Últimos temas
» Donde el sol no llega
Hoy a las 10:53 por Ulareena Werner

» Habilidades de Cryz
Hoy a las 10:42 por Cryz

» Atributos
Hoy a las 09:56 por Ulareena Werner

» Damisela en apuros [Trabajo]
Hoy a las 08:56 por Ébano

» Los Calvarimes
Hoy a las 05:44 por Sigel

» Nymphaea
Hoy a las 05:42 por Sigel

» Calypse
Hoy a las 05:40 por Sigel

» Un Buen Descanso[Libre]
Hoy a las 05:33 por Zukura Kito

» -Plumas Nuevas-[Trama Clan Cuervos de Plata parte 5][Interpretativo][Petronella-Wallace-Aquila]
Hoy a las 05:09 por Wallace Mcgregor

» Nada es lo que parece. [Petronella/Frith]
Hoy a las 04:41 por Friðþjófur Rögnvaldsson


[Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Mensaje  Ger el Sáb Mayo 06 2017, 08:06



Calles de Baslodia. 04:00 a.m.
Las calles de Baslodia no solían albergar un gran ambiente a las cuatro de la madrugada y aquella. Además de borrachos y alguna que otra rata, lo único medianamente decente que se movía por allí era una pareja, un hombre y una mujer relativamente jóvenes, que caminaban uno agarrado del otro, vestidos elegantemente, parecían abandonar alguna fiesta de la nobleza. Y probablemente volvieran a casa.

-Ha sido la mejor noche de mi vida. Fue una suerte haberte encontrado Svetlana. – comentó el hombre en voz alta. No en vano, había conquistado el corazón de una de las mujeres más bellas de aquella fiesta: El de Svetlana Novikova. – Te amo. Eres la mujer de mi vida. – le dijo tomándola por los hombros, mientras la mujer.
-La primera vez que me ves y ya te has enamorado de mí… – dijo ella, con un cierto sarcasmo que el hombre no era capaz de pillar. – Eres todo un gavilán. ¿Queda mucho para llegar a tu casa? Ardo en deseos de conocerte mejor... por dentro. – se acercó a su oreja y le susurró al oído. - ¿Por qué no nos metemos en aquel callejón? No creo que pueda… Hm… Aguantarme las ganas. – susurró.

El hombre se detuvo y miró al callejón que la mujer le había sugerido. Aquel imbécil no había advertido que era una vampiresa, pero no parecían de terminar de gustarle los callejones oscuros. No era para menos.

-No… No lo sé, Svetlana… - comentó temeroso. - ¿Crees… que será buena idea? ¿Y si nos ataca un vampiro? – preguntó el tipo. Que ni sospechaba de la verdadera identidad de la mujer.
-Oh… Je,  ¿Un vampiro que te chupe toda la sangre? – la mujer en negro deslizó su mano desde su pecho hasta su barriga, acariciando parte de la pierna hasta detenerla en la entrepierna del joven. - Quizás prefieras que chupen otra cosa. ¿En serio vas a dejarme con las ganas?
-Joder… Qué mujer. - gritó el tipo, acalorado y nervioso. – ¡Al carajo! ¡Al callejón! – y tomó a la mujer del brazo y tiró de ella.

Craso error. Cuando Géminis vio que ya nadie podría verles en aquel callejón, comenzó a besarlo sensualmente por el cuello. Mientras al hombre le crecía otra cosa, lo que le crecía a Géminis eran sus colmillos. Estaba sedienta ya que llevaba más de dos días sin alimentarse de ninguna presa, todo para esperar a aquella dichosa fiesta de ricos donde, además de obtener un buen manjar, obtendría con fortuna las carteras de algún millonario.

En cuanto el hombre sintió los afilados y fríos colmillos de la vampiresa en su cuello ya se dio cuenta de que era demasiado tarde. La mujer hizo crecer sus uñas y las clavó en el cuello de éste, apretándolo con fuerza para impedir que gritase. A la vez que clavaba sus colmillos sobre la otra parte del cuello y succionaba su sangre. La increíble fuerza de la vampiresa le impedía además moverse. Estaba completamente a merced de la mujer, que cuando vio saciada su sed de sangre, lo liberó. Cayendo el hombre muerto en el acto.

