Últimos temas
» Escala de grises [Libre] [3/3]
Ayer a las 23:30 por Dag Thorlák

» La última gota. [Privado]
Ayer a las 23:18 por Eltrant Tale

» Cambio de nombre
Ayer a las 22:33 por Johannes

» De camino a Lunargenta [Libre]
Ayer a las 21:39 por Asher

» Bollos de crema rosa [Libre]
Ayer a las 17:38 por Sarez

» Ese amor corre por mi cuenta ~ [Privado]
Ayer a las 16:24 por Schott

» Dos heridos y un destino [Karkaran e Iredia]
Ayer a las 16:10 por Iredia

» Hola... Otra vez :D
Ayer a las 15:57 por Johannes

» Me presento
Ayer a las 15:57 por Johannes

» Los 10 pobrecitos [Misión]
Ayer a las 12:18 por Sigel


Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Dom Abr 09 2017, 05:08


    No me sentía muy bien después de haber visto a mi papá como estaba, en aquel evento romántico al que fui con Dendrei. El haber abrazado a mi papá había dejado rastros de sangre en mis manitos, y eso me tenía realmente preocupada; no me gustaba que mi nuevo amigo se llevara consigo información errónea sobre mi familia; a demás ya sentía que había actuado mal por hacerme pasar por una vampira con el pobre jaguar.

    Den se había comportado como un caballero conmigo y había aguantado mis locuras; y aún así yo sentía que cada segundo que pasaba yo no era tan buena persona con él. Lo estuve halando para todos lados como si se tratara de otra mascota más, y había dejado de lado que él es más que eso; se trataba de un chico que pensaba, sentía, podía hablar y a demás era muy agradable conmigo.

-Esperó que me disculpes por haberte mentido- le dije mientras caminábamos alejándonos del evento que se manifestaba en la plaza de Lunargenta – Yo, como te dije antes, no soy una vampira- suspiré -pensé que si te decía eso pensarías que soy una chica atrevida e interesante- me detuve para mirarlo a los ojos y confesarle -soy una bruja… pero no soy mala. En realidad soy como una humanita que de vez en cuando puede hacer cositas volar con su mente, pero sólo eso… no te preocupes- me encogí de hombros -aún no hago grandes pociones o hechizos muy mortales… pero para algo me sirve lo poquito que sé- traté de sonreír – no tomo sangre, me encanta el sol, soy buena con el arco y las flechas y le tengo muchísimo cariño a Pelusa. Creo que con eso ya sabes todo sobre mí- dije mientras mi mirada se volvía a posicionar en el piso por vergüenza con aquel jaguar.

    No me sentía cómoda con lo que le había hecho a aquel joven, así que mantuve mi estado de animo muy bajo mientras avanzábamos por las calles de Lunargenta. Yo lo tenía abrazado de un brazo y mantenía mi cabeza apoyada en su pelaje.

    Mientras caminábamos se empezó a oír un leve sollozo, una respiración entre cortada con unos cuantos quejidos que inducían al llanto. -¿Oyes eso?- le pregunté a Den -¿Qué te parece si nos acercamos a ver?-.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Jue Abr 13 2017, 02:51

Magui no estaba tan enérgica como el día, en realidad noche anterior. Su confesión fue rara y pese a que me explico sus motivos no los entendí, igual me daba lo mismo, el que sea, o no sea, o deje de ser vampira no quitaba lo bien que la estaba pasando a su lado.

Aunque tengo que admitir que fue un alivio el enterarme y no temer por la perdida de mi sangre -una humanita que mueve cosas, ¡es lo más genial que he escuchado! ¿y, y podrías hacer que vuele?-.

Comenzamos a circular por las oscuras calles de Lunargenta, aun en las calles se notaban los vestigios de la fiesta, incluso el habiente nos decía que está ciudad había sido epicentro de tan hermoso evento. Cuando doblamos por un pasaje menos iluminado no todo, pero si la mayoría de esta celebre atmósfera – ¿no te da miedo? Digo el caminar por estas calles…- fui interrumpido por su vocecita que me preguntaba algo.

Me demoré poco para darme cuenta a que se refería, no muy lejos de nosotros se escuchaban los suspiros – ¿no te da miedo?- volví a repetir mi pregunta –no lo se, parece que realmente se encuentra mal- recordé nuestra conversación en la cabaña, sobre que quería ser una justiciera, tal vez podamos realmente ayudar a esta persona y sería un comienzo en esta tarea –si, creo que podríamos ir ver que le pasa-.

Me parece extraño que justo en esta noche, después de tan hermosa celebración para el amor pudiese haber alguien sufriendo, supongo que donde hay amor también está el desamor.

Los gimoteos provenían del final de la calle y a medida que nos acercábamos se notaba que provenían de un chico, a diferencia de lo que había pensado en  un principio y eran mucho más desgarradores cuando se escuchaban de cerca  y a pesar que creía estar al lado no lo veía por ningún lado -¿dónde está?- ahí fue cuando mi mirada se desvió al balcón una casa y fue donde cuando lo vi, parecía un joven muy delgado pálido que parecía estar viendo melancólicamente un punto invisible en su mano mientras en la otra tenia una cantimplora que se la llevaba a la boca entre sollozo y sollozoquizá no sea buena idea Mag igual tu decides.
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Vie Abr 14 2017, 01:46

-Pesas mucho gatito…- le contesté – Sería como cargarte con la mente, y estás gordito…- le dije mientras ponía mi manito en su barriguita, pero para mi sorpresa el gato no estaba nada gordo, todo lo contrario. Quité mi mano de su cuerpo rápidamente y me sonrojé.

    Mientras caminábamos y conversamos no me había dado cuenta de lo oscuro que estaba todo y lo tétrico que podía ser el lugar; estaba tan concentrada en mi disculpa y mi vergüenza que no me percaté de lo que estaba a mi alrededor, pero en cuanto el jaguar lo mencionó lo tuve presente. Y aunque habían muchas razones para tener frío y miedo me sentía acompañada, tenía el presentimiento de que él no dejaría que nada malo me pasara, sin embargo entendía su preocupación… Él podía cuidar de mí, pero ¿quién cuidaba de él?

-Jaja, no tengo miedo- le dije divertida y olvidándome por completo de mi mal humor -Si algo sale mal, que te coman a ti primero mientras yo huyo- le sonreí respondiendo a la segunda vez que lo preguntó.

-Eres un miedosito- dije para luego estamparle, de un salto, un beso en su mejilla -Vamos a salvar el mundo juntos ¿te acuerdas?- lo abracé con mucho cariño; pero aquel momento fue interrumpido por Pelusa, que se intentaba poner entre nosotros separándome del jaguar con sus cachos. Sonreí al ver a mi aionsito celoso y luego volteé a ver a Dendrei. -¡Vamos!- le dije corriendo hasta donde se encontraba la terraza.

