el vampiro sucumbió al efecto de aquel veneno, no sin antes indicarle que buscara un escondite. Recostó a su amigo con mucho cuidado y secó las traicioneras lágrimas de impotencia que lucharon por surcar sus mejillas, buscando con la mirada un lugar en donde ocultarse de sus captores.

—Bio… —lo miró con culpabilidad, realmente no quería dejarlo ahí—. Estarás bien —secó su rostro una vez más y comenzó a hurgar en el traje del chico, tomando una de las dagas que él siempre llevaba consigo—. Te sacaré de este lugar, lo prometo.

No tenía mucho tiempo, eran pocas las personas que se mantenían en pie y pronto se descubriría que ella no figuraba entre las víctimas. Se escabulló con sigilo hasta una de las columnas cubiertas por telas de seda colgantes y se ocultó de tal forma que los adornos de su vestido pasaran por una de ellas. Al menos vestirse con las supuestas cortinas había traído algo bueno. Desde su lugar pudo ver como las personas del servicio que quedaban de pie comenzaban a bajar a los invitados por una discreta puerta, de la cual no se había percatado antes. Su corazón se detuvo cuando vislumbro que dos de ellos se acercaban al cuerpo de su compañero y oprimió sus manos en el mango de la daga. Si tan solo se atrevían a lastimarlo se encargaría de hacérselos pagar, ¿de qué manera? Ni siquiera ella lo sabía, pero no iba a permitir que dañaran a su querido amigo.

Ambos mozos expresaron sorpresa y por las palabras que intercambiaron, parecía que ya se habían percatado del maquillaje que el vampiro llevaba y por lo que pudo observar no parecían muy contentos con la situación. Con mucha discreción comenzó a romper los adornos de su vestido, necesitaría dejarlos ahí puesto que necesitaría moverse con rapidez. No iba a dejar a Bio con esos sujetos, se prepararía para detenerlos en caso de que decidieran hacerle algún daño. Entre tanto embrollo había perdido de vista al causante de todo, pero su objetivo principal sería rescatar a su compañero, no sabía que planeaban hacer con él ahora que posiblemente habían descubierto la farsa y seguramente no se trataba de algo bueno.
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Jue Sep 15 2016, 17:52

Una vez que se apagaron mis ojos no supe más de continuidad de tiempo o espacio, todo era oscuro y no podía sentir mi cuerpo, a ratos solo escuchaba voces que parecían tan distantes como las estrellas mismas -Oiga jefe, parece que alguien no es lo que decía ser- Escuché entre otros sonidos -Malditos elfos, creen que pueden engañarme- Sonó en lo alto la voz de Elso -¡Llévenlo con los otros! Elfo o no, sufrirá el mismo destino- Fue lo último que alcancé a escuchar antes de caer presa del más profundo y completo silencio.

Desperté atado a una cama en una especie de sótano frente a algunos elfos que permanecían inconscientes en camas adjuntas, atados y con extrañas marcas en la piel -¿Dónde estoy?- Pensé sin saber dónde estaba o cómo había llegado allí; la habitación era grande, con una serie de libros con cubiertas tétricas tirados sobre una mesa; intenté liberarme pero era en vano, me encontraba débil y no podía recordar nada de lo ocurrido en las últimas horas -Oh, ha despertado mi nuevo juguete- Escuché una voz detrás de mí que no tardó en dejarse ver, mostrándose como un hombre adulto con un extraño lente en su ojo derecho y una apariencia bastante peculiar, aunque no sabría si “Peculiar” sea la palabra correcta para describirlo.

Intenté liberarme una y otra vez pero todos mis intentos me llevaron a nada  -¿Quién eres? ¿Por qué estoy aquí?- Pregunté enojado aunque poco efecto tendrías mis palabras en él -Tal parece que al igual que los elfos, no eres útil para los planes del señor Elso, son tan solo estorbos y de los estorbos me encargo yo- Dijo finalmente el sujeto con una voz que sonaba desagradable y chillona -He estudiado a muy pocos de tu raza- Dijo mientras me apuntaba con su raro lente y observaba mi cuerpo; la buena noticia era que la mitad del espantoso traje verde era tan solo historia, había sido desgarrado el pecho de la ropa y ahora sobre mi piel habían unas líneas trazadas que parecían tener el fin de indicar por dónde me iban a abrir.

Luego llevó sus manos a mis orejas retirando los restos de la extraña pasta que había moldeado mis falsas orejas puntiagudas -¿En serio creíste que podrías engañar a alguien con esto?- Dijo orgulloso como si él pudiera hacerlo mejor, tal superioridad comenzaba a parecerme molesta y aunque sabía que debía odiarlo, no tenía idea de por qué hacerlo y de lo que estaba haciendo yo en ese lugar -¿Querías husmear en los planes del señor Elso?- Preguntó de manera directa -¿Qué es Elso?- Pregunté en tono burlón aunque de hecho no tenía idea de quién era Elso -Refrescaré tu memoria- Dijo pausadamente -Eres un espía, un infiltrado, eso está claro, solo quiero saber de quién...- Dijo mientras caminaba en círculos alrededor de mí -¿De la Guardia Real? Ellos no tienen idea de lo que hacemos- Preguntó y se respondió a sí mismo -¿De los elfos? ¡No! Ellos no trabajarían con vampiros- Continuó respondiéndose a sí mismo.

Fue entonces cuando la situación se puso ruda y ante mi silencio tomó una pequeña navaja -Sacaré las respuestas, y tal vez algo más- Dijo deslizando por mi pecho el filo de la hoja; pensaba que comenzaría a torturarme cuando de pronto una voz lo llamó -¡¡Igor!!- Se escuchó a lo lejos, una voz que me resultaba familiar aunque no recordaba de quién; el extraño sujeto permaneció inmóvil e indeciso hasta que fue llamado una segunda vez en donde finalmente decidió atender al llamado -Te daré unos minutos para pensar tu respuesta- Dijo para luego retirarse del lugar por unas escaleras de caracol que seguro llevaban a la parte superior.
Igor:
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Sáb Sep 17 2016, 00:20

Los segundos transcurrieron endemoniadamente lento, mientras permanecía oculta a la espera del momento oportuno para ir en busca de su amigo. Vio cómo su compañero era llevado en otra dirección diferente a donde habían llevado a los demás invitados y una alerta se encendió en su cerebro. Una vez que el salón quedó libre de victimas inconscientes, la rubia decidió salir de su escondite para seguir a los captores del vampiro. Se deshizo de sus zapatos altos y caminó con sigilo por unas escaleras de piedra en forma de caracol, las cuales llevaban a una especie de mazmorras que se extendían por debajo de la lujosa mansión. El piso final desembocaba en un pasillo, cuya iluminación era apenas perceptible, brindada por diversas antorchas que se intercalaban entre sí, mostrando las múltiples camas en las cuales yacían varios cuerpos inconscientes.

