Últimos temas

Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Jue Mar 02 2017, 21:24

La noche había sido larga entre otras cosas, no logró dormir bien, sería más por su forma de humano que otra cosa, no se acostumbraba a esa forma y menos en esa cama de mala muerte, no era de su gusto nada de la vida de los humanos, la comida que hacían con esas especias, siempre se pasaban y apestaban, olían a tantas cosas a la vez que ni era agradable, sin hablar ya encima de la bebida… daba gracias de solo haber pedido una jarra, que se le había subido algo y amaneció con un dolor de cabeza leve.

Nada más levantarse se fue a lavarse la cara con una jarra de agua que había al lado de un cubo algo maloliente, mohoso, con algo en el fondo de dudosa composición, el antro en el que durmió, de no más de 3 metros cuadrados, era lo más que se podía permitir con la carne que le trajo al de la taberna, aunque le molestaba mucho el hecho de que ni le diera una manta con la cual taparse por la noche.

Se colocó su taparrabos lo mejor que pudo, se puso unas correas de cuero con pieles cosidas que tapaban parte de su cuerpo, una de las pieles le tapaba el taparrabo y parte del muslo, aunque se debía de decir que las pieles no estaban bien cuidadas, estaban algo desgastadas, sucias, pero al menos no apestaba tanto como esa taberna que había a la afuera de la ciudad de Lunargenta.

Salió del lugar mirando al tabernero con una mirada desafiante, el cual respondió dejando la jarra que estaba limpiando de mala gana sobre la barra -¿Qué miras alimaña? ¿Acaso te crees superior a mí? - Se molestó y casi sata la barra para acercarse a Rob con una jarra de barro en la mano, eso a Rob le molesto y sacó de su cinto la espada de dientes que tenía oculta bajo una de las pieles -¿Que vas hacer con eso? ¿Te ha comido la lengua el gato?- Rod cogió aire y se guardó el arma para salir -No tiene valor ni de decir nada- Dijo el tabernero antes de darse la vuelta como si fuese el vencedor de una batalla a muerte.

El al salir escupió en la puerta de la taberna y se alejó lentamente, no sabía que podría hacer allí, apenas sabía hablar el idioma de ellos, aprendía rápido, pero aun así no era lo suficiente, había muchas palabras que no sabía y que se podían malinterpretar, hablaba con el vocabulario de un crio en más de una ocasión, y aunque no se sorprendía con facilidad, miraba más de una cosa como si nunca lo hubiera visto, y es que era así la cosa, pero le hacía parecer un crio ese pequeño detalle.

Empezó a encaminarse por el camino a la ciudad, veía algún que otro granjero por  el camino, con algún animal de carga que el no identificaba, demasiados años oculto en el bosque sin saber nada sobre el mundo exterior. Estaba andando con tanto cuidado de la gente que pasaba por sus lados que apenas miraba al frente, por que no solo era la gente, sino los paisajes, cuando menos se lo esperó estaba ya casi llegando a la ciudad.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Yer Noligma el Mar Mar 28 2017, 21:17

Se encontraba paseando hacia las afueras de la ciudad ¿Por que haría eso? Yer Noligma era un ser meditativo, profundo y extraño, pero actuaba siempre bajo una logica indiscutible.
Lunagerta no era su hogar, y probablemente nunca lo sería del todo, llegará el día en que o bien abandone Lunagerta o bien huya de ella, sabe y conocer las salidas de la ciudad era tan importante como saber que caminos había más allá.

Cómo llego en barco sus conocimientos sobre las afueras eran prácticamente nulos, pero ni el mismo se espero encontrarse con algo tan horrible, miles y miles de casas, que no eran casas, sino más bien chabolas, chozas y alguna trampas mortales de madera se dispersaban alrededor de las murallas de la ciudad, y poco a poco tras alejarse un poco de ese caos llegó a zonas con casas mejor echas aunque de carácter rústico y primitivo.
Granjeros, agricultores, hombres y mujeres que no podían permitirse el lujo de vivir en la ciudad o simplemente aquellos que preferían una vida lejos del ajetreo ciudadano.

Yer Noligma sabía que la gente del lugar podía ser realmente incivilizada, pobre y desconfiada con un extraño, pero, esperaba que las fuertes raíces culturales hicieran el efecto de ser humildes y caritativos, aunque esperaba mínimo que el folclore del pueblo no consistiera en quemar brujos en la hoguera.

Pero para nada esperaba encontrarse con aquello, lo que parecía un gallardo joven con prácticamenteningun sentido de la desencia, iba con taparrabos , lo que deberia ser gracioso si una mirada color crema no lo mirará furibunda mente, su largo pelo cubría sus hombros y sus espaldas con una cortina de pelo negro, su rostro parecía mirarlo todo con recelo con esa china por barba le daba un aspecto más salvaje aún.

A Yer Noligma le recordaba a una ilustración dibujada en un pergamino de la academia de brujos, que en teoría representaba a nuestros antepasados al aparecer en Aerandir, fuertes, peludos, poco amistosos y cabezas duras que con sus primitivas armas atacaban cualquier cosa que pudieran comer.

Yer Noligma iba a dejar que ese hombre siguiera su camino, intentando estar lejos del alcance de su arma o de las pulgas, pero por otro lado, descubrió que había más gente que lo miraba raro ¿Eso significa que era poco común ese tipo de comportamiento? A lo mejor venía de una tierra lejana.
-Saludos señor, quisiera preguntarle si ... ¿Necesita ayuda?- al principio tomo su silencio como un signo de desconfianza- heeee... ¿Estas bien? ¿Te han robado o...?

Yer Noligma empezaba a pensar que algo extraño pasaba con aquel tipo, que aún no parecía responder de una forma "normal"
Yer Noligma
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 34
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Miér Mar 29 2017, 17:57

Mientras caminaba notaba las frías y molestas miradas de la gente, lo cual le empezó a molestar, mas bien, le empezó a poner nervioso y no poco, se le notaba algo en su mirada, la cual, cuando menos se lo esperaba se cruzó con la de un hombre, un hombre peculiar, algo diferente a los que se hallaban allí, con algo más de estilo y olía mucho mejor que el resto de personas que pasaban por allí, lo que no entendía bien ni cómo ni porque ese hombre se había acercado a él de esa forma pero notaba que podría ayudarlo.

Tragó algo de saliva para aclararse la garganta y poder intentar pronunciar algunas palabras, estaba algo nervioso he incomodo, no le gustaba tampoco mucho la presencia de las personas, y menos después de lo que le había pasado ya con unos y con otros, temía que alguna parte de su cuerpo peligrase nuevamente por culpa de alguna rama, se le vio mirar por un momento el suelo por si las moscas –Ho… Hola- Dijo costándole algo pronunciarlo, se había pasado una semana sin hablar desde que se encontró a una bruja que oscureció el cielo –No soy Señor, no ser mi nombre- Aclaró entendiendo en ese momento que ‘’Señor’’ era un nombre -Me llamo Rodxar Valle Negro- Sonrió al decirlo, sentía orgullo por su nombre.

Rodxar sabía muchas palabras y como juntarlas, pero aun se les escapaba demasiadas palabras de las manos, hasta el punto de que no sabía muchas veces si lo que decía tenía sentido o no –Yo estar bien, creo…- Se miró el cuerpo, lleno de arañazos, cortes y algunos golpes que aun se veían, pero todos curados o a punto de hacerlo –Si, yo estar bien, conservo mis brazos y piernas- Lo menciona como si bromease –Aunque… hablar no se da bien- Asiente mirándolo.

-¿Yo como llamar a ti?- Tras formular esa pregunta, se pregunta a sí mismo si ha tenido que entender o no lo que ha dicho, cosa que duda por un momento, y de pronto se vio a dos hombre que se acercaron a ellos –¡Anda!- Exclama el más alto de ellos -¿Pero no te había comido la lengua el gato?- Se ríe haciendo que le molesté algo más de lo debido a Rod, quien pone la mano en la empuñadura de su espada –Deja, es un vagabundo- El compañero le tira del brazo a su amigo.