-Un poco ácido para mi gusto. – protestó ella ante su nueva víctima. Relamiéndose los restos de sangre que aún impregnaban su boca, y agachándose al cuerpo de su víctima para cachear al hombre, agarrando la cartera - ¿Cien aeros? ¿Por qué los ricos seréis tan miserables? – se preguntó dando vueltas con la cabeza. – Sólo qunientos aeros esta noche. Qué mal. – comentó contando todos los billetes que había reunido de carteras robadas a lo largo de la noche.
Géminis:


* * * * * * * * * * *

Bienvenido/a futuro miembro de la banda: Estos pequeños desafíos de reclutamiento servirán para que conozcáis mejor a los miembros de la banda. En este caso, tu misión será reclutar a Géminis. Has visto el cartel en el tablón de anuncios de la guardia y eres consciente de los rumores que sugieren que Lazid pretende reunir a los miembros de la banda del Zodiaco para dar el mayor golpe jamás visto. Uno que os hará millonarios… ¡a todos! El asalto al Banco Real de Lunargenta.

Es entonces cuando, aquella oscura noche en Roilkat, ves a esta extraña pareja y te percatas de que uno de ellos es Géminis. Tendrás que describir las motivaciones que te llevan a reunir a la banda y, tras ver todo el espectáculo montado por la vampiresa, dirigir cómo reaccionar ante ella. Tienes total libertad para elegir la manera de dirigirte a ella: De primeras no le gustará que la hayas sorprendido en plena caza. Lo que hagas influirá en tu relación con este miembro de la banda.

Tienes libertad para utilizar al personaje.

Recompensa:

-3 ptos de experiencia base + 2 ptos en función de la originalidad del usuario.
-Acceso a misión: “El gran golpe”

Inscripciones Aquí
Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 642
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Mensaje  Karkaran el Lun Mayo 08 2017, 17:40

La luna estaba en fase de Menguante Gibosa.

Tumbado en el tejado como estaba, mirar al cielo era lo que en ese momento vi como mejor alternativa.
Había acabado subiendo ahí tras el incidente con una cortesana un par de manzanas más al centro de la ciudad. Lo cierto era que había entrado en el burdel únicamente para conseguir algo de pillaje y joyería fácil de vender, puesto que, como todos sabían en esta ciudad, no hay mejores regalos que los que se hacen a las putas.
Esa noche, aunque estaba bastante despejado, algunas nubes sueltas impedían ver muchas de las constelaciones en su mayor esplendor, dejando solo algunas estrellas sueltas al azar.
Alcé el brazo y apunté hacia una de las pocas constelaciones que se veían completas.

- Orion... - Murmuré por lo bajo. - Canis minor... Canis maior... Entre los canes esta el unicornio... Y luego encima...

Deje mi brazo alzado tras dibujar las lineas que componían a Geminis. Me incorporé de nuevo, colocando ambas manos bajo mi cabeza y cruzando las piernas sobre el tejado. "El gilipollas que viese en esas lineas dos perros y dos gemelos debía estar borracho como un puto barril" Pensé para mis adentros, tratando de encontrar una postura cómoda entre las tejas y las coreas del tejado. Cuando por fin encontré una postura que era bastante agradable, empecé a notar como, poco a poco, parecía que realmente iba a conseguir pegar ojo esa noche de mierda, pero entonces...

-Joder… Qué mujer... ¡Al carajo! ¡Al callejón!