El lugar era tenebroso y el ambiente de peligro se acrecentaba con cada segundo que transcurría. Avanzó cuidadosamente, ocultándose de vez en cuando en los puntos oscuros del lugar. Escuchó una extraña voz masculina, seguida por la reconocible voz de su compañero y optó por ocultarse detrás de un polvoriento y vacío librero, aguardando el mejor momento para acercarse hasta Bio. El desagradable sonido que provenía de la boca de aquel extraño fue suficiente como para ponerle los nervios de punta. Echó un pequeño vistazo y notó como el hombre se acercaba a la silueta de su compañero, como si lo escudriñara con singular admiración, haciendo énfasis en la treta del maquillaje y las intenciones que lo habían llevado a ese lugar. El vampiro permaneció en silencio —un acto que seguramente le llevó toda su fuerza de voluntad—, mientras su captor hacía preguntas y se respondía a sí mismo.

Desde su lugar pudo ver el reflejo de la luz en la hoja de una daga y se preparó mentalmente para detenerlo antes de que le hiciera algún tipo de daño a Bio, pero afortunadamente el grito de otro hombre detuvo la escena, antes de comenzar. La rubia estaba segura de que esa voz pertenecía al anfitrión de la fiesta y seguramente aquello no presagiaba nada bueno. Un segundo llamado se hizo presente y por fin el captor de su compañero había abandonado el sótano, dirigiéndose a las escaleras por las que habían bajado. Observó a su alrededor en busca de cualquier otro peligro y corrió hasta donde se encontraba su compañero. A pesar de la situación que los rodeaba, no pudo evitar esbozar una sonrisa traviesa al ver al vampiro en aquella posición. Le habían destrozado el traje verde, por lo que su pecho quedaba descubierto; además tenía las manos atadas en la cama, lo que volvía esa escena aún más divertida. Se veía tan indefenso y estaba disfrutando el momento, pero apenas si pudo saborearlo, puesto que tenían que darse prisa. Se acercó a las muñecas de su amigo y examinó los grilletes que lo reprimían. No había tiempo para buscar una llave, así que tendría que improvisar.

— ¿Alguna vez escucharás mis advertencias? —Sacó la horquilla que sostenía su bonito peinado y comenzó a hurgar en el cerrojo de las esposas—. Te dije que tuvieras cuidado y me ignoraste —continuó peleándose con aquel endemoniado cerrojo—. Lo mismo hiciste con los guardianes de arcilla y con las sirenas —comenzó a imitar la voz de Bio—. No, Ashryn, estás loca, es tu imaginación, y al final siempre termino salvándote las nachas —sonrió con emoción una vez que lo liberó—. ¡Ara! ¡Toma eso, amigo! ¿Quién es la inútil ahora?

Vale, se había emocionado de más y ahora era tiempo de salir de ahí. Observó a su alrededor y se dio cuenta de que los pobres inocentes que acompañaban a Bio eran los elfos desaparecidos. Los reconoció de inmediato, pues uno de ellos era buen amigo de su hermano. Ni siquiera lo pensó antes de acercarse a ellos, para asegurarse de que estuviesen a salvo.

—Tenemos que sacarlos de aquí —miró a su compañero—. Tal vez…sea buena idea que regrese para distraer a Elso y a sus hombres —intentó idear un plan, pero ninguno parecía realmente bueno—, solo tendrás que asegurarte de sacar a los mensajeros y de buscar a los invitados de la fiesta —se acercó a Bio de nuevo y lo abrazó—. Estaba realmente preocupada por ti, no vuelvas a hacer nada imprudente, ¿entendido? Porque tal vez no pueda salvarte de ser cortado como ganado.

Se separó de él y comenzó a liberar a los elfos cautivos. No tenían mucho tiempo y aun no estaba muy segura de lo que iba a hacer a continuación, pero si Bio y los elfos podían estar a salvo, eso ya sería una gran ganancia. Aunque tenía la impresión de que esa noche iba a durar más de lo que pensaba.
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Sáb Sep 17 2016, 22:01

Todo era confuso, bastante extraño, estaba rodeado de desconocidos pero al parecer, en una situación similar a la de ellos, tenía poco tiempo antes que el extraño sujeto que parecía tener por nombre Igor, estuviera de regreso; moví mi cuerpo sacudiéndome para tratar de liberarme pero todos mis esfuerzos fueron en vano; comenzaba a perder la calma cuando una misteriosa jovencita se acercó gruñendo como una anciana, su actitud me resultaba bastante graciosa y no podía evitar pensar en las viejecitas de Lunargenta que agitaban los brazos mientras le gruñían a los niños para ahuyentarlos.

Sonreí amablemente aún sin responder a sus palabras porque realmente no tenía idea de lo que hablaba -Lo... Lamento...- Murmuré como excusa ante todo aquello que me reprochaba mientras intentaba liberarme con una maña aprendida quien sabe dónde, al parecer la chica era más experta y capaz de lo que aparentaba su cara de ingenua -Genial, gracias- Dije al sentir mis manos libres seguido de un -¿Quién eres?- Que se escucharía entre desgarrador y preocupante, incluso me había dolido un poco preguntarlo después de haber escuchado su preocupado sermón, pero la verdad seguía sin tener idea de lo que estaba haciendo ahí.

Me levanté mirando a los lados en donde los cuerpos de los otros prisioneros descansaban atados de la misma manera que yo estaba pero profundamente dormidos, pero no solo eso, tenían unas extrañas marcas en el pecho que se encontraba desnudo, como si los hubiesen cortado y luego les quemaran la piel para cerrarla -¿Qué rayos pasa aquí? ¿Quiénes son ellos?- Pregunté señalando aquellos cuerpos.

A ratos, venían a mi mente algunas imágenes, reminiscencias efímeras de mi largo pasado, al menos de momento iba recordando mi propia identidad -Soy Víctor- Susurré para mí mismo mirando mis manos mientras algunas imágenes surcaban por mi mente como simples cuadros carentes de movimiento y acción -Eres más útil de lo que pareces- Dije a la chica con una sonrisa mientras buscaba la salida con la vista; ciertamente solo quería buscar la manera de escapar, pero por otro lado no podía dejar a la chica allí sola después que me había ayudado y si lo que pretendía era liberarlos a todos entonces era mi deber ayudarles.

Observé pasmado cómo la chica tomaba las riendas de la misión y se disponía a entretener a un tal Elso mientras yo liberaba a los prisioneros y encontraba a los invitados -¿Cuáles invitados?- Pregunté aún confundido y con un insipiente dolor de cabeza que se hacía más intenso a cada rato -Te ayudaré con estos elfos, si conseguimos despertarlos y están de nuestro lado, tendremos más ayuda para salvar a tus invitados, donde sea que estén- Sugerí a la chica mientras me bajaba de la cama en donde había estado amarrado.

