[Misión] El golpe del siglo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Tyr el Jue Jun 29 2017, 22:20

El miembro 'Destino' ha efectuado la acción siguiente: La voluntad de los dioses


'Runas' :

Resultados :



Representación de las runas:
Tyr
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 707
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Ger el Jue Jul 06 2017, 19:08

Karkaran era todo un galán, y Géminis no podía reprimir su deseo hacia el brujo. Se mordió la alargada uña de su dedo índice cuando éste se adentró en la cocina. ¿Le iba a traer un faisán? ¿Oricios? ¿Caviar? ¿Con qué la sorprendería esta vez? – Eres todo un gentleman. – dijo traviesa, jugando con él y sonriendo.

Señores, no pueden entrar a este lugar. – les reprendió rápidamente un camarero, pero poco podían hacer ante una Géminis que hacía el drama como si se sintiese mareada. Causando estragos por la cocina, momento que Ofiuco aprovecharía para envenenar un ponche que, cuando llegara

En el interior, Géminis pudo ver el acceso de una trampilla, por cuya posición rápidamente pudo deducir que se trataba de la salida del desagüe, o a los clacas, la primera de las entradas por la que habían rechazado entrar alguno de los mismos. Ese mismo pasillo conectaba directamente con el pozo diametralmente opuesto que habían visto antes, algo que la vampiresa pudo ver en cuanto se tiró al suelo para asomar la cabeza por la misma, haciéndose la mareada.

Desde su posición fuera de la cocina, pudieron ver como los camareros distribuían el ponche entre todos los invitados. Y todos cuantos lo probaron, que habría sido la mitad aproximadamente, acabaron sumidos en un profundo sueño. Aquello desató las alertas en la guardia. Que sumados, no tardaron en solicitar refuezos a la patrulla de Loreley, a ver qué ocurría.

A Géminis aquello le daba igual, ella miró de reojo y satisfactoriamente cuando salió de la cocina, miró con su sonrisa gatuna y pestañas pintadas el jolgorio y volvió a dirigirse a Karkaran, acercándose a él peligrosamente. – Eres un chico muy malo. – y le dio un pequeño beso en los labios. – Ahí dentro hay una salida, cielo. A la cloaca. Estoy segura de que me llevarás en brazo para que no me ensucie, ¿verdad? – sonrió pícara, sin despegarse demasiado. No era del tipo de mujer que necesitara ese tipo de ayuda, a fin de cuentas, se hacía murciélago y desaparecía. - Puede ser una buena vía de escape cuando tengamos el dinero. – comentó. – Ahora sólo hay que seguir buscando la manera de entrar. – sonrió. – Ten esto, te vendrá bien. – y le entregó un cuchillo jamonero que había robado de la cocina, ahora ambos iban armados.

A lo tonto y a lo bobo, habían descubierto una posible huida. Pero seguramente hubiese muchas más, y es que… ¿Eran seguras las cloacas? Eso estaba por ver.

* * * * * * * * * * * *

El sigilo es una definición que no se puede aplicar a los hombres bestia, en este caso, el adjetivo calificativo les venía que ni pintado, y es que los dos eran muy bestias. Tanto que el toro entró embistiendo todo cuanto enganchó, y con su martillo barría los borrachos como las amas de casa el polvo que se acumula tras los armarios. No se ofendan, damiselas, y es que la sociedad medieval era bestia, tanto como aquellos dos brutos.

Tan poco cuidado tuvieron, especialmente Tauro, que hasta se cortó con una de las espadas danzantes a la virulé, dañándose en el brazo. - ¡Muuuu! – mugió el toro. Lo que sustituía a una onomatopeya del dolor habitual. Y es que se había dado un corte por torpe.

Pero al menos tenían la llave, algo era algo. Y como el resto de guardias estaban centrados en Destino y Virgo, o en lo que sucedía en la plaza central, tampoco tenían mayor problemas.

-¿La tienes zorro? – preguntó a Zatch. Él sí que había quedado ileso. – Joder. Esa es la llave que me va a hacer millonario. – bramó, urgando el dedo en el aro que atravesaba a su nariz. – ¡Tenemos la llave! – bramó por el intercomunicador. – Seguid despistándolos que ya nos llevamos nosotros todo el oro. – bromeó, no tan a broma.

