Una noche Callada [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Dom Abr 30 2017, 18:52

Luego de aver ayudado a la familia Lorterian a encontrar su daga me puse a caminar un buen rato por la playa y aprovechar para darme un buen baño que desde hace rato lo necesitaba, deje mi bolso en la orilla para luego desvestirme y meterme en el agua fría de la playa, quitarme la tierra y sudor del cuerpo y del cabello para luego pasar a quitarle el sucio a mis ropas las cuales al igual que yo dejaron de oler a mugre y pasaron a oler a sal de playa el cual era mil veces mas agradable que el olor a sudor, estruje mis ropas para sacarle la mayor parte del agua y luego ponérmelas dejándome el cabello suelto para que se secara mientras seguía mi camino hacia los Bosques de Sandorai lo cual me llevaría un buen rato asi que me vestí y seguí mi camino sintiéndome algo pesada por las prendas húmedas pero al menos estaría fresca, mientras caminaba aproveche y empecé a tararear una canción de las que mi madre me cantaba de pequeños una de las tantas que ya ni me acordaba.

Llegue a la orilla del bosque ya cuando estaba empezando a oscurecer y me dolían un poco las piernas pero aun me faltaba mucho por recorrer - Mejor sigo un poco mas antes de descansar - dije mientras caminaba en dirección del bosque por un pequeña camino echo por algún animalillo del bosque pero era suficiente para que una persona pasara, luego de una larga caminata me tire a los pies de un gran árbol para tomar aliento - Creo que ya debo descansar la tela mojada ase que me canse mas rápido - mire a mi alrededor para buscar un logar en el cual poder poner una pequeña fogata sin causar un incendió, me levante y camine para buscar un lugar donde poder descansar. Encontré un pequeño claro entre 5 grandes arboles, busque unas ramas y piedras cuando termine de recolectar las cosas para la fogata ya estaba oscuro, demasiado me costaba ver a donde iba lo cual causo que me callera un par de veces.

Luego de prender la pequeña fogata me empecé a quitar las astillas de los dedos luego me levante y me desvestí para colgar la ropa húmeda en una rama baja del árbol en el cual me a recostaba mientras me cubría con la sabana que traía en mi bolso mientras miraba el fuego crepitar al frente de mi mientras con las manos desenredaba mi cabello - Valla que hay mucho silencio en este lugar - dije mientras sentía la leve brisa y el sonido de las hojas al moverse - Me costara dormir esta noche - me cubrí bien con la sabana mientras empecé a tararear una canción mientras del bolso saque un pedazo de carne y la puse a cocinar en el fuego para  luego seguir cantando mientras abrazaba mis piernas mientras esperaba que la comida estuviera lista - Donde sea, cuando sea, yo haría cualquier cosa por ti, cualquier cosa por ti, el ayer se fue... - cante mientras sentía el aroma de la carne cocinándose - Espera un segundo, déjame tomar aliento. Recuérdame cómo sienta oír tu voz, tus labios se mueven, pero no puedo escuchar nada. Vivimos la vida como si tuviéramos alguna oportunidad - me detuve en el momento que me dio el aroma de la carne lista y la tome en la vara y empecé a comérmela mientras con la otra mano evitaba que se me callera la sabana.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Vie Jun 09 2017, 01:09

El elfo recorría el bosque patrullando como era su costumbre atento a cualquier señal de peligro. Pero un zumbido familiar le distrajo.
Las flores eran abundantes en la época, algo que las abejas aprovechan para la extracción de polen. El producto final es lo que hacía que al elfo se le hiciera agua la boca.
Empezó a seguirlas rodeando el bosque hasta encontrar su colmena. Estaba alto pero el árbol era fácil de escalar. Juntando un poco de heces secas de algún ciervo y unas pocas hojas secas las encendió con cuidado provocando mucho humo debajo del panal, lo que provocó la huida de los pequeños insectos.
Había resultado bastante fácil en comparación con otras oportunidades en las que él mismo había tenido que huir de las furiosas abejas, pero esta vez pudo llegar sin problemas hasta el panal y obtener una buena parte para disfrutar de su debilidad, la miel.
Apagó el fuego y se puso a disfrutar de su botín, torpemente derramó algunas gotas sobre su ropa.

Anar(el sol) se había ocultado y su esposa Isil (la luna) no aparecería esa noche, si aparecieron lentamente alguna de sus hijas.
Cuando el elfo culminó con su manjar ya la luz era muy escasa, camino de lo que llamaba hogar pudo divisar a lo lejos la inconfundibles llamas de una fogata. Ningún guardabosques que se precie podría ignorar el peligro que eso suponía.

Se acercó con especial cuidado de no hacer ruido. Su preocupación primordial, que no se provocara un incendio fue infundada, ya que estaba los el extranjero había tenido cuidado. Pudo observar que había una persona cerca del fuego, sin llegar a apreciar raza o sexo. De todas formas habría que advertir al visitante. Se trepó al árbol más cercano y hablándole al tronco para que el sonido rebotara haciendo más difícil ser detectado le hablo simulando venir acompañado.