El plan parecía fácil, pero estaba muy lejos de serlo, más aún porque se comenzaron a escuchar unos pasos bajando la escalera -Alguien viene, debes esconderte- Sugerí a la chica para garantizar su seguridad, yo podría fingir que seguía atado hasta saber de quién se trataba, era un elevado riesgo pero esconderme junto a la chica sería imprudente; solo haría la situación más sospechosa y delataría la presencia de alguien más.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Dom Sep 18 2016, 10:16

Algo en su interior se rompió en mil pedazos, haciéndola sentir como si su alma fuese un cristal al cual le acababan de estrellar una roca encima. Le había sorprendido que el vampiro se disculpara, en lugar de lanzarle una de sus usuales bromas, pero que le preguntara quien era fue algo que realmente no se esperó. Parpadeó un par de veces y lo miró fijamente, aguardando el momento en que soltara una carcajada y le demostrara que solo le estaba tomando el pelo; sin embargo, eso jamás pasó. El semblante desconcertado de su amigo fue lo bastante convincente como para dejarle en claro que eso realmente estaba pasando y que efectivamente él no tenía idea de que sucedía, ni mucho menos de quien era ella. Esbozó la mejor sonrisa que pudo y lo miró. Quizá el tiempo no estuviese de su lado, pero se aseguraría de que él estuviese al tanto de la situación, al menos lo suficiente como para que pudiese salir de ahí.

—Yo…yo soy…Ryn —realmente no pensó que le permitiría a alguien más llamarla así, pero salió sin pensar—. Pertenezco al gremio de informantes…igual que tú —hizo una pequeña pausa—. Nos enviaron a una misión de espionaje…estamos investigando a un hombre llamado Elso Ponsio —señaló a los elfos que yacían en camas contiguas—. Ellos fueron enviados a negociar con él, a causa de las actividades que ha estado realizando en contra de Sandorai, pero nunca regresaron —lo miró—. Por eso se nos pidió que viniéramos a investigar a la fiesta que Elso Ponsio estaba ofreciendo, no obstante, dieron una extraña bebida y tú la tomaste al igual que los demás invitados…me dijiste que me escondiera y caíste inconsciente —comenzó a hablar cada vez más bajito—. Seguí a los hombres que te trajeron hasta aquí y esperé para poder liberarte...y fue como llegamos aquí —levanto la vista, buscando la gotera que le estaba mojando la cara—. Eres lo más cercano a mi mejor amigo…no podía dejarte que te hicieran daño —tocó sus mejillas y se dio cuenta que en realidad había llorado durante su explicación—. No tienes que creerme, ni tampoco confiar en mí, pero quiero que estés a salvo…

El sonido de unos pasos acercándose interrumpió su intento fallido por evitar el llanto, alertándola sobremanera. Nuevamente Bio le sugirió que se pusiera a salvo y un nudo apareció en su garganta, haciéndola inflar las mejillas instintivamente. Aun con amnesia ese hombre no era capaz de escucharla. Lo tomó de la mano y lo guio hasta el escondite donde ella había estado antes. El sujeto que quería cortar a su amigo se acercaba y ella no se lo iba a poner en bandeja de plata; menos después de ver como habían terminado los elfos mensajeros, a Bio podrían incluso hacerle algo peor. Tapó la boca de su compañero, esperando al loco secuestrador y la rabieta que haría cuando viese que el vampiro ya no se encontraba en su sitio, pero nada de eso ocurrió. La persona que había bajado no era quienes ellos esperaban y ni siquiera pareció darse cuenta de la cama vacía, lo cual la hizo soltar un suspiro de alivio. Soltó al joven y en el movimiento terminó tirando un frasco que se encontraba sobre el polvoriento librero. El color abandonó su rostro y rápidamente buscó una solución.

—Bio…quiero decir, Victor… —se corrigió a sí misma, pues había escuchado al vampiro cuando se repitió su nombre— en cuanto puedas saca a los elfos de aquí —salió del escondite—. Pónganse a salvo.

Salió corriendo rumbo a las escaleras de caracol, esperando que ella se convirtiera en el objetivo y que su amigo estuviese a salvo. En realidad, no tenía idea de que se encontraría una vez que subiera por esas escaleras, seguramente ella también terminaría atada o algo peor, aunque si eso servía para que Bio saliera de ahí, entonces valdría la pena. Subió tan rápido como sus pies se lo permitieron y siguió corriendo una vez que llegó al salón donde todo había iniciado; ojalá y su trayectoria hubiese tenido un mejor destino. Ni siquiera miró a su alrededor, solo sintió como alguien la sostenía con fuerza y por más que forcejeó y pataleó no logro librarse de su captor. Brillante plan, Elaynor, ni siquiera habías anticipado que posiblemente habría guardias vigilando la mansión; aunque tampoco podía quejarse, su presencia seguramente serviría para armar un alboroto que permitiera la salida del vampiro.

— ¡¿Qué es todo ese escándalo?!

—Esa voz… —pensó mientras seguía tratando de soltarse.

Peleó con todas sus fuerzas, a sabiendas de que era inútil y trató de esconder el miedo que comenzaba a formarse en su interior. ¿Había hecho bien en salir corriendo de esa manera? ¿Y si Bio no era capaz de salir? Aún tenía la daga que le había robado, pero antes tendría que analizar la situación en la que ahora se encontraba. Seguramente ese despiadado hombre la interrogaría antes de decidir qué hacer con ella, después de todo era una sorpresa que alguien siguiera consciente luego de la entrega de aquella exótica bebida. Además, estaba el hecho de que ella era una elfa y muy probablemente ya se habrían dado cuenta que no estaba ahí para divertirse. Solo necesitaba ser la distracción el tiempo suficiente, luego de eso no le importaría lo que hicieran con ella; a pesar de que estaba segura que no le aguardaba nada bueno.
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Lun Sep 19 2016, 08:06

Me encontraba un poco desconcertado pero a medida que la chica me ofrecía datos, estos iban calando fuerte en mi memoria haciendo que algunas cosas regresaran como efímeros destellos -Ryn...- Repetí con cierta extrañeza, pese a que recordaba varias cosas de ella o al menos podía asociarlas mentalmente a recuerdos, no podía recordar que me hubiera dicho ese nombre antes, jamás lo había escuchado siquiera, aunque eso no hizo menguar la credibilidad que ya le tenía a la joven elfa.

Sin duda alguna lo que más me había sonado era el gremio de informantes, tal vez por lo vinculado que estaba con la organización; recordando eso el resto de la información me dio a entender que estábamos a mitad de una misión, ahora la chica me había dado los datos necesarios para terminarla, luego podría preocuparme por mi memoria -Ya estoy a salvo, gracias a ti- Comenté con una amable sonrisa justo antes de escuchar los pasos en la escalera.

Esperaba que la pequeña obedeciera y se escondiera mientras aseguraba la situación neutralizando a quien se acercara pero en lugar de eso me tomó de la mano llevándome con ella a esconderme quién saber dónde, cosa que nos delataría de inmediato en caso que regresara el tal Igor; afortunadamente quien bajaba era alguien más, uno que al parecer no estaba al tanto del nuevo prisionero que ahora faltaba y solo había bajado tal vez por escuchar ruidos; me sentía secuestrado y amordazado por la jovencita que de lejos parecía ser indefensa pero mostraba ser más tenaz de lo que aparentaba, tal vez no tan brillante pero sí muy tenaz, aunque debía reconocer que el truco para abrir los grilletes me había impresionado bastante.