* * * * * * * * * * * *

-¡Mayday, mayday! – gritó Virgo al intercomunicador, de nuevo sólo Tauro y Aries lo oirían. – No sé que significa, pero lo ponía en las instrucciones. Chismes bios. Ya sabes. – se excusó en voz baja ante Destino. – Estamos muy jodidos. Nos están aprisionando en los baños - apuntó un apurado Virgo, escondido a la espalda de Escorpio.

Destino no tendría problemas para despachar a los guardias que allí estaban, podían ser fáciles víctimas para su espada. A pesar de que rompió un par de cañerías de los conductos que hicieron que el lugar comenzara a inundarse.

-¡Hay dos asesinos en los baños! Están atrincherados. Si salen, están muertos. – se escuchaba gritar fuera. Después de que cayeran los dos primeros guardias que entraban del sitio los siguientes ya se lo pensaron mejor. Aún así, arrinconados como estaban, era cuestión de tiempo que terminasen perdiendo. – ¡Llamad al capitán Loreley! Él los sacará. – se escuchó.
-¿Y cómo salimos de aquí, tío? – preguntó nervioso Virgo, y es que no parecía haber salida. Se escondió en el fondo de los mismos y rebuscó entre los azulejos, buscando una nueva salida. - ¿Los azulejos se pueden traspasar? – preguntó.

¡Pero por los dioses! Qué suerte tenían. Había un pequeño agujero entre uno de los azulejos en el que no parecía haber cemento ni ladrillo. Una pared claramente rota, tampoco es que tuvieran mejor opción. Salir era una posibilidad muy buena si querían acabar muertos.

Virgo se asomó por el pequeño orificio. – Hay… hay… - observó allí una serie de disfraces. - ¡Joder! ¡Escorpio ven a ver esto! ¡Hay tías desnudas! – clamó el adolescente, y es que era lo que parecía ser una especie de zona. – Y también un tipo. ¡Agh! Qué asco. – rectificó, mientras Destino aún vigilaba la puerta.

Quizás, escapar por allí era la única opción. ¿Un vestidor? Sí, probablemente para una función de teatro. Era frecuente en aquel tipo de eventos.

* * * * * * * * * * * *



Karkaran: ¡Éxito! Con tu acción has envenenado a muchos invitados y ahora hay un revuelo en el área central. Además, Gémenis te ha dado un arma blanca para defenderte. Absolutamente todos los guardias se encuentran concentrados en la zona central de la fiesta, y los que no, están con Virgo y Destino. No tardarán más de un turno en ponerse a buscar a los culpables. Acercarse a la plaza central ahora no es recomendable, a menos que quieras pasar tirando una runa, pero tampoco dispones de la llave. Ahora puedes explorar con libertad cualquiera de las otras dos puertas que no has visitado o bien dirigirte a la zona de los jardines, en estos dos casos os abordará allá donde vayáis la misteriosa pareja de vampiros que os perseguía, que ha aprovechado el revuelo para volver a acercarse. No deberás tirar runa salvo en el supuesto de que vayas a donde se encuentra la guardia.

Zatch: Runa pésima. Has conseguido la llave de la puerta central de acceso. Este sólo es uno de los varios accesos del edificio, pero habéis recibido heridas, golpe que se lleva Tauro, menos mal que es el más fuerte de todos los personajes y aún le quedan 2 vidas. Puedes volver por donde has venido, explorando la parte de la muralla que no has hecho, o puedes salir por la puerta al piso de abajo, donde no hay guardias pues Karkaran y Destino los han distraído a todos. Puede ser una buena opción ahora. Si optas por esta última te toparás con Géminis y Ofiuco, y deberéis ir con ellos juntos a donde quiera que se dirijan. Podéis decidir el destino por privado. Incluso si lo aclaráis, podéis ser vosotros dos quienes se encuentren con la dichosa parejita que persigue a Géminis. O podéis ir juntos los cuatro, si lo preferís. Recomiendo que comentéis vuestro gran avance al conseguir la llave. Sólo si vais a la zona de la fiesta, tendrás que tirar una runa.