    Prendí unas pequeñas llamas de fuego en cada uno de mis dedos y empecé a mover mi mano en al aire para llamar la atención de aquel hombre que se encontraba llorando en su balcón. -¡¡Ey!! ¿Todo esta bien?- pregunté gritando para que el señor me escuchara, pero no parecía prestarme atención.

    Soplé mi mano para apagar las llamas y se me ocurrió tratar de llamar su atención si me montaba sobre Den, así que sin preguntarle nada a mi compañero me puse detrás de él e intenté con todas mis fuerzas escalar por su espalda. Luego agarré a Pelusa para que me sirviera de escalón, cosa que a él no le gustó, y me ayudé de los hombros del jaguar para poder alcanzar una mejor altura. Coloqué una pierna sobre su hombro mientras trataba de sostenerme para luego sentarme sobre sus hombros, pero se me estaba haciendo difícil. -¿Y si me ayudas?- dije un poco malhumorada porque al parecer se estaba divirtiendo al verme sufrir para montarme sobre él.

    Luego de que logré montarme sobre sus hombros chupé uno de mis dedos y se lo metí en la oreja derecha al jaguar para fastidiarlo, me reí y me justifiqué -Disculpa, necesitaba hacer eso para prender mis dedos en fuego-, cosa que claramente era mentira porque antes no lo había necesitado. Prendí otra vez mis dedos en pequeñas llamas y estiré mis brazos para seguir haciéndole señales al hombre que sollozaba.

    Volteó a vernos extrañado, dejó de llorar y se sacudió la cara tomando otro sorbo de su cantimplora.

-¡Si es contigo!- le grité.

-¿Qué quieren?- preguntó confundido y aún limpiándose las lagrimas.

-Queremos ayudarte. Venimos en son de paz- dije para luego soplar mis dedos, como si de velas se trataran.

-Nadie puede ayudarme- dijo bajando la mirada.

-¿Estás seguro?-
pregunté mientras sin darme cuenta me encontraba acariciando las orejitas del jaguar. -Estas épocas son muy felices como para que estés tan triste-

-¡Odio este día!- dijo con un tono de voz entre cortado -¡El amor es una mentira!- suspira -Como duele este maldito sentimiento. Jamás se enamoren de nadie, les partirá el corazón en mil pedazos y les va a quitar el aliento y las ganas de vivir. Es como si te arrebataran un pedazo de tu alma...- hizo una pausa -...el más importante pedazo de tu alma.-

color=#00ccff
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Miér Abr 19 2017, 20:19

Fuego -¡se está quemando!- necesito buscar agua -¡agua donde hay agua!- la volví a ver en mi desconsideración y basto un segundo para darme cuenta que no parecía que le doliese es más creo que lo hacía a propósito -Den que tonto, de seguro es uno de sus poderes de bruja, recuerda que no es una vampira- jajaj espero que no me hubiera visto la cara, después tengo que preguntarle que más puede hacer imagínate que de la nada le salgan unas alas o se convierta en una bola de fuego.

Que chiquita brujita, no podía evitar reírme al ver sus complicadas maniobras para intentar escalarme -¿No se te hacía más fácil habérmelo pedido desde un principio? pareces como una pulguita intentando saltar- se me vino a la mente la imagen de una pulga con alas, en llamas e inevitablemente una carcajada brotó. Espero que no piense que me rio de ella, aunque en cierta forma si es así.

Me agaché un poco para permitir que se subiera ¡agh que haces! que es eso ¿baba? la maldita jajaj ¿qué se cree? me vengaré cuando menos se lo espere -¿no que estabas arrepentida de mentirme? y bla bla eres una brujita mala- esperaba que sonara como con pena porque ¿que mejor forma de empezar a vengarme? que haciéndola sentir mal por volver a "mentirme".

-Amigo no creo que sea para tanto, todo tiene solución- mi abuela siempre decía eso pero iba acompañado de un comentario sarcástico, en este caso hubiese dicho algo como: podrías simplemente tirarte del balcón o tu único problema es que ese recipiente tiene fondo. Pero el pobre estaba tan demacrado que si le decía lo primero incluso parecía que podría tirase, pero pese a mi "sabio" consejo seguía insistiendo.

-¡El amor es una mentira!- ¿una mentira? Definitivamente no sabe de lo que habla por ejemplo Ma…Mirla y yo -...el más importante pedazo de tu alma.- Ya que las palabras de aliento no funcionaban, tal vez podría intentar seguirle la corriente -¿Y Quien es está desgraciada que te arrebató ese pedazo?- pregunté intentando conseguir algo de información, para ver si podíamos ayudar en algo –¿Cómo osas a llamarla así? Ella no tiene la culpa de nada ¡y que te incumbe! Ya les dije que nadie puede ayudarme- se había molestado conmigo y levantó los brazos como si hubiese sido la más grande de las ofensas, al realizar este gesto se deslizo un papel de su bolsillo cayendo por el balcón.

-¡Dejen eso!- grito de arriba y preocupado se alejó del balcón, tal vez para bajar a recuperarlo. Aún con Magui en brazos, me acerqué a done había caído. Al tomar el papel noté que era una carta, el remitente era un nombre femenino, había caído al borde de un charco haciendo ilegible la última parte.

La comencé a leer en voz alta -amor mio, mi querido, a mi pesar te tengo que decir que nuestro plan fue frustrado (...) nuestro hermano nos traicionó delatándonos, padre a reaccionado y me va a enviar a la casa de mi prometido, ni siquiera me ha dicho donde queda para que no podamos vernos, te necesito, necesito verte cuanto antes (...) logré decirle a la sirvienta que te pasará esta carta y encomiendo a los dioses de este día que hace un año lo comenzó todo, quiero que sepas que si no vuelvo a verte...- lo que seguía eran solo manchas borrosas. El sonido de una mano nerviosa intentando abrir una puerta termino con el pequeño silencio que habita causado el final de la lectura.
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Sáb Abr 22 2017, 03:40

    El gatito se reía de vez en cuando, no me estaba tomando en serio; se merecía que le metiera el dedo húmedo en su orejita. Se quejó un poco, pero no le hice caso, sólo quería molestarlo un poquito.

    Al parecer el chico se encontraba realmente mal, se nota que quería mucho a esa chica; por suerte Den estaba conmigo y logró sacarle más información importante. Definitivamente el joven estaba triste, pero no enojado con la chica, porque en cuanto el gatito la insultó, él se alarmó. Por suerte aquello hizo que nos acercáramos muchísimo más a la razón de su sollozo. Escuché atenta a lo que leía el felino y entendí varías cosas. -Que carta tan explicita- pensé -¿Nuestro hermano?¿Son hermanos? Santo cielo…- me alarmé.

