Últimos temas
» Taller de Habilidades
Hoy a las 12:45 por Zöe

» ♠ ¡Cierre de Temas de fin de año! ♠
Hoy a las 12:35 por Matthew Owens

» ¿Qué estas escuchando?
Ayer a las 21:56 por Rauko

» Puntos de experiencia.
Ayer a las 14:46 por Sango

» ¡Buenas!
Sáb Dic 15 2018, 20:03 por Helena Rhodes

» Encantado.
Mar Dic 11 2018, 02:37 por Helyare

» Aloha mundo nuevo
Mar Dic 11 2018, 02:37 por Helyare

» Buenas de nuevo.
Mar Dic 11 2018, 02:36 por Helyare

» hola
Mar Dic 11 2018, 02:34 por Helyare

» Grandes momentos del CB
Lun Dic 10 2018, 18:45 por Cryz


El Ostara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Ostara

Mensaje  Narrador el Lun Mar 20 2017, 17:38

Ostara
El Ostara es una festividad celebrada desde antaño por los brujos de Aerandir y que se ha formalizado como una fiesta aerandiana en la que el cambio de estación es el protagonista. Durante el equinocio de primavera los días se vuelven más largos. El deshielo se generaliza en todo el continente dando paso a una época algo más calurosa. Ostara es la divinidad que representa la primavera, la fertilidad de los campos y de las reses. Ostara, quien perdió a su marido en los meses de invierno, y por lo que pasó deprimida dicha época, vuelve a brillar haciendo brotar las semillas de los campos.

Los humanos de Aerandir relacionan esta festividad no con Ostara, sino con Freya, quien es el equivalente a la diosa de la fertilidad en el panteón odinista. Por otro lado, el nombre de la festividad es común en todas las zonas de la península, así como sus tradiciones se asemejan.

Altar a la diosa Ostara

Al ser una festividad íntimamente relacionada con los campos y la naturaleza, el Ostara se celebra durante el último día de invierno y el primer día de primavera, en los que se colman de flores los altares de las diosas, deseando que haya buena cosecha un año más. Ostara se representa con un pequeño conejo en el regazo, símbolo totémico de la fuerza espiritual. Es menester que en estas fechas se tenga alguna parte consigo de este animal, ya que da paz en el espíritu y ayuda a quemar las malas experiencias del invierno, es típico llevar una pata de conejo que haya sido desecada durante un mes, o bien haya sido desalada hasta dejarla seca en sal de las islas. Este amuleto suele utilizarse como un adorno recurrente durante la fiesta, así como la cola de este animal también se utiliza para hacer colgantes o adornos para los cintos.

Otro elemento importante en la festividad es el del huevo, ya sea de upelero, gallina u otro tipo de ave, estos son ofrendados a los seres más cercanos una vez se han vaciado y pintado, dándoles los mejores deseos para esta época venidera. El aceptar un huevo es símbolo de vida y debe de ser aceptado con gran alegría, ya que en este se depositan los mejores deseos de las personas para las cosechas venideras.

Huevos votivos.

El ritual del Ostara no dista mucho de otros rituales, ya que el fuego purificador es uno de los factores más importantes en estos rituales; este simboliza la quema de todo lo que se deja atrás, purgando las almas de aquellos quienes las prenden. Las velas que se prendan en la hoguera principal deberán de ser verdes como el color que representa la naturaleza.

Velas para el Ostara

El Ostara es una celebración para quemar los miedos creados durante el invierno, todos aquellos temores que acarrean el clima frío y helado de Aerandir, y convertirlos en buenos deseos para el año que está a punto de comenzar. Es por esto que se deben prender las velas, una por cada miedo o sentimiento que se quiera eliminar del alma. Se sacrificará un conejo macho esa misma noche, y su sangre será rociada sobre los presentes para ayudar a sus almas a liberarse del frío del invierno. Se teñirá harina de colores: Amarillos, rojos, rosas, azules…que será también esparcida sobre los presentes, simbolizando los campos en flor. El alcohol y los bailes son opcionales, pero casi necesarios en una festividad de este calibre. Las pieles del conejo serán entregadas a la persona presente que más rango social ostente.

En procesión con las carnes y tripas del conejo sacrificado, salpicado de la harina de color y rodeado en un altar de huevos y flores frescas, se esparcirán sus restos por los campos, regando con la sangre las semillas que brotarán esa misma primavera. Deberéis buscar un hueco entre los árboles, o cualquier cueva, para enterrar allí la cera que quede de vuestras velas, enterrando los últimos resquicios de vuestros pesares y vuestros miedos, y rezar por que no vuelvan.

Esperamos los dioses sean benévolos con nosotros, y tengamos buenas cosechas un año más.
Narrador
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 33
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.