Saludos extranjero, se encuentra en los bosques de Sandorai, tierra protegida por Imbar y los elfos.  Si su intención no es dañar a los bosques o los seres que lo habitan puede permanecer el tiempo que lo necesite o continuar su camino, si en cambio es un ser sediento de sangre u otra criatura oscura tenga presente que defenderemos nuestro territorio y podría ser atacado.
Oculto tras el árbol Fingolfin esperaba respuesta a su discurso.
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Sáb Jun 10 2017, 17:28

Disfrutaba del sabroso sabor a carne recién calentada mientras la grasa me corría por la comisura de los labios mientras arrancaba pedazos de carne de la vara que tenia en la mano, no tarde en terminarme la comida y luego chupar mis dedos y limpiar la grasa de mi boca con el dorso de la mano para luego apoyar mi espalda mejor contra el tronco y acomodándome para luego empezar a cerrar los ojos cuando unos sonidos de pisadas me llamaron la atención aunque trate de no prestarle atención hasta que escuche el sonido de la voz de un hombre de donde venia no podría aver dicho con certeza de donde de seguro que el sueño tampoco me ayudaba mucho, cuando el sujeto termino no pude evitar soltar un bostezo el cual ahogué tapándome la boca con la mano -Perdón por eso - Dije de una forma amigable para luego acomodar la manta con la que me cubría ya que se me caía de los hombros - No me compares jamas con un chupa sangre y tampoco te preocupes que no le are daño ni a los bosques ni a sus habitantes asi que podéis estar tranquilo - Dije con los ojos cerrados mientras me volvía a acomodar - Solo pediré que no me espiéis desde los arboles - Abrí los ojos y mire hacia las copas de los arboles sin saber donde estaba el sujeto.

Me empecé a sentir algo incomoda ya que de algún lugar el sujeto me seguí mirando y no me encontraba de una forma en la que eso me pudiera gustar mucho asi que me levante y tome mis ropas para luego soltar la manta y volver a vestirme, las ropas ya estaban mucho mas secas pero no totalmente pero seria mejor que estar desnuda por el bosque, me volví a sentar esta bes sobre la cobija mientras trenzaba mi cabello ya seco y lo sujetaba en la punta con una tira de tela - Al menos si me seguirá espiando debería disimular el aroma de miel que tiene enzima - dije mientras terminaba de arreglar mi abrigo para volver a enderezarme contra el tronco del árbol - De donde vengo es de mala educación - No pude evitar soltar una risa - Bajad no te morderé... No en esta forma eso se lo prometo - Dije mirando las copas oscuras de los arboles.

Algo que le hacia familiar ademas del aroma a miel era ese aroma que tenían los elfos, solo había sentido ese aroma al comienzo del viaje y aquel elfo extraño, pero no me entraba ¿Por que se oculta?¿No se supone que los extraños se deben esconder? O simplemente los papeles se habían cambiado lo cual pensar en ello me daba gracia - Perdón por ser tan parlanchina - Dije con una sonrisa y un bostezo.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Dom Jun 11 2017, 07:12

La respuesta no tardó en llegar y para tranquilidad del elfo, no había sido descubierto, buen trabajo después de todo, aunque su treta de simular ser más no había funcionado.
La voz sonaba amistosa, de una mujer, lo que le hizo distenderse.  Su naturaleza desconfiada aún dudaba de las intenciones de toda persona que pasará, pero la joven pareció sincera, podía ser peligrosa pero el sueño que parecía tener la extranjera le hacía poco amenazante por lo menos en teoría.

Bajó del árbol y decidió acercarse aún con un poco de cautela y conocer a la visitante.
Saludo nuevamente en tono formal, desde una distancia prudencial, con los brazos alejados del cuerpo y mostrando claramente su falta de mano derecha
Bienvenida visitante a la tierra de los elfos, sepa disculpar el recibimiento pero es mi trabajo conocer las intenciones de todo visitante de Sandorai, siempre que pase cerca claro, además de revisar cualquier posible foco de incendio, decía señalando hacia la fogata, que en este caso no hay peligro, pero hay que mirar.

Se fue acercando mientras hablaba con actitud un poco más amigable al ver la contagiosa sonrisa con la que era recibido.
A corta distancia agregó:  La pregunta ¿Qué hace una mujer sola en el bosque por la  noche? es demasiado obvia pero la tengo que hacer. dijo con un encogimiento de hombros.
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Mar Jun 13 2017, 23:51

Al parecer el elfo ya no necesitaba estarme espiando ya que había bajado como le sugerí, por las cosas que me había dicho pude suponer que era un guardabosques, uno un tanto peculiar, no solo por su aspecto despreocupado y descuidado sino también por el muñón de su mano derecha lo cual me llamaba mucho la atención pero trate de no parecer muy curiosa lo cual no logre evitar aunque su pregunta la cual logro sacarme del trance que el muñón causaba - Pues creo que es algo obvio lo que estoy haciendo - dije con una sonrisa rascándome la nuca - Ademas que sea mujer no significa que no me sepa defender - le dije de forma amigable para luego echarme a un lado de la manta y darle un poco de espacio para que se sentara sobre la manta si eso gustaba - ¿Como perdiste la mano? - dije para luego darme cuenta de la imprudencia que acababa de cometer por lo cual mire al elfo con los ojos como platos algo apenada por que de seguro lo había ofendido Bien echo genia ya la embarraste recién llegando a Sandorai - Oye lo siento no quise ser imprudente - dije rascándome el brazo de la cicatriz.