-Un vagabundo... sabe hablar mejor el borracho del pueblo- La risa casi ni le deja decir más, Rob piensa con sabiduría las palabras que iba a usar, las había escuchado de otras personas antes, y quería ponerlas en práctica –Yo he visto, piedras mas listas que tú- La frase en verdad era ‘’He llegado a ver piedras que eran más inteligentes que tú’’ aunque al menos se entendía bien lo que quería decir, el alto se molestó por ello y le dio un empujón en el hombro a Rod, el cual perdió levemente su equilibrio y retrocedió un paso mirándolo desafiante.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Yer Noligma el Jue Mar 30 2017, 18:36

Después de lo que parecía una eternidad el hombre adquiriro el habla suficiente para presentarse. No pudo evitar sonreír cuando oyó que él no se llamaba "Señor" sino Roxard valle negro. También como vislumbraba sus miembros y veía que estaba completo
-Encantado de conocerte Roxard Valle Negro, Yo soy Yer Noligma,... Mejor llámame solo Yer- le sería más fácil pronunciar una única palabra - parecias desorientado, y ...
Pero no pudo seguir explicándose por que dos individuos se aproximaron para burlarse del pobre hombre, como si fuera su juego favorito del día.
Las ofensas empezaban a molestarle hasta el, y eso que no era objeto de su burla.
Pero la ofensa de Rod aunque justa y justificada parecía encender la llama de la pelea entre ellos.
Cuando lo empujaron y estaba claro que iba a haber una disputa, intervino.
-Caballeros, por favor, este no es ni el momento ni el lugar. -Se interpuso entre Rodxar y los extraños sin duda foráneos y algo hebrios a pesar de la hora temprana que aún era-Les pediría por favor que prosigan su camino, el pobre aún está aprendiendo a hablar, no entiende todo lo que dice...
Se volvió hacia Roxard con gesto serio, mientras le añadia a este, como si fuera una regañina.
-Ademas... Debería aprender a controlarse un poco mejor- luego volviendo a los hombres- Y ustedes seguramente tienen algún lugar adónde ir, no deberían perder el tiempo aquí ¿No creen?
Intento actuar con tanto tacto como pudo, pero dentro de si, también había una voz que le pedía romperle la nariz a uno de ellos con el Bronquel.

Esos tipos no cambian, no importa la raza, la cultura o la fe, siempre hay quien se cree más fuerte y superior a los demás, la escoria del mundo que como ratas acosan las presas fáciles y rehullen a la verdad y la justicia.
Matones, sucia escoria.
- No quisiera hacerme responsable ...de lo que pueda ocurrirles si prosiguen su conducta.
Ese último comentario sonó peligroso, frío y amenazante, como una realidad a punto de cumplirse.
Yer Noligma
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 34
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Sáb Abr 01 2017, 11:47

Al recibir aquellas palabras de Noligma se molestó y bufó, no era de los que se controlaban mucho, había que entender que el no había vivido con la civilización siempre, y  ahora era mas un viajero que otra cosa, así que no comprendía lo de controlarse, aunque ya se lo habían explicado en mas de una ocasión. Cerró sus puños para no acabar golpeando la cara de alguno de esos dos desgraciados, le estaban enojando.

Los hombres miraron a Noligma, entendieron que no iba ser fácil una pelea con ese hombre tan amenazante, pero eso no les importó en el fondo, eran un caso perdido -Mira, rico de mierda ¿Por qué no se mete en sus asuntos y nos deja a mi amigo y a mi pasarlo bien metiéndonos con este?- Señaló a Rodxar sin dejar de mirar a Noligma, dando así a entender que Rod no era peligroso.

Rod se controlaba hasta cierto punto, no aguantaba mas la situación, y aprovechando que tenía el dedo cerca de la cara, le lanzó un mordisco, si hubiera estado en su forma lobo  hasta podría haberle roto el dedo, pero solo se lo despellejó un poco, haciendo  que la sangre brotase por las marcas de los dientes de él – ¡Bestia!- Grito el hombre al zafarse del mordisco de Rod y empezar ha agarrarse el dedo para evitar que sangrase mucho, Aunque el mordisco era demasiado profundo y dio un paso atrás junto  a su amigo – Tienes que encadenar a esa bestia, seguro que es uno de los que viven en el bosque- Estaba casi  gritando y consiguieron que algunos curiosos mirasen que era lo  que sucedía  allí.

-Yo no bestia, yo ser hombre fuerte y con poca paciencia- Escupió la sangre al suelo y los hombres se marcharon -¡Ya veras, no vas a reír tanto cuando te vuelva a encontrar!- Estaba ya lejos cuando dijo eso, Rod miró a Yer y suspiró -No paciencia, perdón, no acostumbro a ciudad- Miraba el suelo cuando lo decía, sabía que estaba mal, y agachar la cabeza él lo entendía como disculpas.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Yer Noligma el Sáb Abr 01 2017, 13:45

Se sorprendió de que lo llamarán ricachon, teniendo en cuenta que no tendría más de dos Aeros en el bolsillo, pero supuso que eran sus extraños modales los que hacían pensar mal a aquellos hombres. Cerro los puños con fiereza, incluso puede que se clavara las uñas al oír a esos hombres hablar a Roxard de esa manera, ciertamente no lo conocía, y se le veía tonto y inculto, pero quiénes se aprovechan y se divierten a costa de los débiles son pura escoria, eso le hacía recordar a cierta persona, la que destrozo su vida, la que martirizó a los demás por que no hizo nada, la que al final le hizo cruzar esa línea invisible que nunca había cruzado, la primera persona que quiso matar.
Pero aquello solo le causo más dolor y sufrimiento, fue la que conllevó toda su desgracia, por eso intenta evitar la violencia y las peleas, solo traen más dolor.
Por otro lado, una parte informa pero latente se pregunta si no fue más bien al revés, si no fue su vanidad, su creencia de que estaba por encima de la violencia, la que permitió que todo hubiera salido mal. ¿Y Si lo hubiera matado desde el principio? ¿No habría salido mejor las cosas? No se habrían torcido, aún ella podría estar viva.

Yer Noligma se quedó contemplando como la discusión alcanzaba un nuevo nivel, no intervino de manera alguna, incluso cuando Roxard cual bestia mordió el dedo de el lugareño. Pero finalmente cuando ellos estaban lejos, Yer finalmente le hablo a Roxard.
-Roxard ¿Crees que has echo lo correcto? -No pretendía regañarlo, aunque pudiera sonar así, en el fondo, esperaba una respuesta a su dilema moral- Cuando ellos vuelvan, con más gente ¿Que harás? ¿Sacaras tu espada y los derrotarás? ¿Cuantas veces tendrías que hacerlo? ¿cuanto pasará antes de que uno de los dos muera?
La violencia genera más violencia, a eso le sigue la venganza el odio la rabia, y puede perpetuarse hasta que no tengas nada que odiar excepto a ti mismo.
Aunque a lo mejor ese hombre en taparrabos tenía la respuesta,a lo mejor se pasaba la vida odiando y matando sin sentirse mal consigo mismo, a lo mejor vivió en un error, a lo mejor la violencia sin sentido tenía razón de ser.

Si, Yer Noligma estaba en un terrible dilema moral, el era un pacifista, por que ella así lo quiso, por que a su lado los problemas desaparecían, pero la violencia dentro de si se la arrebato... Y ser quien ella quería que fuera era su castigo autoimpuesta, aunque sentía la tentación de ir por un camino más autodestructivo abandonarse en una senda oscura donde sentir quedará atrás y el dolor ensordeciera.

-La violencia genera más violencia, es un círculo sin fin, como un lobo rabioso que ataca a todo lo que se encuentra por delante o matas o te matan... ¿Acaso no hay otro camino?

Pero aun sintiendo la tentación sabía que escoger otro camino sería traicionar su recuerdo, la fe que ella depósito en el, pese a haberla traicionado en vida, su amor iba más allá de la muerte, lucharía contra su oscuridad y se guiaría por el recto sendero tanto como pudiera.
- ¿No crees que sería mejor haberlos ignorado? Sus palabras no te hieren, no si tu no lo permites, responderles solo aviva el fuego que pretende quemarte, el fuego no puede arder, si tu no lo alimentas...

Lanzó un suspiro, había dudado de si mismo durante un segundo, pero finalmente estaba recobrando la compostura, o más bien la cordura.