Abrí los ojos en silencio, dando un suspiro.
"Mierda de hombre, mierda de mujer y mierda de..." Pensé mientras me asomaba con precaución hacia el callejón que había bajo el tejado donde me había decidido a pasar la noche. Allí abajo, en la calle, una pareja se adentraba en el callejón. Ambos con apariencia adinerada y no más de unos veintitantos inviernos a sus espaldas.
El hombre parecía a punto de sufrir una embolia o un infarto de la forma en que respiraba y se estremecía entre sudores. "¿No tenéis casa para iros a daros mutuamente?" Dije en silencio y a nadie en concreto. Suspiré de nuevo, apoyando mi cabeza en mi mano. Al menos, la noche no iba a ser del todo aburrida. Ver como follaban a una buena moza en medio de la calle siempre era algo digno de recordar...

Y cuando parecía que realmente empezaba la cosa... Entonces todo cambio de repente.

Noté como el hombre se estremecía. Pude ver algo de sangre en el cuello de el, donde ella tenia los dedos. Sus uñas habían crecido y habían perforado así muy hábilmente la laringe del hombre, impidiendo que el aire fuera hacia las cuerdas vocales y en lugar de eso, el único sonido que salia de su boca era un pequeño intento de grito que acababa convertido en susurro de muerte. Luego, sus colmillos dieron por fin el significado a la matanza.

"Oh..." Pensé subiendo las cejas, ligeramente sorprendido. "No era lo que esperaba..." Dije sin pena ni desilusión. Me encantaban los finales inesperados.

Pude ver como, tras caer muerto con un golpe sordo, la vampiresa se limpiaba los restos del festín y se ponía a cachear al tipo. Esta vez, me fije más en ella. En su piel. En su pelo. En su forma de moverse...

- Fíjate tu... - Dije para mí.- Las estrellas han caído esta noche...

En lo que había tardado yo en reconocer a la famosa ladrona, ella había acabado de cachear el cadáver del hombre. No parecía demasiado feliz con el resultado, puesto que su expresión era más bien de disgusto y algo de molestia. Incliné un poco la cabeza, intrigado. Puesto que, realmente, se trataba de una especie de celebridad. ¿Como debía encarar la situación?

"Tratala como cualquier persona normal, Kar" Dijo una voz en mi cabeza. Y tenía razón.

Los rumores del atraco. De reunir la banda... ¿Y si eran ciertos? No puede evitar sonreír bajo mi bufanda. "Hay que seguirla" Me dije. "Hay que convencerla para poder formar parte de eso..."

Así que me puse a tratarla como a cualquier otra noble de buen ver con la que yo me toparía: Acosarla en silencio y manteniendo una distancia.
Karkaran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Mensaje  Ger el Dom Mayo 14 2017, 15:37

Ella había aprendido a ser autosuficiente. Podía aparentar treinta y pocos años, pero llevaba ya más de un siglo manteniendo una vida solitaria, entregada a la supervivencia ante un sinfín de estigmas contra los vampiros. El deseo o el placer no eran sino parte de sus herramientas. Ella sabía lo que necesitaba y había aprendido a desarrollar sus mejor habilidades, entre las que se encontraban el hacer uso de sus "armas de mujer", para sobrevivir. Llevaba más de cien años en esa coyuntura y no le había ido mal. Quien confundiera a Svetlana con una vulgar ramera vampiresa estaba muy equivocado.

Entre otras muchas cosas, estaba acostumbrada a que la acechasen. Cazadores de vampiros, guardias, campesinos, o simplemente hombre deseosos de perderse entre sus piernas habían estado detrás de su figura. Y no siempre le venían de frente. Sus sentidos de dama de la noche estaban más desarrollados, y por ello no le costó saber que estaba siendo espiada.

Sentía que alguien la observaba. Por ello se camufló con las sombras y desapareció de la vista de Karkaran para su sorpresa. Y finalmente terminaría saltando sobre su cabeza, mostrándole por completo sus colmillos y derribándolo en el suelo.