Pero que buena soy, ya había empezado con mis estupideces asi que lo mejor que pude hacer fue buscar un tema de conversación para tratar de desviar la vergüenza de mi pregunta - No responda a mi pregunta no... No es importante - pensé en algo rápido y allí me llego la idea - ¿Cual es la ruta para recorrer Sandorai mas rápido sin perderme tanto por el bosque? - dije de forma amigable, que mejor forma de cambiar de tema que con este, un guardabosques debe conocer muy bien el bosque ¿No?.

Me quede mirando el fuego mientras esperaba la respuesta del elfo mirando de forma mas disimulada el muñón de donde debería estar la mano derecha, y tenia que admitir que aunque le faltara una mano seguía teniendo un aspecto muy simpático.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Mar Jun 20 2017, 06:53

El elfo no encontró nada sospechoso en el lugar ni en la visitante, por lo que se fue guardando su natural desconfianza aceptando la versión de la mujer.
En principio permaneció de pie a pesar de la invitación a tomar asiento en una manta.
Para Fingolfin fue notorio la curiosidad que despertaba la falta de su mano derecha, lo que le despertaba una simpatía por tener el mismo tipo de debilidad, y ante la pregunta sobre ello que después fue retirada, decidió bromear sobre ello como tenía costumbre.

Le contestó con actuada seriedad Verá señorita, tiene razón en decir que no tengo porque responder a la pregunta, es un tema que me trae malos recuerdos que no tengo intención de recordar, especialmente cuando no le conozco de nada. Dejó que el silencio siguiente hiciera el resto mientras miraba la reacción que provocaba, aguantando la cara de ofendido, pero pronto la abandonó con una risa.. Jajaja No.. esta todo bien, no me molesta. Es más, aunque sea un episodio complicado de recordar, acepto completamente mi particularidad, incluso todos en mi aldea me conocen como Erchamion que quiere decir el manco, estoy bien con eso. Aun le puedo dar una mano a quien lo necesite. dijo en tono divertido pero se puso un poco más melancólico al agregar, del episodio en si, tengo pocos recuerdos, fue cuando era niño, en una emboscada, no recuerdo como perdí el conocimiento y desperté al otro día mal herido y ya con la mano amputada.  Sospecho fueron vampiros pero no puedo asegurarlo. Con un tono despectivo y de odio al mencionar a los vampiros.

En este punto el elfo finalmente decide sentarse sobre la hierba, a pocos metros del fuego y de la mujer.
En cuanto a recorridas por el bosque no se exactamente que desea ver, hay algunos árboles muy grandes y antiguos, que son hogar de muchas especies de aves, antes habían templos, pero fueron incendiados de los que quedan las ruinas. No pensaba ni podía hablarle del árbol madre, lugar prohibido para quien no fuera elfo.
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Jue Jun 22 2017, 03:26

Me encojo de hombros al escuchar la risa del elfo pero no pude evitar unírmele después de unos instantes, lo mire con atención mientras se sentaba al frente de mi y soltar otra risa sobre su comentario de lo de las rutas - Pues quiero ver todo el bosque lo mas rápido posible y no perderme de las cosas lindas de este bosque - dije mientras me acomodaba contra el árbol mirando el fuego mientras crepitaba - No me importa ver ruinas, quiero ver las hermosuras de este bosque que ya a simple vista es muy diferente al del que crecí - dije mientras un bostezo se me escapaba me a recostaba sobre la cobija para luego ver al elfo atreves de las llamas - Lunargenta era mas poblado asi que no me sentía tan perdida pero un bosque es mas grande y cualquiera que no lo conozca se pierde en sus entrañas ademas... - dije soltando una risita - No creo que allá muchas personas cerca para pedir indicaciones - dije mientras pase a mirar las copas de los arboles que en la oscuridad podían confundirse con un cielo sin luna ni estrellas.

No pude empezar a sentir los ojos pesados asi que me volví a sentarme sobre la manta - Perdón es que el sueño esta ganando la batalla - dije entre bostezo y bostezo mientras tapaba mi boca con la mano - ¿Se quedara o se ira? - no me había notado la brusquedad de la pregunta hasta que sacudí la cabeza - Perdón es que quiero saber por que no creo aguantar mucho de pie... Sentada - corregí mientras volvía a bostezar mientras comenzaba a cabecear.