-Pero ... Admito que fue una situación difícil, aunque si vas a seguir viviendo en la ciudad, vas a tener que mejorar un poco, no puedes ir pegando mordiscos a todos los que te señalen...
Yer Noligma
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 34
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Mar Abr 04 2017, 00:15


Cuando Yer se dirigió a el con esa pregunta, este lo miro aun con la cabeza gacha -Yo creo que correcto es, ellos ahora tener miedo- Ignoró lo de que vendrían con mas gente, no temía aquello, pero claro era que acabaría derrotándolos una y otra vez -Ellos se lo merecerían, y no me detendría hasta que yo- Mientras pronunciaba estas palabras iba subiendo la vista hasta mirarlo a la cara -Saliese ganando, yo no pierdo- Lo miraba a los ojos, claro estaba que esos hombres no hubieran podido contra Rod, mas teniendo en cuenta que si hubiera querido le hubiera arrancado el dedo a ese hombre arrogante -Soy hombre fuerte- Y eso se veía en su cuerpo -Así que yo nunca moriría contra ellos- Finalizó para dejar que siguiese hablando.

Él escuchaba con atención lo que iba diciendo Yer, aunque no le parecía correcto. Había ocasiones que o eres violento, o acabas a los pies de alguien que te toma por su mascota, siempre hay que marchar el territorio de una forma u otra -Depende- Nada mas salió esa palabra de su boca cuando le preguntó sobre si había otro camino. No siempre hay otros caminos, depende mucho de en que situación te hayas.

Ignorar para él significaría debilidad, no era la primera vez que había tenido problemas con hombres como él, así que eso de que lo ignorase, no era la mejor opción, muchas veces seguían por que se tomaban como insulto el propio hecho de que lo ignorasen -Son hombres malos, ellos buscan siempre pelea, ignorar es insulto para ellos, fuego vivo aun echando agua- Se estiró un poco y se escucho como se crujía como si fuese un montón de ramas pisadas.

Rodxar suspiró, cierto era que ir mordiendo y atacando a la gente no era de lo mejor, aunque se lo mereciesen no era la mejor forma de actuar, había otras formas de actuar que podrían hacer que todo fuese mejor, es más, podría haber hasta ganado respeto por las personas que lo habían mirado, ahora todos pensaban que era una mala bestia y eso no lo había pensado el en ningún momento.

Cogió aíre mirándolo a los ojos -Er…- intentó pronunciar su nombre aunque no había logrado mucho al hacerlo y le había salido un nombre raro -Yo mucho agradecer, por ayuda que tu haber dado, pero… no sé como yo puedo pagar… deuda que yo deber, no saber…-Él lo miró a los ojos como platos y sonriendo feliz. Ya sabía como pagar lo que tenía que pagar, invitándolo a una buena jarra de cerveza, aunque le iba a dejar seco en lo referente a dinero, podría parecer menos bestia gracias a ello.

-Por cierto, yo ser aventurero, yo viajar, yo ser persona que no poder quedar quieto en sitio, y necesitar moverse, caminar y conocer, por eso yo querer invitar, mas amigos mas fácil viajar- Él estaba orgulloso de si mismo, mas que de nada, sentía que lo que estaba haciendo lo iba a llevar a buen puerto, iba a ser alguien conocido en el mundo, aunque tardase, visitaría este una y otra y otra vez, cada ciudad, cada bosque, cada rincón, era alguien bien vivo.



Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Yer Noligma el Mar Abr 04 2017, 20:48

Tal vez aquel primitivo ser tuviera algo de razón, actuar según la situación era mucho mejor que anclarse en una u otra parte, pero Yer necesitaba situarse, necesitaba aclararse cual de las dos caras de la moneda iba a ser.
Pestañeo confuso con la repentina gratitud de Rodxar, para empezar ¿Por que le estaba agradecido? Si no había echo nada, había intercedido y le habían ignorado hasta que Roxard le s mordió. ¿Que tenía que agradecerle?
Yer Noligma aflojo el rostro y miro fijamente los ojos de Roxard, tal vez fuera un salvaje incivilizado, pero tenía espíritu y valor para enfrentarse al desconocido mundo civilizado. Las cosas como son, había que tener valor.
-Yer, puedes llamarme Yer, y ...No tienes que darme las gracias, no he echo realmente nada que valga la pena agradecer.
Escucho la extraña propuesta de aquel hombre, y miro a Rodxar de arriba a abajo, planteandoselo seriamente. Eran personas completamente contrarias, Roxard era una persona fuerte, el era débil, el era un experto viajero que habría recorrido muchos caminos, Yer no había viajado casi nada... Por otro lado Yer sabía hablar y era educado, tenía conocimiento básico sobre Aerandir y su historia, Rodxar... Era Roxard. Técnicamente no congeniaron, pero... Ambos se necesitaban.
-De acuerdo, parece un poco alocado, pero no es mala idea, tú me enseñas a sobrevivir en el mundo salvaje, y yo te enseño a sobrevivir en la civilización... O como mínimo a Hablar ¿Que te parece?
Yer tendió su mano y recordó que debía explicarle
-Cuando dos hombres chocan sus manos, es que ambos dan su visto bueno a un pacto entre ellos.
Espero a ver si comprendía el gesto que intentaba explicarle, iba a tener que explicar hasta lo más básico, por si no fuera a confundirlo.
-Pero... Tengo algo que decirte antes de tomarnos la cerveza... Soy, un brujo... ¿Te supone algún problema?
Ser incivilizado podía llevar a tener carácter supersticioso, o bien no sabría lo que es y tendría que explicárselo para que entendiera la situación.
Yer Noligma
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 34
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Miér Abr 05 2017, 18:25

-Agradezco por no irse y dejarme solo- Estaba seguro que esa acción era suficiente para ser agradecida -Yo ayudar en sitio salvaje, tu ayudar en ciudad, trato hecho- Él estrechó la mano de Noligma, se notaba que la mano de Rodxar era dura por culpa de varias durezas, pero también por su fuerza, apretó la mano un poco y la soltó cuando Yer avisó de lo que era, sse acordó por desgracia de una persona que no debía -Br-bru…- Le costaba decirlo y se notó incomodo -Brujo…- Acabó diciendo con una sonrisa forzada.

-Yo… Haber conocido a bruja… ella… invocar tormenta y oscuridad cuando estábamos…- No sabía la palabra que se usaba pare referirse a ‘’sexo’’, así que tuvo que explicarlo de otra manera; entrelazó los dedos varias veces, esperando que entendiese lo  que quería explicar, aunque era difícil de entenderlo con una seña así de simple -Bueno… y… corrí y no volví a ver a esa bruja- Recordar aquello le hizo estremecerse, no fue una de sus experiencias mas agradables, pero  tampoco podía decir mucho.

-Tu no ser como ella ¿no?- Preguntaba con algo de temor, aunque sabía que la gente no solían parecerse unos a otros, solo por ser de una raza -Bueno… Olvida, no decir nada, no ser problema- En verdad lo que quería decir de una forma sutil, era que no iba a bajar la guardia en ningún momento, no estaba aun así, muy convencido de seguir al frente de ese hombre, aunque debía de confesar, que mas miedo le daba los hombres de antes que él, no tenía pinta de ser muy fuerte, en comparación a los otros hombres, y mas cuando dice que necesita ayuda con la parte salvaje del mundo.

Rodxar se estiró levemente haciendo que crujiese su espalda -Conozco lugar bueno para comer y beber- Enseñó una bolsa con unos pocos aeros -No quiero engaños, no sé que ser caro, que ser barato, no se usarlos- Lo miró a los ojos serio -Tu ayuda a usar, yo invito a beber y comer- Aunque había pasado la noche mediante un trueque, tenía aeros suficiente para bastante comida.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Yer Noligma el Vie Abr 21 2017, 17:56

Yer asintió extrañado ante la extraña conducta del hombre, estaba claro que no le había gustado mucho sabe que era un brujo.
Es más, por sus palabras interpretaba que habría tenido algún apuro con una bruja anteriormente.
¿Que clase de problema? No lo sabía.
-No lo creo...
Dijo respondiendo a Roxard, mientras intentaba comprender sus extraños gestos y palabras.
Finalmente el pareció aceptarlo y no verlo como un problema aunque estaba claro que no le entusiasma mucho el asunto.
-Gracias, eres muy amable- aún no tenía claro si Roxard lo quería como amigo o para que no lo estafen- claro, te ayudaré, tu guíame.
Roxard se veía grande y intimidante, alguien fuerte sin muchas luces, pero Yer empezaba a ver facetas suyas muy diferentes, era más listo de lo que piensa la gente, pero le faltan conocimientos.
Aún así algo le decía que sería un interesante compañero de viajes.
Yer Noligma
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 34
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Kwenthrith el Miér Mayo 31 2017, 00:19

La joven Kwenthrith llevaba horas en aquel endemoniado carro tirado por caballo. Había partido por la mañana, en busca de algún discreto aliado en las tierras que rodeaban Lunargenta. Necesitaba hacerse con el trono y era un camino que debía labrarse paso a paso. Nadie podía decir que ella no era paciente. Su rostro lo adornaban pinturas azules dibujando motivos vikingos, unos pendientes de colmillo e iba entre pieles para resguardarse del frío. El traqueteo de las piedras al chocar contra las ruedas la estaba volviendo loca. Para su suerte la noche cayó con más rapidez de la esperada, obligando así a detener la empresa que se traía entre manos en busca de alguna posada donde descansar. Primero tomaría algo; después de tantas horas de viaje necesitaba reponer fuerzas.