    Bajé con cuidado de la espalda del gato y me quedé mirando al hombre confundida. Le quité con cuidado la carta a Dendrei y se la entregué al joven.

-¿Te enamoraste de tu hermana?-
le pregunté directamente tratando de no sonar tan… prejuiciosa, pero se me hacía muy difícil. -¿Cómo pasó … eso?-

-Déjenme tranquilo… -

    Al principio pensé en hacerle caso, aquella situación era muy complicada como para solucionarla, y más cuando yo no estaba tan de acuerdo con ese amor; pero volví a ver la casa y se veía muy bien, tal vez si lo ayudábamos podríamos ganar un poco de dinero con ello.

-¿Seguro? Podríamos ehmmm ayudarte con tu pequeño problema… Pero es muy muy difícil, ¿usted entiende que está hablando de un amor en el que sólo ustedes dos están de acuerdo? Y que si en serio quieren vivir tranquilos y amarse plenamente tienen que escapar e irse lejos, empezar una nueva vida juntos…- le comenté.

-Nuestro padre pondría a toda la guardia a buscarnos…- dijo con la cabeza hacía abajo mientras doblaba su carta y la guardaba en su bolsillo.

-Pero… Nosotros podríamos encontrar a su hermana, y buscar la forma de cubrirlos para que se alejen de esto y tengan una vida feliz… pero por un módico precio, claro está- suspiro -No es fácil encubrirlos. Usted entenderá… - le digo mientras acaricio un poco el brazo del gato.

-Haría todo por estar con ella… - dijo decidido -Acepto… Si ustedes me ayudan les daré unos cuantos aeros, pero si no es así, los mandaré a matar a ambos… por darme falsas ilusiones-

    No era el tipo de respuesta que esperaba, pero … había desatado al joven enamorado, ahora se encontraba decidido a irse con su pareja y si no lo ayudábamos, íbamos a estar en un grave aprieto.

-Pasen adelante… les diré como es mi hermana y les contaré algunas cosas a ver si averiguan en dónde está-
nos invitó a entrar a su casa.

-Mmmm-
suspiré – disculpa gatito… por meterte en esto… si quieres, yo me encargo- le dije arrepentida a Den mientras le daba un besito sobre su brazo – no tienes que quedarte… -.


______________
OffRol
Inicio de una complicación:

En realidad, el rompecorazones está enamorado pero descubrís que fue su familia la que le ha obligado por considerar a su correspondiente pareja indigno de su linaje. Deberéis arreglarlo, pero éstos tratarán de mataros.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Mar Abr 25 2017, 03:31

Consideró nuestra proposición pero acabó con una amenaza que se cree, le estamos intentando ayudar en su "problemita" más le vale que no le haga nada a Magui.

-¿qué dices? juntos nos metimos en esto... llámame loco pero no te voy a dejar solita- Simplemente no podía dejarla sola, ni mucho menos con la advertencia que nos dio el joven. Pero mas que eso no abandonarla porque haber conocido a esta chica, que me trata bien con un montón de caricias y ha sido lo mejor de mi viaje.

Estando ya en su casa nos invitó a sentarnos en - la verdad es que no me gusta tenerlos aquí y si es que los hice pasar es por mera cortesía y desesperación, iré al grano mi hermana es...- hizo una pausa donde su mirada volvió turbia parecía que intentaba buscaba una palabra, pero no estaba conforme con usarla -poco agraciada- no entendí a que se refería, así que con el tacto y presteza de una piedra dije lo que creo que Magui y yo estábamos pensando -¿quieres decir que es fea?- juro por los dioses que en mi mente eso por alguna razón había sonado bien, pero una vez puesto en palabras, me arrepentí de haberlo pronunciado.

-¡gato pulgoso! ya es segunda vez que hablas mal de ella! la única razón por la que no te golpeo es porque creo que podrías ayudar en algo- esta vez supongo que si correspondía la amenaza, aunque tengo no tengo pulgas -bueno el punto es que podrían reconocerla fácilmente, me explico, ella es rubia como de mi porte y tiene un pómulo hundido desde los ocho años, porque en un curso de equitación, por cosas del destino, ocurrió un accidente y los médicos hicieron lo que pudieron pero incluso así, quedó la secuela plasmada en su rostro.- mientras lo escuchaba puse mi brazo rodeando a Magui casi por instinto. supongo que no hay muchas chicas rubias con una deformidad por la ciudad -con el tiempo esto le fue causando problemas y yo era el único que la apoyaba, el único que siempre ha estado con ella, mi padre por otro lado la veía como un adefesio y le guardaba profundo resentimiento, ya que el plan para sacar adelante a la familia, era casarla a ella y a mi con hijos de familias con mejor situación económica. Esto nos lleva al problema, hace poco nos reunimos como familia para celebrar que un noble había accedido casar su hijo con mi hermana, y... bueno supongo que ya saben el resto.

Bueno ahora tenemos un poco más de información y un poco es mejor que nada, pero que vamos a hacer ¿pasearnos por el barrio acaudalado pasando casa por casa viendo si hay una chica deforme? -¿Magui tienes alguna idea? digo tu que te manejas mas por la ciudad sabes donde hay gente "noble"- le preguntaba intentando que el joven no escuchara para que no se diese cuenta de que no sabía que hacer -esto se está poniendo difícil- incluso si por suerte la encontrábamos que podíamos hacer. -no se que más podría contarles, pregúntenme o dense prisa en buscarla-
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Sáb Abr 29 2017, 03:44

    Dendrei estaba decidido a acompañarme en esta aventura, y yo estaba muy feliz por eso. El joven enamorado nos hizo pasar a su casa; no era muy grande ni muy lujosa, pero se podía ver que vivían bien. La entrada estaba perfumada levemente con rosas rosadas y en el interior de la estructura reinaba la tranquilidad; paredes blancas, cuadros con colores apropiados y unos muebles que podrían valer bastante para ser unos simples muebles.

    Mis ojos se perdieron un poco en el entorno y dejé que el gatico mediara la situación; escuché varias cosas, pero pretendía sacar un poco de información basándome en el ambiente en que nos encontrábamos.

    El chico dijo algo sobre que su hermana era poco “agraciada”; al principio no entendí muy bien a lo que se refería, pero con la aclaración de Den todo estuvo claro. La información seguía llegando, y empecé a conectar hilos y descartar algunos tipos de personas, que no encajaran con la aceptación de esta chica. Dejamos que el chico soltara todo lo que tenía por decir, realmente se trataba de una búsqueda difícil, pero no tanto si sabíamos a lo que implicaba la historia del enamorado.

-Tu nombre es…- dije esperando que él completara.

-Maximiliano- contestó él de inmediato, después de declarar que quería que nos apurásemos en la búsqueda.

