Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Vie Sep 23 2016, 07:05

A medida que el barco navegaba hacia el sur, la brisa se percibía más tibia. Al principio Ingela se sofocaba, acostumbrada como estaba al frío del norte, a las nieves perpetuas, jamás había sentido la temperatura tan alta, aunque fueran unos pocos grados más. Al comienzo no se daba cuenta que debía dejar de usar las gruesas medias, el manto y las botas forradas que le llegaban por encima de las rodillas. Ella tercamente insistía en su vestimenta hasta que una noche se sacó las botas y tuvo que salir y ventilar el camarote por el terrible olor de sus pies. 


Afortunadamente hicieron una parada para reabastecer el barco en un pequeño puerto, donde le recomendaron vender todo aquello que no necesitara y comprar ropa más adecuada para el clima sureño. Hizo caso a la recomendación y vendió las botas, el grueso manto, los calcetines y la demás ropa interior gruesa. Con lo que obtuvo, compró botas más delgadas, medias más frescas, una capa muy bonita y ligera, y varios pares de calzones que si bien encontró más pequeños, eran tan, pero tan frescos... Quedó contenta, pues incluso le sobraron aerios. -Vaya- pensó -No sabía que la ropa del norte era tan cara acá en el sur...- se dijo al contar su pequeña fortuna, la cual repartió en varios "escondites", consciente de los ladrones y de que si la tenía toda junta, se la gastaría en tonterías y comida. Debía ser cuidadosa, pues de quedarse sin dinero, no podría pedir a su padre estando él en Dundarak y ella en Lunargenta.


Aún quedaban largas leguas hasta llegar a Lunargenta, había elegido el barco que más paradas hacía, así podría conocer los diferentes pueblos asentados a lo largo de la costa este de Aerandir, le tomaría mucho más tiempo llegar a su destino, pero prisa no tenía, más sí una larga ruta.


Última edición por Ingela el Lun Oct 31 2016, 22:38, editado 2 veces
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Sáb Sep 24 2016, 07:17

Tomar un barco (o cualquier medio de transporte) era una experiencia nueva para un brujo cuyo trayecto era exclusivamente desde la capital hasta su pequeña choza semi-abandonada en medio de lo que la mayoría de la gente llamaría "la nada". Aquél día, sin embargo, era bastante particular. Tenía un presentimiento de esos que no se ignoran con facilidad; había algo en el maná, en las energías del mundo, algo que le conducía a Lunargenta. No cargaba demasiadas provisiones; consigo llevaba un trozo de pan, algo de verdura y embutido. Le duraría, cuando mucho, un par de días. El capitán, como era de esperarse, era un viejo conocido de Asbjørn que le debía un favor que parecía no haber olvidado, pues le cedió un espacio de gratis hasta su destino, aunque nunca habló de un pasaje de vuelta.

Al abordar el barco, el panorama era de lo más extraño para él: su tripulación no estaba constituida por magos, sino que eran en su mayoría humanos; no era demasiada la diferencia, realmente. Tenían una constitución física casi idéntica, pero había algo faltante en ellos. Claro, el maná no corría por sus espíritus como en los brujos. Era un detalle imperceptible para muchas razas, pero no para él. Fue un tormentoso viaje de un par de días; el hedor de los humanos y la afluencia de magia hacían que se sintiera asfixiado, por no mencionar el calor que hacía con su túnica puesta (Que era, junto al hábito que llevaba en su bolsa, la única indumentaria que poseía) y las náuseas que le causaban el movimiento vaivenoso del barco. Arribaron al puerto, el cual no estaba particularmente cerca de Lunargenta, y su gratitud a los antiguos fue más grande que nunca en ese momento. Se disparó fuera en cuanto tuvo oportunidad, y en el embarcadero vecino sintió fluencia de magia antigua. ¿Acaso era por esto que había venido acá? Se dispuso a averiguarlo. 

Se apartó de la multitud atropellada y alzó su vista hasta reparar en una joven cuyos atributos le eran dudosos; sin dudas, no era una bruja, habría notado su magia. Pero tampoco era una humana, y a juzgar por la pesada indumentaria que cargaba, no era de la zona. No iba a investigar de cerca aunque fuera necesario, así que se limitó a seguirla desde una distancia bastante prudente. Se escabullía entre las personas que lo miraban como bicho raro y permanecía con su mirada inerte sobre la muchacha. Sus pasos eran totalmente silenciosos y la túnica le cubría de pies a cabeza, dándole un toque de misterio bastante aterrador. No estaba familiarizado en cómo funcionarían los comerciantes de las demás razas, pero rogaba porque pudiera llegar a un acuerdo con ellos, ya que dinero no era algo que se consiguiera en su inventario. Vio a la chica vendiendo sus ropas y pensó hacer lo mismo con su túnica para conseguir algo para sobrevivir, pero descartó la idea de inmediato; no tenía demasiada ropa y se permitiría perderla por algo tan banal como el dinero. Tendría que conseguir trabajo, o alguna manera de reponerse, pero en ese momento sus pensamientos estaban ofuscados por la magia familiar que fluía por la joven. Tenía que llegar al fondo de ello de alguna manera.
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Sáb Sep 24 2016, 07:54

Ingela paseaba feliz por el mercado, habían tantas cosas curiosas, los colores eran más vivos, los aromas tan variados, las personas hacían tanto ruido... estaba maravillada con la vida que bullía alegre en aquel pueblo. En el norte las personas eran mucho más duras, parcas y las sonrisas no fluían tan fácilmente como en aquellos parajes. Ella se sentía a gusto entre tanto bullicio, el hecho de cambiar sus pesadas prendas no solo le quitó un peso a su cuerpo, sino a su espíritu.


Se había detenido en un puesto en el que vendían collares y adornos de cuentas, había decidido comprar un recuerdo de cada puerto, villa, pueblo, caserío o ciudad donde se detuviera, así que tenía que encontrar algo que le recordara aquel lugar. Se probaba collares, ayudada por el galante vendedor, quien le sostenía un espejo para que se viera. Con una mano se tomó el cabello en alto y con la otra acariciaba las brillantes cuentas que adornaban su estilizado cuello, las cuales miraba sonriendo, cuando notó tras de ella, a una cierta distancia, un extraño hombre que la miraba. Frunció el ceño con extrañeza y sintió un dejo de suspicacia. Se quedó quieta un instante, pero retomó su expresión jovial, le había gustado mucho aquel collar así que comenzó a regatear el precio hasta que de 100 aerios, pagó 10. 


Continuó recorriendo el mercado, parando en cuanto puesto le llamaba la atención y siempre que hacía algún movimiento para disimular la mirada vigilante sobre sus hombros, encontraba a aquel extraño que la miraba, escondido entre la multitud. Llegó un punto en que se sintió nerviosa. ¿Un ladrón? ¿Un acosador? Tendría que averiguarlo y pronto.


Comenzó a caminar trazando una ruta hasta que se aprendió los puestos, no sabía si aquel hombre se daría cuenta de ello y dejaría de seguirla, pero valdría la pena intentar, tenía muchas ganas de saber qué quería. 


Por eso, cuando se cruzó con un grupo que se amontonaba frente a una tienda, entró en ella y esperó a que él pasara. Al quedar detrás de él sin que lo notara, lo siguió por un minuto o dos, hasta que se cansó y sencillamente le tocó el hombro -¿Me buscas?- le dijo mirándolo con seriedad.


Última edición por Ingela el Jue Oct 13 2016, 14:00, editado 1 vez
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Dom Sep 25 2016, 06:27

Entre la muchedumbre y el ruido, la joven se fue perdiendo de vista poco a poco; al parecer intentaba seguir un patrón en las tiendas, pero después de un par de minutos, le fue imposible seguirle el paso. Seguía cerca, eso era seguro, podía sentir la magia antigua en alguna parte, pero ya no identificaba de dónde. La presencia de la criatura se le hacía más cercana, y no ver de dónde provenía le comenzaba a poner nervioso. Se dio cuenta un poco tarde; cuando se giró, ella tenía una mano sobre su hombro. Para el brujo fue inevitable estremecerse del susto. Aunque estaba esperando que llegara de alguna parte, no sabía de dónde ni cómo reaccionaría, o si realmente se hubiese dado cuenta de que la estaban siguiendo. Dio un brinco hacia atrás con ayuda del bastón y la miró de hito en hito. Definitivamente no tenía ninguna tara física que la delatara como algo más que una simple humana, así que las palabras eran la última esperanza de Asbjørn.