Sin pasar mucho tiempo me volví a acomodar olvidado al elfo mientras me acurrucaba en la cobija y los pesados parpados se serraron dejándome en una oscuridad tranquilizadora hasta dejar de escuchar el crepitar del fuego mientras inconscientemente me hacia un ovillo.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Mar Jun 27 2017, 13:35

La charla sobre posibles rutas dejó al elfo pensando que la joven pudiera necesitar un guía para la recorrida y eso podría ser entretenido, mostrar a alguien mas bellezas naturales, y a la vez evitar problemas con territorios prohibidos.
La charla llegó a su fin por lo avanzado de la noche y el sueño de la mujer. Lo que dejó al elfo pensando parece que no tendría posibilidades en la profesión de bardo, la audiencia podría quedarse dormida y eso no da dinero y fama.

Ante la pregunta de si se quedaría, Fingolfin meditaba su respuesta cuando se dio cuenta que la misma no sería oída, la joven ya no escuchaba más, dormida cerca del fuego.
Decidió marcharse, debería hacer algo con su ropa manchada con miel además de dejar algo de privacidad. Lo que dejaba el problema de cómo contestar, debería escribir la respuesta reflexiono el elfo, y tomó un trozo de madera carbonizada para escribir sobre una piedra con una cara lisa que era usada para evitar que el fuego se propagara, seguramente podrá verla por la mañana. Escribió simplemente “volveré”, pero tuvo que hacerlo dos veces porque la primera vez, sin darse cuenta, la había escrito en caracteres élficos.

Su refugio estaba algo lejos, llegando en casi una hora de caminata a buen paso igualmente atento a posibles peligros. Se quedó dormido casi de inmediato por el cansancio y lo avanzado de la noche.
La costumbre ayudó a que se despertara poco después del amanecer. Luego de un baño en el río y con ropa limpia recorrió el camino que había hecho la noche anterior en sentido inverso, orientándose fácilmente por el bosque que tenía aprendido de memoria.
Llegando nuevamente a donde estaba la fogata anunció su presencia simplemente con un Buenos días
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Mar Jun 27 2017, 19:29

Lo ultimo que recordé antes de quedarme dormida fue que no estaba sola, asi que cuando la idea se acentuó me desperté de golpe, para luego mirar a mi alrededor, tenia las piernas acalambradas por dormir con ellas dobladas asi que las estire para luego masajearlas un poco y quitar el hormigueo y un poco del calambre para luego despertarme y quitarme el abrigo ya que no soportaba el calor - Valla que forma de despertar... Con la cara mojada - dije mientras amarraba el abrigo en mi cintura para luego pasar a ponerme las botas cuando note sobre una piedra que estaba cerca de mi y me fije que tenia algo escrito algo que costaba entender por la textura de la piedra pero luego de una pelea para adivinar que decía descubrí que decía "Volveré" y me quede pensando hasta que me acorde del elfo del cual no había rastro por ningún lado.

Empece a recoger mi manta y guardarla en mi bolso para luego dedicarme a re apagar la cenizas del fuego por si acaso, ya que no tenia agua a la mano tome un puñado de arena y la eche enzima de las cenizas para confirmar que estuvieran apagadas, me sacudí las manos en mi pantalón para luego tomar el bolso - Supongo que no vendrá - pero ni un minuto paso cuando la voz del elfo salio de la nada lo cual iso que girara sobre mi misma para verlo y devolverle el saludo - Buenos dias - le dedique una sonrisa - Supongo que si me dará el recorrido ¿No? - dije algo ansiosa casi como una niña.

Camine entre los arboles para volver al sendero principal del bosque el cual se veía muy diferente de como lo había visto anoche esta vez si se veía a donde iba - A por cierto mi nombre es Zukura - dije extendiendo mi mano de modo de presentación amistosa esperando conocer el nombre de mi nuevo guia.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Sáb Jul 01 2017, 09:32

La prueba como guía comenzaba para el elfo, no es que pretendiera dedicarse a eso, pero no estaba nada mal hacer algo diferente sin descuidar su ocupación como guardabosques.
Un agradable día primaveral era ideal para apreciar la belleza del bosque en su plenitud.

Llegado el turno de las presentaciones, saludo amablemente dando la mano que le era tendida.
Hola, mi nombre es Fingolfin, pero como le contaba anoche me dicen Erchamion, puede llamarme como guste.
Cuando lo desee podemos salir, no hay un recorrido fijo pero hay algunos lugares fascinantes para quien gusta de apreciar la belleza de la naturaleza.
Espero no tenga alergia al polen, ya que abundan flores silvestres en determinados claros, y en esta época el viento lo esparce a voluntad.
También hay árboles muy antiguos, o variedad de fauna que solo vive por aquí, siempre que se dejen ver claro. No se que le gustaría ver específicamente o todo lo que Sandorai puede ofrecer.