Tras dar un vistazo a los elfos que descansaban el vigilante se dio media vuelta y se habría marchado de no ser por el envase de vidrio que tropezamos haciendo un hermoso y llamativo ruido que delató nuestra presencia, desde ese momento todo transcurrió tan rápido que apenas me dio tiempo de reaccionar, la chica simplemente salió mostrándose y corrió como loquita por las escaleras cual si no hubiera un mañana, había sido una enorme falta de precaución, pero al menos había evitado que nos atraparan a ambos, lo cual tenía su mérito, y además me había dejado algo de tiempo para liberar a sus amigos elfos pero ¿Liberarlos para llevarlos a dónde?

Mi primera reacción fue correr tras ella, pero luego pensé que si estaba en el gremio de informantes, algo debía haber hecho bien para ganarse el lugar, difícilmente habría logrado entrar solo por seguir al grupo en una cueva. Reí ante lo triste que sonaba eso pero luego miré preocupado a los elfos que permanecían atados a las camas; no tenía una aguja de cabello como la elfa, ni la rara destreza para abrir los grilletes, así que como una persona decente preferí buscar las llaves que seguramente estarían cerca; escudriñé entre estantes y gavetas con tanto silencio como podía hasta encontrar un manojo de llaves con el que tendría que intentar atinarle rápidamente a la llave correcta de cada grillete.

Una vez liberados los elfos noté con preocupación que estaban muy atontados como para poder levantarse, así que me limité a dejarlos libres, y despertar al primero de ellos para que, aunque fuera despacio intentara sanar o animar a sus colegas -Vamos elfo, dame una mano, Ryn ha venido por ustedes pero no podrá hacerlo sola- Le dije señalando a sus compañeros esperando que supiera qué hacer mientras yo me dirigía hacia las escaleras.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Mar Sep 20 2016, 08:20

Ese hombre le causaba demasiada repulsión y le costaba trabajo esconderlo. Un hombre del personal de servicio le sostenía ambos brazos, evitando que pudiese huir como tanto lo anhelaba. Por órdenes de Elso, la llevaron hasta un pequeño salón, similar a un estudio y la sentaron en una silla, amarrándola en ella. Se removió incansablemente tratando de librarse, pero fue en vano. La daga de Bio se encontraba escondida en el corsé de su vestido y sus manos estaban inmovilizadas, sin duda no ganaría mucho si seguía en esa situación. Fue en esos momentos en los que se permitió pensar en sí misma y en lo que le esperaba cuando el infame anfitrión y su loco secuaz entraran a la habitación. Busco por el lugar algo con lo que pudiese ayudarse, cuando el sonido de una conversación interrumpió sus pensamientos.

Cerca de ahí las voces de Elso y del loco que había secuestrado a su amigo captaron su atención, hablando acerca de la situación que se había suscitado. El intercambio de palabras le brindó parte de la información que había ido a buscar. Al parecer las tierras que Elso Ponsio había adquirido, tenían un valioso secreto resguardado en ellas. Por ese motivo había estado comprando y estafando a numerosas personas, con el fin de enriquecer sus bolsillos con el mineral escondido en esos terrenos, el cual era desconocido para los inocentes dueños de esas hectáreas, y todo por una ambición. Aunque aún necesitaba descubrir cuál era la relación del tal Igor en todo eso y por qué motivo había tasajeado a sus compatriotas. Lo siguiente que escuchó hizo que el alma le cayera al suelo. Los seres queridos de los demás invitados también se encontraban secuestrados por Elso y sus hombres, y él planeaba usarlos para convencer a los otros de vender las tierras restantes.

Era un plan bastante aterrador y ahora que sabía hasta donde su enemigo era capaz de llegar, no dudaría en tratar de salir de ahí. El corazón se le detuvo cuando el tal Igor entró en el estudio y no pudo evitar atemorizarse por la mirada que le dirigió. Intentó mantener un semblante impasible y no caer presa del pánico, pero al parecer no le resultó muy bien. El hombre comenzó a rodearla, mirándola de arriba abajo, como un cazador que analizaba a su siguiente presa, aguardando el momento de saltarle encima y ella no podía hacer nada más por salvarse. Estuvo a punto de rendirse ante los nervios, cuando el recuerdo de su amigo con amnesia y del bobo cazador que le gustaba le devolvió las energías que necesitaba. Frunció el ceño y le sostuvo la mirada con altanería, era hora de sacar ese lado que hasta ese entonces le había sido desconocido. Esbozó una arrogante sonrisa ladina, haciendo que el hombre se desconcertara un instante.

— ¿Qué es tan gracioso? —Preguntó Igor con cierta irritación, pero ella no contestó—. Es impresionante que no cayeras víctima del Thomyr, ¿acaso estas trabajando con mi nueva adquisición? —Hizo una pequeña pausa, en la que Ashryn no pudo evitar querer azotarlo contra la pared por referirse a Bio de esa manera—. Eso es realmente imposible, una elfa jamás se aliaría con un vampiro… ¿o sí? —Arqueó una ceja de manera altiva, sin pronunciar palabra alguna; lo cual terminó por molestar a ese extraño hombre—. ¡Te crees muy lista, ¿verdad?! —El hombre que la había atrapado apareció por la puerta, interrumpiendo el monologo del loco.

—El señor Elso ha ordenado que la llevemos con el resto de los invitados —Igor iba a espetar, pero fue rápidamente interrumpido—, de inmediato.

La desamarraron de la silla sin desatarle las muñecas y la guiaron hasta el ala donde tenían a todos los invitados. Era un salón similar al de la fiesta, solo que este carecía de muebles y en el piso yacían los cuerpos inconscientes de las inocentes personas que asistieron a la fiesta. El hombre la lanzó contra una de las esquinas de la habitación y la abandonó el lugar, cerrando la puerta tras de sí. La rubia comenzó a remover sus manos, buscando alcanzar la daga escondida en su vestido; estuvo a punto de lograrlo, cuando la puerta fue abierta nuevamente, permitiendo la entrada de Elso Ponsio, quien se acercó rápidamente a ella y la miró detenidamente. Nuevamente hizo gala de su recién adquirida habilidad para fingir y posó sus bonitos ojos azules en los de su enemigo sin temor y con soberbia. Grave error, pues eso solo empeoró su situación.

— ¡Inútiles! —Gritó con enfado y la dirigió una mirada severa—. ¡No dejaré que arruines mis planes! —Sí, con esa actitud solo había dejado claro que ella no era una simple invitada—. ¡Encárguense de ella! —Dos hombres aparecieron, dispuestos a cumplir con lo que se les había mandado—. Estoy seguro que Igor estará complacido de agregarte a su colección.

—Estoy en problemas... —Pensó para si misma, mientras ponderaba sus escasas opciones.

