La Sombra de la Gula [Desafío]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Sombra de la Gula [Desafío]

Mensaje  Ansur el Mar Abr 11 2017, 21:25

  Los candiles, que apenas y lograban espantar la oscuridad serían testigos de lo impensable, con la luna en lo alto como única compañera, el grupo de 4 guardias custodiaban aquel puerto vacío -Una tarea importante, una misión especial- Masculló uno de ellos de mala gana mientras pateaba una caja con basura y la desperdigaba en el piso -Os lo digo, solo querían deshacerse de nosotros- Explicó a sus compañeros que parecían más calmados -¡¡Aquí no va a pasar nada!!- Su voz delataba que estaba muy alterado y no era para menos, tenían ya unas dos horas en el puerto custodiando que nada entrara o saliera sin supervisión; había anochecido, tenían hambre, frío, estaban aburridos y se perderían la ejecución del prisionero.

    Los demás habían decidido simplemente ignorarlo, tal vez así bajaría su intensidad y dejaría de quejarse, a fin de cuentas, les pagaban por estar ahí haciendo nada, completamente alejados de cualquier peligro ¿O no? Tras un grito ahogado su compañero dejó de quejarse y cuando voltearon a verlo ya no estaba; solo un fuerte aleteo se había escuchado antes que desapareciera sin dejar rastro -Oh, vamos hombre, no juegues- Dijo el más cercano de sus compañeros, uno que por su físico se había ganado el apodo de Gran Simón, aunque de modo sarcástico porque apenas y llegaba a medir 1.60 y en comparación con sus compañeros era un enano.

    Mientras estaban distraídos mirando en la última dirección que había estado su compañero el aleteo se escuchó de nuevo y al voltear, uno más de ellos había desaparecido; rápidamente los dos restantes sacaron sus espadas y se colocaron espalda con espalda para cubrirse entre ellos, aquello había dejado de ser la jornada tranquila que pensaban tener.


El primer post debe contener el comienzo de la ejecución de la labor, cómo se llega y qué es lo primero que se hace. A continuación el master posteará agregando una dificultad y finalmente se terminará con un post donde se resuelve la dificultad y se termina el evento.
Todos los temas del evento se desarrollan en la oscuridad de la noche.
Es importante mantenerse dentro de los límites establecidos por el evento, ya que cada uno forma parte de una historia mayor.
Se permite la creatividad y el control de sucesos o PNJs, siempre y cuando esto no vaya en contra de la regla anterior.
El evento debe ser completado en un máximo de 2 semanas luego de comenzado.
Se aceptan entre 1 y 2 personajes (se esperará hasta dos días luego de iniciado para el posible ingreso de otro, luego de eso, si no hay nadie más, se comenzará con uno solo).
Habrá recompensa en puntos (Máximo 5) y aeros (Máximo 300).
Para unirte, debes primero postear en ESTE TEMA.


Ansur
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1190
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Sombra de la Gula [Desafío]

Mensaje  Elen Calhoun el Jue Abr 20 2017, 00:33

La noche cubría con su manto la ciudad de Lunargenta cuando la hechicera y el dragón abandonaron la posada, dispuestos a dar un paseo por las calles tras una tranquila cena. Bueno, en realidad no se podía llamar a aquello paseo ya que era más por obligación que por simple placer, pues como solía hacer cuando estaba en la ciudad, la de ojos verdes se había acercado al cuartel de la guardia para ofrecerse voluntaria con las rondas nocturnas. Alister se veía arrastrado a ello también pero no puso ningún problema al respecto, al contrario, nunca había sido amigo del bullicio ni las multitudes así que prefería el ambiente que se respiraba cuando el sol se ocultaba tras el horizonte y la mayoría de los habitantes regresaban a sus casas.

Ambos recorrieron las calles principales a paso ligero y atentos a cuanto los rodeaba, pero aparte de un par de borrachos y algún que otro mendigo no encontraron nada, motivo por el cual decidieron desviarse hacia las callejuelas que llevaban al puerto. Esa si era una zona algo más conflictiva, donde de vez en cuando se producían peleas entre marineros por culpa del exceso de alcohol o por las mujeres de los diferentes burdeles. La de cabellos cenicientos aún recordaba perfectamente su última ronda por los muelles, aquella en que había encontrado a una vampira valiéndose de sus encantos y un elixir de Amorttentia para engañar a un hombre y alimentarse de él sin que opusiese resistencia, pero de eso hacía ya bastante tiempo.