Hablaba con entusiasmo describiendo los atributos del bosque que tenía por misión cuidar.
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Sáb Jul 01 2017, 15:39

Fingolfin era el nombre del elfo que tomaría el papel de guia del recorrido - Es un gusto Fingolfin el manco ¿No te molesta si te llamo Fin? - dije para luego soltarle la mano y escuchar su explicación sobre el recorrido - Ya te dije que quiero ver los mejores lugares del bosque de Sandorai - dije para luego mirarlo con ansias - No soy alérgica al polen asi que yo te preocupes por ello - dije con gesto despreocupado para empezar a caminar por el sendero y me detuve en seco para luego voltear a ver a Fin - Perdón, tiendo a caminar algo rápido y yo debo seguirte a ti - dije mientras lo esperaba para que siguiéramos el mismo ritmo asi también me podría contar un poco mas sobre los elfos.

Mientras caminaba por el sendero junto con Fin y voltee a mirarlo - Oye cuéntame una leyenda elfica por favor es que casi no se de elfos y los dos elfos que conocí antes que tu no me dijieron mucho que digamos - al mencionar eso me vuelve la imagen de Arethusa tocando el violín y su forma infantil que la hacia tan agradable y alegra a todos los que estaban cerca.

Mientras caminábamos escuchaba los ruidos de las criaturitas que correteaban por los arboles y por el suelo las que hacían crujir las hojas y ramitas mientras sus aromas me llegaban,los de los que estaban cerca de nosotros - ¿Cual es tu planta y animal favorito? - pregunte mientras caminaba y miraba a todos lados mientras las copas de los arboles bailaban muy alto sobre nosotros y hacían que su melodía recorriera el lugar.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Jue Jul 06 2017, 06:41

El elfo comenzaba la recorrida por el bosque, aun no tenia definido los lugares a visitar, por ser la primera vez que hacía de guía, iba decidiendo según un plan aún no completamente definido.
Empezaría por un lugar en la periferia del bosque, que se llamaba el claro de las flores voladoras, que es un espacio donde la brisa de primavera hace volar las semillas de muchas flores silvestres.

Hacia ese lugar se fue dirigiendo la excursión hablando amablemente. Ante la pregunta de leyendas de su raza Fingolfin se quedó recordando, buscando en su memoria alguna bonita historia de las que le contaban de niño.  No conseguía recordar ninguna en especial cuando un conejo salió corriendo a pocos pasos de donde estaban creyéndose descubierto, eso le hizo recordar una leyenda que le contó su madre hace ya muchos años.

Leyendas, ummm no recuerdo ahora, ahh pues le contare sobre las orejas de los conejos.

Al principio del los tiempos los conejos no eran como ahora, pues tenían las orejas  pequeñitas, muy parecidas a las de los gatos. Todos estaban conformes con su aspecto menos un conejito que solía estar muy triste. Cada vez que veía su reflejo en las cristalinas aguas del lago, se sentía un ser insignificante.
– ¡Qué pequeño soy! – se lamentaba.
De vez en cuando se quedaba mirando a los osos, grandes y fieros, o a los elefantes, tan fuertes como inteligentes, y pensaba que no era justo que él fuera un ser chiquitito y peludo.
– ¡Cuánto me gustaría tener un cuerpo enorme para pasearme orgulloso ante todos los animales! – comentaba a menudo el conejo a su amiga la lechuza.
El ave, sin duda una de las más listas del reino animal, ya estaba un poco harta de escuchar sus quejas, así que decidió poner fin al asunto.
– Amigo conejo, no puedes seguir tan obsesionado. Eres estupendo tal y como eres, pero si vas a seguir sufriendo, te aconsejo que subas a la montaña que hay junto al río. Allí vive un dios que a lo mejor podrá ayudarte.
– Buena idea, amiga – dijo el conejo con ilusión – ¡Ahora mismo voy hacia allí!
El conejo cogió un saquito con algunos alimentos y salió corriendo hacia la montaña. Cuando llegó a la cima, se encontró al dios dormitando sobre una enorme silla de madera.
– ¡Buenas tardes, señor! Disculpe que le moleste, pero necesito su ayuda urgentemente.
– ¡Espero que sea algo importante porque mi descanso también lo es! – gruñó el dios mientras observaba al pequeño animal que le miraba ansioso con sus ojos redonditos.
– Verá… He tenido la mala fortuna de nacer pequeño y mi sueño sería ser un animal grande y majestuoso como el oso o el elefante.
– Bueno… Lo que me pides es algo que puedo concederte, pero a cambio, tendrás que traerme las pieles de tres animales: la piel de un mono, la piel de una serpiente y la piel de un cocodrilo, antes de mañana al anochecer.
– ¡Trato hecho! Cumpliré mi cometido y en unas horas estaré de vuelta.
El conejo, feliz, bajó la montaña a tanta velocidad que desde lejos parecía una bola de nieve rodando ladera abajo. Casualmente, al llegar a un claro del bosque, se encontró a sus amigos el mono, la serpiente y el cocodrilo tomando  el sol y hablando de sus cosas.
– ¡Chicos, chicos, necesito vuestra ayuda! El dios de la montaña me ha prometido que si le llevo vuestras pieles me convertirá en un animal enorme y al fin podré cumplir mi deseo ¿Os importaría prestármelas durante unas horas? Hoy hace mucho calor, así que no tenéis que preocuparos por coger un resfriado – explicó el conejo, tratando de sonar convincente.
Sus amigos, que querían mucho al conejito, se desnudaron y metieron sus pieles en la bolsa. Al poco rato, el conejo ya estaba camino de vuelta a la montaña, si bien esta vez iba a paso lento porque la carga pesaba demasiado.
De nuevo, se encontró al dios roncando con tanta fuerza que sus resoplidos parecían truenos en una noche de tormenta. Sin amedrentarse, el conejo se plantó frente a él y le llamó.
– ¡Señor, señor, despierte! Aquí me tiene con lo que me encargó.
El dios, desperezándose, miró curioso al diligente animal.
– Cierto, aquí está la piel del cocodrilo, la piel de la serpiente y la piel del mono… Acabas de demostrarme que eres un conejo audaz, intrépido y que cumple los acuerdos. Voy a recompensarte, pero no exactamente con lo que hablamos.
– ¿Cómo? ¿Qué no me va a ayudar como prometió? – se ofendió el conejo poniendo cara de agobio.
– Verás, conejito… – razonó el dios – Eres un ser muy listo y todos te quieren ¡Hasta tus amigos te prestan su piel! Ya quisieran muchos animales grandes a los que tanto admiras, ser tan buenos como tú.
El conejo no comprendía nada…
– He pensado – continuó hablando el dios con sabiduría – que no necesitas aumentar tu tamaño, sino algo que será mucho más útil para ti.
El dios se agachó y tocó las pequeñas orejas del conejo, que automáticamente se alargaron y se quedaron derechitas mirando hacia el cielo.
–  Estas orejas te servirán para oírlo todo y mantenerte alerta de los peligros del bosque. Escucharás si se acerca un enemigo con mucha más claridad. Este don que te concedo, junto con tu agilidad y tu audacia, te permitirán vivir mucho más tranquilo y a salvo de los depredadores.
El conejo pensó que era una idea buenísima y se quedó encantado con sus nuevas orejas. Desde entonces, todos los conejos del mundo nacen con orejas muy largas aunque su cuerpo siga siendo chiquitito.