Destino: Las runas han querido que tengas que bailar con la más fea. En esta ocasión, al menos, tu runa media te sirve para desquitarte de un par de guardias y terminar ileso por este turno, sin embargo, la suerte no es suficiente para dar esquinazo a los guardias y estos te han visto entrar y han pedido refuerzos. Ahora tienes una acumulación fuera, esperándoos. Si decides permanecer atrincherado en los baños, tendrás que describir un combate contra Héctor Loreley, que va hacia vosotros. Por el contrario, Virgo ha encontrado un muro débil que lleva a un vestidor, puedes derribarlo. Si hubieses llegado hasta aquí sin ser visto, te diría que disfrazarse podría ser una buena opción. Lamentablemente, en tu estado resultará imposible, y podrás o bien tender una trampa a los que te sigan con la ropa o bien salir del mismo hacia los jardines traseros, corriendo. Los tres actores del vestidor no os atacarán, no dejan de ser civiles. En cualquiera de los casos, tú tendrás que seguir tirando otra runa. Así hasta que los despistes y/o os capturen.



Última edición por Ger el Jue Jul 06 2017, 22:05, editado 1 vez


Criad cuervos, criadlos. Y os sacarán los ojos.
Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 608
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Karkaran el Jue Jul 06 2017, 21:34

Sonrei de forma sincera a Géminis cuando esta me tendió el cuchillo. No era la mejor arma del mundo, pero de seguro que me serviría para cortar cuellos y buscar aperturas en esas gruesas armaduras que portaban los soldados.

- Desde luego, sabes como hacer feliz a un hombre. - Dije contento mientras me guardaba el cuchillo en la manga, de forma que quedase oculto y no se viera.
- Tenemos la trampilla como salida... No quiero ver a esos vampiros, pero tampoco hay muchas alternativas... Y ademas tenemos al pequeño de Virgo diciendo no se que historias de un May en el baño.

La miré en silencio mientras levantaba una ceja, preguntando ese ultimo detalle. Ella se encogió de hombros. Meneé la cabeza y trate de recordar el mapa y como nos habíamos repartido. Por el audífono extraño, Tauro había bramado que tenían la llave. Si bien podían usar la distracción de Escorpio como cebo, podíamos tratar de reunirnos con Tauro y Aries para solventar, por un lado, el tema de los chupasangres.
Era mejor dejar atado eso para no llevarse sorpresas después.
Di un pequeño cabezazo en el aire cuando acabe de meditar todo aquello y mire a la vampiresa mientras observaba con atención como los camareros empezaban a llevarse el ponche.

- Iremos ahora a ver a tus congéneres... No te preocupes - Dije alzando un dedo al ver su cara de preocupación. - No iremos solos... Ey, chicos. - Dije apretando un poco el intercomunicador de mi oreja. - Tauro, estamos bastante cerca de vuestra posición. Hay una pareja de vampiros ostigándonos desde hace un rato. Lo mejor seria solventar ese asunto antes de tratar de llegar a la puerta principal. ¿Podríais venir a echar un cable?

Esperé la respuesta del mastodonte, y cuando la tuve, asentí tranquilo mientras le indicaba a Géminis que era hora de moverse.

- Vamos a ver que cojones quieren esos dos...
- Sangre. - Dijo convencida la vampiresa mientras se ponía a mi lado.

Chasqueé la lengua ante el comentario.
Si bien era cierto que la ayuda con los otros dos iba a suponer una gran ventaja a la hora de combatir a esos dos, aun tenia cierta preocupación por como nos íbamos a organizar para hacer que el gigantesco Tauro y el ya conocido Aries atravesaran todo el gentío hasta la zona donde estaba nuestro preciado tesoro. Si bien ademas habría que vérselas con el estúpido jefe de guardia de antes también, a menos que Virgo hubiera acabado por llamar del todo la atención.
Odiaba no tener todos los hilos atados, pero trate de despreocuparme. Eramos más. La gente estaba envenenada. Teníamos la llave. Todo iba a salir bien...