    La situación era la siguiente, en mi cabeza: El matrimonio fue obviamente un trato decidido por los padres; sin embargo, la gente con más dinero por lo general tienen que aceptar la boda, es decir, que los parientes del chico han visto aunque sea en dibujo a la hermana de Max. Pero si la chica es fea, como dice el gatito, entonces se pueden afirmar dos cosas; primero, el chico no la ha visto, y dos, esta familia debe ofrecerle algo de valor a la otra, como para que ellos accedieran a casar a su hijo con una fea. Antes de ponernos a buscar ciegamente, primero debíamos delimitar, saber por donde buscar.

-¿En qué trabajan tus padres Max?- le pregunté muy interesada en la respuesta.

   Él parecía impresionado por aquello, y trató de esquivarme -Pero, ¿eso que tiene que ver? Estamos hablando de mi hermana, no de mis papás- respondió desconcertado.

-¿Vas a cooperar? ¿Quieres de regreso a tu hermana, no?-

-Mamá es costurera … y nuestro papá, creo que trabaja con…- se quedó en silencio pensando -… él él…- su voz se tornó nerviosa – es agricultor.-

-¿Agricultor de que tipo?-

-De esos que siembran cosas…-


    Respiré profundo y traté de no ahorcarlo por hacernos perder tiempo mintiedonos sobre el oficio de su padre.

-¿Que podría ofrecer tu familia para que aquellos ricos quisieran armar una boda?- lo miré fijo a los ojos, para que no se me escapara por las ramas.

- No, no sé… nada… - suspiró – o bueno, tal vez una cosa…-

    Levanté una ceja esperando escuchar aquello, pero de repente escuché unos silbidos que se aproximaban a nosotros, y enseguida caí tumbada de un lado en el suelo. Me encontraba mareada, confundida y con mucho sueño. Nos habían sedado a todos con ¿dardos?, todo estaba muy borroso, pero logré observar que la puerta por donde habíamos entrado seguía abierta de par en par. Sentí como unas cuantas manos me levantaron y me amarraron a una silla con múltiples cintas y cordones; los nudos estaban realmente bien hechos y me sentía bien apretada. Volteé a ver a mis compañeros y parecían estar bajo situaciones similares.

-¡Que día...!- pensé.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Lun Mayo 01 2017, 03:45

-¿un mosquito? ¿Una abeja?- no, es un poco más doloroso -¿desorientado? ¿Nausea?- no, es algo más... más. Estaba realmente atontado, pero no me preocupaba por mi -¡maaa... Maag! - grite dando un paso en su dirección logrando alcanzarla tomándole su mano, siendo este el ultimo acto ya que estaba demasiado aturdido para hacer más.

Los tres jóvenes habían sido atacados por unos matones, para Dendrei y Magazubi simplemente fue estar en un mal lugar en un momento equivocado, ya que la redada estaba dirigida al joven importunamente enamorado.

Los agresores fueron contratados por una de las familias para evitar posibles intervenciones, eran tres pero no importa mucho ya que lo único que hicieron fue ponerlos a dormir y atarlos, motivo desconocido, consecuencia perdida de toda la noche para la búsqueda. El misterio no hacia nada más que complicarse y convertirse en un enredo de hechos que parecían no estar correlacionados.

***

-Que dolor de cabeza. ¿Donde estoy?¿Mirla... Magui?- Desperté sin tener idea alguna, de lo que pasaba, levante mi cabeza muy lentamente por la inmensa jaqueca que tenía.

Vidrios en el piso, muebles tirados -Había un reloj en esa pared ¿no?- que importa no era lo importante. Aún tendido en el piso  y aclimatándome a la luz, parecían ser rallos matutinos por la intensidad, por fin encontré el cabello castaño brillante que buscaba, que me causo alivio. Los primeros movimientos delataron que estaba atado. El ruido de ropas y todo causo un movimiento a mis pies -¿Mirla? - ¿Cómo llego este animalito hasta aquí si lo había dejado en la cabaña? me alegraba tenerla cerca solo que fue una gran desconcierto, cada día me sorprende más.

Intenté levantarme, pero el movimiento fue demasiado rápido, causando que perdiera el equilibrio. Mi cabeza no se azotó contra el suelo, pero si quedó apoyada en el cuerpo de mag. -Creo que si quieres moverte primero tendrías que quitarte el dardo ¿no, Den?- Mi mascota se acercó y comenzó a lengüetear mi rostro. -Gracias, buena chica-.

aturdido y todo, tomé con los dos dedos que más podía mover el cuchillo de diente que guardaba. Con dificultad por la posición y los restos de sedante que quedaban en mí, lograba apenas sostenerlo. La mejor opción era hacerlo girar e ir cortando poco a poco las amarras, Movimiento tras movimiento notaba como las fibras de la cuerda iban cediendo al filo, hasta por fin liberarme con mis brazos disponibles toqué el hombro de Magui -Despierta... despierta brujita ¿estás bien?- apenas respondía, se veía tan tierna tan indefensa en el suelo, tal vez al ser más pequeña le duraba más el efecto. Me acerqué a su oído y comencé a decirle -Vamos mag, tienes que despertar, despierta por gatito-

Corté las amarras de los demás y comencé a pesar sobre el ataque, era cómo mínimo curioso, de lejos se veía que fue cómo advertencia, puede que era dirigido solo al muchacho enamorado y nosotros simplemente estuvimos en un mal lugar, en el momento equivocado, o en lo que nos involucramos mueve tantas influencias que tienen ojos por todos lados.

Nos esperaba un día intenso de búsqueda, teníamos toda una ciudad por delante, no sabíamos donde empezar y estábamos contrarreloj -Como si fuera poco je~-
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Jue Mayo 04 2017, 22:18

    Después de haber quedado inconsciente y aún confundida, traté de moverme levemente pero mis músculos no respondían bien. Aún con los ojos cerrados escuché una voz en mi oído, se trataba de Dendrei tratando de despertarme, pero su particular forma de hacerlo sólo logró que esbozara una media sonrisa y un suspiro queriendo ser risa.

    El gato soltó mis amarres, pero yo de todas formas no tenía mucha fuerza como para saltar al ataqué. Poco a poco pude retomar el control de mi cuerpo y logré sostenerme de pie agarrada de la pared.

-Mirla, Den, ¿en dónde está Pelusa?- pregunté malhumorada. Mi aion antes del ataque estaba afuera de la casa.

-Señor Maximiliano, usted tenía algo que contarnos…-
me dirigí ahora al jovén.

