¡Bienvenidos a la Fiesta del Bosque! [Grupal] [Libre]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¡Bienvenidos a la Fiesta del Bosque! [Grupal] [Libre]

Mensaje  Rauko el Mar Dic 20 2016, 01:47

    Ya había tenido que asesinar un par de decenas de veces y en algunas ocasiones las víctimas suplicaban por misericordia de una forma que haría llorar a los corazones más débiles, sin embargo, por primera vez en mucho tiempo, tomar la vida de alguien se me dificultaba a tal grado que mis manos se mostraban temblorosas al empuñar mi espada; en esta ocasión debía acabar con la vida de un licántropo que anteriormente había intentado herir a una chica y mientras su corazón siguiera palpitante sería una amenaza para todos los que estuvieran cerca; pero a pesar de sus acciones, una parte de mí se negaba a quitarle la vida.

    Las cosas hubieran sido muy sencillas si mi siguiente víctima fuese sólo un miserable criminal, por desgracia las cosas no eran así, esta vez se trataba de una persona que sufrió el terrible destino de ser controlado en contra de su voluntad para hacer atrocidades. Ante mis ojos el licántropo era inocente y por ello me era imposible darle un triste final donde reinaría la injusticia.

    El tiempo transcurrió y todos los presentes decidieron que lo mejor era la ejecución, pues para ellos sería cumplir con el último deseo del agonizante licántropo quien anhelaba librar su alma de todos aquellos hilos que lo controlaban. Tras escuchar las palabras de los demás ya no quedaban dudas de cuál debía ser mi siguiente acción -(Supongo que tendré que romper mi juramento y asesinar al inocente por el bien de todos)- Fueron las palabras que se escucharon dentro de mi cabeza mientras que mis manos empuñaban con fuerza mi espada.

    Afortunadamente, por haber tardado tanto en actuar, no fue necesaria mi intervención ya que el papel de verdugo estaba a punto de ser interpretado por la chica dragón; al verla acercarse al licántropo me alejé unos cuantos pasos para luego presenciar cómo el alma del lobo nos abandonaba.

     Una vez que se acabaron los problemas, yo debía sentirme bien por haberme librado de una desagradable tarea, sin embargo, no podía experimentar otra cosa que no fuese pena por la pobre dragona quien ya no podría ser completamente la misma de antes, pues sus tristes ojos delataban que era la primera vez que arrebataba una vida y desde ese instante estaría marcada como una asesina, sin duda alguna le sería difícil enfrentar el hecho de haber perdido su inocencia.

    Debido a que ella sufría a causa de mi incapacidad de tomar acciones, me sentía obligado a tratar de ayudarla de alguna manera, así que limpié mi espada para luego envainarla y dirigirme hasta el lugar de la chica dragón; me coloqué a su lado y extendí mis manos hacia su cuerpo para sanar sus heridas físicas; aunque mis habilidades como sanador eran deplorables por lo menos lograría algo -Déjame ayudarte- Dije con un tono serio mientras me enfocaba en realizar mi nueva tarea.

    Esperé un par de segundos y luego opté por decir algo sobre lo sucedido -Puede que te sientas como un monstruo que no merece el perdón, pero está bien sentirse así- Dije tratando de sonar comprensivo -Los sentimientos de culpa prueban que todavía eres una buena persona- Hice una pausa para mirar el cadáver del licántropo -Sólo te has sacrificado por el bien de los demás y nadie te aborrece por eso… Así que ten paciencia, estoy seguro de que superarás esto a su debido tiempo- Una vez dicho eso esperé no haber hecho algo que la hiciera sentir más triste que antes, pero eso no lo podría saber por el momento.
Rauko
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 216
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Bienvenidos a la Fiesta del Bosque! [Grupal] [Libre]

Mensaje  Helyare el Dom Ene 08 2017, 13:59

Y de pronto todo acabó. Esos seres, que habían osado interrumpir violentamente la Fiesta del Bosque, se retiraban. Algunos habían muerto, sus cadáveres yacían en el suelo. Otros se iban corriendo, como si tuviesen miedo de quedarse allí. Las caras de los presentes, sobretodo de los elfos, estaban serias, desanimadas. Varios guerreros agarraron los cuerpos de los lobos y los sacaron de las inmediaciones de Claro, no querían que los más pequeños viesen esa escena, aunque ya habían tenido que presenciar mucha masacre por un día donde lo que debía primar era el regocijo.