El bullicio de uno de aquellos locales de perdición llegó a sus oídos antes incluso de que pudiesen ver la concurrida entrada, donde varios marineros bebían y coqueteaban con las camareras esperando ganar sus favores a base de simpatía, ya que el dinero no les sobraba. Algunos, los más pudientes, elegían entre las muchachas y eran conducidos al piso superior para pasar un buen rato, pero la mayoría tenían que conformarse con alegrarse la vista y si tenían algo de suerte, manosear a alguna de las chicas.

Elen conocía la fama de aquel burdel en particular, y también que la madame no se andaba con tonterías, si algún cliente se pasaba de listo o daba problemas lo echaba del local sin miramientos, con ayuda como no de un par de guardaespaldas que imponían nada más verlos. Madame Sasha no había escatimado a la hora de buscar a los mejores, y ahora tenía a su servicio a un enorme hombre bestia tigre y a un mercenario casi tan alto y fuerte como su compañero, curtido en batalla y diestro con casi todas las armas conocidas. Aquel lugar no necesitaba vigilancia alguna, así que pasaron de largo sin apenas prestar atención, encaminándose hacia una zona de los muelles mucho más apartada y solitaria.

Solo unos pocos candiles iluminaban el lugar así que debían mirar bien donde pisaban y escrutar los alrededores con mayor detenimiento para no pasar nada por alto, fue así como atisbaron unas cuantas siluetas no muy lejos de donde se encontraban. Por las posturas de los individuos era fácil deducir que no se trataba de maleantes ni borrachos sino guardias, probablemente la patrulla que debía controlar el puerto aquella noche. Con la idea de repartirse el trabajo, Elen dirigió sus pasos hacia el grupo, pero pronto se percató de que algo no iba bien, en cuanto un grito ahogado precedió la desaparición de una de las figuras.

Otro más se esfumó antes de que pudiese comprender lo que acababa de ocurrir, y viendo que los dos restantes desenvainaban sus armas y se colocaban en una posición claramente defensiva, tanto ella como el dragón corrieron a reunirse con ellos. Un mal presentimiento asaltó a Alister mientras salvaban la distancia que los separaba del par de guardias, avisándolo con un escalofrío que le recorrió la espalda al completo, había algo en el puerto, algo peligroso…

Actuando por instinto, el cazador se deshizo de su gabardina y la dejó caer en cuanto llegaron junto a los dos hombres, permitiendo que su cuerpo comenzase a transformarse y cubrirse de escamas y púas. - ¿Qué ha pasado? - preguntó la hechicera, que ya había visto en alguna ocasión a aquellos miembros de la guardia. La electricidad envolvió de forma visible su brazo izquierdo, volviéndola un objetivo destacado pero también peligroso, cualquier cosa que intentase acercarse a ella recibiría una descarga como saludo. Antes de obtener una respuesta dirigió su diestra hacia el cinturón y extrajo la daga, al tiempo que se concentraba para intentar detectar qué o quién se había llevado a los hombres que faltaban.

Alister completó su transformación tan rápido como le fue posible, y entonces olfateó el aire en busca de algún aroma extraño, mientras su cuerpo de bestia reaccionaba poniéndose en guardia, con las alas extendidas para levantar el vuelo en cuanto fuera necesario y la cola oscilando de un lado a otro. Sus ojos de reptil escrutaron la oscuridad en busca de cualquier cosa fuera de lo normal, y su vientre se tornó de un vivo color anaranjado, clara señal de que estaba listo para utilizar su ígneo elemento.




Ficha del personaje   Habilidades   Lista de Tareas

Alquimista recolectora - Conocedora aprendiz
Alister Cronwell


Elen:


Jinetes oscuros:


Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1338
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Sombra de la Gula [Desafío]

Mensaje  Ansur el Mar Abr 25 2017, 03:00

    El par de guardias se alegraron al ver que recibirían compañía, y es que aquel formidable dragón que se transformó junto a ellos lucía tan poderoso como intimidante, aunque no así la joven que le acompañaba -Aléjese, señorita, no es lugar para una frágil dama como usted- Señaló uno de los guardias confundiéndola con cualquier damisela en peligro, gran error del que luego debería retractarse -N-no sabemos, pero como le dijo Travis, es peligroso estar aquí- Respondió el otro a la pregunta de la bruja -Algo invisible nos ha atacado- lo que decía era tan ingenuo como improbable, sin embargo al no haber visto de qué se trataba, sus supersticiones lo llevaban a recordar cuanta historia de terror le hubieran contado de pequeño.