-Yo…- dijo él con voz temblorosa – No sé en que asuntos está metido mi papá, pero sé que no es un trabajo común, y estoy seguro que la otra familia está interesada en acuerdos con mi papá-

-¿Pero, de qué habla? Algo tienes que saber de él. Es tu papá-

-Bueno, habla sobre muchas cosas, pero lo he escuchado un par de veces hablando de minerales y precios-
dijo sacándose el dardo del brazo y leyéndolo, y como si se le hubiese iluminado la mente dijo -¡Ya sé con quién se va a casar mi hermana!-

    Luego de mucho tiempo tratando de sacarle buena información a ese Max, por fin decía algo que realmente ayudaba. Nos dijo el nombre de la familia,  dijo que había que tener mucho cuidado porque resulta ser que el padre del prometido era una persona peligrosa, y que por cosas de la vida le gustaba coleccionar armas con minerales extraños, que suelen ser muy costosas, y al final nos dio la dirección, porque ya Bonet, el padre del prometido, había tratado de negociar con su padre.

    Cuando recuperé mi energía salí a confirmar la ubicación de mi aion, me temía que se lo hubiesen llevado o lo hubiesen lastimado. Al salir me encontré con que Pelusa se había ocultado a la hora del ataque y estaba listo para partir.

-¡Vamos! Tenemos trabajo que hacer… Hay que estar preparados- revisé el cuchillo que tenía en mi bota y mis agujas, para ese momento no cargaba encima mi arco. -Pelusa, ¡te quedas aquí! Volveré por ti-

    Nos dirigimos a una calle muy lujosa y con grandes portones. -Gatito, hay que sacar a la chica del lugar, ¿tienes algún plan?- el gatito no me había visto en acción, a lo mejor pensaría que soy muy indefensa como para ir a raptar a alguien; para ser sincera jamás había raptado a alguien, pero hay una primera vez para todo. -Estaré bien- le dije al felino.

___________
OffRol

Inicio de segunda complicación:
El padre del prometido es un jefe de los bajos fondos.
Y próximamente querrá matarnos,
así como el padre de la chica cuando se entere que la queremos raptar.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Sáb Mayo 06 2017, 21:29

 La atontada Magui con mi atontado yo, salimos de la casa del atontado chico, en búsqueda de la atontada casa -la casa dudo que sea atontada- pero mi mente no daba para más solo podía pensar en esa palabra y en la dirección, ¡La dirección! -Puerto uno calle 42 cisne- cada menos de un minuto me hacía recortar el nombre, no me permitiría olvidar, conocía bien lo que yo autodenominé "memoria de gato" y si combinamos eso y los residuos de ese somnífero que quedaban en mi... ¡La calle! - puerto uno calle 42 cisne- está vez lo susurre, ya que mi mente ya estaba liada, y la mejor opción era susurrarla.

 La pregunta de Mag me desconcertó un poco, salí de la casa sin tener idea siquiera de donde estaba esta tal calle - puerto uno calle 42 cisne- una respuesta sin relación a su pregunta, pero justo un transeúnte me alcanzó a escuchar -¿Disculpa?- lucía sorprendido  -¿Ustedes son los espías? Que coincidencia justo iba al punto de reunión- ¿Qué somos que? ¿De que punto está hablando? Los únicos puntos que veo son los de mi pelo, así que extendiendo mi brazo dije -ahí puntos- perfecto ahora ni siquiera sabes hablar den. El chico rió -Vamos que llegaremos tarde- me tomó del brazo y comenzó a llevarme a tirones, y en un momento que tuve un poco libre miré a Mag con cara de circunstancia y preguntando con la mirada de ¿que estaba pasando?.

 Llegamos a una plaza, sentado en un banco estaba un señor con una boina en la cabeza, y cada poco tomaba migas de pan arrojándolas al suelo para que se acercaran unos pichones, el chico me seguía tirando del brazo pero ya con menos intensidad, era enérgico. Mis sentidos ya se estaban recomponiendo, el haber corrido creo que finalmente me hizo espabilar. Avanzamos en dirección al viejo, y al dar los últimos pasos las aves salieron volando alertando al anciano de pelo gris.

 -Perfecto, de seguro los eligieron por sus tamaño y agilidad- farfullaba el viejo para si, al terminar la cabeza nos dirigió la palabra -¿Pero cómo piensan entrar si ni siquiera están vestidos como sirvientes? tal ves subestimen a los guardias, y esto no es un juego, imaginen si logran hacer esas armas- las circunstancias eran rarisimas. ¿espías? ¿armas? yo solo asentía -que bueno que estaba preparado para su incompetencia, tomen esto- de la misma bolsa que sacaba las migas de pan sacó un vestuario extrañisimo.

trajes:

 -Bueno creíamos que eran dos chicos, pero supongo que servirá- ¿servir para qué? parecen chistosos, no es para usarlos nosotros ¿verdad? eso está claro que me queda pequeño y a mag le quedaría grande -Jullian llévalos a la casa y preséntalos como los nuevos, se deben infiltrar y evitar la creación a toda costa, no queremos que monopolicen el mercado-

 El chico que antes me había traído a tirones jeli o algo así me tomo nuevamente y pero no me jalaba esta vez, parece que se estaba controlando -ves magui mi plan funcionó- me adjudicaba la suerte riéndome, me di vuelta.

***

 la casa era grande, y digo solo eso porque si fuera más grande la consideraría un palacio -vamos, tienen que vestirse-

 
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Mar Mayo 09 2017, 02:34

    El gatito se encargó de memorizar la dirección; la siguiente tarea consistía en llegar a aquel lugar pero ninguno de los dos teníamos ni la menor idea de dónde quedaba. Lo más sensato sería preguntar a alguien en dónde estaba, pero en vez de eso llegó alguien de la nada a preguntarnos sobre esa dirección; empezó a hablarnos sobre espionaje y sobre una reunión, y luego nos guió. Aún mareada me dejé llevar tomando la mano del felino mientras él se veía muy tierno con algunos efectos del sedante.

    En cuanto llegamos al “punto de encuentro” me agarré más fuerte al felino, no me gustaba nada no saber lo que estaba ocurriendo, pero quería dejarle bien claro que confiaba en él plenamente, y que estaría acompañándolo en nuestra aventura. Yo permanecí muy callada durante el viaje y en la interacción con el viejo que estaba en el encuentro, pero es que supongo que por ser más chiquita me duraba más el efecto del sedante, y no quería dañar el momento diciendo algo sin sentido. Me encontraba seria ante todo lo que ocurría, estaba alerta y en guardia, no me fiaba mucho de la forma extraña con la que íbamos a infiltrarnos.

    Caminamos siguiendo al señor que se hacía llamar Jullian; este nos llevó directo al puerto uno calle 42 cisne, lo cuál era un gran paso, y luego nos ocultamos en un callejón cerca para vestirnos. Agarré las ropas que me habían entregado y con la daga que tenía en mis botas le corté las mangas al traje, el largo de la franela y el largo de los pantalones, lo demás se podía resolver con una correa. Miré a ambos lados del callejón y al parecer pretendían que nos cambiáramos ahí mismo, así que antes de quejarme se me ocurrió que podría intentar cambiarme ahí sin tanto rollo.