Su transporte paró frente a una taberna, donde cerca de la puerta pudo observar a dos hombres de pintas totalmente distintas. La comparación entre uno y otro le hizo mostrar una sonrisa que no casaba en absoluto con el aspecto fiero que poseía la seguidora de Odín. Esperó entonces a que sus hombres le abriesen la puerta y pasó, desprendiéndose de la capa de viaje. No tardaría en incordiar a esos dos, pues el más delgado tenía pintas interesantes y el otro lucía suficientemente bueno como para ponerlo a prueba.
Kwenthrith
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 21
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Miér Mayo 31 2017, 23:23

Analizó las palabras que le soltaba Noligma como si se tratase de algún tipo de código, cuando logró entenderlo todo bien sonrió -Glacias, perdón... yo decir Grrracias, ser difícil- Bromeó y le hizo una seña par que lo siguiera, aunque el camino hacía la taberna era corto, se le estaba haciendo algo largo debido a que aun seguía algo molesto con los hombres de antes, sabía que si se los volvía a encontrar se enfrentaría a ellos fuese como fuese, no iba a permitir que unos chulos cualquiera abusasen de él. Cerca de llegar a la taberna, vio como una mujer entraba en esta seguida de dos hombres que podrían ser sus guarda espaldas, entendía que era una mujer importante, si al menos supiese como dirigirse ante una mujer, intentaría flirtear con ella, sin importar esos dos hombres, mientras ella le siguiera el royo, entendería que todo iría bien.

Pero pensar esas cosas era tontería, no sabía ni hablar y las mujeres no eran como las lobas, las mujeres no tienen época de celo y eligen a los hombres según su parla o según de cuanto oro llevaban en la bolsa. Cosa que no le agradaba, había algunas que si sentían atracción por la fuerza y la habilidad, cosa que si le gustaba, pues era hábil y fuerte. Dejó de soñar despierto al llegar a la puerta y entrar, no sabía si su compañero seguía sus pasos, se había centrado demasiado en esa chica. Se sentó en una de las mesas pidiendo un especial del día para dos y dos buenas jarras, suponía que si no lo había seguido de cerca, estaría apunto de entrar.

Buscó con la mirada aquella mujer, esperaba que sus miradas se cruzasen, aunque no sabía si sería lo mejor, teniendo en cuenta que o se acercaba el o ella, y eso llevaría a tener que hablar, cosa en lo que no era el mejor. No miró a ver si su amigo había tomado el asiento o si se le había colado en este alguna persona desconocida, solo miraba en búsqueda de ella.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Kwenthrith el Jue Jun 01 2017, 20:04

Kwenthrith, que se había sentado cerca de la barra apartando a un borracho dando la orden a sus hombres, miró por la sala en derredor hasta que lo encontró. Vio al hombre alto y fornido pero no había ni rastro de su compañero. Lo cierto era que le interesaba más el delgado, pues su extravagantes pintas le aseguraban, de seguro, una buena historia. Después de tantas horas de viaje le hubiese encantado oír una historia como aquellas que le contaba su padre sobre los dioses cuando se la sentaba en su regazo. Aún así, decidió acercarse. Seguramente él sabría donde estaba su compañero, y quizá estaba menospreciando la inteligencia del de larga melena por su simple aspecto.

Caminó entonces hacia él con la elegancia de un ciervo, con la cabeza erguida y el mentón alzado. Se desplazaba con tal delicadeza que cualquiera diría que en el pasado arrancó cabezas con su hacha mientras gritaba con fiereza. Cuando llegó hasta él sonrió, provocando que sus pómulos se acentuasen en el níveo rostro. Entonces se sentó y le miró durante unos instantes. Parecía un vikingo.

Me siento algo descolocada en un lugar como este, ¿me harías compañía?—Inquirió cruzando las piernas y haciéndose con la cerveza sobrante —Esta cerveza era para tu compañero, ¿verdad?—Volvió a preguntar, y miró por el bar en busca de él. ¿Por qué le iba a pedir una bebida si no rondaba por ahí? —Parece un tipo interesante. Y pocas veces me equivoco cuando asumo algo sobre las personas. ¿Crees que es un tipo interesante?

La noble estiró el brazo mostrando la parte superior de la mano, esperando un beso como protocolo de presentación hacia la nobleza.
Soy Kwenthrith de la casa Caster, ¿quién eres tú, cielo?— Kwenthrith sonrió, se ajustó el collar de dientes y miró a sus alrededores de nuevo. Empezaba a impacientarse por el otro. Tocó entonces la frente de su acompañante.—¿Sabes qué? Puedo ver el futuro. Y veo que el tuyo augura batalla, sangre, e hijos, muchos hijos. —Explicó ella. Había recibido un don desde bien pequeña ya que era capaz de hacer profecías como un vidente, pero podía equivocarse. Veía cosas que otros no veían, y posiblemente ese era el motivo por el cual se había acercado al joven.

Fuera como fuese decidió que iba a estar cómoda, y estiró los bajos de su falda poco después de deshacer la trenza que tenía hecha.
Kwenthrith
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 21
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Jue Jun 01 2017, 22:26

Las miradas de ellos se acabaron cruzando, fue cuando él acabó sonriendo, dándole un sorbo a su cerveza, vio como andaba de esa forma tan elegante hacia donde él estaba, la comía tardaría en llegar, pero sabía que con ella se le pasaría rápida la espera. No apartaba la mirada de ella y no era el único, aunque tenía un problema, que le cambió algo la cara, se colocó mejor en la silla, se quedó pensando un poco ¿Y ahora como iba hablar con ella? siempre podría imitar un mudo. Aunque no sabía ni como actuaría un mudo, demasiados problemas en su mente y ella ya estaba sentada a su lado, mirándolo, algo que le hacía sentirse incomodo en parte, aunque pensó en otra cosa. ¿Y su amigo? se tendría que haber quedado atrás por algún motivo, porque en su sitio  no estaba.

La miraba a los ojos sin decir nada, esperaba que hablase ella, nunca estuvo tan atento a las palabras que podría soltar alguien ''¿Me harías compañía?'' Iba a quedarse con todas las palabras posibles, aunque primero explicaría su problema, aunque claro, con algo mas de estilo –Si, te acompaño- Esperaba haberlo dicho bien –Si, mi compañero quedarse atrás, parecer eso- Se mostraba algo sonriente, pero no como un tonto embobado, imitaba algo Yer, en su expresión -Es inteligente, no interesante- A Rod no le parecía interesante alguien que solo vestía bien, sino alguien que fuese mas como él, lleno de marcas en el cuerpo de haber luchado.

Rodxar vio como ella le extendía la mano, no entendía para nada el porque hacía aquello, un hombre se rio haciendo un gesto y al verlo lo entendió, cogió la mano de una forma algo brusca y se la zamarreo, aunque no fuese con todas sus fuerzas, se le notó un poco su torpeza, se la soltó para coger la cerveza y así poder calmarse algo, bebiendo un largo buche –Soy Rodxar, Valle Negro, hijo de lobos, padres muertos- Esas ultimas cosas nunca lo decía, pero viendo como decía ella su nombre, no iba a quedar menos –Es... un placer- Logró decir tras su nombre.

Cuando ella le dio en la frente y dijo aquello sonrió -Me espera guerra, contra asesinos- Sus palabras sonaron firmes y duras –Asesinos de padres- Cogió aire mientras agarraba bien la jarra –Mucha sangre, les comeré cuando mueran- Bebió calmándose así un poco y llegó la comida, no bajó la jarra, sino se limitó a mirarla y mirar la comida, dando a entender que ya que no estaba su compañero, que ella aprovechara –Hijos... puede que yo tener hijos ya, mujeres estar en cama conmigo, aunque yo no listo, no... no querer esposa, asesinos muertos primero- Asintió feliz y se acomodó en la silla mirándola.