¡Bendita suerte, Elaynor! Ahora tendría que buscar la manera de librarse de esa situación y por desgracia no tenía un plan. La daga de Bio aún se encontraba entre los pliegues de su vestido, por lo que eso tendría que darle alguna ventaja. Solo tenía que alcanzarla y liberarse; apuñalar a sus captores y salir corriendo. Vale, no era su idea más brillante, pero no tenía tiempo para ponerse exigente en cuanto a los métodos. Elso la quería muerta y estaba segura de que Igor no repararía en cumplir con esa orden. Solo le rogaba a Imbar que para esos momentos Bio ya estuviese muy lejos de esa endemoniada mansión.
~

Subrayada la complicación


Última edición por Ashryn Elaynor el Jue Sep 29 2016, 08:42, editado 1 vez
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Miér Sep 21 2016, 20:08

Todavía no lograba recordar todos los detalles, pero sabía que había una misión y que debía ayudar a la elfa que había salido corriendo y gritando de la manera más loca posible; con algo de esfuerzo conseguí liberar al primero de los elfos que aunque aún estaba algo turuleco, [1] se encargaría de liberar al resto mientras yo buscaba entre las cosas de ese lugar algo que me pudiera ser de utilidad para ayudar a la pequeña elfa.

Entre todas las cosas encontré apenas un poco de Thomyr en su estado puro, tomé un puñado y tras darle un vistazo a los elfos que luchaban por desatarse, subí las escaleras como un rayo hasta llegar a la cima donde se encontraba un par de sirvientes vigilando el lugar; no deseaba enfrentarme a ellos en una larga batalla pues debía aprovechar todo el tiempo disponible para buscar a la joven elfa; fue entonces cuando se me ocurrió darle utilidad al puñado de Thomyr, Esperé recostado a la pared hasta que ambos vigilantes se dieran la espalda, una vez hecho corrí hasta el más cercano y lo tomé por detrás, con una mano sujeté su cabeza mientras con la otra le metía a la fuerza los pétalos de Thomyr por la boca.

Solté al primero que quedó tratando de escupir esa cosa de su boca aunque con suerte ya sería tarde, la saliva de su boca tendría que haberse mezclado con lo que segregaba la flor y era solo cuestión de tiempo para que se doblegara; sin darle más importancia avancé hasta el segundo de un salto, apenas tuvo tiempo de voltear a verme cuando ya estaba sobre él llevándolo al piso para clavar mis dientes en su cuello y alimentarme al tiempo que las enzimas en mi saliva servían como sedante para inmovilizarlo.

Limpié mi boca con el brazo y levanté la cabeza mirando hacia todos lados, no tenía idea de a dónde ir entre las múltiples puestas que tenía aquel gran salón, no fue sino hasta que escuché los gritos de Elso cuando entendí la ruta que debía seguir, si lo encontraba tal vez encontraría también a la elfa que parecía tener un don especial para perseguir problemas y ponerse en peligro deliberadamente.

Al terminar de subir las escaleras noté que comenzaban a salir unas figuras de una habitación al fondo, así que como pude me lancé a la primare habitación donde pude abrir una puerta para esconderme hasta que Igor y Elso pasaron cerca discutiendo sus planes que incluían la extorción para adueñarse de valiosos terrenos; ahora las cosas comenzaban a tener sentido, aunque de momento la prioridad era buscar a la elfa, a fin de cuentas la misión principal era saber lo que sucedía, la secundaria sería rescatar a los prisioneros.

Avancé hasta la habitación de donde había salido Elso y encontré a Ryn a punto de ser ajusticiada por un par de sujetos -¡No!- [2] Exclamé dejando escapar en el grito una dosis de magia de voz suficiente para detenerlos, un miedo comenzaría a recorrer sus cuerpos llenándolos de escalofríos y haciéndolos dudar cada vez que intentaran atacar a la elfa; ambos sujetos voltearon a mirarme y le dieron la espalda a Ryn tal vez por considerarla frágil e inofensiva y se enfocaron en mí -¿O mejor sí?- Dije en un tono menos fuerte.

Deberían ver lo que hay tras ustedes, serán asesinados- Advertí a los tipos pero éstos comenzaron a reírse -No caeremos en un truco tan estúpido- Afirmó uno de ellos mientras se preparaban para embestirme antes que a la joven elfa...
◄ ○ ○ ○ ○ ☣ ♜ ♞ ♝ ♛ [ Ø ₣ ₣ Я Θ Ł ] ♚ ♝ ♞ ♜ ☣ ○ ○ ○ ○ ►
[1] Turuleco: Atontado
[2] Habilidad de nivel 3: El miedo que acecha.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Dom Sep 25 2016, 07:42

Todo ocurrió de una manera inesperadamente lenta, mientras buscaba furtivamente la manera de liberarse, antes de que la llevaran con el loco de los experimentos. Aquellos hombres se acercaban a ella con decisión y la verdad es que el pronóstico de su suerte no era muy bueno. Removió sus manos como pudo, tratando de alcanzar la bendita daga del vampiro y poder ayudarse, desgraciadamente las condenadas cortinas que llevaba como ropa no le beneficiaban en nada. Si salía de ahí con vida se encargaría de quemar esa indumentaria y se aseguraría de no volver a ponerse algo similar. De un momento a otro el tal Elso abandonó la habitación, dejándola sola con sus presuntos captores. Estaba temblando de miedo, pero aun así trato de mantener un semblante impasible y no dar a entender lo inútil que realmente era.

Su mirada se iluminó cuando sintió el mango la daga rozar en sus dedos. Removerse como gusanito en agonía había rendido frutos y estaba muy cerca de cumplir su cometido. Centró su atención en esa tarea, que ni siquiera notó la figura de un tercero entrando en la habitación. No fue sino hasta que escuchó aquella voz tan conocida para ella, que levantó la vista, parpadeando un par de veces, intentando asimilar si lo que veía era realmente cierto. Los dos hombres se giraron hacia el intruso y fue entonces que la rubia se percató de que aquello estaba pasando. La daga se deslizó hacia una de sus manos y rápidamente cortó las cuerdas con las que la habían atado. Sus captores habían centrado toda su atención en Bio, olvidando por un instante que ella también seguía ahí. La ojiazul se puso de pie sin hacer ruido y se acercó a ellos con sigilo, tomando firmemente la daga. Ambos hombres emitieron una risa burlesca ante el comentario del vampiro, acercándose a él y sin siquiera dignarse a voltear hacia ella.

—Regla número uno —tomó la daga de lado y desde atrás la deslizó por el cuello de uno de ellos, en una rapidez que solo los Dioses sabrían de donde había salido—, nunca me subestimen… —habló al tiempo que encajaba la misma daga en el pecho del otro con la misma rapidez de su acción anterior.

Su mirada se relajó y fue entonces que notó las manchas de sangre en sus manos y su vestido, las cuales la trajeron de vuelta a su realidad. Había matado a dos personas. Ella había arrebatado la vida de dos hombres. Comenzó a temblar, observando los cuerpos inertes de sus víctimas en el suelo y la evidencia de su acto en sus manos. ¿Qué clase de persona era ella? ¿Cómo podía llamarse sanadora después de aquel acto tan infame? Sangre por todos lados, muerte a su alrededor y todo por su causa. Sus delicadas facciones se ensombrecieron y su rostro perdió el color, producto de la inestabilidad emocional que estaba experimentando en silencio. De un momento a otro levantó la vista, esperando encontrarse en su habitación y que todo fuese una pesadilla, pero solo se encontró con el rostro de su amigo. Su cuerpo se movió por inercia y se lanzó hacia él abrazándolo con fuerza.