-¿Eso que va haya es un mono gigante?- les dije a los muchachos, mientras señalaba hacía la parte externa del callejón. Rápidamente me di media vuelta, dándole la espalda a ellos y me levante la camisa para quitármela. Hacía bastante frío, y como era primera vez que hacía este tipo de cosas estaba un poco nerviosa; pero si alguno se atrevía a voltear lo único que podrían ver sería mi espalda. Me coloqué lo más rápido que pude el otro vestuario y me volteé calmadamente terminando de abrocharme unos cuantos botones que no eran reveladores de nada. Para el pantalón la jugada iba a ser un poco más complicada, no hallaba mentalmente una forma de evitar que me vieran las pantis, por lo que se me ocurrió rehusarme a cambiarme los pantalones.

    Jullian no estuvo muy de acuerdo con respecto a que me quedara con los mismos pantalones sucios que cargaba, no eran aptos para la ocasión. Gruñí para mis adentros y me rasqué la nuca en busca de alguna estrategia.

-Ehmmm, no puedo…- les expliqué - ¿Que les parece si se salen del callejón y luego yo me cambio?-

    Ambos accedieron y en cuanto estuve sola me logré cambiar los pantalones, me ajusté mi bolso reforzado negro al pantalón nuevo y revisé si tenía mi poción de destreza y mis agujas; todo parecía en orden, así que guardé otra vez mi cuchillo en la bota, y con el pantalón que tenía antes lustré un poco mi calzado.

    Salí lista para la acción, observé a Den con su ropa un poco ajustada, me reí y luego le pregunté a Jullian que era lo que teníamos que hacer. -Repasemos el plan… para asegurarnos que nuestros informantes estaban bien…-

    Al parecer Jullian no concebía que aún no tuviésemos de todo claro el plan, me lanzó una mirada fulminante y nos dio la orden de entrar a la casa.

    Den y yo caminamos en dirección a la lujosa casa, no era una de las más bonitas a las que había entrado, pero tenía unas extrañas piedras en la entrada que cambiaban levemente de color, cosa que la hacía una entrada única y especial. Elevé mi frente y me dirigí a la puerta con mucha actitud y nos dejaron pasar sin mucho problema.(1)

    Jullian no quedó muy convencido de que nosotros fuéramos los verdaderos espías, así que justo después de que nosotros entráramos él habló con uno de los guardias de seguridad y le advirtió que nos mantuviera vigilados.

    Al principio pensé que se trataría de una fiesta, a la que íbamos a asistir; pero al entrar me dí cuenta que era un día normal para aquella familia, ellos estaban acostumbrados a tener sirvientes para todo.

    En eso bajó por unas enormes escaleras un hombre con un peinado poco agraciado y con múltiples brotes de espinillas en la cara, que al vernos nos miró con superioridad y me ordenó a mí a lavar el vestido de su prometida y le pidió a Den que se encargara de los preparativos para la practica de la boda que iba a ser más tarde.

    Miré para todos lados, no sabía en dónde encontrar el vestido y mucho menos en dónde estaría la zona para lavarlo. Empecé a caminar a una dirección aleatoria y recibí una orden del mismo chico a que me detuviese. Bajó rápidamente a mi encuentro, se puso frente a mí y me agarró por la camisa levantándome en el aire.

-¿No sabes en dónde es tu trabajo?- me miro fríamente.

-Es mi primer día- dije segura tratando de mantener la postura aún en el aire y con sus descaradas manos en mis ropas.

-¡Largo de aquí!- me dijo y me soltó en el aire. Lo cuál se me hizo complicado caer totalmente de pie.

-Señor, disculpe…- dije fingiendo estar avergonzada, mientras mi cabeza pensaba en una escusa. Mi cerebro estaba trabajando como si hubiesen mil personitas adentro tratando de buscar una solución a este mal entendido, pero en vista de que no encontraba nada opté por actuar desde mi lado más salvaje.

-Aaaaaaaaaaaah- salí corriendo mientras mis cuerdas vocales gritaban. Subí las escaleras lo más rápido que pude y me puse a buscar el cuarto de la joven enamorada de su hermano.


__________
OffRol
Llevo conmigo:
El bolso reforzado con una poción de destreza, mis agujas y un cuchillo.
(1) La caminata

Musica de la caminata al entrar:
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Lun Mayo 22 2017, 00:28

súper off:
Buen Leeroy Jenkins te mandaste ahí jajajaja.

El cambiarme me hizo mucho problema, nunca andaba con nada arriba. Eso era bueno simplemente tuve que ponerme la camisa blanca el problema real eran los botones... Cada ves que intentaba abrochar uno, por la posición que tenían que adoptar mis manos las uñas retráctiles salían y no me dejaban cerrarlos. —Esto…  ¿me ayudas con esto Mag?— dije un poco avergonzado. Sus delicadas manos abrocharon botón tras botón, fue incomodo tener sus manitas tan cerca de mí. Nervioso le agradecí y me paré.

— ¡¿Mono gigante?!— volteé pensando —es increíble como esto no para de ponerse cada vez más raro— pero al no encontrar nada deduje que tal vez quede algo de ese sedante en su pequeño cuerpo, aunque en mi solo había causado sueño en ella estaba teniendo efecto ¿alucinógeno? Volví a mirar el callejo y Mag ya se había puesto su camisa —Está delirando, si vio un mono ¿por qué se cambia y no huye?— me acerqué a tocar su frente con preocupación, quizá el tranquilizante le había causado fiebre — ¿Estás bien? ¿Sigues viendo monos? ¿Cuantos dedos ves?— le pregunté mostrándole el índice y el corazón.

Terminado el chequeo ella propuso que nos fuéramos del callejón  para que se pudiera cambiar, a mi no me causaba el menor problema cambiarme ahí, pero para respetar su intimidad accedí. A la vuelta terminé de ponerme el pantalón y la otra cosa de arriba, la verdad no se como se llama y poco me importaba. Lo que si sabía es que me quedaba extremadamente pequeño y apretado. La riza de Mag no ayudó a mantener mi autoestima con está cosa puesta, me sentía como esas mascotas que las familias adineradas visten. Cuando por fin creí estar completamente preparado para entrar Julian me pasa una especie de correa diciendo que me faltaba la “corbata” estaba dispuesto a mucho, pero eso era algo al lo que me negué rotundamente — tsk ni que fuera mascota— pensé y luego recordé las palabras del papá de Mag, tal vez Magui si me ve de esa forma… me deprimió un poco esa idea y se hiso evidente en mi rostro.