-Tu no ser mujer cualquiera, tu ser importante, yo verlo, hombres fuertes acompañarla al interior- Se crujió con el pulgar los dedos índice y medio de ambas manos  -Y parecer mujer fuerte, mujer dura, mujer de bosque- Para él una mujer de fuerte era una mujer digna de un buen hombre, digna a ser líder y ser la que mande algún grupo. Cogió un cubierto y empezó a comer, aunque el cubierto lo cogió como un arma. Aunque le había costado en algún momento el hablar, se había mantenido bien, había mantenido la compostura como Yer.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Friðþjófur Rögnvaldsson el Dom Jun 04 2017, 19:54

Por mis dioses, necesito un buen trago —dije mientras me adentraba en aquella taberna. Honestamente, nunca había entrado en aquella, por lo que no sabia en la clase de lugar en el que me estaba metiendo. Normalmente me paraba a pensar un poco, para no tomar una decisión tan precipitada. Precipitada por que? Porque en un par de ocasiones había entrado en tabernas cuyos precios ascendían a mucho mas de lo que mi bolsillo me permitía.

Pero había tenido un día largo. Las peleas no habían faltado, y después de todo aquello no quería mas que sentarme en una taberna cualquier y tomar unos cuantos tragos. Hasta sentir que el mundo quedaba a un lado, y tan solo quedaba yo y los pensamientos traídos por la ebriedad. En cuanto entre, me percate de que el ambiente estaba un poco calmado. No había una excesiva cantidad de gente, en comparación a otras tabernas en las que había estado. Aunque lo mas notable, era el hecho de que parecía una taberna llena de gente relativamente coherente. Nadie estaba peleando, ni hablando en voz alta. Eran diversos grupos reducidos de gente que se encontraban bebiendo en distintos rincones de aquella taberna; con tranquilidad, sin problemas. Las risas mas altas que escuche fueron breves y un así, mas silenciosas de lo que habría imaginado. No estaba muy seguro de en que clase de lugar me había metido, pero mientras tuviera buena cerveza negra, estaría en paz.

Me acerque a la barra, donde me atendió un individuo con mas amabilidad de la que esperaba. “Ya esta. Esta taberna acabara con el poco dinero que tengo”, pensé, dejando escapar un largo suspiro. El tabernero me miro preocupado, pues mi mueca había mostrado una expresión de desagrado. Aun así hice un gesto con la mano, quitándole importancia. Le pedí una buena jarra de cerveza, a lo que el asintió, anunciándome que seria raudo en su tarea. Repose mis brazos sobre la barra, mientras me sentaba en una de las sillas que había frente a esta. Dirigí mi mirada hacia un lado, y luego al otro. Me sorprendí a mi mismo, mirando la belleza de una hermosa mujer. Largos cabellos dorados, aspecto elegante, no era la clase de persona que esperaba encontrar por lo general en una taberna. Al echar un ojo a mi alrededor, me percate de que no era yo el único el que se había fijado en su presencia. Esboce una amplia sonrisa y me aproxime un poco mas, mientras aguardaba mi jarra de cerveza. Escuche la conversación que esta mujer estaba manteniendo con el que parecía su acompañante, un muchacho delgado, de largos cabellos y una barba larga que descendía por debajo de su cuello.

Dijo un montón de palabras y frases que parecían nacer de sus labios de forma completamente aleatoria. Enarque una ceja sin comprender demasiado bien. Me encogí de hombros y tome la cerveza, nada mas el tabernero me la trajo.

Pasando un agradable momento en una agradable taberna? —Pregunte, introduciéndome en su conversación. Sonreí tanto a la mujer, como al muchacho que la acompañaba—. Que tal esta la cerveza por estos lares?
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Kwenthrith el Lun Jun 05 2017, 19:42

En seguida se tuvo que llevar a la boca para ocultar la risa que le provocaba la forma de hablar de aquel hombre. Si Kwenthrith ya lo tenía por alguien simple él acababa de ganarse el título. Lo cierto era que en ocasiones entre su mismo pueblo había oído a gente incapaz de utilizar bien el lenguaje, pero eso no la detenía en reírse de aquel pobre hombre.

¿No son interesantes las personas inteligentes? ¿Quién sabe cómo habrán adquirido ese conocimiento?—La noble sonrió sincera y le dio un trago a la cerveza. Después se cruzó de brazos después de que el ajeno le sacudiera la mano —A las personas pertenecientes a la nobleza se les besa la mano, Rodxar del Valle Negro— Aunque, en cierta manera odiaba haberse hecho a una costumbre tan cristiana. Gestos tan refinados eran a menudo motivo de risa entre los de su calaña. Aún así lo dejó estar— Así que hijo de lobos, ¿eh? ¿es una forma de llamar a tu pueblo o es que realmente creciste entre animales?—La mujer inspeccionó con más cautela a aquel enigma que tenía en frente. Poco después negó con la cabeza y empujó la cerveza de su compañero para incitarle a beber más — Entiendo tu ansia de venganza, Rodxar, parece que Eskol te haya escogido. ¿Lo conoces? Es el lobo que persigue eternamente la luna para devorarla.—Kwenthrith acarició el antebrazo de la bestia sin perder el gesto afable—Aunque debes comprender la sabiduría de nuestros dioses. Eskol nunca devorará la luna y tu venganza es una ambición demasiado baja. No conseguirás separarte de lo primario si no lo dejas estar. Sin embargo...—La noble le apretó la muñeca como señal de confianza—Podrías jurarme lealtad a mi con todo tu pueblo. Entonces te ayudaré con todo mi poder a encontrar a esos asesinos. Podrás llegar al Mitgard junto a todos los hombres. ¿Quieres aparecer en las historias de Saga, bañarte en su eterna sabiduría? —Ante los halagos no pudo hacer más que elevar el mentón y asentir —Soy una mujer vikinga. Por supuesto que soy fuerte.

Aquello se vio interrumpido por una segunda voz que hizo que Kwenthrith alzase la cabeza para ver de dónde provenía. Le devolvió la sonrisa a su nuevo acompañante. Cogió uno de los taburetes y lo puso entre medio de Rodxar y el desconocido, dando unas palmaditas en la superficie de éste para indicarle que se podía sentar. Si era alguien con malas intenciones tenía a sus hombres cerca. Por no decir que ella misma podía defenderse.

Sí, tomando un descanso del viaje. Siéntate y bebe, buen hombre.—Sugirió, dando ella misma un trago a su propia cerveza. Ella no bebería demasiado, prefería estar lúcida con hombres alrededor. Ellos eran simples y no le gustaba los impulsos que podían tener si no los provocaba ella misma.
Kwenthrith
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 21
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Lun Jun 05 2017, 22:38

Los ojos de ella por algún motivo lo tenían hipnotizado, le gustaba mucho ese tipo de mujeres fuertes, cuando le preguntó sobre las personas inteligentes, el solo mostró indiferencia y le restó importancia a lo de besar su mano, no era tan importante como beber y hablar –Soy hijo de lobos, criado por lobos, madre y padre licán...- La palabra en su mente sonaba rara, hasta algo confusa, pero desde que la escuchó, sabe que es parte de él -Licántropos...- Acabó diciendo pocos segundos después, quería asegurarse que lo decía bien, su cara en todo momento mostraba que estaba relajado aunque en el fondo no fuese así, pues lo que estaba claro, es que cada palabra para él era un infierno y mas cuando notaba que ella se reía de él.

''Ansias'' una palabra que ahora usaría mas frecuentemente –Luna no puede ser comida, Luna ser diosa y Luna cuidar de nosotros- Le molestó algo la existencia de ese lobo, quería atacar a su diosa –Ese  lobo ser... ¿Tonto?- Dudó de la palabra, pero encontró otra mejor –Inbecil- Asintió feliz. No entendió algunas palabras que la joven iba diciendo, hasta el punto de pensar que se mofaba algo de él con esos nombres tan difíciles -Yo no sé que ser 'lealtad''. No juro cosas que no saber- Ya se estaba extrañando de que intenciones tendría esa mujer, cuando le ofreció beber, le había dado un largo sorbo que ahora le estaba pasando factura a su cabeza, ya había bebido mucho en ese día -Vikinga, mujeres vikinga ser buenas- Fue lo ultimo que dijo antes de ser interrumpidos.