    El primero en hablar, aquel hombresito regordete que había alertado a Elen para que se pusiera a salvo, los instó a guardar silencio -¿Escuchan eso?- Preguntó mientras señalaba algo que sonaba como si agitaran sábanas mojadas y pesadas, un sonido que podría pasar por alto a la mayoría de ellos, pero no al dragón, que de inmediato lo identificaría con sonido de alas; no obstante, cualquier advertencia que pudiera haber hecho llegó demasiado tarde y antes que se dieran cuenta un par de garras se incrustaron en los hombros de Travis, afortunadamente la criatura no contaba con el sobrepeso del guardia y acabó por soltarlo para volver a elevarse al notar la inminente amenaza que tenía a los lados, tal vez su instinto de supervivencia lo hacía alejarse de las cosas iluminadas o tal vez, su miedo a ser quemado obedecía a una debilidad real.




    Travis cayó al piso con grandes heridas en los hombros pero al menos ya habían podido ver de qué se trataba -¿Qué rayos era esa cosa?- Preguntó el guardia sentado en el piso con las manos en sus hombros heridos -Parecía una gárgola, como la de las historias de terror- Aseguró encogiéndose en el piso -¡Tonto! Es solo un hombre bestia, o un murciélago muy grande, o ambas cosas- Aseguró el otro mirando en dirección a donde se había ido la criatura.

    Si guardaban silencio, escucharían de nuevo el sonido de las alas, acababa de escoger su próximo objetivo, uno menos pesado y más llamativo; suerte que Alister conocía de sobra el sonido de alas como las suyas y podría conocer la dirección desde la cual aquel espantoso ser se lanzaba en picada directamente hacia la señora de los relámpagos.


Dado que te ha tocado hacer el desafío sola, le he dado una pequeña pero conveniente ventaja táctica al experimentado dragón que te acompaña, úsala sabiamente.
La criatura va directo hacia ti, si esperas el momento justo podrías neutralizarlo en unos pocos ataques con tu gran nivel, por esta ocasión no será necesario lanzar runas, para decidir la efectividad de tus ataques.
Matar a la criatura es necesario, pero capturarlo podría ser más conveniente.
Tienes permiso para manejar a los guardias y al murciélago a cambio de que nos des una buena batalla.


Ansur
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1190
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Sombra de la Gula [Desafío]

Mensaje  Elen Calhoun el Miér Abr 26 2017, 11:39

Los guardias se sintieron algo más aliviados al ver que llegaban refuerzos, pero no precisamente por la aparición de la hechicera, a la cual subestimaron tratándola como si fuese una muchacha cualquiera, sino por el apoyo que podría brindarles el dragón. Elen ignoró sus recomendaciones y se centró en lo que importaba, aunque no creía que pudiese tratarse de algo invisible, seguramente la oscuridad reinante era la culpable de que hasta el momento no hubiesen visto a lo que se había llevado a sus compañeros, pero ella podía poner remedio a eso gracias a la electricidad. Manipuló la forma avanzada de su elemento para que se volviese más brillante aún en torno a su brazo, de modo que iluminase un pequeño radio de unos metros alrededor de su posición, lo justo para que todos quedasen en una zona menos sombría y por tanto, aquella cosa no pudiese llevarse a nadie más sin delatarse.

Alister estaba tenso, y en cuanto el guardia regordete pidió silencio un sonido familiar llegó a sus oídos, pero no tuvo tiempo de alertar a los demás antes de que la bestia volviese a atacar. - ¡Esa cosa vuela! - exclamó con su grave voz de reptil, pero tarde. Un descomunal murciélago había descendido y tenía atrapado al rollizo miembro de la guardia entre sus garras, pero no había elegido bien a su objetivo, y tras darse cuenta de que no podría levantar tanto peso optó por soltarlo y alejarse, evadiendo con un rápido cambio de dirección la primera descarga de la tensai.