—Los maté… —susurró vacíamente, mientras escondía su rostro en el pecho del vampiro—. Yo…los maté…

Quizá ya había perdido la cordura, pero entonces fue que recordó que Bio seguía ahí, no había escapado como ella lo esperó. Ya tendría tiempo para reprenderse a sí misma, lo importante era sacarlo a él de ese lugar. Ni siquiera le importaba cumplir la misión, solo ponerlo a salvo. Además, ya había averiguado algo acerca de los planes de Elso, aunque a un precio muy alto. Tenía la cabeza hecha un nudo y no tenía la estabilidad necesaria para idear un plan, tendría que obligar al vampiro a salir de ahí y cerciorarse de que el testarudo no siguiera poniéndose en peligro a sí mismo, especialmente cuando Igor seguía rondando por la mansión y seguramente no estaría contento de que su última adquisición ya no se encontrara donde lo dejó.
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Dom Sep 25 2016, 23:27

La distracción había dado sus frutos, de hecho, la advertencia a los sujetos había salido mejor de lo esperado, pues la ignoraron completamente dando a la joven elfa la oportunidad para encargarse de sus captores sin problemas de ser herida; retrocedí un par de pasos para que los sujetos no apartaran su atención de mí y en apenas instantes, la jovencita con una destreza envidiable acabó con ambos en una ataque de furia asesina; observé impresionado sin tener que hacer nada ante tal situación y estaba por aplaudirle y ovacionar su impecable ejecución cuando de pronto volvió a poner cara de cachorro asustado.

Parecía que jamás había asesinado a nadie, por lo que podría suponer un golpe fuerte asimilarlo, una sanadora que quita vidas en lugar de darlas era tal como un vampiro que ayudaba personas en lugar de asesinarlas para beber su sangre, ambos éramos una deshonra para nuestras razas; por instinto aparentemente, saltó hacia mí escondiendo su cabeza en mi pecho como si atravesando mi cuerpo pudiera salir lejos en otro lugar; la abracé y le di palmaditas en la espalda para calmarla -Está bien, eran tipos malos, has hecho lo correcto, ahora ya no podrán hacerle a nadie más lo que estaban haciendo aquí- Le dije intentando consolarla aunque a la vez posiblemente caería presa de sus dogmas morales preguntándose lo que nos daba el derecho a decidir quién vivía y quién no.

No tenía tiempo para entrar en tal discusión, tal vez luego con más calma y a salvo pero no ahora, así que puse en marcha un nuevo plan -Además no los mataste, están vivos- Susurré en voz baja a la joven elfa mientras concentraba mi mente para hacer que mi voz emergiera desde los cuerpos muertos, pero escuchándose como si fueran sus propias voces -Estamos bien, elfa, solo dormiremos un rato- [1] Dije con aquella voz idéntica a la de uno de los muertos mientras tomaba la cabeza de la chica para evitar que volteara hacia ellos y viera toda la sangre en la que ahora nadaban -Váyanse y salven a los otros elfos- Dije con la misma voz esperando que la joven se lo creyera para luego indicarle que deberíamos irnos.

Poniendo una mano en su espalda la empujé levemente hacia la salida, interponiendo mi cuerpo entre ella y los ensangrentados cadáveres -No voltees a mirarnos, nos desnudaremos para estar más cómodos- Dije finalmente con aquella misteriosa voz para evitar al menos por pudor que la chica volteara -Debemos irnos, esto no ha terminado- Indiqué a mi compañera saliendo y cerrando la puerta tras nosotros -Has hecho lo necesario, sabemos lo que planea Elso, pero falta sacar a los prisioneros- Advertí a la chica -Yo distraeré a Elso y los guardias, tú ve con a los elfos- Propuse a la jovencita deslizando mis dedos por sus mejillas para limpiar las lágrimas.

Ahora nos tocaba el enfrentamiento final, avancé a toda carrera hasta la sala principal, el lugar de la fiesta en donde la bebida me había hecho caer; justo ahí estaba Elso junto a Igor y otro par de guardias, demasiada gente junta para luchar contra todos, pero al menos buscaría distraerlos para que Ryn pudiera llegar a las escaleras y bajar a buscar la ayuda de sus congéneres -Parece que les falta un prisionero- Dije apoyando mi trasero en el pasamanos de las lujosas escaleras y deslizándome hasta abajo a toda prisa en un divertido descenso, o al menos, divertido hasta que noté que en el extremo de la escalera había una esfera decorativa con la que me estrellé cayendo al piso aparatosamente.

La grandiosa entrada había conseguido al menos llamar la atención de los presentes y la elfa no tendría muchos problemas en pasar desapercibida [2] -Sé lo que tramas, y no vas a conseguirlo, en cuanto la guardia lo sepa serás un hombre muy buscado- Advertí a Elso de forma amenazante -¿Y quién va a decirles?- Expresó confiado -¡¡Tú no saldrás de aquí con vida!!- Amenazó mientras ordenaba a sus guardias atraparme; solo Igor se quedó atrás mirando hacia su laboratorio pensando que alguien más podría haber escapado -¿Temes ensuciarte las manos?- Pregunté a Elso incitándolo para que se uniera a la pelea y también para mantener su atención sobre mí.
◄ ○ ○ ○ ○ ☣ ♜ ♞ ♝ ♛ [ Ø ₣ ₣ Я Θ Ł ] ♚ ♝ ♞ ♜ ☣ ○ ○ ○ ○ ►
[1]Habilidad de nivel 6: El que acecha en el umbral
[2]Subrayada la complicación
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Mar Sep 27 2016, 08:04

Mucha gente suele decir que, al arrebatar una vida, un fragmento del alma del responsable muere también y al parecer esa teoría acababa de ser comprobada. Ella había arrebatado dos vidas y eso nada lo iba a cambiar. Su mente se encontraba hecha un lío y no tenía la estabilidad emocional como para seguir adelante con la misión. Afortunadamente no se encontraba sola y Bio no había seguido sus instrucciones previas y había ido a buscarla; cosa que le agradecía, aunque quizá si algún día volvía su estabilidad mental le reclamaría por semejante imprudencia. Por un instante se dejó consolar, casi parecía que su amigo realmente la recordaba, aunque en esos momentos era ella la quien deseaba olvidar su identidad y simplemente convertirse en nada. Parpadeó un par de veces cuando el vampiro le aseguró que ambos hombres estaban bien y no pudo evitar levantar la mirada en señal de confusión. ¡Claro que los había matado! ¿Acaso esperaba que eso se desvaneciera tan fa…?

Y como si fuese una especie de sueño, sus parpados se entrecerraron un poco, escuchando la voz de sus anteriores víctimas, rectificándole que efectivamente se encontraban bien. En algún lugar recóndito de su cerebro una vocecita le decía que girara y se cerciorara de que lo que escuchaba era cierto, pero aquel extraño estado de trance al que de alguna forma había entrado y las manos de Bio, tomándole su cabeza, le impidieron hacerlo. Pese a todo seguía siendo una niña inocente. Confió en la voz que escuchó y se dejó guiar por su compañero fuera de la habitación, donde le dio algunas instrucciones, mientras le limpiaba el rostro de manera amable. La rubia asintió con cierta timidez y se dirigió rápidamente hacia el sótano, donde antes habían capturado a su amigo, sin percatarse de que alguien la seguía. Los elfos parecían estar a salvo y un suspiro de alivio escapó de sus labios, mientras se acercaba al amigo de su hermano. No lo conocía mucho, puesto que Allen tenía amigos hasta por debajo de las piedras, pero al haber entablado una que otra conversación con el joven, lo mínimo que podía hacer era llevarlo a casa.