Cuando el hombre les mostró una sonrisa Rod se extrañó y lo olisqueó un poco, acercando su cara a su pecho levantándose del asiento, un acto muy primitivo, pero gracias a ello lo reconoció -¡¡Tú, Frio!!- Gritó a pleno pulmón abrazándolo, se sentía muy feliz cuando encontraba de los suyos cerca, tanto que si estuviera en su forma robo, su cola acabaría partiendo cualquier cosa que tuviera alrededor –Siéntate, bebe, yo invito, come, comida buena- Casi lo obligó a sentarse en el asiento que ella ofreció, mientras el hizo el gesto al tabernero de que pusiera otra jarra de cerveza para cada uno de ellos, ya se había acabado la suya y aunque se le iba a subir, no iba a dejar a Frio y ella beber  solos, tenía que acompañarlos por respeto, era su obligación.

Llegó las tres cervezas y Rod se hizo una –Blindemos por llegada- Miró a frio para que cogiera su jarra –Hacer tiempo ya desde... ¿Carnavales?- Hacía tanto que ni recordaba verdaderamente el nombre de dicha celebración, lo que si recordaba era su disfraz y otras cosas que hizo pasárselo muy bien.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Friðþjófur Rögnvaldsson el Lun Jun 05 2017, 23:09

En cuanto recibí mi bebida, di un largo trago y me quedé observando a la pareja. Sin embargo, al cabo de un rato, mientras aquel muchacho continuaba hablando a la mujer de un modo indescifrable para mí, me percaté de que en realidad se trataba de alguien conocido. Era nada menos que Rodxar, aquel licántropo que había conocido tiempo atrás poco antes de la festividad de Bragival. Desde mi marcha de Lunargenta, no lo había vuelto a ver hasta mi regreso, cerca de un mes después. Por el momento, no hice mención de aquello, aunque no pude evitar mantener una media sonrisa al recordar a aquel simpático muchacho. En cuanto termino de hablar con ella, se dirigió a mí, abriendo los ojos ampliamente. Menciono la abreviatura de mi nombre y me dio un fuerte abrazo, que recibí de buen grado.

- Maldito seas, me preguntaba cuanto tiempo tardarías en darte cuenta –solté una risotada. En realidad, era irónico, porque yo no me había dado cuenta hasta momentos antes-. Cuenta con ello. Beberé.

Y mire mi jarra, que ya estaba medianamente vacía. Había estado dando trago tras trago mientras los había escuchado hablar, y sin darme cuenta el líquido había ido bajando incesantemente. El tabernero apareció repentinamente, y me dejo aquella segunda jarra que había pedido Rodxar para mí. Luego mire a la mujer por un momento, aunque la alegría de Rodxar se puso por en medio, pues con un ademan me indico que tomara la jarra y brindara junto a él, por “los viejos tiempos”, por decirlo de algún modo. Sonreí ampliamente, aquel muchacho rebosaba de energía, y era algo que me encantaba de las personas. Alce mi jarra y choque con la suya.

- Así es. Nada menos que desde el ultimo Bragival –le recordé-. Fue divertido. Sin embargo… compañero. ¿Puedo preguntar por qué hablas tan espantosamente mal? ¿Qué te ha hecho esta mujer? ¡Las mujeres hermosas muchas veces pueden hacer más daño del que uno es capaz de imaginar!

Tome otro trago largo, media jarra vacía de nuevo. Me quede observando a la mujer, en esta ocasión. Me sorprendía que Rodxar estuviera con alguien de aquel aspecto. Me habría aventurado en su momento a decir que aquella mujer pertenecía a la nobleza, o como menos a alguna familia de importancia y renombre. ¿Qué hacia Rodxar relacionándose con una persona así?

- Podrías presentarme a tu compañera, Rodxar –le dije con una sonrisa-. A menos que os hayáis conocido ahora mismo. Sin embargo –tome otro largo trago-. Parece que lleváis un largo rato hablando.

De repente se aproximó a nosotros el tabernero. Dejo frente a nosotros un plato, con algunas piezas de carne, queso y embutido.

- A petición del señor Rodxar –dijo el tabernero, esbozando una enorme sonrisa. Luego se marchó y se dispuso a atender al resto de los asistentes.

Tome una pieza de queso, y me quede observándolos fijamente, esperando una respuesta.

avatar
Cantidad de envíos : : 307
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Kwenthrith el Mar Jun 13 2017, 01:07

La noble se mantuvo al margen durante el reencuentro de ambos. Ya era casualidad que los dos se encontrasen en una taberna en el culo del mundo. Meter a alguien más a la conversación era una baza un tanto peligrosa. Los hombres eran volubles y podían apoyar la idea de una guerra con que les enseñaras los pechos y les pidieras que lo hiciesen por ti, pero aquel parecía más sensato que el de larga melena. Había leído en algunos libros acerca de huargos, y tales bestias le vendrían de maravilla para ataques sorpresa. Aunque quizá estaba pensando de más y aquel chico había estado criado realmente por lobos salvajes que no se atreverían a acercarse a una ciudad. Jamás había visto un huargo como para aventurarse a decir que eran reales.

Ella rechazó la segunda jarra de vino. La empujó levemente hacia el centro de la mesa.—Los hombres han de beber más. Las mujeres somos débiles y no aguantamos tanto.—Se llevó la mano a la frente aunque poco después la apoyó en la espalda del otro joven. Se lo tendría que ganar también. Le acarició un poco.—¿Y de donde sales tú?—Inquirió para hacerle hablar.—Creo que puedo presentarme yo misma. Soy Kwenthrith de la casa Caster. Tu amigo parecía estar buscándome con la mirada y me he acercado para darle conversación. Y el asunto se ha puesto mucho mejor al ver que tendríamos más compañía...—Coqueteó, y pasó la mano por la barba del joven apoyando el codo en la mesa. Tampoco comió. No se permitía comer algo que no hubiese visto ella misma servir. Tener tantos enemigos a veces podía pasar factura.

Como no quería aburrirlos, pidió a sus hombres que tocaran su música vikinga y obligó a los escandalosos borrachos que cantaban canciones que ella no conocía a callarse y unirse a la propia. Se quitó los zapatos y se subió sobre la mesa, y allí empezó a bailar aireando la falda y alzando los brazos en una danza mística. Quizá parecía una prostituta en medio de una taberna en busca de atención, pero ella se lo estaba pasando bien. Pese a que esos bailes no eran típicos de su clase y si más de los antiguos esclavos, Kwenthrith pensaba que eran la pura esencia de su pueblo, la bestialidad de un oso partiendo un animal en dos, la furia de un berserker alzándose con la victoria, y la simpatía de sus dioses en unas cuantas canciones. Y lo mucho que disfrutaba ella queriendo con locura a Freya, y más que disfrutaría mirando a la cara a su hijo concedido por ella. Algún día tanta devoción tendría su recompensa. Su espalda se apoyaría sobre el trono igual que estos hombres se recostaban sobre sus sillas mirándola.

Paró cuando ya estaba agotada aunque pidió que siguieran cantando y se sentó.—¡Que Odín me maldiga si no lo amo!—Les dijo, y cogió las manos del rubio, aunque miraba a ambos—Tu amigo cree que la venganza es la respuesta. Yo le estoy brindando un camino sencillo pero no parece comprenderlo. ¿Por qué no intentas explicarle que soy lo suficientemente poderosa como para concederle su deseo?
Kwenthrith
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 21
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Mar Jun 13 2017, 10:42

Rod estaba bien contento, hacía ya tiempo que no estaba con gente, mas bien,, hacía tiempo que no estaba con gente que no quería matarlo. Al hablar del carnaval, se le vino cosas a la cabeza y sonrió -Tuve que correr, comida mala y yo luego malo- Se excusó por haberlos dejado a el y al otro hombre solo. Se había puesto mas que malo  aquel día, le tuvo que haber sentado algo mal, pues estuvo en el baño por horas, no lo pasó tan mal desde el día que confundió una baya con una guindilla, se parecían, pero en vez de ser dulce... bueno, estuvo restregando su lengua dulce... bueno, estuvo restregando su lengua todo el rio que tenía al lado –Llevo semanas sin entrenar, cuesta cuando llevas callado mucho tiempo, hay mucho que no sé aun- Cierto es que, en el Bragiväl hablaba mejor, pero era debido a que había practicado un tiempo antes y ahora las semanas sin tocar su lengua había hecho que volviera casi a estar como antes, aunque solo necesitaba practicar un poco, eso era como todo en el mundo, con practica uno mejoraba.