- Tú... ¿Quién eres? -Su temblorosa voz a penas le permitía modular la pregunta, y rápidamente se dio cuenta de que no estaba preguntando lo que quería saber, así que rectificó.- ¿Qué eres?

Había una comezón que le recorría la nuca, una inquietud extraña. ¿Quizá una especie de Déjà vu? No, era otra cosa. Era como si él mismo supiera la respuesta a esa pregunta. Mientras esperaba reacción de parte de la joven, comenzó a descartar cosas. Solo conocía tres tipos de magia; La magia antigua de los dragones, la magia de los brujos y la magia de los elfos. Tenía entendido que todas las fuentes mágicas provenían de los dioses, pero cada una de ellas se sentía diferente. Pero ella no era una bruja. Ni una elfa. No podía sólo tener la magia arcana, ¿O sí? No. Había un detalle que él estaba obviando.
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Lun Sep 26 2016, 21:07

-¿Cómo que quién soy yo? Usted es quien me viene siguiendo hace rato, Además, yo pregunté primero. ¿Quién eres? ¿Por qué me sigues? ¿Por qué estás maquillado?- inquirió Ingela con los brazos en jarra, apoyados en su cintura. Miraba siempre a la cara al hombre, con el ceño fruncido y su mejor expresión de chica ruda, la cuál según ella era muy atemorizante, intimidadora y amenazante. Pero qué va, era muy graciosa.

Guardó silencio esperando que el hombre le diera alguna respuesta, pero estaba que se desarmaba de lo fuerte que tiritaba. Tuvo que controlarse para no reír. Obviamente no era un ladrón ni un acosador, ni su vida ni sus pertenencias estaban en peligro con aquel hombrecillo que se hacía pequeño en frente de ella. Además estaba maquillado. ¿Habría alguna festividad? ¿Un carnaval? ¿Una obra de teatro? Ella quería respuestas, le urgían. Nadie más parecía maquillado por aquel lugar. -Y bueno, ¿eres un bufón? ¿Un actor? ¿Qué? ¡Habla! Venga, no es difícil, modular palabras, responder a la persona que seguiste por todo el mercado, dando vueltas a la redonda. Exijo, escúcheme bien, exijo que me explique por qué iba detrás mío, porque ni siquiera disimuló bien. Entonces, usted iba detrás mío porque...- dijo la chica. Hablaba rápido, sin ocultar que estaba ofuscada, hablaba y se hacía más grande, crecía sobre el hombre que se hacía más y más pequeño, encogiéndose con la fuerte voz de Ingela.

Había tenido que aprender a hacerse notar entre sus hermanos, quienes brillaban por sus talentos. Y ya que ella no era particularmente buena en nada, había aprendido a hablar y hablar y hablar... sin cansancio y sin parar. Era dramática y exagerada en sus ademanes y gestos, muy teatral y graciosa, incluso cuando quería verse enojada, mezclaba algo de humor y ahora, viendo la timidez del hombre, aprovechó y se impuso más.

Lo miró fijo, muy fijo a los ojos.


Última edición por Ingela el Jue Oct 13 2016, 14:02, editado 1 vez
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Leon Alexander el Mar Sep 27 2016, 03:31

Era avanzada la mañana y ya había bastante actividad en el mercado, las señoras hacían sus compras para el día y los caballeros regateaban en los puestos de armas y herramientas, el ruido ambiente era casi ensordecedor para los finos oídos felinos de Leo, con suerte distinguía palabras sueltas de lo que decían los humanos, la mayoría de tiempo el gatete estaba atento a todo su alrededor, a veces su vida dependía de ello, a veces solo era por paranoia o a veces solo de curiosidad, uno nunca sabe lo que se puede escuchar por ahí y hay palabras que tienen valor. Mientras caminaba en su mente sonaban los pensamientos:

Calor, maldito calor, el sol pega fuerte en lunargenta y me pelaje es tupido, tal vez deba cortarlo un poco... nah, así está bien, me gusta como se ve... hoy es un día ajetreado, hay bastantes personas deambulando por ahí, los puestos se ven mas llenos de lo común. Creo que iré a dar una vuelta y veré si alguien necesita de compañía para el viaje... y si no resulta pues a por una birra helada en una taberna.

Luego de caminar por un par de horas y recorrer el mercado casi por completo dos veces Leo se sentó en la escalera de una casa, estaba agotado de caminar y ademas ya había recorrido el mercado casi completamente dos veces, nada había despertado su interés hasta el momento ni tampoco había escuchado nada interesante, hasta que vio entre una multitud una pareja extraña, un hombre maquillado con cosas brillantes en la cara y una muchacha hermosa de no mas de 15 años, ella estaba hablando con el hombre, eso se notaba, pero mas que eso parecía que lo confrontaba de algún modo, al parecer el estaba avergonzado o algo parecido, casi como si se encogiera ante la niña. Ésto ultimo le pareció lo mas raro, tal vez la jovencita que tenia las manos en las caderas había sido victima de un acosador o algo parecido y lo estaba confrontando, o tal vez solo eran amigos y lo estaba regañando por alguna idiotez.
De todas formas la mente de Leo no le iba a dejar en paz si le pasaba algo a la joven (o al sujeto), se acercaría poco a poco y trataría de escuchar lo que pasaba.

"porque ni siquiera disimuló bien. Entonces, usted iba detrás mío porque..."

Al oir eso Leo sintió un ligero disgusto, no le gustaba la gente que acosa, así que con paso firme y con una mano en la daga que tenia en el cinto se paró junto a la pareja, carraspeando un poco miró a la bella chica y dijo con voz varonil de héroe de cuento:

Señorita, muy buenos días, ¿tiene usted problemas con este... en ese instante Leo dudo y miro al tipo de pies a cabeza... de verdad que era raro! ... con este sujeto? mientras esperaba respuesta sus orejas no dejaban de moverse en todas direcciones captando los sonidos que le llegaban y su cola se movía de un lado a otro inquieta como si tuviera vida propia
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Miér Sep 28 2016, 05:02

El brujo se comenzaba a sentir terriblemente intimidado por la actitud agresiva de la chica, así que dio un paso atrás para evitar que le diera una posible bofetada. Quizá ella no había entendido la intención de su pregunta, ya que lo estaba bombardeando con preguntas totalmente dispares. Él no estaba familiarizado con lo que era un bufón o maquillaje; el tono azulado en sus ojos, cuello y labio eran marcas de nacimiento, y lo más cercano que estaba a retocarse a sí mismo eran los puntos de metal que adornaban su rostro, además de los collares, pulseras y pendientes que utilizaba. Comenzó a modular una respuesta, pero entre su tartamudeo, la voz de otra persona lo interrumpió; un hombre gato que era mucho más alto que él y venía con aires de príncipe azul a rescatar a su doncella. Decidió que las palabras no le servirían mucho para dar explicaciones, ya que tardaría demasiado entre tartamudeos, así que hizo una demostración de magia; Tres piedras ovoides levitaron del suelo y se posicionaron entre él y la chica, formando un triángulo. Recitó tres palabras en el antiguo lenguaje de los dragones; «Krii, Lun, Aus», las cuales se marcaron con extrañas letras en cada piedra, y éstas se consumieron sobre sí mismas hasta quedar hechas polvo.

Al decir las palabras, algo para él tuvo sentido; la chica, de alguna manera, tendría que estar asociada con los dragones. Dio un paso para alejarse del minino, se giró para ver a la joven al rostro y puso expresión de expectativa. Quizá, de alguna manera, ella entendería lo que él acababa de hacer y no lo vería como un simple brujo, sino como parte de su cultura o algo así.

Off:
Las palabras significan: Mata, Absorbe, Sufre. Respectivamente.
Sí, muy lindo sho kldjalskja
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Miér Sep 28 2016, 21:06

El hombre no respondía sus preguntas y parecía que se iba a desmayar, quizás estaba siendo demasiado intimidante y su cara de mala malota sustaba mucho. Suavizó un poco su postura y expresión, pero antes de que pudiera volver a articular palabra, apareció un... ¡gato!

-Señorita, muy buenos días, ¿tiene usted problemas con este... con este sujeto?- dijo el gato.