Herido, Travis cayó al suelo mientras la sangre manchaba su ropa, sin poder determinar con exactitud qué demonios lo acababa de atacar, algo que su compañero tampoco tenía del todo claro, pero al menos éste dudaba entre un par de opciones más próximas a la realidad. - Apártalo de aquí, busca un lugar seguro y haz presión en sus heridas para controlar el sangrado. - instó la de cabellos cenicientos, dirigiéndose al segundo guardia. Alister volvió a escuchar el aleteo acercándose, debían prepararse para recibirlo como se debía. - Pero señorita, usted no debería ponerse en peligro… - respondió el hombre, aunque no llegaría a terminar su frase. - Ya viene de nuevo. - anunció el alado, con la vista clavada en el cielo y dejando las fauces entreabiertas, lo que permitía ver que el fuego había llegado a su garganta y estaba listo para ser disparado.  

- Haz lo que te digo, ¡ahora! - insistió la joven, más como una orden que como una petición. El guardia se lo pensó durante unos segundos, luego envainó la espada y tomó por el brazo a su compañero con cuidado para alejarlo del peligro, llevándolo consigo hasta una zona cercana llena de cajas y barriles en la que les resultaría fácil ponerse a cubierto. De ese modo la centinela no tendría que preocuparse por ellos, quedaban fuera del alcance del murciélago así que solo le quedaban dos opciones, y ella era la única a la que podría llevarse volando. La benjamina de los Calhoun pasaba a ser el cebo, pero su compañero no iba a permitir que la bestia llegase a tocarla, y en cuanto se dio cuenta de que el sonido cambiaba, pasando de un aleteo normal al de algo que se lanzaba en picado, entró en acción.

- ¡Elen al suelo! - exclamó, y gracias a sus reflejos la bruja pudo hacer caso a su aviso justo a tiempo, con lo que las garras de la criatura pasaron a escasos centímetros de su cabeza pero no llegaron a alcanzarla. Alister esperó al momento preciso para disparar un ígneo proyectil contra el ser, pero éste vio lo que se le venía encima por el rabillo del ojo y maniobró en el aire para esquivar el ataque, que terminó cayendo al agua y apagándose con un chasquido, seguido de una pequeña columna de humo que no tardó en desvanecerse. Dispuesto a alzar el vuelo y trasladar la pelea al cielo, el dragón flexionó sus patas traseras y colocó las alas en posición de despegue, pero allí arriba a oscuridad estaría en su contra e imposibilitaría que la de cabellos cenicientos pudiese ayudarle, tenía que detenerlo y pensar en otra cosa antes de que el enemigo volviese a atacar.

- ¡No, espera! - dijo Elen, consiguiendo que el cazador se girase hacia ella. - Soy su objetivo, aprovechémoslo. - añadió, al tiempo que se apartaba de él para que el murciélago la viese como una presa más fácil de atrapar. - Los murciélagos y vampiros son sensibles a la luz, cierra los ojos y prepárate para atacar a mi señal. - indicó, mientras manipulaba su eléctrico elemento para crear un orbe brillante entre sus manos, débil al principio, pero que en cualquier momento se podría intensificar. El reptil ya la había visto hacer aquello otras veces así que obedeció, cerró los ojos y aguzó el oído para determinar dónde se encontraba el enemigo y qué dirección tomaba, aunque ésta era fácil de adivinar.

La de ojos verdes aguardó en silencio y totalmente concentrada, hasta que finalmente el aleteó delató que venía a por ella, pero no podía precipitarse, así que esperó a tenerlo casi encima para actuar. El orbe se sobrecargó de energía en cuestión de un par de segundos, volviéndose tan brillante que molestaba a la vista, luego estalló causando un gran destello que alcanzó de lleno al murciélago, cegándolo y arrancando un chillido de protesta de su garganta. - ¡Ahora Alister! - exclamó, y su compañero entró en acción de inmediato. La luz podía resultar molesta pero no le había dado de lleno como a su adversario, cuya posición había quedado al descubierto gracias al destello y a que desorientado, no sabía hacia dónde volar para huir.

El dragón batió las alas y se alzó en el aire, para acto seguido embestir a la criatura desde un costado y hacerla caer contra los fríos adoquines del muelle, donde ambos rodaron hasta impactar con una pila de barriles, que quedó destrozada bajo el peso de los dos. Alister se aferró a su oponente valiéndose de sus afiladas garras pero éste también hizo lo mismo, con lo que la lucha se redujo a ver cuál de los dos podía herir antes al otro para liberarse y ganar ventaja. El murciélago, viéndose retenido a la fuerza intentó morder al reptil, pero con un brusco movimiento el dragón consiguió esquivarlo y liberarse de los espolones que le había clavado.