Una cosa en la que pensó cuando dijo lo de las mujeres, fue en aquella bruja tiempo atrás -Y esta mujer, no parecer mala, no oler como la bruja, maldita...- No había corrido mas en toda su vida, se hizo muchos cortes aquel día por culpa de haber salido corriendo a oscuras y encima desnudo –Las brujas son las únicas malas, peores que los... como era...- Los había escuchando antes, sabía que no salían por el día, lo que pasaba es que no recordaba su nombre –Vampio o algo así- Lo que ignoraba en aquél momento Rod, es que, los vampiros fueron quienes asesinaron a sus padres, quienes le quemaron el hogar, quienes hicieron que corriera por el bosque solo para unirse a una manada de lobos.

Iba a decir el nombre de ella, aunque ya se había presentado, fue mejor para él, pues el nombre de ella, era de difícil pronunciación para alguien que controlaba tan poco su lengua. También se dio cuenta de que ella no aceptó la jarra –Las mujeres no son débiles, no las que conozco- Se rio un poco por ello y cogió algo de comida para luego bajarlo con un buen buche de cerveza. Empezó a ver como ella coqueteaba con Frio, en el fondo le hizo gracia, pues se veía algo pegajosa -Admito que te busqué, curiosidad, viniste acompañada- Sonrió leve mirando a Frio, no sabía si se había dado cuenta o no de ello, siempre era bueno avisar a los amigos de las cosas.

De pronto, la joven, mandó a sus hombres a tocar música y callaron a los borrachos, los cuales, se unieron a la música. Fue todo tan repentino que no se lo esperaba, aun así, se unió a todo, animando a su amigo Frio, las fiesta le encantaba. Desde carnavales no había hecho nada entretenido y ahora se le ofrecía algo mas que entretenido. Se puso a bailar conjunto a un grupo de hombres, imitándolos mientras estos también cantaban. Rod lo de cantar lo evitó. Al rato cuando ella se cansó, volvió a su asiento riendo –Esto me encanta- Se acomodó mientras recuperaba el aliento y pidió una jarra de cerveza ya que la suya se calentó, cuando llegó le dio un buen buche mirando a Frio –Esto me a recordado a Bragiväl, quiero repetirlo- Escuchó a la mujer hablar sobre lo que hablaron antes, a Rod sería difícil de convencer, él quería venganza  y no descansaría hasta cumplirla.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Friðþjófur Rögnvaldsson el Miér Jun 14 2017, 01:14

No lo creo –respondí a la mujer en cuanto hizo aquel comentario, respecto a que las mujeres eran más débiles hacia el alcohol–. A decir verdad, he conocido varias mujeres que me dejarían en vergüenza a mí mismo por su forma de beber.

Luego escuché con atención su presentación. Era Kwenthrith, de la casa Caster. Casa que hasta el momento, lo cierto es que no había mención. En realidad, nunca había prestado demasiada atención a las jerarquías nobiliarias de la península. Había marchado al oeste con mi hermana, tras el incidente familiar que habíamos tenido ya muchos años atrás, y desde entonces habíamos ignorado cualquier clase de nobleza, o incluso gobierno. De hecho, recuerdo que en cierta ocasión había llegado hasta nuestra casa algún par de cartas, reclamando tributos por habitar en la región. Jamás respondimos; jamás recibimos una segunda respuesta. Así que no vimos la necesidad de continuar prestando atención alguna a aquello.

Interesante –comenté tras su presentación. Me quedé callado durante algunos segundos, mirándola fijamente a los ojos. Despertaba en mí una inmensa curiosidad. ¿De dónde había salido aquella mujer? ¿Y qué demonios estaba haciendo al lado de mi viejo amigo Rodxar? No estaba seguro de cuál de las dos cosas me desconcertaba más.

Y diréis: ¿Por qué lo piensas tanto? Sólo es una mujer en medio de una taberna. ¡Has visto cientos de mujeres en tabernas! Ya, lo sé, sin embargo ella no era como esas cientos de mujeres que había visto antes. Ella claramente no era cualquier persona. Aun así, por el momento, tan sólo sabía que se llamaba Kwenthrith y era de la tal casa Caster.

Fue bastante clara, al explicarse. Rodxar había fijado su atención en ella, y ella no había hecho más que acercarse a él. ¡Qué hombre no desearía tal predisposición por parte de una mujer hermosa! Sin embargo, según las palabras de aquella mujer, mi aparición había sido fortuita; me dio a entender que la “cita” no estaba siendo muy emocionante con mi compañero Rodxar. No pude reír en mis adentros. Y lo recordé fracasando al tratar de elogiar a mi hermana, el mismo día en el que nos conocimos él y yo. Ella se había mostrado desafiante ante él, y yo casi le reviento la cara con una silla. Aunque el final fue bien distinto, pues acabamos convirtiéndonos en buenos amigos.

Yo salgo… –me quedé pensativo durante un breve instante–. De cualquier parte, cuando hay una mujer hermosa y un buen trago.

Luego me percaté de que me estaba excediendo con la confianza. Otra mujer tal vez habría reído, o habría mostrado una aptitud más abierta. Pero aquella no era “Björk de Lunargenta”, o “Helga de Cualquierpueblodeverisar”. Era Kwenthrith de la casa Caster. Y aunque no conocía la tal “casa Caster”, sabía que era algo importante. La gente importante no solía reír con cualquier cosa.

Sin embargo, el transcurso de las cosas pareció cambiar repentinamente. Más de lo que esperaba, de hecho. Aquella mujer borró la aburrida visión que comenzaba a formar de ella, sólo por pertenecer a una casa importante, o a alguna familia de renombre. Algunos de los que parecían sus acompañantes, su guardia tal vez, fueron ordenados a tocar buena música. También consiguió acallar a los borrachos del lugar, que pronto se unieron sin rechistar al repentino festejo. Tomó sus zapatos, los dejó a un lado, y se puso en pie sobre la mesa. Después bailó. Para algunos aquello podría haber resultado extraño, tal vez excesivamente repentino. Sin embargo el alcohol ya comenzaba a apoderarse de mis sentidos, y la mayoría de la gente que estaba en aquella taberna ya se había dejado llevar por sus licores. Por lo que aquello fue casi tan natural como ver a alguien respirar.

La danza duró mucho más de lo que me di cuenta. Terminó estando ella exhausta, y mencionando a nuestro dios Óðinn. No pude evitar sonreír. Esa era exactamente la clase de actitud que me gustaba en una mujer. Me culpé a mí mismo por haberme hecho una idea equivocada momentos atrás.

No sé cual será ese camino que menciones –dije poco después, en cuanto ella me contextualizó sobre lo que había estado hablando con mi amigo Rodxar–. Pero siempre he pensado que la venganza es un antídoto fácil. Todo es más llevadero cuando le cortas la cabeza a quien te ha causado ese mal. ¡Sin embargo! –y me quedé mirándola fijamente, con una sonrisa–. No puedo explicarle eso que me has pedido, dado que por más hermosa que seas, y por bien que dances, no conozco todavía sobre tu poder. Tal vez deberías enseñarme un poco de ese poder. –Luego di un codazo a Rodxar–. A menos que pienses enseñarle a danzar de ese modo a Rodxar, para curar sus males. Aunque creo que él no se vería tan bien de ese modo.

Poco después fue Rodxar quien habló. De aquel modo tan extraño. Ante algunos de sus comentarios no hice más que soltar una risotada y tomar un trago, pues no podía negar que era divertido escucharlo hablar de aquella forma. Habló de brujas, y de “vampios”; en su momento yo no sabía lo que era un vampiro, así que al oír “vampío” no hice más que enarcar una ceja y seguir escuchándolo.

Aun así te tengo que decir –esta vez me dirigí hacia Rodxar–. Que está bien hacer caso de vez en cuando a los consejos de las mujeres. Ellas suelen saber muchas cosas. No sé cómo lo hacen. Pero saben “muchas cosas” siempre.
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Kwenthrith el Jue Jun 15 2017, 17:58

Mujeres valientes las hay a montones. Prudentes no tanto.—Se apresuró a corregir. Podría beberse un barril y permanecer en pie, el problema estaba en todas las estupideces que soltaría si lo hacía. Además, cuando estaba ebria cualquiera le parecía de confianza. Y ese era un error que solo los hombres podían permitirse. Sacudió levemente para desembotarse y volvió a poner el mismo gesto afable hacia el nuevo.