¡Dijo! ¡EL GATO!


Ingela quedó estupefacta, sus ojos se abrieron como platos, de par en par, y su mandíbula se soltó de asombro. Aquello era un gato, parado en sus patas traseras, erguido, peludo, con su cola que se movía, sus orejitas de gato, nariz y bigotes... que además hablaba. 


No había terminado de procesar que el gato hablaba cuando notó frente a ella tres piedras que flotaban en el aire. 


Frente a su cara. 


Tres piedras. 


Volando.


-Krii, Lun, Aus- musitó el hombre que ya no lucía tan pequeño. Ingela casí se desmaya, tuvo que buscar donde apoyarse para no caer. Había un gato parlante a su lado y frente a ella un... alguien... que hacía volar piedras y hablaba en el sagrado y antiguo idioma de los Dragones.


Se le hizo un nudo en la garganta, gritar no pudo, ni moverse, o pensar. ¿Dónde diantres se había metido? ¿Qué clase de personas eran estos... hombres? Pensó en salir huyendo, tomar sus cosas y correr, volar, saltar, lo que fuese necesario para llegar a casa lo antes posible, lejos de estas personas que lucían como salidos de una historia de su abuela Elle. 


Su abuelita Elle, quien le contaba sus historias de viajes a lugares remotos durante su juventud. Cuando la Oma Elle era jóven, de la edad de Ingela, viajó por todo Aerandir y conoció criaturas exóticas, desconocidas en el norte. Seres que conjuraban hechizos, otros que le aullaban a la luna, otros que solo vivían la noche, seres mágicos de los bosques y seres que eran personas y animales a la vez. Las historias de su Oma le maravillaban y ella ansiaba conocer esos lugares y esos seres espléndidos. Ahora los estaba viendo, ¿y huiría?


Miró al hombre-gato y trató de no lucir tan asombrada, así que sonrió -Pues... el hombre me estaba siguiendo y le preguntaba qué quería...- dijo con un hilo de voz. Quizás lucía tranquila pero no sonaba como tal.



Antes que el hombre-gato respondiera, se dirigió al hombre maquillado usando el lenguaje de los dragones, ya que quizás era algún hermano dragón que iba a mal traer -¿Dov? ¿Do brom?- dijo recobrando la compostura. 

Traducción:
Dov: Dragón, refiriéndose a la raza
Do: De
Brom: Norte


Última edición por Ingela el Jue Oct 13 2016, 14:03, editado 1 vez
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Leon Alexander el Vie Sep 30 2016, 03:34

La pequeña mujer miraba atónita al hombre gato, en ese momento él supo que aquella dama no conocía de la existencia de hombres bestia, lo cual no le extrañó tanto, muchas personas vivían muy al norte o muy al sur y no sabían de la existencia de las demás razas mas que en cuentos y leyendas que se contaban alrededor de la hoguera en las noches de verano.
Mientras ella lo miraba con los ojos grandes como luna llena el felino pensó:

Maldita sea... otra vez una chica se sorprende por mi aspecto... ¿que sucede con esta gente? yo no voy por ahí mirando raro a todos los que encuentro raros... como este sujeto, huele raro, aunque ahora que lo pienso tiene un matiz familiar, igual que la pequeña... aunque no logro recordar de donde me es conocido...

Mientras el magistral gato pensaba el extraño sujeto permanecía en un sepulcral silencio y de la nada pasó algo que Leo no se esperaba: Magia, tres piedras se levantaron del suelo, se apretaron contra ellas mismas y se hicieron polvo, Leo medio pasmado solo pudo distinguir algo, palabras de dragón, las conocía por los viajes que emprendió con su amiga Sauron, una monje dragón un tanto extraña.

La chica que evidentemente aun no salia de su pasmo le explicó al gato, al parecer el tipo la estaba siguiendo y ella lo estaba encarando por eso, Leo iba a hablar nuevamente cuando la chica se volteo hacia el hombre "raro-posiblemente-dragón" y dijo algo en draconiano al igual que él, ahora en vez de ser un posible dragón habían dos, lo que dejaba una duda en Leo.

Si los dos son dragones... ¿entonces quien carajo hizo la magia?... ¿habrá alguien por ahí jugando una broma?...

Antes de que se pusieran a hablar en lengua de dragones el felino interrumpió nuevamente, esta vez dirigiéndose al hombre:

-Caballero, por favor... explique en buen español por qué seguía a la dama aquí presente, sé que no es de mi incumbencia, pero tengo complejo de héroe y no me gusta que molesten a las señoritas indefensas esto ultimo lo dijo mirando a la muchacha
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Dom Oct 02 2016, 06:13

La chica se veía bastante confundida y asustada en el momento. Tal vez las florituras y parafernalias del mago la habían dejado más impresionada de lo que esperaba. Curvó la comisura del labio en una sonrisa cuando ella recuperó el porte y le respondió en el mismo idioma. Pasó por completo de responder al gato, quien con aires de héroe, exigía respuestas que no le daría. En ese momento, se sentía en casa aún cuando no conocía para nada a la joven que recitaba aquellas palabras que nadie que no haya sido bendecido por los antiguos podía conocer.  

- Dovahsebrom. -Corrigió utilizando correctamente la lengua y negó con la cabeza, indicando que, por razones obvias, no era un dragón.- Lahzeysejer. -Indicó.- ¿Fos Do Hi?

Era aparente que la lengua de los dragones se le daba mucho mejor que el idioma común; ésta le era mucho más útil y mejoraba sus dotes mágicos, por no mencionar que era un idioma producto de magia y no algo común y mundano. Habló nuevamente y redundó en su pregunta. Quizá esto sería lo más cercano a una conversación que el pequeño mago había tenido en toda su vida.

- Hi Los Ni Sosin. -Inquirió. Era obvio que ella no conocía las antiguas palabras por ser una bruja. No tenía esa comprensión del maná. Así que, por cuarta vez, Asbjørn preguntó.- ¿Fos Los Hi?

La pregunta se hacía redundante cada vez que él la pronunciaba, pero necesitaba respuestas. Luego de haber escuchado a aquella criatura hablando su mismo idioma, olvidó que había un felino gigante buscando protegerla y se dedicó a observarla a ella de hito en hito, como cuando hacía al ver a una especie nueva.

Off:
Dovahsebrom: Dragón del norte (Como se "debería" escribir)
Lahseysejer: Brujo del este.
¿Fos do hi?: ¿Y tú?
Hi Los Ni Sosin: No eres una bruja.
¿Fos Los hi?: ¿Qué eres?

Siéntete en la libertad de hacer como si hay cosas que no entiendes.
Leon, siéntete en la libertad de patear a Asb por ignorarte (?

Pongo "debería" entre comillas porque ambas maneras están bien, pero Dovahsebrom se lee más a menudo.
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Dom Oct 02 2016, 22:02

Ingela miraba de reojo al enorme gato que se notaba incómodo. Hay que confesar que a la chica le encantan los gatos. En su hogar tiene 3: H'Ragar, Akela y Colita. Le fue más difícil decirle adiós a ellos antes de emprender su viaje que a sus hermanos. En realidad quería más a sus gatos que a sus hermanos... incluso, quería más a su caballo que a sus hermanos, o a sus botas, las que vendió para comprar zapatos más frescos para el clima. En definitiva, ella quería muy poco a sus fastidiosos hermanos.


Mentira. Los adoraba con todo su corazón, daría su vida por ellos de ser necesario, pero jamás, jamás se los diría.


Y ahora había un hermoso gato parlanchín, enorme, lustroso y musculoso a su lado. Vaya, este mundo tiene maravillas que la deslumbran.