¿Lo ven, hermanos? Todo esto es obra de uno de esos… Brujos. –Le costó pronunciar esa palabra, lo dijo con odio. El elfo que comenzaba a hablar en el idioma común avanzó unos pasos posicionándose frente a los presentes, cerca de donde uno de los cadáveres era arrastrado. Su capa verde esmeralda ondeaba a cada paso que daba. Esa indumentaria tan específica era inconfundible: Se trataba de un guardia del clan Eytherzair, el mismo al que pertenecía Helyare hasta hace un tiempo. Ese odio generalizado a los brujos era otra de las cosas típicas del clan, lo que los distinguía de otros asentamientos élficos de Sandorai. Y el motivo por el cual no solían juntarse mucho con los otros, ya que no compartían la ideología del perdón para los hechiceros. –A día de hoy todavía siguen con sus ofensivas hacia nosot…

Basta. –Sentenció uno de los líderes de otro clan, mirando a los miembros de alto rango de los Eytherzair, también ataviados con los colores típicos del clan. –Este no es lugar para representaciones de odio. No queremos crecer bajo la sombra del pasado. Debemos mirar siempre hacia adelante y ver que lo que ocurrió fueron actos deleznables que no deben repetirse.

¿Y permitir que nos vuelvan a atacar? –Comentó otro elfo. –Mientras nosotros hacemos con que no ha pasado nada. ¿Perdonaremos cualquier ofensa que nos hagan? Aunque se derrame sangre élfica, ¿no?

He dicho: basta. No hay lugar para el odio. No hoy. No ahora. –El líder de ese clan avanzó para colocarse a la altura del guardia Eytherzair. –Ha habido un brujo que ha ayudado a nuestro pueblo. A día de hoy, también pueden ser aliados. Y no sólo eso. Otras razas han salvado a nuestros hijos, han ayudado a nuestros guerreros a defender nuestro pueblo, en el que viven nuestros hermanos junto a seres humanos y están en paz y armonía. El odio no puede prevalecer aquí. Hemos luchado mano a mano varias razas. No podemos juzgar a una sola por hechos acontecidos en el pasado. No podemos vivir con la repulsa hacia los que son diferentes. Debemos avanzar en la tolerancia. –Dirigió una mirada de desaprobación hacia los miembros del clan que estaban en contra de eso; muchos de ellos hicieron gestos no muy amables, indicando su desacuerdo para con las palabras del líder. –Ahora debemos reponernos. Sé que no será igual, pero debemos enseñarles a nuestros invitados, si aún quieren quedarse, cómo tratamos a los que nos han ayudado tanto. Les estamos muy agradecidos. –El elfo representante hizo un gesto con la cabeza, inclinándola muy levemente hacia los miembros de otras razas, que ahora estaban cerca. Ese elfo desprendía majestuosidad por todos los poros de su piel, vestía una elaborada túnica blanca y azulada, con decoraciones doradas y su pelo era tan platino que parecía blanco, largo, muy largo, recogido con trenzas para que no le molestase. Llevaba una tiara en la frente, también de oro, con una piedra en el centro.

Menos el clan Eytherzair, que seguía en contra de los demás, el resto de elfos apoyó al sabio. Algunos de ellos se acercaron a los heridos para usar su poder con ellos, les ofrecieron comida y, entre elfos y humanos, limpiaron los rastros que dejaban ver que había habido una batalla. La dragona, sin embargo, se fue sin recibir asistencia.

La fiesta, sin duda, no era igual. Pero trataban de recomponerse, no querían llevarse el recuerdo de una masacre, sino recuperarse y hacerla lo más amena posible.