No es una historia de elfos pero ya recordaré alguna otra. Hay cosas que nos caracterizan como nuestra curiosidad, el gusto por la ciencia, por el conocimiento y a sabiduría. Nuestra destreza y belleza.
Dijo intentando no parecer arrogante. No todos somos buenos, a veces nuestra curiosidad y búsqueda de conocimiento nos puede llevar por caminos no muy recomendables, la búsqueda del poder al precio que sea. Amamos los bosques y somos buenos arqueros.

Poco después le llegaba una nueva pregunta sobre animales y plantas a lo que respondió  algo sorprendido por tanta curiosidad.
Pues animales me gustan las aves, adoro ver la mecánica de vuelo de todo tipo de animales, desde un gorrión a un dragón, es una fascinación que tengo de niño. Esperando que alguna vez pueda ser tan libre como los pájaros. Y en cuanto a plantas, como muchos elfos tengo devoción por los árboles, y su majestuosidad, siento un gran respeto por su misión en la tierra, y una idea fantástica de que algún día si vuelven a verse amenazados pudieran levantarse y defenderse como nosotros lo haríamos. En caso de que alguno de ustedes los humanos quisieran volver a incendiar nuestros bosques. Terminó diciendo esto con algo de recelo, no parecía incendiaria pero eso le habían dicho que habían hecho los humanos mucho tiempo atrás.
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Jue Jul 06 2017, 11:18

Me quede atenta a las historias que el elfo contaba sobre un conejito, y se notaba que era una historia para niños pero era entretenida y eran mas tranquilas que las que me contaban de pequeña, luego me conto sobro lo que les gusta a la gran mayoría de elfos no pude evitar una risita - Si y hay que admitir que son muy sabios - dije mirándolo y me puse a su lado para mirarlo mejor - Mi padre siempre le molestaba que mi abuela nos contara historias de elfos o oledores de flores, mas que todo cuando se las contaba a mis hermanos - dije con una sonrisa recordando los momentos que papa sacaba de la sala de la casa a mis hermanos para que hicieran labores de "hombres" - A mi me gustan los Canes, no se por que pero me gustan desde los perritos chiquitos hasta los lobos grandes - tal vez me gustaban por que yo también de sierto modo era como ellos - Pero también me gustan un poco los gatos mas que todo pequeños - luego de eso me conto que le gustaban los árboles, algo típico de los elfos supongo.

Me confundió con una humana cuando me conto de incendiar sus bosques pero no hubiera sido mi intención burlarme de lo que me contaba pero lla confusión de razas me hizo mucha gracia - Yo no soy humana soy Licántropo pero no te preocupes estando asi cualquiera se puede confundir - dije con una sonrisa mostrando unos pequeños caninos - Los Licántropos somos como cualquier otra especie pero muchos nos ven raros por que la gran mayoría vive mas es en su forma natural, aunque yo no me avergüenzo - deje mientras caminábamos y soltaba un estornudo por el polen - ¿A donde vamos hay muchas flores no? - dije soltando otro estornudo Me da picazón en la nariz - dije rascándome la nariz.