Volviendo al hombrecito que le hablaba en el lenguaje de los dragones, no le entendió mucho. Algo de que es un brujo, quizás. Lo que sí notó es que la miraba con los ojitos brillantes, diría que con emoción. Se sonrojó un poco, nunca la habían mirado así. -N... no te entiendo bien, lo siento. No me han enseñado el sagrado lenguaje, mi madre lo conoce a la perfección, lo entiendo bien gracias a ella, pero hablarlo me cuesta mucho.- le dijo sonriendo. -Soy Ingela- dijo con firmeza mirando a ambos hombres. -Vengo del norte, de Dundarak.- continuó diciendo. Se mordió los labios y tragó saliva, ya mucho más relajada al darse cuenta de que no estaba en peligro, recordó que tenía hambre y sed. -¿Les gustaría pasar a tomar algo? Conversar aquí es incómodo.- dijo mirándolos, especialmente al hombre gato. -¿Les parece?- insistió con la esperanza de que ambos aceptaran. -Yo invito.-


Quería conocerlos mejor, además, eran extraños y de cierto modo fascinantes, sentía curiosidad por saber más de ellos.
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Leon Alexander el Vie Oct 07 2016, 02:17

El sujeto enano ni siquiera se dignó a mirar a Leo, lo cual lo indignó mas que si le hubiera respondido de forma altanera , de hecho, hasta lo hubiera preferido así. Al gato no le gustaba para nada que lo ignoraran, mientras el extraño hombre seguía hablando en su lenguaje desconocido. Mientras él hablaba Leo se dedicó a mirar a la chica disimuladamente, su color de cabello le llamó la atención, era rubio, algo que el no veía muy seguido.

Una vez se quedó callado el enano la joven chica respondio en un perfecto español, al parecer habia agotado su draconiano y aunque le entndia al sujeto no era capaz de responderle de la misma forma, algo que a Leo le causó mucha gracia, ya no podia seguir haciendo gala de su dominio del lenguaje de los dragones.

jajajajaja A ver quien es tan sabio ahora pensó el gato

Soy Ingela, vengo del norte, de Dundarak La voz de la joven era bella, y ya lucia mas calmada, hasta les hizo una invitación, a ambos, Leo se apresuró a responder, presentarse y sugerir un lugar al cual podrían ir a conversar y beber una cerveza.

Oh, lo siento, ¿donde están mis modales? Déjeme presentarme por favor señorita, mi nombre es Leon Alexander, de Midgar, a su servicio. Dijo leo mientras estrechaba la delicada mano de la dama con su pata enguantada Si gusta se de un lugar cerca donde podríamos charlar mira al enano los tres.

Luego, mirando al sujeto y en voz lo suficientemente baja como para que lo escuchara solo él.

Si me vuelves a ignorar sabrás a golpes lo que significa respetar a un hombre bestia, ¿entendido?
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Vie Oct 07 2016, 05:15

Su expresión pasó de feliz a frustrada tan pronto la chica cambió de idioma, aunque le dio una pista importante; conocía a alguien que hablaba el idioma de los dragones fluidamente. Quizá, al final de este viaje, se permitiría seguirla hasta dar con la persona indicada. El mundo de Asbjørn era bastante cerrado; cuatro paredes hacían su casa y unos cuantos metros más allá había una ciudadela con todo lo que necesitaba para vivir, y eso era todo para él. Ahora se había atrevido a explorar zonas extrañas, pero cuando ella mencionó su procedencia, había algo nuevamente que no le encajaba. ¿Qué había al norte? ¿Dónde quedaba Dundarak y qué clase de especies habitaban allí? ¿Serían todos como ella y hablarían ese idioma? Tenía que descubrirlo, pero su tanque de energías no estaba precisamente cargado y no tenía demasiadas ganas de hablar en el lenguaje de los hombres. Puso cara de confuso cuando ella mencionó el lugar del que venía y se limitó a encogerse de hombros frente a su invitación. El porte del gato no le estaba dando muy buena espina; había algo en él que le hacía desconfiar. Luego de que dijo su nombre en voz alta, se sintió obligado a hacer lo mismo, aunque lo de él fue poco más que un murmullo penoso y a penas entendible. «Asbjørn», indicó, y era probablemente la única palabra en el idioma nativo que el felino le oiría decir. Se sintió, si era posible, aún más pequeño con la mirada acusadora y penetrante de la bestia.

Asbjørn, dado su estilo de vida, era un hombre extremadamente pacífico y jamás se metía con nadie ni procuraba armar rollo bajo ninguna circunstancia, pero parecía que a los hombres bestia, de alguna manera, les incomodaba la actitud pacífica y observadora que asumía. Quizá era un poco de mala educación haber ignorado las palabras de él, pero se conseguía hablando en un idioma foráneo con la chica, por lo que, para el mago, el felino no hacía más que sobrar en el lugar. Las palabras amenazadoras lo alteraron en sobremanera, y le devolvió una mirada penetrante, extraña y amenazadora. Sus ojos por un momento parecieron resplandecer en la misma tonalidad de púrpura que generalmente acompañaba a sus hechizos. De alguna manera, parecía estar indicándole con la mirada que su destino podía ser el mismo que el de las piedras que antes había pulverizado, aunque esto tenía poco de cierto; su manejo del antiguo lenguaje era poco más que para hacer encantamientos básicos a algunos objetos y, en ocasiones, para sacarlo de algún apuro. Y ni aún sus habilidades de conjuración le salvarían de una pelea con alguien que le superaba con creces en velocidad, fuerza y capacidades de batalla.
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Mar Oct 11 2016, 13:31

Un tenso instante, un muy denso momento, tanto así que se podía cortar con un dedo el ambiente. Las miradas que se dirigían el hombre gato y el hombrecito eran asesinas. Ingela sonreía nerviosa y jugaba con sus manos sin saber exactamente qué hacer o qué decir. Por un instante pensó en transformarse y salir volando, dejando una enorme nube de humo tras de si. Pero sería de muy mala educación.


-¿Dónde dijiste que estaba ese lugar, León? Yo ya tengo hambre. ¿Tienen hambre? Y sed, vaya, ¡qué calor! Uff... ¿no sienten calor? Es para ahogarse, desesperante. Y muy húmedo ¿no creen?- dijo hablando rápido, siempre que se ponía nerviosa hablaba rápido, fuerte y de cualquier trivialidad, lo primero que se le viniera a la cabeza. Inmediatamente comenzó a caminar, avanzaba y miraba de soslayo a los hombres que comenzaron a seguirla, había olvidado que no sabía hacia dónde iba, lo importante era cambiar el tono de las cosas y esperaba que la comida y la bebida hicieran la magia.


Como seguía nerviosa y tras varios metros estos seguían en silencio, volvió a hacer sonar su voz para acallar ese terrible silencio que la atormentaba -¿Les dije que soy del norte? De las afueras de Dundarak. A mi madre no le gusta el bullicio de la ciudad... Si por ella fuera, viviéramos en el Pico más Alto. Eso a mi padre no le haría gracia. Prefiere cabalgar y si tuviera que hacerlo desde allí hacia la ciudad, tardaría demasiado y tendría que hacerlo volando, pero él prefiere la forma humana, entonces no volaría. A mi me gusta volar, es maravilloso sentir el aire frío en las mejillas.- dijo alegremente pues a la mitad de su perorata se había sentido menos nerviosa y lo último que dijo ya no fue una ráfaga de palabras.


Como ya no se sentía nerviosa, caminaba más lento, mirando a su alrededor con su mejor cara de turista -Bueno, León, ¿a dónde íbamos?- dijo luego de haberse detenido. Se giró y lo miró sonriente, con las manos en la cintura.
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Leon Alexander el Vie Oct 14 2016, 03:15

Leo considero hacer algo mas amenazante, algo que dejara a aquel pequeño hombrecito tan intimidado que no se atreviera a tratar a otro hombre bestia con tal falta de respeto, hasta que le pareció ver algo, bajo aquella mirada penetrante e inquietante había algo mas, algo parecido al nerviosismo, Asbjørn –si mal no había escuchado- no parecía alguien que fuera alguien que saliera mucho ¿Si quiera sabía que era un hombre bestia? Llego a la conclusión que no, o probablemente supiera muy poco.
Prefirió, pues, no echar más leña al fuego y deicidio mirar a la chica, lucia algo inquieta y Leo tenía un pequeño presentimiento de lo vendría después

-¿Dónde dijiste que estaba ese lugar, León? Yo ya tengo hambre. ¿Tienen hambre? Y sed, vaya, ¡qué calor! Uff... ¿no sienten calor? Es para ahogarse, desesperante. Y muy húmedo ¿no creen?