¿Verdad?
Karkaran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 157
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Zatch el Dom Jul 09 2017, 22:39

Una mueca desdeñosa desfiguró el rostro de Zatch cuando Tauro mugió de dolor. No podía creer cómo es que ese enorme y torpe bóvido pudiera ser un orgulloso miembro de la Banda del Zodiaco, ¿cómo demonios había llegado tan lejos siendo tan descuidado?
-La tengo. -Aseveró, dejando caer una mano sobre el morral que colgaba bien asegurado de su cinturón. Ambos intercambiaron una sonrisa triunfal justo cuando la voz del brujo desfigurado vibró en los raros aparatejos que al zorro seguían causándole cierto repelús. Aunque el mensaje iba dirigido a Tauro, éste estaba demasiado ocupado inspeccionando los recovecos de la pequeña habitación para ver si encontraba algo más de valor. Su avaricia parecía no tener límites. Aries, entonces, se apresuró en responder:
-Quédense cerca. Allá vamos.

Su decisión suscitó una mirada inquisitiva por parte del gigantón, quien ahora volvía a prestarle atención.
-¿Y eso? No me preguntaste mi opinión, zorrito. Estoy seguro de que la otra zorra, Géminis, podría distraerlos simplemente subiéndose la falda y...
-¿Prefieres seguir recorriendo la muralla? Aquí no pasa nada interesante. -Masculló, mientras observaba con desdén el cuerpo rígido del inútil guardia que tenía a sus pies o, mejor dicho, patas- Los chupasangres son lo de menos, ¿no has oído? Un poco más allá está la puerta del banco. -Palmeó su morral, alzando las cejas en un gesto cómplice al ver que los ojos de Conrar brillaban de avaricia- Veo que nos entendemos, amigo. Es deshacernos de los colmilludos y pasar a lo bueno. -Me gusta lo que dices, chucho. Vamos allá. -Ambos sonrieron y entrechocaron las palmas de sus manos en un apretón amistoso antes de, pasando por encima de los humanos inconscientes sin reparo alguno, salir directamente por la puerta del habitáculo.

Zatch agradeció el aire fresco acariciándole el pelaje cuando salieron de las opresivas paredes de la muralla; ya no aguantaba el pestilente olor a sangre y sudor que manaba del enorme Tauro. A ambos les complació la notable ausencia de guardias alrededor; una culpa traviesa y casi cómica carcomía a las dos bestias al saberse en parte culpables de que todos los “defensores de la ley” estuviesen encima de sus compañeros abraza-árboles.

Atravesaron sin complicaciones el breve corredor que los separaba de Géminis y Ofiuco. Una extraña calma inundaba el ambiente. En vez de las estridentes voces de la fiesta, eran las lejanas órdenes de los guardias en el patio principal las que llegaban hasta sus oídos. Tauro alzó su enorme brazo sano para saludar a sus compañeros y, una vez estuvieron junto a ellos, el bóvido comentó:
-No sé qué hicieron para deshacerse de esos nobles lameculos, pero bien hecho. -Alzó el pulgar con aprobación. Por su parte, Zatch hurgó su bolsito para sacar la llave y exhibirla. Sólo la mostró un momento, lo suficiente para que los otros pudieran apreciarla, antes de volver a guardarla con precaución y recelo- Nosotros hemos hecho nuestros avances también. Ahora bien, ¿dónde están las sanguijuelas?
Zatch
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 172
Nivel de PJ : : 1
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Destino el Lun Jul 10 2017, 07:53

La situación se complicaba innecesariamente, atrapados como estaban no eran muchas la posibilidades y con el orgullo por delante, el elfo pelinegro no planeaba seguir corriendo por su vida -Es mejor morir de pie que vivir arrastrado- Dijo de mala gana sacando su espada y acercándose a la puerta que entre empujones de los guardias ya comenzaba a ceder; el asesino seguía plenamente disgustado con Virgo por hacerlo huir como un cobarde pero ya no pensaba repetir la escena.

Tras unos minutos de inquietante silencio los gritos de algarabía delataron que había llegado alguien importante; y debía serlo por el solemne respeto que extinguió todo ruido y gritos; luego de varios golpes la puerta acabó por desprenderse y las bisagras que la sostenían salieron desfilando por el piso; ante la imposibilidad de empujarla alguien con bastante fuerza acabó por arrancarla hacia afuera, dejando la entrada libre a un par de guardias que sin mucho esfuerzo apartaron el madero que fungía como último bastión defensivo.