Una mujer de raza humana se agachó hacia su pequeño y le dijo algo al oído, después le dio una flor y este fue a dársela a un niño elfo. Toda esa tolerancia que se había fomentado durante años en Claro no iba a irse a pique porque hubiesen tenido un ataque. El niño elfo, tomó la flor y abrazó al humano. Al instante, como niños que eran, ya estaban de nuevo corriendo y jugando como lo hacían antes, y a esos dos se unieron varios más, que corrían y saltaban.

Sin embargo, los niños del clan Eytherzair se juntaron entre ellos, apartados del resto. Tal vez a esos niños les gustaría participar en los juegos de los demás, pero… Sabían que no era correcto y que si se juntaban con eso pequeños acabarían por volverse débiles. Así que se fueron por su cuenta. El sabio y algunos de los miembros de otros clanes los miraban con cierta lástima, pues los niños parecían felices de jugar con otras razas y sin embargo, los otros pequeños parecían antisociales. Mas sabían que el diálogo con ese clan era una pérdida de tiempo, así que decidieron ignorarlos y seguir tratando de amenizar las horas que quedaban para que acabase la fiesta.

Las personas cuyos puestos no habían sufrido daños, estaban recolocando sus productos para que los que sí habían sufrido la destrucción de su caseta, pudieran poner ahí su artesanía, lo que hubiesen podido salvar.

Si no puedes salvar nada, ven a mi puesto. Venderemos juntos. –Le comentaba un mercader humano a una mujer de raza élfica que había perdido su puesto en la lucha, y no había podido salvar ninguno de los alimentos que vendía. Así que fue con el hombre, quien también tenía un puesto de comida típica de Claro.
Actos así se multiplicaron. Acogieron bien a los miembros de otras razas que habían decidido probar su cultura, se ayudaban a salir adelante y poco a poco la música empezó a sonar de nuevo. Ese era el espíritu de la Fiesta del Bosque, no querían que el único recuerdo de ese año fuese el ataque de un desalmado. Querían que lo que perdurase fuera un acto de tolerancia, de fraternidad entre razas, que unidos habían conseguido acabar con quienes trataban de destrozar la celebración.

La elfa salió del callejón, colocándose la capa para evitar ser vista y se movía muy despacio por entre los puestos que, poco a poco, se volvían a llenar de gente. Muchos de ellos ofrecían algunos alimentos gratuitamente para ayudar y agradecer a la gente que había salvado a su pueblo.

A ella también le chocó eso de ver a los niños, de nuevo, jugando juntos y cómo después de un ataque la gente era capaz de hacer como que nada había pasado. Era increíble la facilidad que tenían para “olvidar” un hecho así. Sin duda eran débiles, ante los problemas agachaban la cabeza y se dejaban pisotear. No respondían a esa ofensiva y eso ponía muy nerviosa a la elfa, no eran capaces de defender lo suyo.
Y sin embargo, esa visión sólo era compartida por los miembros de un solo clan, los demás, practicaban la tolerancia y el vivir en paz con todos.

La fiesta, a pesar de que no fue igual y mucha gente decidió marcharse, siguió durante unas horas, acortando la celebración más de lo habitual, pero tratando de hacer que el último recuerdo de ese día fuese bueno.




Tema Cerrado




Off: ¡Gracias por participar! :3
Helyare
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 316
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Bienvenidos a la Fiesta del Bosque! [Grupal] [Libre]

Mensaje  Ansur el Dom Ene 08 2017, 20:23

Tema finalizado.

Procedo a entregar sus recompensas en base a la cantidad y calidad de respuestas.

Helyare obtiene 7 puntos de experiencia y 200 aeros.

Rauko obtiene 7 puntos de experiencia y 200 aeros.

Aranarth Thal'Dael obtiene 10 puntos de experiencia y 200 aeros.

Tauriel obtiene 7 puntos de experiencia y 200 aeros.

Arlen Jardin obtiene 6 puntos de experiencia y 200 aeros.

Ingela obtiene 10 puntos de experiencia y 200 aeros.

Los puntos y aeros ya han sido sumados a sus respectivos perfiles.
Ansur
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1232
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Bienvenidos a la Fiesta del Bosque! [Grupal] [Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.