Tal y como pensó, la chica había empezado a hablar a una velocidad impresionante, intento -en vano- seguir el rio de palabras la chica soltaba abrió la boca para contestarle. Cuando esta empezó a caminar sin pensarlo mucho empezó a seguirle, meneando la cola con nerviosismo, pensó en hablar un par de veces pero no encontró las palabras para decirle lo que quería.
Finalmente no fue necesario que hablara, pues al chica ya lo había hecho, a medida que les explicaba cosas cotidianas sobre su familia, Leo se dio cuenta que la chica ya estaba más calmada, se notaba en su hablar, mas entendible y tranquilo, al igual que su andar, finalmente la pregunta que esperaba llego “¿a dónde íbamos?” sonrió ligeramente mirando la chica antes de señalarle la dirección contraria

-Empezaste a caminar y no me dejaste decir que era hacia el otro lado, pero, por aquí también hay un buen lugar, solo que algo más… bullicioso.

Leo empezó a abrirse paso entre las distintas personas que llenaban la calle de sonidos, olores, y colores que abrumaban los sensibles sentidos de Leo, suspiro antes de hacerle un gesto a las dos personas que le seguían, se enderezo mostrando su impotente figura, hincho un poco el pecho para parecer más grande y empezó a andar, no fue difícil que las personas le abrieran el paso, confió en que Asbjørn e Ingela le siguieran de cerca para impedir que la multitud les separara. Llego finalmente al lugar, una posada en donde normalmente se quedaban hombres bestias o viejos lobos de mar.

El lugar en sí, no resaltaba entre las otras casas, tenía grandes ventanas cerradas, un pórtico y paredes sucias y un letrero casi borrado colgando a pocos centímetros del dintel de la puerta. En si el lugar no daba buena espina y Leo lo sabía, él también había tenido desconfianza la primera vez que un amigo le llevo allí, ¡Que equivocado había estado sobre el lugar! Leo se dio la vuelta, satisfecho de ver que su idea hubiese funcionado y ambos estuvieran tras él, les hizo un gesto de que entraran, cuando lo hicieron – con algo de reticencia le pareció- él les siguió, el lugar por dentro era mucho mejor, siete mesas limpias con manteles de lino, dos mujeres paseándose por el lugar con bandejas en la mano y una sonrisa en el rostro. El lugar era ruidoso, lleno de marineros brindando y gritando por otra cerveza u otro plato de comida

-Señor Leo, tiempo sin verle – una de las mujeres se le acerco sonriéndole- ¿Alquilara una habitación?

-No, no, vengo con unos… - ¿Qué decir? ¿Amigos? ¿Conocidos?, si conocidos sonaba mejor-  vengo con unos conocidos a tomar algo, tomaremos una mesa arriba ¿Queda alguna?

-Claro, ven te guio

La mujer, les guio hasta un segundo piso donde habían un par de mesas mas, el lugar estaba mas vacio y la última mesa estaba al lado de una ventana, había un calor bochornoso y el ruido del primer piso les llegaba casi con claridad. Leo se situó al lado de la ventana con cuidado de no sentase sobre su cola – como dolorosamente ya le había sucedido- y espero que sus compañeros imitaran su acción. Pensó unos segundos antes de estirar un brazo y abrir la ventana, revelando el mercado más abajo y lo maravilloso que se veía el mar de colores que se extendía hasta el muelles y el mar que apenas lucia como una línea azul obscuro


Spoiler:
chicos, si creen que incurrí en metarol avísenme y lo modifico cuando pueda :3
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Lun Oct 17 2016, 20:41

El bombardeo de palabrerías había comenzado a agobiar al pequeño brujo que se mantenía en silencio. Al echar a andar, les siguió con un par de pasos de retraso para intentar no generar tema de conversación. «¿Pico más alto? ¿No morirían de frío?.. ¿¡Forma humana!? ¿De qué habla?» Comenzó a preguntarse con preocupación, puesto que no sabía con qué clase de gente se estaba metiendo. Se limitó a callar y seguir, pero nuestra guía se mostraba un poco más que perdida, así que su vista se dirigió al gato, quien intentaba desviarnos hacia el lugar correcto. La posada a la que habíamos llegado daba bastante mala espina y desprendía un olor que a Asbjørn no le agradaba mucho. Al entrar el sitio para él era un tormento; mucha gente conversando en tonos incómodamente altos, camareras caminando de aquí para allá con platos humeantes, y un olor a alcohol que le mareaba. 

Los siguió hasta el piso de arriba con la esperanza de que hubiese menos gente y ruido. Al subir las escaleras, lo hizo sin hacer sonar sus desgastadas alpargatas, lo cual llamó la atención de algunos marineros. Aquí el rebullicio de gente seguía oyéndose con claridad, pero dio gracias porque la cantidad de gente había disminuido notablemente. Siguió a Leo y se sentó cerca de la pared, donde al menos el frío del concreto aliviaba el calor asfixiante del lugar. En ese momento le preocupó un detalle: Carecía de dinero con el que pagarse una bebida que, de poder, tomaría solo para ser cortés. Dinero falso no era la opción y, al menos esta vez, sus habilidades mágicas no lo sacarían de ningún apuro. Comenzó a sentirse oprimido conforme las camareras iban y venían por la zona y se acercaban a la meas donde estaba el particular grupo sentado. Lo más probable que le sucedería era que pasaría por descortés al no compartir un trago con ellos sin explicar el motivo, porque desde luego, rechazaría si le invitaban. Estaba, sin lugar a dudas, en una situación bastante incómoda para él.
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Mar Oct 18 2016, 17:34

Ingresó al local tras el gesto de León. Iba delante de Asbjorn, a quien volteaba a mirar de hito en hito para asegurarse que se mantuviera detrás y no desapareciera, por alguna extraña razón tenía la sensación de que aquel hombre desaparecería en cualquier momento y aún no sabía nada de él, así que le molestaba sobremanera aquella posibilidad. 

Al principio no estuvo muy segura de la salubridad del lugar, pero una vez dentro tuvo que reconocer que era aceptable, conocía lugares peores en Dundarak, además los hombres eran mucho más menudos que los del norte y ninguno se transformaría en un dragón enorme que podía convertir a cualquiera en cenizas o dejarlo como un cubo de hielo, al contrario, debían ser ellos quienes temieran de la joven pero no lo hacían, de hecho la miraban en menos.

Subieron al segundo piso, Ingela miraba con curiosidad la decoración del lugar: era una miscelanea de objetos dispuestos al antojo del dueño con seguridad. Habían yelmos por doquier, se alegró de encontrar un casco tradicional del norte entre tantos que habían allí. Vio también unas espadas cruzadas, algunos sables, cabezas de animales disecadas colgadas como trofeos de caza, pinturas de paisajes y escenas desde graciosas hasta terroríficas, pero lo que más le gustó, fue que en la encimera de la chimenea había un mandoble. Mientras León y Asbjorn se sentaban, ella se acercó al arma y la observó con respeto. Estaba cubierta con una fina capa de polvo, podía medir fácilmente los dos metros de longitud y sin tomarla, diría que pesaba los cuatro kilos. La empuñadura era de cuero verde, el pomo redondo se veía dorado, pero seguramente era alguna aleación de metales. Se contuvo de tocarla, pero la acarició con la mirada.

Sacudió la cabeza y volvió con sus acompañantes. Se sentó frente al ventanal que León había abierto y admiró el paisaje, además que permitía la entrada el viento fresco que venía del mar. Una camarera buenamoza se acercó a ellos y les sonrió -Mis preciosos, ¿qué se servirán? Tengo lenguado frito, guiso de anguila y cacerola de bacalao. Para beber, cerveza, vino y malta- dijo. Ingela miró a los hombres de reojo y esperó a que pidieran, tras lo cual ella se inclinó por el lenguado y una jarra de malta.

Cuando la camarera se hubo marchado, ella comenzó a hablar -Vamos a hacer algo, presentémonos, ¿les parece? Comenzaré yo y así ustedes sabrán qué decir. Ya saben, mi nombre es Ingela, hija del clan Feuersteinherz. En realidad eran dos clanes originalmente: el de mi madre, Feuerherz y el de mi padre Steinherz. Ambos clanes muy antiguos, de los primeros clanes que se formaron, y tomaron los nombres de los elementos del dragón que les concedió la gracia de su sangre, el dragón del fuego y el del la tierra. Pero hace un par de siglos, estos clanes se aliaron haciéndose así más poderosos.- dijo e hizo una pausa. Los miró y continuó -Soy un dragón de fuego, ya que los dragones heredamos el elemento de la madre- dijo esbozando una enorme sonrisa de orgullo, al recordar que la dragona de fuego más poderosa de los últimos tiempos era su oma Elle, una extraordinaria dragona que medía un poco más de cuatro metros y cuyas llamas eran temidas hasta por los dragones de agua y hielo. 