Por fin entramos me pareció rara la caminata de Mag pero rara chistosa, por un segundo sonreí, pero está sonrisa se disipó al recordar el pensamiento anterior, quería ver si realmente era así — ¿me… me consideras tu mascota?— las palabras salieron como vomito, rápidas y luego causando un malestar por e este caso haberlas pronunciado. No alcanzó a contestarme porque llegó un joven que nos designo tareas y por si prisa tuvimos que separarnos. Me dirigía al comedor que estaba a la vista, tenía una gran mesa con un largo mantel blanco y muchas velas aun no encendidas, cada tanto había un plato con miles de cubiertos al costado. Volteé un segundo y vi como el mismo que nos había dado órdenes estaba levantando a Mag.  Será malnacido, gran parte de mi quería ir y golpearle todo el rostro, pero conserve la calma conté hasta diez solo para no echar a perder la infiltración, pero después de que tenga éxito me voy a asegurar que no salga impune.

El grito de Magui me sorprendió… ahora si que se pasó, todos los sirvientes comenzaron a alborotarse y los guardias entraron. Para mi sorpresa no había gritado por que le había hecho daño, ahora si que está alucinando. Me tomé la libertad de… —Aaaaaaaaaaaah — si ella gritaba porqué yo no, curiosamente ambos guardias fueron por m en vez de dividirse. Ambos eran grandotes, iban con los brazos extendidos hacia mí. Pase por entre ellos sin mucha dificultad y seguí gritando dirigiéndome a la escalera, en la base estaba el joven. No suelo ser agresivo pero recordando lo que le había hecho el joven a la brujita le golpee en el rostro, calló a suelo y gritando como una niña mencionaba su nariz.

Subí corriendo con los guardias atrás — ¡Chica feaaaa! ¡Chica feaaaaa!— tocaba puerta a puerta llamándola así, no recordaba el nombre de la chica o siquiera si nos lo había dicho el nombre.
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Jue Jun 01 2017, 21:00

    Me agradaba mucho tener de compañero a un animalito tan agradable y gracioso, me mantenía alegre y con pensamientos positivos para el día.-No te considero mi mascota- pensé sin poder contestarle a Dendrei.

    Luego de mi triunfal grito de guerra y alertar a todo el que estuviera cerca de que eramos infiltrados, Dendrei empezó a gritar también. No pude evitar reírme a carcajadas por aquello. Me estaba divirtiendo mucho con su compañía, realmente no esperaba una reacción como aquella; pero me gustó. Subí por las escaleras como pude mientras intentaba no causarme un desgarre muscular en las mejillas pero era muy difícil, con un gatito crecido gritándole a una “doncella” “chica fea”. No era el nombre por el cuál alguna chica quisiera ser llamada, pero surtió efecto.

    Una joven alta y delgada con un vestido verde oliva salió de una de las habitaciones atormentada por los gritos y diciendo que ella no era fea. Parecía muy ofendida y molesta por el comentario poco apropiado de Den, pero aún así se paraba firme y lo miraba con cara de pocos amigos.

-¡Disculpa! Pero es que tu hermano te ama y quiere que vuelvas con él- grité con intenciones de que ella entendiera que queríamos ayudarla y no ofenderla.

    Su cara cambió por completo, bueno… no tanto, seguía siendo fea, pero ya no se veía enojada, sino que parecía más bien una chica soñadora y enamorada.

-Volveré con mi amor verdadero- dijo mientras suspiraba y le brillaban los ojos. - Llevenme con él, por favor-

    Me acerqué corriendo a ella para agarrarle una mano y sacarla de ahí, pero tenía que hacerlo a la antigua, corriendo, porque Pelusa estaba aún muy pequeño como para cargar a alguien, y a demás lo había dejado en la casa del joven enamorado.

-¿Estás listo?- le dije a mi compañero para eliminar a todos los trabajadores del lugar.

-Quédate detrás de nosotros- le pedí a la chica.

    Saqué mis agujas, agarré una con cada mano y las fui lanzando con telekinesis a los guardias que se acercaban para atraparnos; por lo general iban a gran velocidad directo a alguno de sus signos vitales para poder neutralizarlos. Algunos guardias cayeron rápido, pero habían otros que usaban muy bien sus espadas para bloquear mis ataques,y otros astutos que utilizaban objetos de su alrededor para esquivar y bloquear.

    Teníamos que bajar por las mismas amplias escaleras por las que subimos, no había otra forma, teníamos que despejar el área. Saqué mi poción de destreza, me la tomé toda y batuqueé un poco la cabeza, sabía rico, pero tenía un toque extraño; nunca había probado una poción.(1)

    Era preciso hacerlos retroceder para nosotros poder bajar, por lo que sin mucho miedo, después de la poción volví a hacer un grito de guerra y me lancé a tratar de asustar con pequeños trucos.

    Chasqueé mis dedos e hice que una pequeña llama se prendiera en uno de los pantalones de los contrincantes; le hice seña para que se observara la pierna y así lo hizo, pero cuando intenté aprovecharme de su descuido mi aguja falló. En seguida el joven se dio cuenta de lo que intentaba hacer y salí corriendo hacía él. Confié en la poción y me lancé a clavarle mi cuchillo con mis propias manos, pero este hizo una maniobra como para taclearme dándome la espalda. Para no caerme agarré con fuerza las ropas de mi contrincante y quedé guindada en su espalda como un kohala, mientras miraba en cámara lenta como mi cuchillo se resbalaba por mis manitos cayendo en el suelo al frente del joven.

    El chico empezó a moverse de forma brusca, pero yo me sostuve aún más fuerte casi clavándole mis cortas uñas en los hombros. No podía hacer telekinesis mientras el joven me batuqueaba, era muy difícil concentrarme en levantar mi arma mientras trataba de no caerme. Lo bueno es que estando tras él, no me podía hacer daño, y cuando alguien me intentaba dar por detrás, yo le halaba el cabello y lo usaba de escudo.

    La princesa gritaba al principio, luego agarró una de las espadas de los caídos y con miedo notorio empezó a moverla para todos lados como si espantara mosquitos. La vi con un poco de temor de que se fuera a cortar una pierna pero desde ahí arriba no podía hacer nada para detenerla.

    ¿Íbamos a lograr salir de ahí?(2)

_________
OffRol
(1) Tomo una poción de destreza.
Poción:
-Propiedades mágicas: Limitado (1). Pócima. Aumenta un atributo a elección (Fuerza, Destreza, Constitución, Inteligencia o Sabiduría, escogido al momento de crear la pócima, no de usarla) en 10 puntos por 3 turnos.
-Enlace de entrega: link
(2) ¿Íbamos a lograr salir de ahí? ... Entérese en el siguiente capítulo de "Un amor de verdad"... sólo por Fox(?