Escorpio sonrió con malicia ante la pregunta que le había hecho su joven compañero -Saldremos caminando sobre sus cadáveres- Emprendió una veloz carrera que mientras uno de los guardias apenas y lo veía entre la oscuridad acabó por lanzar un grito cortado cuando la espada del elfo le perforó el corazón saliéndole por la espalda para luego desaparecer de nuevo aprovechando las sombras del lugar; el guardia con los ojos abiertos y la vista perdida cayó de rodillas con una cascada de sangre saliendo de su pecho -¡¡Son unos malditos, han matado a Kenny!!- Gritó el otro guardia mientras agitaba su espada y se lanzaba hasta el interior de los aseos para encontrarse con un corte diagonal en su pecho; con una mezcla de miedo y enojo por la muerte de su compañero el guardia comenzó a agitar la espada en cualquier dirección esperando atinarle a algo pero su arma se encontró con un par de cañerías que aunque no se rompieron del todo, comenzaron a liberar un pequeño chorro de agua cada vez con más potencia.

El elfo se apresuró a terminarlo con un corte al cuello que poco más y le separa la cabeza del cuerpo; aunque por desgracia o fortuna, Virgo había encontrado una ruta de escape y a patadas consiguió abrir un agujero en la parte más blanda de la pared, y vaya que debía ser blanda para que él la rompiera; pero el mismo agujero otorgó luz a la sala, acabando con la estrategia de Escorpio de usar la oscuridad; ahora los guardias podrían ver exactamente dónde estaban los asesinos, por lo que sería más difícil escapar eliminando al que entrara -Venga tío, salgamos por acá, no podrás con todos- Virgo sonaba incluso preocupado por su compañero, al punto que estaba por tomarlo de nuevo por el brazo y llevárselo a la fuerza cuando un guardia de un cuerpo considerablemente pesado fue empujado desde afuera y estrellado contra una de las paredes del interior como si fuera una hoja en el viento.

Menudo contacto- Dijo gracioso Virgo aunque con una risa nerviosa, pues quien hubiera lanzado de esa manera al guardia solo para apartarlo debía tener una fuerza descomunal, y sus temores no estaban lejos de la verdad; ligeramente agachado, un guardia diferente al resto, con un cuerpo que bajo esa armadura parecía tener músculos hasta en los vellos de las axilas entró al pequeño lugar arrastrando un intimidante mazo -No tengo la menor idea de quienes sois, o qué queréis... Tampoco me interesa, pero me habéis hecho enojar- Tras aquella oración levantó su mazo con relativa facilidad a pesar de su evidente peso y lo usó para golpear el piso que se resquebrajó al instante -Venga Escorpio ¿Te parece si ahora sí nos vamos?- Dijo Virgo luego de tragar grueso pero Destino no pensaba retirarse de nuevo.

En lugar de tomar cualquier acción sensata, el pelinegro giró su espada y se puso en guardia frente a aquella mole de músculos -Destino ha matado cosas más grandes y feas- El elfo corrió de prisa hasta donde se encontraba su nuevo adversario; con astucia se apresuró a pisar el mazo para evitar que lo usara el coloso pero éste con tranquilidad y una velocidad que el elfo no esperaba, simplemente soltó el arma y golpeó al elfo con el antebrazo lanzándolo hacia la pared; fue a parar justo sobre las cañerías que con el golpe se reventaron y comenzaron a inundar el lugar.

A esas alturas, Virgo había conseguido hacer un agujero lo suficientemente grande entre los azulejos como para poder escapar -Listo, has mostrado tu valentía, ahora vámonos- Dijo en tono nervioso pero poco caso hizo el pelinegro que tras pegar su rodilla al piso se levantó para un segundo intento; corrió de prisa y entre varios giros rápidos impactó con su espada diversos puntos de la armadura del coloso Héctor, haciendo para su sorpresa, apenas algunos rasguños al metal de la coraza que cubría a aquel líder de la guardia que se mantenía inmutable hasta que levantó su mazo de manera violenta haciendo retroceder al elfo que vio pasar el metal del arma contundente muy cerca de su rostro -Necesitáis más que eso- Dijo el fornido guardia con su voz gruesa.