Iba a continuar contándoles acerca de su viaje y por qué se dirigía a Lunargenta, cuando sonó un estropicio del otro lado del salón -¡YO QUIERO A ESA RUBIA!- se escuchó y todos giraron para ver a un robusto y enorme marinero, de frondosa y sucia barba levantarse de su asiento, tirando al suelo a la escuálida muchacha que estaba en sus piernas sentada. Avanzaba a largas zancadas señalando a Ingela, quien se levantó de un salto, mirándolo con fiereza. El marinero avanzaba más rápido, relamiéndose, mirándola de pies a cabeza. Ella sintió asco y rabia, luego, cuando recordó que estaba desarmada, angustia.

En su mente pasaron imágenes de los diferentes escenarios que podrían ocurrir, calculando sus movimientos, cómo esquivarlo, dónde golpearlo, pero era enorme, más grande que ella, y por muy fuerte que asestara los golpes, quizás él ni lo sentiría. Miró a su alrededor y encontró el mandoble reposando plácidamente sobre la chimenea. Tenía que alcanzarlo.

¿Qué hacer con el marinero borracho?:

León y Asbjorn,
Se nos acerca un marinero enorme, gigantesco y temible, borracho y libidinoso que se ha encaprichado con Ingela. Siéntanse en la libertad de atacar o esconderse de él. Ingela sin duda alguna tendrá que defenderse de este tipo.
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Leon Alexander el Dom Oct 23 2016, 21:17

AVISO!!!!:
Por motivos de salud mental y física autorizo a que se maneje mi personaje (un poco) durante mi ausencia y así se pueda mantener un ritmo de rol que no afecte a los demás usuarios, disculpen la molestia
avatar
Cantidad de envíos : : 132
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Áquila el Lun Oct 24 2016, 22:55

-¡¿Empiezas un viaje sin asegurarte de que el barco no tiene agujeros?! -exclamó Elliot.

Áquila permanecía sonriente mientras la proa iba descendiendo bajo el agua según llegaban al puerto de la ciudad. Evidentemente estaban en otra zona, bajo la jurisdicción de otro hombre que no tenía nada que ver con el padre de Elliot, por eso nadie les iba a reconocer por allí. De todas maneras, por seguridad, Áquila sabía que tenía que arreglárselas para salir pronto de vuelta a la mar, pero eso, sin duda, era un buen comienzo para su aventura.

Bajó del barco seguido muy de cerca por el cabreado Elliot, llevando su alabarda pegada a la espalda con una correa y pasó junto a un carpintero que estaba acostado frente a un barco recién arreglado. Áquila le soltó unas monedas de oro y señaló a su barco.

-Arréglelo y le daré el doble cuando vuelva -dijo Áquila.

Eso pareció tranquilizar a Elliot, que le dio una gominola a su loro, el ave se contentó y empezó a cantar canciones burdas sobre mujeres y burdeles. Áquila prefirió no preguntar dónde había aprendido aquello el animal. Se había parado a observar el puerto, hecho por tablones que llegaban directamente a una plaza principal con varios mercados y bares. Había soldados de la guardia en algún puesto haciéndose los duros, pero ya se había fijado en uno de ellos que se paraba a hacerle muecas a un niño que lo miraba para que este se riese.

El joven marinero avanzó junto a su amigo y atravesó la plaza internándose en una de las tres calles que salían de aquella plaza. Fue directo a una estrecha hendidura donde apenas lograba pasar entre la multitud.

-¿Se puede saber a dónde nos llevas? -preguntó el cansado Elliot.

Áquila no contestó, simplemente entró en un local donde había visto como dos hombres vestidos de pirata entraban previamente. Abrió las puertas y entró alegremente, seguido por su enfadado amigo.

-¿Por qué aquí? -preguntó Elliot.

-Quiero ver ambiente marinero-contestó su contento amigo.

-¡YO QUIERO A ESA RUBIA!

Al intante se hizo el silencio en todo el local, varios giraron su mirada al hombre que avanzaba hambriendo de mujeres hacia una aparentemente inofensiva joven rubia. Nadie parecía moverse, nadie reaccionaba, hasta que un simple e inofensivo mercader le corto el paso.

-N... No puedo dejarle pasar, es... está mal por mi parte n... no oponerme ante un... una injus...justicia. -dijo el temeroso mercader.

El hombre grande gruñó.

-¡Vas a pagarlo con tu vida! -gritó el marinero.

Se dispuso a darle un puñetazo en el pecho que le partiría las costillas hacia dentro, provocando que se clavasen en el pulmón y muriese por asfixia, pero alguien empujó al mercader y recibió el golpe en el hombro, volando un metro hasta caer al suelo. Era Áquila.

-¡¿Más insolentes en mi camino?! ¡Bah! ¡La rubia ya es mía!

Pero Áquila se había puesto de pie cuando el marinero había terminado de hablar, en ese instante los dos soldados de la guardia que vieron en la plaza entraron con Elliot, que les había avisado.

-¡Alto a la guardia de Lunargenta! -gritó uno de los guardias sacando su espada y su escudo, seguido por el otro.

El marinero parecía bastante enfurecido.

-¡¿Chiiiiicooooooos?! ¡¿Les enseñamos a estos soldaditos de plomo quien será el nuevo marinero que gobierne estos mares?!

Tres cuartos del local se levantaron y alzaron la voz en grito a la orden de su jefe y pusieron sus armas en dirección a los dos guardias, Áquila y Elliot. Sin embargo el cuarto sobrante también se levantó.

-¡Pertenecemos a la marina de Lunargenta! -gritó uno de ellos- ¡No consentiremos que os salgáis con la vuestra!

Y estos últimos pusieron sus armas en favor de los guardias. Se olía la tensión en el ambiente. Algo iba a romper el hielo, y solo faltaba que ese algo saltase en ese instante, y no pudo ser otra cosa que la orquesta ambulante sonando desde fuera del local al mismo momento que el loro de Elliot gritaba:

-¡Al abordaje!



Entonces Áquila saltó del suelo con su alabarda en las manos y todos se lanzaron a la batalla, el local se hizo rápidamente obra de mesas rodando y vasos que se partían de aquí y allá. Un camarero soltó whisky para resbalar a un marinero que se dio en la nuca en su caída, uno de los guardias pateó una de las mesas que tiró a unos cuantos al suelo, algún diente voló por en medio del combate, Áquila saltó encima de una mesa y se elevó un par de veces esquivando dos intentos de cortarle las piernas, el tercero lo retuvo con su alabarda y se impulsó en la mesa dando una voltera que hizo a su contrincante soltar la espada, un hombre viejo sordo comía tranquilamente mientras sucedía la pelea, en ese intante un marinero con un ron en la mano cayó sobre la mesa y el viejo aprovehó para cogerle la botella, sonreír y pegarle un trago. Uno de los guardias estaba luchando con uno a espada mientras se defendía de otro con el escudo, a esto que le vino un tercero que estaba desarmado y gritó casi sin dientes dispuesto a embestirlo, el guardia movió la cabeza describiendo una curva en señal de "hay que joderse" y le dio un cabezazo con el casco puesto al otro que dejó al marinero K.O. Un marinero real le estampó a otro marinero dos botellas en la cara, otro usó una silla para retener a cuatro que veían a por él con sus espada, Elliot esquivó a dos que casi le clavan una espada, uno de ellos fue a embestirlo pero al esquivarlo Elliot, el marinero salió disparado a la calle por la ventana del local partíendola, el segundo lo miró enfadado, pero una maceta le cayó en la cabeza y cuando Elliot miró hacia arriba solo vio a su loro guiñarle el ojo (o eso creyó ver).