-Tienes suerte de que ya haya cenado, guapo – le comentó mirándolo por todas partes. Pero no era un cazavampiros, ni tampoco un guardia de la ciudad. ¿Acaso era alguien deseoso de pasar una noche con ella? Sonrió divertida para sí misma. Habiendo cenado aquella era una idea que nunca veía mal. - ¡Oh, cariño! ¿No llevarás algo de dinero para mí, verdad? – le preguntó juguetona. Cacheando en sus bolsillos, pero no encontró nada. Aquel hombre no tenía un triste aero que cogerle. – Sin un aero… debo de estar en la ciudad de los pobres. – suspiró. – En fin. ¿Tienes algún motivo para espiarme o sólo quieres que follemos salvajemente? – La vampiresa le levantó con fuerza y lo soltó de nuevo en el estrecho callejón.

Cuando se dio la vuelta para continuar su camino, sintió justo frente a ella el recargar de un arma. Un hombre la estaba acechando en las sombras, ballesta de largo alcance en mano. -Estás muerta, Géminis. Tu cabeza vale demasiados aeros. – le dijo un cazador de vampiros. – Levanta las manos. – dijo sin dejar de apuntarle a la frente. Miró entonces a Karkaran. -  Aléjate de ella. Es peligrosa. - le advirtió

Ella rió pero levantó los brazos y no tenía otra escapatoria. - ¿Apuntando a una damisela a la cabeza? - Ya había tratado con aquella estirpe de cazadores de las islas illidenses. Los de la familia de las dos ricachonas aquellas. - ¡Oh! ¿Por qué tus jefas te envían a una muerte tan segura? ¿No se atreven a venir a jugar ellas mismas conmigo? – De la que alzó su mano, Svetlana giró sus dedos en un movimiento armónico, manteniendo una mirada seductora por el hombre e hipnotizándolo por completo. Había cometido un error de manual. El cazador quedó embelesado por su asombrosa belleza por medio de un hechizo de vampiro que ni siquiera pudo evitar. A continuación, la mujer sacó un puñal de su muslo y lo clavó a la altura del pecho de éste, haciéndole caer herido de gravedad de inmediato. La vampiresa lamió el puñal para limpiarlo. – Hmm… éste me gusta más. – sonrió la chupasangres. Luego miró de reojo a Karkaran. - ¿Y bien, vas a decirme qué quieres, cielo? ¿O vas a intentar lo que éste tipo?
-A… ayuda. – gemía el cazador mirando a Karkaran, al que quedaban apenas unos instantes de vida si nadie era capaz de atender. – Por favor… Ayúdame. – suplicaba.
-Qué poca pena me das. –siseó la vampiresa riéndose.

* * * * * * * *
Primero que nada: ¡Disculpa la tardanza! Estaba esperando a que se contestasen todos los desafíos.

¡Bienvenido! Veo que es tu primera misión con master. A título personal no suelo llevar gente nueva pues tengo fama de ser poco “user-friendly”, así que los usuarios prefieren acudir a otros masters antes de vérselas conmigo. Me alegra tu valentía (o tu ignorancia), pero al igual que hacen mis compañeros con los nuevos permíteme que te guíe y te de unos consejos en tus primeros pasos para que sepas como funcionamos. Eso sí, sobre todo, ¡diviértete!

Aunque os ponga una serie de comentarios o instrucciones, si veis una alternativa mejor podéis hacerla. Salvo que os lo advierta, ¡podéis hacer cualquier cosa que queráis en mis misiones! Sólo quiero que sepáis que las decisiones tienen consecuencias, y a veces no muy agradables.

Karkaran: De primeras no has interactuado con Géminis, sino que te has escondido de ella. No está mal. Como habrás notado ella es una vampiresa con los sentidos muy afinados(¿te imaginas que fuera una inútil? ¡Menuda ladrona de prestigio!) por ello es capaz de sentir casi todo, por lo que es capaz de sorprenderte. Para tu fortuna aparece un cazador de vampiros que la distrae y al que despacha rápidamente. Tendrás que darle alguna explicación de por qué la sigues a menos que quieras ser su próxima víctima, e importante, decidir si ayudas al moribundo cazador, buscándole auxilio si tu no sabes medicina, o si lo dejas morirse como un perro en la calle.

Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 642
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Mensaje  Karkaran el Dom Mayo 14 2017, 17:36

Había que reconocerlo. Seguir a una famosa vampiresa ladrona no había sido el mejor de mis planes... Pero la tentación era fuerte, y yo siempre he sabido que, más que débil, soy algo estúpido debido a esa insaciable curiosidad.
Sin embargo, no pude si no enfadarme conmigo mismo por haber sido detectado.

- No te respondería que no a la segunda opción... - Dije tranquilamente mientras ella mencionaba la posibilidad del sexo desenfrenado.

Y ambos nos giramos al oír los pequeños "clicks" que hacia el mecanismo de la ballesta. Un hombre, camuflado entre las sobras, apuntaba a ella con un tipo de ballesta de Estribo, pues el hueco de su punta era fácilmente visto por el reflejo del hierro. El, por su lado, no tenia nada en particular que lo hiciera destacar. Un pequeño bigote poblado y mugriento era lo único que se le movía mientras articulaba las palabras que soltó.

-Estás muerta, Géminis. Tu cabeza vale demasiados aeros. - Dijo el cazador - Levanta las manos.

Ella, por su lado, obedeció sonriente. No había rastro alguno de miedo o de nerviosismo en su semblante o en sus gestos. Incluso podría decirse que sonreía por la de veces que había practicado esa escena.

-  Aléjate de ella. Es peligrosa. -Me advirtió. No me alejé. Sin lugar a dudas, prefería estar antes cerca de una ladrona que de un cazador. Al menos, al lado de la ladrona estaba segura de que tampoco le haría gracia toparse con un guardia.
-¿Apuntando a una damisela a la cabeza? - Preguntó la vampiresa a mi lado. Cuando entraba en ese estado de jugar con la gente, me hacia sentir aun más humillado por haber sido descubierto. Pero guardé ese comentario para mi.

Tras un pequeño hechizo y un par de lineas más con el cazador, ella clavo deliberadamente un puñal (con un movimiento increíblemente rápido y preciso) que atravesó perfectamente el espacio entre las costillas de su pecho y se adentro sin demasiados problemas en su cuerpo. La mueca de dolor y placer ocultos mezclados en la tez de ese hombre fue algo que me hubiera gustado poder dibujar en ese momento.

-¿Y bien, vas a decirme qué quieres, cielo? ¿O vas a intentar lo que éste tipo?
- Para nada... - Dije yo sereno mientras me cruzaba de brazos y miraba la mirada de auxilio de ese hombre. - Me parece que ha quedado claro que podría pasarme si te busco mal...

El hombre alzó como pudo una mano hacia mi, yo la aparté de un manotazo y miré de reojo a la chupasangres.

- Traté de seguirte para tratar de abordarte en mejor momento. No consideraba que oportunar a un vampiro tras haber destrozado el cuello de un noble salido burgués fuese el mejor momento para una presentación. - Dije sin humor ni recochineo. Era mi opinión sincera, pero, por desgracia, nunca fui demasiado bueno a la hora de seleccionar las palabras más adecuadas. Volví la mirada hacia el hombre, que seguía desangrándose despacio. Hicé un gesto con la mano y empece a bloquear su entrada de aire por las fosas nasales. El hombre empezó a retorcerse incluso más agitadamente. Mire a la vampiresa.
- Quiero saber si los rumores del robo son ciertos, principalmente... - Explique tranquilo. Ya había sido atrapado, era cierto, pero eso no significaba que tuviera que rendirme ante la posibilidad de entrar a formar parte de ese gran asalto. - Muchos rateros de tres al cuarto han oído hablar de vuestra banda... Pero el ultimo rumor que corre es que estáis organizando algo gordo... Algo que podría acabar de jubilaros de una vez... - Entonces, decidí arriesgarme un tanto. Levanté aun más la vista y fije mi mirada en esos peligrosos ojos que bien podían acabar por ser mi perdición. - De ser así, me gustaría que contaseis con cierto brujo en ese asalto.