Pero Escorpio no pensaba quedarse atrás y haciendo gala de su nombre preparaba el aguijón para un golpe certero al cuello del grandote que tras un instante de suspenso consiguió arrancarle el casco, el cual salió disparado al techo y rebotó varias veces contra las paredes y el piso; una media sonrisa se dibujó en el rostro del elfo aunque a Héctor no le había hecho nada de gracia y comenzó a tomarse en serio la batalla, o al menos eso dio a entender con aquella frase -Basta de juegos- Destino retrocedió para evitar un par de golpes del mazo y luego intentó acercarse de nuevo aunque esta vez no le resultaría nada sencillo.

Ahora el pelinegro no tenía más remedio que retroceder intentando esquivar los violentos y fuertes ataques de Héctor quien avanzaba imparable; finalmente el elfo vio una apertura cuando el mazo se incrustó en la pared, así que se lanzó contra el guardia y tras meter la hoja de su espada por una de las uniones de la armadura activó una de las ligeras descargas de daño eléctrico que podía causar su espada, aunque el agua y el metal como conductores hicieron que el daño fuera más de lo esperado y el elfo salió disparado y humeando hacia atrás y no supo más de sí.

Para cuando volvió a abrir los ojos ya estaba en otra sala, a un lado podía ver a unas personas asustadas, parecían ser civiles con ropas ridículas, al otro lado, un temeroso Virgo sostenía la espada del pelinegro intentando protegerlo de un par de guardias que intentaban cruzar un agujero en la pared, de alguna manera Virgo se las había ingeniado para arrastrar a su compañero inconsciente para salvarle la vida por segunda vez -¿No esperarás que te lleve cargado no?- Dijo el chico mientras agitaba la espada para cortar una cuerda que dejó caer una cortina sobre los guardias cuando apenas pusieron los pies en la sala pero aquello no fue todo, la caída de la tela activó una serie de mecanismos improvisados que acabaron por lanzar un par de muñecos de madera hacia los guardias que ni siquiera sabrían qué los había golpeado.

No había rastros de Héctor pero quedarse a investigar no parecía algo muy sensato, la puerta a los jardines parecía una mejor opción pero debían darse prisa antes que más guardias les alcanzaran -Venga, que no te voy a seguir salvando todo el rato- Invitó orgulloso arrojando suavemente la espada a su dueño al tiempo que abría la puerta y se asomaba para asegurarse que no había peligro inminente más que el de los guardias que en breve comenzaría a meterse por el agujero en el muro; Destino esta vez no puso trabas y le siguió en el camino a los jardines.
Destino
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 280
Nivel de PJ : : 2
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Tyr el Lun Jul 10 2017, 07:53

El miembro 'Destino' ha efectuado la acción siguiente: La voluntad de los dioses


'Runas' :

Resultados :



Representación de las runas:
Tyr
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 707
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Ger el Dom Jul 16 2017, 22:56

Cuatro de los miembros de la banda estaban ahora reunidos en la zona detrás de la cocina. Géminis sonrió al ver al hombre toro y a su compañero el zorro. – Au… - se mordió los labios al ver la llave que daba acceso al interior del edificio, pero primero tendrían que solventar el asunto de la extraña pareja. La vampiresa estiró entonces su mano ante el dúo que se unía a la conversación, por fin, una vez estuvieron a distancia, Géminis pudo distinguir quiénes eran, la vampiresa los conocía perfectamente.