El bar era un caos, dos lanzaban a uno por encima del mostrador contra las botellas, un fornido marinero real cogia a los otros y los levantaba al aire con un brazo lanzándolos contra paredes, puertas y ventanas. Algunos ya luchaban a empujones y todos estaban mojados de ron, en ese intante entraron más soldados de la guardia...
Spoiler:



Off rol: Si algo está mal avisadme, y la idea es que cada uno pongáis algo que hagáis en medio del combate (si os parece)
Áquila
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 54
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Mar Oct 25 2016, 00:26

El brujo negó gentilmente y esbozó un intento de sonrisa a la camarera que daba el menú del día. Luego de que todo el mundo hubo pedido, Ingela dispuso que se presentaran, lo que causó que el nervioso mago se tensara aún más, aunque la tensión se borró de su mente cuando la joven mencionó ser un dragón. ¿A qué demonios se refería con que era un dragón? ¿Y las escamas? ¿Y los colmillos afilados? Aunque antes había mencionado algo sobre transformarse y, de alguna manera, tuvo sentido.

El resto de las presentaciones, junto con los pensamientos agolpados de Asbjørn, fueron interrumpidos por el alarido inquisitivo de un marinerio ebrio y maloliente que reclamaba a una rubia como suya. Se refería a Ingela, se dio cuenta. En poco tiempo, había otro marinero de condiciones obviamente humanas que se disponía a luchar contra el primero, aunque fue sacudido como un naipe mientras el mastodonte ebrio reclamaba nuevamente a la jóven. Asbjørn se preguntó si eso le sucedería a menudo a Ingela y luego se alzó a la defensa con su bastón en la mano. Él no era un guerrero, ni un caballero, ni un hombre de justicia, pero quería defender a la única fuente semiestable de respuestas que tenía. Vio las intenciones de la chica cuando volteó a ver el mandoble polvoriento que yacía sobre la chimenea. Pronto todo el lugar se volvió un rebullicio de marineros matándose sin razón aparente. El brujo hizo levitar el mandoble y lo dirigió hacia sí mismo. Al tocarlo, éste destelló en rojo y se volvió un poco más pesado a la vez que se sentía el maná marcándolo. No le serviría de mucho a él, eso era obvio, así que le hizo señas a la chica para que estuviera atenta y se lo arrojó. El ambiente comenzó a tensarse más y más conforme la sangre, el whisky y el ron corrían, y el mago hacía hechizos que parecían estar aumentando la presión del lugar. Una de las mesas que había sido arrojada por alguno de los marineros impactó contra el grandulón, y por obra de Asbjørn, ésta explotó contra su rostro, produciéndole algunas quemaduras a él y a sus alrededores. El mago se mantenía en la misma esquina mientras armaba las mesas que no estaban siendo arrojadas y hacía un muro de baja estatura que se movía lentamente y hacía caer a los marineros. Sentía que en cualquier momento sufriría de un colapso nervioso, así que no demoró en conjurar una daga que lanzaría para defenderse, y los muros de mesas se retrayeron para cubrirlo a él casi por completo.

Off:
Ingela, el conjuro provoca que el arma vaya adquiriendo fuerza mientras pelean, aunque al mismo tiempo se va haciendo más pesada. Si la batalla dura más de lo esperado, habrás de soltar el mandoble o lanzárselo a Asbjørn para que el hechizo sea removido.

Áquila, bienvenido ^^
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Mar Oct 25 2016, 15:28

Todo era tan confuso... mesas, sillas, sombreros, zapatos y personas volaban por los aires. En un santiamén, el hombre felino de nombre León saltó y se unió a la pelea. Primero intentó mediar con uno de los marineros, parecía que lo conocía, pero al primer puño que el marinero lanzó y que el felino esquivó, se tranzó en la batalla. Ingela lo miraba fascinada, saltaba tan grácil, golpeaba a los hombres que se lanzaban en su contra, no había manera de tocarlo, era como si tuviera ojos en la nuca. 

Cuando el brujo le lanzó el mandoble, ella lo atrapó pero este casi la lleva al piso, no se esperaba que estuviese tan pesado. Cuando recobró el equilibrio y logró dominar el peso del espadón, se puso delante del brujo para protegerlo, no lucía como un hombre que peleara y no permitiría que lo lastimaran. Aunque era usual en ella cuidar a los más débiles, este hombre en particular le había despertado una curiosidad particular, una necesidad de conocerlo más, de mantenerlo cerca de ella. Por un rato, estuvieron al margen de la pelea, pero cuando el enorme pirata logró estabilizarse nuevamente, se abrió camino entre la pelea y avanzó corriendo hacia Ingela. Ya no había forma de que Ingela se librara de luchar, así que, con resignación, resopló y avanzó hacia el hombre.

Este, al verla avanzar con el mandoble en la mano, desenvainó su sable y lanzó el primer golpe, el cuál la joven desvió sin ningún esfuerzo. Como el movimiento hizo que el ataque del hombre siguiera en banda, este tropezó con sus propios pies, haciéndolo trastabillar, con lo que Ingela aprovechó para golpearlo con el plano del mandoble y lanzarlo al suelo. En un gracil movimiento, saltó sobre él y lo *golpeó con el pomo del espadón en la base de la nuca*. Todo aquello, desde el desvío del golpe del pirata hasta estar sobre él y golpearlo fue un solo movimiento como un paso de baile, una coreografía que fluyó como si la hubiese practicado miles de veces.

El pirata quedó notablemente aturdido en el suelo, así que Ingela miró al brujo -¿Puedes hacer algo para que no se levante más?- le gritó para que escuchara por encima del terrible bullicio que se había armado. Su intención era abandonar aquel lugar lo antes posible, por lo que luego de pedirle aquello al brujo, giró en búsqueda de León. Se hizo camino entre el tropel a punta de golpes con el mandoble, hasta encontrar al felino. -¡Vámonos de aquí, León!- gritó tomando de la mano al felino, tirándolo hacia el rincón donde estaba Asbjorn, quería reunir a sus acompañantes y largarse pronto, mientras los demás marineros y piratas seguían concentrados en golpearse y no se percataran de la franca huida del curioso trío. 

Uso de habilidades:
Se subraya uso de habilidad de nivel 0, además, se hace un guiño a futura habilidad *Noquear*.
Metarrol:
Acciones de León fueron consultadas con el jugador y estuvo de acuerdo.
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Áquila el Jue Oct 27 2016, 19:17

Áquila vio que aquello cambiaba de color, los guardias que acababan de entrar atacaban a todo lo que no fuese de la guardia, y podían llegar a confundirle con un marinero de los que habían dado problemas, así que se escapó del combate en el que estaba y agarró a duras penas a Elliot, que parecía luchar medio mareado con lo primero que se le plantase, pese a no tener dotes ninguna de lucha.

El marinero llegó como pudo hasta la salida arrastrando de su amigo y salieron. Respiró hondo y se fijó en que no eran los únicos allí, se acercó a un trío que estaba allí reunido y que parecían conocerse, a destacar estaba la rubia que había "iniciado" el problema en cuestión.

-Veo que has logrado librarte de ese bastardo -le dijo Áquila a la chica-¿Dónde están mis modales? Yo soy Áquila, y este es mi amigo Elliot, íbamos a lanzarnos a vivir aventuras en el mar cuando descubrimos que nuestro barco estaba agujereado.

-Sí, con eso espero que te hagas a la idea de que no es un... Gran navegante -dijo Elliot echándole una mirada a Áquila- Me temo que tendré que ser yo el que lleve el timón de esa cosa, en fin ¿Qué hacían ustedes tres allí en el local? Se veía que era peligroso a distancia.

En ese instante salió el loro echando ron por las alas, soltando gotas en cada batida y finalmente se posó en el hombro de Elliot.

¡Grrrr! ¡Ninguno de los tres es humano!

Áquila se giró a mirar al loro y luego a los tres que estaban allí presentes. El hombre-bestia estaba claro, pero... ¿Y los otros dos? Aquél loro era un cotilla, pero conocía todas las razas gracias a su antiguo dueño, que fue un cazador.

-¿Y bien? -preguntó finalmente Áquila- -¿Dónde vamos?
Áquila
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 54
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Asbjørn el Jue Oct 27 2016, 19:53

Ingela pareció desestabilizarse con el peso del mandoble, lo cual preocupó al brujo, pero pronto ella recobró el equilibrio y comenzó a cortar por aquí y por allá, con movimientos bastante gráciles. No prestó mucha atención al gato que también parecía moverse como una sombra. Todos muy en contraste del pequeño mago, menudo, torpe y sin ninguna fuerza. Escuchó el grito cansado de la dragona

- Puedes hacer algo para que no se levante más?