— ¿Valek? ¿Están todos bien? —Preguntó, observando las marcas en el cuerpo de sus compatriotas.

—Ashryn, ¿Cómo es que tú…? —El elfo no terminó de hablar cuando otra voz se hizo resonar en el lugar.

— ¡Pequeña elfa entrometida! —Igor apareció de la nada, sorprendiendo a todos los presentes, mientras se acercaba a la rubia furtivamente.

En ese punto la ojiazul ya no estaba de cuánto tiempo le faltaba para salir de esa endemoniada mansión. Bufó un poco molesta y tomó la daga del vampiro, sin estar segura de lo que tendría que hacer. El hombre estaba loco, de eso no había duda, pero ¿Qué podía hacer ella en contra de él? Era bastante menuda y daba la apariencia de ser una muñeca de porcelana, seguramente se vería atrapada antes de que siquiera pudiese rozarlo. Estaba en pleno debate existencial cuando el brazo de Valek se interpuso entre ella e Igor, en una acción protectora. Todo pasó demasiado rápido y antes de darse cuenta, los elfos se habían lanzado contra el humano, protegiéndola a ella en todo momento. Por un instante la rubia pensó que sería el final de aquel hombre loco, pero sus compatriotas optaron por capturarlo, debatiendo que es lo que harían con él después de que el líder de todo aquello cayera.

Por inercia, Ashryn subió por el mismo camino por el que había llegado, rezándole a Imbar porque su compañero estuviese a salvo. Miró en todos lados, tratando de elegir una ruta en donde empezar a buscar. Por suerte no tuvo que reparar mucho en ello, puesto que los gritos de Elso le indicaron el paradero del vampiro, pues dudaba que aquel hombre le gritara de esa manera a uno de sus subordinados; y si conocía bien a su amigo, no sería difícil dudar de su peculiar don para sacar de quicio a los demás. Corrió con todas sus fuerzas, confiaba en Bio, claro que lo hacía, pero no sabía hasta donde la amnesia podría ser perjudicial para él y esperaba llegar a tiempo para ayudarlo o para presenciar en primera fila las habilidades que este poseía.
avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Bio el Miér Sep 28 2016, 06:13

Sonreí al ver pasar a la elfita a toda prisa sin que nadie notara su presencia, o al menos casi nadie, pues el idiota de Igor sí que la había visto pasar; mi primer pensamiento fue ir tras ella de inmediato, sin embargo también era una espía y debía aprender a defenderse sola, en el fondo seguía pensando que no podría y menos con su trauma de los asesinatos anteriores, pero me tranquilizaba saber que había más de su raza ahí abajo, todos habrían sido liberados a estas alturas y seguramente la protegerían.

Mientras tanto los sujetos me hacían retroceder hasta que las cortinas rojas del enorme muro tras de mí me dejaron finalmente sin lugar a dónde huír -No tenemos que hacer esto, no les pagan lo suficiente- Dije a los sujetos que se miraron uno al otro para luego echarse a reír -Te aseguro que sí les pago lo suficiente- Dijo orgulloso Elso mientras se cruzaba de brazos -Pues entonces será por las malas- Dije mientras avanzaba a toda velocidad contra el primero de ellos pero cuando ya estaba a punto de darle un fuerte puñetazo en el rostro sentí el impacto de una patada contra mi pecho que me hizo retroceder y caer al piso.

Sacudí mi cabeza y me levanté impulsándome con las piernas mientras apoyaba las manos a los lados de mi cabeza -Entonces quieres ser el primero- Dije mirando al que me había dado la patada y corriendo ahora hacia él; en este caso sí pude alcanzarlo y lanzar un puñetazo, dos, tres, pero todos fueron bloqueados con tal facilidad que parecía un niño peleando contra un gigante -Déjate pegar- Dije comenzando a frustrarme cuando una rodilla impactó contra mi hombro derecho haciéndome rodar por el piso, para variar -¿Entonces así jugaremos?- Dije buscando mis dagas para ponerme serio y terminar el asunto pero ¡Sorpresa! Solo tenía una daga, había entregado la otra a la elfa para que pudiera defenderse.

Era momento de usar otro método, en combate desarmado no podría vencerlos, y con una daga sería tan complicado que me parecía agotador el solo hecho de imaginarlo, así que finalmente pensé en una mejor solución -No es justo, no puedo pelear contra ambos, así que les ofrezco pelear solo contra el más fuerte de los dos- Dije causando una nueva carcajada de los sujetos -El más fuerte- [1] Dije señalando a uno de ellos aunque al mismo tiempo dejaba escapar en mi voz un poco de magia que los haría entrar en confusión y ponerlos uno en contra del otro -¿Qué te hace pensar que es el más fuerte?- Preguntó el otro claramente ofendido -Solo míralo- Dije aplicando de nuevo una dosis de magia para generar más confusión y caos -¿No crees que sea más fuerte?- Dijo el señalado golpeando sus puños uno con otro -Es obvio que no- Comenzó a alzar la voz el segundo y siguieron discutiendo mientras yo me alejaba en busca de algo que pudiera usar como arma.

La discusión entre los sujetos se hacía cada vez más intensa hasta que Elso intervino intentando callar a ambos pero solo consiguió ser golpeado por los puños de los dos hombres al mismo tiempo que solo por reflejo y casi sin darse cuenta habían derribado a su propio jefe -Tal parece que no les van a pagar- Dije en tono burlesco mientras les señalaba una enorme lámpara decorativa que estaba justo sobre sus cabezas y a donde con destreza lancé mi daga ante la mirada atónita de ambos sujetos; el arma surcó velozmente el aire hasta alcanzar con su filo la cuerda que sostenía la lámpara y tal como podría esperarse de alguien con mis elevadas dotes de puntería y genialidad; el arma rebotó sin hacer ningún daño a nada.

A pesar de todo, tal vez solo para asegurarse de que no les iba a caer encima la lámpara, ambos matones permanecieron mirando hacia arriba, lo cual me dio tiempo para tomar una silla y romperla en la cabeza de uno de ellos aunque a primera vista no parecía tener ningún daño, simplemente se quedó parado como si nada hubiera pasado; su compañero respondió de prisa con una sucesión de puñetazos que aunque muy fuertes, eran más lentos que los de su compañero y serían insuficientes para alcanzarme; amagué un golpe a su rostro y en cuanto levantó los brazos para cubrir su rostro me agaché golpeando su entrepierna para dejarlo pasmado; lo cual me dio tiempo para repetir la estrategia de la silla y mandándolo irremediablemente al piso.