Disculpen por la tardanza, pero es que no me sentía muy bien.
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Dendrei el Dom Jun 11 2017, 01:04

—¡Uy!— un grito diferente al de "guerra" se me salió al ver el rostro de la chica, no es por ser... a quien engaño, parecía que un aion se hubiera sentado en su rostro y hubiera quedado marcado su trasero. Me causó gracia que se hiciera la indignada, porque bueno ¿Cómo quería que la llamara si no? es como si yo dijera no, no soy gato... ni crea que le debo una disculpa je.

—No te preocupes, te sacaremos cuanto antes— o por lo menos eso espero. Ya los guardias Habían llegado, todavía tenía la adrenalina de la persecución. —No, pero no tengo opción jeje— respondí a la pregunta de Magui. —¿Eso es alcohol?— pensé mientras la vi beber algo, no puede serlo ¿o si?

Después de un grito comenzó a actuar raro, se volvió más hiperactiva y realizaba extrañisimas volteretas —¿Qué tenía esa botella? jajaja— Yo también tenía que hacer algo, me impresionaba la ligereza que tenía Mag para herir a los guardias, entendía bien que eran ellos o nosotros pero... no se solo que a mi no me agradaba tener que hacerles daño, un sirviente que se había protegido de los proyectiles de Magui con una mesa, venía directo a mi todavía sosteniendo su improvisado escudo.

Intenté detenerlo pero su impulso era demasiado por lo que fui empujado bastante para atrás, arañaba la mesa tratando de estabilizarme, pero desgraciadamente caí y el chico siguió en esa dirección por inercia. me levanté sacudiendome un poco, me dirigí al escudado y esta vez lo empujé yo haciendo rodar al pobre por las escaleras. Al darme vuelta logré ver como Magui se aferraba a un guardia como una babosa a un muro, me pareció gracioso verla de esa forma, pero se veía en apuros. —¡Ey tu déjala!— quedaban solo tres guardias y el desdichado que era usado de escudo humano por mi brujita —¿tu brijita?— disfrutaba mucho de su compañía, tal vez... fui interrumpido por el ataque de una espada, el atacante mostraba dominio pero yo lo único que quería era llegar a ayudar a Maguita.

No podía demorarme mucho con el, el traje no era lo más cómodo para luchar, es más con los movimientos anteriores se había desgarrado la tela, me saqué por lo menos la parte de arriba que ya suficiente me había incomodado por su tamaño. saqué mi cuchillo-diente del ajustado pantalón, ya vi que tenía gran manejo de la espada por lo que poco podía hacer en un enfrentamiento directo, así que sin pensarlo mucho arroje el cuchillo a su pierna —¡si, le di!— exclame al ver como se clavaba el cuchillo, pero el ver su expresión me causó remordimiento —Vamos den no pienses, ademas sigue vivo no es así mejor cojo que muerto ¿verdad?— pensé intentando tranquilizar mi conciencia —ya voy Mag— dije suave, corrí a donde estaba el chico herido, le saqué el cuchillo —significa demasiado para mi como para dejárselo clavado— —no te levantes si quieres seguir caminando— le dije amenazante, y recogí su arma en caso de que intentara atacar después.

—¡que haces gato, mátalo cortale la pierna!— decía la "doncella" mientras seguía agitando una espada como si fuera una rama, ignoré sus gritos y me acerqué a donde estaban los otros dos empleados  —salta a mi yo te atrapo Mag— le dije para que dejara de estar en el cuello de ese guarda no podía atacarlo ya que con esos movimientos podía hacerle daño  a cualquiera de los dos, y no estaba dispuesto a arriesgar.
Dendrei
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 81
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Magazubi el Lun Jun 19 2017, 22:29

    Seguía batuqueandome en la espalda de aquel guardia, se movía muchísimo y no sabía cuanto más podría aguantar, mis brazos no eran tan grandes como para que el agarre que tenía fuese lo suficientemente fuerte para soportar.

    Por suerte Dendrei había logrado terminar con otros guardias en la escalera, y pronto estaría despejada.

    La joven que seguía gritando y sacudiendo la espada matando mosquitos, se lanzó al suelo y dejó la espada en el piso, mientras esquivaba el ataque de otro guardia. Hice un bufido y le mordí el cuello a mi caballito, algo tenía que haber aprendido de mi papá.

    Sentí que el mordisco lo había dado con mucho estilo, pero no tenía los colmillos como para perforarlo. Apreté más fuerte las ropas del guardia y escuché al gatito comentarme que ya venía, y luego que me lanzara ¿estaba hablando en serio? El señor se batuqueó más fuerte y no me quedó más remedio que confiar en mi compañero; solté al guardia y salí desprendida de su cuerpo en una de esas sacudidas violentas. -Por favor, por favor atrapame- le suplicaba a Dendrei en mi mente apretando los ojos, no quería ver el destino que me tocaba.

    Mientras estaba en el aire por unos segundos, moví mis manos de forma desesperada, como si estuviera nadando, esperaba encontrarme con el cuerpo de mi compañero para terminar con el enfrentamiento.

    Agradecía mucho haberme tomado aquella pócima, pues me ayudó a no quedar estampada en el piso, al menos aún estaba en condiciones para defender a la princesa fea.

    En cuanto pisé el suelo hice que las agujas, que había usado al principio para los primeros guardias, volvieran a mí; luego dí una vuelta canela en el pisó para volver a lanzar mis agujas a los guardias que quedaban y los dejé imposibilitados a seguirnos. -Que efectiva es esta pócima- sonreí.

    Vi como mi chico se encargaba del guardia que había usado como caballo, y en cuanto lo venció me abalancé sobre Dendrei para hacerle una maniobra, quería aprovechar la poción para hacer algo realmente impresionante. Me lancé y pasé mis piernas por encima, para agarrarle la cabeza con mis rodillas y luego tumbarlo, pero mi peso no fue suficiente como para eso y quedé guindada en su cabeza, cruzando las piernas, para ser un lindo collar viviente.(1)

    Solté el amarre que tenía con mis piernas y caí al suelo, pero traté de hacer mi caída más lenta usando telekinesis sobre mí misma; no salió muy bien, pero al menos no me lastime.

-Lo siento-
le confesé al felino, me acaricié la nuca y me sonrojé por tratar de derribarlo.

-¡Vamos!- le grité a la princesa para que juntos la escoltáramos a la casa de su hermano.
_____________
OffRol
(1) Eso es lo que trata de hacer Maga, pero solo logra montarse y quedar colgada de cabeza, como un collar para Dendrei.

Ver:
Magazubi
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 570
Nivel de PJ : : 3
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un amor de verdad [Maga-Den] [Trabajo]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.