«¿Qué demonios quieres que haga?» Pensó, ahogado entre tanto rebullicio. Hubiese sido más productivo matarlo y ya. ¿Qué más daba? Sólo un miserable humano ebrio menos. Pero no iba a dar esa mala impresión. Alzó ambas manos, con el bastón en una de ellas, y las mesas que lo protegían a él se alzaron y volaron a toda marcha hacia el mastodonte tirado en el piso, con muchísimo cuidado de no pegar contra los soldados, contra la dragona o contra León, y lo cubrieron por completo. Al menos un par de minutos tardaría en quitarse la montaña de madera de encima. La llegada de más guardias le puso los pelos en punta, aunque de seguro aquellas personas entrenadas sabrían reconocer a un brujo que sólo estaba mal parado. Ingela se aproximó arrastrando a León, y detrás de ella venía el marinero valiente que había hecho frente al grandulón borracho. Las presentaciones de buen samaritano de un humano no le hacían demasiada ilusión, hasta donde sabía, eran una raza inferior en la que no debía confiar. Le dedicó a ambos una mirada sombría mientras ellos se centraban en la chica, sin prestarle demasiada atención a lo que decían. La voz carrasposa y aguda del pajarraco le tomó por sorpresa, ¿Acaso eso era un ave hablando?

- ¡Grrrr! ¡Ninguno de los tres es humano!

«¡Qué observador, plumífero!» Pensó, mientras arqueaba una ceja con cara de ofendido. No, no era un humano, y muchos siglos atrás que los brujos se separaron de esa raza inferior. Lo más sorprendente para Asbjørn fue que el humano parecía confundido por las palabras del loro. ¿Acaso no era obvia la diferencia? Sin mencionar las marcas en el rostro, los brujos eran simplemente... diferentes.

-¿Y bien? ¿Dónde vamos?

"¿Vamos?" Le sonó a poliedro, y rezaba porque se estuviera dirigiendo sólo a sus acompañantes. No se sentía precisamente cómodo en compañía de aquellos tres a menos que demostraran ser de confianza, lo cual sería una tarea bastante difícil dadas las circunstancias. Se limitó a callar (Como siempre) y observó ligeramente irritado a Ingela y a León, esperando que supieran dar una respuesta beneficiosa para todos.
Asbjørn
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 37
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ingela el Jue Oct 27 2016, 20:39

Una vez junto a Asbjorn, la chica respiró tranquila y a empujones lo sacó del local junto con León, no le apetecía cena con espectáculo, menos de aquella clase. Antes de poder recobrar el aliento, se acercaron un par de muchachos que lucían de la edad de Ingela y se presentaron; uno era Áquila y el otro Elliot, además tenían un loro muy vivaracho. 

-¡Grrrr! ¡Ninguno de los tres es humano!- graznó el pajarraco, ante lo cual Ingela sonrió. Aún no lograba respirar con normalidad, pero respondió amablemente -No, no soy humana, soy un dragón y mi nombre es Ingela, mucho gusto. Gracias por ayudarnos Áquila y Elliot- les dijo. -¿A dónde vamos? Pues...- comenzó a decir y miró al cielo -Yo de vuelta al muelle, mi barco zarpará y me dejará aquí si no me apresuro- dijo.

-Yo me temo que tendré que volver dentro. Tengo que terminar de saldar cuentas con un paleto que me debe dinero- dijo León. Miró a Ingela y le guiñó un ojo -Nos volveremos a ver, dragona- dijo a Ingela esbozando una sonrisa y tomando sus manos. Hizo un ademán a los demás hombres y volvió a ingresar al local. La joven suspiró, en verdad le gustaría volver a ver al hombre felino.

Tras un instante en el que se le perdieron los pensamientos, recordó que tenía que correr al barco. -¡Por el dragón de la luz!- exclamó sobresaltada -¡El barco!- dijo -Lo siento, tendré que irme- dijo a los hombres y se largó a correr, pero ni bien dio dos pasos, frenó y se giró al mago -¿Quieres acompañarme?- le dijo sin pensarlo mucho.

METAROL:
Las acciones de León fueron acordadas con el jugador.
Ingela
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 308
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Áquila el Vie Oct 28 2016, 21:51

Áquila observó durante un rato al trío mientras le contestaban, le parecía curiosa aquella reuníon. Sin embargo, parecía qser que su velada estaba por acabar, la joven tenía prisa por marcharse (según entendió a la mar, como él), sin embargo, no dudó en hacer un descarado ofrecimiento.

-Me habéis caído bien -dijo Áquila con una sonrisa a la pareja que quedaba y tenía prisa por irseSi queréis iros a la mar, no se qué clase de planes tenéis, pero solo quiero deciros que en mi barco hay mucho sitio libre aún y de momento sigo buscando una tripulación, además de mi navegante y su loro.

Acto seguido observó algo distante la costa, acababa de recordar que apenas había empezado su aventura y ya se había metido de lleno en una trifulca y había conocido a gente de todo tipo ¿Qué más le depararía su viaje más allá de la costa de Lunargenta? Esa eran preguntas que sólo la providencia sabría contestarle, porque ahora tenía un barco al que regresar.

-¡Vámonos Elliot! ¡Tenemos un mar que surcar y una aventura que vivir!

En ese mismo intante dos guardias salieron del bar.

¿No es ese acaso el hijo del jefe del puerto más al norte? ¿El que se escapó de madrugada? -preguntó uno de los guardias señalando a Elliot.

-Definitivamente tenemos que irnos-conclutó Elliot.

Rápidamente ambos corrieron calle abajo mientras los guardias griaban su nombre y otros soldados iban apareciendo intentando cortarles el paso mientras los seguían, afortunadmanente pudieron colarse por en medio de la orquesta ambulante, que volvió a tocar cuando el bar se relajó.



Áquila salió a gran velocidad de la bulla de la orquesta mientras su amigo Elliot parecía algo atrapado.

-¡Baja la cabeza Elliot! ¡Deja que los guardias me persigan a mi y cuando se hayan alejado ve hacia el barco y prepáralo para que pueda cogerlo!

Acto seguido tres guardias intentaron cortarle el paso callejón abajo a Áquila, pero él aprovechó un par de estanterías mal colocadas para impulsarse y agarrarse a un cartel. Después saltó con una vuelta sobre los tres guardias y cayó a sus espaldas de pie, sin dejar de correr. Siguió en dirección a otra calle para alejarlos de la plaza pegada al puerto mientras esquivaba con rapidez a los mercaderas y viandantes. Subió por otra calle y se fijó en que había otros dos esperándole en lo alto, además iban a por él.

Áquila aprovechó para sacar su alabarda y avanzar en posición de ofensiva, ambos guardias pusieron sus escudos al frente para retener su ataque, el joven marinero saltó y los dos elevaron sus escudos para detener su alabarda. Pero ese no era el plan de Áquila, en el último instante quitó la alabarda y en su lugar usó ambos escudos para impulsarse con los pies y saltar por encima de ellos.

Los dos quedaron atónitos y algo avergonzados ante la muchedumbre que había visualizado cómo el chico los había burlado. Él se limitó a cambiar de calle, entró en un callejón cerrado que llevaría de vuelta al otro callejón que se dirigía al bar. Así que se fijó en que dos guardias (los de antes) le seguían por detras, mientras otros tres venían por delante, buscaban acorrarlarlo. Los gritos de "¡Cogedlo!" de los guardias atraían a cada vez más a su captura.

Áquila no se dio por vencido, en el callejó encontró una puerta a medio abrir y entró sin pensarlo dos veces. Era la casa de alguien, lo supo por el grito de una mujer al verlo correr por el interior del salón y saltar por la ventana abierta en dirección al puerto.

Logró ver su barco ya desatado, sin agua y que empezaba a avanzar, él se limitó a correr a toda velocidad, ya casi sin aire, mientras dos guardias aparecían por una de las calles e iban tras él. Siguió como pudo hasta llegar a los tablones de madera, el barco estaba ya a cierta distancia y su amigo le gritaba desde el barco, Áquila cerró los ojos, cogió aire mientras corría y realizó un gran salto que lo dejó por segundos en el aire pataleando mientras se acercaba al barco.

Sobre si llegó o no, eso es indiferente, bueno, por no dejaros con la intriga, digamos que se estampó de manera brusca con la popa.
Áquila
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 54
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pudiste volar, pero preferiste navegar [Interpretativo][Libre][CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.