Poco a poco, el aire de ese hombre estaba dejando de estar en el. Su cara había pasado a un intenso color liliáceo por la falta de oxigeno, que parecía que iba acabar por reventar de un momento a otro las cuencas de sus ojos.
Si había una oportunidad... Una pequeña posibilidad de formar parte de eso... Había que aprovecharla. Exprimirla.
En silencio, mantenía la mirada a esa bella y peligrosa mujer, pues sabia que, o bien había metido la pata hasta el fondo, o, por razones milagrosas, los dioses que vigilaban las sombras, los asesinatos y los robos habían decidido ponerse de mi lado.
.
Karkaran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 176
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Mensaje  Ger el Dom Mayo 21 2017, 10:50

Karkaran no tenía malas intenciones contra la vampiresa. ¡Menos mal! Seguro que no querría acabar como el cazador al que ahora el brujo terminaba de rematar taponándole las fosas nasales. La vampiresa se pasó el dedo por el labio escuchándole, riéndose y escuchándole.

-Algo hay, amor… - contestó la vampiresa a su pregunta. – Pero no estoy segura. No me fío de Lazid Rajeesh. No es alguien en quien… confiar. – miró al cielo. – Pero sólo hay una manera de averiguar si trama algo. Habrá que preguntarle a él mismo. – sonrió. – Últimamente no me sobra el dinero, y estos ricos cada vez lo son menos. – miró con desprecio al tipo.

Géminis reía divertida conforme Karkaran lo asfixiaba. El hecho de que el tipo tuviese los pulmones encharcando su propia sangre le parecía divertido. De haber llamado a un médico, o tratar de haberle dado auxilio, sin duda habría hecho que desconfiara de ello. Pero ser un “capullo” era una habilidad que Karkaran compartía con más de un millar de personas en la ciudad de Baslodia o en cualquier otra. El brujo tendría que demostrar más a la banda si quería formar parte del robo. Pero su actitud parecía atractiva a Géminis, algo que por otro lado tampoco era demasiado difícil para la lujuriosa chupasangres.

-Eres un malote… - comentó con una voz sensual. – Y a mí me gustan los chicos malos. – le guiñó el ojo, se dio media vuelta y se dispuso a salir del callejón. – Lazid está en Lunargenta. Habrá que viajar un poco. – Miró al este, el sol parecía estar poniéndose. – Al atardecer. Espérame en las afueras, en la posada de la puerta Sur.

La vampiresa dio un beso en los labios a Karkaran y, nada más chocar con sus labios, en el mismo momento se esfumó, convirtiéndose en humo literalmente. Iba a amanecer, y de buen sabido era que los vampiros y el sol no se llevaban muy bien. El brujo tendría que esperar hasta la noche siguiente antes de volver a reencontrarse con la belleza. Lo que estaba claro era que, al menos, se había ganado su confianza: Permitiría que la acompañase a ver a Lazid, en Lunargenta.

* * * * * * * * *

Karkaran: ¡Has matado a un hombre! Eres un chico malo y… ¡eso está muy bien! Géminis se fía de ti y has conseguido una amiga (o algo más) para la misión final. La afinidad con ella te vendrá muy bien durante la misión. Aunque podrás establecer relaciones con el resto de miembros del grupo una vez los conozcas, es decir, cuando comience la misión una vez todos los desafíos estén completos.

¡Permanece atento!

Recompensas:

- Has obtenido 4 puntos de experiencia: 2 de base y 2 por la originalidad del usuario. (Ya se han sumado a tu perfil)
- Afinidad con Géminis: Durante la misión principal, podrás pedir ayuda a la vampiresa Géminis si está cerca y esta te ayudará. Evitando cualquier tirada de runa. Ella cargará las consecuencias (si hubiera) Únicamente una vez en la misión.
Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 642
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Desafío] La banda del Zodiaco: Géminis

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.