-¡Alexander y Koshmina! Qué alegría veros… por aquí. – pronunció la chupasangres con una falsísima sonrisa.
-Svetlana, ¿por qué siempre andas metiéndote en líos? – comentó su homóloga vampiresa. –
-Y me dirás que tú estás aquí por invitación Real, ¿verdad? – recostó su cabeza en el mentón, agarrándose al brazo de Ofiuco, le miró a los ojos, también a Tauro y Aries. - ¡Oh! Qué despistada soy, permitid que os presente. Estos dos son una pareja poco recomendable de asesinos. – entrecerró los ojos. – Llevan meses persiguiéndome por… unas pequeñas deudas.
-¿Unas deudas? – el hombre se cruzó de brazos. – Sólo nos has robado decenas de miles de aeros, Géminis. Y eres tan escurridiza, que resulta imposible dar contigo. – sonrió. – Pero hoy estás con las manos atadas. Cobraremos nuestras deudas porque si no, os delataremos. – insinuó, y su mujer afirmó recostada en su hombro con la cabeza y una sonrisa.
-¡Ey! A ver si nos calmamos todos. – tranquilizó Tauro el tensó ambiente, interponiéndose entre la arreglada vampiresa y la otra pareja. - No es necesario que paguen justos por pecadores. Haremos una cosa, yo mismo me encargaré de que la zorra esta os dé su parte en cuanto salgamos de aquí. Pero como me jodáis el golpe a mí, Tauro, estáis muertos. – advirtió, poniendo el dedo en alto. A él le importaba poco o nada los miembros de la banda, sólo quería su parte del dinero.
-¿Y tú crees que con eso nos devuelve todo? Nos resulta más divertido dejarla entre rejas, o acabar con ella aquí mismo. – replicó la mujer. – Hagamos una cosa, compartiremos las ganancias al 50%. La banda del zodíaco por un lado, y nosotros por el otro, pero no a cambio de nada. – sonrió. – Nosotros conocemos una forma de entrar directamente y sin ningún tipo de riesgo. Sólo que no tenemos medios para abrir la cámara, lo que sí podemos hacer además es distraer a los guardias. Os aseguro que será mucho más sencillo que si lo intentáis hacer vosotros mismos. – miró apresurada la guardia que parecía correr por toda la zona, había una alerta por la presencia de intrusos. – No tardéis mucho en pensároslo, no tardarán en poner fin a esta fiesta. – inquirió.
-Aunque si nos entregáis a Géminis, prometemos desaparecer como la espuma y deciros de igual modo cómo entrar. - ofreció como segunda opción.
-Vamos, Alex. ¿no pensaréis que aceptaremos eso, verdad? - preguntó la vampiresa, algo asustada, mirándolos a todos. - Verdad que no, ¿eh? - preguntó no muy convencida.

* * * * * * * * * *
Destino mantuvo una intensa batalla con Héctor Loreley, mientras Virgo conseguía abrir un hueco en los devastados muros del baño. Terminaron empapados por la rotura de las cañerías y de los golpes de aguas que, tal vez, no fuera simple agua limpia. Y es que eran los desagües.

Pero Destino consiguió clavar su espada en el cuerpo de Loreley, hiriéndolo de gravedad y dejándolo inconsciente, a pesar de que por la propia electricidad él mismo terminó algo conmocionado, aunque sólo sería un pequeño espejismo, pues Virgo se encargaría de sacarlo de ahí.

De hecho, la pared del baño estaba tan deteriorada que en cuanto dieron al vestidor, rápidamente esta se derrumbó, cortando el acceso a los guardias y consiguiendo librarse así de ellos.

-¡Id por el otro lado! ¡Vamos! – inquirió uno de ellos. - ¡Han herido a Loreley! – gritó otro.

Virgo, por su parte, respiró tranquilo. Asfixiado y fatigado. – Joder tío… Buf. – resopló. – Hemos librado por el pelo de un calvo. Pero no tardarán en venir. – miró al intercomunicador. – Géminis, Ofiuco, Tauro, Aries, ¿me oís? – preguntó. - ¿Hola? ¿Alguien me escucha? – pero sólo se oían interferencias. Le arreó un trasto al cacharro. – ¡Joder tío! No se escucha una porquería… Están demasiado lejos. – luego miró a las personas del vestidor. Era un bonito tocador con muchos disfraces para la obra que se iba a representar. Les miraban claramente miedosos y no iban a hacerles nada, aunque Virgo no tardó en rebajar la tensión, a fin de cuentas, estaban desnudos nada más que protegidos por un par de cortinas. – ¡Tranquilos tranquilos! Somos ladrones, no asesinos como han dicho por ahí, Je je. – reveló sus intenciones errónamente tal vez, para tratar de tranquilizarles. Desvelando su verdadera intención. Suerte que eran civiles.