Aprovechando el momento, Alister se valió de su fuerza para arrojarlo contra otra un muro de piedra cercano, justo cuando la de cabellos cenicientos ya casi llegaba a donde estaban. - ¡Que no vuelva a alzar el vuelo! - instó Elen, viendo cómo la bestia agitaba la cabeza tras el golpe recibido y empezaba a mover las alas. Una ráfaga de tres descargas simultáneas brotó de sus manos e impacto contra el animal, manteniéndolo en el suelo durante el tiempo suficiente para que lo rodeasen por completo, valiéndose del muro como elemento aliado. Movida por una combinación de viento y telequinesis, la daga de la hechicera silbó, cortó el aire y se clavó en la membrana de una de las alas, con lo que el ser profirió un nuevo chillido a modo de queja, pero pronto se haría el silencio.

Con Alister bloqueando parte de las posibles rutas de escape, la centinela se centró en enviar una potente y continua descarga hacia la metálica empuñadura del arma, que recorrió por entero al animal y entumeció sus extremidades, dejándolo inconsciente segundos después. La bestia se desplomó pesadamente, no estaba muerto pero al menos no daría problemas, durante un rato. - ¿De dónde ha podido salir esta cosa? - preguntó Elen, acercándose a la criatura. - Deberíamos matarlo. - dijo el dragón, sin querer darle oportunidad de despertar, pero la tensai tenía cierta curiosidad por aquel ser. - No había visto nada igual antes, quizá sea mejor encerrarlo y averiguar si se trata de alguna clase de hombre bestia. - propuso ella, para descontento de su compañero.

Los guardias abandonaron su escondite al ver que la amenaza estaba neutralizada, y por suerte parecía que las heridas de Travis no eran de gravedad, su peso lo había salvado.




Ficha del personaje   Habilidades   Lista de Tareas

Alquimista recolectora - Conocedora aprendiz
Alister Cronwell


Elen:


Jinetes oscuros:


Elen Calhoun
Moderadr/a.
avatar
Cantidad de envíos : : 1338
Nivel de PJ : : 8
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Sombra de la Gula [Desafío]

Mensaje  Ansur el Lun Mayo 01 2017, 20:50

    Las sombras de la noche que mantenían a la criatura oculta, sirviendo como cortina para sus ataques furtivos, fue disuelta por el elemento de la bruja que sin decir siquiera una palabra había dejado claro a aquellos guardias que no era una damisela en peligro, más bien ellos eran quienes parecían estar en verdadero peligro, o así era hasta que la criatura tomó por objetivo a la hechicera; las advertencias del dragón le habían ayudado a esquivar algunos ataques aunque lentamente todo se ponía más difícil.

    El intento de la criatura que se había dejado caer en picada casi logró su cometido, sin embargo necesitaría más que eso para acabar con una centinela, tal vez de haber sabido de quién se trataba, el hombre bestia habría preferido escapar en lugar de enfrentarla inútilmente, nada bueno le esperaba al final de esa batalla.

    El plan de la peliblanca, aunque arriesgado, salió estupendamente bien, cegando a la criatura para que luego el dragón hiciera su parte, aunque eso último no resultó tan sencillo como parecía, la criatura era fuerte y trataba de hundir sus garras en la dura y escamosa piel del dragón, y aunque a ratos parecía tener éxito, fue finalmente doblegado por el hijo de Dundarak.

    Al sentirse derrotado, el voraz asesino intentó alzar el vuelo pero su instinto de supervivencia no alcanzó a superar la velocidad de los relámpagos que lo fulminaron dejándolo tirado en el piso con un fuerte olor a quemado -Lo han matado, lo han matado- Aseguraba Travis hasta que la criatura movió su brazo lentamente en un último intento por levantarse; el guardia sacó su espada listo para cobrar venganza pero fue detenido por las palabras de la bruja.

    La idea de examinarlo no sonaba tan mal una vez que la habían planteado, por lo que los guardias la apoyaron en su idea -Gra-gracias- Dijo Travis un poco apenado por haber menospreciado a Elen, seguramente ahora tendría más cuidado con cada damisela en peligro que se encontrara en las calles de la ciudad.


Desafío finalizado.
Un desarrolló épico y una emocionante batalla, ha sido una excelente manera de desarrollar el desafío planteado, tal vez no sea la última vez que veas a esta criatura.
Por tu esfuerzo recibes 5 puntos de experiencia y 300 aeros.
Gracias por participar.


Ansur
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 1190
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Sombra de la Gula [Desafío]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.