Luego de un rato llegamos a un claro el cual estaba lleno de hermosas flores de todos los colores y olores sentía unos dulzones otros no olían tan bien pero se veían lindas todas juntas allí - Este lugar es muy hermoso - dije mientras me rascaba la nariz - Pero el polen me volverá loca - dije mientras caminaba de regreso al camino mientras silbaba una cancioncita - Oye ¿Seria mucho problema si cazará por estos bosque sin permiso? - pregunte de repente por que si mal no recordaba ya no tenia comida para mi viaje.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Lun Jul 10 2017, 04:26

La charla en la excursión era amigable. Aveces llegando a opiniones divididas pero con buen trato, era una buena oportunidad para aprender entre culturas diferentes.
En esa oportunidad el elfo pudo averiguar aunque sin pretenderlo que su acompañante era una licantropa, no se lo esperaba pero eso explicaba muchas cosas, como el hecho de que estuviera tan cómoda en el bosque y en solitario. Eso le aclaro otras cosas como que era probable que su acercamiento inicial fuera descubierto con facilidad por el buen olfato clásico de esa raza.

Vaya una licántropo, primera vez que conozco a una por lo menos conscientemente.
No me contaron gran cosa de ustedes, pero el hecho de que respeten los bosques es bueno para mi, además de compartir un enemigo común como los vampiros hace probable de que nos llevemos bien.
Cuando menciono a los vampiros lo hizo con un tono de desagrado, era algo que no podía evitar.

Le llevó hasta el prado de las flores voladoras, un bonito lugar pero talvez pero notaba las dificultades que podría producir en su olfato ahora que conocía un poco mas sobre su compañia.

Mientras pensaba por donde continuar le preguntó sobre la posibilidad de cazar en el bosque. Algo de lo que no era entusiasta pero entendía la sabiduría de la naturaleza.
Bueno, aunque no es de mi agrado no tengo problema en que se caze para comer, si me molesta lo que llaman caza deportiva o cuando lo hacen por cuero, marfil o hastas.
Entiendo que la sabiduría de Imbar en crear las cadenas alimenticias, para mantener las especies en un número acorde a las posibilidades del ambiente.
Por mi parte soy vegetariano,  no me gusta  la idea de ser causa de sufrimiento de cualquier ser sintiente. Pero puede igualmente cumplir mi papel de guía, el mejor lugar para eso es cerca del río, que no está muy lejos, yo me conformo con encontrar un buen árbol de frutos de estación.
Y hacia ese lugar fue dirigiendo sus pasos.
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Lun Jul 10 2017, 22:54

Solté un ultimo estornudo para luego sonreírle gracias a la respuesta, la cual fue una autorización para poder cazar algo para comer mas tarde, vi por ultima vez el claro de las flores para luego seguir nuestro camino por el bosque - Gracias ¿Quieres ver la transformación de un licántropo? - le pregunte mientras caminábamos hacia el rio en donde según el elfo serio mejor cazar - Oye... ¿Enserio no comes carne? - le pregunte algo extrañada ya que sinceramente los vegetales no eran mis favoritos, mas la carne, ya fuera cruda o asada se sentía bien su sabor salado y jugoso cuando estaba asado o tierna y blanda cuando estaba cruda con el sabor de la sangre, solo pensar en eso las tripas empezaron a gruñir lo cual iso que me sonará la pansa - Que hambre me dio por hablar de comida - dije cuando de repente escuche el murmullo del agua correr lo cual me indicaba que estaba próximo.

Pero otro ruido llamo mi atención eran pisadas no de persona sino de animal por el ritmo de cuatro patas lo cual iso que me volviera a sonar las tripas - ¿Falta mucho para el rio? - pregunte mientras seguíamos el camino hacia el rio el cual su murmullo aumentaba mas haciéndose mas notorio y yo suponía que el elfo ya lo empezaba a escuchar y allí me llego la pregunta que me hacia desde pequeña - No es por ser ofensiva pero... ¿Por que los elfos tienen las orejas puntiagudas? - lo mire curiosa esperando la respuesta mientras caminábamos hacia el rio.

Pero que preguntas son las que hago... ¿Y si se enoja por eso? Tal vez fue ofensiva esa pregunta me dije a mi misma mie tras esperaba la respuesta del elfo.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Fingolfin el Lun Jul 17 2017, 08:08

El dúo abandonaba el claro de las flores voladoras animadamente, un pájaro cantor saludaba desde la copa de los árboles. Logró atraer miradas hacia su posición pero no solo de los caminantes a la distancia. Un gavilán también fue atraído hacia el desprevenido artista del canto. Cuando se dio cuenta del peligro ya era muy tarde, La naturaleza puede ser cruel con los desprevenidos.

A la consulta de si le gustaría ver una transformación licántropa, contestó afirmativamente, sin duda le daba curiosidad y suponía lo vería más adelante.