Avancé velozmente hacia su compañero que seguía en la misma posición en la que había recibido el golpe -¿Y tú qué?- Pregunté hinchado de orgullo y adrenalina solo para descubrir que el tipo parecía haberse desmallado pero seguía de pie; bastó apenas un empujón para que se desplomara al piso como debió haber pasado al recibir el golpe; en el piso Elso dormía profundamente luego del fuerte golpe que le habían dado sus mismos hombres, y así se quedaría hasta que llegara la Guardia Real que a estas alturas ya no debía tardar en llegar ante el alboroto que habíamos formado.
◄ ○ ○ ○ ○ ☣ ♜ ♞ ♝ ♛ [ Ø ₣ ₣ Я Θ Ł ] ♚ ♝ ♞ ♜ ☣ ○ ○ ○ ○ ►
[1]Habilidad de nivel 5: El valle de la inquietud.
Bio
Aerandiano de honor
avatar
Cantidad de envíos : : 1469
Nivel de PJ : : 10
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ashryn Elaynor el Jue Sep 29 2016, 08:40

Confiaba en que los elfos tomarían la mejor decisión con respecto a Igor, solo restaba atrapar al causante de todo y estaba segura de que su compañero cumpliría con esa última parte. Guiada por los gritos de Elso, la rubia se dirigió a toda prisa hacia el lugar de donde provenían aquellos berridos. El bonito salón principal donde todo había iniciado, ahora lucía un ambiente menos agradable. Elso se encontraba ahí, al igual que el vampiro y unos cuantos guardias, y la situación no parecía para nada favorable. Se escondió en unas cortinas cercanas al umbral de la puerta y decidió observar todo desde ahí. Los sujetos se acercaban a Bio con decisión, mientras este retrocedía en un curioso intento por ‘‘razonar con ellos’’; de la nada el joven se dejó ir contra sus enemigos, pero antes de siquiera pudiese acercarse, uno de los guardias asestó una patada haciéndolo caer.

La rubia se llevó una mano a sus labios y ahogó un grito de advertencia, pues si acaso se atrevía a salir de su escondite solo serviría para empeorar la situación. Tenía que creer en las habilidades de su compañero, aunque a decir verdad parecía algo demasiado difícil, considerando la peculiar habilidad del muchacho para decir cosas inapropiadas en el momento menos adecuado. Vio cómo su amigo rebuscaba entre sus ropas y el alma casi se le cayó al suelo al recordar que ella tenía consigo una de las famosas dagas del chico. Pensó en lanzarle el arma y que con eso se ayudara, sin embargo, aquello no parecía un plan favorable y lo descartó de inmediato. Sus pensamientos fueron interrumpidos por la voz de Bio y un gesto de incredulidad se formó en el rostro de porcelana. El vampiro sugirió pelear contra el más fuerte de ellos, a lo que la ojiazul no pudo evitar golpearse la frente con la palma de la mano. A veces, sencillamente no comprendía a ese hombre.

De alguna manera aquella extraña e insistente provocación por parte de Bio causó efecto en los guardias de Elso, consiguiendo que ambos hombres comenzaran a pelar, mientras él se escabullía fuera del recién formado campo de batalla. Elso tuvo que intervenir para calmar a sus subordinados, pero fue recibido por un golpe por parte de los dos, siendo derribado al instante. La sorprendida mirada de la rubia viajó desde el pleito hasta su compañero, quien volvió a tomar la palabra, soltando una de sus típicas bromas, mientras lanzaba su daga hacia el precioso candelabro que colgaba del techo. Los presentes observaron atónitos la escena, esperando el momento en que aquella lámpara cayera al suelo y pusiera fin a todo. Claro que es no ocurrió. Por segunda vez en la noche, la Elaynor llevó se llevó la mano a la frente; todo parecía un chiste cruel de los Dioses y por desgracia no iba dirigido a su favor.

Acto seguido el vampiro tomó una silla, asestándola contra la cabeza de uno de los guardias; a lo que el compañero de este respondió atacándolo con algunos golpes, que, si bien podrían hacer cierto daño, no eran lo suficientemente veloces como para rozarlo. Bio atinó un golpe en el rostro del sujeto, para proseguir con un golpe a la entrepierna y finalmente rematarlo el mismo acto de la silla. La rubia no cabía en sí de orgullo y estuvo a punto de gritar como si se tratara de una madre orgullosa de su pequeño, hasta que se percató de que el otro guardia seguía de pie. El vampiro le hizo una pregunta que no fue respondida y prosiguió dándole un pequeño empujón, mandando al sujeto a sufrir el mismo destino que su compañero. La joven ni siquiera se cercioró de si había alguien más en la escena; salió de su escondite y le sonrió a su compañero. Algo peculiar había sucedido en ella, normalmente hubiese corrido hacia Bio, abrazándolo con fuerza y dándole un pequeño beso en la mejilla como elogio por su excelente trabajo, pero esta vez prefería mantenerse callada y taciturna, escondiendo sus emociones bajó un aura de seriedad poco común en ella.

Elso y sus hombres yacían inconscientes; Igor se encontraba custodiado por sus compatriotas y Bio estaba sano y salvo, seguramente la Guardia Real no tardaría en aparecer y ambos podrían volver a casa. A pesar de eso, la rubia sentía que no todo estaba bien en su interior. Tenía la sensación de haber cambiado drásticamente, pero no tenía idea de dónde venía esa idea y por más que pensaba, no era capaz de entenderlo. Su alegría parecía haberla abandonado y no sentía la necesidad de emitir palabra alguna. Quizá solo necesitaba un descanso lejos de tantas aventuras, o quizá era su inocencia muerta la que no permitiría que volviese a ser la de antes.

avatar
Cantidad de envíos : : 233
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Ger el Miér Oct 05 2016, 22:23

Un buen trabajo. Me gusta vuestro estilo. Los dos escribís bien, se nota que el vampiro llevaba la voz cantante en el hilo, aunque al final Ashryn ha ido tomando más protagonismo a la hora de decidir.

Bio, he detectado algunas faltas de ortografía menores pero escribís bien. Ashryn, a ti no te he detectado nada, y además me ha gustado mucho cómo has mejorado tu forma de narrar los acontecimientos desde que estás en el foro o tus primeros posts, hasta ahora. Se nota tu personalidad y el cambio de actitud en tu personaje respecto a tus primeros hilos. Te entrego la puntuación máxima y te invito a que continúes así. Lo siento vampiro, esta vez te han superado, y mira que es difícil hacerlo.

Además habéis aprovechado la trama de los gremios, me gusta que aprovechéis el lore del foro para desarrollar vuestra historia y la de vuestros personajes.

Sólo desearos que sigáis así y que no acabéis como Brad Pitt y Angelina Jolie

Recompensas:

-19 ptos de experiencia para Bio
-20 ptos de experiencia para Ashryn
-Los dos ganáis 450 aeros.
-5 ptos de influencia para el gremio para ambos.

Todas las recompensas se os han sumado a vuestros perfiles y al panel del gremio.


Criad cuervos, criadlos. Y os sacarán los ojos.
Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 608
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cerrado] Señor y Señora Smith [Trabajo][Bio+Ashryn]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.