Pues aquí cuentas con la mujer hermosa y más de un buen trago. Sin olvidarnos por supuesto de tu buen amigo. —Mostró los dientes en una sonrisa lejos de ser sincera y prosiguió—Aunque estoy segura de que conocéis los límites con según que mujeres hermosas, ¿verdad?—Le guiñó un ojo y entonces fue cuando procedió a bailar delante de todos aquellos. Cualquiera diría que una noble haría eso frente a una multitud de plebeyos...pero a ella no le importaba.

Una vez se sentó y escuchó la respuesta no pudo evitar sonreír, pero esta vez su gesto fue completamente genuino. Soltó las manos del rubio y negó con la cabeza.

No quisiera mostrarte mi poder. La única forma que tengo de hacerlo ahora es con absurda tiranía. ¿Creerías mi autoridad si mandase a mis hombres a rajar la garganta al primer borracho que se atreva a vomitar? Probablemente sí, ¿pero de qué serviría? También perdería el respeto. Creo que las telas de mis ropajes, mi cuidado carruaje en la entrada y el hecho de tener hombres ya dice bastante de mi posición. Si no, siempre estás invitado a Lunargenta.—Iba a seguir en su explicación, pero retrocedió para aclarar algo—Cuando hablo de poder me refiero a darle los medios para cortarle la cabeza a los asesinos de sus padres. Eso y mi visión sobre su futuro. Ya lo he visto con solo tocarle que será capaz de llevar a cabo su venganza, pero yo estaré detrás de él como Freya vigila a las mujeres encintas. Tengo el don de la visión, mi buen hombre.

No le había pasado por alto Rodxar imitando las danzas, ni tampoco su mención al Brägival. Ella había estado encerrada en su castillo en vez de festejando—Rodxar, amigo mío, cuando un carro se tambalea solo has de apretarle las ruedas. Yo puedo ayudarte, pero necesito saber más de ti y de tu compañero. ¿Por qué no me hablas de tu poblado de lobos? Explícame como son.—Indicó. Esperaba que su petición no resultase demasiado sospechosa. Después miró al otro hombre—Y tú...¿qué puede hacer para que me cuentes tu origen? ¿No confías en tus semejantes?—Le alzó la jarra de cerveza para hacerle beber más. Nada hablaba más que un hombre borracho.

Se acarició la barriga. Todo aquello por su futuro. Alguna vez los dioses le agradecerían tanto esfuerzo. Algún día Freya le besaría los labios y le acariciaría el pelo.
Kwenthrith
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 21
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Rodxar el Vie Jun 16 2017, 13:01

Rodxar escuchaba atento las palabras que ambos iban diciendo, reconocía muchas de estas y empezaba a coger algo mas de habilidad a la hora analizarlas. Solo necesitaba un poco de tiempo charlando, eso era todo, charlar un poco y lograba volver a ser como antes -Frio, yo danzo bien, yo he danzado bien- Miró a la mujer sonriendo -¿No?- Esperaba no haber hecho el ridículo o al menos no haber quedado muy mal ante todos. Volvió la mirada a Frio -Las mujeres saben, porque son bellas, saben usar a hombres para aprender- Con su experiencia con aquella bruja, no podía pensar bien de ellas, bueno, no solo la bruja, la de la taberna tampoco es que le viniese bien.

''Tiranía'', conocía esa palabra, la conocía muy bien, de algo, no recordaba de que, pero algo era -No creería autoridad con ello, creería que sois mujer malvada sin alma pura, así que tenes razón, no servir de nada- Aunque no fuese con él lo que ella decía, el alcohol empezaba hacerle efecto y respondía como si fuese a él. Bebió un poco mas mirando la ropa que ella llevaba mientras escuchaba sus palabras -Agradezco que quieras guardar mi espalda, pero no necesitaré ayuda, solo ayuda con saber que es un vampiro- Le dijo mirándola a los ojo -Se que beben sangre, se que sol es malo para ellos, se que apestan a excrementos- Olisqueó el aire un poco -Mas o menos como taberna- Bromeó riendo y se acomodo en su silla bebiendo mas de su jarra.

Cuando le preguntó sobre su mandada, dejó la jarra sobre la mesa y miró a los ojos a ella -Mi manada, eramos quince lobos- Pensó en su manada sonriendo -Mi madre loba me acogió cuando era un cachorro, me alimentó, me enseñó a cazar, a observar- Asintió feliz y miró el techo -Gracias a observar, aprendí a usar manos, a crear con ellas- Sacó su espada y la puso en la mesa enseñándosela a ella -Madera y dientes, es dura, no te defiendes con ella, pero desgarra- Se sentía bien al recordar su familia -Nos protegíamos unos a otros, nos queríamos... aunque lo pasaba mal cuando...- Se puso a pensar en la palabra que escuchó por algunos cazadores -A, cuando había época de celo- Se puso a reír levemente y los miró a los dos -Es raro que los humanos no tengáis época de celo- Se guardó la espada -Pero me fui, tenía que viajar, tenía que vengarme- Asintió.

Tras pensar un poco la miró -Cuenta tu, tu familia, los tuyos ¿Quienes son?- Preguntó curioso, ahora quería aprender de ella, quería saber su procedencia, sus costumbres ya que estábamos, cuanto mas le contase mas aprendería, mas palabras se unirían a su vocabulario, cosa que le vendría mejor en las tabernas y a la hora de llevarse alguna mujer a la cama, aunque hasta el momento no tuvo muchos problemas en ello.
Rodxar
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 144
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Friðþjófur Rögnvaldsson el Vie Jun 16 2017, 15:48

Reí con la repentina afirmación de mi compañero. Sabía danzar bien; y tanto que lo sabía. Todavía recordaba los curiosos pasos de baile que había realizado durante el Bragival. Escuché con atención las siguientes palabras de Rodxar. Luego dirigí mi mirada hacia la mujer, y la contemplé durante algunos segundos. Ella había hablado con convicción. Lo que me preocupaba, era que había hablado con la convicción propia de la gente ambiciosa. La misma convicción que poseían los poderosos, y con ello, “quienes solían causar problemas”. No mostré expresión alguna después. Todo el jolgorio y entusiasmo que había mostrado con anterioridad, se había esfumado por completo, dejando a su paso a una parte de mí reflexiva. Si era tan poderosa e influyente como parecía hacer saber, sin duda era mejor que cuidara cada una de mis palabras.

- Ya veo -dije únicamente.

Lo suficientemente breve como para que mis palabras no me condujeran a algún infortunio. Luego mascullé una maldición, recordándome a mí mismo mi mala suerte en el ojo con las mujeres. Y es que nunca había encontrado una mujer “normal” que me atrajese. Toda aquella mujer que en algún momento había atraído realmente mi atención, había guardado cuidadosamente una daga debajo de su hermoso vestido. No caería de nuevo; y si podía evitarlo, tampoco haría que mi amigo cayera en aquello.

- No es necesario rajar el cuello de nadie -dije finalmente, tras un largo suspiro-. A propósito. ¿Por qué necesitas saber de mí? O de nuestro pueblo.

“Nuestro pueblo”. En mis adentros reí. En realidad había pasado los primeros años de mi vida sabiendo que nuestra familia huía de aquellos a quienes Kwenthrith consideraba nuestros semejantes, del poblado de lobos. Tras la tragedia familiar sufrida, me había terminado de dar cuenta de que la población licántropa estaba corrompida, de algún modo. Sabía que éramos buenos, que podíamos hacer grandes cosas y organizarnos de un modo apropiado. Pero la corrupción, tan propia de las otras razas, nos había salpicado a nosotros, convirtiéndonos en criaturas necias, egoístas y ambiciosas. Sin embargo, yo no conocía realmente la experiencia de mi compañero Rodxar. Tal vez él había tenido una vida grata entre lobos, una de esas vidas que los desgraciados suelen vivir envidiando. A decir verdad, los temas más profundos que había tocado con aquel muchacho habían llegado a ser sobre las distintas marcas de cerveza de la región, o sobre el crecimiento de las patatas en el norte de La Península. Habíamos reído y bebido juntos, también habíamos hecho un par de cosas importantes para con la humanidad; pero con sinceridad, no conocía absolutamente nada sobre él. Y me di cuenta de aquello aquel día, cuando Kwenthrith mencionó la confianza en los semejantes. ¿Cuántos amigos licántropos tenía en realidad? La verdad, no tantos.
avatar
Cantidad de envíos : : 307
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro de lo mas peculiar (Yer Noligma) y (libre).

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.