Llegando al río pudieron escuchar compañía, había algo o alguien por ahí. La densidad del bosque no permitía  al elfo hacer uso de su buena vista, tenía que valerse de otros instintos.
Por el momento permanecía atento y sin hacer ruido. Podría ser ser solamente algún ciervo o similar, que se dirigía también al río a beber, o alguno de sus depredadores.

En esa concentración le preguntan al elfo por la forma de sus orejas, lo que le sorprendió inicialmente, después se hizo la idea que además de curiosidad natural podía estar  intentando comparar quien tiene mejor oído,

Bueno Sakura también me hice esa pregunta de niño, pero no parece haber una gran explicación, o un capricho de Imbar, o simplemente genética, una particularidad heredada de los ancestros. Me temo que tampoco me hace recordar ninguna leyenda especialmente entretenida. Pero si se pregunta si la forma puntiaguda hace escuchar mejor también tendré que desilusionarte, no es habilidad principal en los elfos. Es bastante posible que tu escuches mejor con ese oído lobuno, pero de todas formas puedo escuchar el río y algo moverse cerca de aquí..
Fingolfin
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 18
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Zukura Kito el Lun Jul 17 2017, 17:10

No pude evitar soltar una pequeña sonrisa de vergüenza por la pregunta que había echo sobre las orejas de los elfos - Jeje bueno siempre e querido saber el por que son puntiagudas, por algo debe ser - dije con una sonrisa mientras el rio se hacia visible cada vez mas - Bueno cuando termine de cazar nos veremos allí - señale un árbol delgado, en comparación con los demás, que estaba mas cercano a la orilla del rio - Pero antes te mostrare la transformación - dije con una sonrisa mientras me quitaba el bolso, la correa que sostenía mi hacha y la muñequera, me acercaba a el elfo y dejarle mis cosas, para luego dar unos pasos atrás - Un lobo en camino - antes de empezar mire mi muñeca para asegurarme que tenia puesta la pulsera de cuero, al ver que seguía en su puesto me erguí para transformarme en un lobo gris común ya que tomar la forma de un lobo bípedo seria muy extraño. Me acerque al elfo con la lengua afuera para luego olfatearle un pie y luego sentarme sobre mis patas trasera y mirarlo fija mente para ver bien su expresión, me quede un poco para que tocara mi cabeza si quería,nunca me molesto eso, luego me levante para empezar una carrera hacia los arboles para perderme entre ellos.

***

Ya me había comido un par de conejos pero era necesario que buscara comida para llevar asi que me dedique a seguir el rastro de algunos conejos, ya que si cazaba un animal grande era mentira que me lo llevaría todo todo y dejarlo asi tal vez ofendiera al elfo y era lo ultimo que quería ya que de cierta forma era una invitada. Fuera como fuera no mataria a un animal grande.

Luego de un rato el rastro de los conejos por fin me llevo a una presa aunque me hubiera gustado que fueran mas pero ya me empezaba a cansar por correr detrás de unas bolas de pelos tan rápidas y también por el tiempo que llevaba transformada, me hacer que con cuidado de no hacer un ruido que asustara, aunque a pesar de todo mi esfuerzo las hojas nunca eran de fiar, mi presa salio corriendo y me toco ir detrás de ella y no dejar la huir. De los conejos que había cazado esa tarde no dejaría que ese fuera el primero en salirse con las suyas asi que no dejaría que saliera de mi alcance, me fui acercando cada vez mas hasta que por fin lo pude agarrar, al igual que los otros dos sentía su fuertes latidos y la respiración agitada aunque eso no evito que lo apretara hasta sentir el calor de la sangre en la lengua, el sabor mas delicioso y reconfortante que pudiese existir era el de la sangre de una presa. Me quede un rato allí parada recuperando el aliento para luego tomar camino de regreso al rio donde debería de estar el elfo esperándome, si es que no se hubiera aburrido de esperar y hubiera vuelto a su hogar, si volvió a su casa solo me quedaba esperar que no se hubiera llevado mis cosas con el.

Al escuchar el sonido del agua correr alegro mucho por que las patas ya me dolían, no me había fijado que me había separado tanto del rio pero fuera como fuera ya había terminado de cazar y ahora era tiempo de descansar, me acerque al árbol que le había dicho al elfo donde sería que nos encontraríamos cuándo volviera de casar, lo primero que hice fue soltar el cuerpo del conejo y des transformarme, me fije que mi ropa había vuelto a mi cuerpo tal y cual como Magita había dicho Bueno el regalo de Magita funciona a la perfección, cuando la vuelva aver le daré muchas gracias por el me dije para luego acercarme al rio y lavarle la sangre y la tierra luego metí la cabeza en el rio para beber toda el agua que podía - Que rico... - dije luego de sacar la cabeza del agua mientras me secaba el agua de la cara para luego levantarme y sentarme a los pies del árbol mientras respiraba agitado - ¿Donde estará Fin? - dije mientras miraba a mi alrededor - Ahorita lo busco - dije con un movimiento de la mano de forma despreocupada mientras pasaba a trenzarme de nuevo el cabello.
avatar
Cantidad de envíos : : 115
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche Callada [Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.