* * * * * * * * * *
Karkaran & Zatch: Os habéis encontrado con la misteriosa pareja, que os ha ofrecido un trato, el cual podéis aceptar o rechazar. Si lo aceptáis: Podéis o compartir con ellos el 50% o bien entregarles a Géminis, que por supuesto no se dejará, aunque terminaréis reduciéndola. En ningún caso tendréis que tirar runa y obtendréis valiosa información que os facilitará muchísimo la entrada, pero el botín final se dividirá entre dos. Si por el contrario optáis por rechazar la oferta, los vampiros tratarán de huir, por lo que tendréis que detenerlos y atacarlos tirando una runa (al menos uno de los dos tendrá que obtener una runa buena o muy buena para que no huyan y os pongan las cosas más difíciles). Debo felicitaros y deciros que habéis obrado bien al juntaros pues las probabilidades de salir exitosos al ser dos se multiplican.

Destino: ¡Una runa fantástica! Con ella consigues herir de gravedad a Héctor Loreley, que no volverá a molestaros más por hoy, y además consigues deshacerte de los guardias como te comenté. Por muy cortés que fuera Virgo, tendrás que decidir qué hacer con los dos actores, que están muy asustados, tienes libertad. Y también podréis elegir disfrazaros o no de algo (de lo que te apetezca) para pasar tratar de pasar desapercibidos y salir fuera del cambiador, donde verás un largo callejón por donde no tardarán en llegar los guardias dando el rodeo al edificio. Si decidiste no disfrazarte, tendréis que esconderos detrás de algunos setos, y si te disfrazaste, podréis pasar de largo. Ambas decisiones son importantes, ya verás por qué en el siguiente turno.

Zatch y Karkaran no podréis comunicaros con Destino. No sabéis qué habrá pasado con los elfos este turno.

Off: Disculpad si no os pongo mapa este turno, he estado lejos del PC y desde el portátil no tengo acceso a las imágenes, pero ambos sabéis donde os encontráis. También disculpad la tardanza, los master estuvimos algo más liados con el megaevento la última semana.


Criad cuervos, criadlos. Y os sacarán los ojos.
Ger
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 608
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Karkaran el Mar Jul 25 2017, 22:53

Había escuchado con atención cada palabra. Cada gesto. Cada movimiento y cada mirada de esos vampiros. En especial, esa parte donde decían conocer una forma rápida, segura y sencilla de entrar, sin protección... A cambio de una sola cosa.
Puesto que quedaba claro que nadie allí iba a renunciar al dinero, calle un instante después de las mágicas palabras del susodicho Alexander.

-Aunque si nos entregáis a Géminis, prometemos desaparecer como la espuma y deciros de igual modo cómo entrar.

Mire a Tauro y luego mire al zorro. Ellos devolvieron la mirada mientras Geminis nos miraba a todos con la duda y el miedo reflejados en el rostro.
Yo asentí muy despacio mientras Geminis preguntaba:

- Vamos, Alex. ¿no pensaréis que aceptaremos eso, verdad? Verdad que no, ¿eh?
- Las deudas... - Empecé, recitando el dicho que ya tenia grabado en la sangre. - ... En oro o en sangre.

Saqué despacio el cuchillo que ella misma me había dado y preparé rápidamente un par de símbolos con la mano, evitando mirarla directamente a los ojos. No por la incomodidad del momento, sino porque me negaba a que utilizara su magia contra mi.

- No es algo personal, Geminis... - Dije sincero.
- Eres un hijo de puta... - Murmuro la vampiresa, llena de rabia.

Pero por suerte para mi, ni la pareja de vampiros ni los otros miembros de la banda parecían estar dispuestos a que se escapara ni a que cometiera ninguna imprudencia. Tauro la miraba con algo de lastima, pero era una lastima superada. Un mal por el bien mayor, al fin y al cabo... O un bien por un mal mayor, en este caso.
Pero la vampiresa no era estúpida. Sabia que empezar un combate allí contra cinco contrincantes no iba a ser su mejor estrategia, ni siquiera para ella. Trató de salir corriendo hacia atrás, pero empuje con magia todo el aire del que fui capaz hacia nosotros, empujándola de nuevo a nuestro corrillo improvisado.
Tauro no dudo mientras la agarraba y la retenía, pero ella fue ligeramente más rápida y le pego un codazo que dejo libre su mano izquierda, con la que me araño parte de la cara que aun tenia sana. Simplemente encaje ese arrebato lo más elegantemente posible mientras ella me enseñaba los dientes con odio.

- En oro o en sangre. - Repetí, notando un filo hilo de sangre caer por mi mejilla.
Karkaran
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 157
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El golpe del siglo

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.